Sei sulla pagina 1di 37

EI desarrollo

de habilidades gerenciales
para el Tercer Sector.
Un marco conceptual
y una metodología

Karem Sánchez de Roldán *

Socióloga. Profesora asociada, Departa-


mento de Dirección y Gestión Adminis-
trativa, Facultad de Ciencias de la Admi-
nistración, Universidad del Valle. Equipo
de Estudios de Caso EGEDES - Fundación
Carvajal. deroldan@telesat.com.co

Los puntos de vista y opiniones presen-


tados en este artículo son los de la autora
y no comprometen a las instituciones con
las cuales se encucmtra vinculada, la Fa-
cultad de Administración del la Universi-
dad del Valle y la Fundación Carvajal.
"Para garantizar sus RESUMEN
pretensiones de conseguir la
lealtad de los ciudadanos, los En el contexto del debate sobre la
entidades sin ánimo de lucro responsabilidad social de las empre-
tienen la necesidad de demos- sas y del Estado, este documento es-
trar la valía de lo que hacen y tablece, en primer lugar, la concepción
actuar no s610 de manera tradicional de gerencia y administra-
eficaz. sino también efectiva- ción y señala los problemas concep-
mente en el interés público. tuales y prácticos que se derivan de
Para conseguir este objetivo, un traslado mecánico para su aplica-
será necesario algo más que la ción a las organizaciones del llamado
formación tradicional en Tercer Sector. Se precisan las especi-
materia de gestión o la adop- ficidades de tales organizaciones tam-
ción sistemática de técnicas de bién denominadas organizaciones sin
gestión importadas del mundo ánimo de lucro y se establece la natu-
empresarial o del sector raleza de su actividad para descifrar
público. elementos que conduzcan a un modo
Será preciso realizar específico de gerencia: la gerencia
esfuerzos contantes paraforjar social.Se establecen las tendencias
un modo distinto de formación actuales en el campo de la gerencia
gerencial para el sector no social en América Latina y su rela-
lucrativo que tenga en cuenta ción con las organizaciones del Ter-
los valores y el espíritu carac- cer Sector. Finalmente se analiza
terísticos de este sector, si bien cómo, los marcos conceptuales con
garantizando la eficacia de lo los que se examina al Tercer Sector
que se hace." determinan orientaciones en cuanto
a la metodología empleada para su
Lester Salamon, et al. Nuevo estudio y análisis. En particular, se
Estudio del Sector Emergente consideran los estudios de caso,
CNP Proyecto de Estudio como fuentes de información para el
Comparativo del Sector no desarrollo de habilidades gerenciales
Lucrativo de la Universidad adecuadas para este tipo de organi-
Johns Hopkins (FaseIl) 1999 zaciones.

CUADERNOS DE ADMINlSJ1tAClÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLEI N" 27/ MARZO DE 2002 1~


l. ADMINISTRACiÓN Y en su mayoría se encuentran consig-
GERENCIA TRADICIONAL: nadas en la Constitución Política de la
ELEMENTOS PARA UNA nación.
DISCUSiÓN NECESARIA Así, el pensamiento administrati-
SOBRE LAS ORGANIZACIO- vo y la Administración como campo
NES DEL TERCER SECTOR del saber han desarrollado su discur-
so y sus prácticas teniendo como re-
La gestión y la administración en ferencia dos campos predominantes
torno a la identificación de oportuni- diferenciados analíticamente: el sector
dades y el desarrollo de negocios pro- empresarial privado y el sector públi-
ductivos y rentables son prácticas que co. En el primero, es la iniciativa priva-
tradicionalmente han recaído sobre las da, sus fines y objetivos, así como los
empresas del sector privado de la eco- recursos que los individuos ponen a
nomía las cuales se caracterizan por su servicio los que determinan las es-
establecer como fin prioritario la maxi- trategias y las prácticas gerenciales y
mización de la ganancia en el marco de administrativas. En el segundo, es una
una racionalidad económica instru- concepción determinada de Estado y
mental propia de los sistemas capita- de su manejo ceñido a un marco jurídi-
listas de mercado. En este sentido, y co establecido lo que determina la ac-
consustancial con este propósito, la ción adnúnistrativa y de dirección. De
Administración como disciplina esta- este modo, encontramos enfrentadas
blece la naturaleza de las organizacio- las nociones de lo privado y lo públi-
nes sobre las cuales recaen las prácti- co, la libre empresa y el control estatal,
cas administrativas y gerenciales y se la administración privada frente a la
interroga sobre sus características y administración pública.
dinámicas, en breve, se determinan sus Sin embargo, en medio de estos dos
propias especificidades (Chanlat y polos surge cada vez con mayor fuer-
Seguin 1.987). za un tercer campo de acción no sólo
Esta ha sido la tarea del pensamien- para la economía, el desarrollo produc-
to administrativo clásico y tradicional tivo y la organización social sino tam-
y de buena parte de la teoría de las bién para la administración y la geren-
organizaciones todos los cuales en- cia: El llamado Tercer Sector. Este, de
cuentran su expresión propia en los alguna manera, se encuentra a medio
contenidos de los programas de estu- camino entre los dos campos mencio-
dio en la mayoría de Escuelas de Ad- nados. Es el ámbito de las organiza-
ministración y Negocios. Es éste el te- ciones sociales, solidarias, cooperati-
rreno por excelencia de la empresa pri- vas y voluntarias que son privadas
vada y sólo en menor medida el campo pero que no se rigen necesariamente
de acci6n del Estado al cual se le asig- por las mismas normas, objeti vos e in-
nan funciones de otra índole, las que tereses de la empresa privada, y que

190 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALES PAllA EL TERCER SECTOIII SÁNCHEZ DE R., K.


también son públicas en la medida que relaciones o la agudización de las ya
actúan en relación con problemáticas existentes en el orden de lo económi-
de orden global tradicionalmente asig- co, social y político.
nadas al dominio de lo estatal. Las nuevas fonnas del quehacer
Comprender cómo y por qué sur- productivo desarrolladas con la revo-
gen las organizaciones del Tercer sec- lución industrial, entronizadas en la
tor, también denominado sector social empresa y caracterizadas por .I.a frag-
(como si las organizaciones empresa- mentación y especialización del traba-
riales privadas y públicas no fueran jo, las que Durkheim denominaría !a
igualmente sociales) implica examinar "división social del trabajo" exigieron,
a grandes rasgos cuáles han sido las de acuerdo con sus fines y objetivos,
tendencias ideológicas, económicas, el desarrollo de teorías, prácticas y téc-
sociales y políticas predominantes en nicas que buscaban la racionalización
relación con el papel que se asigna al de sus componentes (materiales y hu-
sector privado y al Estado, y sus con- manos) para maximizar su eficiencia y
secuencias frente a la concepción y eficacia, por tanto su productividad.
ejercicio de la responsabilidad social. Fueron éstas últimas las que constitu-
De algún modo, el espacio que no lo- yeron los elementos primigenios de lo
gran cubrir ni uno ni otro es el que que conocemos como administración
ocupa este tipo de organizaciones. clásica. En nuestros días, las organi-
Se escapa al propósito de este tra- zaciones del Tercer Sector por su na-
bajo responder de manera exhaustiva turaleza y su quehacer, exigen una con-
los interrogantes propuestos, los cua- ceptualización propia y el desarrollo
les ameritan investigaciones y análi- de un pensamiento que de cuenta de
sis más específicos y profundos, pero sus especificidades y de las formas
sí se quiere establecer, a título de hi- como se insertan e interactúan en el
pótesis, la siguiente idea: Así como las todo social, al igual que en su tiempo
organizaciones productivas, las fábri- fue y lo sigue siendo el requerimiento
cas industriales y de modo más gene- para las organizaciones fabriles y em-
ral las empresas, surgieron con la re- presariales sobre las cuales Taylor y
volución industrial y se consolidaron Fayol reflexionaron y marcaron la pau-
a finales del siglo XIX y principios del ta para el desarrollo del pensamiento
XX en el contexto de profundas trans- administrativo contemporáneo.
fonnaciones en las estructuras econó- Un esfuerzo en esta dirección im-
micas, sociales y políticas de la época; plica tener en cuenta tendencias dico-
del mismo modo, asistimos hoy a la tómicas, y en ocasiones radicalmente
presencia y consolidación de un tipo opuestas, que han dominado la segun-
de organizaciones, las del Tercer Sec- da mitad del siglo XX las que, a princi-
tor, que tienen como substrato y telón pios del siglo XXI, se constituyen to-
de fondo la configuración de nuevas davía en temas de álgidos debates y

CUADERNOS DE ADMINlSfRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VAJ..Ui N° 27/ MARZO DE 2002 191


llegan a trascender el terreno de lo administración renovada y acorde con
puramente teórico para transformarse las circunstancias geopolíticas y so-
en concepciones de Estado y Socie- cioeconómi~1S Que caracteriz;u-on el fin
dad que se materializan y asumen for- del siglo XX y marcan la senda del si-
mas concretas en políticas sociales y glo XXI, se ve obligado a examinar los
de Estado que moldean y perfilan a las fundamentos y los modelos subyacen-
naciones. tes de lo que constituye el cuerpo de
El desarrollo y análisis de la hipó- teorización dei pensamiento adminis-
tesis propuesta demanda, además del trativo. Para los propósitos que nos
estudio de las circunstancias econó- interesan acogeremos las ideas cen-
micas, sociales y políticas que han trales de este 2.utor quien nos provee
dado lugar al surgimiento de las orga- una idea general sobre el devenir de
nizaciones del Tercer Sector y sobre estas teorías y prácticas. Se debe se-
las cuales empieza a conocerse una ñalar que de ninguna manera se trata
bibliografía cada vez más abundante. aquí de elaborar un cuadro detallado
una reconsideración sobre las concep- de los matices y sutilezas que caracte-
ciones administrativas y gerenciales rizan los principales enunciados admi-
clásicas con las cuales se las quiere nistrativos.
gobernar para determinar si tales teo- La primera observación que nos
rías y prácticas se ajustan o son ade- presenta Aktouf tiene que ver con el
cuadas para el logro de los fines y ob- uso de términos distintos y variados
jetivos para las cuales han sido llama- para hacer referencia a un mismo tipo
das a existir. De allí que se revele nece- de actividades: Gestión, gerencia y
sario un breve examen sobre los plan- adrninistración; gerenciar y adminis-
teamientos, fundamentos y nociones trar; administrador, gerente y director;
de la Administración y Gerencia tradi- hacen parte del conjunto de vocablos
cional. que al analizarlos etimológicamente
indican una conjunto de actividades
LA CONCEPCIóN CLÁSICA DE ADMI- que, en su opinión y en un sentido
NISTRACIÓN Y G ERENCIA muy general, permiten el uso esencial-
mente intercambiable e indistinto de
Con el fin de proporcionar una vi- los términos. Estas actividades permi-
sión panorámica sobre las concepcio- ten forjar una definición de adminis-
nes clásicas de Administración y Ge- tración:
rencia, en este trabajo acudimos a una
de las obras más recientes y comple- "... cuando hablamos de ad-
tas de sistematización y anál isis del ministraci6n, se trata de una
pensamiento administrativo. la de actividad. o más precisamen-
Aktouf (1.997), quien en su esfuerzo te de una serie de actividades
por indagar los fundamentos de una interdependientes destinadas

192 EL DESARROLW DE HABn.IDADFS GERENClALFS PARA EL TERCER SEcrORl SÁNCHEZ DE R., K.


a lograr que una cierta com- carácter de acción de la administración.
binación de medios (financie- "Administrar es hacer, es garantizar
ros, humanos, etc.) pueda ge- que las cosas se hagan; es encuadrar
nerar una producción de bie- y motivar a los otros de modo que rea-
nes o servicios económicos o licen lo que deben hacer".(Aktouf.
socialmente útiles y en lo po- 1997)
sible rentables para la empre- Si los términos de la definición de
sa confines de lucro1 . Esta es administración están claros es inevi-
la tarea generalmente confia- table que nos conduzcan a una noción
da a personas investidas de la de Administrador o Gerente y de sus
responsabllidad de asegurar respectivas funciones. En una pers-
la buena marcha de institucio- pectiva histórica Aktouf nos indica que
nes productoras de bienes o la figura que tal vez representó el an-
servicios, ya sean públicas o cestro del actual gerente, empresario e
privadas, estatales o paraes- industrial en el sentido en que lo en-
tatales." (Aktouf 1997:18). tendemos hoy, fue el artesano- comer-
ciante del siglo XVIII quien lograría
Adminjstrar o gerenciar es al mis- reunir bajo un mismo techo a campesi-
mo tiempo arreglar, disponer, cuidar nos y ex-artesanos arruinados quienes
de, conducir, gobernar, manejar. Aquí trabajaban para él según modalidades,
se encuentra el núcleo integrador del ritmos y horarios también por él deter-
trabajo del dirigente establecido por minados. De aquel entonces data la
Fayol en 1916 y vigente con mayores idea de gerente según el cual "la ha-
y diversos matices hasta nuestros días: bilidad del futuro gerente parece ser
Planear, Organizar, Dirigir, Controlar . una capacidad totalmente nueva de
Las formas verbales con los cuales se organizar. dividir, disciplinar y super-
define el proceso acentúan además el visar el trabajo de decenas de perso-

El subrayado es de la autora.
Es interesante revisar la propuesta de Payol referente a la definición de administración
y la distinción establecida entre administrar y "gobernar", esta última noción la podemos
asimilar al ténnino moderno de "gerenciar". En su texto clásico Fayol enuncia las seis
operaciones que realiza una empresa: técnicas, comerciales, financieras, de seguridad, de
contabilidad y administrativas. Estas se encuentran en consonancia con las áreas funcio-
nales o departamentos de la empresa. La administración es una de las operaciones
empresariales, se define como prever,organizar, mandar, coordinar y controlar. El autor
aclara que, así definida, la administración no es un privilegio exclusivo ni una carga
personal del jefe o de los dirigentes en la empresa; es una función que se reparte. como las
otras funciones esenciales, entre la cabeza y los miembros del cuerpo social. La función
administrativa se distingue netamente de las otras cinco funciones esenciales y no debe
confundirse con la noción de gobierno. Gobernar es conducir la empresa hacia el fin
propuesto, tratando de obtener el mayor provecho posible de todos los recursos de que
eUa dispone; es asegurar la marcha de las seis funciones esenciales. (Fayol: 1.994:9-10).

