Sei sulla pagina 1di 610

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Prólogo: El

mito de la creación
Nota del Autor

Sin magia, sin habilidades, sin trabajo, sin estatus y sin harén. No “Soy
Poderosoooo”. (T/N: significa el típico prota OP) Más bien, el protagonista es el
más débil.
El personaje principal, que era un estudiante de secundaria corriente, llora,
vomita y, sin embargo, rechina los dientes y pelea mientras conduce a sus
amigos en otro mundo al que fue convocado de repente. Esta es una historia
sobre él siendo llamado el peor destructor de la historia.
* El momento en que el protagonista decide luchar está en el capítulo 13.
* La primera batalla del personaje principal tendrá lugar alrededor de los
capítulos 17 al 19.

Primero, la muerte del Dios de la Creación y el nacimiento del Panteón

Más antiguo que miles de miles de años, más viejo que 10.000 veces 10.000
años.
Primero, al principio, estaba el Dios de la Creación.
Fue en el momento en que el mundo aún no había tomado su forma.
Nadie más que Él existía y no había nada excepto Él.
Estaba solo.
Esperaba y se preguntaba cuándo aparecerían seres similares a Él. Continuó
esperando pacientemente ese momento. Sin embargo, incluso después de un
tiempo más largo que cientos de cientos de años, nada más que él nació.
El Dios de la Creación, que por fin no podía soportar la soledad, acabó con su
propia vida.
Después de esto, siete dioses nacieron de su cuerpo que perdió su vida.
El Dios del Fuego nació de Su sangre que fluye.
La Diosa del Agua nació de sus lágrimas.
La Diosa de la Tierra nació de Su carne.
El Dios del Viento nació de su último aliento.
El Dios de las Bestias nació de sus genitales.
El Dios de los Pájaros nació de su vello corporal.
Y, al final, el Dios de los Humanos nació de Su cabeza.

Segundo, la creación del mundo y su gente

El Dios del Fuego, que nació primero, creó el sol colocando el corazón ardiente
del Dios de la Creación en el cielo ya que el mundo era demasiado oscuro.
Debido a esto, el mundo se llenó de luz y se envolvió en un calor similar al de la
quema.
Entonces creó lagartos, serpientes y demás del cuerpo del Dios de la Creación,
y alabaron al Dios del Fuego.
Después de que el Dios del Fuego les concedió poder a algunos de ellos, se
convirtieron en dinosaurios.
Debido a que el mundo estaba casi quemado debido al sol, la Diosa del Agua
creó las nubes para bloquear la luz, y las hizo llover para suprimir el calor.
Entonces, los peces nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron a la
Diosa del Agua.
Después de que la Diosa del Agua les otorgó poder a algunos de ellos, se
convirtieron en Marmen.
Debido a que el mundo estaba casi cubierto de agua, la Diosa de la Tierra se
aseguró de que el cuerpo del Dios de la Creación no se hundiera para que
pudiera servir como continentes y montañas.
Entonces nacieron insectos del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron a la
Diosa de la Tierra.
Cuando la Diosa de la Tierra concedió a algunos de ellos el poder, se
convirtieron en enanos.
Debido a que el mundo se volvió demasiado escarpado y sólido, el Dios del
Viento sopló su aliento y niveló el suelo.
Entonces, árboles y hierbas brotaron del cuerpo del Dios de la Creación, y
alabaron al Dios del Viento.
Una vez que el Dios del Viento les concedió poder a algunos de ellos, se
convirtieron en elfos.
Al ver que el mundo estaba a punto de ser cubierto por numerosas plantas, el
Dios de las Bestias arrancó la vegetación que se había extendido demasiado.
Entonces, las bestias nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron al
Dios de las Bestias.
Una vez que el Dios de las Bestias les concedió poder a algunos de ellos, se
convirtieron en Zoan.
Como el mundo estaba a punto de desbordarse con los cadáveres de las bestias
que habían crecido demasiado, el Dios de los Pájaros los despejó.
Entonces, las aves nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron al
Dios de las Aves.
Una vez que el Dios de las Aves les otorgó poder a algunos de ellos, se
convirtieron en arpías.
El Dios de los Humanos, que escuchó las voces de adoración de los animales
que inundaban el mundo, por su dios respectivo, dijo esto,

“También quiero crear seres que me adoren, como hicieron mis hermanos”.

Una vez que lo dijo, los humanos nacieron del cuerpo del Dios de la Creación.
Sin embargo, los humanos nacidos no tenían garras, ni colmillos, ni plumas, ni
escamas. Eran criaturas débiles hasta el punto de que probablemente morirían
de inmediato si se quedaran como están.

“¡Ah! Me pregunto, ¿por qué terminé creando criaturas tan débiles?”

El Dios de los Humanos se afligió y gimió mucho.


El Dios del Fuego, que no pudo observar eso, enseñó a los humanos el
conocimiento de cómo usar el fuego.
Sin embargo, el Dios de los Humanos no se detuvo para lamentarse a pesar de
ello.
Luego, la Diosa del Agua le dio a los humanos el conocimiento de cómo usar el
agua y les enseñó a pescar.
Sin embargo, el Dios de los Humanos no se detuvo para lamentarse a pesar de
ello.
Además, la Diosa de la Tierra les otorgó el conocimiento de cómo cultivar la
tierra para obtener alimento, el Dios del Viento les otorgó el conocimiento de
cómo obtener frutos de la vegetación, el Dios de las Bestias les otorgó el
conocimiento de cómo luchar contra las bestias y el Dios de las Aves les otorgó
el conocimiento de cómo soltar aves.
El Dios de los Humanos, que finalmente quedó satisfecho con eso, dejó de
afligirse y dijo: ” Sigan a los humanos “,

“Pueden usar fuego, pescar, cultivar el suelo, recoger frutas, cazar bestias y
dejar caer pájaros. “Está bien que florezcas en grande mientras consigues todo
en este mundo.”
Así, a los humanos se les dio la codicia de robar cada una de las posesiones de
este mundo por parte del Dios de los Humanos.

– Extracto del Mito de la Creación transmitido en el Continente de las Seldeas.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia 1

Invocación
«… oma… Souma….»

¿Quién? ¿Quién me está llamando?

«… Souma… Con-…. Convocando… Souma….»

¿Quién? ¿Quién es?

Teniendo la sensación de que alguien estaba diciendo su nombre, Kizaki Souma


se movió de su sueño.

Estaba en su habitación.

Hoy, la escuela secundaria había estado cerrada, así que había estado acostado
en la cama, leyendo su revista semanal que había comprado en una tienda de
conveniencia esa tarde, y aparentemente se había quedado dormido. La
habitación estaba hecha un desastre, llena de ropa que había dejado tirada y
mangas por todas partes; antes de que se diera cuenta, su habitación estaba
teñida de un rojo intenso por el sol de la tarde que se hundía en el cielo
occidental.

Mientras levantaba la cabeza, una página de la revista que se presionaba a su


mejilla hizo un sonido de ruptura mientras se desprendía.
“*yawns*”

Souma cogió el espejo de la mesa que tenía junto a su cama y lo miró; lo que
reflejaba era la cara de un niño somnoliento.

Un pelo negro algo corto y ojos negros que revelaban su timidez. Su mirada, que
hacen que otros sientan su infantilidad, son evaluadas como lindas por las
mujeres mayores, pero poco a poco había llegado a un punto en el que se sentía
avergonzado por ello.

Sin embargo, ahora con la impresión de la página de la revista en su mejilla que


había obtenido al dormir con ella, su cara parecía más idiota que linda
proyectado en ese momento.

Mientras frotaba la tinta de su mejilla con el dorso de su mano, Souma dio un


gran bostezo, abandonó su habitación y bajó la escalera.

[¡Mamá! ¡¿Me llamaste?!]

[Oh, ¿estás despierto Souma? Tu madre no te llamó]

Desde la cocina se oía la voz de su madre y el sonido del aceite que salía de la
comida frita. Souma se preguntó si había escuchado mal después de todo.

[Llegas justo a tiempo, Souma. Me he quedado sin tofu para freír. Siento pedirte
esto, pero tu madre está haciendo tempura y no puede irse en este momento.
¿Te importaría ir a comprar más?]

[Mmh. Seguro.]

Souma se puso los zapatos en la entrada y agarro la llave en el gancho junto al


zapatero para el candado de la bicicleta que su familia compartía.

Entonces, mientras extendía la mano para abrir la puerta-

De la nada, su visión se nubló.


Souma pensó que seguía mareado al levantarse, pero el mareo empeoró cada
vez más. Eventualmente, ya no pudo pararse y tuvo que sentarse, pero los
mareos no desaparecieron.

Debido a la sensación alternada de suspensión como si su cuerpo estuviera


flotando y a una fuerte presión como si fuera empujado hacia abajo, Souma se
sintió como si estuvieran jugando con él.

[Souma, olvidaste la billetera…]

Souma intentó responder a la voz de su madre, pero su voz se sintió tapada


debido a una náusea que parecía salir de su estómago. Quería conseguir ayuda
de su madre y con eso extendió el brazo para agarrar el pomo de la puerta y
levantarse.

<… Souma… Ven, Souma….>

Mientras escuchaba de nuevo esa alucinación auditiva, la mano de Souma se


detuvo en el aire sin poder agarrar el pomo de la puerta.

[Souma, olvidaste la billetera… ¿Souma?]

En el momento en que su madre llegó a la puerta con la billetera, sólo quedaban


la llave de la puerta y la llave de la bicicleta, que se habían caído a un lado;
Souma no se veía por ningún lado.

◆◇◆◇◆

Junto a un *bam*, un fuerte choque atravesó la espalda de Souma.

[Ah… Ow… Ahh.]

Gemidos y llantos escaparon de la boca de Souma.

Aparentemente su espalda fue severamente golpeada por algo, extendiendo un


dolor severo por toda su espalda. Sin embargo, en lugar de sólo dolor, una
sensación de mareo, fatiga y náuseas se extendió por todo el cuerpo de Souma,
causándole un gemido de agonía.

En ese momento, el repentino sonido de la gente agitándose se podía escuchar


a su alrededor.

Abriendo débilmente los ojos que estaban cerrados por la angustia, su entorno
se había oscurecido, haciéndo que se preguntara justo cuando se había puesto
el sol.

Pensó que simplemente no lo había notado porque había perdido el


conocimiento, pero inmediatamente se dio cuenta de que no era así.

Mirando hacia arriba, vio un techo tenue con rocas en forma de aguja que
apuntaban a él – había una innumerable cantidad de estalactitas diferentes que
colgaban desde arriba.

Además, la situación en la que estaba era mucho más inusual.

Mientras se retuerce en agonía, observa frenéticamente su entorno. Aunque se


suponía que estaba en la puerta de su casa, su ubicación se convirtió en una
caverna de piedra caliza que nunca antes había visto.

Estalactitas similares a gruesos pilares se elevaban en medio de la caverna, que


era lo suficientemente grande como para caber una casa entera en su interior.
Bañados a la luz de las velas que habían sido colocadas en todas partes, se
creó un paisaje de cuento de hadas.

Y, entre las estalactitas, docenas de hombres y mujeres, completamente


vestidos con túnicas negras, miraban a Souma con expresiones de asombro
mientras se arrodillaban en el suelo.

[¿Dónde… estoy?]

Souma, quien había hablado con una voz débil, le habló un anciano de la
primera fila del grupo.

[¡Owa! Owa!]
Lo que salió de la boca del viejo eran palabras con una entonación que Souma
nunca había oído antes.

[¿Diha Noiha? Fero ran dirarn noiha!?]

¿Qué es lo que está diciendo este tipo? ¿Dónde diablos estoy? ¿Dónde diablos
está este lugar?

Aunque estas preguntas están pasando por la mente de Souma, él no puede


pensar con claridad debido a la mala condición de su cuerpo mientras trata
desesperadamente de levantarse.

La sensación de estar intoxicado y su fatiga empeoran con el tiempo. Todo su


cuerpo está caliente como esa ves cuando trago un whisky, después de haber
sido animado por sus parientes en broma, en la víspera de Año Nuevo. También
tenia un dolor de cabeza palpitante que retumbaba por todo el cráneo, un
golpeteo que resonaba violentamente en su cabeza mientras intentaba moverse.

Además, mientras Souma caía boca arriba por las agonizantes náuseas que
tenía en el estómago, se dio cuenta de que una mujer lo miraba hacia abajo y
emitió un pequeño grito.

No, no era una mujer viva.

Era una estatua que había sido tallada en una estalactita.

De los dedos de sus manos crecen garras afiladas y puntiagudas, que fueron
estiradas como si quisiera abrazar a Souma, y colmillos afilados que salieron de
detrás de sus labios. Más que una mujer, parecía un demonio disfrazado de
mujer.

De repente, la mano de alguien tocó la frente de Souma.

Antes de que se diera cuenta, el viejo estaba de rodillas mirando a Souma. Una
vez que apartó con una mano temblorosa los mechones de pelo de Souma, que
le cubrían la frente, se abrieron ampliamente sus ojos dentro de la cara del
anciano, con sus profundas arrugas grabadas por todas partes, mientras
brillaba.
[Uz yakha kiha! Uz migou seiha!]

El viejo exclamó con excitación mientras saliva salía de su boca.

[Uz migou! Uz migou auranos!]

Cuando el anciano se volvió para mirar a la multitud, levantó las manos y levantó
su voz con deleite. De entre la multitud surgieron alegres aclamaciones.

[¡Magluna Aura! ¡Magluna Aura! ¡Magluna Migou!]

Mientras escuchaba con todo su cuerpo sus encantadoras voces, que


resonaban fuerte dentro de la confinada caverna de piedra caliza hasta el punto
de ensordecer sus oídos, la conciencia de Souma descendió repentinamente a
la oscuridad.

◆◇◆◇◆

El viejo era un perdedor.

Érase una vez, el anciano había ejercido una poderosa autoridad en un lugar
extremadamente noble y hermoso de esta tierra. Sin embargo, al caer en la
trampa de un grupo de cobardes, perdió todo lo que había conseguido: honor,
rango y riqueza.

En ese momento, no sólo los que le eran hostiles, sino también los que antes
eran serviles, cambiaron de actitud rápidamente y el anciano fue expulsado de la
capital con pedradas. Siendo abusado de una manera malvada incluso por
aquellos de bajo nacimiento que eran despreciados como gusanos de basura, el
anciano no tuvo otra opción que liderar a un pequeño número de los miembros
de su clan y escapar a una región remota.

Para el cuerpo del anciano, que vivió una vida sin ninguna incomodidad mientras
era atendido por mucha gente, esa huida fue algo doloroso y duro. Aún así,
cuando finalmente pudo llegar a este lugar, todo lo que ardía en su pecho era
odio y furia.

¿Cómo puedo disiparlas? ¡Esta ira! ¡Odio! ¡Humillación!


Lo único que sostenía el cuerpo y la fuerza de voluntad de este anciano en ese
momento era su deseo de venganza.

A lo que se aferraba el anciano, poseído por su resentimiento, era a la


descripción de cierto libro que una vez descubrió en la gran biblioteca de la
capital.

Los registros allí escritos hablan de un ser que es el más grande y fuerte de este
mundo.

El viejo y su clan dependían de ese ser para derrotar a aquellos que los echaban
y para recuperar la gloria del clan una vez más.

Secuestraron a la hija de un campesino de bajo nivel, ofrecieron su corazón, que


rebosaba de sangre caliente, y oraron fervientemente.

Hasta los límites de su resentimiento oraron como si continuaran por una


eternidad, y por fin ocurrió un cambio.

Un chico al que nunca habían visto antes apareció de repente dentro de su


santuario, donde se suponía que solo estaban los miembros del clan.

[¡Ooh! ¡Ooh!]

El viejo solo levantó la voz, incapaz de formar palabras debido a su asombro.

Han dejado vigilantes en la entrada de la caverna de piedra caliza que les sirve
de templo, lo que hace casi imposible ser invadidos si no son descubiertos.
Además, nada como un pasadizo secreto existía aquí. Y sin embargo, dentro de
la cueva en la parte más interna del templo, este niño apareció como si de
repente estuviera emergiendo.

[¿Quién… eres? ¿Cómo entraste aquí?]

Preguntó el anciano, sin embargo, el niño no muestra ninguna señal de


respuesta ya que sólo gime de angustia.
Ha oído hablar de ello en rumores: pelo negro como la tribu salvaje que vive en
una isla lejana y remota, y ropas extrañas que nunca antes había visto. Incluso
con la información del anciano, que se enorgullecía de poseer amplios
conocimientos, no podían captar la verdadera identidad del muchacho.

Cuando el niño se giró hacia arriba, retorciéndose de dolor, algo llamó la


atención del anciano.

Extendiendo la mano con cautela, aparta los gemidos de los dedos de los pies
del niño, exponiendo su frente.

Lo que hay en esa frente no es un error del viejo, sino lo que esperaba. No, más
bien lo que él esperaba estaba allí.

[¡Esto es, un sello! ¡Esta persona es el Niño Divino!]

La figura que aparentemente era una combinación de los caracteres numéricos


8 y ∞ brilló levemente en la frente del niño. Con él apenas siendo bañado en la
luz parpadeante de la vela, la figura se parecía como si dos serpientes
enredaban sus cuerpos y mordían las colas de cada uno mientras que retorcían.
Era un sello espeluznante.

[¡Un Hijo del Cielo! ¡El Divino Niño de Aura!]”

El viejo, cuyo cuerpo temblaba de emoción y alegría, se volvió hacia los


miembros del clan y gritó en voz alta.

Los miembros del clan, que observaban atentamente los acontecimientos hasta
ahora mientras aguantaban la respiración, al mismo tiempo vitoreaban las
palabras del anciano.

[¡Aura el Grande! ¡Gran Aura! Gran Niño Divino!]

Todos lloraron con gran alegría, animando hasta que sus gargantas se volvieron
roncas.

Por fin, Aura había concedido el deseo del clan. Finalmente ha llegado el
momento de realizar las ambiciones del clan!
Todos se regocijaron con emoción.

Cuanto mayor es la dificultad experimentada hasta ahora, mayor es el gozo


debido a la reacción.

[¡¡Hahaha… wahahahahaa!!]

Y luego estaba el anciano, cuya expresión antiestética se distorsionó en éxtasis


más que la de cualquier otra persona al soltar una risa a carcajadas.

[¡Pereced! ¡Aquellos que nos engañaron, nos despreciaron y nos echaron!


¡Todos ustedes, bastardos, serán destruidos! Wahahahahahahahahaa!]

Fue por esta razón que no se dio cuenta de los sonidos intensos y reverberantes
que provenían de la entrada de la caverna.

[¡Al Ataque!]

Junto a esa orden, una innumerable cantidad de flechas fueron disparadas a la


vez dentro de la estrecha caverna. Finalmente, el viejo fue golpeado por uno en
el pecho, devolviéndole el sentido con un dolor ardiente.

[¿¡Qué!?”]

El interior de la caverna se convirtió en un torbellino de confusiones.

Soldados completamente armados, con espadas y lanzas en la mano, irrumpen


por la entrada, matando a los miembros de la familia del anciano uno tras otro.
Los miembros del clan, que no tenían otra opción que confiar en Aura ya que no
tenían la fuerza para luchar con las armas en la mano, son derrotados por los
soldados sin siquiera intentar resistir.

[¡Aniquilad a los malvados adherentes! ¡Que nadie escape!]

[¡Estos viles herejes!]

[¡Mátenlos! ¡No permitas que nadie se escape!]


A la luz parpadeante de las velas, innumerables sombras se mecen en la pared
de la cueva como bailando. Entre ellos, el viejo no podía hacer nada más que
mirar aturdido como mataban a su clan.

Un capitán con una tesela* marrón claro pegada a su casco, que destaca
cuando está entre los soldados, saltó delante del viejo. En su mano derecha está
agarrando una espada teñida de rojo brillante con la sangre del clan.

[¡Tú, bastardo, eres el líder aquí, supongo! ¡Te arrancaré la cabeza!]

Debido a la espada que se balanceaba al lado de la voz, la cabeza del anciano,


que aún tenía los ojos abiertos de par en par, baila en alto en el aire mientras
levanta una fuente de sangre. El capitán agarra el pelo blanco de la cabeza del
anciano que rodaba bajo sus pies y lo levantaba lo más alto posible.

[¡Maté al líder!]

En la caverna, los soldados estallan en vítores.

Los soldados buscan a los que aún respiran débilmente y dan los últimos golpes.
Los sonidos húmedos de las lanzas que arrancan la carne y los gemidos bajos
de aquellos que estaban rematados reverberan dentro de la cueva.

Mientras el capitán observaba atentamente la operación, escuchó un leve


gemido desde su retaguardia.

[Au… uu…]

Inseguro de si un malvado seguidor seguía vivo, desenvaina su espada y mira


con cautela a su alrededor.

Entonces descubrió a un niño que gemía dolorosamente mirando hacia arriba a


los pies de una estatua de un repulsivo dios maligno.

Después de todo, hubo un sobreviviente, ¿no? El capitán levantó su espada


sobre su cabeza, pero luego su brazo se detuvo.
El chico tenía el pelo negro y llevaba un extraño atuendo que nunca antes había
visto por aquí. No puede creer que sea un camarada de los malvados
adherentes, pero tampoco parece un niño que haya sido secuestrado en un
pueblo cercano.

Los ojos del capitán, que dudó en su decisión de cómo manejar esto, percibieron
algo brillando ligeramente al otro lado de los mechones que cubrían la frente del
muchacho. Con la punta de su espada para despejar los mechones de cabello
del chico. Y luego se quedó sin habla.

[¿…?]

No importa con qué frecuencia parpadee, la cosa en la frente del niño no


desaparece.

[¡¿Esto es… un sello grabado?! ¡¿Este niño es, un Niño Divino?!]

El capitán abrió ampliamente los ojos con un estremecimiento y retrocedió


involuntariamente.

En el informe, presentado por este capitán, sobre la situación en ese momento,


se dice lo siguiente:

< En este día finalmente descubrimos la fortaleza de los malvados adherentes


que habían matado terriblemente a los niños y niñas que habían secuestrado de
las aldeas circundantes durante algún tiempo.

Junto a los veinticuatro soldados bajo mi mando, primero disparamos a los dos
guardias que vigilaban la entrada de la caverna para callarlos, y luego
irrumpimos en la caverna.

En el interior de la cueva flotaba un sospechoso olor, y un gran número de


malvados seguidores se encontraban en medio de una extraña ceremonia.

Al asaltar ese lugar junto con mis soldados, limpiamos a cuarenta y dos
malvados seguidores, incluyendo a un anciano que parecía ser su líder.
Al hacerlo, me encontré con un niño a los pies de una estatua malvada
considerada el objeto de su fe.

En la frente del niño, de pelo negro y ropa extraña de estilo extranjero, había un
sello que nunca antes había visto. Incapaz de saber si es algún tipo de niño
divino, decidí traerlo de vuelta a la fortaleza para permitir un mejor juicio. >

Después, reflexionó sobre si era insatisfactorio o no; aunque era un relato


extremadamente corto, este fue el primer documento formal sobre Souma
Kisaki.

◆◇◆◇◆

Muchos héroes y sabios habían grabado sus nombres en la larga historia del
continente Seldeas.

Entre los que lo lograron, muchos de los llamados héroes malvados, como
tiranos y carniceros, también han sido incluidos.

Expulsado después de implementar una reforma imprudente que llevó a


decenas de miles de personas a morir de hambre, Kashnal.

Habiendo envenenado a varias personas como su marido, sus amantes y su


familia para llevar una vida lujosa, Mary Selenar.

Decapitando a todos los prisioneros de la nación enemiga, derrotó al ejército


enemigo con miedo construyendo un muro protector con esas cabezas, Baga
Yang.

Se conocen muchos más nombres de héroes malvados además de ellos.

Sin embargo, incluso a través de los muchos héroes malvados notables, hay el
nombre de un hombre cuyo nombre fue grabado profundamente en la historia de
este mundo.

Incluso ahora, ese nombre, que es alabado por estar cargado de odio e ira, hace
que cada uno distorsione su boca como si hubiera probado el veneno una vez
que lo menciona y hace que la expresión de cada uno se endurezca con
repugnancia y temor una vez que lo escucha.

El número de los que murieron debido al caos orquestado por él se elevó a


varios cientos de miles. E incluso después de su muerte, un incontable número
de humanos están muriendo debido a su influencia.

El ⌈Atroz Emperador⌉ Gurla Gumeshis, que se dedicó a matar lo más posible


derrocando a todas las naciones enemigas, así como a los plebeyos y sirvientes
que se rebelaron contra él, ha sido consciente de su arrogante discurso y
conducta, pero incluso para él fue un hombre que hizo que Gurla dijera: “Si
comparamos el número de personas asesinadas por ese hombre, algo así como
la matanza que yo logré, probablemente lo haya hecho innumerables veces.”

Después de haber extinguido numerosas ciudades de la tierra con una nueva


bomba que desarrolló y también después de haber repetido experimentos
humanos de pesadilla sobre los prisioneros, el director de la división de ciencia
del imperio que también era un oficial del ejército. Para el genio científico loco
Otto Seidenbecher, fue un hombre que hizo que Otto lo elogiara con “Destruí
personas y ciudades, pero él destruyó el mundo.”

Apareció en este continente de Seldeas de repente un día. Y luego extendió su


influencia en todo el continente en un abrir y cerrar de ojos, se rebeló contra el
imperio que gobernaba el continente en ese momento y por fin destruyó sus
cimientos, invitando a tiempos turbulentos que continuaron durante varios
cientos de años después de eso.

Todo el mundo alberga repugnancia, odio, temor y miedo hacia él y lo llama

〈Hijo Divino de la Destrucción, Soma Kisaki〉


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
2

Hijo Divino
Souma abrió los ojos debido a las vibraciones que sacudían su cuerpo y con el
sonido de un traqueteo en el fondo. Como todavía le queda una sensación de
fatiga y una sensación de embriaguez por todo el cuerpo, su conciencia está
confusa. Sin embargo, él abre los ojos ligeramente.

Lo que saltó a sus ojos en primer lugar fue que estaba sucio. Parece que lo
pusieron a dormir en algún tipo de zona de carga. Una vez que abrió un poco los
ojos, vio una sábana teñida de ocre debido a las hierbas marchitas con un viento
frío que soplaba ferozmente a través de las llanuras.

[¡Lu Bana! ¡Lu Bana! ¡Pomus ishytal kimuya!]

Puede escuchar gritos en un idioma extranjero que nunca antes había escuchado
en algún lugar cercano.

[Ah… aah… uuh.] (Souma)

Intentó hablar de alguna manera, pero solo un leve gemido se le escapó de la


garganta que le estaba quemando. Sintió náuseas, pero sin nada que vomitar de
su estómago vacío, sólo se sintió enfermo.

[¡Sugabramu! ¡Sugabramu!]

Oyó a un hombre gritando cerca.

[Somalua ork furnoiha!]


No entiendo lo que dice, pero al menos no parece ser japonés o inglés.

Después de un rato, pudo escuchar el golpeteo de los cascos de los caballos que
conocía de las películas.

[Ou. ¿Di Ork furnoiha?]

Junto a esa voz, la cara de Souma estaba cubierta por una sombra. Souma ni
siquiera podía mover el cuello debido a la fatiga restante que ha invadido su
cuerpo. Aún así, mira al objeto que bloqueaba la luz del sol moviendo los ojos.

[(… ¿Qué es esto? ¿Es un sueño?)] (Souma)

Lo que entró en su campo de visión, levemente abierto, es una cara similar a la


de un lagarto. Sin embargo, su tamaño era similar al de la cabeza de un caballo y
estaba cubierto de pelo castaño claro que un lagarto normalmente no posee.

Esa lagartija miró a Souma mientras movía la lengua, que está partida en dos al
final. No hay manera de que tal criatura exista en la realidad. Eso es lo que Souma
pensaba.

[¿Diha Noiha? Diz migur noiha?]

La voz le afloró desde arriba, pero usó palabras que Souma no entendía en
absoluto.

[… ¿Dónde está este lugar…?] (Souma)

Desesperadamente arrancó su voz, pero eso no resultó más que en un silencioso


susurro casi indistinguible de una larga respiración. Y entonces la conciencia de
Souma, que agotó su energía con sólo eso, fue engullida una vez más por la
oscuridad.

◆◇◆◇◆

Señalando la llegada de un duro invierno, un helado viento del norte sopló a través
de la pradera marchita.
Hasta hace poco, la estación del verano, Zao, dominaba con un calor abrasador.
Sin embargo, con el corto otoño, Nagurto, pasando en un abrir y cerrar de ojos,
se ha convertido en la estación del invierno, Nerón.

El jefe de pelotón Secio frunció el ceño debido al frío viento que le cortaba el
cuerpo.

La subyugación de los malvados seguidores que recientemente han molestado al


sector se ha acabado rápidamente, en contra de sus expectativas. El sacerdote,
que llegó expresamente de la capital, exageró pronunciando 〈Esta es la voluntad
de Dios〉 Como se decía que venía a ordenar la subyugación de los malvados
seguidores, Secio estaba ansioso por su nivel de espanto.

Sin embargo, una vez que vio los resultados de la subyugación, todos los
malvados seguidores fueron similares a una reunión de aficionados. Tampoco
aparecieron monstruos aterradores ni magia sospechosa como los de los cuentos
cantados por los juglares.

Hasta el punto de que la marcha desde la fortaleza fue mucho más difícil que la
subyugación misma.

[¡Deprisa! ¡Deprisa! ¡El sol se está poniendo en el oeste!]

Podía escuchar a uno de los líderes del escuadrón regañando a sus subordinados.

También quiero llegar al lugar con las grandes rocas, que se encuentran más allá
de este punto, antes del anochecer. Si acampamos en una llanura tan azotada
por el viento, nos atormentará el viento del norte toda la noche y no podremos
descansar bien.

[¡Líder de Pelotón! Líder de Pelotón!]

Era la voz de un líder de escuadrón que estaba entre las fuerzas en marcha.

[¡Parece que el muchacho se ha despertado!]


Actualmente, si la palabra “Muchacho” se menciona dentro de esta unidad, se
trata del niño considerado como un 〈Hijo Divino〉 que fue descubierto en la guarida
de los malvados adherentes.

Tirando de las riendas, Setius giró sobre la cabeza del Kiryu. El Kiryu, que Setius
está montando, es un tipo de lagarto que no puede ser llamado dragón en absoluto
aunque tenga la palabra dragón en su nombre. Patea el suelo con sus dos gruesas
y fuertes patas traseras, mientras que sus patas delanteras son cortas y delgadas.
Las patas delanteras se utilizan para inmovilizar a sus presas cuando las muerde
y en el momento de ponerse de pie con lo que es esencialmente una lagartija
cuando se acuesta boca abajo en el suelo. Todo el cuerpo del Kiryu está cubierto
de escamas negras azulosas con pelo castaño claro que crece entre esas
escamas. Si es una hoja al nivel de un cuchillo barato, ni siquiera será capaz de
hacer un rasguño. Tiene el inconveniente de que es un poco débil al frío, pero es
una criatura de montura poderosa que es preferida por los soldados porque no es
cobarde y no necesita más cuidados que los caballos, que se dice que existen en
las lejanas praderas del sur

[¡Oye! ¿El chico abrió los ojos?] (Setius)

El líder del escuadrón respondió a la pregunta de Secio asintiendo con la cabeza,


y señaló la parte superior del espacio del carro junto a él, donde estaban apiladas
las provisiones y las armas.

En un ligero espacio creado entre el equipaje, el niño, que fue encontrado en la


guarida de los malvados adherentes, fue puesto a dormir mientras estaba cubierto
por una manta que no ascendía más que a un trapo andrajoso.

Setius se acercó al carro con su kiryu, igualó su velocidad de desplazamiento y


miró a la cara del niño.

¿Está el chico sufriendo de una enfermedad? Su tez está pálida y está soltando
gimoteos de dolor.

Si es una enfermedad infecciosa, se volverá problemática, ¿no? Pensó en ello,


pero una vez dicho eso, no hay manera de que pueda abandonarlo tampoco.

Supongo que no tengo otra opción que limitar el acceso a este chico tanto como
sea posible.
Mientras observa al niño, abre ligeramente los ojos, pero parecen estar
desenfocados.

Con esto no podía esperar una respuesta decente, pero aún así intentó interrogar
al niño por si acaso.

[¿Qué clase de persona eres? ¿Eres un 〈Hijo Divino〉?] (Setius)

Pero, como era de esperar, no hay respuesta.

En ese momento la débil voz del muchacho llegó a los oídos de Secio, quien se
preguntaba si era inútil insistir en hablar con el por ahora.

[¿Dónde está este lugar…? ] (Souma) (T/N: El autor escribe en romaji aquí, así
que imagina a Secio no escuchando las palabras sino los sonidos de las palabras)

Era el sonido de palabras que Secio nunca había oído antes.

No parece ser la lengua de Deas que es la lengua oficial por aquí, y tampoco es
la lengua sagrada usada por los sacerdotes. Por otro lado, también parece ser
diferente de las palabras pronunciadas entre los demi-humanos como los elfos y
los enanos.

Con su atuendo, el chico parece provenir de un lejano lugar extranjero, pero


empezando por él, nadie del pelotón sabía dónde podía estar ese lugar.

Me enteré de la existencia de seres humanos de pelo negro que vivían en una


misteriosa isla del lejano oriente en las historias que curiosamente relataban los
comerciantes ambulantes y los juglares en los bares, pero me pregunto si este
chico realmente venía de allí.

[¿Tú, de dónde vienes? ¿Quién eres?] (Setius)

Sin embargo, fue incapaz de obtener una respuesta ya que el niño perdió el
conocimiento una vez más.

Cuando Secio suspiró como si estuviera molesto, el líder del escuadrón, que
observaba atentamente el curso de los acontecimientos, le llamó tímidamente.
[Líder de Pelotón, ¿qué hago con este muchacho?]

[No es como si pudiéramos descartarlo. Cuida de él para que no muera.] (Setius)

Debido a esa orden, el líder de escuadrón sólo mostró una sonrisa forzada con
las mejillas apretadas, y no dio su consentimiento inmediatamente.

[¿Qué pasa, jefe de escuadrón? ¿Tienes alguna queja? ] (Setius)

Debido a que el líder del escuadrón muestra una actitud que puede ser tomada
como una protesta contra su orden, Setius lo presiona para obtener la respuesta
mientras anota sus palabras con una reprimenda.

El líder del escuadrón agachó la cabeza y dijo con los ojos hacia arriba,

[Líder de Pelotón, este tipo es un 〈Hijo Divino〉, ¿verdad? ]

Setius consintió en eso.

Debido a un incidente que ocurrió hace un tiempo en la fortaleza donde trabaja


Secio y el resto del pelotón, el 〈Hijo Divino〉 se ha convertido realmente en una
existencia tabú.

[¿No me condenarán a muerte si me involucro con él de mala manera? Además,


este tipo parece enfermo.]

No es que no entienda los sentimientos de este líder de escuadrón. Si Secio no


hubiera tenido su deber como líder de pelotón, también habría querido abandonar
a ese chico en las llanuras.

A regañadientes, Secio extiende su mano inclinándose hacia delante sobre su


kiryu y toca el cuerpo del niño.

[“Mira. No me han maldecido con sólo tocarlo. En primer lugar, ese incidente
ocurrió porque el señor de la fortaleza tiene, umm, cómo lo llamarías… un fetiche
perturbador. Si bien puede ser cierto que es un 〈Hijo Divino〉, normalmente no te
maldecirían.](Setius)
Mientras decía esto, Secio estaba nervioso en su mente por haber sido maldecido
con sólo tocarlo. Pero, como no está bien que demuestre abiertamente esa
actitud, se lo dice al líder de la escuadra fanfarroneando.

[Si dices que tienes miedo de la maldición del 〈Hijo Divino〉, estarás aún más
maldito y condenado si lo dejas morir de hambre abandonándolo en las llanuras.”]
(Setius)

Cuando se le dijo eso, el cuerpo del líder del escuadrón fue sacudido por un solo
e intenso temblor.

[¡Entiendo, Líder de Pelotón! A cambio, por favor, distribuya una botella de alcohol
cuando volvamos a la fortaleza]

Una vez que se lo dice a “De Acuerdo” al líder del pelotón, Setius hace que su
kiryu corra hacia el frente del pelotón azotándolo una vez con su látigo.

En ese momento sopla un viento del norte notablemente fuerte. Una vez que miró
al cielo, el firmamento estaba cubierto por profundas nubes negras que hacían
evidente que pronto nevaría.

[Maldita sea… ¿no es este un clima algo siniestro?] (Setius)

◆◇◆◇◆

Esta región, que se llama Llanuras Solbiant, estuvo una vez dentro de la esfera
de influencia del zoan, una de las especies demi-humanas.

Sin embargo, con el deseo de expandir su área de producción agrícola que


colindaba con esta región, el Estado de Holmea fue extendiendo gradualmente su
influencia hacia las llanuras. Esa es una historia que ocurrió hace unos 30 años.

Por supuesto, los antiguos ocupantes, los zoanos, se resistieron a eso. En


incontables ocasiones, ambos bandos se enfrentaron repetidamente mientras
intercambiaban espadas y sangre en las llanuras.

Individualmente los zoanos eran físicamente más fuertes que los humanos, pero
frente a un ejército humano bien regulado, la destreza militar individual no tenía
importancia. Mientras producían muchas víctimas, los zoanos se vieron obligados
a huir del lugar en el que vivían.

Hoy en día, los zoanos han sido expulsados hacia las colinas que se extienden
desde la cordillera de Dornas, situada en el norte de la llanura. Vivían allí como si
estuvieran escondidos.

Sin embargo, debido a que incluso ahora descienden a las llanuras a veces para
recuperar su propio suelo, se construyó una sola fortaleza frente a la zona
montañosa con el fin de proteger a los agricultores pioneros de los zoanos.

El pelotón liderado por Secio llegó a esa fortaleza tres días después de la
subyugación de los malvados adherentes.

Reprendiendo a sus subordinados que perdian su atención y se relajaban al pasar


por la puerta de la fortaleza, Setius, les instruía a escribir informes y a prepararse
para el regreso, nota la llegada del ayudante del comandante de la compañía,
Marchronis, y saluda mientras chasquea sus talones con un sonido.

[¡El líder de pelotón Setius acaba de regresar a la base!] (Setius)

[Buen trabajo, Setius.] (Marchronis)

Marchronis es un hombre que ya ha entrado en la edad madura. Varias cicatrices


de espada estaban grabadas en su cara, como contando las historias de su
servicio militar.

[Los malvados seguidores, que secuestraron a las niñas de las aldeas de los
colonos, fueron completamente subyugados. ¡No hay pérdidas entre mi pelotón! ]
(Setius)

Marchronis reveló una sonrisa de satisfacción más por el hecho de que no había
daño al pelotón que por el logro de la subyugación de los malvados seguidores,
pero cuando escuchó una fuerte voz desde atrás, su cara se volvió hosca.

[¡Malditos gusanos estúpidos! ¿No puedes caminar rápido? ¡Apúrense, muevan


el trasero! ]
El que gritaba esos insultos era un hombre corpulento y gordo. Lleva un traje de
sacerdote de color blanco y azul índigo, pero no importa cómo lo mires, no parece
ser un clérigo. Su apariencia indica que es apto para hablar de comida o para
hacer dinero en lugar de predicar el amor divino.

Mientras ese sacerdote levanta una voz aguda mientras está sentado en un
palanquín que se lleva sobre los hombros de dos hombres semidesnudos, blande
la fusta del caballo en su mano.

[Mira aquí, mira aquí, sacerdote Mildas-dono. ¿Qué pasó para que vinieras
expresamente a un lugar como éste? ] (Marchronis)

Ocultando su mueca, Marchronis saludó al sacerdote de una manera exagerada.

El sacerdote Mildas es llamado “Cerdo” y “Sapo Arrugado”por los soldados dentro


de la fortaleza, pero a pesar de eso sigue siendo el sacerdote oficial de la
campaña. En el continente donde la autoridad de la Santa Fe es poderosa, él es
un oponente que ni siquiera un general puede tomar a la ligera, sin mencionar un
ayudante de la compañía.

[No, para nada, Marchronis-dono. Se trata de los malvados seguidores que han
ofendido a la Santa Fe después de todo. Para este piadoso siervo de Dios es un
asunto serio. Incapaz de esperar más, este humilde servidor tenía que venir lo
antes posible.] (Mildas)

Diciendo eso, Mildas hizo que su garganta, colgante de grasa, temblara mientras
se reía.

[Entonces, me pregunto, ¿qué les pasó a esos abominables y malvados


seguidores?] (Mildas)

Setius ordenó a su subordinado que trajera una pequeña bolsa de lino, así como
un frasco con un tamaño que le permitiera a uno llevarlo bajo el brazo. Primero
Setius desabrocha el cordón atando la bolsa, la abre y muestra su contenido. Una
gran cantidad de orejas humanas cortadas fueron metidas en la bolsa.

[Sólo trajimos sus oídos derechos como prueba de haber subyugado a los
malvados seguidores] (Setius)
Como hubiera sido laborioso traer de vuelta las cabezas de todos los malvados
adherentes, en su lugar se cortaron sólo las orejas derechas. A continuación,
Secio quita la tapa de la tinaja, que se colocó en el suelo, y saca la cabeza que
fue escabechada en sal.

[Y, de acuerdo a sus estimadas instrucciones, el líder del malvado adherente.


Encurtido en sal como puedes ver.] (Setius)

El sacerdote Mildas golpea con el látigo a uno de los hombres que lo llevaba sobre
sus hombros.

[Date prisa y baja el palanquín. ¡Estúpido! ] (Mildas)

Mientras el hombre murmuraba de dolor, el hombre baja el palanquín


arrodillándose. Una vez que Mildas se baja del palanquín usando la cabeza de
ese hombre como escalera de mano, arrebata la cabeza recién cortada de las
manos de Secio y continúa mirándola detenidamente.

Setius dirige una mirada profundamente comprensiva al hombre que se derrumbó


en el suelo, empezando por su cabeza que se había transformado en una escalera
de tijera. Un sinnúmero de heridas frescas de látigos están talladas en el cuerpo
del hombre, que llevaba una lamentable excusa de ropa desgastada y
desgastada, con sangre roja cayendo de varios de ellos.

Pensó que era un trato cruel sin importar el hecho de que fueran esclavos, pero
una vez que miró correctamente, vio que estos hombres no eran humanos. Su
altura es la de los niños humanos, pero las barbas densas cubren sus rostros y
tienen cuerpos firmes. Eran una especie de demi-humanos llamados enanos.

Siendo ese el caso, él podía incluso entender la forma en que el sacerdote los
manejaba.

Para la Santa Fe, que aboga por la supremacía humana, los demi-humanos son
especies sucias e inferiores que deben ser eliminadas ya que son humanos mal
hechos.

Mildas levantó una alegre ovación frente a la cabeza cortada.


[¡Oooh! ¡Esta es sin duda la cabeza del malvado líder de los adherentes! Bien
hecho! ¡Hiciste un gran trabajo! ] (Mildas)

Devuelve la cabeza cortada al frasco como si fuera valiosa, la toma bajo el brazo
y revela una sonrisa descuidada.

[¡Seré responsable de esta cabeza y la llevaré de vuelta a la Ciudad Santa!


¡Bueno, como se esperaba de ti, Marchronis-dono! ¡Es un logro, todo un logro!]
(Mildas)

Marchronis se dio cuenta de que no parecía ser simplemente la cabeza de un líder


de seguidores malvados gracias a la actitud de Mildas, pero se contuvo de ese
hecho inclinándose ligeramente sin hacer ruido.

Ya que finalmente está de buen humor, no hay necesidad de espantar a una


serpiente del matorral empujándola con algo imprudente. Después de seguirle la
corriente lo mejor posible, me gustaría que abandonara la fortaleza lo antes
posible, era su verdadera idea.

Y, según la conjetura de Marchronis, el anciano que fue tildado de líder de los


malvados seguidores tampoco era un simple anciano. Como uno de los tres
Arcipreste (1) que gobernaron la Santa Fe en la Santa Ciudad, este anciano
ejerció influencia como cabeza de una familia prominente hasta hace pocos años.

Sin embargo, al ser derrotado por un golpe de estado dentro de la Santa Fe, huyó
de la Ciudad Santa después de haber sido despojado de todas sus posiciones y
fue etiquetado con el estigma de un malvado seguidor junto a su clan.

¿Cómo y de dónde obtuvo la información? A Mildas, que sabía que recientemente


habían escapado a esta zona, se le ocurrió la idea de matar al anciano utilizando
a los soldados de la fortaleza mientras actuaban como si éste fuera el deseo más
querido de Dios.

Aunque se le privó de toda autoridad, era un anciano que una vez estuvo en un
lugar más cercano a la cumbre de la Santa Fe. Para los Arcipreste que
actualmente controlan la Santa Fe, él no era más que una espina en su costado.
Si entro en la Ciudad Santa cargando esa cabeza, los sentimientos de los
Arciprestes serán auspiciosos y se me confiará una parroquia o, si juego mi mano
inteligentemente, incluso trabajar en la Ciudad Santa no es un sueño.

Setius llamó a Mildas, quien muestra una amplia sonrisa mientras imagina la fama
que puede obtener de esto.

[Sacerdote Mildas-dono, ¿puedo hacerle una pregunta?] (Setius)

Al ser perturbado en su precioso sueño despierto, Mildas contestó mientras


parecía disgustado

[Sí, sí, lo sé. Informaré adecuadamente de su conspicuo servicio en esto también.


Por favor, no te preocupes.] (Mildas)

[No, eso no es lo que quise decir…, -Setius baja la voz.- De hecho, descubrimos
a un chico sospechoso en la guarida de los malvados seguidores.]

[Chico sospechoso, ¿dices? ¿De qué estupideces hablas? Si él estaba en la


guarida de los seguidores malvados, ese tipo es probablemente uno de los
seguidores malvados también. Todo estará bien si le cortas la cabeza
rápidamente.] (Mildas)

Setius bajó aún más la voz debido a las mofas de Mildas mientras obviamente se
burlaba de él.

[Bueno, de hecho, ese chico parece ser un 〈Hijo Divino〉.] (Setius)

Sobre esas palabras, no sólo Mildas sino también Marchronis, que


silenciosamente escuchaba a su lado, tenían expresiones de asombro.

[¿Qué tipo de 〈Hijo Divino〉 es él?] (Mildas)

[Bueno, aunque es vergonzoso, como no sé qué tipo de 〈Hijo Divino〉 es, se lo


traje lo antes posible para buscar su estimada opinión] (Setius)
Mildas lo ridiculizó con un “Tal tontería”. Aquellos que fueron elegidos como 〈Hijo
Divino〉 tienen un sello grabado en algún lugar de sus cuerpos. Una vez que uno
ve ese sello, cualquiera entenderá con una sola mirada lo que se elige que 〈Hijo
Divino〉. No saber eso no es más que simple falta de conocimiento.

Pensando que no será difícil exhibir su propio conocimiento superior a un tipo


ignorante que está a la altura de trabajar como soldado en esta remota región,
Mildas hizo que Setius lo guiara hacia el muchacho mientras se daba aires de
grandeza.

[Este es el muchacho en cuestión] (Setius)

Setius señaló a un niño de pelo negro que dormía en el espacio de carga.

Mildas se ciñe las cejas. Incluso para él era la primera vez que veía a un humano
con este tipo de cabello negro. Además, este extraño atuendo, ¿qué es eso?

[Y este es el “Sello”](Setius)

Diciendo eso, Setius quitó los mechones que cubrían la frente del chico.

La figura similar a una combinación de 8 y ∞ brilló débilmente en la frente expuesta


del niño.

[¿Esto es…?] (Mildas)

Mildas estaba perplejo. Aunque se jactaba grandemente, el sello en la frente del


chico era diferente de cualquiera de los que conocía. Como definitivamente no
puede decir que no lo sepa en este momento, decidió intentar salir de este lío de
alguna manera, pero una vez que miró una vez más al sello, sintió que había algo
atascado en algún rincón de sus recuerdos.

Déjame ver? Parece que he visto esta marca en alguna parte…?

[¡Ah, aaaaahh!] (Mildas)

Setius y Marchronis abrieron los ojos con gran sorpresa debido a que Mildas de
repente soltó un grito.
Mildas salta sobre el palanquín mientras hace sonar ruidosamente sus pies.

[¡Ma-Marchronis-dono! ¡Ese chico no puede escapar! ¡El informe detallado vendrá


más tarde!] (Mildas)

Mientras decía eso, se marchó a toda prisa espoleando a los esclavos enanos con
su látigo.

El resto de Secio y Marchronis se miraron mientras se preguntaban qué había


pasado.

El tiempo en que van a notar que la vasija con la cabeza del malvado líder de los
adherentes fue olvidada a sus pies se les ha olvidado un poco después.

◆◇◆◇◆

Una vez que Mildas regresó a su propia habitación, comenzó a revisar los libros
alineados en las estanterías.

[¡Esto está mal! ¡Esa tampoco es la correcta! ¿¡Dónde!? ¡¿Dónde está?!] (Mildas)

Tirándolas de las estanterías, la habitación estaba llena de nada más que libros
de placer y romance que uno no esperaría tener en posesión de un clérigo.

[¡Maldita sea! ¿Dónde lo puse? C-Cierto! ¡Todavía está guardado en la caja de


equipaje!] (Mildas)

Luego, abrió la tapa de una caja de madera cubierta de polvo en la esquina de su


habitación y empezó a hurgar entre las cosas que había dentro. Debajo de cosas
como iconos, que se colocaban rompiendo sus muñecas para que pudieran caber
en la desordenada caja de madera, y escrituras, que eran tan buenas como
nuevas como nunca habían sido desenvueltas, encontró el libro que estaba
buscando.

Su título es 〈Las Memorias de Augusto〉.


Para la Santa Fe, el Mesías Inocente ha sido ensalzado como Hijo de Dios y como
fundador de la misma Santa Fe. Es un libro que registra las conversaciones de
Augusto, quien fue uno de sus discípulos, con Inocencio.

Sin embargo, debido a que él escribió el sustento, la conducta y el discurso de


Inocencio con demasiada franqueza, es un libro que ha sido etiquetado como
apócrifo debido a su inconveniencia para la Santa Fe que define a Inocencio como
Mesías e Hijo de Dios.

[Si no recuerdo mal, en algún lugar de aquí…] (Mildas)

Mientras se lame los dedos gordos, parecidos a un gusano de los cuernos, hojeará
las páginas.

[¡Lo encontré!] (Mildas)

Es la parte que registra la conversación del Mesías Inocencio, quien finalmente


pudo aparecer ante el Dios de los Humanos al final de su ascetismo (2) que duró
más de dos meses.

En medio de la conversación de tres días hubo un momento en que el Dios de los


Humanos abandonó el lugar por alguna razón. Se dice que una niña apareció en
algún lugar frente a Inocencio.

En las Sagradas Escrituras, está escrito que los demonios vinieron a perturbar su
conversación con Dios. Asimismo, los ángeles vinieron a proteger a Inocencio
durante la ausencia del Dios de los Humanos; sin embargo, en 〈Las Memorias de
Augusto〉 se había registrado que 〈Quien salió de entre la neblina de la mañana
era una niña con un misterioso sello brillando en su frente, según dijo el maestro〉.

Esta niña lanzó varias preguntas a Inocencio, pero a todas estas preguntas
Inocencio respondió con la grosería de los semi-humanos, la superioridad de los
humanos y la magnificencia del Dios de los Humanos, según el memorándum.

Debido a las respuestas de Inocencio, la niña sólo contestó con 〈Usted es muy
divertido humano〉 y desapareció en la niebla de la mañana, tal como ella apareció
desde adentro.
Cuando el Dios de los Humanos regresó después de un tiempo, preguntó a
Inocencio si alguien había venido a este lugar. Aun cuando consideraba extraño
que el gran Dios de los Humanos no se percatara de la niña de ahora,
honestamente le dijo a Dios acerca de conocerla y el dios estaba muy perplejo.

Mientras trazaba el texto con un dedo tembloroso, Mildas leyó en voz alta.

[” El maestro le preguntó a Dios sobre la identidad de esa niña. Y una vez que lo
hizo, me fue dicho que el gran Dios de los Humanos dijo seguidores: 〈Ella es la
Diosa Aura que es mi madre y mi hermana mayor. No debes ensalzar a Aura. No
debes mostrar desprecio por Aura. No debes hablar de Aura. Aura no debe
tocarte. No debes saber acerca de Aura.〉“] (Mildas)

Una vez que volteó la página, encontró una ilustración de la niña que, según
Augusto, había sido dibujada mientras escuchaba la historia de Inocencio. El sello
que fue dibujado en la frente de la niña representada en esa ilustración es
exactamente como el que brillaba en la frente del niño de antes.

Es un sello espeluznante similar a dos serpientes que se muerden la cola mientras


se retuercen y enroscan una alrededor de la otra, y también parece ser una unión
de 8 y ∞.

[“〈La razón es que la Diosa Aura, que es mi madre y hermana mayor, es la diosa
que gobierna sobre la muerte y destrucción〉“] (Mildas)

El libro se escapa de las manos del sacerdote Mildas con un crujido. Mientras
abría los ojos lo tanto como le era posible debido a la sorpresa, apretó la voz
desde dentro de su seca garganta como si la exprimiera,

[Ese chico… es el 〈Hijo Divino〉 de la Diosa de la Muerte y la Destrucción, Aura! ]


(Mildas)

Anterior – Indice – Siguiente


Notas del Capítulo

1) El arcipreste o decano es el título de un sacerdote encargado de administrar y


dirigir un arciprestazgo o decanato de una diócesis. Este título es utilizado tanto
en la Iglesia ortodoxa como en la Iglesia católica. Antiguamente, el arcipreste era
el sacerdote ordenado más antiguo de una iglesia episcopal o bien aquel que
designaba el obispo como más eminente. Su función principal consistía en
sustituir al obispo, por ejemplo por enfermedad, en las ceremonias de culto.

2) Ascetismo es el ejercicio y práctica de un estilo de vida austero y de renuncia


a placeres materiales con el fin de adquirir unos hábitos que conduzcan a la
perfección moral y espiritual.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia 3


Hombre Bestia

Casi nada se sabe sobre la Diosa de la Muerte y la Destrucción, Aura.

El único libro que menciona esa diosa ambigua son 〈Las Memorias de Augusto〉.
Además, un personaje, que podría ser supuestamente esa diosa, aparece
esporádicamente en el folklore de los semi-humanos y en las leyendas orales de
una parte de los ancianos; pero no hay detalles concretos sobre ella.

El único punto en común entre todas las razas es que sólo su nombre es 〈Diosa
que es madre y hermana mayor〉

Pero, incluso en el Concilio Ecuménico de la Santa Fe, que se celebró con el fin
de consolidar la doctrina que se había desviado a muchas interpretaciones
diversas debido a las peculiaridades locales, después de que la Santa Fe lograra
propagarse por todo el continente, surgieron feroces disputas sobre cómo
debían manejar la postura de la doctrina sobre la Diosa Aura.

El sabio Jupidekus, que era el más alto intelectual de la Santa Fe en aquel


tiempo y que después obtuvo el título de erudito de Dios, propuso una hipótesis
audaz en el segundo Concilio Ecuménico.

Se trataba de la participación de la Diosa Aura en la muerte del Dios de la


Creación, que se consideraba el mayor asunto pendiente en el Mito de la
Creación.

El Dios de la Creación, que se suponía era un ser todopoderoso, era una


existencia eternamente inmortal que ni siquiera conocía el concepto de la
muerte. Como tal, el Dios de la Creación fue atormentado por la soledad infinita.

Entonces, ¿por qué el Dios de la Creación pudo morir?

La respuesta a eso es ciertamente debido a la existencia de la Diosa Aura.

La Diosa Aura fue creada por el Dios de la Creación. Ella era una diosa que trajo
muerte y destrucción. Por el nacimiento de esa diosa, el Dios de la Creación
pudo morir por primera vez.

Ella ha sido creada por el Dios de la Creación al igual que los siete dioses, y al
darle muerte al Dios de la Creación, dio a luz a los otros siete dioses. Por eso
se 〈Diosa que es madre y hermana mayor〉 por los siete dioses.

Eso es lo que Jupidekus defendía.

Sin embargo, con la Santa Fe estableciendo en su doctrina que el Dios de los


Humanos es el sucesor legítimo del Dios de la Creación debido a que apareció
después de que todas las impurezas, es decir, los otros seis dioses, hubieran
sido eliminados, la hipótesis de Jupidekus fue vista como una oposición
potencial al marco religioso. Por lo tanto, se eliminó de los documentos oficiales
de la Santa Fe y se llegó a la conclusión de que la existencia de Aura debía
ocultarse una vez más.

[¡Es malo! ¡Malo, malo!](Mildas)


Incapaz de calmarse, el sacerdote Mildas deambulaba inquieto por la habitación
como una bestia encerrada en una jaula.

Aquellos que fueron elegidos por Dios y bendecidos con su gracia se les
conocen como 〈Hijo Divino〉. Algunos niños divinos pueden nadar bajo el agua
como un pez después de recibir la gracia de poder respirar bajo el agua. Sin
embargo, otros hijos divinos recibieron la gracia de ver en la noche oscura como
una bestia, y son capaces de moverse como si estuvieran a plena luz del día
incluso en noches sin estrellas.

El asunto de recibir tal bendición después de haber sido escogido por un dios no
es algo que suceda con frecuencia, pero tampoco es algo que provenga de
mitos o leyendas.

El Archiduque Buglydarka quien es uno de los tres Archiduques y gobierna el


Principado de Kashluka como una autoridad del imperio. El Arcipreste Austravis
que es uno de los tres Arciprestes actuales de la Santa Fe. La Santa Doncella
Palfena del Reino Spamul situada en el oeste. Todos ellos son personas que
están reconocidos como hijos divinos y que fueron bendecidos con la gracia del
Dios de los Humanos.

Además, incluso en la fortaleza donde se alojaba Mildas, existía un hijo divino.

Sin embargo, en lo que concierne a un hijo divino de la Diosa Aura, la situación


cambia completamente.

[¡Dios mío, nunca he oído hablar de algo como el hijo divino de Aura! ¿Qué
demonios voy a hacer? ¡¿Cómo manejarlo mejor?! ] (Mildas)

Hasta ahora los hijos divinos de Aura no se han manifestado ni una sola vez. No
sólo es que la existencia de ese niño sea su primera aparición en la historia de
este continente, sino que, sobre todo, es una prueba de la existencia de la Diosa
Aura, que hasta ahora se dudaba que fuera real.

Si la existencia de ese niño se hace pública, está claro que la Ciudad Santa
estallará en un alboroto como si un frasco de aceite hubiera sido arrojado a un
fuego furioso.
Pero sólo eso sería bueno. Si traigo a ese hijo divino, aunque la Santa Fe no
reconozca la existencia de Aura, es muy probable que me deshaga
secretamente al lado del hijo divino. Dicho esto, el hijo divino de Aura es
demasiado peligroso para dejarlo solo.

[En ese caso, cuando nadie más que yo se ha dado cuenta de que es el hijo
divino de Aura… ] (Mildas)

Mildas se tragó su saliva.

Finalmente conseguí el punto de apoyo para el éxito con la cabeza de ese viejo.
Como eso podría estropearlo, será mejor que finja que no vi ni oí hablar de algo
como el hijo divino de Aura.

[Pero, entonces, ¿cómo me deshago de él…?] (Mildas)

El problema es si ese chico ha sido bendecido con algún tipo de gracia. No hay
problema si es una bendición común como siempre golpear a un objetivo al
lanzar una piedra o tener una fuerza extraordinaria. Según algunos hay incluso
bendiciones como maldecir a otros.

De hecho, el comandante de la compañía había muerto debido a la gracia del


otro hijo divino en esta fortaleza. Se convirtió en una situación en la que
Marchronius, que era su ayudante, tuvo que ser instalado apresuradamente
como Comandante Supremo sustituto de la fortaleza. Debido a que ese
incidente se ha hecho bien conocido dentro de la fortaleza, es probable que los
soldados se nieguen a matar al divino hijo de Aura por miedo, incluso si yo lo
ordeno.

Una revelación apareció en la mente de Mildas.

[¡Ah, cierto! ¡Es un hijo divino! ¿No será derrotado por ese otro hijo divino que
está en la fortaleza? Si los dos hijos divinos chocan entre sí, ambos podrían
perecer si todo va bien. E incluso en el peor de los casos, ¡podré deshacerme de
uno de los hijos divinos!] (Mildas)
◆◇◆◇◆

[¡Ru Ork! ¡Fuano! ]

Souma, que le había dado una bofetada en la mejilla junto a una voz que gritaba
enfadado, abrió los ojos débilmente. Una vez que lo hizo, la cara de un hombre
con una barba descuidada estaba frente a él a una distancia donde podía
morderlo.

Sus náuseas y mareos se han calmado un poco, pero la fatiga, como si lo


estuviera royendo, no ha disminuido y se encuentra en una situación incómoda
en la que no puede mover ni un solo dedo. El escupitajo del hombre que grita
cerca le cubre la cara, pero tampoco puede limpiársela.

El hombre, que habla en un idioma que Souma no entiende como de costumbre,


lleva un casco de metal que cubre su cabeza hasta la nuca con la nariz y los
pómulos pegados. Su torso está cubierto con una armadura que tenía
innumerables piezas de metal cosidas en una gruesa tela como escamas.

[¡Bibulur! Di Aif seiha? ]

Perdiendo la paciencia debido a la lenta respuesta de Souma, el hombre gritó a


su camarada con el mismo atuendo de pie en la parte de atrás.

[¿Dirou?]

[Ubola rob seiha. ]

El hombre asintió a las palabras de su camarada, agarró el brazo derecho de


Souma y le hizo levantarse a la fuerza. Su camarada agarra el brazo del otro
lado, y ambos arrastran a Souma hacia un lugar desconocido.

Souma con su nublada conciencia observó los alrededores moviendo solo sus
ojos mientras era arrastrado por los dos.

Era un lugar similar a una antigua fortaleza en Europa Occidental.


Las altas murallas, hechas de piedras apiladas, se elevaban entre el velo
descendente de la oscuridad mientras eran iluminadas por hogueras, como el
sol ya se había puesto. Muchos soldados, que llevaban los mismos uniformes
que los hombres que lo tiraban, temblaban por el frío mientras rodeaban las
hogueras en una plaza abierta en el suelo que estaba rodeada por las murallas.

No importa dónde mire, es una escena que uno no esperaría que existiera en el
Japón moderno en absoluto.

Souma es arrastrado hasta el sótano de la fortaleza, mientras recoge las


miradas curiosas de los soldados en la plaza sobre sí mismo.

El olor a sudor y excrementos, así como un olor parecido al de una bestia, se


mezclaron y dieron lugar a un olor increíblemente fétido que colgaba en el aire.
En el piso del sótano, que fue iluminado por las antorchas sostenidas por los
hombres, se habían excavado un gran número de agujeros con un diámetro de 4
– 5 metros, y sus aberturas estaban cubiertas con tapas que poseían barrotes.

Uno de los hombres que arrastra a Souma agarra con ambas manos la cadena
atada a las barras de uno de los agujeros y tira de la tapa usando el peso de su
cuerpo al caer hacia atrás.

La luz de las antorchas no llega al interior del agujero con la tapa quitada, lo que
la envolvía completamente en la oscuridad como si fuera un agujero sin fondo.
Una vez que Souma mira hacia abajo, experimenta una alucinación de ser
succionado allí de esa manera.

Al instante siguiente, el hombre repentinamente metió el cuerpo de Souma en el


agujero.

Souma, que cayó en el hoyo sin tener ni siquiera tiempo de gritar, choca con su
hombro en el fondo del hoyo después de un rato de estar suspendido en el aire.
Cayó al suelo sin poder siquiera aplicar ukemi (1), pero debido a que el fondo del
agujero estaba cubierto con algo así como paja medio podrida que servía como
amortiguador, afortunadamente no sufrió ninguna lesión.

[Uh… uuh… aah… ] (Souma)


Sin embargo, el hombro golpeado pica con un dolor intenso. ¿Tuvo el dolor un
efecto positivo a la inversa? El estado de confusión que se aferraba a la mente
de Souma se aclara un poco.

La oscuridad se disipa un poco por la luz parpadeante de las antorchas que


brillan desde arriba. Una vez que Souma levantó la vista, los hombres que le
empujaron gritaron algo mientras golpeaban una bolsa que sostenían con sus
manos.

[Ru Hap zoanlieu! Nieb, sbil sarmol nolie aiha! ]

Diciendo eso, uno de los hombres sacó algo redondo de la bolsa y se lo tiró a
Souma.

Cuando miraba lo que caía cerca de él, era algo así como pan con un tamaño
más pequeño que un puño.

Y luego, continuando después de eso, una pequeña bolsa de cuero que parece
tener algo de líquido dentro y algo así como una vara delgada se cayó. Una vez
que miró correctamente, el delgado bastón con una longitud de alrededor de 1
metro tenía un trozo de metal puntiagudo en la punta de un lado. Parecía una
simple lanza.

[Ru Hap! Ru Hap zoanlieu!]

Una vez que gritaron eso, los hombres volvieron a tapar el agujero con la tapa
enrejada y salieron del sótano.

Con las luces de las antorchas distanciándose, el fondo del agujero se sumergió
una vez más en la oscuridad mientras Souma soportaba frenéticamente el dolor
de su hombro, pero cuando se tranquilizó después de un rato, comprobó su
propia situación.

La profundidad del hoyo es de aproximadamente 3 metros. Incluso si me paro de


puntillas y estiro la espalda para hacerme más alto, mi mano no llegará a los
barrotes. Incluso si llegara a ellos debido a los golpes, probablemente no podré
hacer que la tapa se mueva en mi estado actual. Una vez que toca la pared con
las manos, se le transmite la sensación de una piedra helada. Con esto no
parece que pueda hacer algo como cavar agujeros y escalar la pared usando los
hoyos como puntos de apoyo.

Los oídos de Souma oyeron sonidos tenues.

Son similares a pequeñas piezas de metal que entran en contacto entre sí, y un
gruñido como si un perro estuviera usando su garganta para hacer sonidos
amenazadores.

¿Hay algo en la oscuridad al otro lado del agujero?

Trató de ponerse de pie de inmediato, pero como sus piernas debilitadas ni


siquiera eran capaces de eso, se arrastró a lo largo de la pared. Agarró la lanza,
que su mano tocó por casualidad mientras se movía, y la sacó para contener la
cosa que acechaba en la oscuridad.

La cosa en la oscuridad se agitó.

La nariz de Souma huele un hedor similar al de una casa para perros.

Hubo un pequeño gruñido de *grrr* y dos pequeños puntos luminosos surgieron


en la oscuridad.

No, esos son ojos. Los dos ojos brillantes de color turquesa miraron a Souma.

[¿Di Hap arui? Genobanda hyurmuiha.]

Una vez más pudo escuchar a una bestia gruñir junto a ese lenguaje
incomprensible desde dentro de la oscuridad.

La lanza que sostenía no era tan pesada, pero sus brazos, afectados por su
fatiga física, tenían problemas para sostenerla. Sin embargo, ante el
pensamiento de una bestia salvaje acechando en la oscuridad,
desesperadamente reunió sus fuerzas y no hizo más que seguir empujando la
lanza.
En ese momento, se abrió un hueco en las nubes que cubrían el cielo, y la luz
de la luna, que mostraba su rostro a través de esa abertura, fluyó dentro del
agujero en el que se encuentra Souma a través de un pequeño agujero en el
tragaluz insertado en la prisión.

La pálida luz de la luna aleja ligeramente la oscuridad.

Lo que antes estaba al acecho en la oscuridad no es una bestia salvaje como la


imaginaba Souma, pero por otro lado tampoco es un ser humano.

Era una criatura que estaba cubierta de pelo por todas partes y que no era ni
humana ni bestia.

◆◇◆◇◆

Souma se quedó sin aliento debido a que la criatura se hizo visible a la luz de la
pálida luz de la luna.

Las extremidades producen una sensación de robustez salvaje a pesar de ser


lisas, largas y flexibles. Pechos expuestos, voluptuosos y en contraste con eso,
una cintura apretada y comprimida.

Sin embargo, todo eso está cubierto por una capa de pelo corto de color marrón
oscuro. Pero no lleva piel. Obviamente son las propias pieles de las criaturas.

Y entonces, en lugar de ser el de un humano, su rostro está más cerca de los de


los leopardos y gatos. Su hocico no sobresale tanto como el de un leopardo;
tiene una forma casi plana, como la boca de un humano, pero sus ojos grandes
y claros y la nariz pequeña y prominente son completamente como los de un
gato. Sus orejas no están cerca de la parte superior de la cabeza sino en un
punto similar a las orejas de los humanos. A pesar de que las orejas han crecido
puntiagudas mientras eran peludas, su impresión fuera de lugar es “Esas no son
como las orejas de animal de los mangas.”

Esa criatura amenazó a Souma mostrando sus colmillos.

[¡Genobanda hyuimuiha! ¡Ru Chikk! Guna ejim talho noiha!]


Souma se sorprendió. Ese lenguaje incomprensible salió de la boca de la
criatura.

Bueno, ¿es un humano al que se le aplicó maquillaje especial entonces?

Aunque se preguntaba sobre eso, no parece ser algo hecho por el hombre en
absoluto una vez que mira los colmillos expuestos.

De todos modos, alejémonos un poco de la criatura a la que probablemente


debería llamar hombre bestia, asegurándome de apoyar su espalda contra la
pared mientras aún empuja la lanza y se mueve arrastrándose hacia adelante.
En el momento en que el hombre bestia cambió su postura para que coincidiese
con el movimiento de Souma, se oyó un sonido de piezas de metal que
chocaban entre sí.

Ahora que se puede ver bien, hay anillos de hierro alrededor de las muñecas de
las manos del hombre bestia. Las cadenas que se extienden desde esos anillos
están conectadas a la pared. Viendo la longitud de las cadenas, me atrevo a
decir que no es seguro el que pueda estirar las manos hasta llegar alrededor del
centro del agujero, pero seguramente no más allá de eso.

En cuanto comprendió que no le atacarían si se quedaba cerca de la pared,


perdió repentinamente la fuerza a partir de los hombros junto a un gran suspiro.
Una vez que la lanza cae de las manos de Souma, el hombre bestia deja de
mostrar sus colmillos y comienza a olfatear con su nariz temblorosa.

[Está todo bien. No te haré nada] (Souma)

Levantó ambas manos en el aire para demostrar que no tenía intención de


hacerle daño, pero en el momento en que lo hace, el hombre bestia vuelve a
amenazarle mostrando sus colmillos.

Parece que un intercambio de intenciones es simplemente imposible.

Además, debido a que su cuerpo todavía está afectado por el cansancio físico y
una sensación de intoxicación, a pesar de que se mejoró ligeramente, era
problemático para él reflexionar sobre varios temas. Confiando su cuerpo a la
pared, miró la hierba en forma de paja que cubría vagamente la superficie del
fondo del agujero. Entonces la bolsa de cuero con agua dentro y el objeto similar
al pan, que se dejaron caer juntos al mismo tiempo, llamaron su atención.

Justo cuando se dio cuenta del agua y la comida, su cuerpo comienza a


quejarse de que tiene hambre y sed.

Ignorando al hombre bestia que le amenazaba cada vez que Souma se movía,
lentamente extendió una mano y cogió el pan y la bolsa de cuero.

Trata de morder un bocado del pan. La corteza del pan es húmeda y dura; era
completamente como morder el cuero. Su interior tenía una textura similar a la
del trigo seco. Me recuerda a las albóndigas de harina en sopa que creé con
todo el mundo durante la actividad al aire libre en la escuela primaria, donde
amasamos la harina de trigo, arrancamos trozos de la masa aún no cocida y la
hervimos en sopa dashi. La textura del pan aquí es similar a la de comer bolitas
de masa que no habían sido hervidas adecuadamente.

Normalmente eso no es algo que se come en absoluto, creo. Sin embargo, como
dice el dicho ‘el hambre es el mejor condimento’. Una vez que lo mezcló con su
saliva y lo masticó a fondo varias veces, una débil dulzura se desplegó en su
boca y después de tragar, impregnó su estómago como néctar.

Y entonces, cuando había mordido el pan varias veces, de repente sintió una
mirada.

Una vez que levantó la cara, sus ojos se encontraron con el hombre bestia
apoyado contra la pared en el lado opuesto. Terminó siendo amenazado con un
gruñido, pero lo ignoró porque sabía que la otra parte no podía venir debido a las
cadenas.

Sin embargo, cuando vuelve a morder el pan, vuelve a sentir la mirada.

Esta vez, para evitar ser notado por el hombre bestia, no levanta la cara y mira
al hombre bestia solo con los ojos apuntando hacia arriba.

Vio que el hombre bestia estaba mirando hacia acá después de todo. Sin
embargo, aparentemente su mirada se desvió un poco de él y se centró en otra
cosa.
Por casualidad, deteniéndose para roer el pan, se lo puso en la mano.

La mirada del hombre bestia sigue hacia abajo.

Lleva el pan a su boca.

La mirada del hombre bestia sigue hacia arriba.

Cuando sus ojos se encontraron, fue una vez más amenazado. Sin embargo,
con esto sabía que el hombre bestia estaba apuntando al pan.

Pero, Souma estaba preocupado. La comida que tiene ahora a mano es sólo
este pequeño pan a medio comer. Además, a pesar de que tiene hambre, no
sabe cuándo podrá conseguir comida. Al contrario, ni siquiera sabe si habrá una
próxima vez.

La decisión correcta en este punto es probablemente racionar cuidadosamente


este pan para sobrevivir. En primer lugar, no tengo ninguna obligación de
rescatar a ese bestia delante de mí, ya que tampoco tenemos ningún tipo de
conexión. Además, ya que ha estado encerrado en este lugar, podría ser un tipo
peligroso. Algo como compartir mi importante comida con un tipo así es lo que
haría un idiota.

Persuadiéndose así, Souma intentó morder el pan, pero su mano se detuvo


repentinamente.

〈Escucha, Souma. Los dioses siempre están mirando. Asegúrate de no


comportarte vergonzosamente〉

Esas palabras, que aparecieron en la mente de Souma, pertenecían a su abuelo


que murió a principios de este año.

Souma amaba a su abuelo, quien le enseñó sobre las viejas formas de jugar,
que habían sido olvidadas más recientemente, como el taketonbo y los trompo.

La frase favorita de su abuelo, que impartió a Souma, eran esas palabras.


Sin embargo, debido a que es una emergencia en este momento, no se puede
evitar.

Souma se dio esa excusa, pero una vez más recordó las palabras de su abuelo.

〈¡Mira, Souma! ¡Los japoneses son geniales después de todo! Los japoneses
son una buena raza.〉

Esas fueron las palabras de su abuelo en el momento en que vio las noticias
sobre el terremoto del Gran Japón Oriental. Mientras se enfrentaban a un gran
terremoto sin precedentes, las víctimas no saquearon ni se rebelaron, sino que
se ayudaron mutuamente compartiendo la poca comida que tenían. Viendo eso
en las noticias, su abuelo habló felizmente sobre ello mientras revelaba lágrimas
de gratitud.

〈Souma, tú también asegúrate de no comportarte vergonzosamente.〉

Souma apretó firmemente los labios.

Y entonces, mientras extendía su mano derecha que sostenía el pan medio


comido, llamó al hombre bestia.

[Esto, ¿lo quieres? ] (Souma)

El hombre bestia parpadeó incesantemente con sus ojos, pero inmediatamente


ruge mientras vuelve a mostrar sus colmillos.

[¡Ru Rugonas! ¡Genobanda noiha! ]

Parece que no ha entendido mis palabras después de todo.

Dándose por vencido, Souma tiró el pan medio comido hacia un lugar
aparentemente accesible a las manos del hombre bestia. Y, bebiendo sólo la
mitad del agua de la bolsa de cuero, hace lo mismo con el resto.

Después de eso, para acallar su persistente afán por la comida, Souma dio la
vuelta, se acurrucó cerca de la pared y decidió dormir.
Uno no podría decir de ninguna manera que la comodidad de dormir en la hierba
apestosa era estupenda, pero aun así terminó quedándose dormido al poco
tiempo.

A la mañana siguiente, cuando Souma se despertó, el pan a medio comer había


desaparecido y la bolsa de cuero también había quedado aplastada.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


4
Encuentro casual

Fagul Garguss Shyemul es una chica perteneciente a una raza llamada Zoan
que sigue al Dios de las Bestias.

Los zoanos están divididos en 12 clanes pequeños y grandes, pero el que está
afiliado a Shyemul es el que vivía en las llanuras de los alrededores.

Sin embargo, el Clan Fang fue perseguido fuera de las llanuras por los humanos
hace varias décadas y vive hoy en día en la zona montañosa del norte hacia
donde escaparon a salvo.

Los zoanos, tratan de reconquistar el suelo de sus antepasados incluso después


de haber sido expulsados de las llanuras; y los humanos, tratan de exterminar a
los zoanos que escaparon a la zona montañosa y, además, evitan su
persecución. Repetidamente se enfrentaron en combates centrados alrededor
de esta fortaleza en innumerables ocasiones.

Shyemul también luchó contra los humanos como uno de los guerreros mientras
aún era una niña, pero cometiendo un error y recibiendo una flecha en el pie en
la última batalla, fue capturada por los soldados de la fortaleza en el momento
en que perdió su capacidad de movimiento.
Sólo recordando los eventos después de eso, ella siente una ira al grado de sus
tripas hirviendo de rabia extrema.

Se había resuelto a que le cortaran la cabeza junto a sus hermanos, tirando su


cadáver a la llanura y convirtiéndose en forraje para los lobos. Sin embargo, el
hombre más importante de esta fortaleza sólo la apartó de sus hermanos, que
fueron atrapados de la misma manera que ella, la llevó a una habitación sin
nadie dentro, y la atacó con los ojos llenos de lujuria.

Escuchó rumores de que hay seres humanos que tienen la pervertida afición de
sentir alegría al violar a otras razas, pero ni en sus sueños más descabellados
pensó que este deseo carnívoro la apuntaría a ella.

No entiende el estándar de belleza y fealdad entre los humanos, sin embargo,


fue elogiada por tener el cuerpo y la piel más hermosos de su clan. Pero ante la
idea de ser atacada como presa por esa razón, sólo puede sentir amargura por
su propio cuerpo.

También sintió repugnancia en lugar de miedo en el momento en que él la montó


después de inmovilizarla en la cama y arrancarle la ropa mientras tenía las
manos atadas.

Pero, una vez que recuerda lo que pasó después de eso, Shyemul sintió que
podía reírse a carcajadas.

Shyemul es un hijo divino del gran Dios de las Bestias.

Siendo elegida como hija divina por el Dios de las Bestias, la orgullosa Shyemul
pidió que le gustara tener su propio honor siendo protegida en lugar de ser
bendecida con poder al momento de recibir su gracia.

Como resultado de ello, a Shyemul se le concedió la gracia de llevar la


calamidad a aquellos que irrazonablemente hirieron su orgullo a cambio de
quedar incapacitada para llevar a cabo actos que van en contra de su propio
orgullo.

Un tratamiento inadecuado hacia un guerrero.


El acto de tratar de violar a un zoan siendo de una raza diferente.

La brutalidad de intentar robar la pureza de una chica contra su propia voluntad.

La conducta del hombre, que intentó herir profundamente a sus tres orgullos
como guerrera, zoan y niña, se convirtió en una terrible calamidad. El hombre
murió muy vergonzosamente en agonía mientras intentaba bajarse los
pantalones.

Una vez que ella escuchó la charla de los humanos después, ese tipo
aparentemente fue llamado el Comandante de Compañía de más alto rango en
esta fortaleza. Recordando los últimos momentos del hombre que murió
vomitando sangre mientras había destapado parcialmente su asqueroso trasero
con una mano en los pantalones, hizo que Shyemul se burlara de él una vez
más.

Aunque él consiguió su merecido castigo, los humanos se enfurecieron con los


rostros de color rojo brillante, al igual que los simios, debido a que ella había
matado al hombre más importante de la fortaleza. Aún así, no hubo nadie que
intentara matar a Shyemul por temor a una segunda venida del destino del
Comandante de la Compañía.

En realidad, el simple hecho de ser derrotado en una batalla y morir no resultará


en un acto que hiera el orgullo de Shyemul. Pero no hay forma de que los
humanos sepan eso, y Shyemul tampoco tiene la obligación de decírselo
amablemente.

Los humanos, que estaban preocupados por cómo manejarla, no pudieron hacer
nada más que encerrarla en la prisión del sótano.

Probablemente han pasado 20 días desde entonces? Parece que los humanos
están tratando de matarme de hambre. Durante los últimos días aquí no me han
dado comida ni agua. A diferencia de los humanos débiles, los zoanos son
resistentes a la inanición, pero de todos modos, parece que pronto llegaré a mi
límite.

No pude morir en medio de la batalla, pero como pude matar al tipo más
importante de la fortaleza infligiéndole calamidades, supongo que no es tan
malo.
Fue un cierto día cuando pensó en esas cosas.

Alguien llegó al sótano donde he estado encerrada durante mucho tiempo.


Siguiendo sus pasos, son dos personas. Y, están haciendo sonidos como si
estuvieran arrastrando algo.

Cuando Shyemul se torció las orejas, esa gente comenzó a mover la tapa del
agujero con ella dentro.

¿Vinieron a quitarme la vida directamente después de irritarse porque no me


moría de hambre?

Creyendo eso, Shyemul sonrió ampliamente.

No importa cuán hambrienta esté, todavía tengo el poder de hacer un ataque


sorpresa saltando sobre ellos y mordiendo sus gargantas. ¿No son realmente
amables por enviar a alguien más para que me acompañe a la muerte? Shyemul
se rió en su mente.

Sin embargo, en contra de las expectativas de Shyemul, los soldados no trataron


de matar a Shyemul y simplemente dejaron caer a un niño humano en el
agujero.

[¡Mata al zoan! ¡Si lo haces, te darán de comer!]

Shyemul rechinó los dientes por irritación hacia el soldado que gritó eso.

El niño caído es de un vistazo un humano que no puede luchar. Es probable que


sea incapaz de sostener una espada, usar una armadura y correr a través del
campo de batalla con extremidades tan delgadas. Por el contrario, ¿ha contraído
una enfermedad? ¿No es incapaz de ponerse de pie correctamente?

[¡Mátalo! ¡Mata al zoan!]

Una vez que los soldados gritaron eso, salieron del sótano dejando a Shyemul
con el niño.
El niño humano sondeó su vecindad con movimientos lentos sin darse cuenta de
la existencia de Shyemul.

Shyemul sintió aún más ira debido a eso.

El que me mate, quien fue aclamado como una Noble Fang, ¿Se supone que es
un mocoso tonto. ¡No!?

Debido a su intensa furia, un gruñido salió de su boca.

Gracias a ello, el niño humano, que finalmente se dio cuenta de su existencia,


retrocede sorprendido a un nivel lamentable hacia la pared, sostiene la lanza
que había sido lanzada con ambas manos y la empuja hacia afuera.

Es completamente la postura de un aficionado. Si se trata de la aldea de los


zoan, incluso los niños más pequeños son probablemente capaces de adoptar
una postura mucho mejor que la de ese niño humano.

[¿Matarme? ¡Humano asqueroso!] (Shyemul)

Amenaza al niño mostrando sus colmillos, y su rabia brota debido a su cobardía


de empezar a temblar sólo por eso.

[¡Humano asqueroso! ¡Vengan a buscarme! ¡Te destrozaré la


garganta!] (Shyemul)

Odio los brazaletes, que estaban atados a cada uno de mis dos brazos, y las
cadenas, que me conectan a la pared extendiéndose desde esos brazaletes. Si
no existieran, ¡podría deshacerme de un mocoso tan débil en un instante!

Después de eso, sobreviviría rompiendo el tabú de comer carne de personas!


¡Sobreviviría, sobreviviría y me vengaría de los humanos que me insultaron así!

Shyemul fue tragada por una ira semejante a la del magma, pero el niño humano
hizo algo inesperado.

Por la razón que sea, abandonó la lanza que debería ser su único medio para
atacar a Shyemul.
Como era de esperar, incluso Shyemul se sorprendió por ello.

¿En qué diablos está pensando este tipo?

No hay manera de que se crea capaz de matarme con sus propias manos,
¿verdad?

Mientras reflexionaba sobre eso, el niño humano repentinamente extendió sus


manos vacías y se las mostró.

[Está todo bien. No te haré nada] (Souma) (T/N: Igual que en el capítulo 3,
imagínese que son los sonidos de las palabras, no su significado)

Lo que salió de la boca del niño humano son palabras que nunca antes había
escuchado.

De ninguna manera, ¿es este un hechizo mágico como aparece en los cuentos
de los narradores?

¡Ya veo, por eso descartó la lanza! ¡Me está diciendo que me va a matar con
magia!

Shyemul llevaba sus colmillos y adoptó una postura que le permitía luchar en
cualquier momento para estar preparada cuando los relámpagos y las llamas
salieran volando de las manos del niño humano.

Sin embargo, no importa cuánto tiempo espere, nada de eso sucede.

El niño humano se apoyó contra la pared frente a la desilusionada Shyemul y


comenzó a mordisquear el pan que dejaron caer los soldados desde hace un
momento.

Shyemul estaba confundido.

¿Quién diablos es este tipo? ¿Cómo puede comer pan delante de mis ojos con
calma y sin preocupaciones? ¿O es una trampa para que baje la guardia?
¡No jodas conmigo! ¡Ni de coña me voy a descuidar! Si haces un solo
movimiento extraño, incluso si es sólo tu dedo, ¡veré inmediatamente a través de
él!

Mientras pensaba eso, miró con ira al niño humano, pero su mirada es
involuntariamente atraída hacia el pan que está masticando.

Es un pan que obviamente parece duro y poco apetecible. Incluso si como tal
pan, definitivamente no sabrá bien. No creo que quiera comerlo. Sin embargo,
me pregunto cuántos días han pasado desde que he podido comer algo
decente. ¡No, no, no quiero comer algo como ese pan!

Mientras piensa en esas cosas, sus ojos inconscientemente terminan


siguiéndola cada vez que el niño humano mueve el pan.

Dejó caer el pan en su mano.

[¿No vas a comer más?]

Llevó el pan a su boca una vez más. Idiota, ¿te lo vas a comer otra vez?

Sus ojos se encontraron.

¡No mires hacia aquí!

Como estaba irritada por la expresión del niño humano que miraba a su
alrededor con una mirada un tanto tibia, le amenaza mostrando sus colmillos.

Una vez que lo hice, el niño humano miró fijamente el pan en sus manos, y
comenzó a meditar por alguna razón. Revelando una sonrisa servil, haciendo
una expresión seria, haciendo una expresión triste, sus expresiones están
cambiando en rápida sucesión.

Con el tiempo, su rostro indicó que había decidido algo, y extendió su mano
derecha con la que tenía el pan.

¿Qué pasa? No lo entiendo. ¿Cuál es tu intención?


[Esto, ¿lo quieres? ] (Souma) (T/N: Igual que arriba)

Como antes, decía palabras de un significado desconocido. Pero, poco tiempo


después, comprendió la intención del niño humano.

¿Este tipo está tratando de darme el pan a mí?

Una ardiente y ardiente emoción de vergüenza aparece en el pecho de Shyemul.

Yo, a quien llamaban Noble Fang, ¿recibiendo lástima de alguien tan débil?
¡Dame un respiro! ¡No te metas conmigo!

[¡No te acerques! ¡Monstruo repulsivo!](Shyemul)

Cuando ella gritó furiosamente eso, la expresión del niño humano se puso triste.

El niño humano renunció a darle personalmente el pan a Shyemul y lo arrojó, se


mantuvo en un lugar en el centro del agujero cerca de Shyemul. Y,
asegurándose de hacer lo mismo con la bolsa de cuero llena de agua, la lanza a
su manera.

Y luego le dio la espalda a ella y se acostó acurrucado cerca de la pared.

Estaba vigilante sobre si estaba tratando de apuñalarla con la lanza en el


momento en que se acercó a recoger el pan y la bolsa de cuero, pero después
de un rato empezó a oír el respiro de un ser humano que dormía profundamente.
Ella esperó y observó para ver si realmente se durmió, sin embargo, parece que
realmente ha terminado durmiendo.

¿Qué diablos pasa con este tipo?

A continuación, Shyemul sintió una duda con respecto al niño humano que
profundamente dormía.

No importa si es una distancia que no puedo alcanzar, ¡para terminar durmiendo


así frente a un zoan que es hostil hacia los humanos! Aunque sería bueno al
menos mantener la lanza a mano por precaución, ¿Incluso ha olvidado la
existencia de la lanza en sí misma? El arma ya había sido descartada
irresponsablemente.

Incluso, aparte de eso, por encima de todo no puedo comprender su idea de


tratar de compartir la poca comida que tiene con un zoan. Realmente
incomprensible! ¿Qué tan estúpido es este tipo?

Para un simple cocinero en este mundo no es raro matar a la gente y vender a


su familia si es por el bien de tener en sus manos sólo una moneda de cobre. Y,
este es un mundo cruel es imposible sobrevivir de no hacer aquello. Por no
hablar de que soy un zoan, un enemigo de los humanos. ¿Por qué duda en
matarme?

Aunque los soldados le habían dicho que le darían comida si me mataba, no


muestra la más mínima actitud de tratar de matarme. Parece que no puede
entender el idioma, pero si miraba los gestos de los soldados, al menos debería
haber entendido que estaban diciendo algo, ¿no es así?

Y sin embargo, ¡a pesar de que se lo dijeron a este tipo! ¿Este mocoso quiere
morir? ¿No tiene ganas de sobrevivir? Shyemul sentia el impulso de querer gritar
debido a que estaba al final de su paciencia.

[Padre, madre…] (Souma)

De repente se oyó la voz del niño humano.

Sin embargo, como aparentemente se trataba de una simple charla de sueño, la


respiración que tenía era pausada, constante y audible justo después de eso.

Shyemul perdió la fuerza de los hombros mientras estaba desconcertada por


esa charla de sueño que sonaba solitaria. Shyemul, que se sintió un poco tonta
por insistir en su propia opinión, estira la mano y coge el pan y la bolsa de cuero.

Como era de esperar, el pan está duro y húmedo, no es algo que normalmente
podría comer. El agua también está pútrida. Es un agua algo pegajosa y podrida.

Sin embargo, debido a que ella probó algunos alimentos después de mucho
tiempo, sabía muy delicioso.
Notas del autor:

Si hay gente que siente curiosidad por el idioma en otro mundo, explicaré a la
ligera la palabra “Genobanda” de Shyemul, ya que puede confundir a algunos,
ya que se convierte en “Asqueroso humano” o “Monstruo repulsivo”,
dependiendo de la ubicación.

Genobanda se trata de un monstruo feo rebuscando entre los excrementos en el


fondo del infierno (lugar parecido) que aparece en las leyendas de este mundo.

Si traduces literalmente “genobanda hyumuiha”, será “humano es genobanda”.

Si traduces literalmente “genobanda noiha”, se convierte en “eres genobanda”.

Como el significado de la traducción literal es difícil de entender, las traduzco


libremente.

“Asqueroso humano”.

“Eres un monstruo repulsivo.”

Lo he cambiado a esas frases.

Bueno, es sólo un truco trivial.


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia 5
Fuga
[¿Dices que ninguno de los hijos divinos ha muerto ya?](Mildas)

Mildas se sorprendió.

Ya han pasado tres días desde que dejaron caer al hijo divino de Aura en el
agujero junto con la hija divina capturada para que se acabaran el uno al otro.
Yo había ordenado a los soldados que no le dieran al hijo divino de Aura más
que una pequeña cantidad de comida y agua y que le dijeran que se le daría
comida si mataba al hijo divino de zoan. Si el hijo divino de Aura hace un
movimiento sobre el hijo divino de los zoan debido a esto, el ingenuo hijo divino
de Aura también será eliminado debido a la maldición del hijo divino de los zoan.
Ese era el plan.

Sin embargo, incluso después de tres días, ninguno de ellos había muerto.

[Como es que el hijo divino de los zoan aún está sin desmayarse, ¿podría estar
más allá de los poderes de esa niña…?] (Mildas)

Reflexionó Mildas. No había manera de que un niño de aspecto tan débil tuviera
la capacidad de matar fácilmente a un guerrero zoano, incluso si se ha vuelto
débil y sin fuerzas. Probablemente trató de matarla, pero fue contraatacado por
el divino hijo de los zoan y fue incapaz de acabar con ella.

[Sobre eso, Sacerdote-sama. Aunque es un poco increíble, pero…] (Soldado)

Mildas pierde la paciencia debido a la actitud ambigua del soldado que vino a
informar.

[¿¡Qué pasa!? ¡Ve al grano!] (Mildas)

[Sí, Sacerdote-sama. Eso es, yo tampoco puedo creerlo, pero de alguna manera
parece que ese mocoso dividió su propia comida y agua con el zoan.] (Soldado)
Mildas se queda pasmado.

Desde el punto de vista de Mildas, eso es lo mismo que le dijeran “El fuego esta
frío y el hielo está caliente”

[¿Quieres decir que no fue robado por el zoan?] (Mildas)

[No, ese no parece ser el caso.] (Soldado)

[¿Le diste tanto pan que pudiera compartirlo?] (Mildas)

[Lejos de eso! Como pedisteis, Sacerdote-sama, ha sido sólo un trozo de pan


muy pequeño y una pequeña cantidad de agua. Es una cantidad tan pequeña
que no podrá satisfacer su hambre.] (Soldado)

No hay indicios de que el soldado esté mintiendo.

En ese caso, no puedo entender la situación en absoluto. Aunque también se


muere de hambre, ¿comparte la poca comida que tiene con una especie semi-
humana sucia e inferior? ¿Qué clase de broma es esa?

Mildas estaba irritado por haber sido retenido por un asunto tan inútil, a pesar de
que quería deshacerse del hijo divino de Aura en una etapa temprana y luego ir
a la Ciudad Santa mientras traía la cabeza del anciano.

[¡Escucha! ¡Tienes absolutamente prohibido darle más pan y agua! Y, haz que el
chico entienda una vez más que tiene que matar al zoan!] (Mildas)

[Roger, lo tengo] (Soldado)

Después de que el soldado saliera corriendo con un fuerte ruido de pesados


pies, Mildas maldijo.

[Por el amor de Dios. Para impedir mi bendito futuro, Aura es ciertamente una
diosa de la destrucción] (Mildas)

◆◇◆◇◆
[¡Ru Ork! ¡Ru Ork! ¡Furno!]

Souma se despertó con ese grito de enojo mientras le empujaban por el flanco.

Los hombres estaban parados encima de la tapa enrejada que bloquea la salida
del agujero. Uno de ellos dejó caer un largo bastón a través de un hueco en los
barrotes y empujó a Souma con él.

Y, mientras golpea la bolsa de cuero con pan dentro, como de costumbre, está
gritando algo.

[Ru Hap zoanlieu! Ru Hap!]

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, hoy parece que no se
les tiran una bolsa de agua y pan, no importa cuánto tiempo pase.

Usando el largo bastón, los hombres hábilmente empujan la lanza, que


descuidadamente fue dejada sola en el fondo del agujero, cerca de la mano de
Souma. Y, mostrando el movimiento de empujar repetidamente el bastón varias
veces, gritan algo mientras señalan al hombre bestia en el lado opuesto del
agujero.

[¡Ru Hap zoanlieu!]

No entiende las palabras, pero entiende lo que los hombres quieren decirle.
Supongo que me están diciendo que apuñale a ese hombre bestia hasta matarle
con la lanza. Eso significa que no conseguiré más agua y pan a menos que haga
lo que me dijeron.

Souma toma la lanza, que le fue forzada, en sus manos con movimientos lentos.

Una vez que lo hace, los hombres de arriba lo vitorean sin más que un “¡Hazlo!”

Souma reúne su escasa fuerza.

Y entonces la lanza, que fue lanzada por Souma, golpeó la pared del lado
derecho y cayó con un sonido seco.
Por un breve momento el silencio domina el sótano.

