Sei sulla pagina 1di 52

s

ORIGEN CÍENTE VEINTICINCO AÑOS DE CIENCIA QUÍMICA

NOVIEMBRE 2001
800 PTA. 4,81 EURO

'CIENCIA Edición española de

SCIENTIFIC
AMERICAN

Nanocircuitos Leyes nanoescalares


Nanotécnica en medicina Nanotécnica y robots
Nanotécnica y química Nanomáquinas

líifflüiiñüiMffl
INVESTIGACIÓN Noviembre de 2001 N ú m e r o 302 SCIENTIFIC
AMERICAN
IENCIA Edición española de

SECCIONES SECCIONES
3
HACE...
ESPECIAL NANOTECNICA 82
JUEGOS MATEMÁTICOS
50, 100 y 150 años. Las matemáticas del aprendizaje
y la generalización,
por Juan M. R. Parrando
19
PERFILES
Peter H. Duesberg:
¿Disidente o quijote?

30 Nanotécnica, la nueva ingeniería W


Gary Stix
La nanotécnica ha entrado con fuerza
en las instituciones académicas. En ella
la industria ha puesto ambiciosas esperanzas. 84
C U R I O S I D A D E S D E LA FÍSICA
36 Nanotécnica y sus procesos de fa" 70 Nanotécnica y ensambladores Agilidad del gato,
George M. Whitesides y J. Cristophet Eric K. Drexler por Wolfgang Bürger
Los investigadores descubren procesos económicos El primer visionario en este campo predice de qué modo
y eficaces para construir estructuras de pocos nanómetros los robots nanometricos transformarán la sociedad.
k^l
22 de anchura.
CIENCIA Y SOCIEDAD
Nobel de física... 46 L e y e s nanoescalares 72 Nanotécnica y química *M
Pino canario, ejemplo Michael Roukes Richard E. Smalley
de adaptación... Enfermedad Un premio Nobel explica por qué no funcionarán las
Hay sitio sobrado para innovaciones prácticas nanoescalares.
de Tangier... Identificación nanomáquinas autorreplicantes.
Pero antes será necesario comprender las leyes físicas que rigen
genética de desaparecidos...
Drosophila melanogaster, la materia a escala nanométrica. |:vl
polaridad ocular.
M á q u i n a s nanométricas antiguas y futuras
54 Nanocircuitos
George M. Whitesides
Charles M. Lieber
Se han construido ya nanotransistores y filamentos nanometricos. La biología supera las fantasías más atrevidas con que se ha
Falta encontrar ahora la manera de ensamblarlos. presentado el futuro de los robots moleculares.
86
I D E A S APLICADAS
62 Nanotécnica en medicina la microtécnica a la nanotécnica
Tratamiento antipulgas,
A. Paúl Alivisatos Steven Ashley
por Mark Fischetti
La nanotécnica, en formas muy refinadas, acabará Los defensores de la técnica nanométrica descubren cuan difícil
por introducirse en la investigación biomédica, el diagnóstico les está resultando desarrollar robots minúsculos que puedan 88
de enfermedades y en su terapéutica. tratar enfermedades o realizar un proceso de fabricación limpia. NEXOS
Que empiece el espectáculo,
28 por James Burke
D E CERCA
Espuma marina. 90
El origen de la m e n t e Veinticinco años de ciencia química
LIBROS
Juan Luis Arsuaga Ferré ras Pere Molerá
Tiempo... Solitones... Física y
e Ignacio Martínez Mendizábal química de la atmósfera...
La evolución de la química se ha traducido
en la obtención de nuevos elementos, Aritmética comercial.
Desde Darwin los evolucionistas vienen discutiendo
sobre el origen de la consciencia y del lenguaje. en la producción limpia mediante la síntesis
Los huesos hioides desenterrados en el yacimiento enantiomórfica selectiva y total, 96
de Atapuerca constituyen una pieza fundamental y en el desarrollo de supramoléculas A V E N T U R A S PROBLEMÁTICAS
para explicar la adquisición del habla. y de nuevos materiales. Baile de cuadros,
por Dennis E. Shasha
COLABORADORES DE ESTE N U M E R O
Asesoramiento y traducción:
Luis Bou: Leyes nanoescalares, Nanocircuitos y Aventuras problemáticas;
HACE...
Juan Pedro Campos: Nanotécnica en medicina; J. Vilardell: Nanotécnica y ensambladores,
Nanotécnica y química, Hace... e Ideas aplicadas; Juan Pedro Adrados: Máquinas
nanométricas antiguas y futuras y De la microtécnica a la nanotécnica; A. Garcimartín:
Perfiles; Jürgen Goicoechea: Curiosidades de la física; José M.a Valderas Martínez: Nexos
...cincuenta años ...cien anos guar lo que pasa en la superficie.
Consta de un tubo dotado con pris­
NIÑO POBRE, NIÑO ENFERMO. UN HITO AERONÁUTICO, TAL VEZ. mas de vidrio. Se efectuaron ex­
«En Gran Bretaña una encuesta so­ «El comité responsable del premio perimentos a bordo del submarino
I N V E S T I G A C I Ó N Y CIENCIA bre la salud infantil descubrió que Deutsch decidió el 4 de noviembre // Delphino en presencia del mi­
Portada: Felice Frankel DIRECTOR OF.NF.RAi. F r a n c i s c o Gracia G u i l l e n la alta mortalidad guardaba una concedérselo a M. Santos-Dumont nistro de Marina italiano. Se ob­
EDICIONES J o s é María V a l d e r a s , director manifiesta relación con tres de las por su logro del 19 de octubre: su tuvieron con éxito fotografías de
ADMINISTRACIÓN Pilar Bronchal, directora grandes aflicciones de los pobres: vuelo en dirigible alrededor de la objetos en la superficie. [Nota de
PROCEDENCIA PRODUCCIÓN M . a C r u z Iglesias C a p ó n altas tasas de nacimientos prema­ Torre Eiffel. Si bien M. Santos- la redacción: La invención del pe­
DE LAS ILUSTRACIONES B e r n a t P e s o Infante turos, neumonía y gastroenteritis. Dumont ha ejecutado una proeza riscopio, en 1902, suele atribuirse
SECRETARÍA Purificación Mayoral M a r t í n e z
Página Fuente
EDITA P r e n s a Científica, S . A . M u n t a n c r , 3 3 9 p r a l . 1. a - 08021 B a r c e l o n a ( E s p a ñ a )
Aunque tpdos^ los grupos socioe­ notable, ello no supone necesaria­ a Simón Lake.]»
T e l é f o n o 9 3 4 1 4 3 3 4 4 Telefax 9 3 4 1 4 5 4 13 conómicos han mostrado descen­ mente que haya realizado nada de
5 Juan Luis Arsuaga Ferreras
c Ignacio Martínez sos apreciables en la mortalidad gran valor. Ha demostrado que, con ...ciento cincuenta años
6-8 Cortesía de Madrid Scientific SCIENTIFIC A M E R I C A N infantil desde 1939, donde más se un aparato muy costoso y delicado,
Films EDITOR IN CIIIEF J o h n R e n n i e ha notado la mejora es en las ca­ un aeronauta experto puede, bajo LA MÁQUINA D E COSER DE
9 Juan Luis Arsuaga Forreras tegorías más acomodadas; así, los
e Ignacio Martínez
MANAGING EDITOR M i c h e l l c Press condiciones favorables, elevarse desde SlNGER. «En el grabado adjunto
10-11 Cortesía de Madrid Scientific
ASSISTANT MANAGING EDITOR Ricki L . Rusting avances médicos de la última dé­ un punto dado, dibujar un círculo se ilustra la máquina de coser de
Films NEWS EDITOR P h i l i p M . Y a m cada han ensanchado la brecha. En y volver, sin matarse. El aconteci­ Isaac M. Singer, patentada el 8 de
SPECIAL PROJECTS EDITOR G a r y Stix
12 Juan Luis Arsuaga Ferreras todos los grupos la principal causa miento, pese a lo agradable, no agosto pasado. Las puntadas se eje­
SÉNIOR WRITER W . W a y t G i b b s
e Ignacio Martínez de muerte durante el primer mes señala un paso adelante hacia la cutan mediante dos hilos, uno fa­
14-18 Pere Molerá EDITORIAL DIRECTOR, O N L I N E K r i s t i n L e u t w y l e r
EDITORS Mark Alpert, Steven A s h l e y , G r a h a m P . Collins, Carol Ezzell,
es el nacimiento prematuro. Se su­ consecución práctica de la navega­ cilitado por una lanzadera y el otro
31 Felice Frankel y J. Christopher
Love S t e v e M i r s k y , G e o r g e M u s s e r y Sarán S i m p s o n giere que ese exceso se debe al ción aérea. Probablemente la solu­ por la aguja. Sin dos hilos, hasta
32 Scientific American Library ©1982 PRODUCTION EDITOR R i c h a r d H u n t parto en edad precoz, nacimientos ción para el vuelo aéreo de interés ahora ninguna máquina de coser
con permiso de W. H. Freeman VICE PRESIDENT AND MANAGING DIRECTOR, INTERNATIONAL C h a r l e s M c C u l l a g h poco espaciados, cuidados prena­ comercial nunca se alcanzará hasta ha dado buenas puntadas. Esta má­
and Company PRESIDENT AND CIIIEF EXECUTIVE OFFICER G r e t c h e n G. T e i c h g r a e b e r tales deficientes y exceso de tra­ que se abandone la idea del globo quina trabaja bien. [Nota de la re­
33 Nina Finkcl CHAIRMAN R o l f G r i s e b a c h
35 Nanophase Technologies
bajo durante el último mes del em­ dirigible y sea sustituida por la de dacción: Hacia 1913 las ventas
36 Felice Frankel y Kateri E. Paúl,
barazo.» un mecanismo construido sobre ba­ anuales de máquinas de coser Singer
SUSCRIPCIONES DISTRIBUCIÓN
cortesía de George M. Whitesides ses estrictamente mecánicas.» llegaban a 2,5 millones.]»
39-44 Bryan Christie Prensa Científica S. A . para E s p a ñ a :
BACTERIAS PÚRPURAS. «Estu­
47 M. J. Murphy, D. A. Harrington y M u n t a n e r , 339 pral. 1. a
L O C I S T A , S. A . diando las respuestas de las célu­
M. L. Roukes, coloreado por ¿ P R I M E R PERISCOPIO NÁUTICO? REVÓLVERES C O L T . «Carta a la
08021 Barcelona (España) Aragoneses, 18 (Pol. Ind. Alcobendas)
Felice Frankel
2 8 1 0 8 Alcobendas (Madrid)
las a estímulos sencillos podemos «Un ingeniero italiano, el señor Redacción. 'Muy señor mío: Mucho
49 K. C. Schwab, E. A. Hendiesen y Teléfono 9 3 4 1 4 3 3 4 4 aclarar el comportamiento de or­
M. L. Roukes Tel. 91 4 8 4 39 0 0 Triulzi, ha concebido un instru­ se ha dicho últimamente acerca de
Fax 9 3 4 1 4 5 4 13 ganismos más complejos. La bac­
50 B. J. Van Wces; Nina Finkcl mento especial, el 'cleptoscopio', la pretensión del señor Colt sobre
p a r a los restantes países:
(diagrama) teria púrpura Rhodospirillum reac­ que permite a la tripulación de un la invención de la pistola revól­
Precios d e suscripción: Prensa Científica, S. A . ciona de un modo muy claro ante buque submarino sumergido averi-
51 Joe Munroc, cortesía de Caltcch ver; quizás arrojemos luz sobre el
Archives Muntaner, 339 pral. 1 . a - 0 8 0 2 1 Barcelona
Un año D o s años la luz. Ese microorganismo, d© tema si le decimos que en el
Teléfono 93 4 1 4 33 4 4
52 T. A. Fulton y G. J. Dolan; Bryan
Christie (dibujos)
forma de sacacorchos, puede na-1 año 1822, para un caballero de
España 8.800 pta. 16.000 pta.
53 D. A. Harrington y M. L. Roukes
PUBLICnDAD dar hacia adelante y hacia atrás nombre Collier, hicimos los ca­
52,89 euro 9 6 , 1 6 euro
54 Felice Frankel y Yu Huang G M Publicidad con igual facilidad. Cuando baja ñones de 200 mosquetes y 200
Francisca Martínez Soriano la iluminación ambiente, se li­
57 Slim Films Extranjero 11.500 pta. 21.500 pta.
Menorca, 8, semisótano, centro, izquierda.
pistolas basándonos precisamen­
58 Bryan Christie 6 9 , 1 2 euro 129,22 euro 2 8 0 0 9 Madrid
mita a invertir el sentido de su te en los mismos principios que
60 Slim Films
Tel. 91 4 0 9 7 0 4 5 - F a x 91 4 0 9 7 0 4 6 desplazamiento. Si todos los sis­ los expuestos por el señor Colt.
62 Felice Frankel, K. F. Jensen, M. temas vivos excitables poseen
G. Bawendi, C. Murray, C. Kagan,
E j e m p l a r e s sueltos:
Cataluña y Baleares:
—John Evans e Hijo, Londres.'
B. Dabbousi y J. Rodríguez-Viego Miguel Munill
un mecanismo físico común para Respuesta de la Redacción: 'No
Ordinario: 800 pta. 4,81 euro
65 Jeff Johson Muntaner, 339 pral. 1 . a la irritabilidad (o sea, la reac­ es infrecuente reclamar un ori­
Extraordinario: 1.000 pta. 6,01 euro
66 Shuming Nic 08021 Barcelona ción ante un cambio en el en­ gen inglés para muchos inven­
69 Jeff Johnson — E l precio de los ejemplares atrasados Tel. 9 3 321 21 14 Diíusión \ torno), las relaciones esenciales tos norteamericanos. No cree­
71 Peter Mcnzel es el mismo que el de los actuales. Fax 9 3 4 1 4 5 4 13 controlada entre estímulo y reacción de­ mos lo anterior; sin duda, el
73 Pam Francis
berán ser las mismas en cada señor Colt es un inventor ori­
75 Jeff Johnson Copyright © 2001 Scientific American I n c , 415 Madison Av., New York N. Y. 10017. caso. Por tanto, debe ser de ginal.' [Nota de la redacción:
76 Baldor Electric Company; David
DeRosier, ®2000 Instituto Copyright ® 2001 Prensa Científica S. A. Muntaner, 339 pral. 1.a 08021 Barcelona (España) sumo interés comprobar si las Es probable que Samuel Colt
Americano de Física (micrografía)
Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte por ningún medio
reacciones de las bacterias púr­ realmente viera y copiara al­
78 Jeff Johnson mecánico, fotográfico o electrónico, así como cualquier clase de copia, reproducción, registro o puras son cuantitativamente si­ gunas características de la pis­
79 Michael S. Yamashita transmisión para uso público o privado, sin la previa autorización escrita del editor de la revista. milares a las de las fibras ner­
El nombre y la marca comercial SCIENTIFIC AMERICAN, así como el logotipo correspondiente, tola de pedernal de 1818 de
80-81 James Steinbcrg
son propiedad exclusiva de Scientific American, I n c , con cuya licencia se utilizan aquí. viosas. —Roderick K. Clayton Elisha Collier en su pistola de
82-83 Juan M. R. Parrando
ISSN 0210136X Dep. legal: B. 38.999 - 76 y Max Delbrück» 1836.]»
84-85 Axcl Weigend (dibujos); Born, Máquina de coser SINGER, 1851
Univcrsitát Duisburg (fotografía) Filmación y fotocromos reproducidos por Dos Digital, Zamora, 46-48, 6a planta, 33 puerta - 08005 Barcelona
Imprime Rotocayío-Quebecor, S.A. Ctra. de Caldcs, km 3 - 08130 Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona)
86-87 George Retseck
96 Johnny Johnson Prinlcd in Spain - Impreso en España
INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 3
El origen de la mente Paleo-
magnetismo Épocas

Superior I
H. neanderthalensis H. sapiens

I
Desde Darwin los evolucionistas vienen discutiendo sobre el origen Sima
de los Huesos
de la consciencia y del lenguaje. Los huesos hioides desenterrados
Medio
en el yacimiento de Atapuerca constituyen una pieza fundamental
para explicar la adquisición del habla

Juan Luis Arsuaga Ferreras e Ignacio Martínez Mendizábal H. antecessor

H. erectus
línea con los planteamientos de Wallace afirman que Inferior

C
harles Darwin y Alfred Russell Wallace
la mente humana, simbólica y consciente, se originó n
concibieron de forma independiente la teo­ E
de modo súbito. Tan extraordinario fenómeno se habría B
ría de la evolución a través de la selec­ >.
ción natural. Ambos creyeron posible ex­ producido cuando surgió nuestra especie, o aun des­ a
1,5" 13
plicar el origen de las especies por medio de ese pués (según Richard Klein al menos 50.000 años más 3
mecanismo. Pero mientras Darwin llevó la teoría tarde).
hasta su última consecuencia, Wallace se detuvo a Noam Chomsky, pese a defender la existencia de -
un paso del final. un "órgano para el lenguaje" en el cerebro humano,
La última consecuencia no era otra que el origen niega que ese "órgano" haya surgido por selección ^^^^H
de las capacidades cognitivas. Para Darwin se tra­ natural. Para Stephen Jay Gould y Tan Tattersall la
taba de un producto más de la selección natural, en mente y el lenguaje no son producto de la selección -2
tanto que Wallace atribuía su origen a una inter­ natural ordinaria, sino un efecto colateral de la evo­
vención externa, divina según parece. La mente sería lución. El cerebro se habría desarrollado en los homí­
para Darwin una función del cerebro, mientras que nidos para cumplir misiones diferentes de las fun­
Wallace la consideraba una entidad totalmente dife­ ciones que luego asumió en nuestra especie. Una 1. ÁRBOL EVOLUTIVO DEL GENERO HOMO. A partir de la cal europea a partir de una población fundadora de Homo
rente, con un substrato no material. explicación parecida ofrece Steven Mithen con su especie africana Homo ergaster la evolución humana se antecessor, oriunda de África, y a través de formas in­
teoría de una inteligencia que primero es modular escindió en dos líneas. Una, exclusivamente asiática, es termedias como la representada por la población de la
Pese a su adscripción evolucionista, son muchos
(o sea, compartí mentada) y luego se vuelve fluida la de Homo erectus (en sentido estricto) y la otra incluye Sima de los Huesos. Nuestra propia especie se originó a
los que siguen viendo algo especial en el origen de
(unificada y global) en el Homo sapiens moderno. el linaje de los neandertales y el de los humanos mo­ partir de la población de Homo antecessor que perma­
nuestras facultades superiores. Darwin fundaba la apa­
dernos. Los neandertales proceden de una evolución lo­ neció en África.
rición de órganos nuevos en la lenta acumulación de Otros autores, así Lewis Bidford o Clive Gamble,
muchos cambios pequeños a lo largo de dilatados no conceden a las especies fósiles diferentes de la
períodos de tiempo. En El origen de las especies es­ nuestra (los neandertales, por ejemplo) la capacidad \
cribió: "La psicología se basará seguramente sobre de manejar símbolos, ni siquiera la de planificar el abundamiento, los neandertales enterraban en oca­ Paleontología del cerebro
los cimientos, bien echados ya por míster Herbert futuro a medio plazo. siones a sus muertos. Nosotros retrotraemos ese tipo
Spencer, de la necesaria adquisición gradual de cada
una de las facultades y aptitudes mentales. Se pro­
yectará mucha luz sobre el origen del hombre y so­
Nosotros creemos, por el contrario, que la hipóte­
sis darwinista de la adquisición gradual de las fa­
cultades superiores no carece de apoyo. Nos basa­
de expresión simbólica mucho más atrás; en la Si­
ma de los Huesos, un yacimiento de hace 300.000
años de la Sierra de Atapuerca, se produjo una acu­
P or ser parte blanda el cerebro no fosiliza. El en-
docráneo retiene, sin embargo, la forma del encé­
falo. En las paredes del cráneo quedan también gra­
bre su historia". En cambio, los autores modernos en mos en la interpretación de los datos suministrados mulación intencionada de una treintena de cadáve­ bados algunos de los relieves de la superficie cere­
por la arqueología, o pruebas indirectas, y por la res. Por último, la paleoeconomía de hace medio bral. ¿Qué información aportan? Pese a la abundancia
anatomofisiología, o pruebas directas. millón de años corrobora que los homínidos no per­ de restos, es muy poco lo que se ha conseguido ave­
Los primeros utensilios de piedra se remontan a tenecientes a la especie Homo sapiens moderno es­ riguar.
hace 2,5 millones de años. De algo más de 1,5 mi­ taban capacitados para organizarse y planificar sus Deán Falk y otros han estudiado los moldes en-
llones de años hay hachas líticas, simétricas. Ejem­ actividades. docraneales de homínidos sudafricanos pertenecientes
JUAN LUIS ARSUAGA e IGNACIO MARTÍNEZ MEN­ plos inequívocos del uso general del fuego se fechan La investigación anatomofisiológica nos permite a la especie Australopithecus africanus (la mayoría
DIZÁBAL son paleontólogos. Arsuaga, catedrático de pa­ en hace un cuarto de millón de años. Los neander­ abordar de un modo directo el problema de la ad­ comprendidos entre 3 y 2,5 millones de años). Aun­
leontología de la Universidad Complutense de Madrid, co- quisición de las facultades mentales. Aunque no se que el volumen de estos encéfalos (con una media
dirige el equipo de investigación de los yacimientos cuaternarios tales lo dominaban; podían, pues, encenderlo y man­
de la Sierra de Atapuerca. Martínez, docente de la Uni­ tenerlo especies sin nuestro desarrollo cerebral. trata de una opinión compartida, sobre todo en las de 450 centímetros cúbicos) es ligeramente mayor
versidad de Alcalá de Henares, es miembro del equipo de Avancemos hasta las primeras expresiones de arte conclusiones, vale la pena ensayar esa vía. ¿Qué se que el de los chimpancés (media de 390 ce) y algo
Atapuerca. Ambos investigadores han abordado en diversos y adorno personal, el nivel de las formas simbóli­ puede decir, a partir de los fósiles, sobre la evolu­ inferior que el de los gorilas (media de 500 ce), la
trabajos el problema del origen del lenguaje y de las ca­ ción del cerebro y del aparato fonador, responsable organización cerebral parece ser bastante diferente.
pacidades mentales modernas.
cas. Los primeros testimonios que no ofrecen du­
das de interpretación tienen 35.000 años. A mayor del lenguaje articulado? En los australopitecos se observa, respecto de chim-

4
INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVRSTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 5
De esa dificultad puede salirse si atendemos a la simple cambio de tamaño corporal. La altura era, sin
filogenia (las relaciones evolutivas entre especies). duda, como la nuestra, mas para certificar la anchura
Chimpancés, gorilas y humanos compartimos un an­ del cuerpo necesitaríamos disponer de una cadera bien
tepasado común que vivió hace unos seis o siete mi­ conservada.
llones de años. Debía de ser éste de la talla de un El yacimiento de la Sima de los Huesos nos ha
chimpancé actual, que por otro lado es aproximada­ proporcionado una pelvis muy completa de Homo
mente la misma de los primeros homínidos. Chim­ heidelhergensis macho cuya estatura alcanzaría unos
pancés y primeros homínidos eran más frugívoros 176 cm. Por otros restos no tan completos hallados
(comedores de frutos) que folívoros (comedores de allí sabemos que se trataba de un varón cercano al
hojas y tallos). En nuestra opinión, los gorilas se promedio. La pelvis presenta una robustez y una an­
volvieron folívoros para aprovechar un recurso muy chura mucho mayores que la de cualquier varón ac­
abundante, lo que les permitió aumentar el peso cor­ tual, de modo que el peso del individuo debía su­
poral, pero su cerebro no creció en la misma me­ perar los 90 kilogramos. Aunque el peso corporal de
dida (aunque, como a fin de cuentas el cerebro es las mujeres de la Sima de los Huesos sería menor,
un órgano del cuerpo, algo aumentó al hacerse el hemos encontrado que la diferencia entre los sexos
cuerpo tres veces mayor). Semejante desarrollo dis­ no era entonces mayor que ahora.
par puede, atribuirse a la enorme inversión energé­ El esqueleto recuperado en Jinniushan (China), de
tica que requieren la producción y el mantenimiento antigüedad parecida, muestra características simila­
del cerebro; sólo crece cuando es absolutamente ne­ res. Alan Walker y Chris Ruff creen que la anchura
cesario. Por ese motivo los gorilas tienen un cociente de caderas de Homo ergaster era como la nuestra,
de encefalización bajo, sin merma de su inteligencia. basados en la reconstrucción, a nuestro juicio erró­
No parece que los australopitecus (EQ en torno a nea, que hicieron del esqueleto de un niño de hace
2,4) alcanzaran un grado de encefalización, mucho 1,6 millones de años encontrado en Nariokotome
mayor que los actuales chimpancés, de talla similar (Kenia).
también. Se admite que hubo cierta expansión del En la población de la Sima de los Huesos el vo­
cerebro, sin cambio en la talla, hace entre 2,5 y 2 mi­ lumen del encéfalo varía entre 1100 ce y casi 1400 ce.
2. LA SIERRA DE ATAPUERCA se encuentra muy cerca llones de años. Esta ganancia encefálica neta podría Es probable que la media estuviera por debajo del
pancés y gorilas, una expansión del sector orbital del de la ciudad de Burgos. Es un monte de extraordinaria ir acompañada de un progreso en inteligencia, vin­ hombre moderno, cifrada entre 1300 ce y 1400 ce
lóbulo frontal y del polo anterior del lóbulo tempo­ importancia en los estudios de prehistoria. En sus en­ culada a la aparición de las primeras formas del gé­ (varía con las poblaciones). Pero como el peso del
ral. Estas regiones guardan en el cerebro humano re­ trañas conserva el más completo registro fósil de Eura- nero Homo. cuerpo era muy superior al de nuestra especie, el
lación con algunas de las funciones denominadas sia, que nos permite investigar la evolución de los eco­ Homo ergaster, una especie africana y asiática (en­ cociente de encefalización se hallaría sólo en torno
superiores; la parte anterolateral del lóbulo temporal, sistemas y de los seres humanos a lo largo del último contrada también en la georgiana Dmanisi), surgió a 3,5.
por ejemplo, se activa cuando se reconocen y nom­ millón de años. (Cortesía de Madrid Scientific Films.) hace poco menos de dos millones de años. Presen­ Más recientemente, hace entre 200.000 y 100.000
bran caras conocidas. taba aumentados su encéfalo y su cuerpo, que al­ años surgieron dos especies humanas que han coe­
Dos regiones del cerebro asociadas al lenguaje hu­ canzó el porte del nuestro. Como resultado del cre­ xistido hasta hace menos de 30.000 años: los nean-
mano son el área de Broca y el área de Wernicke. cociente entre peso real del encéfalo de una espe­ cimiento a la vez encefálico y corporal, el cociente dertales y nosotros. En ambas líneas se produjeron
Ambas han sido localizadas en algunos de los prime­ cie de mamífero y el que le "correspondería" según encefálico no cambió respecto de los primeros re­ aumento del encéfalo y reducción del peso corpo­
ros fósiles del género Homo, de alrededor de 1,8 mi­ la ecuación se denomina cociente de encefalización presentantes de Homo (EQ de aproximadamente 2,7). ral. En el caso de los neandertales, la estatura se
llones de años. Ahora bien, lo mismo que en el caso (EQ). En nuestra especie alcanza el mayor valor de ¿Aumentó su inteligencia? No se sabe. Pero fue el redujo porque antebrazos y tibias se acortaron en
anterior del lóbulo temporal, ésta es una prueba muy todos los conocidos (EQ = 5,4). Nos siguen los chim­ autor de los primeros bifaces. Quizás el crecimiento un proceso de adaptación al frío, un fenómeno que
débil en favor de un cerebro funcionalmente evolu­ pancés, nuestros parientes más cercanos, con un co­ del encéfalo (con una media cercana a los 900 ce) se observa también en las poblaciones humanas
cionado. Algo similar debe decirse de la asimetría ciente de encefalización de 2,3. Como grupo, los fue mucho más allá de lo que- correspondería a un actuales. Nuestra especie conservó la estatura alta
del cerebro humano, rasgo que se ha detectado en primates llamados "superiores" (platirrinos y catarri- V
fósiles muy anteriores a los primeros fósiles de ca­ nos) aparecen más encefalizados que el resto de los
racterísticas modernas: no hay pruebas tajantes de mamíferos, con la excepción nada sorprendente de 3. ENCLAVADA en el interior de la cueva ma­
la asociación entre asimetría cerebral y presencia de los delfines. yor de la Sierra de Atapuerca, la Sima de los
lenguaje. Podemos pensar en calcular coeficientes de ence­ Huesos es el yacimiento más rico en fósiles hu­
¿Qué decir del volumen encefálico? Existe una falización de los homínidos fósiles, siempre que ten­ manos del planeta. Aquí se han encontrado,
fórmula alométrica que relaciona el peso (o el vo­ gamos un registro lo bastante bueno como para es­ hasta 1999, cerca de 3000 fósiles humanos de
lumen) del encéfalo con el peso corporal; se expresa timar con fiabilidad los pesos encefálico y corporal. una antigüedad próxima a los 300.000 años.
por la función y = bx&, donde x es el peso corporal Pero surge un problema cuando se trabaja con los Los restos corresponden a una treintena de in­
e y representa el peso cerebral. Es fácil calcular los niveles taxonómicos inferiores: el peso del encéfalo dividuos de todas las edades y ambos sexos,
valores de los coeficientes a y b a partir de un con­ y el del cuerpo no siguen ninguna relación lógica; que pertenecieron a una población antecesora
junto de especies, tal como hizo Robert Martin para por ejemplo, el cerebro de un mastín es, en propor­ de los neandertales. Este hallazgo extraordina­
los mamíferos (véase "Capacidad cerebral y evolu­ ción, menor que el de un caniche, sin que por ello rio permite, por primera vez en la historia de
ción humana", por Robert D. Martin, INVESTIGACIÓN se muestre menos capaz. Con el gorila asistimos a la paleoantropología, estudiar un grupo humano.
Y CIENCIA, diciembre de 1994). Cuando se sustituye una curiosa paradoja: pese a dar un valor muy bajo La hipótesis considerada por los investigadores
en la ecuación la incógnita x por el peso corporal de encefalización (la mitad que un chimpancé), su del equipo de Atapuerca como la más plausible
de un ser humano se obtiene una valor de y (peso grado de inteligencia no es menor que el de los chim­ para explicar el origen de tal acumulación de
cerebral) que resulta ser muy inferior al real. Eso pancés. Y puesto que todas las especies de homíni­ cadáveres es la de una práctica funeraria, la
quiere decir que los humanos estamos mucho más dos se hallan estrechamente emparentadas cabe cues­ más antigua conocida. (Cortesía de Madrid Scien­
encefalizados de lo normal (para ser mamíferos). El tionarse la utilidad del enfoque alométrico. tific Films.)

6 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 7


4. LA PELVIS I de la Sima de los actualidad 6. CAMBIOS EN EL COEFICIENTE de encefaliza­

Oc
Huesos es la mejor conservada del ción (EQ) a lo largo de la evolución humana. El
registro fósil de los homínidos. El es­ H. neanderthalensis término Homo heidelbergensis se utiliza aquí en
tudio de su morfología permite de­ 50.000 el sentido más amplio, que incluye tanto a fósi­
terminar la mecánica del parto y la
biomecánica de la locomoción en los
1 H. sapiens
les europeos como africanos del Pleistoceno me­
dio. Los primeros son antepasados de los nean­
homínidos de la Sima de los Huesos. dertales y los segundos de nuestra especie, aunque
Merced a ella podemos reconstruir la 300.000 en la época del yacimiento de la Sima de los Hue­
forma del cuerpo y, junto con otros sos las diferencias eran todavía muy pequeñas y
restos fósiles del esqueleto de las I I H. heidelbergensis no afectaban al EQ.
piernas, estimar con gran rigor el
peso del cuerpo. (Cortesía de Madrid
Scientific Films.) establecieron las conclusiones que durante más
2.000.000
de veinte años predominaron en ese campo.
"O Señalaron, en primer lugar, una serie de ras­
LU I I H. ergaster
pero estrechó las caderas, en una gos anatómicos en los que la base del cráneo
• de los humanos recién nacidos y la de los chim­
adaptación biomecánica que apro­ 2.500.000 >*,
xima entre sí las cabezas de los pancés, cuyas laringes están situadas altas en
H H.habilis el cuello, eran muy similares entre sí y dife­
dos fémures y permite economi­
zar energía en cada paso, aunque, rentes de la morfología de la base del cráneo
entre otros inconvenientes, dificulta el parto. inteligencia, ¿podría hallarse la clave de ésta en el de los humanos adultos. En esencia, estos ras­
En las dos líneas evolutivas, neandertales y "cro- habla? c gos, comunes a humanos recién nacidos y chim­

1
4.000.000 pancés, eran los siguientes: base del cráneo
mañones", se asiste a un aumento del cerebro con
disminución del tamaño del cuerpo. La encefaliza- El origen del habla Australopitecus poco flexionada entre el final del paladar óseo
ción fue mayor en los neandertales, mientras que la y el foramen magnum; extensa orofaringe, es
pérdida de peso del cuerpo se notó más en los es­ ntre las características que nos distinguen del decir, un amplio espacio situado detrás del pa­
trechos "cromañones", razón por la cual los segun­
dos revelan un cociente de encefalización superior
E resto de los mamíferos destaca la anatomía de
nuestras vías aéreas superiores, en particular la po­
2,4 2,7 3,4 5,0 5,3
ladar duro, y marcada separación entre los hue­
sos basioccipital y vómer. Rasgos que, advir­
Coeficiente de encefalización tieron, iban cambiando en el curso del crecimiento
(5,3 frente a 5). sición peculiar de la laringe en el cuello. La la­
ringe es una caja formada por cartílagos que se en­ hasta alcanzar la morfología típica de los adul­
Ese proceso de encefalización se produjo, nos lo
cuentra justo a la entrada de la tráquea. El mayor tos, a la vez que descendía la situación de la
revela el registro fósil, de una manera gradual. Y si
de estos cartílagos, el tiroides, está situado en la piración. En principio, para el adulto resultaría ven­ laringe en el cuello. Asociaron la posición de la la­
encefalización no es sinónimo obligado de mayor
parte anterior de la laringe y forma la protuberan­ tajoso respirar mientras bebe, ya que reduce consi­ ringe con dichas características anatómicas.
cia que llamamos nuez o bocado de Adán. La la­ derablemente el tiempo dedicado a este menester, De la investigación sobre fósiles dedujeron que la
ringe alberga las cuerdas vocales, fuente emisora de que suele ser una situación delicada y expuesta a laringe de los primeros homínidos (Australopithecus
los sonidos. los depredadores. afarensis, Australopithecus africanus, Homo habilis
Entre la orofaringe y la laringe de las personas ¿Por qué se perdió, en el curso de la evolución, y Paranthropus) ocupaba la misma posición que en
adultas queda un intervalo libre, el espacio supra­ semejante capacidad tan vital? Darwin admitía que, los chimpancés, razón por la cual aquéllos y éstos
laríngeo, que es una vía común al tubo respiratorio cuando se trataba de órganos que desempeñaban va­ desarrollarían similares capacidades lingüísticas. Por
y al tubo digestivo; por ese tracto transitan el aire rias funciones, la selección natural podía especiali­ otra parte, en fósiles del Pleistoceno medio de África
hacia la laringe y el alimento y los líquidos hacia zarlos en una, aun a costa de disminuir su eficacia (Broken Hill) y Europa (Steinheim) encontraron una
el esófago. El espacio supralaríngeo resta eficacia al en el cumplimiento de las demás tareas, si con di­ anatomía basicraneal mucho más próxima a la de los
desempeño de algunas de las funciones de las vías cha especialización aumentabart las posibilidades de humanos modernos adultos, de la que podía inferirse
aéreas superiores. Además, hace menos eficiente el supervivencia. La especialización de las vías aéreas una posición baja de la laringe.
mecanismo que impide que el alimento se introduzca superiores humanas, con su laringe baja y su amplio Fundados en esos resultados, expusieron que la evo­
en el tubo respiratorio, con el consiguiente riesgo espacio supralaríngeo, favorece una de sus funcio­ lución habría seguido dos líneas. En la que llegaba
de atragantamiento. También hemos perdido la ca­ nes: la producción de la amplia gama de sonidos en hasta nosotros, el aparato fonador habría sufrido sólo
pacidad de respirar por la nariz mientras bebemos. los que se basa nuestro lenguaje. Parece evidente que ligeros "retoques", que lo habrían perfeccionado. En
La posibilidad de respirar al tiempo que se traga un la facultad de hablar, esto es, de comunicarse efi­ la otra línea, el aparato fonador habría experimen­
líquido es fundamental para la lactancia. Por ello, cazmente, compensa con creces tanto la pérdida de tado un proceso de regresión hasta una anatomía con­
nuestros bebés tienen la laringe alta en el cuello, en la capacidad de beber y respirar al mismo tiempo, vergente de nuevo con la de los chimpancés. A esta
la misma posición que el resto de los mamíferos, y como el riesgo de atragantarse. rama pertenecerían los neandertales.
pueden mamar sin necesidad de interrumpir la res- Pero la laringe, formada por cartílagos y sostenida Para justificar la pérdida neandertal de la capaci­
por músculos, no fosiliza. Ahora bien, ciertas es­ dad del habla, aducían que sus vías aéreas superio­
tructuras óseas relacionadas con ella sí se conservan res habrían cambiado con el fin de especializarse en
5. EL CRÁNEO 5 fue hallado en 1992 en el yacimiento fósiles. Se trata de la base del cráneo y del hueso la función de calentar y humedecer el frío y seco
de la Sima de los Huesos. La mandíbula apareció al año hioides. aire de la Europa glacial. Habrían sacrificado una fa­
siguiente. Se trata del cráneo fósil más completo del re­ Hasta hace algo más de una década no se conocía cultad incipiente y quizá todavía no muy importante,
gistro mundial; corresponde a un individuo adulto. Sobre ningún hueso hioides fósil de homínido. La investi­ el habla, ante una presión de selección más apre­
el maxilar izquierdo se observan las trazas de un pro­ gación debía, pues, centrarse en la anatomía de la miante, la de poder respirar y seguir viviendo. Pero
ceso infeccioso que pudo derivar en una septicemia grave. base del cráneo. Edmund Crelin, Jeffrey Laitman y los cráneos neandertales estudiados por Laitman,
(Cortesía de Madrid Scientific Films.) Philip Lieberman, trabajando juntos o por separado, Crelin y Lieberman conservaban sólo parte de sus

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


7. ESQUEMA DE LA LARINGE, las vías aéreas superiores la morfología del músculo constrictor superior de los vertical. Los chimpancés tienen un largo hocico que
de un chimpancé y un humano moderno. La parte ante­ humanos modernos difiere de la que exhibe en los an­ determina un largo segmento horizontal; por otra
rior de la laringe está constituida por el cartílago tiroi­ tropoides, morfología dispar que se expresa en el parte, la posición alta de su laringe reduce la lon­
des, que forma una protuberancia en el cuello, fácil de modo de su inserción en la base del cráneo. gitud del segmento vertical. Las personas tenemos un
distinguir ("nuez" o "bocado de Adán"). En el interior de De nuestro análisis de la morfología basicraneal segmento vertical alargado por el descenso en la po­
la laringe se encuentran las cuerdas vocales. La epiglo- del Cráneo 5 se desprende que éste coincide con los sición de la laringe, mientras que la longitud de nues­
tis es un cartílago con forma de cuchara situado por en­ humanos modernos en un doble aspecto, a saber, en tra cara se ha acortado, reduciendo el segmento ho­
cima de la laringe y que actúa como una lengüeta, ce­ la distancia entre el vómer y el basioccipital y en la rizontal. El resultado es que en las personas ambos
rrando a los alimentos el paso a la laringe. En las personas inserción del músculo constrictor superior de la fa­ segmentos alcanzan una longitud similar.
adultas la laringe se halla en una posición baja en el ringe. Súmese a ello que los dos huesos hioides de Ahora bien, el acortamiento de la cara es algo pe­
cuello, que es la base anatómica de nuestro lenguaje oral. la Sima de los Huesos también son como los de las culiar de nuestra especie. Los homínidos de la Sima
(Cortesía de Madrid Scientific Films.) poblaciones humanas modernas (es decir, mucho más de los Huesos y los neandertales, así como nuestros
próximos a los nuestros que a los hioides de los antepasados pre-modernos, presentan un prognatismo
chimpancés). Apoyados en la morfología de la base acentuado, lo que determina la existencia de un seg-
autores, una inferencia arriesgada. Máxime cuando del Cráneo 5, de tipo humano moderno, y en los
no ha sido posible establecer ninguna relación fun­ huesos hioides, creemos que la posición de la laringe
cional entre la anatomía del hioides y la posición de de los fósiles^de la Sima de los Huesos hubo de ser 8. LOS ESTUDIOS REALIZADOS para reconstruir el apa­
la laringe, el aspecto más determinante de nuestro también de tipo humano moderno, y que, por tanto, rato fonador de los neandertales, a partir de la morfo­
aparato fonador. podían hablar. logía de su basicráneo, han sido muy criticados porque
Así las cosas, en el mes de julio de 1992 encon­ Pero aún queda otro aspecto por considerar. Nues­ se han basado en reconstrucciones sobre material muy
tramos en el yacimiento de la Sima de los Huesos tro aparato fonador consta de dos segmentos, uno fragmentario. Uno de los fósiles clave en ese contexto
el cráneo humano fósil más completo del registro, vertical, constituido por el espacio supralaríngeo en­ es el cráneo neandertal de La Chapelle-aux-Saints, que
que conserva casi intacta su base; se trata del espé­ tre la orofaringe y la laringe, y otro horizontal, for­ ha perdido la mayor parte de su base. El Cráneo 5 de la
cimen designado con el nombre de Cráneo 5. Perte­ mado por la cavidad oral y la orofaringe. Para pro­ Sima de los Huesos conserva la práctica totalidad de su
neció a un individuo adulto que vivió hace cerca de ducir los sonidos básicos del habla humanadlas vocales base, lo que lo hace idóneo para estudiar la evolución
300.000 años y que formó parte de una población /a/, /i/ y luí, es preciso que el segmento horizontal del aparato fonador de los humanos. (Cortesía de Madrid
precursora de los neandertales. Dos años más tarde sea de una longitud equivalente a la del segmento Scientific Films.)
desenterrábamos la mayor parte de un hueso hioides
humano, lo que convertía al yacimiento en el único
en el mundo que aportaba todas las pruebas anató­
micas relacionadas con el aparato fonador: la base
del cráneo y el hueso hioides. En 1997 recuperamos
un segundo hueso hioides.
Cuando se dispone de un material fósil tan ex­
bases. Partían, pues, de reconstrucciones. Ahí residía cepcional se hace preciso retomar los problemas desde
el talón de Aquiles de sus trabajos. Jean-Louis Heim el principio. Nos propusimos evaluar la validez de
y David Frayer no tardaron en objetarles que la re­ los rasgos anatómicos de la base del cráneo que se
construcción del cráneo neandertal La Chapelle-aux- venían usando para la reconstrucción del aparato fo­
Saints, el fósil más representativo de la muestra es­ nador de los homínidos fósiles. El proyecto, ambi­
tudiada, era incorrecta; en particular, subestimaba su cioso, requería realizar mediciones y examinar un nú­
flexión basicraneal. mero suficiente de cráneos de humanos modernos y
En 1989 apareció, en el yacimiento israelí de Ke- de antropoides. Estudiamos la práctica totalidad de
bara, el primer hueso hioides fósil del registro de las bases de cráneo fósiles.
los homínidos. El yacimiento de Kebara data de hace Y llegamos a una primera conclusión: para recons­
unos 60.000 años y en él se ha hallado un esque­ truir la posición de la laringe en el cuello no resulta
leto bastante completo de un ejemplar neandertal, imprescindible la flexión basicraneal; no existe una
aunque le falta el cráneo y1 los huesos de las pier­ relación directa entre ambas variables. Daniel Licber-
nas. Del hioides, situado en la región posterior del man y Robert McCarthy han respaldado nuestra tesis
suelo de la boca, arrancan varios músculos de la len­ en un trabajo reciente sobre el descenso en la posi­
gua y otros que elevan la laringe. Nuestros parien­ ción de la laringe y la flexión de la base del cráneo
tes vivos más próximos, los chimpancés, tienen un a lo largo del crecimiento, en una muestra amplia de
hueso hioides cuya morfología difiere bastante de la niños. Observamos, además, que la existencia de una
forma adquirida en los humanos modernos. Puesto amplia orofaringe no era un carácter exclusivo de los
que el hioides de Kebara es esencialmente idéntico humanos recién nacidos y de los chimpancés.
al del hombre moderno, sus descubridores, encabe­ En el curso de nuestra investigación, reparamos
zados por Baruj Arensburg, supusieron que el resto en un elemento de interés en el estudio del aparato
del aparato fonador de los neandertales, posición de fonador, el músculo constrictor superior de la faringe.
la laringe incluida, hubo de ser similar al de los hu­ Desempeña éste una importante función en la de­
manos modernos. glución de los alimentos y en los cambios que ex­
Sin embargo, el afirmar que a partir de la morfo­ perimenta la sección de la faringe al producir los so­
logía del hueso hioides puede establecerse la del con­ nidos vocálicos, que son la base de nuestro lenguaje
junto del aparato fonador constituye, para muchos oral. Christopher Deán ha puesto de manifiesto que

10 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


11
Modelo Dañaos.
9. PARA PRODUCIR EL SONIDO /a/, la lengua se Oro blanco y rosa de 18 quilates.
aplana en la cavidad bucal y se desplaza hacia atrás
para estrechar la faringe. Al producir el sonido ji/
la lengua se eleva, estrechando la cavidad bucal,
y la faringe se ensancha. En el caso de la fu/, tanto
la cavidad bucal como la faringe se ensanchan, mien­
tras que la parte posterior de la lengua asciende
Dientes para producir un estrechamiento en la parte pos­
terior del paladar. En los tres casos, las modifica­
<— Labio ciones de la sección del aparato fonador tienen
lugar en su región central, lo que sólo se puede
realizar cuando los dos segmentos del aparato fo­
nador tienen la misma longitud.

