Sei sulla pagina 1di 12

VISTOS:  La  necesidad  de  dotar  a  la  ciudad  de   Cosquín  de  una  normativa  que  regule  de 

forma  detallada  y  completa  el  funcionamiento  de  un  espacio  de  feria  para  la  exposición  y 
venta de productos artesanales y manuales; 
Y  CONSIDERANDO:  Que  nuestra  ciudad  cuenta  con  un  número  creciente  de  artesanos  y 
manualistas  que  necesitan un espacio definido y regulado donde comercializar sus trabajos. 
Y  que  si  bien   existen  en  la  actualidad  algunas  iniciativas  al  respecto,  la  precariedad  de  su 
regulación  y la falta de previsibilidad generan un mar de incertidumbres incompatibles con la 
tranquilidad de la que debe gozar todo trabajador. 
    Que  se  busca  consolidar  una   importante  fuente   laboral, 
dotando  a  los  artesanos  y  manualistas  de  las  herramientas  legales  necesarias  para que su 
desempeño redunde de forma virtuosa en toda la economía de la ciudad.  
    Que  amén  de  los  propios  trabajadores,  el  desarrollo  turístico 
de  Cosquín  se  estimula  y  fortalece  con  una  nueva   oferta  para  quienes  deciden  visitar  la 
ciudad.  En  este  sentido,  son  reiterados  y  conocidos  los  casos  de  aquellas  localidades 
cuyos  espacios  de  feria  atraen  a  un  importante  número  de  turistas.  Inclusive, nuestra Feria 
Nacional de Artesanías y Arte Popular, Augusto Raúl Cortazar, es un claro ejemplo.   
    Que  resulta  eficaz  para  una  política  cultural,   cuyos  objetivos 
comprenden  la  difusión  y  promoción  de  las  artesanías  y  manualidades,  contar  con  una 
regulación  que  determine  el  funcionamiento  de  un  espacio  donde  se  puedan  exponer  y 
comercializar. 
    Que  la Ordenanza Nº 1242, que crea un  sistema de protección 
a  la  labor  artesanal,   prevé  la  posibilidad  de  que,  previa  autorización  del  Concejo 
Deliberante,  se  lleven  adelante  ferias  artesanales.  Por   lo  tanto,  es  preciso  reglamentar   ese 
derecho  por  medio  del  dictado  de  otra  norma  que  especifique  el  modo  en  que  deben 
funcionar  esas  ferias.  En  definitiva,  no  hay  supresión  ni  superposición  de  textos  sino  la 
reglamentación de la normativa ya existente. 
Por ello, 
  
  
 
 
 
 
 
 
  
  
EL CONCEJO DELIBERANTE DE LA MUNICIPALIDAD DE LA CIUAD DE COSQUÍN 
SANCIONA CON FUERZA DE: 
ORDENANZA: 
  
TÍTULO I: CONSIDERACIONES GENERALES: 
  
 ​
CAPÍTULO 1:​  ​
“DE LA CREACIÓN DEL ESPACIO DE FERIA” 
  
Artículo  1:  CRÉASE  el  “Espacio  Ferial  Cosquín”,  con  el propósito de promover la actividad 
de  los artesanos y manualistas en el área socio­económica y cultural, consolidar los puestos 
de  trabajo  que  la  actividad  genera  e  incentivar  el  desarrollo  de  la  calidad  artística  de  las 
artesanías  y  manualidades  locales.  El  mismo  será  de  carácter  permanente  y  estará 
localizada  en  la  Plaza   San  Martín  de  Cosquín,  sobre  una  superficie  paralela  a  la  calle 
Sarmiento, entre las calles San Martín y Tucumán[1]. 
Artículo  2:  ESTABLÉZCASE  que el “Espacio Ferial Cosquín” deberá articularse y funcionar 
teniendo en cuenta los siguientes objetivos: 
  I) Contribuir a la promoción y a la protección del trabajo artesanal. 
.  II) Propender al reconocimiento y valorización del patrimonio cultural local y regional. 
  III)  Facilitar  un  lugar  de  expendio  donde  los  artesanos  y  manualistas  estén 
habilitados para la comercialización de sus productos. 
Artículo  3:  ESTABLÉZCASE  que  en  caso  de  duda  sobre   la  aplicación  de  la  presente 
Ordenanza,  su  decreto reglamentario y todo otro texto que en su virtud  se dicte, prevalecerá 
la  interpretación  más  favorable  a  los  objetivos  dispuestos  en  el  artículo  precedente  y  a  los 
trabajadores[2]. 
  