¡Te lo mereces! Pensó Souma.

Ya no le quedaba más que fuerza de voluntad.

Mi hambre ha llegado a su límite. He estado engañando mi hambre masticando


la hierba podrida esparcida por el suelo, pero sin obtener paz mental con eso,
parece que mi cerebro se ha vuelto extraño debido al hambre. Nunca he
experimentado este nivel de inanición mientras vivía en el pacífico Japón. Si
alguien pusiera arroz recién cocinado frente a mí y me dijera que podría comerlo
solo si lamiera la suela de un zapato con mierda de perro para limpiarla, creo
que incluso lo lamería con gran alegría.

Sin embargo, ya me he quedado sin energía. Incluso si me dicen ahora que


mate a esa bestia, probablemente ya no podría ni levantarme normalmente. Si
voy a morirme de hambre de cualquier manera, sería mucho mejor encontrar
una manera de burlarme de esos tipos en lugar de tener una lucha antiestética.

Esa fue la obstinación de Souma.

[Haha… hahahahaha…] (Souma)

Aunque era áspera, una pequeña risa escapó de su garganta reseca debido a la
ligera sensación de satisfacción que pudo obtener.

¿Consideraban los soldados a Souma como una especie de monstruo malvado?


Como si trataran de escapar, huyeron del sótano.

Souma se volvió a acostar mientras se acurrucaba cerca de la pared.

Ya se ha vuelto insoportable pensar con normalidad. Me tiemblan los dedos,


siento que se me están entumeciendo.

Souma no lo sabía, pero los humanos no se morirán de hambre por ayunar


durante unos días. En teoría pueden sobrevivir hasta un mes con sólo agua.
Sin embargo, el estrés de un cambio repentino en el ambiente, la falta de agua
suficiente para poder hidratarse, y la misteriosa sensación de embriaguez, así
como la sensación de fatiga que le carcome constantemente, estaban
reduciendo su fuerza vital.

Me pregunto si esto ya no tiene remedio, reflexionó sobre ello como si fuera un


problema de otra persona y luego perdió el conocimiento.

◆◇◆◇◆

En el sótano, después de que los soldados huyeron, Shyemul miró fijamente a


Souma.

Como guerrera había visto la muerte, sin importar si era la de sus aliados o
enemigos. En la aldea no era raro que la gente perdiera la vida por lesiones y
enfermedades. También hubo muchas ocasiones en las que se ocupó de esas
personas en sus últimos momentos como niña divina.

Por eso se dio cuenta de que el humano frente a sus ojos estaba cerca de la
muerte.

[¿Quién demonios eres tú…?] (Shyemul)

Ella trató de preguntarle, pero no hay respuesta.

Me pregunto si terminó durmiendo otra vez.

¿O ya falleció?

Al pensar así, recordó una emoción cercana al remordimiento debido a las


circunstancias misteriosas.

¿Por qué compartiste tu comida conmigo, llegando incluso a reducir tu propia


vida?

¿Por qué trataste de salvar a un zoan siendo un humano?


Me pregunto, ¿me habría dado algunas respuestas si hubiera hablado con él al
principio sin amenazarlo?

Shyemul, que tenía tales preguntas en su mente sin parar y sin respuesta, se
durmió una vez más antes de que se diera cuenta.

Y, cuando se despertó de nuevo, las estrellas ya titilaban en el cielo mirando a


través del agujero del tragaluz en el techo. No importa lo que yo diga, estar
terriblemente somnoliento últimamente es probablemente porque mi cuerpo se
ha debilitado debido al hambre y la sed.

No estoy en condiciones de interesarme por las preocupaciones de los demás,


¿verdad? Shyemul se burló de sí misma.

En ese momento notó la presencia de alguien descendiendo al sótano.

No es la presencia ruidosa de los soldados humanos habituales. Es una


presencia que fue sometida a un nivel que incluso Shyemul, que tiene sentidos
agudos como zoan, terminó desapareciendo.

Aunque no sé quién es, esa presencia se dirige hacia aquí a toda velocidad.

Si esa persona trata de apuntar mi vida en esta situación, no sería capaz de


resistirme en absoluto. Pero, al menos mostrémosle un último momento que no
sea vergonzoso para un guerrero zoano.

Cuando la dueña de la presencia miró por el agujero a través de los huecos de


la tapa enrejada, Shyemul gruñó amenazadoramente mientras mostraba sus
colmillos.

[Estoy muy contento de ver que estes llena de espíritu, Noble Fang…]

[¿¡Ferocious Fang?!] (Shyemul)

Era un zoan que tenía un físico que era más del doble de grande que Shyemul.
Su cuerpo, cubierto por un abrigo con capucha, está repleto de músculos como
si estuviera a punto de estallar, lo que hace que parezca que podría terminar
arrancándole la cabeza a un humano con un solo movimiento de esos brazos.
Un largo corte de espada recorre desde sus cejas, a través del puente de su
nariz, hasta la mejilla derecha de su afilada cara. Esto da la impresión de que su
aspecto es el de una bestia dura.

[¡¿Por qué estás aquí?!] (Shyemul)

[Por supuesto, porque he decidido venir a rescatarte.]

Dicho esto, el zoan, que se llamaba Ferocious Fang, agarró la tapa enrejada, la
levantó en silencio y movió la tapa hacia un lado.

[Te busqué por todas partes porque el único cadáver que no pude encontrar fue
el tuyo. Cuando capturé a uno de los humanos de la fortaleza por casualidad,
vine a rescatarte desde que me dijo que estabas viva]

Ferocious Fang salta al fondo del hoyo sin hacer ruido, saca unas llaves y
desbloquea las esposas de Shyemul. Dado que el olor a sangre persistía cuando
sacó las llaves, ella no le preguntó cómo las consiguió.

[Gracias por tu ayuda, Ferocious Fang. ] (Shyemul)

[Agradécemelo cuando lleguemos a salvo al pueblo. Tenemos que escapar


rápidamente antes de que nos noten]

Mirando la apariencia de Shyemul después de decir eso, se arruga la nariz. Y


luego le tiró el abrigo que llevaba puesto.

[¿Por qué esa apariencia? Es demasiado tentador. Cúbrete con esto]

[Lo siento.] (Shyemul)

Shyemul rompió el abrigo que le había pasado y escondió sus pechos y caderas
con los trozos.

Ferocious Fang colocó su mano en una ligera protuberancia de la pared, saltó


verticalmente mientras lo usaba como punto de apoyo y dejó fácilmente el
agujero.
Y luego miró hacia abajo en el fondo del agujero y trató de ayudar a Shyemul a
salir, pero por alguna razón ella permaneció en el fondo del agujero.

[Qué pasa. Hazlo rápido. ]

[Por favor, espera. Me llevaré a este tipo conmigo] (Shyemul)

Preguntándose si otro de sus hermanos también fue tomado prisionero,


Ferocious Fang abrió sus ojos ampliamente sorprendido cuando miró a la
persona que Shyemul estaba tratando de llevar en sus brazos.

[¿Estás loca, Noble Fang!? ¿¡Ese tipo no es un humano!? ]

[Sí, estoy cuerda. Me llevaré a este tipo pase lo que pase]. (Shyemul)

Después de envolver al inconsciente Souma con los restos del abrigo, Shyemul
lo pone sobre su espalda y lo ata a su cuerpo con un cordel improvisado, hecho
de la tela desgarrada.

[¡Estás absolutamente chiflada, Noble Fang! ]

Shyemul colocó sus dedos en el saliente de la pared al igual que Ferocious Fang
e intentó saltar fuera del agujero, pero como aparentemente perdió más fuerza
de la que esperaba, volvió a caer hasta el fondo del agujero debido a que no
podía llegar al exterior.

Ferocious Fang se pone detrás de Shyemul, que se arrodilla en el fondo.

Por delante de Ferocious Fang, que intenta decir algo, Shyemul se giró hacia él,
golpeó fuertemente su pecho con su puño derecho y declaró,

[Este noble Fang Fagul Garguss Shyemul jura por mi propio orgullo y por el
nombre de mi padre que me llevaré a esta persona conmigo] (Shyemul)

[¡Shyemul…!]

Shyemul salta una vez más, pero no puede salir del agujero después de todo.
Ferocious Fang le habló a Shyemul con un tono de asco.

[Suelta a ese humano, Noble Fang.]

[Cuantas veces debo decírtelo. que me llevaré a este tipo conmigo] (Shyemul)

[Es por eso que te digo que lo bajes]

Debido a que Shyemul volteó la cabeza sin escuchar sus palabras, Ferocious
Fang dice con cara agria como si mordiera al menos 10 bichos a la vez.

[Déjame llevar a ese tipo. Para la actual tú es imposible…]

[ Lo siento, Ferocious Fang.] (Shyemul)

Es probable que lo haga a regañadientes, ya que ni siquiera responde cuando


tiene una expresión malhumorada. Ferocious Fang, que cambió con Shyemul al
cargar a Souma, saltó del agujero con una agilidad que no era diferente a la de
antes. Después de eso, Shyemul también logró salir del agujero.

Cuando ambos salieron del sótano, el cadáver de un soldado de guardia,


aparentemente rematado por Ferocious Fang, yacía en la oscuridad cerca de la
entrada del sótano. Pero sin que ninguno de los dos lo viera, se apresuraron en
silencio hacia la muralla exterior de la fortaleza.

Ellos trepan la pared exterior usando una cuerda preparada y se unen con sus
hermanos que los esperaban. Sus hermanos tenían una expresión de
desconcierto debido al humano que estaba atado a la espalda de Ferocious
Fang, pero no había nadie que se opusiera directamente a él, que es el guerrero
más fuerte de la aldea.

Los zoans salieron con Ferocious Fang a la cabeza y corrieron hacia la oscura
llanura.

Al darse cuenta de la desaparición de los dos hijos divinos en poco tiempo, la


fortaleza entró en un alboroto, pero como el tiempo ya había avanzado en la
profunda noche se hizo imposible perseguir a los zoanos que desaparecieron en
la oscuridad.
◆◇◆◇◆

Más tarde, muchos humanos se lamentarán dolorosamente por la cadena de


eventos que ocurriran en esta fortaleza.

¿Y si ellos hubieran matado al 〈Hijo Divino de la Destrucción Soma Kisaki〉 en


ese momento?

¿Y si el Noble Fang no se hubiera encontrado con el 〈 Hijo Divino de la


Destrucción〉 en ese momento?

¿Y si los soldados no hubieran dejado escapar a esos dos en ese momento?

Si uno mira hacia atrás en la historia, existe un gran número de grandes puntos
de inflexión del destino.

Sin embargo, estos eventos no se interpretan como uno de estos puntos de


inflexión del destino hasta que se convierte en algo del pasado después de
mucho tiempo.

Por lo tanto, incluso si uno se da cuenta de que es un punto de inflexión, el


tiempo que ya pasó no se puede volver atrás, e incluso discutir sobre las
posibilidades del 〈y si〉 en ese punto es algo que no tiene sentido.

Pero, a pesar de eso, muchos humanos simplemente no pueden evitar discutir


las posibilidades del 〈y si〉 en los incidentes de ese momento.

El hecho de que se sintieran obligados a hacerlo se debe a que los


acontecimientos de ese entonces fueron un punto de inflexión que acabó
alterando en gran medida la historia del Continente Seldeas.

〈El Hijo Divino de la Destrucción Soma Kisaki 〉 Noble Fang Fagul Garguss
Shyemul

Aquel momento, en el que el destino de aquellos dos que originalmente no


debían haberse conocido, se entrecruzó, fue el momento en el que nació una
nueva historia del Continente Seldeas.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia 6
Regreso

Los zoans, que continuaron corriendo a través de la noche oscura durante


alrededor de un koku(1), finalmente llegaron a una gran roca que parecía
sobresalir como una isla solitaria dentro del océano llamada llanura. Después de
comprobar que no había nadie persiguiéndolos o a alguien sospechoso mientras
olfatean el olor de los alrededores con sus narices, se pararon de nuevo sobre
dos patas.

[Esta noche descansaremos aquí. Mañana al amanecer iremos a la aldea.]

Varios animales de patas largas y peludas, parecidos a los ñúes, fueron atados
a la base de la gran roca, que se eleva como si mirara hacia abajo a los que se
acercan, al mismo tiempo que se asegura de que estén bien escondidos detrás
de los arbustos.

Una vez que los zoans construyeron un pequeño refugio apilando las piedras en
los alrededores, encendieron un fuego en un abrir y cerrar de ojos usando la
maleza y la madera seca que recogieron.

[¿Estás agotado, Noble Fang?]

Shyemul, que respiraba pesadamente con los hombros en incesante movimiento


hacia arriba y hacia abajo, arruga la nariz mientras se ve su mal humor debido a
las palabras burlonas de Ferocious Fang. Resistiendo su deseo de derrumbarse
en el suelo con fuerza de voluntad, responde.

[Les estoy profundamente agradecida a ustedes, Ferocious Fang, y a mis


hermanos. Noble Fang no olvidará este favor.] (Shyemul)
[Humph. Tu gratitud es innecesaria. Eres la hija divina del Gran Dios de las
Bestias. Tenemos que unificar los clanes de zoan para la lucha contra los
humanos. Por lo tanto, debes convertirte en la figura principal de esa causa]

Las sonrisas irónicas aparecen en las caras de sus hermanos al escuchar la


forma de hablar de Ferocious Fang Todos sabían que él era el más preocupado
por el bienestar de Shyemul. Ferocious Fang los amenazo mostrando sus
colmillos por la vergüenza, pero cuando Shyemul se acercó y trató de bajar al
niño humano que llevaba, recordó su existencia a sus espaldas.

[Noble Fang, ¿Quién diablos es este tipo?]

Ferocious Fang le pregunta debido a que Shyemul levantó suavemente al niño


humano del suelo como si estuviera manejando algo fragil. A pesar de que sus
hermanos alrededor de ellos no hablarán; todos ellos albergan dudas y
sospechas acerca de traer a un niño humano, a quien supuestamente deberían
odiar.

[No sé…] (Shyemul)

[¿No lo sabes?]

[Correcto. Como no lo sé, da igual, ya lo traje conmigo.] (Shyemul)

Todos intercambiaron miradas sobre la respuesta de Shyemul que no fue al


grano.

[Dejando eso a un lado, por favor, dame agua y comida.] (Shyemul)

Tan pronto como un camarada le dio carne seca y algo de agua, se la bebió.
Para su cuerpo reseco, el agua era deliciosa y parecía filtrarse por todas partes.
Soportando su deseo de beber más agua, empapa una tira de tela con esta y la
usa para hacer que el agua gotee poco a poco a través de los labios agrietados
de Souma. Confirmando que el agua entra a través de los labios y que la
garganta de Souma se movió en su base, Shyemul se alivia.

Mientras le hace beber agua de esa manera, Shyemul le lleva la carne seca a la
boca y la mastica muchas veces. Resistiendo el impulso de querer tragárselo por
reflejo, ya que ha pasado bastante tiempo desde que probó la carne, se lo dio a
Souma, después de masticar hasta que la carne se convirtió completamente en
algo parecido a una sopa, de boca a boca.

Ignorando a sus hermanos que estaban detrás de ella, que armaron un


escándalo en el instante en que lo alimentó de boca a boca, mordió la carne
seca para calmar su propia hambre.

Sus hermanos, incluyendo Ferocious Fang, se sorprendieron. Para empezar, la


diferenciación entre los géneros es pequeña entre los zoans. Por lo general, las
mujeres también persiguen a sus presas como cazadoras y, en lo que respecta
a las batallas, se convierten en guerreras y combaten codo con codo con los
hombres. E incluso entre ellos, Shyemul era una chica que podría llamarse
especialmente masculina. Para que alguien como ella cuide galantemente de
alguien hasta tal punto, ¿acaso la Diosa de la Tierra no se sacudirá y girará en
sus sueños por la sorpresa, causando terremotos?

Sus hermanos miraron a Ferocious Fang tratando de conseguir ayuda, pero fue
Ferocious Fang quien deseaba ayuda.

Por mucho que se viera, no podía creer que el niño humano que Shyemul llevó
consigo tuviera tanto valor. Sus brazos y piernas son delgados. E incluso
mirando a los músculos de su cuerpo crecido, no se puede describir nada más
que frágil. Aunque no tiene el cuerpo de un soldado, se preguntaba si, tal vez,
era el hijo de algún granjero pionero. Sin embargo, al tener también palmas
blandas, no parecía probable que hubiera hecho trabajo agrícola mientras
sostenía azadones y arados. Luego se preguntó si era el hijo del grupo llamado
nobles, pero eso no explicaría adecuadamente por qué había sido encarcelado
junto con Shyemul en ese entonces.

No lo entiendo en absoluto.

Pero, llegando a la clara decisión de que tiene que priorizar llegar a salvo a la
aldea por ahora, Ferocious Fang estableció una vigilancia nocturna alterna y
decidió dormir, tirando de una piel sobre su cabeza.

◆◇◆◇◆
A la mañana siguiente, al mismo tiempo que el sol se asoma en el horizonte
oriental, los zoans se montaron a horcajadas sobre los animales parecidos al
gnu y comenzaron a viajar hacia el norte. Los zoans se jactan de una velocidad
de carrera que ni siquiera perderá frente a los caballos si se trata de distancias
cortas, pero la forma de utilizar animales como estos para distancias largas es
más cómoda para ellos.

Souma también se balanceaba sobre la espalda de ese animal mientras que una
vez más era sujetado por Shyemul. Ni una sola vez recuperó la conciencia
desde entonces. Una vez que le proporcionaron agua y comida, su cuerpo los
tragó reflexivamente, pero por alguna razón desconocida sólo su conciencia no
regresa. Y no sólo eso, la intuición de Shyemul sintió sensiblemente que su
cuerpo se debilitaba rápidamente.

Y luego, una vez abandonadas las llanuras que les llevó todo el día, el paisaje
del entorno se fue trasformando poco a poco en suaves pendientes y comenzó a
destacar el aspecto de los árboles. Las hojas ya se habían caído de las ramas
de los árboles. El sonido causado por el frío viento del norte que soplaba a
través de las montañas y las ramas, que ya estaban desnudas, enmarañadas,
era similar a un aullido.

Mientras avanzaba por el sendero de la montaña, que tiene un ancho que


permite que tres caballos caminen uno al lado del otro, Shyemul observó los
bosques que crecían árboles en la ladera que desciende suavemente por su
lado izquierdo y el acantilado empinado que corta a través de la montaña a su
derecha dijo, y dijo,

[¿No ha mejorado bastante el camino? ¿Lo agrandaste mientras yo no estaba


aquí? ] (Shyemul)

[No fuimos nosotros. En vez de eso, no bajes la guardia]

Al decir eso, Ferocious Fang, se mostraba malhumorado, Shyemul inclinó la


cabeza, confundida.

Una vez que sigamos un poco más, ya llegaremos a la aldea de nuestro clan. A
pesar de que estuvo alejada de ella por poco menos de un mes, se siente muy
nostálgica debido a los sonidos de las rápidas corrientes que fluyen al otro lado
del bosque a su izquierda.
[Está bien, detente. De aquí en adelante entraremos en la montaña.]

Sin embargo, Ferocious Fang detuvo la marcha y señaló a una montaña con su
mano derecha. Si no recuerdo mal, tendremos que subir por aquí a un lugar que
se convierte en una pequeña y suave pendiente, si planeamos viajar por la
montaña correcta. Pero, aunque no nos dirigiéramos expresamente a ese lugar,
podíamos llegar al pueblo de inmediato siguiendo el sendero de montaña de
esta manera.

Mencionando eso, Ferocious Fang dijo rápidamente a Shyemul “Lo entenderás


si llegamos allí”, desmontamos de la espalda del animal y empezamos a subir la
cuesta mientras le tiramos de las riendas. Debido a que sus hermanos
comenzaron a ascender la ladera de la misma manera sin hacer una sola queja,
Shyemul también comienza a subir la ladera mientras presta atención a no dejar
caer a Souma.

Después de confirmar que su camarada al final de la fila borró sus huellas


suavizando el suelo con una rama que recogió y esparció hojas caídas sobre
ella, el grupo avanzó hacia el interior de la montaña.

Shyemul sintió una sensación de incomodidad.

Aunque esta zona ya está dentro de la esfera de influencia de los zoans, y


aunque expresamente atravesar la montaña es extraño en sí mismo, sus
hermanos están además mostrando cautela y tensión.

¿Qué demonios pasó durante mi ausencia?

[¡Espera aquí un momento!]

Eso es lo que dijo Ferocious Fang cuando avanzaron por la montaña por un rato.

[Noble Fang, sólo tú puedes seguirme.]

Cuando se le dijo eso, empezó a caminar sola hacia la izquierda.

Se sintió incómoda al dejar atrás a Souma, pero persiguió a Ferocious Fang


después de decirle a un camarada que estaba cerca, “Por favor, cuide de él.”
[No hagas mucho ruido]

[¿Qué diablos significa eso?] (Shyemul)

[Yo te mostraré eso. Quédate en silencio y sígueme]

Diciendo eso, empezó a caminar agachándose y sacó el hacha del leñador de


su cintura.

Según la percepción de Shyemul, actualmente se encuentran en la zona de la


cima del acantilado situado en la parte posterior del pueblo. Esa percepción es
correcta. En poco tiempo se abre delante de los dos y salen hacia el acantilado.

[No te asomes demasiado con la cabeza. Mira poco a poco abajo]

Como ordenó Ferocious Fang, Shyemul miró al fondo del acantilado y se


sorprendió.

Su pueblo debería haber estado en la base del acantilado, que tiene una altura
de unos 20 metros. Debería haber un gran número de tiendas creadas con
pieles y pilares, deificando sus espíritus ancestrales, alineados. Ella esperaba
ver cazadores, que regresaban con la presa que capturaron, y niños que tenían
peces que capturaron en el río cercano.

Sin embargo, lo que hay actualmente es: Tiendas que estaban miserablemente
quemadas y amontonadas como basura. Los pilares de los espíritus ancestrales
derribados. Además de eso, vio edificios recién terminados que fueron
construidos con tablas de madera. Una gran bandera ondeando en el viento del
norte. Una robusta valla que fue levantada para rodear el pueblo. Y soldados
humanos armados.

[Poco después de que fueras encarcelado en la fortaleza, los humanos vinieron


a atacar la aldea. Mataron despiadadamente a nuestras mujeres y niños, y
redujeron nuestras tiendas a cenizas usando fuego]

Ferocious Fang le explicó a Shyemul que miraba hacia abajo al lugar que solía
ser su aldea aturdida.
[Cuando nos dimos cuenta de que salía humo de la aldea, todavía estábamos en
medio de la batalla en la fortaleza. Debido a que teníamos muchos heridos, el
jefe del clan corrió a la aldea llevando solo a aquellos capaces de luchar, pero la
aldea ya era un mar de llamas. La cabeza del clan y nosotros reunimos a los
sobrevivientes mientras luchábamos contra los humanos en el lugar y luego
escapamos a la montaña]

Mientras escuchaba la charla de Ferocious Fang, los ojos de Shyemul estaban


fijos en el lugar con los cadáveres de sus hermanos, que habían sido apilados
mientras yacían encima los unos de los otros, en un bulto con los restos de las
tiendas. Los cadáveres de los niños pequeños y de los ancianos fueron
abandonados casi como si… No, completamente como si fueran basura.

[Reuniendo a nuestros hermanos que habían escapado afuera, huimos al refugio


que habíamos preparado dentro de la montaña. Sin embargo, ese lugar tampoco
es seguro. Los humanos intentan exterminarnos. Construyendo una base como
esta en el lugar que solía ser nuestro pueblo, planean echarnos sin dejar vivo a
nadie.]

[¿E-El Jefe de Clan? ¿Qué hay del Cabeza de Clan Galguz?] (Shyemul)

[Murió. Por el bien de dejarnos escapar, luchó hasta el amargo final]

Mientras Ferocious Fang le daba la espalda a Shyemul y volvía por donde había
venido, dijo como si lo hubiese escupido,

[Ahora yo soy la cabeza del clan.]

Anterior – Indice – Siguiente


Notas del Capítulo

1) El koku es una antigua medida del tiempo, que sería alrededor de 30 minutos
ahora

2) Cambie ciertas cosas de la traduccion, por cierto UNETE.

3) El traductor en ingles adopto la forma de separar los episodios como estan en


el japones, eso quiere decir que cada arco es un capitulo y cada capitulo pasa a
ser una historia. De este modo el escritor lleva 4 capitulos. Para que no se
pierdan, desde ahora en adelante tendremos el mismo orden.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia 7


Ritual

Los zoans llegaron al refugio cuando el día entró a la hora de la noche.

Cuando Shyemul, que era el 〈Hijo Divino〉 de su Dios, regresó, dio a sus
hermanos heridos y exhaustos una sonrisa en compensación por los últimos
días.

Aunque los niños llevaban vendas debido a las quemaduras en sus manos y
rostros, aun así se acercaron y la abrazaron con una sonrisa. Shyemul abrazó
con fuerza a cada uno de ellos.

Sin embargo, una vez que se enteraron de que Shyemul había traído a un niño
humano, los adultos mostraron caras amargas como se esperaba.
Especialmente los guerreros, que lamentaron no haber podido proteger a sus
hermanos. Algunos de ellos incluso tenían un odio abierto en sus expresiones.
Como si dejara de lado su aspecto, Shyemul deliberadamente mostró una
actitud firme. Es una utopía que no tenga ningún tipo de deuda con ellos. Aun
así, todo esto es por el bien de evitar la hostilidad que se ha señalado a Souma.

Shyemul llamó a Ferocious Fang.

[¿Está la abuela aquí?] (Shyemul)

La abuela de Shyemul es la anciana del pueblo de Shyemul y también una


doncella de santuario que sirve al gran Dios de las Bestias. Además, en una
aldea como ésta, las doncellas son de vez en cuando narradoras de cuentos que
transmiten la historia del clan y cubren al mismo tiempo el papel de los
herbolarios que curan heridas y enfermedades.

[Sí. Está en el lugar de oración cerca de la cascada. El Anciano también estaba


preocupado por ti. Es mejor que vayas con ella ahora mismo]

Ferocious Fang respondió así mientras albergaba la intención de alejarlos antes


de que el odio de los aldeanos se descargara repentinamente contra el niño
humano que trajo Shyemul.

Comprendiendo su intención, Shyemul decidió dirigirse al lugar de oración


mientras se llevaba a Souma con ella.

La ubicación a la que apunta Shyemul es un viejo árbol que creció cerca de una
pequeña cascada, la cual está ubicada a una altitud más alta que el refugio. En
las raíces del árbol, una multitud de pedazos de madera y piedras fueron
apilados en una pequeña montaña como una ofrenda por los zoans. Entre el
clan de Shyemul, estaba el mito de que las almas de los guerreros muertos
moraban en este árbol y velaban por el clan.

A pesar de que subieron a esta montaña sólo en el momento del ritual, cuando
todavía vivían en las llanuras, ahora viven escondidos justo enfrente de ella. No
querían pensar que la distancia real entre el clan y el viejo árbol insinuaba que la
época en que todo el clan vivía en el viejo árbol era inminente.

Un viejo zoan que parecía la momia de un mono estaba frente a ese viejo árbol.
[Oh, oh, la muchacha inmadura sobrevivió, ¿eh?]

La anciana zoan saludó a Shyemul con ojos que en el mejor de los casos se
estrecharon como hilos mientras sonreía cuando se fijó en ella.

[Llamarme inmaduro es de mala educación, ¿sabes, abuela? Aunque parezca


que lo soy, soy una chica que hace que hasta las flores se ruboricen] (Shyemul)

[Ka ka ka, ¿no fue como ayer cuando te escondiste junto con la piel, que
goteaba por tu cama mojada, mientras la secabas?]

[¡Esa ya es una historia de hace diez años, no es así! Por Dios, los ancianos
siempre hablan del pasado] (Shyemul)

En cualquier caso, la persona que adoptó a Shyemul en el momento de su


nacimiento es la Anciana que tiene delante. Es una persona con la que he
estado en deuda desde entonces. Incluso ahora no soy rival para ella, ya que se
ha aferrado a todos los problemas de mi infancia que quiero olvidar.

[Por cierto, ¿no hay nada que quieras pedirme? Me atrevo a decir que es
probable que sea sobre ese niño humano]

[Así es, abuela. ¿Puedes comprobar el estado de este tipo?] (Shyemul)

Ella baja a Souma, que todavía estaba inconsciente, de la espalda del animal
sobre el que lo habían colocado, y lo acuesta encima de una piedra plana y
grande que estaba colocada frente al viejo árbol.

[Veamos, veamos…]

[Oh, esto es una sorpresa. ¿No es este un 〈Niño Abandonado〉?]

[¿〈Niño Abandonado〉?]

Shyemul estaba desconcertada por la expresión que nunca había oído antes.
[Sí. No sé si es una broma rara de los espíritus o la estimada voluntad de los
dioses, pero hay gente que llega a este mundo a través de una frontera diferente
de este lugar]

La Anciana saca una pizca de un polvo sospechoso de su bolsa y lo esparce


sobre el cuerpo de Souma.

[Como era de esperar, bien. Este niño no está atado a este mundo.]

[No estar atado quiere decir ¿Qué..?] (Shyemul)

[Estamos conectados por un hilo invisible al lugar donde nacimos y crecimos, un


límite que nos amarra. Porque este 〈Niño Abandonado〉 no está atado a ningún
lugar, no durará mucho más]

[¡Abuela! ¿¡Qué significa eso!?] (Shyemul)

[No vivimos sólo de comida. A través de la conexión con el límite, obtenemos la


energía para vivir en forma de alimento, agua y aire. Este tipo no tiene tal
conexión. Por eso es incapaz de absorber la energía de ese límite sin importar
cuánto beba o coma. Incluso si absorbe la energía del límite respirando, su
cuerpo no la acepta]

[¿No puedes hacer nada al respecto, abuela?] (Shyemul)

[Bueno, no es que no pueda, pero…]

A instancias de Shyemul, su abuela comenzó a examinar el cuerpo de Souma


mientras se preguntaba qué hacer al respecto. Ella le toma el pulso, le pone el
oído en el pecho para escuchar el sonido de su corazón y espolvorea el polvo
sospechoso sobre él.

Eventualmente, cuando ella trató de tomarle la temperatura poniéndole una


mano en la frente, se sorprendió.

[¡¡Howawawawa!!]

[¿Qué te pasó, abuela?] (Shyemul)


[¡¿Este niño acaso es el Niño Divino de Aura?!]

En el momento en que el Anciano se rozó los antebrazos, el sello en su frente se


hizo visible. Incluso para Shyemul, que también es una niña divina, es un sello
que ve por primera vez.

[¿Esto es…?] (Shyemul)

[El sello de Aura. También es la primera vez que lo veo]

A la Anciana le entrego todo su conocimiento el Anciano anterior, pero para ella


ver el sello verdadero de Aura, fue su primera vez.

[¿Aura? Aunque es un nombre que nunca había oído antes, ¿es una diosa?]
(Shyemul)

[¡No se trata de que sea una diosa o no! Ella es una Diosa Mayor que es
superior a los siete dioses, incluyendo al Dios de las Bestias]

[“Pero nunca oí que existiera una diosa así] (Shyemul)

[Supongo que lo es. Aura es una diosa que gobierna sobre la muerte y la
destrucción. Se ha prohibido mencionar ese nombre descuidadamente.]

[¿Es una diosa malvada?] (Shyemul)

[No. Los siete dioses nacieron porque Aura existía. Porque hay muerte y
destrucción, también hay vida y creación. Aura es una Diosa Mayor que también
debería ser llamada un fragmento del gran Dios Creador.]

[Pero,-mientras la Anciana sacude ligeramente la cabeza- La muerte y la


destrucción son cosas que se aborrecen después de todo. Si mantenemos vivo
a este niño, podríamos traer la calamidad sobre nosotros mismos.]

El período actual es especialmente malo.


En estas circunstancias, en las que fueron expulsados de su aldea por los
humanos y en las que podrían ser atacados en cualquier momento, el hecho de
que haya un niño divino que gobierne sobre la muerte y la destrucción es algo
que es muy capaz de despertar inútilmente la ansiedad de sus hermanos.

[Noble Fang, ¿Todavía tienes la intención de dejar vivir a este niño?]

Las palabras de la Anciana eran pesadas.

Salvar a este ser humano al mismo tiempo significa cargar con todo lo que este
niño haga a partir de ahora. A pesar de ser un ser humano que es hostil hacia
nosotros en circunstancias normales, este niño humano es también el hijo divino
de la diosa de la muerte y la destrucción. Dejándome a un lado, no hay forma de
que sepa qué tipo de calamidad dará lugar entre mis hermanos.

¿Realmente puedo hacerme cargo de todos sus crímenes una vez que ocurran?

Eso es lo que pregunta la abuela.

[Ciertamente. Por favor, abuela. Tengo una deuda con este tipo que debe ser
pagada] (Shyemul)

Shyemul respondió después de tomar su decisión.

Entre los proverbios de los zoans, hay uno como este:

“La bondad de un conejo recibido en el momento de morir de hambre, debe ser


devuelta aunque signifique la muerte.”

Por no hablar de este niño humano, que compartía la poca comida que tenía
incluso cuando estaba a punto de morirse de hambre. No hay manera de que
ella lo dejara morir sin devolver ni una sola cosa, después de haber recibido un
favor tan grande.

[Hyo Hyo Hyo Hyo, si vas tan lejos como para decirme esto, también estará mal
que esta anciana evite cualquier dificultad]

[Eso es una gran ayuda, abuela. Pero, ¿estás bien con eso, abuela?] (Shyemul)
La preocupación de Shyemul era que después de haber salvado a este niño
humano pudiera causar problemas a la anciana.

[No me importa. Es obvio que el día en que seremos destruidos por los humanos
no está tan lejos, a pesar de matar o salvar a este tipo. Aunque nuestra ruina
llegue un poco antes debido a eso, no habrá gran diferencia”]

Su abuela rió a carcajadas tras una amplia sonrisa.

◆◇◆◇◆

En el momento en que la luna estaba en su cenit, un fuego rojo brillante ardía en


el lugar de oración.

La leña, apilada abundantemente, tiene su baile de chispas y arde intensamente.

Souma, que está desnudo después de que le quitaran toda la ropa, estaba
acostado en la cima de la roca plana colocada frente al viejo árbol. Está
quejándose dolorosamente mientras gotean gotas de sudor por todo su cuerpo
que es calentado por el calor de las llamas.

Sentado frente al fuego ardiente, la Anciana saca y agarra cosas parecidas a


polvo de entre varias vasijas que fueron colocadas frente a ella, y las arroja
rápidamente al fuego. Una vez que lo hace, la intensidad del fuego aumenta aún
más mientras emite un humo blanco que huele a medicina. Una vez más toma
los polvos de otras vasijas en sucesión y los arroja al fuego. Una vez lo repitió
innumerables veces, los olores de las muchas sustancias mezcladas entre sí, se
convirtieron en un hedor único y se extendieron por todas partes.

La anciana se enfrentó a la luna en el cielo y levantó un aullido haciendo que su


garganta se deformara. A veces violento, otras veces quejumbroso, ese aullido
hace vibrar el ambiente de la noche.

Uniéndose a los aullidos con su peculiar entonación, surgió Shyemul.

Todo su cuerpo está pintado con el color de la tierra que se disolvió en el agua.
Está decorada con plumas de pájaro ricamente coloreadas, muy parecidas a las
de una melena. Un collar que tiene cosas como dientes de animales, jade y
ágata enhebrados en él cuelgan de su cuello. Lleva lazos dorados con
campanas en las muñecas y los tobillos.

Cada vez que los miembros flexibles de Shyemul se movían, las campanas
hacían un tintineo.

El aullido del Anciano resuena como una ola que se acerca a la orilla cerca y en
la lejanía.

A continuación, los movimientos de Shyemul danzante también aumentaron en


intensidad. Con la pierna derecha hacia atrás, dividiendo visiblemente su ingle
de manera grandiosa, estira la parte superior de su cuerpo hacia adelante como
si tratara de pegarse al suelo. En el siguiente instante salta con un *tham* y hace
una giro completo en el aire. En el momento del aterrizaje, todas las campanas
sonaron.

El Anciano comenzó a balancear la parte superior de su cuerpo mientras


levantaba los aullidos. Al principio fue un pequeño balanceo, pero fue
ampliándose gradualmente. Movió su cuerpo de un lado a otro como si se
cayera.

Cuando el brazo de Shyemul dibuja un gran círculo, la campana suena


maravillosamente. Cada vez que realiza pasos de baile ligeros como un hada
bailando sobre la superficie del agua, las campanas suenan.

Tan pronto como Shyemul hizo que su cuerpo se doblara de un lado a otro
completamente como una serpiente, bailó en el aire mientras extendía sus dos
brazos de manera similar a un gran pájaro. Realizando pasos de baile con un
*ta-tap*, da un giro completo. En un instante se vuelve cuadrúpeda como un
leopardo hembra y aúlla de cara al cielo, después dobla hacia atrás su columna
vertebral como si mostrara sus voluptuosos pechos.

El calor brotaba del interior de su cuerpo, el sudor fluía del cuerpo de Shyemul
como una cascada mientras ella se calentaba por el calor de las llamas
ardientes, y se enviaban chorros de sudor volando junto a los animados
movimientos de su cuerpo.

La Anciana cogió una pequeña vasija bajo su brazo y corrió hacia Souma. Y
luego saca el palo que fue clavado en la vasija mientras cantaba en voz alta.
Una mucosidad verde y pegajosa cubría su punta. Ella opera hábilmente ese
palo y dibuja un patrón complejo sobre el cuerpo de Souma.

Una vez que terminó de dibujar eso, Shyemul cogió una jarra de agua que había
sido ofrecida frente al viejo árbol mientras bailaba. Y luego, al igual que una
bestia que busca su presa, da vueltas alrededor de la roca plana con Souma
acostado sobre ella mientras curva su cuerpo. Ella se estrecha gradualmente en
ese círculo y luego el cuerpo de Shyemul, que llevaba la jarra de agua, se posa
sobre los pies de Souma.

El cuerpo de Shyemul, que colocó ambas manos en el suelo y se arrastraba,


trepa lentamente hacia arriba y hacia arriba desde la punta de los pies de
Souma. Balanceando su cuerpo a la izquierda y a la derecha mientras lo
empareja con los aullidos de la abuela, como si estuviera jugando, como si se
llenara, sube desde los tobillos hasta las rodillas, desde las rodillas hasta la
cintura y desde la cintura hasta el pecho.

El sudor, que goteaba del cuerpo de Shyemul como la lluvia, y el propio sudor de
Souma se mezclaron y el cuerpo de Souma se empapó.

Shyemul, que finalmente había llegado a la cabeza, endereza su cuerpo y se


sienta en el pecho de Souma.

Y luego presionó la abertura de la jarra de agua en los labios de Souma y vertió


el líquido turbio que había en ella en la boca de Souma.

Souma se ahogó con fiereza. Aun así, el cuerpo de Souma, que se tragó la
mayor parte, empezó a temblar de repente.

A su lado, el aullido de la Anciana alcanza su clímax y finalmente se convierte en


chillidos.

Como si tratara de quitarse de encima a Shyemul, que había montado su pecho,


el cuerpo de Souma se inclinó hacia atrás en un arco. Shyemul se aferra a
Souma para que no la echen. Y, al mismo tiempo que el chillido de la abuela
cesa abruptamente, la fuerza abandona el cuerpo de Souma y yace allí sin
fuerzas.
Durante un corto tiempo la vecindad estuvo dominada sólo por el cacareo del
fuego y la respiración áspera de los tres.

[Por Dios, que mi viejo cuerpo aguante esto…]

Mientras refunfuña así, la Anciana pone su mano sobre la cabeza de Souma.

[Ya veo, ya veo. Se conectó, se conectó]

[¿Salió bien, abuela?](Shyemul)

Shyemul le pregunta a su abuela mientras todo su cuerpo se ha vuelto apático


debido al cansancio del baile y este calor.

[Es un éxito. Bueno, sólo se aplica si no ha muerto debido a esto]

Debido a las palabras de su abuela, Shyemul presiona un oído contra el pecho


de Souma en pánico y se asegura de los latidos de su corazón. Una vez que
hizo eso, escuchó que su corazón afortunadamente latía regularmente.

¿El suspiro que Shyemul se escapó del alivio le rozó la cara? Los párpados de
Souma temblaron un poco y abrió un poco los ojos.

[¿Te despertaste? ¿Entiendes mis palabras?] (Shyemul)

Aunque Shyemul le preguntó eso, su mirada deambula por el aire ya que parece
que su conciencia aún está nublada. Sin embargo, eventualmente su vista se
volvió hacia la cara de Shyemul frente a él.

[¿Qué tal? ¿Entiendes?] (Shyemul)

Cuando Shyemul preguntó por segunda vez, los labios de Souma se abrieron un
poco.

Mientras intenta decir algo, Shyemul le acerca la oreja a la boca.

Souma soltó palabras débiles junto a un suspiro.


[… Es hermoso.] (Souma)

Y luego terminó perdiendo el conocimiento de nuevo así como así.

[¡¿Qué…?!] (Shyemul)

Shyemul se ha quedado sin habla debido a un comentario imprevisto.

Al ver la apariencia temblorosa de Shyemul, su abuela se rió feliz.

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 8


Comida

Al sentir la luz del sol brillando en su cara, Souma se despertó.

El abre suavemente sus ojos mientras con su mano derecha esconde su rostro
del brillo del sol.

El lugar estaba dentro de una tienda de campaña sin que él lo supiera. Aunque
se llamaba tienda de campaña, no es la tienda triangular que Souma conoce tan
bien. Tiene una forma similar a la de un cuenco volteado. Con la parte superior
con un agujero, se parece a los que usan las tribus nómadas. Pieles y telas
gruesas se extienden por el suelo, que es donde Souma fue puesto a dormir
mientras estaba cubierto de pieles.

[¿Mmhh? ¿Finalmente te despertaste? ]

Era un beastman que estaba a punto de entrar después de mover la cortina de


entrada de la tienda de campaña a un lado.
El sorprendido Souma retrocede, intentando distanciarse apresuradamente de la
bestia, mientras sigue sentado sobre su trasero. La cara del beastman se arrugó
debido a eso. Parece como si sonriera irónicamente.

El beastman apila hojas secas en la chimenea que había sido construida


apilando piedras en el centro de la tienda, luego sopla sobre el resplandor y
desencadena un nuevo fuego. Después de eso, desenvuelve varias rebanadas
de carne gruesa y seca sobre una piedra cerca del fuego y las alinea. Luego
saca algo similar a las albóndigas y comienza a asarlas sobre el fuego después
de clavarlas en la punta de una rama.

Poco después, el aroma fragante de la carne asada llenó la tienda.

Souma tragó.

El beastman sonrió a Souma, que se sonrojó de vergüenza, y luego colocó


carne bien asada y albóndigas en una gran hoja que servía de plato y la sostuvo
en dirección a Souma.

[En cualquier caso, come. Hay varias cosas de las que quiero hablar, pero eso
puede esperar hasta que tu estómago esté lleno]

No parece que el beastman sea hostil. Souma tira de la hoja que se le ha


tendido y prueba tímidamente la carne

[¡¿Delicioso?!] (Souma)

Era tan delicioso que sin querer lo expresó. La carne seca, que tenía un sabor
concentrado y sabroso, también tiene un sabor a hierbas con sal y un gusto
picante. Su sabor se extiende por toda su boca. La albóndiga tiene un color y
una textura diferente de la que conoce Souma, pero con la liberación de una
dulzura peculiar después de masticarla, también era apetitosa.

El beastman sonríe felizmente debido a que Souma devora la comida con


avidez.

[Eso es bueno]
Dicho eso, el beastman se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a comer
también la carne y las albóndigas.

Souma observó al beastman mientras comía su carne y albóndigas.

Todo su cuerpo está cubierto de un pelaje de color castaño brillante. Sólo la


parte interna del cuerpo, desde su boca, que es similar a la de un tigre o
leopardo, hasta su vientre, es blanca. Una prenda superior sin mangas, que
tenía un hermoso patrón en cuadrícula y estaba tejida con hiedra de colores
vivos, cubría su pecho y hombro. Lleva algo parecido a una falda de paja con
muchas bolsitas de cuero y tablas colgando de ella y fue tejida con hiedra de la
misma manera.

Debido a que el área alrededor de la sección del pecho de la ropa superior es


abultada, supongo que es probable que sea una mujer, pero no tengo ninguna
prueba solida de cualquier manera ya que no es como si tuviera ninguna
experiencia previa que me permita comparar el género de un hombre bestia.

Una vez que el beastman termina de comer, pone hojas secas en el agua
caliente de la olla de hierro que colgaba sobre la chimenea y, después de dejarla
hervir un rato, recoge el contenido de la olla con un cuenco.

[Bebe. Calentará tu cuerpo]

Una vez que bebe como le han dicho, un buen sabor similar al del té oolong se
extiende por su boca. Poco después, un agradable calor penetró desde el
interior de su cuerpo, como dijo el beastman.

Bebiendo el té, Souma ofreció el cuenco junto con el plato de hojas al beastman.
Y entonces, poniendo sus manos juntas, inclinó la cabeza.

[Gracias por el regalo (1)] (Souma)

[Esas palabras, ¿de qué se trata?]

[Umm… Significa que fue muy delicioso, sirve como agradecimiento por preparar
la comida y también muestra su gratitud hacia las cosas que se comieron]
(Souma)
[Ya veo. Incluso gratitud hacia la comida que se comió, ¿eh? Gracias por el
trato, supongo.]

El beastman imitó a Souma e inclinó su cabeza después de juntar sus manos.

[Umm… Lo siento si me equivoco. ¿Eras tú la persona que estaba en ese


agujero? ¿O no…?] (Souma)

[¿Qué? ¿No te diste cuenta de mí?]

[Lo siento. Como ese lugar estaba oscuro, no vi el color de la piel y… Además,
no entendía las palabras] (Souma)

[Bueno, no se puede evitar, ¿verdad? Yo tampoco comprendo la cara de un ser


humano. Como los humanos tienen la nariz débil, supongo que no captan los
olores. Lo que te hizo entender el lenguaje parece ser la “conexión”que la abuela
mencionó, pero tampoco entiendo esa parte]

Diciendo eso, el beastman miró a Souma, mirándole directamente, e inclinó


ligeramente su cabeza mientras ponía sus dos puños en el suelo.

[Soy “Noble Fang” Fagul Garguss Shyemul.] (Shyemul)

[¿”Fa-Fagul…”? ] (Souma)

[Fagul es el nombre del clan. Tiene el significado de < Clan Fang > como uno de
los 12 clanes Zoan. El siguiente Garguss es el nombre de mi padre. Y Shyemul
es mi propio nombre. <Noble Fang> es mi apodo.] (Shyemul)

[Entonces, ¿está bien llamarte Shyemul… san?] (Souma)

[Sí. Bueno, el “san” es innecesario.] (Shyemul)

[Soy Kizaki Souma.]

[Kisaki Soma (2)? ¿Kisaki es tu nombre dado?] (Shyemul)


[No, no, es diferente. Souma es mi nombre de pila con Kizaki como apellido.]
(Souma)

[Hoo. A diferencia de los humanos de aquí, ¿tu nombre de pila es el último? – Lo


tengo. Déjame dirigirme a ti con Soma] (Shyemul)

Shyemul recordó su nombre murmurando repetidamente “Soma” con su boca.

[Umm… es algo extraño preguntar, pero… esa… piel, ¿es real?] (Souma)

[¿Mmhh? ¿Qué, no conoces a los zoans?] (Shyemul)

[¿”Zoan”?](Souma)

[Sí. Los zoans somos una raza nacida de las bestias por el gran Dios de las
Bestias. ¿No había zoans en la dimensión de la que viniste?] (Shyemul)

[… Probablemente. Pero dentro de los mitos y folklore es diferente] (Souma)

[Parece que tengo que explicarlo desde el principio después de todo, ¿no?]
(Shyemul)

Shyemul cruza los brazos y reflexiona desde donde tiene que empezar a
explicar.

[Lo que quiero que entiendas primero es que eres alguien llamado 〈Niño
Abandonado〉] (Shyemul)

[¿El hijo ilegítimo de un noble? (3)] (Souma)

[Así es. El lugar en el que nos encontramos actualmente es un lugar llamado


Continente Seldeas . ¿Has oído hablar de él?]

Souma sacude la cabeza. Shyemul coge la rama que usaba para asar las
albóndigas y dibuja una elipse tosca sobre las cenizas de la chimenea.
[El tamaño y la forma del Continente Seldeas no se conocen bien. Nadie lo
investigó nunca. Aunque hay quienes quieren investigarlo, hay varios países en
el continente. Y, puesto que esos países odian que otros investiguen su país,
sigue siendo imposible hacerlo. Sin embargo, una vez que se juntan las historias
de los viajeros, al menos uno sabe que la circunferencia del continente está
rodeada por el mar](Shyemul)

Ella agrega varias líneas onduladas a los alrededores de la elipse.

[Siete razas adorando a los Siete viven en este continente. Dinosaurios,


Tritones, Enanos, Elfos, Zoans, Harpías y Humanos.](Shyemul)

[Dices Tritones, ¿son hombres? ¿Tienen la parte superior del cuerpo de un


humano y la parte inferior del cuerpo de un pez?] (Souma) NT: Mermando!!!!!

[Hoo, ¿entonces sabías sobre los Tritones?] (Shyemul)

[Si se trata del resto, los enanos son pequeños y barbudos, los elfos son una
hermosa raza con orejas puntiagudas.] (Souma)

[A los hombres enanos les crece la barba. Los elfos son… No sé si son
hermosos o no, pero de acuerdo a lo que dicen los humanos, todos parecen ser
hermosos] (Shyemul)

[Ninguno de ellos existe en realidad. Son sólo personas que aparecen en mitos]
(Souma)

[Ya veo. Pero, ¿no es un poco exagerado para que sea una coincidencia?. Es
posible que haya habido gente que cayó al otro lado desde aquí, al contrario que
tú] (Shyemul)

Shyemul señala el continente dibujado en la ceniza con la rama en la mano.

[La historia terminó desviándose un poco, pero este continente es nuestro


mundo. Puede que existan otros continentes al otro lado del mar, pero al menos
por ahora nuestro mundo es éste] (Shyemul)
Recoge una piedra que cayó junto a la chimenea y la deja caer sobre el
continente dibujado.

[Y significa que eres un 〈Niño Abandonado〉 que llegó a este lugar desde otra
parte.]

Debido a que ella mencionó la palabra “Abandonado”, Souma notó que “Niño” se
agregó a la palabra “Abandonado” dando origen al 〈Niño Abandonado〉 que
Shyemul usó previamente para identificarlo.

[Como era de esperar. Este lugar era un mundo diferente…] (Souma)

Su conciencia estaba nublada en ese momento, pero le quedan recuerdos de las


cosas que estaban sucediendo en ese momento, aunque débiles.

La sospechosa ceremonia religiosa en la cueva de piedra caliza, la lagartija de


tamaño de un caballo, la fortaleza iluminada por hogueras y el sótano.

Y sobre todo, el que conoció allí, el beastman que tiene delante, Shyemul.

Todo eso es imposible en el Japón moderno, el mundo en el que vivía Souma.

[Qué es esto, me estás creyendo más obedientemente de lo que pensaba.]


(Shyemul)

Ciertamente, Shyemul pensó que Souma probablemente no creería en ella de


inmediato, aunque ella le dijera que terminó cayendo en un mundo diferente. Tal
vez hasta estaba ansiosa por saber si él se confundiría o empezaría a
comportarse mal.

Sin embargo, aunque Souma estaba asombrado por los sorprendentes hechos,
aparentemente aceptó fácilmente las circunstancias.

Aunque Shyemul no tenía forma de saberlo, historias como la del protagonista


siendo convocado o dejado caer en un mundo diferente son algo común en el
anime y el manga. Por lo tanto, para Souma, que es un típico niño japonés que
se entrega a esa subcultura desde su infancia, él tenía el fundamento para
entender esta situación anormal.
Además, el no tener la libertad de reflexionar muy profundamente sobre ello, ya
que su conciencia estaba nublada desde el momento en que cayó en este
mundo hasta ahora, podría haber sido inesperadamente afortunado para su
comprensión. Como fue capaz de prepararse poco a poco para aceptar esta
situación anormal mientras su conciencia aún estaba nublada, Souma
aparentemente no sufrió una gran conmoción y no entró en pánico incluso
cuando Shyemul le contó las circunstancias una vez más de esta manera.

Comprendiendo la circunstancia en la que se encontraba, Souma primero hizo la


pregunta que más deseaba responder.

[¿Puedo volver a mi mundo anterior? Si conoce los medios para hacerlo, por
favor dímelo.] (Souma)

Shyemul asumió que esta pregunta surgiría, pero ella sólo puede torcer los
labios mientras se ve apenada.

[Lo siento. No lo sé. Incluso las cosas que te dije ahora son sólo conocimiento
de segunda mano] (Shyemul)

[Ya veo…] (Souma)

Debido a que Souma se siente deprimido, Shyemul continúa sus palabras


apresuradamente.

[La abuela está mejor informada que yo. Como te presentaré a la abuela más
tarde, no te sientas tan deprimido] (Shyemul)

[Gracias.] (Souma)

La cara de Souma reveló una sonrisa, aunque incómoda, frente a Shyemul,


enrojeciéndose hasta un punto divertido.

[Pero, ¿por qué estás haciendo tanto por mí?] (Souma)

Eso es algo complicado de preguntar, pero también era algo que tenía que
preguntar lo antes posible.
Considerando que este lugar es un mundo diferente, conocidos y un hogar en el
que pueda confiar no existen para Souma. Además, tampoco posee nada de
valor monetario. Y mucho menos el conocimiento para sobrevivir en este lugar,
ni siquiera conoce el sentido común de aquí.

Como tal, aunque había sido salvado por alguna razón por ahora, Souma no
podría sobrevivir en absoluto si el estado de ánimo de Shyemul cambia de
repente y hace que sea expulsado.

Si he sido salvado por Shyemul con algún tipo de intención detrás de él, tengo
que aferrarme a él rápidamente y será necesario hacer un esfuerzo para
asegurar su protección. Al menos hasta que logre regresar a mi mundo anterior
o llegar al punto en que pueda mantenerme. La protección de Shyemul es
esencial para el también.

[Antes de decirte eso, me gustaría que escucharas una cosa.] (Shyemul)

Shyemul miró profundamente a los ojos de Souma.

Era como si ella estuviese intentando no perderse ni el más mínimo movimiento


de sus ojos para ver completamente el fondo del corazón de Souma.

[¿Por qué intentaste ayudarme en ese entonces?] (Shyemul)

Preguntándose qué tipo de pregunta difícil iba a hacer, Souma se sintió


desilusionado. Por lo tanto, respondió con honestidad y sin ningún tipo de
entusiasmo.

[Porque es natural hacerlo.] (Souma)

[ ¿Dices que es natural?] (Shyemul)

[ Sí. En tiempos difíciles ahi que ayudarse mutuamente, eso es lo que me


enseñaron. Porque creía que era lo que tenia que hacer…] (Souma)

Shyemul estaba anonadada.


¿Qué tan pacífico era el mundo del que venía? Es común ayudarse unos a otros
en tiempos difíciles, dice. Es una historia de un paraíso. No puedo creer que
haya un mundo lleno de tontos.

Bueno, ahora que lo pienso, podría ser razonable. Incluso en la aldea de los
zoan no es nada inusual cuidar de alguien, que perdió la capacidad de cazar por
enfermedad o lesión, entre todos. Sin embargo, cuando se trata de extenderlo
incluso a otra raza, es un par de zapatos diferente.

¿No es así? Pensó Shyemul.

No había zoans en el mundo de Soma. Por lo tanto, no está manchado por la


idea común de los humanos de que los zoans son una raza inferior que debería
ser eliminada. Desde su punto de vista, un zoan, al que vio por primera vez, no
es más que un ser vivo similar a los humanos. Es por eso que probablemente
era algo natural salvarlos.

En este mundo el conflicto entre humanos y zoanos ha continuado desde mucho


antes de que naciera Shyemul. Como fuente de males que ya son imposibles de
resolver fácilmente, anidó profundamente en ambas razas. Ya ha llegado a un
punto en el que no se puede hacer nada al respecto con la ideología de grupos o
individuos disidentes.

Sin embargo, si hay un mundo de personas que se ayudan entre sí sin


discriminar a los humanos o a los zoans, como Soma, ¿no será algo
absolutamente maravilloso entonces?, me pregunto.

Como sé que eso es algo totalmente imposible en la realidad, eso sólo me hace
considerar a Soma frente a mí como una existencia muy preciosa.

Shyemul se endereza una vez más, aprieta ambos puños uno contra el otro y se
inclina muy profundamente.

[Soma, nunca olvidaré mi deuda de gratitud de ese momento. Noble Fang, Fagul
Garguss Shyemul jura por su orgullo y el nombre de su padre que devolvere esa
deuda sin falta. Quédate aquí todo el tiempo que quieras. Por favor, acepte mi
hospitalidad sin reservas.] (Shyemul)
[Espera un momento. ¡Levanta la cabeza, Shyemul! ¡No hice nada importante! ]
(Souma)

Shyemul estalló en carcajadas debido a que Souma entró en pánico.

Este 〈Niño Abandonado〉 no entiende en absoluto lo asombrosa que es la acción


que él está considerando como “nada importante” en este mundo.

Shyemul se rió un rato frente a Souma, que tenía la cara roja y brillante, pero
una vez que notó los pasos de alguien que se acercaba a la tienda de campaña,
calmo su risa.

[Soma, envuelve esto alrededor de tu frente.](Shyemul)

Como todavía era inconveniente para otros enterarse de que él era el hijo divino
de Aura, Shyemul le arrojó a Souma una cinta para la cabeza que estaba
adornada con bordados.

Al otro lado de la cortina de entrada de la tienda se oía el aclaramiento de la


garganta. A la hora de visitar la tienda de campaña de otra persona, la etiqueta
apropiada es informar a los que están adentro con una tos acerca de su visita
antes de llamarlos.

[¿Quién es? ¿Qué es lo que quieres?] (Shyemul)

[Shyemul, soy yo. Hay algo de lo que quiero hablar. ¿Está bien entrar?]

Una vez que Shyemul movió la cortina hacia un lado después de confirmar que
Souma se había puesto la cinta para la cabeza, se puede ver a un enorme zoan
de pelo negro de pie allí. El zoan con una vívida cicatriz causada por un corte de
espada que se extiende desde sus cejas a través de su puente nasal hasta su
mejilla derecha, observa a Souma con una mirada de reojo y se arruga su nariz
mientras se ve disgustado.

[¿Qué pasa, Ferocious Fang?]

[Es difícil tener una charla aquí. Lo siento, pero por favor, ven conmigo un
momento.]
Es muy probable que sea algo difícil de hablar delante de Soma. Una vez que
Shyemul reconoció su petición, ella le dijo que siguiera adelante primero ya que
ella lo seguirá en un rato.

[Soma, lo siento, pero voy a salir un momento. Por favor, no salgas por ninguna
razón mientras yo no esté aquí] (Shyemul)

[Entendido. Pero, ¿estarás bien?] (Souma)

Shyemul sabía lo que Souma quería decir. Se preocupa si Shyemul está en


problemas por su culpa.

[Está bien, Soma. Ese tipo es Ferocious Fang, Fagul Garguss Garam. No es un
mal tipo de ninguna manera.] (Shyemul)

Debido al nombre que le dijo Shyemul, Souma se preguntó con un “¿Huh?”.

Si no recuerdo mal, la primera parte es el nombre del clan, lo que significa que
pertenece al mismo clan zoan que Shyemul, supongo. Pero la siguiente parte es
el nombre del padre, estoy seguro de que Shyemul dijo eso.

En otras palabras, Shyemul y el zoan de antes son…

[Ah, ¿te diste cuenta? Es verdad. Garam es mi hermano mayor.] (Shyemul)

Trivia del autor sobre la novela:

Las tiendas de campaña de los zoan se fabrican colocando pieles y materiales


de pieles tratadas e impermeabilizadas sobre un armazón de madera. El interior
tiene pieles gruesas y pieles dispuestas y está equipado con una estufa, una
chimenea y tal. Es para permitir que todos puedan ganarse la vida allí.

Por lo general, toda una familia vive en una tienda de campaña.


Shyemul y Garam son el mayor y la hermana menor, pero como Shyemul es una
hija divina y Garam es el líder del clan, poseen sus propias tiendas.

Dado que la tienda de campaña de otra persona es un espacio completamente


privado, es cortesía hacer el saludo después de anunciar la visita con tos
primero en caso de visita. Si violas esto, podría convertirse en una pelea.

Como excepción; en el caso de que la cortina de entrada se haya movido a un


lado, se le permite hacer el saludo sin toser si usted está cerca de la otra
persona.

Anterior – Índice – Siguiente

Notas del Capítulo

1 ごちそうさまでした – Gochisousamadeshita – Comúnmente dicho después de


una comida en Japón. Lo dejó fuera para aumentar la localización y cambió la
siguiente línea en consecuencia

2 キサキ・ソーマ – Kisaki Soma – Así es como es referido en los libros históricos


y cada vez que los habitantes del Contienente Seldeas se dirigen a él. Sólo para
señalar que el autor hace una distinción aquí, contrariamente a su nombre real
que es 木崎蒼馬 – Kizaki Souma y se pronuncia ligeramente diferente

3「おとしご」 – otoshigo – normalmente significa bastardo de un noble (o en este


caso mejor dicho): hijo ilegítimo de un noble y eso es lo que Souma oye en primer
lugar, así es como esta「落とし子」, que significa “Niño Abandonado” aquí, se
habla en japonés. Se entiende porque es uno de esos típicos malentendidos que
pueden ocurrir cuando el kanji no es claro sólo por la pronunciación y carece del
contexto apropiado, lo que Souma hace en este caso.
Cambiaron “Los siete dioses” para ser solamente “Los Siete”

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 9


Disturbios

[Siento haberte hecho esperar, Ferocious Fang] (Shyemul)

El lugar donde se encontró con Garam es el interior de la montaña donde se


abría en una pequeña plaza. Era el patio de juegos de Shyemul y Garam,
quiénes jugaron aquí juntos en su infancia. Las marcas de sus comparaciones
de altura, talladas en un tronco de madera a los lados de la plaza, suscitaban
entrañables emociones nostálgicas.

[Shyemul, al menos cuando estemos aquí, no tienes que ser tan formal, creo.]
(Garam)

[Eso no servirá. El guerrero más fuerte de la aldea, Ferocious Fang, Fagul


Garguss Garam, también líder de clan en este momento. Por mucho que sea
una hija divina, lamentablemente no puedo descuidar las formalidades como una
descendiente del Clan Fang] (Shyemul)

Garam mostró una expresión triste debido a que Shyemul se mantuvo muy seria
mientras hablaba.

[No te burles así de mí, hermanita…] (Garam)

[Es una broma, hermano] (Shyemul)

Por fin, la expresión de Shyemul se transformó en una sonrisa.


[Así que, hermano, no hay manera de que te encuentres conmigo para
profundizar la relación amistosa entre un hermano mayor y su hermana menor
en este momento, ¿verdad? Dime, ¿qué diablos pasa?] (Shyemul)

[Sí… Pero, primero es sobre el niño humano que trajiste contigo.] (Garam)

[Lo trataré como mi invitado. En caso de que sea culpable de algo, yo asumiré la
culpa.](Shyemul)

Antes de que Garam le dijera algo, se le adelantó con sus palabras.

[Mmm… oh bien, umm, ya sabes, tampoco diré nada si te has resuelto tan a
fondo, pero…] (Garam)

[Pero, ¿qué?] (Shyemul)

[Sí, sobre eso…] (Garam)

¿Es algo tan difícil de decir?. No parece que Garam vaya a hablar mientras
sigue mordiéndose los labios.

[Hermano, ¿puedes ir al grano?] (Shyemul)

[¡S-Seguro!] (Garam)

Mientras lo dice, Garam aparta la mirada.

[La verdad es que entre nuestros hermanos ha empezado a circular un extraño


rumor, diciendo que la razón por la que te trajiste al niño humano es… umm…
porque te enamoraste de ese tipo.] (Garam)

[¿Huuuh?] (Shyemul)

Una voz de escalofrío escapó de los labios de Shyemul. Y luego, al instante


siguiente, se enfadó como un fuego ardiente.
[¿El que está difundiendo un rumor tan infundado es Pushka otra vez? ¿O es
Kragaqua?](Shyemul)

Garam extiende su mano para calmar a su hermana menor, que parece que va a
golpearlos mientras menciona los nombres de dos personas conocidas por su
amor por los chismes en la aldea.

[¡Cálmate! Ya les he dado un puñetazo después de todo…] (Garam)

[Por el amor de Dios. Hermano, no hay forma de que creas ese rumor,
¿verdad?] (Shyemul)

[No seas estúpida. No hay razón para que crea en ello, ¿verdad?] (Garam)

[En ese caso está bien, pero…](Shyemul)

[Pero, ya sabes, ¿no eres responsable de eso también?] (Garam)

Si se le ve cuidando a un niño humano, a quien debería odiar, mientras ella


misma está tambaleándose por el hambre y la fatiga, cualquiera terminariá
sospechando que algo sucedió.

[En el momento en que te rescaté de la fortaleza, tu obsesión por el niño


humano era anormal. Además, es porque tú, que no has tenido una sola relación
romántica hasta ahora, vives con un hombre, aunque sea humano, en tu propia
tienda…] (Garam)

[Ya te lo expliqué, ¿no? ¡Te dije que compartío su pobre comida conmigo
cuando estábamos en la cárcel! Hermano, ¿me estás diciendo que me convierta
en alguien que no devuelva “La bondad de un conejo recibido en el momento de
morir de hambre “?] (Shyemul)

[Pero, si es así, incluso tú, una chica en edad de casarse…] (Garam)

Shyemul enloqueció debido a que Garam intentaba discutir con ella aún más.

[¡Por favor, ya basta! ¡Cielos, terminemos la conversación con esto! Si no tienes


nada más que decir, ¡¡¡volveré ahora mismo!!!] (Shyemul)
Incluso Garam no tuvo otra opción que izar la bandera blanca debido a la mirada
amenazadora de su hermana menor.

Además, de lo que hablarán a partir de ahora es de lo que se trata después de


todo. Al ver la expresión seria de Garam, Shyemul se calmó y se preparó
mientras comprendía que no era un asunto trivial.

[El miembro del clan que envié como explorador a la fortaleza, donde habías
sido encarcelada, regresó. Parece que las tropas humanas entraron en la
fortaleza ] (Garam)

[¿”Tropas”?](Shyemul)

[Sí, sus números son alrededor de 800 en total. La mayoría de ellos parecen ser
soldados con armamento preparado. Parece que están acampando en los
alrededores de la fortaleza ya que no todos caben dentro](Garam)

[¡Hasta hay 800 de ellos!] (Shyemul)

Los únicos en el área que se oponen a los humanos en esa fortaleza son los
zoans. Soldados recién llegados significa, casi sin duda, que fueron enviados
para eliminarnos.

[Pensé que planeaban echarnos, pero parece que me tomé su seriedad a la


ligera.](Garam)

[¿Cuántos hermanos que pueden pelear tenemos actualmente?](Shyemul)

[El número de los que pueden pelear ni siquiera llega a 50.](Garam)

Esto también fue culpa de Garam.

En el momento en que la aldea fue quemada, también terminaron perdiendo los


alimentos que habían almacenado para pasar el invierno. Si el invierno se
intensifica a partir de ahora, será aún más difícil obtener alimentos. Al ritmo
actual, todo lo comestible en las cercanías de su refugio se consumirá en menos
de un mes. Lo que queda es que todo el clan simplemente espere a morir de
hambre o de frío.
A su juicio, Garam dividió a los aún jóvenes zoanos del clan en varios grupos y
los envió a buscar un lugar donde pasar el invierno.

Y los ancianos y los niños que se consideraban incapaces de soportar un viaje


tan largo, así como las familias que tienen estas personas, tienen que racionar y
sobrevivir con los alimentos que se pueden encontrar en el refugio actual y sus
alrededores. Aún así, para suplir la falta de raciones, la mínima cantidad de
guerreros que permanecían sólo para proteger el refugio también se veían
obligados a llevar alimentos. Los guerreros que se habían ido a buscar comida
racionaban lo que traían por orden secuencial tratando de aguantar hasta la
primavera.

Sin embargo, debido a que era un invierno de montaña tan duro incluso para los
zoans, nunca espere que los humanos enviaran tal fuerza militar. Malinterpreté
la tenacidad de los humanos al llevar a cabo el exterminio a los zoans, se
lamentó Garam. Sin embargo, ya es demasiado tarde.

Incluso si llamo a nuestros hermanos para que estén juntos en este momento,
probablemente será demasiado tarde. Para que no se superpongan en los
lugares donde están buscando comida, deben estar dispersos en un rango
bastante amplio.

[¿asumimos que son 800 tropas humanas contra no más que 50 hermanos…?]
(Shyemul)

Al decirlo le hizo darse cuenta de la situación desesperada otra vez. Shyemul


miró al cielo.

[Hermano, ¿es imposible que podamos escapar?] (Shyemul)

[Dime ¿a dónde?] (Garam)

[Cualquier lugar está bien. A los guerreros no nos importa la muerte. Sin
embargo, los niños y los ancianos…] (Shyemul)

[A menos que haya algo para comer, no podrán huir a ningún lado.] (Garam)
Para empezar, los que se quedaron atrás en la aldea son las personas que
fueron evaluados como incapaces de soportar un largo viaje.

Incluso si escaparon por causa de la guerra, ¿hasta dónde podrán correr los
pies de los ancianos y los niños? No es nada más que un suicidio intentar
escapar en una montaña invernal cuando ni siquiera hay suficiente comida.

[¿No podemos hacer que los otros clanes acepten al menos a los ancianos y a
los niños?] (Shyemul)

Incluso mientras decía esto, Shyemul sabía que era algo que sólo podían
desear. Todos los clanes son perseguidos por los humanos, y por lo tanto lo
mejor que pueden hacer es simplemente cuidarse a sí mismos. En
consecuencia, supongo que no tienen la libertad de aceptar a gente de otros
clanes.

[Intentaré hablar con el <Clan Claw> y el <Clan Mane>. Pero es imposible


esperar mucho de ellos.] (Garam)

El Clan <Fang> fue una vez aclamado como uno de los clanes más poderosos
de los doce clanes zoans que se alineaban junto al Clan Claw, pero cuando
pensó en la situación actual, Shyemul no se disculpó con sus ancestros. Lejos
de recuperar el suelo perdido de sus antepasados, el destino del clan ya se
encuentra en una situación precaria.

[Por lo tanto, hay algo que quiero pedirte.] (Garam)

[¿Qué es, hermano?] (Shyemul)

[Me gustaría que te convirtieras en el enviado del Clan Claw] (Garam)

[¡Hermano!] (Shyemul)

Shyemul estaba enfurecida. Podía leer la intención de su hermano mayor.


Pretende dejarla escapar como mensajera sólo de nombre. Shyemul es una hija
divina del gran Dios de las Bestias. No importa qué clan sea, la recibirán con los
brazos abiertos.
[¡Me niego! ¡Me quedaré atrás y lucharé con todos!] (Shyemul)

[No debes hacerlo. ¡Es una orden como líder del clan!] (Garam)

[¡Me niego! ¡Soy una hija divina! No importa lo que diga el líder del clan, es
imposible para él hacer que un hijo divino cumpla una orden en contra de su
voluntad.](Shyemul)

Garam tiene una expresión totalmente perpleja debido a que Shyemul firme y
obstinadamente no cumple con lo que le esta diciendo.

[Te lo ruego. Por favor, escucha, Shyemul. No te lo digo por afecto entre
hermano mayor y hermana menor. Eres una hija divina. Algún día, cuando
nuestros hermanos zoans se levanten en rebelión, el que sea capaz de
convertirse en el líder que unifique a todos los diferentes clanes serás sólo tú.]
(Garam)

[¿Alguien que huyó mientras abandonaba a su propio clan como líder? Por
favor, no me hagas reír. ¡Si se trata de servir de estandarte, mi muerte será
suficiente! La divina hija del gran Dios de las Bestias luchó junto con sólo 50
hermanos contra 800 soldados humanos sin huir y murió noblemente. Si oyen
eso, ¡probablemente animará a los otros clanes también!] (Shyemul)

Como era de esperar, incluso Garam renunció a persuadirla. Desde que era
pequeña, su hermana menor testarudamente no cedia una vez que decidia su
postura.

[En ese caso, no tengo nada más que añadir. Eres Noble Fang, quien es el más
orgulloso de todos] (Garam)

[Siento haber dicho cosas tan egoístas, hermano.] (Shyemul)

[Una vez que se convierta en una batalla, te malgastaré usándote


implacablemente, incluso si eres tú, Noble Fang] (Garam)

[Eso es lo que deseo, Ferocious Fang] (Shyemul)


Una vez que ambos intercambiaron una sonrisa audaz, Garam se dio la vuelta y
comenzó a alejarse.

[Los humanos sólo han entrado en la fortaleza. No harán nada hasta dentro de
unos días] (Garam)

Incluso si los humanos van a invadir las montañas, primero tienen que dejar
descansar a sus soldados, ya que estáran agotados.

[Sin embargo, tampoco tenemos mucho margen de maniobra. Esta noche


reuniré a nuestros hermanos y discutiremos nuestras acciones de ahora en
adelante. Tú también vienes] (Garam)

◆◇◆◇◆

[¡Tenemos que recuperar nuestra aldea robada de inmediato!]

El que gritó era un joven zoan vigoroso y entusiasta.

Están dentro de la tienda del líder del clan, que es la más grande de las tiendas
del refugio. Aunque podría llamarse una tienda de campaña, su tamaño es en
una clase diferente. No es sólo por el bien del líder del clan que vive allí.
También se utiliza como lugar de reunión del clan y, además, como lugar de
ritual; incluso podría llamarse una gran cúpula en lugar de una tienda de
campaña.

El interior de la cúpula está dividido en varias habitaciones por paños y dentro de


la habitación más grande, entre ellas, la gente importante del clan se reunía
mientras rodeaba un gran fuego abierto.

[¡Incluso ahora los restos de la gente de nuestro clan han sido abandonados!
¡No podemos dejarlos ahi ni por un día más! Junto a la recuperación de la aldea,
enterraremos a esas personas y atacaremos a los soldados de la fortaleza junto
con sus espíritus]

Sobre las palabras de ese zoan, muchos otros hermanos levantan sus voces en
acuerdo. Todos ellos son todavía los jóvenes Zoan. Eran jóvenes a quienes
originalmente no se les permitía aparecer en este lugar, pero debido a que
muchos guerreros adultos perdieron la vida, esto resultó en que ellos también se
presentaran en la asamblea.

[Gajeeta, está bien abogar por la recuperación de la aldea, pero ¿cómo planeas
hacerlo?]

Dijo un viejo zoan. Es un zoan que tiene el aire de un guerrero experto, con un
gran cuerpo que entrenó duramente y un gran arma que ha usado durante
mucho tiempo.

Debido a eso, el joven zoan llamado Gajeeta, que propuso la recuperación de la


aldea, empuja con fuerza su puño cerrado.

[¡Con esta sangre, carne y espada!] (Gajeeta)

Los jóvenes zoans expresan su admiración por el espíritu de Gajeeta, que


desempeña un papel protagonista entre ellos. Sin embargo, en contraste con
eso, los guerreros adultos experimentados dieron una respuesta fría.

[Si eso fuera posible, no lucharíamos tanto]

[Han rodeado los alrededores de la aldea con una valla firme y se han encerrado
como tortugas. Cada vez de las muchas veces que los hemos atacado, sólo nos
cubrieron con flechas como lluvia sin salir de su campamento]

Diciendo eso, el zoan presionó su mano sobre el vendaje manchado de sangre


que estaba enrollado alrededor de su hombro. Una vez que uno mira
correctamente, todos los guerreros adultos en el lugar están heridos en alguna
parte en mayor o menor medida.

Sin embargo, considerándolo como el parloteo de los cobardes, Gajeeta lleva


una expresión despreciativa.

[¡Los grandes y verdaderos guerreros de zoan no le temen a algo como las


flechas de los humanos! Estará bien siempre y cuando limpiemos esas frágiles
flechas de los humanos, que son similares al monstruo Genobanda que escarba
a través de la mierda en el infierno, ¡con nuestras espadas! ¡Sólo tenemos que
pisotear sus vallas! Y luego recompensar a los humanos por haber violado
nuestra tierra arrastrándolos fuera de sus casas de madera que utilizan como
refugio sin perder uno solo de ellos! Devolvámoslos al pantano de excremento
del infierno] (Gajeeta)

Se gana el aplauso de los hermanos jóvenes por eso.

Por el contrario, había algunos entre los guerreros adultos que incluso
rechinaban los dientes por el enojo.

[Ferocious Fang, Fagul Garguss Garam, nos gustaría escuchar su opinión.]

El viejo guerrero, que pensaba que los jóvenes ya no pueden ser contenidos a
menos que sea alguien que tenga el poder del líder del clan, le pasa el testigo a
Garam. La mirada de todos los zoans que se reunían en este lugar, se fijó en
Garam a la vez.

Garam, que hasta entonces escuchaba en silencio el debate de los miembros


del clan con los ojos cerrados y los brazos cruzados, abrió lentamente los ojos.

Como el guerrero más fuerte y valiente de la aldea, Garam, que tiene el apodo
de “Ferocious Fang” como siempre corta a través de la vanguardia en las
batallas con los humanos, representaba una actitud similar a la que Gajeeta
tiene hasta ahora. Debido a eso, los hermanos jóvenes, con Gajeeta a la
cabeza, esperaron sus palabras con sus ojos brillantes en anticipación.

[Por ahora, seguiremos esperando.] (Garam)

Sin embargo, lo que salió de la boca de Garam no fueron las palabras que
esperaban. Gajeeta se levantó de entre los jóvenes que gemían de decepción.

[Ferocious Fang ¿¡qué estamos esperando!?] (Gajeeta)

[Para el regreso de los mensajeros que enviamos al Clan Claw y al Clan Mane.]
(Garam)

Gajeeta se exasperó por eso.


[¡Garam! Bastardo, ¿¡has perdido el orgullo de los..!? ¡Buscar ayuda de otros
clanes es algo que sólo hacen los cobardes!] (Gajeeta)

Aunque hasta hace poco estaba en una posición cercana a los jóvenes, Garam
es ahora el líder del clan. Para él, llamarlo Garam sin usar un título honorífico
causó que los guerreros adultos se pusieran furiosos.

[¡Gajeeta! ¡Pequeño hijo de puta, planeas despreciar al líder del clan!]

[¡No te dejes llevar, novato!]

Los jóvenes seguidores de Gajeeta se enfrentaron a eso, y los zoans del lugar
fueron divididos por la mitad y se miraron fijamente. Con ellos amenazándose
unos a otros mostrando sus colmillos, se convirtió en una situación explosiva con
un aire peligroso.

En ese momento un rugido aterrador resonó de repente.

Debido a ese rugido que era como si un rayo hubiera caído frente a sus ojos,
todos los zoans del lugar se asustaron.

El que soltó un rugido hasta el punto de hacer temblar el armazón de la cúpula,


que se unía firmemente para resistir el fuerte viento del norte, por un momento
tembló con un estruendo con nada más que su reverberación no era otro que
Garam.

[¡Hermanos! ¿El enemigo de ustedes, bastardos, son los humanos? ¿¡O los
Zoans!? ¡Si hay algunos que tratan de desenvainar sus espadas contra otros
miembros del clan, este Ferocious Fang, Fagul Garguss Garam se convertirá en
su oponente!] (Garam)

Debido a los gritos de Garam con voz potente, los zoans, que se miraban los
unos a los otros, envainaron sus espadas y se sentaron. Pero, todo el mundo
sintió que una profunda grieta aparecía entre los adultos y los jóvenes.

Garam los reprende.


[Gajeeta, enviar mensajeros al Clan Claw y al Clan Mane no es para pedir
refuerzos. Es para que acepten a los ancianos y a los niños que no pueden
luchar]

[Sin embargo, Ferocious Fang, no importa la respuesta que recibamos de ellos,


no cambiará el hecho de que tenemos que volver a la aldea. ¿No es innecesario
esperar a los mensajeros, ya que tenemos que atacar a los humanos de todos
modos? No puedo considerarlo más que esperar a que lleguen refuerzos,
enviados por lástima por los otros clanes que se enteraron de nuestra situación,
incluso sin que nosotros lo pidiéramos explícitamente.] (Gajeeta)

Como era de esperar, Gajeeta no se dirigió a él sin un título honorífico esta vez.
Pero, sus palabras estaban llenas de descontento sin siquiera intención de
ocultarlo.

[Si puedes anunciar que seremos capaces de retomar el pueblo sin falta, este
Ferocious Fang levantará un grito de guerra en este momento sin ninguna
vacilación y ataque mientras lidero la vanguardia yo mismo. Pero, ¿qué haremos
en caso de que no podamos retomar la aldea? Si perdemos aún más guerreros
que los que ya perdimos, ni siquiera podremos proteger a los ancianos y a los
niños] (Garam)

[¡Ja! Pensar en perder antes de pelear no es apropiado para la reputación de


Ferocious Fang. ¿No es eso balbucear como un cobarde?] (Gajeeta)

También estaba la situación no hace mucho tiempo. Los guerreros adultos, que
apoyaban el lado de Garam, trataron de levantarse una vez más, pero Garam
los retuvo con su brazo.

[Sí, me convertí en un cobarde.] (Garam)

Debido a las palabras francas de Garam, no sólo Gajeeta, sino también los
guerreros adultos abrieron los ojos sorprendidos.

[Hasta hace poco tiempo estaba bien si podía apuñalar a los humanos con mi
espada sin pensar en nada. Era suficiente para mi simplemente mover mi katana
con fervor. Pero ahora soy el líder del clan. La vida de todos los miembros de mi
clan depende de cada una de mis decisiones. Si esto no da miedo, ¿Entonces,
qué?] (Garam)
con esas palabras de Garam, el lugar estaba envuelto en un silencio absoluto.

El viejo zoan, que lo consideraba un buen momento, golpeó una vez con las
manos.

[Todos, creo que está bien seguir la voluntad del líder del clan, pero ¿qué
piensan?]

Esta vez nadie presentó una protesta.

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 10


Odio

Pasaron cuatro días desde que Souma recobró la conciencia.

Después de despertar, Souma hizo que Shyemul y la vieja zoan, que Shyemul le
presentó como La Anciana, le enseñaran sobre el conocimiento básico y el
sentido común de este mundo.

Su día comienza con el desayuno junto con Shyemul. Después es dejado al


cuidado de la Anciana, quien le enseña sobre los mitos y la estructura del país.
Shyemul viene a recogerlo cuando el sol alcanza su cenit y regresan juntos a su
tienda. Una vez que almuerzan, ayuda a Shyemul hasta que el sol desciende.
Durante ese tiempo, Shyemul le enseña a Souma acerca de las triviales
costumbres y tabúes diarios en cada oportunidad mientras lo atiende
constantemente. Y luego, cuando oscurece, recita y canta las historias
transmitidas en el pueblo de los zoans.

Souma, que también desayunó con Shyemul esta mañana, fue enviado al lugar
de oración por ella y llegó a la casa de la Anciana para estudiar.
[Anciana, hoy también te lo dejo a ti. – Sin embargo, no necesitas enseñarle
cosas innecesarias como las que hiciste ayer] (Shyemul)

Shyemul se despide de Souma, diciendo que tiene cosas que hacer en la aldea.
Antes de irse, le dijo eso a su abuela.

[¿Oh? ¿Qué exactamente? ¿Me volví senil? No puedo recordarlo bien…]

[¡Tú, maldita bruja! Aunque recuerdes cosas que no tienes que recordar,
¡inmediatamente finges estar senil cuando te conviene!](Shyemul)

Souma no hizo más que sonreír irónicamente al lado de las dos. Ayer, Souma
fue enseñado por la Anciana sobre los 〈Hijo Divino〉

[¿Puedes entender que eres un 〈Hijo Divino〉?]

A la pregunta que le hizo la Anciana, Souma le dijo honestamente que no lo


entendía.

[Como ya te dije, Los Siete existen en este mundo. Los dioses no aparecen en
persona, pero siempre nos vigilan]

Lo que más sorprendió a Souma después de que le enseñaron sobre este


mundo fue el hecho de que los dioses realmente existen.

Una vez explico que los dioses no existen en su mundo, o que al menos nunca
escuchó que aparecieran directamente aunque se cree en ellos, la Anciana
terminó sorprendida de que lo contrario fuera cierto.

[Por supuesto, incluso en este mundo, los dioses no pueden interferir tanto con
nosotros]

La Anciana señaló con la punta de su varita a una línea de (insectos similares a)


hormigas que se arrastraban por el suelo.

[Soma, ¿eres capaz de distinguir un solo insecto entre este gran número de
ellos?]
Una vez que él le dice que naturalmente no puede hacer eso, la Anciana asiente
con un Así es, ¿verdad?

[Es lo mismo para los dioses también. No importa cuánto los venere una raza,
no hay manera de que presten atención a todos y cada uno de los miembros de
esa raza. Además, incluso si su propia raza cae en desgracia, no es fácil para
ellos ayudar]

La Anciana empujó una piedra frente a la línea de las hormigas con su vara para
obstruirlos, haciendo que la línea se desviara. Una vez que lo hace, los insectos
que gustan de los lugares húmedos aparecen desde debajo de la piedra y se
dispersan.

[Sería grandioso si salvaran a su propia raza, pero si terminaran causando


problemas a otras razas debido a eso, también podría convertirse en un conflicto
entre dioses hermanos. Los dioses no harán nada por la mayoría de la gente
aunque existan]

La Anciana clavó la punta de su bastón en la frente de Souma.

[Sin embargo, la pequeña excepción a eso es el 〈Hijo Divino〉]

Actualmente lleva la diadema que recibió de Shyemul. Sin embargo, Souma fue
informado de la existencia del extraño sello con su combinación de un 8 y ∞ a
pesar de que se preguntaba cuándo se lo habían aplicado en la frente.

[Los Hijos Divinos son personas que se consideran vigiladas y a las que los
dioses prestan especial atención. Como prueba de ello, un sello del dios
respectivo aparece en algún lugar de sus cuerpos y en muchos casos se les
concede un poder como gracia]

[¿Pero por qué habría tanto interés en mí…?](Souma)

No podía creer en absoluto que hubiera algo en él que pudiera interesar a otros.
Se considera a sí mismo como un niño japonés extremadamente común.
[Eso es algo que sólo los dioses saben. Sin embargo, dijiste tú que escuchaste
una voz en el momento en que caíste a este mundo. La diosa tiene un
extraordinario interés en ti, creo.]

[Aura, ¿verdad? El nombre de la diosa que me convirtió en un Hijo Divino]


(Souma)

[No pronuncies ese nombre con una voz tan alta]

La Anciana baja el volumen de su voz y confirma que no hay nadie cerca.

[Es lamentable, pero ni siquiera conozco los detalles de qué clase de diosa es
Aura. Sólo que Aura es un dios que gobierna sobre la muerte y la destrucción y
que probablemente te arrastró a este mundo también]

La diosa Aura que lo arrastró al mundo de aquí.

¿Qué clase de intención tenía para traerme a este mundo?

[Si quieres volver a tu mundo anterior, no tienes otra opción que confiar en Aura.
Podría llamarse suerte, pero mientras tengas el sello en la frente, sirve como
prueba de que Aura está interesada en ti. Algún día llegará el día en que puedas
conocer a Aura]

[¿Es posible encontrarse con la diosa?] (Souma)

[Por supuesto que lo es, -asintió profundamente la Anciana- Aunque toma la


forma de sueños o ilusiones en la mayoría de los casos, es posible hablar con
un dios. La mayoría de las veces te encuentras con ellos mientras te conceden
una gracia después de haber sido elegido como 〈Hijo Divino〉 pero…]

[Sin embargo, no poseo un poder como una gracia o algo así] (Souma)

Souma ya había oído hablar de varios tipos de gracias por parte de la Anciana,
pero parece que no está dotado de ninguna de ellas.

[Hrm, eso es algo inusual, pero tampoco se sabe si aún no se te ha concedido


una gracia o quizás sea una gracia que no sobresale en tu vida diaria]
[¿Existe algo así?] (Souma)

[Sí. Por ejemplo, si tienes la gracia de poder respirar bajo el agua, ese poder no
podrá manifestarse mientras no te zambullas en el agua. Si es una gracia en la
que no te enfermarás, como ha habido en el pasado, eso es algo que tampoco
puedes descubrir fácilmente]

En ese momento, aparentemente se le ocurrió una buena idea. La Anciana


sonrió ampliamente.

[¡Oh, sí! Shyemul es también la hija divina del Dios de las Bestias]

[¿Shyemul también es una?] (Souma)

Esa fue la primera vez que se enteró. Por lo que Souma recuerda, nunca vio un
sello en el cuerpo de Shyemul. Tampoco le dijo que era una Niña Divina.

[Sí. En el momento en que el Dios de las Bestias le preguntó a esa niña qué
clase de gracia le gustaría tener, esa niña le rogó que le pidiera que cuidara de
su orgullo sin pedirle ningún poder. Por esa razón se le dio una gracia que
produce calamidad a aquellos que quieran profanar el honor de esa niña y a
cambio esa niña se volvió incapaz de ir en contra de su propio orgullo]

[¿Dices que trae calamidad?] (Souma)

[Bueno, no es nada tan grande. Si uno trata de usar veneno en un duelo con
ella, terminará cometiendo un error y se lastimará. Es a ese nivel. Pero entonces
otra vez, dependiendo del grado de deshonra, la calamidad que le suceda a uno
crecerá en fuerza también. Pero a menos que alguien haga algo grave, debería
estar al nivel de experimentar dolor]

Había algo que Souma y la Anciana no sabían. El humano, que era el


comandante de la compañía en la fortaleza donde Shyemul fue encarcelada,
hizo una acción tan grave y sufrió una muerte agónica.

[Ya veo, así que Shyemul también era una Niña Divina] (Souma)
Para Souma actualmente, Shyemul es la única persona en la que puede confiar.
Si no fuera por ella, Souma habría muerto como un perro hace mucho tiempo.
Sheymul está hablando de devolver un favor, pero el propio Souma sintió una
deuda de gratitud que no podrá pagar sólo con palabras.

Porque ella es una Niña Divina como él, aunque de un dios diferente, él era de
alguna manera muy feliz.

[Ah, sí, claro. Sería mejor que Shyemul te enseñara su sello para futuras
referencias]

La Anciana se lo propuso de repente.

[¿El sello?] (Souma)

[Sí. Porque los zoans somos así de peludos, es difícil encontrar los sellos.
Incluso mostrarlo es bastante difícil]

Ya veo. Ciertamente, si tienes tanto vello corporal como los zoans,


probablemente sea difícil descubrir el sello en tu cuerpo.

[Supongo que Shyemul también está ocupada con varias cosas durante el día.
Pero una vez que sea hora de dormir, estará bien solicitarle a ella “Por favor,
permítame examinar cuidadosamente su sello para futuras
referencias” ¿Entendido? Tienes que preguntárselo]

Souma pensó que era extraño que la Anciana lo recalcara tan enérgicamente,
pero se convenció a sí mismo de que probablemente había alguna razón para
ello. Por eso, se lo pidió a Shyemul exactamente como la Anciana le dijo.

No quiero recordar demasiado los acontecimientos de ese momento.

Al principio Shyemul abrió los ojos ampliamente en sorpresa visible. Luego se


arrugó la nariz, abrió y cerró la boca y mostró varias expresiones graciosas.
Después de eso, ella se enfrentó directamente a Souma y le advirtió.

[Soma, sé que es una sugerencia de la abuela. Pero, mi sello es, ya sabes.


Umm, es decir, ¿cómo decirlo? Está sobre el pezón de mi pecho izquierdo. Para
mostrarlo por la noche, además a la hora de prepararse para la cama. Incluso
como una broma, por favor entiende mis sentimientos luego de que me lo hayas
dicho “Por favor déjame examinarlo cuidadosamente” Tú que eres un hombre.
Puede que no lo entiendas como humano, pero aunque las cosas parezcan así,
aún soy una chica en edad de casarse.] (Shyemul)

Y así sucesivamente.

Souma, que se dio cuenta de que había dicho algo escandaloso, no tuvo más
remedio que disculparse sinceramente hasta que Shyemul superó su mal humor.

Por supuesto que no pudo ver el sello real, pero Shyemul le dijo que el sello del
Dios de las Bestias representa “Tres marcas de garras”

[Bueno, entonces, vendré a buscarte al mediodía otra vez. Por favor, espera
aquí hasta entonces.] (Shyemul)

Al terminar la pelea con su abuela, Shyemul le informó eso a Souma y se dirigió


a la aldea.

Una vez que la vio partir, Souma notó que la Anciana lo miraba con una amplia
sonrisa. Como le daba escalofríos, preguntó “¿Qué pasa?” La Anciana era toda
sonrisas y dijo

[¿Cómo eran los pechos de esa niña? Son grandes, ¿no?]

Souma miró al cielo mientras estaba totalmente asombrado.

◆◇◆◇◆

Souma estaba preocupado sobre qué hacer.

En el momento en que Souma estaba recibiendo enseñanzas de la Anciana, un


Zoan que Souma no conoce vino a buscarla. Mientras miraba a Souma de reojo,
el Zoan le dijo a la Anciana: “El líder del clan te llama”. Después de disculparse
con Souma por terminar la charla a mitad de camino, la Anciana descendió a la
aldea junto con el zoan.
En esta ocasión, se le dijo repetidamente a Souma que no volviera solo hasta
que Shyemul viniera a recogerlo y así decidió matar el tiempo como último
recurso. Sin embargo, habiendo sido dicho por Shyemul y la Anciana que este
lugar es un lugar sagrado de oración, Souma tenía demasiado tiempo en sus
manos, ya que sería un error interferir arbitrariamente con las cosas que le
rodeaban o caminar casualmente.

Desamparado, sentado sobre una piedra en un lugar ligeramente alejado del


lugar de oración, esperó a Shyemul.

Cuando Souma estaba empezando a cansarse de esperar porque no podía ver


a Shyemul, se oyó un crujido en un matorral cercano.

Souma se levanta y se vuelve cauteloso preguntándose si algún animal


aparecerá. Incluso en Japón escuchó en las noticias que la gente era atacada
por osos que no dormían durante el invierno todos los años. Mucho menos decir
que este es un mundo diferente. No hay garantía de que no haya animales
desconocidos para Souma que sean más peligrosos que los osos.

[¿N-Niños?] (Souma)

Sin embargo, lo que apareció dentro del matorral fueron dos niños zoan.

Un niño grande con una altura que no está más allá de la cintura de Souma llevó
a una niña de la mano. Llevaban ropa sencilla a juego que consistía en una tela
grande con un agujero en el centro para la cabeza.

Probablemente son un hermano mayor y una hermana menor.

[Hermano, ¿eres humano?]

Esta es probablemente la primera vez que ven a un humano.

El niño preguntó esto mientras lo miraba con ojos grandes y redondos.

[Ah, sí, soy humano, creo.] (Souma)


No estoy muy bien informado acerca de los humanos por aquí, pero
probablemente es seguro decir que soy similar a ellos.

Una vez que Souma responde así, la chica se esconde detrás de la espalda del
chico.

[Mamá dijo que los humanos dan miedo. Que nos persiguen]

El chico se posiciona para proteger a la chica. Ambos retroceden. La apariencia


del niño protegiendo frenéticamente a su hermana menor es agradable, pero a
este paso resultará en un terrible malentendido.

[¡No voy a hacer algo así! No te molestaré] (Souma)

Una vez que Souma lo niega y agita su mano en pánico, ambos miran su camino
con los ojos hacia arriba como si preguntaran “¿En serio?” Souma creó una
sonrisa intentando que ambos se sintiesen seguros. En ese momento también
ha olvidado que Shyemul le advirtió que “Mostrarle los dientes a un zoan será
considerado una amenaza”.