Cuerdas vocales

/i/ /a/ luí

mentó horizontal del aparato fonador más largo que de hablar, rentabilizando el descenso en la posición
el segmento vertical, aun cuando éste se haya visto de la laringe. Puesto que los humanos de la Sima de
prolongado por el descenso de la laringe. En conse­ los Huesos ya tenían la laringe baja, este proceso
cuencia, los humanos de la Sima de los Huesos podían debió de ocurrir antes de la separación de las líneas
hablar, pero los sonidos que podían articular diferían evolutivas de los neandertales (en cuya ascendencia
de los que componen nuestro lenguaje. En concreto, está la población de la Sima de los Huesos) y de A prívate affair.
carecerían de las vocales /i/, /u/ y /a/. Estas voca­ la humanidad actual. Pudo suceder en Homo ante­
les, muy fáciles de articular, son las que se distin­ cessor o quizá mucho antes, en Homo ergaster u
guen con mayor nitidez y se dan en todas las len­ Homo habilis. El último paso tuvo lugar sólo en
guas. Su uso hace más eficaz, más rápido e inteligible nuestra propia línea evolutiva y consistió en el acor­
el lenguaje oral. tamiento del segmento horizontal del aparato fona­
Para hablar no basta con producir un repertorio va­ dor, lo que le confirió mayor eficacia en la comu­
riado de sonidos, hay que tener algo que decir. De nicación oral y redundó en un nuevo incremento de
nada sirven unas vías aéreas superiores capaces de la complejidad social, que pudo ser, a la larga, la
producir palabras si el cerebro no utiliza esta facul­ causa de la sustitución de los neandertales por la
tad. Parece lógico que las capacidades mentales im­ humanidad actual.
plicadas en el lenguaje aparecieran con anterioridad
a la modificación de las vías aéreas superiores, pues
cabe suponer que fueron dichas capacidades las que
hicieron rentable, en términos de selección natural,
la extraña posición de nuestra laringe. Bibliografía complementarla
A partir de estos datos, nosotros contemplamos la LA ESPECIE ELEGIDA. Juan Luis Arsuaga e Ignacio Martí­
evolución de la inteligencia como un proceso esen­ nez. Ed. Temas de Hoy, Madrid, 1998.
cialmente darwinista. En los primeros representantes ARQUEOLOGÍA DE LA MENTE. Steven Mithen. Ed. Crítica,
de Homo, el cerebro experimentó una expansión li­ Barcelona, 1998.
gada a la aparición de capacidades nuevas, que hi­ EL COLLAR DEL NEANDERTAL. Juan Luis Arsuaga. Ed. Te­
cieron posible la talla sistemática de la piedra. Es­
tas nuevas facultades dieron sentido a la capacidad
mas de Hoy, Madrid, 1999.
ROLEX
12 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001
Relojes Rolex de España, S.A.
Serrano 4 5 , 5 a planta. 2 8 0 0 1 Madrid.
■ Investigación y Ciencia

ei3uai3 A u9peG])S3Aui • Veinticinco años La evolución de la química se ha traducido en la obtención


de nuevos elementos, en la producción limpia mediante la síntesis

de ciencia química enantiomórfica selectiva y total, y en el desarrollo


de supramoléculas y de nuevos materiales
Pere Molerá
las propiedades eléctricas, tales como la 249
conductividad eléctrica y la constante RUTERFORIO (Rf) Cf + 12 C-* 2 57Rf + 4n
dieléctrica, el estímulo es un campo eléc­ 24
9Cf+ 13 C-+ 2 59Rf + 3n
trico. El comportamiento térmico se re­
HAHNIO (Ha) 249 Cf + 15 N _> 260 H a + 4n
presenta en función de la capacidad ca­
lorífica y de la conductividad térmica. Las SEABORGIO (Sg) 249Cf+18O_>263106+4n
propiedades ínagnéticas revelan la res­ BOHRIO (Bh) 209Bi+54Cr^262107 + n

L
lamamos ciencia al conocimiento organi­ nomina estructura cristalina. Denominamos microes- puesta de un material a la influencia de HASIO (Hs) 2 0 8 p b + 5 8 F e ^265-108+ n
zado del mundo físico. La ciencia nace de tructura a la disposición de la estructura cristalina un campo magnético. Para las propieda­
MEITNERIO (Mt) 209Bj + 5 8 F e ^ 2 6 6 1 0 g + n
dos operaciones fundamentales: la observa­ dentro de los materiales; sólo es visible con el auxi­ des ópticas, el estímulo lo constituye la
ción y el razonamiento. La observación con­ lio del microscopio. La estructura percibida con los relación electromagnética o lumínica; el 209B¡ + 5 9 C o ^ 2 6 7 1 1 0 + n
siste en la contemplación profunda de los ojos entra en la categoría de macroscópica. índice de refracción y la reflectividad son 208p b + 6 2 N ¡ ^ 269-| 1 0 + n
hechos y en describirlos lo más exactamente posible. Para definir las propiedades de la materia nos fi­ propiedades ópticas representativas. Por 208p b + 6 4 N j ^ 2 7 1 1 1 0 + n
Al multiplicarse las observaciones se encuentran re­ jamos en el tipo y la magnitud de la respuesta ante último, las características químicas indi­
can la reactividad de la materia. * 244p ü + 3 4 S _ > 2 7 3 1 1 0 + 5 n
gularidades que el científico enuncia en forma de le­ un estímulo específico externo. Todas las propieda­
yes. La razón de cada ley radica en un conjunto de des importantes de la materia se agrupan en cuatro La química se ocupa también de la trans­ 209Bj + 6 4 N j _ > 2 7 2 i 1 i + n
supuestos o hipótesis. Cada ley se refiere a un gran categorías: mecánicas, físicas (eléctricas, térmicas, formación de la materia desde los reacti­ 208pb + 7 0 Z n - > 2 7 7 1 1 2 + n
número de hechos resumidos. Si las hipótesis sirven magnéticas y ópticas), químicas y técnicas. Una vos hasta los productos de la reacción. Evi­
para predecir nuevos hechos, análogos a los obser­ misma clase de estímulo puede provocar respuestas dentemente, estas transformaciones no 2. NUEVOS ELEMENTOS QUÍMICOS y reacción nuclear de obtención.
vados, es decir, si las hipótesis son válidas consti­ diferentes. Así, algunas propiedades mecánicas re­ ocurren porque las leyes científicas así lo
tuyen una teoría. lacionan la deformación con el esfuerzo aplicado o determinan, sino que se formula la ley por­
La química es la ciencia que estudia la estructura, tensión; pensemos, por ejemplo, en el módulo elás­ que se ha observado una regularidad en el compor­ seaborgio, bohrio, hasio, meitnerio (109) y tres elemen­
las propiedades y la transformación de la materia. Es tico, el límite elástico y la resistencia mecánica. En tamiento. Las leyes se limitan a describir lo obser­ tos más sin nombre propio.
decir, todo el universo constituye vado en la naturaleza y su transformación. Se ha puesto de moda la palabra "ecológico". De
el objeto de la química. Pero, ¿qué la gasolina a los procesos industriales se propone
es la estructura? En una primera
aproximación nos remite a la dis­
posición de los elementos internos
A grandes rasgos la evolución de la química en los
últimos 25 años se ha traducido en la síntesis
de nuevos elementos con larga vida media, en la pro­
que todo sea "limpio", es decir, que no agreda al
entorno. En el sector productivo se impone así la
sinterización a la fusión, el medio acuoso al medio
de un objeto, es decir, la arqui­ ducción ecológica y rentable mediante la síntesis disolvente, la temperatura ambiente a las altas tem­
tectura de sus partes más senci­ enantiomórfica selectiva y total, en el desarrollo de peraturas, la deformación plástica de los materiales
llas. La estructura subatómica im­ supramoléculas, síntesis de nuevos materiales y en el
plica la posición relativa de los desarrollo de técnicas de control y de caracterización
electrones en los átomos indivi­ mucho más precisas. Veamos * con cierto pormenor
duales y las interacciones con sus cada uno de estos apartados.
núcleos. A nivel atómico, la es­ La síntesis de nuevos elementos químicos con vida
tructura abarca la organización de media apreciable ha sido posible gracias a la estabi­
átomos y moléculas. En este sen­ lidad a la fisión nuclear de los elementos generados.
tido, la siguiente estructura de largo A principios de los años setenta del siglo pasado,
alcance consiste en grupos de áto­ Vilen Strutinsky y Wladyslaw Swiatecki formularon
mos enlazados entre sí y se de- la teoría de la vida media larga de los elementos
con número de protones superior a 114 y número
de neutrones superior a 184. En el espacio tridimen­
sional número de protones-número de electrones-es­
El autor tabilidad se aprecia que la estabilidad de los ele­
PERE MOLERÁ SOLA, profesor de mentos químicos aumenta considerablemente cuando
la facultad de química de la Univer­ el número de protones y el número de neutrones
sidad de Barcelona, autor d e 17 li­ coinciden. Por este motivo, en una representación
bros y 150 artículos de su especiali­ gráfica de las tres variables citadas, aparece una fi­ M = 2HoZN(ll)
dad (química metalúrgica), dirige desde gura que recuerda el aspecto de una península y de
hace 10 años un máster a distancia 3. SUPRAMOLECULA de bis porfirina, obtenida a partir
en tecnología de pinturas, que imparte 1. CAMPO DE ESTABILIDAD de nuevos elementos químicos en el espacio tri­ una isla que emergen en un mar de inestabilidad. de complejo Zn (II) de la porfirina con dos grupos ura-
la mencionada institución. dimensional número de protones-número de electrones-estabilidad. Se aprecia Todo esto se ha podido comprobar experimentalmen­ cilo. De este modo se pueden fabricar tubos de paredes
la existencia de una península y de una isla de estabilidad. te sintetizando los transnobelios: ruterforio, hahnio, peptídicas.

14 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 15


al mecanizado, para reducir la 6. ESTRUCTURA DEL FULLERENO C 60 . Los átomos
posible contaminación. En esa di­ de carbono que constituyen los hexágonos tienen
rección el primer paso a dar con­ dobles enlaces resonantes entre átomos de carbono
siste en eliminar residuos. En vecinos, como si se tratara del benceno.
toda reacción química se intenta
que A + B —> AB, en lugar de
A + B —> C + D. A menos pro­ En el ámbito de los nuevos materiales he­
ductos de desecho, menos con­ mos asistido a la aparición de substratos de di­
4. MACROMOLECULA obtenida a partir de la polimerización del ácido hidroxi- taminación. mensiones milimétricas con espectaculares pro­
benzoico (HBA). Cuando estas macromoléculas se unen paralelamente entre sí
El proceso de transformación piedades electromagnéticas. Nos referimos a los
por puentes de hidrógeno dan lugar a cristales líquidos.
de la materia halla su coronación chips, que han revolucionado la industria de
en la síntesis, en la elaboración las telecomunicaciones. Los viejos aparatos de
de un producto a partir de los reactivos. El taxol, radio detectaban la señal de las ondas herzia-
substancia muy utilizada para tratar el cáncer, es un nas mediante tubos catódicos encerrados en vál­
producto natural que se obtiene de la resina del tejo, vulas de vacío. Su substitución posterior por
árbol común en España. En la industria, la síntesis transistores compuestos de semiconductores per­
total del taxol se lleva a cabo, según esquema de mitió reducir el tamaño del receptor.
K. C. Nicolaou y E. J. Sorensen, a partir de la 3-hi- Entre los nuevos materiales aparecidos en los
droxi-2-pirona y éster a, P-insaturado, con la con­ últimos 25 años cabe citar los fullerenos. El
tribución de los catalizadores más adecuados y los primer fullereno, el C 60 , fue sintetizado por Ri­
grupos auxiliares quirales más idóneos para conse­ chard E. Smalley y Robert F. Curl, de la Uni­
guir el máximo rendimiento en los enantiomorfos más versidad de Sussex. Obtuvieron muestras de pe­
útiles: es la denominada síntesis enantiomórfica se­ queñas cantidades de C 60 en fase gaseosa, dieron
lectiva. nombre a la molécula y, lo más importante,
A esa fabricación pudo llegarse mediante la apli­ isocianato (-N=C=0) con substancias capaces de blo­ pudieron deducir su estructura, aunque sólo hubie­
cación de una retrosíntesis analítica del taxol natu­ quearlos y de activarlos cuando las circunstancias lo ran conseguido 10 10 moléculas en vez de 10 20 que
ral. Dicho procedimiento consiste en ir degradando requieren. De este modo se han conseguido plásti­ son las que se necesitan para verlas en un cristal
la macromolécula y analizando, con técnicas croma- cos de gran resistencia mecánica, parecida a la de pequeño.
tográficas y espectroscopias, los productos resultan­ los metales.
tes. La primera etapa del proceso condujo a la iden­
MARCO UNIÓN DE CUÑA
tificación del esqueleto del 6-8-6 triciclo carbono
unido, mediante enlace tipo éster, a una cadena de L as supramoléculas son agrupaciones moleculares
de gran peso molecular. Están constituidas por
D onald R. Huffman, de la Universidad de Ari-
zona, y Wolfgang Krátschmer y Konstantinos
Fostiropoulos, del Instituto Max Planck de Física
CONDUCTOR
HILO CONECTOR fenilresina, donde se detectó la presencia de 3-hi- un conjunto de macromoléculas unidas entre sí me­ Nuclear en Heidelberg, consiguieron, por medio de
droxi-2-pirona y del éster a, (3-insaturado. Se trata diante uniones transitorias, es decir, enlaces de tipo una descarga eléctrica con electrodos de grafito en
ION DE BOLA de dos substancias sintéticas, sencillas y fácilmente puente de hidrógeno y fuerzas de van der Waals. Para atmósfera de helio, hollín que se disolvía en ben­
TERMINAL asequibles, a partir de materias primas de origen pe- la unión que caracteriza a la supramolécula adquiere ceno y en tolueno. Evaporando la disolución, aisla­
DE CONTACTO troquímico (ácidos pirúvico y 5-hidroxi propanoico). especial relevancia la geometría de las macromolé­ ron un polvo marrón amarillento. La caracterización
FIJACIÓN DEL
culas componentes; a menudo, algunas macromolécu­
n las agrupaciones atómicas cabe hacer hincapié las adoptan la forma de cavidades donde pueden aco­
CHIP (DADO)
E en la aparición de los agregados de átomos metá­
licos (por ejemplo el Au 55 ) y carburos de carbonilos
modarse otras moléculas, átomos o iones.
Estableciendo un paralelismo entre el átomo, la
metálicos, así el Ru 3 (CO) 12 y el Os 3 (CO) 12 . La in­ molécula y la supramolécula c®n la gramática, podría­
SUSTRATO (OPCIONAL) clusión de estos agregados en polímeros puede trans­ mos decir que el átomo equivale a la letra, la molé­
formar la dielectricidad en conductividad eléctrica. cula se identifica con la sílaba, la macromolécula
Las macromoléculas o polímeros son moléculas de coincide con la palabra y la supramolécula se com­
peso molecular comprendido entre 103 y 109. Están para con la frase. Las dimensiones de las supra­
HILO CONECTOR constituidas, generalmente, por una cadena de áto­ moléculas son del orden del nanómetro.
mos de carbono unidos entre sí mediante enlaces Entre las propiedades de las supramoléculas se en­
sencillos, dobles y triples. Otros átomos unidos al cuentran las de reconocimiento de iones, átomos y
carbono son el hidrógeno, el nitrógeno y el oxígeno. moléculas, lo que posibilita la aplicación de estos
Muchas macromoléculas tienen átomos de hidrógeno agregados en biosensores y en membranas selectivas,
substituidos por cadenas laterales de átomos de car­ así como en determinados materiales que muestren
bono. Hasta mediados del siglo XX se utilizaron tixotropía, es decir, una notable variación de visco­
macromoléculas naturales, como el asfalto, la ma­ sidad con el esfuerzo cizallante aplicado. A este res­
dera, la lana y el algodón. Aparecieron luego los pecto merece citarse un tipo de polímero que se des­
UNIÓN DE BOLA polímeros sintéticos: acetato de celulosa, resinas fe-
(PRIMERA UNIÓN)
tina para fabricar cristales líquidos. La macromolécula
nólicas, poliestireno, cloruro de polivinilo, nylon, po- en cuestión se obtiene a partir de la polimerización
liéster, polietileno, siliconas, resinas epoxi, ABS, po­ del ácido hidroxibenzoico (HBA). Y los polímeros
5. ASPECTO DE UNA OBLEA de silicio de 10 cm (arriba). lipropileno, poliestireno, policarbonatos, poliamidas se enlazan entre sí por puentes de hidrógeno. Aun­
Los rectángulos están ocupados por un chip. Se da un y poliuretanos. Recientemente, la química de los po- que carecen de la fragilidad del vidrio, presentan 7. DISPOSICIÓN DE LOS FULLERENOS C 60 , que da lugar
esquema del mismo, con el detalle de la soldadura bola- liuretanos ha experimentado un notable avance al cierta elasticidad, lo que facilita su aprovechamiento a estructura cúbica centrada en las caras con huecos oc­
cuña (centro y abajo). lograr controlar la reaccionabilidad de los grupos para pantallas de ordenadores portátiles. taédricos y tetraédricos.

16 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 17


PERFILES
WJjJM W. Wayt Gibbs
CIENCIA

HISTORIA PETER H. DUESBERG: ¿Disidente o quijote?


DE I.A TÉCNICA

—~*
K9 1 '"
9 '■'■ni T—m.
1B H
ace tres siglos, los cardenales que huían d e
una plaga que asolaba Milán se refugiaron
aquí, en la villa San Carlos Borromeo de
nerados q u e constituyen su única fuente de finan­
ciación desde que se le cerraran todos los canales
habituales hace cinco años.

s, WM
\aga E
Sonago, que domina la ciudad desde su colina. La "Sólo nos quedan 45.000 dólares", me confiesa
quinta y sus habitantes actuales pasan por tiempos sombrío este rebelde de 64 años, en el oscuro patio

El 8. MICROSCOPIO DE EFECTO TÚNEL La unidad de control CU aplica una


duros. El yeso resquebrajado y las desvaídas pintu­
ras de sus altas paredes se han recubierto con arte
del palacete. Katz, que tiene a su mujer enferma de
leucemia, es su última esperanza; si este proyecto no

■n
■ 9 o1 fuerza electromotriz a la punta detectora y se recoge una corriente l T en la moderno, de «dudosa calidad. Ahora es el museo pri­ sale, Duesberg deberá desprenderse de sus dos asis­

9 TJ|ft¿J superficie conductora, objeto de la observación. V x , VY, V z y V T indican las


velocidades respecto a los ejes x, y y z y respecto al tiempo. S indica la
distancia punta-superficie.
vado de Armando Verdiglione, otrora acreditado psi­
coanalista cuya reputación quedó mancillada en 1986
tras una sentencia por estafa a sus acaudalados pa­
cientes. E n sus estancias hallan hospedaje disidentes
tentes, cerrar su laboratorio en Berkeley y trasladarse
a Alemania. Allí fue donde nació —su padre y su
madre eran médicos los dos—, donde penó para ob­
tener su doctorado en química y donde dice que to­
• DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN reno C 6 0 puede unirse con tres iones científicos de todas partes del mundo, invitados por davía le queda una invitación abierta para enseñar
DE LOS ARCOS PRIMITIVOS, potasio, que ocupan posiciones in­ Verdiglione para disertar ante una ecléctica asisten­ en la Universidad de Heidelberg.
Edward McEwen, Robert L. Miller cia compuesta de un centenar de oyentes.
tersticiales tetraédricas u octaédri­ Abandonar los Estados Unidos, si así acabara ocu­
y Christopher A. Bergman
cas, y así se obtiene un K 3 C 6 0 con En el lado del estrado opuesto a Verdiglione se rriendo, cerraría el círculo de una trayectoria que pa­
• UNA FABRICA ROMANA, las propiedades propias de los me­ encuentra Sam Mhlongo, antiguo guerrillero y compa­ rece una montaña rusa. Aunque su ascenso está bien
A. Trevor Hodge tales: gran conductividad eléctrica ñero de prisión de Nelson Mándela, que hoy dirige claro, sería difícil decir exactamente dónde comenzó
y superconductor a 18 K. Se trata el departamento de medicina familiar y atención pri­ su caída en desgracia. Semanas más tarde, hablando
• INGENIERÍA MECÁNICA
del primer metal molecular. maria de la Universidad de Sudáfrica en Pretoria. en su pequeño laboratorio (la quinta parte del ta­
DEL ISLAM MEDIEVAL,
Donald R. Hill Mhlongo ha apremiado al presidente Thabo Mbeki a maño de los locales que tenía en otra época) me
cuestionar la casi universal convicción de que el sida pasa un artículo que publicó en 1983. "Con lo que
• RAICES MEDIEVALES
DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL,
L a caracterización h a evolucio­
nado rápida y profundamente.
Recordaremos, por botón de mues­
es una epidemia en Sudáfrica y el VIH su causa.
Entre ambos ocupa su asiento Peter H. Duesberg,
ahí cuento empieza la historia."
Terry S. Reynolds
tra, el microscopio de efecto tú­ un virólogo norteamericano que también ha puesto
• EL GRAN POZO DE CHINA, nel, cuyo principio reside en la en tela de juicio la tesis ortodoxa. Sin embargo, r e ­
Hans Ulrich Vogel conductividad electrónica que pasa cientemente ha tornado a otros pagps. Con voz cris­
por una punta metálica afilada que talina salpicada de un dejo alemán, explica por qué
• LA TURQUESA EN LA AMÉRICA
recorre, sin contactar, una super­ cree q u e los científicos m á s respetados han pasado
PREHISPANICA, Garman Harbottle 9. SUPERFICIE de una lámina de oro
y Phil O Weigand ficie conductora. Los electrones, dos decenios puliendo una teoría errónea sobre el
observada con el microscopio de efecto debido a la dualidad partícula-onda, cáncer.
• INGENIEROS DE CANALES túnel. llegan a la punta en función de la Es una afirmación sorprendente para tratarse de un
DEL PERÚ PREINCA, proximidad de la superficie ex­ científico que aisló de un viyus el primer gen cau­
Charles R. Ortloff
de este polvo mediante espectros­ plorada. El microscopio va dibu­ sante del cáncer a los 33 año^, sacó una plaza en la
• LO QUE "VIO" COLON EN 1492, copia infrarroja, resonancia mag­ jando y reproduciendo la superfi­ Universidad de California en Berkeley a los 36 y fue
I. Bernard Cohén nética nuclear y difracción de ra­ cie observada. D e este modo, se invitado a entrar en la exclusiva Academia Nacional
yos X, confirmó la presencia de pueden "ver" los átomos y los de­ de Ciencias a los 49. Muchos de sus colegas de aque­
• LA OBRA DE LA CATEDRAL fectos atómicos existentes en una
DE FLORENCIA, Gustina Scaglia algunos gramos de fullereno C 6 0 , llos tempranos denuedos por cartografiar la estruc­
suficiente al menos para q u e la superficie. tura genética de los retrovirus ocupan ahora la cus-.
• EL GALEÓN ESPAÑOL, Francisco molécula defina su estructura por pide de la especialidad. Robert A. Weinberg dispone
Fernández González medio de los típicos modelos orgá­ de un suntuoso laboratorio en el Instituto de Biología
nicos (12 pentágonos y 20 hexágo­ Whitehead de Cambridge (Massachusetts), con 20 in­
• INVENTORES ESPAÑOLES
nos con átomos de carbono tetra­ vestigadores a su cargo, un presupuesto de varios mi­
EN EL SIGLO DE ORO,
Nicolás García Tapia valente en los vértices), y suficiente Bibliografía complementaria llones de dólares y una Medalla Nacional de Ciencias
también para convencer al más que colgar en su despacho. David Baltimore obtuvo
• EL TRANSFORMADOR, escéptico de su estructura en forma SUPRAMOLECULAR CHEMISTRY. J. M. un premio Nobel y ahora preside el Instituto de
John W. Coltman Lehn. VCH; Weinheim, 1995. Tecnología de California.
de balón.
• LEONARDO TORRES QUEVEDO, Con los años se identificarían TOTAL SYNTHESIS. K. C. Nicolaou y "Yo hubiera podido seguir y llevarme la gloria del
Francisco González de Posada nuevos fullerenos. Desde el C 3 6 a E. J. Sorensen. VCH; Weinheim, 1996. triunfo precoz", dice Duesberg, y quizá no le falte
otros de mayor masa molecular. THE NEW CHEMISTRY. Dirigido por razón. Pero rompió filas e hirió susceptibilidades. 1. El virólogo Peter H. Duesberg ha acabado siendo
• LA COMPUTADORA MECÁNICA
Son materiales de baja densidad N. May. Cambridge University Press; Y así, 10 días antes de asistir a este excéntrico sim­ excomulgado de la ortodoxia científica por poner en
DE CHARLES BABBAGE,
Doron D. Swade (1,65 g/cm 3 ), relativamente blan­ Cambridge, 2000. posio tuvo que garabatear una carta desesperada a tela de juicio la teoría del VIH. Ahora afirma que la
dos y aislantes eléctricos. El fulle- Abraham Katz, uno de los escasos filántropos adi­ ciencia se equivoca totalmente con el cáncer

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 19


El artículo no es, como me esperaba, el contro­ como la mayoría de las teorías erróneas, nunca re­ rancia los oncogenes deberían desarrollar cáncer en El pasado mes de diciembre comunicó que las célu­
vertido escrito de 1988 aparecido en Science, provo­ futada de plano pero sí replicada, en este caso por su infancia, pero no es así. En un artículo del año las aneuploides de los hámster desarrollan rápida­
cativamente titulado "El VIH no es la causa del sida". un tratado de 40 páginas del Instituto Nacional de pasado, Duesberg calculó que, dada la tasa medida mente resistencia contra numerosos fármacos (sello
Ni uno de las docenas de artículos y cartas que ha Enfermedades Alérgicas e Inmunitarias. de mutaciones espontáneas y el número de células característico del cáncer), mientras que las células
publicado en revistas de primer rango en los 10 años Duesberg desconocía la existencia del sida cuando del cuerpo humano, una persona debería albergar en normales del mismo cultivo no lo hacían.
siguientes argumentando que el vínculo entre el VIH en 1983 escribió el artículo que le valió el estigma promedio unas 100.000 células cancerosas con sólo Pero no resulta fácil realizar experimentos cuando
y el sida es un espejismo, una entelequia de epide­ de elemento perturbador. Nada dejaba adivinar el tí­ un oncogén dominante que existiera en su genoma. le han rechazado todos y cada uno de los 22 pro­
miología chapucera que ha introducido en el mismo tulo: "¿Genes que transforman los retro virus en las Pero si se requirieran mutaciones simultáneas en tres yectos presentados ante los organismos públicos para
saco diferentes enfermedades con causas dispares sim­ células normales?". Pero en los escritos de Duesberg genes, entonces sólo una de cada cien mil millones recabar la oportuna financiación. "Es deprimente que
plemente porque los afectados han sido expuestos a los signos de interrogación señalan con frecuencia de personas padecería alguna vez de cáncer. incluso las fundaciones privadas se nieguen a patro­
lo que él llama "un virus pasajero inofensivo". que ataca por el flanco débil de una teoría común­ En 1997 publicó lo que creía que era una mejor cinar una investigación de alto riesgo pero con gran­
Aunque estas teorías discrepantes del sida no se mente aceptada; aquí, la teoría oncogénica. hipótesis. Existe una característica común de casi to­ des beneficios potenciales", se queja con irreprimi­
originaron con Duesberg, él se convirtió en su pala­ Había intervenido en la demostración de que, cuan­ dos los tumores malignos: las células afectadas po­ ble amargura. Por fortuna para él, Abraham Katz le
dín y, con ello, en blanco de las mofas de quienes do ciertos retrovirus introducen sus genes en las cé­ seen cromosomas anómalos. En los cánceres avan­ ha concedido una subvención de 100.000 dólares, su­
temían que el desacuerdo entre los científicos des­ lulas de ratones, las células se vuelven malignas. zados abundan las células con el doble o el triple ficiente para mantener el laboratorio en funciona­
concertaría al público y pondría en peligro su salud. Weinberg, Baltimore y otros especialistas especula­ de la dotación normal de 46 cromosomas. En los tu­ miento otros nueve meses.
Cuando Mbeki, tras consultar con Duesberg y otros ron que quizá genes similares, a los que llamaron mores incipientes el número total puede ser normal,
expertos del sida, informó a la Conferencia Internacional "proto-oncogenes", se encuentren latentes en el ge- pero un examen atento revela usualmente que algu­
del sida que pensaba que "no podemos echar la culpa noma humano, como bombas de relojería que se ac­ nas partes de los cromosomas están duplicadas y alo­
de todo a un único virus", más de 5000 científicos
y médicos sintieron la necesidad de firmar la Declaración
tivan sólo si una mutación al azar pulsa algún tipo
de interruptor genético. Esta hipótesis engendró toda
jadas en puntos insólitos.
Theodor Boveri reconoció ya, hace casi un siglo,
UMl tfMfttiifm
de Durban, afirmando devotamente su creencia de una afanosa búsqueda de oncogenes, de genes supre- tal aneuploidia de las células cancerosas. Sugirió que
que el VIH es la única verdadera causa del sida. sores de tumores y, recientemente, de genes que "pre­ en ello podría radicar la causa del cáncer. Pero la ítf ¡tlf Hit tllf ftMCItttti
disponen" al cáncer. idea perdió fuerza a medida que resultaba infructuosa
A lo largo de los dos decenios la búsqueda de un patrón particular de*-aneuploidia
Propone la hipótesis aneuploide del cáncer (1997)
subsiguientes fueron descubriéndose que se correlacionara con la malignidad, salvo en la
Afirma que el VIH no produce el sida (1988)
Pone en duda la importancia de los oncogenes
genes humanos con secuencias si­ leucemia mielogénica crónica, que no es un verda­ Mf* • ••♦ • ♦ *
en el cáncer humano (1983) milares a los oncogenes víricos. Se dero cáncer porque no se extiende de la sangre a
250 consolidó esa interpretación del ori­ otros tejidos.
gen del cáncer. "Si se encuestara a Recientemente, sin embargo, Duesberg y otros aco­ 3. La aneuploidia, observada en los cromosomas abe­
los investigadores, un 95 por ciento metieron un rastreo más exhaustivo de la aneuploi­ rrantes de esta célula de un cáncer de mama anali­
200 h zada por el grupo de Robert A. Weinberg, del Instituto
responderían que la acumulación de dia. Afirman que podría aclarar muchos de los mis­
mutaciones (en genes clave) produce terios del cáncer y mejor que la teoría actual. Su Whitehead, es tan habitual en el cáncer, que debe ser
cáncer", opina Cristoph Lengauer, razonamiento arranca en el momento en que un car­ su causa, afirma Duesberg. Una célula normal de hem­
I50 h
oncólogo de la Universidad Johns cinógeno se entromete en una célula en división, bra posee dos copias exactas de cada cromosoma (ex­
Hopkins. obligándole a producir células hij#s con un dese­ cepto del Y), dando un total de 23 pares. La célula
cancerosa contenía tres o más copias, así como cro­
Pero la trama también se fue ha­ quilibrio en los cromosomas. Estas células aneu-
mosomas con porciones traspuestas (como el 1, el 6 y
ciendo progresivamente más compli­ ploides mueren por lo general a causa de su propia
el 22) o segmentos perdidos (el 1, el 3 y el 13)
cada y —para Duesberg— menos con­ aberración. Ahora bien, si el daño es nimio, sobre­
vincente. Los científicos esperaban vivirán, aunque genéticamente inestables; ello signi­
hallar alguna combinación de onco­ fica que los cromosomas sufrirán cambios ulteriores No parece probable que nueve meses sean sufi­
genes y de genes supresores de tu­ en la siguiente división celular. Las células de los cientes para persuadir a otros investigadores para que
mores que siempre mutaran, al me­ tumores muestran mutaciones múltiples en genes y se tomen en serio su hipótesis de la aneuploidia. Pero
nos en algunas formas de cáncer. No cromosomas. es posible. Numerosos artículos en revistas especia­
2. La trayectoria de Peter H. Duesberg se refleja en su notable hubo tal. Los supuestos genes del Cada cromosoma alberga miles de genes. Por tanto, lizadas han señalado este año la importancia de la
productividad y las veces que otros científicos han citado su trabajo cáncer se cuentan por docenas, los la aneuploidia creará en la célula un caos genético "inestabilidad cromosómica" —lo mismo, dicho con
experimentos revelan que, a menudo, de enormes proporciones. "La célula se convierte en otras palabras— en la formación del cáncer. Lengauer
Las razones de Duesberg convencieron sólo a una células de la misma malignidad diferentes presentan una especie totalmente nueva en sí misma", resume y Bert Vogelstein, también éste de la Johns Hopkins,
exigua minoría de científicos. Su tesis: los diversos mutaciones distintas; falta un patrón coherente que Duesberg. Le parece altamente improbable que a la han promovido con particular celo la idea de que la
trastornos del sida son el resultado del consumo du­ vincule genes a cáncer. Las células extraídas de tu­ nueva "especie" de célula, sea la que fuere, le vaya aneuploidia —para Lengauer, una consecuencia de la
rante largo tiempo de drogas y de fármacos anti-VIH, mores de los pacientes traducen típicamente sus ge­ mejor en el organismo que a una célula humana na­ mutación de los genes— debe ser un paso necesario
tales como el AZT, que se prescribe para prevenir nes imitantes en un mero goteo de proteínas, en con­ tiva, y eso puede explicar por qué los tumores tar­ para la progresión de cualquier tumor.
o tratar el sida. O, tal como expresó más franca­ traste con el flujo de proteínas mutadas que se dan tanto en desarrollarse, incluso tras una intensa ¿Va a deponer Duesberg las armas y aceptar las
mente en Milán, en los países ricos los pacientes con producen con profusión en las células transformadas exposición a un carcinógeno. Las células aneuploides reglas de la disciplinada sociedad científica? Reconoce
VIH mueren a causa de la toxicidad de los fárma­ por un virus. deben sufrir muchas divisiones, evolucionando en cada que su postura combativa en el debate del VIH ha
cos mismos que se les prescribe para salvarlos. A partir de su artículo de 1983, Duesberg también una, antes de dar con una combinación que pueda podido parecer arrogante. "Con el sida, en parte me
Aunque lo que él postula no ha recibido ninguna se ensañó con algunas debilidades de la doctrina or­ prosperar sin control en cualquier lugar del cuerpo. lo he ganado. En aquel momento, me creía invulne­
demostración directa, Duesberg sostiene que podría todoxa. Algunos tumores son causados por el amianto Hasta el momento, sólo dispone de pruebas expe­ rable." La experiencia puede haber moderado su carác­
recabarse éticamente comparando 3000 reclutas del y otros carcinógenos químicamente incapaces de mu- rimentales dispersas que respalden su hipótesis. En ter, aunque el premio Nobel sale a relucir cuatro ve­
ejército seropositivos con otros 3000 reclutas sero- tar genes específicos, señala. Los ratones que care­ 1998 demostró que existe una probabilidad de un me­ ces en tres horas de conversación. Recela. "Cuando
negativos, sometidos a los mismos patrones de en­ cen —por ingeniería genética— de genes supresores dio de que una célula humana cancerosa aneuploide se está fuera de la ortodoxia —apostilla— nadie te
fermedades y uso de drogas. Y así murió su idea, de tumores y concebidos para expresar con exube- gane o pierda un cromosoma cada vez que se divide. echa una mano."