CAPÍTULO 2:​  ​
“DEFINICIONES” 
  
Artículo  4:  A  los  efectos  de  la  presente  ordenanza  se  tomarán  en  cuenta  las  siguientes 
definiciones[3]: 
  I)  Artesanía:  Son  los  artículos  producidos  a  mano  o  con  la  ayuda  de  herramientas 
manuales   o  incluso  de  medios  mecánicos,  siempre  que  la  contribución  manual  directa  del 
artesano  siga  siendo  el   componente  más  importante  del  producto  acabado  y  que  dé  como 
resultado  un  producto  final   individualizado  ,  no  susceptible  de  una  producción  industrial,  
mecanizada o en grandes series. 
  II)  Manualidades:  Son  objetos  que  se  crean  con  materiales   naturales  o  no,  que  se 
caracterizan  por  una  mínima   transformación  de  la  materia  prima.  La  diferencia  entre 
manualidades  y  artesanías  radica  en  el  grado  de  transformación  del  material  inicial y no en 
la calidad de las piezas realizadas, ni en la elección del material. 
  
TÍTULO II: ORGANIZACIÓN: 
 ​
CAPÍTULO 1:​“ORGANO DE APLICACIÓN”: 
Artículo  5:  ESTABLÉZCASE  que  el  órgano de aplicación de  la presente Ordenanza será la 
Dirección de Cultura de la Municipalidad de Cosquín[4].  
Artículo  6:  La  Dirección  de  Cultura  designará  un  delegado  que  oficiará  de  nexo  entre   el 
Municipio  y  la Comisión de Feria. Además, cumplirá las tareas de gestión administrativa que 
demande  el   espacio  y  coordinará  políticas  que  favorezcan   el  desarrollo  artesanal,  el 
crecimiento  y  la  búsqueda  de  la  excelencia  de  la  feria.  Será  una persona con conocimiento 
del mundo artesanal y reconocida por el cuerpo de artesanos y manualistas[5]. 
 ​
CAPÍTULO 2:​“DE LA COMISIÓN DE FERIA”: 
Artículo  7: La Comisión de Feria es el órgano que representa  a los artesanos y manualistas 
y actúa como nexo con el Municipio[6]. Sus atribuciones son: 
  I) Presentar proyectos que propendan a mejorar y/o enriquecer el espacio. 
  II) Elevar solicitudes, quejas o comentarios referidos al funcionamiento del espacio. 
  III)  Intervenir  en  la  confección  del   reglamento  de  convivencia  del  espacio,  así  como 
en sus modificaciones y actualizaciones. 
  IV)  Realizar  pedidos  de  informes  relativos  al  espacio,  para  el  mejor  desempeño  de 
sus funciones. 
  V) Solicitar audiencia con el delegado de la Dirección de Cultura o con su titular. 
  VI)  Emitir  opinión  fundada  y  por  escrito  cada  vez  que  la   Dirección  de  Cultura  de  la 
Municipalidad  de  Cosquín  proceda  a  aplicar  el  régimen  disciplinario  previsto  en  la presente 
Ordenanza. 
Artículo  8:  La  Comisión  estará   integrada  por  dos  artesanos  y  dos  manualistas.  Los  cuatro 
integrantes   tienen  voz  y  voto  y  las  mismas  responsabilidades  y  obligaciones,  pudiendo 
distribuirse entre ellos las tareas. Su tarea será siempre ad­honorem. 
Artículo  9:  La  Comisión  se  elegirá  en  Asamblea  de  Artesanos  por  votación  de  la  mayoría 
simple  de  los  artesanos  y  manualistas  presentes  y  se  renovará  cada  un  año.  Puede  ser 
reelegida. 
Artículo  10:   Todas  las  actuaciones  de   la  Comisión,  incluido  el  resultado  de las  asambleas, 
debe  constar  en  actas  foliadas   y  rubricadas.  Será  responsabilidad  de  los  integrantes   de  la 
Comisión  mantener  al  día  el  libro  de  actuaciones  y  asambleas y presentarlo al delegado de 
la Dirección de Cultura al finalizar el mandato anual. 
 
