Sei sulla pagina 1di 4

El método comparativo se emplea en la investigación de una variedad de situaciones sociales,

que abarcan desde asuntos macro, como la comparación de diferentes características de las
políticas de desarrollo social entre los países de la región, hasta temáticas más sencillas, como
la comparación de las formas de organización social en diferentes barrios de la ciudad de
Cochabamba. En ambos casos, la aplicación del método comparativo se caracteriza por el
establecimiento de semejanzas y diferencias en categorías analíticas equivalentes. La escala y
profundidad de aplicación del método comparativo en la investigación social depende de dos
factores: la selección de categorías y la calidad de la información recopilada en terreno. Por
ejemplo, si las categorías son demasiado generales, la información tenderá a ser superficial y
no se podrá recabar demasiada información. Por otro lado, aún con categorías bien
especificadas puede ocurrir que la información recopilada no alcance la profundidad necesaria
debido a deficiencias en la aplicación de instrumentos de observación, entrevista o encuesta.
Además de las aplicaciones en corte transversal, para comparar diferentes objetos de estudio
en un momento determinado, el método comparativo puede aplicarse a un mismo objeto en
diferentes momentos o estados de situación, en cuyo caso se puede obtener una descripción
cualitativa de las modificaciones de dicho objeto en el tiempo. De esta manera, la flexibilidad
del método comparativo lo convierte en un instrumento interesante para diferentes
necesidades de investigación social.

Ejemplo de aplicación:

Sistemas de producción
Categorías analíticas
Convencional Tradicional Ecológico
Uso de mano de obra Ocurre solamente El sistema Emplea mano de
familiar en momentos productivo se basa obra familiar y
próximos a la exculsivamente en peones de una
cosecha, con el el empleo de manera
objetivo de mano de obra equilibrada y
controlar el trabajo familiar. según las
de los peones necesidades de
implantación de
cítricos y otros
frutales
Empleo de insumos
productivos
- semilla Se adquiere Los miembros de La semilla es
semilla de un la familia seleccionada de las
distribuidor participan en la mejores plantas
autorizado en selección de individuales para
Cochabamba. Se semilla de una fines de
usa maíz híbrido y parte de la reproducción. Se
semilla de cosecha; la aplica un método
hortalizas de almacenan en de
variedades pirwas y la tratan fitomejoramiento
altamente con fungicidas por selección
productivas. antes de la positiva y la
siembra. semilla se
almacena bajo
refrigeración
- mecanización La producción está Se alquila tractor La producción no
completamente para el arado de es mecanizable
mecanizada. Se fondo después de debido a que los
alquila tractor en las cosechas. Las sistemas
la comunidad, se labores de productivos son
efectúa un laboreo roturado y mullido altamente
de fondo después se efectúan con diversificados. Se
de la cosecha. tracción animal. usan rotomotores
Antes de iniciar las Las labores para labores
siembras se aplica culturales se específicas y se ha
riego por aspersión realizan adquirido
y se efectúa dos manualmente. sembradoras y
rastras para el Para la cosecha se cosechadoras de
mullido del plaica el sistema pequeña escala en
terreno. Los de ayni con los CIFEMA.
aporques y vecinos de la
deshierbes se comunidad.
efectúan con
maquinaria.
- agroquímicos Se aplican Se aplican La producción se
fertilizantes de fertilizantes basa
síntesis química e químicos según exclusivamente en
insecticidas disponibilidad en el empleo de
durante las labores la feria. También rastrojos y
culturales se aplican algunos repelentes
mecanizadas. Se "venenos" naturales.
monitorea la químicos para el
humedad para la control de
palicación insectos, que se
preventiva de adquiere en las
fungicidas durante ferias de la
el desarrollo comunidad.
vegetativo y
floración.
Destino de la Se produce con la El 90% de la Aproximadamente
producción finalidad de producción está la mitad de la
comercilaizar la destinada al producción está
producción en un consumo familiar y destinada al
90%. El 10% la selección de mercado y la otra
restante se semilla. El 10 % se mitad se dstribuye
dsitribuye en la almacena para entre los peones
selección de comercilizarla en que participaron
semilla y pago las ferias de la en la producción y
parcial de los comunidad la familia dueña de
peones en especie durante el año, la finca. Una
según las característica de
necesidades de este sistema es
efectivo que se realizan
cuatro cosechas al
año.
6. Crítica a los métodos participativos