20 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 21


irse a la siguiente silla, se aco­ se disponen a acomodarse para es­ lidad que tiene porque las partí­
CIENCIA Y SOCIEDAD moda en la silla favorita, encima cuchar. De la misma manera, para
de la persona que ya la ocupa. Una conseguir un condensado hay que
culas de luz que lo componen actúan
mayoritariamente de manera coor­
situación que a los bosones parece quitarles energía a los bosones. dinada, lo que da a la luz láser su
no importarles. De hecho, el ter­ La energía se reduce enfriando a potencia y precisión. Un conden­
cero también se sienta en la misma bajas temperaturas. Las tempera­ sado de bosones podría compor­
y distantes, o que pueden desapa­ Una de las predicciones de la silla, hasta que llega un momento turas necesarias para conseguir el tarse como un láser atómico, como
Nobel de Física recer de un sitio para aparecer en mecánica cuántica es que todas las en que una fracción muy elevada condensado de Bose en los áto­ un grupo de átomos que actuarían
otro punto distante (teletransporta­ partículas microscópicas del uni­ de los bosones se encuentran en mos de rubidio y sodio mencio­ como si fuesen uno solo. Eso podría
Condensado ción), etc. Las leyes que describen verso, todos los átomos, todos los esa silla favorita. En mecánica cuán­ nados son tan bajas, que sólo se incrementar de manera espectacu­
de Bose-Einstein el comportamiento de la materia a electrones, todos los protones, se tica, las sillas son los estados cuán­ alcanzan mediante técnicas de en­ lar la precisión de algunas opera­
tales distancias pertenecen a la agrupan en dos grandes familias a ticos y la más cercana al intér­ friamiento muy depuradas, utili­ ciones, tales como medidas de alta
mecánica cuántica. Parafraseando a las que se les ha dado el nombre prete, el estado fundamental. En zando, entre otras cosas, haces de precisión, nanotécnica o litografía.
l premio Nobel de Física de
E este año se ha concedido a
Eric A. Cornell, Wolfang Ketterle
Richard Feynman, "la mecánica
cuántica se aprende, pero no se
de bosones y fermiones en honor
de sus descubridores, Satyendra
breve, al disminuir su energía, los luz láser para detener el movi­
bosones tienden a ocupar el estado miento de los bosones.
Imagínense la precisión que podría
alcanzarse en el diseño de micro-
comprende". Bose y Enrico Fermi. ¿Cómo se cuántico fundamental. Las técnicas de enfriamiento ne­ procesadores si empleáramos por
y Cari E. Wieman, "por haber con­
seguido la condensación de Bo­ El que la mecánica cuántica sea distinguen los bosones de los fer­ Lo má>s sorprendente es que, cesarias fueron desarrolladas por lápiz un chorro de partículas que
se-Einstein en gases diluidos de aplicable a escalas pequeñas no miones? Hay propiedades de la cuando los bosones ocupan el es­ S. Chu, C. Cohen-Tannoudji y W. forman un condensado de bosones,
átomos alcalinos y por estudios quiere decir que no tenga reper­ partícula individual que permiten tado fundamental, se comportan to­ D. Phillips, a quienes les otorga­ con una potencia suficiente para
fundamentales preliminares de las cusiones en el mundo que nos ro­ saber si estamos frente a un bosón dos de la misma manera. Es como ron el premio Nobel de física en dibujar el circuito impreso reque­
propiedades de los condensados". dea. No estoy hablando solamente o a un fermión, pero la diferencia si todo el auditorio que se ha sen­ el año 1997. Las temperaturas re­ rido y con una finura extrema en
¿Cuál es la importancia y alcance de cuestiones técnicas tales como más notable está en su comporta­ tado en la misma silla, la más cer­ queridas son de una milésima parte el trazado de las líneas. Estamos
de este descubrimiento? los láseres o los microprocesado- miento colectivo, cuando hay mu­ cana al intérprete, abriera y cerrara de una milésima parte de una milé­ en el comienzo de una nueva téc­
res, cuyo descubrimiento y desa­ chos de ellos juntos. Simplificando: los ojos al mismo tiempo, tosie­ sima parte de un grado centígrado nica y sólo podemos empezar a in­
A principios del siglo XX se halló a los fermiones no les gusta ser tuir sus aplicaciones.
que el comportamiento de la ma­ rrollo le debe mucho a la capaci­ ran todos al unísono y aplaudie­ por encima de la temperatura más
dad de predicción que hemos iguales, mientras que a los boso­ ran con una simultaneidad perfecta. baja posible, el cero absoluto de
teria a escalas muy pequeñas no nes les encanta actuar de la misma
se ajustaba a las leyes tradiciona­ desarrollado utilizando las leyes de En términos mecánico-cuánticos, temperatura. Ni siquiera en el es­ RAÚL TORAL
la mecánica cuántica, sino a cues­ manera. los bosones han experimentado un pacio interestelar tenemos unas tem­
les de la física. Así, cuando se Catedrático de Física
mira lo que pasa a distancias de tiones más mundanas; por ejem­ Para entender este comporta­ cambio de estado para formar un peraturas tan bajas. de la Materia Condensada
la milésima parte de la milésima plo, ¿por qué las cosas tienen el miento de bosones y fermiones, condensado. Pues bien, este con­ Existen otras manifestaciones in­ Instituto Mediterráneo
parte de un milímetro, se obser­ color que tienen?, ¿por qué al to­ permítaseme una comparación algo densado de bosones es lo que han directas de la condensación de bo­ de Estudios Avanzados (IMEDEA)
van cosas que desafían no ya las car un trozo de madera y uno de frivola. Como todas las compara­ encontrado los investigadores, jus­ sones que son apreciables a tem­ Universidad de las Islas Baleares
leyes de la física newtoniana, sino metal a la misma temperatura, el ciones es incompleta y parcialmente tos merecedores del premio Nobel peraturas bajas, pero no tanto, (CSIC)
incluso el sentido común. Podemos metal me parece más frío?, ¿poi­ inexacta, pero puede ayudarnos a de este año. digamos a unas pocas decenas de Palma de Mallorca
encontrar partículas que se com­ qué la aguja de una brújula está entender lo que ocurre. Imagínense Cornell y Wieman lograron en grados por encima del cero abso-
portan como ondas, ondas que se hecha de hierro y no funcionaría que hay un grupo de personas que 1995 formar condensados de unos , luto. La superconductividad, o cese
comportan como partículas, partí­ sí fuera de aluminio? Son preguntas asisten a un concierto en un audi­ dos mil átomos de rubidio. Pocos completo de la resistencia al paso
culas que son capaces de pasar a cuya respuesta última se basa en torio. El solista interpreta una par- meses más tarde, Wolfang Ketterle de una corriente eléctrica, tiene
la vez por dos agujeros distintos las leyes de la mecánica cuántica. tita para violín de Bach y a todos formó condensados mucho mayo­ también su origen en un fenómeno
Pino canario
les gustaría estar lo, más cerca po­ res, con centenares de miles de de condensación de bosones. Sin
sible del intérprete. Antes de em­ átomos de sodio. embargo, en este sistema el fenó­
Ejemplo de adaptación
pezar el concierto, todo el mundo ¿Por qué este descubrimientoTme- meno puro de la condensación de
tiene muchas ganas de hablar, mo­ rece el premio Nobel? Al fin V al bosones aparece modificado por
verse por el bar y pocas personas
están sentadas. A medida que se
cabo la existencia teórica de boso­ la presencia simultánea de otros
nes y las características de su con­ efectos que desfiguran las propie­
E l pino canario (Pinus canarien-
sis Chr. Sm. ex De) es espe­
cie endémica del archipiélago atlán­
. aproxima el momento del concierto, ducta peculiar se conocían desde dades esperadas de un condensado tico. Su área natural de distribu­
la gente va perdiendo su energía, 1924, año en que Bose y Albert "puro" como el que han encon­ ción está restringida a las islas más
bajan el nivel de la voz y se aco­ Einstein hicieron los cálculos per­ trado los galardonados. altas. En Tenerife crece espontá­
modan en los asientos. Como to­ tinentes utilizando las entonces na­ El descubrimiento del conden­ neamente desde el nivel del mar
dos se quieren sentar tan cerca cientes leyes de la mecánica cuán­ sado de bosones representó una hasta los 2200 m de altitud. Debe
como sea posible del solista (y las tica. El mérito de los investigadores auténtica revolución en la comu­ tamaña adaptación, entre otros fac­
entradas no están numeradas), el galardonados consiste precisamente nidad científica. El encontrar una tores, a modulaciones en el con­
primero en llegar se sienta en la en que han obtenido en el labora­ nueva manera de existir de la ma­ tenido en pigmentos fotosintéticos
silla más cercana, el segundo en torio lo que había sido predicho teria abre las puertas para buscar y en sustancias antioxidantes de
la siguiente silla más cercana, y en el papel y que nadie había con­ nuevos comportamientos todavía in­ sus acículas para hacer frente a las
así sucesivamente. Este comporta­ seguido todavía en los setenta años sospechados. Es muy pronto para condiciones fotooxidantes provo­
miento humano es típico de los desde su predicción. ¿Y dónde ra­ hablar de aplicaciones, pero tene­ cadas por un exceso de radiación
fermiones. Los bosones, por otra dicaba la dificultad? En el ejem­ mos motivos para creer que el con­ y la presencia de contaminantes.
parte, se comportan de una manera plo del concierto, la condensación densado de bosones puede repre­
más peculiar. Cuando el segundo Con la altitud el clima se hace
sólo se produce cuando el movi­ sentar un gran avance tal y como más severo, las temperaturas son
ve que la silla favorita ya está ocu­ miento, la energía, de las perso­ lo fue el láser en su tiempo. Al
pada, no se conforma y en vez de más extremas y los vegetales que­
nas ha disminuido lo suficiente y fin y al cabo, un láser tiene la uti­ dan expuestos a mayor radiación.
Eric A. Cornell (izquierda) y Cari E. Wieman (derecha)

22 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 23


Cuando las clorofilas —pig­ cesos de oxidación en las Enfermedad
membranas tilacoidales. Sin HÍGADO
mentos fotosintéticos— se
embargo, los niveles del an­
de Tangier
muestran ya incapaces de
procesar, a través de la foto­ tioxidante glutatión y del Base genética
síntesis, la energía que absor­ alfa-tocoferol no variaron de
ben, se desencadenan reac­ una manera significativa en­
ciones oxidativas en los
centros de reacción del apa­
rato fotosintético que pue­
tre los distintos sitios.
Otros estudios realizados
en bosques de coniferas de
D esde que se descubrió el pri­
mer caso de la enfermedad de
Tangier en 1960 han aparecido unos
den reducir la fotosíntesis zonas templadas revelan tam­ 50 casos más, dos de ellos en
(fotoinhibición) o producir, bién una acumulación de an­ España. Debe su nombre a la isla
en casos extremos, la des­ tioxidantes con la altitud y (Tangier, Virginia) donde residía el
trucción de los pigmentos fo­ una disminución de clorofi­ primer afectado, un niño de 5 años
tosintéticos (fotooxidación). las, en algunos casos de una que presentaba las amígdalas de
Además, con la altitud manera más acentuada que color anaranjado y aumentadas de
aumentan los niveles de con­ en el pino canario. En la isla tamaño, junto con síntomas de neu­
taminantes fotooxidativos del se enmascara el efecto alti­ ropatía periférica y ausencia en el
aire, principalmente de ozono tudinal, en cierta proporción, torrente sanguíneo de colesterol
(0 3 ). Igual que el dióxido de con la existencia de muchos transportado por lipoproteínas de
azufre (S0 2 ), el 0 3 crea anio­ microclimas, provocados por alta densidad (HDL).
nes superóxidos (02~) y peró­ la topografía y por los vien­ Se trata de una enfermedad he­
xido de hidrógeno (H 2 0 2 ), tos alisios, que al venir del reditaria autosómica recesiva. Los
moléculas muy agresivas que NE cargados de humedad for­ pacientes presentan niveles inde- El colesterol dietético llega al hígado para su depósito y metabolización
pueden reaccionar entre sí en man una capa de nubes en tectables de HDL colesterol, partí­ (a). Desde este órgano el colesterol es transportado hacia los tejidos pe­
las membranas vegetales, en elevaciones medias variando cula lipoproteica cuyos bajos ni­ riféricos en forma de LDL colesterol. Se cree que ABC! transporta el co­
presencia de iones metálicos, su situación altitudinal a lo veles plasmáticos se han relacionado lesterol libre desde el interior celular hacia el espacio extracelular, donde
formando radicales hidroxilo largo del año. De esta ma­ con riesgo elevado de cardiopatía se une a partículas apo A-I para sintetizar la HDL. Cuando se padece
(OH); radicales que son la nera es posible que, en al­ isquémica. La alteración más ca­ la enfermedad de Tangier, alteraciones de la proteína ABC1 impiden la
causa de peroxidación lipí- Vista del pinar con el mar al fondo gunos sitios, el pino esté so­ racterística de la enfermedad de formación de las partículas HDL, acumulándose el colesterol esterificado
dica, desnaturalización de pro­ y un ejemplar de Pinus canariensis metido a similares factores Tangier es la acumulación de es­ en el interior celular (b)
teínas e incluso mutaciones de estrés que los provoca­ teres de colesterol en los macró-
del ADN. dos por la altitud. fagos.
taña. Las especies adaptadas a ta­
Las plantas evitan absorber la les cotas no medran en zonas más Para comprobarlo, se combinaron Ante ese cuadro se pensó en una una deleción de una base en el donde ejercería un efecto indirecto
energía en exceso mediante diver­ bajas, donde las condiciones am­ estas determinaciones con estudios posible alteración en el transporte exón 13, una inserción-deleción en sobre el transporte reverso de co­
sas estrategias. Unas colocan las bientales son muy diferentes. de microscopía electrónica, que no reverso de colesterol desde los te­ el exón 12, una deleción de 2 pa­ lesterol.
hojas en posiciones que impidan Salvo el pino canario. Presenta detectaron daños en los cloroplas- jidos periféricos hasta el hígado. res de bases en el exón 22, un ho- En sujetos con enfermedad de
la incidencia directa de los rayos éste una notable plasticidad que le tos de las acículas de ninguno de Según se sabe, las lipoproteínas de mocigoto compuesto que presenta Tangier, las proteínas ABC1 alte­
del sol, otras desarrollan un sis­ permite vivir a lo largo de todo el los sitios, y con medidas de algu­ baja densidad (LDL) cargan el co­ un cambio de C por G en el codón radas por mutaciones impiden la
tema de pelos epidérmicos con una gradiente altitudinal de la isla ti- nos parámetros de fluorescencia de lesterol en el hígado, donde se sin­ 567 del exón 13 (codón "paro") y síntesis de HDL. Su metabolismo
gran capacidad de reflexión. A esas nerfeña. Aunque el aspecto de las la clorofila. tetiza o se deposita procedente de una inserción de G en el codón quedaría así disociado del metabo­
y otras adaptaciones morfológicas, acículas es similar a lo largo del La relación fluorescencia varia­ la dieta, y lo llevan hasta los te­ 1035 (exón 22). lismo de las partículas ricas en
hemos de agregar los mecanismos gradiente, no lo es el contenido en ble respecto de la máxima (Fv/Fm) jidos periféricos, para su empleo Posteriores estudios han demos­ apo B. Si tal fuera el proceso,
metabólicos desarrollados para ha­ pigmentos fotosintéticos y en com­ guarda correlación con el rendi­ en la síntesis de hormonas este- trado que la proteína ABC1 de­ tendríamos la explicación de los ni­
cer frente a este estrés fotooxida- puestos antioxidantes. Así lo han miento cuántico fotosintético. Las roideas y de membranas celulares. sempeña un papel fundamental en veles indetectables de HDL coles­
tivo; consisten, sobre todo, en re­ puesto de manifiesto las investiga­ disminuciones en los valores nor­ Desde estos tejidos puede volver el transporte reverso de colesterol terol y los bajos niveles de apo A-I
ducir y modular los contenidos en ciones que estamos realizando un males (0,85 a 0,75) de esta rela­ al hígado, transportado en forma no esterificado y de fosfolípidos des­ y de LDL colesterol, así como los
clorofilas. grupo de la Universidad de La ción indican daño o alteración en de HDL colesterol (transporte re­ de el interior celular hasta la partí­ depósitos intracelulares de esteres
Laguna y de la Universidad de Graz. el aparato fotosintético. En todos verso). cula de HDL. Este colesterol no de colesterol típicos de los sujetos
No obstante, todavía podría ha­
ber un exceso de energía absor­ Haciendo un muestreo a lo largo los sitios estudiados a lo largo del En 1999 tres grupos de investi­ esterificado podría pasar desde la con esta enfermedad.
bida, con la formación consiguiente de un perfil altitudinal, encontra­ gradiente vertical los valores de gación liderados por Gerd Assmann, membrana celular hasta una partí­ Los individuos heterocigotos para
de especies de oxígeno reactivas. mos una tendencia a la disminu­ dicha relación fueron normales. Michael Hayden y Gerd Schmitz cula pobre en lípidos de apo A-I, mutaciones de ABC1, es decir, los
El exceso de energía en las clo­ ción del contenido en clorofilas y En conclusión, mediante modu­ hallaron que los sujetos con en­ iniciando la síntesis de HDL, mo­ parientes de los afectados por esa
rofilas puede disiparse directamente, al aumento del de carotenoides, laciones metabólicas, el pino ca­ fermedad de Tangier presentaban lécula que se enriquecería de lípi­ enfermedad hereditaria, manifies­
en forma de calor, por medio de con el consiguiente incremento del nario se adapta a vivir en su área mutaciones en el gen ABC1 ("ATP- dos polares procedentes del meta­ tan niveles de HDL colesterol re- .
los carotenoides; las especies ac­ valor de la relación carotenoi- natural de distribución sin presen­ binding-cassette transporter 1"). El bolismo de las lipoproteínas ricas ducidos a la mitad de los que se
tivadas de oxígeno pueden elimi­ des/clorofilas con la altitud. Además, tar síntomas severos de estrés. locus determinante de la patología en apo B. observan en los sujetos normales.
narse mediante un sistema de sus­ en las cotas altas las relaciones aparecía en el cromosoma 9q31, Aunque se sabe que la proteína El grupo de Michael Hayden ha
tancias antioxidantes (ascorbato, alfa caroteno/beta caroteno fueron MARÍA SOLEDAD JIMÉNEZ donde se alojaba el gen que codi­ ABC1 consta de 12 dominios de demostrado también la existencia de
glutatión y el alfa-tocoferol). más bajas y los contenidos en ácido y DOMINGO MORALES MÉNDEZ fica la proteína ABC1. membrana, se ignora todavía su ubi­ mutaciones en forma heterocigota
Sólo las plantas que han adqui­ ascórbico resultaron significativa­ Dpto. Biología Vegetal, Más tarde, se hallaron en ese cación en la célula. Quizá se aloje localizadas en el gen de ABC1 en
rido alguno de estos mecanismos mente mayores, de lo que se des­ Universidad de La Laguna, gen diferentes mutaciones asocia­ en la membrana celular o tal vez sujetos con hipoalfalipoproteinemia
pueden vivir en zonas de alta mon- prendía un incremento en los pro­ Tenerife das a la enfermedad; entre ellas, en las membranas intracelulares familiar, enfermedad caracterizada

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 25


por bajos niveles de HDL coleste- de su hogar. Gracias a los avan­ producido y a identificaciones p o ­ El ecuador presenta varias ca­
rol, pero sin depósitos de esteres ces en investigación genética y bio­ sitivas, entre ellas las del remero racterísticas que sugieren que su
de colesterol en los macrófagos. logía molecular, contamos los fo­ del equipo de la Universidad de formación se halla en estrecha re­
La identificación de ABC1 y su renses con una potente técnica de Oxford que desapareció en las aguas lación con el desarrollo y la fun­
relación con el transporte reverso identificación (el análisis d e los del río Ebro en Zaragoza, cuyo cionalidad del ojo. E n primer lu­
de colesterol abre nuevas expecta­ polimorfismos del ADN nuclear y cadáver fue inmediatamente iden­ gar, el ecuador coincide con una
tivas en diferentes campos de in­ mitocondrial). tificado al compararse con el ADN restricción del linaje celular entre
vestigación, como conocer la re­ España ha sido el primer país que la madre cedió al Programa las mitades dorsal y ventral del
gulación d e la expresión d e esta del mundo en poner en marcha, Fénix e n España a los pocos días ojo. Así, los descendientes d e c é ­
proteína y las consecuencias far­ basándose en las técnicas de aná­ de la desaparición del deportista. lulas dorsales y ventrales siempre
macológicas de la elevación del lisis del A D N , un complejo sis­ En este año se está procediendo se localizan en la mitad dorsal o
HDL colesterol. Téngase presente tema de identificación de restos a la expansión internacional del ventral del ojo, respectivamente.
que la primera causa d e morbili­ óseos y cadáveres n o identificados, Programa Fénix, y los trágicos aten­ Las células del ojo "saben", pues, a
dad y mortalidad en los países oc­ en el que colaboran los familiares tados de Nueva York y Washington qué mitad pertenecen, información
cidentales es la enfermedad coro­ genéticamente emparentados con han puesto de actualidad la cola­ que transmiten a sus descendien­
naria y que gran parte de los sujetos las personas desaparecidas. Se trata boración que venimos manteniendo tes. En virtud de esa restricción,
afectados presentan bajos niveles del Programa Fénix, un proyecto en estos temas con otras institu­ el borde. que separa las células
de H D L colesterol. conjunto d e la Universidad d e ciones norteamericanas. dorsales y ventrales es fijo y, por
Granada y la Dirección General de tanto, también lo es la posición del
J O S É T. R E A L , J U A N F. A S C A S O , la Guardia Civil, subvencionado JOSÉ ANTONIO LORENTE ACOSTA ecuador.
RAFAEL CARMENA por nueve fundaciones de institu­ Director Científico En segundo lugar, la primera fila
Unidad d e Lípidos ciones financieras e industriales del "Programa F É N I X " de omatidios que se diferencia cae
y Arteriesclerosis, Servicio (BBVA, Caja Madrid, Endesa, Juan Facultad de Medicina siempre en la intersección del ecua­
de Endocrinología y Nutrición March, Marcelino Botín, Barrió de de la Universidad de Granada dor con el margen posterior del
del Hospital Clínico Universitario la Maza, Ramón Areces, Tabacalera ojo. Diríase que el ecuador sirve
de Valencia. y Telefónica). de señal para definir el sitio de Ojo de Drosophila melanogaster visto al microscopio electrónico. La línea
iniciación de la diferenciación de amarilla indica el borde dorso-ventral (A). Esquema del ojo que ilustra la
Departamento de Medicina, Agotadas las vías de identifica­
polaridad de los omatidios dorsales (verde) y ventrales (rojo) (B). Expresión
Universidad d e Valencia ción tradicionales —examen de las Drosophila melanogaster los omatidios. Una vez q u e se ha
en la mitad ventral del disco imaginal de ojo, el epitelio a partir del cual
pertenencias personales, estudios diferenciado la fila d e omatidios
posterior, una nueva fila de oma­ se forma el ojo, del gen fringe (púrpura) (C). Sección transversal del ojo
antropométricos, análisis odontoló­ Polaridad ocular en el ecuador (caja negra en a) (D). LOS rabdómeros de las células foto-
gicos, radiográficos y otros— se tidios aparece, cada 90 minutos,
receptoras aparecen en círculos azules. Esquema de las diferentes células
anterior a las y a diferenciadas.
Identificación genética procede a la investigación d e las que forman un omatidio (E). R1-R7: Fotor receptor es con los rabdómeros
de desaparecidos
características genéticas de los res­
tos humanos que permanecen anó­
nimos. La prueba del ADN resulta
E l ojo compuesto de los insec­
tos ha llamado desde siempre
la atención de los biólogos del d e ­
Por último, el ecuador es un eje
de simetría. En el ecuador se ori­
gina la información necesaria para
representados mediante círculos negros; CC: Células de la córnea; PC:
Células pigmentarias. Expresión en el borde dorso-ventral (línea amarilla)
de un gen regulado por Notch (rojo) que indica que la activación del re­
El programa Fénix inequívoca, siempre q u e se dis­ sarrollo, atraídos por la regulari­ polarizar los omatidios. Para en- , ceptor está limitada al borde dorsoventral (F)
ponga de una referencia con la que dad con que las células que lo for­ tender cómo se forma el ojo habrá,
comparar. man se organizan en el espacio. pues, que analizar cómo se esta­
En el curso del trabajo, se crean Se funda tal organización en la blece el ecuador y, en particular,
L a identificación de las perso­
nas ha sido desde siempre una
ineludible exigencia social, pero no
dos registros independientes. Uno,
llamado de los "datos dubitados o
repetición de una unidad hexagonal,
el omatidio, que contiene un nú­
cuál es el mecanismo causante de
la diferencia entre células dorsales
fringe. La expresión de las pro­
teínas Iroquois establece la dife­
rencia entre células dorsales y ven­
las del borde dorsoventral contro­
lan el crecimiento global del ojo
y finalmente cuál es la relación
sólo desde el ámbito del derecho. cuestionados", contiene ADN de los mero fijo de células fotorreceptoras y ventrales del ojo. f trales, el borde de expresión d e del ecuador con la polarización d e
A menudo se trata d e u n problema restos; otro, el de los "datos in­ y auxiliares. Las células fotorre­ Según parece, el ecuador coin­ fringe y, por tanto, el lugar d e ac­ los omatidios.
humano, que afecta a las familias dubitados o de referencia", incluye ceptoras desarrollan unas vesículas cide con el lugar donde el recep­ tivación de Notch. De esta manera, Importa resaltar que la activación
y amigos de los desaparecidos. ADN de los familiares que han membranosas, los rabdómeros, que tor de membrana Notch se activa la diferencia entre las células dor­ localizada del receptor Notch se re­
Cada año se denuncian centena­ aportado de forma voluntaria una actúan como receptores lumínicos. por sus ligandos Delta y Seríate. sales y ventrales se relaciona con quiere también para la formación
res de desapariciones, muchas de muestra biológica. Se comparan En la mosca del vinagre Dro­ La activación localizada de Notch la activación localizada de Notch del ala de la mosca y para la seg­
ellas de jóvenes y menores de edad. luego ambos registros, para cono­ sophila melanogaster y otros díp­ en el ecuador está regulada por y la formación del ecuador. mentación de los somitos en ver­
Paralelamente, en los cementerios cer el grado de relación genética. teros evolucionados, los rabdóme­ Fringe, una proteína con homología Con técnicas genéticas podemos tebrados. Ello nos indica que este
españoles se acumulan cientos de Con el análisis progresivo de to­ ros d e las células fotorreceptoras de secuencia con glicosiltransfera- manipular la activación localizada mecanismo persiste y desempeña
restos óseos sin identificar de per­ dos los huesos no identificados y externas (R1-R6) se distribuyen en sas q u e se expresa en la mitad de Notch en el ecuador. De ese una función central en el control
sonas muertas violentamente lejos de los familiares voluntarios, es de un trapecio asimétrico. Merced a ventral del ojo. Fringe regula la modo se ha evidenciado la nece­ del crecimiento y la diferenciación
esperar que se completen esa disposición asimétrica, adver­ interacción entre Notch y sus li­ sidad de esta activación para pro­ celular en distintos organismos.
las dos bases de datos ha­ timos que el ojo se organiza en gandos, limitando la activación de mover el crecimiento del ojo, la
cia finales del año 2003. torno a un eje dorsoventral, ya que este receptor al borde de expre­ iniciación d e la diferenciación d e J O S É F. D E C E L I S
Para entonces, se podrá ga­ los omatidios situados en su mi­ sión de Fringe. los omatidios y la determinación Centro de Biología Molecular
rantizar la identificación de tad dorsal son imagen especular de La expresión del gen fringe en de su polaridad.
? 3 S) todos los restos óseos cu­
yos familiares hayan c e ­
los omatidios situados en la mitad
ventral. L a línea imaginaria que
el ojo está regulada negativamente
por l a s proteínas del complejo g é -
Habrá ahora que identificar los
genes regulados por el receptor
"Severo Ochoa"
Universidad Autónoma de Madrid
MARÍA DOMÍNGUEZ
dido voluntariamente una separa los omatidios dorsales de nico Iroquois, factores de trans­ Notch durante estos procesos, lo Instituto de Neurociencias
muestra biológica de refe­ los ventrales se llama ecuador y cripción que se expresan en un do­ que permitirá desentrañar el m e ­ Universidad Miguel Hernández
Logotipo/escudo de Fénix rencia. D e momento se han es un eje de simetría especular. minio dorsal complementario al de canismo en cuya virtud las célu­ Alicante

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 27


2. Masa de fitoplancton, o "espuma

D E CERCA marina", atrapada en una pequeña


cala de la costa de Namibia

Texto y fotos: Josep-Maria Gilí, Dolors Blasco y Claude Carré


3. Masa de fitoplancton en proceso
de disolución al cabo de una
semana de haberse producido la
Espuma marina proliferación algal

1. Costa del norte de Namibia, en el parí


natural de Squeletotí Coast. Allí las aglon
', raciones de "espuma marina", producto
; del crecimiento ülgálT se observan a ¡o lar^
(leí perímetro costero

4. Visión al microscopio binocular


de las cadenas de microalgas (diatomeas)

L a productividad de los sistemas biológicos resulta difícil de observar a simple vista


en los ecosistemas marinos. Por contra, en los ecosistemas terrestres n o s h a c e m o s
una idea inmediata de su rendimiento con sólo mirar la frondosidad y diversidad de
las selvas tropicales o fijarse en el rápido crecimiento de las plantas d e las praderas o las
estepas.
que conformaron las proliferaciones
o "espuma marina" de Namibia

Pero en el medio marino la inaccesibilidad no es sinónimo de inexistencia. Hay zonas


marinas d e elevada producción. Algunas se d a n cerca d e la costa. Tal a c o n t e c e c u a n d o la 5 y 6. Fotografías al microscopio óptico de
vemos invadida por una espuma espesa y persistente. A m e n u d o asociada esa e s t a m p a a cadenas de algas del género Chatoceros que
la imagen de ríos contaminados con vertidos tóxicos, la espuma de las fotografías consti­ pueden generar proliferaciones algales en el
tuye un efecto antagónico al anterior. Se trata de un f e n ó m e n o singular de áreas ribereñas Mediterráneo y Pacífico
muy ricas en nutrientes.
Las concentraciones de e s p u m a r e s p o n d e n a densas acumulaciones de fitoplancton, de
microalgas. Por una serie de circunstancias éstas se multiplican exponencialmente hasta
formar masas espesas. En mar abierto, el crecimiento de las microalgas se diluye en la
masa de agua, dilución que evitan las algas cuando las corrientes marinas que se dirigen
c o n s t a n t e m e n t e hacia la costa las concentran en bahías o calas; al propio tiempo, en es­
ta z o n a se acumulan nutrientes q u e utilizan las algas. A ñ á d a s e u n a m a y o r irradiancia s o ­
lar en aguas superficiales. Todo ello favorece q u e el crecimiento de las poblaciones, su
producción, se concentre en la costa de m a n e r a exponencial.
Al crecer, las microalgas excretan sustancias mucilaginosas que, a m o d o d e p e g a m e n t o ,
fomentan la compactación de las cadenas de células. F e n ó m e n o s como el descrito pueden
ocurrir en diferentes zonas costeras de todos los o c é a n o s , p e r o son mucho m á s frecuen­
tes en áreas de afloramiento.

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


Nanotécnica,
la nueva ingeniería
La nanotécnica ha entrado con fuerza
en las instituciones académicas. En ella la industria
ha puesto ambiciosas esperanzas

Gary Stix

A
lbert Einstein calculaba, en su tesis docto­ blica. El reconocimiento oficial ha venido acompañado
ral, el tamaño de una molécula de azúcar de mucho dinero, habida cuenta de que no se trata de
a partir de datos experimentales sobre la escudos antimisiles.
difusión del terrón en el agua. Demostraba La NNI (siglas en inglés de la Iniciativa Nacional
así que cada molécula mide alrededor de un nanó- de Nanotécnica), anunciada a principios del año pa­
metro de diámetro. Esta dimensión, la millonésima sado por el presidente Clinton, es un programa de
parte del milímetro, equivale a la anchura de 10 áto­ múltiples organismos ideado para aportar una gran
mos de hidrógeno yuxtapuestos, un milésimo de la dotación financiera a la ingeniería nanométrica. La
longitud de una bacteria o un millonésimo de una asignación de 76.000 millones de pesetas en el año
cabeza de alfiler. Precisamente por ello se considera fiscal que terminó el 30 de septiembre incrementó i
la unidad esencial para la investigación en el asom­ en el 56 por ciento la del año anterior. La iniciativa diez veces superior a la del acero y sólo una frac­ 1. LA PUNTA DEL MICROSCOPIO DE FUERZA ATÓMICA,
broso mundo que Einstein intuía hace casi 100 años. está en vías de crecer un 23 por ciento para el año ción de su peso. Pero esto no eran simples lucubra­ símbolo de la revolución nanotécnica, se utiliza para son­
A buen seguro, sus tutores le hubieran animado hoy fiscal 2002, aun cuando la administración Bush ha ciones de un político visionario. dear y manipular moléculas.
a recorrer la senda de la nanotécnica. propuesto recortes en la mayoría de los programas La definición del dominio es resbaladiza. Algunas
En efecto, esta disciplina recibe una atención y de financiación federales que fomentan la investiga­ nanotécnicas realmente no lo son, puesto que tratan
unos recursos sólo superados por los dedicados a la ción y el desarrollo. de estructuras de escala micrométrica (millonésimas (regido por la mecánica cuántica) y el mundo "ma-
biomedicina y a la defensa. (Todavía se da priori­ Sólo en los Estados Unidos, han aparecido en las de metro), mil o más veces mayores que un nanó- cro", en el que las propiedades globales de los ma­
dad a la lucha contra el cáncer y los escudos anti­ universidades más de 30 centros de investigación y metro. En muchos casos designa la investigación bá­ teriales resultan del comportamiento colectivo de bi­
misiles.) Todo su campo es una vasta caja de sor­ grupos interdisciplinarios en nanotécnica; hace dos sica en estructuras que tienen al menos una dimen­ llones de átomos, ya sea el material una viga de
presas, en la que se crean diminutos objetos que a años su número no llegaba a 10. En los demás paí­ sión de uno a varios cientos de nanómetros. Para acero o la crema que rellena un pastel. En el ex­
veces resultan útiles. Se nutre de aportaciones de la ses, la inversión total en nanotécnica saltó este año mayor confusión, ciertas nanotécnicas se vienen uti­ tremo inferior, en la región del nanómetro, nos es­
física de la materia condensada, la ingeniería, la bio­ desde 57.000 hasta 150.000 millones de pesetas, según lizando largo tiempo: durante cien años se han aña­ trellamos contra los bloques básicos constitutivos de
logía molecular y la química. Hacia su cultivo se datos de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF). dido como refuerzo a los neumáticos partículas de la materia. Estas son estructuras naturales mínimas
han proyectado los físicos de materiales y los pro­ Al presentar la iniciativa de nanotécnica en su dis­ carbono de tamaño nanométrico. Por otro lado, el que imponen un estricto límite a la miniaturización:
fesionales de la química orgánica. curso del año pasado, Clinton miró muy lejos, pero término también podría designar una vacuna, a me­ es imposible fabricar nada de menor tamaño.
Desde que DuPont acuñó el eslogan de "mejores se quedó corto en detalles específicos: señaló que nudo formada por una o más proteínas de dimensión La naturaleza crea nanoestructuras desde hace mi­
cosas para vivir mejor por medio de la química", los algún día se podría almacenar toda la biblioteca del nanométrica. les de millones de años. Pero Mihail Roco, el ex­
que se dedican a manipulación molecular no han ga­ Congreso en un dispositivo del tamaño de un terrón El mundo "nano" es una misteriosa zona fronte­ perto de la NSF que supervisa la iniciativa nanotéc­
nado tantos adeptos y atraído tanto la atención pú­ de azúcar o bien producir materiales con resistencia riza entre el dominio de las moléculas y los átomos nica, ofrece una definición más restrictiva. El incipiente

30 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 31


Suscribiéndose
a la revista
si, DESEO SUSCRIBIRME A LA REVISTA ¿ T P | S J Q A POR A N O / s Modalidad envío
D Ordinario
campo —comparación de la nanotécnica nueva y la D Aéreo
Macro, micro, nano antigua— trata de materiales y sistemas que tienen
como propiedades esenciales: al menos una dimen­
Investigación Y QUE ME REMITAN GRATUITAMENTE LOS TEMAS N° Y

La pequenez del nanómetro se aprecia sión comprendida entre uno y 100 nanómetros, pro­
y Ciencia Dirección de envío
Autorización bancaria
en sucesivas ampliaciones fotográficas
por potencias de 10, desde el dorso de una
cesos de diseño caracterizados por un control fun­ recibirá puntual nombre Código cuenta cliente
damental sobre los atributos físicos y químicos de
mano (10 centímetros) hasta los bloques las estructuras a escala molecular, y posibilidad de y cómodamente Entidad Oficina D.C N.° de cuenta
del ADN (1 nanómetro). apellidos
combinarse para formar estructuras mayores. El in­ en su domicilio III III |
terés por el uso de nanoestructuras deriva de la idea
Mano de que éstas pueden —al menos en teoría— ofrecer doce ejemplares dirección
Banco o Caja.
superiores propiedades eléctricas, químicas, mecáni­ por el precio Domicilio
ciudad cód. postal
cas u ópticas. Población
Por supuesto que las magnitudes nanométricas, según de once. provincia teléfono
Titular
la definición de Roco, tienen existencia real. Inter­
calando entre capas magnéticas varias capas no magné­
Además Forma de pago Con cargo a mi cuenta y hasta nuevo aviso,
ruego atiendan los recibos que les sean pre­
ticas, una de ellas de menos de un nanómetro de es­ le obsequiaremos □ Ingreso en cuenta ccc: 0182-1924-61-0201077706 sentados al cobro por Prensa Científica, S. A.
indicando el nombre del remitente
pesor, pueden obtenerse sensores para unidades de
disco con sensibilidad muchas veces superior a la de
con dos éjéfnplares, D Talón nominativo a Prensa Científica, S. A. Firma

dispositivos anteriores, lo que permite almacenar más a elegir, |~~| Domiciliación bancaria
□ Tarjeta de crédito: [ I V i s a □ MasterCard
10 centímetros 1 centímetro bits en la superficie de cada disco. Desde su primera
introducción en 1997, estas cabezas magnetorresisti- de la serie TEMAS {Excepto Visa electrón)

vas gigantes han dado origen a una industria de al­ (ver dorso) N2 tarjeta Caducidad
macenamiento muy rentable.
Titular
La nueva era nanométrica viene anunciada por
herramientas capaces de formar imágenes de molécu­ ■ ■ > %

las y átomos individuales y de manipularlas. Símbo­


los de esta revolución son los microscopios de barri­ Forma de pago
SI, DESEO REGALAR UNASUSCRIPCION □ Ingreso en cuenta ccc: 0182-1924-61-0201077706
do electrónico —el microscopio de efecto túnel y el
indicando el nombre del remitente
microscopio de fuerza atómica, entre otros—, que DE POR .AÑO/S
crean imágenes de átomos individuales o los trasla­ CIENCIA - |~| Talón nominativo a Prensa Científica, S. A.
1 milímetro 100 micrometros
dan de un lugar a otro. El Laboratorio de Investi­
Regalando Modalidad de envío:.
I | Domiciliación bancaria
1 Tarjeta de crédito: O Visa O MasterCard

Leucocito sanguíneo gación de IBM en Zurich ha llegado a colocar las una suscripción Y QUE LE REMITAN LOS T E M A S {Excepto Visa electrón)
afiladas puntas de tamaño nanométrico que utilizan
los microscopios de fuerzas sobre los terminales sa­ ofrece usted N° Y Ns tarjeta I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I—I

lientes (en número mayor de 1000) de una micro-


plaqueta. Las puntas del dispositivo Millipede pue­
un obsequio Dirección de envío
Titular Cad.

den grabar bits digitales en una lámina de polímero. único Autorización bancaria
Con esta técnica podría conseguirse un dispositivo que será nombre y apellidos
Código cuenta cliente
almacenador de 20 o más veces la densidad de los Entidad Oficina D.C N.° de cuenta
mejores controladores de disco actuales. recordado dirección
|
En este entorno han aparecido diferentes modos de
abordar la fabricación de nanoestructuras. Se puede
todo el año ciudad cód. postal
III III
10 micrometros 1 micrometro
trabajar en sentido descendente (de arriba abajo), des­ Banco o Caja
prendiendo o añadiendo material a una superficie para provincia teléfono Domicilio
Población
darle forma. Los microchips, que ahora exhiben pis­
Obsequiante Titular de la cuenta
tas de circuito de muy poco más de 100 nanómetros,
van a convertirse en el ejemplo más destacado. Por
el contrario, se puede partir desde el nivel más ele­ nombre y apellidos Con cargo a mi cuenta y hasta nuevo aviso,
mental (sentido ascendente, de abajo arriba), desde ruego atiendan los recibos que les sean pre­
sentados al cobro por Prensa Científica, S. A.
átomos o moléculas que se ordenan espontáneamente dirección
cuando las condiciones son apropiadas, hasta estruc­ Firma
turas más complejas conseguidas a través de proce­ ciudad cód. postal
sos de autoensamblaje. Los nanotubos —cilindros de
grafito con insólitas propiedades eléctricas— son un
100nanómetros 10nanómetros
buen ejemplo de nanoestructuras autoensambladas. -Ȥ
Más allá del silicio
1 año 2 años
a miniaturización de los circuitos en los micro­
L chips electrónicos es una de las razones princi­
pales del interés por la nanotécnica. Las grandes com­ ESPAÑA
pta.

8.800
euro

52,89
pta.

16.000
euro

96,16
pañías investigadoras en informática, como IBM y EXTRANJERO 11.500 69,12 21.500 129,22
De Potencias de diez, de Philip
y Philys Morrison y la oficina
1 nanómetro de Charles y Ray Eames.
INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 Si se desea envío aéreo, añádanse 2 . 5 0 0 p t a . / 1 5 , 0 3 euro (España)
o 6 . 5 0 0 p t a . / 3 9 , 0 7 euro (otros países) por cada año de suscripción.

I
NO
NECESITA Hewlett-Packard, han establecido programas impor­ un control de la materia casi mágico. En la obra
RESPUESTA COMERCIAL
SELLO tantes. Cuando se deseche la electrónica de silicio al se describen nanomáquinas autorreplicantes capa­
F. D. Autorización n.° 3767
Temas a elegir uso —quizá dentro de 10 a 25 años—, podrían ocu­ ces de producir prácticamente cualquier bien ma­
B.O. de Correos n.°147 A franquear como obsequio par su lugar las nuevas técnicas nanoelectrónicas. terial, a la par que invierten el calentamiento glo­
del 12-5-77 en destino Pero esto no puede asegurarse. Nadie sabe si la
de su suscripción bal, curan las epidemias y prolongan la duración
electrónica de fabricación mediante nanotubos o cual­ de la vida. Los científicos ridiculizaron estas pre­
quier otro material nuevo permitirá mejorar definiti­ dicciones, advirtiendo que su inviabilidad esencial
vamente las prestaciones de los microcircuitos sin la las convertía en absurdas representaciones de lo
correspondiente elevación de coste que caracteriza la que encierra el futuro.
producción de chips de silicio. Mas para muchos ajenos a la ciencia, las profecías
Aunque los transistores de escala molecular del de Drexler obligaban a cabalgar sobre la frontera
Pentium XXV no devoren ceros y unos, la electró­ entre ciencia y fantasía. Hablar de máquinas rege­
nica modelada por nanotécnica podría introducirse en neradoras de células que suprimirían el envejeci­
PRENSA CIENTÍFICA, S.A. dispositivos que nos revelen los secretos de fa má­ miento tal como lo conocemos y de aparatos domés­
quina viva más elemental, la célula. De hecho, lo ticos que producirían alimentos sin matar ningún ser
Apartado n.° F. D. 267 bionano encuentra aplicaciones reales aun antes de vivo, ayudó a crear una fascinación por lo pequeño
que aparezcajri los nanocomputadores de la era post­ que los científicos aprovecharían luego para llamar
08080 BARCELONA silicio. Para detectar la actividad celular se necesi­ la atención hacia su trabajo en proyectos más co-
tan pocos marcadores de escala nanométrica, consti­
tuidos por un material semiconductor, frente a los
billones de transistores que han de funcionar con­ FINANCIACION EN NANOTÉCNICA
juntamente en un nanocomputador. Existe ya una em­
100CH
presa, la Quantum Dot Corporation, que ya a utili­
zar los puntos cuánticos de semiconductores como
«•2 800-
etiquetas en experimentos biológicos, investigación •2> <a
de nuevos fármacos y pruebas diagnósticas, entre
otras aplicaciones. 1 i 600- INVERSIONES DOCUMENTADAS
■o -o DE OTROS GOBIERNOS
A extramuros de la biología, la primera oleada de </) -o
NO productos utiliza nanopartículas para mejorar propie­ o « 400H
tñ ^ "Inversión
RESPUESTA COMERCIAL NECESITA dades básicas de los materiales. Como ejemplo, Na- <D O) propuesta
3 ü>
SELLO nophase Technologies, una de las pocas empresas co­ Q- C
INVERSIÓN DEL GOBIERNO DE EE.UU.
F. D. Autorización n.° 3767 merciales del sector, produce partículas de óxido de É El
B.O. de Correos n.° 147 A franquear
zinc a escala nanométrica para uso en cremas de pro­ 1997 1998 1999 2000 2001 2002*
del 12-5-77 en destino
tección solar, puesto que las partículas no dispersan Año fiscal oficial
la luz visible y tornan transparentes las cremas usual- FUENTES: Informe del Senado sobre nanotécnica, 24 de mayo de 2001
mente blancas. y Fundación Nacional de las Ciencias

La iniciativa estatal norteamericana sobre nanotécnica


va mucho más allá de las cremas solares. Se pre­ TENDENCIAS DE INVESTIGACIÓN FEDERAL
tende que los materiales nanoestructurados ayuden a
EN MATERIAS ESCOGIDAS
reducir el tamaño, el peso y la potencia de las aero­
20-i
naves, a crear procesos de fabricación ecológicos con
mínimas emisiones de prodiactos no deseados y a
PRENSA CIENTÍFICA, S.A. formar la base de plaguicidas biodegradables. Un 15-
campo tan amplio —y una investigación básica to­
Apartado n.° F. D. 267
08080 BARCELONA
davía tan nueva en algunas subespecialidades— ha­
cen dudar de su eficacia para alcanzar ambiciosos
objetivos técnicos que quizás estén a 20 años de
!i 10-

distancia.
5-
Nanosueños I! CIENCIAS FÍSICAS

T oda investigación avanzada comporta riesgos. So­


bre todo, la nanotécnica. Su cuota de respeta­
bilidad se ve teñida por la asociación del término
0-
1970 1975 1980 1985 1990
Año fiscal oficial en EE.UU.
1995 2000

con toda una cabala de futurólogos que predicen la


FUENTE: Fundación Nacional de las Ciencias
apertura de una senda nano hacia la utopía técnica:
Información sobre ejemplares atrasados de investigación y Ciencia: prosperidad inigualable e industria no contaminante. 2. LA INICIATIVA NACIONAL DE NANOTÉCNICA (NNI) ayuda,
En 1986 —cinco años después de que Gerd Bin- desde el año fiscal 2001, a mantener competitivas las
Números agotados: nig y Heinrich Rohrer de 1BM inventaran el mi­ inversiones de EE.UU. respecto de las mundiales (arriba).
1, 2, 5, 11, 14, 16, 17, 19, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 38, 39, 40, 41, 42, 48, 49, 50, 54, 56, 57, 58, 61, 62, 63, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, croscopio de efecto túnel, por el que recibieron el Su aportación monetaria a las ciencias físicas y la in­
72, 74, 75, 78, 80, 81, 82, 83, 85, 86, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 97, 98, 99, 100,102,104,105,107,109, 110,111,123, 147 y 158. premio Nobel— el libro Engines of Creation de geniería tiende a compensar su menor financiación frente
La aceptación de pedidos de números atrasados K. Eric Drexler causó cierto revuelo al presentar a las ciencias biológicas (abajo).
está siempre condicionada a su disponibilidad en cada momento.

