Sei sulla pagina 1di 3

¿Bueno y que es el pisco?

El pisco es el agua ardiente de uva peruana obtenida de la destilación y fermentación exclusiva del
mosto de uva, siguiendo las prácticas tradicionales establecidas en las zonas y respetando las
normas en la elaboración, así como productoras previamente reconocidas y declaradas como tales
por la legislación nacional peruana.

Las únicas zonas productoras del pisco son la costa de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa,
Moquegua y los valles de Locumba, Sama y Caplina del Departamento de Tacna en el Perú.

Principales variedades

Pisco Puro: Es el que se obtiene de variedades no aromáticas como Quebranta, Mollar y Negra
Corriente, solas o combinadas en proporción adecuada, tiene aroma y es suave.

Pisco Mosto Verde: Es el obtenido de la destilación de caldos de uva incompletamente


fermentados.

Pisco Aromático: Es el obtenido de variedades de uvas aromáticas como Moscatel, Italia y Albilla.
Sus características al celaje. En ningún caso es necesario agregar esencia para que su aroma se
manifieste. Son tales propiedades intrínsecas que de por si manifiesta sus calidades.

Pisco Acholado: Proviene de la mezcla de caldos de distintas variedades de uva.

Pisco Aromatizado: Elaborado con la intervención de fruta en la destilación, como la cereza, el


mango, el limón, la maracuyá, el higo, la chirimoya, etc.

“Algo” de historia

Creo que la historia siempre ayuda a entender las cosas, así que acá va un resumen sobre el origen
del pisco.

En el siglo XVI llego la uva al Perú desde las Islas Canarias, traídas por el Marques Francisco de
Caravantes. Crónicas de la época señalan que fue en la hacienda Marcahuasi, en el Cusco, donde
se produjo la primera vinificación en Sudamérica. Así mismo cuentan que Mateo Atiquita fue el
primer enólogo americano. Sin embargo, fue en los valles de Ica que esos cultivos se expandieron
ampliamente debido a las propicias condiciones climáticas del lugar razón por la cual es en esta
zona donde se desarrolló con gran fuerza la industria de vinos.

Desde mediados del siglo XVI (1574), los españoles comenzaron a utilizar el nombre Pisco para
designar el nombre de un río, un poblado y un puerto, el mismo que fue una de las principales vías
que servían al comercio regional, en tanto era punto de embarque de guano y de los envíos de
cargamento de plata hacia España.

Tal fue el éxito de la población de la vid en tierras peruanas, que se empezó a exportar vino desde
el Virreinato de Perú hacia España; lo que motivo que los productores peninsulares gestionaran
ante Felipe II la prohibición de este comercio a fin de evitar una peligrosa competencia, lo que se
concretó en 1614. Como consecuencia de esta restricción, los monjes hacendados costeños
intensificaron la producción de aguardiente de uva peruano, producto que rápidamente se
convirtió en una bebida popular por sus características muy propias, sobre todo entre los viajeros
de la región.

Las primeras notificaciones que se tienen en el Perú acerca de las elaboraciones de aguardiente de
uva, se remontan a inicios del siglo XVII. El renombrado historiador peruano Lorenzo Huertas
refiere al respecto “Hemos encontrado un documento de 1613 que indica la elaboración de
aguardiente (de uva) en Ica”.

El nombre Pisco tiene un origen indiscutiblemente peruano tal como se ha podido verificar en los
estudios realizados por lexicógrafos, cronistas e historiadores. Se trata de un vocablo prehispánico
(quechua) que significa “ave” o “pájaro”.

Sin embargo, esta acepción no es la única. En la misma región existía desde tiempos
inmemorables, una comunidad de indios llamados Pisko, los cuales eran ceramistas por excelencia
y quienes, entre otros productos, elaboraban “Botijas de arcilla” que tenían un recubrimiento
interior de ceras de abejas en la que se almacenaban bebidas alcohólicas y chichas.
Posteriormente cuando los españoles trajeron la uva a la región se comenzó a almacenar allí el
famoso aguardiente elaborado en la zona. Con el paso del tiempo, dicho aguardiente pasó a
identificarse con el nombre del recipiente que lo contenía.

CHILCANO DE PISCO – ORIGEN


Un trago refrescante y muy peruano, tanto que no tiene 1 día para celebrarlo, sino toda 1 semana entera,
existen muchas variedades de este trago y es perfecto para cualquier verano por su refrescante sabor, con
este articulo intentaremos regresar en el tiempo para conocer un poco su origen.

Así como cuando conté el origen del Pisco Sour, ahora le toco al Chilcano, pero primero tengo que
resaltar que hasta el momento, nadie si, nadie sabe cómo o cuando empezó este trago, pero existen
muchas teorías y yo solo nombrare la más valida, creíble e investigada por especialistas, suficiente como
para dejar contentos a todos los pisqueros y chilcaneros

Vámonos hasta finales del siglo XIX, inicios del XX, cuando empezaron a venir los Italianos al Perú,
resulta que estos inmigrantes tomaban un trago llamado Buon giorno (buenos días), este era una
combinación de Grappa (aguardiente de uva) y Ginger ale, al ver que el Pisco también venia de la uva
pero con mejor sabor, entonces experimentaron reemplazando la Grappa por el rico Pisco peruano y
BOOM!! Nace uno de los tragos más ricos y refrescantes del Perú.

Bueno, ya tenemos el trago, pero ¿Por qué se llama Chilcano?... Esta es otra gran pregunta que desde
mucho tiempo se hacen los amantes del pisco y es que Chilcano también se llama una sopa o caldo de
cabezas de pescado!! el periodista peruano Fausto Gastañeta por los años 40s escribe una crítica: “…la
Lima de los chilcanos de pescado y no de brebajes dulzones y alcoholizados que llaman hoy
“chilcanos” no sé porque; porque si el chilcano limeño de pescado era efectivamente un “reparador”
de anteriores andanzas, el de hoy no es sino un “empalmador” de esas andanzas con perjuicio para el
aparato digestivo…”
Lo cierto es que también existen varias teorías para el nombre, pero la más creíble es que le han
puesto Chilcano al trago por su parecido color al caldo de pescado que comparte el mismo nombre,
además que a ambos se les pone limón para resaltar su sabor…

Lo único cierto y probado es que este trago no se debe tomar rápido, se debe disfrutar sorbo por sorbo,
con bastante hielo para mantener su refrescante sabor, no se debe poner azúcar o jarabe de goma como el
Pisco Sour ya que no es un trago fuerte y recuerden la fórmula ganadora “a mejor pisco, mejor
chilcano”