Sei sulla pagina 1di 21

Humanidades Hispánicas

This book is part of the Peter Lang Humanities list.


Every volume is peer reviewed and meets
the highest quality standards for content and production.

PETER LANG
New York  Bern  Berlin
Brussels  Vienna  Oxford  Warsaw
Humanidades Hispánicas

Lengua, Cultura y Literatura


en los Estudios Graduados

Editado por
Francisco Marcos Marín

PETER LANG
New York  Bern  Berlin
Brussels  Vienna  Oxford  Warsaw
Library of Congress Cataloging-in-Publication Data
Names: Marcos Marín, Francisco, editor.
Sánchez Díez, Alicia. La información y la documentación en la investigación cientifica.
Title: Humanidades hispánicas: lengua, cultura y literatura en los estudios graduados /
Francisco Marcos Marín (compilador).
Description: New York: Peter Lang, 2018.
Includes bibliographical references and index.
Identifiers: LCCN 2017045329 | ISBN 978-1-4331-4462-2 (pbk.: alk. paper)
ISBN 978-1-4331-4455-4 (hardback: alk. paper) | ISBN 978-1-4331-4456-1 (epdf)
ISBN 978-1-4331-4457-8 (epub) | ISBN 978-1-4331-4458-5 (mobi)
Subjects: Spanish philology.
Spanish philology—Study and teaching (Graduate).
Classification: LCC PC4071 .H86 2018 | DDC 460—dc23
LC record available at https://lccn.loc.gov/2017045329
DOI 10.3726/b14319

Bibliographic information published by Die Deutsche Nationalbibliothek.


Die Deutsche Nationalbibliothek lists this publication in the “Deutsche
Nationalbibliografie”; detailed bibliographic data are available
on the Internet at http://dnb.d-nb.de/.

The paper in this book meets the guidelines for permanence and durability
of the Committee on Production Guidelines for Book Longevity
of the Council of Library Resources.

© 2018 Peter Lang Publishing, Inc., New York


29 Broadway, 18th floor, New York, NY 10006
www.peterlang.com

All rights reserved.


Reprint or reproduction, even partially, in all forms such as microfilm,
xerography, microfiche, microcard, and offset strictly prohibited.

Printed in the United States


Índice

Índice de ilustraciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xiii


Índice de tablas���������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������xv
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xvii
Francisco Marcos Marín

Capítulo 1: La información y la documentación en la


investigación científica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Alicia Sánchez Díez
    La información, el documento y la investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
    Las fuentes de información. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3
    Los centros de información . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
    Las búsquedas de información. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
   Documentar la investigación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32

Capítulo 2: Humanidades Digitales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33


Alicia Sánchez Díez
    La Tecnología Informática y las Ciencias Humanas y Sociales. . . . . . . . . . . . . 33
    Codificación y códigos: la representación numérica del lenguaje. . . . . . . . 36
vi   |  índice

    Lenguajes formales y lenguas naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42


    Etiquetado y análisis elemental de los textos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
   Recursos textuales de texto e imagen: bases de datos, corpus,
bibliotecas, archivos y repositorios �������������������������������������������������������������������������� 48
    La computadora y la investigación cuantitativa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
   Las redes sociales y otros recursos tecnológicos en línea para
la investigación���������������������������������������������������������������������������������������������������������������� 56
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58

Capítulo 3: Semiótica y Semiología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61


Francisco Marcos Marín
   Percepción e interpretación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
   Lenguaje y lenguas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
    La señal, el radical sem- y la Semiología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64
    Mensaje y señal: indicio, icono, símbolo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65
    El lenguaje y sus funciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
   El signo lingüístico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72
   Denotación y connotación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
    Las dimensiones de la significación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
   El código . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88

Capítulo 4: Etnolingüística. Lenguas y Cultura. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91


