Sei sulla pagina 1di 2

POLISALMO DE ACCIÓN DE GRACIAS

Señor, como una sola familia, venimos hoy a darte las GRACIAS, expresando con el
Salmista “¡Oh Yahvé, Señor nuestro, que glorioso es tu nombre por toda la tierra”.

Has sido tu señor nuestra fuerza, nuestro salvador en nuestro caminar congregacional, por
eso te exaltamos llenas de jubilo,

Alégrense comunidad educativa Colsate, porque el Señor nos ha mirado con misericordia, y
nos a permitido cosechar para su honor y gloria grandes maravillas en nuestras niñas.

Gracias señor por la historia de la Congregacion de hnas. Misioneras de santa teresita,


nacidas desde el corazón del venerable Miguel Angel Builes, inflamado por el celo
apostólico de la santa de Lisieux, impulsado por las palabras de la santa “Quiero Amado
mío plantar tu Cruz en tierra infiel y en las más remotas islas”,

“Hagamos una compañía”, dijo a Santa Teresita después de su meditación del 20 de


Diciembre de 1927 y al punto surgieron en su mente las “Teresitas Misioneras”

que la obra no era suya sino de la Santa de Lisieux. “Yo solo fui instrumento la verdadera
fundadora fue Santa Teresita”,

Desde la oración, la alabanza y la gratitud; hagamos el reconocimiento de la grandeza de


Dios para con el Instituto

Gloria a ti señor por el nacimiento de la Congregación, fruto del celo apostólico de monseñor
Miguel Ángel Builes Gómez, Obispo de Santa Rosa de Osos y bajo la egida de Santa Teresita
del Niño Jesús, que cautivó con el perfume de sus rosas y la heroicidad de sus virtudes y el
desbordante celo misionero, el alma del joven Obispo, impulsándolo con sus palabras
“Quiero Amado mío plantar tu cruz gloriosa en tierra infiel y en las más remotas islas”.

“El fin especial es la difusión de la enseñanza religiosa, por medio de escuelas


elementales y colegios; como también la catequización de los infieles y de aquellos que
viviendo en lejanías e inmensas regiones, privados de sacerdotes se hallan en la más
grande ignorancia religiosa.”
Llegar la Congregación a los 80 años de existencia, en la Iglesia; es cumplir una cita con su
historia, es decir, tener una larga trayectoria para recordar, narrar y celebrar, con gozosa
alegría y GRATITUD, primero a Dios y luego a su Fundador, sin perder de vista la
dimensión apostólica y la experiencia del encuentro personal con Cristo.

La conciencia `pastoral de nuestro fundador movió a señalarle a nuestra Congregación, como


uno de los medios para explicitar su carisma, la educación integral de la niñez y de la juventud
( 91); hagamos de nuestras instituciones docentes centro de acción evangelizadora, y
desempeñemos el servicio apostólico persuadidas de que dentro del ámbito educativo, el
principal deber de la misionera teresita, es cooperar al incremento y a la consolidación de la
fe de sus educando, orientando la capacidad de promoción de cada uno hacia su conformación
con Cristo, por la vivencia del evangelio.