 
 
CAPÍTULO 3:​“DE LA ASAMBLEA DE ARTESANOS​
 ​ ” 
Artículo  11:   La  Asamblea  de  Artesanos  es  el  ámbito  por  excelencia  de  reunión,  debate  y 
decisión  de  todos  los  integrantes  del  espacio.  Las  Asambleas  serán  Ordinarias  y 
Extraordinarias.  El  Departamento   Ejecutivo,  a  través  de  la  Dirección  de  Cultura,  podrá 
fiscalizar las Asambleas Ordinarias y Extraordinarias[7]. 
Artículo  12:   La  Asamblea  Ordinaria  se  celebrará  anualmente  a  los  efectos  de  designar  de 
su  seno  a  los  cuatro  integrantes  de  la  Comisión  de  Feria.  Debe  ser  convocada  por  los 
integrantes de dicha Comisión. 
Artículo  13:   La  Asamblea  Extraordinaria  será  convocada  por  la  Comisión  de  Feria  en 
alguna de las siguientes circunstancias: 
  I) Cuando lo solicite por escrito no menos del 10% de los integrantes del espacio. 
  II) Cuando lo soliciten dos miembros de la Comisión de Feria. 
  III) Cuando lo solicite la Dirección de Cultura de la Municipalidad.   
Artículo 14:​
 Los plazos para la convocatoria a las Asambleas son: 
  I)  Para  la  Asamblea  Ordinaria,  con  una  anticipación de 30 (treinta) días corridos a la 
fecha prevista para la Asamblea. 
  II)  Para  la  Asamblea  Extraordinaria,  no  más  de  15  (quince)  ni  menos  de  5  (cinco) 
días antes de la fecha prevista para la Asamblea. 
  La  convocatoria  deberá consignar claramente día,  hora, lugar  de realización y Orden 
del Día de la Asamblea. Es nula la convocatoria que no cumpla con estos requisitos. 
Artículo  15:   Se  considerará  quórum  para  sesionar  la  presencia  de  la mitad más 1 (uno) de 
los  integrantes  del espacio. Una hora después de la fijada para la  Asamblea, podrá sesionar 
válidamente  siempre  que  estén  presentes  una  cantidad  de  artesanos  y  manualistas 
equivalente a los cargos a cubrir. 
Artículo  16:   Ningún  artesano  ni  manualista  puede  hacerse  representar  en  la Asamblea y a  
los efectos de votación, un artesano y manualista equivale a un voto. 
  
TÍTULO III: DE LA PARTICIPACIÓN: 
 
 ​
CAPÍTULO 1:​“DE LOS REQUISITOS DE ADMISIÓN”: 
Artículo  17:   Podrán  participar  artesanos  y  manualistas  de  Cosquín,  siempre  que  
previamente  hayan  superado  la  instancia  de  la fiscalización y cumplan los demás requisitos 
previstos en esta ordenanza. 
Artículo  18:   ​
Cada  artesano  o  manualista  deberá  acreditar  una  edad  mayor a los 16 años y 
tener  domicilio  en  la  ciudad  de  Cosquín.  En  el  supuesto  en que los aspirantes tengan entre 
16  y  18  años  de  edad,  deberán  acompañar  la  autorización  por  escrito  de  sus  padres   o 
tutores[8]. 
Artículo  19:   ​
Los  artesanos   que  no  tengan  domicilio  en  la  ciudad  de  Cosquín  sólo  podrán 
participar sí, finalizado el proceso de admisión y fiscalización, hubiese espacios vacantes. 
 