Los niños aparentemente entendieron que era una sonrisa torpe de Souma. Una
vez que comprendieron que Souma no era hostil hacia ellos, se le acercaron con
miradas de inmensa curiosidad.

[Oye, oye, hermano, ¿eres un buen humano?]

[Ye~ah. Me pregunto si soy un buen humano. No creo que sea un mal humano]
(Souma)

[Vamos, ¿cuál es? ¿Cuál de los dos?]

Debido al aspecto de los niños, recuerda al pequeño que vivía en la casa vecina.
Aunque era un niño que empezaría la escuela primaria el año que viene, a
menudo se aferraba a Souma porque no hay niños de su edad en el vecindario.

Los niños, aunque sean humanos o zoan, no cambian aunque el mundo sea
diferente.
[Oye, ya que este hermano no es un mal humano, ¿está bien para mí no usar
esto?]

El corazón de Souma, que observaba a los hermanos con un gentil estado de


ánimo, sintió un repentino escalofrío.

La niña sacó una daga con un pomo en forma de lazo, que estaba escondida en
su ropa y colgada del cuello con una cuerda. Una vez que él mira correctamente,
una cuerda cuelga alrededor del cuello del muchacho también.

[Sí, parece que este hermano no es un mal humano.]

[Entonces está bien, ¿no?]

[Si]

Los hermanos hablaban entre ellos mientras sonreían dulcemente, pero Souma
estaba nervioso debido a su habla y conducta anormal. Para no agitarlos
innecesariamente, les hace una pregunta

[Usar, dices. ¿Qué harías con él?] (Souma)

Por lo que él podría decir mientras escuchaba las explicaciones de Shyemul y la


Anciana, este mundo parece estar entre la Edad Media y los tiempos antiguos.
En esos días había muchos lugares donde el control por normas no era
completo y por lo tanto esos lugares estaban dominados por la simple violencia.

Probablemente incluso a estos niños se les obliga a llevar las dagas para resistir
cuando están expuestos a tal violencia.

Una vez más Souma sintió la diferencia en comparación con el Japón moderno,
pero la realidad de este mundo fue algo mucho más trágico.

[Degollarme con esto antes de que te pille un humano malo]

[Hazlo porque sufrirás un destino muy cruel si te atrapan]


Durante un tiempo Souma fue incapaz de formar palabras.

¿Los padres de estos niños les han dado instrucciones para que se suiciden?

Y, estos niños lo están considerando como algo obvio.

Souma no podía creerlo.

[¿¡Jeeta~!? ¿Shyepoma~?]

[Ah, son papá y mamá.]

[¡Papá, mamá! ¡Por aquí~!]

Parece que los padres de los niños vinieron a buscar a los dos. Los niños, que
descubrieron que sus padres subían por el mismo camino, agitan las manos
alegremente.

[¿¡Jeeta!? Shyepoma!?]

Aunque las palabras son las mismas, el sonido de sus voces tiene una urgencia
diferente a la de antes.

Souma miró las caras de los niños e inclinó la cabeza, confundido.

De repente, un intenso impacto y dolor golpeó la mejilla izquierda de Souma. Su


cuerpo se vuelca de lado en el suelo debido a ese dolor e impacto. Souma, que
parpadeó sorprendido, se dio cuenta de que había sido derribado por un zoan
macho que había venido corriendo.

[¡Esta asquerosa escoria humana! ¿¡Qué le estás haciendo a nuestros hijos!?]

Los ojos del Zoan, que mira hacia abajo a Souma, ardían de odio y rabia.

Las lágrimas se acumularon en los ojos de los niños, sorprendidos por la actitud
amenazadora de su padre, y estallaron en lágrimas con fuertes voces como si se
hubiera encendido un fuego.
[¡Jeeta, Shyepoma! ¿¡Están bien!?]

Una mujer, que parece ser su madre, abraza a sus hijos y los aleja de Souma.

[Ustedes malditos humanos no sólo nos están robando nuestra tierra y nuestras
casas, ¿sino que incluso nos van a robar a nuestros hijos!? ¡Monstruos que
escarban entre los excrementos en el fondo del infierno! ¡Te mataré!]

El macho Zoan desenvainó el hacha en su cintura.

El cuerpo de Souma tembló debido a ser golpeado por la ira genuina, el odio y la
intención de matar por primera vez en su vida.

¡¿Me van a matar?!

¿Qué ha pasado? Aunque no he hecho nada malo, ¿por qué? ¿¡Por qué!? ¿¡Por
qué!?

Su cerebro hervía dentro del cráneo debido al miedo y la confusión. Incapaz de


siquiera levantar la voz para pedir ayuda, no puede hacer otra cosa que seguir
los movimientos del hacha de guerra que el zoan levantó con sus ojos.

La hoja del hacha de guerra, en gran parte labrada, brilla resplandeciente.

¿¡Voy a morir!?

El hacha de guerra cayó hacia la parte superior de la cabeza de Souma.

[¡Alto!]

El que lo detuvo por un pelo fue Shyemul, que finalmente apareció.

Mientras detenía al zoan, que todavía sostenía en alto el hacha de guerra, con
una mirada intensa, se acercó a los hermanos llorando a un paso lento.
[No llores, Jeeta. Tú eres el hermano mayor, por lo tanto tienes que proteger de
forma confiable a tu hermana menor. Tú también, Shyepoma, está mal causar
problemas a tu madre llorando demasiado] (Shyemul)

Una vez que Shyemul gentilmente se lo recordó así, los hermanos todavía
sollozaban con fuerza, pero se habían detenido a llorar. Shyemul acarició las
cabezas de los dos mientras decía: “Es admirable”.

[Jeeta, Shyepoma, ¿te hizo algo ese humano?] (Shyemul)

Cuando Shyemul, que se arrodilló para que coincidieran con los ojos de los dos,
les preguntó suavemente, ambos movieron la cabeza con fuerza hacia la
izquierda y hacia la derecha.

[Sólo conversábamos con el hermano.]

[Sí, sólo hablamos]

Después de murmurar en voz baja ” Ya veo ” y revolotear una vez más el cabello
de ambas cabezas, se volvió hacia el macho zoan que había desenvainado su
hacha.

[Así es como es. Ese humano no ha hecho nada.] (Shyemul)

[¡Pero, estimada Hija Divina! ¡Este tipo es un humano!]

El zoan macho respondió así, pero no sólo el hombre, sino también la madre,
que abrazaba a sus hijos, alzó una voz de sorpresa debido a que Shyemul
colocó su mano derecha abierta sobre su pecho izquierdo.

[Ese humano es mi benefactor. Me gustaría que por favor lo pasaras por alto]
(Shyemul)

Para los zoans la acción de poner la mano en el lado izquierdo del pecho es un
gesto con el significado de <Me entrego de corazón en esto> No es algo formal
como el pedido de <Te debo la vida> en el Japón moderno. Si realmente se les
exige que entreguen su corazón, tienen que sacarlo en el acto. Si no pueden
hacer eso, es inevitable que sean calumniados como cobardes durante toda su
vida. Por lo tanto, es un gesto que no se utiliza a menos que sea en momentos
muy importantes.

No había forma de que no se retiraran si la hija divina llegaba hasta aquí.


Mientras miraba a Souma hasta el final, el hombre cogió a su mujer y a sus hijos
y descendió a la aldea.

Al despedirse de sus figuras en retirada, Shyemul deja escapar un pequeño


suspiro y echa una mano a Souma, que aún está en el suelo.

[Eso fue un desastre, Soma. Pero, por favor, no pienses mal de ellos.]

Souma se levantó después de tomar la mano de Shyemul, pero con la


reaparición de su miedo ahora mismo, sostiene su propio cuerpo que está
temblando repetidamente.

Mientras cerraba bien los ojos y esperaba a que pasase el miedo, Souma intentó
recordar.

Incluso Souma se dio cuenta de que los zoans de la aldea lo miraban con otros
ojos. Sin embargo, él creía egoístamente que es al nivel de ellos que tienen
prejuicios contra una raza diferente.

Pero, la ira y el odio previos del zoan eran demasiado para ser causados por
algo tan simple.

[Oye, Shyemul. ¿Qué hay entre los humanos y los zoans? ¿Por qué hay tanto
odio?] (Souma)

La expresión de Shyemul se torció debido a la pregunta de Souma. Souma aún


tenía dificultades para leer las expresiones de los zoans, pero aún así entendió
que ella tenía una expresión triste.

[Originalmente tenía la intención de decírtelo después de que aprendieras un


poco más sobre este mundo, pero supongo que esta es una buena oportunidad.
– Sígueme, Soma] (Shyemul)

Shyemul empezó a caminar hacia el interior de la montaña y no hacia el pueblo.


[Te enseñaré sobre los humanos y los zoans de este mundo.] (Shyemul)

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 11


Persecución

El lugar al que Shyemul lo llevó estaba en la cima de una roca que sobresalía y
que estaba localizada a mitad de la montaña.

Después de estar parado junto a Shyemul en la cima de la roca, tenía una vista
ininterrumpida del paisaje circundante.

Un bosque de árboles frondosos ondula contra la cordillera de las montañas.


Una vez que uno se asoma hacia el extremo sur, las llanuras se extienden
desde los pies de las montañas hacia una distancia mucho mayor.

Shyemul señaló hacia esas llanuras.

[Mira, Soma. Allí está el lugar que los humanos llaman las Llanuras Solbiant. Y
también es la tierra donde vivían nuestros antepasados] (Shyemul)

Ahora que se lo habían dicho, había algo que Souma de repente entendió. Las
historias de los zoans que Shyemul le contaba todas las noches estaban casi
siempre ambientadas en las llanuras.

[Sin embargo, hace unas décadas llegaron soldados de un país humano cercano
y empezaron a expulsarnos de las llanuras. Por supuesto que nuestros
ancestros se resistieron. Pero, con su poder siendo insuficiente, fueron
gradualmente forzados a entrar en las montañas y al final llegaron al punto en
que vivimos recluidos en esta montaña] (Shyemul)

[¿Por qué los humanos expulsaron a los zoans de las llanuras?] (Souma)
[Obviamente, fue por el interés de obtener la tierra] (Shyemul)

Shyemul hablaba junto al humano Souma mientras subyugaba sus propias


emociones, pero su voz estaba llena de un dolor insuperable.

[Los humanos quitan la hierba de la llanura quemándola, siembran semillas allí y


cultivan tubérculos y otros productos. Pero, si se utiliza el mismo lugar durante
muchos años, el crecimiento del producto aparentemente se deteriorará. Una
vez que eso sucede, los humanos se mueven al siguiente lugar y repiten el
mismo procedimiento. Por eso necesitan una vasta extensión de tierra pase lo
que pase. Por consiguiente, apuntaron a las llanuras donde vivíamos los zoans]
(Shyemul)

De lo que habla Shyemul es de la vieja y sucia agricultura migratoria.

Hablando de trabajo agrícola, lo que un japonés moderno recuerda lo que es


labrar el campo, añadirle fertilizante y elevar los cultivos.

Por el contrario, la agricultura migratoria consiste en limpiar el suelo de plantas


que crecen salvajemente quemándolas y cambiando la parcela por tierras
cultivadas a corto plazo. La agricultura migratoria no es un método de cultivo que
consiste simplemente en quemar la vegetación y utilizar las cenizas como
fertilizante, como muchos creen. Además de crear un suelo apto para el
producto cultivado neutralizando la base que es pesada en ácido, mejora el
suelo quemando la tierra y también tiene el efecto de exterminar gérmenes,
parásitos y otras plagas. Es un método de cultivo extremadamente eficiente y
que ahorra mucho trabajo.

Sin embargo, desde el punto de vista de los zoanos, el acto de incendiar las
llanuras, su antiguo hábitat, era algo absolutamente imperdonable.

[Estamos enfadados con los humanos porque nos echaron de nuestra tierra.]
(Shyemul)

[Puedo entender que la tierra para conseguir comida es necesaria para los
humanos. Pero, es natural que los zoans guarden rencor contra los humanos por
haber sido forzados a salir de su propia tierra por eso.] (Souma)

Eso es lo que Souma pensaba, pero Shyemul sacude la cabeza.


[No es sólo eso, Souma.] (Shyemul)

A donde llevó a Souma fue a la cima de un acantilado.

[Ten cuidado. Trata de mirar abajo.] (Shyemul)

Shyemul le acercó la boca al oído y le habló con voz suave. Souma se tragó su
saliva mientras sentía su inusual tensión y lentamente miró hacia abajo.

El lugar donde miró hacia abajo era una meseta con una forma similar a la de un
estómago.

En el pasado, probablemente más arroyos fluviales serpenteaban por la meseta


que en la actualidad. El agua de los arroyos serpenteantes se redujo
considerablemente en la superficie de la montaña a lo largo de muchos años,
pero lo que queda de la superficie desgastada de la montaña, incluso después
de que el agua se transformara en un arroyo de río más grande y se retirara, era
precisamente esa meseta en forma de estómago.

Si uno asume que la meseta es un estómago, el sendero de montaña que va


desde el pie de la montaña hasta la meseta será probablemente equivalente a
las entrañas. Souma no tiene ningún recuerdo de ello, pero es el camino que fue
llevado por el grupo de Shyemul hasta la mitad del camino. Más lejos, el lado
izquierdo del camino se aproxima a la montaña, mientras que el lado derecho
conduce hacia corrientes rápidas interrumpidas por pequeños bosques.

Por el contrario, lo que está cerca de la garganta situada por encima del
estómago es una estrecha carretera de montaña que cruza a través de
corrientes rápidas y acantilados escarpados. Llegando al final del camino, uno
se enfrenta a la superficie desnuda de la montaña, que había sido deforestada a
gran escala, y aparece una pendiente. Vallas de madera fueron erigidas
repetidamente en esa ladera.

Observando la meseta nerviosamente, Souma en voz baja le hizo una pregunta


a Shyemul.

[¿Una aldea humana?] (Souma)


Es comprensible que Souma lo vea así.

Los que habitan la meseta son humanos y no zoans. No tengo idea de sus
números exactos ya que están dentro de los edificios y no son visibles desde
este lugar, pero supongo que hay cerca de cien personas viviendo allí? Varios
de ellos están jugando con cartas con dibujos mientras están sentados en una
plaza, charlando mientras rodean hogueras y se divierten bebiendo algo como
sake durante el día.

Sin embargo, una vez que se ve bien, son soldados con espadas colgando de la
cintura. Todos llevan armaduras con escamas metálicas y paños gruesos.

Shyemul, de pie junto a él, agitó ligeramente la cabeza y señaló al final del patio.

Allí, las tiendas zoan con las que Souma se ha familiarizado recientemente se
amontonaron como escombros.

Shyemul señala a Souma, quien volvió la cabeza hacia ella sorprendido, con un
gesto de regresar. Una vez que volvieron a un lugar seguro, Shyemul dijo

[Allí está el lugar donde nuestro pueblo estuvo hasta hace poco.](Shyemul)

El lugar donde los zoan, que vivían en las vastas llanuras, se refugiaron fue esa
estrecha meseta. Es un medio de vida impensablemente limitado después de
pasar sus vidas en las amplias llanuras. Después de haber construido tiendas de
campaña una tras otra, era común que surgieran problemas entre las familias
que vivían en tiendas contiguas.

Sin embargo, Shyemul era una niña sin ego propio cuando los zoans fueron
llevados a ese lugar. El lugar al que se refería como “demasiado estrecho”,
como si fuera su frase favorita, por los zoans adultos que fueron expulsados de
las llanuras. El lugar que le sirvió de hogar, donde nació y creció.

[De repente, los soldados humanos nos atacaron, quemaron las tiendas de
campaña de todos y construyeron su propio campamento. Y ahora, están
actuando como si fueran los dueños del lugar] (Shyemul)

Shyemul respiró hondo y dijo


[Están intentando exterminarnos, ¿sabes?] (Shyemul)

Por un instante Souma fue incapaz de comprender sus palabras.

Souma, que vivía en un Japón pacífico, no podía entender la idea de exterminar


a una raza que utiliza el mismo idioma, aunque su apariencia y sus figuras sean
diferentes.

[No querrás decir erradicar. ¿¡Por qué hacer algo tan cruel!?] (Souma)

[Para los humanos, las otras seis razas, incluyendo los zoanos, son razas
inferiores que deberían ser eliminadas.] (Shyemul)

[¡¿Deberían ser eliminados, qué es eso?! Llamándolos razas inferiores, ¡¿qué


demonios?!] (Souma)

Debido a que Souma se enfureció por completo como si se preocupara,


Shyemul cerró los ojos como si hubiera visto algo deslumbrante.

Sí, para Soma no hay diferencia entre humanos y zoanos después de todo.

Fue justo como ella esperaba. No, porque la reacción de Souma fue la que ella
deseaba y esperaba, ella duda en continuar la charla. Sin embargo, como ella
entiende que no es algo que se pueda ocultar, planeó simplemente decirle la
verdad mientras dejaba de lado sus emociones tanto como fuera posible.

[Es el resultado de la Santa Fe promovida por un humano llamado Innocent en


un pasado lejano.] (Shyemul)

Cuando Shyemul se convirtió en una hija divina, su padre Garguss y su abuela


le enseñaron acerca de la Santa Fe y los humanos en preparación para el
tiempo en que ella dirigiera todos los clanes zoan un día.

[El tipo llamado Innocent aparentemente despreciaba a todas las razas excepto
a los humanos. Dijo que los humanos eran la raza elegida, ya que el Dios de los
Humanos es el legítimo sucesor del Dios Creador. Y llamó a las otras razas
fracasos sucios.] (Shyemul)
Aunque hubo cierta fricción entre las razas cuando Innocent estaba vivo, fue una
época en la que se respetaban como otras razas que adoraban a Los Siete. Más
bien, la opinión de Innocent fue tratada como herejía y su gente incluso fue
perseguida.

[Sin embargo, Innocent fue persistente. Hasta podrías llamarlo obsesión,


supongo] (Shyemul)

Después de que Innocent se dio cuenta de que su propio punto de vista no sería
aceptado por la gente, subió a una montaña que se decía que albergaba a los
dioses. Después de hacer allí penitencia durante dos meses, finalmente se
encontró con el Dios de los Humanos y consiguió conversar con él durante tres
días…

El Dios de los Humanos, que escuchó la opinión de Innocent en ese momento,


se convirtió en un hijo divino. Esto no tenía precedentes en la historia del
continente y significó el nacimiento del mesías humano, Innocent, que se había
convertido en un hijo divino después de presentarse ante un dios.

Sin embargo, aunque puede ser cierto que se convirtió en un hijo divino, eso no
significaba que todos los humanos de repente apoyarían su punto de vista. Por
el contrario, Innocent, quien repetidamente abogó por opiniones y hechos
extremos, fue finalmente arrestado por el virrey de una ciudad y sentenciado a la
crucifixión por el crimen de disturbios. Debido a que alguien que era un hijo
divino fue ejecutado por alguien de la misma raza, probablemente fue un hecho
imperdonable.

[Y entonces el loco murió y todos vivieron felices para siempre… Así no es como
terminó] (Shyemul)

La predicación de Innocent nunca se detuvo ya que fue transmitida


secretamente por sus alumnos. Pero en la percepción de todos los demás, las
enseñanzas de Innocent fueron consistentemente registradas como algo
heréticas.

[Lo que cambió mucho esa percepción es algo que ocurrió hace unos 200 años.
Había un pequeño país en la región central del continente] (Shyemul)
Ese pequeño país tenía un rey que tenía ambiciones ardientes, pero con su
entorno sólo compuesto por países que poseían más soldados y territorios más
grandes que su propio país, no había espacio para expandir su propio dominio.
Sin embargo, los medios de supervivencia del pequeño país fueron descubiertos
por el rey que se negó a rendirse – dentro de las cadenas montañosas y los
vastos bosques cercanos. Ya era consciente de los abundantes recursos
minerales y madereros que allí dormían. Una vez que pudiera ponerlas en
práctica, podría aumentar el número de soldados de su propio país e incluso
cubrir sus gastos de guerra.

Pero, la razón por la que no hizo ningún movimiento en esos recursos mientras
conocía su existencia fue porque los elfos y los enanos se habían establecido
allí. En ese momento no había manera de que él obtuviera el consentimiento de
su pueblo para iniciar una guerra sin una razón, incluso si era en contra de otra
raza.

[Fue la Santa Fe lo que marcó a ese país] (Shyemul)

En esos días la Santa Fe era perseguida como herejía y el pequeño país


buscaba una razón para ir a la guerra contra los enanos y los elfos. Ambos
intereses coincidían.

[Los enanos y los elfos son razas repulsivas, inferiores y la voluntad de Dios es
erradicarlos completamente. Anunciando eso, creo que ese país los invadió]
(Shyemul)

Aunque hubo algunas disputas entre los humanos, que vivían en una meseta, y
los elfos que vivían en el bosque, así como los enanos que vivían en las
montañas, se llevaron bien dividiendo sus hábitats en consecuencia. Se dice que
debido a la invasión de las tropas humanas después de romper ese acuerdo
tácito, los enanos y los elfos fueron destruidos antes de que pudieran siquiera
prepararse para la batalla.

Después de eso, el pequeño país ganó el control total sobre los elfos y los
enanos. No sólo obtuvieron vastos fondos de la explotación de los recursos de la
tierra, sino que también obtuvieron riqueza mediante la venta de elfos y enanos
como esclavos. Una vez que el rey reforzó a los soldados de su propio país,
comenzó guerras con los países circundantes.
Al derrocar a los países circundantes uno por uno junto con los dominios de
otras razas, rápidamente expandió su propio dominio. El país, antes pequeño,
finalmente se llamó a sí mismo imperio, y llegó a un punto en el que dominó la
zona central del continente.

El crecimiento de la Santa Fe fue al mismo tiempo equivalente al crecimiento


explosivo del imperio…

Además, para emular el imperio, los países pequeños que querían engatusar al
imperio, y los países humanos, que aspiraban a la tierra de otras razas de
manera similar, comenzaron a adoptar la Santa Fe en sucesión.

Y hoy en día la Santa Fe se ha convertido en la religión con más creyentes de


todo el continente.

[Incluso ahora las otras razas continúan siendo desplazadas por los humanos en
este continente. Tierra, propiedad, vida, honor, sus parientes, amantes e hijos,
casi todo. Los que están siendo asesinados siguen en el lado bueno. Si son
capturados vivos, se les pone un collar como si fueran ganado, y luego se los
marca y se los deja en la condición de esclavos que son puestos a trabajar hasta
que mueren por el látigo. En el caso de las mujeres, es aún más trágico. Las
mujeres de razas consideradas bellas por los humanos, como los elfos y las
sirenas, se convierten en juguetes para los hombres humanos y se ven
obligadas a realizar actos demasiado repugnantes para describirlos. He oído que
hay muchas personas que terminan con el espíritu roto o que se quitan la vida,
incapaces de soportar ser violadas por otra raza. Sin embargo, en el caso de
nosotras, las hembras zoan, que somos muy diferentes en apariencia externa a
los humanos, esto no sucede muy a menudo](Shyemul)

Shyemul arruga su nariz como si se estuviera burlando de sí misma.

[Pero por otra parte, como también hay casos en los que se nos utiliza como
sustituto de las presas de caza, me pregunto si eso es bueno o malo…]
(Shyemul)

[¿Reemplazo para presas de caza, dices…?] (Souma)

[Significa exactamente lo que dije. Parece ser una tendencia en el imperio liberar
a los esclavos zoans que sobrevivieron en los campos durante las cacerías de
los nobles humanos, y luego matarlos usando caballos y arcos. Y me han dicho
que las salas de audiencias de algunos países han sido decoradas con
elegantes pieles de zoan.] (Shyemul)

Sus palabras, recitadas con indiferencia mientras ocultaba sus emociones,


tocaron el corazón de Souma debido a que estaban teñidas con una verdad
excesiva.

Se han vuelto locos.

Souma ya no podía pensar en otra cosa.

Sin embargo, según la historia de la Tierra, tales masacres no son algo raro. La
primera y todas las sucesivas cruzadas para capturar Jerusalén, la matanza del
pueblo prusiano por parte de los Caballeros Teutónicos, la limpieza étnica de los
nazis, las guerras indias en América, etc.; después de investigar un poco, los
humanos están llevando a cabo actos de brutalidad que hacen que uno sienta
náuseas.

Por supuesto, Souma también sabía de esas cosas. Sin embargo, ser
consciente de ello como conocimiento y ser contado directamente de la boca de
Shyemul como una parte directamente relacionada con ello son dos cosas
totalmente diferentes. Cada palabra de Shyemul golpeó fuertemente el corazón
de Souma, como si fueran puños de plomo.

[Lejos de recuperar la tierra de nuestros antepasados, incluso la aldea donde


vivíamos ha sido robada y tampoco podemos recuperarla. Este es el estado
actual de los zoans que una vez fueron llamados los gobernantes supremos de
la llanura.] (Shyemul)

Siendo también humano (aunque no se sabe si es biológicamente igual a los


humanos de este mundo), Souma no pudo encontrar palabras para responder a
Shyemul.

En el silencio dominante que hacía que uno sintiera dolor en los oídos, los oídos
de Shyemul se movieron repentinamente con un tic.

[¿Qué pasa, Shyemul?] (Souma)


[Por favor, mantente en silencio un rato.] (Shyemul)

Cuando se forzó los oídos, pudo escuchar el sonido de tambores sonando desde
algún lugar.

Ba-Dumm-Du-Dumm-Dum-Dum-Dum. Ba-Dumm-Du-Dumm-Dum-Dum-Dum.

El color de la cara de Shyemul cambió debido al sonido de tambores que eran


golpeados repetidamente con un ritmo fijo.

[¿No son esos los tambores de batalla?] (Shyemul)

Era el ritmo del tambor que tocaba el <Clan Fang> para animar a sus guerreros
a la hora de iniciar una batalla.

[¿Atacaron los humanos?] (Shyemul)

En lo primero que pensó fue en que sus hermanos comenzarían un


contraataque después de sufrir una incursión humana. Sin embargo, una vez
que miró el campamento humano forzando los ojos, fue el lado humano el que
se sorprendió.

Siguiendo el rastro de los sonidos del tambor que resuenan a través de las
montañas, éstos se originaron en una ladera de montaña situada en un lugar
que sube por la cara norte del campamento. Las figuras de diez extraños zoan
se hicieron visibles en un lugar que se había convertido en una superficie
montañosa desnuda después de que todos los árboles de una amplia cordillera
habían sido talados, aparentemente para que los humanos pudieran construir su
campamento.

Un solo zoan se adelantó de entre ese grupo y se presentó en voz alta.

[Soy Gajeeta, hijo de Unka, perteneciente al <> que es uno de los 12 clanes
zoanos! ¡Humanos que infringen nuestras tierras! Si ustedes, bastardos, que son
como monstruos rebuscando entre las mierdas del infierno, tienen una pizca de
valor para luchar en su interior, luchen contra mí] (Gajeeta)

Fue Gajeeta.
Los zoans que estaban a su lado levantaron simultáneamente los machetes que
tenían en sus manos sobre sus cabezas y alzaron gritos de guerra.

[¿De qué va esto?] (Shyemul)

Shyemul se sorprendió. Dar su nombre antes de la batalla es la forma habitual


de las batallas de zoan, pero es algo hecho por la persona más distinguida en el
lugar como el representante. En un principio, ese es el papel del líder del clan
Garam o del líder guerrero, pero ciertamente no es algo que se le permita hacer
al joven Gajeeta.

[¡De ninguna manera, Gajeeta, ese idiota!] (Shyemul)

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 12


Masacre

[Parece que los humanos no saldrán después de todo, ¿no?]

Gajeeta contestó deliberadamente con voz fuerte a las palabras del joven
guerrero que estaba junto a él.

[¡Humph! ¡Esos humanos cobardes! Los adultos decían esto y aquello, pero
¿dónde está la necesidad de tener miedo de esos cobardes?] (Gajeeta)

Se alzaron voces de acuerdo con las palabras de Gajeeta desde los


alrededores.

Como Shyemul adivinó, Gajeeta se dio por vencido con Garam, que no se lanza
fácilmente a la batalla, como un cobarde. Reunió a algunos de los jóvenes que lo
apoyaban e inició arbitrariamente una batalla con los humanos.
Es un grave acto de desobediencia desafiar a los humanos a luchar con todos
sin el permiso del líder del clan Garam.

Si hago tal cosa, sin duda me veré privado de mis calificaciones de guerrero.

Para los zoanos, que valoran a los guerreros valientes, el ser privado de su
calificación de guerrero es la mayor desgracia posible. Incluso sin que le quiten
la vida a uno, tarde o temprano tendrá como resultado que uno abandone la
aldea por su propia voluntad, incapaz de soportar las miradas despreciativas de
los alrededores. En este ambiente tan duro, el no poder vivir en la aldea
mientras uno se queda solo, es esencialmente equivalente a una pena de
muerte.

Sin embargo, pensó Gajeeta.

Los adultos han sido incapaces de recuperar la aldea sin importar cuántas veces
la hayan atacado hasta ahora. Si pudiera obligarlo a rendirse, los adultos
probablemente no podrían castigar a Gajeeta.

No, no sólo eso, sino que probablemente tendrá como resultado que se revisen
a sí mismos, que se burlaron de los jóvenes hasta ahora, una o dos veces.

Esta es una oportunidad ideal para superar a los adultos que se dirigieron a
nosotros usando “Los jóvenes” hasta ahora como su frase favorita.

[¡Vamos, toca los tambores de batalla! ¡Derrotando a los humanos, retomaremos


nuestra aldea!] (Gajeeta)

[Uuoooooooooohh!!]

El ritmo de los tambores de Ba-Du-Du-Dumm-Du-Dumm resuena en las


montañas.

Junto al sonido de los tambores, unos 20 zoans bajan repentinamente por la


ladera de la montaña a cuatro pies.

◆◇◆◇◆
[¿Quién era el que tocaba los tambores de batalla?]

El sonido de los tambores de batalla resonando causó un tumulto en la aldea


escondida.

Preguntándose si los humanos venían a atacar, los guerreros tomaron sus


armas en las manos y salieron corriendo de sus tiendas. Las mujeres guerreras
intentan evacuar a los ancianos y a los niños más adentro de la montaña. Con
las tiendas de campaña derribadas debido al caos, los niños comenzaron a
llorar.

Garam rugió una vez debido al alboroto que era similar a empujar una colmena.

[¡Calma, hermanos!] (Garam)

Gracias a su voz muy fuerte, los zoans asustados recuperan su capacidad de


pensar.

[Líder, el sonido de los tambores no está cerca de la aldea escondida.]

El que dijo eso es un zoan pelirrojo que se paró en el lado derecho de Garam.
Es el hombre que ayudó al padre de Garam, Garguss, el anterior líder del clan,
como su mano derecha y fue el primero en apoyar que Garam asumiera el cargo
de líder del clan tras la muerte de Garguss. Su nombre es Gulkaka.

En lugar de linaje, se exige habilidad al líder de clan de los zoanos que viven de
forma natural y dura. Gulkaka, que ayudó al valiente y anterior líder del clan,
también ha sido aprobado por muchos de sus hermanos por su habilidad.
Aunque hubiera sido posible que se convirtiera en líder del clan si así lo
deseaba, dijo “En lugar de ser líder del clan, está más de acuerdo conmigo en
apoyar a alguien más” Es un hombre inusual que está contento con su posición
actual.

[¿Los sonidos de los tambores vienen de los alrededores del pueblo?]

En el momento en que reflexionaba sobre el hecho de que los tambores estaban


siendo tocados en las cercanías de la aldea que actualmente está gobernada
por los humanos, la cara de Gajeeta fue la primera cosa que apareció en la
mente de Garam… Observando los alrededores, Garam confirma la ausencia de
Gajeeta.

[¿Dónde está Gajeeta?] (Garam)

[En este momento, lo estamos buscando.] (Gulkaka)

Parece que Gulkaka ya se había dado cuenta de esa posibilidad.

Poco tiempo después, unos pocos guerreros jóvenes llegaron a la ubicación del
grupo de Garam mientras eran dirigidos por un guerrero adulto. Gulkaka gritó a
un joven guerrero que parecía tener sentimientos de culpa en su corazón.

[¿Dónde está Gajeeta? Si sabes algo, díselo al líder del clan sin ocultar nada]
(Gulkaka)

El joven guerrero, que se resignó, respondió con una expresión cercana al llanto

[Dijo que volvería a la aldea, se llevó a todos y se dirigió a la aldea… Intenté


detenerlo diciéndole que no era bueno seguir adelante sin el permiso del líder
del clan. Por eso, no los acompañé]

[¿Por qué te callaste sobre eso? ¡Si no dices una palabra, es el mismo pecado!]
(Gulkaka)

Debido a que Gulkaka se enoja con su pelirrojo pelo de punta, el joven guerrero
se asusta y encorva su cuerpo.

[Gajeeta me dijo que no informara a nadie…]

Habiendo oído eso, Garam se fue corriendo. Mientras Gulkaka llama a Garam
para que se detenga, Garam le devuelve un grito por encima del hombro sin
parar sus pies.

[¡Gulkaka! Protege el refugio junto con Rakraka, Mujina y las guerreras! ¡Los
humanos podrían atacar!] (Garam)
[Líder del clan, ¿qué vas a hacer?] (Gulkaka)

[¡Traeré de vuelta a Gajeeta! Guerreros, ¡síganme!] (Garam)

◆◇◆◇◆

Los jóvenes guerreros zoan, con Gajeeta a la cabeza, bajan la montaña a cuatro
pies sin parar.

Correr sobre una superficie inclinada de montañas y terrenos similares no es el


punto fuerte de los zoanos, que originalmente eran habitantes de las llanuras. El
tiempo que los zoanos corren realmente brilla es cuando corren en cuatro patas.
Sin embargo, debido a que sus piernas son más largas que sus brazos, eran
malos corriendo por una pendiente sin importar qué.

Sin embargo, aunque son jóvenes, siguen siendo guerreros zoans. Evitando
hábilmente los árboles talados y sus tocones, corren hacia el pueblo en línea
recta. Su apariencia era similar a la de un ave de presa que descendía en picado
una vez que encontraban a su presa.

Enfrentándose a eso, los soldados humanos se inclinaron ante la orden de sus


comandantes y dispararon sus flechas a la vez.

El sonido de docenas de flechas, que fueron soltadas al mismo tiempo, cortando


el aire, resuena con un “Whoosh!” En lugar de llamarlo un sonido de cortar a
través del aire, ya es más de uno rasgando a través de la atmósfera.

[¡Dispérsense!] (Gajeeta)

Los guerreros zoan saltan de lado ante la llamada de Gajeeta. Inmediatamente


después, reverbera el sonido de innumerables flechas que golpean la pendiente.

[¡Gyaaah!]

Dos zoans, atravesados por flechas en el hombro y la pierna por no poder


evitarlos, se desplomaron al girarse. Ante los ojos de sus compañeros, que
trataron de salvarlos mientras caían por la ladera junto a piedras y una nube de
polvo, los dos sufrieron otra lluvia de flechas y se convirtieron en algo parecido a
un espécimen de insectos completamente clavado con alfileres.

[¡Monstruos escarbadores de mierda!]

Los zoanos, que ardían de rabia, golpearon con sus hombros la valla de madera
que estaba preparada hacia la ladera. Debido a que los zoanos se lanzaban
contra la valla mientras continuaban con el ímpetu de haber bajado corriendo por
la ladera, la valla de madera se derrumbó al lado de un sonido ensordecedor.

[¡Ahora! ¡Suelten sus flechas!]

Las flechas, sin embargo, se disparan por tercera vez a los zoan que se
detuvieron después de derribar la valla. Al recibirlos, otros tres se derrumbaron.
Aún así, los jóvenes guerreros se lanzan decididamente hacia delante para
derribar la siguiente valla sin dudarlo.

Pero no sólo Gajeeta y los demás fueron incapaces de derribar fácilmente la


siguiente valla con su ímpetu cesado una vez, sino que eran blancos fáciles con
los pies parados.

[¡Gajeeta! ¡Si esto sigue así…!]

Mientras despejan la lluvia de flechas que caen con sus camaradas a


machetazos, tratan de destruir la siguiente valla de alguna manera, pero aún así
son incapaces de lograrlo. Incluso ahora, el único guerrero que llegó a la valla de
alguna manera, tenía todo su cuerpo perforado con flechas en el momento en
que estaba levantando su machete por encima de la cabeza para golpear la
cuerda que une las piezas transversales y los tirantes de la cerca, cayendo de
bruces hacia arriba sin poder ni siquiera lanzar un grito.

Gajeeta se arrepintió amargamente mientras se deshacía de una flecha.

¡Si lucharan directamente, estos humanos no serían enemigos para nosotros!


No debemos perder contra los cobardes que usan flechas del otro lado de la
valla sin ni siquiera cruzar sus espadas con nosotros!
Sin embargo, la realidad es tal que todavía hay dos vallas entre Gajeeta y los
soldados. Su machete era lo suficientemente largo como para llegar a los
soldados humanos.

[¡Esos cobardes! ¡Pelea conmigo!] (Gajeeta)

Gritó Gajeeta, pero la respuesta de los humanos a eso fue una lluvia de flechas.

◆◇◆◇◆

[Tsk! ¡Gajeeta, ese idiota!] (Shyemul)

Debido a que sus hermanos fueron derrotados uno tras otro, Shyemul levantó su
voz con ira.

Ella quiere correr hacia allá ahora mismo, pero no hay manera de que deje atrás
a Souma, que está a su lado, en las montañas. Además, suponiendo que se
apresurara a ir allí tan tarde en el combate, tampoco estaría a tiempo. No hay
nada que pueda hacer en este momento.

A pesar de que si Gajeeta estuviese en este lugar, le daría en el costado de la


cara y le arrastraría delante del líder del clan por el cuello, de alguna manera
parece que deja de estar enfadada y frustrada.

Junto a tal Shyemul, Souma frunció el ceño ante la masacre unilateral de los
zoanos.

[¿Por qué, algo tan imprudente…?] (Souma)

[¡En serio! Comenzar una batalla por su propia cuenta sin ser conscientes de su
propia inmadurez] (Shyemul)

Shyemul estuvo de acuerdo con el murmullo de Souma, en un estado en el que


era incapaz de despejar su irritación.

Sin embargo, Souma sintió una sensación de incomodidad por las palabras de
Shyemul.
Siente algo así como una brecha fatal entre él y Shyemul.

[Maldita sea! ¡Una vez más nuestros hermanos…!] (Shyemul)

Shyemul mira intensamente la batalla de sus hermanos sin darse cuenta.

◆◇◆◇◆

Garam y los guerreros, que vinieron corriendo, se quedaron sin palabras debido
a la peor situación posible que superó sus propias expectativas. Un gran número
de cadáveres están dispersos en la ladera, que fue despejada al pie de la
montaña, con sólo unos pocos todavía vivos.

Sin embargo, los jóvenes guerreros siguen intentando derribar la valla, pero
Garam y los demás sólo podían considerar su estado como irresponsable.

[¡Toquen el tambor de retirada!] (Garam)

Siguiendo las instrucciones de Garam, el baterista golpea el ritmo de retirada.

¡Ba-dum-dumm-du-dum! ¡Ba-dum-dumm-du-dum!

Un solo joven guerrero que notó ese sonido de tambor, mira por encima de su
hombro.

[¡Gajeeta! ¡Vino el grupo del líder del clan!]

Ignorando a su camarada que grita con voz alegre, Gajeeta intenta adelantarse
de cabeza.

[¡Gajeeta, Gajeeta! ¡Es el tamborileo de la retirada!]

Las caderas de los jóvenes guerreros ya habían cedido. Incluso ellos sabían que
terminarían aniquilados sin siquiera acercarse a derribar la segunda valla. Sin
embargo, como Gajeeta no les dijo que se retiraran, no volvieron a retirarse. El
tamborileo del retiro que les llega en ese momento es una buena noticia para
ellos.
Pero Gajeeta se sacude la mirada aferrada de su camarada y grita,

[¡¿Podemos retirarnos en un momento así?! ¡No te rindas! ¡Derriben la valla!


“¡Mata a los humanos!] (Gajeeta)

Ya no había mucha diferencia entre Gajeeta y un niño al declarar su terquedad.

Si se retira aquí, lo único que le espera a Gajeeta es que le quiten el título de


guerrero. Lejos de eso, habiendo causado tantas víctimas, será desterrado
después de que le corten ambos brazos o se convierta en el alimento de los
lobos después de haber sido abandonado en las llanuras mientras estaba atado.

Para Gajeeta, que soñaba con convertirse en el guerrero más fuerte del Clan
Fang, eso era algo que no podía aceptar de ninguna manera.

[¡Esos idiotas! ¿¡Tienen la intención de ser aniquilados de esa manera!?]

Un guerrero adulto expresó su ira debido a que los jóvenes guerreros no


mostraban absolutamente ningún signo de retroceso.

Garam sentía lo mismo. Quiere decirles: “¡Si tanto quieres morir, adelante,
hazlo!”, pero ahora es el líder del clan. Es imposible para él abandonar a sus
hermanos aunque sean compañeros culpables de tal locura.

[¡Sigan tocando el tambor de retirada! ¡Los guerreros que quedan me siguen!


¡Traeremos de vuelta a esos idiotas!] (Garam)

Los guerreros adultos con Garam a la cabeza bajaron corriendo por la ladera de
la montaña

[¡Levanten la voz!] (Garam)

Los guerreros gritaron todos a la vez. Los soldados humanos, que se fijaron en
los refuerzos de los zoanos debido al rugido que parecía sacudir las montañas,
comenzaron a atacar al grupo de Garam con una lluvia de flechas.

[¡Todos ustedes, sigan atrayendo la atención de los humanos!] (Garam)


Diciendo eso, Garam corre hacia abajo por su cuenta. Un soldado que vio a
Garam haciendo eso le apunta con su flecha, pero la flecha no llega a Garam
que corre hacia abajo mientras agita su cuerpo a la izquierda y a la derecha con
hábiles pasos en la ladera con su mal pie.

Al llegar a la ubicación de los jóvenes guerreros, Garam saltó mientras gritaba.

[¡Idiotas! ¡Atrás y retírense!] (Garam)

Por orden del propio líder del clan, todos menos Gajeeta empezaron a retirarse.
Gajeeta intentó detener a sus camaradas, pero en ese momento ya nadie
escuchaba lo que él tenía que decir.

[Si quieres morir, ¡hazlo tú solo! ¡No involucres a todo el mundo!] (Garam)

Una vez que Garam le dice tan fríamente por encima del hombro a Gajeeta que
todavía no se retira, actúa como retaguardia de los jóvenes guerreros que se
retiran y regresan a la montaña mientras cortan las flechas. Incluso Gajeeta, que
se quedó solo, levantó un solo rugido de pesar y se retiró al fin.

Lo que los humanos perdieron en esta batalla fueron flechas y una sola cerca.
Sin embargo, al poder recuperar la mayoría de las flechas después de que los
zoanos se retiraron y después de haber terminado las reparaciones de la cerca
antes de la puesta del sol, esencialmente no perdieron nada.

En contraste con eso, los zoanos habían perdido a un gran número de jóvenes
guerreros que iban a cargar con el futuro del clan. Se requeriría un tiempo de
diez años a partir de ahora para cerrar ese agujero.

Desde el punto de vista de cualquiera, esto ya es una derrota aplastante para los
zoans.

Los zoans, que se retiraron a su escondite después de haber sufrido muchas


bajas, deformaron sus rostros humillados por los gritos de victoria de los
soldados humanos que estaban detrás de ellos.

[Tú, tú…]
Al igual que sus hermanos en retirada, todo el cuerpo de Shyemul temblaba de
humillación debido a los gritos de victoria de los humanos.

Shyemul es un guerrero. Ella y sus hermanos están preparados para morir en


combate. No tienen ninguna intención de ofender a sus oponentes por eso.

Sin embargo, lo que se está desarrollando allí ahora no es un tratamiento


adecuado de los cadáveres de guerreros valientes que murieron mientras
luchaban.

Por delante de su mirada estaban los soldados humanos que están sosteniendo
los cadáveres del zoan, que fueron dejados lo más alto posible, como si se
jactaran de los despojos que mataron a tiros durante una cacería. Jugando con
los brazos de los cadáveres de los zoans que levantaron, los hacen moverse
como marionetas y se ríen de su cómico espectáculo. Al no poder conformarse
con patear algunos de los cadáveres, incluso hay gente que se orina en ellos.

[¡Monstruos que escarban entre las mierdas del infierno! ¡Malditos monstruos!]
(Shyemul)

No hay nada que Souma, que también es un ser humano, pueda decir. No tuvo
otra opción que mirar los hombros de Shyemul que temblaban de furia y tristeza
mientras se callaba.

Shyemul, quien finalmente calmó su violenta furia sin saber cuánto tiempo le
tomó, dijo secamente: “Lo siento” a Souma, quien la estaba observando
intensamente mientras permanecía en silencio.

[¿Ya no somos más que bestias con algo de inteligencia para los humanos?]
(Shyemul)

Es justo como Shyemul dice, pensó. Incluso desde el punto de vista de Souma,
la forma en que los humanos manipulaban los cadáveres de los zoanos no
puede ser considerada más que como un botín que obtuvieron en una cacería.

Shyemul se giró hacia Souma y dijo mientras le miraba directamente a los ojos,
[Soma, tengo una enorme deuda contigo. Juré que lo devolvería sin falta. Pero,
soy un guerrero del Clan Fang. No hay manera de que le dé la espalda a mis
hermanos tratando de luchar con todas sus fuerzas. Podría perder mi vida sin
poder cumplir mi voto hacia ti. No me importará aunque te moleste que yo no
valga nada en ese momento](Shyemul)

No había forma de que Souma no se sintiera sacudida por eso.

¿Cómo voy a vivir a partir de entonces, si termino perdiendo la protección de


Shyemul en un mundo en el que todavía no sé distinguir la izquierda de la
derecha?

Sin embargo, como él simplemente entiende las circunstancias en las que


Shyemul fue colocada, sonríe mientras reúne la muy pequeña cantidad de
orgullo que tiene sin aferrarse antiestéticamente a ese punto.

[No hay razón para que te culpe después de haber recibido tanto de ti] (Souma)

[Lo… Lo siento.] (Shyemul)

Dice Shyemul mientras produce con fuerza una voz brillante con una sonrisa.

[Qué, no es como si se decidiera que vamos a perder. ¡Esta vez algunos de los
nuestros eran impertinentes, pero la próxima vez lucharemos después de haber
unido fuerzas con los guerreros de todos los clanes. Si es el guerrero más
fuerte, Ferocious Fang, algo así como una valla se romperá fácilmente!]

Debido a las palabras de Shyemul, Souma pensó en “¿Eh?”

También lo sintió hace algún tiempo, pero siente como si la forma de pensar de
Shyemul estuviera de alguna manera desconectada de la suya.

Su pecho está revuelto.

De alguna manera algo es raro.

[Shyemul, tal vez…] (Souma)


Empezando a decirlo, Souma dudó en continuar.

¿Es esto realmente algo que debería decirle? Souma, que todavía no conoce
bien este mundo, fue incapaz de juzgar si está bien que él se lo diga.

Además, si le digo esto, influirá en la batalla entre los zoanos y los humanos en
este mundo.

Para Souma, hijo del Japón moderno, la guerra y el asesinato ya no son más
que algo salido de un mundo de ficción. Albergó tremendos sentimientos de
rechazo al preocuparse directamente por esas cosas.

[¿Qué pasa, Soma?] (Shyemul)

Por eso no hizo más que responder a la pregunta de Shyemul con “No es nada”.

Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 13


Predicción

Al oscurecerse el día, los zoans se reunieron en el lugar de oración dentro de la


montaña visitada por el atardecer.

Los jóvenes guerreros que fueron heridos durante el día han sido puestos a
dormir y son atendidos por sus familias cercanas.

Gulkaka vio la condición de los jóvenes guerreros cubiertos por vendas por todo
su cuerpo. Al darse cuenta de que Garam había entrado, se le acercó.

[Es probable que ese tipo tampoco pueda saludar el amanecer de mañana]
(Gulkaka)
Al escuchar el informe de Gulkaka, Garam no supo qué decirle a la anciana
pareja zoana que está atendiendo al joven guerrero.

[Entre los 18 jóvenes guerreros que siguieron a Gajeeta, 10 pudieron volver,


pero entre ellos, tres, incluyendo a este tipo…] (Gulkaka)

Gulkaka fue evasivo al final, pero Garam sabía lo que quería decir.

Cuando Garam recorrió a los heridos, Gajeeta estaba sentado solo, en el


extremo más alejado de la hoguera del lugar de oración. Sus seguidores, que
suelen estar a su alrededor, no se encuentran actualmente en ninguna parte.

[Gajeeta, si tienes algo que decir en tu defensa, dímelo] (Garam)

Una vez que Garam dijo eso, Gajeeta rugió mientras mostraba sus colmillos.

[¡No hay necesidad de una defensa ni nada por el estilo! Luchamos para retomar
la aldea como valientes guerreros zoanos! En cualquier caso, tú, que eres un
cobarde y ni siquiera intentas recuperar el pueblo, no tienes derecho a
condenarme] (Gajeeta)

[¡Gajeeta!] (Gulkaka)

Garam retiene a Gulkaka, que había levantado el brazo e intentado golpear a


Gajeeta en un ataque de ira. El discurso de Gajeeta se enfurece aún más.

[¡Si ustedes nos hubieran ayudado en ese momento, la valla se habría roto! Una
vez que eso había sucedido, ¡algo así como soldados humanos…!] (Gajeeta)

[¿Realmente crees que la valla habría sido destruida si te hubiéramos apoyado?]


(Garam)

Una vez Garam expresó lo contrario de Gajeeta, Gajeeta se quedó sin palabras.

[¡Eso es…!] (Gajeeta)


[No hay manera de que tú, que eres un guerrero zoano incluso en broma, no
pudieras comprender la situación en ese momento. ¿A quién puedes persuadir
con palabras que no te crees ni tú?] (Garam)

Gajeeta, que no tenía palabras para refutar a Garam, chasquea la lengua,


mirando molesto y aparta los ojos.

Al instante siguiente, el puño de Garam explota en el lado de la cara de Gajeeta


y se cae de un golpe.

[¡Gajeeta! En este momento, necesitamos a cada guerrero. Por ahora te


perdonaré con esto. Una vez que la crisis haya terminado, recibirás otro castigo.
Prepárate para ello.] (Garam)

Las palabras escupidas de Gajeeta llegaron a la espalda de Garam, quien se fue


con Gulkaka a cuestas.

[Una vez que la crisis haya terminado? En ese momento, todo el mundo estará
muerto] (Gajeeta)

Ni siquiera Garam podría decir nada a eso.

Terminaron perdiendo aún más guerreros, que carecen en número incluso en


circunstancias normales. Aunque desde el principio fue difícil volver a la aldea,
esto lo ha hecho aún más difícil. Además, aunque volvieran a tomar la aldea en
un acontecimiento muy improbable, hay 800 tropas estacionadas en la fortaleza
cercana como refuerzos.

Un guerrero solitario se acercó corriendo a Garam, que miró al cielo mientras


reflexionaba ¿Qué demonios debería hacer?

[¡Líder de clan! ¡El mensajero, la persona que enviamos como mensajero al Clan
Claw ha regresado!]

[¡Tráiganlo aquí de inmediato!] (Garam)

Para que el mensajero regrese en ese momento; Dios no nos ha abandonado


todavía, ¿verdad?
Garam no quería tener ninguna expectativa con respecto a lo que el mensajero
tenía que decir, así que planea no celebrar antes de tiempo.

El guerrero, que se fue como mensajero, probablemente quiere dar el informe


rápidamente, aunque sea un segundo antes. Supongo que regresó en una
marcha forzada sobre estas montañas invernales. De un vistazo se veía que
estaba completamente exhausto. Estaba en un estado en el que no podía
caminar sin que un camarada le prestara su hombro.

[¡Líder de clan! Siento llegar tarde, ¡pero acabo de regresar!]

[¡Está bien! En lugar de eso, ¿qué dijo el Clan Claw?] (Garam)

El mensajero puso ambas manos y rodillas en el lugar, y frotó su frente contra el


suelo.

[¡Lo siento mucho!]

Los hermanos del clan alzan voces de desesperación debido a sus palabras.

Garam filtró un solo suspiro.

Para empezar, desde el momento en que el Clan Claw residía en las llanuras,
ambos clanes eran adversarios que se peleaban por el territorio del otro.
Probablemente no era razonable intentar llegar tan lejos como para pedir la
ayuda de tal grupo, cuando ambas partes tienen que hacer todo lo posible para
proteger a sus propios clanes.

[No importa. Desde el principio no he pensado que seremos aceptados


fácilmente. No es algo de lo que tengas que preocuparte] (Garam)

Agradeció al mensajero.

[No, líder del clan. El Clan Claw dijo que está bien que acojan a los ancianos y a
los niños. Además, me aseguraron que no son reacios a enviar guerreros como
ayuda si es necesario]

[¡¿Qué?!] (Garam)
Esa fue una respuesta que ni Garam ni los demás esperaban. Oyeron que el
actual líder de clan de los <> Kraga Bigana Zurgu es un hombre salvaje con la
batalla como única característica redentora, pero aparentemente no abandonará
a los de la misma raza que son atacados y derrocados por los humanos.

[Pero hay condiciones para eso.]

[Condiciones, ¿dices?] (Garam)

[Recibir a los ancianos y a los niños, así como su apoyo en la batalla, son temas
enormes que afectan a todo el Clan Claw. Por lo tanto, cuando los ancianos y
los niños son llevados, quieren que el líder de nuestro clan visite la guarida del
Clan Claw y explique las cosas a los miembros del Clan Claw con su propia
boca.]

[Le están ordenando al líder del clan que venga e incline la cabeza, ¿¡Eso
dices!?]

Al escuchar la discusión, los guerreros enseñaron los dientes mientras gruñían.

[Si eso significa que el clan será salvado si yo inclino mi cabeza, lo haré. Pero…]
(Garam)

Garam es el líder del clan. Si los miembros de su clan pueden ser rescatados
simplemente desechando su pequeño orgullo, lo hará.

Sin embargo, actualmente es una situación en la que no saben cuándo atacarán


los humanos. Es imposible que el líder del clan abandone este lugar. El líder del
clan del Clan Claw probablemente entiende todo eso. Esto no es más que una
negativa indirecta.

Eso es natural, supongo. Mientras Garam cedía a la resignación, el mensajero


continuó hablando.

[Todavía hay más…]

[¿Que es?] (Garam)


[Si es imposible que el líder del clan los visite, dicen que no les importa si el hijo
divino viene en su lugar.]

Tan pronto como dijo eso, los miembros del clan se burlaron todos a la vez.

[¡No jodan, bastardos del Clan Claw!]

[¡En lugar del líder del clan, cómo se atreven a ser tan descarado!]

[Para empezar, ¿no es sólo un plan para que puedan apoderarse de nuestro
estimada hija divina?]

El objetivo del Clan de la Ley era obvio.

Su verdadero objetivo es sólo Shyemul, la hija divina.

Hasta ese momento había habido innumerables discusiones entre los clanes,
hablando de su necesidad de luchar contra los humanos como uno solo y de que
los diez clanes de los zoan formaban una alianza. Pero, siempre en desacuerdo
sobre el clan que debía tomar el control, las negociaciones tarde o temprano
terminaron en fracaso.

Mientras tanto, cuando Shyemul se convirtió en una hija divina hace unos años,
la charla sobre una alianza de clanes de todos los clanes resurgió.

Si es la hija divina quien fue aprobada por el Dios de las Bestias a quien los
zoans adoran, se esperaba en gran medida que ella fuera capaz de mandar a
todos los zoans bajo una sola bandera. Sin embargo, al mismo tiempo que era
una hija divina, Shyemul también era hija de Garguss, el jefe del clan del Clan
Fang en ese momento.

Por eso, el Clan Claw temía que la alianza zoan fuese liderada por el Clan Fang
como el clan que dio a luz a la hija divina. Usaron el hecho de que era la hija del
jefe del Clan Fang para hacer que las conversaciones de una alianza zoan
fracasaran incontables veces.

La razón por la que Garam intentó enviar a Shyemul como mensajero del Clan
Fang el otro día es porque mientras la hija divina sobreviva, será posible realizar
la alianza zoan a través de la autoridad del Clan Claw, incluso si el Clan Fang es
aniquilado. Una vez que el Clan Fang sea aniquilado, los zoans serán capaces
de sobrevivir a través de la formación de la alianza, por muy amarga que sea la
decisión.

Aunque se había resuelto hasta ese punto después de considerar la situación de


todos los clanes zoans, el Clan Claw vio que el poder del Clan de Fang se
debilitaba y se aprovechaba de esa debilidad, exigieron audazmente que
entregaran a la hija divina a su lado.

Incluso Garam, que una vez había tomado la amarga decisión de enviar a
Shyemul allí, sintió que se formaba una furia, como si su vista estuviera teñida
de rojo intenso.

Bastardo, Zurgu. ¿A estas alturas del juego todavía no puedes ver la situación
actual?

Garam baño al líder del clan Clan Claw con todo el lenguaje abusivo que tenía.

Un solo anciano se levantó entre los hermanos del enfurecido clan.

[Ya he vivido lo suficiente. No deseo alargar esta vida llegando a ofrecer a la


estimada hija divina]

Con esto como punto de partida, más ancianos se ponen de pie y dicen lo
mismo.

Aunque han envejecido, siguen siendo orgullosos zoans. Se sintieron


extremadamente enfadados por la forma en que el Clan Claw manejaba las
cosas en relación a una crisis para el zoan, que son de la misma raza, aunque
en un clan diferente.

[Pero, ¿qué haremos con los niños?]

Sin embargo, cuando alguien expresó esa preocupación, la gente se quedó en


silencio debido a su pregunta.

A los guerreros les parece bien morir.


Los hermanos ya ancianos, a quienes sólo les quedan unos pocos años de vida,
están bien con la muerte.

Pero, ¿qué hay de los niños?

Al cabo de poco tiempo, una madre, que tenía en brazos a un niño muy
pequeño, murmuró sólo unas pocas palabras.

[Si sacrificamos a la hija divina, este niño tendrá que llevar esa carga por el resto
de su vida.]

Los zoans son una raza orgullosa. Aunque es por el bien de salvar a todos, si
ofrecieran al hijo divino del Dios de las Bestias que adoran a otro clan, el Clan
Fang probablemente se convertiría en un blanco de desprecio a partir de
entonces. Incluso si fuera para que los niños sobrevivieran, los niños tendrían
que asumir la responsabilidad de ese asunto por el resto de sus vidas.

Sin saber de quién, una voz habló

[Luchemos solos…]

[¡Sí! En lugar de sobrevivir mientras perdemos nuestro orgullo, moriremos


luchando con orgullo]

[¡Mostrémosles el orgullo del Clan Fang!]

[¡Mostraremos la valentía de los zoans a los humanos!]

Los guerreros levantaron sus machetes y gritaron su espíritu.

A juego con ellos, los ancianos también lanzan sus puños al aire.

Entre ellos la madre, que tenía lágrimas en los ojos, abrazó a su hijo, que está
desconcertado porque no entiende lo que está pasando. Y los hombros de la
madre son abrazados por el padre.
Mientras todos trataban de encenderse para luchar y se resolvían a morir, sólo
una persona estaba en contra.

[¡Todos, no se apresuren hacia sus muertes!]

Era Shyemul.

[¡Oh, guerreros! ¿El orgullo de los guerreros sólo se extiende a la lucha y la


muerte? Si sólo se trata de pelear, ¿en qué se diferencian de Fang of Madness
Tabanunu!?]

El legendario guerrero zoan Tabanunu vivió en la era de los mitos. Aunque era el
guerrero zoan más fuerte sin igual, él, que se emborrachó por su propio poder,
terminó matando a su amigo y amante con sus propias manos por un trivial
malentendido. Debido a eso, el corazón de Tabanunu se rompió. Hay una
leyenda sobre él desapareciendo a un lugar desconocido después de convertirse
en un berserker, que atacó a todos los que vio sin importarle.

[Me enseñó mi padre… el anterior líder del clan: Los guerreros son aquellos que
luchan en lugar de los débiles. El momento en que el orgullo de un guerrero es
herido es cuando no fue capaz de proteger a aquellos a quienes debería haber
protegido! Por lo tanto, así…] (Shyemul)

Completamente como si tosiera sangre, Shyemul reflexionó sobre sus siguientes


palabras.

[¡Me entregaré al Clan de la Ley! Si me dicen que baje la cabeza así, ¡lo haré
todas las veces que quieran! Si insisten en una actuación, ¡bailaré desnuda! Si
muchos o incluso uno solo de los miembros de nuestro clan son salvados por
eso, si todos sobreviven gracias a eso, ¡descartaré mi orgullo tantas veces como
sea necesario!] (Shyemul)

[¡Oh, hija divina…!]

Si fuera otra persona, probablemente habría habido gente que la llamara


desvergonzada.
Sin embargo, Shyemul es Noble Fang. Todo el mundo en este lugar sabe de su
gran orgullo. A pesar de tener una demanda tan humillante, sigue diciendo que
la aceptará y se resignará.

Además, no es por su propio bien, sino en nombre de los hermanos de su clan,


por los débiles que no pueden luchar.

[Todo el mundo, por favor, no corran hacia su muerte. ¡Si hay gente
ridiculizándote, arriesgaré mi vida para que paren! Si hablan de ti mientras te
señalan con el dedo a la espalda, me pararé frente a ellos] (Shyemul)

Antes de que nadie lo supiera, las lágrimas rebosaban de los ojos de Shyemul.

[Por eso es mi deseo. Quiero que todos ustedes sobrevivan…] (Shyemul)

Todos sus hermanos en el lugar bajaron la cabeza debido a las palabras de


Shyemul. Se oye el sollozo y un niño que no entiende la situación actual,
pregunta inocentemente a su madre ¿Qué le pasa a todos?

Las miradas de los miembros del clan se concentran naturalmente en Garam,


que es el líder de su clan.

“Líder de clan, ¿qué hacemos?”

“¡Líder de clan, por favor muéstranos el camino!”

Garam pensó en cómo debía actuar cuando sus compañeros de clan se


centraban en él, buscando una respuesta en silencio.

¿Cuál sería el mejor curso de acción? Si yo fuera un simple guerrero, les diría
que murieran junto con todos. Les pediría que tuvieran una muerte noble y
loable con orgullo en sus pechos.

Pero, yo soy el jefe del clan. Soy el jefe del clan que tiene que cuidar de las
vidas de todos los miembros de este
Hakai No Miko – Capítulo 1 –Historia 14
Sello

[¿Por qué no intentas ganar?] (Souma)

Todo el mundo estaba desconcertado de que Souma dijera eso.

Conocían al chico como el niño humano que recientemente había sido cuidado
por su hija divina. No lo criticarían abiertamente porque la niña divina Shyemul
misma les había dicho que “Él es mi salvador”, pero no podían acostumbrarse a
la incomodidad de un ser humano en su aldea. Más aún, era indignante que la
hija divina, una niña en edad de casarse, y un hombre, aunque fuera de otra
raza, permaneciera en la misma tienda.

Todos consideraron matarlo si hacía algo.

Para los zoans, Souma no era más que una plaga parecida a una cucaracha a la
que no les gustaba ni siquiera mirar.

Todos los que estaban allí dudaban en cómo juzgar las palabras inesperadas
expresadas por un niño humano.

Shyemul fue la única entre ellos que se movió. En su caso, está pensando que
sería un error por su parte no defenderle primero, en vez de preocuparse por lo
que dijo Souma.

Aparecer frente a sus hermanos que están decididos a luchar contra los
humanos y ser aniquilados es nada menos que suicida. Probablemente será
atacado, atormentado y asesinado por mis enfurecidos compañeros del clan. Su
cabeza sería usada como sacrificio en la ceremonia de salida al frente.

Shyemul corre hasta Souma y se para frente a él para protegerlo.


[¡Este tipo es mi salvador! ¡Por favor, no le presten atención en diferencia hacia
mí!] (Shyemul)

Sin embargo, sin volver los ojos hacia la acción frenética de Shyemul, Souma
grita.

[¿Por qué no intentas ganar?] (Souma)

Al que Souma miró fijamente mientras gritaba era a Garam.

Con esto, es muy probable que se interprete como un insulto de Souma al líder
del clan. Si se convierte en un insulto hacia el líder del clan, éste no lo
perdonaría aunque el que los restringiera fuera la hija divina.

Shyemul tembló debido a un temor similar al de tener toda la sangre de su


cuerpo congelada.

[¡Soma! ¡Este no es un lugar donde está bien que vengas! ¡Desaparece rápido!
¡Por favor, vete!] (Shyemul)

Ni siquiera los gritos de dolor de Shyemul parecían llegar al Souma actual.

Garam habló con Souma.

[Joven, ¿qué quieres decir con eso…?] (Garam)

[¡Por favor, espera, Ferocious Fang! Mira aquí](Shyemul)

[¡Cállate, Noble Fang! ¡No te pregunté nada a ti] (Garam)

Shyemul estaba llena de desesperación. No sería capaz de suavizar más las


cosas, no importa lo que haga.

La atención de Garam está completamente centrada en Souma, y la situación ya


ha llegado a un punto en el que sería imposible actuar como si no hubiera dicho
nada. Y no solo eso, un solo paso en falso puede hacer que la situación se
convierta en una en la que Souma pierda la vida. Su clan no permanecería en
silencio, aunque Garam no tuviera intención de dañar a Souma.

Sin embargo, Souma lo miró como si no se hubiera dado cuenta del peligro en el
que se encontraba.

[¡Es como acabo de decir! ¡Ustedes no están tratando de ganar!] (Souma)

[No estamos tratando de ganar, ¿dices?] (Garam)

[¡Correcto! ¡Lo que estás planeando no puede ser considerado una pelea! ¡No
es más que un suicidio!] (Souma)

Los guerreros levantaron voces de enojo debido a la declaración de Souma.

[¿Nos estás despreciando, humano?]

[¡Bastardo, te enseñaré quién es el suicida aquí!]

Varios guerreros de mal genio desenvainaron sus machetes y corrieron hacia


Souma. Para protegerlo, Shyemul, a regañadientes, sacó su propio machete y
se interpuso en su camino.

Es probable que los guerreros no me hicieran daño, debido a mi condición de


hija divina. Sin embargo, estos guerreros son zoans que son mucho más fuertes
que yo. Desde su perspectiva, probablemente no haya manera de vencerlos.

Está pensando frenéticamente en una forma de salvar a Souma, en vano.

Los guerreros dudaron un poco debido a que Shyemul se interponía en el


camino, pero estaban demasiado enfadados para ser calmados por algo menor.
Estaban a punto de abalanzarse sobre ellos dos para someterla y destrozar al
rudo humano.

[¡Deténganse, guerreros!] (Garam)

Su asalto fue detenido por el rugido de Garam.


[Este joven humano débil quiere entretenernos parloteando sus tonterías. Déjalo
hablar hasta el final.] (Garam)

Los guerreros se retiraron a regañadientes debido a sus palabras.

Aunque es sólo temporal, Shyemul se salvó de tener que cruzar espadas con
sus compañeros de clan. Pero el peligro seguía presente, por lo que ella seguía
protegiendo a Souma con su arma desenvainada.

[¿Qué pasa, jovencito? Antes de que te maten, trata de entretenernos con tu


vigoroso parloteo] (Garam)

Debido a las burlas de Garam, Souma habla con voz enfurecida.

[¡Son unos cobardes! ¡Sólo estás huyendo usando el término orgullo de


guerrero! ¡Ni siquiera estás tratando de ganar contra el enemigo! ¡No es más
que huir de la batalla!] (Souma)

Shyemul ya estaba a punto de desmayarse en el acto. Frases como cobardía y


huir son términos que nunca debes mencionar hacia un orgulloso guerrero zoan.

[¿Dices que estamos huyendo?]

[¿Cobardes?]

[¿Qué entiende un bastardo humano sobre los guerreros zoans?]

Mientras reprimía a sus hermanos que estaban rabiando de nuevo con sus
manos, Garam sacudió su barbilla como si le estuviese diciendo a Souma que
continuase su discurso.

[¡Claro que lo entiendo! ¿No está ya presente aquí un verdadero guerrero zoan?]
(Souma)

Diciéndolo así, a quien Souma señaló era a Shyemul, de pie ante él.
[¡Shyemul lo dijo! Los guerreros son aquellos que luchan por los débiles. ¡Como
ella dijo, el momento en que el orgullo de un guerrero es herido es cuando no
fueron capaces de proteger a los que deberían ser protegidos!]

Souma le quitó la vista de Garam y observó a todos los guerreros presentes.

[¡A mí me parece que estás luchando simplemente por tu propio bien! Parece
como si lo único que te importara fuera tu propio orgullo] (Souma)

[¡No hables de estas cosas como si lo entendieras, humilde humano!]

[En ese caso, ¿por qué diriges a los que no pueden luchar hasta la muerte
haciéndolos participar en esta batalla? ¿Es eso lo que es un guerrero?] (Souma)

Habiendo sido señalada una cuestión tan delicada, los guerreros carecían de
toda reprimenda.

Los guerreros entendían mejor su propia inutilidad por ser incapaces de proteger
a los niños débiles y a los ancianos. Con tal humillación siendo señalada frente a
ellos, los guerreros comenzaron a exponer sus dientes y a levantar
amenazantes gruñidos.

[¡Mocoso humano, todo lo que haces es fanfarronear! ¿O estás diciendo que


serías capaz de ahuyentar a los humanos de ese lugar?]

[Si estás diciendo que puedes ganar, ¡demuéstranoslo expulsando a los


humanos inmediatamente!]

[¿Puedes? ¡Débil niño humano!]

Después de eso, los guerreros se burlan despreciativamente de Souma a la vez.

Sin embargo, ignorando sus palabras, Souma grita

[¡No puedo hacerlo! Sin embargo, ¡conozco el método que puedes usar para
ganar!] (Souma)
Debido a la observación de Souma, los zoans dejaron de burlarse y
murmuraron.

A pesar de que todo el mundo ha renunciado a su perspectiva de ganar, ¿El


niño humano dice que sabe una manera de ganar?

[¡Si obedecen mis palabras, me aseguraré de que logren la victoria!] (Souma)

A pesar de que Souma lo declaró con orgullo, los zoans vacilaron.

¿Realmente podemos ganar?

No, debe ser mentira.

Ya que insiste tanto en ello, tal vez…

Mientras vacilaban entre tales afirmaciones y negaciones en sus mentes, todos


estaban confundidos y se mantuvieron firmes.

[Fuhahahaha…](Garam)

De repente, Garam se echó a reír.

Souma no estaba solo mirando a Garam, los zoans también se preguntaban qué
pasaba con su arrebato.

[¡Jaahahahahahaha! ¡Eso fue muy gracioso, jovencito!] (Garam)

[No tiene sentido, jovencito. Somos orgullosos guerreros zoans. Los guerreros
zoan no siguen a alguien que es inferior a ellos. ¿Quién obedecería las órdenes
de un bastardo como tú, que nunca ha tenido una espada o luchado en una
batalla? ¡Tus palabras están vacías! Por lo tanto, ¡Eres alguien que
definitivamente no es digno de ser acompañado por nosotros!] (Garam)

El razonamiento de Garam perforó bruscamente el punto débil de Souma.


[Bastardo, si fueras un guerrero veterano, podríamos haber prestado nuestros
oídos a tus palabras. Si fueras un general que ya ha comandado 10.000 tropas,
podríamos haberte obedecido. Pero, acaso ¿¡hizo algo como eso!?] (Garam)

Garam empuja su dedo con una garra saliendo de él hacia Souma y grita.

[¿Posees algo que rectifique estos asuntos y nos haga obedecerte? ¿Posees
algo que nos permita confiar en lo que dices? Si realmente quieres que
escuchemos lo que tienes que decir, lo mejor es que nos muestres una prueba
que justifique la confianza que depositamos en ti] (Garam)

Durante un breve período de tiempo el silencio desciende en el lugar.

[No lo sabes. – Humph. Fue un entretenimiento más agradable de lo que


esperaba](Garam)

Como si la conversación ya hubiera terminado, Garam le dio la espalda a


Souma.

Leyendo la intención de Garam desde la espalda, Shyemul estaba muy


agradecida. Con Garam riéndose deliberadamente de las declaraciones de
Souma y concluyéndolas como un divertido espectáculo secundario, había
salvado a Souma.

Incluso los guerreros zoans no podían tomar algo que había sido concluido
como un divertido espectáculo de su jefe como un grave insulto a su dignidad
como guerreros para siempre.

Todos los zoans presentes consideraron que el asunto había terminado.

[… Lo tengo.] (Souma)

[¿Qué?] (Garam)

Garam no es el único sorprendido. Todos los zoans presentes, incluida Shyemul,


abrieron los ojos de par en par asombrados.

Mientras lo miraban fijamente, Souma levantó lentamente su mano derecha.


[Si les muestro la prueba de que puedo dejarlos ganar, me obedecerán,
¿correcto?] (Souma)

[S-Sí. Vamos a…] (Garam)

Garam estaba desconcertado.

¿Qué es este joven? ¿Realmente posee algo que nos hará estar de acuerdo con
él?

Garam tembló un poco.

¿Por qué un niño humano tan débil, que parece que podría morir si yo le
golpeara, es capaz de decir algo con tanta seguridad hasta ese punto? Cuando
miro sus ojos, puedo ver una fuerte voluntad dentro de ellos. Eso significaría que
definitivamente no es un tonto que se ha vuelto loco.

Entonces, ¿quién es este tipo?

Garam consideraba a Souma como un monstruo tremendamente espeluznante.

Pero Souma también estaba asustado.

Originalmente, quería gritar y escapar de este lugar.

Sin embargo, ya avanze por mi propia voluntad. Ya no puedo volver atrás.

En realidad no hay nada que pueda usar para probarme a mí mismo.

Eso es natural. No hay manera de que Souma, que había vivido en el pacífico y
moderno Japón, haya participado en una guerra. Nunca luchó mientras
comandaba un gran grupo de personas. Es justo como dijo Garam. Las cosas
que dije, no tengo ningún tipo de experiencia para apoyarlas. Son palabras
vacías sin sustancia.

Sin embargo, aunque estén vacías, puedo hacerles creer que tienen sustancia.
Si me dicen que no pueden acatar mis palabras si no lo hago, les mostraré algo
que no debería existir. Si mis palabras están vacías de todos modos, voy a fingir
lo más posible, incluso si es sólo un espejismo. Todos para que consideren mis
palabras por tener una extraordinaria sustancia.

Más bien, probablemente me matarán si termino haciéndoles perder los estribos.

Aun así, para mí no hay otra opción que esta.

La única cosa que logré obtener, aquel que había sido arrojado a este mundo
diferente sin poseer una sola cosa.

[¡Para, Soma!] (Shyemul)

Al darse cuenta de lo que Souma está intentando hacer, Shyemul levanta la voz
para detenerlo.

Sin embargo, era demasiado tarde.

La mano derecha de Souma desató la cinta que llevaba en la frente.

Lo que se expuso en su frente con un tenue brillo es un sello que parece ser una
combinación de 8 y ∞. Parece como si dos serpientes se hubieran entrelazado
los cuerpos y se mordieran la cola mientras se retuercen. Era un sello ominoso.

[¿Eres un niño divino…?]

[¿Qué es ese sello? Es algo que nunca he visto]

[ ¿Qué clase de niño divino eres?]

Frente a los zoans que estaban llenos de preguntas, Souma se levantó el pelo
que cubría su frente, expuso el sello y después de respirar profundamente gritó.

[¡Soy un hijo divino! ¡Soy el hijo divino de Aura, la Diosa de la Muerte y la


Destrucción!] (Souma)
Souma señaló en dirección al campamento humano que una vez fue la aldea de
los zoans.

[¡Si me obedeces, traeré muerte y destrucción a los humanos que te hacen


sufrir!] (Souma)

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia


15
Decisión

[¿Aura? ¿Aura, dices…?]

[Nunca he oído hablar de un dios así.]

[Sin embargo, eso es sin duda un sello.]

Los zoans del lugar estaban perplejos.

Un ligero brillo en la frente de Souma es sin duda un sello que lo identifica como
un hijo divino. Sin embargo, su forma no pertenece a los Siete que todo el
mundo conoce. Además, nunca habían oído hablar de la Diosa Aura de la
Muerte y la Destrucción que Souma acaba de mencionar. Se preguntaban si era
una broma o una historia inventada, pero con la intensa agitación de Shyemul
por el asunto, los zoans presentes sintieron que no era simplemente un asunto
trivial.

[Aura es una Diosa Mayor, más grande que los Siete] (Anciana)

La Anciana apareció de la nada mientras decía eso.


Al tiempo que capta la atención de todos los zoans presentes, camina hacia
Souma, con su bastón haciendo un chasquido.

[Ella es la diosa que atiende los últimos momentos de todos los seres vivos,
grandes y pequeños. Ella es la diosa que atestigua los últimos momentos de
cada criatura. Ella es la diosa que es madre y hermana mayor, y es únicamente
temida y honrada por Los Siete. Ella es la diosa que mató al Creador, y dio a luz
a Los Siete…] (Anciano)

Los zoans están impactados por la existencia de esta diosa, ya que es la


primera vez que oyen hablar de ella. Hasta ahora, el panteón que conocían
consistía sólo en el Creador, cuya muerte dio a luz a Los Siete que incluían al
Dios de las Bestias, la deidad que ellos veneran. Con esta noticia sobre la
existencia de una diosa que mató al Creador derribando su actual conocimiento,
su asombro al respecto es insondable.

[¿Es eso cierto, Anciana…?]

Preguntó Garam, en estado de shock. Incluso Garam nunca había oído una
historia sobre una diosa así. Sin embargo, la que habla de ello es la Anciana, la
doncella de los rituales y la cuentacuentos del clan. No sería extraño para ella
poseer información desconocida para el resto del clan, pero los detalles tan
alejados del conocimiento hacían que no pudiera aceptar esto sin confirmarlo
primero.

La Anciana llegó a la ubicación de Souma y señaló su frente con la punta del


bastón que tenía en sus manos.

[El cuentacuentos anterior me ha enseñado sobre esto. “Es una cresta que
parece como si dos serpientes se hubieran entrelazado entre sí y se mordieran
la cola mientras se retorcían. Ese es el escudo de la Diosa Aura. No debes
alabar a Aura. No debes hablar de Aura. No debes aludir a Aura. No debes
saber nada de Aura. Eso es porque esa diosa es la que gobierna sobre la
muerte y la destrucción” según me dijeron.]

Una vez que la Anciana se volvió hacia los miembros del clan, ella les contó esto
por completo, ya que era una historia de fantasmas mientras revelaba una
malvada sonrisa.
[Al final, ella es la diosa que está cantando en las ruinas, bailando en la cima de
montañas de cadáveres y esparciendo la muerte a su paso. Esa es Aura, la
Diosa de la Muerte y la Destrucción. Este niño es el hijo divino de esa Aura.]
(Anciana)

A diferencia del Japón moderno, los dioses son una realidad, pero también una
sociedad que cree en diversas supersticiones, ya que aún no se ha desarrollado
una civilización científica. Además, la vieja y arrugada Anciana parece una
momia de mono. Experimentando la actuación realista de la Anciana, las
mujeres y niños de corazón débil gritaban.

[¡Es por este tipo! ¡Este tipo nos ha traído la ruina!]

Un solo zoan gritó eso en un estado de pánico.

Escuchando eso, los zoans se alejaron ruidosamente de Souma. Todos ellos


tenían expresiones de pavor debido a la Diosa Aura, de la que acababan de
enterarse, y de su divino hijo, Souma.

Sin embargo, el miedo se convierte en rechazo y el rechazo en rabia.

Actualmente, estaban convencidos de que Souma era la razón de toda la


desgracia que ha caído sobre el Clan Fang. En la actual situación de
desamparo, los guerreros que no encuentran la forma de resolverlo y no tienen
nada que señalar su furia hacia la búsqueda de un chivo expiatorio.
Desenvainaron sus machetes, rápidamente se hicieron señas con los ojos e
intentaron atacarlo de golpe.

[¡Detente! Te lo dije, ¿verdad? Este hombre es el hijo divino de la Diosa de la


Muerte y la Destrucción. Si lo matas, podríamos ser visitados por cualquier tipo
de calamidad] (Anciana)

Debido a las palabras de la Anciana, los guerreros se retiraron con expresiones


de miedo.

La Anciana se volvió hacia Souma y sonrió ampliamente. Entonces susurró a


Souma con una voz que solo podía ser oída por Shyemul, que estaba junto a él
[Ka ka ka, tal vez los hice temerte demasiado] (Anciana)

[Anciana…](Shyemul)

Shyemul se sorprendió al ver a la Anciana actuando como una niña a la que no


le da vergüenza hacer travesuras.

Sin embargo, es cierto que un estado de ánimo de sobrevaloración de Souma


había nacido entre los zoans gracias a eso.

La esencia de la misma estaba en la línea de “No lo entiendo bien, pero el hecho


de que sea el hijo divino de una diosa tan escandalosa… ¿no significa eso que
es de alguna manera asombroso?”

Esa forma de pensar no ha dado en el clavo debido a su vaguedad, pero esa


parte vaga también ha servido para despertar la imaginación de todos. Souma
se había convertido en un enorme monstruo en sus mentes.

[Joven, ¿realmente eres el hijo divino de esa… Diosa de la Muerte y la


Destrucción?] (Garam)

Souma asiente con la cabeza ante la pregunta de Garam.

[¿Somos capaces de ganar?] (Garam)

[Si son guerreros orgullosos, como dice Shyemul.] (Souma)

[¿Podemos realmente lograr la victoria si seguimos lo que un bastardo como tú


nos dice…?] (Garam)

[¡Sí, puedes!] (Souma)

Declaró Souma.

No se sabe si fue una mera coincidencia o una pobre bendición enviada al hijo
divino por la diosa. En ese momento, un fuerte viento del norte sopló
repentinamente sobre la zona, y la hoguera inmediatamente ardió con fuerza.
Luego explotó, convirtiéndose en una columna de llamas.

Además, la sombra que crecía debajo de los pies de Souma, parpadeaba


totalmente como si fuera un enorme monstruo bailando en éxtasis.

[¡Aura… Aura!]

[¡Aura, Diosa de la Muerte y la Destrucción!]

Los supersticiosos viejos, abrumados por el miedo, comenzaron a rezar a la


diosa. Instintivamente, los guerreros dieron un paso atrás para distanciarse de
Souma.

Garam cerró los ojos y miró al cielo.

¡Oh gran Dios de las Bestias! ¿Es esta su honorable voluntad?

¡Oh espíritus de nuestros antepasados! ¿Esta es su guía?

Como si respondiera a esas preguntas sin voz de Garam, la voz de Shyemul era
débilmente audible.

[Hermano…] (Shyemul)

A pesar de que le dije que no me llamara hermano mayor frente a nuestros


hermanos para trazar una línea clara entre los asuntos oficiales y los privados,
es probable que se sienta bastante perturbada por este giro de los
acontecimientos. Una vez que lo considera, sus labios de repente forman una
sonrisa.

Qué interesante, pensó.

Es la primera vez que mi hermana está tan absorta por un hombre. Como ella es
la más orgullosa del mundo, no dejó que nadie se le acercara. Pero es un
hombre al que mi hermana trató de ayudar hasta el punto de estar a punto de
arriesgar su vida.
Una vez que lo miras, probablemente no es un amor entre hombre y mujer. Pero
ese tipo tuvo la tremenda suerte de capturar el corazón de mi hermana, que no
consideraba aceptable a nadie.

En realidad, podría ser interesante participar en estos logros fortuitos.

Decidido a hacerlo, Garam de repente abrió los ojos ampliamente.

[¡Muy bien, mocoso! Por el nombre de Garam, el hijo de Garguss, y de este Clan
Fang, uno de los doce clanes zoans, ¡Vamos a obedecer lo que un mestizo
como tú nos dice!] (Garam)

Las voces que rozan los gritos surgen de los zoans.

[¡Líder de clan, por favor piénselo!]

[¡Sí! ¡Algo como nosotros, orgullosos guerreros zoans, siguiendo a un humano!]

Aunque varios guerreros hablaban al mismo tiempo, tratando de instar al jefe a


que cambiara de opinión, Garam les pidió lo contrario

[En ese caso, oh guerreros, ¿hay alguien entre ustedes que pueda jactarse de
ser capaz de retomar la aldea como ese joven?] (Garam)

Por no decir nada de los guerreros adultos, incluso los jóvenes, que estaban
llenos de poder hasta ayer, apartan sus ojos con caras avergonzadas.

[Parece que no hay nadie. Sin embargo, ese joven está diciendo que es capaz
de hacer eso.](Garam)

Garam se quitó la máscara llamada líder del clan, y, mostrando una sonrisa
como la bestia feroz Ferocious Fang, el guerrero más fuerte del Clan Fang, le
dijo a Souma

[¡Pero, jovencito! ¡Preparate en el momento en que no podamos ganar! ¡Te


arrancaré las extremidades y te sacaré los intestinos yo mismo!] (Garam)
Aunque sintiéndose como si hubiese perdido la conciencia por la furiosa sed de
sangre que convertía en una suave brisa la que los guerreros zoan le dirigían,
Souma se las arregló para mantenerse firme y asentir con fuerza.

◆◇◆◇◆

Reuniendo a los guerreros en torno a la hoguera, Garam decidió escuchar el


discurso de Souma.

Los guerreros, que tienen miedo de Souma, intentan no acercarse a él. Mientras
tanto, Shyemul se aferra a Souma mientras intenta protegerle de los guerreros
por la espalda. Esto lleva a una escena que parece como si Souma y Shyemul
se enfrentaran a los guerreros de Garam.

Mientras se deleitaba en la atención de los zoans, Souma transmitió sus


pensamientos mientras elegía sus palabras con el mayor cuidado posible.

Era natural, pero los guerreros tuvieron una reacción contra el discurso de
Souma. Incluso se podría decir que estaban enfurecidos. La propuesta de
Souma era algo que iba en contra de su orgullo como guerreros.

Pero el que salvó la situación al final fue Shyemul.

[Si estás diciendo que podemos ganar con esto, estoy de acuerdo.] (Shyemul)

Si eso lo dice Noble Fang, quien es la más orgullosa de todas, es difícil que los
guerreros se opongan. Sin embargo, a pesar de ello, todavía había algunos que
seguían dudando.

[¡¿Cómo podemos actuar tan cobardemente?! ¡Morir sería mucho mejor!]

De repente, algo fue arrojado a la cara del joven guerrero que dijo eso.

[Pffff! ¿¡Qué estás haciendo!?]


Una vez que se quitó la cosa pegada a su cara con la mano, era una tela teñida
de negro oscuro. Cuando comprueba la dirección de dónde provenía la tela para
mirar a la perpetradora de un acto tan grosero, la que encontró fue a la Anciana.

[Entonces estará bien que te cubras la boca con eso.](Anciana)

Esa tela era algo que cubría las bocas de los difuntos, según la costumbre de los
zoans. Los zoans creían que las almas de la gente eran llamadas a donde
estaba el Dios de las Bestias después de morir, salían por la boca. Sin embargo,
se dice que cuando el cadáver se deja solo después de que el alma se ha ido,
un espíritu maligno en la forma de un insecto entraría por la boca y haría cosas
horribles con el cadáver. Por lo tanto, cubriendo la boca del difunto con un paño
teñido de negro a través de una savia que instiga al odio, actúa como algo para
alejar a los espíritus malignos.

Si se habla de la imagen estándar de los fantasmas antiguos en Japón, siempre


hay un pañuelo triangular (se trata de objetos llamados “triángulo de papel que
se lleva sobre la frente” y “tapas de papel”) colocado en la cabeza del difunto en
el momento de ser incinerado. Como algo parecido a esa costumbre, tener la
boca cubierta con un paño negro es la imagen estándar de los fantasmas y las
apariciones de los zoan.

[Ya veo. Si morir es mucho mejor, ¿significa eso que está bien que te conviertas
en un espiritu muerto desde un principio?] (Shyemul)

El primero que reaccionó a la broma de la Anciana fue Shyemul. Ella se cubre la


boca con un paño negro y se lo muestra a Souma mientras le pregunta “¿Me
conviene?” Souma, que no conoce la imagen estándar de los fantasmas entre
los zoans, termina por preocuparse de cómo debería reaccionar. No hay manera
de que los zoans presentes no escojan las cosas que su hija divina hace, así él
vuelve la vista hacia Garam como si le suplicara.

[Ríndete. Nada cambiará incluso si digo algo] (Garam)

Escuchando eso, es Shyemul quien se ofendió.

[Ferocious Fang, ¿no me hace parecer una completa idiota en esta situación?]
(Shyemul)
[Ciertamente, Noble Fang. No puedo evitar preocuparme por ti, como líder del
clan y como hermano mayor. Será mejor que compruebes qué tipo de
expresiones hicieron los miembros del clan que oyeron tus palabras](Garam)

Al decir eso Garam mientras asumía un aire solemne, los demás miembros del
clan, que estaban presentes, se apartaron de inmediato de Shyemul.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


16
Asalto Nocturno

Un grupo corría por las montañas donde la oscuridad del atardecer había
descendido.

La forma en que se mueven, sin causar ni un solo sonido, da la impresión de


que son fantasmas.

Una vez que llegaron a la valla que estaba colocada en la ladera de la montaña,
la mano de la sombra que está a la cabeza desenvainó su machete, que refleja
la luz de la luna. Mientras las otras sombras son cautelosas con su entorno,
cortan las cuerdas atando los tirantes y travesaños de la cerca poco a poco para
no hacer ruido.

Cuando una cuerda fue cortada, las otras sombras atraparon el travesaño que
estaba a punto de caer y lentamente lo bajaron al suelo. Después de quitar el
siguiente travesaño de la misma manera, se creó un hueco que únicamente
permite el paso de las sombras. Luego se dirigieron a la siguiente valla para
completar este proceso de nuevo.

Repitiendo esto una y otra vez, finalmente despejaron todas las cercas y
entraron al campamento.
El interior del campamento, que estaba teñido de un color pálido debido a la luz
de la luna, estaba totalmente en silencio.

Incluso los centinelas que normalmente vigilarían estaban aparentemente


agotados por la batalla de ese día, ya que estaban durmiendo mientras se
sentaban y sostenían sus lanzas.

Las sombras rodearon a estos centinelas, cubrieron sus bocas con sus manos, y
al mismo tiempo cortaron a través de la garganta que no estaba protegida por el
cuello de la armadura de una sola vez. Los centinelas murieron mientras
filtraban ligeros y apagados gritos de sus bocas.

Las sombras corrían alrededor del campamento en busca de una presa tras otra.
Los que contaban las estrellas para perder el tiempo, los que dormían
profundamente apoyados en las vallas y los que hacían ejercicios para
mantenerse despiertos; se les cortaba la garganta sin tiempo ni siquiera de
gritar.

En el momento en que una de las sombras degolló a otro centinela, la puerta de


la casa que estaba justo delante de la sombra se abrió. No se sabe si era el
momento de un cambio de turno o si simplemente se levantó para mear, pero el
soldado de mediana edad, que intentó salir al exterior mientras bostezaba, se
enfrentó a la sombra con ojos sorprendidos.

[¿¡Zo-Zoan…!?]

El que estaba justo enfrente del soldado tiene la boca oculta por una tela negra,
pero gracias a la armadura tejida de hiedra y a la piel que se asoma por debajo
de esa armadura, no hay duda de que es un zoan. Iluminado por la pálida luz de
la luna, el zoan tenía su machete y sus brazos teñidos de negro con chorros de
sangre.

[¡Ataque Ene-!]

El soldado intentó gritar, pero lo que salió de su garganta no fueron palabras,


sino un chorro de sangre. El machete del zoan, que voló a una distancia de unos
tres metros en un instante, destrozó con precisión la garganta del soldado. Sin
embargo, debido al sonido de su cuerpo derrumbándose, hubo sonidos de
soldados despertando sorprendidos desde el interior de las casas.
Una vez que el zoan, que trataba con el soldado, dio la señal de “¡Shoo sho!”, al
exhalar bruscamente, a sus camaradas en las cercanías, allanó el interior de la
casa con su machete en la mano. Sus compañeros, que escucharon la señal,
también irrumpieron en las casas uno tras otro, y varios gritos apagados se
oyeron desde dentro.

El soldado, asesinado en la entrada al principio, al final recordó una sola


pregunta mientras su conciencia era tragada por la oscuridad mientras
escuchaba los gritos de sus camaradas. “¿Por qué están los zoans aquí a pesar
de que no había sonidos de tambor?”

◆◇◆◇◆

Garam estaba de pie en la cima de la montaña, mirando hacia el campamento


donde se desarrollaba la masacre.

Como para no perderse nada de lo que allí pasaba, su mirada se volvió hacia el
campamento sin vacilar ni una sola vez.

¿Cuánto tiempo había pasado? Hubo un cambio en el campamento.


Inmediatamente después de que un pequeño fuego se separara de las hogueras
colocadas al final de la ladera de la montaña del campamento, el fuego se movió
en el aire como si dibujara un círculo.

[¡Líder de clan! ¡Es la señal!]

Garam asintió a las palabras de Gulkaka que estaba a su lado, y dijo.

[¡Vamos!] (Garam)

Diciendo eso, se llevó a los guerreros que estaban al acecho detrás de él y pasó
a través de los agujeros abiertos en las vallas. Los que le saludaron una vez que
entró en el campamento fueron 20 guerreros cuyas bocas estaban cubiertas por
telas negras.

Obviamente, son los mejores de la élite, tanto por su físico como por sus
expresiones.
[¡Líder de clan! ¡Todos los humanos fueron eliminados!]

[¿Cuáles son nuestras pérdidas…?] (Garam)

[Algunas personas se han hecho heridas leves en las manos]

Incluso la propia persona que lo decía, tenía un tono como si estuviera medio en
duda.

Sin embargo, este fue un resultado que debe ser llamado natural.

Para empezar, los zoans tienen una gran capacidad física en comparación con
los humanos. Además de su fuerza física y resistencia, que les permite ser
clasificados como animales salvajes, su poder explosivo también merece una
mención especial. Uno podría describirlo como sus excelentes reflejos para
atrapar peces con sus propias manos y su tremenda aceleración que hace uso
de todos los músculos de su cuerpo.

Luchar en combate cuerpo a cuerpo con un zoan sin formar las filas adecuadas
podría considerarse equivalente al suicidio.

Además, para los zoans, que son auténticos cazadores, la noche oscura no es
un obstáculo para su actividad. Exactamente igual que las bestias, captan con
precisión la ubicación de sus enemigos con su oído y la percepción del olfato.
También son capaces de acercarse a su presa sin ser notados.

Sin mencionar la falta de vigilancia de los humanos ante una incursión nocturna
de los zoans. Habían relajado aún más su atención debido a la victoria de ese
día, y por lo tanto no estaban preparados para el ataque que tuvo lugar. Se
podría decir que los humanos ya habían perdido el momento en que comenzó el
ataque nocturno.

[¡Líder del clan! Supongo que no te importará quitarle la vigilancia a Soma


después de informar al refugio sobre esto] (Shyemul)

Incluso sin que él se dé la vuelta, el deleite de Shyemul se transmite a través de


su animada voz. En contraste, Garam, que no podía deshacerse de su
desconcierto, era incapaz de hacer nada más que dar un simple y corto
reconocimiento.

[… Sí.] (Garam)

[Entonces, discúlpame.] (Shyemul)

Al ver la figura en retirada de Shyemul que corre hacia el refugio con pasos
ágiles, Garam finalmente exprimió algunas palabras después de que su figura
desapareciera de la vista.

[¡Oye, Gulkaka!] (Garam)

[¿Qué pasa, líder del clan?] (Gulkaka)

[¿Qué demonios hemos estado haciendo hasta ahora?] (Garam)

Debido a que habían tratado de luchar mientras tenían una determinación tan
trágica, Garam no pudo aclarar sus sentimientos debido a este resultado. Como
reacción a la tensión que se le estaba cortando de repente, ni siquiera podía
entender lo que debía hacer a continuación.