Existen tres momentos importantes en la historia reciente del país con relación a los métodos
participativos y los proyectos de desarrollo. El primero ocurrió hasta el año 2006 en que las
agencias de cooperación tenían agendas densas en las áreas rurales y financiaban proyectos de
desarrollo rural participativo, con aval de las élites políticas en el gobierno. Un segundo
momento ocurrió entre 2006 y 2010, durante la primera etapa del gobierno del MAS, que se
caracterizó por una restricción hostil de los proyectos de desarrollo rural, y la nacionalización
de los programas de cooperación internacional, que pasaron a depender completamente del
VIPFE del Ministerio de Planificación del Desarrollo. Por último, a partir del año 2010 se
presenta un giro en la política gubernamental respecto a la cooperación internacional y se
empieza a aceptar selectivamente el retorno de varias agencias de cooperación. En esta tercera
etapa, el gobierno pretende mantener su pleno poder de toma de decisiones sobre los
proyectos, pero fracasa rotundamente por un manejo arbitrario de los programas por parte de
los ministerios, y permite nuevamente el retorno de las administraciones privadas a través de
algunas ONGs que supieron granjearse su confianza. En la actualidad todo parece indicar que
los métodos participativos y los intentos de des-empoderamiento de las comunidades por
parte de élites políticas de derecha resurgirán campantes, esta vez desde dentro de la
administración gubernamental. Una de las decisiones difíciles del gobierno fue que tuvo que
priorizar el cumplimiento de metas presupuestarias a expensas de relajar el tipo de contenidos
que difunden los proyectos. Lamentablemente, el cumplimiento de metas presupuestarias
garantiza la continuidad de la asignación de donaciones de la cooperación al país.

Hasta el año 2006 las cooperaciones suiza y danesa financiaban proyectos de desarrollo rural
participativo, a diferentes ONGs y fundaciones, como PROINPA. La cooperación suiza además
mantenía un involucramiento directo en la implementación de programas, entre ellos se
encontraba el PROSUKO. En cierta medida PROINPA representaba los intereses de las élites de
derecha vinculadas al Centro Internacional de la Papa (CIP) y otros organismos internacionales.
Por ejemplo, PROINPA promocionaba ampliamente las “escuelas de campo”, una propuesta
con fallas metodológicas conceptuales muy importantes y con una direccionalidad política que
provocaba el desconocimiento de la institucionalidad y de las autoridades locales. Por su parte,
por su carácter más independiente, el PROSUKO asumió una posición más comprometida con
las organizaciones sociales de las comunidades del altiplano norte y facilitó un proceso
reflexivo, para que la organización sindical matriz optara por contar con un brazo productivo
económico, que en cierta medida le daría sentido a la cartera de desarrollo productivo del
sindicato agrario. De esta manera emerge la Unión de Asociaciones Productivas del Altiplano
(UNAPA), entidad que aglutinó las diferentes iniciativas productivas del altiplano y se hizo
miembro de la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB), con
un importante espacio de toma de decisiones. El brazo técnico de la UNAPA fue conformado
por los yapuchirirs, productores líderes de las comunidades que generan agendas de asistencia
técnica legítimas a partir de las problemáticas de las comunidades. El rol facilitador de
PROSUKO contrastaba con el de PROINPA, que además veía una amenaza en la posición
claramente izquierdista e indigenista del PROSUKO. Por ejemplo un informe del IFPRI (Soto, J.
L.; Hartwich, F.; Monge, M.; Ampuero, L. 2006) compara la efectividad de PROINPA, PROSUKO
y los CETHAs en la innovación del cultivo de quinua, situando al PROSUKO por debajo de
PROINPA, pese al silenciamiento ideológico que promovía el paquete tecnológico de PROINPA.
Al año 2008 la UNAPA había influido en la creación del INSA (ley 144) y había obtenido en
alianza con el PROSUKO dos premios internacionales a la innovación, incluyendo una posición
favorable de parte del gobierno del MAS para institucionalizar a los yapuchiris en los
municipios. Sin embargo, la cooperación suiza decidió cerrar definitivamente el financiamiento
para el PROSUKO y continuó apoyando persistentemente a PROINPA. Al retirarse la facilitación
estratégica del PROSUKO el proceso de negociación de la UNAPA continuó solo a nivel local y se
discontinuaron las discusiones con las autoridades nacionales. Una mirada al interior de
COSUDE muestra que a partir del año 2003, el personal suizo empezó a reducir su participación
en la oficina de cooperación y fue gradualmente sustituido por personal boliviano, cuya
afiliación política está claramente inclinada hacia la oposición al MAS; esto permite explicar la
decisión de cerrar el PROSUKO en el momento preciso en que más impacto pudo conseguir en
los propósitos de la revolución rural productiva que encaminaba el gobierno.