Sei sulla pagina 1di 3

Historia del beisbol

Llamado el “pasatiempo nacional” en Estados Unidos desde 1856 y el deporte número uno
en países como Cuba, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, el béisbol nació de
manera espontánea, sin pretensiones. En el fondo nadie lo inventó o lo patentó.

Al principio se adjudicó su creación a Abner Doubleday (1819–1893), un héroe de la


Guerra de Secesión estadounidense, pero finalmente se le reconoció a Alexander
Cartwright(1820–1892) la paternidad del béisbol, por haber sido él, en 1845, quien
estableció las 20 reglas originales del juego.

Orígenes
El béisbol es producto de la evolución de una serie de juegos europeos como el rounders y
el críquet de Inglaterra; el schlagball alemán y el Lapta de Rusia. Sin embargo, el primero
de ellos parece ser el inspirador del béisbol por su similitud de haber tenido, entre otras
cosas, pitchers, bateadores, innings y cuatro postes en el campo que hacían las veces de las
bases.

Después que emigrantes ingleses trajeran el rounders a Estados Unidos, en los primeros
años del siglo XIX se comenzó a jugar en la nación una versión muy propia de este deporte
que se llamó townball. Al mismo tiempo, algunos diarios de la época hicieron mención de
juegos de pelota que fueron bautizados con los nombres de Goal Ball, Bass-
Ball y Base hasta llegar al Base Ball.

Primer club, primer juego


Para la década de los años 40 del siglo XIX, el béisbol inició su desarrollo en Estados
Unidos hasta llegar al deporte que hoy conocemos.

En aquel tiempo se jugaba en campos abiertos de la costa este del país sin reglas claras,
hasta que Cartwright, un bombero voluntario de Manhattan que colaboró en 1842 en la
conformación del primer equipo de béisbol (Knickerbockers), escribió las primeras reglas
del juego.

Fue Cartwright quien ideó, entre otras cosas, las entradas de tres outs, determinó el número
de outfielders, las distancias que debían tener el home a la segunda base y de primera a
tercera, así como también reglamentó que un bateador sería out en su carrera a la base si
impedía que un jugador del otro equipo fildeara la pelota.

Según cuenta la historia, los Knickerbockers fueron protagonistas del primer partido de
béisbol entre dos equipos, cuando en una fecha no determinada del año 1846 se enfrentaron
a los Nueve de Nueva York en los Elysian Fields de Hoboken, Nueva Jersey, donde
jugaron regularmente hasta 1891, cuando fue inaugurado el mítico estadio Polo Grounds.

Nacen las Grandes Ligas


A la medida que el juego de pelota se perfeccionaba también se fue organizando en Estados
Unidos. En 1858 quedó establecida la Asociación Nacional de Jugadores de Béisbol
(National Association of Base Ball Players) y 11 años después, en 1869, todos los peloteros
del equipo Medias Rojas de Cincinnati, de Harry Wright, recibieron pago salarial para
participar en los partidos, el punto de partida para el béisbol profesional.

En 1871, equipos de Boston, Cleveland, Filadelfia, Fort Wayne, Indiana, Nueva York,
Rockford, Troy y Washington, DC conforman la Asociación Nacional de Jugadores de
Béisbol Profesional (National Association of Professional Base Ball Players), el primer
circuito rentado de Estados Unidos, al cual se unió Brooklyn al año siguiente.

Serios problemas económicos sentenciaron la continuidad de la Asociación, que dio paso a


la creación de la Liga Nacional en 1876, cuya primera temporada se jugó en el verano de
ese año, dejando como campeón al equipo Medias Rojas de San Luis, que superó en una
serie de cinco partidos a los Medias Blancas de Chicago (hoy Cachorros de Chicago).

Los otros clubes de la Nacional en ese primer año fueron Atléticos de Filadelfia, Medias
Rojas de Boston (hoy Bravos de Atlanta), Azulejos Oscuros de Hartford, Mutuals de Nueva
York, Medias Rojas de Cincinnati y los Grises de Louisville.

Paralelamente, la denominada Liga Oeste, en la que se jugaba béisbol menor, buscaba


alcanzar el estatus grande, cosa que consiguió definitivamente en 1901 con una expansión a
varias ciudades importantes y el cambo de nombre a Liga Americana, la cual junto a la
Nacional conforman las Grandes Ligas.
El nuevo circuito se formó con la incorporación de ocho clubes: Americanos de Boston,
Orioles de Baltimore, Medias Blancas de Chicago, Blues de Cleveland, Tigres de Detroit,
Cerveceros de Milwaukee, Atléticos de Filadelfia y Senadores de Washington

Existen evidencias de que se han practicado juegos con un palo y una bola desde el inicio
de la civilización. Antiguas culturas, practicaron estos juegos como forma de diversión y
como parte de ciertas ceremonias. Juegos de este estilo se extendieron durante la Edad
Media por toda Europa y se popularizaron en varias formas, pero no se sabe si en realidad
en ese entonces ya se era conocido. Juegos similares fueron introducidos por europeos en
sus colonias de América alrededor del siglo XVI.

A pesar de la versión popular del origen del béisbol creada por Doubleday, existen
numerosas referencias a los términos baseball y “bat and ball” halladas en documentos del
principio del Siglo XVII.1 En realidad, el origen del béisbol debería ser definido como la
evolución de dicho deporte, ya que, según lo que los historiadores del juego han venido
encontrando, que el béisbol es una derivación del “Stool Ball” practicado en la Edad Media,
y a su vez, el “Stool Ball” proviene de juegos rituales practicados en el mundo antiguo. La
primera referencia al término “Base ball” se da en 1744, poco menos de cien años antes de
que Abner Doubleday, supuestamente lo inventara en Cooperstown, Nueva York.

En 1744 surge en Inglaterra la primera evidencia impresa del juego Base Ball que fue
publicada en un libro de pasatiempos infantiles. En ese año y 1796 surgen otras referencias
hacia ese deporte en Europa. En 1796, las primeras reglas del “Base Ball” se publicaron
en Alemania, lo que da cuenta, que en ese país, probablemente el juego ya se practicaba.