[Yo tampoco lo sé. Por favor, no me pidas respuestas, líder del clan.] (Gulkaka)

◆◇◆◇◆

[¡Soma! Justo como dijiste, ¡pudimos ganar el control total de la aldea!]


(Shyemul)

Shyemul aparta a los dos jóvenes guerreros, que estaban a ambos lados de
Souma, con gestos de sus manos.

[Me sorprendió. Realmente estoy sorprendida. ¡Para que se resuelva tan


fácilmente!] (Shyemul)
Aunque Shyemul está asombrada, desde el punto de vista de Souma, se
sorprendió de que a los zoans no se les hubiera ocurrido la idea de un ataque
nocturno todavía.

[Si apuestas por un ataque nocturno, serán fácilmente derrotados. ¡Fue justo
como dijiste!] (Shyemul)

Souma sugirió a los zoans que organizaran un Asalto Nocturno. Eso es todo lo
que dijo.

Cuando vio el alboroto de Gajeeta más temprano en el día, Souma pensó que se
parecía a una Carga Banzai. El antiguo ejército japonés, al que le faltaban
municiones y alimentos después de que le cortaran las líneas de suministro en la
Guerra del Pacífico, estaba impregnado de una doctrina de no rendición según
un famoso manual militar con el párrafo de “No sufras la vergüenza de sobrevivir
como prisionero” Sin ni siquiera intentar capitular ante las fuerzas
norteamericanas cuando estaban acorralados, atacaron con el grito alentador de
“¡Su Majestad el Emperador, banzai!” . Eso eran las Cargas Banzai.

Debido a que hubo varias películas relacionadas con la Guerra del Pacífico
proyectadas en los últimos años, incluso Souma estaba al tanto de las Cargas
Banzai llevada a cabo por el antiguo ejército japonés.

Al principio, cuando vio esas películas junto a su padre, su impresión fue “Algo
así como atacar dentro de una lluvia de balas, ¿no es increíble?” Sin embargo,
cuando habló de ello en el aula de su escuela, su amigo otaku militar declaró
que “Eso no es una táctica, sino simplemente morir sin rendirse. En otras
palabras, suicidio”

En realidad, el ataque del viejo ejército japonés, que carecía de armas y


municiones, no era más que un blanco fácil para las fuerzas estadounidenses,
que habían mejorado los rifles automáticos y la artillería. Por el contrario, en las
batallas de Iwo Jima y Peleliu, donde se prohibieron los ataques suicidas, el
ejército de Estados Unidos sufrió grandes pérdidas porque esperaban las
Cargas Banzai en su lugar.

El ataque dirigido por Gajeeta a primera hora del día fue algo causado por
confiar en su propia capacidad, así como por subestimar a los humanos, en
lugar de ser un acto completamente suicida. Sin embargo, los resultados finales
fueron similares.

Los que despejaban la ladera de la montaña era probablemente para conseguir


madera también para construir casas, pero su verdadero objetivo era prepararse
para el ataque de los zoans, juzgó Souma. Si permites que se acerquen los
rápidos y ágiles zoans, son enemigos espantosos que también poseen cuerpos
duros.

Sin embargo, además de la pendiente en la que les resulta difícil correr, también
están las vallas que sellan sus movimientos. Ese lugar no era más que una zona
de muerte para masacrar a los zoans con buena eficacia.

Si se zambullen allí sin un plan, es natural que los guerreros zoans sean
asesinados de un solo lado.

Es similar a los soldados del viejo ejército japonés que se apresuraron frente a
las armas del ejército de Estados Unidos, como sus ametralladoras, mientras
gritaban a gritos de guerra y sin siquiera poseer municiones decentes.

Viendo eso, Souma le preguntó a Shyemul “¿Por qué, son tan imprudentes…?”

Desde el punto de vista de Souma, habría estado bien que tiraran troncos o
rocas de la ladera si hubieran querido destruir las cercas. Incluso sin hacer algo
así, si los soldados no estuviesen preparados hasta cierto punto para un ataque
sin que se tocasen los tambores, la incursión habría sido obviamente mucho
más fácil. Y aun así, ¿por qué harían un ataque suicida así, honestamente? Le
preguntó con mucho cuidado.

Sin embargo, la respuesta de Shyemul no criticó el ataque suicida temerario de


Gajeeta en sí mismo, sino que sólo identificó a Gajeeta actuando arbitrariamente
bajo su propia autoridad, así como su inmadurez hasta el amargo final.

Esa es la verdadera esencia de la brecha que Souma sintió entre él y Shyemul.


La causa que produjo esta diferencia es el resultado de que los zoans son una
raza que ha vivido en las llanuras desde el principio. En las llanuras casi no hay
obstrucciones, por lo que los soldados no pueden esconderse fácilmente y
siempre se produciría un choque directo desde el frente. En el caso de los
zoans, continuaron esta forma de hacer las cosas donde chocan con el enemigo
desde el frente después de nombrarse a sí mismos, la cual había comenzado
como batallas entre clanes mucho antes de empezar a luchar contra los
humanos.

Además, si se mira desde el punto de vista de los zoans que son físicamente
muy superiores a los humanos, su forma de luchar tenía algo de lo que eran
extrañamente conscientes. Pensaban con las siguientes líneas: “¡Como el
demonio vamos a luchar contra los oponentes humanos más débiles de una
manera astuta!”

Además, si hubieran derribado las vallas, los zoans tendrían la oportunidad de


ganar. En el momento en que la influencia de los zoans todavía era fuerte,
fueron capaces de obtener la victoria varias veces. Debido a estas experiencias,
los zoans terminaron ignorando su forma de luchar.

El éxito de esta incursión nocturna también había sido resultado de la forma de


pensar de los humanos. El gran general del imperio, Inkdiaz, que se hizo un
nombre en la guerra contra los demi-humanos que tuvo lugar hace unos cien
años, respondió a esta pregunta después de que su subordinado le preguntara
sobre los requisitos para un superior general.

[Lucha valientemente contra dinosaurios y enanos usando arcos, honderas y


arrojando lanzas mientras llevas armadura ligera. Ingeniosamente atraer a los
Marmen a la orilla. Lidera marchando con hilos sueltos mientras alineas escudos
robustos hacia los arqueros de los elfos. Confía en tu formación de batalla, y ten
cuidado al luchar contra los zoans, usando arcos y lanzas. Mantente firme, lo
que te permitirá aguantar las flechas de las arpías y lanzando piedras hasta que
se agoten.]

Estos no son sólo los criterios de un general, sino que ahora también se
enseñan como tácticas básicas en las batallas entre los soldados de todas las
naciones y los demi humanos.

Tal y como está escrito allí, la base para luchar contra los zoans es combatirlos
con arcos y lanzas sin permitirles acercarse, donde corren ágilmente por el suelo
con los cuatro pies. Incluso durante el alboroto de Gajeeta, esa doctrina dio
resultados definitivos.
En resumen, incluso los humanos se acostumbraron al estilo de batalla de los
zoans, después de luchar contra ellos de esa manera durante casi cien años.
Esta comodidad en el estilo propio de los zoans de lucha terminó siendo una de
las razones de su derrota. Por así decirlo, el ataque nocturno propuesto por
Souma era un ataque nocturno que había estado en preparación durante cien
años.

No sabiendo eso, Souma se preguntaba 「No importa cómo lo veas, ¿no están
los humanos de este mundo holgazaneando demasiado? 」

Pensó que era poco probable que acabase en fracaso debido al estado de la
batalla durante el día, pero seguía ansioso en cualquier caso. Debido a que los
zoan son capaces de lograrlo de alguna manera, lanza un suspiro de alivio en su
cabeza.

Lo dije de manera impresionante. Tengo que mostrar una expresión que significa
que es natural que tenga éxito.

Por otro lado, como el ataque nocturno propuesto por Souma fue un éxito,
Shyemul está muy contenta como si el asunto fuera de su incumbencia.

Debido a su estado, pensó que sería fantástico que los zoans aprovecharan esta
oportunidad para reconsiderar que no deben adherirse a su propia forma de
luchar. Sin eso, el siguiente paso será problemático. Eso se debe a que la
próxima vez se convertirá en algo que se alejará aún más de la forma habitual
de lucha de los zoans.

◆◇◆◇◆

A la mañana siguiente, cuando llegó al campamento bajo la dirección de


Shyemul, los guerreros zoans ya habían terminado de limpiar.

Para los zoans que son guerreros orgullosos, consideran que todos los
cadáveres son iguales, incluso si es un ser humano al que deberían odiar.
Enterraron los cadáveres arrojándolos a un agujero excavado en la superficie
desnuda de la montaña cercana.
El problema son los cadáveres de sus hermanos que fueron descuidados.
Originalmente, el servicio funerario de los zoans consiste en realizar un entierro
en el cielo de acuerdo con los mitos. Sin embargo, parecía que los cadáveres no
se descompondrían adecuadamente debido al frío. Debido a la preocupación de
que las enfermedades mortales se propagaran tocando los cadáveres que
habían sido descuidados durante tanto tiempo, no tuvieron otra opción que
quemarlos junto con los restos de las tiendas de campaña.

Mientras la Anciana canta una canción deseando descanso para las almas de
los difuntos, Garam enciende la leña que estaba amontonada en las cercanías.
La leña seca ardía brillantemente en un abrir y cerrar de ojos mientras levantaba
una llama roja brillante.

Mientras los zoans presentes mueven sus cuerpos hacia la izquierda y la


derecha, se unen a la canción de la Anciana en un coro.

Esa es la ceremonia solemne de los zoans. No hay forma de que Souma, que es
un ser humano como los perpetradores, se una a eso. No tenía otra opción que
mirarlo desde lejos.

Después de unas horas el fuego de la cremación finalmente se apagó y los


zoans buscaron dentro de las cenizas en busca de los artículos de sus
compañeros de clan fallecidos.

[Te llamabas Soma, ¿verdad, joven humano?] (Garam)

Garam se acercó a Souma que vio eso.

A pesar de que Souma, quien se vio afectado por las amenazas de anoche,
terminó saltando en un reflejo, Garam sacude ligeramente la cabeza como si le
dijera que no hará nada.

[Gracias a ti, pude enterrar los restos de mis compañeros de clan. También pude
recuperar el machete del anterior líder del clan](Garam)

Ese machete fue descubierto como un botín de guerra en manos de un soldado


humano.
El machete de un zoan es una joya creada por las manos de los enanos. De
padre a hijo, de hijo a nieto, se transmite junto con el orgullo y el alma de un
guerrero. Para los guerreros zoan el deber en el momento de su muerte es
transmitir su propio orgullo y alma a los guerreros de la siguiente era.

[Con esto, el alma del padre del anterior líder del clan me ha sido entregada]
(Garam)

Diciendo eso, Garam levantó las esquinas de sus ojos mientras descubría a
Shyemul caminando y sonriendo irónicamente. Tal vez pensó que estaba
amenazando a Souma mostrándole el machete de su padre.

[Ferocious Fang, ¿qué demonios estás…?] (Shyemul)

Garam le arrojó el machete de su padre a Shyemul. Shyemul entra en pánico.

[¿Esto es, el del anterior líder del clan…?] (Shyemul)

Como es un machete que también tiene recuerdos para Shyemul, termina


mirándolo fijamente mientras olvida sus palabras por un breve período.

Las manos de su padre, que sostenía este machete, eran las manos ásperas de
un guerrero que pasaba todo su tiempo luchando.

Sin embargo, recuerda las manos de su padre, que torpemente acaricia la


cabeza de la llorona Shyemul después de lesionarse, como si fuera muy gentil.
Shyemul resiste las casi derramadas lágrimas.

[Tienes que ocuparte de ello. Pásalo en el momento en que tengas un hijo, ¿de
acuerdo?] (Garam)

Garam ya posee dos machetes que heredó de su tío y su abuelo. Además,


aunque ocultó sus verdaderas intenciones llevando la máscara del líder del clan
delante de la gente, Garam era consciente de que su padre estaba más
preocupado que nadie por Shyemul, que tenía que cargar con la pesada
responsabilidad de ser una hija divina en ese entonces. El acto de entregarle el
machete de su padre a Shyemul fue porque creía que probablemente le daría a
su padre un poco de paz mental.
[Con esto no queda nada de lo que arrepentirse. Después, sólo tenemos que
luchar con el corazón contento] (Garam)

Si hay suministros almacenados por los humanos, los ancianos y los niños
podrán escapar de esta tierra. Mientras no haya ansiedad sobre el futuro,
simplemente tenderé una emboscada a las fuerzas militares humanas junto con
los guerreros que queden después.

Eso es lo que Garam pensaba.

Pero, sin saberlo, Souma dijo tranquilamente

[Bueno, entonces, primero tenemos que poner vigías. Ya que puede haber
mensajes regulares y exploradores que vienen de la fortaleza, no quiero que esa
gente se entere de que recuperamos esta fortaleza](Souma)

Al ser mirado intensamente por Garam y Shyemul con los ojos muy abiertos,
Souma se pone nervioso.

[Seguirás mis instrucciones, ¿verdad?] (Souma)

Dado que el ataque nocturno que se había propuesto había ido tan bien, Souma
pensó que su evaluación había subido un poco. Sin embargo, está nervioso
sobre si será expulsado después de que se le diga que ya ha cumplido su
propósito.

Sin darse cuenta de que Souma está perdiendo su presencia de espíritu, dijo
Garam en un estado de asombro

[De ninguna manera, ¿estás diciendo que ahuyentarás incluso a las tropas que
vengan aquí después de esto?] (Garam)

[Así es, ¿pero…?] (Souma)

Debido a que Souma lo dijo como si fuera natural, Garam y Shyemul se


quedaron sin palabras.
Ese fue el comienzo de la Batalla de la Colina Hoghnareah, anotada como la
primera batalla de 〈El Hijo Divino de la Destrucción, Soma Kisaki〉.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


17
Preparativos

Los zoans llevaron consigo la gran cantidad de comida almacenada dentro de


los almacenes del campamento. La comida, que había sido en gran parte
almacenada de antemano para los refuerzos que vendrán a partir de ahora, fue
un agradable botín de guerra para todos los zoans que habían perdido su
suministro de comida para sobrevivir el invierno.

[Parece que podremos sobrellevar el invierno si hay tanta comida]

[Cierto. ¿Pero hay alguna necesidad de transportarlo tan urgente al refugio?]

Preguntó al compañero de clan que estaba a su lado mientras llevaba una bolsa
llena de grano.

Al principio, los zoans consideraron reubicarse en su aldea recapturada para


acechar a las tropas humanas. En ese caso, debian traer armas, combustible y
provisiones a la aldea desde el refugio. Sin embargo, de lo que hablaban era de
lo contrario, de transportar las mercancías desde el pueblo hasta el refugio.

[Hmm, ¿no estaremos abandonando este lugar y refugiándonos aún más en la


montaña, porque parece que los humanos llegarán aquí en poco tiempo?]

Anteriormente, la charla sobre abandonar su refugio actual y escapar más lejos


en las montañas había surgido. Lo que lo hacía imposible era que no tenian
reservas de invierno. Sin embargo, ahora que obtuvieron esta abrumadora
cantidad de alimentos que compensa la comida que perdieron antes, es algo
totalmente posible.

[Ahora que lo mencionas, los otros se prepararon para quedarse en las


montañas durante el invierno, ¿no?]

Él dijo recordando a sus hermanos que entraron en la montaña aparte de los


suyos.

[Sin embargo, ese joven humano ha dicho que ahuyentará a los humanos que
vendrán después.]

Debido a ello, los zoans presentes en el lugar arrugaron uniformemente la nariz


y mostraron expresiones confusas.

Ciertamente, pudieron retomar esta aldea apostando a una incursión nocturna,


como les había dicho Souma. Pero, su próximo oponente son las fuerzas
militares. Incluso si ellos, por ejemplo, tuviesen éxito en un ataque nocturno
como el anterior, su ataque estaría definitivamente expuesto en el momento en
que mataran a varias docenas en el mejor de los casos.

Estaba claro que se convertiría en una situación desesperada al estar rodeado


por varios cientos de enemigos justo en medio del campo enemigo una vez que
eso sucediera.

[¿Qué demonios está pensando ese joven…?]

La pregunta de un compañero de clan, que murmuró después de ver la figura de


Souma desde atrás mientras corría hacia uno de los almacenes después de ser
llamado por Shyemul, era algo que compartían todos los zoans presentes.

Ignorando que tales miradas se dirigían a su espalda, Souma estaba encantado


con la información de que los objetos a los que apuntaba habían sido
descubiertos.

[¡Eso es genial! Me preocupaba si esas cosas no estuviesen aquí, pero ahora


esto es posible] (Souma)
Tras haber guiado a Souma hasta un pequeño almacén construido en un lugar
separado de las otras casas, Shyemul inclinó la cabeza hacia un lado mientras
miraba con curiosidad.

[Encontré los artículos tal como dijiste, pero ¿estarás bien con ellos?](Shyemul)

Una vez que aparta la piel que cubre la entrada del almacén, un fuerte y
espantoso hedor sale de ella. Eran muy diferentes de los artículos que Souma
conocía, pero no habrá ningún problema si se pueden usar de la misma manera.

[¡Sí! Ten cuidado al sacar esto, ¿de acuerdo?] (Souma)

◆◇◆◇◆

Souma estaba sobre un camino de montaña que descendía ligeramente del


campamento.

Anoche, lo primero que recordó cuando pensaba en cómo repelería a 800


soldados que venían a atacar, fue este lugar.

Se podría decir que Japón no tiene casi nada que ver con la guerra, pero eso
sólo si la conversación se limita a la realidad.

En subculturas como el manga, el anime, las novelas ligeras y los juegos, se han
adaptado todas las guerras posibles, desde los tiempos antiguos hasta los
medievales y hasta los tiempos modernos. Eran una guerra de todo tipo, hasta el
punto de que se la consideraría falta de integridad si se la viera con los ojos de
un no japonés.

Souma conoce las estrategias militares de los Anales de los Tres Reinos desde
el manga, ha visto la forma de luchar de los comandantes de los Estados en
guerra japonesas en animes, ha estudiado las tácticas del antiguo Mar
Mediterráneo en novelas ligeras y ha luchado liderando a las fuerzas militares
modernas en juegos.

Hasta el amargo final no son más que acontecimientos imaginarios.


Sin embargo, al mismo tiempo que son imaginarios, tampoco son
completamente ficticios. Estos fueron creados con la experiencia y el
conocimiento de la lucha que la humanidad aprendió al gastar enormes
cantidades de vidas y sangre durante un período de varios miles de años.

Y, este camino de montaña coincide perfectamente con una cierta condición de


estratagema que conocía de un famoso manga.

Si planeo repeler a un gran ejército enemigo con una pequeña cantidad de


gente, no tengo otra opción que usar esto, juzgó Souma.

Sin embargo, el problema aquí es que yendo por el conocimiento de Souma, él


sólo sabe que este lugar cumple con las condiciones de esa estrategia.

El manga no describe nada más que el resultado del éxito del plan. A pesar de
que se llevó a cabo un plan, no se ha descrito hasta qué punto se preparó o
cómo se prepararon las cosas.

Por otra parte, incluso si él era consciente de esas cosas, no es como si la


situación fuera completamente la misma que en el manga, por muy bien que se
cumplan las condiciones. También, las cosas que deben ser preparadas para
emparejarse con esta localización cambiarán las cosas que deben ser hechas.
Para ello, probablemente sea necesario revisar las cosas que hay que hacer y
complementar las que hay que preparar.

Pero, Souma no tiene la experiencia necesaria para implementar un plan


adaptándolo a los requerimientos del momento, tal como lo ha dicho Garam.

En ese caso, ¿qué debo hacer?

Si no tengo experiencia, no tengo otra opción que adivinar.

Haciendo eso, sólo puedo adivinar todas las posibilidades como: ¿Qué es
necesario? ¿Cuál sería el mejor curso de acción? ¿Qué va a pasar? ¿Qué debo
hacer en ese momento?

Primero Souma comienza a caminar hacia el campamento por el camino de la


montaña.
[¡Imagina! Soy un soldado. ¡A mi alrededor hay muchos camaradas!] (Souma)

Como si estuviera instruyendo a alguien, camina mientras sus pasos golpean el


camino de la montaña.

Y, mirando el campamento, actúa como si se sorprendiera. Después de eso,


mirando el matorral de la izquierda, actuó sorprendido.

[Bueno, ¿qué harán a partir de ahora?]

Después de inspeccionar los alrededores, Souma sube la pendiente por el lado


derecho. La pendiente es empinada, pero pudo correr hasta la mitad de ella.
Manteniendo su posición en ese lugar, reflexiona mientras hace una expresión
confusa.

[Una trampa es necesaria aqui también] (Souma)

Al decir esto, regresa al camino de la montaña, y después de hacer de nuevo un


gesto de sorpresa hacia el campamento y luego hacia el matorral, ahora hace un
gesto de sorpresa mientras mira hacia arriba, más allá de la ladera.

Mientras observaba atareadamente los alrededores después de eso, empezó a


moverse confundido en el lugar, solo.

[¡Un río!] (Souma)

Una vez que lo dice, Souma empieza a correr hacia los matorrales de repente. A
pesar de que parecía que iba a tropezar en el camino porque corría con tanta
prisa, llego al río después de atravesar los arbustos.

Después de que Souma mira el arroyo del río que convirtió el terreno en un valle
más profundo de lo que esperaba al quitarle el sedimento a la tierra con su
rápida corriente, mira hacia la orilla opuesta. La anchura del río es
inesperadamente estrecha, pero incluso si se llega a él con un salto, la orilla del
río es pequeña. Una vez que considere la profundidad del valle otra vez, es una
distancia donde uno dudará en saltar a la orilla opuesta aunque es probable que
no mueran aunque ellos se caigan.
[¡Muy bien!] (Souma)

Shyemul y un joven guerrero zoan miraban detenidamente a Souma.

[Estimada hija divina, ¿su mente se ha vuelto loca?]

El comportamiento excéntrico de Souma es tal que no puede evitarse que se


dijera eso si uno mira sus acciones desde hace un tiempo.

Como era de esperar, no hay palabras para defenderlo.

[Creo que Soma está planeando algo. Sí…] (Shyemul)

Fueron las palabras evasivas que Shyemul usó.

[¡Shyemul! ¡Estás aquí en el momento justo!] (Souma)

Souma, quien no notó que tal intercambio había tenido lugar, corrió hacia ella
con una cara feliz una vez que notó a Shyemul y al joven guerrero.

[¡Hay algo que me gustaría construir lo antes posible y hay algo que quiero que
tú hagas!] (Souma)

◆◇◆◇◆

[En cuanto al pozo, ¿está bien?]

Un solo zoan dijo mientras cavaba un pozo con una estaca dentro del matorral
ubicado al lado del camino de la montaña.

[¿No es ese el camino correcto? Según lo que dijo ese joven humano, parece
estar bien que no sea demasiado profundo. Dijo que es suficiente con una
profundidad de alrededor de la parte inferior de la pierna.]

Mientras confirmaba la profundidad del agujero metiendo una pierna en él,


inclina la cabeza hacia un lado, confundido. No tiene la menor idea de la utilidad
de hacerles cavar tantos agujeros con una profundidad que una sola pierna
pueda entrar.

[Ni idea. De todos modos, nos han dicho que cavemos muchos agujeros dentro
del matorral]

[Hagámoslo rápido. Una vez que esto termine, tendremos que cargar piedras de
la orilla del río]

[Cavando agujeros y cargando piedras, en serio, ¿qué estamos haciendo?]

[Te he dicho que no lo sé, ¿verdad? En vez de eso, mueve tus manos
rápidamente.]

◆◇◆◇◆

Incluso en el refugio los zoans decian lo mismo.

[Aunque los humanos vienen a atacar, ¿cuál es la intención de hacer estas


cosas?]

Lo que estaba haciendo el zoan mientras movía las manos es un enorme objeto
en forma de bola. Estaban creando algo que parecía un abrojo de castaño o un
jefe de erizo de mar atando los palos y ramas reunidas en las montañas, todas
en una sola pieza. Luego lo rellenaron de hierba marchita y hojas secas en los
huecos, y después de que la forma se pone en orden, se transforma en una
enorme bola.

[Aunque me preguntes, no lo sé. Ese tipo probablemente esté planeando algo]

[¡Papá, mamá! ¡El Sr. Ball está acabado!]

Incluso los niños, que estaban mezclados entre los adultos, jugaban haciendo un
brazalete de pelotas. Rodando alrededor las bolas terminadas y persiguiéndolas
mientras levantan el ánimo, los niños son encantadores, pero al pensar en crear
algo que se puede convertir en los juguetes de los niños, los adultos se sienten
desilusionados.
[Somos guerreros, ¿verdad? ¿Por qué tenemos que hacer estas cosas?]

[Sin embargo, pudimos retomar la aldea después de seguir lo que dijo ese tipo,
¿sabes?]

Todo el mundo se hunde en el silencio debido a esas palabras. Algo así como
hacer una incursión nocturna sin siquiera nombrarse era una forma de luchar
impropia de un guerrero. Sin embargo, si se considera el resultado, es un
resultado militar en el cual uno no puede quejarse.

Muchos zoans vacilaron sobre si está bien admirarlo o si es mejor condenarlo


por esa razón.

[No digas tonterías. El que nos devolvió el pueblo fue la fuerza de los guerreros.
Ese tipo no ha hecho nada, ¿verdad?] (Gajeeta)

Un bastón golpeó de lleno la cabeza de Gajeeta que dijo eso.

[¿¡Ouch!? ¿Qué estás haciendo, Anciana?] (Gajeeta)

[¡Oye! ¿Qué tal si mueves las manos mientras tienes tiempo para quejarte?]

Fue Gajeeta quien expresó sus quejas, pero debido a la cara de la Anciana, que
parece una momia de mono, regañándolo mientras abre ampliamente la boca
delante de él, termina inclinándose hacia atrás reflexivamente.

[¿Lo entiendes, Gajeeta? Lo importante no es lo que puedes hacer, sino lo que


harás]

Al escuchar eso, Gajeeta, que se llevó a los jóvenes guerreros en su alboroto de


ayer y produjo víctimas sin poder retomar la aldea al final, no pudo responder
con nada.

La Anciana levanta una risa fuerte de “¡Ka ka ka ka!”

[¡Ese joven es interesante! ¡Sí, es interesante!]


◆◇◆◇◆

[¡Líder del clan! Los soldados humanos, que se quedaron en la fortaleza,


¡comenzaron a moverse!]

Recibiendo el informe del guerrero zoan que había puesto como vigía, Garam
asintió.

[Sus movimientos fueron más tarde de lo esperado] (Garam)

Según las predicciones de Garam, los humanos deberían haber hecho un


movimiento mucho antes. Sin embargo, gracias a ello, su gente pudo dedicar
mucho tiempo a los preparativos.

[Me pregunto, ¿cuánto tiempo les llevará venir aquí?] (Souma)

Debido a que Souma lo pidió, Garam se cruza de brazos y reflexiona.

[Veamos. Tardarán dos días en llegar al pie de las montañas. Después de


acampar allí, escalarán las montañas a la mañana del día siguiente, supongo]
(Garam)

Garam hace tal suposición basándose en el comportamiento de las tropas


humanas hasta ahora. Si son unos 800 humanos marchando, no deberían ser
demasiado rápidos. Además, dado que se ven obligados a igualar su velocidad
de marcha con la velocidad de los vagones que tienen provisiones para 800
personas cargada, su viaje será aún más lento.

[Entonces, vendrán durante el día, tres días después, ¿verdad?] (Souma)

[Probablemente debería llevar todo ese tiempo.] (Garam)

Escuchando la respuesta de Garam, Souma respiró hondo una vez y declaró


claramente

[¡En tres días serán aniquilados!] (Souma)


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
18
Trampa

La organización del ejército del Estado de Holmea es casi la misma que la de


otras naciones.

Es decir, un escuadrón tiene seis soldados. Cuatro escuadrones forman un


pelotón, con un líder de pelotón añadido a un total de 25 soldados. Además,
cuatro pelotones forman una compañía. Un batallón tiene entre cuatro y ocho
compañías. Dos batallones son un regimiento. Cualquier cosa más allá de dos
regimientos se conoce como cuerpo de ejército.

Lo que se despachó esta vez es un batallón liderado por el Jefe de Batallón


Lugniaz.

Su composición consiste en 500 soldados de infantería divididos en cinco


compañías, 200 arqueros divididos en dos compañías y 100 soldados de
suministro en una compañía, totalizando hasta 800 soldados.

El equipo de un soldado de infantería consta de varias partes. Tiene un casco


compuesto por un protector metálico, una armadura para proteger el torso hecha
de una tela gruesa con escamas metálicas cosidas, y sandalias con una correa
de cuero que se enrosca hasta la espinilla para servir de calzado. Las armas
consistían en una lanza de una mano de aproximadamente 2,5 metros de largo
con punta de lanza metálica, así como una espada de doble filo que colgaba de
la cintura. Para rematar, un gran broquel redondo que tenía su superficie
reforzada con metal y su interior lleno de cuero colgaba de la parte posterior.

Para estos tiempos es probablemente considerado como el equipo estándar de


la infantería.
El equipamiento de un arquero no diferia mucho con el de un soldado de
infantería, pero el casco tenia la forma de cuenco para permitir una visión
amplia, y poseen un arco en lugar de la lanza y llevan un carcaj en la espalda en
lugar de un broquel.

La última parte de este batallón se encuentra al final de la línea y no posee


lanzas. Son los soldados de la unidad de suministros militares, y llevan canastas
llenas de agua y provisiones necesarias. Las criaturas que tiran de los carros
llenos de montañas de provisiones son enormes lagartijas conocidas como niryu.
Son una subespecie de los lagartos conocidos como kiryu que se utilizan como
monturas, siendo aproximadamente un tamaño más grande que ellos. En
contraste con los kiryu que se paran sobre dos patas, los niryu se paran sobre
cuatro patas que son tan gruesas como troncos. Debido a que su potencia es
inmensa a cambio de su lenta velocidad, son animales utilizados para el trabajo
físico, como el arrastre de vagones cargados de suministros.

Por último, en el frente del batallón están el jefe de batallón Lugniaz y una
unidad de élite compuesta por subordinados bajo su control directo. La armadura
que usan es más cara que la de los soldados comunes. Es una armadura que
tiene una placa de metal clavada con remaches en la parte superior de algo de
cuero, a la que se le aplicó un proceso de endurecimiento. En sus pies, llevan
algo parecido a botas de cuero que se fijaron con tachuelas.

Entre ellos, el único en un caballo es Lugniaz, que tiene un penacho azul pegado
a su casco. Aparte de él, las tres personas, que tienen un penacho rojo pegado
a sus cascos y están montando kiryus un poco detrás de él, son comandantes
de compañía.

[Por Dios, esas malditas bestias. Están haciendo esto más difícil para nosotros
al recluirse en las montañas] (Lugniaz)

Frunce el ceño debido al escalofriante viento del norte que sopla desde las
montañas.

La misión que le dio el rey del estado de Holmea era limpiar los restos del Clan
Fang. El Clan Fang es el único clan entre los zoans de las Llanuras Solbiantes
que incluso ahora se oponen inflexiblemente a los humanos. Para garantizar la
seguridad de los ciudadanos precursores antes de la siembra de semillas en
primavera, es necesario eliminarlos.
Los comandantes de la compañía siguen las quejas de Lugniaz.

[Como lo ha dicho el líder del batallón]

[Quiero deshacerme de las bestias rápidamente y volver a la capital real]

[Cierto, cierto. Gracias a ese sacerdote llamado Mildas o como se llame,


terminamos perdiendo el tiempo inútilmente]

De acuerdo con su horario, deberían haber salido de la fortaleza y haberse ido a


las montañas mucho antes.

Sin embargo, se retrasaron debido al sacerdote de la sagrada enseñanza


conocido como Mildas, que estaba en la fortaleza. Mildas armó un escándalo por
buscar a un niño humano que escapó dentro de la confusión causada por la fuga
en la prisión por los zoans, que provocó que su partida se retrasara tres días. Al
final, fueron incapaces de encontrar al niño humano y engañaron al sacerdote
haciéndole creer que había muerto en algún lugar del camino, pero también
fueron enviados a una misión completamente estúpida que les hizo perder el
tiempo.

[Si eso es lo que piensas, haz que los soldados se den prisa. Entraremos al
campamento antes del mediodía] (Lugniaz)

¿No está de mal humor? Los comandantes de la compañía intercambiaron


miradas debido a que el líder del batallón respondió con mal humor. La mayoría
de los comandantes prefieren palabras melosas que las respuestas picantes
como el curry.

[Por favor, permítame hacerlo, jefe de batallón Lugniaz. En cualquier caso, lo


que estamos montando son estos kiryus]

Mientras lo dice, golpea el cuello del kiryu que está montando con una palmada.

[En este frío el movimiento del kiryu es letárgico. En comparación, el jefe de


batallón Lugniaz monta un caballo espléndido. Por Dios, es muy envidiable]
Como dijo el comandante de la compañía, simplemente hacer que el kiryu se
moviese con este frío esta mañana fue un problema. Calentando los kiryu con un
envoltorio improvisado creado envolviendo piedras que fueron calentadas por
una hoguera en un paño y haciéndoles beber alcohol fuerte, finalmente
alcanzaron el punto de poder moverse.

En ese punto, los caballos son más resistentes al frío que el kiryu. Pero no es
sólo eso, incluso si uno compara la potencia y la resistencia de los caballos, los
caballos están un paso por encima de los kiryu. Si uno considera el precio y la
mano de obra necesaria para cuidarlos, los kiryu son convenientes, pero el
deseo de poseer un día su propio caballo es el sueño de los oficiales y hombres
de esta época.

Además, el caballo montado por Lugniaz fue recientemente obtenido pagando


una gran cantidad de dinero. Los comandantes de la compañía sabían que era
la primera batalla en la que montaba un caballo.

El estado de ánimo de Lugniaz, cuyo caballo fue elogiado, mejoró fácilmente.

[Bueno, supongo que no se puede evitar. Qué, mientras ustedes se


desempeñen de manera sobresaliente en el campo de batalla, también tendrán
uno en poco tiempo] (Lugniaz)

Fingió estar tranquilo, pero debido a su voz aguda que no podía ocultar su
deleite, los comandantes de la compañía mostraron sonrisas irónicas.

Poco después, el campamento que estaba rodeado por una valla de madera se
hizo visible delante del camino de la montaña.

[¡Alguien! ¡Infórmenles de la llegada del líder del batallón!]

Recibiendo esa orden, un solo soldado de infantería se dirige hacia el


campamento que se encuentra a poca distancia. Poco después de que ese
soldado entrara en el campamento, un pequeño soldado salió y abrió la puerta
en un gran movimiento.

Aunque había oído que se había enviado una unidad de soldados cualificados
como unidad de avanzada, un solo comandante de compañía tenía dudas de
que hubiera un niño soldado mezclado entre ellos.
Sin embargo, como no es nada significativo, inmediatamente lo disipa de su
conciencia.

[¿Qué? ¿Tampoco hay recepción?] (Lugniaz)

Debido a que ni un solo soldado salió del campamento para saludarlos, a pesar
de que la avanzada del batallón era visible desde la puerta del campamento,
Lugniaz se sintió ofendido. Mientras que los soldados, que aún no han
aparecido, se ofenden con un “Han hecho algo molesto”, los comandantes de la
compañía siguen tranquilizando al líder del batallón.

[Líder de Batallón, no hay necesidad de regañar a los campesinos por un asunto


menor]

Sin embargo, como era de esperar, comenzaron a sentir que algo era anormal
cuando ni un solo soldado apareció, a pesar de que la avanzada de batallón
había llegado justo en medio del campamento.

[Esto es… ¿qué esta pasando? ¿Por qué no hay nadie aquí?]

[Si recuerdo correctamente, de acuerdo con nuestra información, debería haber


alrededor una compañía estacionada aquí…]

[El soldado que enviamos a dar un anuncio preliminar, así como el soldado que
abrió la puerta no están en ninguna parte.]

Mientras escuchaba las cosas que los comandantes de la compañía están


diciendo a sus espaldas, Lugniaz inspeccionó el campamento y notó algo
extraño. Por todo el campamento, la leña y la hierba seca se amontonaron en
manojos.

[Esos son, ¿qué…?] (Lugniaz)

[Me atrevo a decir que esos son preparativos para pasar el invierno. Como el frío
aumentará de ahora en adelante, puede ser necesario encender hogueras
también]

[Entonces, ¿por qué no están reunidos en un solo lugar?] (Lugniaz)


Debido a lo que Lugniaz señaló, los comandantes de la compañía
inspeccionaron los alrededores a toda prisa.

No sólo había fardos de leña y hierba seca junto a los edificios, sino que también
se amontonaban en montañas sobre los tejados de los edificios y, además, en la
puerta de salida a la ladera de la montaña los bloqueaba.

[Espera, ¿no hay un olor extraño en el aire?]

[Ahora que lo mencionas…]

[¿Este olor es…?]

Cuando las narices de todos se movieron debido al horrible hedor que se


desprendía en las inmediaciones, el grito de un solo soldado resonaba
repentinamente en el interior del campamento.

Rápidamente, uno de los comandantes de la compañía lleva su kiryu junto al


soldado que gritó.

[¿Qué pasa?]

[¡La persona que fue enviada antes para el anuncio preliminar, por allí!]

Una vez que miró en la dirección en la que apuntaba el soldado, encontró el


cadáver del soldado tendido mientras derramaba sangre roja por debajo de su
garganta, oculta por la leña amontonada y la hierba seca.

[¡Líder de Batallón! ¡El soldado que enviamos antes ha muerto!]

En el momento en que escuchó el grito de su comandante, una chispa se


encendió en la cabeza de Lugniaz.

[Este olor. ¡De ninguna manera! ¿¡Petróleo!?] (Lugniaz)

Gritó Lugniaz mientras giraba su caballo.


[¡Retirada! ¡Esto es una trampa! ¡Retirada inmediata!] (Lugniaz)

Sin embargo…Ya era demasiado tarde.

[¡Son los zoans! ¡Hay zoans sobre nosotros!]

Mirando el acantilado situado en la parte trasera del campamento debido a los


gritos de los soldados, Lugniaz lanzó un grito desesperado.

Los que aparecieron en la cima del acantilado eran diez zoans, entre ellos
ancianos y niños.

Y, en las manos de los varios zoans que están frente a ellos, tenian antorchas
que elevan una llama roja brillante.

Un zoan de pelo negro, que está vestido con un aire inusual incluso visible
desde lejos, da un paso al frente a lo largo de los zoans y en gran parte
arqueando la garganta, levantando un aullido que hizo temblar la atmósfera
como un choque eléctrico.

Al soldado, a quien simplemente se le ordenó que se retirara, ya que era


imposible dar instrucciones precisas, se desplaza confundido ya que no sabe lo
que debe hacer. Incluso si se les dice que se retiren, el camino de la montaña
sigue lleno de soldados de las otras compañías.

[¡Hazte a un lado! ¡Si no te apartas, serás aplastado bajo los pies!]

Se interponen en su camino y lucha por salir del campamento, aunque sólo sea
él.

En la cima del acantilado, un zoan avanza junto al aullido del zoan de pelo negro
y dibuja un arco que hace emitir sonidos chirriantes.

Lo que estaba clavado en ella es una flecha, ardiendo roja con fuego.

Y, al final de los aullidos del zoan de pelo negro, la flecha de fuego se suelta y
las antorchas caen por el acantilado.
Al instante siguiente, junto con un sonido fuerte y rugiente, el campamento se vio
envuelto en un infierno carmesí.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


19
Carmesí

Las antorchas que se lanzaban por encima del acantilado caían al suelo
mientras trazaban una línea roja.

El fuego se propagó inmediatamente desde las antorchas que cayeron y


rebotaron en el suelo varias veces. El petróleo, que estaba esparcido en el suelo
por adelantado, se incendió. El fuego se extendió rápidamente y se extendió
hasta la hierba seca y la leña que se amontonaron a los lados de los edificios y
las cercas.

El fuego que se propagó explosivamente envolvió el campamento en una llama


carmesí en un abrir y cerrar de ojos.

[¡Hyaaaaa!]

[¡Fuego, es fuego! ¡Nos quemaremos hasta morir!]

[Por favor, sálvenme]

No existe ninguna criatura viva que no le tema al fuego.

Incluso los humanos, que controlaban la naturaleza usando el fuego como


herramienta después de aprender a manejarlo, no son una excepción a esa
regla.
Me pregunto si hay algún ser humano que no se vea sumido en el miedo por el
fuego que de repente arde delante de sus ojos.

Me pregunto si hay seres humanos que se mantienen calmados mientras


perciben el olor de quemarse en su nariz y sienten el calor del fuego en la piel.

Mucho menos decir, me pregunto si serán capaces de mantener la compostura


por sí mismos mientras sus camaradas a su lado se asustan, gritan y corren
tratando de escapar debido a su miedo al fuego.

[¡Aaahhh!]

[¡No quiero morir!]

[¡Caliente, esta muy caliente! ¡Por favor, que alguien me rescate!]

Los humanos dentro del campamento ya no son soldados.

No eran más que meras bestias que intentaban escapar del fuego mientras se
esforzaban por ser los primeros en salir.

[¡Nooo! ¡Caen piedras!]

Además, los zoans, que estaban en lo alto del acantilado, empezaron a lanzarles
piedras.

Estas no eran simples piedrecillas que puedes tomarte a la ligera si te las tiran.
Las piedras, que pesan varios kilogramos, se dejan caer desde una altura de
unos 20 metros. Si golpean, no terminará con algo tan simple como causar
dolor.

Si fueran flechas, podría haber sido posible protegerlas con escudos o repelerlas
con una espada. Sin embargo, las piedras que caen no son cosas que puedan
ser repelidas por las espadas. Además, incluso si están protegidos por escudos,
también hay varias piedras más grandes entre las que caen. Los escudos que
intenten protegerse de estas rocas serán aplastados.
Debido a todas estas piedras, muchos soldados han caído al suelo con la
cabeza partida y el pecho destrozado.

[¡Bastardos, abran paso! ¡Abran el camino, o si no!]

El jefe de batallón Lugniaz grita frenéticamente, pero eso no llega a oídos de


nadie.

Y no sólo eso, la oleada de soldados, que cayó en un estado de pánico,


empujaron al caballo que Lugniaz montaba por todos lados. Trató de controlar al
caballo tirando rápidamente de las riendas, pero un caballo es originalmente una
criatura cobarde. Asustado por el fuego y los gritos de los soldados que corrían
por ahí tratando de escapar, de repente se levantó en el lugar.

El cuerpo de Lugniaz es arrojado del caballo y golpea contra el suelo con la


espalda. Incapaz de respirar debido a ese impacto, Lugniaz es atacado por más
desgracia mientras gemía de dolor. Uno de los soldados que intentaba escapar
pisó con todas sus fuerzas la rodilla derecha de Lugniaz. Un agudo dolor sube
por su pierna derecha junto a un chasquido.

Lugniaz, que se retuerce en el suelo sin poder gritar, notó que una sombra caía
sobre él. Una vez que levantó la vista mientras agonizaba de dolor, fue la
sombra de una piedra arrojada por un pequeño niño zoan desde lo alto del
acantilado.

Dentro del campo de visión de Lugniaz, esa piedra cae en su dirección como si
se sintiera atraída hacia él.

La superficie de la piedra era áspera.

Esa fue la última vista que vio el Jefe de Batallón Lugniaz en su vida.

◆◇◆◇◆

El que disparó la flecha de fuego desde lo alto del acantilado fue un joven zoan
con el nombre de Fagul Grashata Shahata.
Aunque Shahata era un cazador, no era un guerrero. Debido a una lesión que
sufrió en su infancia, Shahata no pudo correr mas.

Una vez que un zoan alcanza el punto de ser capaz de cazar presas con su
propio poder, puede llamarse a sí mismo cazador.

Además, una vez que alcancen la edad en que puedan ser llamados adultos, se
les obligará a cazar en las llanuras a un animal que se asemeje mucho a los
ñúes y que sólo cuente con un machete. Tendrán que descubrir un rebaño
dentro de las vastas llanuras, perseguirlos y decidir qué presa pueden derrotar.
Y luego, una vez que encuentren una oportunidad, tendrán que correr a cuatro
patas, saltar sobre la espalda de su presa y matarla degollándola con el
machete.

Esa es la cacería de un guerrero.

Cuando traen de vuelta a la presa que derribaron de esta manera, reciben el


permiso para llamarse oficialmente guerreros.

Sin embargo, Shahata, que no podía correr, no tuvo otra opción que usar un
arco que era despreciado como arma de cobardes entre los zoans. Debido a
este punto de vista, por supuesto, no hay zoan que pueda manejar el tiro con
arco. Sólo podía aprender observando cómo los cazadores humanos y los
cazadores elfos usaban sus arcos.

Solo era visto como un ridículo por sus hermanos, pero para Shahata no había
otra opción que esta. Después de practicar desesperadamente, pudo presumir
de su considerable habilidad. En las cacerías fue capaz de capturar un gran
número de presas que no perderian frente a sus otros compañeros de clan.

Pero incluso logrando eso, Shahata no pudo convertirse en un guerrero. Eso es


porque no será aceptado como guerrero si no corre por el suelo con sus propios
pies y derriba a su presa con un machete.

Aunque muchos guerreros se dirigían a espectaculares batallas, Shahata


siempre se quedaba en la aldea y solo podía despedirlos. Continuó albergando
emociones sombrías debido a eso.

Sin embargo, fue en ese momento cuando llegó el niño humano.


[Escuché de Shyemul. Eres el mejor arquero de aquí, ¿verdad?] (Souma)

Aunque lo llamen el mejor arquero del pueblo, eso no es un cumplido.

Souma dijo esto con una expresión seria a Shahata, quien sólo contestó con un
brusco mensaje debido a ser incapaz de contener sus sentimientos de
frustración

[Por favor, dame tu fuerza] (Souma)

Al principio Shahata se preguntó qué clase de broma se suponía que era esta.
Algo así como desear a aquel que ni siquiera es un guerrero que preste su poder
en la batalla. Nunca se lo habían dicho, ni una sola vez en su vida. Y no solo
eso, luchar en una batalla como esta es algo de lo que nunca podría darse
cuenta aunque lo intentase por sí mismo.

Souma le explicó a Shahata, quien le dijo que no podía creerlo, mientras


agotaba todas las palabras posibles.

Mientras lo escuchaba, Shahata sintió que algo burbujeante y caliente brotaba


de su pecho.

Es algo que no entiende. Pero ese impulso estimuló a Shahata, provocando el


deseo de gritar, en el acto, en voz alta, ya que era incapaz de contenerlo por
más tiempo.

Primero, como le dijo Souma, enseñó a los guerreros el camino del tiro con arco.
Como por suerte había una gran cantidad de flechas y arcos provisionados en el
campamento humano, nunca se preocuparon por las herramientas.

Por supuesto que los guerreros mostraban expresiones reacias, pero para el
Shahata actual eso no era un gran problema.

[Shahata-san, el éxito o el fracaso de este plan depende de tu habilidad. Estoy


deseando trabajar contigo] (Souma)

Y luego, como lo pidió Souma, Shahata se paro en el acantilado y agarra


fuertemente sus manos que están temblando de nerviosismo. Debajo de sus
pies hay flechas de fuego que han sido preparadas haciendo que sus puntas
sean envueltas por un paño empapado en aceite.

Recoge uno de esos, se para junto al jefe del clan que está levantando el grito
de guerra y lleva al arco hasta el límite.

Ese niño humano inclinó la cabeza y me pidió a mí, que pasaba todos los días
deprimido y sombrío en la aldea de los zoan, que les prestara mi poder.

No seré un orgulloso zoan si no cumplo con sus expectativas aquí. ¡Seré mera
basura podrida! ¡Acabaré convirtiéndome en nada más que basura!

Shahata, que se regañó de esa manera, soltó la flecha del arco que había
desenvainado hasta el límite al mismo tiempo que terminaba el grito de guerra
del jefe del clan.

Su objetivo era un edificio que se encuentra en las cercanías del centro del
campamento. Debido a que existe el peligro de que los humanos lo noten
demasiado rápido si hay demasiado petróleo esparcido, tiene que encender
directamente los edificios que se encuentran cerca del centro del campamento.

Las flechas de fuego lanzadas por Shahata penetraron en los techos de un


edificio tras otro. Algunos de ellos terminaron desaparecidos, pero logró
apuñalar varias flechas de fuego en los techos de todos los edificios. Desde las
flechas de fuego, las llamas viajan hasta la hierba seca y la leña colocada en los
techos y se queman de inmediato. Bolsos de cuero con aceite en ellos colgados
con una cuerda delgada en los techos. Una vez que esa cuerda se quemaba, las
bolsas de cuero rodaban desde los techos mientras esparcían aceite. Con ese
petróleo prendiéndose fuego, los edificios estallaron en llamas de inmediato.

Mirando el espectáculo de todos los edificios en llamas, el jefe del clan Garam
llamó a Shahata, quien se sintió aliviado por estar a la altura de las expectativas
de Souma, mientras tiraba piedras a su lado.

[Estoy sorprendido. Hiciste bien en poder darles desde aquí…] (Garam)

No era más que esas palabras.


Sin embargo, estas palabras han hecho que el pecho de Shahata se llene de
emociones.

Él, que no es un guerrero, fue elogiado por el jefe del clan.

Eso fue más que suficiente para disipar los sentimientos sombríos que tenía
hasta ahora.

Mientras seca con sus brazos las lágrimas desbordantes, Shahata coge la
siguiente flecha.

[Aún no. La batalla aún está lejos de terminar] (Shahata)

◆◇◆◇◆

En el camino de la montaña, incluso las siguientes compañías notaron el


incendio en el campamento.

Se desata una conmoción entre los soldados debido al campamento, donde se


encuentran sus comandantes, estallando en llamas.

Sin embargo, esta conmoción se transformó inmediatamente en gritos.

El fuego no se limitaba al campamento, sino que también se elevaba a ambos


lados de la carretera en la montaña en la que se encontraban. Además del
matorral a su izquierda, los fardos de hierba seca y leña, que habían estado
escondidos bajo las hojas caídas en la ladera de la derecha, comenzaron a
arder uno tras otro.

Simultáneamente, los zoans aparecieron en la cima de la pendiente a su


derecha.

Sucesivamente prendieron fuego a enormes bolas hechas de hierba seca y


ramas marchitas. Estas bolas, que ya habían sido empapadas en aceite,
estallaron en un instante y los zoans comenzaron a lanzarlas hacia el camino de
la montaña.
Los soldados cayeron en un estado de pánico debido a las bolas de fuego que
caían por la ladera.

Si estuvieran un poco más tranquilos, podrían haber sido capaces de patearlas o


tirarlos en algún lugar antes de que los escaldaran agarrándolos con las manos,
que estaban cubiertas con guantes de cuero. Sin embargo, una vez que trataron
de saltar después de ser sorprendidos por las bolas de fuego en una formación
densa, chocaron con los camaradas a su lado o terminaron siendo forzados a
replegarse. Con estos eventos ocurriendo en todas partes, se convirtió en un
empujón, como el juego de los niños en el que tres o más personas se paran
espalda con espalda en un círculo y se empujan. Como todos ellos trataban de
escapar del fuego, aunque sólo fuera un poco, esto causó un caos enorme.

Además, los Zoans empezaron a tirar piedras ya en ese punto.

También hubo quienes valientemente trataron de contraatacar con el tiro con


arco mientras sus camaradas eran derrotados por las piedras lanzadas una tras
otra. Pero, al ser arrastrados por sus camaradas en pánico que trataban de
escapar, no eran capaces de levantar decentemente sus arcos. Los zoans
también bañaron a estos soldados con una lluvia concentrada de piedras una
vez que los encuentran y no les permiten contraatacar.

Entre ellos, los niryu, que estaban asustados por el fuego furioso y los soldados
en pánico, empezaron a correr por el camino de la montaña mientras levantaban
rugidos. Aunque se podría decir que sus movimientos son lentos, incluso los
niryu son capaces de correr a una velocidad razonable si sus vidas están en
peligro. Los niryus enloquecieron mientras pisoteaba y pateaba a los soldados
que estaban frente a ellos, pero al ser arrastrado por los carros, en gran parte
inclinados, encallaron debido a los cuerpos de los soldados caídos, terminando
cayendo en la espesura del lado izquierdo. Los niryu, que no pudieron
levantarse después de haber sido inmovilizados por el yugo de los carros
volteados, comienzan a aullar con voces desgarradoras después de haber sido
quemados por el fuego, pero nadie podia salvarlos.

La intensidad del aluvión de piedras de los zoans aumenta. Pero los soldados no
tienen forma de escapar con fuego a diestra y siniestra, y sus camaradas
bloqueados por bolas de fuego en la parte delantera y trasera.

Gritó uno de los soldados que conocía el terreno de esta zona


[¡Hay un río! Hay un río al otro lado de los matorrales, a la izquierda]

Para los soldados que estaban siendo envueltos por el fuego, la palabra río
sonaba como una revelación divina.

Sin embargo, para llegar a ese río, tienen que atravesar los matorrales
ardientes. Mientras todos dudaban, un solo soldado finalmente se resolvió y se
adentró en la espesura ardiente.

Con él como punto de partida, muchos soldados lo siguen en su búsqueda del


agua del río.

Dentro del matorral ardiente se había desarrollado una situación en la que no


podían respirar normalmente debido al calor y al humo. Sienten un dolor con
hormigueo debido al aire que quemaba sus caras expuestas. Sin embargo,
corren frenéticamente a través de ella mientras albergan la esperanza de ser
salvados si llegan al río después de soportarlo.

Cuando el primer soldado que se zambulló en la espesura llegó a un cierto


punto, su pie que se adelanto de repente terminó herido después de pisar el
suelo, y sufrió una gran caída. Este soldado, que cayó al suelo sin poder
ponerse a la defensiva, gime cuando su cuerpo siente el fuerte impacto. Sin
embargo, se sorprende aún más cuando se entera de la razón de su caída.

Había un agujero excavado en el suelo. Su profundidad no alcanza más allá que


su espinilla. Es un pequeño agujero que permite la entrada de hasta un pie. Se
cayó después de tropezarse con ese agujero. Una vez que miró correctamente,
esos agujeros habían sido cavados por todas partes dentro del matorral.

Estos pequeños agujeros que sólo hace que uno se caiga atrapando un pie se
transforman en trampas atroces sólo en este momento.

Un espectáculo así ocurrió en todo el matorral ardiente.

Finalmente, dejando el matorral ardiente después de aplastar a sus camaradas,


los soldados, que salieron a la playa del río donde nada arde, se sintieron
aliviados como si estuvieran a salvo con esto. Pero eso sólo duró un momento
fugaz.
Quién iba a creer que un grupo de zoans, que habían arrastrado sus arcos hasta
el límite con flechas colocadas sobre ellos mientras apuntaban hacia ellos,
estaban en la orilla opuesta con rápidas corrientes que arreciaban entre ambas
partes.

[¡Fuego!]

Junto a ese grito, los zoans soltaron las flechas a la vez. Los soldados que
llegaron a la playa del río primero recibieron esas flechas y fueron asesinados en
sucesión.

[¡Uwaah! ¡Zoans! ¡Los Zoans están por allí!]

[¡Regresa, regresa! ¡Nos matarán aquí!]

[Te han dicho que vuelvas, ¿verdad? ¡Es una emboscada hecha por los zoan!]

Aquellos que intentan volver justo después de llegar a la playa del río, y aquellos
que intentan salir de la espesura de la playa del río, chocan y se convierte en un
pánico violento. Entre ellos hay incluso los que son empujados al suelo y los que
son empujados de la playa del río a la corriente rápida.

Atrapados entre los zoans y el fuego, los soldados ya no sabían qué hacer.

Algunos blandían sus espadas mientras alzaban voces extrañas, otros se


sentaban llorando y otros incluso se lanzaban a las rápidas corrientes.

Y, sin diferenciar entre esas personas, la lluvia de flechas de los zoans cae
sobre ellos.

Más que un campo de batalla, ese lugar ya era un matadero de locos.

◆◇◆◇◆

Los que tendieron una emboscada a los soldados humanos a la orilla del río
eran soldados zoans dirigidos por Gulkaka. Son aquellos que fueron capaces de
elevar sus habilidades al grado de ser capaces de disparar flechas directamente
hacia adelante bajo la tutela de Shahata en un período de varios días.

Recibieron la instrucción de disparar flechas ya que los soldados humanos


vendrían huyendo.

Sin embargo, como guerreros zoans, despreciaban el arco como un arma


cobarde. Para ellos, la batalla es algo donde matan a su enemigo usando su
machete.

Además, aunque se esperaba que los soldados humanos subieran por el camino
de la montaña, no podían creer que se presentarían expresamente a la orilla de
este río.

Siendo infelices porque tenían que usar estos arcos y tomando en cuenta la
afirmación de Souma, la moral de los zoans en ese lugar era extremadamente
baja. Incluso Gulkaka, que originalmente debería corregirlos, finge no ver la
actitud de sus compañeros de clan.

Sin embargo, cuando los soldados humanos saltaron de entre los matorrales
después de que las llamas se elevara una tras otra, su actitud perdida terminó
desapareciendo en la nada.

Si se tratara de soldados que levantan gritos de guerra mientras arden en


combatividad, es probable que los zoans tampoco les hubieran temido. Pero, lo
que llegó fueron cientos de humanos corriendo con expresiones desesperadas
mientras gritaban con los ojos abiertos hasta el límite por miedo a ser
perseguidos por el fuego.

Incluso los guerreros zoans estaban asustados debido a este espectáculo


anormal.

La gente siente miedo hacia las cosas que sobrepasan su propia comprensión.
El horror de los humanos podría haber sido contagioso.

De cualquier manera, una vez que pensaron en esos humanos, cuya naturaleza
no entienden, moviéndose hacia adelante, los zoans temblaron con todos sus
pelos de punta.
De hecho, había bastantes entre los guerreros zoans que consideraban tirar sus
arcos y luchar con sus machetes si los soldados humanos realmente venían. Sin
embargo, tales pensamientos desaparecieron completamente de sus mentes.

Todos ellos frenéticamente acomodan los arcos a los que no están


acostumbrados y les colocan flechas.

[¡Fuego!] (Gulkaka)

Junto a la voz de Gulkaka, todas las flechas se sueltan a la vez.

Sin embargo, luego de eso, cada uno de ellos continuó disparando flechas por
su propia voluntad. Todos ellos disparan sus flechas sin tener en cuenta su
objetivo para que esos humanos no se acerquen más, aunque sea un poquito.

En realidad, ni siquiera había necesidad de apuntar. Los humanos, que


intentaban salir a la playa del río, y los humanos, que intentaban escapar de los
zoans, se amontonaron una vez que se forma una multitud en pánico. Si
disparan una flecha, golpeariá a alguien. Esa es la situación actual.

Gulkaka y los demás no recuerdan por cuánto tiempo continuaron disparando


sus flechas.

Continuaron disparando seriamente las flechas en trance y después de que se


les acabaron las flechas que habían preparado hasta tal punto, Gulkaka y los
demás entraron en razón por primera vez.

Debido a que usaban flechas y arcos con los que no estaban familiarizados, la
piel de ambas palmas se había pelado y la sangre goteaba hacia abajo.

Pero, tal cosa no era un problema real.

Debido al paisaje frente a sus ojos, Gulkaka y los otros guerreros zoans se
quedaron inmóviles mientras se quedaban sin habla.

La orilla opuesta estaba completamente cubierta por cadáveres y humanos


heridos hasta donde alcanzaban sus ojos. Incapaces de creer que esto fuera
algo que pudieran haber hecho, continuaron mirando el paisaje aturdidos.
En ese momento se desconocía el número de bajas y heridos que llenaron hasta
el borde la orilla del río. La sangre que bajaba de allí tiñó de rojo el río y se dice
que ni siquiera se detuvo hasta que pasaron más de tres días.

◆◇◆◇◆

Se dice que la lluvia cae a menudo después de una batalla.

El aire caliente parece ser transportado hacia lo alto del cielo después de
cabalgar sobre las corrientes ascendentes producidas por los fuegos de la
guerra y se convierte en nubes de lluvia. La atmósfera es entonces sacudida por
los gritos de la guerra y las espadas se golpean entre sí, lo que hace que la
lluvia caiga de estas nubes.

No se sabe si es verdad o no.

Sin embargo, incluso esta vez el cielo estaba repentinamente cubierto por nubes
de lluvia, y poco después una lluvia inusualmente intensa para esta temporada
comenzó a caer sobre las Llanuras Solbiants. Debido a la intensa lluvia que caía
hasta la mañana del día siguiente, los incendios se apagaron sin extenderse
más.

Debido a que Souma solo pensaba en envolver al enemigo en fuego en ese


momento, se olvidó de tomar medidas contra la propagación del fuego. Si esta
lluvia no hubiera ocurrido, podría haber causado un peligroso gran incendio,
pero hasta el final, Souma no se dio cuenta de su fortuna. Así, las cortinas de la
Batalla de la Colina Hoghnareah, que fue nombrada como la primera batalla
del 〈Hijo Divino de la Destrucción, Soma Kisaki〉 que fue bendecida con buena
suerte sin percatarse de ello, fueron cerradas.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
20
Shock

En años posteriores se le pusieron otros apodos a Soma Kisaki.

El más famoso entre ellos es 〈 El Hijo Divino de la Destrucción〉 Por supuesto,


esto se debió al hecho de que él es el hijo divino de Aura, la diosa de la muerte y
la destrucción. Debido a que sólo este hecho desanimó a las tropas enemigas e
inspiró a las suyas, difundió activamente el conocimiento de que él es el hijo
divino de Aura. Es sin duda el apodo que se había propagado más ampliamente.
En cuanto a sus otros apodos famosos; cosas como 〈Hijo de
Genobanda〉 y 〈Destructor de la Tierra Quemada〉 se han utilizado, pero incluso
entre estos muchos apodos, una gran parte de ellos pueden considerarse
influenciados por el Fuego Esto se debe probablemente a que se dice que le
gustaba usar ataques con fuego en muchas de sus batallas.

Sin embargo, si uno examina sus registros de batalla, hay inesperadamente muy
pocos casos de él usando fuego en sus batallas.

A pesar de ello, lo que causó esta percepción equivocada de que prefería usar
fuego se puede atribuir a las fuertes imágenes dejadas por su primera batalla, de
la Batalla de la Colina Hoghnareah donde lo usó intencionalmente, así como la
Masacre de Bolnitz que ocurrió más tarde.

Ese fue un acto abominable incluso en aquellos días, en los que una sola ciudad
en el dominio de su propio país fue reducida a cenizas en su totalidad junto con
sus decenas de miles de seres humanos. La historia de esta batalla fue
ampliamente difundida, y dejó un impacto duradero en los países vecinos.

Eventos como estos fueron probablemente la razón de la percepción equivocada


de que Souma prefería usar el fuego, convirtiéndose en un hecho establecido.
Pero, de hecho, parece que lejos de preferir atacar con fuego, Souma preferiría
no usarlo en absoluto.

En esos días hubo muchos casos en los que se disparó una gran cantidad de
flechas de fuego contra fortalezas y ciudades en el momento del ataque para
hacer que el fuego se extendiera a los edificios dentro de la ubicación defendida,
y luego cargar después de que el bando defensor se sumergiera en el caos. Aún
así, aparentemente a Souma no le gustaba los asedios a los castillos. Sin
embargo, se ha dejado atrás en varios documentos que, incluso durante los
pocos asedios a castillos en los que participó, intentó firmemente no aceptarlo
cuando sus generales propusieron un ataque con fuego.

Esto permite adivinar que el propio Souma no prefería el fuego, contrariamente a


su imagen en la sociedad.

La Batalla de la Colina Hoghnareah es la primera batalla oficialmente registrada


de Souma. Además, debido al espectacular logro de reducir a cenizas a 800
soldados enemigos con sólo una pequeña cantidad de zoans, había mucha
gente persiguiendo la historia de esa época, pero también es cierto que Souma
se quedó callado en el momento en que la historia llegó a ese punto.

Esta es probablemente la verdad ya que el Conde Bilgrit, quien fue a celebrar


negociaciones de paz con Souma como enviado especial del país Hoghna, dejó
tras de sí una nota en su diario que decía

〈En el momento en que el tema llegó a la Batalla de la Colina Hoghnareah


durante la cena con él, Soma Kisaki pareció sentirse sacudido aunque fingió
serenidad. Cuando le felicité por esa batalla, no sonrió, pero parecía como si lo
considerara desagradable por alguna razón〉

También fue lo mismo para los zoans que se hacían llamar el Clan Fang que lo
habían seguido desde aquella batalla. Muchos de ellos tratan de no hablar tanto
de lo que pasó entonces.

Aunque es una historia extraña, parece que todos los que participaron en la
Batalla de la Colina Hoghnareah, desde las fuerzas armadas nacionales de
Hoghna hasta Souma, que ideó la estratagema, e incluso los zoans que la
llevaron a cabo, recibieron una gran conmoción. Sin embargo, muchos
historiadores también han señalado que los zoans, atascados en sus viejas
tradiciones, probablemente no habrían seguido las tácticas que deberían
llamarse las innovaciones de Souma si no fuera por esta conmoción masiva.

◆◇◆◇◆

A la mañana siguiente, después de que dejara de llover, Garam se paró en la


carretera de la montaña sólo acompañado por Gulkaka.

Una vez que miró a su alrededor, todo lo que vio fue tierra quemada.

La montaña, que se desbordaba con los diversos colores de las malas hierbas,
las hojas caídas y los árboles, es ahora una mera sombra de lo que era. Hollín
negro, así como el carbón que quedó después del incendio, y ceniza blanca
quemada. Se había transformado completamente en un mundo que se
componía enteramente de estos dos colores. El aire huele a quemado e incluso
ahora hay árboles que aún no se han quemado, ardiendo aquí y allá.

[Qué terrible…]

Garam tragó saliva debido al paisaje que no podía describir de otra manera.

Junto a él, Gulkaka también estába de acuerdo.

[¿Tienes alguna idea de cuántos humanos murieron, líder del clan? Los
humanos que tardaron en escapar han sido capturados y divididos en varios
lugares según las instrucciones del joven llamado Soma. Les hemos dado
tratamiento médico desde que nos dijeron que salváramos a tantos de ellos
como fuera posible, pero también había muchos soldados en los que el
tratamiento era demasiado tarde debido a que estaban heridos y tenían grandes
quemaduras] (Gulkaka)

[Como están las cosas ahora, ¿cuántos de los soldados que escaparon pudieron
llegar a salvo a la fortaleza…?] (Garam)

No hay registros detallados dejados por los zoans sobre las pérdidas del lado
humano en este momento.
Lo único que podría servir de referencia es el diario del ayudante Marchronis,
comandante de la compañía, que se quedó en la fortaleza.

Según este diario: Después de que un fuego fue visto por primera vez en las
montañas, los soldados comenzaron a llegar a partir de tres días después del
primer avistamiento, y continuaron llegando durante varios días después. Los
soldados que regresaron de este ataque eran dos compañías que servían como
unidades de suministro para la infantería de combate, y estaban estacionados
en la cola de las fuerzas del ejército. Sin embargo, las apariencias de esos
soldados eran terribles. Todos ellos estaban sucios con hollín y ceniza y había
un gran número de soldados gravemente quemados y heridos por haber sido
golpeados con piedras. Por lo tanto, muchos de ellos habian fallecido y el
tratamiento adecuado fue inútil. Se dice que esos números parecían ser la
cuarta parte de los soldados que llegaron a la fortaleza.

Por el hecho de que el número de soldados por compañía en ese momento era
de 100, parece que el número de supervivientes asciendia a unos 150.

Además, se afirma que los soldados que se habían convertido en prisioneros de


los zoans fueron luego liberados secuencialmente y devueltos a la fortaleza, que
al final ascendieron a dos compañías.

Excepto estos, probablemente hubo soldados que escaparon sin regresar a la


fortaleza, pero como tendrían que caminar dos días más desde la fortaleza para
llegar hasta la aldea más cercana, el número de desertores no podría
considerarse demasiado alto. Además, es fácil imaginar que la mayoría de ellos
perderían la vida debido al hambre o a lesiones.

Si uno lo considera así, los soldados sobrevivientes podrían ascender a sólo


400, incluso si uno lo estimara amablemente.

Perder a la mitad de los 800 soldados sin que ellos pudieran oponer una lucha
decente fue realmente un acontecimiento sin precedentes.

En muchos casos, los soldados de la época eran reunidos con refugiados que
estaban en la quiebra, así como con granjeros que no tenían nada que hacer y a
los que sólo se les permitía portar armas. Su lealtad hacia el país y sus
comandantes era baja. No es exagerado decir que es una aniquilación total si
una fuerza militar pierde la mitad de su fuerza armada en una batalla. Por el bien
de los argumentos, incluso si fueran reorganizados en unidades, probablemente
sería imposible usarlos normalmente por un tiempo mientras el miedo a la
derrota se quemaba en sus corazones.

[¿Qué hay de las pérdidas de nuestro bando?] (Garam)

Gulkaka contestó a la pregunta de Garam mientras bajaba los ojos a sus propias
palmas que tenían la piel pelada debido a que él había usado el extraño arco y
las flechas.

[Hay algunos que se quemaron después de cometer un error al prender fuego,


otros que se lastimaron la garganta al respirar el humo y otros que se lastimaron
las manos debido a los arcos y flechas con los que no están familiarizados. Ese
es el alcance de todo esto] (Gulkaka)

Comparado con las fuerzas humanas aniquiladas, el daño del lado de los zoans
no fue más que eso.

Aun así, ese también es un resultado maravilloso. Demuestra que fueron sólo
los zoans los que lanzaron ataques unilateralmente.

Como resultado de haber sido informado de ello, Garam murmuró como si


estuviese sorprendido

[¿Qué sería lo mejor poder llamar a esto…?] (Garam)

[¿Probablemente no es un error llamarlo victoria?] (Gulkaka)

[No seas estúpido, Gulkaka.] (Garam)

Garam suspira profundamente.

[¿solo una simple victoria? Al menos llámalo una victoria impresionante] (Garam)

Lo que dice Garam es razonable. Mientras que tenían tal diferencia en potencial
militar, aniquilaron al enemigo sin que su lado sufriera ningún daño substancial.
No hay forma de que esto sea una mera victoria. El viento del norte lleva ceniza
blanca como la nieve cuando sopla entre los dos.
Gulkaka dudó mucho si debía decirlo, pero tras resolverse, abrió la boca

[Pero, líder del clan, honestamente, tengo miedo] (Gulkaka)

Garam no le contestó pero él sabía bien lo que Gulkaka quería decir.

[¿Puedes llamar a esto una batalla? Al menos no es el tipo de batalla que los
zoans conocemos] (Gulkaka)

Mientras decía esto, Gulkaka señaló el paisaje circundante que se había


transformado en una tierra totalmente quemada.

[¿Es este el poder de la Diosa de la Muerte y la Destrucción? ¿Es este el poder


de ese joven? No soporto tener miedo. Dime, ¿no seremos nosotros algún día
los que llegaran a morir en este escenario?] (Gulkaka)

A los ojos de Gulkaka, los cadáveres de los soldados humanos, que se


extendian en la montaña convertida en cenizas y polvo, aparentemente se
superponían con las futuras figuras de los zoans.

Garam comprendió la ansiedad que albergaba Gulkaka.

Esto es algo demasiado diferente para la naturaleza de los zoans. Si se


preocupaban por algo así, era por que existía la sensación de temor de que los
zoans no pudieran morir como zoans.

Sin embargo, como jefe del clan al que se le ha confiado el futuro del clan,
también hubo otra consideración.

[Gulkaka, puede que tengamos que cambiar] (Garam)

[¿Cambiar…?](Gulkaka)

[Eso es correcto. En el pasado luchamos contra otros zoans. Hay honor y orgullo
que ganar en eso, y también tenía cortesía] (Garam)
Garam recordaba las batallas de los zoans que una vez se desarrollaron en las
llanuras, orgullosamente contadas por los ancestros.

Sin embargo, Garam, que es un gran guerrero, sintió que no podia ganar contra
los humanos con eso.

Los humanos, que son inferiores en fuerza individual, aprendieron a derrotar a


los zoans formando filas y reuniendo números. En oposición a eso, los zoans no
aprendieron nada y no hicieron nada más que repetir su forma tradicional de
lucha.

En la época en que todavía había muchos guerreros zoans, eso era suficiente.
Sin embargo, debido a las largas batallas, los zoans terminaron perdiendo
muchos jóvenes. Por el contrario, los humanos, que extendieron su esfera de
influencia a través de los bosques y las montañas, aumentando radicalmente su
número y envíando soldados a las llanuras sin cesar.

Los zoans, que son inferiores en número incluso en circunstancias normales,


cayeron en el círculo vicioso de extender sus fuerzas contra los humanos cuanto
más se intensificaban las batallas.

Tal y como está ahora, no solo el Clan Fang, sino también los propios zoans
probablemente acabarán pereciendo en poco tiempo.

[Si las cosas permanecen como están, los zoans seremos destruidos. Para que
eso no suceda, tenemos que cambiar] (Garam)

Por ese motivo el poder de ese niño humano llamado Soma se hará necesario,
por supuesto, Garam tenía la firme convicción a pesar de no haberlo expresado.

Sin embargo, en ese momento Garam no lo sabía.

El asunto de un fenómeno grande e inusual visitando a Souma en este


momento.

◆◇◆◇◆
En este momento Souma estába visitando el campamento mientras que
Shyemul lo lleva. Incluso ahora los restos quemados de los edificios están
ardiendo y el humo blanco se eleva por todo el campamento, donde la lluvia ha
dejado de caer. Un sinnúmero de zoans estaban ordenando entre las ruinas.

Incluso después de llegar al campamento, el estado de ánimo de Souma se


elevó y nunca borró su continua sonrisa. Las fuerzas enemigas fueron
expulsadas después de quedar espléndidamente atrapadas en el plan que se le
ocurrió por su cuenta. No hay manera de que no sea feliz. Además, mientras
más esta con Shyemul, que está a su lado, habla muy bien de que han podido
ganar sin perder, gracias a Souma.

Lo que Souma recordaba cuando reflexionó sobre cómo ahuyentar a las tropas
humanas en la reciente batalla, fue un acto de la Batalla de Bowang del famoso
manga Sangokushi

En el manga, Liu Bei estaba siendo atacado en Xinye por las 100.000 tropas de
Cao Cao, lideradas por Xiahou Dun. Zhuge Liang, que acaba de ser recibido por
Liu Bei, ideó un plan y atrajo a Xiahou Dun a lo que se llama la Batalla de
Bowang.

El segundo al mando, Li Dian, advirtió a Xiahou Dun, que perseguía al enemigo


mientras tomaba a la ligera a sus pequeñas fuerzas sabiendo que eran cebo,
con Hay que tener cuidado y estar preparado para las trampas de fuego creadas
por el enemigo mientras se camina por los difíciles y estrechos senderos entre
las montañas y los ríos, donde la vegetación crece densamente.

En el momento en que Xiahou Dun miró a su alrededor y se dio cuenta de que la


topografía era como se le había dicho antes, ya era demasiado tarde. El ejército
de Cao Cao cayó en un pandemonio debido a la trampa de Liu Bei. Sufrieron
una derrota aplastante con la muerte de su segundo al mando, Li Dian.

Zhuge Liang no sólo derrotó a un gran ejército con un plan por primera vez, sino
que fue reconocido por su habilidad por Guan Yu y Zhang Fei, que al principio
estaban en contra de esto. Es una escena muy popular que describe la
posibilidad de ganar confianza.

Zhuge Liang es muy popular en Japón como táctico de planes previsores y


profundos.
Además, si se le pidiera a Souma que nombrara a su personaje favorito en
Sangokushi, probablemente escogería a Liang.

Es comprensible que Souma, que repelió al gran ejército enemigo de la misma


manera que Liang atacando con fuego, estaba en la cúspide de su orgullo en
ese momento.

Sin embargo, Souma se tomó a la realidad demasiado a la ligera.

Al final del día, las batallas que conoce son eventos en juegos, manga y novelas.
Así que no se había imaginado lo desastroso que es un campo de batalla.
Además, aunque se lo imaginara, terminaría vomitando frente a la abrumadora
realidad que supera todo lo que imaginaba.

Por lo tanto, resultó en que Souma lo aprendiera experimentándolo de primera


mano.

La vista de un campo de batalla acompañada de su abrumador impacto no


puede ser capturada por ningún tipo de elaborados CGs o efectos especiales. El
hedor ofensivo que desprende sobre el área hasta donde se puede ver. Las
voces de la gente gimiendo de angustia. El calor transmitido por los edificios
derrumbados que aún estaban ardiendo. El sabor del hollín que se despliega
dentro de la boca con sólo respirar.

Todos los cinco sentidos apelaban a Souma que ésto era la realidad.

La sensación de exaltación hasta ahora acaba enfriándose como si estuviera


salpicada de agua fría.

El que notó la anormalidad de Souma fue Shyemul.

[¿Qué pasa, Soma? ¿Te sientes mal?] (Shyemul)

Sin embargo, sin siquiera darse cuenta de la voz de Shyemul, Souma no se


mueve mientras mira delante de él.
Siguiendo su mirada, se veía el cadáver de un soldado que parecía haber
muerto quemado al ser aplastado en su cuerpo inferior por un edificio quemado
y derrumbado.

Shyemul frunce un poco el ceño debido al cadáver que estaba completamente


chamuscado mientras tenía una expresión de terror que parecía como si fuera a
gritar en agonía en cualquier momento.

[¿Qué le pasa a ese cadáver?] (Shyemul)

Al darse la vuelta mientras decía eso, Shyemul abrió los ojos ampliamente
mientras se asustaba.

Toda la sangre había sido drenada de la cara de Souma. Se había vuelto


espantosamente pálido. Abriendo los ojos hasta el límite, su respiración se
acelera como si acabara de correr con todas sus fuerzas. Al principio temblaba
poco, pero a medida que se hacía más fuerte, su cuerpo finalmente temblaba
violentamente, como si tuviera espasmos.

[Aaaah…aaaaaaaaaaahhhhh!] (Souma)

Los gritos de dolor que se le escapan de la boca, aparentemente exprimidos,


están desarticulados.

[¿¡Soma!? ¿¡Qué pasa!?] (Shyemul)

Tan pronto como la garganta de Souma resonó, vomitó intensamente.

Incluso después de escupir todo lo que estaba dentro de su estómago, no se


detenia. Su cuerpo continuó vomitando y convulsionando mientras el moco que
estaba mezclado con jugos gástricos y saliva salía de su boca.

[¡Soma! ¿¡Soma!? ¡Que alguien llame a la Anciana! ¡Soma está en un estado


terrible!] (Shyemul)

Mientras escuchaba los gritos de Shyemul, Souma se desmayó mientras


confiaba su cara en su propio vómito y perdió el conocimiento.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
21
Ilusiones

[Abuela, ¿Estás diciendo que Soma sufre del Frío del Guerrero?] (Shyemul)

[Me temo que ese es probablemente el caso]

La Anciana contestó así a Shyemul, que había preguntado sobre la condición de


Souma que había sido puesto a dormir después de hacerle beber agua
medicinal para calmar su mente.

Era una condición que afectaba con muy poca frecuencia a los jóvenes
guerreros zoans.

En los casos en que estaban a punto de morir y de tomar represalias con fuerza
letal para defenderse por primera vez en la batalla, sus reacciones podían
volverse torpes como si hubieran quedado paralizados por ese estado de shock.
Por el contrario, pueden volverse muy agresivos o quejarse de insomnio.

Sin embargo, debido a que los zoans viven en un ambiente donde


constantemente matan animales en cacerías y se les enseña a pelear a partir de
su niñez, estos síntomas duraron tan sólo unas pocas horas y se reducirían en
varias semanas como mucho.

De ahí que se llamara Frío del Guerrero, con el significado de que es una
enfermedad temporal que aflige a los guerreros inexpertos.

Si lo nombra con un término moderno, se llamaría TEA (trastorno de estrés


agudo).
Una experiencia personal como algo que concierne a la vida y la muerte se
convierte en un trauma y los síntomas de un trastorno nervioso aparecen debido
a eso, pero es un trastorno transitorio que se curará naturalmente en un par de
horas hasta varias semanas.

[Ya veo. Entonces está bien.] (Shyemul)

La intensidad de la misma hizo que Shyemul no pensara que se trataba del Frío
del Guerrero del cual ella sabía, pero aun así se sintió aliviada de que fuera algo
sólo temporal.

Sin embargo, la Anciana agitó la cabeza.

[El problema es que no se limita a eso. – Probablemente no lo recuerdes desde


que eras pequeño, pero en el momento en que trasladamos la residencia de las
llanuras a este lugar, había mucha gente con una mente enferma entre nuestros
hermanos]

La Anciana sonríe amargamente mientras recuerda el período en que se movían


dentro de esta montaña mientras eran perseguidos por los humanos.

Incapaces de familiarizarse con el entorno completamente diferente en


comparación con las amplias llanuras en las que habían vivido hasta entonces,
hubo muchos que se volvieron irritables sin razón alguna o sufrieron una
depresión mental en ese momento.

La Anciana sabía y experimentó de primera mano cuán grande era la carga que
representaba un mero cambio en el ambiente y en el espacio vital que se
colocaba en la mente.

[Escuché las historias de ese niño varias veces también, pero el mundo donde
vivía era rico y pacífico hasta un grado asombroso. Hasta el punto de que es
similar al Campo del Placer que albergara a los dioses.]

Tal como dice el Anciano, comparado con este mundo, el mundo en el que
Souma mencionó haber vivido antes es un mundo muy gentil. Shyemul pensó lo
mismo.
[Con todo esto, ese niño podría haber llevado una pesada carga en su corazón
sin que nos diéramos cuenta. Y en ese momento se sumó a ello el Frio del
Guerrero. Definitivamente no puedo verlo como algo menor.]

Una vez que ella dijo eso, Shyemul lo reconsideró.

Cuando ella reflexiona sobre el estado más reciente de Souma, es capaz de


evaluar que sus acciones no fueron como las de él mismo. Ella comió y durmió
con Souma por unos días después de regresar a este refugio, pero el carácter
de Souma, que Shyemul percibía durante esos días, era el de un humano que
no es seguro, para bien o para mal.

Considerando que repentinamente fue arrojado a un mundo diferente y arrojado


a un entorno completamente diferente al anterior, Souma fue obediente hasta un
punto aterrador. Después del cambio de ambiente, probablemente hubo muchas
cargas diferentes que lo presionaron, y sin embargo siguió lo que dijo Shymeul
sin hacer ninguna queja o expresar ninguna insatisfacción hasta el punto de que
uno podría llamarlo manso. Y no sólo eso, nunca mencionó querer hacer algo o
desear algo.

Sin embargo, después de la noche en que se decidió esa batalla, eso cambió
completamente.

Se había vuelto muy activo, como si fuera una persona completamente diferente.

Aunque antes ni siquiera había intentado acercarse a los zoans fuera de


Shyemul por precaución, aparentemente había hecho varias peticiones y se
había dirigido a Garam y Shahata por su propia iniciativa.

Además, a pesar de no saber cuándo vendrían los soldados humanos a atacar,


felizmente preparó la emboscada sin mostrar un solo malestar. A pesar de que
el resultado final fue el asesinato de humanos como él, actuó como si no lo
hubiera notado en absoluto.

Ahora que ella piensa en ello, puede juzgar que tiene un nivel anormal de
energía.

Esta conjetura de Syhemul era correcta.


Para escapar del estrés provocado por el repentino cambio de ambiente y su
ansiedad hacia el presente y el futuro, cayó en algo parecido a un estado
maníaco ligero. Por eso, sentía como si no hubiera incertidumbres dentro de sí
mismo, y por el contrario estaba envuelto en una sensación de exaltación, como
si algo de lo que hacía funcionara a su favor.

Sin embargo, en el preciso momento en que se rompió el hilo de tensión que le


había llenado de vigor para ahuyentar al enemigo, Souma se enfrentó por
primera vez a la realidad del campo de batalla que él había causado y que le
hizo derrumbarse.

[Abuela, ¿no puedes hacer nada?] (Shyemul)

Shyemul presiona para obtener una respuesta, pero la Anciana sacude


ligeramente la cabeza.

[Esto es lo único por lo que no puedo hacer nada. Si es una herida del cuerpo,
sabré dónde fue herido y cuán profundo es. Pero, no tengo alternativa si se trata
de un trauma mental.]

Incluso la Anciana quiere ayudar a Souma, que fue capaz de evitar la crisis del
clan.

Sin embargo, el problema es que ella no tiene nada que hacer si está dentro de
la mente de Souma. Lo máximo que se le ocurre es al menos tranquilizarle un
poco haciéndole beber agua medicinal.

[En el peor de los casos, ese chico podría no ser capaz de volver a ponerse de
pie. Tenemos que prepararnos para eso…]

◆◇◆◇◆

Cuando Shyemul salió de la tienda de la Anciana, Garam estaba merodeando


por allí en un estado de agitación.

[¿Qué pasa, Ferocious Fang?] (Shyemul)


Llamado por Shyemul, dijo un forzado “Sí” de una manera muy incómoda
después de mostrar su sorpresa.

[Ese es, ummm, ese niño humano, ¿estará bien?] (Garam)

[Es sobre Soma, ¿eh? Si es Soma, tiene la medicina para borrachos de la


abuela y está durmiendo ahora] (Shyemul)

[Ya veo. Escuché que de repente se desmayó o algo así. Me preguntaba si algo
andaba mal] (Garam)

[Según lo que dice la abuela, parece ser el Frío del Guerrero] (Shyemul)

[¿El Frío del Guerrero, dices?] (Garam)

Sintiendo algo como Garam despreciando a Souma desde su tono, Shyemul se


enfada.

[Te lo he dicho, Soma es un 〈Niño Abandonado〉 . Aunque vino a un mundo con


el que no está familiarizado, de repente tuvo que luchar contra humanos como él
aquí. Y además de eso, fue por el bien de salvarnos] (Shyemul)

[Sí. Lo entiendo] (Garam)

Garam se rascó la cabeza incómodamente mientras era observado por


Shyemul.

[Así que, bueno, quería discutir con él qué hacer con los soldados humanos,
pero eso parece imposible, supongo] (Garam)

Ella también entendió la angustia de Garam.

Nunca habían capturado una cantidad tan grande de humanos hasta ahora.

Actualmente han perdido la voluntad de luchar debido al impacto de la


emboscada de fuego, pero el número de humanos capturados supera con
creces el número de guerreros zoans. Si empezaban a amotinarse, se
convertirían en un desastre.

[Si es eso, Soma ya me ha dicho qué hacer] (Shyemul)

Cuando recordó el estado de Souma cuando se despertó hace algún tiempo,


Shyemul se mordió los labios. A pesar de que no habían pasado ni siquiera unas
pocas horas desde que colapsó, la cara de Souma era similar a la de un
paciente afectado por una enfermedad de larga duración.

Ella le dijo que descansase y que no se preocupase por nada por ahora, pero
Souma insistió en no tener tanta libertad de acción y dio varias instrucciones.

Pero, incluso a los ojos de Shyemul, su estado parecía estar agitado por un
sentido de responsabilidad, o más bien un sentido de urgencia como si estuviera
siendo perseguido por algo invisible.

Después de convencerlo de alguna manera, le hicimos beber el agua medicinal


y lo pusimos a dormir, pero probablemente se desmoronará pronto si no
hacemos nada.

[Haga que entierren a los soldados muertos y luego, una vez que hayan
limpiado, elija a los que puedan regresar por sí mismos, y que regresen a la
fortaleza en pequeños grupos, dijo] (Shyemul)

[¡¿Devolverlos?!] (Garam)

[Correcto. Si le informas a los otros humanos sobre eso, probablemente se


mantendrán obedientes sin hacer nada, dice.] (Shyemul)

[Ya veo. Lo tengo.] (Garam)

Ahora que lo dijo, Garam también estuvo de acuerdo.

Si tratamos de matarlos, los humanos probablemente se desesperarán y


actuarán violentamente. Una vez que eso suceda, también sufriremos daños.
Dicho esto, no tiene sentido dejarlos capturados como están por toda la
eternidad. En ese caso, es menos objetable liberarlos.
Los humanos liberados podrían volver a ser sus enemigos y venir atacando,
pero por lo que Garam ha visto, el impacto de la emboscada de fuego fue
aparentemente bastante grande y no parece que serán utilizables como
soldados por un tiempo.

Shyemul además le informó de algo solicitado por Souma.

[Además, dijo que le gustaría que llamaras a los otros clanes para que cooperen]
(Shyemul)

[¿Cooperación? ¿Qué tipo de cooperación busca ahora que hemos ahuyentado


a los humanos?] (Garam)

Shyemul se quedó sin palabras.

Eso es porque Souma le dijo algo que ni siquiera ella puede creer.

[Cooperen si quieren recuperar las llanuras. Parece que eso es lo que le


gustaría que les dijeras] (Shyemul)

[¡¿Dijo que recuperaremos las llanuras?!] (Garam)

Garam levanta una voz desconcertada.

Era natural que Garam se sorprendiese después de que de repente le dijesen


que estaba a punto de recuperar las llanuras, ya que su clan estaba al borde de
la aniquilación unos pocos días antes.

[Eso es lo que dice Soma, ¿de acuerdo?] (Shyemul)

[No puedo creerlo] (Garam)

Como era de esperar, Garam tampoco podía simplemente creer en ello.

Sin embargo, una vez que trató de recordar, Souma había logrado recuperar la
aldea y ahuyentar a las fuerzas militares, algo que Garam y los demás no podían
creer.
[Lo tengo. Me apuraré y enviaré mensajeros] (Garam)

Shyemul suspiró mientras observaba a la figura en retirada de Garam, que


regresaba a la aldea después de decir eso.

Desde la noche en que Souma habló tan enérgicamente frente al clan hasta el
día de hoy, la situación en la que se encontraban los zoans ha cambiado mucho
y se ha vuelto muy caótica.

Incluso entre los zoans que son la parte afectada, nadie comprende la situación.

Se podría decir que ahora todo depende del propio Souma.

Estará bien si se recupera, pero me pregunto ¿Qué harían los zoans si terminara
rompiéndose de esa forma?

Shyemul suspiró pesadamente mientras se preocupaba de no poder prever


cómo saldrían las cosas.

◆◇◆◇◆

Souma se sentó en la ladera de la montaña cerca del lugar de oración y miró


vagamente al cielo.

Ya han pasado tres días desde la emboscada de fuego.

Sin embargo, incluso ahora Souma no es capaz de dormir por la noche sin el
agua medicinal de la Anciana. Incluso cuando finalmente se queda dormido, con
frecuencia se levantaba de un salto después de sufrir pesadillas durante la
noche.

Fue insoportablemente vergonzoso para Souma, ya que al final hace que


Shyemul se preocupe cada vez que esto ocurre.

Sin embargo, cuando cierra los ojos, el cadáver cruelmente quemado de ese
entonces sigue apareciendo detrás de sus párpados y Souma se ve
atormentado por el terror y el arrepentimiento.
Como es una situación en la que ya no puede hacer nada, aunque se haya
recluido en la tienda de campaña, se acercó al lugar de oración. Pero lejos de
despejar su mente, se deprimió aún más.

[¿Por qué me dejé llevar así…?] (Souma)

Souma terminó agachando su cabeza avergonzado mientras estaba en el límite


de su ingenio.

Y luego, cuando había perdido bastante tiempo, un pequeño susurro llegó a los
maltrechos oídos de Souma.

[Asesino…]

Sorprendido por esa voz, Souma abre ampliamente los ojos y levanta la cara.

Sin embargo, no hay nadie.

Sólo hay un árbol creciendo allí.

Incluso cuando se esfuerza los oídos, todo lo que puede oír es el sonido del
viento del norte que sopla y de las hojas caídas que se arremolinan en el suelo
por él.

Souma se preguntó si era su propia imaginación, pero la voz volvió a llegar a sus
oídos.

[¡Caliente… caliente… doloroso!]

Su corazón comienza a latir intensamente como si estuviera a punto de


atravesarle el pecho.

Esta vez no era ninguna ilusión, ya que había oído la voz de alguien.

[Ayuda… ayuda…]
Algo se agitó en el rincón del campo de visión de Souma mientras buscaba al
dueño de la voz.

Una vez que miró de cerca, algo se movía dentro de la sombra que se extiende
desde las raíces del árbol.

Era algo parecido a una enorme araña negra. Trata de salir arrastrándose de la
sombra mientras sus cinco pies se mueven al azar. Detrás de esa cosa, algo
similar a una caña que también es negra sigue.

[¡Hii!] (Souma)

Un tenue grito sale de la garganta de Souma tras darse cuenta de su verdadera


identidad.

Era un brazo horriblemente quemado y negro como la boca del lobo.

Lo que él consideraba una araña es una mano y lo que él pensaba que era una
caña es el brazo.

La carne de color rojo brillante se asoma por debajo de la piel que se ha vuelto
carbonizada y de color negro intenso. Cada vez que la mano y el brazo se
movían, los fluidos corporales salían de allí.

[Caliente… Doloroso…]

El brazo clavó sus dedos en el suelo y sacó su cuerpo deslizándose desde


dentro de la sombra.

El vello de su cuerpo se había quemado sin dejar un solo mechón. La piel


carbonizada va más allá del brazo. Ambos ojos están nublados por la fiebre. Su
boca, que había sido extendida hasta los límites, está teñida de negro oscuro
con hollín hasta la punta de la lengua.

No era nada más que el cadáver quemado que vio en el campamento.

[No quiero morir… no quiero morir…]


[¡Fuego… me estoy quemando con fuego…!]

[Está caliente… caliente… caliente… caliente.]

Una vez que se dio cuenta de esto, las voces de las apariciones se oyeron en
las cercanías de Souma como si estuvieran a su alrededor.

Desde la sombra de la roca allá, desde la sombra del árbol de esta manera, las
apariciones levantaron gemidos desde dentro de las sombras localizadas por
todas partes mientras se arrastraban.

[Mataste…]

[Quemaste…]

[¡Tú eres! ¡¡Tú eres…!!]

Los muertos culpan unánimemente a Souma.

Souma intentó escapar mientras gritaba, pero sus pies no se mueven. Las
manos de una de las apariciones que se extienden desde su propia sombra
agarraron firmemente los tobillos de Souma.

Una vez que mueve sus manos al azar mientras grita algo que es un completo
sinsentido, los brazos de la aparición se desmoronan en polvo en el momento en
que sus manos los golpean.

Debido a ese espectáculo, Souma lloró y gritó con sentimientos de culpa y


miedo en lugar de deleitarse por haber sido liberado.

[¡No quiero, no!] (Souma)

Rodeado de muertos, Souma se cubrió la cara con las manos, se sentó en el


acto y no pudo hacer otra cosa que disculparse.

[¡Lo siento! ¡Lo siento!] (Souma)


Un soldado que está sangrando por una herida en la cabeza por una piedra
maldijo a Souma. Un soldado que fue atravesado por flechas en todo su cuerpo
se burla de él. Un soldado que se había convertido en algo así como un saco
después de haber sido aplastado bajo los pies por sus compañeros de armas le
vierte duras palabras.

Debido a eso, Souma no tuvo más remedio que acurrucarse en una posición
fetal y temblar mientras lloraba, con el fin de cerrar sus oídos de las voces que le
inundaban.

De repente, una parte del círculo de apariciones que repudiaba a Souma se


separó.

Una chica sola viene caminando lentamente hacia él desde allí.

Cada vez que la niña, que llevaba un vestido sencillo, suelto y sin mangas,
consistente en un gran trozo de tela con un agujero en el centro para la cabeza
que había sido atado con una cuerda alrededor de la cintura, daba un paso, las
apariciones, que estaban delante de ella, abrían un camino temblando de miedo.

Una vez que la niña llegó frente a la Souma sentada, miró fijamente a las
apariciones que pululaban por los alrededores como si las apreciaran.

[Eres un niño verdaderamente cruel, ¿no? Quemando tantos de ellos. Matando a


tantos de ellos]

Luego miró a Souma. Sus labios parecen de un rojo brillante como si estuvieran
empapados en sangre, y su sonrisa formó algo parecido a la forma de una luna
creciente.

