Sei sulla pagina 1di 9

ESTUDIO 5

COMO SABER QUE EN VERDAD ES EL ESPÍRITU SANTO


QUIÉN NOS ESTÁ GUIANDO
Romanos 8:8-17

TEXTO CLAVE: "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos
son hijos de Dios" (Ro. 8:14).
Preámbulo:
Hablar de la "dirección del Espíritu Santo" de inmediato provoca nuestra atención.
Pensamos de voces que vienen del cielo.
Pensamos de manifestaciones carismático/pentecostal especiales.
En esta época moderna, al hablar de tales cosas, hay dos tipos de reacción:
1. Un fanatismo ocasionado por una supuesta relación mística con Dios:
Alguien que dice: "El Espíritu Santo me dijo..."
Otro que informa: "Anoche tuve una visión..."
2. Un tipo de rechazo o de desprecio con todo lo que tenga que ver con el Espíritu
Santo.
"Si me enredo con cosas conectados con el Espíritu Santo me volveré
carismático."
"No me hables del Espíritu Santo; yo no quiero ver nada con cosas extrañas."

NO OBSTANTE LA REACCIÓN, HAY UN HECHO BÁSICO: DIOS NOS DICE:


"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios."
Estudiemos el texto a fin de llegar a conocer de qué se trata.

A. El texto provee
DEFINICIÓN O DESCRIPCIÓN EN CUANTO A QUIÉN ES HIJO
"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios..."
1. El hecho de que reciben "dirección del Espíritu" es la característica principal de
que son hijos de Dios. Al contrario, "Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no
es de él" (v. 9).
2. La dirección del Espíritu no es algo especial o particular para un grupo selecto
de hijos de Dios. Es para todos los que son Sus hijos.
3. Además, la dirección del Espíritu tiene que ver con la capacidad para conquista
el Pecado, cosa que es el tema de estos capítulos de la carta de Romanos.

1
NÓTESE EL CONTEXTO: la lucha con la ''carne" (Vemos en Ro. 7 nuestras dos
naturalezas)
El tema de este capítulo ocho es Victoria sobre el pecado.
La Ley nos dice lo que Dios requiere, ella ha señalado el pecado; esa es la
función de la Ley.
El Espíritu en nosotros implica el Poder que se nos ha dado para vencer. (v.
11): "Si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de los muertos mora en
vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también
vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros."
NÓTESE, PUES, LA NATURALEZA DE LA GUÍA PECULIAR
1. La guía que nos da el Espíritu Santo tiene que ver con cómo lidiar con nuestro
pecado.
NO es una guía en cuanto a cosas ordinarias, e.g., a dónde ir a trabajar; cómo ganar
dinero, etc. A su vez, cuando él nos guía en relación a la victoria sobre el PECADO,
resulta que estamos mejor preparados para tomar decisiones en todas las demás
áreas de la vida.
2. La guía del espíritu no es esporádica, sino continúa. No es una OMNISCIENCIA
especial que nos viene de Dios, más bien es una sensitividad diaria a lo que es
pecaminoso.
Nos es para que yo sepa qué trabajo elegir
No es para saber a qué médico debo ir
Nos es para guiarme a la iglesia a que debo asistir
No es para decirme si o no debo ir al campo misionero
No es para ayudarme a hacerme rico
3. NO es para darme sugerencias sobrenaturales ocasionales (haz esto, ve allí) sino
una PROMESA: “vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu …"
No vagamos solos por el mundo, ignorantes de nuestra batalla contra el PECADO.
Sino que el Espíritu nos lleva, apartándonos del pecado, por el sendero de la
santidad y la obediencia, a fin de que podamos agradar a Dios.
4. ¿Provee Dios alguna otra luz o tipo de guia especial?
Por supuesto, él nos ama.
Si El quiere que vayamos a la China, El nos lo dirá.
Pero...reconozcamos que nuestro gran problema es la CARNE, es decir, la
tendencia que tenemos de querer el pecado, nuestra naturaleza adánica.

2
El Espíritu Santo nos ha sido dado para SALVARNOS DE ESOS APETITOS,
LIBERTÁNDONOS PARA VIVIR VIDAS QUE GLORIFICAN A DIOS.

Ga. 5:19 "Manifiestas son las obras de la carne...adulterio fornicación, inmundicia,


lascivia..." etc. Véase también Marcos 7:18-23.

Ga. 5:22 "E1 fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad,
fe."

