Sei sulla pagina 1di 4

Ley Nacional de Educación

Extender de 10 a 13 años la obligatoriedad educativa, retornar a la primaria y


secundaria, e introducir cambios en la carrera y formación docente, son puntos
centrales de ley 26.206 que se aplica desde el 2007 y se deroga la ley Federal.

“La educación es un bien público y un derecho personal y social, garantizado por el Estado
nacional. Constituye una prioridad nacional y una política de Estado para construir una sociedad
justa”, se lee en el primer artículo del anteproyecto de ley de Educación nacional.

Se remarca la responsabilidad “principal e indelegable” del Estado nacional y las provincias de


“proveer una educación integral, permanente y de calidad”, además de “garantizar la igualdad,
gratuidad y equidad en el ejercicio de este derecho, con la participación de las organizaciones
sociales y las familias”.

En este marco, el Estado garantizará el ejercicio del derecho constitucional de enseñar y aprender
y el financiamiento del Sistema Educativo. A tal efecto, el Presupuesto no será inferior al 6% del
Producto Bruto Interno (PIB) a partir del 2010.

SISTEMA UNIFICADO EN EL PAíS

Entre los puntos más importantes de la nueva ley, se encuentra el paso de los 10 años de
escolaridad obligatoria fijados por la ley anterior a una educación de 13 años de obligatoriedad
como plataforma.

Además, determina que el sistema educativo tendrá una estructura unificada en todo el país.
“Estas medidas apuntan a revertir la fragmentación del Sistema Educativo, con más de 50
estructuras, que fue el resultado de la aplicación de la ley anterior. Queremos que todos los chicos
independientemente de la provincia donde estudien tengan acceso a la misma calidad de la
educación”, dijo Filmus en la presentación del anteproyecto.

La educación será obligatoria en todo el país desde los cinco años hasta la finalización de la
escuela secundaria. El ministerio y las autoridades provinciales serán los encargados de asegurar
el cumplimiento de la obligatoriedad escolar a través de alternativas institucionales, pedagógicas
y de promoción de derechos, que se ajusten a los requerimientos locales y comunitarios.

El Sistema Educativo comprenderá cuatro niveles:


Educación Inicial, Educación Primaria, Educación Secundaria y Educación Superior. Además se
adjudicará el carácter de modalidades de la educación común a la enseñanza en contextos
particulares. Se mencionan ocho modalidades: Educación Técnico Profesional, Educación Artística,
Educación Especial, Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, Educación Rural, Educación
Intercultural Bilingüe, Educación Domiciliaria y Hospitalaria, y Educación en Contextos de
Privación de la Libertad.

INICIAL, PRIMARIA Y SECUNDARIA

De este modo, a partir de la vigencia de la nueva ley, cada provincia podrá decidir sólo entre dos
opciones de estructura: seis años para el Nivel Primario y seis para el Nivel Secundario o, siete
para el primer caso y cinco para el segundo. Se establece un plazo de seis años para que a través
de acuerdos entre el Ministerio y el Consejo Federal de Educación se defina la ubicación del
séptimo año de escolaridad.

En el caso de la Educación Inicial comprenderá a niños desde los 45 días hasta los 5 años de edad
inclusive. Estará organizada en dos ciclos: el primero serán los Jardines Maternales (para chicos a
partir de los 45 días hasta los dos años de edad) y el segundo, los Jardines de Infantes (desde los
3 años hasta los 5, siendo obligatorio el último año. Se declara la universalización de la Educación
Inicial y se priorizará la Sala de 4.

Con respecto a la Educación Primaria, es obligatoria y tendrá una duración de seis o siete años,
de acuerdo con lo que decida cada provincia. Sobre la carga horaria, no presenta variaciones,
manteniendo las cuatro horas diarias de clase, y se apunta que “de manera gradual y progresiva”
se incrementará la cantidad de escuelas con jornada extendida y/o completa.

En la Primaria se hará hincapié en los siguientes campos del conocimiento: Lengua y


Comunicación, Ciencias Sociales, Matemática, Ciencias Naturales y Medio Ambiente, Lenguas
Extranjeras, Arte y Cultura; y la capacidad de aplicarlos en situaciones de la vida cotidiana.
Además, se promoverá el desarrollo de “la Educación Física, la iniciación deportiva, el
conocimiento del cuerpo y el cuidado de la salud psicofísica”.

Por su parte, la Educación Secundaria en todas sus modalidades y orientaciones tendrá la


finalidad de “habilitar a los adolescentes y jóvenes para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el
trabajo y para la continuación de estudios”. Tendrá una duración de cinco o seis años, y se
estructurará en dos ciclos: uno básico y de carácter común a todas las orientaciones; y otro
orientado, de carácter diversificado según distintas áreas del conocimiento, del mundo social y del
trabajo.
La carga horaria permanece, con 25 horas reloj de clases semanales como mínimo. Se establece
la creación de espacios extracurriculares, fuera de los días y horarios de actividad escolar,
orientados al desarrollo de “actividades ligadas al arte, los deportes, la recreación, la vida en la
naturaleza y la apropiación crítica de las distintas manifestaciones de la ciencia y la cultura”.

CONTENIDOS COMUNES Y NOVEDADES


En referencia a los contenidos que se dictarán en las escuelas, prevé que el Ministerio de
Educación, en acuerdo con el Consejo Federal de Educación, defina estructuras curriculares
comunes y núcleos de aprendizajes prioritarios para todas las provincias y, para todos los años y
niveles de la escolaridad obligatoria. Además, establecerán mecanismos de renovación periódica
total o parcial de los contenidos curriculares comunes. En esta tarea contribuirá el Consejo de
Actualización Curricular, creado por la nueva ley de Educación.

La enseñanza de al menos un idioma extranjero será obligatoria en todas las escuelas de Nivel
Primario y Secundario del país. El acceso y el dominio de las tecnologías de la información y la
comunicación formará parte de los contenidos curriculares indispensables para la inclusión en la
sociedad del conocimiento.

Se incluirán como parte de los contenidos curriculares comunes a todas las jurisdicciones tres
temáticas: la perspectiva regional latinoamericana, particularmente de la región del MERCOSUR;
la causa de la recuperación de las Islas Malvinas; y la “construcción de la memoria colectiva sobre
el proceso histórico y político iniciado el 24 de marzo de 1976, que quebró el orden constitucional
e instauró el terrorismo de Estado”.

En cuanto a los padres de los estudiantes tendrán derecho a ser “reconocidos como agente
natural y primario de la educación”.

CAMBIOS DOCENTES

Uno de los aspectos centrales que aborda la ley nacional de Educación, es el referido a la
profesión docente. Estos son algunos puntos:

* Habrá al menos dos trayectorias en la carrera docente: áulica y directiva. Se podrá ascender sin
dejar el aula. La capacitación será una dimensión básica para el ascenso en la carrera profesional.

* Se prohibirá la incorporación a la carrera docente de quienes hayan sido “condenados por delito
de lesa humanidad, o hayan incurrido en actos de fuerza contra la democracia”.
* La formación docente se estructurará en etapa básica (centrada en los fundamentos de la
profesión docente y el conocimiento y reflexión de la realidad educativa); y una formación
especializada (centrada en contenidos curriculares de cada nivel y modalidad).

* En el caso de la formación docente para el Nivel Inicial y Primario, tendrá 4 años de duración, el
último de los cuales se realizará bajo la forma de residencia.

* Los institutos terciarios tendrán una gestión colegiada

* Se crea el Instituto Nacional de Formación Docente, que tendrá como fin planificar y ejecutar
políticas de articulación del sistema de formación docente inicial y continua, universitario y
terciario.