[¡Aah…! Qué encantador. Mi amado Souma. Mi querido hijo]


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
22
Promesa

[Mi amado Souma. Mi querido hijo. Qué cruel de tu parte. de haber matado a
tanta, tanta gente.]

Aunque estaba diciendo algo tan terrible, la chica parecía muy feliz.

[Porque, si no lo hubiera hecho, ¡Shyemul lo habría hecho! ¡Shyemul y los otros


lo habrían hecho!]

[¿Es eso cierto? ¿Es eso realmente cierto?]

Souma está sin palabras debido a la pregunta de la chica.

[Es porque no podrás sobrevivir en este mundo si ella no está aquí, ¿verdad? Es
porque no puedes sobrevivir solo. Porque tienes miedo. ¿No es por eso que
escapaste de la opinión pública para salvarla?]

Aunque Souma se había dado cuenta de esto inconscientemente, nunca había


querido mirar esta parte por su cuenta. Pero la chica todavía sacó esto a plena
luz.

[¡No me he escapado!] (Souma)

[¡Lo has hecho, cariño!]

Ella negó la lamentable oposición de Souma con un breve comentario.


[Oh, astuto e inteligente Souma. Si eres tú, sabías que resultaría así, ¿no? Sin
embargo, decidiste no pensar en ello. Eso es porque no serías capaz de huir de
allí si lo pensaras bien]

Abriendo los dos brazos, la niña dijo como si cantara mientras daba vueltas.

[Sin embargo, un callejón sin salida te espera antes de donde huiste. No hay
pasaje delante, a la izquierda y a la derecha. Entrar en un callejón sin salida del
que no puedes escapar por ti mismo, mientras pretendes huir. Oh, muy, muy
tonto Souma.]

[¡Es diferente! ¡No es así!] (Souma)

[Puedes huir si es posible, cobarde Souma]

Esas palabras eran dulces y al mismo tiempo llenas de veneno.

[Para hacer que las muertes de estos niños sean inútiles. Ah, qué niños más
lamentables. Aunque estos niños nunca habrían muerto si hubieras huido desde
el principio. Qué niños tan lamentables]

Al captar la voz de la niña, las apariciones levantan gritos de culpas al mismo


tiempo.

[¡Huye! Traiciona a Shyemul, quien confió en ti. Abandona a Garam que alberga
expectativas hacia ti. ¡Abandonadlos a todos, a todos!]

Las figuras de los zoans se mezclaron entre las apariciones que invadieron los
alrededores.

No sólo los zoans, Souma tampoco lo sabe.

Garam, Gulkaka, Shahata y Shyemul se han convertido en apariciones y se


quejan de Souma con pesar y agonía. Torturan severamente a Souma
preguntándole por qué los había abandonado.

[¡No! ¡Ya no quiero esto!] (Souma)


[Querido Souma, si son abandonados por ti, los zoans terminarán siendo
aniquilados por los humanos. Habiendo matado a tantos soldados, los humanos
ciertamente no perdonarán a los zoans. Serán masacrados después de
experimentar un infierno muy, muy horrible]

Suavemente coloca sus manos en las mejillas de él, a la izquierda y a la


derecha, y acerca su cara tan cerca que parece como si sus labios se estuvieran
tocando.

[No hay manera de que puedas huir, oh dulce, dulce Souma.]

A pesar de que no es como si ella estuviera usando alguna fuerza, él no puede


sacudir sus femeninas manos en absoluto.

[Ya es demasiado tarde. Oh, miserable Souma. Sus manos son de color rojo
brillante, ya que están teñidas de sangre. Por donde pasaste, los cadáveres
estaban muy amontonados. Todo y cada cosa lo decidiste tú. Cariño, ya no
puedes volver]

Las palabras de la chica son una maldición que aflige el corazón de Souma.

[Oh, Souma, Souma. Mi adorable Souma. Tu amabilidad matará a mucha más


gente de ahora en adelante. Tu estupidez destruirá muchas más cosas. Ah, mí
querido hijo]

Soltando a Souma, se inclina hacia atrás y levanta una sonriente risa.

Souma lo sintió claramente.

El que está delante de él no es una chica de ninguna manera.

Es algo tremendamente antiguo.

Es algo absurdamente terrible.

Souma estaba mucho más aterrorizado por esa chica que por las apariciones de
los alrededores.
[No, no quiero, ¡¡Noooo!!] (Souma)

◆◇◆◇◆

Souma se despertó repentinamente debido a sus propios gritos.

Observó sus alrededores, y se encontró en la habitual e inalterada área de


oración. Sus hombros se agitaban hacia arriba y hacia abajo mientras respiraba
con dificultad.

Las figuras de las apariciones y de la niña que estaba allí hasta ahora han
desaparecido sin dejar rastro.

[… ¿Eso fue un sueño?] (Souma)

Lágrimas caían rápidamente de sus ojos.

Y luego levanta una risa seca.

[¿Por el bien de Shyemul? ¿Por el bien de los zoans? ¿No es una estupidez?
¿No he estado huyendo…?] (Souma)

Él creía que era justo lo que la chica de su sueño decía.

Souma no podía hacer otra cosa que reírse de su vergonzoso y patético yo.

No hay forma de que pueda huir.

No puedo escapar.

Ya había cruzado una línea que no debería haber cruzado hace mucho tiempo.

No pudo evitar reírse de su propia maldad después de tratar de apartar sus ojos
de la realidad, a pesar de todo lo que sucedió.

Antes de darse cuenta, incluso su risa se marchita por completo y


lánguidamente agacha la cabeza.
Como ridiculizándolo, el viento del norte sopló con un sonido agudo.

En ese momento, el cercano matorral tembló con un crujido.

Una vez que Souma se dio la vuelta y sintió una sensación de déjà vu, vio al
joven hermano mayor zoan y a su hermana menor, Geeta y Shyepoma, igual
que entonces.

Debido a que hace algún tiempo terminó separándose del joven hermano mayor
y de la hermana menor con un mal sabor de boca, Souma se sintió bastante
incómodo, pero ambos se le acercaron corriendo con un golpeteo sin mostrar
ningún signo de que eso le importara.

[Hermano mayor, ¿estás llorando? ¿Dónde te has hecho daño?] (Shyepoma)

Shyepoma, que casi coincide con la línea de ojos de Souma mientras estaba
sentado, mira la cara de Souma con una mirada curiosa.

Souma de alguna manera transformó su rígida boca en una sonrisa.

[No es nada. En vez de eso, ¿qué pasó, ustedes dos?] (Souma)

Se odiaba a sí mismo por hacer que incluso niños tan pequeños se preocuparan
por él.

Por lo tanto, sin querer, percibió a los niños pequeños como una molestia y usó
un tono más áspero.

Sin embargo, sin darse cuenta de eso, los dos niños comenzaron a hablar
mientras se veían felices.

[Nos dijo papá; es gracias al hermano mayor que sobrevivimos.]

[Sí, nos dijeron que está bien si comemos muchas albóndigas.]

[Era genial que pudiéramos comerlas hasta que nuestras barrigas estuvieran
llenas, ya que había muy pocas albóndigas recientemente.]
[Sí. ¡La carne estaba tan sabrosa también!]

Los zoans, que habían perdido sus alimentos para sobrevivir el invierno, se las
habían arreglado hasta ahora racionando sus alimentos.

Sin embargo, dado que fueron capaces de conseguir las provisiones traídas por
los humanos debido a la victoria causada por Souma, la escasez de alimentos
del zoan se resolvió.

Gracias a eso, los hermanos muy pequeños se veían tremendamente felices de


poder comer hasta que sus estómagos se llenaron por primera vez en mucho
tiempo.

[Además, papá y mamá dejaron de pelear, ¿verdad?]

[Sí, fue triste porque todos tenían caras malas antes.]

Los niños son mucho más sensibles de lo que piensan los adultos. No importa
cuánto lo escondan frente a los niños, el aire sombrío que se encontró entre los
adultos dañó los corazones de los niños por el simple hecho de existir.

[Por eso quiero darle esto a mi hermano mayor]

Lo que Shyepoma sacó después de decir esto fue un collar creado al pasar una
cuerda a través de dientes de animales multicolores, gemas y nueces.

Parece que los dos hermanos jóvenes lo lograron juntos. Es un artículo que no
se podría llamar agradable por ningún estándar, con sus gemas irregulares y
frutos secos utilizados como decoración.

Pero, Souma piensa en las figuras de los niños pequeños haciendo


diligentemente la obra desconocida para expresarle su gratitud.

[Hermano mayor, gracias]

El hermano mayor y la hermana menor, que colgaron el collar alrededor del


cuello de Souma, que se había puesto rígido por la sorpresa, igualaron sus
voces y dijeron esto.
En ese momento las lágrimas se desbordaron de los dos ojos de Souma.

Se sentía salvado por la existencia de personas que le daban las gracias, que
habían matado cruelmente a tanta gente con su actitud complaciente.

Si Garam y Shyemul le hubieran dado las gracias con esto, Souma, que se
odiaba a sí mismo, probablemente no habría podido aceptarlo de antemano.

Eso no significa que él crea que no le habrían agradecido desde el fondo de sus
corazones.

Sin embargo, ambos tienen posiciones que poseen responsabilidad dentro del
clan. Ya que tienen que preocuparse por el destino del clan, no podrían evitar
completamente tener el interés egoísta de querer que Souma salve al clan.

Sin embargo, estos hermanos no ocultan ningún egoísmo y estrategia dentro de


sus palabras, debido a que son niños. Por eso esto resonó fuertemente en el
corazón de Souma.

El hermano mayor y la hermana menor se sorprendieron por el repentino llanto


de Souma.

[¿Qué pasa, hermano mayor? ¿Te duele algo después de todo?]

[¿Estás bien? ¿Quieres hablar con la Anciana y conseguir algo de medicina?]

Mientras escuchaba los preocupados comentarios de ambos, Souma recordó a


su abuelo.

Fue el día en que Souma se enteró de la guerra anterior de Japón durante las
clases en la escuela. El joven Souma le preguntó a su abuelo si iba a la guerra y
mataba gente.

Al recordarlo ahora, se arrepiente de haberle preguntado a su abuelo algo


doloroso, no importa lo joven que pudiera haber sido en ese momento.
Su abuelo, que siempre le ha sonreído suavemente a Souma, sólo en ese
momento mostró una sonrisa que parecía triste como si estuviera a punto de
llorar y dijo lo siguiente:

[Souma, el abuelo… Sólo no quería comportarse vergonzosamente. Por favor,


créalo]

No lo dijo claramente, pero lo más probable es que mi abuelo matara gente en el


frente, juzga Souma.

No sabe lo que pensaba su abuelo en ese momento.

Quizás haya sufrido y se haya preocupado más que Souma.

“No debes comportarte vergonzosamente, Souma.”

Una vez más la frase favorita de su abuelo resonaba en sus oídos.

Eso es correcto. ¿No me resolví a mí mismo?

Cualquiera que fuera el motivo que tuviera, decidí ayudar a Shyemul y a los
demás por mi cuenta, y actué con respecto a ello.

A estas alturas del juego no puedo actuar como si eso no hubiera pasado.

Souma se seca ásperamente las lágrimas con sus brazos.

Incluso si me compadezco de mí mismo mientras sollozo en ese lugar, no es


nada más que vergonzoso.

Además, si me arrepiento de las cosas que hice, atormentará a los que fueron
salvados por mis acciones, y sólo insultará a los que murieron por ello.

[Gracias.] (Souma)

Las palabras de gratitud hacia los hermanos salieron naturalmente de la boca de


Souma.
[De verdad, gracias. Estoy muy contento. Gracias] (Souma)

Esas palabras no sólo se referían a que le habían dado un collar, sino que
también incluían su gratitud hacia ellos, salvando su corazón, pero los hermanos
pequeños, que no comprenden eso, se miraron la cara como si algo fuera
extraño.

[Eres raro. Aunque te lo agradecemos, el hermano mayor también dice:


“Gracias”]

[Sí, eso es extraño, ¿no?]

[¿Es tan raro?] (Souma)

Aunque es torpe, Souma muestra una sonrisa.

Era una sonrisa que Souma mostró desde el fondo de su corazón después de
mucho tiempo.

[Sí, es extraño…]

[ Extraño, ¿no?]

Siendo engañado por el hermano mayor y la hermana menor que empezaron a


reírse después de decir eso, Souma también se rió una vez más.

Shyemul observó desde el principio hasta el final a la sombra de un árbol


ligeramente separado de esos tres.

Se secó las lágrimas que brotaban de los rincones de sus ojos y volvió a su
propia tienda antes de que Souma y los niños la vieran.

◆◇◆◇◆

Tras separarse de sus hermanos pequeños, Souma planeó primero disculparse


con Shyemul.
La he preocupado bastante estos últimos días. Desde que vine a este mundo,
siempre he causado nada más que preocupación y problemas para ella, musitó,
sintiéndose avergonzado.

No es una expresión que pueda mostrarle a Shyemul, pero tengo que decirle
que estaré bien aunque ya no se preocupe por mí, pensó Souma.

[Shyemul, ¿estás ahí?] (Souma)

Tal como le enseñaron, primero se aclara la garganta a la entrada de la tienda y


luego la llama. Una vez que lo hizo, una respuesta llegó inmediatamente desde
dentro.

[Sí, estoy aquí. Por favor, entra, Soma.] (Shyemul)

Levantando la cubierta y pasando por la entrada, Souma se asustó.

¿Es mi imaginación? Sentía que el ambiente de Shyemuls era diferente al


habitual. Debido a que Souma se quedó quieto y perplejo en el momento en que
entró, Shyemul le llamó mientras ella se sentaba con las piernas cruzadas.

[Soma, ¿puedes por favor pararte frente a mí?] (Shyemul)

Cuando Souma se puso frente a Shyemul, como le habían dicho, ella respiró
hondo varias veces mientras parecía bastante nerviosa.

Y luego colocó su machete a su lado en la parte superior de una sábana junto a


ella y de repente se quitó la armadura de pecho que estaba tejida con hiedras y
la ropa interior debajo de ella.

El nervioso Souma voltea la cara debido a sus abundantes pechos que fueron
suprimidos por la ropa, balanceándose y a punto de derramarse.

[¡¿Qué…?! ¿¡Qué pasa de repente, Shyemul!?] (Souma)

[Me sentiré avergonzada si vuelves la cara tan bruscamente…] (Shyemul)


Incluso si le dicen eso, Souma está preocupado porque no puede enfrentarla
normalmente.

[¡De todos modos! ¿No puedes mirar hacia mi lado?] (Shyemul)

Con ella insistiendo fuertemente en ello, mira nerviosamente hacia la dirección


de Shyemul.

Cuando lo hace, es definitivamente su pecho el que está en su mente.

Souma también es un niño de edad apropiada. Es natural que sienta curiosidad,


pero no es más que eso. También es porque estaba preocupado por el sello de
Shyemul que escuchó de la Anciana

[Aunque está bien mirar hacia aquí, ¡no mires demasiado! Incluso con esto, sigo
siendo una doncella después de todo.] (Shyemul)

Souma enfoca su conciencia hacia la cara de Shyemul en la medida de lo


posible y frena su impulso de bajar la vista por error.

Shyemul, que se había recobrado la compostura debido al comportamiento de


Souma, apretó ambos puños el uno contra el otro después de inhalar un poco,
inclinó ligeramente su cabeza hacia Souma y dijo con voz digna,

[Yo, uno del Clan Fang perteneciente a los 12 clanes zoanos, hija de Garguss,
Shyemul, juro por mi orgullo y el nombre de mi padre.] (Shyemul)

Al decirlo, de repente se rompió el pecho con su propia garra. La sangre corre


desde el rasguño y el pelo de su pecho está teñido de rojo. La boca de Shyemul
se torció un poco debido al dolor.

Shyemul enfoca su mirada en los ojos de Souma, que se sorprende por su


repentino comportamiento, y continúa hablando

[Me convertiré en tus ojos, observando todo.

Me convertiré en tus oídos, escuchando todo.


Me convertiré en tu nariz, oliendo todo.

Me convertiré en tus bigotes, sintiendo todo.

Me convertiré en tus colmillos, destrozando a tus enemigos.

Me convertiré en tus garras, cortando a tus enemigos.

Me convertiré en tu cuerno, atravesando a tus enemigos.

Me convertiré en tus pezuñas, corriendo.

Me convertiré en tu melena, representando a tu majestad.

Me convertiré en tu cola, acompañándote.

Me convertiré en tu piel, protegiéndote.

Me convertiré en tus huesos, apoyándote.] (Shyemul)

Tomó el machete que había dejado antes, y se cortó un solo manojo de su largo
pelo alrededor de la nuca con él. Se unta las manos con la sangre que sale del
pecho, las frota y tiñe el pelo de rojo con ellas.

[El yo en este lugar, te ofrece toda su alma, corazón y carne a ti, Kisaki Soma,
como mi “Maestro de Ombligo”] (Shyemul)

Shyemul extendió el manojo de pelo empapado en su sangre a Souma.

[Por favor, acepta esto, Soma.] (Shyemul)

Souma cogió el pelo como le habían dicho y preguntó con expresión de


estupefacción,

[¿”Maestro de Ombligo”?](Souma)
[Así es. – Los zoans creemos que el alma reside allí]

Diciendo eso, Shyemul puso una mano alrededor del área ligeramente debajo de
su ombligo.

[En el momento en que uno conoce a una persona que cree digna de confiar
este lugar que alberga el alma, un zoan llama a esa persona su “Maestro de
Ombligo” y se compromete a ofrecerlo todo a esa persona.] (Shyemul)

[¿Ofrecerlo todo?] (Souma)

[Correcto, Soma. Si me ordenas luchar, lucharé contra cualquiera que pueda


convertirse en tu enemigo. Si deseas este cuerpo, lo aceptaré, no importa cómo
lo manipules. Y, si me dices que quieres mi vida, te la daré cortándome la
cabeza en el acto] (Shyemul)

Debido al contenido demasiado pesado, Souma intenta devolver el cabello que


recibió a Shyemul.

[No hagas que una mujer sea humillada, Soma.] (Shyemul)

Sin embargo, la tierna sonrisa de Shyemul le hizo retroceder.

[Pero, algo así, para mí…] (Souma)

[Eso está mal. Quiero ofrecértelo por la persona que eres] (Shyemul)

[¡Pero, soy débil…!] (Souma)

[Lo sé. Pero, aun siendo débil, nos salvaste. A pesar de que es doloroso, todavía
estás tratando de ayudarnos. Porque eres así, me gustaría que fueras mi
“Maestro de Ombligo”]

Si Souma hubiese sido un humano fuerte, probablemente le habría respetado.

Si Souma hubiese sido un humano que simplemente repelía al enemigo,


probablemente se lo habría agradecido.
Sin embargo, nunca pudo esperar que ella quisiera que él se convirtiera en su
“Maestro Principal.” El Souma que Shyemul conoce es un humano demasiado
débil y amable para sobrevivir en este mundo.

Una persona como él ahuyentó desesperadamente a los humanos por el bien de


los zoans con los que no tiene relación alguna.

Pero, a pesar de eso, Souma además está tratando de recuperarse por el bien
de ayudar a los zoans.

No es porque pelee.

No es por el hecho de ser salvados.

Está tratando de pelear a pesar de ser gentil. Está tratando de no perder aunque
sea débil. Está tratando de recuperarse a pesar de estar herido.

Porque es así, Shyemul desea que se convierta en su “Maestro de Ombligo”.

[Pero te convertirás en el “Maestro de Ombligo” de este Noble Fang. Tienes que


resolverlo hasta ese punto] (Shyemul)

[De alguna manera parece que estoy siendo amenazado] (Souma)

Souma se rió un poco de la forma de hablar de Shyemul.

[Lo tengo. También juro convertirme en un “Maestro de Ombligo” que no te


avergüence, Shyemul] (Souma)

[De hecho, mi “Maestro de Ombligo” Kisaki Soma. Nos dirigiremos juntos hacia
alturas distantes] (Shyemul)

[Sí, juntos…] (Souma)

Después de eso, Souma se fue al campamento que evitó visitar junto con
Shyemul.
Debido a que muchos de los cadáveres humanos ya habían sido retirados,
Souma se dirigió al lugar donde estaban enterrados, después de ser informado
por un zoan cercano, y suave y silenciosamente apretó las manos frente a la
tierra que había sido desenterrada.

Será una mentira si dice que no se arrepiente.

Aun así, Souma pensó que tenía que avanzar.

Aunque creía que se había resuelto por sí mismo, estaba casi asombrado por lo
sacudido que estaba por esto, y fue apoyado silenciosamente por Shyemul.

Él estaba profundamente consciente de eso mientras sentía el calor transmitido


por su brazo de apoyo.

◆◇◆◇◆

En el área montañosa de cierto lugar lejos del refugio de Shyemul y del Clan
Fang.

Una aldea de zoans que tuvo que huir de los humanos también se pudo
encontrar aquí. Sin embargo, este lugar es muy diferente de la aldea del Clan
Fang. Un muro de protección rodea la aldea y se construyó con troncos
cortados. Los guardias estaban en las torres de vigilancia construidas. El pueblo
tenía similitudes con una fortaleza de montaña construida por los humanos.

Un solo zoan levantó su fuerte voz frente a una gran tienda de campaña que era
llamativa incluso dentro de esa aldea.

[¡Jefe de clan! ¿Está el jefe del clan?]

Debido a esa voz, una colina de pelo rojo que se amontonaba en la parte más
profunda del interior de la tenue tienda se agitaba con un crujido.

No, una vez que uno mira correctamente, es un zoan pelirrojo que durmió en la
forma de un personaje de 大.
Ese zoan estira un brazo como un tronco y agarra un bolso de cuero que estaba
cerca. Y luego, una vez que volteó el bolso de cuero al revés con su abertura
abierta ampliamente, el líquido que contenía le entró en la boca de una sola vez.

Con el zoan soltando un solo eructo grande, el olor a licor dentro de la tienda de
campaña aumentó instantáneamente.

El pelirrojo zoan, que levantó su propio cuerpo, se rascó la cabeza, bostezó y


dijo mientras parecía apático,

[¿Qué hay de malo? ¿Pasó algo?]

[El soldado que fue como observador del Clan Fang ha regresado]

[Ohh… Parece que algo pasó]

Borrando la atmósfera de apatía que prevaleció hasta ahora, se viste de un aire


que hace creer a los demás que es una bestia feroz.

El pelirrojo Zoan se levantó lentamente.

Una vez que lo hizo, su gran complexión se hace bastante obvia. La razón de no
hacer sentir a los demás que es largo y delgado, mientras que tiene una altura
que excede Garam se debe a sus músculos totalmente templados. Los
músculos, que se hinchan como rocas, le dan la impresión de llevar una gruesa
armadura.

[Ese maldito Garam. No ha dicho nada después de eso. ¿Él estiro la pata?]

El pelirrojo zoan coloca su mano sobre su ojo izquierdo, que se había vuelto
inútil debido a una fea cicatriz.

Después de eso, se rió, haciendo que su boca se elevara y gritó hacia afuera,

[Despierta a los ancianos. ¡También me prepararé de inmediato!]


Entre los cinco clanes de los zoan que antes habían establecido sus bases en
las llanuras de Solbiant, ellos se jactaban de tener la mayor influencia en la
actualidad. El jefe del Clan Claw, Kraga Bigana Zurgu, levantó sus pesadas
caderas.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


23
Claw

Cuando Zurgu entró en la sala que se llama espacio de reunión, la gente


importante del clan ya se había reunido.

Caminando tranquilamente delante de sus compañeros de clan que inclinan la


cabeza a la vez, se sienta entre los ancianos situados en la parte más profunda
de la sala.

[¡Entonces, oigamos el informe!] (Zurgu)

Escuchando las palabras de Zurgu, un solo soldado se adelanta al centro del


lugar de encuentro.

[Humildemente daré mi informe. Hace cuatro días una fuerza militar humana que
llama Batallón invadió el dominio del Clan Fang.]

Todos los aquí presentes ya sabían sobre el asunto del Clan Fang que pedía a
su Clan Claw que cuidara de sus compañeros de clan que no podrían luchar,
debido a su plan de luchar contra las fuerzas humanas. Además, el inmenso
fuego de hace cuatro días estaba alrededor de la montaña donde vive el Clan
Fang, y también se podía ver desde donde ellos estaban.
Una vez que sumaban todos estos hechos, cualquiera podía fácilmente imaginar
que había una batalla entre los humanos y el Clan Fang. Sin embargo, los
ancianos se quejan de que la escala de las tropas invasoras supera sus
expectativas.

[Si dices un batallón, ese es un buen número, ¿no?]

[Esos malditos humanos. Parece que están bastante decididos a destruirnos.]

[Si no recuerdo mal, el Clan Fang establece varias áreas y separa a su clan en
estos lugares para pasar el invierno, ¿verdad?]

No es como si el Clan Claw hubiera sido un mero espectador hasta ahora.

Actualmente, no solo el guerrero que daba el informe en este lugar, sino un


sinnúmero de otros miembros hábiles y fuertes era enviados a reconocimiento e
informaban sobre los detallados movimientos del Clan Fang. Por ello eran
conscientes del sorprendente estado de cosas del Clan Fang.

[Sí. Por lo que he visto, los miembros del Clan Fang, que podrían llamarse
guerreros, sólo estaban un poco por encima del número de dedos de las dos
manos y de los dos pies. Sin embargo, el resultado es…]

En ese momento el guerrero dudó en seguir hablando.

Zurgu y los demás lo consideraron comprensible.

Lo más probable es que hubiese sido testigo de cómo la montaña fue


incendiada, en la cima de una masacre llevada a cabo contra todo el Clan Fang.

A pesar de ser un clan diferente, siguen siendo zoanos. Incluso si se le llama


guerrero, ver que la masacre tiene lugar delante de sus ojos probablemente lo
arrojará incluso a la confusión.

[¡Está bien, no tienes que hablar más!] (Zurgu)

Zurgu detuvo al guerrero que intentó seguir hablando.


[Todo el mundo. Aunque son de un clan diferente, eran gente de la misma
sangre si seguían el camino de nuestros antepasados. Oremos por su felicidad
en el otro mundo] (Zurgu)

Todos sus compañeros de clan les dedican una oración silenciosa.

Entre ellos sólo Zurgu estaba irritado.

¡Garam, eres un gran idiota! ¡Tú y tu terquedad sin sentido! Si hubieras doblado
obedientemente tu rodilla delante de mí, ¡te habría salvado en cualquier
momento!

Si el propio Garam lo hubiese oído, es algo que le habría enfurecido, pensó


seriamente Zurgu.

Al mismo Zurgu no le disgustaba Garam. Por el contrario, ha estado evaluando


su habilidad como guerrero.

Pero, la emoción nacida de eso no fue el respeto y la amistad, sino la rivalidad.

A pesar de que secretamente pensó que quería tener un enfrentamiento uno a


uno a su debido tiempo, sintió un enojo egoísta por haber perdido esa
oportunidad para la eternidad.

De hecho, despertar una sensación de peligro inminente con la noticia de que el


Clan Fang había sido destruido para reunir a los demás clanes era parte del plan
de Zurgu. Sin embargo, la pérdida del divino hijo Shyemul, que tenía las
calificaciones para ser su líder, es algo que podría considerarse algo muy
lamentable.

[¿Fui un poco codicioso?]

En el momento en que me pidieron que cuidara de los que no podían luchar,


exigí al niño divino como compensación por ello, pero ¿Supongo que fui un poco
demasiado codicioso allí? Se burló de sí mismo.

[Entonces, ¿también murió el niño divino?] (Zurgu)


[No, está viva]

Esto se está poniendo bastante interesante, pensó Zurgu.

Mientras el niño divino esté vivo, el Clan Claw se convertirá en el clan más
respetable si acogemos a los supervivientes del Clan Fang que se dispersaron
por varios lugares y les damos refugio.

En ese caso será pan comido unificar a todos los clanes bajo el Clan Claw
usando nuestro poder como clan y al niño divino como mascarón de proa.

[¿Has sido capaz de captar la ubicación del niño divino?] (Zurgu)

[¿Perdón? Creo que está en el refugio del Clan Fang o en su aldea]

El guerrero cuestionado responde con una mirada de perplejidad.

[Ya veo. Esos humanos de mierda. Para detener a la niña divina sin matarla,
¿tienen la intención de atraernos con ella como cebo?] (Zurgu)

Debido a ese monólogo, el guerrero se dio cuenta de que Zurgu tenía una idea
equivocada.

[¡No, jefe del clan, es diferente!]

[¿Oh? ¿Qué es?] (Zurgu)

[El Clan Fang no ha sido destruido. ¡Han derrotado a las fuerzas humanas!]

Los zoan presentes se agitaron simultáneamente debido a las palabras que ni


siquiera podían anticipar.

Incluso en el mejor de los casos, algo así como la posibilidad de que el Clan
Fang gane contra un número de tropas del tamaño de un batallón parece
imposible, debido a que ellos dispersan sus pocas fuerzas de combate para
pasar el invierno.
Porque tenían la impresión de que el Clan Fang había sido erradicado por los
humanos, o al menos había sufrido grandes pérdidas, su sorpresa fue grande.

[¡Algo así es imposible!]

[¡De ninguna manera! Dinos, ¿cómo demonios fueron capaces de ahuyentar a


tantas tropas?]

[¿Recibieron refuerzos del Clan Mane o del Clan Eye?]

Para frenar el alboroto de los ancianos, Zurgu hizo que el guerrero le explicara
todo primero.

Sin embargo, esa batalla que más tarde se llamó la la Batalla de la Colina
Hoghnareah fue algo que en gran medida se desvió del sentido común de la
lucha de los zoan que existía dentro de los guerreros. Por eso el guerrero que lo
presenció él mismo no ha llegado a comprender el espectáculo y ha hablado
muchas veces sin palabras.

Pero, él fue capaz de representar la verdad a aquellos presentes que estaban


escuchando muy de cerca su explicación.

[¡No puedo creerlo…!]

[¡No me digas! ¿Existe tal forma de luchar?]

Los ancianos lo dijeron unánimemente.

[Aunque lo haya visto con mis propios ojos, no puedo creerlo, pero es la verdad.
Incluso yo sentí miedo cuando presencié la escena que podría llamarse la
reproducción de la leyenda de la capital imperial siendo quemada en una noche
debido a provocar la ira del Dios del Fuego]

Al parecer, recordando la visión de aquella época, el cuerpo del guerrero tiembla


en gran medida de nuevo.

Zurgu, que había escuchado atentamente con los ojos cerrados y los brazos
cruzados como para no perderse ni una sola palabra, abrió los ojos y suspiró.
[Maldito Garam. ¿Qué le pasó a ese tipo?] (Zurgu)

Al haber visto a Garam sólo unas pocas veces, no tuvieron la oportunidad de


conocerse muy profundamente. Aún así, había oído varias veces que el rumor
de los jóvenes de por aquí es que es aclamado como el guerrero más fuerte del
Clan Fang.

Una vez que adivina la figura de Garam, le hace sentir que hay una brecha
demasiado grande en la situación de la batalla de esta vez.

Es natural considerar que hubo alguien que les enseñó un plan, en vez de que
Garam y los guerreros del Clan Fang hubieran inventado algo ellos mismos,
analizó Zurgu.

Sin embargo, en ese caso me molesta quién le había proporcionado ese plan a
Garam.

Por lo que Zurgu sabe, no hay nadie que pueda tener una idea tan poco
convencional entre los zoanos de las llanuras desde donde se originó el Clan
Fang.

[No hay ninguno entre los zoans, ¿verdad?] (Zurgu)

No puede sentir la forma de luchar lanzando un ejército enemigo al caos a través


del uso del fuego como si fuera un zoan.

Alguien que no es un zoan comandó Garam y el Clan Fang.

Eso es lo que su intuición le dijo a Zurgu.

[¿No había ninguna señal de que algo hubiera cambiado en el Clan Fang?]
(Zurgu)

[¡Sí! Ahora que lo mencionas, lo único que tengo en mente es…]

[¿Qué? ¡Escupe lo que sabes!] (Zurgu)


Podría tener una pista de la misteriosa persona que lideraba el Clan Fang, Zurga
se inclinó hacia delante.

[No estoy seguro, ya que sólo lo había visto desde muy lejos, pero varias veces
me fijé en el hijo divino caminando mientras llevaba a alguien sospechoso]

[Sospechoso, ¿en qué sentido? ¡Sé más claro, hombre!] (Zurgu)

[¡Entendido! Eso es… no importa cómo lo mire, aparentemente era un niño


humano.]

Eso era algo muy diferente de lo que Zurgu había asumido.

La imagen que Zurgu tenía en su mente era la de un enano, familiarizado con el


manejo del fuego, o la de un humano, cuya especialidad es una forma astuta de
luchar, además de un guerrero veterano, que experimentó un sinnúmero de
batallas, o alguien con la figura de un general.

Con tanta historia personal, esa persona no debería ser joven. También está la
razón por la que el orgulloso zoan no debería tolerar a un joven de una raza
diferente, por muy presionado que esté.

[¡Mentira! A lo sumo es una excentricidad de ese niño divino. Probablemente


salvó a un niño que se mezcló con las tropas humanas por capricho] (Zurgu)

Zurgu se rió del informe del guerrero.

El discurso y la conducta inusuales de Shyemul son famosos.

Zurgu juzgaba que no valía la pena sorprenderse por una chica así guiando a un
niño humano, pero que ese niño humano es la persona que trajo la victoria al
Clan Fang y el que Zurgu más quería saber es algo que no creía, ni siquiera en
sus sueños más descabellados en ese momento.

[¡Jefe de clan!]

En ese momento un solo guerrero corrió hacia allí. Una vez que se acerca a
Zurgu, se arrodilla e inclina la cabeza.
[¡¿Qué pasa?! ¡¿Ha pasado algo?!] (Zurgu)

[¡Sí! ¡Un mensajero del Clan Fang ha llegado!]

Esto es una bendición.

Tanto si formamos un frente unido con el Clan Fang como si somos hostiles a
ellos de ahora en adelante, no sirve de nada decidir mientras no conozcamos la
verdadera identidad de la persona misteriosa que les dio el plan. Ya que el
mensajero del Clan Fang llegó justo en el momento adecuado, nos
beneficiaremos si podemos obtener hábilmente de él información que sirva de
pista, aunque no llegue tan lejos como para revelar la verdadera identidad de
esa persona, reflexionó rápidamente Zurgu sobre sus opciones.

[¡Muy bien! ¡Tráiganlo aquí ahora mismo!] (Zurgu)

[No, es decir, dejó un mensaje verbal para ti, jefe del clan, y ya regresó]

Algo así como volver atrás después de dejar solo un mensaje sin saludar al jefe
del clan es una conducta indignantemente grosera. Debido a eso, los
compañeros de clan presentes levantan sus voces llenas de ira.

Sin embargo, Zurgu, que estaba entre ellos, filtró una risa malvada sin enojarse.

[Esto significa que soy odiado por ellos] (Zurgu)

Parece que provoqué una buena cantidad de ira por parte del Clan Fang debido
a que les exigí que entregaran al divino niño mientras se aprovechaban de su
debilidad.

Sin embargo, incluso cuando se enfrenta a eso, Zurgu se ríe con un “¿Qué hay
de malo en eso?”

Los guerreros zoanos siempre hablan de orgullo y así sucesivamente, pero al


final son mierdas que sólo sirven como auto complacencia. Si no ganas, no
conseguirás nada. Los derrotados no tienen derecho a hablar de ninguna
manera.
Si no quieres que se aproveche tu debilidad, sólo tienes que evitar mostrar tus
puntos débiles.

Esos eran los pensamientos de Zurgu.

Como uno de los orgullosos guerreros de los zoan, este Zurgu se aferró a
pensamientos que podrían llamarse heréticos.

[Entonces, ¿qué dijo el Clan Fang?] (Zurgu)

[¡Como desees! Es algo que es difícil de creer de repente, pero dijeron


“Ayúdanos si quieres recuperar la llanura”]

La recaptura de las llanuras es el deseo más querido de todos los zoanos,


incluido el Clan Garra, en esta zona.

Hablar de ello es fácil, pero en realidad no es nada ordinario.

Declarando que lo conseguirán; no tengo ninguna duda de que la misteriosa


persona, que apoya al Clan Fang, es bastante idiota o un hombre
impensablemente grande, Zurgu sintió una excitación como si su sangre
estuviera hirviendo.

[¡Qué interesante, Garam de mierda! ¿¡Estás diciendo que recuperarás las


llanuras!?] (Zurgu)

Zurgu se rió un rato y luego se puso en pie.

[Voy a salir a escuchar su historia! ¡Prepara algunos regalos! Son regalos de


felicitación por la victoria! Prepara la comida a un grado que asombrará a los
estómagos vacíos del Clan Fang! ¡Reúne a los guerreros principales!
Mostrémosles que nosotros, el Clan Claw, somos actualmente el clan más
fuerte] (Zurgu)
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
24
Clanes

Souma, quien pensaría que era inconcebible recibir una evaluación tan excesiva
de Zurgu en ese momento, se reunió con Garam y Shyemul para discutir la
situación en el futuro. Por otra parte, aunque lo llamaban una discusión, la
verdad es que Souma, sin mucho del conocimiento común de este mundo, está
siendo enseñado por Garam y Shyemul.

[Entre los 12 clanes zoanos, cinco clanes, incluido nosotros, el Clan Fang,
vivíamos en las llanuras de por aquí]

[¿12 clanes?] (Souma)

Souma le preguntó a Garam, quien señaló un dibujo que estaba pintado con
tintes en una piel de animal.

[Correcto. En el principio el Dios de las Bestias creó 12 hermanos. Con cada uno
de ellos actuando como antepasado, los zoan se han dividido en 12 clanes. El
clan Eye, El clan Ear, El clan Nose, El clan Whiskers, El clan Fang, El clan Claw,
El clan Horn, El clan Hoof, El clan Mane, El clan Tail y El clan Fur.]

Mientras lo decía, Garam señaló uno por uno las fotos que simbolizaban los 12
clanes.

Habiendo contado el número de clanes con sus dedos, Souma inclina la cabeza,
confundido.

[¿Eh? ¿No son sólo 11 clanes?](Souma)

Shyemul responde a la pregunta de Souma sin demora.


[Aunque es una historia de un pasado lejano, aparentemente había un clan
impulsado por sus propios deseos que trajo la calamidad a todos los demás
clanes. Provocando la ira de todos los otros clanes, ese clan fue privado de su
nombre y desterrado a un lugar diferente, de lo que he oído. Es el 12º clan
perdido]

Como Souma lo comprende con un “Ya veo”, Shyemul parece feliz por su ayuda.
Tiene una mirada como si fuera a mover la cola excitada si tuviera una.

Garam continúa la explicación, aunque considera que el comportamiento de su


hermana menor es sospechoso.

[Volviendo al tema: excepto nosotros, los cuatro clanes que vivían en las
llanuras eran los clanes Eye, Claw, Mane, y Tail. Como ya hemos enviado
mensajeros a todos ellos excepto al Clan Cola, es probable que muestren algún
tipo de reacción en unos días] (Garam)

A continuación Garam explica los nombres de los clanes que acaba de


mencionar.

[El primero es el Clan Eye, aunque también se les llama el Clan Ritual. Su
número total de compañeros de clan es bajo, y el número que se podría llamar
guerreros es aún menor. En cuanto a la destreza en la batalla no se puede
esperar nada de ellos, pero la estimada cabeza de las doncellas del santuario
reside en ese clan] (Garam)

[¿La cabeza de las doncellas del santuario?] (Souma)

[Ella es la principal de las doncellas del santuario, que se ocupan de los rituales
de los clanes. Nuestro clan tiene a la abuela como doncella del altar, pero la
abuela fue enviada a estudiar bajo el Clan Eye en su juventud. Después de
recibir la aprobación de la doncella del santuario principal, ella misma se
convirtió oficialmente en una doncella del santuario. Si bien es cierto que es la
doncella del santuario principal, no posee ninguna autoridad especial, ni se le
permite dar órdenes a los demás clanes. Sin embargo, como las doncellas del
santuario se ocupan de los rituales y ella puede dar su aprobación o no a las
candidatas del clan a ser doncellas del santuario, tampoco pueden ignorarla sin
rodeos] (Garam)
Preguntándose si son similares a los líderes religiosos de un templo, Souma
reflexiona después de compararlos con algo de su propio conocimiento que
parece estar cerca.

En realidad, la relación entre una doncella del santuario zoan y la doncella del
santuario principal no tiene la estructura clara de una organización religiosa,
como cree Souma. Se trata más bien de la relación entre un maestro y su
alumno.

[Los Clanes Mane son, algo, presumidos, supongo. Dado que el número de sus
compañeros de clan es alto, poseen una influencia decente. Pero, como su
actual jefe de clan es indeciso, no puedes contar con ellos]

Garam pidio al Clan de Mane ayuda por los refugiados de clan del Clan Fang
que no pueden luchar, pero el mensajero volvió con la respuesta anteayer,
cuando la batalla ya había terminado hacía mucho tiempo. Además de eso, el
mensaje era débil, diciéndole al Clan Fang que les dejase pensarlo un poco
más.

[El Clan Tail abandonó las llanuras y se trasladó a otro lugar en una etapa
anterior, cuando la influencia de los humanos se hizo más fuerte. Esta vez no
me puse en contacto con ellos] (Garam)

Souma se desanimó por eso.

Si van a luchar contra los humanos de ahora en adelante, deben asegurar tantos
guerreros como sea posible.

Lo que Souma sintió después de jugar juegos de simulación es que Los


números son poder

Aunque esto no significa que uno pueda ganar simplemente aumentando el


número de soldados, es el movimiento más básico para reunir más soldados que
su oponente.

Por eso quería obtener la cooperación de tantos clanes como fuera posible, pero
no se podía evitar, ya que no podían enviar un mensaje a un clan con un
paradero desconocido.
[El problemático es el Clan Claw y su jefe de clan, Kraga Bigana Zurgu] (Garam)

Al decirlo así, Garam deja claro que no tiene muy buena opinión de Zurgu.

[¿Qué clase de persona es?] (Souma)

[Si lo pones en una palabra, una bestia, supongo] (Garam)

A pesar de que los zoan son cercanos a las bestias desde el punto de vista de
Souma, no pudo evitar tener una creciente curiosidad por una que incluso los
zoan llamarían una bestia.

[Por favor, cuéntame todo lo que sepas sobre esa persona llamada Zurgu]
(Souma)

[Vale. – Hay una conexión un poco fatídica entre Zurgu y yo….] (Garam)

Desde tiempos inmemoriales se ha dicho que los zoan de piel roja tienen un
temperamento salvaje, pero Zurgu fue la personificación de eso.

Cuando hubo un intercambio entre clanes en el pasado, Garam y Zurgu, que ya


eran muy considerados como jóvenes guerreros que se esperaba que cargaran
con el futuro de sus respectivos clanes, tenían un combate como entretenimiento
del banquete.

Aunque se le llamara un combate, fue “entretenimiento” hasta el final. El


contenido del partido era sobre ambos compitiendo con sus técnicas.

Desde el principio hasta el final, Garam, que sobresalió en técnica pero se


quedó corto en potencia, predominó en el partido. Al final del intenso intercambio
de ofensiva y defensa, Garam utilizó hábilmente sus dos machetes para hacer
que las manos de Zurgu soltaran su machete.

Cuando el árbitro lo anunció como vencedor con eso, Garam puso los ojos sobre
el árbitro. En ese instante Zurgu lanzó un ataque a Garam con sus propias
manos. A esto reaccionó moviendo sus machetes a la vez, y aunque fue de mala
suerte, terminó arrancándole el ojo izquierdo a Zurgu. El lugar se convirtió en un
alboroto durante un tiempo.
Más tarde Zurgu lo explicaría con “Me apasionaba demasiado el combate, así
que no oí la voz”, pero no había casi nadie que creyera eso.

Fue culpa de Zurgu por dar un salto mientras ignoraba la voz que declaraba el
final del duelo, pero Garam, que terminó hiriendo al hijo del jefe de clan de un
clan con una relación amistosa con sus propias manos, visitó después para
disculparse, con regalos a cuestas.

Pero, Zurgu alardeó mientras sonreía a Garam, quien se disculpó en serio

[El mejor regalo que recibí fue esta herida tuya, 〈Ferocious Fang〉, que es tan
celebrada en rumores.] (Zurgu)

Y, a la vez que mostraba una sonrisa que no podía ser considerada amistosa en
absoluto,

[La próxima vez, me gustaría ver esas habilidades en el campo de batalla.]


(Zurgu)

Dijo algo provocativo como si fueran a arreglar su verdadero combate en el


campo de batalla.

Después de eso, Garam, que regresó a la aldea, dijo lo siguiente a Shyemul:

[Si me hubiera atacado de verdad en ese momento, me habría quitado la vida.


Definitivamente es un hombre con el que no quiero encontrarme en el campo de
batalla como enemigo] (Garam)

Poco después de que se intensificara la implacable agresión humana, los dos


clanes se separaron en una montaña y en una colina muy alejada la una de la
otra. El intercambio se detuvo por completo, pero aún así escuchó los rumores
sobre Zurgu varias veces.

[Debido a su estilo de lucha en el campo de batalla, similar al de un guerrero


loco, fue temido no sólo por sus enemigos sino también por sus aliados. Llegó al
punto de ser llamado por el apodo 〈Mad Claw〉]

[Es bastante fuerte, ¿no?] (Souma)


Souma expresó francamente lo que pensaba después de escuchar la historia de
Garam, pero la respuesta de Garam a eso fue algo lleno de sentimientos
encontrados,

[Si es fuerza, la tiene. Pero, lo que hace a ese tipo aterrador aparte de eso es su
obsesión por la victoria] (Garam)

[¿Obsesión?] (Souma)

[Sí. Escogerá la victoria sobre el orgullo. Si cree que no puede ganar, escapará
sin pestañear, aunque después lo llamen cobarde. Aunque haya perdido, no se
rendirá. Aguantará pacientemente la respiración hasta que le sea posible ganar.
Si ve la más mínima oportunidad de victoria, caerá sobre ella como una bestia
salvaje que acecha en el matorral] (Garam)

Al final, Garam dijo siguiendo en un tono melancólico

[〈Mad Claw〉 Kraga Bigana Zurgu es un hombre verdaderamente similar a una


bestia.] (Garam)

◆◇◆◇◆

[¡Estimado hijo divino! ¡Sir Soma!]

El que esperaba que los dos saliesen de la tienda del jefe del clan era Shahata.
Desde la emboscada de fuego, Shahata empezó a dirigirse a Souma con mucho
más respeto. De una forma u otra, se sentía ansioso cuando hablaba con
Souma.

[Shahata, ¿qué pasa?] (Souma)

[La carreta que pediste está terminada.] (Shahata)

Eso es algo que le pidió al zoan que produjera a través de Shyemul.

Entre los soldados humanos que se convirtieron en prisioneros en la última


batalla, hay un gran número de personas que no podrán regresar a la fortaleza a
pie por sí solas debido a sus quemaduras y heridas. Es un vehículo para
devolver a esta gente.

Shahata vino a informar a Souma de su finalización tras haberle buscado


deliberadamente.

[Por cierto…. umm, ¿ya estás recuperado?] (Shahata)

El hecho de que la condición física de Souma estuviese en continuo mal estado


hasta ayer era conocido no solo por él, sino por todos los habitantes del Clan
Fang. Usando como excusa el informe sobre la finalización de la carreta, vino a
preguntar sobre el estado de Souma.

[Siento haberte causado preocupación.] (Souma)

Cuando Souma se disculpa diciendo eso, Shahata agita las manos como si
dijera “Lejos de eso”.

[¿No has hecho lo irrazonable y destruido tu condición física para salvarnos?


Mientras te hayas recuperado, eso es lo más importante] (Shahata)

Mientras mira la figura en retirada de Shahata, que se fue después de inclinar


profundamente su cabeza, dijo Shyemul

[Ya veo. Te has hecho muy amigo de Shahata, ¿verdad?] (Shyemul)

[Sí. Estoy en deuda con él] (Souma)

Shyemul se sorprendió.

Shahata era conocido como alguien excéntrico en la aldea. Sin relacionarse con
nadie del pueblo, siempre había llevado una expresión sombría. Shyemul no
pensó que haría algo por el bien de los demás.

Como se esperaba de la virtud natural de mi “Maestro del ombligo”, supongo


que Shyemul se regodeaba por sí misma.
[Estimado hijo divino]

Un guerrero llamó a Shyemul.

Al parecer, después de haber regresado de cazar, un conejo está colgado de la


cintura.

[¿Qué pasa?] (Shyemul)

[Vine aquí después de derribar a este tipo. Umm, por favor haz que se coma
eso]

Una vez que empujó al conejo que colgaba de su cintura a las manos de
Shyemul sin decir de quién hablaba, el guerrero salió apresuradamente de ese
lugar.

Como esta no era la primera vez que pasaba algo así, Shyemul sonrió
amargamente.

[Aunque estaría bien si fueran honestos sin ser tan extrañamente obstinados.]
(Shyemul)

El hecho de que Souma sufriese el Frío del Guerrero provocó un cambio en el


estado mental, independientemente de sus sentimientos, entre los zoan.

Para ellos, se pensaba que Souma era una existencia malvada que se llama el
Divino Hijo de la Muerte y la Destrucción.

Debido a que el jefe del clan Garam y el divino niño Shyemul decidieron seguir lo
que Souma decía en el momento en que dijo que expulsaría a los humanos,
ellos lo siguieron sólo por necesidad. En sus corazones, nadie esperaba que
fuera capaz de derrotar a los humanos.

Sin embargo, al hacer uso de métodos que están muy lejos del conocimiento
común de la batalla del zoan, Souma lo logró.

Además, muchos zoan terminaron sintiendo un temor poderoso, como Gulkaka.


Entre esos compañeros de clan había incluso algunos que honestamente
consideraban abandonar el clan y huir.

Pero, al enterarse de que Souma se derrumbó y sufrió de Frío del Guerrero, los
zoan se quedaron atónitos.

Para el zoan, el Frío del Guerrero no es más que una enfermedad que los
guerreros sin experiencia rara vez sufren. Por así decirlo, es una enfermedad
vergonzosa de la que no se puede hablar fácilmente a los demás.

Es como un niño alborotado que es conocido por su cara de miedo, en realidad


es un mojador de cama que necesita airear sus sábanas todas las mañanas en
secreto.

Debido a la abrumadora diferencia entre su imagen de Souma, que les causaba


miedo, y la de él teniendo el Frío del Guerrero, el zoan comenzó a considerar su
miedo como absurdo.

Por el contrario, cuando consideraron que un tipo tan patético ahuyentaba a los
humanos hasta el punto de que su condición física se desmoronaba para
salvarlos, su evaluación se transformó gradualmente en Aunque era débil,
¿acaso no consigue que las cosas se hagan bastante bien?

La influencia de su divino hijo Shyemul en su cambio de opinión también fue


enorme. Con ella siempre siendo aliada de Souma, lo interpretaron
arbitrariamente como Eso significa que está favorecido por nuestro estimado
hijo divino, ¿no es así? y pudieron aceptarlo cordialmente.

Por supuesto que también estaban aquellos que tenían malos sentimientos
hacia Souma, pero entre la mayoría del Clan Fang, la evaluación de Souma
había aumentado hasta un grado sorprendente.

Debido a la secuencia de eventos hasta ahora, aún no podían agradecer o


hablar con Souma, pero llegó el punto en que a veces le entregaban presas
cazadas y comida a través de Shyemul de esta manera.

Shyemul estaba contenta de que Souma, su propio Maestro del Ombligo, fuese
aprobado por la gente de su clan
[¡Ah, es el hermano mayor!]

[¡Hermano!]

Los del clan que felizmente se pusieron en contacto con Souma, al igual que
Shahata, fueron los hermanos Geeta y Shyepoma.

Diciendo eso, Shyepoma agarra la mano derecha de Souma e intenta arrastrarlo


hacia la montaña. Souma echa una mirada a Shyemul como si le pidiera su
opinión mientras lleva una expresión ligeramente perturbada.

[Oh, bueno, ¿no está bien ya que actualmente no tienes nada que hacer, Soma?
O mejor dicho, lo que deberías hacer ahora es profundizar tu amistad con mi
clan así como así, creo, Soma] (Shyemul)

Souma, que obtuvo el permiso de Shyemul, comenzó a caminar hacia adelante


mientras unía sus manos con Shyepoma. Detrás de él, Shyemul los sigue
mientras se toma de la mano a Geeta de la misma manera.

Habiendo llegado a estar emocionalmente unida a Souma, Shyepoma habla con


él, luciendo muy feliz, mientras muestra una sonrisa en toda su cara.

[Sabes, sabes, será genial si me convierto en la novia de mi hermano mayor una


vez que crezca.] (Shyepoma) (Alerta de bandera, todos a sus puestos de
combate)

[Ya veo. Gracias] (Souma)

[Pero no es bueno si mi marido no puede cazar ni a una sola presa. Por eso
tienes que pulir tus habilidades de caza de ahora en adelante, hermano mayor,
¿de acuerdo?] (Shyepoma)

Según la costumbre del zoan, un joven obtiene el permiso para casarse


amontonando una montaña de presas que cazaba con sus propias fuerzas
delante de los padres de la niña. Es un acto de demostrar que su hija vivirá sin
ninguna incomodidad, ya que él tiene tanto poder.

[Ye~ah. Pero, para mí, cazar es un poco difícil] (Souma)


[Caray, tienes que ser confiable, ¿verdad? Después de todo, te convertirás en mi
marido] (Shyepoma)

Souma sonrió debido a que Shyepoma usaba el tono de un adulto, aunque era
muy joven.

[Entonces intentaré hacer lo mejor que pueda] (Souma)

[Sí. Ve a por ello…] (Shyepoma)

Mientras pensaba A pesar de ser muy joven, incluso Shyepoma llegó a ser
capaz de hablar de una manera madura. Debido a tan agradable intercambio, el
brazo de Shyemul, que miraba a los dos, tiró de Geeta con un poco más de
fuerza.

[Oye, oye, divina niña.] (Geeta)

Shyemul miró hacia abajo a Geeta.

[¿Qué pasa, Geeta?] (Shyemul)

[Hija divina, tu cara da miedo. ¿Qué pasa?] (Geeta)

[¿En serio?…] (Shyemul)

Shyemul se golpeó las mejillas con un sonido de bofetada mientras se veía


desconcertada.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
25
Discordia

Los zoan estaban trabajando muy ocupados en la aldea del Clan Fang, recién
salidos del refugio después de haber limpiado los cadáveres humanos y los
edificios que habían sido quemados en su mayoría.

Se preparaban para recibir a los emisarios de los otros clanes que llegarían aquí
en pocos días, pero ahora que la llegada de los emisarios era inminente,
surgieron varios problemas. Por esa razón, todo el clan estaba corriendo desde
la madrugada para tratar con ellos.

Así de fácil, los guerreros llegan a la ubicación de Garam, que se sintió aliviado
de haber conseguido que la apariencia de la aldea llegara a un estado en el que
no se sintieran avergonzados por ello.

[¡Los caballeros y damas del Clan Eye y del Clan Mane han llegado!]

Una vez que Garam se dirigió a la entrada de la aldea, vio al Clan Eye, y al Clan
Mane, que habían traído a 50 compañeros de clan cada uno.

En primer lugar, los que se destacaron fue un grupo compuesto en su totalidad


por mujeres, vestidas con atuendos totalmente blancos.

Llevaban ropa blanca sencilla y un paño horizontal alrededor de la cintura. En la


cabeza tenían una capucha con un paño que les cubría la boca. Su aspecto es
llamativo para los zoan, que prefieren llevar ropa ligera que les permita moverse
fácilmente como una raza basada en la caza.

Son las doncellas del Clan Eye.


La autoridad de las doncellas del altar es más fuerte que la de los guerreros del
Clan Eye, que también es el Clan Ritual. Cosas como las negociaciones con
otros clanes son el deber de las doncellas del altar.

Por supuesto, no son sólo las doncellas del santuario. Los guerreros que los
están protegiendo también se han unido a su grupo, pero Garam no puede
deshacerse de una impresión un tanto débil.

Garam gritó al zoan de mediana edad, que emite una dignidad serena mientras
está de pie a la cabeza de las doncellas del santuario.

[De ninguna manera esperaba que tú, la hermana menor de la Doncella del
Santuario Principal, nos honraras asistiendo personalmente. Humildemente le
doy la bienvenida, mi señora Wai Zanuka Shunpa.] (Garam)

[Ha pasado un tiempo, niño Garam] (Shunpa)

El zoan llamado Shunpa dijo en tono tranquilo mientras le miraba con cariño.

[Lady Shunpa, por favor, deténgase con lo del niño] (Garam)

[Perdóname por esto. Ahora eres el jefe del clan del Clan Fang, ¿verdad? Es
tarde, pero déjame expresar mis condolencias por tu honorable padre.] (Shunpa)

Garam recibió en silencio las condolencias de Shunpa, quien se inclina mientras


dice eso.

En ese momento, la Anciana aparece mientras se sostiene con un bastón.

[Oh, Lady Shunpa, ha pasado mucho tiempo]

[Oh, hola, hermana mayor] (Shunpa)

[Señora Shunpa, usted es la hermana menor de la Doncella del Santuario


Principal en este momento. Aunque me alegra que me llames hermana mayor,
sigue siendo indecoroso]
[No, hermana mayor. Incluso ahora, no he olvidado que aprendí varias cosas de
ti cuando era pequeña. Para mí, la hermana mayor siempre será la hermana
mayor] (Shunpa)

Cuando la Anciana se entrenó en el lugar del Clan Eye, en el pasado, se mezcló


con un joven Shunpa.

Mientras Shunpa y la Anciana renovaban su vieja amistad, Garam saludó al


representante del Clan Mane.

[Asumiendo por tu apariencia, eres el representante del Clan Mane. Soy el jefe
del clan del Clan Fang, 〈Ferocious Fang〉 Fagul Garguss Garam]

[Soy el hijo del jefe del clan del Clan Manuyn Gujatara Bararak, Banuka. Acepté
su invitación en vez de la de mi padre, el jefe Garam. A menudo he oído hablar
de su fama, Jefe Garam] (Banuka)

Dando un saludo formal donde no se pueden negar las emociones un tanto


ansiosas, Banuka es un joven zoan que acaba de pasar de ser un niño a ser un
hombre joven. Aunque la armadura decorada con plumas ha sido colocada en la
parte delantera de su cuello en un intento de imitar una melena, lo cual es una
peculiaridad del Clan Mane, parece que aún no está acostumbrado a usarla.

A su espalda le acompañan guerreros que también visten sus cuerpos con una
armadura en el pecho, que lleva adornos en el cuello y que también sirve como
prueba del Clan Mane.

Banuka saludó apresuradamente y observó los alrededores sin descanso.

[Jefe Garam. Umm…. ¿dónde está la hija divina?] (Banuka)

[¿Mmhh? ¿Te refieres a Shyemul? Mi hermana menor está actualmente


ocupada con una tarea que no puede dejar. Pero dejaré que ella también te
salude más tarde] (Garam)

Como todavía es demasiado pronto para presentar a Souma, se le ha pedido


que se esconda, pero por alguna razón Shyemul terminó uniéndose a él.
No es que Garam no se sintiera incómodo por el hecho de que su hermana
menor se preocupara recientemente por Souma al mantenerse cerca de él en un
grado espantoso, pero como no todos los miembros del clan han bajado la
guardia hacia Souma, lo toleró porque era necesario que tuviera un guardia.

[¿Es eso tan…?] (Banuka)

Al enterarse de que Shyemul no estaba presente, fue obvio al bajar los hombros
que Banuka estaba decepcionado.

[Ahora bien, aunque no podamos recibirlos adecuadamente debido a que


acabamos de terminar una batalla, nos esforzaremos por hacer todo lo posible
para entretenerlos a ustedes y a todos los miembros de su delegación. Por
favor, por aquí.] (Garam)

Garam guía a las dos partes hacia el pueblo.

Al principio habían planeado mantener las discusiones entre los clanes en el


refugio dentro de la montaña, pero él, guiando a propósito a los emisarios hacia
la aldea que acababan de recapturar, tenía la intención de dejarles ver con sus
propios ojos las huellas de la batalla que tuvo lugar el otro día.

Debido a que afortunadamente es posible llevar una tienda zoan una vez
desmontada, el traslado de sus residencias desde el refugio hasta el pueblo no
requirió demasiado esfuerzo. Pero como todavía queda un olor a quemado en el
pueblo, no tienen otra opción que soportarlo.

Sin embargo, el efecto de ello fue notable.

Para transmitir la verdad, el simple hecho de verla con los propios ojos supera
con creces cualquier palabra.

Los miembros de ambos clanes, incluyendo a Shunpa y Banuka, observan los


rastros de la batalla que permanece en la aldea con miradas sorprendidas.

El mayor problema de la reunión de esta vez entre clanes es cómo hacer que
aprueben a Souma.
Por lo tanto, la idea de Garam y la del otro es empujar la existencia de Souma
hacia ellos en el momento en que fueron arrojados a la confusión, debido a que
recibieron un fuerte shock, tal como le sucedió antes al Clan Fang.

Por su aspecto, Garam sintió que tuvo una reacción satisfactoria.

En ese momento un solo guerrero vino corriendo hacia él a toda prisa.

[¡¿Qué es esto?! ¡Estás frente a los invitados!] (Garam)

[¡Jefe de clan! ¡El grupo del Clan Claw ha llegado!]

Antes de que ese guerrero pudiera terminar sus palabras del todo, Zurgu
apareció mientras traía un tumulto.

[¡Oye, Garam! Ha pasado un tiempo, ¿no es así?] (Zurgu)

La expresión de Garam se deforma debido a que Zurgu entra en la aldea como


si fuera el dueño del lugar, sin siquiera pedir un guía adecuado.

Los que le siguen son, a primera vista, guerreros fuertes. Además, su número
supera los 100, incluso con una estimación aproximada. Todos ellos tienen
expresiones descaradas y llevan una atmósfera como si fueran a empezar una
batalla en cualquier momento.

[¡Zurgu, bastardo! ¿Piensas pelear con nosotros?] (Garam)

[No te enfades, Garam. ¿No somos los dos amigos?] (Zurgu)

Mientras lo dice, pone su brazo en el hombro de Garam de una manera


demasiado familiar. Garam se quita el brazo.

[¿Con qué derecho dices esas cosas?] (Garam)

[¿Oh? ¿Por qué estás tan enfadado? En ese caso, ¿debe ser por el asunto de la
propuesta anterior?] (Zurgu)
Zurgu suspiró de forma exagerada.

[Supongo que no se puede evitar. Soy el jefe del clan Claw Clan. No importa lo
mucho que yo quiera ayudarte, no puedo enviar a mis compañeros de clan a la
batalla. Sin embargo, me había preparado con la intención de enviar a nuestros
guerreros de inmediato una vez que hubiera recibido una sola palabra de tu
boca] (Zurgu)

Zurgu señaló a los guerreros que trajo.

[¡Mira! Por eso pude traer inmediatamente guerreros fuertes como éste.
Además, ¡hay alcohol y comida! ¡Por favor, acéptalo en celebración de tu
victoria!] (Zurgu)

Los guerreros amontonan en el suelo la comida y el alcohol que llevaban a


cuestas.

Sin embargo, eso no es algo que se hace por buena voluntad.

A diferencia del Clan Fang que tiene una situación alimentaria crítica, el Clan
Claw tiene tantas reservas; es obvio que lo están haciendo para mostrar su
poder como clan.

[Para hacer una cosa tan retorcida…] (Garam)

Después de mirar alegremente al irritado Garam, Zurgu cambia sus ojos a


Shunpa, que está a su lado

[¡Oh! Es un honor, Lady Shunpa. No nos hemos visto desde que murió mi padre,
¿verdad?] (Zurgu)

[Hasta el niño Zurgu sigue siendo un granuja, ¿eh?] (Shunpa)

[¡Fuhahaha! Incluso este Zurgu pierde la cara frente al estimado Shunpa(sama)!]


(Zurgu)

Y luego vuelve su mirada hacia Banuka.


Banuka se volvió rígido al exponer su estado de alerta mientras se preguntaba
qué le dirían, pero la mirada de Zurgu pasó por encima de él sin parar.

Después de eso, Zurgu hizo una sombra de ojos con su mano y observó los
alrededores de forma poco natural.

[¿Qué? ¿El niño divino no está aquí?] (Zurgu)

La sangre se precipita en la cabeza del joven Banuka debido a los comentarios


de Zurgu que carecen de la más mínima muestra de aprecio hacia el niño divino,
que Banuka respeta y ama, así como a la actitud de Zurgu que le dice a Banuka
que Zurgu no le ha hecho caso.

[¡Maldito Zurgu! ¡Hay un límite para ser grosero!] (Banuka)

Actuando como si se hubiera fijado en Banuka por primera vez debido a eso,
Zurgu le sonrió ampliamente después de eso.

[Oh ho, ¿no eres un mocoso muy animado?] (Zurgu)

[¡No soy un mocoso! ¡Soy el hijo del jefe del clan del Clan Manuyn Bararak
Banuka!]

Zurgu aparece justo delante de él sin dudarlo.

Siendo afectado sólo por la presión emitida por la inusualmente grande


constitución de Zurgu, la cara de Banuka se vuelve rígida y termina dando un
paso atrás.

Zurgu puso una mano sobre su hombro. Aunque no parece que Zurgu le esté
dando fuerza, Banuka gimió debido a la fuerte presión, como si le hubieran
puesto una enorme roca en el hombro. Parece que se arrodillaría si no se resiste
con el poder de todo su cuerpo.

Zurgu acercó su cara a Banuka, quien la soporta desesperadamente mientras


rechina los dientes, y mostró sus colmillos.
[No te des aires, mocoso. Soy el jefe del clan Claw Clan, 〈Mad Claw〉 Kraga
Bigana Zurgu. No creas que alguien que es sólo el hijo de un jefe de clan puede
hablarme como un igual] (Zurgu)

Debido a que Banuka filtró un pequeño grito de dolor a través de sus apretados
dientes, los guerreros del Clan Mane desenvainaron sus machetes a la vez. A
continuación, los guerreros del Clan Claw y además los del Clan Fang y el Clan
Eye también desenvainan sus machetes uno tras otro.

Lo que se abrió paso en esta situación explosiva fue la voz de Shyemul.

[Justo cuando pensé que se ponía ruidoso; ¿qué demonios está pasando aquí?]
(Shyemul)

Al salir de una tienda de campaña, con orgullo saca el pecho y las miradas y los
guerreros que habían desenfundado sus machetes.

[¡Oh! Es la hija divina…]

[Es el divino niño Shyemul.]

Debido a la aparición del niño divino que sólo pueden ver en raras ocasiones, las
miradas de los miembros de los otros clanes se concentran en Shyemul.

[¿Están planeando exhibir un baile de espadas en grupo para devolver el favor


de nuestra hospitalidad?]

Debido a la aguda forma de hablar de Shyemul, los guerreros presentes voltean


la cara mientras miran con torpeza. Algo como luchar con un clan diferente en el
territorio de otro clan es el epítome de la maldad.

Zurgu, que juzgó que era el momento de retirarse aquí, levanta la mano del
hombro de Banuka e insta a sus guerreros a que guarden los machetes con su
mano. En conjunto con los guerreros del Clan Claw envainando sus machetes,
los guerreros de los otros clanes también guardan los suyos.

[Mi, mi, estimado hijo divino, estoy encantado de que se me permita ver tu
adorable rostro] (Zurgu)
[Sus hipócritas adulaciones y sus comentarios imprudentes son innecesarios.
Jefe, 〈Mad Claw〉 Kraga Bigana Zurgu, ¿has venido aquí para empezar una
pelea?] (Shyemul)

[¡Absolutamente no! Esto es, hmm….una insignificante diferencia de opiniones.]


(Zurgu)

[Ooh, así que esto es insignificante, ¿eh?] (Shyemul)

[¡Claro que sí! Parece que incluso el Clan Fang está albergando malos
sentimientos hacia nosotros, pero aún así, la mezquina diferencia de opiniones
se ha pasado de la raya] (Zurgu)

Como era de esperar, incluso Shyemul y los demás no pudieron evitar sentirse
disgustados con Zurgu, quien lo declaró sin vergüenza al hacerse pasar por
inocente en lo que respecta a la cuestión de exigir al hijo divino aprovechándose
de la situación del Clan Fang.

[¡Oh, estimado hijo divino! Ha pasado mucho tiempo. ¿Todavía te acuerdas de


mí? Soy Manuyn Bararak Banuk, el hijo del jefe del clan del Clan Manuyn!]

[…De hecho, si mal no recuerdo, el jefe del Clan Bararak me visitó para saludar
cuando me convertí en un niño divino.] (Shyemul)

[¿Te acuerdas de eso?] (Banuka)

Una excitada sensación de deleite recorre todo el cuerpo de Banuka debido a


que Shyemul se acuerda de él, a pesar de que no intercambiaron más de una o
dos palabras.

[Estimada hija divina, eres tan bella como siempre. No! ¡Estás más guapa que
antes…!] (Banuka)

Si Banuka hubiera sido un humano, su rostro se habría vuelto rojo


brillantemente. Su voz se había vuelto aguda y alegre. Y su cuerpo estaba tan
tenso como si estuviera congelado en su lugar.

Un guerrero del Clan Claw que vio su estado, susurró al oído de Zurgu,
[Jefe de clan, parece que el pequeño mocoso del clan Mane está ardiendo de
pasión por el niño divino]

[Humph, hasta un idiota se daría cuenta de eso después de ver su lamentable


estado.] (Zurgu)

[Bueno, no es que yo tampoco lo entienda. Supongo que es natural, ya que se le


llama una belleza que oscurece la luna y avergüenza al sol]

Incluso Zurgu reconoce la belleza de Shyemul, pero desafortunadamente su


gusto por las mujeres tiende hacia las frágiles, llegando hasta el punto de estar
al borde de la debilidad. El varonil Shyemul está situado en el extremo opuesto
de las preferencias de Zurgu.

[Sin embargo, si miras el estado del pequeño bastardo, no es sólo eso, creo…]

[¿Y con eso quieres decir?]

[Probablemente su padre le ha dado instrucciones claras. Ese Banuka sin


carácter. Su motivo oculto puede hacer que el niño divino sea uno de los del
Clan Mane si es posible, instigando a su hijo a ir tras ella] (Zurgu)

En el caso de que los zoan vinculados por matrimonio sean de clanes diferentes,
la esposa pertenece al clan del marido. En el momento en que intentan hacer
que el hijo divino pertenezca a su propio clan, el método que causará el menor
conflicto es que un hombre de su clan se convierta en el marido de Shyemul.

[Ya veo…. ¿Qué harás al respecto?]

Debido a que el guerrero insinuó implícitamente que estorbaría a Banuka, Zurgu


agitó la palma de su mano hacia un lado.

[Sería una intromisión innecesaria. Esa niña divina es una gata salvaje. No hay
forma de saber qué pasará si te acercas a ese gatito. Por ahora, no tengo
intención de hacer nada con el niño divino] (Zurgu)
Lo que molestó mucho más a Zurgu es la persona que enseñó el plan de una
emboscada de fuego al Clan Fang. A pesar de que causó un alboroto al actuar
así, una persona que parece ser ese intrigante no ha aparecido.

[Bueno, bueno, veamos… ¿se están dando aires o hay otra razón para ello…?]
(Zurgu)

Aunque ya lo había oído antes, al ver las huellas de la batalla que quedaban en
el pueblo, se da cuenta de que lo que había imaginado no llegaba ni a la suela
de la escena que tenía delante.

Creo que está muy bien que lo llamemos el acto de un dios o un monstruo.

Sin embargo, Zurgu no sólo está asustado.

[Si el Clan Fang fue capaz de hacerlo, nuestro Clan Claw también debería serlo.
Creo que tenemos que convertir a este tipo, que le dio a Garam este plan, en
uno del Clan Claw sin importar lo que cueste] (Zurgu)

◆◇◆◇◆

[¿Quien es ese godzilla?] (Souma)

[“Godzilla”, ¿qué es eso…?] (Shahata)

Debido al monólogo de Souma, quien secretamente verificó la situación afuera a


través de un hueco en la tienda de campaña, Shahata, quien se había unido a él
como guardaespaldas, inclinó su cabeza en confusión.

[Nada. Ese zoan rojo, seria uno posiblemente…] (Souma)

[Sí. Es el jefe del clan del Clan Garra, Kraga Bigana Zurgu.] (Shahata)

Souma parece reflexionar profundamente durante un instante.

De ahora en adelante tengo que persuadirlos para que sigan mi plan con esa
godzilla como socio de negociación.
Imaginándose a sí mismo siendo comido entero a partir de la cabeza al instante
en el que hiería el estado de ánimo de Zurgu, toda la sangre se drenó de la cara
de Souma.

[Me pregunto si seré capaz de persuadirlos…] (Souma)

[Hermano mayor, haz lo mejor que puedas]

[Lo mejor de ti]

El camino de retirada de Souma estaba completamente cerrado debido a las


miradas inocentes de los niños que estaban llenos de expectativas.

[Sí… sí. Voy a aguantar.] (Souma)

Souma mostró una estrecha sonrisa.

Nota del autor

Extra

Viendo a Shyemul —

Garam “Incluso siendo mi hermana menor, es una belleza.”

Zurgu “Aunque no me gusta, es una belleza”.

Banuka “Todos los cumplidos sobre la belleza en este mundo son por el bien de
esta dama (resto omitido)”.

Viendo a una chica normal del pueblo.

Garam “Su disposición se ve bien.”

Zurgu “Está bien, supongo”.


Banuka “No tiene sentido compararla con la niña divina (resto omitido)”.

Souma “No le veo la diferencia…..”

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –


26
Conferencia

Confiando la recepción de los que venían como escoltas a sus compañeros de


clan, Garam llevó sólo a los miembros importantes de cada clan a la tienda del
jefe del clan.

Una vez que fueron guiados al lugar de la reunión, entraron y tanto el Clan Eye
como el Clan Mane se sentaron en el lado interior izquierdo mientras que el Clan
Garra tomó el lado derecho.

Es una trampa donde es como si los clanes Eye y Mane se enfrentaran al Clan
Claw. Lo mismo podría decirse a nivel emocional, ya que Banuka, a quien se
había tomado por tonto delante de todos los demás, se enfrenta a Zurgu con
obvia hostilidad.

Sin embargo, eso sólo puede llamarse imprudente.

Banuka no sólo no tiene ninguna oportunidad con respecto a las proezas


militares individuales y la magnanimidad, sino que también pierde el poder del
clan que lo respalda. Como probablemente ya lo había previsto, Shunpa, de la
facción moderada, se ha sentado al lado de Banuka para mantener el equilibrio.
Mientras albergaba sentimientos sombríos debido a que la situación era así
antes incluso de que comenzara la conferencia, Garam se sentó en el asiento de
la parte más interna del lugar de reunión. La Anciana y Shyemul están a su lado
a la izquierda y a la derecha como consejeros. El hecho de que Shyemul esté a
su lado es para mostrar que el hijo divino está apoyando al jefe del clan del Clan
Fang.

En primer lugar, Garam comienza explicando toda la historia de la cadena de


batallas a partir de la incursión nocturna.

Al poco tiempo, incluso los miembros de los otros clanes estaban muy
fascinados por la audaz estrategia llamada emboscada de fuego que no existía
anteriormente entre los zoan, así como por la notable hazaña de ahuyentar a las
fuerzas militares que tenían más de 800 soldados con las escasas tropas del
Clan Fang.

Al que Garam prestó atención mientras hablaba era a Zurgu.

El mayor obstáculo en la conferencia actual es cómo obtener el reconocimiento


de Zurgu, el jefe del clan del Clan Garra, que ostenta el mayor poder entre ellos.
Por lo tanto, es indispensable que Zurgu reconozca los logros de Souma.

Por lo que Garam ve actualmente, Zurgu parece tener bastante interés.

A diferencia de la mera sorpresa de Shunpa, que está alejado de las batallas, y


a diferencia de Banuka, que está inocentemente encantado como si escuchara
un cuento heroico contado por un narrador, Zurgu escucha atentamente cada
palabra que dice Garam mientras se inclina ligeramente hacia adelante para no
perderse nada.

[Eso es todo. Estos son los hechos sobre la batalla contra los humanos que tuvo
lugar en esta ocasión] (Garam)

Cuando terminó de hablar de todo mientras permitía que le hicieran preguntas


varias veces durante su relato, había pasado bastante tiempo.

Inmediatamente después de sentir un poco de satisfacción por haber terminado


de hablar, Garam se baña en agua fría con las siguientes palabras de Zurgu.
[Humph, no creo que sea una batalla digna de un orgulloso guerrero
zoan 〈Ferocious Fang〉](Zurgu)

Como si escuchar con seriedad y entusiasmo antes fuera mentira, Zurgu


ridiculizó a Garam mientras se rascaba la oreja, pareciendo que estaba aburrido.

Aunque tenía la cara adusta, Garam no se opuso y sólo apartó un poco la cara.

Debido a esa reacción, Zurgu estaba convencido de que su propia conjetura era
correcta.

Si el plan que repelía la fuerza punitiva era algo ideado por Garam o alguien de
su clan, Garam probablemente habría refutado de una forma u otra.

Sin embargo, se veía hosco porque lo apuñalaron donde le duele. Además, la


razón por la que apartó la mirada fue porque no podía negar lo que dije, ya que
él mismo pensaba lo mismo.

[〈Mad Claw〉, en ese caso, dinos, ¿cómo lucharías contra los humanos con sólo
unas pocas tropas?] (Banuka)

El que lo refutó, en lugar de Garam, fue Banuka.

No tomando en cuenta al joven que está malinterpretando este lugar como un


lugar para promoverse a sí mismo ante el niño divino, Zurgu dice además,

[Te estoy elogiando, 〈Ferocious Fang〉. Tú, que hablabas del orgullo del zoan
como si fuera tu frase favorita, usaste un método que no se me hubiera ocurrido
a mí. ¡Haber llegado al punto de pensar en un movimiento tan audaz si es por el
bien de tu clan!] (Zurgu)

La cara de Garam se deforma debido a esa obvia burla.

La burla de Zurgu se basó en el plan de que ni siquiera Garam tendría otra


opción que revelar al tipo que le dio el plan debido a que ya no podía
esconderlo, si es que se le ha dicho tanto.
[Es como dice 〈Mad Claw〉. Los acontecimientos recientes no son algo que se
me ocurrió. Sólo seguí la sugerencia de cierta persona](Garam)

Debido a las palabras de Garam, que se había resignado, Zurgu cierra los puños
en secreto con un ¡lo tengo!

[Oh, eso es una sorpresa, supongo] (Zurgu)

Zurgu dice con una expresión triunfante.

[En ese caso, creo que las conversaciones no llegarán a ningún lado a menos
que presente a esa persona primero.]

Garam dudó. De acuerdo con el plan original, debería haber introducido a


Souma basándose en las circunstancias observadas mientras sondea si Souma
sería aceptada por ellos.

Sin embargo, lo que dice Zurgu es razonable.

Juzgar esa negativa sería un mal movimiento aquí, lo que sólo llevaría a
complicar la historia innecesariamente, dice Garam a Shyemul.

[Shyemul, por favor, tráelo aquí.] (Garam)

Después de un ligero asentimiento, Shyemul se retiró a la parte interior de la


tienda.

Y luego, cuando Souma hace una aparición con una mirada tímida mientras es
dirigido por Shyemul después de un corto período de tiempo, se produce una
gran conmoción en el lugar.

[Su nombre es Kisaki Soma. Él es la persona que nos proporcionó el plan]


(Garam)

◆◇◆◇◆

Un ser humano estaba dentro del alcance de las expectativas de Zurgu.


Pero, el que estaba en su imaginación era un guerrero veterano o un general.

Un hombre con músculos y huesos robustos, altura y la cara descarada de un


hombre en la flor de la vida que estaba respaldado por el engreimiento de haber
vagado por muchos campos de batalla.

Esta era la figura que Zurgu imaginaba.

Sin embargo, el que realmente apareció es un niño humano, completamente


diferente de lo que él se había imaginado. No importa cómo lo mires, y mucho
menos si es un guerrero veterano o un general, es un joven débil que nunca ha
sostenido una espada.

[¡De ninguna manera! 〈Ferocious Fang〉, ¿nos estás diciendo que un hombre
valiente de tu grado pidió prestado el poder de un humano?] (Banuka)

Como si estuviera actuando como representante del pueblo agitado, Banuka se


levanta y presiona a Garam con esta pregunta sin siquiera tratar de ocultar su
ira.

Porque esa reacción era algo que ya había previsto, contestó tranquilamente
Garam,

[Es un hecho que ahuyentamos a los humanos de acuerdo con el plan de Soma.
Y también es el que dijo que recuperará las llanuras] (Garam)

Todo el mundo observa atentamente a Garam, pero no hay indicios de que diga
una mentira o una broma.

Zurgu se preguntaba una vez más.

Garam es un guerrero zoan que no es inferior a mí en absoluto. Si es él, debería


haber visto hace mucho tiempo que este joven humano no es un guerrero ni un
general.

Para que Garam siga recomendando a ese joven humano sabiendo eso, no es
un asunto trivial.
¿No es realmente una muestra del verdadero valor de ese chico?

Esto finalmente se ha vuelto interesante!

Pensando eso, Zurgu mira rápidamente a los representantes de los otros clanes.

Banuka parece ser un novato que libera su odio hacia los humanos.

En contraste, Shunpa intercambia susurros con las doncellas del santuario que
la habían acompañado. Parece que están discutiendo la postura del Clan Eye.

Entonces, ¿qué debo hacer en esta situación?

Zurgu lo consideró una vez y luego entró en acción.

[El orgulloso zoan del Clan Claw no puede cooperar con un grupo que parece
haber unido sus manos con un humano. Haré que me permitas volver a casa]
(Zurgu)

Zurgu se levantó perezosamente. Los miembros de su clan también le siguen.

[¡Espera, 〈Mad Claw〉!](Garam)

Garam llamó a Zurgu, quien fingió que se iba, y se detuvo. Una vez que Zurgu
se detuvo y miró por encima de su hombro, dijo mientras exponía abiertamente
su desprecio,

[¿Todavía queda algo por decir?] (Zurgu)

[〈Mad Claw〉, entiendo tu descontento, pero por favor escucha hasta el final.]
(Garam)

[Dime, ¿cuál es la necesidad de escuchar más allá de esto?] (Zurgu)

Dijo Zurgu mientras se enfrentaba a todos los zoan presentes además de


Garam.
[¡Bastardo, lo que dices es un insulto hacia nosotros, orgullosos guerreros
zoans! ¿Nos estás diciendo que nos atengamos a lo que dice un humano,
además de ser un mocoso débil? “¡A este mocoso humano que es inferior a
esos monstruos que buscan excrementos!] (Zurgu)

Esas no parecen ser las palabras de Zurgu, que por lo general se jacta de que
mientras ganes, no importa lo que se diga, es el refunfuño de un perdedor. Pero
si son los guerreros del zoan, probablemente todos piensan lo mismo.

Es difícil negarlo rotundamente.

Aún así, si tiene la intención de detener a Zurgu, Garam tiene que comportarse
con modestia.

Sintiendo eso, Zurgu trató de tomar la iniciativa inteligentemente al tomar la


delantera en el lado emocional tomando una actitud de aceptar a Souma a
regañadientes.

Sin embargo, en ese momento fue atacado desde un lado inesperado.

[¡Zurgu! Idiota, ¿has insultado a Soma ahora mismo?] (Shyemul)

Es Shyemul, que estaba emitiendo una llama de furia desde todo su cuerpo.

Zurgu respondió así, pero no anticipó la reacción de Shyemul.

Según la predicción de Zurgu, el que tiene que sentirse más infeliz para que le
digan que haga lo que le dice un humano debería ser Shyemul. De acuerdo con
su apodo 〈Noble Fang〉, el orgullo de Shyemul es notorio. Un zoan tan orgulloso
no debería considerar aceptable obedecer a un humano que debe ser odiado,
por mucho que se refiera al destino del clan.

Incluso el informe del vigía que dice que ella siguió a este niño humano muy
probablemente significa que el propio niño divino supervisó a este niño humano
e intentó expulsarlo si las circunstancias lo permitían.

Zurgu hizo una predicción equivocada.


[¡Si sigues insultando a Soma con esa boca de mierda que tienes, no me
quedaré callada! ¡Jurando por mi orgullo, haré que tu estúpido culo expíe por
ello!] (Shyemul)

Zurgu está nervioso debido a esta actitud inesperadamente amenazadora de


Shyemul.

No había forma de que se enfrentase decisivamente al niño divino delante de los


otros clanes. El sentimiento de reverencia hacia el niño divino es débil dentro de
Zurgu, pero no toma a la ligera la influencia que el niño divino posee.

[¡Maldición! ¿Puedo pedirte que te retires aquí, niña divina? No he estado


hablando contigo. Si estás diciendo que no puedes permitir el insulto, es más
lógico decirle a la persona que recibió el insulto que tome represalias. Me
gustaría que tú, que no tienes nada que ver con esto, dejaras de entrometerte]
(Zurgu)

Zurgu trata de prevenir la intervención del niño divino enfatizando que el


problema es hasta el final la responsabilidad del niño humano.

Aún así, la queja de Zurgu es justa.

Todos pensaban que Shyemul no tenía otra opción que mantener la boca
cerrada.

[¡Soy su familia!] (Shyemul)

Sin embargo, declaró Shyemul,

[¡Soma aquí es mi “Maestro del ombligo”! ¿Crees que me quedaré callada si


insultas a mi “Maestro del Ombligo”?] (Shyemul)

Insultar a su Maestro del Ombligo, a quien incluso dedicó su mente, cuerpo y


alma, es una desgracia mucho más intolerable que ser insultada a sí misma. La
ira de Shyemul también es razonable.

Sin embargo, debido a la ira de Shyemul, el lugar se quedó en silencio.


Incluso Zurgu se solidificó con la boca abierta.

El que recuperó más rápidamente fue Garam, quien, después de todo, mantuvo
la compañía de Shyemul durante mucho tiempo como hermano mayor.

[Shyemul…. ¿Qué acabas de decir?] (Garam)

En contraste con la apariencia de Garam, que tenía que hacer todo lo posible
por pedirlo, Shyemul contestó con indiferencia,

[¿Mmhh? Sólo dije que no me quedaré callado si insultas a mi maestro del


ombligo] (Shyemul)

[“Maestro del ombligo”, ¿dices…?] (Garam)

[Uh huh. Hice que Soma se convirtiera en mi “Maestro del ombligo”](Shyemul)

Shyemul se jactaba mientras tiraba su pecho.

En ese momento, todos los zoan presentes en ese lugar levantaron gritos que
no eran ni gritos ni rugidos de enojo.

[¿Qué pasa? ¿Es algo tan sorprendente?] (Shyemul)

Sólo Shyemul se mantuvo en calma durante la reacción de todos.

Pero es comprensible que todo el mundo se sorprenda.

El hijo divino es un ser que goza del favor del dios que lo creó. Porque esa niña
divina dijo que ofreció todo su cuerpo y alma a un hombre de otra raza, es
similar a un trueno en un cielo azul, o mejor dicho, es el fin de este mundo para
el zoan.

Era probable que estuviera cerca del estado mental de los creyentes celosos
que se daban cuenta de que su santa mujer, a la que adoraban, se estaba
casando e incluso dando a luz a un niño.
Por no hablar de que su pareja es un ser humano al que deberían odiar. El
alcance de la conmoción que recibieron es abrumador lo que pueden imaginar.

Hizo que aquellos como Banuka tuviesen los ojos completamente en blanco y
que algunas de las doncellas del altar del Clan Ojo se desmayasen. Como era
de esperar, Shunpa no muestra tanta vergüenza como una hermana menor de la
doncella del santuario principal y persevera de alguna manera, pero aun así ella
también estaba muy perpleja.

[¡Shyemul! ¡Tú con un tipo así…!] (Shunpa)

[¡G-G-G-G-Garam! Eres su hermano mayor, ¿verdad?] (Zurgu)

[¡Cállate! ¡Ni siquiera yo lo sabía!] (Garam)

Debido a que Zurgu lo agarró por el cuello, Garam grita con una voz cercana al
llanto.

[¡Johohoho! Que esa muchacha que moja la cama haya llegado al punto en que
posee un “Maestro del ombligo”, es una sorpresa]

El único de entre ellos que levantó una risa feliz fue la Anciana.

[Anciana, la parte de mojar la cama es innecesaria] (Shyemul)

[En cualquier caso, es una ocasión alegre. Estaría mal de mi parte si no te diera
algún tipo de regalo de felicitación]

[Entonces me gustaría tener tu tesoro, ese alcohol, Anciana.] (Shyemul)

[Hey, uno grande vino aquí. Pero no habrá muchas ocasiones felices. Muy bien,
ven a mi casa más tarde a recogerlo]

Garam se exaspera por el intercambio de esas dos.

[¡Los dos, de qué clase de cosas estúpidas estáis hablando!] (Garam)


[¿Qué pasa, 〈Ferocious Fang〉? ¿No me darás tu bendición?] (Shyemul)

Shyemul le dice esto mientras hace pucheros.

El encuentro fortuito con una persona a la que se le puede ofrecer su cuerpo y


su alma es el mayor honor para los guerreros zoans. Si hay una persona que ha
logrado obtener un “Maestro del ombligo”, normalmente celebra una fiesta en su
honor.

Además, no es que esté prohibido tener a alguien de otra raza como “Maestro
del ombligo”

Incluso en el pasado hay varios ejemplos de zoans que convierten a personas


de otras razas en su “Maestro del ombligo”. Todos ellos no son más que héroes
famosos y grandes hombres.

Además, no hay ninguna regla que diga que a un niño divino no se le permite
dar la bienvenida a un “Maestro del ombligo”

Pero entonces, de nuevo, predecir que tal situación ocurra es algo irrazonable
por naturaleza. En cualquier caso, no hay ninguna razón para criticar la acción
de Shyemul.

Garam entiende eso en su cabeza, pero aunque ese podría ser el caso, es una
historia totalmente diferente si se trata de la cuestión de si sus sentimientos
pueden llegar a un acuerdo con esto.

Se preguntó si debía regañarla duramente, pero sin encontrar palabras


adecuadas, Garam, cuya boca se abrió y se cerró como un pez, finalmente
exprimió sus siguientes palabras.

[¡Tú, idiota!] (Garam)

Shyemul se siente ofendida por esto.

[Llamándome idiota, ¿de qué se trata eso? ¿Qué idiotez?] (Shyemul)

[¿Qué tiene de malo llamar a un idiota por lo que es?] (Garam)


[Aunque seas mi hermano mayor, hay cosas que puedes y no puedes decir,
¿verdad?] (Shyemul)

A estas alturas es una simple pelea entre hermanos.

Una vez que se les mostró a otros exponiendo un comportamiento más


vergonzoso que ellos mismos, los zoan presentes se reunieron en su lugar.
Empezaron a aburrirse de la pelea entre hermanos que comenzó de repente.

Los dos, que no lo han notado, finalmente llegaron al punto de discutir por haber
tomado o no un bocadillo durante su infancia. Shunpa tose fuerte.

Shyemul y Garam rápidamente recobraron el sentido debido a eso.

[Ya que todos comprendimos que ustedes, hermanos, el Jefe Garam y el Niño
Divino, tienen una muy buena relación, ¿qué tal si se quedan por aquí?]
(Shunpa)

Shunpa lo dijo con un tono suave que tenía una sonrisa irónica mezclada, los
dos se retuercen avergonzados.

[Parece ser lo mismo para ustedes dos también, pero me gustaría calmar mi
cabeza un poco, creo. Creo que me gustaría hacer una pausa temporal en este
punto y continuar con la conferencia más tarde, pero ¿qué hay de ustedes,
damas y caballeros?] (Shunpa)

No hubo objeciones a la sugerencia de Shunpa.


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia –
27
Paraiso

[¿Qué le pasa a ese niño divino?] (Zurgu)

Una vez que Zurgu entró en la tienda que le habían asignado para descansar,
empezó a insultar. Su estado de mostrar sus colmillos, respirando áspera y
furiosamente levantando sus hombros hacia arriba y hacia abajo es
verdaderamente la imagen de una bestia salvaje enfurecida.

Incluso sus compañeros de clan le tienen miedo. Simplemente lo miraron desde


lejos.

De entre esos compañeros de clan, un zoan con piel anaranjada se adelantó.


Esa zoan con su pequeño tamaño que tenía dos cabezas más cortas que los
otros hombres musculosos, parece ser una niña pequeña debido a la zona
ligeramente abultada en la parte del pecho de su armadura.

[¡Tío! ¡Por favor, cálmate!]

Debido a la voz de la chica que lo llamó sin miedo, el frenesí de Zurgu se detuvo
repentinamente.

[Shishul, ¿eh?] (Zurgu)

El nombre de la niña llamada Shishul es Kraga Bunuka Shishul, y sobrina de


Zurgu.

Siendo la hija de su hermana mayor que está muy lejos de él en edad, sólo 8
años están entre ella y Zurgu. Por eso Zurgu trata a la chica más como una
hermana menor que como una sobrina.
[Te lo dijo tu madre. Una vez que te conviertes en jefe del clan, reflexionas
seriamente sobre los asuntos debido a tu deber, pero en el fondo eres un
hombre sencillo y grosero. Porque revelarás tus faltas inmediatamente, me dijo
que te regañara cuando eso ocurra] (Shishul)

Zurgu, percibía a su hermana mayor, que era mucho mayor que él, como
sustituta de una madre cuando era niño, y hasta el día de hoy no es rival para su
hermana mayor. Cuando le dijeron las palabras de esa hermana mayor, Zurgu
se abofeteó a sí mismo.

[Por Dios, no puedo derrotar a mi hermana mayor.] (Zurgu)

Zurgu se derrumbó en el acto.

Inmediatamente uno de sus hermanos preparó el té con anticipación y se lo


ofreció a Zurgu. Una vez que Zurgu se lo tragó de un solo golpe, filtró un
profundo suspiro como si estuviese escupiendo todas las furiosas emociones
que aún se arremolinaban en su interior.

Y, finalmente calmados, Zurgu pregunta a Shishul,

[Desde tu punto de vista, ¿qué piensas de ese tipo?] (Zurgu)

[Aunque fue un espectáculo secundario, como se esperaba de un guerrero que


ganó contra su tío. Sentí profundamente su fuerza incluso desde lejos] (Shishul)

[No estoy hablando de Garam] (Zurgu)

Zurgu se vuelve malhumorado por tener un recuerdo desagradable


desenterrado.

[¿A quién te refieres entonces?] (Shishul)

[Inútil. No puedo entender que Garam piense en nombrar un puesto importante


para una persona así. Por no hablar del acto de locura de convertirlo en un
“”Maestro de Ombligo”!] (Shishul)

Zurgu filtra una sonrisa debido a que su respuesta es la que él esperaba.


[Todos probablemente tengan la misma opinión que tú. Como dijiste, ese tipo no
parece ser nada más que una persona insignificante y ordinaria. Sin embargo,
Garam le ha dado un papel importante y el divino niño lo convirtió en
su “Maestro de Ombligo” Esto en sí mismo es algo extraordinario] (Zurgu)

Zurgu miró a lo lejos, a una distancia desconocida.

[Shishul, en el pasado vencí la resistencia de nuestros compañeros de clan y


rodeé el pueblo con una valla de madera, ¿no?] (Zurgu)

Shishul asintió.

Esa es una historia de cuando Zurgu acababa de convertirse en el jefe del clan.

De repente, Zurgu había empezado a cortar árboles en la montaña cercana. Dijo


que construirá un muro alto alrededor de la aldea con ellos.

Originalmente habitantes de la llanura, el zoan tenía fuertes resentimientos


contra la circunferencia de la aldea rodeada por una muralla. Se formó una gran
oposición. Si no se hubiera manejado con habilidad, Zurgu habría sido sacado
del asiento del jefe del clan. Sólo logró evitar más problemas debido a que la
familia del marido de su hermana mayor siguió la orden de Zurgu después de
ser presionado por ella, que se había casado en su lugar.

