Sei sulla pagina 1di 7

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL

FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA

Instalaciones Eléctricas y luminotecnia

TRABAJO PRACTICO Nº 10

TITULO: Puesta a tierra

PROFESOR: Ing. Daniel Veccio

JEFE DE TRABAJOS PRÁCTICOS: Ing. Fabián Cabana

ALUMNOS: FIRMA:
CURSO:
Madsen Juan Pablo – Leando Bidegain 4º41
Miramonti Adrian – Lopez Adan
Natale Martin - Natale Lucas
Alejandro Zucco – Leandro Guerra
Leandro Duarte

ESPECIALIDAD: INGENIERÍA ELÉCTRICA GRUPO:

FECHA DE REALIZACIÓN:

FECHA Y FIRMA DE LA APROBACIÓN DEL TRABAJO PRACTICO:

OBSERVACIONES:
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017

Generalidades

Las instalaciones de puesta a tierra deben dimensionarse en función de las tensiones de contacto
(Uc), de paso (Up) y los efectos térmicos producidos por corrientes de cortocircuito monofásico.
Los valores de Uc serán válidos para el tiempo de desconexión que fijan los dispositivos de protección
e interrupción.
A la hora de cálculo de las tensiones de contacto y paso se trabajará con corrientes de falla
monofásicas máximas obtenidas en barras primarias de los transformadores. Mientras que para el
dimensionamiento de la sección de los conductores que conformaran la red de malla de puesta a
tierra (Verificación térmica) usaremos la corriente de falla monofásica máxima en barras secundarias
de los transformadores, ya que está resuelta en un valor superior a las del lado primario.
El factor principal para la realización de un sistema de puesta a tierra es la resistividad suelo en la
región considerada.
Le resistividad de la tierra o de las rocas depende sobre todo de las partículas que las componen, de
la proporción de materias solubles y de su grado de humedad.
El suelo se compone principalmente de óxido de silicio y oxido de aluminio que son buenos aislantes.
La presencia e sales en estos dos óxidos reduce la resistividad.
A fines prácticos se tomará un valor típico para la provincia de San Juan de resistividad eléctrica del
suelo de 250 Ohm*m, obtenido de la fig. B4 de la norma IRAM 2281-1 (Ver anexo 2)
Cabe señalar que los datos de esta tabla son indicativos, debiéndose realizar las correspondientes
mediciones en el lugar previsto para la instalación del sistema de puesta a tierra.

Sistema de puesta a tierra


Para la realización de la puesta a tierra combinaremos una red de mallas con jabalinas hincadas
verticalmente.
La malla de se armará con conductores desnudos de cobre, cuya sección será calculada más abajo.
Generalmente las jabalinas tienen una longitud de 3m, con opción de acoplarlas para obtener
longitudes mayores.
El material más apropiado para la construcción de las tomas de tierra es el cobre, el cual resiste muy
bien la corrosión. En este aspecto, las jabalinas con alma e acero revestidas de cobre se comportan
exactamente igual que los electrodos de cobre puro.
Debido a la corrosión galvánica, se recomienda evitar la conexión o proximidad al cobre de otros
metales con diferente potencial electroquímico.
Para obtener resistencias de contacto reducidas y durables, es esencial que los esfuerzos térmicos y a
las tensiones mecánicas debidas, por ejemplo, a las variaciones de temperatura.
Se recomienda entonces que las uniones sean hechas únicamente mediante soldaduras
cuproaluminotermicas.

Calculo de la sección del conductor de la red de mallas de puesta a tierra

Del Anexo I de la norma IRAM 2281-1 (Ver Anexo I) obtendremos de la expresión de cálculo de la
intensidad de corriente admisible por los conductores que se conformaran la red de malla de puesta
a tierra.
Los parámetros del cálculo son:

I = 28.21 kA corriente admisible – i’’K1 calculado en el TP Nº4

Pág. 2/7
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017
Kct = 14317 J/cm3.ºCs factor de capacidad térmica (ver apartado I.2 del Anexo I)
tc = 0.35 seg tiempo durante el cual fluye I (depende de las protecciones)
tm = 200ºC de tabla I.1 (Ver Anexo I)
ρ = 1.72 ohm*cm de tabla I.1 (Ver Anexo I)
αr = 0.00393 1/ºC de tabla I.1 (Ver Anexo I)

Utilizando el Mathcad nos da S=26.55mm2

Por los visto la sección mínima de los conductores de tierra deberá ser determinada en función de la
corriente máxima previsible de falla. No obstante, en el diseño de la red se ha mantenido, basado en
un criterio de prevención de los daños producidos por corrosión, como sección mínima 95mm 2
constituido por 7 hilos de cobre.

