Sei sulla pagina 1di 3

El Monstruo de Colores, de Anna

Llenas
El Monstruo de Colores, de Anna Llenas es otro de los imprescindibles en
nuestra “biblioteca de sentimientos“. El entrañable monstruo protagonista se ha
levantado raro, confuso, aturdido… No sabe muy bien qué le pasa. Se ha hecho un
lío con las emociones y, claro, todas juntas, revueltas, no pueden funcionar.

Por suerte, su amiga le ayudará a identificarlas, describirlas y asociarlas con un color,


para poder ordenarlas posteriormente en botecitos. En la fotografía inferior podéis ver
la alegría, representada por el color amarillo.
La última de las emociones quedará en el aire, para que sean los pequeños lectores los
que averigüen con qué sentimiento se corresponde.

Sin duda alguna, El Monstruo de Colores puede ser una herramienta muy útil para
que los padres podamos trabajar la inteligencia emocional de nuestros hijos.
Ayudarles a expresar sus sentimientos sin miedo, a identificar qué se siente con cada
uno de ellos, cómo nos hacen sentir. Ayudarles a poner orden en la confusión que a
veces pueden tener y que en ocasiones da lugar a lo que llamamos “rabietas“, dando
validez a sus sentimientos, mostrándoles que nos interesa y haciéndoles ver que la
mejor manera de gestionar sus emociones es entenderlas, conocer cuál es su origen y
cómo nos transforman.
No es extrañar que esta obra se trabaje en numerosas escuelas infantiles, consultas de
psicología infantil y otros centros donde se trabaja con niños. El enfoque que ha dado
Anna Llenas a un tema tan complejo como éste es simplemente fantástico y así lo han
entendido muchos profesionales enfocados en la infancia.

A la misma altura están sus ilustraciones, que literalmente parece que van a salirse
del papel. De hecho, a veces es imposible resistirse a tocar la hoja porque parece que
estemos ante personajes tridimensionales. Cada página es una obra de arte que dan
ganas de enmarcar.
Además de la versión estándar, existe un cuaderno para colorear y una versión pop up
de El Monstruo de Colores realmente espectacular, tal como podéis ver en la imagen
inferior.

En la web de Anna Llenas la autora ofrece material gratuito para trabajar a partir de
El Monstruo de Colores. En concreto, se propone utilizar botes para identificar las
emociones y utilizar plantillas para pintar al monstruo del color que corresponda con
la emoción que creamos que está sintiendo. Os animamos a que los utilicéis en casa,
son actividades fáciles de realizar, que divierten a los niños y al mismo tiempo
estaremos mimando una parte de su desarrollo que no siempre se trabaja en otros
ámbitos, donde tradicionalmente se nos ha invitado siempre a reprimir los
sentimientos, especialmente si son niños varones.
El Monstruo de Colores es una obra muy visual y con poquito texto aunque tiene un
contenido bastante profundo. Creemos que se puede empezar a entender su mensaje a
partir de los 3 años y a partir de ahí ir profundizando en su temática a medida que el
niño va madurando.