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLFi N° 27/ MARZO DE 2002 193


nas sin calificaciones definidas. En dominio del modelo científico inspira-
lo esencial, esta nueva capacidad va do en las ciencia fisico-naturales, la
a permitir más y siempre más del ele- metáfora del ejército y la máquina; la
mento del trabajo ". colmena o el honniguero. En ténninos
Ahora bien, es indudable que des- de Morgan (1989) estas metáforas y
de el nacimiento de las primeras fabri- modelos simbolizan fuertemente la pre-
cas iJ'dustriales hasta nuestros días visibilidad, la disciplina, el orden, la
los contextos y las operaciones se han división minuciosa del trabajo, la es-
hecho significativamente más comple- pecialización detallada de las funcio-
jas, de allí que en el terreno de la admi- nes, la lógica mecánica, la conducta
nistración se haya producido la espe- racional, la constancia en el esfuerzo y
cialización de los saberes que tienen la obediencia dócil, entre otros aspec-
que ver con cada una de las acciones tos. Estas ideas subyacentes llevan
que componen el proceso general. El consigo una concepción de ser huma-
contador, el ingeniero organizacional, no y de sus relaciones en el contexto
el jurista, el financiero, el psicosoció- del trabajo.
logo, el estadístico, el econometrista, Para Aktouf, los hechos demues-
entre otros, contribuyen entonces al tran el arraigo de una administración
armazón de los programas que dan for- clásica fundada en la lógica de estos
ma a los planes de estudio en la escue- modelos en donde la eficacia es sinó-
las de administración. nimo de disciplina y obediencia, como
Para Aktouf la gerencia "tradicio- en el ejército; las causalidades "cien-
nal" o clásica no es sino la reunión, la tíficas" son ind iscutibles, como en la
amalgama de lo que se espera de cada máquina; la especialización y subdi-
uno de los sucesi vos especialistas, visión de tareas esforzadas, como en
según la necesidad del momento, des- el hormiguero y el termitero, y por
de hace aproximadamente dos siglos. último, la manipulación de incitacio-
Es "la sistematización - al ritmo y me- nes y determinismos económicos des-
dida de su respectiva aparición- de las tinados a fundamentar los comporta-
diferentes prácticas a las que los diri- miemos de cada quien (Aktouf. 1997).
gentes recurrían para conducir sus Más aún, en su opinión, estas ideas
negocios, rodeadas de toda clase de ir.ipregnan a todas las empresas y per-
diferentes ciencia o que tiene preten- sonas involucradas.
sión científica. (Aktouf. 1997) Al considerar que tales ideas y
Uno de los aspectos significativos modelos subyacentes implican para el
en el argumento de Aktouf es el énfa- momento actual dific ultades y obstá-
sis en ia existencia de modelos subya- culos para la eficacia dada la transfor-
centes en los principios generales de mación de los contextos en los cuales
la administración y la gerencia.ldenti- se desarrolla la actividad productiva,
fica como los más relevantes, el pre- Aktouf propone dos grandes tareas

194 EL DESARROLLO DE HABILIDADFS GERENCIALFS PARA EL TERCER SECfORl SÁNCHEZ DE R., K.


estrechamente relacionadas: Conocer rúJicas que obstaculizan la libre em-
a cabalidad a los teóricos y a las teo- presa y la competencia (Aktouf. 1997).
rías de la administración clásica des- Un examen general indica que los
entrañando las implicaciones que tie- cimientos y atributos de la administra-
nen para una concepción del ser hu- ción tradicional están lejos de retroce-
mano y su relación con el mundo del der y tienen eco, más o menos directo,
trabajo; y emprender el ejercicio de for- sobre las corrientes contemporáneas
mular un pensamiento administrativo de la Administración.
renovado que de cuenta de los con- En resumen, para Aktouf, las gran-
textos complejos que circundan al des claves de la bóveda en donde se
mundo de la empresa y de la adminis- alberga el pensamiento administrativo
tración ubIcando como eje de este nue- son: el sistema ideado por Acklm Smi-
vo pensamiento administrativo una th, la organización del trabajo ela-
concepción enriquecida de ser huma- boradn por Toylor; la organización
no y de sociedad. de tareas administrativas y directivas
A pesar de las oías recurrentes de admitickl por Fayol (e indirectamen-
nuevas técnicas administrativas que te por Weber), la "fluidificación"
se conciben como innovadoras y aportadn por Elton Mayo y el movi-
transformadoras. subsiste la pregunta miento de las relaciones humanas y,
sobre las causas de la prevalencia por último, la relativa renovación
arraigada de este pensamiento admi- aportadn por corrientes como la de
nistrativo ciásico. Entre las muchas Simon y Mintzberg y de la cutura em-
indicadas, dos son pertinentes para la presarial.
reflexión sobre las habilidades geren- Se puede sostener que es en este
ciales para las organizaciones del Ter- contexto en el que se inscriben las
cer Sector. La primera tiene que ver con escuelas de pensamiento económico,
el comprensible rechazo de los dirigen- social y por supuesto administrativo.
te a perder lo que la tradición siempre Estas tienden a ubicarse en puntos de
les confirió: prestigio, privilegios y un continuo cuyos extremos son, de
poder absoluto. un lado, el marco del libre mercado y la
La segunda, es de un orden más apertura económica, y de otro, las eco-
general: la adhesión espontánea y nomías centralmente planificadas o de
autorreforzadn a las doctrinas de los gran control estatal como las de la anti-
' llarnadDs "nuevos economistas", "li- gua Unión Soviética. Otro de los temas
berales" e incluso "neo-conservado- subyacentes en ambos casos es la pre-
res ", que proponen en general, la re- gunta sobre el papel regulador del Es-
novación de la fe en las virtudes del tado. Este interrogante desemboca a su
libre mercado, la des regulación y el vez en respuestas polares: reducción
Iaisse-faire, la supresión de tockls las del tamaño del Estado o fortalecimien-
limitaciones sociales, estatales y ju- to y crecimiento de éste o, en la otra

C UADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLFl N° 27/ MARZO DE 2002 195


cara de la moneda, preservaci6n a toda dicional a la que se deben someter para
costa de la libre empresa y las liberta- su estudio como organizaci6n y su
des individuales o recorte de las mis- examen como promotoras de procesos.
mas. Las intensas protestas sociales en En otras palabras, el pensamiento ad-
las cumbres econ6micas de Seattle, ministrativo tradicional es, en princi-
Davos y más recientemente Quebec, pio, la única herramienta disponible
son indicativas de las tensiones exis- para gobernarlas y evaluar su gesti6n
tentes entre estas dos tendencias. y desempeño.
Hoy en día pareciera que la globa- Sin entrar aún a establecer defini-
lizaci6n, la internacionalizaci6n de ia ciones y especificidades de las orga-
economía y el libre mercado llevarán nizaciones del rercer sector y s6lo con-
ganada la partida, lo que trae inevita- servando una noci6n intuitiva de lo
blemente consecuencias de orden teó- que son por exclusi6n, es decir, el te-
rico y práctico para los enfoques rela- ner presente que no son empresas
clonaóos con la responsaóllú:iaó so- pn'vaóas 01' rampoco entIdaóes públi-
cial del Estado y de la empresa privada cas de orden gubernamental, exami-
en su carrera feroz por lograr mayores naremos cuáles son algunos de los
ventajas competitivas. Por esta misma problema de orden conceptual y prác-
raz6n asistimos, al menos en los paí- tico que se derivan al quererlas so-
ses latinoamericanos, a un debilita- meter al dominio del marco de análi-
miento creciente del Estado y por ende sis de la administraci6n tradicional a
del cumplimiento de sus funcicnes en la que se hizo referencia en el aparta-
los más variados 6rdenes de la vida do anterior. Para ilustrar tales dificul-
econ6mica, política y social de las na- tades nos remitiremos a lo que se pue-
ciones. de considerar un trabajo representa-
tivo sobre las organizaciones del ter-
LA CONCEPCIÓN TRADICIONAL DE cer sector y su gobierno desde la pers-
AoMINtsrRAClÓN y GERENCIA pectiva clásica de uno de los centros
APLICADA A LAS ORGANIZACIONES de estudios de Administraci6n y Ne-
DEL TERCER 8EcroR:: PROBLEMAS gocios más prestigiosos del país (G6-
CONCI!PTVALES Y PRAcncos mez2000W
Para empezar, resulta en extremo
Uno de los desafíos que enfrer.tan significativo e imposible pasar por alto,
las organizaciones del tercer sector tie- el hecho de que al iniciar una reflexi6n
ne que ver con la aparentemente irre- sobre el gobierno de las organizacio-
mediable rendici6n a la camisa de fuer- nes sin fines de lucro, o del Tercer Sec-
za del pensamiento administrativo tra- tor, sea una cita de Milton Friedman la

Se hace referencia a la presentación realizada por el INALDE. en el marco del estudio de


caso de la Fundación Carvajal. (Gómez 2000 a y b; INALDE 2000)

196 EL DESARROLLO DE HAlI1LIDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., K.


que abra la exposición 4 • Y lo es justa- poner un impuesto sobre un
mente porque indica el predominio de dinero que pertenece a la com-
Wla concepción que inspira toda una pañía, a sus empleados, ya los
estrategia económica, social y política accionistas. Los directores
dominante a nivel mundial a partir de generales deben saber clara-
la década de los 70 que prevalece y mente, que su objetivo princi-
pareciera tomar renovado acento en pal es maximizar las utilida-
nuestros días. Aquella que Kliksberg des corporativas, no les incum-
(1998) denomina el neoliberalismo ra- be a ellos la responsabilidad
dical. de gastar las utilidades en ne-
De allí que un análisis detallado de cesuJades sociales. ..
este texto de apertura a todo un argu- MntoD Friedman
mento sobre el gobierno de las organi- Citado por Gómez(2000b)
zaciones sin fines de lucro o del Tercer sin referencia bibliográfica.
Sector como el expuesto por G6mez
nos revele algunos supuestos de base. Dos grandes temas aparecen aquí:
Veamos la cita en extenso: Por una parte, la adopci6n de una pos-
tura frente a la responsabilidad social
"Sólo los individuos tienen de la empresa; por otra parte, la fun-
responsabilidad social, la ción y las expectativas de la fmua o
cual pueden cumplir en su pro- empresa respecto a un director o ge-
pio tiempo y con sus propios rente general. Examinemos cada uno.
recursos. Los directores gene- En relación con el tema de la res-
rales tienen que ser responsa- ponsabilidad social de la empresa la
bles, primero que todo ante sus posici6n es clara y sin ambigüedades.
empleadores, que son los due- De entrada y sin elaborar de forma di-
ños del negocio. Manejando recta una definición, Friedman nos in-
los intereses de una firma dica que ésta no le corresponde a las
como agente de los dueños, el firmas o empresas, s6lo a los indivi-
gerente general debe maximi- duos. Sin enunciar una noci6n precisa
zar las utilidades, hacerlo le- sobre cuáles son los fundamentos ni
gal y éticamente. Gastar las los aspectos que comprende la res-
utilidades corporativas en ponsabilidad social, con énfasis reno-
objetos sociales es equivoca- vado asevera que no es de la incum-
do porque esto equivale a im- bencia de la empresa ni de sus directo-

Se recuerda a Friedman por haber ganado el premio Nobel de Economía en 1.976 y ser el
líder de la economía monetarista de la conocida Escuela de Chicago. Autor de numerosos
libros y artículos de amplia circulación su pricipal énfasis ha sido la preservación y
extensión de la libertad individual.Para referencias biográficas y bibliograficas ver:
www.hoover.standford.edulbio/friedman.htlml.