II. El texto describe


LA NATURALEZA DE LA GUÍA DE DIOS
La clave para entender es cómo interpretamos "GUÍA"
A. Hermenéutica: (arte de la interpretación bíblica) sigue cuatro líneas básicas:
1. La literalidad de la Biblia (exactitud histórica - gramatical), por ejemplo, el
exacto sentido de las palabras que se usan.
2. La armonía de la Biblia.
La unidad o uniformidad de la Biblia.
La Escritura se interpreta por la Escritura.
3. El Espíritu Santo como nuestro Intérprete (Mt. 11:25; 16:7; Jn. 16:13) Esto
requiere de parte de nosotros un enfoque "santo y obediente".
4. El sentido dinámico de la Biblia.
Lo que los escritos significaban para la gente originalmente (el
contexto).
Lo que significan para nosotros hoy cuando aplicamos aquellos
principios.
Por tanto:
1. En este pasaje necesitamos ir al sentido original de la palabra "guiados".
2. Tenemos también que entender
a) La doble naturaleza del hombre (pecado y santidad), como lo explica
Pablo.
b) La naturaleza de Dios como la Biblia lo presenta.

B. LA VERDADERA NATURALEZA DEL HOMBRE


1. Naturaleza del hombre - esto es, de los que no han sido regenerados
a. El hombre sin el Espíritu Santo está en su naturaleza pecadora (carnal).
b. Como su naturaleza es pecaminosa, no puede hacer otra cosa que pecar.

3
Ro. 1-3 Todos estamos bajo pecado. Todos estamos sin excusa.
Ro. 1:18 la creación nos lleva a la necesidad de reconocer que hay un
Creador, pero el hombre rechaza esa revelación de Dios.
Ro. 2:14-16 el hombre tiene una conciencia implantada por Dios, pero
se rebela contra ella.
Ro. 3:10-18 su conducta es totalmente anti-Dios.
2. Naturaleza del hombre -- esto es, aquellos que han sido regenerados (nacidos de
nuevo).
a. El creyente tiene dos naturalezas (la de Adán y la de Cristo)
Ro. 5:12 El pecado entró por Un Hombre, por tanto mientras estamos en este
cuerpo somos todos hijos de Adán.
Ro. 5:15 La salvación vino por Cristo, por tanto hemos recibido una nueva
naturaleza implantada (hemos sido adoptados como hijos, Ro. 9:4; Ef. 1:4-5).
Ro. 7:5-14 La naturaleza de pecado (carne) da lugar a una batalla dentro de
nosotros.
Ro. 7:5-13 La ley de Dios es como un espejo, mostrándonos constantemente
nuestro fracaso y empujándonos hacia Cristo.
b. La nueva naturaleza de Cristo en nosotros nos hace desear las cosas de
Dios; pero mucho más, el Espíritu Santo nos da el poder para actuar según Dios,
señalando nuestro pecado y guiándonos a una conducta correcta, agradable a
Dios.
3. Naturaleza de Dios
Santo
Poderosísimo
Levantó a Jesús de los MUERTOS
¡Da vida!
¡Da nueva vida! (esto es, una nueva correcta manera de vivir)
4. LA REALIDAD DE SER CRISTIANO
a. Un poderoso extraño (otro que no soy yo) ¡ha venido a vivir en mí!
Es Santo
Es Poderosísimo
Y me guía; ¡yo no soy el que me guío a MÍ!
b. Mi naturaleza (Adán) no me guía a mí. No soy "YO" el que me guía a una
vida de rectitud adquirida. Es el Espíritu Santo de Dios quien me guía.
c. La realidad de que el Espíritu Santo me está guiando en los caminos de Dios
es la evidencia de que habita en mí. Si soy he "nacido de nuevo", él está en

4
mí y me está "guiando". Por tanto, esto requiere que mi corazón se rinda al
control poderoso del Espíritu Santo.
d. El que antes fue auto-guiado ahora es Espíritu-guiado. Toda mi vida está
bajo el control y guia del Espíritu Santo.
e. RECUÉRDESE:
Las actividades previas del mi auto-guia me llevaban al pecado
Las actividades bajo la guia del Espíritu ahora agradan a Dios
El énfasis no cuestión de que si debo o no ir a la China, ¡más bien está en
si sigo en el pecado o no!
El propósito de su guia es para librarme de mi tendencia hacia el pecado.