Francisco Marcos Marín
    Etnolingüística en sentido amplio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
    La forma interior y su interpretación en la Lingüística hispánica. . . . . . . . . . 92
    Lengua e interpretación del mundo: la llamada “hipótesis Sapir-Whorf”. . 98
    Un peculiar concepto de raza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100
    El multilingüismo del mundo hispánico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
    Las varias herencias culturales hispánicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109
    Mundo hispánico e interculturalidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113
   Principales instituciones dedicadas al estudio de las lenguas
indoamericanas��������������������������������������������������������������������������������������������������������������115
     Estados Unidos De América����������������������������������������������������������������������������115
     México ��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������116
     Guatemala��������������������������������������������������������������������������������������������������������������117
     Colombia����������������������������������������������������������������������������������������������������������������117
     Ecuador ������������������������������������������������������������������������������������������������������������������117
     Perú��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������117
     Bolivia����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������117
í n d i c e  | vii

     Brasil��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������118
     Europa����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������118
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118

Capítulo 5: La lingüística. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121


Whitney Chappell
    Propiedades de las lenguas humanas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121
   La adquisición lingüística. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125
    Una introducción a los campos lingüísticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
     La Fonética y la Fonología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
     La Morfología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
     La Sintaxis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141
     La Semántica y la Pragmática . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
   Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150

Capítulo 6: Traducción e interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153


Melissa Wallace y Vicente Guillot
    Introducción a los estudios de traducción e interpretación. . . . . . . . . . . . . 153
    Teoría e historia de los estudios de traducción e interpretación. . . . . . . . . 155
      La evolución en los estudios de traducción e interpretación. . . . . . . 155
      La traducción como proceso y como producto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158
   La interpretación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162
     La interpretación de conferencias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162
     La interpretación en ámbitos sociales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
   Academización y formación de traductores e intérpretes en los
Estados Unidos ��������������������������������������������������������������������������������������������������������������164
     Competencia cultural y la educación multicultural para
traductores e intérpretes����������������������������������������������������������������������������������166
     Acreditación de traductores e intérpretes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167
   El aspecto interdisciplinar de las investigaciones en el campo
de la traducción y la interpretación������������������������������������������������������������������������169
    Conclusiones y nuevas direcciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169
   Notas����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������172
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172

Capítulo 7: Filología e Historia de las lenguas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175


Francisco Marcos Marín
    Texto e Historia: la periodización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175
   Gramática, Etimología, Filología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177
viii   |   índice

    Variación textual y la elección del texto preferido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 180


   La edición. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 184
    Corrientes de la Filología Hispánica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186
   El comentario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193
    ¿Se puede ser filólogo en el siglo XXI? ¿Cómo?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196
   Bibliografía comentada.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198

Capítulo 8: Crítica literaria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199


Jorge Urrutia
   Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199
    La valoración de la obra literaria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201
   La comprensión lectora. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206
    La literatura y sus límites . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 209
   La obra literaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210
   El sistema literario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 212
    El lector y el texto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214
   Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 215
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 216

Capítulo 9: Retórica y poética. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217


María Soledad Salazar Ramírez
    Textos orales y escritos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217
    Clasificación de los textos escritos según su objetivo comunicativo. . . . . 219
     Textos informativos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219
     Textos prescriptivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
     Textos persuasivos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221
     Textos estéticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 222
    El texto literario, género y lenguaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223
    Caracterización del género lírico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225
     Métrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226
     Retórica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 231
     Temas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240
     Subgéneros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 244
    Caracterización de la épica-narrativa y principales subgéneros. . . . . . . . . . 245
     Análisis de la historia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
     Análisis del discurso. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248
     Estructuras narrativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253
     Subgéneros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254
    Género dramático y subgéneros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255
í n d i c e  | ix

Capítulo 10: Teatro y Artes escénicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 257


Rosa de Diego
    Del texto a la representación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 257
   El estudio del Teatro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 263
     La palabra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 263
     El espacio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 267
     El tiempo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 271
     El personaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 275
   Historia del teatro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279
     Las reglas del teatro clásico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279
     Principales géneros teatrales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 280
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 285

Capítulo 11: Literatura y Arte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 287


Santiago Daydí-Tolson
    La Literatura como expresión del Arte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 287
      La obra artística y sus componentes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 287
    Análisis comparativo en las disciplinas artísticas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
     Análisis temático o conceptual. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
     Análisis formal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
      Textos literarios, música y artes plásticas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
    Estructura composicional: modo, género y materia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 292
    El lenguaje artístico como instrumento estético. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295
     Lo visual y lo auditivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 296
    La literatura, el arte y la historia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 297
      La narrativa artística y sus orígenes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 297
     Literatura y canto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 298
      El lenguaje visual y la palabra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 299
    Visión estética desde la Antigüedad clásica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 300
     Mímesis. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 300
     Ut pictura poesis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 300
    Movimientos artísticos y técnicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 301
     La écfrasis. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 302
     El Romanticismo, Modernismo y Vanguardismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
   Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 306