[También fui duramente reprendido por querer que el orgulloso zoan imitara a los
humanos] (Zurgu)

[Creo que tal como están las cosas, el zoan será destruido por los humanos.]
(Zurgu)

[¡Tío…!] (Shishul)

Para un jefe de clan al que se le ha confiado el destino de su clan, esas no son


palabras triviales.

[Para que el zoan no sea aniquilado, ¡tenemos que cambiar! Abandonando las
viejas formas de lucha de los zoan, ¡tenemos que aprender cosas nuevas!
¡Tenemos que cambiar! ¡Incluso si eso incluye la forma humana de luchar, por
ejemplo!] (Zurgu)

Esa fue la razón por la que construyó un muro alrededor de la aldea.

Sin embargo, Zurgu no sabía que esas palabras que pronunció se parecían a lo
que dijo Garam al ver la montaña que había sido arrasada por el fuego en el
pasado.

[Los zoan son muy exigentes con su orgullo. ¡No se puede confiar en los otros
clanes que temen el cambio! ¡Yo y mi Clan Claw repeleremos a los humanos
liderando a todos los zoan y estableceremos un paraíso zoan en el suelo de
nuestros ancestros!] (Zurgu)

Zurgu aprieta con fuerza el puño derecho que había levantado delante de su
cara.

Es como si se estuviera apoderando de algo que sólo él puede ver.

◆◇◆◇◆

[Ciertamente no esperaba que causara tanto escándalo.]

Lejos de arrepentirse, Shyemul lo dice alegremente. Gracias a eso, Garam tenía


dolor de cabeza.

[Umm…. Garam. No lo sabía, pero como de alguna manera se convirtió en un


gran problema. Lo siento] (Souma)

Souma se inclina profundamente hacia Garam.

Es como un hombre que trata de recibir el consentimiento para el matrimonio del


padre de su amante. De ninguna manera esperaba experimentar esto yo mismo
a esta edad. El destino es algo impredecible, termina recordando algo similar a
lo que acaba de darse cuenta.

Sin embargo, en respuesta a eso, Garam responde tranquilamente


[No, no es algo de lo que tengas que preocuparte, Soma] (Garam)

[Claro, claro. ¡No hay nada de qué preocuparse!] (Shyemul)

Debido a que Shyemul se burla de él de esa manera, Garam la amenaza


rápidamente mostrando sus colmillos.

[He oído que eres un 〈Niño Abandonado〉, Soma. Probablemente ni siquiera


sabías lo que es un “Maestro de Ombligo” Es evidente que fue esta idiota la que
lo sugirió] (Garam)

La Anciana interviene ante Shyemul, que está a punto de estallar de nuevo tras
ser llamada idiota.

[Sin embargo, Garam, definitivamente no es algo malo.]

[¿Qué quieres decir, abuela?] (Garam)

[Aunque Shyemul es una mojacamas, es una niña divina a la que se le ha dado


la gracia de Dios. Hay un montón de movimientos para usar a partir de esto.]

La Anciana ignora a Shyemul que se queja con “¡El mojacamas es innecesario!

[Tengo una buena idea. Como ya tomé medidas, probablemente sea hora de
que venga pronto]

Como si hubiera coincidido con ese momento, se podía oír una toscilla que
sonaba con gracia desde el otro lado de la cubierta de la entrada de la
habitación.

[Oh, te hemos estado esperando. Haznos el favor de entrar rápidamente]

La que entró después de haber recibido el permiso de la Anciana fue la hermana


menor de la Doncella del Santuario de la Cabeza del Clan Eye, Shunpa.

[Qué honor, Lady Shunpa] (Garam)


Garam corrige su postura de sentado e inclina la cabeza hacia Shunpa.

[¿Cuál podría ser su problema con nosotros? ¿Alguien te trató mal por
casualidad?]

[No, quiero expresar mi gratitud por todas las damas y caballeros del Clan Fang
que mostraron su hospitalidad hacia mi séquito. Vine aquí después de que me
llamara mi hermana mayor] (Shunpa)

Con todas las miradas puestas en ella, la Anciana sonrió ampliamente.

[Primero quiero que confirme el sello de Shyemul, señora Shunpa.]

Adivinando la intención de la Anciana con sólo eso, la cara de Shunpa irrumpe


de repente en una sonrisa.

[Ya veo. Muy bien, que así sea. – Estimada Divina Niña, siento molestarla, pero
me gustaría que me permitiera confirmar su sello] (Shunpa)

[Ah, no me importa.] (Shyemul)

Shyemul intenta quitarse el protector del pecho en el acto.

[¡Eh, ustedes, dense la vuelta ahora!]

Siendo amenazados por la Anciana mostrando sus colmillos, Souma y Garam se


dan la vuelta hacia atrás a toda prisa.

[Entonces, estimado hijo divino, discúlpame.] (Shunpa)

Después de decir esto de antemano, Shunpa empuja a través de la piel del


pecho izquierdo de Shyemul y verifica la existencia de un sello allí.

[Ciertamente, pude verlo. Sin duda es la prueba de que Shyemul es un niño


divino] (Shunpa)
Entonces La Anciana, que asintió varias veces con la cabeza y parecía
satisfecha, preguntó además a Shunpa

[Entonces, me gustaría que confirmara un sello más, Lady Shunpa.]

[¿Dices que uno más? ¿Alguien fue elegido como un nuevo hijo divino?]
(Shunpa)

[Creo que es más rápido enseñártelo que contártelo. Soma, por favor, quítate
esa diadema]

Después de afirmar que Shyemul se había vuelto a poner la armadura, Souma,


que se había dado la vuelta, dudó un poco, pero como le dijo la Anciana, se
quitó la cinta de la cabeza.

En ese momento, Shunpa abrió ambos ojos ampliamente.

[¡De ninguna manera, esto es…!] (Shunpa)

Una vez que toca la frente de Souma con la mano, después de haberle quitado
los mechones de la frente que ocultaban con la mano temblorosa, mira fijamente
al sello como si no se le escapara ni el más minúsculo de los detalles.

[¡Aura! ¡Magluna Aura! Magluna Aura!] (Shunpa)

Shunpa levantó una voz similar a un grito.

[… No fue un error después de todo, ¿eh?]

Shunpa recobra el sentido debido a la voz de la Anciana y se siente


avergonzada por el comportamiento vergonzoso que mostró.

[Lo siento muchísimo. Es especialmente descortés para ti que sirves como el


estimado hijo divino de Aura. Me disculparé contigo postrándome] (Shunpa)

Shunpa se desploma en el lugar y se arrodilla sobre en el piso. Se postró ante


Souma arrojando su cuerpo al suelo. Debido a eso, Souma entró en pánico.
[Por favor, detente. ¡No te juzgaré en absoluto!] (Souma)

[Te ofrezco mi más sincera gratitud por tu indulgencia, oh estimado hijo divino de
Aura.] (Shunpa)

Shunpa, que finalmente levantó la cabeza, regaña a la Anciana que está


haciendo una expresión facial traviesa.

[Hermana mayor, tenías la intención de involucrarme desde el principio, ¿no?]


(Shunpa)

[¿Déjame ver? ¿De qué estás hablando?]

Shunpa sonrió un poco debido a que la Anciana se hizo la tonta.

[Entiendo, Hermana Mayor. Nosotros, el Clan Eye, apoyaremos al Clan Fang y


al divino hijo de Aura] (Shunpa)

[¡Oh! ¡¿Lo dices en serio?!] (Garam)

Garam levantó una agradable voz debido a la inesperada oferta de Shunpa.

Es tranquilizador que nos apoye el Clan Eye, que gobierna los rituales.

[El divino hijo del Dios de las Bestias ha decidido que el divino hijo de Aura se
convierta en su “Maestro de Ombligo”. Esto también podría ser el destino. Como
una de las doncellas del Clan Eye que vela por el destino, creo que quiero ser
testigo de todo con mis propios ojos] (Shunpa)

[Tú también tienes mi agradecimiento.] (Souma)

Shyemul mira con satisfacción a Souma, inclinando su cabeza muy


profundamente hacia Shunpa, cuando dice eso. Después de eso, golpea su
palma izquierda con su puño derecho con una palmada.

[Con esto sólo quedan el Clan Mane y el Clan Claw, supongo.] (Shyemul)
[Sobre eso, en cuanto al chico Banuka… -Shunpa mira a Shyemul-
Probablemente será muy fácil con una sola palabra tuya, estimada hija divina.]

[¿Estará bien sólo con eso?] (Shyemul)

Shunpa muestra una sonrisa irónica debido a que Shyemul se pregunta sobre
ello con una mirada seria.

A pesar de que se promocionó a sí mismo así de contundente, ella no conocía a


Banuka en absoluto. Fue un poco lamentable.

[En ese caso el problema es Zurgu y el Clan Claw, ¿verdad?]

Una vez que reflexiona sobre la mejor manera de persuadir a ese tonto salvaje,
Garam no pudo evitar arrugar sus cejas.

[En lugar de persuadirlo, hay que proponerle un duelo, 〈Ferocious Fang〉 ¿No es
la forma más rápida de hacer que escuche lo que tienes que decir dándole una
paliza?] (Shyemul)

Como dice Shyemul; en el momento en que hay un choque de opiniones entre


los guerreros zoans, todavía existe el método de resolverlo con el resultado de
un duelo.

Sin embargo, Garam agitó la cabeza.

[Con él como oponente, no tengo la confianza para ganar


definitivamente, 〈Noble Fang〉] (Garam)

Dejando a un lado si se trata de una competición de técnicas de machete como


en el pasado, si se trata de un duelo, Zurgu probablemente usará todos los
trucos disponibles para él. Es casi imposible ganar debido a eso.

[¡Geeze! ¿No hay alguna forma de engatusar a ese tonto salvaje?] (Shyemul)

Todos los zoan presentes se hundieron en el silencio debido a las palabras de


Shyemul.
Sin embargo, el único de ellos que se preocupaba por otra cosa era Souma.

Aunque dudó terriblemente, habló tímidamente de lo que sentía para poder


tomar prestados los conocimientos de todos en este lugar.

[Siento que la persona llamada Zurgu es de alguna manera muy diferente de lo


que escuché] (Souma)

Según lo que ha escuchado de Garam, Shyemul y los demás, Zurgu fue un


hombre grosero que no considera las consecuencias.

Pero para Souma, Banuka, que se puso de pie y lo atacó directamente en el


momento en que fue presentado, parecía una persona bastante ingenua.

Comparado con él, Zurgu se sorprendió, pero observó no solo a Souma sino
también a los otros clanes para comprobar como reaccionarían ante eso.

Además, duda de por qué Zurgu, considerando que abandonó su asiento


después de enfadarse mucho, se detuvo por el simple hecho de haber sido
llamado a detenerse por Garam.

Si tuviera un verdadero ataque de ira, ¿no se iría sin prestar atención aunque
fuera llamado por Garam?

Además, incluso si se detuviera, por ejemplo, el hecho de que haga un


llamamiento a todos los presentes además de a Garam después de eso podría
considerarse cuestionable si uno reflexiona sobre ello con calma.

[Sin embargo, ¿es ese Zurgu alguien que toma las cosas en consideración hasta
tal punto?] (Garam)

Shunpa le dice a Garam que sonríe irónicamente mientras dice eso.

[El niño Zurgu es ciertamente un niño que depende de su propia fuerza. Pero, si
se trata de un jefe de clan al que se le ha confiado un clan, no puede
permanecer salvaje debido a la gran responsabilidad. Parece ser lo mismo para
ti también, ¿verdad, niño Garam?] (Shunpa)
Antes, cuando Gajeeta exigía obstinadamente la reconquista de la aldea, Garam
hablaba del peso de la obligación de un jefe de clan. Por lo tanto, no podía decir
nada ahora.

Garam sabía de una persona que crecía a través de las responsabilidades que
asumían al experimentarlo de primera mano.

Después de convertirse en jefe del clan, tuvo que pensar siempre en los asuntos
del clan. Naturalmente, su perspectiva se amplió desde el momento en que
pensó como un simple guerrero hasta el punto de mirar hacia el futuro.

Si recuerda al que instó a su padre, el antiguo jefe del clan, en cada oportunidad
que tenía para patear a los humanos, ahora que se convirtió en jefe del clan,
sólo se siente avergonzado por haber sido un tonto que simplemente se dejaba
llevar por lo que tenía delante de sus ojos.

Incluso después de haber sucedido al jefe del clan, era así.

No puedo mirar a la ligera a Zurgu, que ha estado agobiado por la


responsabilidad de ser jefe de clan durante mucho más tiempo que yo, se
rememoró Garam.

[¿No crees que los verdaderos sentimientos de la persona llamada Zurgu son
que quiere cooperar con nosotros?] (Souma)

Si uno no lo considera así, el acto de Zurgu de hacer un llamamiento con su


propia opinión a los otros clanes es incomprensible, por no hablar de que no
salga de la sede de la conferencia a pesar de mostrar una actitud tan vigorosa
de oposición a Souma.

[Pero, Soma. En ese caso, habría ofrecido honestamente su cooperación, ¿no?]


(Shyemul)

[Eso no es posible, 〈Noble Fang〉](Garam)

Garam niega la opinión de Shyemul con un breve comentario.


Habiendo sido amonestado por Shunpa, Garam trató de predecir el pensamiento
de Zurgu como alguien en la misma posición llamada jefe de clan.

[Incluso yo podría haber hecho lo mismo si hubiera estado en su lugar. Después


de derribar con éxito la fortaleza y recuperar las llanuras, tenemos que volver a
establecer los territorios de los clanes. En ese momento probablemente será
imposible no tomar en serio las palabras de Soma. Por lo tanto, el clan más
cercano a Soma tendrá una gran oportunidad de obtener la mayor superficie de
las llanuras. Como alguien que tiene que cuidar de un clan, definitivamente no
puede tomárselo a la ligera] (Garam)

El tamaño territorial de un clan en las llanuras no es sólo algo que muestra la


influencia del clan. También está directamente relacionado con el desarrollo
posterior del clan y es la base del sustento del clan. Cualquier tipo de clan se
desesperará al tratar de asegurar un vasto dominio, incluso si sólo es el tamaño
de una palma más grande.

[Ya veo. ¿Significa eso que Zurgu no puede cooperar aunque quiera mientras no
nos divida o separe de Soma?]

Souma interrumpió en ese momento.

[Garam, te lo he dicho antes, pero quiero tratar con todos los clanes por igual.]
(Souma)

Para Souma eso era algo con lo que no se rendiría a pesar de todo.

Aunque Souma, que creció en Japón y que en su mayoría es monorracial, no lo


ha experimentado personalmente, a menudo vio las noticias de guerras civiles y
disputas debido a enfrentamientos entre grupos étnicos que vivían en la misma
zona, incluso en la era moderna. Por lo tanto, era fácil para Souma imaginar
grandes problemas si trataba a un clan específico de forma favorable.

Especialmente ahora, cuando los humanos son superiores en fuerza, es un


momento en el que los zoan tienen que unirse y luchar juntos.

Era necesario que Souma, que ha decidido liderarlos, mostrase claramente una
actitud de tratar a todos los clanes con imparcialidad.
[¡Como se esperaba de mi “Maestro del ombligo”!](Shyemul)

Shyemul lo elogia sin demora.

Debido al estado de su hermana menor que se ha enamorado completamente


de Souma, Garam gradualmente tuvo la sensación de estar harto de ella, pero
pudo entender lo que Souma estaba diciendo.

[Sin embargo, incluso si decimos eso, la gente de los otros clanes no nos creerá.
De todos modos, las conversaciones no avanzarán a menos que convenzamos
a Zurgu primero] (Garam)

Lo que dice Garam también es razonable.

[Si es Zurgu, ¿qué tal si tratamos de provocarle o agitarle?] (Shyemul)

[Estimado hijo divino, creo que es aconsejable detener eso. El niño Zurgu
probablemente se ha acostumbrado a tales competiciones durante su tiempo
como un joven bribón. Especialmente ahora, cuando será cauteloso con los
movimientos del Clan Fang, creo que tendrá un efecto adverso] (Shunpa)

[¿Qué es lo mejor que puede hacer entonces, Lady Shunpa?] (Shyemul)

Shunpa respondió a la pregunta de Shyemul después de meditar sobre ella


durante un rato.

[¿No está bien si lo convences?] (Shunpa)

Souma reflexionó debido a esa respuesta.

No hay duda de que Zurgu y los otros primero probablemente atacarán


incesantemente si Souma es digno de confianza en la conferencia que se
reanudará después de esto. También experimentó lo mismo con el Clan Fang,
pero Souma comprendió que su apariencia exterior era algo que se tomaba a la
ligera, por no hablar de ganarse la confianza de los guerreros zoans.
Aún así, en el momento en el que estaba con el Clan Fang, pude persuadir a los
guerreros porque contaba con el apoyo de Shyemul, que es un niño divino, y
sobre todo, porque soy el hijo divino de Aura.

Sin embargo, por mucho que Shyemul sea un niño divino, probablemente será
difícil esta vez persuadirlos con la otra parte siendo clanes opuestos. Al menos
Zurgu no parece que obedecerá voluntariamente sólo porque la otra parte es un
niño divino.

En ese caso, lo mejor sería asustarlos mostrando resultados reales, como dice
Shunpa, los sentimientos de Souma inclinados hacia esa forma de pensar.

[Garam-san, ¿cuántas personas son capaces de luchar en el Clan Fang?]


(Souma)

[Veamos. En la actualidad son unos 60, supongo. Desde que lanzamos señales
de humo de emergencia, los miembros del clan que habían sido dispersados
están regresando uno tras otro. Ese número aumentará aún más si esperamos]
(Garam)

Souma deliberó mientras dejaba que su mirada deambulara.

[Me pregunto si será suficiente con tantos esta vez…] (Souma)

[¿Esta vez?]

[Sí. Me pregunto si llevaré a cabo el ataque a la fortaleza de esta vez sólo con
los miembros del Clan Fang.] (Souma)

Todos abrieron los ojos ampliamente por igual debido a las palabras de Souma.

◆◇◆◇◆

Y entonces Shunpa regresó temporalmente a su propio clan porque había


llegado el momento de reanudar la conferencia mientras ellos estaban
escudriñando la sugerencia de Souma.
La Anciana, que vino a despedirla, eligió un lugar donde no había gente en los
alrededores y le hizo una pregunta a Shunpa

[Señora Shunpa, ¿cómo ve el asunto del hijo divino de la Diosa de la Muerte y la


Destrucción que aparece entre nosotros en este momento?]

La razón por la que la Anciana vino deliberadamente a despedirla fue por el


hecho de hacer esa pregunta.

Para la Anciana, la reunión de Souma y Shyemul no fue una coincidencia.


Aunque no ha sido causada por Souma, la intención de la Diosa Aura
definitivamente debería estar oculta en su interior.

[Es sólo una suposición, pero…. Entre las siete razas que viven en este
continente, nosotros, los zoan, podríamos ser considerados en la actualidad
como los que se encuentran en la situación más difícil] (Shunpa)

Eso es porque el espacio vital del zoan se encuentra en las llanuras. Debido a
que la influencia humana se ve apoyada por el repentino aumento de su
población, que va de la mano con el aumento de su poder, su mantenimiento de
los suministros de alimentos se ha convertido en un asunto urgente. Y, como
resultado de que los humanos extendieron su esfera de influencia hacia las
llanuras aptas para el cultivo de granos como el trigo, que es un alimento básico
para ellos, fue el zoan que vivió allí el que sufrió los mayores daños.

[Si Aura es la diosa que busca la muerte y la destrucción, supongo que su


objetivo es ayudar a la raza más débil a destruir a la más fuerte.] (Shunpa)

[¿Eso es lo que piensas después de todo…?]

[Sí. Eso es porque ese método probablemente dará lugar a mucha muerte y
destrucción…] (Shunpa)

[¿Estás diciendo que dejó a Soma en este mundo para destruir a los humanos
ayudando al zoan….?]

[Sí. Esa es mi opinión personal hasta el final.] (Shunpa)


Sin embargo, la Anciana también había llegado a la misma conclusión.

Si es correcto, seguir a Souma seguramente abrirá un camino de supervivencia


para el zoan.

[Sin embargo, por favor, ten cuidado con el hijo divino de la muerte y la
destrucción] (Shunpa)

Shunpa lo dijo mientras bajaba intencionadamente la voz.

[Aunque dije que ayuda al zoan a destruir a los humanos, no necesariamente se


limita a eso] (Shunpa)

[¿Eso significa?]

[Es ciertamente por el bien de destruir a los humanos, creo. Pero no


necesariamente actuará para salvar al zoan.] (Shunpa)

[Lady Shunpa, ¿es posible que esté diciendo que…?]

[Sí. Significa que nosotros los zoan, además de los humanos, también
podríamos ser destruidos por el divino hijo de Aura…] (Shunpa)
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
28
Tocando el oído I

Souma trató de calmar su corazón, que temblaba de nerviosismo, respirando


profundamente.

[Estará bien. Cálmate, cálmate] (Souma)

Se convence a sí mismo repetida y repetidamente de ello.

Mirando a Souma en ese estado mientras parecía preocupado, Shyemul le


habló.

[¿De verdad estás bien, Soma?] (Shyemul)

[Sí… no, puede que no esté del todo bien.] (Souma)

Muestra una sonrisa dura hacia Shyemul.

[Pero, esto es algo que decidí hacer yo solo] (Souma)

[Sin embargo, ¿no estará bien aunque no intentes convencer irrazonablemente a


Zurgu y a los demás por tu cuenta, Soma? Soy el hijo divino del Dios de las
Bestias. Podría hacerlo en tu lugar] (Shyemul)

[Eso no es bueno, Shyemul] (Souma)

Es una sugerencia de la que quiere depender instintivamente, pero Souma se


sacudió la tentación.
[Este tampoco es el fin. ¿Y después de eso? Es inútil a menos que haga que me
aprueben aquí y ahora] (Souma)

Souma creía que esta era un momento crítico.

Todos los zoan no son más que guerreros muy orgullosos. Tengo que pararme
frente a ellos yo solo para que me reconozcan. No hay manera de que me
esconda eternamente detrás de la espalda de Shyemul.

[Aunque eso es lo que estoy diciendo, ¿no es un poco patético que mis manos
tiemblen tanto debido a mis nervios?] (Souma)

Souma mostró sus manos temblorosas a Shyemul.

Entonces Shyemul gentilmente toma las manos de Souma con las de ella y lo
mira directamente a los ojos.

[Temer el fracaso es natural. Tú, que intentas seguir adelante a pesar de eso,
eres definitivamente mi “Maestro del ombligo”] (Shyemul)

[Gracias, Shyemul] (Souma)

Sintió que su temblor se calmaba un poco.

[Bueno, entonces, mi “Maestro del ombligo”, de aquí en adelante será tu campo


de batalla.] (Shyemul)

Shyemul lo guía una vez más a la sede de la conferencia de una manera teatral.

Cuando entra en el recinto pasando por el cobertor que estaba instalado en el


pasillo, las miradas de los zoan presentes asedian a Souma mientras ejercen
presión sobre él.

Especialmente la mirada de Banuka, que ha alcanzado el nivel de matar a


alguien sólo con sus ojos.
Después de reprender a su propia cintura que está a punto de ceder para que se
siente en el acto, Souma se las arregla de alguna manera para sentarse en el
asiento que se le ha asignado.

Y, imitando a Shyemul y a los demás, inclinó profundamente la cabeza con los


dos puños en el suelo.

[Me siento honrado de saludarles una vez más. ¡Soy Kizaki Souma!]

◆◇◆◇◆

El primero en hacer rodar la pelota en la conferencia reabierta fue Zurgu.

[Primero me gustaría que me dejaras confirmar algo. Eres el bastardo que le


enseñó ese plan al Clan Fang y también propuso un ataque a la fortaleza ahora,
¿verdad?] (Zurgu)

Era una espada enmascarada como palabras. Está cargado con el espíritu de
Zurgu hasta el punto de que cualquiera pensaría que es muy probable que él
coseche la vida de Souma de inmediato si trata de dar una mala respuesta.

Debido a eso, Shyemul, que se quedó detrás de Souma, se puso en pie en un


movimiento reflejo. Sin embargo, mientras tira su pecho como si tratase de
aplastar ese espíritu, Souma baja su cintura, que también estaba semirrígida.

[Es como tú dices. Les enseñé a todos los del Clan Fang el método para
ahuyentar a los humanos. Y, si me siguen, capturaremos la fortaleza y
retomaremos las llanuras] (Souma)

Souma contestó con firmeza, pero de hecho estaba a punto de desmayarse en


cualquier momento.

De alguna manera moviliza el poco de fortaleza que tiene para que no se vea en
su cara, pero aún así no es capaz de detener los calambres en su cara. Lo que
fue afortunado para Souma fue el hecho de que era difícil para el zoan entender
ese nivel de cambio en la expresión de un ser humano.
[¡Somos guerreros zoanos orgullosos! ¡No hay forma de que obedezcamos a un
humano débil como tú!] (Zurgu)

“Definitivamente serás condenado”, era algo que habían asumido durante la


reunión preparatoria con Shyemul y Garam. Por lo tanto, Souma responde sin
ponerse nervioso.

[Incluso si me sigues, nunca dañará el orgullo de un guerrero zoan] (Souma)

[¿Cuál es su prueba para declarar eso?] (Zurgu)

[¿Lo has olvidado? La bendición de Shyemul como hijo divino] (Souma)

A Zurgu le faltan las palabras.

No hay nadie entre los zoan que no sepa de la bendición de Shyemul.

Su bendición es que proteja su propio orgullo. Si ser obediente hacia Souma fue
un acto vergonzoso, Shyemul no debería haber convertido a Souma en su
“Maestro del ombligo”.

[Lo acabo de verificar. Shyemul es incluso ahora inconfundiblemente un niño


divino.] (Shunpa)

En ese punto, Shunpa hace comentarios como si fuera un seguro. La hermana


menor de la Doncella del Santuario, Cabeza del Clan Eye que rige los rituales lo
garantizó. No hay nada tan confiable como esto.

Si insisten en obedecer a Souma como un acto vergonzoso a pesar de ello, no


sólo sería un insulto hacia el hijo divino Shyemul, sino que también podría ser
percibido como una negación hacia el Dios de las Bestias que la convirtió en una
hija divina.

En el momento en que escuchó la bendición que Shyemul recibió después de


convertirse en un hijo divino, Zurgu se rió de ella y le dijo que hubiera sido mejor
si hubiera recibido una bendición aún más útil, pero ahora él creía que tenía que
revisar ese pensamiento. La bendición que significa que el Dios de las Bestias
velará por su orgullo es igual al Dios de las Bestias que garantiza que todas las
acciones de Shyemul son legítimas, si las miras desde otra perspectiva. Debido
a este hecho sorprendente, Souma puede ganar una causa justa para el zoan
con él simplemente estando acompañado por la propia Shyemul.

Fue una bendición aterradora? Zurgu se irritó.

Por supuesto que Shyemul no lo consideró cuando recibió la bendición, pero es


un buen ejemplo de la pureza de la gente que a veces da a luz a un poder
sorprendentemente fuerte.

Zurgu decidió recurrir a otros medios para atacar.

[¿No eres humano? ¿Por qué uno de los humanos, que nos insulta como bestias
inferiores y trata de exterminarnos, trata de convertirse en nuestro aliado?
¡Parece probable que tengas un motivo oculto!] (Zurgu)

[No estoy emparentado con los humanos aquí] (Souma)

[¿Dices que no son parientes?] (Zurgu)

[Sí. Soy un 〈Niño Abandonado〉 que llegó a este mundo desde otro diferente. Ni
siquiera hablé con los humanos de este mundo] (Souma)

Aunque Zurgu y los demás muestran expresiones dudosas, la Anciana garantiza


las palabras de Souma.

[Juro por el nombre del Dios de las Bestias, que es la verdad. Ni siquiera podía
hablar el idioma normalmente antes de que Shyemul y yo lo conectáramos con
el mundo]

[Los humanos de este mundo me arrojaron a una prisión, porque no entendía el


idioma. No tengo ninguna deuda de gratitud hacia ellos y ni siquiera les guardo
rencor] (Souma)

Aunque pretendía atacar el punto clave de que Souma es un ser humano y no


un zoan, Zurgu ha perdido de vista su objetivo de ataque debido al imprevisto
contraataque y la vacilación apareció en su tono.
[Entonces es lo mismo hacia nosotros, zoan también, ¿no?] (Zurgu)

Ya que había sido casi imposible para él haber adivinado de antemano que
Souma era un 〈Niño Abandonado〉, uno no podía describirlo como nada más que
mala suerte para Zurgu.

Sin embargo, Souma no tiene intención de ser expresamente considerado con


él. Como era el momento crítico, aumentó el severo contraataque contra Zurgu.

[No, Shyemul me salvó la vida. Escuché que hay un dicho de “La deuda de la
obligación de un conejo” entre los zoan, pero incluso en mi lugar de nacimiento
hay un dicho de “Estar en deuda con alguien por el favor de una noche de
hospedaje y comida”. Significa que el favor de haber recibido ayuda con una
comida y un lugar para descansar durante una noche debe ser devuelto sin falta.
Por eso ayudé al Clan Fang] (Souma)

[¡No puedo creerlo! ¿Estás diciendo que traicionarás a tu propia raza por haber
recibido sólo comida como mucho] (Banuka)

Zurgu está aturdido por el grito de Banuka. Eso es porque Banuka no entendía
por qué Souma mencionó deliberadamente “La deuda de obligación por un
conejo”.

Garam, que había permanecido en silencio hasta entonces, reveló una sonrisa
de mal carácter y le dijo a Banuka,

[Hoo. Parece que la gente del Clan Mane está mirando a la ligera la deuda de
obligación de “La deuda de obligación por un conejo”] (Garam)

[¡No, eso no es lo que estoy…!] (Banuka)

Banuka se pone nervioso por la observación de Garam, que es un guerrero que


admira.

Para un guerrero zoan que considera el orgullo por encima de todo lo demás, no
devolver un favor recibido se convertirá en una vergüenza. Por el contrario, algo
como simplemente devolver el favor de un conejo al grado de darle la espalda a
su propia raza no es algo de lo que muchos guerreros son capaces.
Es la personificación de una historia impresionante.

Probablemente serán alabados y recibirán la aclamación de muchos guerreros.


Si uno hace eso, sólo se sentirá insultado como Banuka ahora mismo.

Incluso desde el punto de vista de Zurgu, que da más importancia al beneficio


que al orgullo, nunca dejará de lado el orgullo.

Un guerrero que sólo se atiene a los beneficios terminará fácilmente desleal si


aún más beneficios se cuelgan delante de ellos. Sin embargo, la magnanimidad
de alabar el orgullo de los demás y adoptar una postura orgullosa de uno mismo
está conectada con la popularidad de los guerreros y estos guerreros se
convertirán en aliados particularmente tranquilizadores cuando se les llame.

Souma arregla su hipótesis sobre el pensamiento de Zurgu de que no es un plan


rentable rebajar su propio valor difamando la conmovedora historia de Souma
aquí, dejando de lado si puede obtener aún más beneficios al hacerlo.

Debido a que su propia conducta se convirtió en una historia impresionante,


Souma selló los métodos de ataque de Zurgu y de los demás.

[…escuchemos el plan concreto de cómo vas a atacar la fortaleza.] (Zurgu)

Zurgu dijo eso como si exprimiera las palabras con una expresión como si se
hubiera tragado una pastilla amarga.

Originalmente quería dominar mentalmente a Souma encontrando defectos en la


raza y la identidad de Souma e insultando esos puntos antes de hablar
concretamente del ataque a la fortaleza.

Pero ahora que no funcionó así, tiene que atraer de alguna manera el flujo de la
conferencia a su lado, aunque tenga que criticar el plan elaborado por Souma.
Por eso esperó a que Souma abriera la boca con una actitud de no perderse ni
el más mínimo problema con el plan que Souma mencionará.

Sin embargo, Souma propuso algo inesperado.

[Actualmente no puedo hablar de los detalles concretos.] (Souma)


[¿Qué es lo que ha dicho?] (Zurgu)

[Hay un dicho: “Un plan no tendrá éxito a menos que lo mantengas en


secreto”.](Souma)

Los zoan presentes están desconcertados ya que son incapaces de entender lo


que Souma está diciendo.

Incluso Zurgu no era una excepción, pero dicho esto, su orgullo era demasiado
alto para admitirlo honestamente.

[No sé si el plan importante fracasará al filtrarse al enemigo desde algún lugar.


Por lo tanto, significa que es mejor proceder mientras sea un secreto] (Souma)

[¡Sí! ¡Como tú digas!] (Zurgu)

Zurgu asintió a la explicación de Souma con una actitud como si realmente la


comprendiese.

[¡Pero, en ese caso, no seremos incapaces de decidir si cooperar con ustedes o


no!] (Banuka)

Banuka también dice eso, es razonable.

Incluso si se les pide que ayuden en la captura de la fortaleza, no sabrían cómo


evaluar el plan de Souma y si deberían cooperar con él si sus partes esenciales
se mantuvieran en secreto.

[En cuanto a eso, no hay nada que pueda decir excepto: “Por favor, confía en
mí”] (Souma)

[¡Les decimos que no podemos decidir eso! ¿¡Sobre qué base nos estás
diciendo que confiemos en ti!?] (Banuka)

[Sobre la base del logro de haber ahuyentado a 800 humanos con sólo niños,
ancianos y unos pocos guerreros] (Souma)
Si lo declaro públicamente, es obvio que se me responderá con “¿Eres capaz de
hacer eso?”

Banuka no tuvo otra opción que mantener la boca cerrada mientras parecía
mortificado.

Sin embargo, Zurgu no estaba seguro.

No importa cómo lo mire, la respuesta de Souma es extraña. Si realmente está


tratando de ganar la cooperación de los otros clanes, debería tratar de ganarse
nuestra confianza tomando la iniciativa y siendo abierto sobre el método de
tomar la fortaleza. Si confía en su método, probablemente de esa manera será la
más fácil.

Por supuesto que probablemente esperará que Zurgu intente robar el liderazgo
de la conferencia, pero está confundiendo el final con la causa si lo mantiene en
secreto para evitarlo. No sé que tipo de plan es, pero aunque desee la
cooperación de los otros clanes para capturar la fortaleza, no resultará en nada
más que en fortalecer la desconfianza de aquellos como Banuka si es tan
reservado al respecto.

Zurgu no puede ver si Souma está tratando de no pedir la cooperación de los


otros clanes con esto.

[Si llegas tan lejos, no dudaré en echarte una mano] (Zurgu)

En vez de comportarse obstinadamente, Zurgu decidió cambiar el ángulo de su


ataque.

[Sin embargo, no hay forma de que yo y mis compañeros de clan podamos creer
en lo que dices con facilidad. Así es, ¿no es así?] (Zurgu)

[Creo que es como dices] (Souma)

Souma aceptó francamente la búsqueda de aprobación de Zurgu.

Debido a eso, Zurgu se ríe mientras piensa: ¡Te pillé!


[Oye, Garam. Primero tú del Clan Fang tomarás la iniciativa y si nos muestras tu
confianza en este joven humano, nosotros también te imitaremos. ¿Qué te
parece eso?] (Zurgu)

El objetivo de Souma y Garam es eliminar el poder de lucha del Clan Claw, dijo
Zurgu.

Porque hasta ahora, cuando el Clan Fang había empezado las batallas para
tomar la fortaleza, han acabado perdiendo muchos guerreros. En comparación
con ellos, el Clan Claw, que había evitado luchar contra los humanos, ha
retenido a sus guerreros. Eso ya debería haberse notado hace mucho tiempo.

Sin embargo, Zurgu, que no pudo resistirse a hacer uso de una situación
prometedora, recibe la promesa de Souma de que no se puede evitar, incluso si
no puede confiar en él tan fácilmente. Con eso como clave, lanzó un
contraataque para que el Clan Fang sirviese primero como modelo a seguir para
los demás clanes, poniéndose al frente como vanguardia de la captura de la
fortaleza.

Zurgu se puso en guardia preguntándose cómo corresponderían esos dos


movimientos, pero la reacción de Garam superó las expectativas de Zurgu.

[Lo que 〈Mad Claw〉 dice es razonable. Nosotros, el Clan Fang, habíamos
planeado avanzar como vanguardia desde el principio](Garam)

Zurgu se sorprendió. Según la información que adquirió, el número de los que


pueden ser llamados guerreros debería ser inferior a cien, según el estado
actual del Clan Fang que ha adivinado a partir de ahí. Con esa cantidad,
perderían sólo por ser derrotados por las flechas antes de que puedan alcanzar
las murallas de la fortaleza.

Eso ya no es valentía, sino imprudencia que no tiene en cuenta las


consecuencias.

Sin embargo, la respuesta de Souma fue incluso superior.

[Sí. Planeo llevar a cabo la captura de la fortaleza con la fuerza de todos los
miembros del Clan Fang.] (Souma)
Todo el mundo se quedó boquiabierto.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia


29
Tocando el oído II

[¡Qué absurdo! ¿¡Qué haremos en ese caso!?] (Banuka)

Dijo Banuka como si estuviera gritando.

[Si pudiera tenerte animando y tocando la batería para animar a los guerreros
del Clan Fang que estarán luchando, eso sería suficiente](Souma)

Los guerreros, que silenciosamente escucharon la conversación detrás de


Zurgu, lanzaron duras palabras a la manera de hablar de Souma.

[¡No juegues con nosotros! ¿Nos estás diciendo, los orgullosos guerreros del
Clan Claw, que simplemente levantemos la voz y toquemos los tambores?]

[Hijo de puta, ¿estás diciendo que nuestras fuerzas son inservibles?]

[¡Eso es un insulto hacia nosotros los guerreros!]

Además, Banuka y los guerreros del Clan Mane también intervienen.

[¡Tampoco podemos estar de acuerdo con eso!]

[¡Sí! ¿Nos estás diciendo que los guerreros sigan el juego y hagan ruido como si
fuéramos actores?]
Para el zoan, a los guerreros que no se les permite luchar es como si se les
dijera que son completamente inútiles. Por no hablar de los guerreros del Clan
Claw, pero incluso para los guerreros del Clan Mane eso era algo con lo que no
podían estar de acuerdo.

Sin embargo, esos guerreros son mantenidos bajo control por Zurgu levantando
un brazo.

[¿No está bien? Dice que no necesita nuestra fuerza. ¿El Clan Mane también
estará de acuerdo en dejarse tratar como espectadores de la difícil lucha del
Clan Fang?](Zurgu)

No seré atraído por una provocación tan barata, Zurgu se rió mientras mostraba
sus colmillos.

Algo así como atacar la fortaleza solo con el Clan Fang, que había perdido a
muchos de sus guerreros debido a las repetidas batallas, no es más que un acto
de pura locura. ¿De qué manera desagradable y aterrorizada pedirán perdón
esos dos, que forzaron a su clan a un dilema debido a su propio discurso y
conducta? Zurgu estaba entusiasmado en anticipación a eso.

[Ayuda que pueda ganar tu comprensión en esto] (Souma)

Sin embargo, Souma sonrió.

[Bueno, entonces, le informaremos sobre la acción detallada y el calendario en


un futuro próximo. ¿Está bien terminar esta reunión con esta nota, si no hay
nada más que discutir?] (Garam)

El que entró en pánico por eso es Zurgu.

[¡Espera un momento!] (Zurgu)

Souma inclina un poco la cabeza hacia un lado, mirando con curiosidad, y


pregunta: [¿Ocurre algo malo?]

[Ah, no. ¿Realmente planeas tomar la fortaleza sólo con el clan de Garam…?]
(Zurgu)
Según la predicción de Zurgu, esto debería haber sido una provocación de
Souma.

Sin embargo, lejos de ponerse nerviosos, Souma y Garam ya se están


preparando para abandonar sus asientos después de haber convocado el fin de
la conferencia. Al contrario, Zurgu es el que se pone nervioso.

[Sí. Tal como te dije ahora, con la fuerza del Clan Fang…] (Souma)

Souma aplaude de forma poco natural.

[Aah, ¿tal vez pensaste que era una provocación? Si ese es el caso, lo siento.
De ninguna manera considero que todos sean inútiles o débiles. Esa no es la
razón por la que te mantengo alejado de la batalla] (Souma)

[Entonces, ¿por qué…?] (Zurgu)

[Hace algún tiempo dijiste que no puedes confiar en mí, ¿verdad?] (Souma)

[Sí. Lo hice]

[Yo tampoco confío en ti. No sé si seguirás mis instrucciones, después de todo.


¿Llevarías a esa gente a una batalla importante? Más aún si esas personas son
poderosas] (Souma)

Zurgu se quedó sin habla debido a la argumentación de Souma.

El que dijo que no puede confiar en Souma es el propio Zurgu. Ya es imposible


que cambie de opinión y se retracte de esas palabras. Tenía la intención de
engañarlos para que se comprometieran, pero en vez de eso, el que fue
engañado fue el propio Zurgu. Sabiendo eso, Zurgu se arrepintió amargamente.

Si la fortaleza es capturada solo por el Clan Fang de esta forma, se convertirá en


algo desfavorable para nosotros.

Los humanos construyeron esa fortaleza para poder vigilar toda la llanura. El
acto de capturar ese lugar está directamente relacionado con la recuperación de
las llanuras. Si consiguen una victoria tan grande, la distribución del territorio de
los clanes que esperaban para actuar será decidida después por el propio Clan
Fang. No sólo eso. No podremos quejarnos aunque el Clan Fang haga suyas las
llanuras.

Sin embargo, no pudo abandonar la posibilidad de que fuera una provocación


basada en lo que había previsto hasta ese momento.

[¡Pero, algo como tomar la fortaleza sólo con el Clan Fang es absurdo! Garam,
el número de guerreros que puedes movilizar actualmente no debería ser más
de cien. ¡Hay soldados que permanecen en la fortaleza desde el principio, y no
atacaron con ese grupo de soldados de antes! Además, como dejas que los
soldados que atacaron desde antes pasen delante de tus narices, ¡el número de
soldados que se quedan en esa fortaleza ha aumentado a varios cientos! Y la
muralla de la fortaleza en la que se han atrincherado, tiene una altura de seis
fundidos (aproximadamente seis metros) y una anchura de cuatro fundidos
(aproximadamente cuatro metros). Eso no es algo por lo que puedas trepar
fácilmente. Es diferente de aquella vez que rescataste al niño divino infiltrándote
solo. Un grupo grande de personas será notado antes de que pueda acercarse a
la pared. Por otro lado, incluso si cruzas la pared con unos pocos, terminará con
que te rodeen sin tener tiempo para abrir la puerta] (Zurgu)

[Estás muy bien informado, creo.] (Souma)

Souma le alabó honestamente.

Ni siquiera Garam pudo ocultar su sorpresa de que Zurgu se había apoderado


de la información de que había rescatado a Shyemul con una misión en solitario.

Habiendo notado que terminó soltando incluso cosas que hubiera sido mejor no
decir contra su buen juicio por pura agitación, Zurgu cierra la boca
apresuradamente.

Sin embargo, se perdió una vez más debido a las siguientes palabras de Souma.

[Aunque, está bien. Si es ese nivel de fortaleza, no será gran cosa] (Souma)

Al enterarse de que la fortaleza, que ni siquiera había caído después de haber


sido atacada no sólo por el Clan Fang sino también por el Clan Claw, no es “la
gran cosa”, la cabeza de Zurgu se mareó
[¿Qué pasa con esa confianza tuya, imbécil?] (Zurgu)

Habiendo perdído la razón, Zurgu lanzó esas palabras a Souma.

Souma, para mostrársela a todos los presentes, agarró lentamente con una
mano la cinta que tenía alrededor de la frente y se la quitó de un tirón.

Lo que brilló débilmente en su frente expuesta es el sello que parece ser una
combinación de 8 y ∞ Se parece completamente a dos serpientes que se han
enredado el cuerpo y se están mordiendo la cola mientras se retuercen. Es el
sello de Aura.

[Soy el hijo divino de Aura, la Diosa de la Muerte y la Destrucción. Vine aquí


para destruir a los humanos que te hacen sufrir] (Souma)

Ese fue un gran acto de Souma.

Al estar abrumados por esas palabras, Zurgu y los demás se endurecen y se


quedan atónitos.

En ese momento las doncellas del altar del Clan Eye que se mantenían en
silencio hasta ahora, dijeron en un coro todas a la vez,

[La diosa que gestiona los últimos momentos de todos los seres vivos]

[La diosa que atestigua el tiempo del momento final de cada ser]

[La Diosa Aura, que es la única madre y hermana mayor respetada y temida por
los Siete.]

Shunpa ajustó su postura de asiento hacia Souma.

[Nosotros, el Clan Eye, apoyaremos a Kisaki Soma, que se ha convertido en el


hijo divino de la Diosa Aura.] (Shunpa)

[¡Te apoyaremos!]
Shunpa y las doncellas del altar que estaban detrás de ella se postraron
simultáneamente frente a Souma.

El acto de Shunpa y las otras doncellas del santuario fue para borrar la ansiedad
de si el hijo divino de la diosa traería la calamidad sobre el zoan. Al mismo
tiempo, da credibilidad a la existencia de Aura, de la que Zurgu y los demás
acababan de enterarse por primera vez: no conocen las batallas en el mundo
físico, pero en cuanto a los asuntos relacionados con los dioses, la influencia del
Clan Ojo que gobierna los rituales es enorme. Debido a que ellos anunciaron su
apoyo, los otros clanes se volvieron incapaces de encontrar fallas al ser Souma
el hijo divino de la Diosa de la Muerte y la Destrucción.

Zurgu tiembla.

[¿¡Qué es este tipo!? ¿De qué demonios se trata esto?] (Zurgu)

Ese grito en la mente de Zurgu que no podía salir de su boca era algo que
compartían todos los zoan presentes.

◆◇◆◇◆

Cuando Garam y la Anciana regresaron a la habitación interior, Souma, que está


débilmente acostado sobre su cara, y Shyemul, que le está dando una suave
brisa con una hoja grande, ya estaban presentes allí.

[Soma, ¿pasa algo?] (Garam)

Una vez que el sorprendido Garam pregunta eso, Shyemul muestra una leve
sonrisa.

[Parece que se ha sobrecalentado debido a su tensión excesiva.] (Shyemul)

Habiendo notado que Garam y la Anciana habían llegado, Souma levantó


lentamente su cara. Debido a la expresión demacrada de Souma, ya que
aparentemente había estado un poco tenso mentalmente, los dos dudaban si
era el mismo hijo divino de Aura el que hacía temblar violentamente a Zurgu
hace algún tiempo.
[Garam, Anciana, discúlpenme por mostrarles esa apariencia.] (Souma)

Souma levanta el cuerpo y, tomando prestada la mano de Shyemul, se sienta.

[¿Y qué hay de la reacción de Zurgu y del otro?] (Souma)

Souma, que tenía las manos llenas de nerviosismo, confirma lo sucedido


durante la conferencia con los dos.

[Para un joven fue una actuación bastante buena]

[Uh huh. La mayoría de las respuestas fueron las que esperábamos, supongo]
(Garam)

Él ya había escuchado la evaluación de Shyemul también, pero en su caso no


puede simplemente aceptarla debido a que ella lo sobreestimó. Al recibir el sello
de aprobación de ambos, Souma dio por fin un suspiro de alivio.

[Es gracias a que recibí ayuda de ustedes dos] (Souma)

El éxito de Souma con el grupo de Zurgu fue el resultado de situaciones


hipotéticas que Souma había practicado con Shyemul, Garam y la Anciana
durante varios días.

Especialmente porque Garam había estado en la misma situación que Zurgu


hasta hace unos días, era fácil predecir cómo atacaría a Souma y qué
consideraría un problema. Gracias a estas predicciones, Souma pudo tomar la
iniciativa de la discusión desde el principio hasta el final.

[Pero, Soma, ¿puedes tomar la fortaleza sólo con nosotros?] (Garam)

Siguiendo las preocupaciones de Garam, no terminaría con el Clan Fang


perdiendo la cara si no pudieran capturar la fortaleza aquí. Como es natural que
Souma sea torturado y asesinado, el daño llegaría incluso a Shyemul, que lo
convirtió en su “Maestro del ombligo“.

[En ese caso, pro…] (Souma)


Souma dejó de decir Probablemente. Mientras haya decidido seguir adelante,
declarar las cosas sin confianza sólo hará que Garam y los demás pierdan la
compostura. No debo usar palabras vagas para protegerme aquí.

[Está todo bien. Ya estoy trabajando en los preparativos para tomar la fortaleza]
(Souma)

[¿Dices que estás trabajando en los preparativos?] (Shyemul)

Hasta Shyemul se sorprendió de esto.

Como casi siempre atendía a Souma, Shyemul debería haber visto las acciones
de Souma en detalle. Pero no recuerda haber visto a Souma haciendo algo
como preparar la captura de la fortaleza.

[¿Es esa la verdad, Soma?]

[Sí, en otras palabras, por favor juzgue el resultado sin simplemente quejarse de
los métodos usados] (Souma)

Souma sonrió ampliamente.


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
30
Fortaleza

Aunque ya ha pasado bastante tiempo desde que el sol desapareció detrás del
horizonte, la fortaleza que se había construido en las Llanuras de Solbiant
estaba envuelta en una luminosidad similar a la de la luz del día debido a una
gran hoguera.

Los soldados están corriendo a toda velocidad y voces furiosas revolotean por
todas partes.

El comandante de la compañía Aide Marchronis, a quien se le había confiado la


fortaleza y que se encontraba entre ellos, lidiaba frenéticamente con sus
subordinados que constantemente se apresuraban a pedir sus órdenes o a dar
informes.

[¡Señor Comandante de Compañía, ayudante! ¡No hay suficientes lugares para


dejar descansar a los soldados heridos!]

[¡No me importa si los dejas en los pasillos! Sería malo exponerlos al frío viento
de la noche, ya que han perdido su resistencia. “¡Revisen las condiciones de sus
heridas y lleven a los heridos a los edificios como prioridad!] (Marchronis)

[¡Señor Comandante de Compañía, ayudante! ¡Los ungüentos son insuficientes!


¡Es lo mismo para los vendajes también!]

[¡Trae los barriles de vino de los almacenes de comida! ¡Al menos desinféctalos
con alcohol! Probablemente también haya ropa de repuesto en el almacén.
¡Rómpelos y úsalos como reemplazo de las vendas!] (Marchronis)

Este alboroto se debió a los soldados heridos que habían llegado a la fortaleza
mientras el sol se ponía.
Ha pasado más de medio mes desde que un batallón partió para eliminar a los
animales llamados el Clan Fang, que están al acecho en la colina Hoghnareah,
al norte. Todos consideraban que la eliminación del zoan era una tarea sencilla.
Los zoan ya habían perdido su ímpetu desde tiempos antiguos.

Sin embargo, sucedió tres días después de que el batallón se dirigiera hacia la
colina. Un incendio forestal a gran escala se produjo alrededor de la zona de la
aldea zoan e incluso se podía ver desde la fortaleza. Marchronis sintió una mala
premonición debido al enorme incendio, considerando que quemó la aldea de
los zoan.

Sabía que su premonición se había hecho realidad tres días después.

Los soldados del batallón que se disponían a eliminar a los zoan volvieron
corriendo en un estado visiblemente trágico. Los soldados estaban muy negros
de pies a cabeza debido al hollín y al barro. Al principio fue hasta el punto de
que podrían haber sido confundidos por ser un grupo de vagabundos de algún
lugar desconocido. Además, al llegar a la fortaleza, la mayoría se desmayó en el
acto debido a un intenso agotamiento, sin poder ni siquiera dar un paso más.

Una vez que pregunté a los soldados con qué tipo de desastre natural se habían
encontrado, me dijeron que el batallón sufrió una derrota aplastante que bien
podría llamarse “aniquilación” después de haber sido atacado con fuego por los
zoan.

Me dijeron que, empezando por el líder del batallón, Lugniaz, que dirigía el
batallón, todo el personal más allá del rango de comandante de la compañía
terminó desparecido en acción durante el caos. Los soldados no tuvieron otra
opción que huir sin demora. Estaban siendo arrastrados por el fuego, y habían
caminado durante casi los tres días desde entonces sin comer ni beber hasta
que por fin regresaron a la fortaleza.

Como era de esperar, esto fue algo que Marchronis tampoco podía creer desde
el principio.

Sin embargo, cuando los soldados heridos entraron en la fortaleza uno tras otro
después de ese día, no tuvo más remedio que aceptar la realidad.
Actualmente, los soldados heridos que regresan son puestos a descansar dentro
de la desbordante fortaleza. Ser forzado a escuchar sus interminables gemidos
es una experiencia infernal.

Terminando el tratamiento de primeros auxilios para los soldados heridos recién


llegados, la fortaleza finalmente recuperó su calma. Fue en el momento en que
la luna estaba cerca de su cenit mientras el sol ya se estaba hundiendo hacia el
cielo occidental.

[Sir Marchronis, ¿tiene un momento?]

Un soldado que tenía el penacho de un jefe de pelotón atado a su casco llegó a


la ubicación de Marchronis.

[¿Qué pasa, Setius?] (Marchronis)

[Hay algo que me gustaría que escuchara, señor] (Setius)

[¿Qué pasa? Adelante, dímelo] (Marchronis)

[Este lugar es, un poco…]

Duda en hablar mientras señala con su línea de visión a los soldados que han
sido puestos a descansar en los alrededores y a los soldados que los están
cuidando.

[Entendido. Sígueme] (Marchronis)

Marchronis giró sus pies hacia un edificio.

Incluso en las escaleras y en los pasillos de los edificios, muchos soldados


heridos han sido acostados. Marchronis tuvo cuidado de no molestarlos mientras
se dirigían a la sala oficial del comando de la fortaleza.

Un gran mapa había sido colgado en la pared interior. Marchronis se sentó en la


silla de la mesa para las tareas oficiales, frente a esa pared, como si se
estuviera derrumbando.
[Parece que está agotado, señor ayudante del comandante de la
compañía.](Setius)

[Definitivamente tienes razón en eso.] (Marchronis)

Comenzando por su superior, el comandante de la compañía, que murió


agonizando después de haber hecho algo con el hijo divino de los zoan, han
sido demasiados los acontecimientos que han ocurrido en sucesión para las
manos del comandante de la compañía, que estaba a punto de retirarse del
servicio militar.

[No esperaba que los soldados heridos fueran enviados día tras día de esta
manera. Por no hablar de las más de 40 personas que usaron una carreta de
una sola vez hoy en día] (Marchronis)

[Esto es casi como si los zoan nos estuvieran atacando, ¿no?] (Setius)

Tenía la misma opinión que Setius.

Los soldados heridos pertenecen al Estado de Holmea, igual que él. Es


imposible que los abandone, pero después de haber sido inundado con muchos
más soldados en comparación con la cantidad actualmente estacionada en la
fortaleza, la fatiga de los soldados de la fortaleza ya está llegando a su límite
debido al tratamiento médico y a los cuidados de los heridos.

[Sea como sea, no puedo pedirle a los zoan que no los envíen. Por el contrario,
muchos soldados se han salvado porque recibieron su tratamiento. Estoy muy
agradecido con ellos y no hay forma de culparlos a ellos tampoco, ¿verdad?]
(Marchronis)

Como nuestro lado envió un batallón con la intención de erradicar a los zoan, no
pudimos quejarnos aunque los soldados hubiesen sido masacrados. Sin
embargo, el pueblo zoan aplicó un tratamiento de emergencia a los soldados
heridos e incluso construyó expresamente vagones para los que no podían
caminar.

En el ejército están enseñando que los zoan son bestias salvajes, pero tal como
están, no sé de qué lado están realmente las bestias salvajes.
[Entonces, ¿cuál es el asunto que quieres reportarme?] (Marchronis)

[En realidad, los soldados que regresaron mencionaron algo preocupante]


(Setius)

[¿Qué fue?] (Marchronis)

[Los soldados capturados hablan de haber visto a un niño humano entre los
zoans. Además, el mismo informe ha sido entregado por varios soldados.]
(Setius)

[¿Un niño humano, dices? ¿Secuestraron a uno de algún pueblo pionero?]


(Marchronis)

[No, ese no parece ser el caso. Es una historia imposible de creer, pero dicen
que vieron a los zoan actuando de acuerdo a lo que dijo ese niño] (Setius)

Eso es imposible, pensó Marchronis.

Es probable que el resentimiento hacia los humanos se haya metido


profundamente en las mentes de los zoan, que fueron expulsados de las
llanuras donde vivían antes los humanos. Es absolutamente impensable para un
zoan seguir las palabras dichas por un humano que agrava este resentimiento.

Sin embargo, algo se le quedó grabado en la mente de Marchronis, que trató de


reírse.

[¿Olvidó, Sr. Comandante de Compañía? Sobre el divino niño que desapareció


de esta fortaleza junto al zoan que se escapó de la prisión.] (Setius)

Marchronis de repente recordó con asombro.

Poco antes de esto se produjo el incidente de la fuga del divino niño que había
matado cruelmente al comandante de la compañía. En ese momento, el hijo
divino no identificado que Setius había traído del lugar ritual herético
desapareció a su lado.
Se preguntó si era posible que se lo hubiera llevado el zoan, pero al no poder
creer que un zoan que odia a los humanos se llevara a un niño hasta el punto de
enfrentarse al peligro, se consideró que el niño aprovechó la fuga del zoan para
escaparse por su cuenta.

Debido a que el sacerdote Mildas, que hizo que metieran a ese niño divino no
identificado en la mazmorra junto con el hijo divino del zoan, causó un
escándalo, buscaron al niño e incluso dependieron de la cooperación del
batallón, pero al final no pudieron encontrarlo. Como es impensable que un niño
sobreviva por sí solo en estas vastas llanuras, Marchronis simplemente pensó
que murió como un perro en alguna parte.

[¡De ninguna manera! ¿¡Es ese niño!? No, espera, espera, espera! ¿Dijiste que
el zoan estaba obedeciendo a ese niño? ¡No dices que el reciente asalto con
fuego…!](Marchronis)

Marchronis obtuvo una pista para desentrañar las preguntas de los últimos días.

Para él, el no poder creer al principio que el batallón fue atacado con fuego justo
cuando recibió el informe fue porque eso era algo demasiado alejado de la forma
conocida de lucha de los zoans.

Sin embargo, si el zoan siguió al niño humano como fue visto por los soldados,
no puedo imaginar nada más que este método de lucha que no parece ser una
idea de ese niño humano.

[¿Qué es ese niño…?] (Marchronis)

Incluso si quería interrogar a Mildas, que aparentemente conocía la verdadera


identidad de ese niño divino, ya había salido de la fortaleza. El día que el
reconocimiento por parte del batallón había sido abortado, él levantó a
conciencia y, por fin, después de enfadarse, regresó a la ciudad.

[¿Parece posible prohibirle al soldado que hable de este asunto?] (Marchronis)

Si los soldados se enteraran de haber sido traicionados por un humano como


ellos y ese ser humano junto con el zoan, probablemente causaría una
conmoción entre ellos.
[Hay muchos soldados que lo presenciaron. El rumor también se está
extendiendo entre los soldados que están en contacto con ellos debido a la
enfermería. Creo que ya es demasiado tarde para eso](Setius)

[¡Maldición! Habría sido mejor que ese sapo de mierda me lo escupiera al


estrangularlo] (Marchronis)

Es inútil llorar sobre la leche derramada

[De todos modos, el zoan, que actualmente tiene el ímpetu de su lado, podría
venir a atacar este lugar. Probablemente todos estén cansados, pero aumenta la
vigilancia. Acorta los intervalos de cambio de turno] (Marchronis)

Eso es debido a la preocupación de que los soldados cansados no podrán


concentrarse durante mucho tiempo.

[¡Cómo usted ordene!] (Setius)

Una vez que Setius salió de la habitación después de saludar, sólo Marchronis
quedó en la habitación. Cansado confió su cuerpo al respaldo de la silla.

[Un humano al que el zoan obedece, ¿no? ¿¡Qué demonios está pasando
aquí!?] (Marchronis)

El hombre que podía responder a la pregunta de Marchronis no estaba presente.

◆◇◆◇◆

Un soldado envuelto en una manta montaba guardia en la parte superior de la


pared, donde el frío viento soplaba ferozmente. Descubrió algo que se agitaba
en las llanuras donde el cielo del este había empezado a iluminarse un poco.

Una vez que esfuerza la vista, ve dos carros grandes y soldados empujándolos.

[¿Esos son…. soldados heridos otra vez…?]


A pesar de que ayer por la tarde llegaron cuarenta heridos, el número de heridos
esta vez va más allá.

Le gustaría que se le perdonara una vez más por haberse convertido en un gran
alboroto como el de ayer, pero no hay forma de que abandonen a sus
camaradas que apenas habían escapado vivos. El soldado de guardia se inclina
sobre el borde de la pared y grita hacia el suelo,

[¡Los soldados heridos han vuelto! ¡Esta vez es un buen número!]

Escuchando sus palabras, se vuelve frenético alrededor de la puerta.

[¡Abre la puerta!]

Abriendo la puerta junto con varias personas, dan paso a los soldados heridos.

Los heridos que entraron por la puerta estaban en el peor estado hasta ahora.

Todos ellos están envueltos en vendas de la cabeza a los pies. Son como un
grupo de momias que recibieron un servicio conmemorativo de acuerdo con las
leyes de entierro dictadas en los lejanos desiertos del sur, siguiendo los rumores
al respecto.

Incluso los soldados que los recibieron estaban convencidos de que se habían
acostumbrado a los soldados heridos en estos últimos días, pero debido a la
escena excesivamente terrible, llevaban expresiones de dolor

[Ahora está bien. Tengan paz mental]

El soldado que se acercó corriendo mientras los llamaba así, sintió una extraña
sensación de incomodidad que no podía expresar con palabras.

Todos los soldados que empujaron los carros no sólo habían cubierto sus
cuerpos con vendas, sino que habían llegado incluso a envolver sus rostros.
Considerando que sufrieron lesiones por el gran incendio hasta tal punto, parece
que sus cuerpos están rebosantes de vitalidad.
Un soldado diferente que corrió hacia una carreta y trató de levantar a uno de los
soldados heridos que yacían allí para tratarlos se asustó y le abrió los ojos
ampliamente.

La piel que se asoma a través de un pequeño hueco en las vendas es rara. Y


mucho menos que no parezca que fue quemado por el fuego, es terriblemente
peludo. No, aunque fuera peludo, sería demasiado. Es como si llevaran una piel
debajo de las vendas.

En ese momento escuchó un sonido similar al gruñido gutural de una bestia.

Una vez que se da la vuelta tímidamente en la dirección del sonido, mira a los
ojos de un soldado herido que estaba envuelto en vendas hasta la cara. Cuando
mira bien, siente que las pupilas de esos ojos son extrañas. Esas grandes y
redondas pupilas se asemejan a las de los gatos en la oscuridad.

Además, los caninos que asomaban por la boca ligeramente abierta eran
anormalmente largos y afilados. ¿No son como los colmillos?

El sudor frío súbitamente brota en la cara del soldado que se dio cuenta de eso.

[¡Es un zoooaan!]

La garganta del soldado que levantaba la voz es cortada por un machete y hace
un sonido desgarrador.

Con esa señal, el zoan, que se había hecho pasar por soldados heridos
quitándose las armaduras una tras otra, arranca las vendas y revela su
verdadera identidad.

[¡Soy Garam, hijo de Garguss, uno de los Clanes Fang que pertenecen a los 12
clanes de los zoan! ¡No te mataremos si no te resistes! ¡Si nos apuntas con tus
espadas, tomaremos medidas de la misma manera!]

Adoptando una postura imponente sobre un carro mientras sostenía machetes


en ambas manos, Garam dijo en voz alta. Y entonces, una vez que llena sus
pulmones hasta el borde con aire, ruge un grito de guerra que hace vibrar la
atmósfera.
En respuesta a eso, los furiosos sonidos de los tambores y los innumerables
gritos de guerra se elevaron fuera de la fortaleza sucesivamente.

[¡Es un ataque sorpresa de los zoan!]

[¡La fortaleza ha sido rodeada!]

El interior de la fortaleza ya había caído en el caos.

[¡Somos los orgullosos guerreros zoans! ¡No mostraremos piedad con los que se
oponen a nosotros! Sin embargo, ¡nunca lastimaremos a los que se rinden!]

Anunciando eso, Garam se lanzó en una carrera en busca de enemigos.

Además, los guerreros del Clan Fang le siguen mientras dicen a coro

[¡No mostraremos piedad con los que se oponen a nosotros! ¡No levantaremos
la mano contra los que se rindieron!]

Los soldados en el camino del grupo de Garam levantaron ambas manos una
tras otra, mostrando su voluntad de rendirse.

Souma hizo que los guerreros del Clan Fang que fueron asignados para atacar
la fortaleza prometiesen que definitivamente no harían daño a los que se
rindiesen.

Eso se debe a que Souma todavía se sentía renuente a matar gente. En la


batalla de Hoghnareah tenía la intención de mostrar su determinación, pero a
pesar de ello, Souma, que vivía en el pacífico Japón, tiene una fuerte antipatía
hacia el asesinato. En realidad, quiere concluir las cosas sin matar a la gente si
es posible.

Pero esta vez, además, el objetivo era romper el espíritu de lucha de los
soldados de la fortaleza.

El número de soldados presentes en la fortaleza en este momento era de unos


trescientos, si se excluyen los soldados heridos que no pueden luchar debido a
la gravedad de sus heridas. Si uno simplemente sigue los números,
probablemente serán perfectamente capaces de oponerse a los sesenta y tres
guerreros del Clan Fang que invadieron la fortaleza.

Pero, si uno se deshace de esos trescientos, serían cien soldados que


originalmente estaban apostados en la fortaleza y doscientos que regresaron
vivos de Hoghnareah Hill.

Esos doscientos no sufrieron heridas hasta el punto de hacerlos incapaces de


luchar, pero muchos de ellos ya tienen su espíritu de lucha aplastado por la
emboscada de fuego.

Además, entre esos soldados también hay muchos que fueron capturados una
vez por el zoan y luego liberados. Aquellos que han experimentado de primera
mano que el zoan no abusará de los humanos que capturaron, fueron aquellos
que sabían que mantendrían su promesa de liberarlos después.

¿Qué tan probable es que haya alguno entre ellos para blandir su espíritu de
lucha a pesar de que el zoan les haya dicho que no serán lastimados si se
rinden?

Si se les dijera que serían masacrados, los soldados probablemente reunirían el


espíritu de lucha que tienen y resistirían frenéticamente contra esto.

Sin embargo, al escuchar que saldrán ilesos si deponen las armas, eligieron
fácilmente la opción de rendirse.

Además, su conducta afectó incluso a los soldados que estaban destinados en


la fortaleza para empezar.

Aunque esos soldados desenvainaron sus espadas y despertaron sus espíritus


de lucha después de enterarse del ataque sorpresa del zoan, todos rápidamente
dieron por sentada la rendición una vez que inspeccionaron sus alrededores.
Con esto sucediendo en los alrededores, incluso el espíritu de lucha que
despertaron expresamente termina por marchitarse en un abrir y cerrar de ojos.

Incluso los soldados que se esperaba que lucharan se rindieron uno tras otro sin
usar sus armas ni una sola vez.
Así, los guerreros del Clan Fang de Garam suprimieron a los soldados de la
fortaleza con sólo palabras.

◆◇◆◇◆

Marchronis, que había dormido una siesta, se despertó debido a los sonidos de
los tambores y al tumulto que se producía en el interior de la fortaleza. Justo
cuando se pone la armadura que se había quitado antes de la siesta, un soldado
se zambulle en la habitación.

[¡Es un desastre, señor! ¡Es un ataque sorpresa de los zoan]

[¡Informe de la situación actual!] (Marchronis)

[¡Parece que los zoan han ganado el control total de la fortaleza después de
entrar por la puerta!]

[¿Dices que han entrado por la puerta? ¿Estaban dormidos los guardias?]
(Marchronis)

Después de la experiencia de unos cuantos zoan invadiendo y dirigiendo la


huida de los hijos divinos, había fortalecido la guardia en la fortaleza.
Especialmente alrededor de la puerta, se ha asegurado de que siempre haya
diez soldados en servicio, no sólo aumentando el número de guardias, sino
también construyendo una cabaña para dormir. Todo fue para no permitir que la
puerta se abriera fácilmente, incluso en el peor de los casos en que el enemigo
entrara por la fuerza.

[Eso es…. porque el zoan fingió ser soldados heridos envolviéndose con
vendas, la puerta se abrió de nuestro lado.]

[¡Qué estupidez! ¡¿Abriste la puerta sin siquiera pensarlo?!] (Marchronis)

[Lo siento. Fue sólo…]


Marchronis desistió de seguir gritando.

Debido a la llegada de soldados heridos casi todos los días en los últimos días,
los soldados se acostumbraron a ello sin siquiera ser conscientes de su
creciente indulgencia.

Por no hablar de que los que llegan son camaradas que sufrieron heridas
graves. Supongo que es la naturaleza humana querer aplicar un tratamiento
médico permitiéndoles entrar en la fortaleza, aunque sea un momento más
rápido.

Condenarlos por eso es cruel.

Después de meditar tanto, de repente se dio cuenta.

[¡Mierda, estamos acabados! ¿Todo fue un trabajo de base para esto?]


(Marchronis)

Era para que la gente de la fortaleza se acostumbrara a que los soldados


heridos fueran siendo enviados poco a poco y no de una sola vez, haciendo que
se volvieran descuidados poco a poco.

Ayer enviamos a más de cuarenta personas para que nos cansáramos de


contarlo y para que nuestro juicio fuera torpe.

Incluso el cortés regreso de los soldados heridos para recibir tratamiento médico
fue en nombre de la creación de una situación en la que no sería antinatural
aunque estuvieran envueltos en vendas, para que la identidad de un zoan no
fuera expuesta desde la distancia.

[¡El tipo que inventó esto tiene un comportamiento horrible!] (Marchronis)

Después de soltar todos y cada uno de los posibles insultos que tiene dentro de
su pecho, Marchronis cogió su espada, salió corriendo de la habitación y
abandonó el edificio. Allí se encontró con el zoan.

Un zoan de pelo negro que estaba a la cabeza del grupo empujó un machete
hacia él.
[¡Ese penacho en el casco! ¡Parece ser la del comandante de esta fortaleza!]
(Garam)

Marchronis también pensó que este tipo es el líder de los zoan debido a la
cautivadora estatura que tiene delante de si.

Como si no sirviera de nada discutir sobre ello, Marchronis lanza un fuerte golpe
con la espada en las manos. Mientras frenaba el golpe con el machete izquierdo
que sostenía con el revés, Garam se adelantó de un solo golpe y clavó su
machete derecho en el costado de Marchronis. Debido a eso, Marchronis separó
inmediatamente su mano izquierda de la empuñadura de la espada y detuvo el
machete golpeando la muñeca derecha de Garam con su codo izquierdo.

Sin embargo, en el momento en que el cuerpo de Marchronis quedó indefenso


por esa razón, Garam dio un paso más y dio un potente cabezazo contra la nariz
de Marchronis. Marchronis, que se retira tambaleándose debido al inesperado
ataque, es golpeado en el suelo con la espalda primero después de haber
tropezado inmediatamente después.

[¡Ríndete! ¡De lo contrario, te arrancaré la garganta!] (Garam)

Marchronis, que tenía dos machetes apretados contra su garganta mientras


estaba sentado a horcajadas, apretó los dientes con indignación durante un rato,
pero una vez que sus otros soldados subordinados fueron arrestados por el
zoan, tiró la espada que agarró con su mano derecha y soltó la fuerza de su
cuerpo.

[Yo perdí. Me rendiré…] (Marchronis)

[Es lamentable, pero lo aceptaré.] (Garam)

Debido a que Garam se veía hosco como lo insinuaban sus palabras,


Marchronis preguntó interrogativamente,

[Lamentable, ¿qué quieres decir con eso?] (Marchronis)

[Es porque me han dicho que no haga daño a los que se rindieron] (Garam)
Originalmente, Marchronis, que comandó la fortaleza, es un enemigo que debe
ser odiado por haber matado a los muchos zoan que habían atacado hasta
ahora. Es hasta el punto de que quieren matarlo así como así, si quieren
expresar sus verdaderos sentimientos.

[Ya veo. Me siento un poco halagado.] (Marchronis)

El hecho de que Garam frunciera el ceño curó un poco el orgullo de Marchronis.

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia


31
Mapa

[¿Realmente la capturaron…?] (Zurgu)

Zurgu murmuró atónito mientras miraba a un guerrero del Clan Fang que
ondeaba una gran bandera sobre los muros de la fortaleza.

Los zoan habían hecho innumerables intentos de asaltar aquella fortaleza, que
era la piedra angular del dominio de los humanos sobre las llanuras. Sin
embargo, independientemente del clan, no pudieron hacerse con esa fortaleza ni
siquiera a costa de cientos de víctimas de los zoans.

Incluso la intención de Zurgu era atacar esa fortaleza como su primera acción
después de unificar todos los clanes de las llanuras. Por eso habló en
numerosas ocasiones con sus hermanos sobre los métodos para capturar la
fortaleza. Sin embargo, no fueron capaces de encontrar nada más que atacarlo
con una cantidad abrumadora de zoan, así que se preparó para ello con un alto
número de bajas.
Pero, como si se burlase de esa resolución, Souma y los guerreros del Clan
Fang acabaron capturando fácilmente la fortaleza.

Además de eso, una emoción que él no conoce ni puede nombrar se desató


dentro de su pecho.

[Como se esperaba del jefe Garam, ¿no es así, tío?] (Shishul)

Zurgu puso una mueca de asco debido a los ojos brillantes de su sobrina
Shishul, mostrando abiertamente su excitación sin darse cuenta de sus
complejos sentimientos.

[No es un logro de Garam. Todo esto es obra de ese mocoso] (Zurgu)

Cambió su atención a Souma, que estaba mirando con satisfacción la fortaleza


capturada en un lugar un poco más alejado.

La apariencia de Souma, que sonríe incómodamente a Shyemul, quien está


encantada como si sus logros fueran los suyos propios, no puede ser vista como
otra cosa que no sea la de un simple niño humano. En términos del sentido de
un zoan, es una existencia sin valor.

Y sin embargo, causó otro milagro después de la batalla de Hognareah Hill.

Cierto, es un verdadero milagro.

Tomar esa fortaleza sólo con los guerreros del Clan Fang, que contaban con
poco más de sesenta, solo puede ser descrito como un milagro.

Observando sus alrededores, no es sólo Shishul. El zoan de todos los clanes


que se reunían en este lugar estaba animando gracias a esta brillante hazaña.

A pesar de ello, el estado de ánimo de Zurgu era bastante sombrío.

Como cualquiera puede ver, no hay duda de que esto es un logro de Souma y
del Clan Fang. Los otros tres clanes permanecieron como espectadores
mientras capturaban la fortaleza.
Con esto, no habrá lugar a objeciones incluso si el Clan Fang dijo que pondría
toda la llanura bajo su control. Dejando de lado al Clan Eye que los apoyaba, es
una situación en la que el Clan Mane y el Clan Claw, que adoptaron una postura
contraria, no podrán quejarse en absoluto, incluso si se les dice que no se les
dará ni una pulgada de tierra.

Yo era engreído por tener un poco de inteligencia y por eso malinterpreté a ese
mocoso humano. Ese arrepentimiento llegó un poco tarde.

[¿Qué hay de los soldados que llamamos juntos?] (Zurgu)

El cercano Líder de los Guerreros del Clan Claw contestó en voz baja para que
los otros clanes no lo oyeran,

[Ya se han aproximado a los alrededores. Pueden moverse según sus órdenes
en cualquier momento]

[Ya veo…] (Zurgu)

Además de los cien guerreros que están actualmente bajo el mando de Zurgu,
hay otros trescientos soldados que fueron convocados en secreto. Con ellos
probablemente sea posible matar a todos los otros clanes de este lugar, robar la
fortaleza y tomar el control de las llanuras en nombre del Clan Claw.

Aunque lo diga yo mismo, es una idea vil, Zurgu revela una sonrisa burlona en
sus labios.

[¡Jefe de clan, no seas imprudente…!]

Al darse cuenta de que el jefe de su clan se entregaba a los malos


pensamientos, el Líder de los Guerreros le reprendió.

[… lo sé. No haré nada estúpido.] (Zurgu)

Incluso si robamos la fortaleza aquí y conseguimos las llanuras, eso será algo
temporal.
Zurgu a veces toma medidas que podrían llamarse cobardes, pero robar las
llanuras aquí no es un acto cobarde.

Sería el acto de un demonio.

La reputación del Clan Claw junto a Zurgu se mancharía de barro y tocaría


fondo. No terminaría con ser denunciado por los otros clanes y tratado como
enemigo, sino con la dispersión del clan tras ser abandonado por sus hermanos.

Si eso ocurre, el Clan Claw probablemente se convertiría en el segundo clan


perdido.

Si me quedo sin hacer nada, el Clan Claw no podrá dejar su difícil sustento en
las colinas, sin embargo, una vez dicho esto, tampoco se me ha ocurrido un
movimiento que pueda llevar a cabo.

La creencia de que todo esto es su propio error le apuñala dolorosamente en el


pecho.

En ese caso tiene que considerar pedir perdón a Souma y Garam arrodillándose.
No importa lo humillante que pueda ser, ya ha resuelto aceptar tal cosa cuando
se convirtió en jefe del clan.

[Aunque sería grandioso que terminara siendo sólo yo quien me doblara la


rodilla…] (Zurgu)

Líder de los Guerreros se asustó con el monólogo que no encaja con Zurgu,
pero no dijo nada a propósito.

◆◇◆◇◆

En ese momento se dio cuenta de que se trataba de un guerrero del Clan Fang
que enarbolaba la bandera sobre el muro de la fortaleza, y Souma estuvo a
punto de ceder ante su cuerpo.

A cambio, Shyemul, que estaba a su lado, es lo suficientemente feliz como para


compensar por los dos.
[¡Soma! ¡Lo logramos! ¡Capturamos la fortaleza!] (Shyemul)

Shyemul miró triunfalmente a los soldados de los tres clanes que les escoltaban
bajo el pretexto de actuar como guardaespaldas para evitar que Souma
escapara en caso de que no pudieran capturar la fortaleza.

[¿¡Viste!? Ya no hay necesidad de guardaespaldas. Dense prisa y piérdanse.]

Los guerreros que se alejaban de este modo no podían quejarse de que la otra
parte fuera un niño divino y volvieron a sus propios clanes a regañadientes.

[Por el amor de Dios. Qué groseros son los que no creen en ti, Soma.]
(Shyemul)

Souma sonrió amargamente debido a que Shyemul se estaba alterando.

[Eso es inevitable. Ni siquiera yo estaba 100% seguro de que fuera a tener éxito]
(Souma)

[Ese es tu lado malo, Soma. Tienes que tener más confianza en ti mismo]
(Shyemul)

[Trabajaré en ello.] (Souma)

Debido a la respuesta de Souma con una vaga sonrisa en sus labios, Shyemul
suspira como si dijera “No tiene remedio”

[Hay algo más que quiero decir, pero vayamos a la fortaleza por ahora. Los otros
clanes tienen problemas.] (Shyemul)

Debido a que la fortaleza fue tomada por las manos de los guerreros del Clan
Fang, será de mala educación que intenten entrar en la fortaleza antes que
Shyemul y los otros que son del Clan Fang.

Cuando pasó por la puerta de la fortaleza acompañado por Shyemul, Souma


dejó de caminar.
[¿Qué pasa, Soma?] (Shyemul)

Una vez que siguió la línea de visión de Souma preguntándose si algo había
pasado, encontró manchas rojas oscuras esparcidas por el suelo al final de su
mirada.

[Todavía es un poco…] (Souma)

A pesar de que se había resuelto a sí mismo, a que la gente resultara herida


debido a sus planes y a ver rastros de sangre con sus propios ojos, aún así no
puede evitar sentirse perturbado.

Escondiendo ese malestar, Souma mostró una rígida sonrisa.

Shyemul todavía no entendía las sutilezas más finas de las expresiones


humanas, pero eso no es un gran problema. Desde que reconoció a Souma
como su Maestro del Ombligo, Shyemul siempre ha trabajado duro para tratar de
entenderlo. Al menos puede adivinar lo que Souma está pensando en este
momento.

[No cambiará tan rápido. Además, si de repente te ríes a carcajadas después de


ver sangre como Zurgu, me preocuparía] (Shyemul)

Ella dice esto en forma de broma para aliviar las emociones de Souma, aunque
sólo sea un poco. Souma, que estaba contento por la consideración de Shyemul,
pudo mostrar una sonrisa muy natural.

Justo en ese momento aparece Garam. En su mano agarró algo así como un
paño redondo y grande.

[Garam, gracias por tu duro trabajo.] (Souma)

[Sí. Aunque, no he hecho nada significativo. Una vez que procedimos como nos
dijiste, fue simple hasta un punto asombroso] (Garam)

Shyemul, al estar al lado de Garam que dijo eso, asintió satisfecho mientras
decía: Bien, bien Parece que incluso Garam ya ha renunciado a mencionar algo
al respecto. No dijo nada y sólo dio un pequeño suspiro.
[¿Qué ha pasado con los soldados que se convirtieron en prisioneros?] (Souma)

[Di una orden estricta de no atacar a los soldados heridos. Los soldados que
parecen querer pelear se han reunido en un solo lugar y les han quitado las
armas] (Garam)

Al enterarse de que Garam y los demás no lastimaron innecesariamente a los


humanos, Souma liberó la tensión de sus rígidos hombros y respiró aliviado.

[Como no hay ningún problema en controlarlos una vez que les quitas las armas,
por favor, da prioridad al tratamiento de los soldados heridos. Si la gente muere
por no recibir tratamiento médico, agravará su molestia] (Souma)

[Entendido. Eso es lo que haremos] (Garam)

Garam llama a un guerrero que estaba cerca, y transmite esas instrucciones.

Después de eso, Garam sostiene la cosa de forma similar a una gran tela frente
a Souma.

[Además, esto también fue solicitado por ti] (Garam)

[¡Genial! Eso ayudará.] (Souma)

La expresión de Souma, que recibió ese objeto parecido a una prenda de vestir
de Garam, se ilumina en un instante.

[Estaba en la habitación del tipo más importante de esta fortaleza. Según lo que
dice, parece ser el único que tienen] (Garam)

[Eso es una lástima. Sin embargo, es mejor que nada. Y, por favor, déjame
hablar con esa persona más tarde si es posible] (Souma)

[Entendido. Sin embargo, en la actualidad, los humanos probablemente están


muy alterados. Sería mejor esperar a que se calmen] (Garam)
Garam guiña el ojo a Shyemul. Adivinando su intención de inmediato, Shyemul
contestó con un ligero asentimiento.

Es difícil decirlo delante de Souma. No son sólo los prisioneros los que no
piensan bien de que le hable a un zoan como a un igual. Si un humano está en
el mismo lugar que el zoan, como ahora, los humanos descubrirán naturalmente
que él dirigió las dos batallas en la colina y en la fortaleza.

Si los humanos juntaran dos y dos, Souma corre el riesgo de que el


resentimiento de los humanos se dirija hacia él.

Si algo pasase, como que Souma fuese asesinado por las manos de esa gente
en el peor de los casos, el honor del Clan Fang que le elevó a una posición tan
alta le daría un gran golpe.

No, el problema no es sólo nuestro honor.

Garam ha llegado al punto de creer que Souma es una existencia indispensable


para el futuro de todos los zoan y no sólo del Clan Fang. Si lo pierden en este
momento, volverán a arrojar otra vez a los zoan a las montañas y lo degradarán
a meras bestias que son cazadas por los humanos.

Y sobre todo, si lo dejamos morir tan fácilmente sin devolverle ni un solo favor
después de recibir tanto de él, sería una vergüenza para todos los zoan.

Para que eso no ocurra, es necesario alguien que proteja a Soma.

Afortunadamente Shyemul, que obedece a Souma, no sólo es excelente como


guerrera, sino que también servirá para disuadir a los zoan que no tienen
buenos sentimientos hacia Souma, ya que es la hija divina del Dios de las
Bestias.

Como hermano mayor no puede calmar su corazón sobre su hermana menor


que está en edad de casarse y obedece a un hombre a pesar de ser de una raza
diferente, pero actualmente no tiene otra opción que ignorarla.

[Bueno, está mal hacer que los chicos de los otros clanes esperen afuera para
siempre. Iré a encontrarme con ellos, supongo] (Garam)
Garam se acercó para presentarse frente a Zurgu y los demás que estaban
esperando, que probablemente se estaban volviendo cada vez más molestos e
impacientes frente a la puerta.

Una vez que Garam se ha ido, los ojos de Shyemul brillan de curiosidad
mientras mira el objeto redondo parecido a un paño en los brazos de Souma.

[Soma, ¿qué demonios es eso? Por favor, dímelo] (Shyemul)

Uno sabría de un vistazo que lo que Souma sostiene en sus brazos no es una
tela. Su superficie áspera es obviamente diferente de una tela que fue tejida con
hilos.

Es un pergamino que fue fabricado a partir de una gran piel de animal.

Souma fue a un rincón de la fortaleza donde no hay gente alrededor y lo


esparció por el suelo.

La superficie del pergamino expandido está llena de dibujos hechos a mano de


lo que parecen ser montañas y edificios.

[Esto es un mapa.] (Souma)

Como dijo Souma, era un mapa que representaba el estado de las llanuras.

En el momento en que Soma hizo planes para capturar la fortaleza, le pidió a


Garam que le gustaría tener un mapa para comprender cosas como la posición
de la fortaleza. Sorprendentemente, el zoan no poseía un mapa.

Cuando Souma les preguntó qué harían cuando tuvieran que explicar un lugar,
le dijeron que dibujarían en el suelo en ese momento.

Una vez que le preguntó cómo deciden cosas como el territorio de un clan, le
dijeron que se determinaba diciendo cosas como “De esa roca redonda” o “De
esos dos árboles”.

Siendo una raza de caza, los zoan tienen un agudo sentido de la orientación por
naturaleza. Probablemente fue suficiente con sólo eso.
Sin embargo, eso no se aplica a Souma, que no es un zoan. Quería tener en sus
manos un mapa. Por lo tanto, si la fortaleza es una base militar importante de las
llanuras, es probable que tengan al menos un mapa de las llanuras. Pidió que
Garam lo buscara.

[Ohh, estas llanuras se ven así] (Souma)

Para Souma, que no sabe nada de este mundo, este mapa que ve por primera
vez es un mapa de un mundo de fantasía desbordante de sueños y aventuras.
¿Se emociona imaginando lo que hay allí? ¿O qué clase de animales viven
aquí?

[Oye, Shyemul, ¿este mapa es realmente exacto?] (Souma)

Ante la pregunta de Souma, Shyemul miró hacia abajo el mapa mientras


entrecerraba los ojos.

[Hmm… creo que esta forma es la correcta.] (Shyemul)

Las Llanuras Solbiant que fueron dibujadas en el mapa recuerdan a una gran
bolsa con su abertura apuntando hacia abajo, creo. En la parte superior,
alrededor del fondo de la bolsa, se dibujan imágenes que parecen ser los
pueblos de los zoan y la fortaleza. En el otro lado hay un dibujo de algo así como
una ciudad o un pueblo alrededor del área de la abertura de ajuste en la parte
inferior de la bolsa.
Imagen vía: infinitenoveltranslations.net
Souma señaló ese dibujo.

[¿Sabes lo que es eso?] (Souma)

[Esa es probablemente una ciudad de los humanos. Escuché la historia de que


los humanos construyeron una gran ciudad hecha de piedra alrededor de esa
área un poco antes de que aparecieran en estas llanuras] (Shyemul)

Souma miró fijamente a la ciudad dibujada en el mapa.

Desde la superficie del mapa, no es capaz de leer cuán grande es la ciudad,


cuánta gente vive allí y qué tipo de vida llevan.
Sin embargo, él ha decidido las cosas que tiene que hacer.

Souma apretó firmemente los puños.

[Lo siguiente que tenemos que hacer es atacar esta ciudad…] (Souma)

◆◇◆◇◆

Con la caída de la fortaleza de las llanuras, parecía que todo había salido bien,
tal y como Souma pretendía.

Sin embargo, en ese momento se produjo un pequeño incidente.

Es la destrucción de un joven zoan soltero.

Había perpetrado recientemente una vergüenza increíblemente grande.

Si las cosas siguen así, perderá su calificación como guerrero. Para un orgulloso
zoan, esa fue una humillación difícil de soportar.

Por esta razón, estaba muy impaciente. Tuvo que realizar una gran gesta
meritoria en la batalla por esta fortaleza, pase lo que pase.

Durante la captura de la fortaleza, Souma, a través de los guerreros del Clan


Fang, llamó primero a los humanos para que se rindieran y ordenó con firmeza a
los zoan que no deben quitarles la vida a los que se han rendido una vez que
hayan cumplido con su deber.

Sin embargo, como tenía prisa por conseguir un logro, acuchilló a los soldados
humanos sin hacer preguntas.

Ciertamente, era engreído y fuerte. Comenzando una pelea con varios soldados
como oponentes, pudo levantar sus cabezas decapitadas.

Sin embargo, incluso un ratón morderá a un gato si está acorralado.


Uno de los soldados a los que estaba a punto de matar, de repente montó una
feroz resistencia tras levantar una extraña voz.

Mató a ese soldado de alguna manera, pero durante esa pelea sufrió una grave
herida en su brazo derecho.

Al principio pensó que era una simple lesión en el brazo que mejorará pronto
debido a que los músculos y las arterias afortunadamente están a salvo. Pero al
día siguiente, se desmayó repentinamente después de desarrollar una fiebre
alta. Con mala suerte, una enfermedad terminó entrando en él a través de la
herida de su brazo derecho.

Tres días y tres noches después de eso se quedó dormido entre la vida y la
muerte, ya que tenía pesadillas debido a la fiebre alta.

Y entonces, finalmente habiendo recuperado la conciencia en la mañana del


cuarto día, siente una desesperación mucho mayor que su deleite de haber
conservado su vida.

Su brazo derecho ya no estaba allí.

Mientras estaba en coma, la herida de su brazo derecho se deterioró y


finalmente comenzó a pudrirse. Por lo tanto, para salvar su vida, su brazo
derecho tuvo que ser cortado.

Sin su brazo derecho, no podrá correr por el suelo con cuatro miembros como lo
había hecho hasta ahora y tampoco podrá luchar con su machete. Antes de que
se lo quitaran, terminó perdiendo el título de guerrero por sí solo.

Lloró y gritó de dolor y rabia.

Sin embargo, no importa cuánto gritase, el brazo derecho que perdió no volverá.
Aún así, no podía soportarlo sin llorar y gritar.

Sus conocidos estaban muy preocupados por él debido a su estado, que era
doloroso de ver. Pero, no importaba cuánto trataban de consolarlo con palabras,
eso no ayudaba. No tuvieron otra opción que vigilarlo tranquilamente durante un
tiempo hasta que su tristeza se aliviara con el paso del tiempo.
Varios días después de eso.

Preocupado de que no saliera ni siquiera después de recuperar el conocimiento,


uno de sus amigos visitó su tienda de campaña.

Sin embargo, su figura había desaparecido de la tienda.

Debido a eso, sus amigos chismeaban que probablemente desapareció


voluntariamente a algún lugar desconocido después de sentir vergüenza por
haber perdido su condición de guerrero. Sin embargo, eso fue sólo por un corto
período de tiempo. Ese rumor se enterró entre los temas de la vida cotidiana y
las grandes batallas que se avecinan después de eso, y antes de que nadie se
diera cuenta, su asunto ha sido completamente olvidado.

Su nombre es Fagul Unuka Gajeeta.

En el pasado era un joven guerrero que guiaba a muchos jóvenes en la aldea


del Clan Fang.

Su nombre y su existencia se han desvanecido del lugar principal de la historia.

Por un breve período de tiempo.


Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
32
Siete Brazos (1)

En el pasado, hubo una gran guerra entre los zoan y el Estado de Holmea en las
Llanuras Solbiants.

Holmea había comenzado la recuperación de las Llanuras Solbientes unos


treinta años antes.

Sin embargo, el rey de Holmea se irritó debido a que la recuperación no avanzó


según lo planeado. Se había quedado atrás durante varios años debido a que la
resistencia del zoan era mucho más feroz de lo esperado. Debido a esto, aprobó
un decreto para erradicar los zoan usando el ejército.

Al recibir este decreto, el ejército nacional de Holmea se preparó


cuidadosamente y marchó hacia las Llanuras Solbiant después de organizar una
cantidad de tropas militares que ascendía a unos 15.000 efectivos.

El primero en sufrir la tragedia fue el Clan Tail, que tenía su residencia en la


zona sur de la llanura.

Debido a que el ejército de Holmea repentinamente avanzaba sobre ellos, sus


tierras fueron asaltadas mientras sus casas ardían, e incluso los ancianos y los
niños fueron asesinados. Liderando a sus supervivientes, el Clan Tail huyó hacia
el norte.

Luego apelaron a todos los clanes que vivían juntos en las llanuras para que les
ayudaran a repeler a los humanos.

Los clanes Eye, Fang, Claw y Mane respondieron inmediatamente a esa


petición. El primer ejército aliado formado por todos los clanes de los zoan se
formó en las Llanuras Solbiant.
Era un ejército enorme que excedía los 24.000 guerreros. Consistía en 1.000 del
Clan Eye, 6.000 del Clan Fang, 8.000 del Clan Mane y 2.000 del Clan Tail.

El ejército zoan unido se enfrentó con el ejército nacional de Holmea en la zona


central de las llanuras poco antes del comienzo del verano.

Primero se adelantaron los guerreros que ganaron fama en cada uno de los
clanes zoans y, de acuerdo con la etiqueta de batalla de los zoans, se
nombraron a sí mismos y desafiaron al ejército nacional de Holmea a duelos.

Sin embargo, Holmea respondió con sus unidades de arqueros disparando


flechas a estos guerreros simultáneamente.

Los guerreros que se habían adelantado para desafiar a Holmea a batirse en


duelo fueron asesinados a tiros con las flechas, haciendo que los zoan se
enfurecieran.

Los furiosos zoan empezaron a cargar hacia delante, pero el ritmo del ejército
era desigual debido a que su mando estaba en manos de los jefes de cada clan.
Además de eso, los guerreros estaban hambrientos de hazañas en el campo de
batalla y querían alcanzar el mayor reconocimiento. La falta de control era obvia.

Por lo tanto, cada vez eran muchos más zoan que caían víctimas de los
arqueros humanos. A pesar de ello, debido a su número, así como a la dureza
de sus cuerpos y su movilidad, la carga de los zoan les llevó a acercarse al
ejército de Holmea. Los zoan no fueron llamados los gobernantes de las llanuras
por nada.

Sin embargo, lo que salió en masa al frente y cambió de lugar con los arqueros
fue la infantería pesada de lanza conocida por los países vecinos como “la
Muralla Negra de Holmea”. Son notables por tener sus cuerpos vestidos con
armadura que exclusivamente era del color negro.

Esta compañía de infantería pesada de lanza se puso en marcha en una


formación donde se unieron sus grandes escudos y sus lanzas fueron
apuntadas. La formación se asemejaba a un erizo de mar, o al erizo de una
castaña enorme. Con el zoan solo usando una armadura de torso tejida con
hiedras que solo protegían sus pechos, el asalto fue un acto suicida que fue
mucho más allá de la imprudencia.
Al ser apuñalado hasta la muerte en sucesión por esta formación, el zoan pagó
con creces el precio de la muerte.

Cuando el ímpetu de la carga fue completamente detenido por la infantería


pesada de lanzas, el cuerpo de carros de combate que había sido desplegado
en ambas alas comenzó su ataque yendo por los flancos y la retaguardia del
ejército de los zoan. Con este ataque convirtiéndose en el golpe final, los zoans
fueron derrotados.

Además, el ejército de Holmea organizó una unidad de persecución centrada


alrededor del cuerpo de carros de combate y, contando con la persecución del
zoan que había comenzado a huir, los derribó por completo.