C. EL SENTIDO DE LA PALABRA "GUÍA"


1. La palabra griega usada por el apóstol Pablo significa:
Control determinante sobre la conducta
Significa PODER CONTROLADOR, esto es lo que implica esta guía
especial.
2. Si Pablo hubiera pensado en otra clase de guía, habría escogido otro vocablo
griego: Por ejemplo:
a) Jesús dijo del Espíritu Santo: "El os guiará a toda verdad." Esa palabra
griega indica guía de sugerencia, pero no de control.
b) El Antiguo Testamento (versión Septuaquinta) emplea la palabra griega para
designar una guía general, por ejemplo el texto: "Enséñame a hacer tu
voluntad, porque tú eres mi Dios. Tu buen Espíritu me guíe a tierra de
rectitud."
3. La Palabra en Romanos 8 es mucho más enfática.
a) Esta guía no es de la clase usada en el sentido de:
1. Guía que va delante mostrando el camino
2. Un general que guía un ejército
b) La idea es más bien: El ejercicio de un poder de control sobre las acciones
de una persona con una fuerza tal de poder que es irresistible.
4. EJEMPLOS BÍBLICOS del empleo de la misma palabra en otros pasajes:
a) Cuando Jesús envió los discípulos a buscar el asno y el pollino "Desatadla, y
traédmelos" (Mt. 21:2)
b) Cuando Felipe se encontró con el etíope que leía a Isaías: "Como oveja al
matadero fue llevado"

5
c) Cuando el Buen Samaritano puso al herido sobre una bestia: "...lo llevó al
mesón, y cuidó de él" (Lc.10:34)
d) En el caso del ciego Bartimeo:
"Jesús, entonces, deteniéndose, mandó traerle a su presencia" (Lc. 18:40)
Nótese que en todos estos casos hay una fuerza o poder de control que consigue el
deseado efecto —una guía totalmente efectiva.

5. El uso más común de la palabra en griego tiene que ver con el "conducir" a
prisioneros:
a) "Llevaron a Jesús de casa de Caifás..." (Jn. 18:28)
b) "...trajeron (a Esteban) al concilio" (He. 6:12)
c) Pablo "...le pidió cartas...si hallase a algunos... los trajese presos a
Jerusalén" (He. 9:2)
6. CONCLUSIÓN:
Así, pues, esta "guía" del Espíritu Santo implica que El:
A. Ha venido no meramente para
1. Sugerirnos lo que debemos hacer
2. Señalar la dirección que debemos seguir
3. Despertar ciertas consideraciones en nuestra mente
4. Inducir buenas ideas sobre rectitud
B. Su guía es más bien:
1. Tomar el timón de nuestras vidas y hacer que nuestra nave vaya en la
dirección correcta. Como tomar las riendas de un caballo y llevarlo por
donde debe ir. Algo similar a la acción de la policía llevando a un preso a
la corte o a la cárcel.
2. Como tomar las riendas de un caballo y hacerle ir a donde debe ir.
3. Algo similar a la acción de la policía llevando a un preso a la corte o a la
cárcel.
C. Nosotros éramos esclavos del PECADO. Ahora un nuevo poder ha entrado
en nuestras vidas para romper ese yugo. Pero: No significa que al
convertirnos nuestra vida ya no tiene timón. Ahora somos llevados
PODEROSAMENTE, guiados para ir en la dirección CORRECTA, en la
dirección que complace a Dios. Por ejemplo, nótese lo que dice Romanos
8:12: "Deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la
carne", sino al Espíritu para vivir conforme al Espíritu.
D. (v. 15) ¿Bajo qué clase de sujeción estamos?