Capítulo 12: Cine . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307


Nancy J. Mémbrez
    Precursores. Un breve recorrido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307
x   |   índice

   Fotografía y cinematógrafo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309


    La llegada del cine al mundo hispánico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 311
     Características del cine primitivo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 312
    El cine mudo hasta 1930. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 314
    El cine sonoro y los idiomas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
    El cine hispánico desde 1930: un breve recorrido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 316
     México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 316
     Argentina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
     Cuba . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 318
    Los subtítulos y el doblaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319
      “España es diferente”: España y el doblaje reglamentado. . . . . . . . . . . 319
    La coproducción y la neutralización del idioma en el cine . . . . . . . . . . . . . . 321
      Películas de habla inglesa de producción local . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 322
     La neutralización del lenguaje. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
     La literatura y el cine. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
    ¿Cómo se estudia el cine?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
     Mitos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 326
      Las figuras retóricas de la literatura son las mismas en el cine. . . . . . 327
     Consideraciones artísticas en breve . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
     Vocabulario cinematográfico básico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
      Esquema de estudio: modelo sintetizado de Louis Giannetti. . . . . . . 332
    Puntos de partida bibliográficos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
   ¿Qué puede hacerse con el cine en el campo de la lengua,
cultura y literatura?��������������������������������������������������������������������������������������������������������335
    Preservación: cuestión moral candente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336
   Bibliografía básica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 337

Capítulo 13: Música. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 339


Ana Benavides
    La notación musical a lo largo de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 339
     La notación actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341
   Música y poesía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345
      Primeras conexiones entre música y poesía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 346
     Géneros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347
      Música y poesía en los siglos XIX y XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 349
    Música y teatro: la ópera, la zarzuela y otros géneros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 350
     La camerata fiorentina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 351
     La ópera en otros países . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352
     La zarzuela. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 354
    El Clasicismo musical: Wolfgang Amadeus Mozart. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 355
     El Clasicismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356
í n d i c e  | xi

      Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, 1756–Viena, 1791) . . . . . . . . 357


     Mozart y el nuevo lenguaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358
   Música y cine . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359
      Aportaciones de la música al lenguaje audiovisual . . . . . . . . . . . . . . . . 360
      ¿Cómo se adapta la música al cine? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 363
   Conclusión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 363
   Discografía recomendada������������������������������������������������������������������������������������������365
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 366

Capítulo 14: Qué añade la Sociología al estudio de la lengua,


la cultura y la Literatura. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367
Amando de Miguel
    El punto de vista de la Sociología. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367
    La cultura como cultivo de lo valioso. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 373
    La lengua como pieza de cultura. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 375
    Literatura, sociedad y política . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 381
    Algunas reglas para “leer” las encuestas sociológicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 383
   Bibliografía comentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 386

Bibliografía de Referencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 389


Índice de autores y materias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 395
Índice de ilustraciones

Figura 3.1. El triángulo de Ogden y Richards. Fuente: El autor���������������������������������� 74


Figura 3.2. El triángulo de Stephen Ullmann. Fuente: El autor���������������������������������� 75
Figura 5.1. La tira de prensa escrita y diseñada por Euler������������������������������������������122
Figura 5.2. El signo lingüístico. Arte por Sharon Blecksmith������������������������������������123
Figura 5.3. El aparato fonador. Fuente: La autora����������������������������������������������������������132
Figura 8.1. Caligrama por Fernando Hermosillo y Parrilla (1727).
Por su autor. Uso común����������������������������������������������������������������������������������211
Figura 12.1. Planos 1–7. Fuente: La autora������������������������������������������������������������������������328
Figura 12.2. Planos 8–9. Fuente: La autora������������������������������������������������������������������������329
Figura 12.3. La iluminación. Fuente: La autora ����������������������������������������������������������������330
Figura 12.4. Ángulos. Fuente: La autora������������������������������������������������������������������������������331
Figura 12.5. Tomas: campo y contracampo. Fuente: La autora����������������������������������332
Figura 12.6. Montaje paralelo, por analogía, de elipsis. Fuente: La autora������������333
Figura 13.1. Representación de la clave Sol en pentagrama.
Fuente: La autora������������������������������������������������������������������������������������������������342
Figura 13.2. Ejemplo de octosílabos musicales. La Rapsodia
Vascongada. Fuente: La autora����������������������������������������������������������������������349
Índice de tablas