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLFl N° 27/ MARZO DE 2002 197


res gastar utilidades en necesidades las Escuelas de Negocios y Adminis-
sociales. Además de ser una equivo- tración:
cación, ello sería una penalización bajo
la forma de impuestos para la activi- "Negocio: producción de un
dad de la empresa y para quienes la bien o servicio por compra o
conforman. Al menos aquí podamos fabricación con un costo de-
colegir que, en el pensamiento del au- terminado que luego se pone
tor, alguna relaci6n existe entre respon- en el/ugar en donde lo nece-
sabilidad social y necesidades socia- sita el usuario, a un precio de-
les. terminado, de manera que se
En relaci6n con la concepción clá- produzca una diferencia
sica y tradicional de la administraci6n apreciable entre su costo de
y de la gerencia, baste señalar que fabricación o adquisición y el
Friedman aquí aporta una visión so- precio de venta". (Gómez
bre el papel del director general y, por 2000 b)
extensión, del gerente. Este se debe a
su empleador, actor individual o co- Es por supuesto el enfoque eco-
lectivo, su superior en la jerarquía; su n6mico el que predomina. Un buen
papel, desempeñarse como agente, su negocio es aquel en el cual el diferen-
representante formal en el ejercicio del cial entre el costo de producci6n o
poder dentro de la organización; su adquisición y el precio de venta es
función básica consiste, bajo paráme- suficientemente amplio, lo que se tra-
tros éticos y legales, maximizar las uti- duce en ganancia y rentabilidad. Am-
lIdades; y aún más clave, establecer bas tienen una medida cuantificable
una relaci6n en ténninos de la propie- muy concreta: unidades monetarias,
dad: su empleador es el dueño del ne- en otras palabras: dinero. Registramos
gocio, a quien corresponden las ga- aquí la coherencia existente entre el
nancias. quehacer administrativo indicado por
Así, relaciones de propiedad, maxi- Ak.touf. centrado en el logro del lucro
mización de la utilidad y una determi- y la naturaleza misma de la acción , el
nada noción de negocio se constitu- negocio.
yen en los ejes centrales en tomo a los En relación con la postura de Fried-
cuales debe girar el desarrollo de las man sobre los dos temas señalados: la
habilidades gerenciales y en donde la responsabilidad social y el papel del
responsabilidad social en modo algu- director general o gerente, se pueden
no hace parte del panonmIa. Es nece- plantear algunos interrogantes de cu-
sario considerar también qué se entien- yas res puestas depende en parte la
de por negocio. La defi nición que nos elaboración de una revisión tanto de
ofrece G6mez es, por supuesto clásica los enfoques administrativos como
y es la que se estudia e investiga en económicos vigentes en general y los

198 EL DESARROLLO DE HABll.IDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SEcroRlSÁNCHEZ DE R., K.


referidos en particular a las organiza- En buena hora, una tendencia
ciones del Tercer Sector. moderadora frente a los enfoques
Frente al primer tema, por ejemplo, prevalecientes empieza a perfilarse
surgen entre otras las siguientes pre- con seriedad, al menos desde una
guntas: ¿por qué las empresas, desde declaración de intensión en relación
esta perspectiva, están exentas de des- con la responsabilidad social de la
empeñar una cierta responsabilidad empresa, de la cual queda pendiente
social si actúan justamente en el seno por analizar su puesta en práctica.
de la sociedad, se nutren de ella, toman Ciertos sectores gubernamentales,
de sus recursos (humanos y físicos) y empresariales y académicos se en-
arroja a ella sus resultados tanto positi- cuentran en el origen de lo que pu-
vos (bienes y servicios) como negati- diéramos llamar un examen de cons-
vos (contaminación, por ejemplo). ciencia de la Administración y la Eco-
¿Bajo qué premisas descargarlas de tal nomía frente al tema de lo sociaí j • A
responsabilidad social frente a la co- útulo de ilustración, dos ejemplos
munidad en la que actúan, el medio significativos en esta dirección lo
ambiente y la sociedad en general? ¿Qué constituyen la participación del sec-
tan legítimas son dichas premisas fren- tor empresarial en el seminario sobre
te a situaciones de hecho como la am- responsabilidad empresarial y geren-
pliación de la brecha entre ricos y po- cia social en el marco del V Encuen-
bres, la contaminación, los desastres tro Iberoamericano del Tercer Sec-
ecológicos y medioambientales que son tor: Lo público, una pregunta desde
resultado de su actividad? ¿No es en la sociedad civil6 realizado en Carta-
últimas la sociedad en su conjunto la gena en Junio de 2000; y de mucha
que enfrenta las consecuencias de va· más reciente data, la declaración en
riada índole: económica, social y cultu- tal sentido realizada por los países
ral, que entraña su acción? participantes en la Cumbre de las

Son relevantes en esta dirección los aportes que economistas como Douglas North,
Mancour Olson y Amartya Sen han realizado en años recientes al dar lugar a lo que se
conoce como la economía neo-institucional. En el campo de la academia, el grupo
Humanismo y Gestión, del H.E.C de Canada con Alain Chanlat y Ornar Aktouf, entre
otros, ha jugado un papel central al poner en cuestión algunos de los aspectos aquí
mencionados y al proponer enfoques alternativos para el campo de la Administración y
la Gestión. Ver en particular, Ornar Aktouf, La Administración entre la Tradición y
la Renovación, Universidad del Valle y Mondialisation, Economie et
Organisation:La strategie de I'autruche rationelle, Universidad de Montreal,2000
(En proceso de publicación)
Participaron en este seminario Organizaciones del Tercer Sector nacidas por iniciativa
de empresas del sector privado. Se discutió sobre el tema de la reconstrucción de lo
público y se presentaron casos de experiencias relevantes. Ver detalles en
www.colombia2000.orglmemorias/.

CUADERNOS DE ADMINISTRACiÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLFl N° 27/ MARZO DE 2002 199


Américas realizada en Quebec a fi- cables? ¿Ganancias que no tienen por
nes de Abril de 2001 7 • destino "un dueño" sino una serie de
En relación con el tema del director actores de diversa índole en estrecha
o gerente general, la cuestión suscita interrelación no caracterizables en tér-
mayores interrogantes puesto que lo minos de jerarquía y de relaciones ver-
que se encuentra en discusión es el ticales sino identificables en interac-
carácter del papel que juega este actor ciones sociales cruzadas u horizonta-
en el contexto de la organización. En les: un trama de relaciones que pode-
otras palabras, el tipo de habilidades mos denominar el tejido social? ¿Son
gerenciales que se desarrollan y se lle- aplicables aquí las mismas habilidades
van a la práctica. El asunto es claro gerenciales que buscan dar al dueño
cuando el referente inmediato para las del negocio la maximización de la utili-
labores del gerente es la empresa pri- dad corporativa a la que hace referen-
vada de la cual ya se han establecido cia Friedman y en general la Adminis-
sus fines y propósitos. Pero, ¿qué su- tración tradicional ?
cede cuando la organización que se Más aún ¿qué sucede cuando la
debe dirigir o gerenciar es esencialmen- definición del negocio rentable no está
te de una muy distinta naturaleza como dada en términos del diferencial entre
es el caso de las organizaciones del el costo y el precio del bien o del servi-
Tercer Sector o sin ánimo de lucro? cio producido, sino en términos de me-
Como es evidente de aquí surgen nue- joramiento de calidades de vida no sus-
vas preguntas. ceptibles de ser reducidas a indicado-
¿Cómo obra un gerente o director res de carácter numérico matemático?
cuando es precisamente "el dueño", ¿O inclusive cuando ni siquiera se pue-
individual o colectivo, el que aboga de acudir a la noción de negocio?
por el ejercicio de la responsabilidad He aquí algunos de los problemas
social? ¿En donde la tarea del director que se presentan cuando se trata de
es maximizar la utilidad corporativa no trasladar de forma mecánica el marco
en el orden prioritario de la ganancia conceptual del quehacer administrati-
económica sino en el orden de lo so- vo y gerencial del sector privado, que
cial? ¿En el contexto de obtención de tan bien nos ilustra Friedman y que
ganancias de naturaleza abstracta, no tan efecti vo ha sido en su ámbito de
inmediata ni necesariamente cuantifi- acción, a ese otro mundo que es el de

Entre los temas discutidos en esta cumbre hemisférica, en donde la discusión central era
la promoción del libre comercio entre los países, además del de responsabilidr..d social de
h empresa encontramos los relacionados con el desarrollo de la sociedad civil: Niñez y
juventud, corrupción,salud. Procesos democráticos, derechos humar.os, pobreza, igual-
dad de genero y derechos de los pueblos indígenas, entre otros. Ver elementos adicionales
y declaraciones fmales de la cumbre en WWW aroericascana<la 0li site oficial de la cumbre
hemisférica en Quebec 20 al 22 de Abril de 2001.

200 EL DESARROLLO DE HABD.IDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., K.


las organizaciones del Tercer Sector. debe ser el único criterio, o el más im-
Sector al que pertenecen algunas or- portante o el que sirva de guía y orien-
ganizaciones que en parte surgen del tación para las organizaciones del Ter-
análisis autoreflexivo de la empresa cer Sector. Ellas deben responder a su
privada y la conciencia de su respon- propio desafío de una conceptualiza-
sabilidad social. Veremos en mayor ción y al desarrollo de prácticas pro-
detalle las implicaciones de la aplica- pias a su naturaleza.
ción de este enfoque a ¡as organiza- Identificar las habilidades geren-
ciones del tercer sector y sus conse- ciales para las organizaciones del Ter-
cuencias para la acción. cer Sector, las organizaciones sin áni-
Debe quedar claro, sin embargo, mo de lucro, los organismos no guber-
que no se trata de desechar todo un namentales y voluntarios que lo con-
cuerpo de conocimiento ql~e ya ha forman, exige entonces considerar su
demostrado su utilidad. El propósito especificidad, su naturaleza y sus ob-
es enfatizar que tales teorías, estrate- jetivos.
gias y modelos subyacente tienen lí-
mites de aplicación al enfocarse sobre
las organizaciones del Tercer Sector; 11. LAS ORGANIZACIONES
hacer explícito que el acudir al mismo DEL TERCER SECTOR
lenguaje: términos y vocabulario de la
Administración tradicional, se corre el Con el propósito de construir una
peligro de ejercer prácticas que pier- argumentación sobre el desarrollo de
den de vista la naturaleza específica habilidades gerenciales para las orga-
de estas organizaciones y se las asu- nizaciones del Tercer Sector se hará
ma como empresas tradicionales. aquí referencia a dos de los múltiples
Es indudable que ellas deben enfoques que admite el estudio y los
aprender de la visión estratégica de las análisis de este tipo de entidades. Uno
empresas privadas, como lo señala tiene que ver con su reconocimiento
Gómez (2000b), pero sólo para un cier- como una situación social de hecho
to ámbito de su acción, por ejemplo el en todas partes del mundo y, para lo
relacionado con la supervivencia fi- que nos interesa, en particular en nues-
nanciera y el adecuado manejo de los tro contexto latinoamericano y más
recursos o con una adecuada contabi- específicamente colombiano. De ello
lidad. Pero en modo alguno la visión dan cuenta la tendencia al crecimiento
de la organización que de allí se deriva en el número de estas organizaciones s ;

En 1.992. el estudio de la Fundación Social "Acerca de la naturaleza de los organis-


mos sociales en Colombia" registraba en Colombia 5436 Organismos no Guberna-
mentales (ONG) en 350 Municipios. En 1.995 Villar (2000) hace referencia a 135.599
entidades sin ánimo de lucro. En 2001. la Confederación Coombiana de ONGs. organiza-