6
Antes éramos ¡ESCLAVOS DE LA CARNE!
Ahora (al Espíritu) -- no es que somos esclavos, sino "HIJOS". Tenemos
una maravillosa y feliz relación con nuestro bendito Dios.
E. La idea no es que estamos bajo la dirección de un PADRE irresponsable y
consentidor, SINO BAJO UN PADRE QUE CONTROLA Y GOBIERNA.
Los hijos de Dios no son los directores de sus propias actividades.
Hay Uno que habita en nosotros -- no meramente como SEÑALADOR DE
DIRECCIÓN, sino como amante y tierno gobernador.
Vamos no adonde deseamos, sino adonde El desea.
Hacemos no lo que queremos, sino lo que El quiere.
Este es el sentido de ser GUIADOS por el Espíritu.
F. ¿QUE PARTE DESEMPEÑO YO EN ESTA GUÍANZA?
El apóstol Pablo no nos presenta la acción del ESPÍRITU SANTO como si él
fuera un SUSTITUTO de nuestra actividad. Tenemos una definida
responsabilidad.
1. Es cierto que somos GUIADOS, pero no LLEVADOS. Hay un vocablo
griego corriente que Pablo pudo haber usado, que significa llevado o
cargado.
a. II Pedro 1:21 "Porque nunca la profecía fue traída por voluntad
humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo
inspirados (llevados) por el Espíritu Santo."
b. Aquí está él hablando de la manera en que fue escrita la Biblia:
Todo poder es venido de Dios
El profeta está desprovisto de su propia voluntad.
Tomado por el Espíritu, llevador cargado. El no tiene poder, es
sólo un instrumento; él no añade nada, es llevado y totalmente
controlado por el poder del Espíritu.
2. En nuestro caso somos guiados, pero no ARRASTRADOS. Había otro
vocablo común que Pablo pudo haber usado con el sentido de "El
Espíritu nos arrastra".
a. "Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le Trajere"
(quiere decir halar o arrastrar) (Juan 6:44).
b. En primer lugar, quiere decir que el hombre no puede venir a la
salvación por ningún poder personal que tenga. Tiene que ser traído,
"arrastrado". Una fuerza que no es suya es la que trae su pasivo ser

7
interior a Cristo. Sólo así es que ha de venir a Cristo, si es que ha de
ser salvo.
3. Pero, tal no es el sentido de "guiar"
a. La idea es más bien como la de conducir un auto: el Espíritu Santo
sostiene el timón, de modo que el vehículo va en la dirección
correcta. Sin embargo, somos nosotros los que pisamos el
acelerador. Son nuestros esfuerzos lo que determina el avance. Sus
esfuerzos determinan la dirección.
b. La idea aparece clara en Filipenses 2:12,13
c. "Ocupados en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es
el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena
voluntad"
(1) NUESTRA PARTE es ANDAR, MOVER, BREGAR, TRABAJAR,
SUDAR, SUFRIR, SEGUIR hasta no poder más.
(2) Es SU PARTE mantenernos en línea, en Su vía, en las Sendas de
Rectitud, para que podamos proseguir hacia la META correcta.

III. El texto describe


LA NATURALEZA DEL SENDERO
A. Un sendero de lucha
La carne (v. 12) será siempre causa de batalla.
El cuerpo mortal peleará hasta estar en la tumba.
B. Note la demanda de Dios:
Hacer "morir las obras de la carne" (v. 13)
"Si...padecemos juntamente con él, para que...seamos glorificados" (v. 17)
C. Es una batalla consciente:
Nosotros sabemos lo que la carne quiere
Nosotros sabemos lo que el Espíritu quiere
Agonizamos en esa esfera interna
D. Sin embargo, tenemos la seguridad de su presencia
El que levantó a Jesús de los muertos está en nosotros
Eso es alentador: El mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que
somos hijos de Dios
El Espíritu Santo está AVISANDO/CONSOLANDO/ESTIMULANDO de modo
que no nos demos por vencidos

8
CONCLUSIÓN:
"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios"

PREGUNTA:
1. ¿ES USTED UN HIJO DE DIOS?
¿Conociéndonos a nosotros mismos y a nuestros fallos, nos atrevemos a
declarar que lo somos?
¿Es la vida que yo estoy viviendo un producto de la guía del Espíritu?
2. El propósito de este texto:
No es llenarnos de desánimo por el pecado en nuestras vidas
Sino llevarnos a tener ESPERANZA y confianza
Aquel que está en nosotros es más grande que el que está contra nosotros
EL PECADO ES GRANDE Y PODEROSO: EL ESPÍRITU SANTO ES MÁS
GRANDE
3. El mero hecho del CONFLICTO que experimentamos en nuestra lucha espiritual es
prueba de que tenemos al GUÍA: (al Espíritu de Dios), que él está presente en
nuestros corazones. Si no hay conflicto, si no hay lucha, so el pecado no nos
molesta, eso es señal que no somos hijos de Dios, que no tenemos al Espíritu
Santo. Gracias, entonces, demos a Dios por la lucha. Esa es señal gloriosa que le
pertenecemos y que somos sus hijos. ¡Gracias a su nombre!

FIN DEL ESTUDIO