Dimensiones de la red de malla de puesta a tierra

La dimensión de la red de mallas de puesta a tierra será de 33.2 x 17.8 mts, con separación “D” igual
a un metro entre conductores (en ambos sentidos). Los valores geométricos principales que
usaremos a la hora del cálculo son:

Deberá determinarse la resistencia de dispersión a tierra de la red de conductores horizontales


enterrados. Para las profundidades usuales de instalación de la malla en el sistema interconectado
(mínimo 0.8 m) dicho valor es:

Donde:

h profundidad de instalación de la red;

L1 longitud de conductor enterrado;

A área cubierta por la malla en m2

Una puesta a tierra ideal debería ser de una resistencia cercana a cero. En la práctica, la elevación de
potencial de la red se incrementa proporcionalmente con la corriente de falla. Por lo tanto, cuanto
mayor sea la intensidad de falla, menor debería ser la resistencia de dispersión a obtener.

Pág. 3/7
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017
Para grandes estaciones transformadores y playa de maniobras de EAT, la resistencia a tierra
debe ser menor a un ohm.

Dimensiones de las jabalinas de puesta a tierra

Las jabalinas elegidas para la puesta a tierra son de acero-cobre de hincado directo, marca
ConduWeld FACDSA modelo L1830-250

Jabalinas ConduWeld FACDSA IRAM 2309/01

Características:
Conexión cobre con cobre. Esto elimina metales distintos en contacto corrosión y conexiones
eléctricas inseguras. Alma de acero de gran resistencia: Todas las jabalinas de dicha marca están
construidas con acero trefilado, para obtener más resistencia y rigidez. Esto permite enterrarlas
directamente en el terreno sin perforación previa. Perfecta unión cobre acero: El cobre exterior está
perfectamente unido al alma del acero, comportándose mecánicamente como un solo metal. Se
elimina así la posibilidad de corrosión electroquímica. Extremo en punta: el extremo inferior de las
jabalinas es aguzado. La punta se saca en frio pues preserva la dureza y resistencia de la misma.

Se instalarán 14 jabalinas, como se puede observar en el plano de instalación de puesta a tierra


anexado, con las siguientes dimensiones


L2 = 3m (longitud de la jabalina)

D2 = ¾’’ (diámetro de cada jabalina9

Contribución de las jabalinas

Pág. 4/7
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017

Las jabalinas de neutros y descargadores se vinculan a la malla de tierra y deber ser tenidas en cuenta
al determinar el valor total del sistema de puesta a tierra.
Asimismo, cuando es difícil alcanzar los valores pretendidos con la malla solamente, el uso de
jabalinas es el recurso adecuado para alcanzar dichos valores.

Debido a su influencia mutua, la resistencia total de la combinación “red horizontal de conductores –


electrodos verticales” es menor que cualquiera de los componentes separados, pero mayor que la
resistencia de su conexión en paralelo.

La resistencia combinada es:

Donde:

R1 resistencia de la red horizontal

R2 resistencia combinada de todas las jabalinas

R12 resistencia mutua entre el grupo de conductores horizontales y el de jabalinas

Cuando se hincan jabalinas profundamente en el terreno, a fin de alcanzar suelos más conductivos,
son aplicables las siguientes expresiones:

Pág. 5/7
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017

Máximas tensiones de paso y malla dentro de la estación

Del Anexo J de la norma IRAM 2281-1 se obtiene la tensión de contacto según la siguiente:

Verificación del valor de tensión de contacto

De la tabla 1 “Duración máxima admisible de la tensión de contacto” de la Norma IRAM 2281-3 (Ver
4.1.1) se obtiene la tensión de contacto límite para el tiempo de desconexión dado por el sistema de
protección. Tenemos que el tiempo de despeje de la falla monofásica por parte de los fusibles HH de
335A será a lo sumo de 32 mseg. De la mencionada tabla extraemos que para 14 mseg de tiempo de
desconexión de la corriente de falla monofásica se admite una tensión de contacto presunta de 220V.
Por lo que podemos concluir que para los parámetros manejados 227 V durante 14mseg) la
verificación cierra.

Pág. 6/7
UNIVERIDAD TECNOLOGICA NACIONAL - FACULTAD REGIONAL AVELLANEDA - INGENIERÍA ELÉCTRICA
Grupo 1 – TP Nº10 Puesta a tierra - 2017
La tensión de malla puede determinarse por:

Donde:

Km es coeficiente que toma en consideración el efecto del número n;
espaciamiento D; diámetro d y profundidad de enterramiento h de los conductores de la red.

Su valor puede ser determinado como:

Siendo el número de factores entre paréntesis, en el segundo término, igual al número de


conductores en paralelo de la red básica (excluyendo conductores cruzados), menos 2.

Pág. 7/7