Sei sulla pagina 1di 4

UNIVERSIDAD NACIONAL DE JUJUY

FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS


SOCIALES
SEDE SAN PEDRO DE JUJUY

Carrera: “Licenciatura en Educación para la Salud”

Cátedra: “Antropología Social y Cultural

Trabajo Practico Nº1

1- ¿Qué dimensiones abarca la dominación colonial? ¿Cómo se justificaba la


dominación? ¿Cuáles fueron los métodos utilizados para dominar?

2- ¿Cómo se denomina al “otro cultural” a lo largo de las diferentes etapas del


capitalismo?

3- ¿Cuál es la autocrítica que realiza la Antropología durante el proceso de


descolonización?

4-En base a la historieta de Quino, elabore una reflexión sobre los procesos de
desigualdad originados por el proceso capitalista
Desarrollo

1-La dimensión colonial abarca las siguientes dimensiones:

-La empresa material: incluye el control de las tierras y las riquezas, de la población
nativa e impone una economía subordinada a la Metrópoli.

-La empresa político-administrativa: que comprende el control y la imposición de


autoridades, de la justicia, la eliminación de normas jurídicas, nativas y la creación de
nuevas divisiones territoriales que rompen las organizaciones políticas autóctonas.

-La empresa ideológica: que consiste en la imposición de nuevos dogmas e


instituciones, desde una evangelización compulsiva hasta la exigencia de la aceptación
de modelos culturales extranjeros, cuya función será de facilitar la dominación por
medio de la desposesión y la humillación de la cultura nativa.

La situación colonial es percibida por los colonizadores como una misión civilizadora
que explica la inevitabilidad de la conquista europea, en tanto sociedad portadora de
una superioridad total, en lo tecnológico, lo militar, lo religioso y lo étnico.

Unas y otras formas de colonialismo justificaban y legitimaban la dominación como una


cruzada moral, una misión civilizadora desde dos perspectivas como:

“Recuperación” de las áreas territoriales para “beneficio” de la humanidad y como


forma de llevar y contribuir al “progreso” de los pueblos no europeos.

Los modos empleados para poner en practica la dominación y la subordinación de los


pueblos conquistados fueron: por un lado, la violencia directa y consciente que
condujo al exterminio de pueblos enteros “genocidio” a través del enfrentamiento
directo.

La superioridad tecnológica-militar de los europeos: armas de fuego, la vestimenta de


metal y el uso de caballos, entre otros, fueron los factores que facilitaron la victoria
junto con el “espíritu de conquista” que acompaño siempre a estos procesos de
dominación.

Por otro lado, incidieron la eliminación indirecta o inconsciente al introducir la viruela,


el sarampión, la fiebre tifoidea, la sífilis, en poblaciones vulnerables y sin defensas para
estas enfermedades epidémicas y el trabajo excesivo al que eran sometido los nativos,
con el consiguiente debilitamiento físico.

Otros de los métodos puestos en práctica por los colonizadores fue el paternalismo,
instalando en la sociedad colonizada la necesidad de contar con un amo, un tutor
blanco, que orientara, educara y “civilizara” al nativo, legitimando de este modo la
violencia colonial
Y por último el más nefasto, la destrucción de las economías regionales, por traslados
de la fuerza de trabajo masculina hacia los lugares requeridos por la economía de la
metrópoli, que sumían a las mujeres, niños y ancianos de las comunidades en el mayor
abandono y sin capacidad de producir sus propios alimentos.

2-Este desandar por la historia del colonialismo nos enseñó como la antropología se
configura como disciplina a partir de “encontrar” su objeto de estudio en el otro
cultural.

En el siglo XIX y desde el evolucionismo primer paradigma científico de la antropología,


los otros culturales, los salvajes, son caracterizados como los primitivos en una escala
de progreso unilineal, en donde el punto de llegada es la civilización occidental. Son
representantes de las primeras etapas de la evolución cultural, en una línea de
desarrollo tecnológico. En este momento hace su irrupción la ideología racista,
justificadora de la explotación y la desigualdad a que se somete a los otros.

3-A partir de la década del 50, la Antropología va a asumir una mirada crítica hacia su
quehacer profesional, referida tanto a su objeto de estudio como a alguna de las
categorías teóricas, utilizadas en las primeras décadas del siglo XX (periodo clásico).

En primer lugar, para la antropología la descolonización significo el “descubrimiento”


de la situación colonial y el subdesarrollo socioeconómico de los pueblos donde la
antropología había desarrollado sus actividades profesionales, tomando consciencia,
además, que sus trabajos d campo dejaban de lado los fenómenos de violencia y
exterminio que eran sometidos los nativos, inducidos muchas veces por la sociedad de
origen del antropólogo

En segundo lugar, y vinculado con el reconocimiento de la cuestión colonial, se


incorporarán la dimensión histórica, que dejara de lado la imagen de los pueblos
“primitivos” como sociedades estáticas, integradas y aisladas de la antropología clásica.
Se incluirá en los trabajos de las antropologías críticas la noción de conflicto, en
términos de contradicciones internas, como algo inherente a todas las sociedades.

En tercer lugar, se reivindica el relativismo cultural y la técnica de trabajo de campo,


que caracterizaron a la antropología clásica, privilegiándose las interpretaciones que
focalizan la perspectiva del actor, es decir, la palabra de los sujetos que se estudian.

Por último, una de las tendencias más notables está relacionado con la incorporación
de las propias sociedades como objeto de estudio. En tanto algunos antropólogos
continuaron sus trabajos en las sociedades no occidentales y lejanas, otros se volcaron
al estudio de sus propias sociedades y a veces de sus grupos de pertenencia de su
propia etnia.
5-En la historieta visualizamos dos realidades sociales diferentes, que prevalecen en
nuestra sociedad actual.

En la misma aparece la marcada diferencia que existe entre dos clases sociales: el
racismo, la desigualdad económica, la pobreza, las necesidades básicas insatisfechas
como la falta de recursos básicos necesarios para su supervivencia, así también la
abundancia en la otra situación, lo que origina enfermedades que conlleva la
morbilidad y mortalidad.

Al final la mujer blanca se preocupa por lo superficial, en cambio la mujer de color vive
la realidad

La pobreza, la marginación, la miseria y las desigualdades sociales no son algo


históricamente superado. De los 5.660 millones de humanos que pueblan la Tierra,
sólo 1.200 millones viven en el hemisferio Norte o desarrollado; el resto lo hace en
países del Tercer Mundo, subdesarrollado.

Con otros términos, a las puertas del siglo XXI, la cuestión no es únicamente
preguntarse si aún existen desigualdades sociales y empobrecimiento, en el sentido
integral del término, sino también analizar por qué entre ricos y pobres las diferencias
son cada vez más dilatadas e insalvables; por qué los pobres son cada vez más pobres.

¿Por qué no se erradica en la actualidad la pobreza, si es objetivamente evitable? los


pobres son y han sido siempre necesarios --económica, social, política, moral, religiosa
y militarmente-- para la supervivencia del mundo moderno; un mundo que camina,
como siempre (al menos desde el siglo XVI), guiado por los dictámenes que interesan a
las clases dominantes, que en la actualidad no son otras que las clases (=intereses)
internacionales de las multinacionales Aun sabiendo que el sistema mundial capitalista
no debe conceptualizarse como un ente inmutable, sino como algo en continuo
cambio, aunque con algunas características básicas permanentes.