Sei sulla pagina 1di 8

VENCIENDO EL TEMOR

¿QUE ES EL TEMOR?

El temor es una emoción; una reacción emocional a un peligro que se


percibe, es inminente. Y puede quitarnos la posibilidad de vivir vidas llenas
de paz y de gozo.

INTRODUCCIÓN:
Cuando el gigante Goliat desafiaba al ejército de Israel, para que enviara
un guerrero a enfrentarlo, todos desde el rey Saúl hasta el último de los
soldados hebreos tenían miedo. Este miedo no los dejó avanzar, y les impidió
ser usados por Dios para una gran victoria. David lo enfrentó porque estaba
seguro del poder de Dios y obtuvo la victoria. El miedo, pues, es un obstáculo
que hace retroceder reyes y ejércitos enteros. Pero la fe en Dios alcanza
grandes proezas…
Sin duda que cada uno de nosotros está expuesto a una variedad de
temores.

¿Por qué a veces el corazón humano es gobernado por el miedo? Veamos:

1. Por la influencia de espíritus de miedo. La Escritura, de manera implícita nos


deja ver que hay espíritus de cobardía:

“No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio
propio” 2 Timoteo 1:7.

2. Por los fracasos del pasado.

3. Por el rechazo y el menosprecio.

4. Por los sentimientos de condenación (Israel había pecado y Dios los había
entregado en manos de Madián por 7 años, ya el tiempo del juicio se había
cumplido, pero ellos continuaban cautivos de sus miedos).

5. Por las palabras de personas con autoridad o influencia sobre nosotros que
marcaron el corazón (padres, jefes, autoridades educativas, etc).
¿cómo nos ayuda el Señor a vencer esta condición, para que enfrentemos
los temores bajo la perspectiva divina?

1 Juan 4:16-18

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con
nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y
Dios en él.
17 Enesto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos
confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este
mundo.
18 Enel amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor;
porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido
perfeccionado en el amor.

En el este pasaje Juan nos hace una exposición acerca del amor de Dios
como la base para nuestras victorias y todo lo que emprendamos, porque
somos llamados, no a convivir con el temor, sino a echarlo fuera de nosotros.

Cuando sintamos temor debemos recordar que somos hijos de Dios, que
pertenecemos a Jesucristo, que hemos sido libertados del pecado, y que
estamos limpios, puros, y declarados justos delante de Dios, Él nos protege,
nos guía, nos ama con gran pasión y fidelidad. Nunca nos dejará ni nos
abandonará.

Pablo dijo, en 2 Timoteo 1:7… Porque no nos ha dado Dios espíritu de


cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios no ha dado Poder, amor y dominio propio. No importa cuán débil o


lleno de temor estemos, el poder y el amor de Dios son suficientes. “El
perfecto amor,” escribió el apóstol Juan, “hecha fuera el temor.”
ILUSTRACION:

Los indios americanos tenían una práctica única de entrenar a sus guerreros
jóvenes. En la noche del cumpleaños número 13 de un varón, después de
aprender a cazar, rastrear y pescar, lo pasaban por una prueba final.

Con la aprobación de sus padres, lo llevaban a un bosque para que pasara


toda la noche solo. Hasta entonces, nunca había estado separado de la
seguridad de hogar. Pero en esa noche, era vendado y llevado varias millas
adentro.

Cuando se quitaba la venda, se encontraba en medio del bosque


aterrorizado. Cada vez que escuchaba un ruido, se imaginaba un animal
listo para devorarlo.

Después de lo que parecía una eternidad, el sol salía. Mirando a su


alrededor, veía flores, árboles, un camino... Y para su sorpresa, una figura de
un hombre solo a unos metros de él, armado con flecha y arco. Era su papá.
Había estado ahí toda la noche. Y si el joven lo hubiera sabido, no hubiera
experimentado temor.

No importa lo que suceda a nuestro alrededor, nuestro padre celestial está


siempre con nosotros. No hay razón para temer, porque tenemos la mejor
compañía.

Salmos 23:4

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a
mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
30 VERSICULOS EN LA BIBLIA QUE HABLAN SOBRE EL TEMOR

Así que no temas, porque yo estoy contigo;


no te angusties, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré y te ayudaré;
te sostendré con mi diestra victoriosa.
Isaías 41:10 | NVI |

Cuando siento miedo,


pongo en ti mi confianza.
Salmos 56:3 | NVI |

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te


desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que
vayas.
Josué 1:9 | NVI |

Porque yo soy el Señor, tu Dios,


que sostiene tu mano derecha;
yo soy quien te dice:
“No temas, yo te ayudaré.”
Isaías 41:13 | NVI |

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego,
presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que
sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos
en Cristo Jesús.
Filipenses 4:6-7 | NVI |
El Señor está conmigo, y no tengo miedo;
¿qué me puede hacer un simple mortal?
Salmos 118:6 | NVI |

Sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el
castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.
1 Juan 4:18 | NVI |

Aun si voy por valles tenebrosos,


no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.
Salmos 23:4 | NVI |

Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.


1 Pedro 5:7 | NVI |

Temer a los hombres resulta una trampa,


pero el que confía en el Señor sale bien librado.
Proverbios 29:25 | NVI |

El Señor es mi luz y mi salvación;


¿a quién temeré?
El Señor es el baluarte de mi vida;
¿quién podrá amedrentarme?
Salmos 27:1 | NVI |
Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y
de dominio propio.
2 Timoteo 1:7 | NVI |

Busqué al Señor, y él me respondió;


me libró de todos mis temores.
Salmos 34:4 | NVI |

Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el


Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los
abandonará.
Deuteronomio 31:6 | NVI |

No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí.


Juan 14:1 | NVI |

Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo,


sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba!
¡Padre!»
Romanos 8:15 | NVI |

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni


te abandonará. No temas ni te desanimes. Deuteronomio 31:8 | NVI |

¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de
ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; y él les tiene contados a
ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo; ustedes
valen más que muchos gorriones.
Mateo 10:29-31 | NVI |
Así que podemos decir con toda confianza:
«El Señor es quien me ayuda; no temeré.
¿Qué me puede hacer un simple mortal?»
Hebreos 13:6 | NVI |

Los discípulos, al verlo caminar sobre el agua, creyeron que era un


fantasma y se pusieron a gritar, llenos de miedo por lo que veían. Pero él
habló en seguida con ellos y les dijo: «¡Cálmense! Soy yo. No tengan
miedo.»
Marcos 6:49-50 | NVI |

¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni
se dejen asustar.»

1 Pedro 3:14 | NVI |

Confío en Dios y alabo su palabra;


confío en Dios y no siento miedo.
¿Qué puede hacerme un simple mortal?
Salmos 56:4 | NVI |

No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del


Padre darles el reino.
Lucas 12:32 | NVI |

Tan compasivo es el Señor con los que le temen


como lo es un padre con sus hijos.
Salmos 103:13 | NVI |

No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—.


Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.
Lucas 1:30-31 | NVI |