CUADERNOS DE ADMINlSfRAClÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLE1 N° 27/ MARZO DE 2002 201


el volumen de empleo que generan; la zación adecuada de lo que son como
cantidad de dinero que manejan 9 ; y el organizaciones y de la naturaleza de
incremento en la variedad de ámbitos sus actividades. Como se verá más
públicos y privados en donde ejercen adelante, este terreno reviste gran di-
su influencia y se hacen sentir. 10 ficultad dada la enorme variedad de
El otro enfoque, no menos impor- formas, contenidos y acciones que se
tante que el anterior y de hecho en pueden identificar en las organizacio-
estrecha relación con él, está en la di- nes del sector 11.
rección de elaborar una conceptuali-

ción de cuarto nivel, registra entre sus afiliados cerca de 10 Federaciones de ONGs. 5
Asociaciones de ONGs Departamentales o sectoriales, además de otras Corporaciones.
Fundaciones o movimientos. así como ONGs de orden nacional, todo lo cual deja supo-
ner una densa red de organizaciones.
Los recientes estudios comparati vos sobre el Tercer Sector adelantados en la Johns
Hopldns University bajo la dirección de Lester Salamon. examinan las dimensiones del
sector proponiendo como criterios el volumen de empleo que generan y la cantidad de
dinero que mueven en términos de sus ingresos y gastos de funcionamiento. Para Amé-
rica Latina. el estudio establecía que los empleos generados por el sector en 1.995
representaban en promedio el 2.23% del empleo total ::lO agrícola. Para Colombia este
porcentaje llegaba al 2.38% representado 286.861 empleos remunerados equivalentes a
jornada completa En ténninos de los ingresos del sector no lucrativo cuyas fuentes son
el sector público, las donaciones privadas y las cuotas y pagos por servicios en total fue
de 16.458 millones de dólares americanos para América Latina de los cuales 1.719
corresponden a Colombia, aproximadamente el 2.1 % del PNB. Estas cifras se elevan
cuando se contabiliza el trabajo voluntario: En América Latina surna 19.428 millones de
dólares de los cuales 1.948 corresponden a Colombia Las cifras sobre las dimensiones del
Tercer Sector son aún más impresionantes cuando al analizar los 22 países seleccionados
que considC1'8. el estudio, los resultados indican que en 1. 995 el Tercer Sector empleaba
cerca de 20 millones de personas y sus ingresos representaban 1.1 billones de dólares
americanos. lo que le ubicarla como la octava mayor economía del mundo después de
Italia y antes de Brasil, Rnsia. Espalla y Canada (Salamon, L., H. Anheier, et al. 1.999:31-
34)
10 Horre los campos de !lccido idencdicados por el estudio comparativo se encuentran:
cultura, educación e investigación, salud. servicios sociales, medio ambiente, desarrollo,
derechos civiles y ases orla legal. actividades filanrrópicas. ayuda internacional, confe-
siones religiosas, asociaciones empresariales, profesionales y actividades sindicales entre
otras. (Salamon, L., H. Anheier. el al. 1.999:3).
11
La importante con!ribución a la definición del Tercer Sector o del sector sin ánimo de
lucro realizada por Villar (1.996 y 200 1) indica la existencia de múltiples tipos de
organizaciones las cuales, a pesar de sus diferencias pueden categorizarse como pertene-
cientes al sector: organizaciones de la sociedad civil: comunitarias, sectoriales, no guber-
namentales, étnicas; organizaciones de la econouúa solidaria: las del sector cooperativo,
comunitario, comunal, laboral; las fundaciones. corporaciones e instituciones de utilidad
común; las organizaciones de base, para citar algunas. Es en el estudio detallado de estas
organizaciones donde Villar encuer.tra la posibilidad de una definición más clara y preci-
sao

202 EL DESARROLLO DE HABn.JDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECfORl SÁNCHEZ DE R., K.


EL TERCER SECTOR y SUS Sector se expresa la voluntad
ORGANIZACIONES: HACIA UNA de los ciudadanos que desean
DEFINICiÓN promover soluciones alterna-
tivas a las crisis del modelo
Si algo está claro en relación con tradicional de bienestar; me-
las organizaciones del Tercer Sector es diante un esfuerzo cívico soli-
que son todas aquellas que no perte- dario, inclUSIve en ámbitos
necen ni al sector público asociado con inéditos con respecto a los sis-
el Estado, ni al sector privado, asocia- temas usuales de protección
do con el mundo empresarial 12 . En pri- social y pública. Entre ellos:
mera instancia, más podemos decir de la defensa y promoción de los
lo que no son que de io que realmente derechos humanos y de la paz;
son, al menos desde este punto de vis- la cooperación horizontal y
ta formal. Sin embargo, por este camino descentralizada en el ámbito
no se avanza mucho en el intento por nacional e internacional; la
dilucidar su naturaleza y especificidad promoción de igualdad de
para lo que necesitamos precisar aspec- oportunidades :mtre varones y
tos intrínsecos que las caractericen. mujeres; la creación de salidas
Un complemento a la aproximación laborales en el ámbito de la
de esa definición se encuentra al intro- economía social; la promoción
ducir la orientación normativa (por va- del desarrollo hum.QJw; la de-
lores y causas sociales) en nombre de fensa y promoción del medio
las cuales se constituyen y actúan. Una ambiente; la lucha contra la
buena muestra en esta dirección se en- exclusión social y las fonnas
cuentra en el enunciado de la convoca- tradicionales de pobreza a tra-
toria realizada para el evento latinoame- vés de la remoción de los obs-
ricano del Tercer Sector en el año 2000 táculos que la determinan"
cuyo tema fue el estudio de las realida- (Realidades y Perspectivas
des y perspectivas del Tercer Sector en del Tercer Sector en América
América Latina y Europa. En ella se hace Latina y en Europa. Convoca-
referencia a estas organizaciones en los toria. Buenos Aires 12 y 13 de
siguientes términos: Julio 2000)

"A través de las organizacio- En el marco de un objetivo amplio


nes que confonnan el Tercer y de gran envergadura se hacen explí-

En el interesante trabajo de Beatriz Balian, "Las empresas y el Tercer Sector, ele-


mentos movilizadores y obstaculizado res" por ejemplo, es a esta definición a la que
se acude. La autora cita a Beatriz Gonzalez Bomba] en : "En/re el Estado y el Mercado?
ONG's y la sociedad civil en Argentina" en A. Thompson (Comp.) Público y privado,
Las oganlzaciones sin fines de lucro UNICEFlLosada Buenos Aires 1.995.

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLEI N° 27/ MARZO DE 2002 203


citos algunos de los valores caracteri- presentes para su existencia; y en últi-
zan a las organizaciones del sector: mas se encuentra estrechamente liga-
solidaridad, espíritu cívico, justicia da a las nociones de democracia, plu-
social, equidad, la no exclusión; y, por ralismo y gobemabilidad democrática,
supuesto se expresan algunas de las entre otras. Es un concepto relaciona-
causas sociales que promueven. do con el ejercicio del poder de los ciu-
Tal vez una de las mayores dificul- dadanos organizados en la defensa de
tades que enfrenta la tarea de estable- sus intereses. Así son conceptos es-
cer una conceptualización sobre las trechamente relacionados pero diferen-
organizaciones de este sector tienen tes (Villar, 2000: 11-12).
que ver con la ausencia de acuerdos Tener presente esta diferencia es
para establecer criterios para una defi- crucial pues permite establecer que no
nición general. Villar (1996 Y2000) lla- todas las organizaciones del sector
ma la atención sobre este hecho e in- están orientadas a los sectores pobres
dica dos tipos de acercamiento con- y necesitados de la población, sino que
ceptual que arrojan luces sobre las también se orientan a sectores medios
especificidades de estas entidades. y altos para los cuales suplen necesi-
Uno de estos acercamientos em- dades o servicios de diferente Índole.
plea de manera indistinta las nociones Igualmente permite precisar que no
de "organizaciones del Tercer Sector" todos los actores de la socir,dad civil
o "sin ánimo de lucro" y "Sociedad son organizaciones sin ánimo de lu-
Civil". Mientras que la primera alude a cro, ni todas las Drganizaciones del
una categoría descriptiva y define un sector actúan en el espacio de la so-
conglomerado de organizaciones sin ciedad civil.(Villar 2000)13 .
especificar sus valores, espacios de Otro de los acercamientos concep-
acción o tipos de relaciones estableci- tuales frecuentes apunta a realizar una
das; la última es una categoría de aná- categorización más rigurosa de las or-
lisis sociopolítico que hace referencia ganizaciones del Tercer Sector en don-
a la acción en la esfera de lo público, a de, al aplicar teoría de conjuntos, las
las relaciones con el Estado y el mer- entidades sin ánimo de lucro serían el
cado; específica la diversidad y plura- conjunto dentro del cual tienen cabi-
lidad; evoca valores necesariamente da diversos subconjuntos: organiza-

i3
Villar presenta los siguientes ejemplos que ilustran el enunciado. Los medios de comuni-
cación privados son organizaciones con ánimo de lucro que producen, diseminan cono-
cimiento e información y ger.¡!ran opinión pública y actúan en la esfera de la sociedad
civil; Organizaciones sin ánimo de lucro como los clubes sociales o los grupos de autoayu-
da, tienen fines privados colectivos y no actúan en el espacio público propio de la
sociedad civil. También indica el autor que no todas las organizaciones del Tercer sector
adhieren a los valores propios de la sociedad civil: pluralismo, i.nclusi6n, democracia,
espíritu público. (Villar, 2000)

204 EL DESAIlllOUO DE HABHJDADES GERENCL\ LES PARA EL TERCER SECfORl SÁNCHEZ DE R., K.
ciones de la sociedad civil (organiza- bernamentales" hace referencia a una
ciones comunitarias, sectoriales, no categoría de agrupamiento de cierto
gubernamentales, étnicas); organiza- tipo de entidades identificables por sus
ciones de la economia solidaria (reúne intereses, valores, propósitos, fines y
al sector cooperativo, comunitario, objetivos. 14
comunal laboral y de las organizacio- Es evidente que por su significado
nes no gubernamentales con proyec- como actores claves en el fortaleci-
tos de economía social); organ.izacio- m.iento de la democracia y en la cons-
nes no gubernamentales (conocidas trucción de tejido social, las ONGs tie-
por su sigla ONG); otras formas parti- nen una especial relevancia dentro del
culares de organización (fundaciones, conjunto, de allf que los estudios so-
corporaciones e instituciones de utili- bre las organizaciones del sector se
dad común y organizaciones de base confundan en ocasiones única y ex-
o comunitarias como las Juntas de clusivamente con el estudio de las
Acción comunal, o las organizaciones ONG o de su subconjunto las organi-
de madres comunitarias, en el caso zaciones no gubernamentales de de-
:olombiano promovidas por el sector sarrollo (ONGD).
!llbemamental). Un análisis más deta- En el caso de las ONGDs, la natu-
ll ado muestra como aún entre estos raleza de su acción y de sus progra-
subconjuntos se producen intersecGio- mas toca muy de cerca los valores de
s que indican la naturaleza lubrida la sociedad civil puesto que orientan
de algunas de estas organizaciones, sus programas a poblaciones de bajos
por ejemplo, las cooperativas y los recursos, desarrollan actividades cu-
fondos de empleados que producen yos costos no pueden ser totalmente
excedentes financieros distribuidos recuperados a través de los mecanis-
entre los asociados (Villar 1996). mos del mercado, promueven la orga-
Uno de los deslizam.ientos de sen- nización comunitaria, ofrecen aseso-
tido más frecuentes en torno a esta ría técnica a poblaciones en precarias
categorización es la tendencia a esta- condiciones económ.icas e impulsan
blecer la equivalencia entre "organiza- proyectos productivos. Vale decir que
ciones sin ánimo de lucro o del Tercer en este campo los subsidios SO'1 ne-
Sector" y ONG, lo cuallim.ita significa- cesarios y el apoyo filántropico de fun-
tivamente el campo de análisis. Mien- daciones empresarias es importante
tras "entidades sin ánimo de lucro" fuente de recursos (Villar 2(00).
hace referencia a una concepción le-
gal y jurídica, "organizaciones no gu-

14 Una discusión amplia sobre el enfoque jurídico y legal de las organizaciones sin ánimo de
lucro y la legislación y lineamientos jurídicos para las organizaciones del Tercer Sector se
encuentra en Villar. 1.996.

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALW N° 27/ MARZO DE 2002 205


UNA DEFINICIÓN ESTRUCTURAL - • Organizaciones: Con este cri-
OPERACIONAL terio se quiere precisar que po-
seen una presencia y estructu-
Una solución a los ¡mpases con- ra organizacional o institucio-
ceptuales señalados se encuentra en nal, fines y objetivos específi-
la definición estructural operacional cos y limites organizacionales.
construida en el marco del Proyecto En este sentido, se acoge un
Comparativo sobre Entidades Sin Ani- sentido sociológico de la orga-
mo de Lucro coordinado por el Centro nización no necesariamente
de Estudios sobre la sociedad Civil de correspondiente con un equi-
la Universidad de Johns Hopkins (Sa- valente jurídico. Este criterio
lamon 1999: 1; Salarnon 2<XX>a; Salarnon excluye cualquier tipo de agru-
2000b; Villar, 1996: 23-25, 2000: 1; Y pación transitoria.
2001: 14-16). Es de notar que aqufrea- • Privadas y no gubernamenta-
liza una equivalencia con organizacio- les: Esto es, están separada
nes del Tercer Sector. La definición se institucionalmente del Estado.
plantea en los siguientes términos: No hacen parte de la estructu-
"Son organizaciones privadas que no ra del aparato gubernamental.
reparten benerICio, autónomas y vo- El concepto se relaciona con la
luntarias". identidad y autoridad de las
Estos criterios requieren un examen instituciones, pero no se refie-
en mayor detalle pues reúnen de for- re a la fuente de recursos.1 5
ma amplia y completa las especificida- • No distribuyen excedentes:
des que caracterizan a las organizacio- Este es uno de los criterios más
nes del Tercer Sector sobre los cuales importantes pues marca tal vez
necesariamente se debe elaborar una una de las mayores distincio-
reflexión conducente a dilucidar ele- nes con ia naturaleza y propó-
mentos propios para su gerencia. Aquí sitos de las empresas del sec-
se resumen los principales aspectos tor privado empresarial. Es de-
destacados por Villar(2001) cir, son entidades no lucrativas
o cuyo rro único no es la gene-
ración de lucro. Es importante

" De hecho, como lo demostrara Villar en su estudio, una de las tendencias recientes en le
contexto de las organizaciones del Tercer Sector indica que una parte de ellas se han
convertido en operadoras de programas y proyectos del Estado del cual reciben los
recursos necesarios. Un ejemplo reciente lo constituyen el modelo de reconstrucción de
la zona cafetera colombiana luego del terremoto de enero de 1.999 para lo cual se
asignaron gerencias wnales asignadas a Fundaciones y ONGs por l!'edio de las cuales se
canaliz-W'on los recursos. Otro ejemplo es el esquema de atención a la niñez del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar por medio de los hogares comunitarios.