Precio del ejemplar: INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 33


Ordinario: 800 pta. 4,81 euro
Extraordinario: 1.000 pta. 6'01 euro

I
Jalones hacia la nanoescala
Hace 3500 millones de años. Aparecen las primeras células. Encierran mecanismos nanométricos Nanotécnica a la venta
que manipulan el material genético y suministran energía. No toda la nanotécnica está a 20 años de distancia, como indica el siguiente
400 a.C. Demócrito acuña el término "átomo", que significa "indivisible" en griego clásico. muestreo de aplicaciones ya comercializadas.
1905. Albert Einstein publica un trabajo en el que estima en un nanómetro el tamaño de una
molécula de azúcar. APLICACIÓN: CATALIZADORES
1931. Max Knoll y Ernst Ruska desarrollan el microscopio electrónico, que toma imágenes COMPAÑÍA: EXXONMOBIL
subnanométricas. DESCRIPCIÓN: Zeolitas, minerales con poros de tamaño inferior a un nanómetro, que sirven
1959. Richard Feynman da su famosa conferencia "Queda mucho sitio por debajo" ("There's Plenty de catalizadores de suma eficacia para disgregar o partir las grandes moléculas de hidrocarburos
of Room at the Bottom") sobre el porvenir de la miniaturización. y formar gasolina.
1968. Alfred Cho y John Arthur con sus colegas de los Laboratorios Bell inventan la epitaxia de haz
molecular, técnica para depositar capas atómicas individuales en una superficie. APLICACIÓN: ALMACENAMIENTO DE DATOS
1974. Norio Taniguchi idea el término "nanotécnica" para designar procesos mecánicos de tolerancias COMPAÑÍA: IBM
inferiores a un micrometro. DESCRIPCIÓN: En los años más recientes, los controladores de discos han incorporado capas
1981. Gerd Binnig y Heinrich Rohrer crean el microscopio de efecto túnel, capaz de tomar imágenes nanométricas —que explotan el efecto de magnetorresistencia gigante— para lograr una elevada
de átomos individuales. densidad de almacenamiento de datos.
1985. Robert Curl, Harold Kroto y Richard Smalley descubren los buckminsterfullerenos, también
llamados "buckybolas", de diámetro aproximado a un nanómetro. APLICACIÓN: ENCAPSULADO DE FÁRMACOS
1986. K. Eric Drexler publica Engines of Creation. COMPAÑÍA: GILEAD SCIENCES
1989. Donald Eigler, de IBM, escribe las letras del nombre de su compañía utilizando átomos DESCRIPCIÓN: Esferitas de lípidos, llamadas liposomas, de unos 100 nanómetros de diámetro,
individuales de xenón. que encapsulan un fármaco anticáncer para el tratamiento del sarcoma de Kaposi asociado al sida.
1991. Sumió lijima, de NEC, en Tsukuba, descubre los nanotubos de carbono.
1993. Warren Robinet, de la Universidad de Carolina del Norte, y Stanley Williams, de la Universidad APLICACIÓN: FABRICACIÓN CON MATERIAS PRIMAS
de California en Los Angeles, idean un sistema de realidad virtual conectado a un microscopio COMPAÑÍA: CARBÓN NANOTECHNOLOGIES
de efecto túnel tal, que el usuario puede ver y tocar los átomos.
DESCRIPCIÓN: Fundada entre
1998. El grupo de Cees Dekker, de la Universidad Politécnica de Delft, crea un transistor a partir
otros por Richard Smalley, des­
de un nanotubo de carbono.
cubridor de las buckybolas, la
1999. James Tour, hoy en la Universidad Rice, y Mark Reed, de la Universidad de Yale, demuestran empresa utiliza un proceso de
que las moléculas individuales pueden actuar como conmutadores moleculares. fabricación nuevo para abaratar
2000. La administración Clinton anuncia la Iniciativa Nacional de Nanotécnica, que aporta un fuerte los nanotubos de carbono.
impulso económico y da mayor relieve a estas actividades.
2000. Eigler y otros investigadores idean un espejismo cuántico. La colocación de un átomo magné­ APLICACIÓN: MEJORA DE MA­
tico en un foco de un anillo elíptico de átomos crea un espejismo del mismo átomo en el otro foco,
TERIALES
lo que posibilita, quizá, transmitir información sin utilizar hilos.
COMPAÑÍA: NANOPHASE
TECHNOLOGIES
DESCRIPCIÓN: Se incorporan
partículas nanocristalinas a otros
muñes pero evidentemente más reales. No hay duda Drexler se consideran un tanto extravagantes; la cien-
materiales para producir cerámi­
de que la etiqueta de "nanotécnica" colocada sobre cia ni por asomo es capaz de construir máquinas na-
una propuesta de investigación le da una aureola más noscópicas capaces de hacer revivir cerebros conge- cas más duras, filtros solares
atractiva que si se denominara "ciencia aplicada de lados una vez suspendida su animación. (En este transparentes que detengan la
materiales a mesoescala." < número aparecen ensayos de Drexler y sus críticos, radiación infrarroja y ultravioleta,
Lo peligroso es que haya personas inteligentes que incluido el premio Nobel Richard E. Smalley.) La y catalizadores para aplicacio­
tomen al pie de la letra las predicciones de Drexler. compañía Zyvex ha reconocido la dificultad de crear NANOPARTICULAS producidas por Nanophase Technologies. nes ambientales o de otro tipo.
La nanotécnica propugnada por este autor obtuvo re- robots a escala nanométrica y está trasteando con
novada publicidad el año pasado cuando Bill Joy, di- elementos micromecánicos mucho mayores, desdeña-
rector científico de Sun Microsystems, se inquietaba dos en las obras de Drexler.
en las páginas de la revista Wired por las conse- Dejando aparte la plaga gris, el campo nanotéc- utilidad de agrupar esfuerzos en áreas muy diversas. Si la concepción nano mantiene su unidad, podría
cuencias de una multiplicación incontrolable de na- nico lucha por alcanzar la cohesión. Parte de la in- ¿Pueden tener intereses comunes los investigadores sentar las bases de una nueva revolución industrial.
norrobots. Una masa invasora de robots autorrepli- vestigación habría progresado sin cuidarse de su de­ sobre polvos nanométricos para cremas protectoras y Pero su éxito depende de saber desechar no sólo las
cantes —lo que él llamó "plaga gris"— podría plantear nominación. La fusión de los términos "nano" y los que trabajan en la informatización del ADN? En fantasías sobre nanorrobots, sino también la excesiva
una amenaza a la sociedad que hiciera pensar en de- "técnica" fue una designación posterior: IBM habría algunos casos estos sueños de interdependencia son retórica capaz de hacer descarrilar cualquier gran pro­
tener el desarrollo de la nanotécnica. Pero esta su- seguido adelante con las cabezas gigantes magne- verosímiles. Un punto cuántico semiconductor origi­ yecto de financiación en el futuro. Y lo más im­
gerencia desvía la atención de la verdadera plaga a torresistivas, se llamase o no nanotécnica su labor nalmente concebido para electrónica y que ahora se portante es contar con los principios científicos bá­
temer: las armas químicas y biológicas. investigadora. utiliza para detectar actividad biológica en las célu­ sicos para identificar cuáles son las nanotécnicas que
Entre los químicos y físicos de materiales dedica- Para consolidar una sólida unificación de las cien- las evidencia la posibilidad de desarrollar trabajos in- vale la pena desarrollar. No es ningún grano de anís
dos a la aplicación nanotécnica, las predicciones de cias aplicadas en este terreno, hay que demostrar la terdiscipli nares. distinguir entre lo real y lo irreal en ese mundo.

34 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 35


Nanotécnica
y sus procesos
de fabricación
Los investigadores descubren procesos económicos
y eficaces para construir estructuras de pocos nanómetros de anchura

George M. Whitesides y J. Cristopher Love

L
a búsqueda de una cre­ en la esfera de los átomos y las El enfoque tradicional
ciente miniaturización ha moléculas. El diámetro de un hilo
transformado el mundo.
El desarrollo de la mi-
croelectrónica —primero el tran­
de 100 nanómetros cubriría cerca
de 500 átomos de silicio.
La idea de construir "nanoes-
E s perfectamente posible desarro­
llar nanoestructuras que actúen
como componentes electrónicos,
sistor y después la agrupación de tructuras" que comprendan sólo pero las aplicaciones principales tal
transistores para crear microproce- uno o algunos átomos es muy atrac­ vez difieran bastante: por ejemplo,
sadorcs, chips de memoria y con- tiva, como reto científico a la vez el uso de partículas nanométricas
troladores— ha hecho aparecer una que como solución práctica. Una como minúsculos sensores para in­
amplia variedad de máquina!* que estructura del tamaño de un átomo vestigar células en biología. Pero
manipulan información dirigiendo constituye un límite fundamental: como los científicos no saben los
corrientes de electrones a través de para hacer algo más pequeño ha­ tipos de nanoestructuras que fi­
silicio. La microelectrónica se basa bría que manipular los núcleos ató­ nalmente desean construir, aún no
en técnicas rutinarias que fabrican micos; en esencia, transmutar un han determinado los mejores pro­
estructuras de muy poco más de elemento químico en otro. En los cedimientos para elaborarlas. La
100 nanómetros de ancho (un nanó- últimos años, se han aprendido di­ fotolitografía, técnica utilizada para
metro es 10 -9 metros). Esta di­ versas técnicas para la construc­ fabricar chips de ordenadores y los
mensión —alrededor de la milé­ ción de nanoestructuras, pero ape­ demás sistemas microelectrónicos,
sima parte del grosor de un cabello nas se han comenzado a investigar puede perfeccionarse para construir
humano— es insignificante para sus propiedades y posibles apli­ estructuras por debajo de 100 nanó­
nuestra vida cotidiana, pero grande caciones. metros; conseguirlo resulta, sin em­
bargo, difícil, caro y correoso.
Consideremos primero, las ven­
LOS PATRONES DE DIFRACCIÓN COMPLEJOS están creados por anillos de tajas y desventajas de la fotolito­
anchura nanométrica (invisibles debido a su pequenez) en la superficie de he­ grafía. Mediante esta técnica tan
misferios de un polímero claro, de un centímetro de diámetro. Kateri E. Paúl, productiva salen de fábrica tres mil
doctorando del grupo de Whitesides en Harvard, formó los anillos en una millones de transistores por se­
fina capa de oro sobre los hemisferios, utilizando por técnica de nanofabri- gundo, sólo en los EE.UU. En esen­
cación la litografía blanda. cia, no es sino una extensión de

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 37


la fotografía. Primero se obtiene oblea de silicio de tal manera que ca con estructuras de su propio di­ damente muchos de los materiales
lo equivalente a un negativo fo­ se reproduce el esquema original. seño. empleados en máscaras y lentes. FOTOLITOGRAFÍA TRADICIONAL
tográfico que contiene el esquema ¿Por qué no emplear la fotoli­ Pero es obvio que la industria mi-
requerido para una parte de los cir­ tografía para fabricar nanoestruc- Los nanochips del futuro croelectrónica preferiría fabricar
cuitos del microchip. Este nega­ turas? La técnica tropieza aquí con los nuevos chips siguiendo técni­
cas familiares perfeccionadas, y en Un haz láser graba el
tivo, llamado máscara o patrón, se
utiliza después para copiar el es­
quema en los metales y semicon­
dos limitaciones. La primera es que
la mínima longitud de onda de luz
ultravioleta que se emplea en los
L a industria electrónica ha mos­
trado su interés por desarro­
llar nuevos métodos para la nano­
esa dirección se trabaja con afán.
Algunas de las técnicas investiga­
esquema del microcir-
cuito en una película
LUZ ULTRAVIOLETA

de polímero fotosensi­ HAZ LÁSER


ductores de un microchip. Como procesos de producción ronda los fabricación con el fin de continuar das (la litografía ultravioleta avan­
zada, por ejemplo) terminarán por ble depositada sobre
sucede con la fotografía, el nega­ 250 nanómetros. Intentar construir su tendencia a producir dispositi­
llegar al mercado. Sin embargo, una capa de cromo MASCARA
tivo tal vez sea difícil de obtener, estructuras mucho menores que la vos cada vez menores, más rápi­
no conseguirán abaratar las nano­ y un sustrato de vidrio.
pero es fácil multiplicar las copias mitad de esa distancia viene a ser dos y menos costosos. La nanoe-
estructuras, ni servirán, en conse­ Las zonas del polímero
porque la máscara puede utilizarse como pretender leer un texto de lectrónica vendría, pues, a ser una
cuencia, para ensanchar el acceso expuestas al haz
muchas veces. El proceso, pues, se letra demasiado menuda; los tra­ evolución natural de la microe-
a la nanotécnica de ingenieros y pueden eliminarse
divide en dos etapas: la prepara­ zos se desdibujan y confunden a lectrónica. Pero la fotolitografía tra­
científicos. selectivamente.
ción de la máscara (un solo evento, causa de la difracción. Algunas me­ dicional es tanto más difícil cuanto
quizá lento y costoso) y el uso de joras de la técnica podrían ensan­ más se achican las dimensiones de La necesidad de encontrar mé­
la máscara para fabricar réplicas char los límites de la fotolitografía. las estructuras. Por ese motivo se todos más sencillos y económicos Las partes expuestas
SUSTRATO OBLEA DE SILICIO
(rápido y económico). Las menores estructuras obtenidas están explorando otras técnicas para para fabricar nanoestructuras ha es­ del cromo se eliminan también, CON CAPA DE POLÍMERO
DE VIDRIO
en la producción industrial son algo la fabricación futura de nanochips. timulado la búsqueda de caminos y el resto del polímero se FOTORRESISTOR
Para elaborar la máscara de parte (FOTORRESINA)
mayores que 100 nanómetros, y se no hollados. Nuestro interés por el disuelve. Se obtiene así una CAPA DE CROMO
de un chip, el fabricante diseña La litografía por haz electrónico
han conseguido estructuras micro- tema data de los años noventa, máscara, equivalente a un
primero el esquema de los circui­ es una opción competitiva. Con­
electrónicas complejas de sólo 70 cuando nos dedicábamos a cons­ negativo fotográfico.
tos a una escala suficientemente siste en grabar el esquema del cir­
grande, que luego convierte a un nanómetros. Pero tales estructuras cuito sobre una capa delgada de truir estructuras elementales que se
esquema en película metálica opa­ no son lo suficientemente diminu­ polímero por medio de un haz de requieren en los sistemas micro-
ca (cromo), aplicado sobre una tas como para explorar algunos de electrones. Estos haces no se di­ fluídicos, es decir, chips con ca­ 0 Cuando se dirige a la máscara un haz de luz
placa transparente (vidrio o sílice). los más interesantes aspectos de la fractan a escala atómica, y por nales y cámaras capaces de con­ ultravioleta, la luz atraviesa los huecos deja­
A continuación, la fotolitografía re­ disciplina. tanto no difuminan los bordes de tener líquidos. Tal microlaboratorio dos en el cromo. El esquema se achica por
las líneas trazadas. Se ha recurrido ofrece un sinfín de aplicaciones en medio de una lente, que enfoca la luz sobre
duce el tamaño del esquema si­ La segunda limitación es conse­
a esta técnica para grabar líneas bioquímica, que van desde el fil­ la capa de fotorresina que recubre una oblea
guiendo un proceso análogo al de cuencia de la primera: la dificul­
de sólo unos nanómetros de an­ trado de fármacos hasta el análisis de silicio.
los laboratorios fotográficos. Se tad técnica de fabricar estructuras
hace pasar por la máscara de cromo tan pequeñas por medio de la luz chura en una capa fotosensible (fo- genético. Los canales en este tipo
un haz luminoso (luz ultravioleta determina también su enorme cos­ torresina) extendida sobre un sus­ de chips son enormes en términos © Las partes expuestas de la fotorresina
de microelectrónica: 50 microme- CHIPS DE SILICIO
de una lámpara de arco de mer­ te. Los instrumentos fotolitográfi- trato de silicio. Los instrumentos se eliminan, lo que permite la reproducción
curio), que atraviesa después una cos necesarios para fabricar chips de haz electrónico hoy disponibles tros (50.000 nanómetros), frente a del esquema en miniatura sobre los chips de silicio.
lente para formar una imagen so­ con dimensiones inferiores a 100 son, sin embargo, muy caros e in- los 100 nanómetros típicos, pero
bre un revestimiento fotosensible nanómetros costarán miles de mi­ viables para la fabricación en gran su producción admite técnicas muy '
de polímero orgánico (llamado fo- llones de pesetas por unidad. Los escala. Puesto que se necesita el versátiles. La fabricación de chips
torresistor) en la superficie de una fabricantes podrán aceptar o no este haz de electrones cada vez que se microfluídicos puede ser rápida y
pieza construyendo un molde o ma­ tenida la matriz, es posible utili­
oblea de silicio. Las zonas del fo- gasto, que resultará, en todo caso, fabrica una estructura, el proceso económica, pues se emplean polí­
triz. Se recurre a la fotolitografía zarla para construir nanoestructu­
torresistor donde incide la luz pue­ prohibitivo para los biólogos, quí­ se asemeja a la copia manual de meros y geles orgánicos, materia­
o litografía de haz electrónico para ras por diversos procedimientos
den eliminarse selectivamente, con micos, físicos de materiales y otros un manuscrito, línea a línea. les ajenos al mundo de la electró­
crear un esquema en la capa de poco costosos.
lo cual se exponen partes de la que deseen explorar la nanotécni- nica. Descubrimos entoncesV que
Si la respuesta no se halla en polímero fotorresistor depositada en El primer método —ideado por
podíamos aplicar técnicas simila­
los electrones, ¿dónde se esconde? la superficie de una oblea de sili­ Amit Kumar, alumno nuestro de
res para construir nanoestructuras.
Otra posible solución es la lito­ cio. Se genera así un patrón en posdoctorado en Harvard— se de­
grafía por rayos X, con longitu­ Hasta cierto punto, los métodos bajorrelieve en el que emergen del nomina impresión por microcon-
Remmen/Ngnofabricación des de onda entre 0,1 y 10 nanó­
metros, o por luz en el ultravioleta
ensayados representaban un retro­
ceso en la técnica. En vez de ser­
silicio islas de esa fotorresina. Se­
guidamente se vierte sobre el patrón
tacto. La matriz PDMS se "en­
tinta" con una solución reactiva
El desarrollo de la nanotécnica dependerá de la capacidad extremo, con longitudes de onda virnos de agentes físicos —luz y un precursor químico del PMDS compuesta de tioles, moléculas orgá­
de fabricar eficazmente estructuras menores de 100 nanómetros de 10 a 70 nanómetros. Dado que electrones— utilizábamos procesos —un líquido de plena fluidez—, nicas. Después, se pone la matriz
de ancho. estas radiaciones son de longitud mecánicos corrientes: impresión, es­ que se endurece para formar el só­ en contacto con una lámina ade­
La fotolitografía, hoy utilizada para realizar circuitos en microchips, de onda muy inferior a la de la tampado, moldeado y grabado en re­ lido gomoso. Lo que se obtiene es cuada de "papel", esto es, una fina
puede adaptarse para la creación de estructuras nanométricas, luz ultravioleta utilizada hoy en lieve. Estas técnicas se denominan una matriz en PDMS, que copia película de oro depositada sobre
aunque con dificultades técnicas y a costes desmesurados. fotolitografía, la borrosidad pro­ "litografía blanda" por manejar como con asombrosa fidelidad el esquema una placa de vidrio, silicio o polí­
Los métodos de nanofabricación pueden dividirse en dos ducida por difracción será mínima. herramienta común un bloque de original, llegando a reproducir de­ mero. Los tioles reaccionan con la
categorías: descendentes, que separan o agregan moléculas a una Estas técnicas se enfrentan, sin em­ polidimetilsiloxano (PDMS), el polí­ talles de unos pocos nanómetros. capa de oro y forman una película
superficie, y ascendentes, que ensamblan átomos o moléculas para bargo, a una serie de problemas mero gomoso que sirve para tapar Aunque sea caro crear un patrón sumamente estructurada, la mono-
formar nanoestructuras. grietas en las bañeras. (Los físicos en bajorrelieve de fina resolución
propios: las lentes habituales no capa autoensamblada, o SAM, donde
Dos ejemplos de métodos descendentes prometedores son la lito­ son transparentes a la luz ultra­ suelen llamar "materias blandas" a por exigir litografía de haz electró­ se reproduce el esquema de la ma­
grafía blanda y la litografía de pluma bañada. Se utilizan métodos violeta extrema, y no enfocan los estos compuestos orgánicos.) nico u otras técnicas avanzadas, su triz. Dado que la tintura de tiol se
ascendentes para producir puntos cuánticos, capaces de servir rayos X. Por si fuera poco, la ra­ copia en matrices PDMS resulta extiende un poco al tocar la su­
de colorantes biológicos.
Para realizar una reproducción
diación energética deteriora rápi- mediante litografía blanda, se em- fácil y económica. Y una vez ob­ perficie, la monocapa no alcanza

38 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


matriz PDMS. Si queda atrapada Chou, de la Universidad de Prin-
LITOGRAFÍA BLANDA una mota de polvo entre la matriz
y la superficie, la matriz presio­
ceton, una técnica afín, llamada li­
tografía por nanoimpresión, en la
GEORGE M. WHITESIDES y J. CHRIS-
TOPHER LOVE investigan conjunta­ nará sobre la parte superior de la que también se emplea un patrón
La impresión, el moldeo y otros procesos mecánicos realizados mediante una matriz elástica mente métodos de nanofabricación no­ partícula, pero mantendrá contacto rígido, pero la película de polí­
pueden conseguir esquemas de características nanométricas. vedosos en la Universidad de Harvard. con el resto de la superficie. En­ mero utilizada se calienta a una
Whitesides, profesor de química, se tonces se reproducirá correctamente temperatura cercana al punto de
Las técnicas permiten fabricar dispositivos para comunicaciones ópticas o investigación doctoró por el Instituto de Tecnología
bioquímica. de California en 1964 y se incorporó el patrón excepto en el lugar donde fusión para facilitar el proceso de
a Harvard en 1982. Love inició su quedó atrapado el contaminante. grabado en relieve. Por ambos mé­
formación química en la Universidad Además, la litografía blanda per­ todos pueden obtenerse estructuras
PRODUCCIÓN DE LA MATRIZ ELÁSTICA de Virginia, que completó en la de mite obtener nanoestructuras en una bidimensionales con fidelidad sa­
Harvard. tisfactoria; falta ver si las técnicas
Se vierte un precursor líquido extensa gama de materiales, in­
del polidimetilsiloxano (PDMS) cluidas las complejas moléculas resultan adecuadas para la fabri­
sobre un patrón en bajorrelieve orgánicas" necesarias para estudios cación de dispositivos electrónicos.
© El líquido se endurece y forma un sólido
producido por fotolitografía gomoso que se ajusta al esquema original. La matriz PDMS se desprende del patrón. la resolución de la matriz PDMS. biológicos. Es posible imprimir o
o litografía de haz electrónico. Pero, aplicada correctamente, la im­ moldear esquemas lo mismo sobre Trasladar los átomos
presión por microcontacto puede superficies curvas que sobre su­
PRECURSOR LIQUIDO DEL PDMS perficies planas. Pero la técnica no
producir patrones con dimensiones
MATRIZ DE PDMS
de tan sólo 50 nanómetros.
Otro método de litografía blanda,
es la más indicada para realizar
las estructuras que requiere la na-
L a revolución actual en el do­
minio nanométrico se inició
en 1981, con la invención del mi­
llamado micromoldeo capilar, re­ noelectrónica compleja. Actualmente croscopio de barrido por efecto tú­
quiere utilizar la matriz PDMS para todos los circuitos integrados se nel (STM), por el que ganaron el
moldear los esquemas. Al colocar componen de capas apiladas de di­ premio Nobel de física en 1986
PATRÓN la matriz sobre una superficie dura, ferentes materiales. Las deforma­ Heinrich Rohrer y Gerd Binnig,
FOTORRESISTOR ciones y distorsiones de la matriz
asciende por capilaridad un polí­ del Laboratorio 1BM en Zurich.
mero líquido hacia las cavidades blanda PDMS generan pequeños Con tan sutil ingenio se detectan
IMPRESIÓN POR MICROCONTACTO situadas entre la matriz y la su­ errores en el esquema replicado y las minúsculas corrientes que se
perficie. El polímero se solidifica un desajuste entre ese esquema y establecen entre la punta del mi­
Q La matriz PDMS se entinta con una solución compuesta Q Los tioles forman una monocapa autoensamblada sobre la cualesquiera esquemas subyacentes
luego según el esquema deseado. croscopio y la muestra observada,
de tioles, moléculas orgánicas; después se comprime superficie de oro en la que se reproduce el esquema de la fabricados previamente. Por pe­
Con esta técnica pueden replicarse permitiendo "ver" substancias a es­
contra una fina capa de oro depositada sobre una placa matriz, con dimensiones de 50 nanómetros. queñas que sean las distorsiones o
estructuras menores de 10 nanó­ cala de átomos individuales. El
de silicio. metros. Resulta idónea para pro­ desajustes, se bastan para estropear éxito del STM condujo a desarro­
ducir dispositivos ópticos en sub- un dispositivo multicapa nanoe- llar otras sondas de exploración,
longitudes de onda, guiaondas y lectrónico. De ahí que la litografía entre ellas el microscopio de fuerza
polarizadores ópticos, todos ellos blanda no sea muy adecuada para atómica (AFM). El principio de
susceptibles de aplicación en re­ la fabricación de estructuras con funcionamiento del AFM es simi­
des de fibra óptica y quizás en múltiples capas que han de api­ lar al de un viejo fonógrafo. Una
computadores ópticos. También pue­ larse unas sobre otras con preci­ diminuta sonda —una fibra o una
den hallar sitio en el campo de la sión absoluta. punta en forma de pirámide de dos
nanofluídica, ampliación de la mi- Se han encontrado, sin embargo, a 30 nanómetros de anchura— se
SUPERFICIE crofluídica en la que se producirían maneras de corregir —al menos en pone en contacto directo con la
DE ORO chips para investigaciones biQquí- parte— este inconveniente, utili­ muestra. La sonda está fijada al
TINTA DE TIOLES micas con canales de sólo algunos extremo de un brazo, que flexiona
zando una matriz rígida en lugar
nanómetros de anchura. A esa es­ de una elástica. En cierta técnica al desplazarse la punta por la su­
cala, la dinámica de fluidos podría litográfica de fotoimpresión auto­ perficie de la muestra. Para medir
MICROMOLDEO CAPILAR descubrir nuevos procedimientos mática por iluminación ultravio­ la deflexión, se refleja un haz de
POLÍMERO SOLIDIFICADO para separar fragmentos de ADN, leta, desarrollada por Grant Will- luz láser en la cara superior del
entre otros materiales. son, de la Universidad de Texas, brazo. El AFM es capaz de de­
se recurre a la fotolitografía para tectar variaciones menores que las
Estos métodos no requieren equi­
grabar un esquema en una placa dimensiones de la sonda en la to­
pos especializados. De hecho pue­
de cuarzo, obteniendo así un patrón pografía vertical de una superficie.
POLÍMERO LIQUIDO den desarrollarse de modo manual
rígido en bajorrelieve. Willson su­ Pero las sondas de barrido sir­
en un laboratorio ordinario. La fo­
primió la etapa de construir una ven para mucho más que para la
tolitografía tradicional exige una
matriz PDMS a partir del patrón; simple observación del mundo ató­
instalación en sala blanca, exenta
en su caso es el propio patrón el mico: también valen para crear na­
de polvo y suciedad; una partícula
que se comprime contra una fina noestructuras. La punta del AFM
de polvo posada sobre la máscara
película de polímero líquido, que mueve nanopartículas a través de
producirá una mancha intolerable
rellena las cavidades del patrón. A superficies y las ordena según es­
O La matriz de PDMS se coloca sobre una © El polímero se solidifica según en el esquema y podrá originar
continuación, se expone el patrón quemas. También puede utilizarse
superficie dura; un polímero líquido asciende el esquema deseado, que puede el fallo del dispositivo fabricado
a la luz ultravioleta; ésta solidi­ para hacer incisiones en una su­
hacia las cavidades existentes entre la contener dimensiones menores (y a veces de los que le rodean).
fica el polímero para crear la ré­ perficie (o más corrientemente en
superficie y la matriz. de 10 nanómetros. La litografía blanda suele ser más
plica deseada. Debemos a Stephen las películas monocapa de átomos
tolerante por la elasticidad de la

40 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 41


tal empieza a ceder y estirarse, dis­ guno puede conseguir nanoestruc- y Phaedon Avourist; INVESTIGA­ entre sí a la par que crecen hasta
LITOGRAFÍA DE PLUMA BAÑADA minuyendo el diámetro del hilo.
A medida que se separan los dos
turas de cualquier material con co­
modidad, rapidez y a bajo coste. Por
CIÓN Y CIENCIA, febrero de 2001]. el tamaño deseado. Para aislar unas
El área de investigación más ac­ de otras las partículas en creci­
extremos, el hilo se adelgaza más ello los investigadores se interesan tiva en puntos cuánticos fue el la­ miento, la reacción se realiza en
BRAZO DEL AFM
y más hasta que, en el preciso ins­ cada vez más por los procesos as­ boratorio de Louis Brus (por en­ presencia de moléculas orgánicas
PUNTA _ ^ ^ » tante anterior a la ruptura, hay un cendentes (de abajo arriba), que tonces en los laboratorios Bell), que actúen como surfactantes, re­
DELAFM.^ ■i^í©
solo átomo en el diámetro del punto parten de los átomos o moléculas continuando su desarrollo A. Paúl vistiendo la superficie de cada partí­
GOTA DE AGUA más estrecho. El proceso de adel­ y llegan a construir nanoestructu- Alivisatos, de la Universidad de cula de seleniuro de cadmio a me­
gazamiento del hilo hasta la unión ras. Estos métodos pueden obtener California en Berkeley, y Moungi dida que crece. Estas moléculas
SUPERFICIE de ruptura se detecta midiendo la fácilmente las nanoestructuras más Bawendi, del Instituto de Tecno­ orgánicas evitan el amontonamiento
DE ORO
corriente que pasa por el hilo. pequeñas —de dimensiones entre logía de Massachusetts, entre otros. de los cristales y regulan su velo­
Cuando éste es suficientemente del­ 2 y 10 nanómetros— de una ma­ Los puntos cuánticos son cristales cidad de crecimiento. La geometría
gado, la corriente sólo circula en nera económica. Pero tales estruc­ que contienen unos pocos cientos de las partículas puede controlarse
cantidades discretas (es decir, está turas suelen generarse como par­ de átomos nada más. Como los hasta cierto punto mezclando molé­
cuantificada). tículas simples en suspensión o electrones de un punto cuántico culas orgánicas en diferentes pro­
LA PUNTA PIRAMIDAL
La unión de ruptura es compa­ depositadas en superficies, más que están confinados en niveles de porciones. La reacción puede ge­
de un microscopio de
rable a dos puntas STM enfrenta­ como esquemas de diseño interco- energía muy separados, el punto nerar partículas de formas diversas,
fuerza atómica (AFM) está
das. La corriente que por ella cir­ nectados. emite sólo una longitud de onda como esferas, varillas y tetrápodos
recubierta por una fina capa al ser excitado. Esta propiedad da (partículas de cuatro brazos).
cula se rige por reglas físicas Dos de los principales métodos
de moléculas de tiol. Entre la utilidad al punto cuántico como
similares. Mark Reed, de la Uni­ ascendentes se aplican a la obten­ Importa sintetizar puntos cuánti­
punta del microscopio y la super­ marcador biológico.
versidad de Yale, ha introducido ción de nanotubos y puntos cuánti­ cos de dimensiones y composición
ficie de oro se condensa una minús­
una aplicación innovadora de la cos. Los primeros son largos tubos Un procedimiento utilizado para uniformes, puesto que el tamaño
cula gota de agua. Los tioles emigran de la MONOCAPA unión de ruptura. Consiste en un cilindricos de carbono construidos obtener puntos cuánticos implica del punto determina sus propieda­
punta a la superficie, formando allí una mono- AUTOENSAMBLADA
dispositivo que permite romper una por un proceso de crecimiento ca­ una reacción química entre un ion des electrónicas, magnéticas y óp­
capa autoensamblada.
unión delgada en condiciones con­ talítico en el que se vierte, a es­ matálico (cadmio, por ejemplo) y ticas. Se puede seleccionar el ta­
troladas y volver a unir después cala nanométrica, metal fundido una molécula que sea capaz de do­ maño de las partículas variando el
los extremos rotos, o bien mante­ (generalmente hierro) como catali­ nar un ion de selenio. Esta reac­ tiempo que dura la reacción. El re­
nerlos a una separación fija cons­ zador [véase "Introducción de los ción genera cristales de seleniuro vestimiento orgánico ayuda tam­
o moléculas que recubren esa su­ través de la superficie. La gota de tante, con precisión de milésimas nanotubos en el dominio de la de cadmio. El truco consiste en im­ bién a fijar el tamaño. Cuando la
perficie). De modo similar, si se agua actúa a manera de puente por de nanómetro. Ajustando la dis­ electrónica", de Philip G. Collins pedir que los cristales se adhieran nanopartícula es minúscula (en la
aumentan las corrientes que salen donde las moléculas de tiol emi­ tancia de separación en presencia
de la punta AFM, el microscopio gran de la punta a la superficie de la molécula orgánica que unía
se convierte en un minúsculo ge­ del oro y se quedan allí fijas. Se esas extremidades, Reed pudo me­
nerador de haz electrónico, apto ha aplicado este procedimiento para dir la corriente que atravesaba el
para grabar esquemas a escala na- grabar líneas de muy pocos nanó- puente orgánico. El experimento Nanofabricación: comparación de métodos
nométrica. Además, esa punta puede metros. significó un paso importante en el
desplazar los átomos uno a uno desarrollo de técnicas que utilizan Hay una serie de métodos en desarrollo para construir estructuras menores
Aunque la litografía de pluma de 100 nanómetros. Resumimos aquí las ventajas y desventajas de cuatro de ellos.
sobre una superficie de suerte que moléculas orgánicas aisladas como
bañada sea un tanto lenta, puede
formen anillos e hilos de un solo dispositivos electrónicos (diodos y
utilizar como "tinta" muchos tipos
átomo de anchura. transistores) [véase "Computación Fotolitografía Litografía blanda
diferentes de moléculas. Aporta así
molecular" de Mark A. Reed y Ja­ Ventajas: La industria electrónica está familiarizada con Ventajas: Este método permite reproducir con muy bajo
Un curioso método nuevo de fa­ una gran flexibilidad química a la
mes M. Tour; INVESTIGACIÓN Y esta técnica, empleada ya en la fabricación de coste esquemas creados por litografía de haz electró­
bricación por sonda de barrido es grabación en escala nanométrica.
CIENCIA, agosto de 2000]. microchips. Es posible modificar la técnica para producir nico u otras técnicas afines. La litografía blanda no re­
la litografía de pluma bañada, de­ Todavía no se ha determinado cuá­
les serían las aplicaciones óptimas estructuras nanométricas por medio de haces electróni­ quiere equipos especiales y puede realizarse manual­
sarrollada por Chad Mirkin, de la
de esta técnica, pero una de ellas cos, rayos X o luz del ultravioleta extremo. mente en un laboratorio ordinario.
Universidad del Noroeste. Esta téc­ De arriba abajo
podría consistir en ejecutar modi­ Desventajas: Las modificaciones necesarias, amén de Desventajas: No es una técnica ideal para fabricar
nica recuerda la escritura con pluma y de abajo arriba
ficaciones precisas de diseños de costosas, resultan muy difíciles desde el punto de vista las estructuras multicapa de los dispositivos electró­
de ganso: la punta del AFM se re­
circuitos. Mirkin acaba de demos­ técnico. Configurar estructuras por haces electrónicas nicos. Los investigadores tratan de superar este
cubre con una delgada película de
moléculas de tiol, que, aunque in-
solubles en agua, reaccionan con
trar que esta clase de litografía
permite grabar directamente sobre
T odas las formas de litografía
examinadas hasta ahora se con­
sideran métodos descendentes (de
es oneroso y lento. Los rayos X y la luz del ultravioleta
extremo pueden dañar al equipo utilizado en el proceso.
inconveniente, pero queda por ver si tendrán éxito
en su labor.

una superficie de oro (el mismo el silicio utilizando una variante arriba abajo), es decir, se empieza
proceso químico de la impresión de la tinta. por un esquema generado a escala Métodos por sonda exploradora Métodos ascendentes
por microcontacto). Cuando el ins­ mayor y sus dimensiones laterales Ventajas: El microscopio de barrido por efecto túnel y el Ventajas: Mediante reacciones químicas
Una técnica interesante, empa­
trumento se coloca en una atmós­ se reducen (a menudo por un fac­ microscopio de fuerza atómica pueden mover nanopartí- cuidadosamente controladas, es posible ensamblar áto­
rentada con las anteriores, se sirve
fera donde existe una elevada con­ tor de 10) antes de grabar las na- culas una a una y ordenarlas según esquemas. Estos mos y moléculas de manera fácil y económica para for­
de otro tipo de nanoestructura, de­
centración de vapor de agua, se noestructuras. Es preciso trabajar instrumentos permiten construir anillos e hilos de un solo mar estructuras de mínimo tamaño, entre dos y 10 nanó­
nominado unión de ruptura. Si de
condensa una diminuta gota de agua así para la fabricación de disposi­ átomo de anchura. metros.
un fuerte tirón se parte en dos tro­
entre la superficie de oro y la punta zos un hilo metálico fino y dúc­ tivos electrónicos como los mi- Desventajas: Los métodos son demasiado lentos para Desventajas: Estos métodos no permiten producir es­
del microscopio. La tensión su­ til, el proceso parece brusco a los crochips, cuyas funciones depen­ la producción industrial. Las aplicaciones de los micros­ quemas de diseño, interconectados, y por tanto no son
perficial mantiene la punta a una ojos humanos, pero en realidad re­ den más de los esquemas que de copios probablemente se limitarán a la fabricación de muy adecuados para construir dispositivos electrónicos
distancia fija del oro, distancia que corre una secuencia compleja. Al las dimensiones. Pero ningún méto­ dispositivos especializados. como los microchips.
no varía al moverse la punta a aplicar la fuerza disyuntora, el me­ do descendente es la panacea; nin-

42 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 43


escala de las moléculas), el reves­ de densidad ultraelevada. Los co­ que es posible construir una na-
ENSAMBLAJE DEL PUNTO CUÁNTICO timiento orgánico se halla holga­ loides del equipo IBM contienen nomáquina primitiva con un mo­
do y puede crecer más; al aumen­ nanopartículas magnéticas de tres tor biológico. Montemagno extrajo
tar la partícula, las moléculas nanómetros solamente, cada una de una proteína de motor giratorio de
Los cristales llamados puntos cuánticos solamente orgánicas se aglomeran. Existe un ellas compuesta de unos 1000 áto­ una célula biológica y la conectó
contienen unos pocos cientos de átomos y emiten luz tamaño de partículas óptimo que mos de hierro y de platino. Cuando a una varilla metálica (un cilindro
en diferentes longitudes de onda, dependiendo permite el empaquetado más esta­ se extiende el coloide sobre una de 750 nanómetros de largo y 150
de su tamaño. Pueden ser útiles como marcadores ble de las moléculas orgánicas y superficie y se deja evaporar el di­ de ancho que había sido fabricado
biológicos de la actividad celular proporciona, por tanto, la máxima solvente, las nanopartículas crista­ por litografía). El motor giratorio,
estabilización para las superficies lizan en redes de dos o tres di­ de sólo 11 nanómetros de alto, es­
de los cristales. mensiones. Los estudios iniciales taba alimentado por trifosfato de
Una reacción química
agrupa los iones cadmio
*. 4 T* Las nanopartículas de seleniuro
de cadmio prometen conseguir al­
indican que estas redes tendrían
capacidad de almacenar del orden
adenosina (ATP), la fuente de
energía química de las células, y
(púrpura), iones de selenio del billón de bits de datos por se demostró capaz de hacer girar
gunos de los primeros productos
(verde) y las moléculas centímetro cuadrado, o sea, de 10 la varilla a ocho revoluciones por
comerciales. Quantum Dot Corpo-
orgánicas (esferas rojas a 100 veces más que los actuales minuto. Como muy poco, esta in­
ration ha venido desarrollando es­
con cola azul). dispositiyos ^de memoria. vestigación estimula los esfuerzos
tos cristales para utilizarlos como
etiquetas biológicas. Los investi­ para fabricar nanoestructuras fun­
K gadores pueden fijar puntos cuán­
ticos para marcar proteínas y áci­
dos nucleicos; así, al iluminar una
El futuro
de la nanofabricación
cionales, demostrando la viabilidad
de tales estructuras.
El desarrollo de la nanotécnica
muestra con luz ultravioleta, los
cristales se tornarán fluorescentes
para una determinada longitud de
L as nanoestructuras encierran tal dependerá de que haya nanoes­
interés, que se están exami­ tructuras disponibles. La invención
nando todas las técnicas de fabri­ del STM y el ATM ha aportado • AVANCES EN SEMICONDUCTORES
onda y revelarán dónde se ubican DE ARSENIURO DE GALIO,
cación plausibles. Si bien son fí­ nuevos instrumentos para repre­ Maro H. Brodsky
las proteínas etiquetadas. Numero­ sicos y químicos los que asumen sentar, caracterizar y manipular
Q Las moléculas orgánicas
sas moléculas orgánicas son tam­ la mayor parte del trabajo, tam­ esas estructuras; se trata ahora de • ELECTRONES BALÍSTICOS
actúan como surfactantes, EN SEMICONDUCTORES,
bién fluorescentes, pero los pun­ bién los biólogos pueden hacer saber construirlas bajo pedido y
adhiriéndose a la superfi­ Mordehai Heiblum
tos cuánticos poseen varias ventajas aportaciones destacadas. El tama­ diseñarlas para que realicen fun­
cie del cristal de seleniuro y Lester F. Eastman
más en ese ámbito. La primera es ño de una célula (ya sea de mamí­ ciones nuevas y útiles. La impor­
de cadmio a medida que
que el color de la fluorescencia feros o de bacterias) es bastante tancia de las aplicaciones electró­ • EL DISPOSITIVO DE EFECTO
crece éste.
puede ajustarse a voluntad con sólo grande en la escala de nanoestruc­ nicas ha tendido a concentrar la CUÁNTICO, ¿TRANSISTOR
cambiar el tamaño de la partícula: turas: la bacteria típica tiene apro­ atención en nanodispositivos sus­ DEL MAÑANA?, RobertT. Bate
cuanto mayor sea ésta, más se des­ ximadamente 1000 nanómetros de ceptibles de incorporarse a futu­ • EL EFECTO HALL CUÁNTICO,
plazará hacia el extremo rojo del largo, y las células de mamíferos ros circuitos integrados. Y por se­ Klaus von Klitzing
@ Cuando el cristal alcanza espectro la luz emitida. La segunda, son todavía mayores. Pero hay es­ rias razones técnicas, la industria • APLICACIONES
su tamaño máximo, las si todos los puntos son de igual tructuras mucho menores en el in- ' electrónica hace hincapié en mé­ DEL EFECTO HALL CUÁNTICO,
moléculas orgánicas recubren tamaño, presentarán un espectro tenor de las células, de asombrosa todos que son una ampliación de Bertrand I. Halperin
su superficie como un restringido de fluorescencia: emi­ complejidad muchas de ellas. Com­ los actualmente utilizados para fa­
tirán, pues, un color muy puro. El pete al ribosoma, por ejemplo, rea­ bricar microchips. • CUASICRISTALES, David R. Nelson
empaquetamiento
estable. interés de esta partícula radica en lizar una de las principales fun­ • ESTRUCTURA
Los nuevos modos de enfocar la
que posibilita el empleo de partí­ ciones celulares: la síntesis de nanofabricación sólo difieren de los DE LOS CUASICRISTALES,
culas de diverso tamaño para con­ proteínas a partir de aminoácidos, tradicionales en que no son he­ Peter W. Stephens y Alan I. Goldman
vertirlas en marcadores distintivos. utilizando como molde el ARN rencia de los desarrollados para • VIDRIOS DE ESPINES,
La tercera, que la fluorescencia de mensajero. La complejidad de es­ dispositivos microelectrónicos. Fí­ Daniel L. Stein
los puntos cuánticos no se desva­ te proyecto de construcción mole­ sicos, químicos y biólogos están
nece al exponerse a la luz ultra­ • SUPERCONDUCTORES
cular sobrepasa ampliamente la de aceptando con prontitud estas téc­ ALLENDE EL 1-2-3, Robert J. Cava
violeta, como sucede con la de las las técnicas creadas por el hom­ nicas como las vías más apropia­
moléculas orgánicas. Los puntos bre. Otro ejemplo son los motores das para construir diversos tipos • PEROVSKITAS, Robert M. Hazen
cuánticos utilizados como coloran­ rotatorios de los flagelos bacteria­ de nanoestructuras destinadas a la • TRANSICIONES DE FASE
tes en la investigación biológica nos, que propulsan eficazmente los investigación. Y los nuevos mé­ EN LAS PEROVSKITAS,
admiten períodos de observación organismos unicelulares. Juan Bartolomé Sanjoaquín
todos hasta pueden servir de su­
de la duración que convenga. y Rafael Navarro Linares
No está claro si serán útiles las plemento a los procesos habituales
Se explora también la posibili­ "nanomáquinas" extraídas de las —fotolitografía, litografía de haz • MICROAGREGADOS,
células. Su aplicación a la electró­ electrónico y técnicas afines—, tam­ Michael A. Duncan
dad de construir estructuras a par­
y Dennis H. Rouvray
tir de coloides (nanopartículas en nica será probablemente muy li­ bién para aplicaciones en electró­
suspensión). Christopher Murray y mitada, pero quizá proporcionen nica. El molde que encerraba la • PROPIEDADES DE LOS
un equipo del Centro de Investi­ instrumentos valiosos para la sín­ microelectrónica se ha roto. Las MICROAGREGADOS METÁLICOS,
gación Thomas J. Watson de IBM tesis química y dispositivos sen­ ideas y sugerencias para nanofa­ M. Pilar Iñiguez y Julio A. Alonso
estudian la aplicación de coloides sores. Los trabajos recientes de bricación llegan por muchos ca­ • FULLERENOS,
para la creación de un medio des­ Cario Montemagno, de Ja Univer­ minos, en una maravillosa con­ Robert F. Curl y Richard F. Smalley
tinado al almacenamiento de datos sidad de Cornell, han demostrado currencia de descubrimientos.