Tabla 1.1. Abreviaturas frecuentes�����������������������������������������������������������������������������������������8


Tabla 2.1. Correspondencia entre el sistema de representación
decimal y el sistema binario������������������������������������������������������������������������������ 37
Tabla 2.2. Algunas correspondencias entre código ASCII (basado en
sistema numérico binario) y caracteres del alfabeto latino y
otros símbolos comúnmente utilizados������������������������������������������������������ 39
Tabla 2.3. Algunas correspondencias entre código ASCII (basado en
sistema numérico binario) y caracteres del alfabeto latino,
así como caracteres numéricos, y UNICODE y caracteres de
diferentes alfabetos���������������������������������������������������������������������������������������������� 40
Tabla 2.4. Algunas correspondencias entre código binario, decimal
y caracteres ASCII (basado en sistema numérico binario)�������������������� 41
Tabla 3.1. Modelos triádicos del signo������������������������������������������������������������������������������ 76
Tabla 4.1. Lenguas indoamericanas ��������������������������������������������������������������������������������106
Tabla 4.2. Estimado de lenguas y sus hablantes.��������������������������������������������������������108
Tabla 5.1. Alfabeto Fonético Internacional de las vocales del español
latinoamericano (tabla simplificada)������������������������������������������������������������132
Tabla 5.2. Alfabeto Fonético Internacional de las consonantes del
español latinoamericano (tabla simplificada)������������������������������������������134
Tabla 5.3. La flexión morfológica de los sustantivos��������������������������������������������������137
Tabla 5.4. La flexión morfológica de los verbos����������������������������������������������������������138
xvi   |   índice de tablas

Tabla 12.1. Estudio comparativo entre novela y cine según George


Bluestone. Adaptación de la autora.������������������������������������������������������������325
Tabla 13.1. Figuras musicales. Fuente: La autora.����������������������������������������������������������341
Tabla 13.2. Alteraciones (sostenido, bemol y becuadro).
Fuente: La autora.������������������������������������������������������������������������������������������������342
Tabla 13.3. Términos empleados en la notación musical actual.
Fuente: La autora.������������������������������������������������������������������������������������������������344
Introducción
francisco marcos marín

La generalización del acceso a la educación ha producido grandes alteraciones en


el tipo de estudiantes que llegan a los estudios superiores. Hace cincuenta años,
la mayor parte de quienes hoy acceden a ellos se hubieran limitado, como mucho,
a terminar lo que hoy sería una enseñanza preuniversitaria, mientras que en la
universidad se ingresaba tras un largo y costoso proceso de selección. Todo ello
se ha traducido en un descenso del nivel medio de conocimientos. Digo medio,
porque también está claro que el nivel superior de los conocimientos universita-
rios supera hoy con mucho al de hace cincuenta años. En aspectos como uso de
computadoras y conocimiento de idiomas, incluso el nivel mínimo está más alto
que el nivel mínimo de entonces. ¿Qué caracterizaría, a mi juicio, ese nivel medio
de conocimientos que parece haber descendido? Fundamentalmente dos aspec-
tos: el conocimiento enciclopédico y el interdisciplinario, estrechamente ligado a
él. Muchos alumnos universitarios, limitándonos al campo de las Humanidades,
no han tenido ocasión de aprender a interrelacionar Arte, Música y Literatura o,
incluso, Lengua y Literatura, ni nada de ello con la Historia. Su universo cultural
está limitado por un menor acceso a la fuente de información básica que ha sido,
en la educación burguesa característica del estudiante universitario tradicional, la
biblioteca familiar. Disponen de muchas facilidades para acceder a la información
que precisan, gracias a internet; pero no han sido educados para interrelacionar
los múltiples datos que reciben y, en consecuencia, ha disminuido su capacidad
crítica. No saben qué hacer con tanta información. El problema no se limita a los
alumnos universitarios, por supuesto, es un problema de nuestro tiempo; pero en
xviii   |  fr ancisco mar cos marín