Las pérdidas del ejército zoano unido ascendieron a 15.000. La miserable


verdad es que perdieron más de la mitad de sus números en este corto tiempo.
En contraste, se dice que las bajas del ejército nacional de Holmea no fueron
más que unos pocos centenares. En resumen, fue una catástrofe de primera
magnitud para el zoan.

Después de esto, el ejército de Holmea redujo las aldeas zoans abandonadas en


las llanuras en polvo y cenizas en el plazo de varios meses. No dejaron más que
un batallón en la fortaleza construida junto a las colinas del norte y retiraron a su
ejército principal. Este batallón fue reducido más tarde al tamaño de una
compañía.

Sin embargo, todos los clanes zoans ya habían perdido sus fuerzas para
contraatacar después de haber sido arrojados a las colinas y divididos sin
piedad.

La derrota del zoan en esta gran guerra se debió al hecho de que utilizaron
métodos de batalla que se basaban en la destreza militar de cada individuo
contra los seres humanos que luchaban sistemáticamente, así como en el hecho
de que el ejército de los clanes unidos en realidad era sólo un ejército de
nombre, ya que la estructura de mando y las pautas de sus acciones no estaban
consolidadas, sobre todo si se tenía en cuenta que los clanes eran básicamente
una asamblea de familias separadas.

Pero incluso cuando sufrieron una derrota tan aplastante, el zoan nunca hizo uso
de esta lección.
Incluso después de esta batalla, los zoan se adhirieron a sus formas
tradicionales de lucha y continuaron sacrificando inútilmente a muchos de sus
guerreros. No sólo eso, sino que habían tratado de consolidar sus fuerzas
mediante la creación de un líder, lo que a su vez invitaba a una confrontación
entre los clanes sobre quién debería estar al mando, lo que les hacía retroceder
en sus prioridades.

Esto podría ser así por el carácter del zoan, que podría llamarse de gran
confianza y orgullo. Esos rasgos, que pueden ser considerados como virtudes
en la situación correcta, han demostrado su obstinación ante la llegada de una
nueva era.

Más tarde, Souma Kizaki realizaría muchas reformas y cambios.

Los zoan fueron leales hasta el punto de ser ridiculizados como el “Rebaño del
Divino Hijo de la Destrucción” por sus adversarios. Pero según Souma, tampoco
fueron capaces de aceptar fácilmente las reformas y los cambios que él trajo al
principio.

Incluso hay quienes consideran la batalla de Souma Kizaki como una lucha
contra los conservadores que no fueron capaces de aceptar las reformas y los
cambios causados por él.

Esto significa que la mayor batalla de Souma Kizaki en las Llanuras Solbiant
podría haber sido la lucha contra el pensamiento conservador del zoan.

◆◇◆◇◆

[Soma, ¿estás escuchando bien?] (Shyemul)

Souma, que estaba absorto en sus pensamientos, recobró la conciencia


después de ser tocado por Shyemul.

Están dentro de una tienda de campaña que se instaló en el exterior de la


fortaleza.

Siguiendo el horario, debería haber una conferencia en la fortaleza ahora mismo.


Pero como todos los edificios dentro de la fortaleza estaban llenos de soldados
heridos, no había espacio para celebrar una conferencia. Además, dentro de la
fortaleza que se construyó con la tecnología arquitectónica de la época, las
habitaciones simplemente no eran lo suficientemente grandes como para que
pudieran caber diez personas, aunque sólo fueran los jefes de clan.

Por lo tanto, se decidió inevitablemente levantar una tienda de campaña fuera de


la fortaleza y celebrar allí la conferencia.

Lo primero que discutieron allí fue el asunto de Souma.

Actualmente, la posición de Souma era la de ser un invitado del Clan Fang.

Sin embargo, si Souma quería dar algún tipo de opinión a los zoan, o si estos
zoan querían escuchar la opinión de Souma, tendrían que pasar por Garam, el
jefe del Clan Fang, que está cuidando a Souma como invitado.

Para Garam había muchas ventajas, como que la influencia del Clan Fang se
hacía más poderosa al monopolizar Souma, pero respetando la voluntad de
Souma de querer existir por igual para todos los clanes, apoyó a Souma como
invitado de todos los clanes que se habían reunido allí.

Los otros clanes lo aprobaron incondicionalmente.

Esto era con la intención de que quisieran mejorar la impresión de los clanes
sobre Souma, aunque sólo fuera por un tiempo, para la instalación de los
dominios de los clanes que vendrían después de esto. También era para evitar
que la influencia de un solo clan aumentase demasiado debido a que
monopolizaban Souma.

Sin embargo, el buen desarrollo de las conversaciones sólo ha llegado hasta


aquí.

Una vez que se llegó a la discusión sobre las llanuras reconquistadas, las
conversaciones se estancaron por completo.

Souma, que pensaba que el zoan tenía que unirse y trabajar como uno solo por
una causa común ahora, decidió dejar de lado las demarcaciones de los
dominios de los clanes debido a que probablemente se convertiría en una causa
de discordia entre los clanes después de hablar con Garam y Shyemul antes de
la conferencia.

Sin embargo, eso en si mismo fue interpretado como el Clan Fang intentando
acaparar las llanuras para ellos por parte de los otros clanes.

Por supuesto, Garam intentó resolver este malentendido, pero el clan que
obstruía eso era el Clan Mane.

Incluso ellos eran plenamente conscientes de que dependía de la discreción de


Souma y del Clan Fang, que habían recuperado las llanuras, qué hacer con
ellas. Y así, aunque malinterpretaron completamente la situación, interrumpieron
las declaraciones de Souma y Garam. Temían perder la oportunidad de
conseguir una pulgada de tierra en las llanuras después de que el tema fuera
archivado y el control efectivo de las llanuras por parte del Clan Fang se
convirtiera en un hecho establecido.

Ya que el Clan Eye, que había anunciado su apoyo al Clan Fang desde el
principio, estaba aparentemente desconcertado por el aplazamiento de este
tema, la impaciencia del Clan Mane también tenía el motivo oculto de querer
ahondar en este hueco. Sin embargo, esperaban que el Clan Claw y el jefe de
su clan, Zurgu, que mantenían un extraño silencio a pesar de revelar una actitud
de insatisfacción, se opusieran a esto mucho más ardientemente que ellos
mismos.

El resultado fue que el Clan Mane tuvo que hacer un discurso insípido exigiendo
a Garam que compartiera las llanuras para compensar el papel que asumieron
que desempeñaría Zurgu, quien sólo escuchó la conferencia con los brazos
cruzados, el ojo derecho cerrado y una expresión hosca que no se desmoronó.

Por esa razón, la anciana zoan, que sirvió como asesora del inexperto Banuka,
comenzó a hablar de la época en que los diez hermanos, que se convertirían en
los antepasados de los zoan, fueron creados por el Dios de las Bestias. Después
habló de su propia genealogía. Cantando alabanzas a los distinguidos servicios
de sus antepasados, comenzó a hablar de cuánto territorio sería apropiado que
se les diera con esa razón.

Al principio escuchó la historia del zoan con gran interés, pero al entender que
se trata de meras fanfarronadas y de una dependencia de la gloria pasada, el
interés de Souma se desvaneció. No sólo eso, dado que tenía que comenzar su
próximo plan lo antes posible, sino que incluso empezó a sentirse irritado por el
hecho de que ellos perdieran el tiempo holgazaneando en una historia así.

Finalmente, mientras ignoraba el discurso del Clan Mane, Souma se preguntó


como podría persuadirles.

Pero, se lanzó un comentario que ni siquiera Souma podía ignorar.

[¡Todavía no hemos terminado de retomar las llanuras!]

Mientras se encontraba en medio de la atención de todo el mundo, sorprendido


de lo que quería decir con eso, el zoan del Clan Mane, que había empezado a
tener sus primeros pelos blancos mezclados en su piel, sacó a relucir su pecho
aparentemente confiado en esta afirmación.

[¿No quedan todavía pueblos humanos en las llanuras? ¡Sólo puedes decir que
realmente has retomado las llanuras una vez que todos estos humanos han sido
expulsados de las llanuras!]

Ciertamente, aunque habían capturado la fortaleza, hay un gran número de


aldeas que los humanos han asentado en las llanuras. Incluso ahora se ganan la
vida quemando estas llanuras y cultivando sus campos.

[He oído que el Clan Fang perdió muchos guerreros. ¿Puedo pedirte que nos
dejes esta parte a nosotros, el Clan Mane?]

En resumen, significa que quieren hacer un hecho digno de mérito antes de que
se decidan los territorios.

Sin embargo, ese logro no es más que el asesinato de los humanos pioneros en
las llanuras.

El aura de Souma cambió completamente debido a eso.

[¿Qué pasa, Soma?] (Shyemul)


Debido a que Souma de repente se puso de pie en silencio, Shyemul le llamó
sorprendida.

Debido a que Souma de repente se puso de pie en silencio, Shyemul le llamó


sorprendida.

Gracias a la furia silenciosa que se transmitía desde la espalda de Souma y que


se dirigía hacia ella, ella lo recordó.

Es sobre esa noche. La que tampoco puede olvidar.

Fue exactamente como la vez que se paró frente a Garam y los otros después
de que ella cayó en un problema por su bien después de que él le gritó al zoan
por su ineptitud.

[¡Haz lo que quieras! ¡Me voy!] (Souma)

Como Shyemul no tenía tiempo suficiente para detenerle, Souma gritó con ira.

[¿Hay algo que te ha molestado de la mala manera…?]

Los zoan estaban nerviosos.

Capturar la fortaleza fue sin duda un logro de Souma. Si lo dejaran salir sin
pagar ni una sola cosa a la persona que logró tan gran hazaña, los presentes en
este lugar probablemente serían desprestigiados por ser un grupo terriblemente
desconsiderado.

Sin embargo, Souma no sabía nada de eso.

La razón por la que se recuperó de la angustia causada por la batalla de


Hoghnareah Hill fue porque quería salvar a un pequeño zoan similar a Geeta y
Shyepoma.

Incluso él actuando egoístamente fue por las vidas jóvenes que rescató, y el
zoan que le agradeció por ello.
Y sin embargo, el zoan, que debería haber sido rescatado, ahora habla de hacer
lo mismo con los humanos.

Sólo que eso era algo que Souma nunca podría perdonar.

[¡Una vez que abren la boca, es sólo el dominio de los clanes, el dominio de los
clanes! A mí no me parece otra cosa que náufragos, agarrando el mismo pedazo
de madera en el océano, y quejándose del tamaño de la madera a la que se
están agarrando! Es absurdo pelear por un pedazo de madera que será
derribado por una sola ola] (Souma)

Aunque reconocieron el tamaño de los logros de Souma, el zoan se puso en pie


con la rabia que les tiñó la cara debido a su forma de hablar demasiado directa.

Souma empuja bruscamente un dedo hacia esos zoan y dice,

[¿Crees que todo esto terminará después de que los humanos sean expulsados
de las llanuras? ¡Los humanos volverán DEFINITIVAMENTE! ¡Pero la próxima
vez será por el bien de aniquilar a fondo y sin piedad al zoan!] (Souma)

Las palabras de Souma echaron agua fría sobre las emociones de los zoan, que
estaban eufóricos por su victoria.

[¿Pensaste que sería el final una vez que ganaras? ¡Es todo lo contrario! ¡Es
sólo el principio! ¡Es el comienzo de una batalla que continuará hasta que
cualquiera de las partes se rinda! El camino para la supervivencia del zoan no es
otra cosa que seguir ganando, ganando y ganando] (Souma)

Los zoan vieron una visión de las fuerzas humanas que probablemente
avanzarán sobre ellos debido a las palabras de Souma.

Los sonidos de los tambores que resuenan junto a la marcha del ejército, los
sonidos de los zapatos militares, los sonidos de las armaduras y las armas, y las
voces de los soldados gritando para matar a los zoan se han convertido en una
alucinación auditiva que hace que tiemblen los tímpanos de los zoan.

[¡Qué….!]
[¡Como era de esperar, este tipo es el hijo divino de Aura, la diosa de la muerte y
la destrucción! ¡Ha venido a traer muerte y destrucción sobre nosotros!]
(Banuka)

Banuka gritó de forma similar a un alarido, mientras señalaba a Souma.

Gracias a ese grito, Shyemul, que es una niña divina, y las doncellas del Clan de
Eyes despiertan de su miedo hacia el hijo divino de Aura y fueron capaces de
reprimirlo apoyándose mutuamente.

[¿Qué te parece eso?] (Souma)

Sin embargo, Souma alardeó triunfalmente.

[Ustedes no estaban haciendo nada más que ser aplastados durante mucho
tiempo, ¿verdad?] (Souma)

Ese breve comentario atacó a los zoans como un rayo.

Es la verdadera condición de los zoan que todos conocen, pero para el orgulloso
zoan también era algo que evitaban deliberadamente reconocer. Pero, Souma,
sin permitirles hacer eso, claramente puso la situación actual frente a sus
narices.

Incapaz de negarlo y, por otra parte, poco dispuesto a admitirlo, los zoans gimen
de frustración.

El que entre ellos aprobó el punto de vista de Souma fue Garam.

[Es como dice Soma. Nosotros, el Clan Fang, estábamos justo en frente de la
aniquilación completa. No, incluso ahora eso no ha cambiado demasiado]
(Garam)

Los que cayeron en el peligro de extinguirse más entre los clanes presentes es
el Clan Fang. A estas alturas del juego, no actuó como si estuviera apartando la
vista de la situación actual del zoan para mantener las apariencias.
[Sé que pereceremos si luchamos. Sin embargo, ni siquiera un guerrero superior
será capaz de luchar por la eternidad. ¿Qué pretendes hacer, Soma?] (Garam)

Al discutir esto con Souma delante de todos, Garam intentó que todos
comprendieran la situación en la que se encontraba el zoan.

[Ya lo sé. Es inútil si no lo terminamos encontrando algo en común. Pero, eso no


es un asunto relevante ahora] (Souma)

Siguiendo la intención de Garam, Souma, que había recobrado un poco la


compostura, dijo.

[Oí que los humanos fueron atacados con decenas de miles de tropas en el
pasado. Comparado con eso, esta vez acabamos de ganar contra unos pocos
cientos de soldados. Visto desde los ojos de los humanos, está al nivel de ser
golpeado ligeramente, una vez, desde atrás, en un lugar que ellos descuidaron.
No servirá de nada en ese caso. Con sólo eso, no podremos convencerlos de
que luchar contra nosotros es una idea terrible] (Souma)

[¿Qué nos estás diciendo que hagamos entonces?] (Garam)

Escuchando la pregunta de Garam, Souma extendió el mapa que le confió a


Shyemul sobre una sábana.

[Esta es la fortaleza donde estamos ahora. Si sigues bajando de aquí en


adelante, parece que hay una ciudad] (Souma)

Mientras señalaba la mitad superior del mapa, Souma observaba a los zoans en
los alrededores.

[Sólo hay una cosa que tenemos que hacer. ¡Asaltaremos esta ciudad!] (Souma)
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
33
Siete Brazos (2)

Después de un momento de silencio, estalló una gran conmoción.

[¡La ciudad está fuera de las llanuras!]

[¿Por qué tenemos que dejar las llanuras para pelear una batalla?]

Varios zoan plantearon objeciones, lo que es comprensible.

El mundo de los zoan consiste en las llanuras mismas. Cuando se les dice de
repente que abandonen ese mundo, no hay forma de que puedan simplemente
estar de acuerdo con un “Claro, vámonos”. Para ellos, eso sería como decirle a
un pez que baje a la orilla.

[No puedo pensar en atacar la ciudad más que como un acto de pura locura]

[¡Claro que sí! Somos los gobernantes de las llanuras. ¡Algo como atacar una
ciudad de piedra es imprudente!]

Además, incluso los zoan eran fácilmente capaces de imaginar lo difícil que
sería atacar una ciudad. Aunque hasta ahora no han podido capturar ni una sola
fortaleza, un acto como capturar una ciudad, donde vive mucha más gente, por
sí sola no es más que hablar de un sueño dentro de un sueño.

Si sólo se trata de repeler a las fuerzas humanas atacantes, Souma también


elegiría encontrarse con ellas en las llanuras. Si se trata de estas vastas
llanuras, no sería difícil para el zoan derrotar a fuerzas militares que son incluso
varias veces su número, siempre y cuando el zoan agote a sus enemigos con la
guerra de guerrillas capitalizando su movilidad innata.

Pero, aún así, para Souma había una razón por la que debían abandonar las
llanuras.

[¡Pero, si se recluyen en las llanuras, el zoan será aniquilado tarde o temprano!]


(Souma)

Incluso si fueran capaces de protegerse de las tropas humanas en las llanuras


una o dos veces, es imposible que eso continúe de forma permanente. Los
humanos tampoco son tontos. Sin falta se les ocurrirá un plan sobre cómo lidiar
con eso, y entonces el zoan probablemente será derrotado en poco tiempo.

Estas llanuras están rodeadas de montañas por tres lados y el sur está excluido.
Mientras que estas montañas sirven como una barrera natural para defenderse
de las invasiones de otras potencias, también aíslan las llanuras del resto del
mundo.

Si hubiera algo así como una industria lucrativa en las llanuras, también habría
la opción de preservar su fuerza y nutrir esa industria. Pero, la realidad es que
los únicos en las llanuras además del zoan son las aldeas de los pioneros.

Cuanto más tiempo pase, mayor será la diferencia entre la potencia del zoan,
que se escondería en las llanuras que son un área aislada y aislada del mundo
exterior, y los humanos, que viven en el mundo exterior, seguirán creciendo.

En cualquier caso, el aprendizaje del mundo exterior, no habrá futuro para el


zoan a menos que se expanda hacia ese mundo.

Con la emboscada de fuego y la captura de la fortaleza, la suerte ya estaba


echada. Tenían que actuar lo antes posible.

[¡No tienen otra opción que dejar de recluirse en llanuras tan confinadas y salir al
vasto mundo!] (Souma)

La mayoría de los zoan presentes fueron incapaces de seguir el pensamiento de


Souma. No podían ni siquiera entender lo que él les decía.
Sin embargo, aunque insignificantes, también hubo algunos que sintieron algo
de las palabras de Souma.

Son parte del zoan más joven, como Shyemul y Garam.

Debido a que poseían un pensamiento más flexible debido a su juventud,


sintieron el cambio de una era, incluso si no podían comprender todo lo que
Souma decía.

Y también había una persona en ese campamento que era bastante imprevista.

[….Pfft! Wahahaha… kakaka…]

De repente, alguien irrumpió en una carcajada.

Una vez que todos cambiaron su atención en esa dirección, encontraron a


Zurgu, quien se disculpó levantando un poco la mano mientras se resistía al
impulso de reír.

[Er, discúlpame.] (Zurgu)

Tras contener finalmente la risa, Zurgu inclinó la parte superior de su cuerpo


hacia delante mientras aún estaba sentado y le preguntó a Souma. Sus ojos
están llenos de un brillo similar a la anticipación de un niño por algo nuevo.

[Mocoso, ¿nos estás diciendo en serio que ataquemos la ciudad?] (Zurgu)

[Sí. Si no lo hacemos, el zoan será destruido.] (Souma)

[También habrá un turno para nosotros, el Clan Claw, para atacar la ciudad….
¿verdad?]

Una vez que Souma asintió, el ojo derecho de Zurgu, que no había sido
destrozado, se estrechó en algo parecido a una sonrisa.

Zurgu se golpea la rodilla derecha con un fuerte golpeteo.


[¡Interesante! ¡Qué interesante, mocoso!] (Zurgu)

Sin siquiera intentar reprimirlo esta vez, Zurgu irrumpe en una risa
desenfrenada.

Debido al comportamiento increíblemente vergonzoso de Zurgu, que había


guardado silencio hasta ahora, los otros zoan, incluidos sus compañeros de
clan, se quedaron completamente atónitos.

Creyendo que Zurgu estaría encantado si pudiera hacer un alboroto, Souma le


advirtió a toda prisa,

[¡Pero lo más importante es que escuches lo que digo!] (Souma)

[Sí, ya veo. En ese caso, voy a confíar esto a ti] (Zurgu)

Lo que Zurgu sacó de su bolso después de decir eso fue un collar creado a partir
de joyas multicolores y colmillos de animales en un hilo.

Había un mundo de diferencia en su fabricación en comparación con la que


había recibido de Geeta y Shyepoma antes. Las formas y tamaños de las
cuentas de las joyas pulidas con diligencia son completamente uniformes. Cada
joya tiene un diseño minucioso tallado en ella. Lo que llamó especialmente la
atención fueron los dos enormes colmillos situados en el centro. No se sabe de
qué tipo de animal provenían, pero se han dibujado hermosos patrones con
tintes en las superficies de los enormes colmillos que son similares a los de un
tigre de dientes de sable.

[¡Jefe de clan! ¡Eso es…!]

La expresión de Zurgu cambió debido a esto y declaró con firmeza a su


compañero de clan que trató de detenerlo,

[¡No hay más tiempo que ahora para usar esto!] (Zurgu)

Zurgu le puso el collar encima, pero tiene que preguntarle a Shyemul que es
exactamente esto, ya que no entiende el significado.
Shyemul miró el collar en la mano de Souma con expresión de total incredulidad.

[Ese es el Collar de Oraciones de Victoria que es usado por el jefe del Clan Claw
durante la batalla. Sin embargo, ¿confiarte eso a ti…? ¡No hay manera!]
(Shyemul)

[¿De qué se trata esto?] (Souma)

Debido a la manera ferviente y agitada de hablar de Shyemul, Souma, que se


había dado cuenta de que no se trata de un simple collar, comienza a
preocuparse.

[¡La persona que lleve esto tendrá la misma autoridad militar que el jefe del clan!
En otras palabras, es el derecho de ordenar a los guerreros del Clan Claw. No
es algo que se le confíe a otro a menos que haya un estado de emergencia en el
que el jefe del clan ya no pueda seguir adelante] (Shyemul)

Esta era la carta de triunfo que Zurgu había preparado.

Para el Clan Fang, que había perdido muchos guerreros debido a las frecuentes
batallas con los humanos, es algo que desearían hasta el punto de estrangular a
alguien por ello. Usando esto como moneda de cambio, Zurgu pretendía
conseguir su parte de territorio con ella.

Pero, como eso equivalía a ceder a otro clan, Zurgu no podía jugar fácilmente
esa carta de triunfo. Hasta ahora había observado en silencio la evolución de la
situación.

[Ya he convocado a 300 guerreros, elegidos entre los mejores del Clan Claw, a
esta zona] (Zurgu)

[¡Zurgu! ¡¿Bastardo, seguro que no lo hiciste?!] (Garam)

[¡No me malinterpretes, Garam! Sólo los había llamado por si acaso.] (Zurgu)

Zurgu detiene apresuradamente al enfurecido Garam.


[Añadiendo incluso los soldados cercanos, ahora te confiaré a ti a todos los
cuatrocientos guerreros del Clan Claw, mocoso….no, Soma. Por favor, utilízalos
como mejor te parezca. Por supuesto, yo también estoy incluido en este número]
(Zurgu)

Colocando ambos puños sobre la sábana, Zurgu inclinó la cabeza. Todos los
presentes se sorprendieron con su oferta.

Esto fue totalmente inesperado para Zurgu, quien era infame por su arrogancia.

Shunpa puso una mano en su mejilla y tenía una expresión de preocupación


mientras decía un “Oh, por Dios”. Banuka se dio una bofetada en las mejillas. Y
Garam sospechaba si era o no el verdadero Zurgu.

[Por favor, levanta la cabeza, Zurgu. Eso me ahorra problemas. Es mi lado el


que tiene que preguntarse cómo puedo agradecerte por eso…] (Souma)

Había hablado mientras cedía a su furia, pero de hecho le preocupaba si sus


palabras habían llegado realmente al zoan. Por esa razón, Souma estaba feliz y
se sintió aliviado cuando Zurgu le dijo que creía en él y que le confiaría a sus
guerreros.

[Estoy deseando trabajar contigo.] (Souma)

Souma puso sus dos puños sobre la sábana e inclinó profundamente su cabeza
hacia Zurgu.

Sin embargo, hubo alguien que no se sintió muy feliz con esa escena
profundamente emocional.

[¡Bah! Oye, 〈Ferocious Fang〉 ¡Nosotros, el Clan Fang, nos estamos quedando
atrás!] (Shyemul)

[Sí…] (Garam)

Dominado por el descarado disgusto de su hermana menor, Garam se vuelve


apresuradamente hacia Souma y ambos inclinan la cabeza después de colocar
los puños en la sábana de la misma manera.
[Por supuesto, nosotros, el Clan Fang, te obedeceremos, Soma.] (Garam)

[Gracias, Garam.] (Souma)

Shyemul asintió con la cabeza mientras cruzaba los brazos y parecía satisfecha
por ello. Luego mira a Banuka, del Clan Mane, que aún no ha anunciado su
postura.

[Señor Banuka, ¿qué hará?]

[¡Sí, oh, estimado Niño Divino!] (Banuka)

Siendo llamado por Shyemul con respeto, Banuka endereza su columna


vertebral con los ojos humedecidos.

[¡Naturalmente, nosotros, el Clan de la Mane, nos atenemos a Soma!] (Banuka)

[¡Joven maestro! Está mal ser imprudente]

Debido a eso, sus compañeros de clan a su alrededor le reprocharon a Banuka


con pánico.

[No es imprudente. Es cierto que no tengo experiencia, pero hasta yo lo sé. El


Clan Fang y Claw, que se decía que no cooperaban entre ellos, están intentando
hacerlo bajo ese Soma. Una vez pasó algo así en las llanuras, ¿no? ¿Quién
podría haber imaginado algo así?] (Banuka)

Nadie pudo responder a la pregunta de Banuka.

[Pienso en esto como una gran señal. Si no nos dejamos llevar por la corriente
de estos tiempos, el Clan Mane se arrepentirá para siempre, ¿no crees? Soy
consciente de que no soy más que un novato poco fiable a los ojos de todos.
Pero, me pregunto, ¿no puedes creer mis palabras y seguirme?] (Banuka)

No es sólo porque Shyemul le dijo que lo hiciera.


Incluso Banuka, sin entender completamente las palabras de Souma, sintió algo
temblando dentro de su mente.

Debido a estas espléndidas palabras de Banuka, a quien se consideraba nada


más que una hojuela, sus compañeros de clan que lo ayudaron hasta ahora
involuntariamente terminan ahogándose debido a sus lágrimas de felicidad.

Hasta ahora, no había ni un solo miembro de su clan que protestara contra la


decisión de Banuka.

Con el estado de los otros clanes como ese, Shunpa, que estaba acompañado
por las doncellas del Clan Eye, soltó un pequeño suspiro.

[Dios mío, con esto, nosotros, el Clan Eye, no tenemos otra opción que la
obediencia también] (Shunpa)

Mientras lo expresaba con palabras, Shunpa ya había aceptado que resultaría


así.

Sabe que es imposible que Shyemul reconozca a esa persona como su Maestro
del Ombligo sólo porque es llamado el hijo divino de la Diosa de la Muerte y la
Destrucción. Ella no sabe la razón, pero Souma posee algo que hizo que incluso
Shyemul, conocida por su alto orgullo, se sometiera a él.

Ese podría ser el flujo de los tiempos de los que hablaba Banuka, pensó
Shunpa.

Ciertamente, actualmente siente una gran corriente de energía que fluye hacia
Souma.

Es el único flujo que trata de recoger y rescatar al zoan que había sido
manipulado después de haber sido arrastrado a tiempos turbulentos, les gustara
o no, por el aumento de poder de los humanos.

Sin embargo, lo que está esperando al final de ese flujo podría no ser la
salvación, sino la muerte y la destrucción que simbolizan a la diosa que le
concedió su gracia.
Pero, a pesar de ello, Shunpa se sintió un poco sorprendida porque había una
parte de ella misma que quería entregarse a ese flujo.

Como si escondiera las emociones que se asemejaban al latido violento de su


pecho, Shunpa se postró en el acto

[Nosotros, el Clan Eye, también juramos obedecerte, Señor Soma.] (Shunpa)

En este instante Souma se convirtió en un ser sin precedentes en la historia por


ser obedecido por todos los zoan que vivían en las llanuras.

◆◇◆◇◆

[¿Cuál es tu intención aquí, Zurgu?] (Garam)

Fue Garam quien llamó a Zurgu, quien estaba mirando las lejanas montañas por
sí mismo, en las llanuras que estaban teñidas de rojo por el crepúsculo.

Sin traer a nadie, Garam se para al lado de Zurgu.

[Mi intención, ¿Preguntas?] (Zurgu)

[Sobre un pedazo de mierda como tú acurrucado junto a Soma] (Garam)

Confiar los guerreros del Clan Claw a Souma, que no es un zoan, y mucho
menos decir que es un ser humano, fue un acto inimaginable del Zurgu que
Garam conoce.

Sin embargo, con eso como impulso, no hay duda de que los demás clanes
también se reunirán y expresarán su voluntad de obedecer a Souma. Es muy
probable que a Zurgu le haya impresionado mucho Souma.

Por lo tanto, Garam, que sospechaba si había o no algún mal motivo detrás de
esto, siente que es necesario preguntar sobre los sentimientos reales de Zurgu
antes de que se convierta en una situación que no se puede deshacer. Y así se
enfrentó solo a Zurgu.

Zurgu sonrió amargamente debido al monólogo de Garam, quien no muestra


ningún esfuerzo por ocultar sus dudas.

[Oye, Garam. Cuando eras niño, ¿pensaste en lo que podría estar al otro lado
de las montañas que rodean estas llanuras?] (Zurgu)

[¿Qué es esto, de repente?] (Garam)

Incapaz de entender lo que Zurgu quiere decir, Garam frunce el ceño.

[Lo hice. Yo creía que hay un país de fuego al otro lado de esas montañas y que
el sol se produce allí todas las mañanas. Realmente quería visitar ese lugar
cuando me hiciera adulto…] (Zurgu)

Zurgu extendió sus grandes brazos.

[¿Y ahora? Una vez que me hice adulto, estas llanuras se convirtieron en mi
mundo. Cuando me convertí en jefe del clan, mi mundo se hizo aún más
pequeño. Se redujo al territorio del Clan Claw. Me desesperé en ese pequeño
mundo] (Zurgu)

Zurgu se rió de sí mismo después de bajar los hombros.

[Oye, Garam. El zoan desaparecerá si no cambia. Eso pensé] (Zurgu)

Garam se sorprendió. Porque era algo que él también había pensado.

[Sin embargo, ¿qué pasa con eso? ¡Antes de hablar sobre qué hacer con el
zoan, significa que yo mismo tendría que cambiar primero! Si no lo llamas
ridículo, entonces, ¿qué más?] (Zurgu)

Mientras hablaba con sus compañeros de clan sobre el cambio y la necesidad


de aprender la forma en que los humanos luchan por la supervivencia de los
zoan, Zurgu se dio cuenta de que él mismo seguía atado a los viejos valores de
los zoan.
Y quien le permitió darse cuenta de eso fue Souma.

[¡Me sorprendió Soma! No por su emboscada de fuego o por la captura de la


fortaleza. ¡Es debido al tamaño del mundo que él mira!] (Zurgu)

Incluso Garam sintió una fuerte simpatía por eso.

Lo que siente después de acercarse a Souma es que mira a un lugar


increíblemente distante.

Eso es natural.

Si hablas del mundo en el Japón moderno, es la Tierra entera. Para el


conocimiento de Souma, las llanuras no son más que una pequeña fracción del
continente llamada Seldeas, no importa cuán vastas sean. No sólo eso, Souma
probablemente no lo consideraría extraño aunque le dijeran que descubrieron un
continente inexplorado al otro lado del océano en este mundo, ya que conoce el
descubrimiento histórico de un nuevo continente por parte de Colón.

El mundo que existe dentro de Souma, que creció en el Japón moderno, era un
mundo mucho más grande que el de cualquiera en este mundo.

[¡Quiero verlo! ¡Un mundo vasto y extenso! ¡El mundo que ve Soma!] (Zurgu)

De pie, hombro con hombro con Zurgu que gritaba eso, Garam miró
silenciosamente más allá de las montañas de la misma manera.

En este momento algo caliente se acumula en el pecho de estos dos.

Aunque no lo expresaron con palabras, ambos, Garam y Zurgu, lo sintieron.

Después de un rato, Garam siguió sus pasos por el sendero por el que llegó,
dejando atrás a Zurgu, que seguía mirando más allá de las montañas.

[Zurgu, olvidé mencionar una cosa.] (Garam)

[Pensé que el país al otro lado de las montañas estaba hecho de oro] (Garam)
Por un momento Zurgu le miró sin entender lo que le habían dicho.

Cuando la figura de Garam desapareció de la vista, los hombros de Zurgu


comienzan a temblar ligeramente al fin. Ese temblor se hace cada vez más
fuerte. Finalmente todo su cuerpo comienza a temblar.

Y entonces, finalmente incapaces de soportarlo, los Zurgu estallaron en


carcajadas en ese momento.

◆◇◆◇◆

Hay una expresión que dice “Hay siete brazos, una lengua, tres cuernos, un
paño y dos cabezas en el Divino Hijo de la Destrucción” En la posteridad estas
palabras tienen su origen en la conocida figura del 〈El Hijo Divino de la
Destrucción Soma Kisaki〉 en un famoso fresco de la Catedral de Kontart.

Ese fresco es algo que fue pintado por las manos del artista Numari, ensalzado
como un maestro pintor. Numari era un fanático creyente de la Santa Fe. Incluso
ese fresco fue dibujado con el objetivo de instigar la hostilidad de los creyentes
hacia el 〈El Hijo Divino de la Destrucción Soma Kisaki〉 y elevar su espíritu de
lucha.

Por eso, la figura de la pintura de Souma es algo que no parece humano en


absoluto.

La figura de Souma en el interior de ese fresco cabalga sobre una bestia oscura
que vuela en el aire, lanzando llamas y esparciendo fuego sobre los humanos y
las ciudades que descansan en el suelo. El mismo Souma es un monstruo
grotesco que posee siete brazos y dos cabezas, una bestia y otra humana. Tres
cuernos retorcidos crecen de la cabeza humana, adornada con una corona
maltrecha, y una llama roja habita dentro de los ojos del ser humano como una
larga lengua que sale de su boca. Su boca está abierta hasta las orejas. Cada
uno de sus siete brazos tiene formas y colores diferentes, y tienen un arma
diferente con uno de los siete pecados capitales inscrito en ellos en una lengua
antigua. Esto es para expresar la idea de que Souma es la raíz de todos los
pecados.
De hecho, este fresco no es una pintura que sólo representa a Souma. Las
tropas de Souma también se muestran con él en este fresco.

Por ejemplo, la cabeza de la bestia que está justo al lado de la cabeza humana.
Esta cabeza de bestia, que halaga a la cabeza humana que está al lado,
lamiéndole la mejilla, es Shyemul. Se decía que ella era una en cuerpo y alma
con Souma.

Además, la bestia negra que vuela y dispersa el fuego mientras el grotesco


monstruo cabalga en la cima es Garam.

Los siete brazos con formas únicas son los siete generales que sirvieron a
Souma y son llamados los 〈Siete Generales de Armas〉.

Esos Siete Generales de Armas son una creación literaria que surgió en los
años posteriores. En ese momento, no existían posiciones oficiales con ese
nombre.

Basado en las historias del 〈El Hijo Divino de la Destrucción〉 en el futuro, llegó
al punto de ser llamado el General de las Siete Armas, imitando el fresco del
maestro pintor Numari que no podía dejar fuera a los siete generales de ninguna
manera. Eran los comandantes más prominentes de cada uno de los clanes del
ejército de Souma, que era un ejército mixto formado por siete razas.

Uno de los Siete Brazos dentro de la pintura de Numari agarra con fuerza un
machete. Es un brazo cubierto de pieles rojas.

El significado de las antiguas letras escritas allí es Ira. 〈Mad Claw〉 Kraga Bigana
Zurgu.

Como el general más valiente del ejército del 〈El Hijo Divino de la
Destrucción〉 es un hombre más tarde ensalzado como el 〈Brazo de la Ira〉 y uno
de los generales de las Siete Armas.

=====================

Nota del autor


Los Siete Generales de Armas son similares a los Veinticuatro Generales de
Takeda Shingen.

Souma había conseguido que los zoan le obedecieran, más o menos.

Por fin comenzará a moverse hacia la toma de la ciudad.

Sin embargo, estando complacido por el avance constante de Souma, la sombra


de la diosa ha…!

Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia


34
Desencadenante

Varios días después de la caída de la fortaleza, el comandante de la compañía


Aide Marchronis, con las manos atadas a la espalda con una cuerda, fue llevado
a lo que antes era su propia habitación.

Pensó que se encontraría con el zoan de pelo negro que lo había derrotado en
combate, pero que fue recibido por un niño humano y una hembra zoan en su
lugar.

Según la situación, cualquiera de los dos me mandó llamar, supongo.

Mientras pensaba eso, Marchronis observó los dos y se sorprendió. La hembra


zoan era demasiado cautelosa, observando cada movimiento que hacía.

No importa cómo se mire, esta no es la actitud de escuchar a alguien después


de haberle llamado. En ese caso es el niño humano el que me ha llamado.
Ya había oído en el informe de Setius que un niño humano estaba dirigiendo a
los zoan, pero después de haber sido testigo de ello, no puede evitar
preguntarse si tal cosa es posible.

[Siento haberte llamado. Me llamo Souma. El que está a mi lado es Shyemul del
Clan Fang.]

Es una actitud mansa y poco apropiada para el comandante de un ejército de


ocupación que convocó a un prisionero. Después de mirar la cara de Souma por
un momento, Marchronis dijo

[Soy Marchronis. Mi rango es Comandante de Compañía Aide.]

El misterioso sello no era visible porque una cinta para la cabeza estaba
enrollada alrededor de la frente, pero recordaba esa cara.

[¿Así que fuiste tú después de todo, eh…?] (Marchronis)

No hay duda de que es el misterioso niño divino que Secio trajo a la fortaleza.

[¿Me conoces?] (Souma)

[Probablemente no lo recuerdes, pero yo estaba presente cuando te trajeron a


esta fortaleza.] (Marchronis)

[¿Me trajeron…. de dónde?] (Souma)

Marchronis pensó que Souma había preguntado algo muy extraño.

Me pregunto si está diciendo que no sabe el lugar donde fue encontrado.

[Para los detalles, le diría que le pregunte a mi subordinado quién lo trajo. Si es


que no está muerto] (Marchronis)

Una vez dijo eso sarcásticamente, Souma mostró un comportamiento como si


estuviera ligeramente indeciso.
[No, actualmente lo está haciendo bien.] (Souma)

Volviéndose hacia el zoan que trajo a Marchronis a la habitación y que incluso


ahora estaba sujetando el extremo de la soga que le ataba, Souma dijo,

[¿Puede desatar la cuerda ya que me gustaría hablar con él?] (Souma)

[¿Está bien?] Le preguntó a Souma mientras miraba con curiosidad a Shyemul.

[Sí. No parece alguien que empeore la situación de sus subordinados actuando


imprudentemente. Además, Shyemul también está aquí] (Souma)

[No es algo que me sorprenda demasiado.] (Marchronis)

Mientras dice esto con la boca, mueve suavemente los labios para soportar la
rotura de una sonrisa debido a las palabras de Souma que demuestran su
confianza en él.

[Gracias. Se volvió más cómodo] (Marchronis)

Después de que Shyemul quitó personalmente la cuerda, Marchronis hizo girar


sus brazos para aflojar sus hombros, que se habían vuelto rígidos mientras sus
brazos estaban atados. Se da cuenta de que Souma le mira de forma extraña.

[¿Pasa algo malo?] (Marchronis)

[Es sólo que no esperaba que tú le dieras las gracias] (Souma)

Después de voltear su mirada hacia Shyemul por un momento, Marchronis


comprendió con un “¡Oh!”

[¿Consideraste extraño que tratara normalmente con un zoan?] (Marchronis)

[Sí. Los humanos que he visto hasta ahora han tratado al zoan como bestias]
(Souma)
[Eso tampoco es antinatural. En el ejército a los soldados se les enseña que los
zoan son bestias despreciables. Dejando a un lado si es un soldado individual,
por alguna razón, cuando en grupos los soldados competirán en actos de
brutalidad contra el zoan. Me atrevo a decir que los que han visto probablemente
han sido soldados.] (Marchronis)

[En ese caso, ¿qué hay de ti?] (Souma)

[Originalmente vine aquí a la deriva como mercenario. En la banda mercenaria


en la que nací y crecí, especies demi-humanas como enanos y dinosaurios – ah,
disculpe] (Marchronis)

Marchronis se corrigió a sí mismo porque es un término discriminatorio llamar a


las razas además de los humanos “especie demi-humana”.

[También había mercenarios de otras razas presentes. En mi infancia recibí un


puñetazo de un panadero enano por robar pan e hice que un soldado dinosaurio
con una agradable disposición taciturna me diera un paseo en hombros. En ese
momento, todavía no había oído hablar de la Santa Fe y me relacionaba
normalmente con todo el mundo] (Marchronis)

[¿Qué te hizo pensar que los zoan son unas bestias insignificantes?] (Souma)

Marchronis se preguntaba sobre las cosas bastante extrañas que le estaban


preguntando. La mayoría de los humanos no lo cuestionarán así debido a los
ejercicios del ejército y las políticas del país. Eso es porque el rey, que decide
las políticas del país, es quien gobierna al pueblo como representante de Dios, y
se espera que se le confíe al rey los soldados en el ejército. El pueblo lo
reconoce como muy normal, algo parecido a una providencia natural establecida
por Dios.

Sin embargo, Marchronis, que deambuló por varios países como mercenario y
cambió a los amos a los que sirvió muchas veces, sabe que es algo impuesto en
última instancia por la lógica del gobernante.

[Eso es porque es más conveniente de esa manera] (Marchronis)


Para un anciano, difundir su enseñanza a jóvenes prometedores es uno de sus
placeres. Marchronis tampoco es una excepción. Quería intentar enseñar su
punto de vista a este chico inusual.

[Los humanos se multiplicaron. Es probable que su número siga aumentando. Si


su número aumenta, las bocas a alimentar también aumentarán de acuerdo con
ello. Por lo tanto, es necesario aumentar el número de campos en los que se
puede cultivar trigo y patatas, para que nadie se muera de hambre. La tierra es
necesaria para eso] (Marchronis)

[Ya lo sé. Los zoan fueron expulsados para obtener las llanuras] (Souma)

[Es como tú dices.] Marchronis)

Dijo en el tono de un maestro elogiando a un estudiante excelente.

[Los humanos son seres misteriosos. Aunque hacen actos salvajes, aman
palabras como legítimo y justicia por alguna razón. Aunque sólo quieren robar
tierra para cultivar algo de comer, enseñan que es justo expulsar a los zoan de
las llanuras. Para ello, utilizan el razonamiento de que el zoan es una raza
inferior que debe ser destruida. Ese método permite a los soldados ir a por él sin
reparos. Esa es la política del ejército] (Marchronis)

[Aunque no creas en eso, ¿quieres decir?] (Souma)

[Ciertamente. Incluso si yo mismo fuera en contra de la política del ejército, ¿qué


crees que pasaría? Me despedirían y alguien más haría lo mismo en mi lugar]
(Marchronis)

Dijo sonriendo amargamente como si dijera que esa es la realidad.

[Hay muchos nuevos reclutas que se sienten renuentes a quitar vidas, incluso
las de otras razas. Pero, si una persona duda por un instante en una guerra,
resultará en su muerte. Por eso se les enseña que está bien matar a otras razas,
o mejor dicho, que son existencias que deben ser eliminadas. para que no
duden a la hora de la verdad] (Marchronis)

Marchronis dirigió su atención hacia Shyemul.


[Puede ser algo desagradable para ustedes, pero la seguridad de mis
subordinados es más importante para mí que la de un desconocido zoan]
(Marchronis)

[Es una historia muy desagradable.] (Shyemul)

Dijo Shyemul con asco. Debido a la forma franca de hablar de Shyemul,


Marchronis deja caer ligeramente la cabeza y mira con los ojos hacia arriba.

[No tengo palabras para tomar represalias. Comparado con nosotros, el zoan no
sólo se ocupó de sus prisioneros, sino que incluso llegó a curar sus heridas]
(Marchronis)

[¡Por supuesto! “¡Nosotros somos guerreros orgullosos!] (Shyemul)

Mientras Shyemul se jactaba mientras sacaba pecho, Souma tenía una leve
sonrisa.

Con Marchronis halagando al zoan humillándose a sí mismo, se ganó su


promesa de garantizar la seguridad de los soldados que se convirtieron en sus
prisioneros.

Aunque Souma se siente cauteloso con su sagacidad, siente al mismo tiempo


una amabilidad con Marchronis haciendo que Souma sea incapaz de odiarlo en
algunos aspectos. Puede ser porque ha estado usando su astucia para asegurar
la seguridad de sus subordinados.

[No te preocupes. Para empezar, no tenemos intención de hacer nada a los


prisioneros. Estará bien continuar con el tratamiento de los soldados heridos
como lo ha hecho hasta ahora] (Souma)

Adivinando su intención, Souma prometió firmemente la seguridad de sus


subordinados. Después de abrir los ojos un poco, Marchronis se enderezó e
inclinó la cabeza muy profundamente.

[Le agradezco de todo corazón su consideración] (Marchronis)


[Sin embargo, para evitar cualquier rebelión, planeo restringir su área de
actividad y el número de personas con las que actuarán conjuntamente.
También serán monitoreados] (Souma)

[Es una previsión razonable. Entonces, ¿está bien que le cuente a todo el
mundo sobre esto?] (Marchronis)

Después de todo es una persona astuta, pensó Souma, ya le he dicho al zoan


que no haga daño a los prisioneros, pero que confíen en que es probablemente
lo mejor que pueden hacer para que lo escuchen de su propio oficial superior. Es
sólo para asegurarse doblemente ya que, en la situación actual, resultará en un
desastre si los prisioneros causan una revuelta.

[Sí. Ayudaría si pudieras hacer precisamente eso.] (Souma)

[No lo menciones. Es por el bien de los dos] (Marchronis)

Entonces Souma sonrió.

[Ya que estamos, ¿puedes enseñarme varias cosas por el bien de los dos?]

[… ¿Dices que varias?] (Marchronis)

[Por ejemplo, sobre esa ciudad situada en el sur de las llanuras o algo así]
(Souma)

La sonrisa de Marchroni se endureció.

¿Vendrá una unidad de subyugación a las llanuras? ¿Cuándo vendrán, si lo


hacen? ¿Qué tipo de escala tendrán? Creía que sólo serían esas preguntas, si
se le preguntaba. Sin embargo, las preguntas son sobre la ciudad. Es decir, que
su objetivo es ese. Sin embargo, las preguntas son sobre la ciudad. Es decir, lo
están escogiendo como objetivo.

[Permíteme decirte de antemano; planeo preguntarles a todos tus subordinados


sobre esto después también] (Souma)
Esa es una advertencia que le dice que será inútil incluso si miente o guarda
secretos.

Como no es como si hubieran arreglado sus historias para que fueran las
mismas de antemano, se expondrá de inmediato, incluso si miente o guarda
secretos aquí una vez que compare la información de Marchronis con la de sus
subordinados.

Marchronis bajó los hombros y suspiró.

[… Maldita sea. Lo olvidé por completo] (Marchronis)

[¿Qué has olvidado?] (Souma)

[En el momento en que el fuerte fue capturado por tu plan, pensé en seguirte: El
tipo, que ideó este plan, planeó atacar a los soldados y no a la fortaleza. Los
soldados también son humanos. Si se cansan de tratar a los soldados heridos
todos los días, su precaución también disminuirá. Una vez que juzgaron que los
compañeros heridos habían llegado, abrieron la puerta sin ninguna sospecha. Y,
una vez que se les dijo que no morirían si no se resistían, eso les hizo querer
soltar sus armas. Has explotado espléndidamente las debilidades humanas de
todos] (Marchronis)

[… ¿Quieres decir que fue injusto?] (Souma)

Marchronis agitó fuertemente la cabeza debido a la pregunta de Souma.

[No es eso. Por ejemplo, si una persona ordinaria como yo planeaba capturar
una fortaleza, la preparación de armas de asedio sería lo más importante. Me
pregunto qué es necesario para superar ese muro o cuánto tiempo llevaría
romperlo.

Sin embargo, usted atacó los huecos en la mente de la gente dentro de la


fortaleza y no la fortaleza misma. De hecho, como hay soldados enemigos en la
fortaleza, es la fortaleza del enemigo. Incluso si destruyes la fortaleza o obligas a
los soldados enemigos a rendirse, el resultado será el mismo.
Y ahora es lo mismo, también. Si sólo intentaras proteger al zoan, te
preguntarías cómo repeler a los humanos que vendrán a atacar las llanuras. Sin
embargo, no te detienes sólo en eso] (Marchronis)

Marchronis miró profundamente a los ojos de Souma.

[Pareces ser alguien que es diferente a nosotros, la gente común. Y, ¿sabes


cómo nosotros, la gente común, llamamos a esa persona?] (Marchronis)

Cuando Souma agitó la cabeza, Marchronis mostró una sonrisa maligna y dijo,

[Se les llama héroe o destructor. Bueno, entonces, me pregunto cuál de los dos
eres] (Marchronis)

◆◇◆◇◆

[Hey Shyemul, ¿Me pregunto qué nos conviene?] (Souma)

Souma preguntó a Shyemul, que estaba a su lado, después de que Marchronis


fuera sacado de la sala una vez terminadas las conversaciones.

[No escuches cosas raras. ¿No es natural para un soldado humano?] (Shyemul)

La respuesta de Shyemul fue clara y sencilla.

Sin embargo, esa respuesta no funcionó para Souma.

Hasta ahora la imagen de los soldados jugando con los cadáveres de los zoans
y los humanos de este mundo masacrando a los zoans era fuerte dentro de
Souma.

Aun así, Marchronis, que debería asumir una parte de la responsabilidad de esa
masacre de los zoans, era una persona de buen carácter que podría incluso
llamarse un intelectual que sólo cumple con su deber y no alguien que lo hace
debido al fanatismo religioso o a la alegría del sadismo.
Por supuesto, aunque eso puede ser cierto, no significa que la masacre de zoan
deba ser tolerada.

Ciertamente, los soldados humanos de la unidad de Marchronis son enemigos


que intentan destruir el zoan.

No tengo ninguna duda al respecto.

Entiendo eso lógicamente, pero por alguna razón no está de acuerdo con mi
corazón.

Es una sensación oscura como en el momento en que jugué mi amado RPG y


no terminé completamente la trama hasta entonces, a pesar de que derroté al
rey demonio. En ese momento todos los misterios se aclararon una vez que
apareció el gran rey demonio que manipuló al derrotado rey demonio, pero me
pregunto si esta vez también será así, él trata de anticiparse.

Si los soldados humanos no son el verdadero enemigo, ¿es el ejército al que


pertenecen los soldados? Se preguntó.

Sin embargo, siento que es algo diferente.

Se preguntó si el enemigo es el país al que pertenece el ejército, si no es el


propio ejército, pero tiene la corazonada de que también es diferente.

Se preguntaba si es la Santa Fe, si no es el país, pero eso tampoco parece


encajar con él.

En ese caso, ¿son los propios humanos? Pero siente que es otra cosa después
de todo.

¿Quién diablos es el enemigo entonces?

Hasta ahora es algo ambiguo con un color y una forma desconocidos, pero
todavía brotaba dentro de Souma.
◆◇◆◇◆

Un fenómeno inusual ocurrió en una pequeña cueva ubicada en el borde de


Hognareah Hill.

Esa cueva es la guarida de los malvados seguidores que una vez secuestraron a
mujeres y niños de las aldeas colonizadoras en las cercanías y los sacrificaron a
algo malvado.

Sin embargo, los malvados adherentes, que estaban allí, habían sido
asesinados por los soldados de Holmea sin que quedara ni uno solo con vida.
Sus cadáveres fueron dejados allí como están. Hoy en día esos cadáveres eran
devorados como alimento precioso de los animales que pasaban el invierno. No
quedaba nada de ellos aparte de pequeñas cantidades de carne, huesos y pelos
en descomposición.

Y, en el lugar que era el altar, la estatua de la diosa malvada, que reunía la fe de


los malvados seguidores sobre sí misma, fue hecha pedazos y descuidada
después de convertirse en una pila de escombros.

Mientras levantaba sonidos de chillidos silenciosos, un ratón se levantó de entre


esa pila de escombros.

El ratón olfateaba sin descanso su entorno. El ratón, que se sintió aliviado


porque no había enemigos alrededor, saltó de la pila de escombros y corrió
hacia el cadáver de un malvado adherente con rápidos movimientos. Comenzó a
raspar la carne en descomposición aferrada a un hueso con sus dientes
frontales.

El ratón raspaba la carroña mientras hacía sonidos crujientes, pero de repente


se detiene por completo para moverse. Y, tan pronto como sus bigotes
empezaron a temblar un poco, salió corriendo de la cueva mientras hacía
pequeños chillidos.

La cueva que había perdido a su pequeño propietario se llenó de silencio en un


grado asfixiante.
Como si se negara ese silencio, una risa débil puede ser escuchada desde algún
lugar.

Es una risa que se puede llamar similar al gemido de una vieja bestia y a la risa
inocente de una joven.

De repente, los cadáveres de los malvados adherentes que se encontraban


dispersos en el interior de la cueva comenzaron a moverse arrastrando sus
cuerpos inertes por el suelo como si fueran atrapados por manos invisibles.

Si uno mira hacia abajo desde arriba, se reúnen centrándose alrededor de un


cierto punto, igual que la arena de hierro que se atrae hacia un imán.

En el centro de ellos está la estatua de la diosa destrozada.

Los cadáveres de los malvados adherentes reunidos cubren la pila de


escombros que solía ser la estatua de la diosa y crean una colina de cadáveres.

Y entonces un solo brazo blanco sobresalió de entre esa colina de cadáveres


con un sonido húmedo. Ese brazo delgado, puramente blanco, que no tiene ni
una sola mancha, atrapa el aire y arrastra su propio cuerpo desde el interior de
la colina del cadáver.

Lo que apareció entonces fue una niña que estaba vestida con una ropa sencilla,
blanca como la nieve, que no estaba manchada por ningún tipo de suciedad.

[¡Ah, mí amado Souma! ¡Mi inteligente Souma! Finalmente te diste cuenta, ¿no?]

La niña irrumpió en una carcajada mientras miraba en una dirección en la que


estaba la pared de la cueva.

[¡Mi insensato Souma! Estás tratando de alcanzarlo sin saber nada, ¿no es así?]

Si fuera posible mirar hacia abajo en este mundo, uno probablemente notaría la
ubicación de la fortaleza construida en las Llanuras Solbiant mucho antes de fijar
los ojos en esa chica.
[¡Esas son las chispas de la muerte que traerás! ¡No serán sólo los zoans, sino
también los dinosaurios, los marmens, los enanos, los elfos, las arpías e incluso
los humanos! ¡Es una pequeña chispa que se convertirá en una llama que
devorará las almas y los cuerpos de todos! Ese fuego no se limitará a quemar a
la gente de todo el continente hasta los cimientos. ¡Se convertirá en una
conflagración que destruirá el mundo y que se extenderá hasta muy lejos en el
futuro!

¡Esa es la semilla de la destrucción que esparcirás! Es una pequeña semilla que


brotará cambiando todo, aldeas, ciudades y países, en ruinas y se alimentará de
ellas. Ese brote se convertirá en un gran árbol en poco tiempo y cubrirá todo el
continente]

La sonora risa de la niña resuena torpemente en la cueva.

[¡Oh, Souma! ¡Eres mi primer y único hijo divino! ¡Mi amado, amado Souma!]
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
35
Vendedor ambulante

Hopkins es un vendedor ambulante.

Es un vendedor ambulante que comenzó con un pequeño niryu y un carro


cubierto usando los fondos que acumuló durante los 10 años que trabajó como
aprendiz en una casa mercantil de la ciudad. Hopkins comenzó llevando la
mercancía que adquiría en la cuidad a las granjas de las aldeas e
intercambiándola por productos agrícolas, como el trigo.

Se dirigió deliberadamente a aldeas agrícolas alejadas de la ciudad que no son


visitadas por los que tienen el mismo oficio que él. Acepta que sus ganancias
son bajas en comparación con el tiempo empleado. Sin embargo, gracias a este
método, Hopkins se encuentra ahora en un punto en el que experimenta
reacciones pasables en las aldeas que se han hecho amigas suyas en una
medida razonable.

Rebosante de confianza en sí mismo, hizo la propuesta de su vida a una mujer


que conoció durante su estancia en la casa mercantil. Su querida familia se está
quedando con él en la parte de atrás de su carreta cubierta. Además, hace tres
años, su importante familia aumentó en uno más, a saber, un hijo.

Se podría decir que es una vida exitosa pero modesta.

Cuando Hopkins visitó una ciudad en el estado de Holmea, el tema candente de


los chismes era que el ejército que se había ido a exterminar a los zoan que
vivían en el norte de las Llanuras Solbiant sufrió un gran número de víctimas a
causa de un incendio que causaron en el pueblo de los zoan por error.

Hopkins creía que era una oportunidad de negocio.


Debido a que las Llanuras Solbiant antes pertenecían al zoan, la práctica común
es formar grandes caravanas con otros vendedores ambulantes o acompañar a
los militares para comerciar con la fortaleza y los pueblos colonizadores que
salpican las llanuras.

Sin embargo, si se enlaza con una caravana, los beneficios se repartirán entre
todos los miembros. También está la dificultad de buscar vendedores
ambulantes que se acompañen a sí mismos. La próxima salida de los militares a
las Llanuras Solbiant también es una incógnita. Obviamente, también exigirían
un poco de propina si uno intenta viajar con ellos.

¿Por qué no voy yo solo y trato de vender algunos bienes a la fortaleza, si es


así? Se preguntó.

Claro, las Llanuras Solbiant solían ser territorio zoan, pero eso es una historia
del pasado.

Los zoan han sido reprimidos por el ejército y fueron expulsados a la zona
montañosa del lejano norte. Por lo tanto, creo que casi no hay posibilidad de que
me ataque un zoan. Si hubiera algo más de que preocuparse, serían bandidos,
pero probablemente no haya nadie tan estúpido como para estar activo en un
área donde el ejército y zoan merodean, juzgó.

Hopkins realmente quería retorcerle el cuello al Hopkins de hace unos días, justo
en este momento.

[Bueno, entonces, ¿qué vamos a hacer con este tipo, Garam?]

[Soma nos dijo que trajéramos a los soldados sin matarlos, si es posible. No
creo que tengamos otra opción aparte de llevarlo con nosotros]

Un zoan de pelo rojo y otro de pelo negro están hablando delante de Hopkins.
Con ambos con cuerpos musculosos, parecen ser totalmente capaces de
arrancarle la cabeza de los hombros con un solo giro.

Además, su carro cubierto estaba rodeado de zoan.

[Zurgu, por favor, que alguien corra a la fortaleza para informarles de esto.]
[Sí. Lo tengo.]

Una vez que el zoan de pelo rojo fue a ver a sus otros camaradas, el zoan de
pelo negro se acercó al banco del cochero con Hopkins en él.

[Y entonces, lo siento, pero ¿puedes venir con nosotros?]

Hopkins no tuvo otra opción que asentir desesperadamente con la cabeza


mientras protegía a su esposa e hijo en su espalda.

◆◇◆◇◆

Después de ser llevado a la fortaleza con su carro rodeado de zoan, Hopkins


dudó de sus propios ojos.

Las inmediaciones de la fortaleza están repletas de innumerables tiendas de


campaña de los zoan. Y no sólo eso, sino que los zoan entran y salen con
audacia por la puerta de la fortaleza, ampliamente abierta. Olvídate de que el
pueblo zoan sea reducido a cenizas, por el contrario, parece que la fortaleza
estaba bajo el control total del zoan.

Una vez que el vagón cubierto atraviesa la puerta de entrada a la plaza de la


fortaleza, se hizo visible un asombroso número de seres humanos. Al igual que
en los rumores, muchos de ellos aparentemente tienen quemaduras y heridas.

[Está bien, espera aquí. – Chicos, descargad el equipaje del vagón.]

La segunda mitad de las palabras del zoan de pelo negro estaba dirigida hacia el
zoan de las inmediaciones. Desmontaron los medicamentos que estaban
cargados en el vagón y los llevaron al suelo de la plaza uno tras otro. Hopkins
tenía miedo de que pudieran herir a su esposa e hijo en cualquier momento,
pero el zoan no intentó tocarlos en absoluto.
Poco tiempo después, un niño humano apareció dentro de un edificio mientras
traía a una chica zoan.

[¿Me dijeron que vino un vendedor ambulante?]

Se preguntó si el niño había sido capturado por el zoan de la misma manera


lamentable que él, pero ¿no está llamando al zoan de pelo negro de una manera
demasiado amistosa? Estoy seguro de que el humor de Zoan es bastante malo
por eso. Estaba nervioso sobre si el zoan se desquitaría o no con él, pero el
zoan respondió sin prestarle un poco de atención.

[La carga de la carreta son cosas como ungüentos y vendas. Supongo que tenía
la intención de vender esto a esta fortaleza para empezar]

[Es una gran ayuda. Como lo compraremos todo, ¿cuánto quieres por él?]

[¡Qué cosas dices! No tienes que pagar. ¡Por lo tanto, sólo la vida de mi familia!
…] (Hopkins)

[Eso significa…]

[Realmente no tienes que pagar nada de dinero, así que, ¿no puedes hacer
nada para salvar a mi familia?] (Hopkins)

[… Qué problemático. Shyemul, lo siento, pero ¿puedes ir a llamar a


Marchronis?]

Escuchando las palabras del niño, la chica a su lado entró en el edificio y


regresó al poco tiempo, trayendo consigo a un hombre de mediana edad que
tenía varios cortes de espada grabados en su cara.

[¿Qué clase de negocios tienes conmigo?]

[Siento haberte llamado expresamente aquí, Marchronis. Un comerciante vino a


vender medicinas, pero como no sé el precio de mercado, me gustaría que me
ayudaras]
El hombre llamado Marchronis comprueba los números y tipos de mercancías
alineadas en el suelo.

[Veinte frascos de ungüentos, doscientos rollos de vendas, diez frascos de


bálsamos y cincuenta envoltorios con laxantes… Hmm, incluyendo un bono por
desafiar el peligro de venir a vender estos aquí, serán alrededor de treinta y siete
monedas de plata, creo.] (Marchronis)

Era más o menos la misma cantidad de dinero por la que Hopkins habría
intentado venderlo.

[¿Estará bien con esa cantidad de dinero?]

Aunque no estuviera bien, Hopkins no tenía otra opción que estar de acuerdo
con el chico.

Debido a que sigue asintiendo con la cabeza en serio, el niño interpreta que se
ha ganado el reconocimiento de Hopkins. Le ordena al zoan que lleve los
suministros médicos dentro del edificio.

[Por cierto, viniste aquí desde la ciudad, ¿verdad?]

[Sí. ¡Es como usted dice!] (Hopkins)

[En ese caso te pagaré el doble, pero tengo algo que me gustaría pedirte…]

La dulce sonrisa del niño le recordó a Hopkins la cara de un terrible villano.

◆◇◆◇◆

Varios días después, el vagón cubierto de Hopkins viajó hacia el sur a través de
las llanuras.
En lugar de su familia, dos extraños invitados habían abordado el área de carga
del vagón que se había vaciado después de descargar la mercancía en la
fortaleza.

[Sí, de hecho, no puedo acostumbrarme a que me guste este carro después de


todo, supongo.]

[Aguántalo. Esta vez nuestro objetivo es entrar en la ciudad]

[Ah, no, mientras esté contigo, Soma, no me quejaré. ¡Naturalmente!]

Los que charlan tranquilamente en el área de carga son el misterioso chico


humano llamado Soma y la chica zoan que puede ser considerada una belleza
incluso desde el punto de vista de Hopkin, con miembros equilibrados y un
pelaje precioso.

La condición que el niño propuso a cambio de comprar la mercancía por el doble


de su precio fue llevar al niño a la ciudad. Por supuesto, el niño también puso la
condición de que la esposa y el hijo de Hopkin sean bien atendidos en la
fortaleza.

Al principio el niño tenía la intención de ir solo, pero la muchacha zoan sugirió


resueltamente que lo acompañara, lo que causó una disputa. El zoan negro
intentó frenéticamente disuadirla, pero la muchacha zoan se negó
obstinadamente a obedecer, lo que dio lugar a que ella la acompañara mientras
era tratada como la esclava del muchacho.

Cuando la muchacha zoan declaró que fingiría ser una esclava, los zoan de los
alrededores parecían tan sorprendidos que estaban a punto de desmayarse, e
incluso parecía que había algunos que le rogaban con lágrimas que se
abstuviera. A juzgar por ese hecho, probablemente es la persona más
importante del mundo zoan.

Sin embargo, lo que más me preocupa es que la muchacha zoan cuida


diligentemente del niño humano.

Después de ver las interacciones de estos dos en estos últimos días, me


sorprende la devoción de la muchacha zoan por el chico.
Por la mañana se despierta más temprano que el niño, prepara su ropa y
comida, y luego espera pacientemente a que se levante. A la hora de acostarse
evita acostarse antes de que el niño se duerma si es posible. Además, si los
hombros del niño tiemblan ligeramente debido al viento del norte, ella coloca
suavemente paños de lana sobre sus hombros. Si el niño toma una siesta dentro
del vagón cubierto, ella pone su cabeza sobre sus rodillas.

Es como si fuera una doncella humana experimentando su primer amor.

Para que haya un humano al que un zoan ofrezca tanta dedicación mientras los
humanos y el zoan se odian; si hubiera escuchado esta historia de alguien más,
probablemente Hopkins se habría reído de ella.

La otra cosa que Hopkins considera extraña es el hecho de que el niño no sabe
tantas cosas.

[¿Esta moneda es un dinas? ¿Es lo que dices?]

El muchacho le preguntó a Hopkins mientras sostenía una moneda de bronce


que tomó de los fondos de guerra de la fortaleza.

[Correcto. Es una moneda de bronce y también un dinas] (Hopkins)

[¿Esta es una moneda de oro?]

Luego señaló una moneda que brillaba con su color dorado oscuro.

[No, esa es una moneda de latón.]

Es una moneda hecha de latón que es una aleación de cobre y zinc.

Utiliza el mismo material que la moneda de cinco yenes en Japón.

[¿Qué clase de monedas circulan en este mundo?]

Sintiendo dudas mientras piensa que este niño usa expresiones extrañas
como este mundo contestó Hopkins,
[Las que circulan en el estado de Holmea son monedas de hierro, bronce, latón,
plata y oro. Incluso en otros países, es casi lo mismo] (Hopkins)

[¿Cuánto valor tiene cada uno de ellos?]

[Una moneda de hierro es la vigésima parte de una moneda de bronce. Cuatro


monedas de bronce se convierten en una moneda de latón. Veinticinco monedas
de latón son una moneda de plata. Cincuenta monedas de plata pueden ser
cambiadas por una de oro]

[Con una moneda de oro siendo 5000 monedas de bronce, ¿también son 5000
dinas?]

Sorprendente. Inmediatamente adivinó el valor de la moneda correctamente.

Estoy bastante seguro de que los capaces de calcular en esta época son
personas que tienen un trabajo relacionado con el conteo de dinero, como
comerciantes y funcionarios del gobierno, o seres humanos nacidos en familias
nobles y caballerescas prósperas.

Sin embargo, por lo que Hopkins puede evaluar, ninguno de los dos se aplicó a
Souma. Considerando a los comerciantes y a los funcionarios del gobierno, hay
demasiadas cosas que él no sabe. Un humano nacido en una familia próspera
no debería estar tan cerca de Zoan.

[Bueno, así es, pero normalmente una moneda de latón se llama demeranis, una
moneda de plata se llama agnis y una de oro se llama gulkonis] (Hopkins)

[¡Vaya! ¿Son los nombres diferentes para cada moneda? Eso es algo
problemático]

Yo soy el que quiere estar bastante sorprendido por esto…, replicó Hopkins en
su mente.

No puede evitar sentir curiosidad por saber qué es lo sorprendente de este


conocimiento tan común.

[Una dinas, ¿cuánto valor tiene eso?]


[Veamos. Si uno va a un bar en la ciudad, la mayoría de los frascos de alcohol
cuestan alrededor de una dinas. Y…] (Hopkins)

Hopkins extendió la mano desde el asiento del cochero, abrió una caja de
comida y sacó un pan redondo de adentro.

[Este pan cuesta dos dinas.] (Hopkins)

[Un pan cuesta dos dinas; ¿Eso siempre es asi verdad?]

[Sí. Si no, todos tendríamos problemas, ¿verdad?] (Hopkins)

En esta época el alimento básico es el pan, y es algo indispensable para la vida.


La mayoría de los líderes de los países regulaban estrictamente el precio de
este pan. Si el precio del pan subiera repentinamente, muchas personas no
podrían comprar pan y morirían de hambre. Si la población hambrienta
comenzara a saquear y a rebelarse en su deseo de pan, eso causaría daño a un
país.

Pero también ocurre que el trigo se mezcla con cebada y cosas similares o que
el peso del trigo usado se reduce en los años en que la cosecha es escasa, pero
si los autores van demasiado lejos con eso, también se les castiga.

Además, el precio fijo del pan también sirvió para estabilizar el valor de la
moneda.

La moneda también se convierte en un intermediario para el trueque.


Supongamos que hay dos humanos: A que quiere vender pescado y B que
quiere vender carne. En caso de que “A” quiera carne y “B” pescado, será
factible que ambos intercambien por la mercancía. Sin embargo, en caso de que
una o ambas partes no quieran la comida que posee la otra parte, no podrán
hacer trueque. Con esto, las transacciones comerciales se estancarían por todas
partes.

Pero, si existe una moneda en ese momento, A y B podrán cambiar los bienes
que ambos poseen por moneda temporalmente. Si alguno de los dos desea algo
que la otra parte posee, estará bien cambiar el dinero por pescado o carne. Si la
otra parte no tiene lo que la parte interesada quiere, la parte interesada puede
simplemente mantener el dinero a mano y comprar lo que quiere de otra
persona. Al hacerlo de esta manera, se hace posible comerciar de manera
mucho más fluida que mediante el trueque.

Sin embargo, para ello la moneda tiene que ser algo que tenga su valor
reconocido tanto por A como por B.

En consecuencia, cuando los líderes del país deciden que un pan vale dos
dinas, el valor del dinero está garantizado. También significa que es fácil de
entender y usar para la población, ya que el precio del pan está directamente
relacionado con sus vidas.

[¿Por qué este pan ha sido horneado con líneas divisorias en su superficie?]

[Eso es porque es fácil dividirlo a la hora de comer por la mañana, al mediodía y


por la noche, si lo separas así.] (Hopkins)

[Este trozo de pan es la parte de un día. Además, hay tres comidas al día en
este mundo también.]

En la era moderna se ha vuelto normal tener tres comidas al día, pero no es


inusual que también haya dos comidas al día dependiendo del lugar y la época.
La antigua Roma en Europa tenía tres comidas al día, pero después de ellas se
convirtió en dos comidas al día hasta los tiempos medievales. Además, incluso
en Japón eran dos comidas al día hasta cerca de la mitad del período Edo. (T/N:
1603-1868 EC)

[Se origina en el hecho de que los Siete celebraron tres banquetes al día para
bendecir al sol, que es el comienzo de este mundo]

Siendo capaz de explicárselo al chico, la muchacha zoan habla de una manera


que podría llamarse tremendamente feliz.

[Por la mañana cuando el sol revive, al mediodía cuando su vida es la más


enérgica y por la tarde cuando el sol muere; rezando por el renacimiento del sol
mañana, también tomamos nuestras comidas junto con una bendición hacia el
sol]

[Ya veo.]
Si lo consideras inteligente en un grado sorprendente, es casi correcto. Pero él
no sabe cosas de las que incluso los niños más pequeños son conscientes.

Es un chico realmente extraño.

[Es un pan bastante duro, ¿no?]

[¿En serio? Creo que así es como es el pan] (Hopkins)

La chica zoan inclinó su cabeza hacia un lado debido al niño que golpea la
superficie del pan con el dorso de un dedo.

El niño, que comió las albóndigas y la carne preparada por la niña zoan durante
el viaje de estos últimos días, miró como si estuviera muy interesado en el pan.

La razón por la que el niño no tuvo la oportunidad de comer el pan durante el


viaje hasta ahora es porque cuando Hopkins trató de preparar comida para los
dos el primer día de su viaje, la niña zoan lo rechazó tercamente mientras
declaraba que ellos mismos prepararían sus propias raciónes

[Los dos, la ciudad ha llegado a la vista] (Hopkins)

Una vez que les informó a los dos de atrás que el contorno de la ciudad se había
hecho visible a lo lejos a lo largo de la carretera, el niño se inclinó hacia adelante
y miró desde el banco del cochero mientras se sentaba dentro del vagón
cubierto, con una expresión brillante.

[Santo cielo…. así que esa es la ciudad]

[Sí. Allí se puede ver la ciudad de Bolnis, que es la ciudad más occidental del
Estado de Holmea.] (Hopkins)
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
36
Ciudad

Bolnis es la ciudad más occidental de Holmea.

Originalmente, para que Holmea ejerciera su autoridad sobre las Llanuras


Solbiant del norte, comenzó con la construcción de una fortaleza cerca de un río.
Los granjeros que temían a los zoans y a los comerciantes, así como a los
artesanos, que hacían negocios con esos granjeros, se reunían naturalmente en
esa fortaleza. En poco tiempo se convirtió en una ciudad.

En caso de un ataque por parte del zoan debido a la gran afluencia de gente, se
construyó una sólida muralla de ladrillo con una altura de cinco fundidos (un
fundido es aproximadamente un metro) y un grosor de tres fundidos alrededor
de la ciudad. Con la finalización de la muralla, la construcción que antes era la
fortaleza se convirtió de una instalación militar en una instalación administrativa,
e incluso ahora sirve como centro de la ciudad.

La ciudad cambió completamente con el tiempo, y ahora no sólo comercia con


los productos agrícolas traídos de las Llanuras Solbiant del norte, sino que
también se convirtió en una próspera ciudad comercial. Las caravanas que se
dirigían desde el Estado del Océano de Jeboa, que está aún más al oeste de
esta ciudad, hacia la capital del Estado de Holmea, a menudo se detenían en
esta ciudad para descansar un rato.

Es un poco más tarde del mediodía cuando el carro cubierto de Hopkins llegó a
la puerta de Bolnis con Souma a bordo.

[Está bien, ¡el próximo vagón!]

Siendo llamado por los centinelas de la puerta que están examinando a los
humanos que visitan la ciudad, Hopkins lentamente avanzó con su carreta.
[¿De dónde y por qué motivo vino a esta ciudad?]

[Sí, me llamo Hopkins, un vendedor ambulante de Jeboa, que terminó de


comerciar con un pueblo en los alrededores] (Hopkins)

Declarando eso, Hopkins señaló la bandera del gremio de comerciantes que


colgaba del vagón cubierto.

El gremio de comerciantes es una organización que permite que los


comerciantes se reúnan en un grupo para obtener varios beneficios, incluida la
protección.

Uno tiene que pagar una cantidad fija de dinero cada año como cuotas del
gremio, pero si uno ondea la bandera del gremio de comerciantes, puede recibir
varias acomodaciones. Además, el gremio de comerciantes nunca perdonará a
un bandido que atacó a un comerciante de su propiedad. Era bien sabido que
serían perseguidos sin descanso, con una gran recompensa sobre su cabeza.
Es por ello que uno de los beneficios del gremio de comerciantes puede ser
considerado como una protección contra los bandidos.

[Ciertamente, es la bandera del gremio de comerciantes, supongo. Entonces


inspeccionaremos la carga]

[Por supuesto, adelante. Aunque lo llamaste carga, está completamente vacío,


ya que vendí todos los artículos a la venta como resultado de la protección
divina de Dios] (Hopkins)

El jefe de pelotón, acompañado por un subordinado que tenía su lanza


preparada, aparta la tapa de la retaguardia del vagón y comprueba su interior.

[¡Whoa! ¿No es eso un zoan?]

La tensión se extiende entre sus subordinados debido a la protesta del líder del
escuadrón tras descubrir a Shyemul.

[¡Por favor, espera! ¡Ese es el esclavo de mi sobrino!] (Hopkins)

[¿Sobrino, dices?]
Cuando el líder del escuadrón volvió a mirar dentro del vagón cubierto, encontró
a Souma sentado junto a Shyemul. En sus manos, Souma agarra una cadena
conectada a un collar que fue puesto alrededor del cuello de Shyemuls.

[Es el hijo de mi hermana menor que se casó en un lejano país del este, pero
como quería estudiar el trabajo de vendedor ambulante aquí, me acompañó en
mi trabajo así.] (Hopkins)

El líder del escuadrón revisa a Souma de nuevo. Ciertamente es un color de


pelo que nunca había visto antes. Incluso con su cara lisa y con muy poca
aspereza, parece que no hay duda de que no es un humano de por aquí.

[Sin embargo, recientemente los movimientos del zoan por aquí han sido
bastante animados. Aunque es una esclava, no hay forma de que yo le permita
entrar en la ciudad]

[Capitán, señor, ¿no puede hacer nada al respecto? ¡Es la mascota favorita de
mi sobrino! La trajo desde ese lejano país del este] (Hopkins)

Diciendo eso, Hopkins lo sobornó deslizando varias monedas de bronce en su


mano. Porque se dudará aún más de ellos si soborna demasiado, es una
cantidad de dinero que permite a los centinelas presentes en este lugar beber
una taza de alcohol cada uno después de salir del trabajo.

[Bueno, en ese caso no se puede evitar. Pero, no causes ningún problema.


¡Pueden entrar!]

Cuando el capitán levanta la voz y tolera su apariencia desmoronada por el peso


de las monedas de bronce en la mano, los soldados que bloquearon la parte
delantera del vagón cubierto despejan el camino.

[Uf. Eso fue aterrador…] (Hopkins)

Hopkins se aseguró de estar bastante alejado de la puerta antes de secarse el


sudor frío que le producía ese intercambio.

[Gracias por su ayuda.] (Souma)


Souma inclina la cabeza disculpándose. Luego se vuelve hacia Shyemul, que
está a su lado, y pregunta,

[Shyemul, el collar no te hace daño, ¿verdad?] (Souma)

[No, no hay problema.] (Shyemul)

Aunque ella dice eso, Shyemul parece sentirse incómoda debido a su constante
juego con el cuello.

Por mucho que sea para infiltrarse en la ciudad, ponerle un collar a Shyemul y
tener que agarrar su cadena fue algo desgarrador para Souma.

[Más que eso, la ciudad es un lugar apestoso…] (Shyemul)

Souma también tenía la misma opinión.

Después de entrar en la ciudad, apesta con un hedor que es bastante difícil de


describir. El olor de la basura, el hedor de la descomposición y un olor
misteriosamente irritante mezclado entre sí en completa armonía y convertido en
un intenso hedor.

Una vez que miró a través de un hueco en la tapa del vagón, vio que la suciedad
y los cadáveres de animales, el origen del hedor, habían sido dejados a los
lados del camino. Además, los huérfanos que se habían vuelto de color negro
oscuro debido al barro y la suciedad están sentados indiferentes en su interior.

Probablemente sea inevitable, ya que todavía es una época en la que apenas


existe un concepto de higiene en las ciudades, pero aún así es un medio
ambiente tosco.

El olfato de los zoan es mucho más agudo que el de los humanos….esto debe
ser muy duro para Shyemul.

[El hedor es extremo, pero el polvo también es terrible.] (Souma)

Ni siquiera el camino tiene un pavimento de piedra, sino que simplemente es


una huella. Una vez que comienza la estación seca y apenas llueve, las nubes
de polvo se levantan y tiñen la ciudad de un tenue color amarillo. Junto con las
casas de ladrillos secados al sol situadas a ambos lados de la carretera, la vista
es similar a la de una ciudad desierta que se puede encontrar en Oriente
Próximo y Oriente Medio.

A medida que el vagón cubierto con Souma avanza lentamente a lo largo de la


calle principal que conecta las puertas este y oeste, pueden observar una
cantidad razonablemente alta de tráfico peatonal.

Al hacer eso, vio que los atuendos de los ciudadanos eran bastante parecidos a
los suyos.

Si son los hombres, llevan túnicas, similares a las de una prenda con dobladillos
que llegan hasta arriba de las rodillas, que se atan con correas de cuero
alrededor de la cintura. Debajo llevan pantalones. Si son las mujeres, es una
pieza larga con sus dobladillos hasta la pantorrilla. Aunque Souma no lo ha visto,
sólo los hombres llevan pantalones, mientras que las mujeres no llevan nada
debajo.

[¿Cuántos humanos viven aquí?] (Souma)

[No te sorprendas. Esta ciudad tiene más de diez mil personas en ella! Bastante
increíble, ¿eh?] (Hopkins)

Hopkins alardeó, pero Souma no hizo nada más que devolver una sonrisa con
sentimientos encontrados.

Si se habla de una población de diez mil personas en el Japón moderno, es sólo


a escala de un pueblo o una ciudad. Sin embargo, esta es una ciudad bastante
grande para este mundo.

Viendo que va a atacar esta ciudad, Souma estaba ansioso por no ver a muchos
soldados en la ciudad, lo cual es algo que tiene que comprobar…

[Veo menos soldados de los que esperaba.] (Souma)

[Eso es natural. La mayoría de los soldados están apostados en la muralla de la


ciudad o en las puertas] (Hopkins)
[¿Cuántos soldados hay?] (Souma)

[Veamos. ¿Creo que alrededor de cuatrocientos o quinientos?] (Hopkins)

[Eso es inesperadamente pequeño.] (Souma)

[¿En serio? Creo que así es como suele ser] (Hopkins)

Los soldados no producen nada.

Como ellos mismos no cultivan ni un solo grano de trigo, tienen que ser
apoyados por otras personas para mantener un ejército en pie. Naturalmente, si
la proporción de soldados en la población es alta, esa carga aumentará de
acuerdo con ello.

Además, los que se convierten en soldados son hombres jóvenes y sanos. Es la


gente que normalmente haría la mayor parte del trabajo en producción y
logística. Aumentar el número de soldados no sólo aumenta la carga del
suministro de alimentos, sino que también elimina a las personas que podrían
ayudar a resolver estos problemas.

Por lo tanto, el número de soldados que sirven en un ejército permanente en


este mundo es de alrededor del dos a cuatro por ciento de la población. El
número de soldados en esta ciudad no es bajo.

[¿Qué hará ahora, Sr. Hopkins?] (Souma)

[Desde que llegué a esta ciudad, quiero ir a tomar un trago en un bar y luego ir a
saludar al gremio, creo.] (Hopkins)

Oyendo la palabra bar, la curiosidad de Souma despierta.

Según lo que Souma sabe de juegos y novelas fantásticas, los bares en una
ciudad funcionan como lugares para el intercambio de información. Se imagina a
los comerciantes con sueños de hacerse rico rápidamente intercambiando
noticias y a los aventureros notables hablando de sus viajes en un bar lleno de
olor a alcohol y tabaco.
[¿Está bien que te acompañe a un bar?] (Souma)

[No es necesario si planean hacer guardia para que no los traicione. Incluso si
me veo tan mal, sigo siendo un mercader. Acepté tu dinero, cumpliré
adecuadamente con mi deber. Además, ustedes tienen a mi esposa y a mi hijo]
(Hopkins)

[No, me interesan los bares de aquí.] (Souma)

[En ese caso, no me importa, pero no puede llevar a la señorita con usted.]
(Hopkins)

Souma apresuradamente calmó a Shyemul, quien se sintió abiertamente


disgustada por las palabras de Hopkins.

[Shyemul, ¿podrías vigilar estos fondos de guerra? Si se los roban, sería un gran
desastre] (Souma)

público aparentemente inexistente, el hecho de que todo el mundo se haya ido


mientras los fondos de guerra que se sacaban de la fortaleza estaban colocados
en la carreta sería como colgar un letrero de “¡Por favor, róbame!

Hasta Shyemul entiende que tiene que hacerlo.

Sin embargo, Shyemul no puede dejar de ser reacia a separarse de Souma ni


siquiera por un momento dentro de una ciudad en la que no sabe cuándo
podrían rodearse de soldados humanos después de que sus verdaderas
identidades hayan sido descubiertas, por lo que expresó una sola queja.

[Soma, ¿no te has vuelto muy hábil para manipularme?] (Shyemul)

Souma instintivamente hizo que su mirada se alejase.

◆◇◆◇◆
Souma entró en un bar con el pecho hinchado, pero el lugar era
considerablemente diferente de lo que esperaba.

Ve a la gente bebiendo alcohol juntos y comiendo desordenadamente en mesas


toscas alineadas en una formación densamente llena, pero estas personas eran
exactamente iguales a las que él vio afuera. Para su decepción, los magos
sombreados que sostienen varitas mágicas y los guerreros musculosos que
llevan armas y armaduras no se encuentran en ninguna parte.

Una vez que Hopkins encuentra una mesa abierta, Souma y él se sientan en las
sillas.

[¡Hey! ¡Por aquí!] (Hopkins)

Para no perderse en el ajetreo del bar, Hopkins llama a una camarera con voz
fuerte. Cuando una camarera con una actitud arrogante aparece sin siquiera un
breve saludo de “B ienvenido” Hopkins le entrega primero una moneda de
bronce.

[Nos gustaría comer y beber algo] (Hopkins)

[Algo para beber será un dinas. Si es comida, costará dos céntimos]

Debido a ello, Hopkins colocó otras tres monedas de bronce sobre la mesa.

Souma examina el interior del bar preguntándose sobre un menú, pero parece
que no existe. Por el momento, Souma ordenó lo mismo y también entregó tres
monedas de bronce.

Sin embargo, mientras mira hacia abajo a Souma, la camarera no muestra


ninguna intención de irse.

Debido a eso, recordó que Hopkins le había dado una moneda de bronce para
empezar. Souma escuchó en un programa de televisión que los japoneses, que
no tienen la costumbre de dar propinas ni siquiera en la era moderna, están
desconcertados en las tiendas de otros países. Entregó una moneda de bronce
más a toda prisa. Después de eso, la camarera lo recogió y se dirigió a la cocina
sin decir una palabra.

Souma, un japonés de la era moderna, no está familiarizado con él, pero en este
mundo es indispensable dar una propina a la hora de ir de compras.

En realidad, las camareras como ella no reciben ningún salario de la tienda. Las
propinas que reciben de los huéspedes se convierten en sus ingresos. Eso
significa que la tienda ofrece a las camareras un lugar para obtener propinas y
recibe su ayuda a cambio.

[¿No hay aventureros o algo así en este lugar?] (Souma)

Durante el tiempo que faltaba para que se sirvieran los platos, Souma intentó
preguntarle a Hopkins si no había nadie que pareciera ser un aventurero.

[¿Aventureros?] (Hopkins)

[Gente que busca tesoros zambulléndose en cuevas, aceptando peticiones y


subyugando monstruos por dinero] (Souma)

[Estás diciendo cosas graciosas, ¿no? ¿Son jornaleros? ¿O buscadores?]


(Hopkins)

Souma sintió que su expectativa se desvanecía debido a la respuesta de


Hopkins.

Aunque es un mundo de fantasía largamente esperado, los aventureros como


los de los juegos y las novelas no parecen existir en este mundo.

[Si se trata de peticiones de trabajo de jornaleros, puedes poner un anuncio


como ese si lo pides y pagas al dueño del bar] (Hopkins)

Una vez que Souma miró en la dirección indicada por Hopkins, vio una tabla de
madera que se apoyaba casualmente contra la pared hecha de ladrillos secados
al sol. En el tablero de madera se han colocado innumerables papeles que
podrían considerarse publicidad.
Las ilustraciones de “una persona balanceando un pico en las montañas” y “una
persona sosteniendo una caja de madera” han sido dibujadas en papeles.
Debajo de estas ilustraciones se dibujaron varias líneas verticales. Las
ilustraciones indican los detalles de la obra y las líneas verticales significan el
número de personas que están buscando, supongo.

[¿Es la tasa de alfabetización en este mundo muy baja por casualidad?]


(Souma)

[Tasa de alfabetización*? Se trata de si uno puede leer y escribir caracteres,


¿verdad? Bueno, si uno no es un erudito o un funcionario del gobierno, cosas
así no están sucediendo. Incluso yo sólo sé varias palabras sencillas para
usarlas en los negocios] Hopkins) (T/N: Escrito en katakana y no con kanji como
arriba)

Consideré que esto era una posibilidad porque había ilustraciones y no había
caracteres escritos en los anuncios, pero parece que la tasa de alfabetización de
este mundo es bastante baja.

En ese momento, la camarera anterior colocó ruidosamente tazas y tazones


sobre la mesa sin decir una palabra. Si fuera el Japón moderno, este tipo de
servicio causaría un escándalo, pero como Hopkins no muestra ni una pizca de
preocupación al respecto, supongo que esto es normal por aquí.

[Bueno, entonces, ¿vamos a comer?] (Hopkins)

Lo que estaba alineado frente a Souma era el ya mencionado pan redondo que
estaba dividido en un tercio, una pequeña taza que uno puede sostener en una
mano y un tazón de madera con sopa dentro.

Una vez que asomó el vaso, se llenó con un líquido de color marrón oscuro que
tenía cosas similares a escoria y espuma flotando en la superficie.

Dentro del tazón hay una sopa de pollo. Pedazos de vegetales y pescado que
fueron hervidos al grado de casi desmenuzarse están flotando dentro de la sopa
que tenía un color similar al del agua fangosa.

[… ¿Esto es?] (Souma)


[Cerveza y sopa con pan] (Hopkins)

Hablando de cerveza, es una bebida alcohólica muy conocida en trabajos de


fantasía. Es un tipo de cerveza que utiliza malta de cebada y fue fermentada por
levadura. Si se habla de la cerveza en el Japón moderno, se trata de la cerveza
Lager, pero si se habla de la cerveza antes de que Lager se hiciera popular, se
estaría hablando de la cerveza, ya que es la bebida alcohólica típica.

[¿Cómo se come…] (Souma)

Ya reflexionó sobre ello en la carreta, pero el pan de este mundo es demasiado


duro. Su superficie es dura como una galleta de arroz y su interior se esta
desmoronando, ya que es sólo un montón de trigo que se puso en el fuego.

[La cerveza está bien si la bebes después de volar la espuma de la superficie


con tu aliento. Se come el pan ablandándolo sumergiéndolo en la sopa]
(Hopkins)

Haciendo lo que le dijo Hopkins, se deshace de la escoria que flota en la


superficie y prueba tímidamente la cerveza.

[…!](Souma)

Un sabor inigualable se extendió por la boca de Souma.

Era algo muy distinto a la cerveza que el padre de Souma le traía a escondidas
durante las celebraciones. Si tuviera que hacer una comparación, es una
cerveza tibia sin ácido carbónico que huele a medicina y tiene un sabor agrio y
picante.

Debido a que la técnica de filtrar las impurezas después de la elaboración de la


cerveza es todavía insuficiente, la cerveza de este mundo era algo con un sabor
acre que provenía de las impurezas y la acidez que se fermentaba aún más.

Y, el olor medicinal viene de hierbas que fueron puestas en aras de hacer que la
cerveza sea duradera, restringiendo la propagación de los microorganismos.
Como todavía no tienen la técnica de añadir ácido carbónico a la cerveza, la
sensación de que falta ácido carbónico sólo se alivia ligeramente con el ácido
carbónico creado por la fermentación. Además, dado que su estado de
conservación también es horrible, es aún menos después de que el ácido
carbónico termina desapareciendo en su mayor parte también.

Su anhelo de cerveza que los protagonistas bebían con sus camaradas en


muchas de las novelas fantásticas que había leído se desmoronó en Souma,
haciendo un sonido triste.

A pesar de ello, decidió desafiar al pan y a la sopa.

Sin embargo, intenta con todas sus fuerzas, no puede arrancar un trozo de pan
para sumergirlo en la sopa debido a lo inexplicablemente difícil que es. Cuando
miró a Hopkins, estaba empapando todo el pan en la sopa.

Imitándolo, Souma trató de mojar todo el pan dentro de la sopa, pero mirando a
los ojos blancos y nublados de los pequeños peces, a los que sólo les quedaba
la cabeza entera porque se habían convertido en simples huesos con el cuerpo
disuelto en el cuenco, terminó perdiendo la batalla mental.

[Uhh…. ¡No debo desanimarme en este momento!] (Souma)

Alentando un sentido inútil del deber, Souma, que se había vuelto obstinado,
mojó el pan en la sopa.

Hinchándose después de absorber la sopa, el pan se ablandó, pero esa escena


no es nada que estimule el apetito en absoluto.

Sin embargo, todavía se resuelve a sí mismo y lo prueba.

[… !?] (Souma)

La sopa estándar que se sirve en los bares de este mundo es definitivamente


una mezcolanza.

Cortando las verduras compradas en el mercado ese día en trozos, está apenas
cocida y sazonada con sal. No existe una receta establecida. Dado que la sopa
utiliza ingredientes que fueron comprados dependiendo del humor del cocinero
en ese día, su sabor también cambia de acuerdo a los días.

Además, no es como si estuvieran haciendo la sopa de nuevo cada vez. Si el


contenido del caldero disminuye, se añade agua e ingredientes para que puedan
usar el mismo lote de sopa durante más tiempo.

Tomando muchos meses y años, se ha reducido a un caldo de sopa que


consiste en varios ingredientes y por lo tanto tiene un sabor complejo, pero la
amargura y la astringencia de la escoria que apareció después de añadir más
ingredientes no le quedaba bien a la lengua de Souma, que estaba
acostumbrado a la delicada cocina del Japón moderno.

[Mi sueño de fantasía se ha hecho añicos…] (Souma)

Souma terminó bajando la cabeza frente a la cerveza y la sopa.

Desgraciadamente, en este mundo, una cocina magnífica significaba un jabalí


entero asado. Incluso en su mundo anterior algo así existía en las épocas en
que los humanos tenían que hacer todo lo posible para comer. Por lo tanto, no
se puede evitar.
Sin embargo, si me hubieran convocado de todos modos, habría deseado que
fuera un mundo en el que la cocina se desarrollara mejor, se lamentó Souma

con seriedad.

Anterior – Indice – Siguiente

Nota del Capítulo

La “Escoria” que hace mención la novela se refiere al sedimento que se deposita


en el alcohol tras la filtración de este, en algunas cervezas o vinos se suele dejar
un poco de esta “escoria” o mosto, en caso del vino, para mantener una leve
fermentación o acentuar el sabor.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
37
Honor

Souma de alguna manera se las arregló para tragarse los platos estremecedores
de este mundo de fantasía, y tuvo la sensación de querer alabarse a sí mismo
por mostrar la actitud de Japón de no ser derrochador, lo cual fue muy elogiado
en su mundo anterior.

Hopkins sonrió irónicamente mientras miraba a la figura en retirada de Souma,


que se dirigía hacia la carreta cubierta con una zancada ligeramente inestable, y
dijo,

[Bueno, entonces, voy a ir al gremio a continuación. Pero, ¿qué hay de


ustedes?]

No es muy deseable llevar a personas sin parentesco a un gremio con fuertes


sentimientos de camaradería, y eso no se limita sólo al gremio de comerciantes.
Sobre todo porque Souma y Shyemul son muy capaces de convertirse en
detonantes para provocar una catástrofe en la ciudad. Si se descubre que llevó a
esa gente al gremio, se perjudicaría enormemente la reputación del gremio.

Hopkins mismo podría explicarlo como algo inevitable debido a que su familia
fue tomada como rehén, pero como era de esperar, no hay forma de que
quisiera arrastrar incluso al gremio de comerciantes a esto.

Sintiendo tales sentimientos en el tono de Hopkins, Souma reflexiona un poco y


responde

[Queremos echar un vistazo a la ciudad un rato, ¿pero está bien?]