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 45


Leyes
nanoescalares
Hay sitio sobrado para innovaciones prácticas nanoescalares.
Pero antes será necesario comprender las leyes físicas
que rigen la materia a escala nanométrica

Michael Roukes

E
n diciembre de 1959, Ri­ espectro de campos científicos o dimentario. No estamos, ni de le­
chard Feynman, futuro pre­ técnicos hoy sólidamente estable­ jos, en situación de lanzar al co­
mio Nobel, dictó una lec­ cidos, entre ellos, la fabricación mercio nanosistemas producidos en
ción profética, titulada mediante haces electrónicos o ióni­ masa, nanodispositivos integrados
There 's Plenty of Room at the Bot- cos, la epitaxia por haces mole­ multicomponentes que ofrezcan la
tom ("Queda mucho sitio por de­ culares, la litografía por nanoim- complejidad y el repertorio de fun­
bajo"). La ocasión: un congreso de presión, la microscopía electrónica ciones que los microcircuitos mo­
la Sociedad Americana de Física, de proyección, la manipulación de dernos proporcionan sin dificultad.
celebrado en el Instituto de Tec­ átomos individuales, la electrónica Se trata también de una cuestión
nología de California, a la sazón de efecto cuántico, la electrónica de científica fundamental. Hay clara
hogar intelectual de Feynman y que espín (también llamada espintró- conciencia de que estamos apenas
es ahora el mío. Aunque Feynman nica) y los sistemas microelectro- comenzando a adquirir el conoci­ recta de la mecánica cuántica per­ 1. ESTOS RESONADORES nanoelectromecánicos y otros dispositivos na-
no tenía tal intención, aquellas 7000 mecánicos (SMEM). En la lección miento detallado que constituirá el mita comprenderla (aunque sus le­ notécnicos novedosos están permitiendo descubrir las leyes físicas que rigen
palabras suyas señalaron un hito sobresalió, junto a tan lúcida pro­ alma de la nanotecnica futura. Esta yes fundamentales sigan vigektes). las propiedades singulares de la materia en la mesoescala.
definitorio en nanotecnica, mucho fundidad de miras, la "magia" que nueva disciplina se ocupa de las Por otra parte, tales sistemas no
antes de que el prefijo "nano" aso­ Feynman aportaba a cuanto apli­ propiedades y el comportamiento son tan grandes que se encuentren
mase por el horizonte. caba su intelecto privilegiado. de agregados de átomos y molé­ del todo a salvo de efectos cuán­ el éxito, por no mencionar la re- bastante tiempo el preferido en la
"Quiero referirme", dijo Feynman, Asistimos hoy a una especie de culas, a una escala insuficiente para ticos; no se atienen, pues, sin más, productibilidad, al descender al construcción de dispositivos com­
"al problema de la manipulación "fiebre del oro" nanotecnica. La considerarla macroscópica, pero sí a las leyes clásicas que rigen el régimen nanométrico monodígito plejos.
y control de cosas a pequeña es­ mayoría de las principales agen­ muy distante de lo microscópico. macromundo. Es precisamente en resulta problemático. Se están uti­ Las dificultades para abordar la
cala... Lo que he demostrado es cias de financiación de ciencia o Es el dominio de la mesoescala, este dominio intermedio, el meso- lizando también técnicas ascen­ mesoescala, sea desde arriba o desde
que hay lugar para ello, que es ingeniería han anunciado su pro­ y hasta que lo comprendamos, difí­ mundo, donde surgen propiedades dentes para lograr que los átomos abajo, dan fe de un problema fí­
posible disminuir de forma prác­ pio envite en este campo. Investi­ cil va a ser la realización de dispo­ imprevistas de los sistemas colec­ se ensamblen por sí mismos. sico básico. Últimamente, la esen­
tica el tamaño de las cosas. Ahora gadores e instituciones se han lan­ sitivos prácticos. tivos. Ahora bien, el advenimiento del cia de la lección de Feynman pa­
quiero mostrar que hay sitio de zado a la carrera para reclamar una Los ingenieros preparan sin di­ Los investigadores están apro­ autoensamblaje preprogramado de rece estar sirviendo de autorización
sobra. No voy a ocuparme del modo parte del pastel. Pero, seamos hon­ ficultad estructuras a una escala de ximándose a esta frontera transi- sistemas arbitrariamente grandes para el laissez faire en nanotec­
en que vamos a hacerlo, sino sólo rados, con éxito muy magro. uno a varios centenares de nanó- cional por métodos de fabricación —de complejidad comparable a la nica. Pero Feynman jamás afirmó
de que es, en principio, posible... Hemos empezado apenas a dar metros; estructuras pequeñas, en complementarios: "de arriba abajo" que a diario se integra en la mi- que "todo vale" a nanoescala. Ya
No lo estamos haciendo, sencilla­ los primeros pasos hacia aquella efecto, pero mucho mayores que y "de abajo arriba." Los avances croelectrónica, en los SMEM y en advirtió, por ejemplo, que el acto
mente, porque todavía no nos he­ grandiosa visión suya de ensam­ meras moléculas. La materia, a esta en las técnicas de nanofabricación la naturaleza— no se observa por mismo de tratar de "ir colocando
mos puesto a ello." blar, átomo a átomo, máquinas o mesoescala, no es sencilla de ex­ descendente, como la litografía por ningún punto del horizonte. Da la los átomos uno a uno, según nos
En aquella conferencia, pronun­ circuitos complejos. Lo que hoy plorar. Contiene demasiados áto­ haces electrónicos, permiten preci­ impresión de que el método des­ haga falta" está sujeto a princi­
ciada hace 42 años, anticipaba un por hoy es factible resulta muy ru­ mos para que una aplicación di- siones a escala cuasiatómica, pero cendente seguirá siendo durante pios fundamentales: "No es posi-

46 INVESTIGACIÓN Y CIP.NCTA, noviembre, 2001 INVKSTÍGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 47


tra mala fortuna, la que sería lla­ en la zona de estricción, cuya an­ de los Laboratorios Bell, fabricar
IEI autor mada "nanotécnica" era sólo uno chura hacía variar sistemáticamente. el primer transistor monoelectró-
de los muchos temas que le intri­ El grupo esperaba hallar sólo su­ nico El efecto de carga monoe­
MICHAEL ROUKES, profesor de fí­
sica en el Instituto de Tecnología de gaban. De hecho, no perseveró en tiles efectos de conductancia su­ lectrónica observado por ellos, hoy
California, dirige un grupo de estu­ él, y sólo volvió a tocarlo en 1983, perpuestos a una respuesta basal denominado "efecto de bloqueo cu­
dio de sistemas nanoescalares que per­ cuando ofreció en el Laboratorio suave, sin grandes variaciones. En lombiano", se ha visto desde en­
sigue la mejora, en miles de millo­ de Propulsión a Chorro una ver­ lugar de eso apareció una pauta muy
nes de veces, de la calorimetría. Con
tonces en una amplia gama de es­
sión resumida de su conferencia. pronunciada, en escalones, hoy ca­ tructuras. Conforme se va reduciendo
ello se abriría la puerta a la obser­
vación del intercambio de cuantos ca­ racterística. Esa misma noche, aná­ el tamaño de los dispositivos ex­
loríficos al enfriarse los nanodisposi- Vigencia de nuevas leyes lisis ulteriores revelaron que los perimentales, el bloqueo culom­
tivos. Su equipo busca, asimismo, peldaños se presentaban a interva­ biano pierde su carácter de ex­
aumentar, en un trillón de veces, la los precisos y regulares.
sensibilidad de las imágenes obteni­
das por resonancia magnética, que per­
mitiría la representación de biomolé-
E n 1959, y lo mismo en 1983,
la imagen física completa de
la nanoescala distaba de estar clara.
David Wharam y Michael Pep-
per, de la Universidad de Cambrid­
cepción para convertirse en regla
en los dispositivos nanoescalares
débilmente acoplados. Así se ob­
culas complejas con resolución atómica Sigue sin estarlo. Es mucho y exó­ ge, observaron resultados pareci­ serva sobre todo en experimentos
tridimensional. tico el territorio pendiente de ex­ dos. Estos dos descubrimientos donde se hacen pasar corrientes
ploración. A medida que nos aden­ constituyeron las primeras demos­ eléctricas a través de moléculas in­
tremos en él, iremos descubriendo traciones sólidas de la cuantiza- dividuales. Estas moléculas pueden
ble colocarlos de modos química­ numerosos fenómenos que será ne­ ción de la conductancia eléctrica. actuar como islotes culombianos en
mente inestables, por ejemplo"'. Y, cesario comprender antes de que Se trata de una propiedad básica virtud de su débil acoplamiento a
en efecto, los microscopios de sonda la nanotécnica coseche su primer de los conductores pequeños, que los electrodos conducentes de vuelta
de barrido están capacitados para fruto. Los dos últimos decenios han se produce cuando las propiedades al macromundo. Uno de los retos
mover átomos de un lugar a otro sido testigos de la elucidación de ondulomorfas de los electrones se importantes en el nuevo campo de
sobre una superficie debidamente principios físicos fundamentales y mantienen coherentemente desde la la electrónica molecular estriba en
preparada, pero tal capacidad no enteramente nuevos que gobiernan "fuente" al "drenador" —desde el aplicar dicho efecto para obtener
confiere la facultad de construir a el comportamiento en la mesoes- punto de ingreso al de egreso— acoplamientos robustos y reprodu-
capricho ensamblajes complejos. cala. Veamos tres ejemplos im­ de un dispositivo nanoelectrónico. cibles a moléculas pequeñas.
Lo conseguido hasta ahora, aun­ portantes. Feynman ya pronosticó, en parte, Tal era en 1990 el telón de fondo.
que impresionante, es todavía bas­ En otoño de 1987, Bart J. van tan peculiar comportamiento: "He 2. ESTE PUENTE NANOESCALAR permitió a físicos del Caltech observar la Me encontraba yo por entonces en
tante limitado. Acabaremos desa­ Wees, doctorando de la Universi­ reflexionado acerca de algunos de cuantización de la conductancia térmica, un límite fundamental del flujo ca­ Bell Communications Research, es­
rrollando operatorias que faciliten dad Politécnica de Delft, y Henk los problemas de la construcción lorífico en objetos diminutos. Cuatro huecos (en negro) excavados en una tudiando el transporte de electrones
la formación de enlaces atómicos van Houten, de los Laboratorios de circuitos eléctricos a escala pe­ membrana de nitruro de silicio definían un depósito térmico aislado (cuadrado en semiconductores mesoscópicos.
individuales bajo condiciones más de Investigación de Philips, hallá­ queña, y el problema de la resis­ central verde), sostenido por cuatro puentes muy estrechos. Un transductor En un proyecto paralelo, Larry
generales. Sin embargo, conforme banse estudiando el flujo de una tencia es serio...". Pero los descu­ de oro (amarillo) calentaba eléctricamente este depósito; el otro medía su Schiavone y Axel Scherer, colegas
vayamos tratando de ensamblar re­ corriente eléctrica por "contactos brimientos experimentales hacían temperatura. Unas delgadas películas superconductoras (azul), tendidas sobre míos, y yo, empezamos conjunta­
des más complejas de tales enla­ punto-cuánticos". Consisten éstos en notar algo verdaderamente nuevo los puentes, que no transmitían el calor, conectaban los transductores a ins­ mente a desarrollar técnicas que
ces, empezarán a influir unas so­ estrechas pistas conductoras ins­ y fundamental, a saber, que la trumentación externa. El depósito sólo se podía enfriar a través de los puen­ —esperábamos— contribuyeran a
bre otras en modos que aún no critas en un material semiconduc­ mecánica cuántica puede gobernar tes de nitruro de silicio, que eran tan estrechos que sólo dejaban pasar las elucidar la naturaleza cuántica del
comprendemos, y que, por ende, tor por donde se ven obligados a el comportamiento de los disposi­ ondas caloríficas de mínima energía. flujo del calor. El trabajo requería
se escapan a nuestro control. fluir los electrones. Ya tarde, una no­ tivos eléctricos pequeños. nanoestructuras mucho más refi­
Feynman exponía sus profundas che, Leo Kouwenhoen, uno de los En 1957 las manifestaciones di­ nadas y complejas que los dispo­
lucubraciones con un característico alumnos que ayudaban a van Wees, rectas de la mecánica cuántica en xander Zorin, y un estudiante, Omi- Tales consideraciones están ad­ sitivos planares utilizados en la
estilo informal y festivo. Para nues­ estaba midiendo la conductancia tales dispositivos fueron previstas tri Averin. Estos investigadores quiriendo cada vez mayor impor­ investigación de la electrónica me-
ya en IBM por Rolf Landauer, pre­ previeron la posibilidad de con­ tancia técnica. Los pronósticos de soscópica. Nos hacían falta dispo­
cursor de muchas ideas sobre elec­ trolar el movimiento de electrones Guía Internacional sobre Técnica sitivos en suspensión libre, estruc­
trónica nanoescalar y sobre física individuales que ingresaran o egre­ de Semiconductores, preparados turas que poseyeran pleno relieve
Resumen!Nanofísica de la computación. Pero hasta me­
diados de los años ochenta el con­
saran de un "islote de Coulomb"
(en sustancia, un conductor débil­
por equipos de previsión a largo tridimensional. ¡Bendita ignoran­
cia! No tenía ni idea de que los
plazo en la industria, indican que,
■ Los dispositivos nanofísicos, mucho menor trol sobre los materiales y la na- mente acoplado al resto de un na- hacia 2014, el tamaño del rasgo experimentos iban a ser tan in­
macroscópicos, pero mayores que las moléculas, existen en un nofabricación no empezaron a nocircuito). Tal fenómeno podría trincados, que su realización exi­
más pequeño de los transistores in­
dominio peculiar —la mesoescala—, donde las propiedades permitir en el laboratorio el acce­ giría casi diez años.
servir de base para un dispositivo tegrados en los microcircuitos in­
de la materia están regidas por una combinación compleja y rica
de física clásica y de mecánica cuántica.
so a este régimen. Los descubri­ inédito, el transistor monoelectró- formáticos se reducirá a unos 20 Los primeros pasos de impor­
n No será posible construir nanodispositivos fiables u óptimos mientras mientos de 1987 fueron heraldos nico. Los efectos físicos que apa­ nanómetros. En esta dimensión, en tancia se dieron al poco de trasla­
no acaben de entenderse los fenómenos físicos prevalecientes del apogeo de la "mesoscopía." recen al situar un electrón solita­ cada operación de conmutación in­ darme al Caltech en 1992, en una
a mesoescala. Un segundo e importante ejem­ rio en un islote culombiano se tervendrá sólo una carga equiva­ colaboración con John Worlock, de
e La investigación científica está descubriendo las leyes de la meso- plo de ley de mesoescala, des­ tornan cada vez más robustos con­ lente a unos ocho electrones. Re­ la Universidad de Utah, y dos su­
escala construyendo sistemas atómicos complejos y poco habituales, cubierto no ha mucho, y que ha forme se va reduciendo el tamaño sultará determinante que los diseños cesivos becarios posdoctorales de
y midiendo en ellos su intrigante comportamiento. conducido a una nanotécnica inci­ del islote. En dispositivos muy pe­ presten atención a los efectos de mi grupo. Thomas Tighe desarrolló
'.■ Cuando se descubran y comprendan las leyes científicas subyacen­ piente, fue postulado en 1985 por queños, estos efectos de trans­ cargas electrónicas individuales. los métodos y dispositivos que ge­
tes a la nanotécnica, podrá llevarse a la práctica la visión anticipa- ferencia monoelectrónica de car­
Konstantin Likharev, de la Uni­ En 1987, los progresos en na- neraron las primeras mediciones di­
dora de Richard Feynman: que la naturaleza ha dejado en el nano- ga podrían dominar el flujo de
mundo sitio sobrado para crear dispositivos prácticos. versidad estatal de Moscú, que tra­ nofabricación permitieron a Theo- rectas del flujo calorífico en na­
bajaba con un posdoctorado, Ale- corriente. dore A. Fulton y Gerald J. Dolan, noestructuras. Keith Schwab revisó,

INVCSTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 49


cuencias de reloj de los micro- Parte de mi investigación ambi­ nico asignan un "ruido basal" por portancia en hospitales, plantas de
PASO A PASO procesadores, el problema de la re­
frigeración de los microcircuitos
ciona poner pequeños dispositivos debajo del cual resulta cada vez manufactura, aviones y demás. Re­
mecánicos al servicio de aplicacio­ más difícil discernir las señales. sulta sumamente atractiva la idea
para evitar el fallo total del sis­ nes de detección y telemetría. Las En la práctica, los dispositivos na­ de contar con dispositivos ultradi-
LA CUANTIZACION DE LA CONDUCTANCIA ELÉCTRICA tema cobra proporciones monu­ estructuras nanoescalares ofrecen nomecánicos se excitan de forma minutos que vayan drenando con
mentales. Este problema se exa­ posibilidades revolucionarias; cuan­ óptima por señales de mil a un extrema lentitud sus fuentes de ali­
En 1987, el equipo encabezado cerbará en la nanotécnica. to menor es un dispositivo, tanto millón de veces mayores que este mentación, en particular si cuen­
por Bart J. van Wees, de la Feynman, que tuvo también en más alterables son sus propiedades umbral. Aun así, tales niveles son tan con suficiente potencia com-
Universidad Politécnica de Delft cuenta esta complejidad, afirmó: físicas. Pensemos en los detecto­ todavía de una millonésima a una putacional para funcionar de modo
y los Laboratorios de Investiga­ "Que giren en seco los cojinetes; res por resonancia, que suelen uti­ milmillonésima parte de la poten­ autónomo.
ción Philips, construyeron una es­ no se recalentarán, porque el calor
tructura inédita (microfotografíá) lizarse en la detección o telemetría cia utilizada en los transistores co­ Pero también en este caso tiene
escapa muy, muy rápidamente, de de masas. Las vibraciones de un munes. dos caras la moneda. Los regíme­
que revelaba una ley básica de
los circuitos de la nanotécnica. un dispositivo tan pequeño." Pero elemento diminuto, como las de un La ventaja futura, en algún po­ nes de consumo ultrabajo son to­
Sobre un sustrato semiconductor nuestros experimentos indican que pequeño fleje o voladizo, se ha­ sible sistema mecánico nanomé­ talmente ajenos a la electrónica de
(fondo de color oscuro) deposi­ la naturaleza es un poco más res­ llan en última instancia ligadas a trico de procesamiento de señal, o nuestros días. Los dispositivos na­
taron electrodos-puerta de oro GAS ELECTRÓNICO trictiva. El cuanto de conductan­ la masa de ese elemento, por lo
(SUBSUPERFICIAL) REGIÓN
en alguna computadora, es que un noescalares van a exigir sistemas
{zonas brillantes). En el seno cia térmica puede imponer límites que la adición de una minúscula millón de elementos nanomecáni­ con arquitecturas de nuevo cuño,
del sustrato, a unos 100 nanó- DE DEPLECION a la eficacia disipadora de calor cantidad de material extraño (la cos no disiparían, en promedio, compatibles con umbrales energé­
metros por debajo de su super­ PUERTA EN ORO B < B A J ° ^SUPERFICIE) en un dispositivo muy pequeño. Lo "muestra" sometida a ponderación) más allá de un microwatt. Tales ticos asombrosamente bajos. No es
ficie, se creó una lámina planar

A
que Feynman imaginaba sólo puede perturbará la frecuencia de reso­ sistemas de consumo ínfimo podrían probable que esta perspectiva sea
de portadores de carga, que re­
ser correcto si el ingeniero diseña nancia. Kamil Ekinci, de mi labo­ llevar a una amplia proliferación felizmente recibida por la indus­
cibe el nombre de gas electró­
nico bidimensional. Las puertas sus estructuras atendiendo a tales ratorio, ha demostrado que los dis­ y distribución de sensores ultra- tria de material informático, que
y el gas actuaban como las ar­ limitaciones. positivos nanoescalares pueden miniatura, "inteligentes" y baratos, ha efectuado abrumadoras inver­
maduras de un condensador. De los tres ejemplos anteriores alcanzar una sensibilidad tal, que capaces de supervisar sin cesar la siones en los dispositivos y pro­
~M BORDE resulta posible "pesar" átomos o
Al aplicar a las puertas una DEDEPLECI0N hemos de sacar una conclusión: totalidad de las funciones de im- cedimientos actuales. Una planta
FLUJO moléculas uno a uno.
tensión de polarización negativa, DE ELECTRONES estamos apenas empezando a des­ nueva de procesamiento de semi­
los electrones del gas situados A TRAVÉS DE LA ESTRICCIÓN velar las formas maravillosamente Pero la moneda tiene dos caras. conductores cuesta hoy más de un
bajo las puertas o alrededor de complejas y peculiares en que se Los átomos y moléculas de gas se millardo de euros, y es probable
su periferia eran compelidos a comportan los sistemas nanoesca- adsorben y desadsorben sin cesar que, para ser útil, hubiera que re-
desplazarse (situación representada en el diagrama). Al aumentar la lares. El descubrimiento de los de las superficies del dispositivo. equiparla. Aun así, estoy seguro
polarización negativa, el "contorno de depleción" se vuelve más pro­ cuantos de conductancia térmica de que las revolucionarias pers­
Si éste es macroscópico, la frac­
nunciado. Alcanzado cierto valor umbral, los portadores de carga de y eléctrica, con la observación del pectivas que ofrecen los dispositi­
cada lado de la estricción {entre los puntos A y B) llegaban a sepa­ ción de cambio de masa resultante
bloqueo culombiano, constituyen será despreciable. Ahora bien, tal vos nanoescalares acabarán impo­
rarse, y la conductancia a través del dispositivo era nula. Al invertir
el proceso desde el umbral, no se restauraba la conductancia de un auténticas discontinuidades, cor­ cambio sí puede resultar aprecia- niendo tales cambios.
modo suave y continuo, sino por saltos, produciéndose los pasos en tes abruptos en nuestro conoci­ ble para estructuras nanoescalares.
valores determinados por el doble del cuadrado de la carga del miento. Los gases que llegan a un detec­ Problemas
electrón dividida por la constante de Planck. Esta razón recibe el La cuantización de las conduc­ tor resonante pueden alterar alea­ monumentales
nombre de cuanto de conductancia eléctrica; indica que la corriente tancias eléctrica y térmica y los toriamente la frecuencia de reso­
eléctrica fluye en los nanocircuitos según tasas cuantizadas. fenómenos de transferencia mono- nancia. Al parecer, cuanto menor
electrónica de carga se cuentan en­
tre las reglas universales de na-
sea el dispositivo, menor será su
estabilidad. Dicha inestabilidad pue­
S in duda, habrá que resolver un
buen número de problemas que
asoman ya por el horizonte antes
nodiseño. Son leyes nuevas del de suponer un auténtico engorro de materializar las posibilidades
luego, el diseño de las nanoes- tienda desde la entrada a la salida nanomundo; no contravienen, sino para ciertas aplicaciones futurís^ticas que ofrecen los dispositivos nano­
tructuras en suspensión e instaló de un dispositivo nanométrico. El que amplían y aclaran parte de la de procesamiento electromecánico escalares. Aunque cada campo de
instrumentación superconductora ul­ cuanto de conductancia térmica se intuición de Feynman: "Encontra­ de señal. Es posible que se consi­ investigación tiene sus propias pre­
trasensible con el fin de interro­ asemeja al cuanto de conductancia mos, a nivel atómico, fuerzas y po­ ga eludir el problema utilizando, ocupaciones, toman cuerpo ciertos
garlas a temperaturas ultrabajas, a eléctrica, pero gobierna el trans­ sibilidades de nuevas clases, nue­ por ejemplo, arreglos de disposi­ temas generales. Así, por ejemplo,
las cuales los efectos eran apre- porte de calor. vas clases de efectos. Los problemas tivos nanomecánicos, para pro­ dos problemas de importancia fun­
ciables con mayor claridad. Este cuanto constituye un pará­ de manufactura y reproducción de mediar sus fluctuaciones. Para los damental en mi trabajo actual so­
A finales del verano de 1999, metro importante para la nanoe- materiales serán completamente di­ elementos individuales, el problema bre sistemas mecánicos nanomé­
Schwab observaba, por fin, el flujo lectrónica; representa el límite in­ ferentes. " parece, sin embargo, ineludible. tricos revisten interés para la
de calor a través de nanopuentes franqueable para el problema de Un segundo ejemplo de que "no nanotécnica en general:
de nitruro de silicio. En esos pri­ disipación de energía. En breve, Ventaja y ruina todo vale" en el nanomundo guarda 3. RICHARD FEYNMAN predijo el na­ Problema I: Comunicación en­
meros datos hizo aparición el lí­ todos los dispositivos "activos" exi­ de lo nano mayor relación con la economía. cimiento de la nanotécnica en una tre el nanomundo y el macromundo.
mite fundamental al flujo calorí­ gen algo de energía para funcio­ Es consecuencia de los niveles conferencia histórica pronunciada en Los SNEM son increíblemente pe­
nar; para que funcionen estable­
fico en estructuras mesoscópicas.
La manifestación de este efecto de
"cuanto de conductancia térmica"
mente sin sobrecalentamiento hemos
de diseñar un procedimiento que
E n el dominio de la técnica na-
nométrica no vale todo; exis­
ten leyes. Voy a tomar dos ilus­
energéticos inherentemente ultra-
bajos a los que operan los dispo­
sitivos mecánicos nanométricos. La
Caltech en 1959. Feynman afirmaba
que "los principios de la física no
niegan la posibilidad de maniobrar
queños; sus movimientos pueden
ser mucho menores aún. Un fleje
nanoescalar anclado por ambos ex­
determina la tasa máxima con la extraiga el calor disipado. Al tiempo traciones concretas del campo de física impone un umbral para la objetos átomo a átomo". Pero Feyn­ tremos vibra con mínima distor­
que puede transportarse el calor que los ingenieros se esfuerzan en los sistemas nanoelectromecánicos energía mínima de funcionamiento: man previo también la vigencia de sión armónica cuando la amplitud
por una vibración mecánica sin­ elevar sin cesar la densidad de in­ (SNEM), al que me dedico en la las vibraciones térmicas, aleatorias leyes físicas peculiares, que ahora de su vibración se mantiene menor
gular y ondulomorfa que se ex­ tegración de transistores y las fre­ actualidad. y ubicuas de todo dispositivo mecá­ comienzan a descubrirse. que una pequeña fracción de su

50 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 51


espesor. En el caso de una barra ta al reducir el tamaño de la ba­ ahora en la investigación sobre mínima la interacción con mate­
de 10 nanómetros de espesor, esta rra. Así pues, para traducir las vi­ SMEM. Por si fuera poco, la ma­ riales "foráneos". Al parecer no es
amplitud es de sólo uno o dos na­ braciones del dispositivo, el trans­ yoría de las metodologías corres­ así. Aunque los nanotubos exhiben
nómetros. La construcción de los ductor SNEM ideal debe resolver pondientes a los SMEM son ina­ características ideales en el seno
transductores de alta eficiencia ne­ desplazamientos mínimos, en el in­ plicables. La reducción de escala de ambientes prístinos, de ultraalto
cesarios para transferir información tervalo del picómetro al femtóme- hasta dimensiones nanométricas no vacío, en condiciones más ordina­
desde un tal dispositivo al macro- tro, con muy grande anchura de funciona. rias, expuestos al aire o al vapor
mundo entraña la lectura de in­ banda (hasta alcanzar la banda de Estas dificultades de comunica­ de agua, evidencian propiedades
formación con precisión todavía las microondas). Este doble requi­ ción entre el nanomundo y el ma- eléctricas marcadamente diferentes.
mayor. sito plantea una dificultad desco­ cromundo constituyen un problema Es verosímil que sus propiedades
Para complicar el problema, la fre­ munal, un obstáculo mucho más genérico en el desarrollo de la na- mecánicas presenten una sensibili­
cuencia natural de vibración aumen­ importante que los afrontados hasta notécnica. En última instancia, ésta dad similar. Así pues, las superfi­
dependerá de que puedan estable­ cies decididamente sí tienen im­
cerse vías de transferencia robus­ portancia. Al parecer no existe la
tas, bien diseñadas y construidas panacea.
a partir de lo que, en esencia, son
TOMANDO CARGA macromoléculas. Aunque la ima­
Los científicos se mueven por
la esperanza de la gloria. Ya Ke-
ginación nos presente nanorrobots kulé dijo en una ocasión: "Apren­
autoprogramados que sólo necesi­ damos a soñar, caballeros, y tal
MONOELECTRONICA tan instrucciones desde el macro- vez entonces hallemos la verdad...
Los
Los progresos en en nanofabricación permitieron en en 1987
1987 a Theodore mundo al ser cargados de energía Pero cuidemos de publicar nues­
A. Fulton y Gerald J. Dolan la construcción de de unun transistor monoe-
monoe- y arrancados por primera vez, pa­ tros sueños antes de que hayan
lectrónico en
en los
los Laboratorios Bell (microfotografía).
(microfotografía). En
En esta estruc­ rece más verosímil que la mayoría sido puestos a prueba por la luz
tura se
se consiguió porpor vez
vez primera el movimiento controlado de de elec­
elec­ de las aplicaciones nanotécnicas de la vigilia". Palabras sin duda
trones solitarios a través de de un
un nanodispositivo.
nanodispositivo. La La pieza central realizables conlleven alguna forma válidas para nuestro dominio. Pa­
es un
un islote culombiano,
culombiano, consistente en en un
un electrodo metálico de información al macromundo. El
aislado de
de sus
sus contraelectrodos por por barreras muy
muy delgadas de de óxido rece que cada vez que logramos
problema de la comunicación se­ acceder a un régimen que es di­
no
no conductor (diagrama).
(diagrama). Los
Los contraelectrodos llevaban hasta la ins­ guirá siendo decisivo.
trumentación macroescalar del del laboratorio,
laboratorio, utilizada para ejecutar los ferente en un factor 10 —y pre­
experimentos.
experimentos. A A poca distancia del
del islote,
islote, separado porpor un
un estrecho La orquestación de tal comuni­ sumiblemente "mejor"— ocurren
vano,
vano, se encontraba el electrodo "puerta"
"puerta" (representado en en el cación invoca de inmediato la muy 4. ESTE AMPLIFICADOR NAN0MECANIC0 logra vencer el engorroso problema dos cosas. Primero, que aflora algún
diagrama,
diagrama, pero no no visible en
en la foto),
foto), que
que permitía el control directo real posibilidad de daños colatera­ de la comunicación con el macromundo amplificando 1000 veces fuerzas muy fenómeno científico imprevisto y
de
de la carga introducida en en el islote.
islote. La
La corriente fluía a través del les. La teoría cuántica nos dice que débiles. Dos puentes en voladizo (a la izquierda y a la derecha) del mono- maravilloso. Y enseguida aparece
dispositivo desde uno uno de
de los
los contraelectrodos hasta el otro,otro, como en el proceso de medición de un sis­ cristal de carburo de silicio soportan el travesano central, al que se aplica toda una cohorte de problemas sub­
un
un circuito ordinario,
ordinario, pero aquí estaba limitada por por los saltos indivi­
indivi­
yacentes, espinosos e igualmente
tema cuántico casi siempre lo per­ la fuerza señal. Unos electrodos de película delgada (en plata) superpuestos
duales dede electrones entrantes y salientes del del islote culombiano.
culombiano.
turba. Lo cual puede seguir siendo a estas estructuras proporcionan lecturas muy sensibles de movimientos na- imprevistos. Esta regla ha venido
Los
Los experimentos de de Fulton y Dolan demuestran tanto los los aspec­ cierto al subir de escala, pasando nométricos. siendo cierta mientras nos es­
tos físicos fundamentales de de la transferencia de
de electrones individua­
individua­ desde los átomos y moléculas a forzábamos en reducir el tamaño,
les como las
las posibilidades de de estos dispositivos para servir de nanosistemas que comportan mi­ aumentar la sensibilidad, lograr
electrómetros ultrasensibles:
ultrasensibles: instrumentos que
que detectan cargas
electrónicas individuales.
individuales. Los
Los circuitos capaces de
de conmutar electro­
electro­
llones o millardos de átomos. Al que entraña que las propiedades gía vibratoria de los dispositivos. mayor resolución espacial, conse­
nes
nes de uno en
de uno en uno
uno podrían llegar algún díadía a constituir la base de acoplar un nanosistema a sondas físicas están siempre dominadas En la más perfecta barrita de si­ guir campos magnéticos o eléctri­
una
una nanoelectrónica de de clase enteramente nueva.
nueva. Sin
Sin embargo,
embargo, el que informen al macromundo casi por la física de lo macizo. Los licio que pueda construirse, que cos más intensos, presiones o tem­
advenimiento de de tal
tal electrónica "singular" presagia también siempre se modifican en cierto sistemas nanoescalares son tan pe­ mide 10 nanómetros de diámetro peraturas cada vez más bajas, y
problemas.
problemas. grado las propiedades del nanosis­ queños, que esta hipótesis se viene y 100 nanómetros de longitud, más así sucesivamente.
tema. La introducción de los trans­ abajo. del 10 por ciento de los átomos Los sistemas complejos suelen
ductores requeridos para la comu­ Por ejemplo, los dispositivos se encuentran en la superficie o en
ELECTRÓN ser exquisitamente sensibles a una
nicación no se limitará a aumentar mecánicos configurados a partir de su inmediatez. Es evidente que es­ miríada de parámetros que esca­
el tamaño y la complejidad del na­ materiales ultrapuros y monocris- tos átomos desempeñarán un pa­
CONTRA-ELECTRODO pan a nuestra capacidad de percep­
nosistema. Habrá de extraer del talinos pueden contener sólo muy pel central; mas, para comprender ción y registro —y no digamos, a
BARRERA AISLANTE sistema algo de energía para efec­ pocos defectos cristalográficos o exactamente cuál, hará falta un es­ nuestro control— con suficiente re­
tuar mediciones, y podría degradar impurezas, si alguno. Mi esperanza fuerzo de investigación importante gularidad y precisión. Los cientí­
el rendimiento del nanosistema. La inicial era que, como resultado, en y sostenido. ficos han estudiado la materia, y
medición ha tenido siempre un los SNEM monocristalinos se pro­ En este contexto, las llamadas en gran parte la han comprendido
costo. duciría sólo una amortiguación muy estructuras nanotubulares, anuncia­ ya, hasta las partículas fundamen­
Problema II: Superficies. En la débil de las vibraciones mecáni­ das hace poco, parecen ideales. Un tales que componen los neutrones,
contracción de los SMEM a SNEM, cas. Pero al ir reduciendo el ta­ nanotubo es un material cristalino los protones y los electrones, ob­
la física de los dispositivos de­ maño de los dispositivos mecáni­ similar a una barra, perfecto para jetos de crucial importancia para
pende de modo creciente de los cos, encontramos que las pérdidas construir las diminutas estructuras químicos, físicos e ingenieros. Pero
fenómenos superficiales. La física de energía sonora aumentan en pro­ vibrantes que son de nuestro in­ todavía no podemos predecir de-
del estado sólido se funda en buena porción a la razón superficie/volu­ terés. Y dado que carecen en toda terminísticamente cómo se com­
ELECTRODO PUERTA parte sobre la premisa de que la men, que es cada vez mayor. Este su longitud de grupos químicos que portarán en masa los ensamblajes
razón de superficie a volumen de resultado implica a las superficies sobresalgan al exterior, se podría arbitrariamente complejos de estos
los dispositivos es infinitesimal, lo en los procesos de pérdida de ener­ esperar que en sus superficies fuese tres componentes fundamentales.