este libro se restringe al estudio de las Humanidades en Lengua Española en el


marco universitario.
Un grupo de profesores con experiencia educativa en niveles preuniversitarios
y universitarios aceptó mi propuesta de escribir un libro introductorio para ayudar
a los estudiantes a interrelacionar conocimientos en los campos de Lengua, Cul-
tura y Literatura. El mejor modo de hacerlo de manera coordinada era aceptar
unas ideas básicas y la orientación del compilador para que todo saliera de acuerdo
con el plan previsto. Esa idea central del libro es “cómo hacer cosas en Lengua,
Cultura y Literatura a partir de los conocimientos que se adquieren en cada capí-
tulo”. El método de aplicación debería ser que los alumnos se leyeran primero el
capítulo, antes de la clase correspondiente, y prepararan una serie de ejercicios para
repasar en clase. De ese modo se asegura que se haya comprendido lo que se quiere
decir y que se sabe cómo aplicarlo.
El público es, en principio, el compuesto por estudiantes universitarios de
español en universidades de todo el mundo, lo que significa que algunos de ellos
tienen el español como lengua materna y otros como lengua segunda. De hecho, el
experimento de aplicación práctica de la primera redacción del libro se ha hecho
con estudiantes de las dos categorías. Naturalmente, además de los estudiantes, hay
que tener en cuenta a sus profesores, porque esta obra se presenta como una posible
introducción a las Humanidades Hispánicas en un semestre de quince semanas.
Sería deseable que el libro alcanzara a otros estudiantes y profesores, en todo el
mundo. Se ha tenido por tanto muy claro que ese público estudiantil en algunos
casos puede tener el español como lengua materna, con variados niveles de uso en
diferentes registros, y que, en la mayor parte de los casos en que el español no sea
su lengua materna, lo será el inglés. Se parte también de la idea de un público con
conocimientos muy básicos, así que no se debe dar nada por previamente conocido.
La ventaja es que la Sociedad del Conocimiento permite hoy recurrir a informa-
ción complementaria cuando sea preciso, por lo que se evita sobrecargar el libro,
que debe ser lo más ágil posible, para permitir una primera lectura seguida de los
ejercicios correspondientes, antes del trabajo de clase. Cuando para esa informa-
ción complementaria se recurra a internet, se hará teniendo en cuenta que los
enlaces pueden sufrir variaciones y quedar pronto obsoletos. La mejor solución
aplicada ha sido incluir las palabras de búsqueda, para permitir la recuperación de
los enlaces o su sustitución por otros equivalentes.
Esto quiere decir que los autores nos hemos planteado nuestros capítulos
como un texto divulgativo de nivel culto, pero no especializado más allá de lo
que se supone que se debe aprender en una introducción a lo que serán después
estudios de maestría en los tres campos de aplicación, referidos a la lengua espa-
ñola castellana. La idea es que, cuando un alumno siga después cursos en Lengua,
Literatura o Cultura, llegue a ellos con un mínimo de conocimientos básicos. Esto
antes lo hacía la Escuela Secundaria y ahora debería hacerlo el Bachillerato o BA;
i n t r o d u cc i ó n  | xix