[Este vagón cubierto es un activo importante para mí, así que por favor, ten
cuidado de no romperlo.]
En realidad, me sentiría muy aliviado si esperaran en el carro, pero no se puede
evitar.

Si hacen algo como destrozar el carro cubierto, les cobraré tanto como pueda,
juró firmemente Hopkins.

Sin embargo, Souma propuso algo inesperado.

[Shyemul y yo queremos recorrer la ciudad a pie. ¿Pero eso no es bueno


después de todo?]

[¿De qué se trata eso? ¿Qué planeas hacer con este carro?]

[¿No le parecerá bien que lo conduzca hasta que llegue al gremio, Sr. Hopkins?]

De alguna manera su conversación no encaja.

Hopkins inserta una ruptura momentánea en sus palabras, calma sus


sentimientos y resuelve lo que quiere decir. Después de eso, como si estuviera
instruyendo a los niños que son lentos en la asimilación, dijo,

[Por favor, escúchame bien. Ese frasco que se ha colocado en el área de carga
del vagón]

Es el frasco con los fondos de guerra que trajeron de la fortaleza.

[Definitivamente no puedes llevar eso, es demasiado pesado. Incluso sin eso, es


algo que realmente no quieres que otras personas vean. Sería peligroso caminar
por la ciudad]

Como no sabía quién podría estar escuchando, Hopkins lo mantuvo vago


usando “ese frasco” mientras le explicaba a Souma que la ciudad es más
peligrosa de lo que parece.

Sin embargo, la respuesta de Souma a eso fue algo escandaloso.

[Sí. Por eso, ¿no podemos confiárselo a usted, Sr. Hopkins?]


Debido a esto Hopkins incluso se olvidó de su familia como rehén y terminó
diciendo francamente lo que pensaba.

[¿Eres un completo idiota?]

Nunca revisó correctamente el contenido, pero según una estimación ligera,


había mil agnis (1000 monedas de plata = 100.000 dinas) dentro de ese frasco.

Si es tanto, podría dejar de vender y abrir una tienda en la ciudad.


Probablemente podría incluso vivir en la capital durante un año, jugar y ser
atendido por un grupo de esclavos.

Algo como una esposa y un hijo siendo retenidos como rehenes no importa en
este momento. Hay un gran número de humanos que venderían a su esposa e
hijo alegremente si pudieran convertirlos en esta gran cantidad de dinero.

Confiar una cantidad tan grande de dinero a otra persona sería simplemente una
locura.

Es el colmo de la estupidez, una gran estupidez.

Sin embargo, sin tener la menor idea de enfadarse por el comentario abusivo de
Hopkins, Souma respondió con indiferencia,

[Pero, si quisieras, ya habrías revelado la información sobre nosotros a los


soldados hace mucho tiempo, ¿verdad? Incluso si tuviera que albergar tales
preocupaciones en este momento, no serviría de nada]

La mandíbula de Hopkins se cayó.

No tengo ninguna duda de que este muchacho vivía en un lugar lleno de gente
de corazón muy blando.

No podía creer otra cosa que no fuera haber nacido y crecido en un lugar donde
es natural que los extraños se ayuden y apoyen unos a otros, donde no hay
necesidad de tener cuidado de que la gente sea asesina y ladrona cuando se
acercan a uno y donde está bien no dudar de que otros sean estafadores que
tratan de estafarlo con una sonrisa en la cara.
Hopkins estaba a punto de decirle que abandonara ese pensamiento ingenuo
con todo el lenguaje abusivo que puede usar,

[Además, Sr. Hopkins, si fuera una mala persona tratando de robar el dinero, no
nos lo diría expresamente, ¿verdad?]

Los insultos que estaban en la punta de su lengua se convierten en aire


silencioso que sale de su boca.

Por alguna razón, se avergonzó gracias a la mirada de Souma.

Hopkins, que finalmente no pudo soportarlo más, subió a la carreta con pasos
deliberadamente fuertes y le gritó a Shyemul que estaba dentro.

[¡¿Qué le pasa a ese chico?! ¿Es un estafador natural o algo parecido?]

Shyemul, que se estaba preparando para matar el tiempo dentro del vagón,
respondió a las preguntas de Hopkins después de mirar fijamente al espacio
vacío durante un rato.

[Hmm, ¿significa eso que me engañó entonces?]

◆◇◆◇◆

Al final, Souma y Shyemul se separaron de Hopkins, que se dirigió al gremio en


el vagón cubierto, y se dirigieron a un lugar en las afueras que les permitía mirar
hacia la muralla de la ciudad.

[¿Te parece que puedes escalar esta pared?]

Una vez que Souma se lo pidió, Shyemul, que llevaba una capa con una
capucha que le había dado Hopkins para que no llamara la atención, miró la
pared de la misma manera y contestó,

[Será difícil, creo. No está al nivel de la fortaleza, pero la altura no permite saltar
a la cima sin ayuda. Además, con este grosor es probable que no sea posible
atravesarlo fácilmente]
La altura de la muralla de la ciudad es casi la misma que la del punto más alto
del techo de una casa japonesa de un piso. Incluso para el zoan con sus
poderosas habilidades físicas, no es una altura que puedan superar fácilmente.

[Sin embargo, si nos topamos con ella mientras llevamos cosas como escaleras,
sólo nos convertiremos en blancos fáciles, ¿verdad?]

La mayor ventaja del zoan es su movilidad cuando camina sobre sus cuatro
patas.

Tal como dice Souma, correr mientras se llevan las escaleras de mano los
llevará a abandonar su mayor ventaja.

Mientras caminaban a lo largo de la muralla de la ciudad, se encontraron con el


río que fluye por el centro de ésta. Una vez que miró a la superficie del río desde
arriba de la orilla de la piedra, un olor a carne podrida golpeó su nariz.

El tranquilo río, con su suave caudal, transporta aguas negras y turbias, y varios
pedazos de basura flotan en su superficie. No es aparente con sólo mirarlo
desde arriba, pero el río parece tener una profundidad considerable.

El río fluía fuera de la ciudad a través de un agujero arqueado excavado en la


muralla de la ciudad. Innumerables barras gruesas de hierro se han insertado de
forma robusta en ese agujero.

[Con eso allí, será difícil invadir la ciudad a través del río]

¿Qué tal si tratamos de crear una abertura desconectando las barras de hierro
debajo de la superficie del agua mientras buceamos y usamos algo tubular,
similar al arte del ninjutsu de un ninja de escapar del agua, para obtener aire de
la superficie? Reflexionó.

[Pero incluso si un puñado se infiltra en la ciudad, eso sería bastante inútil, ¿eh?]

Asumiendo que unos pocos zoan se infiltraran en la ciudad, lo máximo que


podrían hacer serían actividades subversivas como asesinatos e incendios.
Incluso si estos hundían la ciudad en el caos, sólo serían medidas temporales.
Para obtener el control total de la ciudad, las fuerzas zoans tienen que entrar en
la ciudad de una sola vez.

Además, el peligro de que el río se convierta en una debilidad que permita la


infiltración es probablemente algo obvio también para los guardias de esta
ciudad. Si se convierte en una batalla, es obvio que pondrán este lugar bajo una
fuerte vigilancia.

En ese caso, ¿qué tal si construimos una presa aguas arriba de este río,
teniendo una gran cantidad de agua y troncos que fluyen por el río colapsando
esa presa para destruir las barras de hierro de un solo golpe y luego tener todo
el ataque del zoan? Él consideró algo así.

[No, eso no es bueno…]

Sin embargo, él también abandona ese pensamiento de inmediato.

Si yo fuese el comandante de la ciudad mientras ocurría algo así, haría que los
arqueros enviasen un aluvión de flechas al zoan que estaba nadando desde lo
alto de la muralla. También tendría soldados apostados a ambos lados del río
para atravesar con sus lanzas al zoan, cuyos movimientos deberían ser torpes
dentro del agua. Sería como enviar a Garam y a los demás al matadero.

[Es realmente difícil. Si no podemos enviar un gran número de guerreros a


dentro de la ciudad de alguna manera, esta no caerá]

[Los zoan somos débiles atacando una ciudad de piedra como esta después de
todo, ya sabes]

Shyemul pidió disculpas a Souma, que no sabía qué hacer.

Los métodos que Souma conoce del manga y de las novelas sobre la toma de
castillos y ciudades con defensas tan firmes son el asedio, las negociaciones, la
traición, la destrucción de la muralla, las pérdidas de los defensores, un ataque
sorpresa y un plan inteligente.

En cuanto a los asedios, está el método de conseguir que los defensores abran
la ciudad haciéndolos pasar hambre a través de un asedio con un gran ejército.
Sin embargo, en ese caso se convertirá en una batalla de desgaste sin importar
qué. Si eso sucede, los refuerzos del estado de Holmea llegarán antes de que la
ciudad caiga. Esto conducirá a un ataque de pinzas contra el zoan desde dentro
y fuera del sitio.

Las negociaciones se refieren a hacer que el lado de la ciudad abra la puerta


amenazándolos o persuadiéndolos del beneficio de hacerlo. La traición también
se parece a eso. Se trata de ganarse a los humanos desde el lado de los
defensores.

Pero, el zoan no tiene nada de capacidad de negociación que se convierta en


beneficios para la ciudad de los humanos. Además, incluso si los amenazan, es
probable que el lado de la ciudad no los escuche.

La destrucción del muro es, como las propias palabras ya implican, la creación
de una brecha para el ejército al destruir el muro.

Sin embargo, el zoan no posee el conocimiento y la tecnología para construir


simplemente armas de asedio para destruir el muro con algo así como una
catapulta. Incluso sin construir armas de asedio, existe la posibilidad de destruir
el muro rompiéndolo de una sola vez después de cavar un agujero desde una
distancia justo debajo de la pared para hacer que se derrumbe, pero ese método
es probablemente una idea aún más irrazonable.

Las pérdidas de los defensores se relacionan con el deterioro de la capacidad de


defensa de la ciudad al matar a los defensores después de atacar directamente
la ciudad o al atraer a los defensores fuera de la ciudad.

Pero es imposible atraer a todos los soldados defensores a algún lugar fuera de
las murallas. Por no hablar de un ataque directo que no es nada menos que el
colmo de la locura. Arcos y flechas son necesarios para matar a los soldados en
la cima del muro, pero sólo existe Shahata entre los zoan que pueden manejar
decentemente el tiro con arco.

El siguiente es un ataque sorpresa, pero atacar la ciudad rápidamente antes de


que pueda prepararse contra una incursión enemiga depende de entrar en las
murallas.
Sin embargo, en este terreno llano, con su excelente visibilidad, las tropas zoan
serán descubiertas varias horas antes de llegar a la ciudad, lo que imposibilitará
un ataque sorpresa.

[Lo que queda es un plan inteligente, pero en realidad no se me ocurre una idea
tan simple, especialmente viendo que un plan inteligente es un plan inusual que
es diferente al normal.]

[En el manga y en las películas había métodos aterradores como construir


globos aerostáticos y usarlos para enviar a los soldados directamente a la
ciudad, o arrojar a los soldados adentro después de ponerlos en catapultas.

Sin embargo, como era de esperar, no puedo considerarlos como enfoques


realistas en absoluto.

Los dos se dieron la vuelta, abandonaron temporalmente la muralla de la ciudad


e intentaron ir a un puente que cruzaba el río.

Entonces, pudieron ver a un solo hombre caminando mientras se tambaleaban a


la izquierda y a la derecha.

El hombre, que camina mientras se pone a veces la bolsa de cuero en la mano


en la boca, parece estar borracho. No queriendo causar una disputa innecesaria,
los dos caminaron al borde de la calle mientras apartaban la cara del hombre.

Sin embargo, al parecer habiendo atraído su atención tanto más debido a eso, el
borracho se interpuso en el camino de Shyemul en el momento en que trataron
de pasar por delante de él y miraron bruscamente dentro de la capucha.]

[¡Oh! ¿No es esto un zoan?]

Como un esclavo zoan parece ser raro, el borracho abrió los ojos con sorpresa,
pero inmediatamente sonrió vulgarmente debido al cuerpo bien proporcionado
de Shyemul.

[Hombre, este es un cuerpo muy bonito. Aunque sea una bestia, parece que le
irá bien ayudar aquí abajo. ¡Oye, mocoso! ¿No me venderás a esta perra? Si
son como cinco agnis, pagaré]
Mientras decía eso, el borracho de repente comenzó a masajear lascivamente el
trasero de Shyemul con las manos.

Debido a eso, todos los cabellos de Shyemul se pusieron de punta en rechazo.


Sabía que se volvería problemático si causaba una escena aquí y por lo tanto la
soportaba desesperadamente frustrando su rabia y humillación.

Hacer un movimiento sobre el esclavo de otra persona es un acto descortés,


pero la intoxicación por el alcohol y el hecho de que Souma se pareciera a un
niño débil hizo resaltar el comportamiento grosero del borracho.

[No está a la venta. – Shyemul, vámonos]

Debido a la repugnante sensación de que algo importante para él estaba siendo


profanado, el tono de Souma se volvió extremadamente brusco.

Con esa actitud arruinando su estado de ánimo, la cara del borracho se


enrojeció no sólo por su embriaguez sino también por su enojo.

[¿Qué fue eso, maldito mocoso? ¿Te enfadaste porque toqué a tu esclavo y me
ocupé de su mitad inferior? Ah? Seguramente la hiciste hacer lo mejor que pudo
anoche, ¿eh?]

Souma intentó marcharse ignorando al borracho, pero sin querer se dio la vuelta
debido a las blasfemias extremadamente vulgares más allá de su imaginación.

Souma sintió algo golpeando su mejilla junto a un sonido húmedo.

Una vez que se toca la mejilla con un dedo, es una sensación pegajosa.

Más rápido de lo que la sangre puede llegar a la cabeza de Souma, quien notó
que es saliva escupida por el hombre, el sonido de un golpe húmedo y fuerte
resuena.

[Oink]

Levantando un grito de cerdo, el borracho se cae de espaldas.


Una vez que Souma miró a su lado, Shyemul, que golpeó al borracho con su
puño con todas sus fuerzas, se estremeció mientras miraba su propio puño
como si dijera: “Actué por reflejo”.

Souma coge el bolso de cuero con el alcohol que había caído junto al borracho,
que se había desplomado con los ojos blancos muy abiertos, y esparce su
contenido por todo el cuerpo del borracho. Entonces sacó una moneda de plata
de entre los fondos divididos en pequeñas bolsas por Hopkins por precaución, e
hizo que la mano del borracho la agarrara.

[¡Vamos a escapar, Shyemul!]

[¿¡Eh…!? E-Entonces, vamos]

Souma evita la cadena de Shyemul, toma su mano y empieza a correr.

Alejados de la calle principal y corriendo por los callejones traseros, los dos
salieron en una parcela vacía en las afueras de la ciudad al cabo de poco
tiempo.

Después de confirmar que no hay nadie cerca, Souma se sienta en el suelo


mientras respira con dificultad.

[Ah, eso fue sorpresivo]

Souma se rió mientras recordaba el lastimoso espectáculo del borracho que se


derrumbó con sus ojos blancos bien abiertos y una hemorragia nasal.

[Umm… Soma, lo siento. Inconscientemente me enfurecí.]

Sintiéndose culpable por haber metido la para por Souma, a pesar de que ella lo
acompañó en contra de un mejor juicio, Shyemul se desanimó por completo. Las
puntas de sus orejas están caídas, como si estuvieran deprimidas.

[Está todo bien. Probablemente estaremos bien.]

Incluso si ese borracho hace un escándalo, algo así como un tipo apestoso que
apesta a alcohol no será tomado muy en serio. Además, una vez que note la
moneda de plata que está agarrando, debería considerar más beneficioso
embolsarse el dinero y su propia vergüenza.

A pesar de que él le dice eso, Shyemul sigue pareciendo lamentable, ya que


sigue desanimada. Souma añadió más palabras en un tono lo más brillante
posible.

[Incluso si se convierte en un asunto serio, podemos huir en cualquier momento


mientras estés aquí, Shyemul.]

Cuando se le dice implícitamente que se está confiando en ella, las orejas


caídas de Shyemul finalmente se recuperan.

Mientras se sentía aliviado por ello, Souma preguntó algo que le preocupaba.

[En vez de eso, lamento haberte hecho experimentar algo malo, Shyemul, ¿de
acuerdo?]

[Si se trata de ese desgraciado, ya no me importa desde que lo derroté.]

[Uh huh. Aunque no se trata sólo de lo que acaba de pasar. Ese collar…]

Incluso Souma escuchó que Shyemul es tan orgullosa que los zoans la
llaman 〈Noble Fang〉 Una persona como ella no sólo hizo de Souma su “Maestro
de Ombligo”, sino que también le permitió ponerle un collar alrededor del cuello.
Souma se sintió mal por hacer parecer que estaba siendo arrastrada por la
cadena.

Sin embargo, la reacción de Shyemul fue diferente de lo que Souma esperaba

[¿Le pasa algo malo a este collar?]

Souma parpadeó con sus ojos debido a la mirada bastante indiferente de


Shyemul.

[Pero odias parecerte a un esclavo, ¿no?]


En respuesta a Souma, Shyemul suspira profundamente y sacude la cabeza de
izquierda a derecha. Ella lo miró con exasperación como si estuviera asombrada
de que él no pudiera entender algo tan simple.

Shyemul mira directamente a la cara de Souma y dice,

[Confío en ti, Soma.]

Souma se avergüenza de la repentina confesión.

[Soy un tonto, así que hay situaciones en las que me preocupo porque no
entiendo lo que estás pensando. Tampoco sé si el plan del que hablas es
cobarde. Y tengo miedo de que los zoan mueran por tu culpa]

Esos eran los verdaderos sentimientos de Shyemul que ella definitivamente no


podía revelar frente a otro zoan.

[Y sin embargo, a pesar de todo eso, confié en el gentil, débil y herido humano
llamado Soma Kisaki que trata de lograr algo por nosotros. Tenía fe en ti como
persona.]

En lo que Shyemul confiaba no son los planes de Souma.

Ella creía en el mismo Souma.

[Incluso el tonto de mí comprende que mi “Maestro de Ombligo” está tratando de


hacer algo grande. En ese caso, es un orgullo para mí seguirte a donde quiera
que vayas. Sentirse tímido debido a que se burlan de este cuerpo; ¿no es eso
nada más que vergonzoso?]

Shyemul puso un dedo en el cuello alrededor de su cuello con la cadena atada a


él.

[Además, esta cosa es como mucho un collar. Claro, se ve un poco horrible. Y,


incluso la libertad de mi cuerpo es robada por él. Pero, ¿qué pasa con eso?]

Se ríe como si no valiera la pena preocuparse por algo así.


[Los que se avergüenzan por su mal aspecto son los artistas y los actores.

Para un guerrero, un insulto es infringir su honor. Algo como que te quiten la


libertad de tu cuerpo no es gran cosa. Después de todo, nadie puede atar mi
corazón y mi alma.](Shyemul)

[Nadie puede atar tu corazón y tu alma…]

Souma repite las palabras de Shyemul para reflexionar sobre ellas.

[¡Bien! Lo que ata el corazón y el alma de uno es uno mismo]

Souma estaba abrumada por el vigor y la dignidad que brotaba de todo el cuerpo
de Shyemul.

[Lo que ata a un esclavo no son las cadenas de hierro, sino sus propios miedos
y resignaciones. El miedo de que les quiten la vida. El miedo a ser golpeados
con un látigo. Eso ata el corazón y el alma de un esclavo.

Tienen miedo de la libertad de su corazón y se resignan a la esclavitud.


Abandonan la idea de escapar del peso que decide su propio destino. Dejando
las cadenas atando su corazón y su alma al cuidado de los demás, se dejan
convertir en verdaderos esclavos]

Shyemul golpea fuertemente su pecho con el puño derecho.

[Sin embargo, el orgullo que ata el corazón y el alma de un guerrero es la


determinación, el deseo. Un guerrero mata a su enemigo. No importa cuánto lo
embellezcas con palabras, todavía se reduce a matar a otros. Por eso los
guerreros atan su corazón y su alma con honor para que no se conviertan en
simples asesinos. Se disciplinan a sí mismos. ¡Por el bien de ser noble!]

Shyemul sonrió a Souma.

Souma no podía captar las sutiles variaciones en la expresión de un zoan, pero


sólo en ese momento se sintió como si viera una sonrisa que se extendía
suavemente en la cara de Shyemul, como si una flor estuviera floreciendo.
[Soma, te reconocí como mi “Maestro de Ombligo”, pero eso no es por miedo o
resignación. Es por mi deseo de caminar por el mismo camino que tú y mi
determinación de tomar responsabilidad por todos los pecados que puedas
cometer]

Souma pensó que era hermosa.

Desde el fondo de su corazón, consideraba que el zoan que tenía delante era
hermoso.

[Por esta razón puedo seguir siendo 〈Noble Fang〉, una zoan que incluso ahora
corre libremente a través de las llanuras con sus propios pies.]

Souma entendió por primera vez por qué el zoan la llamó 〈Noble Fang〉

Definitivamente es una zoan que es más bella y orgullosa que cualquier otra
persona.

〈Noble Fang〉 se ajusta a su lugar.

[¡Shyemul!]

Con las mejillas rojas, Souma instintivamente agarró ambas manos.

[Me he estado lamentando por haber caído en este mundo. Incluso he pensado
que quiero volver inmediatamente, si es que puedo. Pero no me arrepiento de
haberte conocido, Shyemul. ¡Claro que sí!]

[Tampoco me arrepiento que te hayas convertido en mi “Maestro de Ombligo”]

Shyemul aprieta fuertemente las manos de Souma.

En ese momento algo caliente surgió en la garganta de Souma.

Aunque intenta contenerlo, se le mete por la garganta de forma incontrolable,


haciendo que Souma gima un poco.
[¿Qué pasa, Soma?]

Cuando Shyemul se dio cuenta de que el estado de Souma había cambiado,


inclinó ligeramente la cabeza hacia un lado mientras se veía preocupada.

Sin embargo, Souma no tuvo el margen de maniobra para responderle.

Su cara se acalambró y se puso pálida de repente después de que sus mejillas


se enrojecieran por la conversación anterior.

[Disculpa… Un momento…]

Souma se quita de encima las manos de Shyemul y se precipita hacia la muralla


de la ciudad. Poniendo ambas manos contra la pared, mira hacia abajo.

[Me siento mal…]

Y luego vomita todo lo que hay dentro de su estómago de una gran manera.

◆◇◆◇◆

[Dios, ¿te emborrachaste…?]

Souma, que estaba recostado con la cara hacia arriba mientras recibía una
almohada de regazo de Shyemul, tenía ganas de huir debido al tono de asombro
de Shyemul desde el fondo de su corazón.

[Si no te portas bien, será un problema para mí, mi “Maestro de Ombligo”.]

[…me siento profundamente avergonzado.]

En contraste con el porcentaje de alcohol en la cerveza que circula en el Japón


moderno y que tiene de cuatro a seis por ciento, la cerveza que Souma bebía en
el bar está más cerca de la cerveza del antiguo Egipto, que tenía un porcentaje
de alcohol de más de diez por ciento. Esta es una dosis cercana al vino. Además
de no estar acostumbrado a beber alcohol, se bebió un frasco lleno, aunque era
uno del lado más pequeño, y finalmente corrió por toda la ciudad. Habría sido
extraño para él no tener ninguna enfermedad por el alcohol.

[Bueno, si fueras perfecto en todo, yo también estaría preocupada, ya que no


tendría ninguna oportunidad de apoyarte. Que cometa un error ocasionalmente
me permite tener paz mental también]

Shyemul juega con el pelo de Souma como si ella lo estuviera aseando.

El tiempo pasaba suavemente.

Afortunadamente, como la parcela vacía con los dos en ella estaba a barlovento,
estaba libre del desagradable y mal olor de la ciudad, y pudieron respirar
profundamente aire fresco en sus pulmones después de un buen rato. Los dos
empaparon sus cuerpos en el sentido de la liberación durante un breve período.

[Shyemul…]

[¿Qué pasa, Soma?]

[Gracias a ti se me ocurrió una idea de cómo tomar esta ciudad, Shyemul]

La dulzura desaparece de la expresión de Shyemul debido a las palabras de


Souma y ella muestra la expresión de un guerrero.

[¿Qué estás planeando, mi “Maestro de Ombligo”?]

Souma levantó la cabeza del regazo de Shyemul y se puso de pie en el acto.

Lo que está delante de su vista es la ciudad con su extraño mal olor colgando en
el aire.

La ciudad cerrada que está llena de suciedad y contaminación.

[Planeo comprar esclavos]

====================
Notas del autor

Nada de alcohol antes de los 20 años.

Los gastos mínimos de alimentación de una familia plebeya de cuatro personas


(¡es casi nada más que pan!):

2 dinas por día x 4 personas = 8 dinas.

240 dinas por mes.

Aproximadamente 3000 dinas por año.

Los gastos de alimentación de una familia de clase media con cuatro personas:
alrededor de 20.000 dinas al año.

El salario diario de un soldado contratado temporalmente para subyugar al Clan


Fang: 8 dinas.

8 dinas x 800 personas x 30 días = 192.000 dinas

También hay soldados especiales que el Batallón Lugniaz no tuvo que pagar,
pero como también incluye recompensas de bonificación para los soldados que
hicieron una acción meritoria, estos fondos de campaña fueron almacenados en
la fortaleza del batallón como un escenario.

Mientras estamos en ello, las monedas de oro no están demasiado en


circulación. Sólo se utilizan para el intercambio de regalos o para negociaciones
comerciales razonablemente grandes.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
38
Esclavos

[Oye, Shyemul, no parezco sospechoso, ¿verdad?]

Souma, envuelto en la ropa que apresuradamente le había pedido a Hopkins


que ordenara, echa un buen vistazo a su propia apariencia.

Lleva un pantalón y una sola pieza, no muy diferente al que usaban los
ciudadanos, pero con una tela hecha con algo de mejor calidad. Por otra parte,
cuando se trata del estándar de Souma, es un tejido áspero que no se puede
considerar una calidad fina en absoluto.

También lleva un sombrero azul de fez, una fina tela cuelga en la parte de atrás
de su cabeza y un gran chal con bordados de estilo nativo envuelto alrededor de
su cuerpo por encima de la túnica.

[No entiendo la ropa humana, pero creo que encaja bien con la moda de un país
extranjero]

Souma se sintió aliviado por la observación de Shyemul.

Souma planeaba hacer coincidir su traje con la imagen de que venía de un


lejano país del este que asumió cuando entró en la ciudad. Sin embargo, ni
siquiera Hopkins sabía qué tipo de lugar es ese país del este para empezar, así
que armó algunas prendas que parecen encajar en esa imagen.

Sin embargo, dada la singularidad del color del cabello y de la piel de Souma, se
las arregla para parecerse a un ser humano que viene de un país diferente.

[Oigan, ustedes dos. La residencia del comerciante de esclavos está por allí.]
Hopkins se dio la vuelta en el banquillo del cochero del carro cubierto y señaló
hacia adelante.

Lo que Hopkins señaló es una gran mansión rodeada por un muro de tierra. El
tejado de la casa que se asoma desde el otro lado de la pared no es un tejado
de paja y tablones como los de los plebeyos que se ven con frecuencia en la
ciudad, sino un tejado en forma de cúpula hecho de ladrillos.

[Lo siento, pero no quiero tener mucho que ver con traficantes de esclavos. Los
estaré esperando aquí afuera]

Entonces Hopkins bajó la velocidad del carro.

Souma se preguntó si Hopkins podría tener resistencia a presentarle a un


mercader como él debido a la catástrofe que probablemente causará en la
ciudad. Sin embargo, había otra razón por la que Hopkins no quería involucrarse
con un traficante de esclavos.

Hay esclavos como los criminales que fueron privados de su libertad como
castigo y aquellos que se vendieron a sí mismos fuera de la pobreza entre los
esclavos manejados por traficantes de esclavos, pero la mayoría de los esclavos
que se venden son prisioneros de guerra y miembros de grupos étnicos
subyugados.

Y, en este mundo, donde la Santa Fe que insiste en eliminar a los sub-humanos


ha expandido su influencia en gran medida, la mayor mercancía de los
traficantes de esclavos serían las personas de otras razas que se llaman sub-
humanos.

Por lo tanto, los traficantes de esclavos que quieren poner sus manos sobre los
esclavos se confabulan con el clero de la Santa Fe, llegando incluso a incitar
abiertamente a la guerra contra los llamados sub-humanos en muchos países.

Además, la Santa Fe se dio cuenta de que la trata de esclavos en la que


participaban los sub-humanos permitiría obtener enormes beneficios. Nombraron
el manejo de estos sucios sub-humanos como un peligro que podría conducir a
la herejía, por lo que establecieron un sistema de licencias en la Santa Fe para
los traficantes de esclavos y construyeron una organización que sirve para
obtener enormes donaciones de los traficantes de esclavos.
Sin embargo, los traficantes de esclavos tampoco deben ser tomados a la ligera.

Usando el sistema de licencias contra la Santa Fe, los traficantes de esclavos


insistieron obstinadamente en que eran miembros de la Santa Fe. Utilizaron esto
para conseguir que la Santa Fe accediera a varios privilegios, comenzando con
la exención de cosas como las tarifas de la ciudad y los peajes por usar los
caminos y los puentes.

De esta manera, los traficantes de esclavos llegaron al punto de obtener


ganancias que excedían la donación. Pero, eso provocó una intensa animosidad
de otros comerciantes al mismo tiempo.

Lo más probable es que no exista una sola persona que considere que está bien
que los traficantes de esclavos evadan impuestos utilizando los privilegios de la
Santa Fe cuando están pagando diligentemente sus propios impuestos.

Además, el rumor de que una parte de los traficantes de esclavos están


comerciando en secreto con mercancías que no son esclavos es algo de lo que
a menudo se habla entre los comerciantes.

Si realmente fueran capaces de transportar mercancías libres de impuestos, se


convertiría en un asunto de vida o muerte para los otros comerciantes. No se
sabe si es verdad o no, pero eso no cambia el hecho de que hay una gran
división entre los traficantes de esclavos y los otros comerciantes.

Hoy en día incluso se dice que los traficantes de esclavos y los otros
comerciantes tienen una relación que ha llegado al punto en que se reúnen en el
gremio de comerciantes, su lugar de reunión, y se sonríen el uno al otro mientras
sostienen cuchillos detrás de sus espaldas.

Por eso Hopkins se mantuvo alejado de los traficantes de esclavos.

Una vez que el vagón se detiene frente a la mansión, Souma se dirige a la


residencia del traficante de esclavos acompañado sólo por Shyemul.

A la puerta del muro de tierra había dos hombres que sostenían lanzas de
constitución fuerte. Les afeitaron la cabeza como si fueran unos malvados
luchadores profesionales.
Souma se acerca a ellos con paso firme para que no se le sospeche ni se le
pregunte,

[¿Puede anunciar mi llegada al maestro de esta mansión?]

Entonces, uno de los guardianes le dijo brevemente: “Espera aquí” y entró en la


mansión.

Después de poco tiempo, un hombre de mediana edad, de constitución robusta,


llegó junto con el portero.

Souma extendió ambas palmas, como si estuviera sosteniendo reverentemente


una caja, para mostrárselas a la otra parte. Y luego se inclinó y dijo el saludo,
como le enseñó Hopkins.

[Lo visité para traerte buena suerte y riqueza.]

Según Hopkins, ese parece ser el saludo que se lleva a cabo entre los demás
comerciantes.

El hecho de tener las dos palmas hacia arriba y mostrárselas a la otra parte
significa que no posee armas y que “no tengo ninguna intención maliciosa hacia
ti”. Además, al mismo tiempo, lleva el significado de “Traje una fortuna que no es
visible para ti”.

El hombre dijo las mismas palabras a su vez después de mostrar el mismo


movimiento de la mano.

[Buena suerte y riqueza para ti también. – Soy el amo de esta mansión,


Grokakos]

El hombre que se presentó como Grokakos miró a Souma desde la punta de su


cabeza hasta los dedos de los pies.

[Entonces, ¿quién eres y de dónde eres? ¿Para qué viniste aquí?]

[Sí. Vine a esta región desde un lejano país del este para hacer negocios y
recibir las enseñanzas de mi padre. Mi nombre es Soma]
Se preguntaron si debía usar un alias, pero decidieron no hacerlo, ya que es
probable que no sea conocido por aquí. Le ahorra la molestia de tener que usar
torpemente un nombre falso.

[Oh. ¿De un país del este, dices…?]

[En el momento en que decidí que quiero poseer varios esclavos, vine de visita
después de oír que eres el mejor traficante de esclavos de esta ciudad.]

Ante los halagos de Souma, Grokako resopló como si dijera “Por supuesto”.

[Bueno, por supuesto. Supongo que soy el mejor]

Grokakos miró a Shyemul que estaba de pie junto a Souma.

[Pero, incluso con bienes de primera clase a tu lado, ¿aún quieres esclavos?]

[Sí. He oído que los zoan están alborotados por aquí. Así que me gustaría que
otros esclavos además del zoan trabajaran como guardias para mí.]

[Ya veo. Ven por aquí entonces.]

Pasando por la puerta detrás de Grokakos, entran en la mansión. La mansión


fue construida con ladrillos cocidos, no con ladrillos secados al sol, como es
común en la ciudad, y por lo tanto aludía a las ventajas de Grokakos.

Souma y Shyemul dejan un camino corto después de entrar en la mansión, y


salen con el sol sobre la cabeza una vez más.

El patio de la mansión es una plaza demasiado espaciosa con arcilla de toba


como base. La mansión está construida de tal manera que rodea el patio, con
dos pisos que sirven de zona residencial y una parte de un piso que se utiliza
como cárcel, asegurada con rejas. La vista de la cárcel, que fue dividida en
varias celdas que rodean la plaza en un círculo, es como la de un zoológico.

Sin embargo, los que se colocan en las celdas no son animales.


Los que se acurrucaban dentro de las sombrías celdas eran personas que se
habían convertido en esclavos.

Parece que ni siquiera han recibido un lavado decente. Souma pellizca


suavemente su nariz debido al hedor de la suciedad y el sudor que se filtra hacia
los alrededores.

[No importa qué esclavos necesites, están a nuestra disposición. Esclavos


agricultores, esclavos de combate. Esclavos altamente educados que pueden
trabajar como maestros o administrar su fortuna. También hay esclavas aquí,
por supuesto]

Como si le dijera: “Entiendes el significado, ¿verdad?

Grokakos se sienta de manera arrogante en un banco situado bajo la sombra de


un árbol de sombra, que había sido plantado directamente en el centro del patio.
Llamando a una esclava que no lleva nada más que un taparrabos a pesar del
invierno, le dice que vierta alcohol en una taza encima de la mesa.

La esclava tiene la piel marrón oscuro, lo que la hace ser un ser humano del sur.
Tiene escalofríos en la piel de su cuerpo ligeramente tembloroso. A Souma le
preocupa dónde mirar, porque le duele cuando considera sus circunstancias en
lugar de sus voluptuosos y expuestos senos.

[En cualquier caso, tienes suerte, sabes. Actualmente los esclavos con buena
vitalidad están todos reunidos]

Sobre las palabras de Grokako, Souma enfoca su conciencia en él a toda prisa.

[¿Pasó algo?]

[¿No lo sabes? La celebración del cumpleaños de nuestro estimado rey tiene


lugar muy pronto. Este año cumplirá exactamente cuarenta años.
Aparentemente se convertirá en la celebración más grande de los últimos
tiempos. Y así, debido a las festividades, hemos reunido a los esclavos sub-
humanos. Como no tenemos nada más que un “zoan” por aquí, nos abastecimos
específicamente de esclavos que fueron vendidos por un país lejano en Jeboa.
Ya que una caravana de traficantes de esclavos que sirven como proveedores
de la familia real de Holmea llegará aquí en cinco días, voy a ir con ellos a la
capital real para ganar algo de dinero]

Grokakos bebe el alcohol de un trago y, mientras juega con la taza vacía en sus
manos, pregunta,

[Entonces, ¿qué clase de esclavos están buscando?]

[Fuertes sub-humanos. Si es posible, los inteligentes también serán aceptables]

[Sub-humanos, poderosos y fuertes, ¿verdad….?]

Mientras expresaba la petición de Souma, Grokakos dejó que su mirada vagara


por el cielo vacío durante un rato.

[¡Oye! ¡Trae a Dvalin aquí!]

Cuando Grokakos gritó eso, uno de los supervisores de la cárcel sacó a un solo
esclavo de las celdas y apareció mientras tiraba de una cadena.

Souma abre los ojos ampliamente debido al esclavo que le trajeron.

Su altura es tan baja como la de un niño, pero tiene un físico firme como si
hubiera sido cortado de piedra. La parte inferior de su cara está cubierta por una
barba gris. Su rostro está rodeado de pelo revuelto y tiene profundas arrugas
talladas en él, similares a los anillos de un árbol viejo. Había un característico
par de ojos de fuerte voluntad y una gran nariz de bola de masa dentro de esa
cara.

Su edad es difícil de adivinar por su apariencia externa, pero está emitiendo un


aura de haber acumulado bastantes años.

Sin embargo, su cuerpo no le permite a uno sentirse como si se estuviera


debilitando debido a la edad. Como su cuerpo no está cubierto por nada más
que una tela para el lomo, uno puede percibir los gruesos músculos que se
mueven por todo su cuerpo, como si se hincharan por debajo de la piel cada vez
que da un paso.
Llevaba grilletes que tenían agujeros para el cuello y las dos muñecas, y dos
tablas de madera que se sujetaban con bisagras como un estante. Las cadenas
con una bola de hierro en su extremo han sido fijadas a sus tobillos. Sin
embargo, lejos de someterse a este trato, está hinchado de orgullo y rodeado de
un aire imponente. El capataz de esclavos, que agarra las cadenas que se
extienden desde los grilletes, miró el papel de un sirviente que acompañaba a su
amo.

Debido a que hay una raza muy conocida que aparece en muchas novelas de
fantasía frente a él, la voz de Souma suena estridente por la emoción.

[¿Un enano?]

[Correcto. El nombre de este tipo es Dvalin. Es un enano líder de guerra que


luchó liderando a los enanos en una lejana región imperial]

Grokakos se levanta y le quita el látigo de las manos al supervisor de esclavos.


Golpea el pecho robusto del enano llamado Dvalin con un chasquido.

[¡Mira este cuerpo fornido! Parece repeler incluso lanzas y espadas. Además,
estos brazos fuertes. La mayoría de los chicos serán derrotados si reciben un
duro golpe de este tipo. Además, él también es inteligente. Después de todo,
dirigió a innumerables enanos como líder de guerra. No podrás encontrarte
fácilmente con una oferta tan buena tan a menudo.]

Un rastro rojo fue dejado en el pecho golpeado por el látigo, pero la cara de
Dvalin no se movió ni una sola vez.

Pero Souma notó que Dvalin apretó débilmente su mano derecha en el instante
en que le azotaron el pecho. Y eso no fue un movimiento reflexivo debido al
dolor. Era sólo la mano derecha, pero estaba bien apretada,

[Estoy contento con él. ¿Por cuánto lo vendes?]

[¡Ja! Este tipo es una mercancía que incluso se destacará como una carta en un
torneo de artes marciales. Si lo vendiera… veamos. Supongo que costaría
alrededor de ochocientas monedas de plata]
Grokakos parecía menospreciar a Souma, pensando que no hay forma de que
pueda comprar Dvalin a tal precio. Resopló como si considerase a Souma como
un tonto.

[Entendido. – Shyemul, trae dinero de la carreta cubierta]

[¿Eh?]

Sin embargo, Grokako levantó su voz desorganizado debido a la respuesta


inmediata de Souma.

Como dijo Souma, Shyemul trajo bolsas llenas de monedas de plata de la


carreta. Los pone delante de Grokakos. Cada vez que hace esto, los ojos de
Grokako se abren mucho

[Aquí hay ochocientas monedas de plata. Por favor, confírmalo.]

Siendo dicho así por Souma, Grokako convoca a los sirvientes rápidamente
después de haber salido del lugar. Los sirvientes procedieron a sacar las
monedas de plata de las bolsas. Además de determinar la calidad de la plata
golpeando las monedas con sus uñas, alinean las monedas de plata en una
ranura hueca tallada en un tablero de madera. La ranura había sido moldeada
en una longitud que se ajustaba perfectamente a diez monedas de plata. Los
sirvientes contaron las monedas con él.

Debido a que los sirvientes asintieron un poco después de haber contado todas
las monedas de plata, Grokako se enfrenta a Souma con una mirada de
sorpresa, como si le preguntara: “¿Está todo bien?”

[¿Será aceptable que me lo vendas con esto?]

[¡Así es! ¡Claro que sí!]

Grokakos, para quien sería terrible que Souma cambiara de opinión, responde
apresuradamente.

[¿Hay alguna formalidad necesaria?]


[No, ya que es un esclavo fresco que ni siquiera ha sido marcado todavía, está
bien que te lo lleves contigo así como así. ¡Sí!]

La boca de Souma se mueve con la palabra “marca”, pero Grokakos, a quien le


robaron el alma con las monedas de plata apiladas frente a él, ni siquiera notó
un pequeño cambio como ese.

Creyendo que incluso él terminaría corrompiéndose si se quedaba aquí así,


Souma recibió las llaves de las tobilleras con la bola de hierro y los grilletes del
cuello de Dvalin, se dio la vuelta enseguida y estaba a punto de irse.

Pero, Souma es llamado rápidamente a detenerse por Grokakos.

[Por favor, espera un momento. Ya que también tenemos otros buenos esclavos,
me gustaría que les echaras un vistazo. ¡Oigan, todos ustedes! Sírveme un poco
de vino para nuestro invitado de honor]

Mostrando una sonrisa poco sincera, Grokakos limpió el polvo del banco en el
que estaba sentado con su manga y se la ofreció a Souma. Usar el mismo
banco que un hombre como Grokako era repugnante, pero como se volvería
molesto si hiriese su estado de ánimo al negarse a hacerlo aquí, Souma se
sentó de mala gana.

Una vez que lo hizo, una esclava trató de verter vino en una nueva copa, pero
Souma, que hace poco mostró una visión vergonzosa debido a una taza de
cerveza, rechazó firmemente incluso esa sola taza de vino.

Shyemul mantuvo a la esclava a distancia mirándola con una ligera mirada


furtiva hacia ella y acercando su boca al oído de Souma.

[Ese tipo cambió de actitud de repente, ¿por qué?]

[… lo sé, ¿verdad? Me pregunto dónde me las arreglé para meter la pata.]

Pensándolo un poco, Souma tuvo una idea sobre el error que cometió.

Es algo que leyó en cierto manga antes. Parece ser común en países
extranjeros regatear sobre el precio a la hora de comprar algunos productos.
Como el personal de la tienda también es consciente de ello, el primer precio
que pagan es bastante exagerado.

Si es así, mi acto de comprar a Dvalin en el precio que pedía el traficante de


esclavos ciertamente hizo que me considerara una presa fácil. Eso también se
cumple cuando de repente ha mejorado sus modales, como si cambiara por
completo su actitud.

Souma se preparó para intentar bajar el precio la próxima vez.

En ese momento Grokakos, que era solo sonrisas, llega mientras arrastra a
otros esclavos.

[Bueno, bueno, gracias por esperar. Ahí vamos, estos tipos también son muy
buenos negocios]

Frotándose las manos, Grokakos hizo que los cinco enanos dirigidos por un
supervisor de esclavos se pusieran en fila frente a Souma.

Souma se arruga la nariz debido a esos esclavos enanos.

Incluso a juzgar por los ojos inexpertos de Souma, la condición de esos enanos
era terrible. No puede sentir ninguna vitalidad de las cinco personas que tienen
vacío se parece a un pez muerto. La sangre gotea y los vendajes se enrollan
alrededor de sus rostros, que habían sido golpeados a fondo. El color y el tono
de su piel es horrible. Es posible que hayan contraído algún tipo de enfermedad.

[¿Qué te parece? Doscientas monedas de plata por criatura. Si los compras


todos juntos, te daré una reducción de precio a ochocientas monedas de plata]

[¡No juegues conmigo! ¿No son como mucho diez monedas de plata cada uno?]

Como se sentía irritado por el trato cruel de los enanos, el tono de Souma se
volvió brusco.

[¿Eh? ¿Oh? ¿Eh?]

La expresión de Grokakos se convierte en algo divertido.


Souma se puso nervioso al preguntarse si había fracasado.

Para empezar, es el típico japonés que no sabe regatear. Incluso si regatea,


como no sabe qué tipo de precio podría ser bueno sugerir al principio,
simplemente dijo diez monedas, ya que es un buen número como un corte
adecuado.

Aunque trató de bajar el precio, estaba empapado de sudor frío preguntándose


si el cinco por ciento del precio original era demasiado precipitado. Sin embargo,
como le preocupa que se aprovechen de él si retira lo que ya se le ha ofrecido,
de alguna manera finge estar tranquilo.

Entonces, después de actuar como si se sorprendiera, Grokako le gritó al


supervisor de esclavos que estaba de pie junto a los esclavos.

[¡Idiota! Si miras bien, verás que esos no son los esclavos que te dije que
trajeras, ¿verdad?]

Debido a que Souma casi replicó con “No, fuiste tú quien los trajo contigo,
¿verdad?”, pero sabiamente se limitó a decir eso en su mente.

El capataz esclavo al que Grokakos le susurró algo al oído empuja a los enanos
de vuelta a su celda original. Regresó con un nuevo grupo de cinco enanos de
una celda diferente.

Los esclavos que trajo esta vez eran obviamente diferentes de los enanos de
ahora. Ciertamente se quedan cortos si se los compara con el enano llamado
Dvalin, pero sin embargo son enanos sanos y fuertes.

[Lo siento mucho por ahora. Joven amo, allí están los esclavos que le
recomendé]

[Son esclavos bastante decentes. ¿Cuánto cuestan?]

Aunque se retrae de repente al ser llamado joven amo, Souma lo dice como si
supiera exactamente de lo que estaba hablando.
[Como dijiste antes, querido invitado, serán diez monedas de plata por criatura.
Supongo que eso también servirá de disculpa por el error cometido hace un
momento. Cincuenta monedas de plata serán suficientes para las cinco
criaturas]

[¡¿Eso está bien para ti?!]

Souma terminó gritando eso reflexivamente.

Son mucho más saludables y fuertes que los enanos anteriores. Y sin embargo,
le han dicho que el precio que él pensaba que podría haber sido un poco
demasiado bajo era aceptable.

Ni siquiera Souma pudo ocultar su asombro.

Viendo la sorpresa de Souma, Grokakos asintió varias veces mientras parecía


satisfecho por alguna razón.

[Lo tengo. Entonces, a ese precio…]

Souma tenía la sensación de estar embrujado por un zorro, pero por el momento
accedió.

◆◇◆◇◆

~ PdV Grokakos ~

Grokakos, que vio expresamente a Souma irse hasta que estaba fuera de la
mansión, recordó lo que acababa de ocurrir cuando se sentó una vez más en el
banco del patio, bebiendo el vino tibio como si lo hubiera lamido.

En opinión de Grokakos, el mocoso que dijo que venía de un país del este era
un completo novato.
A juzgar por su aspecto y su vestimenta, no parece que mintiera sobre su
procedencia de un lejano país del este, pero es un completo fracaso en la
negociación.

Tal vez algún comerciante estúpido falló en sus negocios en el este del país.
Envió a su hijo a un lejano país extranjero antes que él, mientras albergaba el
estúpido sueño de intentar regresar aquí.

Pensando así, Grokako menospreció completamente a Souma.

Por lo tanto, mostrarle a Dvalin a quien planeaba vender en la capital real de


Holmea State fue únicamente para demostrar que tenía esclavos de tan alta
calidad en mi tienda. Después de todo, definitivamente no podía dejar de poseer
tal fortuna que simplemente compraría a Dvalin.

Sin embargo, Souma fue completamente estafado, sin siquiera tratar de


regatear. Eso ciertamente sorprendió hasta a Grokako, estupefacto.

Este tipo es un cliente inesperadamente bueno con un cerebro tonto y una


billetera suelta.

Grokakos, que lo juzgó así, decidió empujar a los esclavos enanos que es poco
probable que encuentren un comprador hacia Souma.

Eran los esclavos que traje junto a Dvalin en el mismo barco, pero debido al
ambiente inferior, la desnutrición y la fatiga, sus cuerpos son débiles. Entre ellos,
dos de las criaturas incluso sufrían de una enfermedad. Por lo tanto, no parece
que vayan a durar tanto, de todos modos.

Son esclavos que no tienen otro uso que el de servir de alimento a los animales
salvajes en los espectáculos del Torneo Marcial.

[¿Qué te parece? Doscientas monedas de plata por criatura. Si los compras


todos juntos, te daré una reducción de precio a ochocientas monedas de plata]

Debido a su propia torpeza de pedir doscientas monedas de plata por esclavo,


Grokakos muestra una sonrisa vulgar.
Mientras sean esclavos baratos, se pueden comprar esclavos de combate por
cuarenta monedas de plata y esclavos agrícolas por sesenta monedas de plata.
Debido a que Grokakos presentó esclavos que no pueden ser usados para nada
más que como forraje para animales salvajes, su falta de escrúpulos se hace
evidente.

[¡No juegues conmigo! ¿No son como mucho diez monedas de plata cada uno?]

Sin embargo, contrariamente a lo que esperaba Grokako, ahora se le dijo con


una mirada de disgusto que el precio era demasiado alto justo después de que
Souma mirara a los enanos.

Además, el precio mencionado por Souma era precisamente el precio de venta


estimado de Grokakos para los enanos.

¿Qué diablos significa esto?

Mientras ocultaba su confusión, la mente de Grokako estaba corriendo.

Y entonces se dio cuenta.

¿No era comprar Dvalin a nuestro precio de compra lo que usted llama
generalmente un precio de celebración?

Este mocoso comenzó su negocio aquí después de que su padre le ordenara


hacerlo. Su padre no es un comerciante que fracasó en su negocio como yo
pensaba, sino un gran comerciante que está tratando de extender su influencia a
la tierra de un país extranjero.

Y, para comenzar su negocio en un país extranjero, planeaba establecer una


conexión con un destacado comerciante de la ciudad, en otras palabras,
conmigo. Por consiguiente, el que aceptara inmediatamente el precio de la
estafa era para demostrar que tenía tanta fortuna.

Sin embargo, al no darme cuenta de eso, cometí el terrible error de que es un


cliente que es fácil de desplumar. No sólo eso, sino que incluso traté de empujar
esclavos de mala calidad sobre él. ¿No demostró este mocoso su propia
habilidad para los negocios adivinando con precisión el precio exacto de los
esclavos?

Grokakos tembló repentinamente debido a su propia línea de pensamiento.

Lejos de ser un cliente con una mente tonta y una cartera suelta, este tipo es un
comerciante terriblemente capaz.

Qué mocoso tan aterrador para guiar a este Grokakos con su juventud por la
nariz!

Esto es malo, pensó Grokako.

Si se trata de un gran comerciante de un país extranjero que posee activos a tal


grado que puede pagar generosamente una cantidad tan grande de dinero en
efectivo, no hay duda de que esto conducirá a la posibilidad de obtener grandes
beneficios más adelante si consigo tener una conexión con él aquí. A la inversa,
si compra mientras está disgustado con mi casa, es probable que acabe
desapareciendo en manos de otro comerciante.

¿Cómo puedo corregir este error?

Después de actuar artificialmente sorprendido, Grokako le gritó al supervisor de


esclavos.

[¡Idiota! Si miras bien, verás que esos no son los esclavos que te dije que
trajeras, ¿verdad?]

Aunque hizo lo que le dije, acerco mi boca al oído del capataz de esclavos, que
está confundido porque no sabe por qué le grito, y susurro,

[Escoge a tu discreción cinco de los enanos sanos que planeamos vender en la


capital y tráelos aquí rápidamente]

El supervisor de esclavos encarceló a los enanos en su jaula anterior con mucha


prisa y regresó trayendo cinco nuevos enanos de otra jaula.
[Lo siento mucho por ahora. Joven amo, allí están los esclavos que realmente
recomiendo]

[Son esclavos bastante decentes. ¿Cuánto cuestan?]

Aunque saqué enanos de primera clase, su respuesta es débil.

Debido al fracaso que acaba de producirse, el interés de Soma se ha desviado.


Pensando en eso, Grokakos decidió que tiene que tomar medidas que
sorprendan a la otra parte para redimirse.

[Como dijiste antes, querido invitado, serán diez monedas de plata por criatura.
Supongo que eso también servirá de disculpa por el error cometido hace un
momento. Cincuenta monedas de plata serán suficientes para las cinco
criaturas]

[¡¿Eso está bien para ti?!]

De ninguna manera lo es!….es lo que quiero decir pero hago un esfuerzo por
contenerme aquí.

Son esclavos enanos robustos sin nada que criticar sobre su salud.
Probablemente se desempeñarán bien como esclavos de combate o como
esclavos para ser puestos a trabajar en granjas o en minas.

Son enanos que serán valorados definitivamente con doscientas a trescientas


monedas de plata por criatura si las vendo.

Es una pérdida en la medida en que las ganancias que obtuve al sobrecargar a


Dvalin hace poco tiempo se desvanecerán en su mayoría.

Sin embargo, parece que vale la pena ser resuelto por esa gran pérdida.

Debido a que Souma se sorprendió y ni siquiera pudo esconderlo en su cara,


Grokakos asintió varias veces con satisfacción.

Con esto no sólo se reparó el fallo de hace un momento, sino que estoy seguro
de que pude impresionarlo mucho con nuestro exceso.
[Lo tengo. Entonces, a ese precio…]

Al ver que Souma seguía sin poder dejar de sorprenderse, Grokakos confiaba en
su éxito.

Como ese joven maestro se presento lamentablemente al día fijado para mi


partida a la capital, es muy probable que planee visitar esta tienda una vez más
dentro de poco tiempo.

Si me abastezco de esclavos sanos hasta entonces, probablemente podré


venderlos tan caros como Dvalin. Grokako se rió.

◆◇◆◇◆

Por aquel entonces, Souma y los demás se habían ido de la ciudad con los
esclavos enanos comprados en la carreta cubierta.

Hopkins y Souma estaban alineados en el banco del conductor. Shyemul se


sentó dentro de la carreta mientras se aseguraba de observar a los esclavos
enanos que le habían dado la espalda a Souma y Hopkins.

Las esposas y tobilleras habían sido quitadas a los enanos por Souma, pero en
la actualidad son obedientes y no muestran ninguna voluntad de resistencia.

[¿Estás diciendo que ni siquiera pagaste 900 monedas de plata por todos estos
enanos?]

Hopkins, que le había preguntado a Souma sobre los acontecimientos de la


mansión del traficante de esclavos para matar el tiempo, se sorprendió de lo que
Souma estaba narrando.

Una vez que mira dentro de la carreta girando la cabeza hacia atrás, ve a seis
esclavos enanos de aspecto fuerte.
Los esclavos enanos, que tienen un gran poder, así como una salud y fortaleza
robustas, se comercializan a un precio más alto que los esclavos humanos. Por
lo que Hopkins sabe, novecientas monedas de plata es básicamente una mala
broma, si no sufren de una enfermedad o se lesionan en gran medida.

Si miro a los enanos en este vagón, no sería extraño que fueran por un precio de
trescientas monedas de plata cada uno, estimó Hopkins.

[¿Qué clase de magia usaste para poder comprarlos a tal precio?]

Los traficantes de esclavos no consideran a las personas como personas y son


conocidos por ser codiciosos. Si hay un método secreto que me permite
intimidar tanto a los precios de los esclavos con ellos como oponentes, me
gustaría que me lo enseñara por todos los medios, deseaba mucho Hopkins.

[¿Qué clase de magia, te preguntarás…? ¿Intenté regatear normalmente?]

No hay forma de que eso sea verdad. Harto, Hopkins miró hacia Shyemul, quien
le ha dado la espalda para pedir ayuda.

Entonces, mirando por encima de su hombro después de darse cuenta de la


mirada de Hopkins, Shyemul contestó lo siguiente después de reflexionar un
poco sobre ello:

[¿No es esa la virtud natural de Soma?]

Hopkins bajó la cabeza, desanimado después de darse cuenta de que había


cometido un error en la persona a quien preguntar.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
39
Guerrero

Mientras Dvalin se sentaba en el área de carga del carro cubierto, pensó en sí


mismo.

El Reino de Obsidiana donde nací y crecí fue derrocado en una lucha inútil
contra el imperio humano. Todos mis parientes que sobrevivieron, fueron
capturados y forzados a la esclavitud. Probablemente han sido vendidos como
yo. Tal vez se vieron obligados a cavar agujeros en las minas hasta su muerte.

Incluso si quiero ir a salvarlos, ni siquiera sé dónde estoy. Y mucho menos eso,


quién sabe si podré ver mañana.

Dvalin baja los ojos a sus propios pies.

Esas tobilleras de hierro que llevaban unos meses conmigo ya no están. En ese
caso, tal vez haya una oportunidad para escapar.

Sin embargo, aunque corra, no tengo adónde ir. Sólo moriré como un perro. Si
sigo robando y robando para comer, los humanos lo notarán, y tarde o temprano
me perseguirán como a un animal.

Una vez que me atrapen, seré otro esclavo que se convertirá en un ejemplo
espantoso. Incluso podrían tratar mi cuerpo como un juguete, dependiendo de
cuánto tiempo estuve robando y robando. Ciertamente, será una muerte
extremadamente vergonzosa.

Dvalin es un guerrero.

No teme a una muerte en batalla, sino a una muerte sin sentido y vergonzosa.
No sé si es una suerte o no, pero ese humano que me compró parece que nos
está tratando muy bien. Comparado con los otros humanos y su trato de
esclavos, la diferencia es como la que existe entre el cielo y el infierno.

Al menos no parece que nos vaya a hacer algo de inmediato. En ese caso, seré
obediente por ahora. Probablemente sea bueno empezar a planear un escape
durante este tiempo.

Dvalin fingió que hablaba consigo mismo mientras miraba la tierra que era visible
a través de un hueco en el dosel de la caravana.

{¿Alguien sabe dónde estamos?}

Los otros enanos esclavos no responden. Parece que nadie lo sabe.

Debido a que las palabras de Dvalin estaban en un lenguaje enano, la niña zoan
no debería entender si estaba hablando solo o dirigiéndose a sus camaradas.
Sin embargo, aparentemente muy desconfiada, la muchacha zoan fijó sus ojos
en Dvalin mientras mantenía su vigilancia.

Pero, una respuesta inesperada le llega disparando allí.

[Este lugar es el sur de las Llanuras Solbiant]

Dvalin se sorprendió con las palabras de Souma.

Ni siquiera soñaba con un hijo de humanos que despreciaran a los enanos para
entender el lenguaje enano.

[Soma, ¿podías entender lo que dijo este tipo?]

[¿Eh? Sí, él preguntó “¿Alguien sabe dónde estamos?”]

Souma respondió con una expresión de perplejidad debido al hecho de que


Shyemul, que debería tener una audición mucho mejor que él, no podía oír las
palabras de Dvalin.
Shyemul reflexionó sobre todas las posibilidades con una cara seria.
Aparentemente, se le ocurrió una idea y, frente a los enanos, dijo con desprecio,

[He oído que todos los guerreros enanos son hombres valientes de mente
amplia, pero eso parece haber sido una mentira. Tener una charla privada en
secreto entre ustedes es un acto de mujeres cobardes. Soma, parece que
cometimos un error y terminamos comprando un montón de elfos gordos]

Incluso en este mundo, los elfos y los enanos son enemigos mutuos y acérrimos.

Así, para un enano ser llamado elfo es igual al peor insulto posible. Cayeron en
la esclavitud, pero no hay enanos que no se sientan enfurecidos después de
haber sido denostados como elfos.

Aunque no hicieron algo tan estúpido como sucumbir a su furia y atacar, cada
uno de los enanos presentes se agitó un poco de ira.

Debido a eso, Shyemul revela una sonrisa irónica.

[¡Genial! Parece que todos entienden el idioma común del continente]

Con esas palabras, Dvalin chasquea la lengua sin querer.

Es algo trivial, pero esa chica zoan quería comprobar la reacción de nuestro lado
insultándonos en la lengua común.

Dvalin y los otros enanos se irritaron por haber sido completamente engañados
por eso. Sin embargo, abrieron los ojos ampliamente debido a que Shyemul
inmediatamente se inclinó ante ellos después de que ella ajustara su postura.

[Por favor, disculpen mi insulto de mal gusto, camaradas de la tierra]

Los enanos se miran el uno al otro a la cara ante esa repentina disculpa.

[Era consciente de que era descortés, pero aún así, quería asegurarme de que
entendiera nuestras palabras para garantizar la seguridad de mi señor]
Dvalin quedó impresionado por la magnífica conducta guerrera de Shyemul.

Pensó que podría empeorar su propia posición si decía algo imprudente, pero
esa preocupación desapareció con la misma rapidez. Su orgullo como guerrero
no le permitirá permanecer en silencio después de que se le haya mostrado tal
grado de conducta.

[Por favor, levanta la cabeza, camarada bestia. No hay forma de que yo condene
esa devoción, que no teme mancharse de barro por el bien de su señor que
usted debe proteger, y esa devoción ciertamente tiene que ser admirada]

Sin embargo, sólo por eso, había algo que le molestaba.

[¿Qué clase de persona es el señor que debes proteger?]

En el instante en que oyó eso, todo el cuerpo de Shyemul se llenó de alegría.

Porque parece que no puede soportar la espera de querer decírselo, el interés


de Dvalin por el gran hombre que podría ser esta persona se ha despertado.

[Kisaki Soma es definitivamente mi “Maestro de Ombligo”]

Souma, que había observado atentamente el intercambio entre Shyemul y los


enanos hasta entonces, parecía avergonzado por la mirada de respeto y afecto
de Shyemul. En un ataque de pánico, intentó rápidamente girarse hacia el frente
para ocultar su vergüenza mientras chillaba,

[¿Shyemul, parece ser que es un bosque el de allá?]

[¿Mmhh? Eso es correcto. No hay ningún error en eso.]

Cuando Souma le preguntó, Shyemul se inclinó hacia adelante en el asiento del


cochero, miró el bosque delante del camino de la carreta y respondió de esa
manera.

Los enanos se sorprendieron al ver la espalda de Shyemul, pero aunque no


había manera de que ella no se diera cuenta de nada, se sentó mirando hacia el
frente de la carreta como si nada hubiera pasado.
Debido a eso, los enanos gruñen mientras se ven sombríos.

Señalar deliberadamente su espalda indefensa es una expresión de la


sinceridad de Shyemul. Dvalin y los demás lo entendieron bien.

Su posición es la de esclavos que Souma compró y pagó con dinero. Shyemul,


en quien confía ese Souma, es probablemente alguien similar a un líder de
esclavos que maneja a los otros esclavos mientras que ella misma es una
esclava, por así decirlo. Era inesperado para esta chica zoan, que se cree que
es la líder esclava que es naturalmente un blanco de odio, mostrar realmente
esta conducta de un guerrero.

Con sólo eso, los enanos estaban confundidos sobre si debían odiarla como
líder esclava o respetarla como guerrera. Se sentían irritados por no poder
decidirse.

Poco a poco, Dvalin se siente tonto por actuar tan mansamente. Se sentó
pesadamente con las piernas cruzadas, se cruzó de brazos y soltó un solo y
gran aliento nasal. Los otros enanos también lo imitan a la vez.

Por eso, Shyemul mira por encima de su hombro. No sería extraño que todos los
enanos fueran azotados por mostrar este tipo de comportamiento rebelde.
Sorprendentemente, Shyemul sólo se rió alegremente y se volvió hacia el frente
una vez más.

Me lo esperaba, pero su comportamiento como guerrera es realmente molesto.


Con sólo eso, Dvalin no pudo evitar estar desconcertado.

Eso aparentemente significa que el niño humano sentado en el banco del


cochero es el señor a quien está tratando de proteger hasta el punto de que
incluso una mujer guerrera de su influencia actúa como si se estuviera burlando
de los demás.

Dvalin comprende de un vistazo que Souma no tiene el físico de un luchador.

Incluso con una sola mirada a su atención hacia su entorno y a cómo mueve su
cuerpo, es obviamente diferente de alguien que ha sido entrenado con armas
como la espada o la lanza. Aunque es natural, no percibo nada parecido a un
guerrero en Souma. Y sin embargo, no puedo evitar sentir curiosidad por el
grado de lealtad de Shyemul hacia este Souma, que debería llamarse respeto y
afecto.

Mientras Dvalin se devana los sesos por algo así, la carreta cubierta llega al
bosque al que se dirige. Cuando salieron de la ciudad ya había pasado el
mediodía, pero ahora incluso el sol ya se está inclinando profundamente hacia el
oeste. Una regla absoluta para los viajeros es acampar antes de que el sol se
ponga completamente.

Dvalin, que miraba el bosque sin ninguna razón en particular mientras pensaba
que probablemente acamparían allí, sintió un gran número de presencias
escondidas dentro del bosque.

[¡Date la vuelta! ¡Podría haber bandidos ahí dentro!]

Antes de que las palabras de Dvalin terminaran, varias figuras saltaron del
bosque.

[¡¿Zoan?!]

Los que salieron corriendo del bosque y rodearon la carreta cubierta son todos
guerreros zoanos musculosos.

Los que llamaron la atención de Dvalin entre ellos son un zoan de pelo rojo y un
zoan de un solo ojo, de pelo negro, que tiene una espada cortada en la cara.
Parecen ser los líderes de estos zoan.

De cualquier manera, no son sólo sus físicos. Puedes comprender


inmediatamente que son guerreros de primer nivel si observas cómo prestan
atención a su entorno y al movimiento de sus cuerpos.

Incluso Dvalin, que se enorgullece de ser también un guerrero de primera clase,


no es lo suficientemente engreído como para pensar que podría ganar
desarmado contra estos dos como sus oponentes.

[¡Joven, dame un arma! ¡Aún no quiero morir!]


Me temo que los zoan que se oponen a los humanos vinieron a hacer que estos
humanos que viajan a través de las llanuras con solo un carro paguen el precio
de esa locura.

Si sólo los humanos son hechos pedazos por el zoan, es algo que hay que
celebrar, pero no hay garantía de que se nos pase por alto sólo porque somos
enanos.

Souma, que pudo levantarse a medias del banco del cochero, levanta una mano
para detener a Dvalin, quien se ha resuelto a sí mismo con ese espíritu de “hazlo
o muere”.

[Gracias por esperar, ustedes dos]

Dvalin se asusta inmediatamente, preguntándose de qué está hablando Souma.

Con una mirada de reojo a Dvalin, el zoan Garam, de pelo negro, sacudió
ligeramente la cabeza como si dijera que no hay problema, y dice,

[Lo más importante es que estés sano y salvo, Soma y 〈Noble Fang〉 ¿Cómo
estuvo la ciudad?]

[Garam, hemos traído invitados inesperados, pero el curso de los


acontecimientos se ve muy bien.]

Debido a esas palabras, Garam y Zurgu miran dentro de la carreta sobre la


cabeza de Souma.

[¡Oh! ¡Enanos, qué raro! La última vez que vi a uno de estos tipos fue cuando les
pedí que falsificaran mi machete]

[Hee, ¿también había enanos por aquí?]

Souma sintió curiosidad debido a la observación de Zurgu.

[Es maravilloso que pregunte sobre ello, señor Soma. Mírame! Como puedes
ver, mi cuerpo es grande y mi fuerza también es poderosa. Dado que un
machete normal no podría satisfacerme, me dirigí expresamente a los enanos
que vivían en las montañas al este de las llanuras para pedir un machete para
mí. En ese momento, todavía era un mocoso que acababa de cumplir doce
años. Para pagar el machete, necesitaba recoger un gran número de pieles. Así
que yo…]

[〈Mad Claw〉 deja de fanfarronear.]

Zurgu, que trató de recitar su heroica saga, es cortado sin piedad por Shyemul.

[Soma, en el pasado comerciábamos con los enanos que vivían en las montañas
del este. Se dice que nuestros machetes son como gemas preciosas creadas
por las manos de los enanos. Nuestros guerreros que no estaban satisfechos
con los machetes heredados de sus antepasados visitaron ese lugar, usando
una montaña de pieles como pago. Pero hoy en día, parecen haber
desaparecido de la vista debido al conflicto con los humanos]

A diferencia de Souma, que se conforma con un “ya veo”, Zurgu, a quien se le


interrumpió su legendaria historia heroica, se arruga la nariz como si estuviera
enfurruñado.

Debido a ese intercambio pacífico entre Souma y el zoan, Dvalin y los otros
enanos sólo los miraban fijamente con expresiones de estupefacción.

[〈Noble Fang〉 〈Mad Claw〉 ¿qué hacen cuando nuestros invitados siguen en el
vagón?]

Garam, que regañó a los dos mientras suspiraba grandiosamente, golpeó


ligeramente su pecho hacia los enanos confundidos y dijo,

[Por favor, tengan paz mental, camaradas de la tierra. Si fueron invitados por
Soma, los trataremos como invitados importantes]

◆◇◆◇◆
Rodeando la hoguera que levanta una llama roja brillante, Souma transmitió el
plan que se le ocurrió a los principales guerreros del zoan, como Garam y Zurgu
y a los enanos de Dvalin.

[Ciertamente. Si eso va bien, supongo que será posible tomar esa ciudad con un
número mínimo de pérdidas]

Primero, Garam, quien escuchó con los brazos cruzados, indicó su aprobación
de la estrategia de Souma. Zurgu también lo consideró interesante, pero al
mismo tiempo señala un problema con él.

[Creo que es una jugada interesante, pero ¿qué harás con las armas? Incluso si
los excedemos en número, no podemos luchar desarmados]

[Debiste confiscarles las armas a los soldados cuando te hiciste con el control de
la fortaleza. Los pondremos en uso]

Debido a que lo que Zurgu señaló estaba dentro del rango de sus expectativas,
Souma pudo responder sin dudarlo.

[Lo tengo. Enviaré a alguien para que Banuka, que está en la fortaleza, traiga las
armas de inmediato]

Garam llamó a alguien conocido por ser un corredor rápido de entre sus
compañeros de clan que estaban cerca, y los envió a la fortaleza como
mensajero.

[Con esto, el problema que queda es…]

Tras el comentario de Garam, las miradas de todos se vuelven hacia los enanos
que rodean a Dvalin.

Debido a ello, incluso Dvalin, que escuchaba las charlas con una actitud como si
fuera asunto de otra persona, levanta la cabeza con una mirada interesada. No
es como si pudiera ignorarlos tampoco, pero termina volteando la cabeza
después de un pequeño resoplido.
[Ustedes son tipos raros. Somos esclavos comprados por este joven humano.
Sólo tiene que ordenarnos, ¿no? ]

Incapaz de soportar la actitud de Dvalin, Zurgu estaba a punto de levantarse,


pero Souma lo detuvo con un gesto de su mano y le dijo claramente a Dvalin,

[No son esclavos lo que queremos. Es la gente la que cooperará con nosotros
por su propia voluntad]

[¿Para pedir la voluntad de los esclavos? No me hagas reír. Si te dijera que me


niego, ¿qué harías entonces?]

Una atmósfera peligrosa se extiende desde el zoan circundante debido a la


manera de hablar de Dvalin. Sin embargo, sin ningún indicio de que eso le
importe, Dvalin mira fijamente a Souma para provocarle.

Debido a eso, Souma se rascó la mejilla como si estuviese preocupado.

[No haré nada]

[¿Nada, dices?]

[Ya que han escuchado nuestra estrategia, los confinaré hasta que el asunto
esté terminado. Te soltaré cuando termine, así que por favor haz lo que quieras]

[¿Estás diciendo que liberarás a un esclavo que compraste con una gran
cantidad de dinero?]

Algo así como liberar incondicionalmente a un esclavo que fue comprado con la
gran cantidad de ochocientas monedas de plata; Dvalin nunca había oído que
algo así sucediera.

[Sí. Después de todo, creo que está mal convertir a la gente en esclavos.]

No fue sólo Dvalin. Todos los demás enanos también estaban asombrados.

Es porque es una forma herética de pensar en este mundo.


En esos días, los fuertes se llevan todo de los débiles después de una batalla es
algo natural, para cualquier raza.

Pensamientos que contradicen la opinión de Souma surgen en la cabeza de


Dvalin, pero esos se hicieron añicos ante las siguientes palabras de Souma.

[Gente robando la libertad de otros como ellos y tratándolos como basura;


deberías haber experimentado de primera mano lo feo que es eso]

Fue como dijo Souma.

Lo único que Dvalin y los otros enanos vieron después de ser derrotados en
batalla es el lado feo de los humanos.

Aunque fuera una dama elegante o un general que sabe de decoro, no había
excepciones. Sus labios que se deformaron con asco al mirar a Dvalin y a los
otros esclavos enanos y sus ojos llenos de un complejo de superioridad que
coexiste con una profunda simpatía por el sufrimiento ajeno. Con sólo su
apariencia exterior siendo hermosa, su fealdad de olor podrido sobresalía aún
más.

[No quiero convertirme en alguien que considero feo. Por lo tanto, niego la
esclavitud]

La gente creía que era un pensamiento herético, pero era un argumento trivial
pero muy razonable.

Sin embargo, es una realidad que no se puede decir que su lógica es imposible.

Si hubiera sido el antiguo Dvalin, probablemente se habría burlado de Souma


por ser un soñador ingenuo que no mira la realidad. Sin embargo, el actual
Dvalin ha experimentado a fondo el sufrimiento después de haber sido reducido
a esclavo. Las palabras de Souma eran demasiado hermosas para él, y no
podía resistirse a considerarlas como algo irremplazable.

[Permíteme oír una cosa más, jovencito. ¿Por qué me elegiste?]


Debería haber muchos otros enanos en ese lugar. Podría haber conseguido
muchos más enanos a un precio razonable en lugar de comprarme
específicamente. Entonces, ¿por qué me eligió? Dvalin quería saber la razón de
ello.

[Eso es porque apretaste tu mano derecha cuando el látigo del traficante de


esclavos le dio en el pecho]

La respuesta de Souma fue algo que excedió la comprensión de Dvalin.

[¿Qué quieres decir?]

Souma cogió una sola piedra del suelo y se la pasó a Dvalin con un tiro. Sin
entender lo que quiere decir con eso, Dvalin recibe la piedra lanzada con su
mano derecha.

Confirmando sus sospechas, Souma sonrió dulcemente.

[En ese momento formaste un puño con tu brazo dominante. Te contuviste de


intentar golpear al traficante de esclavos, ¿no?]

Dvalin contestó con nada más que un pequeño gruñido.

Sin embargo, eso es porque lo que Souma dijo fue correcto.

[Me enseñaron que los esclavos son personas que renunciaron a la lucha,
después de que perdieron por el miedo dentro de sí mismos.]

Souma mira de reojo a Shyemul que está a su lado.

Shyemul finge que no ha notado su mirada, pero las puntas de sus orejas se
movían alegremente hacia arriba y hacia abajo.

Mientras filtraba una sonrisa debido a eso, Souma continuó sus palabras.
[Sin embargo, estabas a punto de pelear. Retenerte no fue porque te rendiste,
sino porque juzgaste que debías soportarlo hasta que llegara el momento en que
debieras pelear, creí. En ese caso, no eres un esclavo, sino un guerrero]

Souma miró directamente a los ojos de Dvalin.

[Guerrero Dvalin, por favor, préstame tu fuerza.]

En el momento en que escuchó esas palabras, algo caliente se acumula en el


pecho de Dvalin.

[Guerrero, ¿eh? Esa es una buena palabra.]

Desde que perdió la guerra y se convirtió en prisionero, las únicas palabras que
se le lanzaron a Dvalin fueron términos despectivos como ” Gusano”.

Junto a tales insultos, fue calumniado de cualquier manera posible, azotado con
látigos y escupido.

“La razón para convertirse en un esclavo es porque perdiste. La razón para


perder es porque eres débil. Los gusanos son más débiles que los humanos.
Los débiles no tienen valor. No vales nada. Eres una mierda. La mierda tiene
que lamer el suelo, como corresponde a una mierda parecida a un gusano. No
desafíes a los estimados humanos. No soporto tu cara. No soporto tu nariz. No
soporto nada de ti. Te estás rebelando, te azotaré. ¿Estás contento de que te
azoten? Si eres feliz, muestra una cara más feliz. Qué, este bicho engreído.”

Tal procedimiento tiene el propósito de transformar el corazón de un esclavo en


algo sumiso. Negando los valores y el carácter de aquellos que se convirtieron
en esclavos, son reprimidos con violencia y su espíritu rebelde es
completamente aplastado.

El lenguaje abusivo de los capataces de esclavos está en el corazón de Dvalin.

Debido a la angustia, incluso pensó para sí mismo, lo fácil que sería ceder a esto
y tirar por la borda mi autoestima y orgullo.
Aun así, mientras se consolaba un poco con el sueño de derribar a los
supervisores de esclavos, lo soportó y lo soportó, aunque era probable que su
autoestima se rompiera y que su orgullo se rompiera en pedazos.

Aunque las esquinas interiores de los ojos de Dvalin se calientan, él lo aguanta


cerrando los ojos y mirando hacia el cielo.

Después de un tiempo en el que uno podría haber contado lentamente hasta


diez, Dvalin abrió los ojos y miró a Souma.

[¿Entiendes el significado de llamarme guerrero y pedirme que te dé fuerzas?]

Souma asintió con fuerza.

[Entonces tengo tres demandas.]

[Exigencias, ¿dices?]

Dvalin levanta tres dedos.

[En primer lugar, la comida. Déjame comer hasta que mi corazón esté contento.]

[Por supuesto. Incluso en mi ciudad natal hay un dicho: “No se puede luchar en
una guerra con el estómago vacío”]

Dvalin cuenta hacia atrás un dedo cuando Souma responde.

[Segundo, el alcohol. No he bebido nada en incontables meses. Como no


cuestionaré el tipo y la calidad, dame suficiente bebida para bañarme en ella si
quisiera]

[Lo tengo. No sé cuánto puedes beber, pero intentaré satisfacer tu petición en la


medida de lo posible]

Bajando un segundo dedo, Dvalin mostró una oscura sonrisa en su cara y


declaró su última petición.
[Prepara un lugar apropiado para que muera en él.]

Ni siquiera Dvalin es idiota.

Es impensable que podamos ganar contra los humanos con sólo ese número de
zoan. Incluso si tomamos la ciudad, las decididas fuerzas militares de los
humanos vendrán a por nosotros a continuación. No es posible que ganemos
contra ellos.

Siendo así, morir en una magnífica batalla fue el deseo de Dvalin.

[Rechazaré eso.]

Sin embargo, Souma lo rechazó sin dudarlo un ápice.

[¿Qué?]

[No buscamos un lugar para morir. Estamos tratando de crear un lugar por el
bien de la vida.]

Eso significa que es para la victoria.

A través de su intercambio de palabras, aunque sólo sea un poco, Dvalin


también entendió que Souma no es un tonto que no tiene absolutamente
ninguna visión de cómo saldrán las cosas.

La dificultad de tomar la ciudad y la desesperada diferencia de poder de


combate entre ambos bandos con las fuerzas humanas que llegarán después.
No hay manera de que él no sepa de eso.

Y sin embargo, a pesar de estar en esta situación desesperada, Souma, que se


concentra en el futuro más allá de eso, superó el alcance de la comprensión de
Dvalin.

¿Qué demonios está mirando este tipo?

¿Qué demonios está tratando de lograr este tipo?


Para Dvalin Souma incluso parecía ser un ser enorme que estaba más allá de la
comprensión de la gente.

Por eso Dvalin dejó de preocuparse por eso.

[Ah, lo que sea. Qué importa eso. Por ahora, sólo un poco de comida y bebida
está bien]

Si no puedo entenderlo, entonces lo tomaré al pie de la letra.

En comparación con las grandes montañas y la madre tierra, las preocupaciones


de un solo enano son muy pequeñas. Aunque me preocupe por ello, lo que será
será. En lugar de preocuparse, podría haber un resultado inesperadamente
bueno si lo hago rápidamente. Incluso si fallo, ¿cuál es el problema? Puedo
reírme de ello con todos los demás.

Debido a que Souma y el zoan estaban desconcertados por el rápido cambio de


actitud, Dvalin se divierte y dice “Supongo que no entiendes nada”.

Puedo volver a luchar como guerrero.

Sólo alguien que entienda la desesperación de haber caído en la esclavitud


comprenderá esta alegría. Además, aunque es una raza diferente con la que
luchará codo con codo, son guerreros de élite hasta el punto de que hasta Dvalin
los admira. Si hay alcohol y comida para acompañar esto, ¿qué hay para desear
más allá de eso?

[¡Trae todo el alcohol! Como compensación, interpretaré la “Canción del acero


forjado” que se ha transmitido entre nosotros, los enanos.]

El hecho de comer una comida sabrosa, beber una bebida deliciosa, cantar en
voz alta y bailar alegremente; todo está bien en este mundo.

Eso es porque soy un enano.


◆◇◆◇◆

Así sucedió con Dvalinen su destino desventurado con el 〈El Hijo Divino de la
Destrucción〉 Este encuentro casual fue provocado por la diosa del destino.
Podría no haber sido más que un mero capricho.

Sin embargo, ¿quién podría haber podido imaginar en este momento el gran
cambio que esto traería sobre el continente?

Más tarde, fue Dvalin quien dirigió la infantería pesada enana en el cuerpo de
ejército del 〈 El Hijo Divino de la Destrucción〉, pero es una persona cuyo nombre
se difundió ampliamente por una razón diferente a esa.

Se dice que Dvalin construyó muchas herramientas utilizando el conocimiento de


un mundo diferente, que el hijo de la Destruction trajo consigo como base, lo que
le hizo jugar un papel tan importante. Se ha dicho que el conocimiento de
Souma nunca habría tomado forma sin su presencia. De ahí que Dvalin recibiera
la infamia de ser llamado 〈El Destructor de la Tecnología〉 ya que destruyó
completamente el nivel actual de la tecnología del continente.

Pero, tiene un seudónimo que se conoce incluso más allá de eso.

Es un nombre que deriva de su brazo grande y musculoso que agarra


fuertemente un hacha de guerra, como uno de los siete brazos del fresco 〈 El
Hijo Divino de la Destrucción〉 dibujado por el maestro pintor Numari.

El significado de las letras antiguas escritas allí es “Gula”.

Dvalin del 〈Acero〉

Él es el hombre que asumió el nombre de 〈Brazo de la Gula〉como uno de los


Siete Generales de Armas en la posteridad.
Hakai No Miko – Capítulo 1 – Historia
40
Movimiento de Apertura

[¡El carro de allá, deténgase! Si va a entrar en la ciudad, necesitamos


inspeccionar a los pasajeros y la carga]

El jefe del escuadrón, que se encargaba de inspeccionar la carga y las personas


que entraban y salían por la puerta de Bolnis, detuvo el carro cubierto que venía
por la carretera y el carro que venía detrás de ella.

Al ver al hombre sentado en el banco del cochero del vagón cubierto que estaba
siendo tirado por un niryu, el líder del escuadrón se sintió como si recordara su
cara de algún lado. Parece que se confía en él como socio en pequeños
negocios, pero lo más probable es que no sea muy hábil como comerciante. Con
esa cara tímida pero sincera, no parece ser una especie de villano en un cartel
de búsqueda.

La pregunta del líder del escuadrón sobre dónde vio a este hombre se
desvaneció después de ver a un niño con un zoan justo a su lado saludándolo
por encima del hombro del vendedor ambulante.

[El vendedor ambulante de hace algún tiempo y su sobrino, ¿eh? Aunque te


fuiste de la ciudad el otro día, ¿para qué viniste esta vez?]

[Por supuesto, para los negocios. Esta vez vinimos no sólo con este carro, sino
también con el carro detrás de nosotros lleno de mercancías]

Guiado por sus palabras, el líder del escuadrón miró el carro que seguía detrás
de este. Tal como el hombre había dicho, muchos paquetes están apilados en el
carro. Algunas cosas pesadas parecen haber sido colocadas dentro de él. Dos
esclavos enanos tiraron de los mangos. Además, dos esclavos empujaban
desde atrás y un esclavo a cada lado, a la izquierda y a la derecha, empujan el
carro hasta aquí. Todos ellos respiraban con dificultad, con todo el cuerpo
empapado en sudor.

[¿Cuál es tu carga?]

[Sí. Son cosas como espadas y lanzas las que están en el inventario]

El líder del escuadrón se sorprendió por las peligrosas palabras que salían de la
boca del vendedor ambulante.

[¡Bastardo! Para llevar tantas armas, ¡¿qué demonios estás planeando?!]

Debido a la actitud amenazadora del líder del escuadrón, el comerciante


respondió con pánico,

[Me han dicho que los zoans se rebelan en las llanuras del norte, ¿no es así?]

Esas palabras hacen que el líder del escuadrón frunza el ceño.

Sufrir una derrota aplastante por parte de individuos como el zoan es una
vergüenza escandalosa para el Estado de Holmea. Por lo tanto, se impuso
ampliamente una orden de silencio a los soldados. Aún así, eso no impide que
los jóvenes soldados cotilleen sobre ello para enganchar a una mujer cuando
salen a los bares y burdeles.

Incluso el líder del escuadrón era consciente de que esto ya se había convertido
en un hecho bien conocido en la ciudad.

Sin embargo, debido a que la orden de silencio es impuesta por los superiores,
él todavía no se siente muy bien sobre la situación.

Debido a que la cara del líder del pelotón se vuelve desagradable, el vendedor
ambulante agarra la mano del líder del pelotón sin demora y lo soborna con
varias monedas de bronce.

[No es malo para todos si hay muchas armas buenas, ¿verdad? Además, si mi
billetera engorda un poco más por esto, sería una gran bendición]
[Ya veo. De hecho, es muy razonable sostener que también nos ayudará si
tenemos buenas armas]

El estado de ánimo del líder de la escuadra mejoró fácilmente debido al peso de


las monedas en la palma de su mano. Además, dejando que una moneda de
plata también se deslice sobre las otras monedas, el vendedor ambulante
susurra en secreto,

[Esta es la mercancía que me esforcé por traer para ayudar a todos. Pensando
en ayudar a los humildes aquí…]

[Oooh! Estoy seguro de que es como tú dices.]

El líder del escuadrón llamó al soldado de recaudación de impuestos que verificó


el número y tipo de armas en la carga.

[Esta persona es un comerciante muy hábil y considerado.]

Como el recaudador de impuestos entendió la esencia de lo que el líder del


escuadrón estaba tratando de decir de una manera indirecta, rápidamente
termina la inspección de la carga en la que estaba metido. Sumerge en un
tintero un palo de madera que estaba sobre una mesa de madera cerca de la
puerta y escribe cuidadosamente algo en un pedazo de papel.

[¿Qué tal algo como esto?]

El vendedor ambulante sacude la cabeza ante la suma del impuesto de


importación propuesta por el soldado.

[He oído que es necesario presentar un informe si traigo un número de armas


superior a una cantidad determinada. Por lo tanto, ¿no puedes de alguna
manera…?]

Mostrando otra de plata sólo para asegurarse, el soldado mira a la cara del líder
del escuadrón. Confirmando que el líder del escuadrón le devolvió un pequeño
asentimiento, el soldado reescribió el documento de nuevo.

[¿Qué tal esto?]


[Con mucho gusto]

Después de haber revisado el documento varias veces, el vendedor ambulante


aceptó y pagó la tarifa escrita.

El soldado no pudo evitar sonreír debido a los extraordinarios ingresos


adicionales imprevistos, pero al darse cuenta de que algo anda mal con el
estado del líder del escuadrón, que siguió al carro y el carruaje cubierto
desapareciendo en el ajetreo de la ciudad con los ojos, el soldado le llama.

[¿Qué pasa, capitán?]

El líder del escuadrón respondió a su subordinado mientras inclinaba


ligeramente la cabeza hacia un lado,

[Ya sabes, siento como si el joven sentado en ese carruaje dijera algo extraño…]

No tengo ni idea de por qué se le escaparon esas palabras de la boca al chico.

Se preguntó si había cometido un error en su oído, pero los oídos del líder del
escuadrón escucharon definitivamente al chico murmurando.

[Creo que me dijo “Perdóname”]

Cielos, un chico hablando de cosas raras.

Enriquecer sus carteras haciendo trampas en las tarifas es algo parecido a un


privilegio especial de los guardianes. Además, debido a que los comerciantes
pudieron hacer las cosas más convenientes para sí mismos mediante el uso de
sobornos, se ha convertido en una relación de dar y recibir. En realidad, los
acuerdos como este eran simplemente muy frecuentes.

Nunca he oído de un comerciante que se disculpe cada vez que lo hace.

[Bueno, ¿no se sintió culpable porque trajeron tantas armas fuera de los
registros?]
El líder del escuadrón accedió a esto con un “Eso podría ser”.

[En ese caso, ¿qué tal si se divierte a lo grande con estas monedas de plata
esta noche para que el niño pueda vivir sin tener una conciencia culpable.]

Los centinelas de guardia intercambiaron amplias sonrisas debido a las palabras


de su líder de escuadrón.

◆◇◆◇◆

[¡Oh! ¡Bienvenido! ¡Qué maravilloso de tu parte que me visites!]

Poco después de que Souma llegase a la mansión de Grokakos y anunciase su


visita al portero, Grokakos salió de la mansión con una sonrisa alegre y feliz.
Souma realiza el saludo del mercader mientras que se muestra un poco indeciso
respecto a Grokakos, debido a que ha cambiado completamente su actitud al
darle la bienvenida en comparación con la última vez.

[Lo visité para traerte buena suerte y riqueza]

[Buena suerte y riqueza para ti también.]

Grokakos devolvió el saludo apresuradamente e hizo una pregunta.

[Bien entonces, Sr. Soma. Me pregunto, ¿Cuál podría ser tu asunto conmigo
esta vez?]

[Hoy, sí, hay algo que me gustaría pedirte un poco]

Souma desplaza su vista fugazmente hacia un lado. Siguiendo esa mirada,


Grokakos descubre el carro que fue detenido en la calle
[Ah, los esclavos que amablemente me compraste parecen estar trabajando
bastante, ¿no?]

Viendo a Dvalin y a los demás, que están atados con cadenas al carro,
Grokakos asintió con una mirada de satisfacción.

[Sí. No sólo como guardias, sino que también son útiles cuando tiran de un carro
como éste.]

[Eso es genial. Me alegra que las cosas que me compraste funcionen bien]

Dijo Grokakos con una expresión como si fuera a lamerse los labios en cualquier
momento.

[Ya que estás aquí, supongo que no estarás buscando nuevos esclavos…]

[Sí. También está eso, pero hay algo un poco problemático…]

[Ho, ¿qué podría ser eso?]

[En realidad estoy preocupado por una posada para esta noche. Yo y… –
Souma señala a Shyemul con los ojos.- Encontré un lugar para quedarme, pero
sin un lugar donde guardar la mercancía y los enanos…]

Grokakos pensó que lo había visto.

En estos momentos, una caravana que se dirige de Jeboa a la capital real se


aloja en la ciudad. Los miembros importantes de la caravana se alojan en la
mansión del señor feudal, pero como los sirvientes y guardias se alojan en los
alojamientos de la ciudad después de separarse, es probable que todos los
lugares estén reservados para esta noche.

[Si es posible, me pregunto si podrías presentarme a algún lugar donde pueda


dejar a esos enanos y el carro con la mercancía]

[De hecho, eso parece ser problemático.] Después de pensar en varias


opciones, Grokakos aplaude.
[¿¡Eeh!? ¿En serio?]

[Por supuesto. ¿Qué opinas tú? ¿Qué tal si se queda en mi mansión, Sr. Soma?
Con mucho gusto le daré una cálida bienvenida.]

[No, será suficiente con dejarte a los esclavos y al carro contigo.]

Dijo Souma en forma de broma,

[Además, con usted vendiéndome esclavos toda la noche, Sr. Grokakos,


terminaría en bancarrota mañana por la mañana. Por favor, perdóname, al
menos por eso.]

[¡Ja, ja, ja! Dios mío, eres muy cauteloso conmigo, ¿no?]

Souma deja que una pequeña bolsa con monedas de plata caiga en la mano de
Grokakos, que se pone alegre por ser halagado.

[Esto es sólo una pequeñez, pero por favor, acéptalo como agradecimiento por
las molestias.]

Adivinando el número aproximado de monedas de plata por el peso transmitido


a su mano, Grokakos se asombra.

[Que me den tanto por cuidar un carro y unos esclavos…]

[Por favor, deduzca la cantidad excedente de los precios de los esclavos que
compraré mañana.]

[Ya veo. Si así es como es]

Estando de acuerdo, Grokakos aceptó la bolsa de monedas de plata.

[Entonces, me pregunto ¿Qué tipo de carga en el carro me estás confiando?]

[Es esto.]
Cuando Souma quitó la tapa de la carga que estaba apilada en lo alto del carro,
una gran cantidad de espadas y lanzas estaban guardadas allí.

[Según los rumores, las fuerzas armadas que se dirigían a subyugar a los zoan
les estaban dando la vuelta a la situación, o algo por el estilo. Como las llanuras
se volverán caóticas por un tiempo, planeo venderlas al ejército nacional de
Holmea]

Hasta hace poco circulaba el rumor de que la fuerza de subyugación sufría


muchas bajas a causa de haber sido devorada por un incendio que ellos mismos
habían provocado. Pero ahora, la verdadera información que salía de los
soldados malhablados era que el zoan les había dado una paliza.

Pero, eso es algo que ocurrió recientemente.

Como era de esperar, si es un hábil mercader que vino de un lejano país del
este, tienen oídos atentos, admiró Grokakos.

Grokakos, que se divirtió charlando con Souma mientras hacía que Dvalin y los
demás tiraran del carro hasta el patio trasero de la mansión, de repente aplaude.

[Oh, sí. Porque tengo en mis manos a un esclavo raro, me gustaría que les
echara un vistazo, Sr. Soma]

Diciendo eso, empezó a caminar desde la mansión en dirección al patio sin


siquiera esperar la respuesta de Souma. Souma, que tampoco quiere disgustar
a Grokakos, lo persigue a regañadientes mientras trae a Shyemul.

[Aquí, por favor, echa un vistazo a esto. Es un valioso esclavo que recibí
especialmente de un traficante de esclavos de la familia real]

Grokakos habló como un presentador frente a una única y enorme jaula situada
en el patio.

Al parecer, reaccionando a su voz, una enorme sombra se movió un poco dentro


de la jaula.
Con sólo eso, las innumerables cadenas que se colocaron por todo el cuerpo del
esclavo, hacen ruidosos chasquidos.

[¿¡Esto es!?]

No sólo Souma, sino también Shyemul abrieron sus ojos ampliamente debido a
la apariencia atípica que ven por primera vez.

[Veo que incluso usted, Sr. Soma, está viendo esto por primera vez, supongo…
Bueno, bueno, eso tampoco es muy extraño. Los lugares donde viven estos
tipos están principalmente en el desierto del sur y en las Islas del Fuego,
después de todo]

Grokakos, que estaba contento con la reacción de Souma y Shyemul, explicó


mientras se daba un aire de superioridad.

[Por favor, mírenlo, esta gran figura como una montaña. Por supuesto, eso
tampoco es para un simple espectáculo. ¡Delante de su fuerza física, incluso los
enanos son un pusilánime! No sólo posee fuerza. ¡Esta piel dura no recibirá ni
un solo rasguño por algo que esté a la altura de un simple cuchillo! ¡Garras que
cortan la carne! ¡Colmillos afilados que arrancan la carne! Y lo que es temible
sobre todo es su temperamento feroz! No es una exageración llamarlo una raza
que realmente nació para pelear]

Parando su discurso por un momento en ese momento, Grokakos respiró hondo


y recitó el nombre de esa carrera.

[¡Este es un Dinosaurian!]

◆◇◆◇◆

Grokakos, que despidió a Souma, tenía una sonrisa engreída.


Hoy no pudo forzar una venta, pero la reacción de Souma en el momento en que
mostró al Dinosaurian, el esclavo del torneo de lucha, fue incluso más allá de las
expectativas de Grokakos. Si es así, todavía se beneficiaría de habe