 ​
CAPITULO 2:​“DE LA FISCALIZACIÓN”: 
Artículo  20:   Todo  postulante  que  reúna   los  requisitos  antes  mencionados  deberá anotarse 
durante  el  período  de  inscripción  que  se  fijará  anualmente,  durante  el  cuarto  trimestre  de 
cada  año  y  que  permanecerá  abierto  al  menos  45  días  corridos.  El  llamado  a  inscripción  
será ampliamente publicitado junto con las pautas de fiscalización. 
Artículo  21:   A los efectos de la inscripción, los postulantes deberán completar un formulario 
que contendrá, como mínimo, la siguiente información en carácter de Declaración Jurada: 
  I) Nombre y Apellido 
  II) Tipo y Número de Documento 
  III) Edad 
  IV) Domicilio 
  V) Teléfono 
  VI) Mail 
  VII) Tipo o rubro de sus artesanías. 
  VIII) Tipo de artículos que exhibirá y que pondrá a la venta. 
Artículo  22:   La  Dirección de Cultura de la Municipalidad de Cosquín constituirá  anualmente 
dos  Jurados:  a)  Jurado  de  Fiscalización  y  b)  Jurado  de  Apelación.  Ambos  jurados  estarán 
conformados  por  tres  integrantes  de  reconocida  trayectoria  en  la  materia.  Ambos   jurados 
deberá realizar su tarea fiscalizadora ciñéndose exclusivamente a los siguientes criterios[9]: 
  I)  Transformación  del  material.   Modificación  de  la  apariencia  original  de  la  materia 
prima, a partir del trabajo realizado sobre ella. 
  II) Conocimiento de las técnicas y materiales empleados. 
  III) Originalidad del diseño. 
Artículo  23:   Cumplimentada  la  intervención  del  Jurado  de  Fiscalización,  el  mismo  dejará 
constancia  de  su  evaluación  por  escrito,  ante la Dirección de Cultura de la Municipalidad de  
Cosquín,  la  cual,  dentro  de  los  7  días  hábiles  de  recibido   el  veredicto  procederá  a  la 
publicación  de  los  resultados  de  la  instancia   de  fiscalización,  consignando  el  plazo  de 
vencimiento del período de apelación. 
Artículo  24:   El  resultado  de  la  instancia  de  fiscalización  podrá  ser  apelado por quien así lo 
considere.  Esta  apelación  deberá  hacerse  por  escrito,  ante  la  Dirección  de  Cultura  de  la 
Municipalidad  de  Cosquín,  dentro  de  los  5  días  hábiles  posteriores  a  su  publicación  y 
deberá  contener,  además  de  la  argumentación,  las  distintas  pruebas  que   el  interesado 
considere conveniente 
Artículo  25:   Recibidas  las  apelaciones,  la  Dirección  de  Cultura  de  la  Municipalidad  de 
Cosquín  convocará  a la Junta de Apelación en un plazo no mayor a 5 días hábiles. La Junta 
tendrá  un  plazo  perentorio  de  10  días  hábiles  para  resolver  las  apelaciones,  de  forma 
fundada. Su resolución será inapelable. 
 
 ​
CAPITULO 3:​“ADJUDICACIÓN”: 
Artículo  26:   Si  no  hubiese  apelaciones,  o resueltas las que se presentasen,  la Dirección de 
Cultura  de   la  Municipalidad  de  Cosquín  redactará  un  resolución  donde  se  dispongan  los 
datos  de  las  personas  que  resultaron  seleccionadas  y  a  las  que,  si  han  cumplimentado  los 
demás requisitos, se le extenderá el título de permisionario. 
Artículo  27:   Los  permisos  son  de  carácter  gratuito,  personal  e  intransferible y con vigencia 
de  12  meses  a  partir  de  la  fecha  de  su  emisión,  debiéndose  renovar  en  forma  personal  y 
anualmente,  previa  fiscalización.  Deberán  ser  exhibidos  de  modo  permanente  en  la  Feria.  
Cada artesano o manualista podrá obtener un solo permiso habilitante. 
Artículo  28:   La  adjudicación  y  ubicación  física  de  los  puestos  será  efectuada  por  sorteo 
público  entre  los  postulantes   admitidos,  previa  publicación  sobre  el  lugar,  día  y  hora  del 
acto.  En  caso  de  que  dos  o  más  permisionarios  pertenezcan  a  una  organización,  se  les 
adjudicarán  puestos  consecutivos,  debiendo  ser  la  organización  la   que  represente  a  sus 
afiliados en el sorteo antes detallado. 
 
 ​
CAPÍTULO 4:​“DE LOS RUBROS” 
Artículo  29:   ​
Los  permisos  sólo   serán  válidos  para  la   exhibición  y  venta  de  productos 
pertenecientes  al   rubro  autorizado  en  el  proceso  de  fiscalización.  No  están  autorizados  los  
cambios de rubros ni la ampliación de los mismos por fuera de lo fiscalizado[10]. 
Artículo  30:   Serán  admisibles,  al  momento  de  la  fiscalización,  todos  aquellos  rubros 
compatibles  con  la  naturaleza  del  espacio.  Entre  otros,   se  admitirán  los  siguientes  rubros: 
cuero,  cerámica,  madera,  cestería,  plástica,  huesos  y  astas,  piedras,  tejidos  e  hilados, 
telas, vidrio[11].  
Artículo  31:   Queda  prohibida  la  venta  de  productos  elaborados  en  serie  o   que  no 
provengan  del  trabajo  personal  del  permisionario.  Igualmente  los  objetos  industrializados  o 
que impliquen un quebranto al carácter artesanal y manual del espacio ferial[12]. 
 