pero la realidad demuestra que es mejor no darlo por supuesto. Los alumnos son
normalmente capaces de aprender lo que se les enseñe en lenguaje llano y con
claridad, dos conceptos que con frecuencia se confunden. Ese tipo de enseñanza,
quizás, es menos común de lo que parece.
Lo anterior también significa que el libro está escrito en lenguaje llano y que
los alumnos deben aprender a usar ese tipo de lenguaje, a ampliarlo y a distinguir
los distintos niveles o registros. Por ello es oportuno que tengan una clara idea de
la norma, en el sentido de consenso. La norma lingüística utilizada será la norma
hispánica y, en caso de tener que hacer concesiones a determinadas variantes, se
elegirán las que sean más comunes entre las variantes americanas del español. Al
hacerlo se debe tener presente que no hay una unidad de un supuesto español lati-
noamericano frente a un supuesto español europeo, como sabe bien quien tenga
una idea de las diferencias entre el habla de Burgos, Madrid, Sevilla, Canarias, la
isla de Bioko, Veracruz, la Ciudad de México, Caracas, Bogotá, Salta, el Río de la
Plata o cualquiera de las regiones del mundo hispanohablante.
Mantener el libro en límites aceptables de extensión requiere aceptar, por parte
de autores y lectores, que el principio de selección es básico. Solo la necesidad de
intercalar muchos ejemplos ha hecho que un capítulo se salga de esa norma. En la
misma línea del cuidado de la extensión y su plausible uniformidad se sitúa la cues-
tión bibliográfica. Los autores están habituados a emplear bibliografías amplias;
pero extender esa carga a alumnos a los que se pretende atraer sería contradictorio.
Por ello se ha buscado reducir esa bibliografía a unos cuantos títulos, explicando
en breves líneas por qué han sido elegidos, para qué y cómo ese título es útil para
seguir trabajando en ese tema. En la redacción se han utilizado más; pero, en gene-
ral, se han dejado para la bibliografía final. Otra de las ventajas de internet es que
ampliar una bibliografía es hoy muy fácil, lo que cada vez es más difícil es seleccio-
nar qué bibliografía es básica para determinado tipo de trabajos.
El fin último es acercar a los estudiantes y estudiosos a cada uno de los temas
de manera que se sientan atraídos por cómo un especialista trabaja sobre ese asunto,
lo hace porque le gusta y disfruta con ello y les está dedicando unas páginas para
que aprendan a trabajar y disfrutar haciéndolo. Muchos alumnos dejan los estudios
cada año simplemente porque nadie les ha enseñado a querer lo que hacen. No se
trata de escribir una enciclopedia universal de la lengua, la cultura y la literatura,
sino de situarlos con una base en cada uno de esos mundos, porque a ellos van a
dedicar sus vidas.
Para hacerlo se ha contado con un grupo de doce especialistas, siete mujeres
y cinco hombres, cuya presentación resumida, por orden de intervención, sería la
siguiente.
Alicia Sánchez Díez, de la Universidad Complutense, es Doctora en Historia,
licenciada en Documentación. A punto de terminar sus estudios de Ingeniería
Técnica Industrial, descubrió que su verdadera vocación era unir lo digital y las
xx   |  fr ancisco mar cos marín

Humanidades. Ha trabajado en museos, bibliotecas, corpus, todo lo relacionado


con documentación y técnicas historiográficas.
Francisco Marcos Marín, de la University of Texas at San Antonio, es Doctor
en Filología Románica. Ha sido catedrático de Universidad y de Institutos Nacio-
nales de Enseñanza Media en España, Professore Ordinario per chiara fama en la
Universidad de Roma “La Sapienza” y visitante en universidades de todo el mundo.
Premio Humboldt de Investigación y Experto del European Research Council.
Whitney Chappell, de la University of Texas at San Antonio, es Doctora en
Hispanic Linguistics. Investiga sobre todo en Fonética y Sociolingüística, inda-
gando la relación entre los sonidos y las identidades sociales. Su docencia abarca,
por ejemplo, la lengua y el género, la sociolingüística, la fonética y el bilingüismo.
Su trabajo de campo se ha realizado principalmente en Centroamérica, sobre todo
en Costa Rica y Nicaragua.
María Soledad Salazar es profesora jubilada tras una dedicación sobre todo
a la enseñanza preuniversitaria. Es Doctora en Filología Hispánica. Autora en
manuales de docencia del español, estudios retóricos y enciclopedias literarias,
su investigación se centra en la Retórica y, especialmente en las relaciones entre
España e Italia en los siglos XVI y XVII, así como entre la Literatura y el Arte.
Jorge Urrutia es Profesor Emérito de la Universidad Carlos III. Es Doctor en
Filología Románica. Ha sido catedrático de Universidad y de Universidades Labo-
rales. Crítico y creador, en su creación literaria destaca la obra poética premiada y
traducida a diversas lenguas. Colabora en diarios españoles e internacionales y ha
recibido las Palmas Académicas de Francia en el grado de caballero.
Santiago Daydí-Tolson, de la University of Texas at San Antonio, es Doctor
en Filosofía y Licenciado en Filosofía y Educación. Ha desempeñado la docen-
cia también en Chile y España. Investigador de la Literatura Latinoamericana y
Chicana, ha publicado antologías, traducciones y estudios. Es autor de poesía y de
novela y director de la revista electrónica Labrapalabra.
Rosa de Diego, de la Universidad del País Vasco, es Doctora en Filología
­Francesa. Ha sido también profesora en niveles preuniversitarios en Francia y
España. Sus líneas de investigación son la Literatura Francesa de los siglos XIX,
XX, XXI, la Literatura de Quebec, el Teatro, la Literatura Comparada y el Tema-
tismo. Ha publicado ediciones, traducciones y estudios, en español y francés.
Nancy J. Mémbrez, de la University of Texas at San Antonio, es Doctora en
Hispanic Languages and Literatures. Ha investigado sobre teatro, teatro musical
y cine, colaborado con directores como Eliseo Subiela y dirigido sus propias pro-
ducciones. También ha escrito sobre Fotografía. Dirige el Laboratorio de Medios
Audiovisuales del Department of Modern Languages and Literatures.
Ana Benavides, de la Universidad Carlos III, es Doctora en Humanidades y Pro-
fesor Superior en Piano. Enseña también en el Real Conservatorio en Madrid. Estu-
diosa de la Historia del Piano en España, ha hecho una notable labor de recuperación
i n t r o d u cc i ó n  | xxi