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 53


52
Nanocircuitos
Se han construido ya nanotransistores y filamentos nanométricos.
. Ú, Falta encontrar ahora la manera de ensamblarlos

Charles M. Lieber

1 s realmente necesario seguir reduciendo ñas y máquinas no posibles con los medios técnicos
el tamaño de los circuitos? La minia- existentes hoy.
turización de la microelectrónica de Como el propio término sugiere, en microelectró­
silicio parece tan inexorable, que la nica las dimensiones de los componentes rondan en
pregunta rara vez se plantea. En nuestros días, un torno a una miera de lado (últimamente se han re­
microprocesador puntero tiene más de 40 millones ducido hasta rondar los 100 nanómetros). Trascender
de transistores; hacia 2015, tal número podría ron­ la microelectrónica entraña más que la mera reduc­
dar los 5000 millones. Pero en el plazo de unos ción de 10 a 1000 veces en las dimensiones de los
20 años estos impresionantes avances se van a topar componentes: conlleva también un desplazamiento de
con limitaciones de índole científica, técnica y econó­ paradigma en nuestra forma de concebir el ensam­
mica. Una primera reacción; podría ser: ¿Y qué? blaje de las distintas piezas.
¿Acaso no son suficientes ya v 5000 millones de tran­ Tanto la micro como la nanoelectrónica abarcan
sistores? tres niveles de organización. El elemento construc­
Quizá cuando nos hallemos ante esos límites pen­ tivo básico reside en el transistor o su nanoequiva-
semos de otra manera y queramos rebasarlos. Quie­ lente: un interruptor capaz de permitir o impedir el
nes trabajamos para que aumente la potencia com- paso de una corriente eléctrica, así como de amplifi­
putacional actuamos movidos, en parte, por el puro car señales. Los transistores, en microelectrónica, se
desafío del descubrimiento y conquista de nuevos construyen con materiales semiconductores; materia­
territorios. Nos percatamos también de las revolu­ les, como el silicio impuro, que pueden manipularse
cionarias posibilidades para la medicina y otras mu­ para que alternen entre los estados de conducción y
chas ciencias, dado que la miniaturización llevada al de no conducción. En nanoelectrónica, los transisto­
extremo permite formas de interacción entre perso- res podrían fabricarse con moléculas orgánicas o con
estructuras inorgánicas nanoescalares.
El siguiente nivel de organización corresponde al
EN LOS NAN0FILAMENT0S, cada uno de 4 a 10 nano- de interconexión, al sistema de líneas conductoras
metros de diámetro, podría encerrarse el futuro de la que vinculan entre sí a los transistores con el fin de
electrónica. Son las líneas de fosfuro de indio (de color que realicen operaciones lógicas o aritméticas. En
marrón), que en esta microfotografía conectan los elec­ microelectrónica, las líneas de conexión suelen ser
trodos dorados. Tales filamentos han recibido ya diver­ tiras metálicas depositadas sobre el silicio, con an­
sos usos: en memorias, en funciones lógicas y en ma­ churas comprendidas entre centenares de nanómetros
trices de diodos fotoemisores (led). y varias mieras. En nanoelectrónica, los conductores

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 55


métodos carecen de la precisión necesaria para dis­
positivos cuya anchura es de meros nanómetros. Por
eso los investigadores se valen de métodos de sín­
NANOTRANSISTORES
CHARLES M. LIEBER ocupa la cátedra Mark Hyman de tesis química para producir bloques constructivos por
química en la Universidad de Harvard, donde dirige a un ROTOHEXANO BENCENOTIOL
grupo de 25 investigadores entre posdoctores, doctorandos
moles (6 x 10 23 piezas) y ensamblar una porción de LOS TRANSISTORES
y alumnos de licenciatura, que se concentran en la na- ellos en estructuras de tamaño creciente. Los pro­ moleculares podrían ser
notécnica y sus principios. Con Larry Bock y Hongkun gresos conseguidos hasta ahora han sido impresio­ los bloques constructivos
Park ha fundado NanoSys, tac. nantes. Pero si esta investigación fuese una escalada de la electrónica
al monte Everest, apenas si acabamos de llegar al nanométrica. Cada una
campamento base. de las dos moléculas
aquí representadas con­
son nanotubos o filamentos de otros tipos, cuya del­ Máquinas duce la electricidad,
gadez puede llegar al nanómetro. de empequeñecer como si de un filamento
En el nivel superior encontramos la "arquitectura", finísimo se tratara, en
ace más de un cuarto de siglo, Avi Aviram, de cuanto una reacción de
es decir, la forma general en que están interconec-
tados los transistores, de modo que el circuito pueda
insertarse en un ordenador o en otro equipo cual­
H 1BM, y Mark A. Ratner, de la Universidad del
Noroeste, propusieron, en un artículo seminal, utili­
oxidación reducción al­
tera su corafjguración
quiera, y operar con independencia de los detalles zar moléculas para la constitución de dispositivos atómica y la convierte en
de nivel más bajo. Los investigadores en nanoe- electrónicos. Avanzaban que mediante la "confección un interruptor cerrado.
lectrónica no acaban de llegar al punto de poder en­ a la medida" de las estructuras atómicas de ciertas En el diagrama, cada va­ /// ELECTRÓN
rilla representa un enlace APORTADO
sayar arquitecturas de diversos tipos, pero sí saben moléculas orgánicas se crearían cuasitransistores. Sus
de qué capacidades podrán sacar provecho y cuáles ideas, empero, permanecieron en el campo teórico químico; cada intersec­
son los puntos débiles que deberán compensar. hasta que hace poco una confluencia de progresos en ción de dos varillas, un
química, en física y en ingeniería ha permitido lle­ átomo de carbono, y
En otros aspectos, sin embargo, difícilmente podrían
varlas a la práctica. cada bola, un átomo que
la micro y la nanoelectrónica parecerse menos. El
Entre todos los grupos que han hecho realidad las no es carbono.
paso de una a otra va a exigir el abandono de la
manufactura "de arriba abajo" y la aplicación de una ideas de Aviram y Ratner, destacan dos equipos: uno
metodología "de abajo arriba". En nuestros días, para de la Universidad de California en Los Angeles
la construcción de un microcircuito de silicio, las (UCLA), junto con Hewlett-Packard; el otro, en las
plantas de fabricación parten de un cristal de silicio, universidades de Yale, Rice y Pennsylvania. En el
definen las configuraciones deseadas mediante una curso del pasado año, ambos grupos demostraron que
técnica fotolitográfica y eliminan después el material miles de moléculas apiñadas estrechamente pueden
sobrante por ataque con ácidos o con plasma. Tales transportar electrones desde un electrodo metálico
hasta otro. Cada molécula tiene unos 0,5 nanómetros can ahora otras moléculas con mejores propiedades dispositivos podían ser conmutados por electrones in­
de anchura y al menos 1 nanómetro de longitud. Han de conmutación y se trabaja, asimismo, la investi­ dividuales, pero su funcionamiento requería tempe­
demostrado también que estos cúmulos moleculares gación en torno al proceso de conmutación propia­ raturas muy bajas. El equipo de Dekker consiguió
Resumen/Nanoelectrónica _ „ pueden comportarse como interruptores (tienen dos
estados, conducción y bloqueo), con posible aplica­
mente dicho. vencer este inconveniente el pasado mes de julio. Se
Mi grupo de investigación, con sede en la Uni­ sirvieron de un microscopio de fuerza atómica para
■ Chips de silicio, tarjetas de circuitos, estaño ción en memorias de ordenador; una vez en estado versidad de Harvard, es uno de los que se han con­ crear un transistor monoelectrónico con posibilidad
de soldar: tales son los iconos de la electrónica de paso, permanecen en él unos 10 minutos [véase centrado en filamentos inorgánicos largos y delga­ de funcionar a temperatura ambiente. El grupo de
moderna. La electrónica del futuro, en cambio, "Computación molecular", por Mark A. Reed y Ja­ dos, no en las moléculas orgánicas. Tenemos el mejor Dekker ha puesto a punto un transistor de efecto de
se asemejará a un equipo de química. Las mes M. Tour, en INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, agosto ejemplo en el nanotubo de Carbono, cuyo diámetro campo más tradicional (el componente fundamental
técnicas tradicionales no pueden reducir indefini­ de 2000]. Quizá no parezca mucho tiempo, pero la típico ronda unos 1,4 nanómfetros [véase "Introduc­ de la mayoría de los circuitos integrados actuales) a
damente el tamaño de los circuitos; pronto serán memoria "volátil" de los ordenadores pierde su in­
necesarios unos métodos nuevos de organizar
ción de los nanotubos en el dominio de la electró­ partir de un nanotubo de carbono. El grupo de McEuen
formación instantáneamente al apagar el equipo; e nica", por Philip G. Collins y Phaedon Avouris, en ha combinado nanotubos de tipo metálico y de tipo
y ensamblar los elementos electrónicos. Tal vez
llegue el día en que podamos crear un ordena­
incluso estando encendido, la información almace­ INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, febrero de 2001]. Estos semiconductor para formar un diodo, un dispositivo
dor en un alambique. nada sufre pérdidas y es preciso "refrescarla" cada filamentos conductores nanoescalares no sólo pueden que permite el paso de corriente sólo en una direc­
0,1 segundos, más o menos. conducir mucha más corriente, átomo por átomo, que ción. Por último, mi grupo ha presentado un con­
■ Se han obtenido componentes electrónicos nano-
Aunque los detalles difieren, se cree que el me­ los hilos metálicos habituales, sino que pueden tam­ mutador de tipo muy diferente, un relé electromecá­
escalares (transistores, diodos, relés, puertas ló­
gicas) a partir de moléculas orgánicas, nanotu­ canismo de conmutación hace intervenir en ambos bién operar como diminutos transistores. Funcionan nico de escala nanométrica.
bos de carbono y filamentos semiconductores. El tipos de moléculas una reacción química bien co­ lo mismo en modo pasivo (interconexiones) que en
problema estriba ahora en ensamblar entre sí to­ nocida, la de oxidación/reducción, donde los elec­ modo activo (interruptores). Otra ventaja es que pue­ Línea caliente
dos estos componentes. trones se desplazan y redistribuyen en el seno de den sacar partido de los mismos principios físicos en
la molécula. La reacción imprime una torsión a la que se basa la microelectrónica estándar de silicio,
¡ ■ A diferencia del diseño de circuitos habitual, en
el que, a partir de esquemas y planos, se pre­
paran las máscaras fotolitográficas y se opera
molécula, bloqueando a los electrones al igual que
al aplastar una manguera se corta el flujo de agua.
con lo que resultan más sencillos de comprender y
manipular.
U no de los principales problemas que plantean los
nanotubos es lograr su uniformidad. Dado que
una ligera variación de diámetro puede suponer la
sobre los chips, el diseño de nanocircuitos par­ En la posición de paso, los cúmulos moleculares En 1997, el grupo de Cees Dekker, radicado en la diferencia entre un nanotubo conductor y uno semi­
tirá probablemente del chip —un revoltijo más pueden conducir la electricidad hasta 1000 veces Universidad Politécnica de Delft, y el grupo de Paúl conductor, resulta que en un gran lote puede haber
o menos aleatorio que contendrá unos 10 2 4 com­ mejor que en la posición de corte. Esta razón de L. McEuen, entonces en la Universidad de Califor­ sólo unos pocos dispositivos aptos. En abril de este
ponentes e hilos, muchos de los cuales ni conductancias es, a decir verdad, bastante pequeña nia en Berkeley, informaron separada e indepen­ año, Phaedon Avouris y sus colegas, del Centro Tho-
siquiera funcionan. Irá gradualmente si la comparamos con la de los transistores típicos,
esculpiéndolo hasta lograr un dispositivo útil.
dientemente de transistores de alta sensibilidad cons­ más J. Watson de IBM, dieron con una solución.
cuya conductancia varía millones de veces. Se bus- truidos con nanotubos de carbono metálico. Estos Partieron de una mezcla de nanotubos conductores y

56 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 57


semiconductores y, por aplicación de una corriente Mi grupo ha venido trabajando en un filamento nanofilamentos, les son incorporados dopantes quí­ capas adicionales de nanofilamentos. Por ejemplo,
eléctrica entre electrodos metálicos, quemaron selec­ nanoescalar novedoso, el nanofilamento semicon­ micos (impurezas que aportan o retiran electrones), para producir un enrejado rectangular, se tiende pri­
tivamente los que eran conductores, hasta dejar sólo ductor. Aunque de tamaño semejante al de un na- controlando de este modo si los nanofilamentos son mero una serie de nanofilamentos paralelos; se hace
los semiconductores. Se trata, sin embargo, de una notubo de carbono, su composición es más fácil de de tipo n (con electrones supernumerarios) o de tipo girar 90 grados la dirección del flujo y se tiende una
solución parcial, pues debe recurrirse a la litografía controlar con precisión. Para sintetizar estos fila­ p (deficitarios en electrones, o lo que es equiva­ segunda serie. Con hilos de diferentes composicio­
para montar la formación aleatoria de nanotubos y mentos partimos de un catalizador metálico, que de­ lente, excedentarios en "huecos" dotados de carga nes en distintos estratos, podemos ensamblar rápida­
después ensayar y modificar cada uno de los ele­ fine el diámetro del hilo en crecimiento y sirve de positiva). mente una matriz de nanodispositivos funcionales
mentos individuales, que en última instancia se con­ guía sobre la que tienden a reunirse las moléculas La disponibilidad de materiales de tipos n y p, que utilizando un equipo no muy superior al de un la­
tarían por miles de millones. del material deseado. Conforme van creciendo los son ingredientes esenciales de los transistores, de los boratorio de química de un centro de enseñanza me­
diodos y de otros dispositivos electrónicos, nos ha dia debidamente dotado. Una matriz de diodos, por
abierto las puertas de un mundo nuevo. Hemos en­ ejemplo, está formada por una capa de nanotubos
samblado una amplia gama de dispositivos, entre ellos, conductores yacente sobre otra de nanotubos semi­
ADN
los dos principales tipos de transistores (los de^ efecto conductores, o por una capa de nanofilamentos de
Computación con ADN UNICATENARIO de campo y los bipolares); inversores, que transfor­ tipo n tendida sobre otro estrato de nanofilamentos
de tipo p. En ambos casos, cada punto de contacto
man una señal "0" en " 1 " ; y diodos fotoemisores
¿Por qué limitarnos a la electrónica? Casi todos ("leds"), que abren el camino para enlaces ópticos. actúa como un diodo.
los esfuerzos encaminados a reducir el tamaño CHIP
Nuestros, transistores bipolares fueron los primeros Nuestra metodología, que es parecida a la seguida
de las máquinas de cómputo dan por hecho que
dispositivos de escala molecular en amplificar una por el equipo de UCLA y Hewlett-Packard, es de-
éstas van a seguir, en gran medida, funcionando $|¡ Se traban hebras sueltas de ADN con un chip de silicio.
sirviéndose de electrones para trasladar la infor­ corriente. En nuestro laboratorio, Xiangfeng Duan ha terminística. Nóá' proponemos crear matrices que po­
En estos filamentos se hallan codificados todos los posibles dado un paso más con el ensamblaje de memoria por
mación y de transistores para procesarla. Sin em­ sean un comportamiento predictible. La forma sigue
valores de las variables de una ecuación que los investiga­ entrecruzamiento de nanofilamentos de tipos n y p.
bargo, una computadora nanoescalar podría fun­ a la función. Otra posibilidad, planteada por el grupo
darse en medios distintos. Una de las posibilidades dores desean resolver. Esta memoria almacena información durante 10 mi­ de Rice, Yale y la Universidad estatal de Pennsyl-
más apasionantes consiste en sacar partido del nutos o más, atrapando carga en la interfaz entre los vania, consiste en dejar que se interconecten al azar
ADN, el portador de la información genética en CADENA\ s c nanofilamentos que se cruzan. bloques de dispositivos y tubos. Posteriormente, el
los seres vivos. COMPLEMENTARIA £~ (t ¿S$P*
conjunto puede ser analizado para determinar de qué
La molécula de la vida puede almacenar vas­
tas cantidades de datos en sus secuencias de
SOLUCIONsA'^
NO VALIDA N i
k f ^ l
jr> ' A
^ VtfxSOLUCIÓN
VALIDA
Romper el atasco modo podría aplicarse para almacenamiento o para
computación. En este caso, la función sigue a la
cuatro bases (adenina, guanina, timina y citosina).
forma. Este procedimiento presenta la dificultad de
Las enzimas naturales manipulan tal información
con muy alto grado de paralelismo. La potencia
de los métodos basados en ADN fue puesta de
L a construcción de un arsenal de dispositivos de
escala molecular o nanométrica es tan sólo el
primer peldaño. El nudo gordiano se hallará, a buen
que haría falta un enorme esfuerzo para trazar el
mapa de una red compleja y averiguar después su
© Se vierten sobre el chip copias de una hebra complemen­ empleo potencial.
manifiesto por Leonard M. Adleman en 1994, seguro, en la interconexión e integración de tales dis­
quien demostró que una computadora fundada en taria, en el que se ha codificado la primera cláusula de una
positivos. En primer lugar, deberán conectarse los Intimamente relacionado con todos los esfuerzos
ADN podía resolver un tipo de problema que re­ ecuación. Estas copias se emparejan con cualquier hebra que
dispositivos nanométricos a filamentos de escala mo­ anteriores se encuentra el desarrollo de arquitecturas
sulta especialmente difícil con las computadoras represente una solución válida de la cláusula. Las soluciones
lecular. Hasta la fecha, los dispositivos basados en
ordinarias, a saber, el problema del grafo hamil- no válidas siguen formando una hebra desemparejada.
que saquen el máximo partido de las características
moléculas orgánicas se han enlazado con líneas metá­ excepcionales de los nanodispositivos y de la capa­
toniano, emparentado con el famoso problema del
viajante [véase "Computación con ADN," por Leo­ licas habituales, creadas por medios litografieos. No cidad de ensamblaje "desde abajo". Aunque podemos
nard M. Adleman, en INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, será sencillo reemplazarlas por nanofilamentos, por­ construir una infinidad de nanoestructuras de precio
octubre de 1998]. que ignoramos cómo establecer una buena conexión irrisorio, estos dispositivos son mucho menos fiables
ENZIMA^/
eléctrica sin echar a perder en el proceso estos di­ que sus homólogos microelectrónicos. Además, nues­
Adleman comenzó creando una disolución quí­
mica de ADN. Las moléculas individuales de ADN minutos filamentos. Tal vez se resuelva el problema tra capacidad de ensamblaje y organización es, to­
codificaban cada posible ruta que conectaba dos mediante nanofilamentos y nanotubos para los dis­ davía, bastante rudimentaria.
puntos. Mediante una serie de pasos de sepa­ Una enzima elimina todas las hebras solitarias.
positivos y para las interconexiones. Mi grupo, en colaboración con André DeHon, del
ración y amplificación, Adleman fue eliminando En segundo lugar, una vez ligados a nanofila­ Instituto de Tecnología de California, ha estado tra­
los caminos erróneos —los que contenían pun­ mentos los componentes, será preciso organizar los bajando en arquitecturas altamente simplificadas, sus­
tos que no deberían— hasta lograr aislar el ca­
propios hilos, disponiéndolos según una matriz bi- ceptibles de generalización a máquinas computadoras
mino correcto. Más recientemente, el grupo de
Lloyd M. Smith, de la Universidad de Winconsin dimensional. En un informe publicado meses atrás, universales. En lo tocante a memorias, la arquitec­
en Madison, llevó a la práctica un algoritmo si­ Duan y otro miembro de mi equipo, Yu Huang, die­ tura comienza con una formación bidimensional de
milar utilizando chips de genes, que pueden pres­ ron a conocer un importante avance: el ensamblaje nanofilamentos entrecruzados, o de interruptores elec­
tarse mejor a la computación práctica (diagrama). de nanocircuitos por medio de flujos fluidos. Al tromecánicos en suspensión, que permiten almacenar
A pesar de las ventajas de la computación con igual que los troncos y los palos flotan río abajo, información en cada punto de cruce. La misma ar­
ADN para problemas no tratables por otros mé­ Q Otros procesos suprimen las hebras complementarias aña­ los filamentos nanoescalares pueden alinearse para­ quitectura básica la están estudiando investigadores
todos, son muchas las dificultades que subsisten, didas. Se itera el proceso con todas las cláusulas de la ecua­ lelos mediante fluidos. En mi laboratorio hemos uti­ de UCLA y de Hewlett-Packard; nos recuerda la me­
entre ellas, la elevada incidencia de errores pro­ ción. lizado etanol y otras disoluciones y hemos contro­ moria de núcleos magnéticos que solían utilizar los
vocada por emparejamientos erróneos de bases lado el flujo líquido haciéndolo pasar por canales ordenadores de los años cincuenta y sesenta del si­
y por el inmenso número de nanoelementos de moldeados en bloques de polímero, fáciles de situar glo pasado.
ADN necesarios, por modesto que sea el cóm­ sobre el sustrato donde deseamos ensamblar dispo­
puto. Es posible que la computación con ADN
acabe fundida con nanoelectrónica de otros tipos,
= 10010101101010101 sitivos. La ley
sacando partido de la integración y la detección El proceso descrito crea interconexiones en la di­ de los grandes números
que permiten los filamentos nanoescalares y los 0 La hebra de ADN que sobrevive a todo el proceso repre­ rección del flujo fluido; si el flujo corre a lo largo
nanotubos. de un solo canal, se forman nanofilamentos parale­
—C.M.L.
senta la solución de la ecuación completa.
los. Para añadir filamentos en otras direcciones, se
reorienta el flujo y se repite el proceso, construyendo
P ara superar la deficiente fiabilidad de los nano­
dispositivos individuales, cabe confiar en elpuro
número. (Estos artefactos son tan baratos, que siem-

58 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 59


LOS NANOFILAMENTOS
MATRICES FILARES
UNIÓN "ABIERTA"
TEMAS
entrecruzados resuelven
con suma nitidez uno de
ELECTRODO INVESTIGACIÓN
los grandes problemas
de la electrónica de es­
cala molecular: ¿cómo CIENCIA CIEN
Edición española d e SCI

conectar conductores
a transistores o dio­
dos? Los filamentos
prestan un doble servicio,
pues operan como conduc­
tores y como componentes. SOPORTE
Cada unión es un compo­
nente; en este caso, un relé UNIÓN "CERRADA"
miniaturizado, es decir, un interruptor <*».
electromecánico que se encuentra ora cerrado (los contactos se
tocan), ora abierto (contactos separados). Para cambiar el estado NANOTUBO
de un interruptor se aplica cierta diferencia de potencial a los nanofila-
mentos. El interruptor permanecerá entonces indefinidamente en la AISLANTE
nueva posición. Se han utilizado también filamentos semiconductores
entrecruzados para crear interruptores que se cierran o abren eléctri­
camente, sin desplazamientos mecánicos. Se pueden obtener así ma­
trices lógicas o de memoria, elementos fundamentales para una
nanomáquina computadora.

prc hay repuestos en abundancia.) Las investigacio­ jie Dai, en la Universidad de Stanford, para la de­
nes sobre tolerancia a los defectos han puesto de ma­ tección de moléculas de gas, y Yi Cui, de mi grupo,
nifiesto que la computación es posible incluso cuando se ha valido de filamentos semiconductores ultra­
fallen muchos de los componentes, si bien puede re­ sensibles para la detección de una amplia gama de
sultar lenta y laboriosa la identificación y localiza- compuestos biológicos.
ción de los defectos. En última instancia, confiamos En el marco de nuestra investigación en la Uni­
en repartir las enormes matrices en submatrices cuya versidad Harvard hemos convertido en sensores a
fiabilidad pueda supervisarse sin dificultad. El ta­ transistores nanofilares de efecto de campo, modifi­
maño óptimo de estas submatrices dependerá de los cando sus superficies con receptores moleculares. Esta
niveles típicos de defectos que ofrezcan los disposi­ técnica ofrece la posibilidad de detectar moléculas
tivos moleculares o nanoescalares. individuales con un voltímetro común, de los que se Otros títulos
Otro importante obstáculo que ha de superar la na- venden en ferreterías. El diminuto tamaño y la sen­ de la serie
noelcctrónica es el del "autolanzamiento". ¿Cómo lo­ sibilidad de los nanofilamentos también hacen posi­
gran los ingenieros que los circuitos realicen lo que ble el ensamblaje de sensores extremadamente po­
ellos desean? En microelectrónica, los diseñadores de tentes, capaces, quizá, de secuenciar el genoma humano
circuitos trabajan según pautas tomadas de los ar­ entero en un solo chip o de prestar servicio en dis­
quitectos: levantan los planos de un circuito, cuya positivos médicos muy poco invasivos. Es posible
fabricación se deja al taller. En nanoelectrónica, los que, a corto plazo, veamos híbridos de lo micro y
diseñadores tendrán que operar como los programa- lo nano: silicio más un nanonúcleo, tal vez una me­
dores informáticos. Una planta de fabricación pro­ moria de ordenador de alta densidad que conserve
ducirá un nanocircuito "en bruto": miles y miles de su contenido indefinidamente.
millones de dispositivos y filamentos cuyo funcio­ Antes de que la nanoelectrónica se abra paso hasta
namiento es bastante limitado. Desde el exterior, los ordenadores hará falta no poco trabajo, pero esta
tendrá el aspecto de un montón de material del que meta parece hoy menos nebulosa que hace sólo un
sobresale un puñado de filamentos. Los ingenieros, año. Conforme vayamos adquiriendo confianza apren­
valiéndose de estos pocos hilos, tendrán que arreglár­ deremos no sólo a miniaturizar la microelectrónica CU
selas para configurar aquellos miles de millones de digital, sino también a ir hasta donde ningún cir­
dispositivos. cuito digital ha llegado antes. Los dispositivos na­
Puede que los nanodispositivos tengan aplicaciones noescalares que muestran efectos cuánticos podrían
útiles incluso antes de que sean resueltos estos pro­ aplicarse a la encriptación y la computación cuán­
blemas. Por ejemplo, los nanotubos semiconductores tica. La riqueza del nanomundo va a cambiar el ma-
de carbono han sido utilizados por el grupo de Hong- cromundo. .a superficie . ^ ^
' terrestre^
60 INVESTIGACIÓN Y CIP.NCIA, noviembre, 2001
Nanotécnica
en medicina
Una vez alcance mayor desarrollo, la nanotécnica
. apabará por introducirse en la investigación biomédica,
el diagnóstico de enfermedades y la terapéutica

A. Paúl Alivisatos

D
esde mediados de los años sesenta, el mundo medios de contraste en las técnicas no agresivas de
del cine ha ofrecido visiones futuristas de formación de imágenes o en vectores de administra­
la nanotécnica aplicada a la medicina, con ción de fármacos.
cirujanos liliputienses embarcados en mi­ La propia biología constituye una suerte de virtuo­
núsculos submarinos que viajan por el torrente san­ sismo nanotécnico. Hasta el organismo más complejo
guíneo para extirpar coágulos cerebrales. En los úl­ está compuesto por células muy pequeñas, integrado
timos 35 años se han dado grandes pasos hacia la a su vez por piezas nanométricas: proteínas, lípidos,
construcción de dispositivos complejos de dimensio­ ácidos nucleicos y otras moléculas. Por convenio, se
nes cada vez menores, hasta tal punto que algunos restringe el significado de "nanotécnica" a los arte­
creen que son posibles intervenciones médicas de ese factos de semiconductores, metales, plásticos o vi­
tipo y que pronto estarán navegando robots minúscu­ drio. Ya se venden como agentes de contraste cier­
los por las venas. La idea ha prendido. A algunos tas estructuras inorgánicas nanométricas. Se trata de
incluso les preocupa la cara oscura de técnicas si­ unos cristales minúsculos.
milares: ¿no podrían desbocarse los autómatas na-
nométricos que se autorreprédujesen y destruir el Atracción magnética
mundo vivo?
Fantasías aparte, la nanotécnica podría proporcio­
nar nuevos instrumentos a la investigación biomé­
dica; por ejemplo, ofrecer tipos nuevos de etiquetas
L a naturaleza viva ofrece un hermoso ejemplo de
la utilidad de esos cristales inorgánicos. Me re­
fiero a las bacterias magnetotácticas (sensibles al mag­
útiles para los experimentos en torno a nuevos fár­ netismo). Estos microorganismos, que viven en ma­
macos o para conocer qué conjuntos de genes ope­ sas de agua y en sus enfangados fondos, medran sólo
ran en determinadas circunstancias. Los dispositivos a determinada profundidad del agua o de los sedi­
nanométricos podrían intervenir en las pruebas diagnós­ mentos. Por encima de esa zona, hay demasiado oxí­
ticas y genéticas, amén de convertirse en óptimos geno; por debajo, demasiado poco. La bacteria que
sea empujada fuera de su zona de seguridad se es­
forzará por volver. Para ello cuenta con un flagelo
1. AMPOLLAS MUY AMPLIADAS que contienen solucio­ de propulsión. Pero, ¿cómo distingue arriba y abajo
nes de puntos cuánticos -nanocristales semiconducto­ una bacteria flotante, si no podemos decir que la gra­
res— de tamaños prefijados. El tamaño preciso de un vedad llegue a afectarle?
punto cuántico determina el color que emite tras su ex­ Porque posee una cadena de unos veinte cristales
posición a la luz. Ligando diferentes tamaños de los pun­ magnéticos. Mide cada unidad de 35 a 120 nanó-
tos a diferentes moléculas biológicas, podemos seguir si­ metros de diámetro. El conjunto de los cristalitos
multáneamente las actividades de muchas moléculas forma una brújula en miniatura. Puesto que en la
etiquetadas. mayoría de los sitios el campo magnético terrestre

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 63


C U P Ó N DE P E D I D O
Deseo me remitan:
prepara medios de almacenaje en de los métodos ordinarios; con las
D Libros: N.° ISBN N.° ISBN N.° ISBN N.° ISBN.
disco duro y emplea nanocristales mejoras del dispositivo que se es­
de un tamaño que les haga ser a peran, deberá ser cientos de veces Adquiera D TEMAS N : 9
A. PAÚL ALIVISATOS, profesor del
deparlamento de química de la Uni­ la vez estables y fuertes. mayor. el índice de D Ejemplares atrasados
versidad de California en Berkeley, La investigación biomédica po­ Pese a las ventajas, no es proba­
donde se doctoró en 1986, es miem­ dría servirse pronto de cristales mag­ ble que el método magnético obli­ Investigación □ Tapas de Investigación y Ciencia. Año
bro de la Sociedad Americana para
néticos artificiales de dimensiones gue a abandonar al procedimiento D índice general 1976-2000
el Avance de la Ciencia y de la So­
similares. Dos grupos, uno en Ale­ habitual de marcar las sondas con
y Ciencia
ciedad Americana de Física. Ha re­
cibido numerosos galardones por sus mania y el otro en la Universidad una etiqueta fluorescente: una molé­ con las fichas Dirección de envío
investigaciones sobre las propiedades de California en Berkeley, están cula orgánica que resplandece con Forma de pago
físicas de los nanocristales. explorando la posibilidad de re­ un tono característico cuando la ex­ actualizadas a 2000.
cita luz de un determinado color. □ Ingreso en cuenta ecc: 0182-1924-61-0201077706
currir a nanopartículas magnéticas Una valiosa ayuda, indicando el nombre del remitente nombre
para detectar microorganismos pa­ Los colores son muy útiles en va­
D Talón nominativo a PRENSA CIENTÍFICA, S. A.
está inclinado (no sólo apunta ha­ tógenos. rios procedimientos diagnósticos y de fácil manejo, apellidos
cia el norte, sino hacia abajo en Su método requiere anticuerpos de investigación; por ejemplo, cuan­ □ Cargo en cuenta corriente (para suscriptores

el hemisferio norte y hacia arriba adecuados que se traben a dianas do se exige el rastreo de más de para la consulta de de Investigación y Ciencia
que tengan domiciliación bancaria)
dirección
una sonda.
en el sur), la bacteria magnetotáctica específicas. Las partículas magné­
ticas se fijan, a modo de etique­ El mundo de la electrónica mo­
artículos y referencias Código de suscriptor
podrá seguir una línea de campo LJ Tarjeta de crédito: L ] Visa L3 MasterCard
magnético hacia arriba o hacia abajo tas, a los anticuerpos selecciona­ derna está lleno también de mate­ bibliográficas (Excepto Visa electrón) ciudad

en su movimiento hacia el destino dos, que se administran entonces riales fotoemisores. Las lectoras de
N9 tarjeta |
deseado. a la muestra en estudio. Para com­ CD operan con un diodo láser de cód. postal provincia
Esa brújula es una maravilla de probar si esos anticuerpos sonda estado sólido hecho con un semi­ Caducidad

ingeniería nanométrica. De entrada, se han unido a las dianas, se aplica conductor orgánico. Extraigamos un Titular :
teléfono
está hecha del material perfecto: un campo magnético intenso (que fragmento de ese material, del ta­
magnetita o greigita, minerales de imanta transitoriamente las partí­ maño de una proteína. La fracción
hierro ambos muy magnéticos. Tam­
poco es un accidente que conste
culas) y se examina el espécimen
con un instrumento sensible, capaz
será un nanocristal semiconductor,
"un punto cuántico". También es­
-x§
de varios cristales. A escalas muy de detectar los campos magnéticos tos puntos tienen mucho que ofre­ Al importe total del pedido debe añadirse en concepto de gastos de envío:
pequeñas, cuanto mayor es una débiles que emanan entonces de cer a la biomedicina.
partícula magnética más tiempo per­ tales sondas. Los anticuerpos eti­ Como sugiere su nombre, los ordinario aéreo
manece imantada. Pero si la partí­ quetados que no se han trabado puntos cuánticos deben sus espe­ España: 300 pta. 1,80 euro no aplicable
cula excede cierto tamaño, origi­ van dando tumbos por la solución ciales propiedades a las reglas de índice 1976-2000 2.000 pta. Extranjero: 500 pta. 3,01 euro 1.500 pta. 9,02 euro
sin emitir ninguna señal magné­ 12,02 euro
nará espontáneamente dos dominios la mecánica cuántica, las mismas
magnéticos, con imantaciones di­ tica. Pero los anticuerpos trabados que exigen que los electrones ocu­
rigidas en sentidos opuestos. Un no pueden girar, y la suma de sus pen en los átomos ciertos niveles TEMAS 2 TEMAS 1 5
cristal así tiene una magnetización etiquetas magnéticas genera un de energía. Una molécula de un El mundo de los insectos Sistemas solares
total pequeña y no es una aguja campo magnético que se detecta colorante orgánico absorbe sólo fo­ TEMAS 4 TEMAS 1 6
con facilidad. V\9ac'0/, Máquinas de cómputo Calor y movimiento
de brújula muy eficiente. La bac­ tones, partículas de luz, de la energía TEMAS 5 TEMAS 1 7
teria, al hacer sus brújulas con cris­ Como las sondas sin trabar no necesaria para que sus electrones El lenguaje humano Inteligencia viva
tales que alcanzan justo el tamaño producen señal, este procedimiento salten del estado de reposo a otro TEMAS 6 TEMAS 1 8
apropiado para existir como un solo superior permitido. Es decir, la luz La ciencia de la luz Epidemias
prescinde de los sucesivos lavados TEMAS 7 TEMAS 1 9
dominio magnético estable, saca el acostumbrados en tales ensayos, en incidente debe tener exactamente La vida de las estrellas Los orígenes
mayor partido de cada fracción de los que se invierte mucho tiempo. la longitud de onda, o color, que TEMAS 8 de la humanidad
hierro que utiliza. El hombre si­ La sensibilidad lograda con esta se precisa para ese salto. La molé­ Volcanes TEMAS 2 0
gue esa misma estrategia cuando cula emitirá después un fotón al TEMAS 9 La superficie terrestre
técnica experimental supera ya la Núcleos atómicos TEMAS 2 1
caer el electrón a un nivel de y radiactividad Acústica musical
energía más bajo. Se trata de un TEMAS 1 1 TEMAS 2 2
fenómeno muy alejado del obser­ Biología Trastornos mentales

Resumen/Ngnomedicino vado en semiconductores volumi­


nosos, donde los electrones pue­
del envejecimiento
TEMAS 12
La atmósfera
TEMAS 2 3
Ideas del infinito
den ocupar dos bandas anchas de TEMAS 24
m En la investigación biomédica, en el diagnóstico y en la terapia TEMAS 13 Agua
podemos emplear estructuras nanométricas construidas con mate­ energía. Esos materiales pueden ab­ Presente y futuro TEMAS 2 5
riales inorgánicos. sorber fotones de una amplia gama de los transportes Las defensas
TEMAS 14 del organismo PVP. 1.000 pta.
■ Los ensayos biológicos que miden la presencia o actividad de sus­ de colores (todos los que tengan Los recursos 6 , 0 1 euro
tancias seleccionadas ganan en rapidez, sensibilidad y flexibilidad energía suficiente para salvar la se­ de las plantas
cuando se utilizan, por marcadores, partículas nanométricas. paración entre las dos bandas), pero
■ Las nanopartículas podrían liberar el fármaco en el sitio indicado. emiten luz sólo de una longitud de
Se evitarían así los efectos secundarios perjudiciales de los reme­ onda determinada, la correspon­
dios drásticos. diente a la energía del intervalo
■ Se confía en ver el día en que se apliquen elementos artificiales de banda. Los puntos cuánticos de­
nanométricos para reparar hueso, cartílago o piel; podrían incluso finen un caso intermedio. Igual que
contribuir a la regeneración de los órganos de los pacientes. los semiconductores voluminosos,
Tapas de encuademación anuales 1.000 pta.
6,01 euro
64 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001
Si las tapas solicitadas se encontrasen agotadas,
remitiríamos, en su lugar, otras sin la impresión del año.
NO
NECESITA
RESPUESTA COMERCIAL

F. D. Autorización n.° 3767


SELLO
UN PLAN PARA LA MEDICINA
B.O. de Correos n.° 147 A franquear
del 12-5-77 en destino

L a Iniciativa Nanotécnica
Nacional incluye entre
sus objetivos, o "grandes
OBJETIVO: Nuevas formas de tratar
las enfermedades

LIBROS DE retos", una serie de mejo­


INVESTIGACIÓN Y ras previsibles de la detec­

CIENCIA ción, diagnóstico y


tratamiento de las enferme­
dades. Recogemos algu­
nas. Entre los objetivos, se
PRENSA CIENTÍFICA, S.A. proponen nuevas ayudas
N.° ISBN TITULO P.V.P.
para la visión y el oído,
Apartado n.° F. D. 267 pta. euro pruebas rápidas para la de­
Las nanopartículas administrarían los tratamien­
08080 BARCELONA tección de la propensión a
044-1 Función cerebral 2.500 15,03 tos en sitios indicados, incluidos los que resultan
enfermedades y de la reac­
048-4 Física del estado sólido 2.000 12,02 de difícil acceso para los fármacos conocidos.
ción a fármacos, y disposi­ Así, unas nanocascarillas de oro (esferas) dirigi­
052-2 Mente y cerebro 2.000 12,02
tivos minúsculos capaces das contra un tumor podrían, sometidas a luz
055-7 Historia de la técnica 2.000 12,02
de descubrir riesgos en el infrarroja, calentarse lo bastante como para des­
056-5 Psicología fisiológica 2.000 12,02
cuerpo, como tumores inci­ truir las neoformaciones.
pientes, infecciones o pro­
blemas cardiacos, y trans­ OBJETIVO: Implantes superiores
mitir la información a un
receptor externo, cuando
no arreglarlos sobre la
marcha.
BIBLIOTECA Edición en tela
SCIENTIFIC N.° ISBN TITULO P.V.P.
AMERICAN pta. euro HISTORIA
DE LA TÉCNICA OBJETIVO: Mejorar los métodos
004-2 La diversidad humana 4.000 24,04
013-1 El sistema solar 4.000 24,04 Si de formación de imágenes
Edición en rústica 015-8 Partículas subatómicas 4.000 24,04 Medios de contraste de nuevo cuño
017-4 Tamaño y vida 4.000 24,04
detectarían los problemas en fases
N.° ISBIN TITULO P.V.P. 019-0 La percepción 4.000 24,04 más tempranas y tratables.
pta. euro Podrían, por ejemplo, descubrir Las modificaciones nanométricas de los implan­
027-1 La célula viva (2 tomos) 8.000 48,08
tumores (royo) en su estadio precoz tes superficiales mejorarían la duración del im­
012-3 El sistema solar 2.000 12,02 031-X Construcción
de pocas células. plante y su biocompatibilidad; como botón de
016-6 Tamaño y vida 2.300 13,82 del universo 4.000 24,04
5.300 039-5 Matemática
muestra, una cadera artificial recubierta con na­
025-5 La célula viva 31,85
24,04
nopartículas podría conectarse al hueso circun­
030-1 Construcción y formas óptimas 4.000
dante más firmemente de lo normal, con lo que
del universo 3.500 21,04 033-6 La segunda ley 4.000 24,04
se evitaría su desprendimiento.
038-7 Matemática 046-8 Planeta azul,
y formas óptimas 3.500 21,04 planeta verde 4.000 24,04
054-9 El legado de Einstein 4.000 24,04
absorben fotones de cualquier saba en una aplicación diagnóstica torio de la Universidad de Cali­
energía mayor que la umbral del ni de síntesis de nuevos fármacos. fornia en Berkeley y en el Insti­
intervalo de banda. Pero la longi­ La construcción de puntos cuánti­ tuto de Tecnología de Massachu-
tud de onda de la luz que emiten cos que funcionasen adecuadamente setts, la Universidad de Indiana, el
—su color— depende mucho del en sistemas biológicos, hoy una Laboratorio Nacional Lawrence en
.<¿<££'Q/,. tamaño del punto. Por consiguiente, realidad, tardó años en llegar. Berkeley y la Universidad de Mel-
un solo tipo de material semicon­ bourne. Vaya por delante recono­
ductor produce un repertorio cromá­ Nanotécnica cer que intervine en la fundación
tico entero de etiquetas. de los puntos cuánticos de la empresa. Admito, pues, que
La física de los puntos cuánti­ mis ponderaciones de esa na­
cos nació en los años setenta del notécnica puedan estar sesgadas.
siglo XX. Creíase entonces que lle­
garía el día en que pudieran crear­
L a compañía a la cabeza del em­
peño por comercializar esta
técnica, la Quantum Dot Corpora-
Los nanocristales semiconducto­
res presentan varias ventajas sobre
se con ellos nuevos dispositivos tion, posee los derechos de las téc­ los marcadores moleculares cromá­
electrónicos u ópticos. No se pen­ nicas desarrolladas en mi labora­ ticos al uso. Los cristales inorgá-

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 65-

I
nicos pueden soportar un número una sola fuente de luz, los pode­ grupo, ADN que se acopla a la
de ciclos de excitación y fotoemi- mos rastrear al unísono. otra mitad. El ADN con la se­
cuencia diana entera se engarza en­
NANOTECNICA APLICADA A LA BIOLOGÍA
sión bastante mayor que las molé­ Se está trabajando con ahínco en
culas orgánicas corrientes, que se este método. No terminan ahí, sin seguida a ambos tipos de partícu­
degradan enseguida. Gracias a esa
estabilidad podemos seguir lo que
embargo, las posibilidades que ofre­
cen los puntos cuánticos. Sea una
las y conecta a éstas entre sí. Como
cada partícula tiene múltiples ten­
E s posible que los productos que se exponen aquí aumen­
ten algún día la velocidad y potencia de las pruebas
biomédicas, por ejemplo las que examinan pequeñas mues­
va sucediendo en las células y te­ perla de látex rellena con una com­ táculos de ADN, los segmentos de tras de material en busca de secuencias genéticas determi­
jidos durante intervalos largos. Pero binación de puntos cuánticos. La material genético que lleven la se­ nadas. Por mor de claridad, las imágenes no se han dibu­
el mayor beneficio de los nano- cuenta podría contener puntos de cuencia diana aglutinarán muchas jado a escala
cristales semiconductores es menos cinco tamaños, vale decir, de cinco partículas. Y cuando esas partícu­
sutil. Existen en más colores. colores diferentes, con diversas con­ las de oro se agregan, sus propie­
Los sistemas biológicos, muy centraciones de cada uno. Una vez dades ópticas cambian notablemente;
complejos, nos obligan con fre­ iluminada, la cuenta emitirá luz, la solución de prueba pasa de roja
cuencia a observar varios compo­ que, dispersada por un prisma, pro­ a azul. Como es fácil ver el re­
nentes a la vez. Cuesta lograr ese ducirá cinco líneas espectrales ní­ sultado de la prueba sin instru­
seguimiento porque los distintos tidas, con las intensidades que se mental alguno, un sistema así re­
colorantes orgánicos se excitan con hayan prescrito: una suerte de có­ sultaría óptimo para hacer pruebas
longitudes de onda diferentes. Pero digo de barras espectral. Con per­ domésticas de ADN.
los puntos cuánticos admiten que las así se dispone de un número
se marquen múltiples moléculas enorme de etiquetas (en potencia, Percibir la fuerza
biológicas, cada una con un cris­ miles de millones), cada una de
tal de un tamaño (y por lo tanto las cuales podría pegarse a molé­
de un color) diferente. Puesto que
todos esos cristales se activan con
culas de ADN compuestas de se­
cuencias diferentes de elementos
N inguna exposición de la na-
notécnica aplicada a la bio­
logía estaría completa si olvidára­
genéticos. mos la instrumentación. En parti­ PARTÍCULAS DE ORO
Estas cuentas permiten cotejar cular, el microscopio de fuerza
fácilmente el material genético de atómica, aparato que sondea los
ETIQUETAS MAGNÉTICAS Las nanopartículas de oro ornadas con cortos segmentos de ADN
podrían formar la base de una prueba de la presencia de una se­
una muestra con una biblioteca de materiales a la manera en que el Muchas pruebas descubren la presencia de una molécula o de un cuencia génica (negro) en una muestra. El ADN complementario
secuencias de ADN conocidas (po­ viejo fonógrafo leía los surcos del organismo patógeno al detectar que un anticuerpo se ha trabado a una mitad de esa secuencia (royo) queda unido a un grupo de
dría proceder así el investigador disco: arrastrando una punta afi­ con dicha diana. Cuando los anticuerpos etiquetados con nano- partículas en solución; el ADN complementario de la otra mitad
lada sobre la superficie y detec­ partículas magnéticas se asocian a su blanco, situado en una su­ (azul) a un segundo grupo de partículas. Si la secuencia que inte­
que quisiese saber qué genes están
perficie (primerplano), una breve exposición a un campo magné­ resa está en la muestra, se ligará a los tentáculos de ADN de ambos
activos en ciertas células o teji­ tando las desviaciones que vaya
tico hace que las sondas emitan globalmente una poderosa señal conjuntos de esferas y éstas quedarán atrapadas en una densa red.
dos). Para ello bastaría con expo­ habiendo. Pero la punta de un mi­ Semejante aglomeración hará que la solución cambie de color
magnética. Mientras, los anticuerpos sin ligar van dando tumbos en
ner la muestra a toda la biblioteca croscopio de fuerza atómica es todas direcciones y no producen una señal neta. Esta última pro­ (de rojo a azul).
de cuentas y leer los códigos de mucho más fina que la aguja del piedad posibilita la lectura de los resultados sin tener que eliminar
barras espectrales de los ADN de fonógrafo; puede, pues, captar es­ antes las sondas que no den con su blanco. •
la biblioteca que se acoplasen con tructuras mucho menores. No fue
las secuencias de la muestra. Como tarea fácil fabricar puntas finas y
las secuencias genéticas sólo se poderosas.
acoplan cuando coinciden (cuando La solución apareció en 1996. In­
una secuencia es complementaria vestigadores de la Universidad de
de la otra), los resultados revelarían Rice fijaron un angosto nanotubo
de inmediato la naturaleza del ma­ de carbono a la punta de un mi­
terial genético de la muestra. croscopio de fuerza atómica, y de
Los puntos cuánticos semicon­ esa forma éste pudo sondear mues­
ductores no son las únicas nano- tras de sólo unos nanómetros de
estructuras que nos facultan para tamaño. En 1998 Charles M. Lie-
manifestar ópticamente la compo­ ber y su grupo, de la Universidad
sición genética de un espécimen de Harvard, aplicaron la idea al
biológico. Los trabajos de Chad A. sondeo de biomoléculas y propor­
Mirkin y Robert L. Letsinger, de cionaron un medio de muy alta re­
la Universidad del Noroeste, ofre­ solución para la exploración de molé­
cen otro ejemplo de esa capaci­ culas biológicas complejas y sus REPISAS INTELIGENTES CÓDIGOS DE BARRAS
2. PERLAS DE LÁTEX rellenas de pun­ dad. Su ingenioso método permite interacciones al nivel más básico. Es posible examinar las muestras biológicas en busca de ciertas
tos cuánticos de un solo color bri­ comprobar la presencia de una se­ Quizás el microscopio de fuerza secuencias génicas por medio de pequeños salientes (repisas),
NANOMETRICOS
llan a casi las mismas longitudes de cuencia genética en una solución atómica no se limite pronto a ha­ como los que se emplean en los microscopios de fuerza atómica. Unas perlas de látex con los colores de unos semiconductores
por medio de partículas de oro, de La superficie de cada repisa está revestida con un ADN que se nanométricos, los puntos cuánticos, podrían en principio etiquetar
ondas que los puntos. Se han car­ cer mediciones científicas funda­
13 nanómetros, ornadas de ADN. acopla a una secuencia blanco determinada. Se expone entonces un número cualquiera de sondas dando a cada una su marca propia.
gado también selecciones de colores mentales. El año pasado James una muestra a las repisas. El acoplamiento induce una tensión su­ En respuesta a la luz, las cuentas se identificarían (y, por tanto, las
diferentes en cada cuenta. Se pre­ Trabajan con dos grupos de partí­ K. Gimzewski, del laboratorio de perficial que dobla las repisas afectadas unos nanómetros, no mu­ sondas que se ligasen con ellas) emitiendo una luz que se descom­
tende crear una amplísima variedad culas de oro. El primero porta un investigación de IBM en Zurich, cho, aunque suficiente para revelar que los salientes doblados en­ pondría en un espectro característico de colores e intensidades, una
de etiquetas distintas para pruebas ADN que se acopla a una mitad mostró, con sus colaboradores de contraron sus dianas específicas en la muestra. suerte de código de barras espectral.
biológicas. de la secuencia diana; el segundo IBM y de la Universidad de Ba-

