Sei sulla pagina 1di 22

SINDROMES DEL

TALLO CEREBRAL

POR: LUIS REGALADO URQUIAGA


TALLO CEREBRAL
• Esta relación se produce en un espacio
muy reducido, lo cual explica que una
pequeña lesión pueda producir un
síndrome muy complejo; recordemos
que los dibujos más pequeños que
vemos sobre la estructura del tallo (en
forma de cortes) tienen un tamaño de
cinco a diez veces superior al real.
• En este epígrafe nos referiremos a los
principales síndromes que pueden
producir estas lesiones.
• Se ha hecho referencia al concepto
de hemiplejía alterna, la cual es
representativa de los síndromes del
tallo cerebral; incluye lesión de la
vía piramidal, del lado opuesto (haz
piramidal cruzado) y lesión de algún
par craneal, que se manifiesta con
síntomas del mismo lado. De esta
manera, los diferentes síntomas y
signos permiten precisar la
localización exacta de las lesiones.
Hemiplejía alterna peduncular (síndrome de Weber)

Este síndrome es producido por una lesión que


interesa la parte anterior (pie) del pedúnculo
cerebral, por donde desciende el haz piramidal y
al mismo tiempo las fibras procedentes del núcleo
del III par, que emergen del pedúnculo por esta
región.
Este síndrome está caracterizado por:

1. Hemiplejía total directa y proporcional del


lado opuesto a la lesión.

2. Ptosis palpebral, midriasis del mismo lado de la lesión y


ojo desviado hacia abajo y afuera.
Síndrome de Foville superior o “Foville peduncular”

Corresponde a una lesión de topografía


similar a la anterior, pero que además
interesa el fascículo longitudinal medio
también denominado cintilla longitudinal
posterior (ver anatomía funcional de los
III, IV y VI pares).
Parálisis de la mirada conjugada (el enfermo
mira hacia el lado de la lesión).
Está caracterizado por:

Hemiplejía completa –cara inclu da– del


lado opuesto a la lesión piramidal (por
lesión de las fibras piramidales aún no
cruzadas, incluso las más internas del haz
geniculado)
Sindrome de Benedikt o peduncular posterior
Faciculo longitudinal
superior

Corresponde a una lesión que interesa el


pedúnculo cerebeloso superior
(hemisíndrome cerebeloso opuesto) al
núcleo rojo (hemitemblor), a la cinta de
Reil ya cruzada (hemianestesia) y al III
par. Como la lesión es posterior, la
afectación de la vía piramidal es parcial.
Parálisis del motor
ocular común del Hemiataxia, hemihipotonía y
lado de la lesión hemiasinergia del lado opuesto a
la lesión del pedúnculo cerebeloso
superior
Hemianestesia parcial en
el lado opuesto a la lesión
de la cinta de Reil (ya Hemitemblor del lado
cruzada) opuesto a la lesión del
núcleo rojo

Hemiparesia del lado opuesto a la lesión


peduncular (en este lado hemiparético es
donde se encuentran la hemiataxia, la
hemianestesia y el hemitemblor)
Síndrome protuberancial anterior (síndrome
de Millard-Gübler)

Corresponde a una lesión en la parte


anterior de la protuberancia, que interesa
el haz piramidal antes de la decusación,
pero habiéndosele desprendido ya el
fascículo geniculado que incluye las
fibras relativas al núcleo del VII par.
Está caracterizado por:

1. Hemiplejía que afecta solamente el brazo y la


pierna del lado opuesto a la lesión.
2. Parálisis facial de tipo periférico del lado de
la lesión.
Síndrome de Foville inferior o “Foville protuberancial”

En este caso, la lesión, además de afectar las


fibras piramidales y las del nervio facial,
interesa el fascículo longitudinal medio (ya
cruzado), por lo que la desviación de la mirada
se hace en sentido opuesto a la de las lesiones
pedunculares.
Está caracterizado por:

1. Síndrome de Millard-Gübler según se ha


descrito.
2. Parálisis de la mirada conjugada (el enfermo
mira hacia el lado opuesto de la lesión).
Síndrome bulbar lateral, de Wallenberg o de la arteria
cerebelosa posterior e inferior
Su causa más frecuente es la oclusión de la arteria cerebelosa Afecion del V, IX, X, XI
Nervio craneal
posteroinferior. Al estar afectadas las regiones posterior y lateral del
bulbo, se afectan las siguientes estructuras, que expresan los síntomas y
signos:
1. Haz espinotalámico lateral, que conduce la sensibilidad termoalgésica
y que se ha cruzado ya en los diferentes segmentos medulares.
2. Núcleo espinal del trigémino.
3. Núcleo ambiguo.
4. Pedúnculo cerebeloso inferior (cuerpo restiforme).
5. Núcleo del hipogloso.
6. Fibras oculosimpáticas, que descienden por el bulbo desde el
hipotálamo para llegar al centro ciliospinal de Budge.
Está caracterizado por:

1. Hemianestesia alterna de tipo termoanalgésico a


nivel de los miembros del lado opuesto a la lesión,
mientras que en la cara existe parestesia o anestesia
del lado de la lesión.
2. Hemianestesia de la cara del mismo lado de la
lesión.
3. Parálisis faringolaríngea y velopalatina del
mismo lado de la lesión.
4. Hemiasinergia y lateropulsión del
mismo lado de la lesión.
5. Parálisis con atrofia de la mitad de la
lengua correspondiente al lado de la
lesión.
6. Síndrome de Claude-Horner del mismo
lado de la lesión.
Síndrome bulbar anterior

Corresponde a una lesión de las pirámides


bulbares antes de su entrecruzamiento, con
lesión de las fibras procedentes del núcleo del
hipogloso.
Está caracterizado por:

1. Hemiplejía que no afecta la cara del lado


opuesto a la lesión.
2. Parálisis del hipogloso del mismo lado de la
lesión (hemiatrofia lingual, desviación de la
punta de la lengua hacia el lado de la
hemiatrofia).
Síndromes bulbares posteriores

Se describen clásicamente:

1.- Síndrome de Avellis.

Afeccion del X nervio craneal y segmento del sistema piramidal


Caracterizado por hemiplejía contralateral que no afecta la cara y parálisis
de la cuerda vocal y del velo del paladar homolaterales.
Corresponde a una lesión de la vía piramidal aún no cruzada y de las fibras
procedentes del núcleo ambiguo.
2.- Síndrome de Schmidt.

Se trata de una hemiplejía de tipo bulbar (no


afecta la cara) contralateral, con parálisis del
esternocleidomastoideo y del trapecio
homolateral, por lesión del XI par.
3.- Síndrome de Jackson.

Hemiplejía velopalatofaringolaríngea asociada a


parálisis de los músculos
esternocleidomastoideos, el trapecio y la mitad de
la lengua, todos del mismo lado de la lesión
hemipléjica del brazo y pierna del lado opuesto
que no afecta la cara.