 
 ​
CAPÍTULO 5:​“DE LOS LUGARES RESERVADOS A INSTITUCIONES” 
Artículo  32:   Se  otorgarán  dos  puestos  extraordinarios  para  muestra  y  exposición  de  los 
trabajos  realizados  por  las  instituciones   educativas  de  la  ciudad,   que  serán  invitadas   por la 
Dirección de Cultura de la Municipalidad de Cosquín, por tiempo determinado. 
Artículo  33:   Asimismo,  se  otorgará  un   puesto   extraordinario  a  fin  de  que  las  instituciones 
sociales  de  la  ciudad  no comprendidas en  el artículo anterior, expongan a la comunidad sus 
trabajos  y  creaciones.  Será  a   invitación  de  la  Dirección  de  Cultura  de  la  Municipalidad  de 
Cosquín y por tiempo determinado. 
  
TÍTULO VI: DE LOS APECTOS TRIBUTARIOS 
Artículo  34:   La  comercialización  de  productos  artesanales  o  manuales  en  el  ámbito  de  la 
feria está exenta de cualquier tributo municipal existente o por crear. 
Artículo  35:   Los  permisionarios  deberán  abonar  en  forma  mensual  un  canon.  Su  monto 
será  establecido  por  la  Dirección  de  Cultura  de  la  Municipalidad  de  Cosquín,  en  base a las 
previsiones establecidas en la Ordenanza Tributaria Municipal[13]. 
Artículo  36:   El  canon   incluye  la   utilización  del  puesto,   la  provisión  de  energía  eléctrica,  la 
difusión publicitaria, el uso del baño habilitado y la limpieza de los lugares comunes. 
Artículo  37:   La  Dirección  de  Cultura  de  la Municipalidad de Cosquín, conjuntamente con la 
Secretaría  de  Economía,  determinarán  el  modo  en  que  los  permisionarios  integraran  el 
canon al Tesoro Municipal. 
  
TÍTULO V: DE LOS DERECHOS, DEBERES Y SANCIONES 
 
 ​
CAPÍTULO 1:​“DE LOS DERECHOS” 
Artículo  38:   Los  permisionarios tendrán derecho a participar de las Asambleas Ordinarias y 
Extraordinarias, elegir y ser elegidos para la integración de la Comisión de Feria. 
Artículo  39:   Cada  permisionario  tendrá  derecho  a  2  (dos)  meses  de  licencia  anual  en 
cualquier  época  del  año,  por  causa  justificada,  debidamente  acreditada.  Para  que  ésta 
pueda  ser  acordada,  deberá  solicitarse  con  15  (quince)  días  de anticipación. En tal caso, la 
Comisión  de  Feria,  junto  al  Delegado  de  la  Dirección  de  Cultura  de  la  Municipalidad  de 
Cosquín,  podrán  asignar,  transitoriamente,  el  espacio   del  puesto  a  interesados  que  hayan 
participado del proceso de fiscalización, según los puntajes obtenidos[14]. 
 
CAPÍTULO 2:​“DE LOS DEBERES”:​
 ​  
Artículo  40:   Los  permisionarios  deben  asistir   a  la  Feria  en  forma  obligatoria  los  días  de 
funcionamiento ordinario,  no pudiendo en el mes  superar más del 20% (veinte por ciento) de 
inasistencias.  La  superación  de  este  número  será  motivo  suficiente  para  la  sanción  
correspondiente. 
Artículo  41:   La  atención  de  los  puestos  estará  a   cargo  exclusivamente  del  o  de  los 
permisionarios titulares, o del colaborador que esté inscripto como tal. 
Artículo  42:   Con  relación  a  los  espacios  comunes  y  a  la  buena  convivencia  dentro  de  la 
Feria, pesan sobre los permisionarios los siguientes deberes: 
    I)  Proceder  con  respecto  y  cortesía  en  las  relaciones  con  otros permisionarios, con 
el público en general y con el personal municipal. 
  II)  Mantener  en  orden  y  óptimas  condiciones  de  higiene  y  presentación  el  espacio  
que le ha sido asignado y el de la Feria en general. 
  III)  Cuidar  que  no  se   produzcan  en  el  ámbito  de  la  feria  acciones  o  actitudes   que 
puedan perturbar al público concurrente o a otros permisionarios artesanos. 
  IV)  Colocar  en   lugar  visible  del  puesto el permiso otorgado y acreditar su identidad y 
condición de permisionario artesano cuando le sea requerido por autoridad de aplicación. 
  V)  Mantener  actualizado  el  domicilio  legal  en  el  que  serán  válidas  todas  las 
notificaciones que se le cursen. 
  VI)  No exceder el perímetro asignado. 
  VI)  Cumplir  estrictamente  con  las  normas  derivadas  de  esta  Ordenanza  y  su 
reglamento. 
 