66 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 67


silea, que con una serie de brazos menudo indirectas: buena parte de tamaños diferentes; esos espacios
micrométricos, o repisas, muy pa­ los nuevos trabajos sólo prometen son ideales para albergar agentes
recidos a los que se utilizan en
los microscopios de fuerza atómica,
mejores instrumentos para la in­
vestigación o ayudas para el diagnós­
terapéuticos. Podrían transportar
ADN hasta el interior de las cé­
Fichas bibliográficas
se podían examinar las muestras y tico. Pero en algunos casos los na- lulas para una terapia génica. Ope­ complementarias
buscar en ellas ciertas secuencias noobjetos que se están desarrollando ración que realizarían sin el peli­
genéticas. Adhirieron hebras cor­ podrían cumplir misiones terapéu­ gro potencial de otro vector
tas de ADN a las partes de arriba ticas. Piénsese en fármacos en- importante, los virus modificados • El Centro de Información y
de las repisas. Cuando un material capsulados en envases nanométri- genéticamente.
Documentación Científica del
genético que incluye una secuen­ cos que controlasen la administración Aunque no son las únicas estruc­
cia complementaria se acopla a las precisa del medicamento. Consejo Superior de Investiga­
turas portadoras de fármacos mer­
hebras sujetas a las repisas, genera Me detendré en los dendrímeros ced a su extensa superficie, los den­ ciones Científicas (CINDOC),
una tensión superficial que dobla orgánicos. Hace veinte años Do- drímeros ofrecen un mayor grado ofrece a los lectores de Investi­
a éstas ligerísimamente —sólo unos nald A. Tomalia, del Instituto Mo­ de control y flexibilidad. Quizá se gación y Ciencia información
nanómetros—, lo suficiente para lecular de Michigan en Midland, llegue a la creación de modelos
que se detecte. Debería bastar con bibliográfica adicional proce­
construía los primeros prototipos. que espontáneamente se hinchen y
fabricar un dispositivo con muchas La molécula de dendrímero se va liberen la medicina en presencia dente de Bases de Datos interna­
repisas y cubrir cada una con ti­ ramificando sucesivamente de aden­ de moléculas estimuladoras del pro­ cionales, como complemento a
pos diferentes de ADN para com­ tro afuera. De estructura globular, ceso. Un tal dendrímero, cortado la bibliografía de los artículos de
probar rápidamente si una muestra alcanzan el tamaño de las proteí­ a la medida, soltaría su carga me­ la revista.
biológica posee determinadas se­ nas. Divergen de éstas, sin em­ dicinal en los tejidos u órganos
cuencias genéticas (como se hace bargo, en que no se degradan ni indicados.
ahora rutinariamente por medio de despliegan con facilidad; se lo im­ No podemos olvidar, entre los
los chips génicos) con medios na- piden unos enlaces químicos más • El precio por unidad biblio­
vectores, las cápsulas poliméricas
nométricos y sin tener que eti­ fuertes. huecas que estudia Helmut Móh- gráfica solicitada es de 4.000
quetar. Los dendrímeros, caracterizados wald, del Instituto Max Planck de pesetas, con el 5 0 % de des­
Nos revela ese ejemplo que las por su enorme área superficial in­ Coloides e Interfases de Golm. En cuento para los suscriptores de
conexiones entre la nanotécnica y terna, pueden configurarse de ma­ respuesta ante ciertas señales, las Investigación y Ciencia.
la práctica de la medicina son a nera que presenten cavidades con cápsulas se hinchan o comprimen
y liberan la carga.
Mención aparte merecen unas per- 3. LOS DENDRÍMEROS ORGÁNICOS, aquí en una representación artística, pue­
litas de vidrio recubiertas de oro, den tener más o menos el tamaño de una molécula de proteína. Los dendrí­ CUPÓN DE PEDIDO
las nanocascarillas, inventadas en meros albergan muchas cavidades internas y en ellos se piensa para con­
Ptas.
Microfluidos e investigación biomédica la Universidad de Rice. Aunque
podrían fabricarse de manera que
vertirlos en vectores de fármacos.
O Nanotécnica
absorban luz de casi cualquier lon­ en medicina 4.000
a mayoría de las nanotécnicas que están desarrollándose
L con fines biomédicos toman la forma de objetos diminutos
inmersos en cantidades grandes de fluido, sea agua, sangre
gitud de onda, las nanocascarillas
que captan energía del infrarrojo
que sufriesen daños los tejidos cir­
cundantes.
las sintéticas para formar fibras a
las que las células óseas tienen una
o un complejo brebaje experimental. Pero los investigadores pueden cercano son las más interesantes, Nadie sabe a ciencia cierta si las fuerte tendencia a adherirse. Nombre.
construir también dispositivos que manejan cantidades minúsculas pues esas longitudes de ondas atra­ nanocascarillas acabarán por ma­ Entre los "grandes retos" de la
de esos líquidos. Tales sistemas microfluidos, así se los llama, viesan fácilmente varios centíme­ terializar todo cuanto prometen. Ni Iniciativa Nanotécnica Nacional fi­
bombean soluciones a través de canales estrechos y controlan tros de tejido. Con una fuente in­ si lo harán la legión de na'noes- Dirección Postal
el flujo con válvulas pequeñísimas y campos eléctricos intensos. gura la detección precoz de tu­
tensa de infrarrojos podemos calentar tructuras que se están desarrollando mores. Además, los investigadores
Gracias a esta capacidad de manejar cantidades infinitesimales desde el exterior nanocascarillas in­ con fines médicos, entre ellas las confían en regenerar no sólo hueso, C.P Municipio
de solución se pueden hacer muchos experimentos diferentes con yectadas en el cuerpo; en conse­
una muestra escasa; además pueden realizarse de un modo muy buckybolas de un nanómetro crea­ cartílago o piel, sino también ór­
cuencia, podría intentarse que una Provincia
eficaz, con cientos de pruebas desarrolladas en un solo portador das con unas cuantas docenas de ganos complejos por medio de ar­
de vidrio. Los dispositivos microfluidos ofrecen los medios para nanocascarilla administrase las mo­ átomos de carbono. Pese a todo, mazones artificiales que guíen la Código de suscriptor de Investigación
efectuar experimentos que no podrían acometerse de otra forma; léculas del fármaco en instantes de­ parece probable que alguno de esos actividad de las células. y Ciencia
por ejemplo, aplicar soluciones de prueba con composiciones terminados uniéndola a una cáp­ dispositivos encontrará su sitio en
específicas a partes diferentes de una célula. sula hecha de un polímero sensible la práctica médica de aquí a po­ Copie este cupón y envíelo acompañado
Aunque muchos de los componentes que se están creando para al calor. La cápsula soltaría su con­ cos años. de talón bancario, nominal al CINDOC, o
estos sistemas superan de lejos la miera, en algunos dispositivos tenido cuando la deformase el ca­ Hemos de contar, además, con de giro postal por valor de las unidades
experimentales hay dimensiones nanométricas. Destacan los méto­ lentamiento suave de la nanocas­ Bibliografía complementaria
la perspectiva de estructuras ma­ bibliográficas solicitadas.
dos que el equipo de Harold G. Craighead, de la Universidad de carilla que llevase adherida.
Cornell, ha ideado para clasificar fragmentos de ADN en agua por yores, realizadas con elementos na-
Ul.TRASENSITIVE MAGNETIC BlOSEN-
su tamaño según lo que tarden en atravesar cien nanómetros de Se ha pensado aplicar también nométricos, que imiten los proce­ CINDOC - Consultas Bibliográficas
SOR FOR HOMOGENEOUS INMUNOAS-
ancho o en recorrer microcanales que van estrechándose repetida­ las nanocascarillas a la oncotera- sos naturales de la vida. Esos SAY. Y. R. Chemla. H. L. Grossman, Joaquín Costa, 22
mente hasta que su hondura es de 75 a 100 nanómetros. Estos pia, mediante la unión de las es­ materiales podrían servir para re­ Y. Poon, R. McDermott, R. Stevens, 28002 Madrid
u otros dispositivos con nanofluidos podrían en principio aumentar feras doradas a anticuerpos que se parar tejidos deteriorados. Ya se M. D. Alper y J. Clarke en Procee- Télex: 22628 CFDMD/E
la velocidad y reducir el coste de la separación de las moléculas han construido armazones donde dings of the National Academy of Tel. (91)563 54 82
traben específicamente con células Sciences USA, vol. 97, núm. 27, págs.
de ADN para su secuenciación; en teoría, cabría adaptarlos a la tumorales. En teoría, bastaría con crece hueso. Samuel I. Stupp, de la 14.268-14.272, 19 de diciembre de
separación de proteínas o de otras moléculas. Universidad del Noroeste, pionero
calentar las nanocascarillas para 2000.
destruir las células cancerosas sin de este método, combina molécu­

68 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 69


usan un útil cada vez y los asen
Nanotécnica y ensambladores sin emplear dedo alguno.
Es importante que las críticas a
la nanotécnica se hagan con acier­
to, pues de ellas dependen deci­
siones vitales para la sociedad. Si
Uno de los iniciadores de la nanotécnica molecular predice que minúsculos robots la nanotécnica molecular, tal como
se describe aquí, es correcta, las
revolucionarán la industria fabril y transformarán la sociedad cuestiones de política pueden apa­
recer muy distintas de como gene­
ralmente se espera. La mayoría de
K. Eric Drexler la gente cree que el calentamiento
global será difícil de corregir, pero
con la nanotécnica el exceso de
gases del efecto invernadero podría
cho el rendimiento energético de eliminarse de la atmósfera por poco

E
n 1959, en una célebre confe­ que los sistemas de máquinas mo­
rencia, Richard Feynman di­ leculares y sus productos pueden los transportes y, en definitiva, la dinero. Las proyecciones actuales
sertó sobre las fronteras de fabricarse económicamente en can­ economía de los desplazamientos de la Seguridad Social dan como
la miniaturización. A partir del es­ tidades industriales. espaciales. Una vez más parecen hecho una población anciana cre­
tado en que se encontraba enton­ Yendo más allá de la analogía viables los viejos sueños de ex­ ciente y de salud deficiente. Con
ces la técnica (en una época en biológica, sería una pretensión na­ pandir la biosfera más allá de nues­ una nanotécnica médica avanzada,
que una sumadora apenas cabía en tural colocar cada átomo en un lu­ tro vulnerable planeta. los mayores del mañana podrían
el bolsillo de la gabardina), exa­ gar elegido (donde actuaría como Quizás el objetivo más excitante ser más activos y sanos que los
minó los límites impuestos por las parte de algún componente activo sea la reparación molecular del de hoy, confiriendo un significado
leyes físicas para concluir soste­ o estructural) sin moléculas so­ cuerpo humano. Se vislumbran ro­ nuevo a los "años dorados".
niendo la posibilidad (incluso la brantes en libertad que atasquen bots médicos nanométricos que Igualmente, tenemos ahora que
inevitabilidad) de la construcción los mecanismos. Un tal sistema no podrían destruir virus y células can­ centrarnos en la evitación de ac­
"átomo a átomo". sería ni un líquido ni un gas, pues cerosas, reparar estructuras dañadas, cidentes y en prevenir el abuso de
Lo que entonces parecía una am­ ninguna molécula se movería al eliminar acumulaciones de residuos esta poderosa técnica. Se ha rea­
bición absurda, estrafalaria, se ha azar, ni tampoco un sólido, en el del cerebro y devolver el cuerpo a lizado un trabajo bien fundamen­
convertido ahora en una meta am­ que las moléculas ocupan sitios fi­ su estado de salud juvenil. tado respecto a la prevención de
pliamente compartida. Decenios de jos. En vez de ello, esa nueva ma­ Otra sorprendente aplicación mé­ K. ERIC DREXLER concibió la idea de taje menos general podría llevar a accidentes importantes. Las Pautas
progreso técnico han reducido la teria de fase máquina exhibiría el dica sería la eventual capacidad de los sistemas mecánicos moleculares cabo las funciones antes mencio­ de Previsión, disponibles en la Te­
microeléctrónica hasta los umbra­ movimiento molecular que hoy sólo reparar y revivir a esos pocos pio­ (en segundo plano se muestra un com­ nadas. Pero como la idea de en­ laraña Mundial, esbozan las nor­
les de la escala molecular, mien­ puede verse en líquidos y gases y neros en estado de animación sus­ ponente de uno de ellos). samblador sigue siendo controver­ mas de seguridad propuestas.
tras que el progreso científico en también la resistencia mecánica ca­ pendida (considerados legalmente tida, vale la pena mencionar las Pero el reto de evitar el abuso
el dominio molecular (sobre todo, racterística de los sólidos. Su vo­ fallecidos), incluso los que fueron objeciones que suscita. (la explotación de esta técnica por
en los mecanismos moleculares de lumen estaría lleno de mecanismos preservados mediante la tosca téc­ la industria. Imagínese un brazo Hablando en un encuentro re­ gobiernos agresivos y grupos terro­
los sistemas vivos) ya ha conse­ activos. nica de almacenamiento criogénico robótico que se coloca sobre una ciente patrocinado por la Asocia­ ristas para sus propios fines) aún
guido que muchos admitan lo que La capacidad de construir obje­ de los años sesenta. Las técnicas correa transportadora, recoge un ción Americana para el Progreso se alza muy amenazador. En estos
un genio imaginaba en solitario tos con exactitud molecular revo­ de vitrificación de hoy, que evi­ útil cargado, aplica éste a una pieza de la Ciencia, un destacado quí­ días la analogía más afín a este
hace tanto tiempo. lucionará la fabricación, permi­ tan la formación de los dañinos en proceso, retorna el útil vsfcío a mico preguntaba cómo podría ali­ problema es la dificultad para con­
Inspirados por la técnica mole­ tiendo mejorar las propiedades de cristales de hielo, deberían hacer la correa, recoge el siguiente útil mentarse de energía y gobernarse trolar la proliferación de armas
cular, los estudios sobre nanotéc- los materiales y las prestaciones más fácil la reparación, pero el cargado, y así sucesivamente, tal un ensamblador y si de veras químicas y biológicas. El progreso
nicas avanzadas se han centrado de los mecanismos. Además, cuando propio proceso original parece que como en las fábricas automatiza­ podría romper y reconformar unos hacia la nanotécnica molecular re­
en la construcción de abajo arriba, un proceso de producción controla preserva la estructura cerebral lo das modernas. enlaces moleculares fuertes. A tan salta la urgencia de hallar méto­
en la cual las máquinas molecula­ cada uno de los átomos, nada jus­ suficientemente bien para facilitar Ahora, mentalmente, hagamos que razonables preguntas puede res­ dos eficaces para manejar unas
res ensamblan bloques, o compo­ tifica los vertidos tóxicos al aire la restauración. todo ese mecanismo encoja, correa ponderse exponiendo diseños y técnicas emergentes potentes, va­
nentes, básicos para formar pro­ o a las aguas. Asimismo, las me­ Se prevé que la base técnica de transportadora incluida, hasta di­ cálculos ya realizados, aunque, por liosas y expuestas al mal uso.
ductos, nuevas máquinas moleculares joras en la fabricación abaratarían tales posibilidades estará quizá lista mensiones moleculares para ima­ su volumen, no caben en este ar­
incluidas. La biología nos revela las células solares y los sistemas dentro de una a tres décadas. Por ginarnos un sistema de construc­ tículo.
de almacenamiento de energía, re­ ahora, los trabajos se centran en ción a escala nanométrica. Con una Otro químico, también muy co­
cortando las demandas de carbón las etapas iniciales: descubrir cómo variedad suficiente de útiles, ese nocido, objeta que un ensamblador
y petróleo y reduciendo aún más construir estructuras mayores con sistema sería un dispositivo de mon­ necesitaría diez "dedos" robóticos Bibliografía complementaria
la contaminación. Esos adelantos exactitud atómica, aprender a di­ taje de uso general, apodado en­ para ejecutar sus operaciones y que
suscitan esperanzas de que los pue­ señar máquinas moleculares e iden­ samblador. En principio, sería ca­ no hay espacio suficiente para to­ ENGINES OF CREATION: TIIE COMINO
K. ERIC DREXLER es presidente del blos del mundo en desarrollo pue­ tificar los objetivos intermedios con paz de construir cualquier cosa, dos ellos. Pero la necesidad de un ERA OF NANOTECIINOLOGY. K. E.
Instituto de Prospección, investigador dan alcanzar los niveles de vida buenos resultados. hasta una copia de sí mismo. número tan elevado de dedos nunca Drexler. Fourlh Estáte, 1990.
del Instituto de Fabricación Molecu­ del Primer Mundo sin causar un se ha comprobado y ni siquiera ra­ NANOSYSTEMS: MOLECULAR MACHI­
lar y autor de Engines of Creation y Para entender el potencial de la Como campo, la nanotécnica mo­
desastre ecológico. NERY, MANUFACTURING, AND COM-
Nanosystems: Molecular Machinery, técnica de fabricación molecular, lecular no depende de la factibili- zonado en serio. Por contraste, los PUTATION. K. E. Drcxlcr. John Wi-
Manufacturing, and Computation. Unos materiales baratos, livianos conviene fijarse en los macrosis- dad de ese propósito concreto; un diseños que han sufrido (y resis­ ley & Sons, 1992.
y muy robustos aumentarían mu­ temas de máquinas empleados en conjunto de dispositivos de mon­ tido) los escrutinios más severos

70 INVRSTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


Pero, ¿quién controlará a esos
Nanotécnica y química autorreplicantes? ¿Cómo saber que
esos diablillos no mutarán y que
alguno de los mutantes no alcan­
zará la capacidad, como las célu­
las cancerosas, de desatender las
¿Cuándo veremos los robots de escala nanométrica? señales que le ordenen autodes-
truirse? ¿Cómo detenerlos cuando
En química, nunca hayan llegado a tan maligno es­
tado? Los robots autorreplicantes
serían el equivalente a una nueva
Richard E. Smalley forma de vida parasitaria, y no
habría modo de impedir su ex­
pansión indefinida hasta que todo
lo que hay en la Tierra se con­
virtiera en una gris y pegajosa masa
amorfa. . K
Aún más pavoroso sería que, por
su diseño o bien por una mutación
aleatoria, desarrollaran la capaci­

C
uando un chico y una chica la reacción es el pretendido. En viarlas al robot. Si éste pudiera dad de comunicarse entre sí. Acaso
se enamoran suele decirse una reacción química ordinaria, de realmente construir cualquier cosa, se agruparían, constituyéndose en
que entre ellos hay "buena cinco a 15 átomos contiguos al lu­ podría construir otra copia de sí unos sistemas nerviosos primitivos.
química". El uso común de la pa­ gar de la reacción se traban en un mismo. Por tanto, podría autorre- Quizá realmente pudieran conver­
labra "química" en las relaciones intrincado vals que se ejecuta en plicarse. Tras un rato, tendríamos tirse en "entes vivos", como quiera
humanas se acerca a las sutilezas una exigua región del espacio, no un segundo robot y, después de un que definamos tal expresión. En­
de lo que realmente sucede en los mayor que un nanómetro de lado. poco más de tiempo, cuatro, luego tonces, en las memorables palabras
más mundanos acoplamientos en­ De unos años acá se ha difun­ ocho, después 16, y así sucesiva­ de Bill Joy, de Sun Microsystems,
tre moléculas. En la reacción quí­ dido la idea de unos diminutos ro­ mente. el futuro, lisa y llanamente, no nos
mica entre dos moléculas, se for­ bots (llamados ensambladores) ca­ Supongamos, por seguir con la necesitaría.
man enlaces entre algunos de los paces de manipular y construir cosas fábula, que cada robot se compu­ ¿Qué base tiene la idea de robot
átomos, operación que acostumbra átomo a átomo. Imagínese un en­ siera de mil millones de átomos nanométrico autorreplicante? Pen­
ser una complicada danza en la que samblador solitario: trabajando con (10 9 átomos) en alguna estructura semos. Los átomos son minúscu­
intervienen movimientos en múl­ frenesí, al ocuparse de la tarea asig­ increíblemente complicada. Si esos los y se mueven de modo definido
tiples dimensiones. Pero no reac­ nada, realizaría numerosos enlaces dispositivos pudieran ser ensam­ y circunscrito; con propiedad, se
cionan dos moléculas cualesquie­ nuevos, colocando quizá hasta mil blados a la velocidad total, antes mueven de manera que minimizan
ra. Deben ser las idóneas. Y si la millones de átomos nuevos por se­ imaginada, de mil millones de áto­ la energía libre de sus entornos lo­
química es muy, muy buena, las gundo en la estructura deseada. mos por segundo, cada robot tar­ cales. El "pegamento" electrónico
moléculas que sí reaccionen ren­ Pero, pese a tal rapidez, resultaría daría sólo un segundo en sacar una que los sujeta unos a otros no es
dirán todas exactamente el pro­ irrelevante para manejar una nano- copia de sí mismo. Este clon podría local de cada enlace, sino sensi­
ducto deseado. factoría: para generar siquiera una entonces "ponerse en marcha" para ble a la posición exacta e identi­ blema de los dedos pegajosos. Como EL PREMIO NOBEL Richard E. Smal­
En el centro de toda reacción minúscula cantidad de producto un iniciar su propia reproducción. Tras dad de todos los átomos vecühos. los dedos de un brazo manipula­ ley descarta la idea de robots na­
química, los átomos que van a for­ ingenio tal en solitario tardaría mi­ 60 segundos de tan frenética clo­ Así, cuando el brazo del nanoma- dor deben estar hechos de átomos, nométricos ingobernables.
mar los nuevos enlaces no son los llones de años. (Hacer un mol de nación, habría 2 6 0 unidades, que nipulador de nuestro robot agarra tienen un cierto tamaño irreduci­
únicos que se mueven en torno: lo que sea, pongamos unos 30 gra­ es una increíble cifra de 1 x 1018, un átomo y se va a insertarlo en ble. No hay sitio bastante en la
así hacen también todos los áto­ mos, requeriría al menos 6 x 10 23 o sea, un trillón. Ese ingente ejér­ el lugar deseado, se encuentra con región, de tamaño nanométrico, Ambos problemas son funda­
mos a los que aquéllos están uni­ enlaces, uno por átomo. A la ver­ cito de robots nanométricos pro­ un problema fundamental. No sólo donde se produce la reacción para mentales, y ninguno evitable. No
dos y los que a su vez están co­ tiginosa velocidad de 109 por se­ duciría 30 gramos de producto en tiene que controlar el nuevo átomo, acomodar a todos los dedos de to­ hay posibilidad en nuestro mundo
nectados a éstos. Todos esos átomos gundo, nuestro robot nanométrico 0,6 milisegundos, es decir, 50 ki­ sino todos los átomos de la re­ dos los manipuladores necesarios para los autorreplicantes. Para co­
deben moverse de un modo exacto tardaría 6 x 10 14 segundos, o sea, logramos por segundo. Eso ya es gión. No pasa nada, diremos: nues­ para controlar la química. Cierto locar cada átomo en su sitio harían
para asegurar que el resultado de 1013 minutos, que hacen 6,9 x 109 otra cosa. tro ingenio tendrá un brazo mani­ es que, como dijo Richard Feyn- falta dedos mágicos.
días, o 19 millones de años.) Tal Puede que, en general, tales ro­ pulador más por cada uno de esos man, "hay mucho sitio por abajo".
ensamblador no aportaría nada al La química es ciertamente sutil.
bots no sean lo que se dice inte­ átomos. Controlaría entonces todo Pero no tanto sitio.
mundo macroscópico "real". No se consigue que un chico y
resantísimos para construir canti­ lo que pasara en el escenario de
Los dedos del manipulador del una chica se enamoren empuján­
Imaginemos, no obstante, que ese dades prodigiosas de algo, pero los la reacción.
hipotético robot nanométrico auto­ dolos uno hacia el otro. Como la
ingenio fuese tan versátil que cons­ robots autorreplicantes encierran un Pero, recordemos, la región donde rreplicante, además de gruesos, son danza del amor, la química es un
RICHARD E. SMALLEY ocupa la truyera cualquier cosa, mientras dis­ interés innegable. De ser viables,
cátedra Gene y Norman Hackerman
debe controlarse la química es mí­ demasiado pegajosos: los átomos de vals con su propio paso-vuelta-paso
pusiera de átomos del tipo ade­ la idea de una máquina capaz de nima, del orden de un nanómetro las manos del manipulador se ad­ al compás de tres por cuatro. No
de física y química en la Universi­
dad de Rice. Por su descubrimiento cuado, una fuente de energía y un construir cualquier cosa desde un de lado. Esa limitación implica al herirían al átomo que estuvieran mo­ basta con querer para que un vals
de los fullerenos recibió el premio conjunto de instrucciones exactas. reproductor de CD a un rascacie­ menos dos dificultades básicas. A viendo. Por ello, muchas veces sería sea un merengue, ni para que po­
Nobel de química de 1996. Esas instrucciones podrían elabo­ los en un tiempo notablemente corto una la llamo el problema de los imposible soltar ese minúsculo blo­ damos colocar cada átomo justo en
rarse con un ordenador y luego en­ no parece tan inverosímil. dedos gordos y a la otra el pro­ que básico en el lugar correcto. el sitio correcto.

72 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 73


Máquinas nanométricas
antiguas y futuras
La biología supera las fantasías más atrevidas
con que se ha presentado el futuro de los robots moleculares

George M. Withesides

E
ntre los logros prometidos contrapartida macroscópica, lo que plejo sistema molecular que rea­
por la nanotécnica ocupan reviste interés al considerar su apli­ liza una función, aunque sea pro­
un puesto de honor las má­ cación práctica. De nuevo cuño, nos ducto de la evolución y no mate­
quinas. Los artefactos poseen una hallaríamos ante una máquina uni­ rialización de un plano?
atracción inmediata. Resultan evi­ versal. Fabricaría cualquier estruc­ Existen ya máquinas nanométri­
dentes los beneficios aportados por tura, a sí misma incluida, por el cas en forma de componentes mo­
los poderosos ingenios de nuestro método de "aprehender y colocar" leculares funcionales de las célu­
mundo: aviones, submarinos, ro­ a escala atómica: un juego de te­ las vivas —moléculas de proteínas
bots de soldadura, hornos y otros. nazas nanométricas tomaría los áto­ o ARN, agregados de moléculas,
Si se pudieran tomar las mismas mos uno a uno de su entorno y los y orgánulos—, de una enorme va­
ideas que han servido para pro­ colocaría donde debiera. Drexler riedad y perfección. La pregunta
yectarlos y aplicar aquéllas a má­ imagina una sociedad transformada general de si hay máquinas na­
quinas de tamaño minúsculo, ¿quién por pequeñas máquinas que podrían nométricas ha sido, pues, respon­
sabe lo que podrían ser capaces de producir, en horas y sin coste ape­ dida afirmativamente por los bió­
hacer? nas, lo mismo un aparato de tele­ logos. Ahora importa conocer cuáles
Cuando se especula sobre má­ visión que un ordenador. Pero la son los planos más interesantes
quinas pequeñas suele pensarse en idea no deja de tener su lado os­ para fabricar las futuras máquinas
dos clases, a saber, las que reme­ curo. La capacidad de autorrepli- nanométricas. Y discernir los ries­
dan prototipos existentes y las que cación asociada al ensamblador ha gos que éstas podrían acarrear.
constituyen una novedad radical. despertado la pesadilla del fantasma Las células alojan máquinas mo­
En el primer caso, hablaríamos de gris: miles de nanoensambladores leculares que recuerdan los arte­
submarinos nanométricos, con di­ autorreplicándose en innumerables factos creados por el hombre. Pen­ y organización, totalmente diferente formaron por entero la superficie 1. FLAGELOS de la bacteria Escheri-
mensiones de milmillonésimas de copias y devastando el planeta en semos, por ejemplo, en el rotor del método de fuerza bruta suge­ y la atmósfera de nuestro planeta. chía coli, impulsados por motores na­
metro y eslora de decenas o esca­ este proceso. fijo en la membrana de una bac­ rido por el ensamblador. * A ese cambio nadie le llamaría nométricos. El motor bioquímico im­
sos centenares de átomos. Por se­ ¿Hay fundamento para hablar de teria que hace girar un eje; a pri­ Pasemos a la aludida devasta­ "devastación del planeta", salvo un pulsa un eje rotatorio que hace girar
guir con el ejemplo, se trataría de máquinas nanométricas? ¿Son rea­ mera vista parece un motor eléc­ ción del planeta. Hasta cierto punto, observador exterior que podría pen­ a los flagelos, y permite que el mi­
una máquina apta para navegar a lizables? En caso afirmativo, ¿se trico. Otros elementos guardan una las células biológicas ya han de­ sar de modo distinto. croorganismo se desplace a través
través de la sangre, buscando cé­ trataría de versiones a menor escala afinidad más lejana; así, la aso­ vastado la Tierra. Antes de que Por ello la cuestión no es si las del líquido.
lulas enfermas y destruyéndolas. de las habituales en nuestro mundo ciación de ARN y proteínas —el surgiese la vida, el planeta era muy máquinas a nanoescala pueden exis­
La novedad absoluta de> la se­ o funcionarían con otros principios? ribosoma— fabrica proteínas a través distinto del que observamos. Su tir —ahí están— o si encierran in­
gunda clase se epitomiza en el en­ ¿Podrían asolar el planeta? de un proceso similar a una ca­ superficie estaba formada por mi­ terés —ninguno de nosotros se con­ funciona la estrategia biológica?
samblador, propuesto por K. Eric Para contestar a tan intrigantes dena de montaje. Pero no faltan nerales; su atmósfera era rica en sideraría irrelevante—, sino dónde ¿En qué se equipararía a una es­
Drexler. Esta máquina carece de cuestiones partiremos de una pre­ máquinas moleculares sin contra­ dióxido de carbono. La vida re- buscar nuevas ideas para su di­ trategia basada en la fabricación
gunta más sencilla: ¿en que con­ partida obvia con las máquinas ma­ modeló rápida y completamente el seño. ¿Deberíamos acudir a la ca­ de versiones nanométricas de má­
siste una máquina? De las muchas croscópicas; por botón de muestra, planeta: contaminó la prístina su­ dena de montaje de una gran em­ quinas existentes? ¿Y a una nueva
definiciones posibles, me quedaré la topoisomerasa, una enzima, de­ perficie con microorganismos, plan­ presa automovilística o escudriñar estrategia del tipo sugerido por el
con la que la describe como "un senrolla el ADN de doble cadena tas y materiales orgánicos origi­ el interior de una célula de Es- ensamblador?
dispositivo para ejecutar una ta­ cuando forma un tirabuzón dema­ nados por ellos; eliminó en gran cherichia colil
GEORGE M. WHITESIDES es ca­ rea". Toda máquina nace de un siado compacto. El modo en que parte el dióxido de carbono de la Comparemos máquinas nanomé­ Copiadoras moleculares
tedrático de química en la Universi­ proyecto, se construye siguiendo estos componentes se fabrican en atmósfera e inyectó enormes can­
dad de Harvard. Agradece a sus co­ tricas biológicas, especialmente el
un determinado proceso, consume la célula —una síntesis eficaz de tidades de oxígeno. Hubo un cam­ sistema biológico autorreplicante
laboradores Kateri Paúl y Abraham
Stroock las numerosas sugerencias re­
cibidas para la confección del artículo.
energía y funciona según la infor­
mación recibida. Pero, ¿por qué no
moléculas largas, combinada con
el autoensamblaje molecular— cons­
bio radical. Las células —conjun­
tos autorreplicantes de máquinas
esencial, la célula, con mecanis­
mos nanométricos modelados según
L a célula es una estructura auto-
replicante. Aprehende molé­
culas de su entorno, procesa al­
considerar máquina también al com­ tituye un modelo por su economía nanométricas moleculares— trans­ los artefactos que nos rodean. ¿Cómo gunas para combustible y trans-

74 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 75


forma otras en componentes que fabricación tridimensional según el yoría de las máquinas nanométri- pende el movimiento rotatorio que camino hacia máquinas micromé- quina que pueda realizar cualquier
utiliza para sintetizar, subsistir, mo­ método de aprehender y colocar: cas de la célula son catalizadores hace girar los flagelos, prolonga­ tricas más complejas y máquinas composición y armar cualquier es­
verse y defenderse. El ADN al­ se limita a ensartar cuentas (por moleculares. Estos catalizadores se ciones cimbreantes que, al actuar nanométricas modeladas según los tructura con sólo colocar un átomo
macena la información necesaria ejemplo, aminoácidos) en un co­ encargan de la mayor parte del como propulsores, facilitan el des­ artefactos de la vida moderna, pero por vez, se orillan los aspectos más
para la síntesis y el funcionamiento llar (un polipéptido) y deja que trabajo: forman los lípidos, que a plazamiento de las bacterias por el queda un largo trecho por reco­ ingratos de la fabricación. El pro­
entre generaciones sucesivas. El éste se autoensamble en una má­ su vez se autoensamblan en la lá­ agua. A la manera de un motor rrer antes de que podamos produ­ blema ahora es que a los quími­
ARN mensajero, o ARNm, sirve quina (una proteína). Así, la in­ mina flexible que engloba a la eléctrico, el flagelar consta de un cir mecanismos nanométricos en cos no les parece factible el en­
de transcripto transitorio de dicha formación para la estructura tridi­ célula; fabrican los componentes eje y una carcasa. Pero la simili­ cantidad suficiente para cualquier samblador. Detengámonos en sólo
información, "diciendo" a los ri- mensional funcional viene cifrada moleculares necesarios para la tud entre el motor eléctrico y el propósito práctico. Tampoco hay dos impedimentos.
bosomas qué proteína han de fa­ en la secuencia de cuentas. Las autorreplicación; producen energía flagelar es, en realidad, mera ilu­ razones para suponer que las má­ El primer inconveniente reside
bricar. Las membranas proporcio­ tres clases principales de molécu­ y regulan su consumo por la célu­ sión. El motor flagelar no consume quinas nanométricas se tengan que en las tenazas, o mandíbulas, del
nan compartimentos que engloban las —ADN, ARN y proteínas— se la; almacenan la información para corriente eléctrica para generar cam­ parecer a tales artefactos. ensamblador. Si tienen por misión
las zonas de trabajo, albergan por­ fabrican de acuerdo con esa es­ registro y operatividad; y mantie­ pos magnéticos oscilantes; antes ¿Podrían^ autorreplicarse los sis­ aprehender átomos con suma des­
tales que controlan el flujo de molé­ trategia; las proteínas se encargan nen el medio interno dentro de los bien, aprovecha la degradación del temas nanométricos? En el estado treza, deberán ser menores que los
culas hacia el interior y el exte­ luego de proporcionar el resto de parámetros apropiados de funcio­ ATP para modificar la forma de actual de nuestros conocimientos átomos. Pero las mandíbulas han
rior de la célula, y mantienen las las moléculas. En numerosas oca­ namiento. las moléculas que, cuando se com­ no sabemos construir máquinas de estar hechas de átomos y, por
moléculas que vigilan el entorno siones, las proteínas también se Entre las diversas y maravillosas binan con. uik, refinado trinquete autorreplicantes de ningún tipo, ni tanto, son mayores que el átomo
de la célula. A las proteínas (a me­ asocian de forma espontánea con máquinas moleculares empleadas molecular, promueven el giro del grandes ni pequeñas. Partiendo de que deben asir y alojar en su si­
nudo en cooperación con otras molé­ otras moléculas —proteínas, áci­ por la célula, destacaría cuatro: ri- eje de la proteína. recientes estudios biológicos, algo tio. (Sería como ponerse a fabri­
culas) les corresponde la tarea cons­ dos nucleicos y moléculas pe­ bosoma, cloroplasto, mitocondria y entendemos sobre el nivel mínimo car un reloj de precisión con los
tructiva en la célula y movilizar queñas— para constituir estructu­ motor flagelar bacteriano. El ribo- Máquinas nanométricas de complejidad en una célula viva dedos, sin herramientas.) El se­
las partes pertinentes cuando debe ras funcionales mayores. Como soma, formado por ARN ribosó- y artefactos humanos que permita la autorreplicación: un gundo inconveniente recae en la
hacerse. estrategia para construir complejas mico (ARNr) y proteínas, resulta sistema, de unos 300 genes basta naturaleza de los átomos. Los de
La estrategia adoptada por la cé­ estructuras tridimensionales, tal mé­ clave. Se encuentra en el punto de odríamos aproximarnos algún para la autorreplicación. Muy es­ carbono, en particular, se unen fuer­
lula para fabricar sus componen­ todo de síntesis lineal, seguido de enlace entre información y acción, día al eficaz rendimiento de casas*- son las pistas sobre cómo temente a sus vecinos. Se necesi­
tes —y así reproducirse y mante­ varios niveles de autoensamblaje entre ácidos nucleicos y proteínas. la maquinaria celular creando con­ traducir ese número en máquinas taría mucha energía para extraer
nerse a sí misma— se funda en molecular, es probablemente insu­ Es una máquina extraordinaria en trapartidas liliputienses de nuestros mecánicas de tipos más familiares un átomo de su posición (un pro­
dos principios. Consiste el primero perable en punto a rendimiento. su perfección, que recoge la in­ artefactos industriales? La micro- a nosotros, y no tenemos ninguna blema para el suministro de energía)
en utilizar un solo proceso quí­ La célula se resume en un con­ formación presente en el ARNm y fabricación ha conocido la gloria sobre cómo diseñar un sistema de y se liberaría una cuantía notable
mico —polimerización— para sin­ junto de catalizadores (moléculas la utiliza para sintetizar proteínas. de un éxito resonado en los tran­ máquinas autorreplicante y capaz de energía cuando se situase en su
tetizar grandes moléculas lineales. que provocan e intervienen en las Los cloroplastos de células ve­ sistores y demás componentes de de automantenerse. Apenas hemos lugar (un problema de enfriamiento).
El segundo es construir moléculas reacciones químicas sin que ellas getales y algas contienen matrices los microcircuitos. La aplicación dado los primeros pasos hacia la Y lo que reviste importancia ma­
que espontáneamente se pliegan en mismas se consuman) y de otras moleculares que actúan como an­ de estas técnicas a tipos sencillos autorreproducción en sistemas no yor: el átomo de carbono forma
estructuras funcionales tridimen­ especies funcionales, como senso­ tenas ópticas sintonizadas, recogen de máquinas con partes móviles biológicos [véase "La autorrepli­ enlaces con casi todo. Es difícil
sionales. Esta estrategia bipolar no res, elementos estructurales, bom­ fotones de la luz solar y los em­ —osciladores mecánicos y espejos cación de las máquinas", por Moshe imaginar cómo se construirían las
exige ningún proceso tortuoso de bas y motores. A la postre, la ma­ plean para generar combustible quí­ móviles— se ha resuelto con bien. nSipper y James A. Reggia; IN­ mandíbulas del ensamblador sin
mico que la célula acopia para aco­ El desarrollo de tales sistemas mi- VESTIGACIÓN Y CIENCIA, octubre que se enlazaran los átomos al ex­
meter muchas de sus operaciones. croelectromecánicos (MEMS) avanza 2001]. traerlos de su material original.
El cloroplasto también convierte el con rapidez, pero las funciones que (Algo así como armar su reloj con
Hay otros problemas que pro­
agua en oxígeno, que contaminó cumplen son elementales; además partes aprovechadas de otro reloj
yectan sombras alargadas. ¿De dónde
así la atmósfera cuando apareció se trata de máquinas micrométri- en el que todas las piezas estu­
extraer la energía para una má­
la vida sobre la Tierra. El ele­ cas, no nanométricas. Los prime­ viesen revestidas con un pegamento
quina nanométrica autónoma? No
mento del cual dependen nuestras ros MEMS a escala nanométrica muy adherente: si consiguiera se­
existen enchufes eléctricos a es­
vidas fue, en un principio, pro­ (NEMS, o sistemas nanoelectro- parar las piezas, éstas se pegarían
cala nanométrica. Para cumplir sus
ducto de desecho de la absorción mecánicos), de construcción re­ a sus dedos.)
funciones, la célula acude a reac­
celular de la luz. ciente, no han salido de lajfase de ciones químicas de compuestos es­ Admitamos que se pudiese cons­
La central celular de energía se ensayo experimental. pecíficos; falta por desarrollar la truir un submarino nanométrico,
halla en las mitocondrias. Este orgá- La fabricación de dispositivos estrategia correspondiente para má­ ¿funcionaría? El submarino que sale
nulo lleva a cabo la combustión nanométricos con partes móviles quinas nanométricas. ¿Cómo al­ de los astilleros avanza por el agua
controlada de la glucosa y genera debe habérselas con problemas es­ macenaría y utilizaría la informa­ gracias a la combinación de una
energía para el sistema. En su ope­ pinosos. Así, los de fricción y ad­ ción una máquina nanométrica hélice rotatoria —que, al girar,
ración produce moléculas de ATP herencia. Por ser muy grande la autorreplicante? La biología nos re­ obliga a que el agua vaya hacia
que se mueven a través de la cé­ relación de superficie a volumen vela una estrategia, basada en el atrás y el submarino hacia ade­
lula por difusión y que son con­ en los dispositivos pequeños, los ADN. Si quisiese seguir una vía lante— y planos móviles que guían
tribuyentes esenciales para muchas efectos de superficie —beneficio­ diferente, no está claro por dónde su rumbo. Las bacterias que na­
reacciones biológicas. sos o perjudiciales— adquieren una empezar. dan se sirven de estructuras —fla­
El motor flagelar de las bacte­ importancia mucho mayor que en El ensamblador, con sus tenazas gelos— que se parecen a espira­
rias es una máquina nanométrica los dispositivos de cierto tamaño. para aprehender y colocar en su les flexibles o látigos, aunque
especial. Se trata de un agregado Algunos problemas se resolverán sitio debido, esquiva muchas difi­ desempeñan una función similar a
2. UN MOTOR ELÉCTRICO ESTÁNDAR tiene una semejanza superficial - y a muy estructurado de proteínas e si merece la pena, pero de mo­ cultades asociadas a la fabricación la de la hélice. No siguen un tra­
la vez sorprendente- con el motor rotativo bioquímico (arriba a la derecha) instalado en la membrana de mu­ mento presentan retos técnicos har­ de máquinas nanométricas y a la yecto predeterminado, sino que
que hace girar los flagelos en una bacteria. chas células bacterianas. De él de- to desafiantes. Se progresará en el autorreplicación. Instalando una má­ avanzan sincopadamente, con un