206 EL DESARROu.o DE HABnIDADfS GERENCIALES PARA EL 'TERCER SECToRl SÁNCHEZ DE R., K.


el énfasis en el hecho de que el las organizaciones del sector, utilizadas
criterio se refiere a la restricción en algunas denominaciones, por lo cual
para la distribución de exceden- se gana en objetividad académica, pero
tes entre los socios y no a la se pierde en identidad política en la de-
existencia de excedentes en la limitación de las organizaciones com-
organización. Los excedentes ponentes del sector.(Villar 1996)
generados deben utilizarse
para el desarrollo de la misión OBJETIVOS Y CONTRIBUCIONES DE
social de la organización. LAS ORGANIZACIONES DEL TERCER
Auwnomas o Autogobemadas: SEcToR
Es decir, controlan sus propias
actividades. Este criterio enfa- En un terreno en donde 1<1 hetero-
tiza la capacidad que tienen geneidad de las organizaciones predo-
estas organizaciones para de- mina llegar a establecer un conjunto
finir y alterar su misión, estruc- de objetivos que les sean comunes y
tura, estatutos y para escoger una gama posible de contribuciones
sus miembros y directivas. no es tarea fácil. Sin embargo, es tarea
Voluntarias: Este criterio tiene imprescindible para complementaf el
dos significados. Uno hace re- marco conceptual con el cual se pue-
ferencia a la participación de vo- den plantear algunas de las habilida-
luntarios en las organizaciones, des gerenciales propias para las orga-
otro hace referencia a la libre vo- nizaciones del Tercer Sector LOS apor-
luntad de las personas para aso- tes del proyecto comparativo de estu-
ciarse. En cuanto al primero, no dios del Tercer Sector en esta direc-
puede decirse que sea un crite- ción también son significativos.
rio que defina las organizacio- En él se deternlinan como contri-
nes del sector, no existe una buciones esperadas o posibles objeti-
prohibición legal para el pago a vos en relación con el el papel que
los miembros de junta de enti- deben jugar estas organizaciones en-
dades sin ánimo de lucro. El se- tre otros los siguientes: (Salamon, L.,
gundo, por el contrario se inte- Hems, L. Chinnock,K. 2000)
gra con el principio de libre aso- La prestación de servicios de alta
ciación consignado en la Cons- calidad, que garanticen la equidad, con
titución y define un rango im- una relación entre Bajos costos y efi-
portante de las organizaciones ciencia significativa, especialización,
del sector (Villar; 1996). lograr procesos innovadores con los
sectores de población con los que se
Esta definición estructural operacio- trabaja, el papel de soporte o apoyo a
nal deja de lado explícitamente los ob- las comunidades, contribuir a la expre-
jetivos, propósitos, ideales y metas de sión y desarrollo del liderazgo, la cons-

CUADERNOS DE ADMlNlSfRACIÓN! UN1VERSIDAD DF.L VALu} N° 27/ MARZO DE 2002


trucción de comunidad y ampliación cadeo, fi nanzas, recursos humanos)
de la democratización. por supuesto posible. De hecho,
Si los objetivos son estos enton- habla de producción de un cierto til
ces la pregunta es cómo lograrlos, por de bienes y servicios para sector
medio de cuales habilidades gerencia- específicos de la población inscrit
les. en el campo de acción de las organiz
ciones, ya mencionado atrás; igm
mente hace carrera en ciertos ámbit,
111. LA GERENCIA SOCIAL Y la idea y estrategia del mercadeo s
LAS ORGANIZACIONES DEL cia!. Sobre las finanzas y los recurs,
TERCER SECTOR humanos también es posible enco
trar aplicaciones similares.
Las claves de una conceptualiza- La cuestión es entonces respec
ción definitoria amplia para las organi- a la conveniencia de tal aplicación. S
zaciones del Tercer Sector presenta- entrar a elaborar respuestas rotund2
das en los apartados anteriores dejan al menos es posible advertir algun.
ver, en forma explícita, la distancia exis- peligros latentes en el uso indiscrirr
tente entre la orientación de las orga- nado del marco conceptual del pens
nizaciones privadas empresariales y las miento y estrategia admÍnistrativa tr
entidades de este sector y tal vez una dicionales al apl icarios a las organiz
mayor cercanía de éstas a las del sec- ciones del Tercer Sector pues desvi
tor público por lo menos en lo relativo túan su naturaleza.
al desarrollo de programas públicos Uno de estos peligros reside en
sociales. Uno de los punto de referen- tipo de imagen que se configura. De
cia es indudablemente su relación con de aquí, estas organizaciones son vi
la producción o generación del lucro y tas como un cajón de buenas inte
su destino, lo que deja en el centro del ciones e inquietudes profundas, el se
análisis el examen de la posibilidad y tor de todos y de nadie, el reino (
conveniencia de aplicación, en todo soñadores y volunt3J"ios, el ámbi
su alcance, de las habilidades geren- donde predomina la actitud de reg
ciales desarrolladas en el contexto de lar; el reino del altruismo, la obediel
la Administración tradicional a las 0;"- cia y la retórica; una concepción pOI
ganizaciones del sector socia!. ilustrada sobre el tema de lo públic
A primera vista, en el contexto ele cuyo lema es "lo que no es de todc
las organizaciones del Tercer Sector, no es de nadie"; y una apreciaci~
una identificación de la fases del pro- según la cual "al estar todos convel
ceso administrativo: planeación, direc- cidos de que se hacen cosas "buenas
ción, control y evaluación, operativas Dios proveerá. Dadas las implicacil
en el marco de áreas funcion31es clara- nes negativas de esta imagen, las e
mente establecidas (producción, mer- txategias de la empresa privada deb~

208 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., I<
venir al rescate y corregir los errores y cuando se trata de proyectos y pro-
deficiencias en el sector (Gómez, 2(00). gramas sociales.
Esta imagen hace explícita la bre- Ahora bien. el desarrollo del pen-
cha de conocimiento existente en bue- samiento administrativo. tanto en el
na parte de las Escuelas de Adminis- sector público como en el sector pri-
tración y Negocios sobre este tipo es- vado empresarial. se ha caracterizado
pecífico de organizacIOnes y manifies- pOi ;a constante relación de retroali-
ta los escasos puntos de contacto en- mentación entre una mayor compren-
tre ellas y las dinámicas y realidades sión de las entidades sobre las cuales
de estas entidades, los que de existir, recaen las prácticas administrativas y
permitirían generar un panorama más los diversos contextos en los que se
ajustado y menos ideologizado de su desempeñan, y las innovaciones en las
configuración como sector organiza- prácticas gerenciales y administrati-
ciona!. vas. A esta empresa de progreso en el
Un segundo peligro, derivado di- conocimiento administrativo han con-
rectamente del anterior, se encuentra en tribuido de manera significativa la me-
los mecanismos de la estrategia salva- todología de construcción y estudios
dora. Estos invitan a las organizacio- de casos.
nes a acogerse a las concepciones sóli- En este sentido. para responder al
das y establecidas de la Administración interrogante ¿cuál administración y
Tradicional y es en el terreno del len- cuáles habilidades gerenciales para las
guaje en donde mejor se expresa: organizaciones del Tercer Sector? hoy
Definir con claridad el negocio, se presentan al menos dos caminos. El
establecer la segmentación del merca- primero consiste en un acercamiento
do, identificar cuáles son las ventajas mayor de! pensamiento administrativo
competitivas, hacer bien las cuentas, tradicional a las organizaciones del
que se vea quien es el dueño, acordar Tercer Sector en donde se vinculen de
con precisión los juegos del dinero y manera estrecha la teoría y estudios
del poder. personalizar la propiedad y organizacionales y las prácticas admi-
el poder (Gómez 2000); son todas su- nistrativas al crear un campo válido y
gerencias para el gobierno de las or- legítimo de análisis en donde, entre
ganizaciones del sector social que sólo otros aspectos. se reconozcan las ca-
ponen de relieve el énfasis en la di- racterísticas propias y se indague por
mensión económica y financiera, de lo las dimensiones de la empresa social,
ual por supuesto no se desconoce la se examine la relación existente entre
importancia. pero en donde se pierde sociedad y empresa. se promueve el
de vista su naturaleza y especificidad, liderazgo efectivo en el sector social y
lo que también se manifiesta parcial- sus actividades. se estudie el pape; del
mente en la exigencia de niveles de empresariado en el sector social y ~:~
precisión dificilmente alcanzables realicen estudios de campo en estos

CUADERNOS DE ADMINISfRACJÓNl UNIVERSIDAD DEL VALu} N° 27/ MARZO DE 2002


ámbitos. Como resultado general, se na, la que gana mayor solidez dado el
ampliarian las fronteras del pensamien- volumen de instituciones que se pro-
to Administrativo Tradicional. ponen el tema como objeto de estudio
Un ejemplo y referencia obligada y práctica.
en esta dirección lo constituye The Una caracterización sucinta de esta
initiative 00 Social Eoterprise creada tendencia registra la aparición de pro-
en 1993 por la Harvard Business gramas de formación profesional a ni-
School, cuyo propósito es responder vel de postgrado: diplomados, espe-
a la creciente importancia social y eco- cializaciones y maestrías, los cuales en
nómica del sector no lucrativo y de las su mayoría encuentran cabida en las
empresas orientadas por propósitos Facultades de Administración pero
sociales, y del proceso de interrelación operan como islas dentro de esos con-
que se empieza a construir de forma textos. También se encuentran, aun-
incremental con los empresas del sec- que en menor medida, cursos electi-
tor privado en el contexto norteameri- vos en gerencia social en los progra-
cano l6 • Esta mención es relevante en mas de pregrado de Administración de
la medida en que las tradiciones de Empresas. Colombia, Perú y Chile jue-
desarrollo de las Escuelas de Admi- gan aquí un papel importante. En todo
nistración y Negocios en el ámbito caso, son parte importante del espec-
colombiano y latinoamericano han en- tro de posibilidades para la creación y
contrado, en general, su inspiración difusión de un pensamiento autóno-
tanto en el pasado como en el presen- mo en Gerencia Social.
te, en las pautas ofrecidas por los más Otro nicho de pensamiento en Ge-
prestigiosos establecimientos univer- rencia Social se encuentra en Funda-
sitarios norteamericanos. 17 ciones e Institutos sin vinculación di-
El segundo camino para responder recta con centros universitarios. IN-
a la pregunta formulada más arriba es DES, con sus sedes en Chile y Repú-
la constitución de un campo discipli- blica Dominicana, y FEGS en Venezue-
nar autónomo y hasta cierto punto ale- la, son buenos ejemplos pues han lo-
jado del pensamiento Administrativo grado una difusión, al más variado ni-
Tradicional o con relaciones más bien vel, sobre los temas que estudian y
tenues: La Gerencia Social. Esta op- los han hecho objeto de discusión
ción es, hoy por hoy en América Lati- multidisciplinaria logrando la partici-

16 Mayores detalles sobre esta iniciativa y su articulación con el programa general de


formación en el nivel de MBA del Harvard Business School. se encuentra en Www hbs edul
socjalentemrjse/
17 Hoy, por ejemplo, las Facultades de Administración y Negocios de las más importante
universidades colombianas se precian de los fuertes lazos de cooperación con los centros
de educación superior norteamericanos que ,e traducen en intercambio de profesores y
formación docente y profesional.