y publicación. Investigadora y profesora en España, Brasil, Australia y los Estados


Unidos, ganadora de diversos premios, ha dado conciertos en todo el mundo.
Melissa Wallace, de la University of Texas at San Antonio, es Doctora en
Traducción e Interpretación. Sus investigaciones y publicaciones se centran en la
profesionalización, en los sistemas de acreditación oficiales que autorizan a los
traductores e intérpretes a ejercer y en la política lingüística como forma de acti-
vismo para eliminar barreras. Ha enseñado e investigado en España, Finlandia y
los Estados Unidos.
Vicente Guillot, Chair of English, Communications, and Foreign Languages,
Palo Alto College. ABD en Traducción e Interpretación, MA en Literatura His-
pánica. Su investigación se centra en el currículo de traducción e interpretación
para estudiantes subgraduados y la educación cultural. Colabora como intérprete
voluntario en misiones médicas.
Amando de Miguel es Profesor Emérito de la Universidad Complutense.
Doctor en Ciencias Políticas. Investigador en Sociología, formado en Columbia
University. Docencia en España, México y Estados Unidos. Conferenciante y
publicista en todo el mundo. Autor de libros sobre Sociología, español, Literatura.
Novelista. Receptor de múltiples galardones y premios.
El trabajo de estos notables investigadores ha contado además con una ayuda
especial, la de Yaisy Rodríguez, MA en Español por la University of Texas in San
Antonio, en la tarea editorial y en el formato del libro según las normas edito-
riales. Colaboraron sus compañeras en el Curso de Introducción a los Estudios
Graduados impartido por Francisco Marcos Marín en esa Universidad en 2016,
Nancy Enriquez, Daniela Hernández, Mariana V. Prado de la Parra y Mary Rosse
Valero Flórez. Las notas y observaciones de estas cinco alumnas graduadas y su
trabajo de recensión completa del primer borrador del libro permitieron corregir
diversos errores de contenido y de apreciación y mantener una línea de adecuación
entre los autores y un grupo pequeño, pero representativo, de los futuros lectores
de este libro. Los autores reconocen también la ayuda del Department of Modern
Languages and Literatures de la University of Texas at San Antonio, con un agra-
decimiento especial a la Dra. Marita Nummikoski.
Cada autor es responsable de su trabajo, de su orientación y su selección de
ejemplos y comentarios. El compilador lo es de sus capítulos y de haber tratado de
mantener en los autores un espíritu de unidad que, al parecer, fue generosamente
aceptado y se ha mantenido en una redacción coherente. Que en un libro introduc-
torio falten cosas y otras estén tratadas superficialmente es inevitable. Lo que cabe
desear es que, igual que los autores hemos disfrutado escribiendo estas páginas, los
lectores disfruten de su lectura y sientan que contribuyen a incrementar su interés
y atracción por estos estudios.

San Antonio, Tejas, 17 de septiembre de 2017