CAPÍTULO 3:​“DE LAS SANCIONES”:​
 ​  
Artículo  43:   Las  sanciones  que  integran  el  régimen  disciplinario   de  la  presente  ordenanza  
son: apercibimiento, suspensión y expulsión. 
Artículo  44:   El  régimen   disciplinario  será  aplicado  exclusivamente  por  la  Dirección  de 
Cultura  de   la  Municipalidad  de  Cosquín,   previa  consulta  a  la  Comisión  de  Feria,  quien 
deberá expresar su opinión de manera escrita. Esta opinión no es vinculante. 
Artículo  45:   Cada  vez  que  se  aplique  una  sanción  de  las  previstas  en   el  artículo  41,  será 
necesario   resolución  fundada  y por escrito de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de 
Cosquín,  detallando  las  causas  que  justifican  su  adopción.  La  misma  será  notificada  al 
permisionario en el domicilio legal constituido. 
Artículo 46:​
 Constituyen causales de apercibimiento: 
  I) No cumplir con el horario establecido. 
  II)  No  cumplir  con  la  asistencia  mínima  prevista  en  el  artículo  38  de  la  presente 
Ordenanza. 
  III) No respetar los lugares indicados según los resultados del sorteo pertinente. 
  IV) No colaborar en las tareas de armado y limpieza. 
  V) No efectuar el aporte mensual. 
Artículo  47:   Tres  apercibimientos  constituyen  causal de suspensión.  La suspensión deberá 
ser notificada en forma fehaciente y será de 5 a 30 días corridos, según la gravedad. 
Artículo 48:​
 Constituyen causales de expulsión: 
  I) Vender productos no artesanales y/o producidos por terceros. 
  II)  Cometer  actos  graves de  inconducta o deshonestidad con el público, compañeros 
de tareas, otros permisionarios o personal municipal. 
  III) Cambiar de material o función sin autorización. 
  
TÍTULO VI: DE LA CAPACITACIÓN 
Artículo  49:   La  Municipalidad  de  Cosquín  destinará  del  presupuesto  anual  una  porción 
suficiente  de  recursos  económicos  para  organizar  cursos,  talleres   o  jornadas  de 
capacitación  con  la   finalidad  de  perfeccionar  técnicas  artísticas;   ampliar  los  conocimientos 
sobre  rubros,  materiales,  procedimientos;  desarrollar  nuevos  conceptos  vinculados  al 
mundo manual y artesanal, entre otros[15]. 
Artículo  50:   Las  instancias  formativas  previstas  en  el  artículo  anterior  serán  organizadas 
por  la  Dirección  de  Cultura  de   la  Municipalidad  de  Cosquín  y  estarán  abiertas  a  todo  el 
público. 
Artículo  51:   Será   obligación   para  la  Dirección  de  Cultura  de  la  Municipalidad  de   Cosquín 
organizar estas instancias formativas entre el segundo y tercer trimestre del año, priorizando 
que tengan lugar antes de la fecha de fiscalización[16]. 
  
  
  
 
 