210 EL DESARROLLO DE HABll.IDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SEcroRl SÁNCHEZ DE R., K.


pación de actores tanto públicos como tado de entornos caracterizados como
privados. Se debe destacar también su complejos en donde el signo de marca
papel como organismos conectivos es la incertidumbre y la inestabilidad.
entre el pensamiento sobre gerencia y Ei esfuerzo por establecer las con-
desarrollo sociallationamericano y el diciones de posibilidad y los criterios
elaborado por organismos internacio- de defimción para una gerencia social
nales en otras latitudes. indican que la especificidad de los pro-
gramas y proyectos sDciaJes e:rige Que
CONTEXTO, DEFINICiÓN, OBJET1VOS y sean analizados tomando en cuenta su
CO~IDOS DE LA G ERENCIA dimensiones particulares, aquellas que
SocIAl. derivan de las características mismas
de la problemática económica, sociai y
El recorrido por las propuestas aca- política expresadas tanto en sus con-
démicas y curriculares sobre gerencia dicionantes históricas, como en los
social ofrecidas en América Latina aspectos coyunturales y las perspec-
ubican como contexto de su discurso, tivas de largo plazo inherentes a la
entre otros aspectos, la crítica a los construcción de sociedades equitati-
modelos de desarrollo centrados en el vas y sostenibles.(INDES 2000).
crecimiento económico al cual se su- En esta perspectiva general, en-
bordina el desarrollo humano y social; cuentra lugar una definición de geren-
la búsqueda de modelos de desarrollo cia social como la que presenta EIssy
alternativos e integrales que propen- Bonilla en el texto del programa de su
dan por una sociedad equitativa y via- curso electivo:
ble a escala humana a la cual deben
corresponder un modelo específico de " ... la gerencia social hace re-
gerencia; la necesidad de fomentar un ferencia a un conjunto de he-
compromiso y responsabilidad socia- rramientas conceptuales, me-
les de los diferentes actores: Estado, todológicas, analíticas y ope-
sector privado y sociedad civil, frente rativas que constituyen un
al ahondamiento de la brecha entre ri- campo específico de conoci-
cos y pobres y al aumento en la preca- miento y habilidades para ga-
riedad de las condiciones de vida de rantizar una gerencia trans-
un:::. proporción cada vez mayor de la parente y eficiente en los pro-
población; el establecimiento de rela- cesos de las políticas, los pro-
ciones de integración entre sociedad gramas y los proyectos socia-
civil, estado y empresa privada; y, fi- les. Esto incluye elítre otras
nalmente, el reconocimiento y acepta- destrezas la capacidad de
ción de las transformaciones vertigino- identificar y definir los proble-
sas en los campos de la tecnología, la mas sociales, de generar los
economía, la política y la cultura, resul- procesos interinstítucionales

CUADERNOS DE ADMINlSJ"RAClóNl UNIVERSIDAD DEL VALLEI N° 271 MARZO DE 2002 21


y de propiciar y facilitar la resultante del número de va-
participación de los usuarios riables y actores confluyen a
en el diseño y ejecuci6n de los una detenninada situaci6n y
programas. Esto permitirá res- la dinámica de sus interrela-
ponder de manera más efecti- ciones.
va a las necesidades compleja Dadas estas caracteristicas, la
y cambiantes de los beneficia- gerencia social exige a los ge-
rio, hacer seguimiento a los rentes capacidades específicas
procesos de los proyectos y para poder actuar de manera
evaluar el logro de los objeti- adaptativa, construyendo es-
vos de los mismos. .. cenarios (más allá de la mera
(E1ssy Bonilla, Curso Geren- extrapolaci6n de situaciones
cia Social, Universidad de los pasadas) "oteado" el futuro,
Andes) ubicando centralmente lo so-
cial en las políticas de Esta-
Elementos adicionales sobre las do, comprendiendo y aprehen-
caractensticas del contexto de acción diendo la dinámica de la co-
para la gerencia social en América La- munitkJd. Todo lo anterior de-
tina y otros aspectos para la construc- manda a su vez transfonnación
ción de su definición se encuentran de los modelos mentales para
también en el proyecto del INDES18 hacer posible que directivos
en donde se destacan las siguientes burocráticos tradicionales den
consideraciones: paso a gerentes sociales flexi-
bles, adaptativos e innovado-
"La incertidumbre de los acon- res. Que puedan liderar el cam-
tecimientos sociales dificulta bio social que se traduzca en
la predicci6n de su desenlace equidad y sostenihilitkJd. ..
y su desarrollo. Lafragmenta-
ci6n y estandarizaci6n de ta- En cuanto a los objetivos y los
reas y procedimientos de tra- contenidos, éstos se ubican en un con-
bajo, son mecanismos inade- tinuo en donde en un extremo SI:: en-
cuados para hacer frente a la cuentran los más próximos a la admi-
inestabilidad inherente a una nistración y gerencia para el sector
realidad social cambiante, privado empresarial y, en el otro, los
porque dificultan la identifi- más próximos a la administración y
cación de variables que pue- gerencia pública, pasando por enfo-
den incidir en el cambio so- ques de conocimjento general sobre
cial esperado. La complejidad la situación social, económica y políti-

" INDES es el Instituto Interamericano para el Desarrollo social

212 EL DESARROLLO DE HABll.IDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., K.


ca de América Latina y la del país res- y construcción de indicadores, financia-
pectivo en donde se ofrece el progra- ción de proyectos y cooperación nacio-
ma de fonnación en Gerencia Social. nal e internacional, gestión socio-am-
Así, se propone analizar críticamen- biental de proyectos y programas socia-
te el desarrollo social y económico, les, balance social, comunicación y mer-
introducir elementos básicos de for- cadeo social, formación de redes y alian-
mación y gerencia de políticas y pro- zas estratégicas, análisis de problemas
gramas sociales, desanollar los con- y entornos, construcción de escenarios
ceptos de compromiso y responsabili- y alternativas, toma de decisiones, pIa-
dad social, proporcionar estrategIas, nes de desarrollo, nonnatividad nacio-
metodologías, técnicas y herramientas nal, planes sectoriales, planes locales,
para mejorar los resultados y niveles encuentros ciudadanos y diseño de pro-
de gestión de las políticas y progra- gramas y proyectos.
mas y entrenar en el uso de algunas El toque de pincel para completar
herramientas básicas de gerencia. el cuadro lo proporciona la identifica-
En consecuencia, entre sus conte- ción de candidatos a la fonnación en
nidos figuran temas como: contextuali- gerencia social: Directivos y profesio-
zación y fundamentos de la gerencia nales del sector público, cooperativo,
social, incidencia del entorno en la ge- ONGs, iglesias sector privado, cajas
rencia social, la construcción de políti- de compensación y en general entida-
cas sociales, organización eficiente del des del sector social que deseen pro-
Estado, ética, democracia y reforma so- fesionalizarse como gerentes sociales.
cial, responsabilidad social; gerencia de En suma, buena parte de las organiza-
recursos humanos; planeación estraté- ciones del Tercer Sector.
gica, fonnulación de políticas públicas, De esta mirada de conjunto se des-
administración y finanzas públicas; de- prenden las siguientes consideraciones:
sarrollo organizacional; formulación y
evaluación de proyectos sociales; in- Tal como se viene desarrollan-
formación social; y gerencia del cam- do, la gerencia social parece ser
bio, entre otroS.19 un lubrido entre las estrategias
Mención especial merecen los temas y técnicas de la administración
que se incluyen bajo la rúbrica de instru- y gerencia privada y de la admi- ~
mentos gerenciales: Planeación estraté- nistración y gerencia pública.
gica, planeaciÓB particiJlativa, negocia- La Gerencia social está orienta-
ción y manejo de conJtictos, formulación da a la fonnación de un indivi-

• Para tener un panorama general de los objetivos de la formaci6n en gerencia social y de


sus respectivos contenidos se consultaron 7 programas de formaci6n a nivel de postgrado
y l nivel de pregrado en diferentes paises de latinoamerica: 4 en Colombia, 2 en Perú, I
en Venezuela y I en Chile. (Ver direcciones de las páginas web en la referencias bibliográ-
ficas).

CUADERNOS DE ADMlNlSTRACIÓNl UNIVERSIDAD DEL VALu) N° 27/ MARZO DE 2002 21


duo especifico: el gerente social, mental o metodológico con el cual se
quien básicamente actúa como obtienen las observaciones y la infor-
gerente en el sentido de la no- mación empírica necesaria para avan-
ción tradicional del término pero zar en el conocimiento de tal objeto.
vertido hacia "lo social". Como lo expresa Roldán( 1999 y 200 1)
"Toda observación está teñidIJ de teo-
Se discutirá más adelante como ría ". Es decir, la teoría o marco con-
estas dos características pueden ser ceptual con la que el investigador se
transformadas, o al menos enriqueci- aproxima al estudio de la realidad de-
das, cuando se acude a otro modelo termina el tipo de observaciones que
metodológico para el estudio y análi- se obtendrán y excluye otras no con-
sis de las organizaciones del Tercer tenidas dentro de la red de conceptos
Sector lo que contribuye a consolidar seleccionados para orientar su inves-
una identidad propia para la gerencia tigación. La teoría opera como un fil-
social que aún se encuentran en pro- tro para el estudio de la realidad y deja
ceso de construcción. ver sólo 10 que ella permite.
Una segunda consideración nece-
saria desde el punto de vista de la epis-
IV. UN MODELO METODO- temología y la metodología es aquella
LÓGICO PARA EL ESTUDIO que cuestiona la posibilidad de esta-
Y ANALISIS DE LAS ORGA- blecer una separación nitida entre el
NIZACIONES DEL TERCER observador y lo observado. Este crite-
SECTOR rio ha marcado el desarrollo del cono-
cimiento científico dentro de un mo-
Una de las más importantes leccio- delo mecanicista de conocimiento y se
nes que nos entregan los avances epis- ha convertido en uno de los signos de
temológicos recientes tanto para las rigor científico hallando su expresión
ciencias naturales como para las cien- en la máxima exigencia de objetividad
cias sociales tiene que ver con la rela- (Aktouf200I)20. Sin embargo, frente a
ción intrínseca existente entre los en- los desarrollos reciep.tes producidos
foques conceptuales o teóricos con los justamente en el terreno de las cien-
cuales se aborda un objeto de estudio cias físico naturales, las cuales en ge-
determinado y el dispositivo experi- neral han servido de guía para preci-

20 Un análisis completo de la cosmovisi6n mecanicista y sus rasgos característicos se


encuentra en Roldán (2001). Un paralelo entre los descriptores de la alternativa meca-
nicista y la cosmovisión emergente o de la complejidad se ha venido desarrollando en el
programa de investigación de estudios de la complejidad aplicada a las organizaciones
adelantado por Jairo Roldán, Yoav Ben-Dov y Karem Sánchez. Curso Complejidad y
Organizaciones Universidad del Valle, Cali, 2000, Univeridad EAFIT Medellío Colombia
2001 (yoaybendoy com)

214 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECfORl SÁNcm:z DE R., K.


sar el estatuto científico de las cien- y, por otro lado, los avances de la an-
cias sociales, este criterio tambalea y tropología contemporánea que reco-
se abren enormes interrogantes sobre nocen la imposibilidad de establecer
las formas de uso, el alcance y la po- una objetividad total en el conocimien-
tencia de los métodos y las técnicas to de los grupos sociales y acepta la
de investigación más frecuentemente presencia de la subjetividad y su ma-
mpleados hoy para dar cuenta de la nejo como aspectos de consideración
realidad natural y, para lo que aquí nos en sus estudios (Geertz, 1995 y 1994;
teresa, de la realidad social. Clifford, 1995). Así, las estrategias y
En el campo de las ciencias socia- métodos cualitativos ganan un peso
es, dentro del cual se inscribe el estu- específico significativo en el mapa de
dio de la Administración y la Gerencia posibilidades para obtener conoci-
en tanto son fenómenos humanos y miento válido, confiable y científico de
sociales, el tema de la metodología ha la realidad social.
dado lugar a lo que algunos denomi- Es evidente que ambas aproxima-
nan el dilema de los métodos (Bonilla ciones: cualitativas y cuantitativas son
y Rodríguez, 1997). Este se caracteriza necesarias para ganar en conocimien-
por la yuxtaposición y exclusión mu- to de la realidad social. Así, la exclu-
tua de lo cuantitativo (objetivo y rna- sión mutua o el predominio y mayor
tematizable por lo tanto científico en el desarrollo de una sobre otra no son
sentido clásico de las ciencias natura- alternativas conducentes para lograr
les) y lo cualitativo (subjetivo, no ma- una visión y comprensión del conjun-
tem atizable, por lo tanto, lejano del to.
estatuto científico clásico). Sólo el reconocimiento de que la
Este dilema se resolvió por mucho realidad social, es una realidad fáctica
tiempo a favor de los métodos yestra- con significaciones subjetivas (Boni-
tegias cuantitativos en detrimento oe lla y Rodríguez, 1997) expresado en el
los cualitativos. Sin embargo, dos fac- recurso complementari0 21 de los dos
tores modificaron la situación: Por un tipos de métodos conducirá al desa-
lado, la difusión a los más variados rrollo de investigaciones variadas y
campos del saber de la conclusiones múltiples en sus formas de acercamien-
de la física moderna en donde se indi- to y obtención de datos e información
ca que para el estudio de las partículas que cumplan los objetivos de ampliar
fundamentales de la materia es impo- las fronteras del conocimiento, base
sible separar el observador de lo ob- fundamental para generar nuevas
servado (Roldán,l990y Aktouf2(01); orientaciones, toma de decisiones más

Se emplea aquí la noción de complementaridad tal como la defme Roldán en Langage,


méchanlque quantique el rI~allté, Th ~se •. Université de Paris,- Panthéon Sorbon-
ne, 1991

