Sei sulla pagina 1di 2

EL LIBERALISMO

El economista escocés Adam Smith, considerado padre de la economía moderna, sostiene en su


obra “Investigación acerca de la naturaleza y causa de las riqueza de las naciones ”publicada en
1776,que la fuente de la riqueza es el Trabajo. Asi mismo postula que existen “ leyes
naturales”,como la ley de la oferta y la demanda,que ponen el equilibrio entre la producción y el
consumo, entre los precios y los salarios.

La economía de los Tiempos Modernos se caracteriza por el auge del capitalismo comercial,
sistema venía desarrollándose desde la Baja Edad Media, cuando las necesidades económicas de
Occidente dieron paso a una compleja red de relaciones comerciales, locales, comarcales e
internacionales, manejadas por una burguesía cada vez más poderosa, que acumuló grandes
capitales, augurando el desarrollo capitalista de los siglos venideros.

CAPITALISMO Y MERCANTILISMO

En la Edad Moderna aumentó la producción y se interfijo el comercio, lo que permitió la


acumulación de capital y la aparición de especialistas en inversiones y prestamos. En esta época se
emprendieron grades empresas comerciales que exigían mucho capital. Para poder financiarles, se
desarrollo el crédito y surgieron sistemas de participación de muchas personas en un mismo
negocio a través de acciones.

La monarquía autoritaria estableció el capitalismo protegiendo las mercancías producidas en si


reino frente a los artículos extranjeros. Esta política económica se denomina proteccionismo.

Ya desde el siglo XIII, Europa experimenta una verdadera "revolución monetaria" con la acuñación
de monedas de plata y de oro y tabla de valores, el florín, por ejemplo, es emitido en Florencia y el
ducado en Venecia; este proceso se asocia al desarrollo de las manufacturas en las ciudades
italianas, flamencas, alemanas (hansa), francesas e inglesas. Con el tiempo, a raíz de la
prosperidad alcanzada por los puertos europeos de Occidente, el centro de la economía mercantil
se desplaza desde el Mediterráneo hacia el Atlántico.

La burguesía juega un rol fundamental en las transformación económicas descritas: el


comerciante, el banquero, el armador, los empresarios de los talleres textiles, otorgan una nueva
fisonomía a Occidente y el orden señorial se bate en retirada. El burgués interviene en las
guerras, las financia. Apoya a los monarcas con préstamos y con ello, también contribuye
al colapso del régimen feudal. El campo, por su parte, colabora en forma creciente e con la
mano de obra necesaria en las ciudades, cuya población aumenta sostenidamente.