[1]  ​
Artículo  1:  El  carácter  permanente  que   se  le  asigna  al  espacio   tiene  como  finalidad 
lograr  que  éste  se convierta en una referencia  obligatoria para los vecinos de la ciudad y los 
visitantes,  potenciando  la  función  social,  laboral,  turística  y  cultural  que  se  pretende.  Sin 
permanencia  en  el  tiempo  ni  continuidad  en las prácticas, es imposible que las instituciones 
se afiancen y legitimen como verdaderos reflejos del cuerpo social. 
[2]  ​
Artículo  3:  La  regla  que  dispone   este  artículo  consiste  en  una  directiva  dirigida  al 
intérprete  o  autoridad  de  aplicación  de  la  Ordenanza  para  que  en  caso  de  dudas  respecto 
del  sentido  de  sus  artículos,  deba  estarse  siempre  por  la  más  favorable  a  los  artesanos  y 
manualistas.  La  idea  se  apoya  en  la  simple  verificación  de  que,  en  cualquier  rama  del 
derecho,  las  situaciones  dudosas   se  resuelven   a  favor  de  alguna  de  las  partes, 
predeterminada  en  función del valor  que se elija  jerarquizar: en el derecho  penal, a favor del 
acusado;  en  el  derecho  privado  patrimonial,  al  deudor;  en  el  derecho  laboral,  a  favor  del 
trabajador.   
[3]  ​
Artículo  4:  ​Artesanía:   La  definición  empleada  en  la  presente  ordenanza  se  basa  en  el 
concepto  que  la  UNESCO  (Organización  de  las  Naciones  Unidas  para  la  Educación,  la 
Ciencia  y  la  Cultura)  determinó  en  el  Simposio  UNESCO/CCI  "La  Artesanía  y  el  mercado 
internacional: comercio y codificación aduanera" (Manila, 1997). 
Manualidades:  La  definición  empleada  en  la  presente  ordenanza  se  basa  en  la  que 
contempla  el  “Reglamento  de  Fiscalización  para  Ferias  Artesanales  de  la  Ciudad  de 
Rosario”,  Anexo  I  de  la  Ordenanza  8682/2010.  Otras  definiciones  similares  de 
manualidades  consideran  a éstas como trabajos efectuados con las manos, con o sin ayuda 
de  herramientas,  a partir de una materia prima procesada o prefabricada. Tanto las técnicas 
como  la  actividad,  no  tienen  una  identidad  de  tradición  cultural  comunitaria  y  pueden  ser 
una  labor  temporal  marcada  por  las  modas  y  practicada  a  nivel  individual  o  familiar.  La 
creatividad  en las manualidades alcanza importantes valores  estéticos, pero que carecen de 
valores simbólicos e ideológicos de la sociedad que los crea. 
[4]  ​
Artículo  5:  Si  bien  la  Ley  Orgánica  Municipal  establece  que  es  facultad  del  Intendente 
hacer  cumplir  las  Ordenanzas  sancionadas  por  el  Concejo  Deliberante  y  reglamentarlas en 
los  casos  que  sea  necesario,  es  preciso  establecer  un  organismo  particular  del Estado que 
velé  por  el  cumplimiento  de  cada  una  de  ellas,  siempre  bajo  la  responsabilidad  funcional  y 
política  del  jefe  de  la  administración  local.  En  el  caso  que  nos  ocupa,  por  la  naturaleza 
propia  de  esta  ordenanza,  la  Dirección  de Cultura es la repartición técnica más acorde para 
velar  por  la  íntegra  y  correcta  aplicación  de  la  norma,  asegurando  el  cumplimiento de cada 
una de sus disposiciones. 
[5]  ​
Artículo  6:  La  finalidad  perseguida  con  esta  figura  es  agilizar  el  trabajo  de  la  Dirección 
de  Cultura   con  relación   al  espacio  y  perfeccionar  su  misión  a  través  de  la  designación  de  
una  persona  con  amplio  conocimiento  en  la  materia.  La   Dirección  de  Cultura  no  pierde  el 
carácter  de  órgano  de  aplicación  sino  que  delega  en  uno  de  sus  dependientes  la 
responsabilidad  de  articular con la Comisión de  Feria y proponer políticas direccionadas a la 
correcta y más justa aplicación de esta ordenanza. 
[6]  ​
Artículo  7:  Con  la  creación   de  esta   figura  se  busca  que  los  artesanos  y  manualistas 
tengan  representación  frente  a  la  autoridad  de  aplicación,  es  decir,  la  Dirección de Cultura, 
de  una  forma  orgánica  y  con  competencias  previamente  atribuidas.  De  este   modo  el 
espacio   se  construye   como  un  lugar  donde  el  Estado  y  los  trabajadores  tienen   injerencia  y 
participación. 
[7]  ​
Artículo  11:  La Asamblea de Artesanos es la reunión  de todos los permisionarios que se 
desempeñen  en  el  ámbito  de  la  feria.  De  allí  que  cuando  se  dice  “Asamblea  de Artesanos” 
no nos referimos sólo a los artesanos sino también a los manualistas. 
En  una  sociedad democrática como la nuestra, es preciso que los valores y las prácticas del  