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLFl N° 27/ MARZO DE 2002 215


acertadas y lineamientos para la acción troalimentación con los resultados de
acordes con la realidad social. Se de- los estudios macro de donde surgirán
duce de aquí la necesaria articulación procesos significativos y enriquecidos
e integración de las dimensiones mi- para su conocimiento en el mediano y
cro y macro de la investigación social. largo plazo.
Si esto es válido para la realidad social Si desde el punto de vista episte-
en general, lo es de fonna especial para mológico y metodológico expuesto, se
el estudio y comprensión de las orga- logra el acuerdo sobre la importancia
nizaciones del Tercer Sector, su con- de los estudios micro, queda ahora por
ceptualización y el desarrollo de sus resolver cómo emprenderlos lo que
fonnas de gobierno, la gerencia social, redunda necesariamente, como ya se
entre otras posibles. vió, en el interrogante sobre el enfo-
Los resultados de los estudios rea- que conceptual que se tiene de las or-
lizados por el proyecto comparativo ganizaciones del Tercer Sector. Si el
sobre las organizaciones del sector no enfoque se limita al de organizaciones
lucrativo liderado por Salamon son una cuyo objetivo central es la superviven-
buena muestra de la necesidad de acu- cia financiera en el proceso de prestar
dir a los dos enfoques. Mientras en el y rendir bienes y servicios a ciertos
documento general de 1999 se acude sectores de la población, ciertamente
principalmente a métodos cuantitativos los estudios de caso estarían enfoca-
coherentes con la definición teórica pro- dos a examinar única y exclusivamen-
puesta y se identifican indicadores tan te las parcelas de la realidad social de
precisos como porcentajes de Pffi, em- estas organizaciones que dan cuenta
pleo generado, fuentes de ingresos y de esta perspectiva. Aquí, como en el
sus magnitudes para tener una visión estudio de caso del INALDE (2000) las
general sobre las dimensiones del sec- preguntas serán en tomo a quién es el
tor; en el estudio sobre el impacto de dueño, cuál es la visión del negocio
estas organizaciones evoca de manera que se tiene, cuáles son las ventajas
significativa la urgencia del recurso a comparativas, entre otras fonnuladas
los estudios de caso y las estrategias en esta misma dirección.
cualitativas (Salamon 2000). Pero si se tiene una visión mucho
Es indudable que las cuantificacio- más amplia de lo que las organizacio-
nes y estandarizaciones deben estar nes del sector significan para la socie-
al orden del día para estos estudios, dad, de sus objetivos alrededor de los
pero no por ello debe dejarse de avan- cuales se pueden construir consen-
zar en el terreno del análisis de los ni- sos, los estudios de caso como méto-
veles microsociales de las organizacio- do de investigación, deben ampliar el
nes que acuden a las estrategias cuali- alcance de sus indagaciones para exa-
tativas de descripción e interpretación. minar cómo, con cuáles estrategias, por
Estos deben entrar en relación de re- cuáles medios (además de los finan-

216 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., K.


cieros) estas organizaciones despli~­ terreno de la intervención social en CaIi
gan su actividad, resuelven sus difi- y en Colombia, en el contexto de la
cultades, superan sus obstáculos y gestión y la gerencia social,
logran cumplir sus propósitos. Este proceso se adelantó en el con-
El estudio y comprensión de las texto de formación y consolidación del
organizaciones del Tercer Sector y de proyecto EGEDES (Escuela para la
la Gerencia social con la cual se vincu- Gerencia del Desarrollo Social). Tal
lan no pueden soslayar estos aspec- como se señala en el documento base,
tos epistemológicos y metodológicos la creciente importancia que las fun-
de donde se hace ineludible introdu- daciones, organizaciones no guberna-
cirlos tanto en las redes conceptuales mentales, grupos comunitarios y simi-
que dan cuenta de ellas como en las lares tienen para el mejoramiento de
estrategias metodológicas a las que se las condiciones de vida de los países
acude para auscultar sus realidades. en desarrollo requiere que estas enti-
El argumento indicado en el senti- dades mejoren sus destrezas empren-
do de que las organizaciones del Ter- dedoi"as para adelantar de forma más
cer Sector cumplen toda una gama de eficiente los proyectos de desarrollo y
objetivos amplios en el contexto de la por tanto lograr mayores beneficios
construcción de procesos de Geren- sociales. El proyecto EGEDES tiene
cia Social exige así consideraciones como propósito crear programas de
metodólogicas de mayor amplitud en formación en varios niveles en relación
el orden cualitativo. Estas se conden- con el desarrollo social Y
san en el modelo para estudio de caso Entre 1996 y 1997 se inició la cons-
y sistematización de las experiencias trucción del marco conceptual para
de las organizaciones del Tercer Sec- EGEDES. Durante este periodo, por
tor que se presenta a continuación. medio de seminarios y talleres se defi-
nieron los contenidos y metodologías
UN MODELO PARA EL ES'TVDIO DE del proyecto. Varias entidades no lu-
CASO Y SISTEMAT1ZACIÓN DE LAS crativas de Cali y la región se han visto
EXPERIENCIAS DE LAS ORGANIZACIO- atraídas por las ideas de EGEDES y hoy
NES DEL TERCER SECTOR hacen parte de un consorcio con las
cuatro instituciones fundadoras (Fun-
El origen del modelo que aquí se dación Carvajal, Procomún, Universi-
presenta se encuentra en el proceso dad del Valle y Fundación Limmat).
de sistematización de las experiencias A partir de 1998, con la financia-
de la Fundación Carvajal una de las ción de la Fundación Lirnmat, se inició
más importantes organizaciones en el la elaboración de cinco estudios de caso

'" EGEDES, Documento base. Fundación Carvajal 2000. para una visiÓn amplia del pro-
yecto ver www limmat orgltbjnklegedesl

CUADERNOS DE ADMINISfRAOÓN/ UNIVERSIDAD DEL V ALW N° 27/l'tIARZO DE 2002 217


del trabajo realizado por la Fundación DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA o
Carvajal en los siguientes programas: PROGRAMAS DE LA ORGANIZACIÓN
Vivienda de interés social (Sánchez,
1998), CORPOGINEBRA (Sánchez, K. Implica el conocimiento detallado d
Rengifo, M. y Mantilla, A. 1999) Cen- cada uno de los componente, sus obj(
tros de Servicios Básicos Comunitarios tivos y la identificación de los diferer
(Sánchez, K. Rengifo, M. y Mantilla, A. tes niveles en los cuales se comprom(
2000), CORPOTUNÍA (Sánchez, K., te la organización así como de quiene
Rengifo, M, Patiño, S. y Mantilla, A. participan o se integran en ellos a títul
200 1) Y recontrucción de la Zona 9 de institucional en la organización.
Armenia (Sánchez, K. 200 1).
Los resultados de la investigación IDENTIFICACIóN DE TOOOS LOS
y del trabajo de campo han permitido ACTORES COMPROMETIDOS EN B..
discernir los elementos de un modelo DESARROLLO DEL PROGRAMA O DE
metodológico conceptual para el es- LOS PROYECTOS DE LA ORGANIZACIÓI
tudio de las organizaciones del Tercer
Sector y la sistematización de sus ex- Se tienen en cuenta a todos aque
periencias el que permite, por supues- Uos que en mayor o menor medida ha
to, para avanzar en la construcción de participado y se establece el papel qu
una teoría y una práctica de la Geren- cada uno de ellos ha jugado. Este se
ciasocial guimiento muestra el dinamismo, incO!
Este modelo resultado de la ejecu- poración y rotación del personal invo
ción de estrategias de investigación lucrado en la medida en que aparece
pricipalmente cualitativa (etnográficas nuevos proyectos, requerimientos
y antropl6gicas) involucra los siguien- necesidades, o que éstos desaparece:
tes componentes: y/o asumen otras características. L
movilidad y las evaluaciones perma
IDENTIFICACIÓN DEL CONTEXTO nentes de los programas sobre si mis
GENERAL DE ACCIóN mos y sus objetivos marcan la paut
en el momento de identificar a sus pro
Los proyectos o programas de las tagonistas.
organizaciones sin ánimo de lucro no La organización bajo estudio y su
se realizan en abstracto sino en con- componentes, las familias usuarias I
textos específicos ampliamente carac- beneficiarias, la comunidad otras enti
terizables: hist6ricos, geográficos, dades privadas, el sector financiero :
econ6micos, sociales, políticos y cul- cooperativo, el gobierno municipal
turales del programa o programas ade- entidades diversas del sector público
lantados por la organización de estu- universidades, entidades internaciona
dio. Todos ellos se constituyen en les, otras organizaciones no guberna
marco de referencia para la acción. mentales y organizaciones comunita

218 EL DESARROu.o DE IIABn.IDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECfORl SÁNCHEZ DE R., K.


rias de base, entre muchas oiras, com- IDENTIFICACiÓN DE LAS HABIUDADES
ponen el universo de participantes en GERENCIALES y LOS ELEMENTOS
los distintos proyectos o programas. PROPIOS PARA LA GERENCIA SOCIAL
El conocimiento de las formas de su
interacción concreta son centrales para A pesar de lo limitado en el núme-
pensar los procesos de gestión y ge- ro de estudios de caso realizados, cir-
rencia social. cunstancia que en parte se supera con
la profundidad con la cual se llevaron
IDENTIFICACiÓN DE LOS PROCESOS a cabo, se hacen manifiestas algunas
CONDUCENTES A LA PRÁCTICA DE UNA características que buen pueden cate-
GERENCIA SOCIAL gorizarse como "habilidades gerencia-
les". Entre ellas se encuentran las si-
Algunos de los aspectos identifica- guientes:
dos como procesos de gerencia social El Desarrollo de una sensibilidad
se derivan directamente de establecer las hacia el sentir del grupo, la flexibilidad
formas como estos actores se relacio- en las metodologías, el manejo de las .
nan; de identificar los medios necesa- expectativas generadas, el respeto por
rios a los que se acude para para lograr el trabajo de los otros, la importancia
su concierto para la acción; de describir de los valores culturales, la promoción
el tipo de relaciones recíprocas, simétri- del diálogo de saberes, el impulso al
cas o asimétricas de la más variada índo- proceso educativo, el desarrollo de
le que se producen entre ellos; de exami- criterios técnicos, éticos, sociales, cul-
nar los procedimientos educativos y turales para el trabajo con cada comu-
pedagógicos encaminados a propiciar y nidad, la regularidad y constancia en
estimular la participación comunitaria y la acción, el desarrollo y ejercicio de la
la construcción y el ejercicio de una ciu- capacidad global de liderazgo, la solu-
dadanía plena; de reconocer las diver- ción y el manejo de conflictos.
sas formas de acción interinstitucional, Nuevos estudios de caso con otras
entre muchos otros factores. organizaciones, en otros contextos y
La investigación y el trabajo de con otras poblaciones, de seguro pon-
campo realizado permiten identificar drían a prueba y validarían estas habili-
como procesos centrales a la práctica dades y sacarían a la luz otras nuevas.
de la gerencia social, entre otros los Este modelo intenta trascender los
siguientes: la construcción de una red límites propiamente organizacionales
de relaciones sociales, la concertación de las entidades del Tercer Sector y
entre lógicas y objetivos diferentes, la sus características estructurales y fi-
intermediación y promoción de la par- nancieras para indagar más a fondo
ticipación, la conciliación entre estilos sobre los procesos y estrategias de
de trabajo diferentes, la inserción en interacción entre actores diversos. In-
las dinámicas comunitarias. teracciones tejidas en el desarrollo de

CUADERNOS DE ADMINISfRACI6NI UNIVERSIDAD DEL V ALW N" 27/ MARZO DE 2002


procesos concretos y específicos. Así, rran sobre si misma y restringen su
el estudio de estas entidades se ubica desarrollo fecundo.
en un contexto relacional que pennite Promesas que intuyen la potencia-
examinar cómo y hasta qué punto es- lidad de nuevas estrategia y métodos
tos procesos contribuyen a la cons- de investigación para las realidades
trucción de comunidad, de ciudadanía organizaciones que incitan con insis-
y de capital social entendido, en una tencia a forjar visiones integrales de
primera aproximación, como la red de las organizaciones en donde el diálo-
relaciones sociales que se construye go interdisciplinario para el mejor en-
y puede ser funcional a objetivos dife- tendimiento de los procesos gerencia-
rentes a aquellos para los cuales ini- les y administrativos es condición in-
cialmente se generó. dispensable.
Amenazas representadas en el re-
chazo a confrontar estas realidades
V. CONCLUSiÓN: HACIA EL organizacionales y administrativas
DESARROLLO DE HABILIDA- bajo nuevas ópticas y estrategias arro-
DES GERENCIALES PARA EL jando como resultado el anquilosa-
TERCER SECTOR miento y petrificación de la disciplina
administrati va.
La emergencia cada vez más signi- El epígrafe que abre este trabajo
ficativa e intensa de las organizacio- contiene importantes sugerencias
nes del Tercer Sector en el contexto de orientadas a posibles programas y pro-
las realidades sociales contemporá- yectos de investigación para las orga-
neas impone nuevos retos a la Admi- nizaciones del Tercer Sector, la Admi-
nistración y la Gerencia Retos que solo nistración y la Gerencia y los vínculos
pueden enfrentarse con la flexibiliza- que las relacionan.
ción de los modelos mentales vigen- De las organizaciones se pide de-
tes frente a nuevos objetos de estu- mostrar la valía de lo que hacen para
dio, la aceptación de los límites de va- ganar la lealtad de los ciudadanos. Esa
lidez de las teorías administrativas y demostración sólo se conseguirá si se
organizacionales hasta ahora desarro- emprende en forma continua e intensi-
llados, y el impulso a la construcción va la sistematización de sus experien-
de nuevos marcos conceptuales ade- cias en donde se destaquen no sólo
cuados a los nuevos fenómenos. su capacidad de acción e intervención
Tales desafíos encierran promesas en los más variados contextos econó-
y también amenazas. Promesas en micos, sociales, políticos y culturales,
cuanto se percibe la ampliación del sino también se hagan visibles su ca-
campo de acción de la disciplina y se pacidad de autoreflexión y pensamien-
augura el levantamiento de barreras to sobre si mismas, su posibilidad de
conceptuales y teóricas que la encie- ser adaptativas y corregir su rumbo

