Sei sulla pagina 1di 5

Actitud mental Positiva

Actitud Positiva Vs. Actitud Negativa

El problema para poder desarrollar una vida positiva y llena de éxito, no estará en las
circunstancias adversas que vivamos en momentos determinados, sino en la actitud que
tomemos frente a esas adversidades. Debemos tener bien claro que en la vida
ciertamente habrá problemas, pero lo que cuenta no es eso, sino nuestro comportamiento
interno hacia ellos. Podemos tomar la misma actitud negativa del rey Saúl y su ejército
frente el gigantón Goliat, que cada vez que lo veían confesaban: “Es tan grande que no
podremos vencerlo”. Pero también podemos decidir tener la actitud positiva del joven
David, que cuando vio al mismo gigantón Goliat pensó: “Es tan grande que no puedo
fallar”. Analicemos y profundicemos un poco en este caso bíblico; era una misma
adversidad (Goliat) pero había dos actitudes diferentes; una negativa y otra positiva. Y no
piense que ese principio se desarrolló solamente allí en ese tiempo bíblico, hoy en día
sigue sucediendo lo mismo, si no analice las confesiones negativas de las personas a su
alrededor, ellas hablan de los “gigantes” que le impiden desarrollarse y cristalizar sus
sueños, y no solo eso, sino que buscan formar un “ejército” de hombres y mujeres que
compartan sus mismas ideas erradas.
David vio al Gigante como
una Oportunidad
Si usted observa bien el pasaje de David y Goliat notará que David era un pastor y que
la mayor parte de su tiempo se la pasaba cuidando en el monte las ovejas de su padre
Isaí. Pero ¿qué pasó? Su padre le ordena ir al ejército de Saúl y averiguar cómo estaba
la salud de sus hermanos (Eliad, Abinadab y Sama). Estando ya en el ejército se
consigue con lo que era un “gran problema” para Israel, pero que para él era una “gran
oportunidad” de demostrar su confianza en Dios. Note estos dos términos: “un gran
problema” y “una gran oportunidad”. Le pregunto: ¿Es usted el que ve una gran
oportunidad en un gran problema o es de los que ve un gran problema en una gran
oportunidad?. De acuerdo a su respuesta se puede determinar fácilmente que tipo de
actitud usted tiene.
Una actitud Negativa trae Tristeza
Creo firmemente que una actitud positiva o negativa se demuestra en un gran
porcentaje en las palabras que confesamos. Muéstreme a una persona que la mayor
parte de su tiempo se la pasa hablando palabras de fracaso y de derrota para decirle que
tengo al frente a una persona que es candidata a ser un fracaso en la vida. Y de igual
manera, muéstreme a una persona que su tren de confesiones es positivo, para decirle
que allí hay una persona que es candidata a triunfar y tener éxito en su vida. El
proverbista Salomón escribió:

“El hombre será saciado de bien


del fruto de su boca”
Proverbios 12:14

Si usted desea ser saciado de bendiciones a cada minuto en todas las áreas de su vida
obligatoriamente deberá cuidar sus confesiones. Su boca debe estar llena de palabras
positivas, y eso solo será posible si se tiene una buena actitud mental hacia la vida, no
solo en los triunfos que obtenemos, sino también en las adversidades.

Me imagino que ya usted sabrá cual fue el final de la historia de David y Goliat; este
joven pastor con apenas diecisiete años de edad pudo derrotar y acabar con el gigante
con dos armas principales; una actitud mental de victoria y una piedra lisa que enterró en
la frente del filisteo.

Indiscutiblemente será la actitud que tengamos hacia la vida el gran secreto para poder
triunfar y no los hechos que puedan rodearnos. El gran escritor y pastor Charles Swindoll
dijo: “Soy un convencido de que la vida es diez por ciento lo que me sucede y noventa por
ciento cómo reacciono a lo que me sucede”. Creo que usted estará totalmente de acuerdo
con esta declaración y si no, es bueno que vaya pensando en ella, porque es una sabia e
inteligente afirmación. Note algo parecido que dijo el apóstol Pablo:

“...he aprendido a contentarme cualquiera


sea mi situación”
Filipenses 4:11
Una Actitud Positiva trae
Éxito en la vida
Preste atención a la expresión “cualquiera sea mi situación”, Pablo aprendió por la
experiencia que desarrolló en la vida a estar contento pese a las calamidades que pudiera
estar viviendo. ¿Sabía usted que uno de los propósitos de Pablo al escribir esta carta era
darle ánimo a la iglesia de Filipo?. Y aparte de eso ¿sabía en qué lugar estaba Pablo
escribiendo esta carta? No sé si ha de sorprenderle pero el apóstol estaba en la cárcel ¡A
eso se le llama actitud mental de victoria!. Soy un convencido de que Pablo estaba
encarcelado físicamente pero gozaba de una libertad interna, mientras los filipenses
estaban libres físicamente, pero encarcelados internamente. ¿En dónde radicaba la
diferencia? En el tipo de actitud que estaban habituados. Esta es la razón por la cual
muchas personas con todo y que tienen todas las posibilidades de surgir, no surgen. Las
condiciones favorables les dicen “Hey aquí estoy, vengan y aprovéchenme para llevarlos
a un estilo de vida plena”. Sin embargo, el tipo de persona con una actitud mental
negativa, no ve otra cosa más que obstáculos e impedimentos, y aparte de eso,
desperdicia las buenas oportunidades que se le presentan.

Culmino diciéndole que es posible tener una vida exitosa y con satisfacciones, no
obstante es NECESARIO desarrollar una actitud positiva, ya que este es un requisito
indispensable para triunfar. Así que, desde hoy llénese de valor y sea una persona que
sea identificada como alguien POSITIVA