diálogo,  el  debate  y  el  consenso  estén  presentes  en  todas  las  instituciones.  Ése  es  el 
espíritu  que   debe  orientar  a  estas  asambleas.  Ellas  constituyen  el  espacio  en  el  cual todas 
las opiniones, ideas y votos valen lo mismo y nadie tiene una posición de privilegio. 
[8]  ​
Artículo  18:  ​
Muchas  ordenanzas  que  regulan  ferias de artesanías disponen que la edad 
mínima  para  ingresar  es  la  de   18  años.  Sin  embargo,  nos  ha  parecido  más  correcto 
disminuir  esa  edad  a  los  16  años  que  es,  precisamente,  la  edad  que  contempla  el derecho 
laboral  argentino  para  que  una  persona  pueda  legalmente  trabajar.   Sin  embargo, dado que 
hasta  los  18  años  no  se alcanza la mayoría de edad, se exige el asentimiento de los padres 
o tutores. 
[9]  ​
Artículo  22:  Algunas  ordenanzas  también  incluyen  como  criterios  de  fiscalización  la 
funcionalidad  de  la  pieza,  la  presentación   del  puesto,  la  variedad  de  productos  y  hasta  las 
condiciones del taller artesanal. Creemos  que dichos criterios terminan resultando excesivos 
y, por lo tanto, no los consideramos. 
[10]  ​
Artículo  29:  Se  entiende  por  “rubros”  el  ámbito   al  cual  pertenece  una  artesanía,  manualidad  o 
producto  de  acuerdo  a  la  materia prima  predominante y/o por las técnicas principales con las cuales se 
la transforma. 
[11]  ​
Artículo  30:  A  diferencia de otras ordenanzas de feria, que enumeran de forma taxativa 
los  rubros  permitidos,  preferimos  hacer  una mención de carácter enumerativa, evitando que  
la  rigidez  de  la  norma  impida  en  un  futuro  admitir  otro/s rubro/s no detallados.  Se utiliza, en 
cambio, una mención amplia que se corresponde con la naturaleza del espacio creado. 
Cada  rubro  puede  incluir  otros  sub­rubros.  Por  ejemplo,  en  el Reglamento de la Ordenanza 
de  Ferias  de  la  ciudad  de  Rosario  Nº  8.682,  se  mencionan  varios  sub­rubros.  Así,  en  el 
rubro  “Plástica”  se  mencionan  los  sub­rubros  de  “Escultura”,  “Dibujo”,  “Grabado”  y 
“Fotografía”. 
[12]  ​Artículo  31:  La   disposición  de  este  artículo  busca  evitar  la  práctica  de  revender 
productos  industrializados,  ya  que  esa  conducta   implicaría  una  absoluta  desnaturalización 
del  espacio.  Algunas  ordenanzas  efectúan  una  enumeración  de  los  rubros  prohibidos. 
Preferimos,  en  cambio,   apelar  a  una  fórmula  genérica  que  excluya  cualquier  objeto   que  no 
tenga  naturaleza  artesanal  o  manual.  A  los  permisionarios   les  queda  prohibida  toda  forma 
de comisión, consignación o reventa de artículos o de sus piezas. 
[13]  ​Artículo  35:  El  Canon  previsto  en  este  artículo  no  tienen  por  finalidad  gravar  la 
comercialización  de  la mercadería; no  se fija en función del volumen de ventas ni del tipo de 
productos  expuestos  por  cada  permisionario.  Es  una  suma  dineraria  igual  para  todos  los 
artesanos  y  manualistas  que  retribuye  las  prestaciones  relativas  a  suministro  de  energía 
eléctrica,  limpieza,  conservación  de  espacios  comunes,   difusión  en  los  medios  de  prensa,  
etc. 
[14]  ​Artículo  39​ :  Ésta  licencia  se  le   concede  al  permisionario  con  el  objetivo  de  que 
eventualidades  que  pudiesen   afectarlo  y  mantenerlo  apartado del espacio por  el período no 
mayor  a  dos  meses,  no  impliquen  la  pérdida  del  lugar.  Se  trata   de  una  “reserva de puesto” 
por un período determinado.   
[15]  ​Artículo  49​ :  El  objetivo  de  estas  instancias  formativas  es  brindarle  a  la  ciudadanía 
herramientas   que  permitan  al  conjunto de la  comunidad mejorar paulatinamente la  calidad y 
el  valor  de las artesanías y manualidades y, así, contribuir  a jerarquizar el espacio. Para ello 
el  estado  municipal  se  compromete  a  invertir  en  capacitación  y  formación  para  todos 
aquellos que libremente deseen asistir. 
[16]  ​Artículo  51:  La   pretensión  de  que  los  cursos  y  talleres  se  dicten  entre  el  segundo  y 
tercer  trimestre  del  año  está  vinculada  a  la  necesidad  de  que  quienes  se  presenten  en   la 
instancia  de  fiscalización  hayan  tenido,  previamente,  la  posibilidad  de  enriquecerse   con  la 
formación  que  desde  el  estado  se  propone.  Pero en ningún caso es requisito para fiscalizar 
haber transitar por alguna de las instancias formativas propuestas.