220 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALES PARA EL TERCER SECTOW SÁNCHEZ DE R., K.


cuando las circunstancias complejas secusi6n de los objetivos propuestos
en las que actúan así lo impongan. por las organizaciones el sector.
De la Administración se exige idear La capacidad de concertación, el
nuevas estrategias de fonnación en ';!llcontrar espacios comunes de acción
materia gerencial y administrativa cuyo para actores individuales y colectivos
sello distintivo sea la integración de de naturalezas diversas y con objeti-
los valores y el espíritu característico vos opuestos, el fomento de~ diálogo
de este nuevo sector organizacional, además de la capacidad de obtener
el Tercer Sector, para lo cual es impres- fondos y asegurar la sostenibilidad fi-
cindible progresar en el conocimiento nanciera serían algunas de las habili-
de tales valores y la naturaleza del es- dades constitutivas de la gerencia so-
píritu que les otorga su sello particu- cial entendida como proceso colectivo
lar. El desarrollo de una concepción resultado de la contribución de varios
autónoma de Gerencia Social se en- actores y no entendida como la acci6n
cuentra en primera línea dentro de esta que desempeña un individuo ubicado
agenda de trabajo. en el tope de una jerarquía burocrática
Por último, se impone descifrar las administrativa siguiendo el modelo de
claves necesarias de conciliación en- la administración tradicional.
tre los intereses públicos y privados Se trata también una alternativa de
en aras de la profundización de la de- respuesta a algunas de las observa-
mocracia y los valores que la acompa- ciones que estudios recientes han he-
ñan: equidad, justicia social, pluralis- cho de las organizaciones del Tercer
mo y tolerancia. Sector según la cual tienende a estar
Los elementos para un marco con- "más cerca del poder, menos cerca de
ceptual y el modelo metodológico que la gente" (Villar, 2(00). La promoción
aquí se presentan son una contribu- intensiva y la consecuente asignación
ción en el sentido de arrojar luces so- de recursos para la realización de este
bre el tipo de habilidades gerenciales tipo de estudios de sistematización de
que se deben desarrollar para el ejerci- experiencias detalladas de las organi-
cio de una Gerencia Social adecuada a zaciones del Tercer Sector, con el mo-
la naturaleza, los objetivos y valores delo que aquí se propone o con otro
que confieren su especificidad a las que recoja la complejidad de esta par-
organizaciones del Tercer Sector. Como ticular realidad social, requiere crear
es de suponer, éstas habilidades van una conciencia .::n el seno de las orga-
mucho más allá de la necesaria capaci- nizaciones del sector de la importan-
dad de asegurar el financiamiento y la cia de generación de conocimiento,
supervivencia económica de la orga- tanto a nivel de entidades individual
nización. Actividad que por supuesto como del sector en su conjunto.
es es necesaria e imprescindible, pero Por ahora, observaciones prelimi-
a todas luces no suficiente para la con- nares indican que el trajín y la urgen-

CUADERNOS DE ADMINISTRACIÓN!' UNIVERSIDAD DEL VALLFi N° 271 MARZO DE 2002 221


cia de consecución de fondos que ga- He, Universidad de Montreal (En
ranticen su supervivencia y la prontitud proceso de publicación).
por entrar en el campo de la acción y la AKTOUF, Ornar. (2001) La metodolo-
práctica social, las hacen perder de vis- gía de las Ciencias Sociales y el en-
ta, salvo contadas excepciones, la im- foque cualitativo en las organiza-
portancia de la reflexión y análisis de su ciones. Una introducción al proce-
propia experiencia para mejorar la eficien- dimiento clásico y una crítica. Fa-
cia y eficacia de sus esfuerzos en ello- cultad de Ciencias de la Adminis-
gro de sus objetivos propuestos. tración - Universidad del Valle, Cali.
Es posible encontrar aquí también BONILLA, Elssy. y Penélope RODRI-
los indicios de una estrategia para su- GUEZ (1998) Más allá del dilema
perar la dualidad característica del sec- de los métodos. Editorial Norma
tor en América Latina según la cual las BALIAN, Beatriz. (200}) Las Empresas
organizaciones del Tercer Sector se en- Yel Tercer Sector, elementos movi-
cuentran divididas en el sector de las lizadores y obstaculizadores.
organizaciones tradicionales, formales www.icd.org.uy/mercosurlinfor-
y el sector creciente, con mayor fuerza mes/2000
e impulso, de las organizaciones de CHANLAT J.-F. y F. SEGUIN. (1987)
base, informales y de extracción popu- L'analyse des organisations. Une
lar y comunitaria (Salamon, L., Anhier, anthologie sociologique. T II. Les
H. el al. 1999). El conocimiento genera- composantes· de l' organisation
do a partir del estudio de uno y otro, y Gaetan Morin Editeur, Quebec-Ca-
por supuesto, su socialización genera- nada
lizada y discusión en el seno de los fo- CLIFFORD, James. (1995) Dilemas de
ros y eventos que reúnan a las organi- las culturas. Antropología, litera-
zaciones del sector, al sector público y tura y arte enla perspectiva pos-
al privado de seguro contribuirían a su- moderna Gedisa Editorial 1a. Edi-
perar la fragmentación señalada. ción Barcelona.
EGEDES (2000) Documento base Fun-
dación Carvajal, Ca1i
REFERENCIAS FAYOL,Henry,yF.W. TAYLOR (1994)
Administración Industrial y Gene-
AKTOUF, Ornar. (1998) La Administra- ral - Principios de Administración
ción entre la Tradición y la Reno- Científica. El Ateneo, Buenos Ai-
vación, Segunda Edición. Univer- res, Ila. Edición
sidad del Valle - Gaetan Morin Edi- GEERTZ, Clifford. (1995) La interpre-
teur.Ca1i tación de las culturas Gedisa Edi-
AKTOUF, Ornar. (2000) Mondiali- torial 6a.reimpresión, Barcelona
sation, Economie et Organisation: GEERIZ, Clifford. (1994) Conocimien-
La strategie de l 'autruche ratione- to Local. Ensayos sobre la inter-

222 EL DESARROUO DE HABllJDADES GERENCIALES PARA EL TERCE"R SEcroRl SÁNCHEZ DE R., K.


pretaci6n de las culturas. Editorial del Siglo XXI, Arsenio Arbelaez
Paidos. la. Edición. Barcelona (Compilador) Grupo Pedag6gico
GIBSON, James, John IVANCEVICH, Bahá'i - Correlaciones RJNDAEe.
James DONNELLY. (1997) Las or- ROLDÁN, Jairo, Yoav BEN-DOV y
ganizaciones, Comportamiento, Germán GUERRERO (200 1) Com-
Estructura, Procesos 8a. Edición. plementaridad: Física, Ciencia y Co-
Mc Graw-HilVIrwin nocimiento (En proceso de publi-
GÓMEZ, Gonzalo. (2000a) Por qué el caci6n)
método de caso INALDE Presen- SALAMON, L., H. ANHEIER; et al
taci6n.ppt Junio (1999) Nuevo Estudio del Sector
GÓMEZ, Gonzalo. (2000b) El Gobier- Emergente. Resumen Valoración
no de las organizaciones sin fines revisada. Proyecto de Estudio
de lucro INALDE Presentaci6n.ppt Comparativo del Sector no Lucra-
Junio. tivo de la Universidad Johns Hop-
INALDE (2000) Fundaci6n Carvajal (1) kins (Fase Il) e.N.P
s.a. Por correo electr6nico SALAMON, Lester M., S. WO!CIECH
INALDE (2000) Fundación Carvajal SOKOLOWSK1, and Helmut K.
(IV) s.a. Por correo electr6nico At'ffiEIER; (2000) "Social Origins
INDES (2000) Instituto Interamericano of Civil society: An Overview."
para el Desarrollo social. Guía In- Working paper of the Johns Hop-
formativa. República Dominicana. kins comparative Nonprofit Sector
KLIKSBERG, Bernardo. (1998) Una Project. No. 38 Baltimore: The
nueva gerencia pública para la mo- JhonsHopkins Center for Civil So-
dernizaci6n del Estado y afrontar ciety Studies. December
los desafíos de la integraci6n CE- SALAMON, Lester M, Leslie HEMS
FIRlCentro para la Integración Re- and Kathryn CHINNOCK (2000),
gional (Disponible en internet) 'The Nonprofit Sector: For What
MORRA, Linda YArny FRIEDLANDER. and for Whom" Working paper of
(2000) Case Study Evaluations The the Johns Hopkins comparative
World Bank, Washington, D.e. Nonprofit Sector hoject. No. 37
MORGAN, G. (1989) Images de Baltimore: The JhonsHopkins Cen-
l' organisation Quebec - París PUL ter for Civil Society Studies.
-ESKA SANCHEZde R. Karem.1998 El Pro-
ROLDÁN, Jairo (1990) Langage, Rea· grama de Vivienda de la Fundaci6n
lité et Mechanique Quantique. Te- Carvajal: Un estudio de caso de
sis de Doctorado Universidad de gesti6n y gerencia social. EGEJES
Paris- Pantheon Sorbonne, Paris. - Fundaci6n Carvajal. 110 Páginas.
ROLDÁN, Jairo. (1999) "Complemen- Cali, Diciembre.
taridad entre Ciencia y Religi6n" SANCHEZde R. Karem, M. RENGIFO
En: Principios para una Educaci6n 'f A. MAl\TTILLA 1999 CORPOGI-

CUADERNOS DE ADM1NISTRACIÓN! UNIVERSIDAD DEL VALLEI N° 27/ M.uzo DE 2002 223


NEBRA (Corporación para el de- Ponencia presentada en el V En-
sarrollo de Ginebra): Un estudio de cuentro Iberoamericano del Tercer
caso de gestión y gerencia social. Sector. Cartagena, Junio.
EGEDES - Fundación Carvajal. 125 VILLAR Rodrigo (200 1) El Tercer Sec-
Páginas. Cali, Octubre. tor en Colombia Evolución, dimen-
SANCHEZ de R. Karem, M. RENGI- sión y tendencias. Confederación
FO, y A. MANTILLA 2000. Los colombiana de Organizaciones no
Centros de Servicios Básicos Co- Gubernamentales, Bogotá
munitarios (SEBAC): Un estudio de ZAPATA Alvaro (200 1) El saber Admi-
caso de gestión y gerencia social. nistrativo y su método de estudio.
EGEDES - Fundación Carvajal. 140 Una perspectiva fenomenológica
Páginas, Mayo. Ponencia presentada en el Encuen-
SANCHEZ de R. Karem, M. RENGI- tro de Decanos de las Facultades
FO, s. PATIÑO y A. MANTILLA. de Administración. Asamblea anual
CORPOTUNíA: Un estudio de de ASCOLFA. Pereira, Mayo.
caso de gestión y gerencia social. www.ccong.org.co
EGEDES - Fundación Carvajal. (En www.habitat.ar Realidades y perspec-
proceso de edición final). tivas del Tercer Sector en América
SANCHEZ de R. Karem, La experien- latina y en Europa Convocatoria
cia de la Fundación Carvajal en el Argentina 12 y 13 de Julio de 2000
proceso de reconstrucción de la www.inalde.edu.co
zona 9 de Armenia: Un estudio de www-hoover.stanford.edu/bios/
caso de gestión y gerencia social. friedman.hnnll
EGEDES - Fundación Carvajal. (En www.colombja200Q.orgI Site oficial del
proceso de edición final). V Encuentro Iberoamericano del
sÁNCHEZ de Roldán Karem (2000) Tercer Sector
"Por una visión integral de las or- www.pucp . edu.pelunidlmaestria~/ger-
ganizaciones" En: De lo Humano ssID.
Organizacional, Facultad de Cien- www.ven.net/-fegs
cias de la Administración, Univer- www.unfv-bib.edu.pe/eup g/
sidad deJ ValJe, Cali. Ma~AdQeTSoc.htm
VILLAR, Rodrigo. (1996) Definiendo www.uninarino.edu.co/postgrado/
el sector sin ánimo de lucro: Co- gsociaV
lombia. The Johns Hopkins Com- www.uniminuto.edu/Especializacio-
parative Nonprofit Project - Con- nes/gerencia social.htm
federación Colombiana de ONG. www.javeriana.edu.co/pensarlD9.html
Agosto. www.administracion.uniandes.edu.co/
VILLAR Rodrigo (2000) El tercer sec- pregrado/electivas seminarios!
tor, la sociedad civil y la gobema- www.rehue.csociaIes.uchile.cUcursos
bilidad democrática en Colombia. www.limmat.or¡UthinkJEQEDES/

224 EL DESARROLLO DE HABILIDADES GERENCIALl"S PARA EL TERCER SECTOR! SÁNCHEZ DE R., K.