76 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 77


movimiento que en el mejor de los lógicos habrá que inventar muchos
casos tiende en la dirección gene­ tipos de funciones.
ral de una fuente de alimento. En ¿Y qué hemos aprendido de todo
los objetos nanométricos, aunque esto sobre la amenaza apocalíptica
se pudiese fabricar una hélice, sur­ del ogro gris? Si encerrasen algún
giría un nuevo problema, muy grave: peligro las máquinas nanométri­
el azote aleatorio de las molécu­ cas, dimanaría de su capacidad de
las de agua. autorreplicación. Para que un sis­
Las moléculas de agua serían me­ tema sea autorreplicante debe con­
nores que un submarino nanomé- tener toda la información que ne­
trico, pero no mucho menores; su cesita tal proceso y recoger del
movimiento térmico es rápido a es­ entorno los materiales a emplear y
cala nanométrica. Las colisiones la energía que le permita llevarlo
con ellas provocan que el objeto a cabo. También ha de poder fa­
nanométrico rebote alrededor de las bricar y ensamblar (o dejar ensam­
mismas con prontitud (un proceso blar) las piezas requeridas para
llamado movimiento browniano) y crear la copia. La biología ha solu­
en direcciones aleatorias; cualquier cionado todos estos problemas; los
esfuerzo por tomar un curso defi­ sistemas biológicos autorreplican-
nido se frustraría ante las conti­ tes —desde las bacterias patóge­
nuas colisiones con moléculas de nas hasta las células cancerosas—
agua que se moviesen con celeri­ son un peligro para nosotros. En
dad. Los navegantes nanométricos los sistemas informáticos, las ca­
tendrían que adaptarse a las tor­ denas autorreplicantes de "bits" (vi­
mentas brownianas que impactarían rus de ordenador), aunque no son
contra sus cascos. Para naves en objetos materiales, nos provocan
3. RIBOSOMA leyendo en una cadena de ARN {morado) para obtener ins­
la escala de aproximadamente 100 ción y la síntesis de máquinas na­ demos superar la obra de la evo­ enojosas molestias, pero son sólo
trucciones de acuerdo con las cuales encadenar los aminoácidos que consti­
nanómetros, el destino de la ma­ nométricas operativas, y no hay lución. Y todo un hito, imitar la un peligro indirecto para nosotros.
tuyen una proteína [dorado). Este proceso de ensamblaje trae a la mente los
yoría de las singladuras dependería razón para creer que no existan célula viva más sencilla. Habría que sentirse preocupados
soldadores robóticos de una fábrica de automóviles (página opuesta).
del azar, porque probablemente el otros. No será éste un camino de ¿Hemos de suponer, pues, que las si un sistema nuevo —cualquier
ingenio sería imposible de gober­ rosas. Habrá que desechar por in- máquinas biológicas nanométricas sistema— fuera capaz de autorre-
nar, al menos en el sentido fami­ viable, si no imposible, pretender señalan el final del camino? ¿Son plicarse recabando materiales de su
miles de millones de células es­ biología proporciona un conjunto
liar para un marino. Las células construir máquinas nanométricas las estructuras mejor optimizadas entorno. Sabemos, sin embargo,
pecializadas. En la superficie de la brillante de ejemplos elaborados de
del torrente sanguíneo —con una mediante la miniaturización de es­ que pueden darse? ¿Ha conside­ cuan lejos nos hallamos de obte­
mayoría de las células cancerosas mecanismos nanométricos y sus
masa de 10 a 100 veces mayor que calas y procesos de las máquinas rado la evolución todas las posi­ ner la autorreplicación en un sis­
no aparecen etiquetas señalizado­ funciones sutiles. Pero existe un
un submarino nanométrico— no se que nos rodean. El mecanizado y bilidades para alcanzar la mejor? tema no biológico. La fabricación
ras de su peligro. En muchas de abismo entre las estrategias utili­
guían en ese medio, sino que pro­ la soldadura no tienen cabida en No hay respuesta general para esta basada en el ensamblador no es,
sus características no se distinguen zadas en estas máquinas nanomé-
ceden dando tumbos. En el mejor tamaños nanométricos. Tampoco la pregunta. Jeremy R. Knowles, de en mi opinión, ninguna estrategia
de las células normales. Un sub­ tricas y las empleadas en la in­
de los casos, un submarino na­ tienen el desplazamiento en línea la Universidad de Harvard, ha es­ operativa; en consecuencia, tam­
marino nanométrico en misión de dustria.
nométrico podría anhelar seleccio­ recta a través de un fluido o la tablecido que una enzima —triosa poco motivo de preocupación. No
caza y muerte de células cancero­ Al especular sobre el método
nar una dirección general, no un generación de campos magnéticos fosfato isomerasa, o TIM— es "per­ se adivina en el horizonte el espec­
sas tendría que llevar a bordo un apropiado para fabricar máquinas
destino específico. Con indepen­ con electroimanes. Las técnicas (di­ fecta": es decir, un catalizador que tro de un fantasma gris. Si andan­
pequeño laboratorio de diagnóstico; nanométricas, hemos de contar con
dencia de que pudieran construirse señadas para fabricar dispositivos fabricásemos para la reacción es­ do el tiempo surgieran robustas
laboratorio que dejaría de ser pe­ dos estrategias limitantes. Consiste
o gobernar dispositivos nanométri­ electrónicos seguramente podrán fa­ pecífica promovida por esta en­ estructuras autorreplicantes mi-
queño, pues necesitaría dispositi­ la primera en fijarse en los me­
cos, no desempeñarían las refina­ bricar algunos tipos sencillos de zima no podría ser mejor. No nos crométricas (o quizá nanométricas),
vos de muestreo, reactivos, cáma­ canismos celulares, para aprender
das tareas exigidas en la detección dispositivos mecánicos nanométri­ hemos esforzado en descubrir op­ se trataría, probablemente, de sis­
ras de reacción e instrumentos de ellos. Nos ofrecen principios
de una enfermedad. cos, pero sus prestaciones serán ciones alternativas de la mayoría temas químicos tan complejos como
analíticos. Para operar precisaría que permitirán realizar las varia­
muy limitadas. de las enzimas y estructuras más las bacterias primitivas. Cualquiera
Ciertos apartados de la estrate­ también energía. Las células del ciones que servirán a nuestro ob­
complicadas que ellas. de estos sistemas sería, a la vez,
gia del "submarino nanométrico" sistema inmunitario utilizan los mis­ jetivo y otras que tendrán funcio­ El sueño del ensamblador, que un logro increíble y una fuente de
para detectar y destruir células en­ mos nutrientes que las otras célu­ nes nuevas. La ingeniería genética parece sortear tantas dificultades, Las estructuras biológicas traba­ reflexión. La amenaza no vendrá
fermas en el cuerpo, como células las; un submarino nanométrico pro­ ya está avanzando por este ca­ mantiene un encanto seductor. Se jan en medio acuoso. Acostumbran de ensambladores enloquecidos, sino
cancerosas, habría que ordenarlos bablemente tendría que hacer lo mino. El desarrollo de nuevos ti­ trata de un espejismo. Alejado de desenvolverse dentro de un estre­ de sistemas hoy inimaginables de
hacia la detección de la presa. Para mismo. pos de química nos puede facili­ la realidad, constituye la esperanza cho intervalo de temperaturas y reacciones autocatalíticas.
cumplir tal misión, deberían pro­ tar Ja aplicación de principios de un milagro más que la solución concentraciones salinas. En gene­
bablemente imitar aspectos del sis­ Mejor que la evolución biológicos en sistemas molecula­ de un problema. Considerando las ral no conducen bien la electrici­ Por tanto, son la biología y la
tema inmunitario del cuerpo hu­ res que no son proteínas ni áci­ muchas limitaciones relativas a la dad (aunque cloroplastos y mito- química, y no los manuales de in­
mano. El reconocimiento de una dos nucleicos. fabricación y el funcionamiento de condrias mueven electrones con
célula como "normal", "patógena"
o "cancerosa" es un proceso de su­
T erminarán por fabricarse má­
quinas pequeñas, a buen se­
guro. Ocurre, sin embargo, que ca­
La segunda estrategia estriba en
partir de cero y desarrollar nuevos
las máquinas nanométricas, los nue­
vos sistemas para construirlas se
suma habilidad). Ni realizan cálcu­
los binarios, ni poseen un particu­
geniería mecánica, los focos hacia
donde deberíamos mirar en busca
de respuestas. También de aquéllas
tilísima complejidad en el que to­ recemos de la estrategia a seguir tipos fundamentales de sistemas na­ podrían asimilar a los sistemas lar vigor mecánico. Por consiguien­ podrían venir temibles organismos
man parte todos los componentes para su construcción y no sabemos nométricos. La biología ha creado biológicos, de larga historia. Será te, si las máquinas nanométricas o dispositivos dotados de capaci­
del sistema inmunitario, incluidas bien qué cometidos asignarles. La un medio práctico para la fabrica- un desafío maravilloso ver si po­ han de triunfar en entornos no bio­ dad de multiplicarse sin control.

78 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 79


menudo prevalece la mecánica y así sucesivamente, paso a paso firmar un contrato de colaboración
De la microtécnica cuántica.
En 1999, Merkle decidió aban­
donar su trabajo en el Centro de
hasta que se logre el límite inferior
en miniaturización mecánica: el en­
samblador nanométrico. Para que
con Standard MEMS, dedicada a
la fabricación de microsistemas. De
acuerdo con el proyecto conjunto,

a la nanotécnica Investigación de Xerox en Palo


Alto para dar existencia real a sus
construcciones informáticas. Se unió
Zyvex consiga este objetivo, los
robots MEMS deben reducirse apro­
ximadamente mil veces. En cuanto
desarrollarán brazos prensiles for­
mados litográficamente a escala mi­
croscópica que puedan ensamblar
al magnate del software James R. se haya cumplido el requisito de dispositivos menores a partir de
Von Ehr II, un admirador de las piezas "activas", situadas con pre­
Los defensores de la técnica nanométrica descubren cuan difícil ideas de Drexler, que había deci­ cisión y producidas en obleas de
dido gastar parte de la millonada silicio. "Lograda la exactitud de po­
les está resultando desarrollar robots minúsculos que puedan tratar fortuna allegada con la venta de sición, al brazo sólo le queda ex­
Altsys, para fundar la primera com­ tenderse y asir la pieza. No se ne­
enfermedades o realizar un proceso de fabricación limpia pañía de "nanotécnica molecular". cesita un sistema elaborado de
Zyvex, la empresa fundada por sensores", explica Merkle.
Von Ehr en Richardson, Texas, Von Ehr declara, a su vez, que
Steven Ashley apunta alto. ¿^'Nos encantaría ser Zyvex ha desarrollado un método
los Applied Materials de los ro­ con el que el manipulador puede
bots nanométricos", afirma, refi­ separar partes del sustrato de suerte
riéndose al líder de los fabrican­ que estén listas para el microen-
tes mundiales de equipos de samblaje mediante conectores de
semiconductores. Pero su criatura presión autocentrantes, una pro­
aún anda en los primeros balbu­ piedad útil aunque no radicalmente
ceos. Ha experimentado cuan difí­ la reducción, los nanorrobots, así novedosa. Las partes del manipu­

L
a idea de poder ensamblar nes por ordenador de engranajes, simulaciones. Una cosa era, se cil resulta trasladarse desde má­ se p*evé, servirán para la "fabri­ lador se prepararían por litografía.
desde ordenadores hasta ca­ bombas y otros subsistemas de aducía, las representaciones digi­ quinas basadas en software hasta cación atómicamente exacta" de Se grabarían sobre un sustrato,
viar, a partir de moléculas máquinas moleculares a escala na­ tales y otra los objetos de un un ensamblador nanométrico con cualquier cosa. Tales constructores para luego separarlas de éste a fin
individuales, cambiaría el mundo, nométrica. En las imágenes re­ mundo en interacción a través de existencia tangible. Ha habido ya universales podrían fabricar un re­ de que pudiesen agarrarse con el
siempre y cuando alguien encon­ sultantes, las esferas coloreadas complejas fuerzas de enlace quí­ que olvidarse de la construcción loj Rolex, luego una memoria de manipulador MEMS y fijarse al
trase la forma de llevarla a la prác­ indican la posición de cada átomo mico en el entorno de la escala átomo a átomo. A largo plazo se ordenador y después máquinas na- dispositivo, encajándolas en su si­
tica. Dirijamos la atención hacia integrante. Se levantaron críticas nanométrica, donde no siempre se pretende ahora fabricar sistemas nómetricas aplicadas a la curación tio. Confía Von Ehr en que estos
los ensambladores nanométricos: sobre la viabilidad real de tales aplica la física macroscópica y a nanométricos a partir de macro- del cáncer. manipuladores MEMS se conver­
brigadas de robots de decenas de moléculas o bloques de moléculas. En su camino hacia la robótica tirán en una técnica intermedia,
nanómetros con brazos manipula­ Con ese objetivo, en su laborato­ nanométrica, Zyvex se guía por un que podría comercializarse apli­
dores robóticos que "aprehenden y rio se está experimentando con el doble principio. En el ensamblaje cada por ejemplo a un dispositivo
colocan en su sitio". Bajo el con­ método ascendente para fabricar encargado de alinear un cable de
f posicional, los manipuladores me­
trol superior de un potente orde­ ensambladores con nanotécnica mo­ cánicos asen y alojan con preci­ fibra óptica.
nador, estos dispositivos elemen­ lecular, aprendiendo a unir estruc­ sión los componentes del montaje. Pero es difícil encontrar alguien
tales se encargarían de encajar turas molécula a molécula, ayuda­ Cuando se trabaja a escalas de de­ en el campo de los MEMS inte­
bloques de moléculas para hacer dos por microscopios de fuerza cenas de nanómetros, el control resado en esa técnica. Ni se adi­
copias de sí mismos; las réplicas atómica y similares. exacto de la posición significa mo­ vina qué clase de producto podría
construirían a su vez otras; éstas, A corto plazo, los investigado­ ver macromoléculas o bloques de fabricarse realmente, apunta Kaig-
otras, y así sucesivamente en una res de Zyvex están desarrollando moléculas hasta el sitio deseado y ham J. Gabriel, profesor de orde­
progresión exponencial. Entonces sistemas microelectromecánicos forzar su engarce de acuerdo con nadores y robótica en la Univer­
se podrían dirigir estos equipos de (MEMS), cuyas estructuras miden un patrón. sidad Carnegie Mellón que antaño
construcción para que realizasen decenas de mieras. Los dispositi­ dirigió el programa MEMS en la
La máquina capacitada para cons­
tareas sorprendentes, como curar vos MEMS se fabrican de acuerdo truir de abajo arriba, sirviéndose Agencia de Proyectos Avanzados
enfermedades desde el interior del con un método descendente. Se de moléculas o trozos de molécu­ de Investigación para la Defensa.
cuerpo, y fabricasen materiales de modelan litográficamente y se gra­ las de su entorno, requerirá domi­
complicado diseño a partir de ma­ Mientras tanto, ¿qué pasa con el
ban en sustratos de silicio u otros nar otra técnica decisiva, a saber ensamblador nanométrico? Merkle
terias primas con un coste extra­ materiales. la de autorreplicarse. Si no se dis­ aventura que se tardará un dece­
ordinariamente bajo.
Richard Feynman predijo que pone de ejércitos enteros trabajan­ nio o dos en lograr el control mo­
Durante años K. Eric Drexler y podrían emplearse esas máquinas do, se tardaría mucho tiempo en lecular. Zyvex tiene, pues, trabajo
su colega Ralph C. Merkle, criptó­ mayores para fabricar otras meno­ construir cualquier objeto macro- por delante. La comunidad cientí­
grafo, alimentaron esta visión fu­ res. Y en eso andan los MEMS. escalar molécula a molécula. Sos­ fica no ve con excesiva simpatía
turista, sirviéndose de simulacio- Para Merkle, los métodos de fa­ tienen en Zyvex que no haría fal­ su proyecto. No aparece, objetan,
bricación de los MEMS podrían ta lograr una máquina totalmente ninguna prueba experimental de que
aplicarse para construir brazos de autorreplicante para construir un pueda materializarse alguna parte
FABRICACION DESCENDENTE es un ensamblaje robóticos. Estas "ma­ ensamblador. Pese a ello, la tarea del esquema. A ello responde Mer­
camino que Zyvex está siguiendo nos" microelectromecánicas pueden seguiría siendo descomunal. kle que nada de lo que Zyvex se
para el proceso de fabricación mo­ ensamblar manos submicroscópicas, ¿Cómo consigue Zyvex un en­ propone contradice las leyes de la
lecular. capaces de construir otras menores, samblador? La empresa acaba de física.

80 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 81


La teoría de la generaliza­ taciones del repertorio de cla­
JUEGOS MATEMÁTICOS ción estudia la capacidad de
aprendizaje d e un repertorio
sificaciones para clasificar
puntos d e modo arbitrario. A
J u a n M . R. P a r r o n d o de clasificaciones a partir de partir de cuatro puntos, las
ejemplos y a ella pertenece secantes son incapaces de r e ­
un concepto matemático fas­ producir l a s 2 4 = 16 dico­
cinante por su universalidad: tomías posibles. Pero hay algo
la d i m e n s i ó n d e Vapnik- aún más fascinante en la d i ­
Las matemáticas del aprendizaje y la generalización Chervonenkis (VC). La d i ­ mensión VC. Como se d e -
mensión V C es un número k duce de la definición, el nú-
que caracteriza la capacidad % mero máximo d e dicotomías
de generalización de cualquier ™" para / puntos es 2 ' si / es

A
nselmo Tajante es un tipo unos pocos ejemplos más, incluso través d e ejemplos. Normalmente repertorio de clasificaciones, menor que la dimensión V C .
al que no le gustan las me­ tomados al azar, Tajante acabaría se emplea una red neuronal, que es aunque sea un repertorio in­ ¿Qué ocurre para un número
dias tintas. Para él las per­ por deducir el significado de lazy un conjunto de pequeñas unidades finito. Veamos con detalle en de puntos mayor? Vapnik y
sonas son simpáticas o antipáticas, y diligent. de procesamiento conectadas entre qué consiste. Chervonenkis demostraron
inteligentes o necias, generosas o El método de aprendizaje a través sí. Dependiendo de la estructura y Volvamos de nuevo a Tajante que, para cualquier reperto­
tacañas, diligentes o perezosas. de ejemplos se utiliza ampliamente la intensidad de las conexiones, la y al modoSsomo clasifica a rio de clasificaciones, el nú­
Tajante e s , además, un tanto limi­ en el campo d e la inteligencia ar­ red clasifica los datos d e entrada Alicia y a Bruno. Vimos que Alicia 2. Las 8 dicotomías de tres puntos: mero máximo d e dicotomías, para
tado: sólo dispone d e estas cuatro tificial. Supongamos que queremos de una u otra forma. N o nos in­ era simpática y Bruno antipático; la secante roja crea las dicotomías / mayor que la dimensión VC, d e ­
categorías para clasificar a las per­ diseñar un programa d e ordenador teresa ahora el funcionamiento de­ así, con respecto a la clasificación 000 y 111, la secante verde la 001 pende de / como una potencia, más
sonas que conoce. Para él, su amiga o un dispositivo que decida, a par­ tallado d e una red neuronal. Lo simpático-antipático, a Alicia le co­ y la 110, la morada la 010 y la concretamente, como / elevado a
Alicia es simpática, inteligente, ta­ tir d e una serie de datos, si una único importante es que se trata rresponde un 1 y a Bruno un 0. A 101, y la azul la 100 y la 011 la dimensión VC. Es decir, el nú­
caña y perezosa, y su primo Bruno persona padece o n o u n a determi­ de un dispositivo con un reperto­ los posibles resultados d e las cla­ mero d e dicotomías crece expo-
es antipático, inteligente, tacaño y nada enfermedad. Una tarea como rio de clasificaciones y que pode­ sificaciones que se pueden hacer nencialmente hasta la dimensión
diligente. De este modo, cada in­ ésta puede resultar tan complicada, mos "enseñarla" a través de ejem­ con una serie de ejemplos se les a clasificar son los puntos d e un VC y, para un número de puntos
dividuo puede ser codificado m e ­ que sea prácticamente imposible plos: se toman los datos de una llama dicotomías. La clasificación círculo y l a s clasificaciones dis­ superior, el crecimiento se reduce
diante un número con cuatro dí­ diseñar un algoritmo que la lleve serie de individuos que se sabe si simpático-antipático en Alicia y ponibles son las definidas p o r las drásticamente (un crecimiento ex­
gitos binarios, en donde el primero a cabo. han contraído o no la enfermedad Bruno crea la dicotomía 10. La cla­ secantes al círculo. En la figura 1 ponencial es siempre mucho ma­
es un l si la persona es simpática Una alternativa al diseño d e al­ y s e modifican las conexiones d e sificación inteligente-necio crea la se muestra un ejemplo: la recta se­ yor q u e u n o en forma d e poten­
y un 0 si es antipática; el segundo goritmos es utilizar un sistema ca­ la red de modo que los clasifique dicotomía 11. Y las clasificaciones cante define dos clasificaciones, cia; basta comparar, por ejemplo,
dígito es un 1 si la persona es in­ paz d e realizar muchas clasifica­ correctamente, esperando que así generoso-tacaño y perezoso-diligente una opuesta d e la otra, según los 2 1 0 con 10 elevado a un número
teligente y lyi 0 si es necia, y así ciones y escoger una de ellas a sea capaz de extraer las pautas que crean, siempre en Alicia y Bruno, puntos estén a un lado u otro d e no muy grande). Lo más sorpren­
sucesivamente. Alicia estaría c o ­ se esconden tras los ejemplos y las dicotomías 00 y 0 1 , respecti­ dicha recta. dente es que este resultado es com­
dificada, para la reducida capa­ clasifique correctamente a nue­ vamente. El número de posibles di­ pletamente general, válido para
La dimensión V C d e este r e ­
cidad de apreciación de Anselmo, vos pacientes. cotomías con dos personas es 4 y cualquier repertorio de clasifica­
pertorio de clasificaciones es 3 , a
con el número 1100, y Bruno el repertorio de clasificaciones de ciones, desde el que posee una red
El procedimiento es idéntico pesar de que el número de secan­
con el 0101. Como sólo existen que dispone Tajante es capaz d e neuronal hasta el q u e pueda a l ­
al seguido p o r Dull para hacerle tes, y por tanto el número d e cla­
2 4 = 16 números con cuatro dí­ reproducirlas. bergar su cerebro o el mío.
entender a Tajante el significado sificaciones, es infinito. La d e ­
gitos binarios, Tajante es capaz
de lazy. Y, al igual que ocurría Pero si añadimos una tercera per­ mostración no entraña especial Vapnik y Chervonenkis demos­
de distinguir únicamente entre 16
entonces, la rapidez con la que sona, el número de dicotomías p o ­ dificultad. En la figura 2 , pueden traron también que el número d e
categorías "psicológicas".
la red aprende es mayor cuanto sibles es 2 3 = 8 y el repertorio de verse las ocho dicotomías sobre ejemplos necesario para que un
Esta sensibilidad tan tosca le menor sea su repertorio d e cla­ clasificaciones de Tajante es ahora 3 puntos del círculo creadas por dispositivo generalice, es decir,
facilita enormemente la genera­ sificaciones. La diferencia con la incapaz de reproducirlas todas. Pues ocho clasificaciones definidas m e ­ para que encuentre de forma uní­
lización a partir d e unos pocos historia de Dull y Tajante es que bien, la dimensión de Vapnik- diante cuatro secantes (recordemos voca la clasificación que corres­
ejemplos. Supongamos que Tajante los dos compartían el mismo re­ Chervonenkis es el número de ejem­ que cada secante define dos clasi­ ponde a los ejemplos presentados,
se encuentra con Mister Dull, un pertorio de clasificaciones, con plos a partir del cual el repertorio ficaciones). Por ejemplo, la secante es del orden de la dimensión VC.
inglés que dispone del mismo lo cual el aprendizaje acaba siem­ es incapaz d e reproducir todas las azul define las dicotomías 100 y Este resultado se aplica en la teo­
conjunto de categorías psicoló­ pre en la solución correcta. Por dicotomías posibles. La dimensión 011 (el orden de los puntos en las ría del aprendizaje d e redes neu-
gicas. Para Dull no será muy el contrario, en el caso d e la red VC de Tajante es, por tanto, 2. dicotomías es el siguiente: el pri­ ronales y también en estadística
difícil "enseñar" a Tajante el sig­ neurona], la clasificación que que­ Quizá le parezca al lector q u e mer punto es el superior izquierdo, matemática.
nificado de los términos lazy (pe­ remos conseguir es parte del el concepto es demasiado simple el segundo el superior derecho y El cálculo d e la dimensión VC
rezoso) y diligent (diligente) a mundo real. Debemos, por tanto, y que la dimensión V C es siem­ el tercero el inferior). El lector es bastante difícil y, en la mayoría
través d e ejemplos. Suponiendo asegurarnos d e q u e el repertorio pre el número n tal que 2" es igual p u e d e demostrar q u e es imposi­ de los casos, sólo puede hacerse
que Dull conozca también a Ali­ de clasificaciones de la red es al número de clasificaciones dis­ ble encontrar cuatro puntos en el de modo aproximado. Pero la pro­
cia y a Bruno, y tenga la misma suficientemente amplio como para ponibles en el repertorio. Sin e m ­ círculo y ocho secantes que r e ­ fundidad del concepto y la gene­
opinión de ellos, señalaría a ella contener la clasificación deseada, bargo, no es así: la dimensión V C produzcan las 16 dicotomías posi­ ralidad de los teoremas de Vapnik-
como lazy y a él como diligent. pero al mismo tiempo, suficien­ puede ser mucho menor que ese bles. Por ello concluimos que la Chervonenkis los convierten en uno
1. La secante define dos clasificacio­
Con estos datos, Tajante descar­ temente reducido como para q u e número n. Incluso un repertorio dimensión V C d e las secantes es de los logros más interesantes d e
nes en el círculo: una que asigna 1
taría de su repertorio de cate­ a los puntos verdes y 0 a los rojos la red pueda "aprender" o " g e ­ con infinitas clasificaciones puede precisamente 3. la matemática de la segunda m i ­
gorías a los binomios inteligen- y otra que asigna 0 a los verdes y 1 neralizar" a partir de un número tener una dimensión VC finita. tad del siglo XX.
Como vemos en este ejemplo,
te-necio y generoso-tacaño. C o n a los rojos limitado d e ejemplos. Veamos un ejemplo. Los objetos la dimensión V C capta las limi­ parr-kmO@seneca.fis.ucm.es

82 INVESTIGACIÓN y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 83


el laberinto del oído interno junto con el órgano del parte, el tema ha vuelto a ponerse de moda por su
CURIOSIDADES DE LA FÍSICA sentido del equilibrio.
Fotografía de alta velocidad: En el año mencio­
aplicación potencial en el deporte (saltos gimnásti­
cos), en la acrobacia circense (plinton, trapecio) y
Wolfgang Bürger nado de 1894, Etienne Jules Marey presentó dos se­ en los viajes espaciales.
cuencias de imágenes, desde distinta perspectiva, de El gato como peonza: Los gatos dominan además
la caída de un gato. Se trataba de una representación otros trucos para caer de cuatro patas. En una serie
Agilidad del gato espacio-temporal del giro que acometen moviendo par­ de fotografías de la revista Ufe, que en 1969 T. R.
tes de su cuerpo en sentido opuesto. Marey, pionero Kane y M. P. Scher tomaron como base de su aná­
Maniobra de seguridad: Si se agarra un gato por viendo simultáneamente otra parte en sentido con­ de la cinematografía aplicada a la biología, inventó lisis, no se pudo reconocer en el animal ningún giro
sus cuatro patas, panza arriba, y se le deja caer, gi­ trario, de suerte que se compensasen los dos mo­ en 1890 una cámara que podía tomar sesenta imáge­ del cuerpo durante la caída. Antes bien, doblaba su
rará en menos de medio segundo alrededor de su mentos angulares. El momento angular total siempre nes por segundo y que ya utilizó con éxito en el vuelo espinazo a la altura de la cadera. Los autores, en su
propio eje y amortiguará el golpe contra el suelo con se conserva; si al principio era cero, no podía apa­ de las aves. Cuando proyectó seis veces más despa­ modelo matemático, asimilaron el gato a dos rotores
las patas estiradas. Da la sensación de que, tras ese recer de la nada momento alguno. Además, para po­ cio, "como una lupa temporal", la secuencia de. imá­ que girasen con la misma velocidad angular, cuyos
giro de 180 grados, no cambiará de postura hasta ner simultáneamente las patas delanteras y traseras genes con un "zoótropo", el ojo las percibía todavía ejes de giro formaran un ángulo. Si estuviera recta
poner las patas sobre el suelo. sobre el suelo, debería girar su cuerpo una vuelta sin solución de continuidad, a modo de "película". la espina dorsal, y los ejes por ende en una misma
El animal ha de actuar con rapidez. Al cabo de entera, lo que, según lo observado, no era el caso. La proyección de la película desató una tormenta línea, no podría el animal girar efectivamente así,
medio segundo, la velocidad de su centro de grave­ Pero esa hipótesis del empuje se rechazó tras me­ en la Academia. Algunos físicos dudaron de lo que sin un momento angular externo.
dad alcanza los 18 kilómetros por hora. Mientras que ticulosos experimentos en los que, antes de la caída, veían: por principio, era imposible que un cuerpo Imagínese el otro caso extremo: el gato podría do­
la velocidad de caída "sólo" crece proporcional mente se ataron cordeles a las patas por separado. Cabe ad­ que cayera adquiriese un giro por sí solo. blar su cuerpo como si se tratara de una navaja de
con el tiempo, la energía cinética del gato lo hace mitir que del intercambio con el aire del entorno El giro en dos tiempos: A partir de esas imáge­ bolsillo. Se pliega al principio de la caída, tripa con
mucho más deprisa y, con ésta, aumenta el peligro tampoco se extrae un momento angular suficiente: nes, Marey supuso que el gato giraba en dos tiem­ tripa, rota ambas mitades una contra la otra media
de que se lesione en un aterrizaje desgraciado. aun cuando el gato se agitara con violencia, las fuer­ pos. En el primero, extendía sus patas traseras per- vuelta, hasta que estén espalda contra espalda, se
Lo que sucede en tan breve lapso de tiempo pasa zas aerodinámicas ascensionales y de fricción no pendicularmente al eje del cuerpo (con lo que aumentaba abre y ya tiene las patas hacia abajo. Si, además,
con vertiginosa rapidez ante nuestros ojos, incapaces podrían aportar el empuje necesario para girar. el momento de inercia de la mitad trasera del cuerpo ambas mitades del cuerpo tienen
de captar los pormenores. Según informaciones de al­ Muchos interrogantes: Hasta hoy persiste el pre­ para el giro axial), mientras que simultáneamente ple­ el mismo momento de inercia,
gunos biólogos, el instinto de girarse para caer de pie juicio de que consigue el giro a lo largo de su eje gaba sus patas delanteras hacia el eje (y reducía el sus respectivos momentos angu­
lo comparten los gatos con liebres, perros, conejos y remando vigorosamente con la cola en sentido con­ momento de inercia axial de la mitad delantera del lares se compensarán.
monos. No lo he comprobado. trario. De entrada no es una idea descabellada, en cuerpo). Si el gato giraba en un sentido su mitad El caso normal se halla entre
Convocatoria pública: Desde tiempo inmemorial un animal que se sirve de ese apéndice para los mo­ delantera, rotaba su mitad trasera en sentido opuesto, estos dos extremos. Los momen­
el hombre ha observado esa habilidad gatuna, pero vimientos de equilibrio. Pero en este caso una cola pero más despacio, en relación inversa a los mo­ tos angulares no se compensan
sólo en 1894 comenzó a considerarla un "problema considerable debería rotar como una hélice. Los ex­ mentos de inercia. totalmente. Para compensar el mo­
científico". La Academia de Ciencias de París con­ perimentos realizados con gatos sin cola muestran En un segundo tiempo el felino estiraba las patas mento angular restante aparece
vocó un concurso público sobre la "explicación fí­ que giran con la elegancia de los que sí la tienen. delanteras transversalmente y recogía las patas tra­ entonces un giro contrario del
sica de cómo consigue el gato aterrizar siempre de Y aunque se hubieran resuelto todas las cuestio­ seras a lo largo, para que la parte trasera girara con cuerpo del gato que se parece a
cuatro patas al caer desde una gran al­ nes físicas quedaría pendiente la fisiología de la ad­ ángulo mayor. El resultado final era que las dos mi­ la precesión de una peonza. Si
tura". A los expertos en mecánica les quisición del impulso y el control del movimiento. tades habían girado en idéntico sentido aproximada­ se suelta al felino sin giro al­
parecía que el giro se debía al empuje Los biólogos han dejado caer gatos, con los ojos ta­ mente la misma diferencia de ángulo. guno, empezará a girar en el ins­
impartido al animal al soltarlo, que así pados o en recintos oscuros, desde alturas que los La convocatoria de la Academia tuvo un efecto in­ tante en que ponga en marcha
conseguiría un momento angular en uno animales no podían conocer de antemano. Los indi­ mediato. El problema apareció incluso en los ma­ sus rotores, y finalizará, con igual w.
u otro sentido. El gato, durante su caída, viduos sanos siempre caían de pie. Sólo perdieron nuales e indujo a los físicos a pensar sobre giros sin rapidez, en cuanto los vuelva a
sólo podría girar parte del cuerpo mo­ tal habilidad cuando se les extirpó quirúrgicamente momento en el espacio. De unos decenios a esta detener.

El giro de un gato durante su caída el momento de inercia alrededor del eje trans­
versal. Después de un cierto tiempo t, los rotores
iro en dos tiempos: El cuerpo del gato per­
G manece estirado. En el primer tiempo acerca sus
patas delanteras al eje del cuerpo y estira las traseras
grados de una sola vez. En realidad, el gato no está
compuesto sólo de dos mitades, sino que se retuerce
desde la cabeza hasta la cola.
han girado un ángulo (p = cor y —compensando—
el gato entero un ángulo <E> = Q.L Entre <p y O
existe la misma relación que entre las velocida­
(&í¡
hacia los lados. Las mitades del cuerpo anterior y pos­ des angulares ÍO y Q. y entre éstas, salvo el signo,
terior tienen entonces unos momentos de inercia axia­ iro como una peonza: Modelamos las par­ una relación inversamente proporcional a los
les /y Jde diferente magnitud, donde /es menor que
J. Supongamos que /y Jpermanecen constantes du­
G tes delantera y trasera del gato con dos rotores
cilindricos cuyos ejes estén torcidos un ángulo ±a
momentos de inercia. El giro efectivo del gato
ocurre con el ángulo
rante cierto tiempo. Si la mitad delantera gira un án­ respecto a la horizontal y se hallen unidos entre sí
gulo <p en un sentido, la trasera lo hará un ángulo <P en por una especie de articulación de Cardán. (Una apro­ den a un giro alrededor del eje que pasa por los ,4 eos a
sentido contrario. Por hipótesis, los dos momentos an­
gulares se compensan; por ello, en todo instante
ximación algo torpe a un gato con la espina dorsal
encorvada.) Ambos rotores giran con la misma velo­
centros de masa (baricentros) S1 y S2 de ambos
rotores. Por hipótesis, el gato tiene un momento
<p-0 = <píl-
J
A eos2 a + B sen2
/'(p = J<t>. En el segundo tiempo sucede el mismo giro, cidad angular w alrededor de su correspondiente eje. igual a cero; en consecuencia, el momento an­ Un gato estirado (a = 0) no puede girar de esta
aunque intercambiando los papeles. Al final, ambas Las componentes verticales de los momentos angu­ gular debido a los rotores se compensará con un manera (q> = <E>). El gato con espalda encorvada
mitades del cuerpo han girado una diferencia de án­ lares, de tamaño ±A(Ü sen a (A es el momento de giro de retroceso del cuerpo a una velocidad an­ (a > 0) gira más deprisa cuanto mayor sea a. Para
gulo (p - O = (1 - /7J)(p. Si (p es suficientemente inercia axial de un rotor), son iguales y de sentido gular adecuada. Cada rotor tiene, durante el giro un gato doblado al estilo de una navaja de bolsillo
grande y el gato logra que la relación i/J de los mo­ contrario; por tanto, se compensan. Las componentes alrededor del eje que une los baricentros, un mo­ (a = 7i/2) no aparece ningún giro de retroceso
mentos de inercia sea pequeña, puede girar unos 180 horizontales, cada una de tamaño Acó eos a, se aña- mento de inercia A eos2 a + B sen2 a, donde B es (O = 0).

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


► NO MAS DAP: Una pulga, al picar, deja saliva en la población europea en el siglo xiv. En 1999 los

IDEAS APLICADAS la piel. Los animales pueden presentar una reac­


ción alérgica que causa enrojecimiento y picor in­
tenso. Al rascarse, pueden desarrollar una derma­
microbiólogos identificaron una peste en las ardi­
llas, comunes y listadas, y otros roedores infesta­
dos de pulgas en 22 condados de los alrededores
Mark Fischetti titis alérgica a las pulgas. Durante años, la DAP fue de Sacramento (California).
el principal problema dermatológico de perros y ga­
tos, pero los tratamientos "directos", por su rápida > EL HOMBRE ANTES QUE LA BESTIA: Los
Tratamiento antipulgas 00 eficacia, han reducido espectacularmente la inci­
dencia de ese trastorno.
franceses fundaron en Lyon, en 1762, la primera
escuela de veterinaria del mundo. En un comienzo
la ciencia veterinaria se orientó no tanto hacia el

C
hampús, polvos, pulverizadores y collares MUERTE NEGRA: Las pulgas de las ratas trans­ remedio de los animales cuanto a un mejor cono­
pretenden todos controlar las pulgas de portan unas bacterias que pueden desencadenar cimiento de las enfermedades zoonóticas para im­
nuestros animales de compañía, pero los ■O pestes, como la bubónica que aniquiló un tercio de pedir su transmisión a los humanos.
tratamientos hoy más en boga son las medica­
ciones locales o "directas". Exprimiendo unas cuan­
tas gotas sobre la piel del lomo de un gato o un
perro, el insecticida mantendrá a raya a las pul­ 1. LOS TRATAMIENTOS LOCALES
gas durante un mes. Estos productos sólo pueden 2. LA CÉLULA NERVIOSA DE LA PULGA Fipronil Bloqueo de los iones cloruro
se combinan con los fluidos
es el objetivo del ingrediente activo
adquirirse en establecimientos regidos por facul­ cutáneos. Unas pocas gotas se
de la medicación local, donde
tativos autorizados, en dosis ajustadas al peso de dispersan enseguida, según corrobo­
se adhiere a un receptor específico.
cada animal. ran las pruebas con las dosis
El fipronil (véase a la derecha) bloquea
recomendadas de fipronil. Y aunque
Los fármacos se esparcen mezclándose con los el paso de los iones cloruro que de
las concentraciones sean
fluidos cutáneos del animal, que migra merced al otro modo interrumpirían las señales
ya bajas al cabo de 56 días,
movimiento del cuerpo y la gravedad. Algunos nerviosas. Esto hiperexcita el sistema
siguen siendo lo bastante
productos fluyen a las glándulas sebáceas de los nervioso central de la pulga, produciéndole
altas para matar pulgas
un ataque mortal. *
folículos capilares, donde se almacenan y secretan (el 95 por ciento de éstas
al paso del tiempo. Imidacloprid y fipronil se des­ mueren bajo la exposición
pliegan por todo el cuerpo en menos de 12 ho­ a 0,7 microgramos por gramo
ras y, para entonces, ya han matado más del 90 por de pelaje).
ciento de las pulgas. Los ensayos con imidaclo­ Membrana de una célula nerviosa
prid muestran que, al cabo de 28 días, las con­
centraciones en el cuerpo de un perro disminu­
yen hasta una exigua parte por millón; para matar
pulgas se necesita menos de una décima parte de
esa cantidad, según parece. A diferencia de los
tratamientos que se adhieren al pelo del animal,
los compuestos de aplicación directa no se des­
prenden fácilmente.
Podemos administrar pildoras antipulgas para in­
3. EL INSECTICIDA
troducir la sustancia en su corriente sanguínea. (azul) se almacena en
Pero una pulga deberá picar al animal para expo­ las glándulas sebáceas
nerse al insecticida. Hay pildoras que no matan del pelo, las cuales
a las pulgas adultas, pero inutilizan los huevos. pueden segregar
Los tratamientos directos matan prácticamente to­ esa sustancia
das las pulgas en 18 horas e impiden la puesta durante un mes
de huevos. Los usuarios deben precaverse frente o más.
a los preparados piratas, muchos de los cuales con­ Concentración típica:
tienen permetrina, que es menos eficaz con los 30,9 ug/g a las 24 horas;
perros y tóxica para los gatos. 1,8 ug/g a los 56 días
Pese a quienes objetan que los animales podrían
perjudicarse ingiriendo pequeñas cantidades de los
tratamientos directos cuando se acicalan con la
lengua, los ensayos abordados por la Agencia para
la Protección del Medio Ambiente revelan que los
animales que habían recibido incluso grandes so-
bredosis no presentaban cambios en sus constan­
tes renales y hepáticas. Según los fabricantes, los
ingredientes activos no afectan a las personas.
Ningún insecticida es inocuo al 100 por ciento.
Pero seamos escépticos sobre las alternativas "na­
turales" o "sin química", tales como la vitamina B
o el ajo. Son escasas las pruebas científicas de
que las pócimas ahuyenten a las pulgas.

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 87


nuevo elemento que se ha men­
NEXOS cionado antes y, en homenaje a
Gauss, denominarlo "cerio" en lu­
gar de "berzelio".
Una de los atractivos de explo­
rar la trama de los cambios histó­
Que empiece el espectáculo ricos reside en encontrar nexos como
el siguiente. Nos encontramos en
el norte de Escandinavia, contem­
pesar de que he pasado la

A
un jurista gales en Calcuta. Sir vocado una excitación generalizada plando a este gigante refinado a
mayor parte de mi vida William Jones se vio en la tesi­ en Europa, que se acentuó con la punto de brindarnos un nuevo be­
adulta trabajando para la tura de aplicar la legislación britá­ pérdida del mismo. Sin embargo, neficio, gracias a la actividad de
pequeña pantalla, lo que realmente nica en la colonia hindú. Para ello no todo fue tristeza y desgracia. alguien que, a miles de kilómetros,
me emociona es ese momento má­ se enfrascó en el estudio de la cul­ Merced a las matemáticas creati­ probablemente nunca había oído ha­
gico del cine en que se apagan las tura de la India y durante el curso vas de Gauss (oficialmente, el mé­ blar de él. Me refiero al fecundo
luces y aparecen imágenes en for­ de sus investigaciones topó con el todo de mínimos cuadrados), un inventor y mejor apologeta de sí
mato gigante y envolvente sonido sánscrito, asombroso y milenario año más tarde Ceres se hizo pre­ mismo, Thoraas Alva Edison, y a
estéreo. Me ocurre incluso en se­ lenguaje. Sus palabras eran tan pa­ sente en el punto exacto donde las sus dos brillantes contribuciones a
siones infantiles. Como el otro día, recidas a otras equivalentes en cifras de Gauss habían predicho. la historia: la creación de la bom­ Para efectuar su pedido utilice el cupón
que tuve que llevar a un grupo de griego y latín (y germánico y persa Tamaña proeza convirtió a Gauss billa incandescente (de forma de­ que se inserta en el encarte de la revista
niños a una película de Disney. y celta e incluso armenio y al- en una celebridad, con astronómi­ o bien a través de www.investigacionyciencia.es
liberada) y los efectos que tuvo (de
Mientras atendía a la proyección, banés) que Jones sospechó que el cas ofertas de trabajo de todas par­ forma accidental).
no pude dejar de maldecir para sánscrito debía de ser la lengua tes, de las cuales escogió la de En 1882 la apertura de la esta­
mis adentros los destrozos que materna de casi todo el mundo. Góttingen. ción eléctrica de Edison en la neo­
Hollywood comete con los guio­ Los alemanes se alegraron so­ Uno de los admiradores de Gauss yorquina Pearl Street debió ilumi­ metálica (electrificada), por cuanto fue aislar otro elemento. Lo de­
nes. Apenas si dejan traslucir la bremanera del hallazgo, porque su se hallaba tan impresionado con el nar incluso a los inversores más la corriente de la gasa estaba con­ nominó selenio. Demostró ser útil
realidad. existencia sugería que las razas asunto, que no se sintió capaz de estúpidos. Había que desprenderse dicionada por la presencia de una para los circuitos eléctricos. Cierto
Me refiero a los cuentos de los teutónicas podrían tener una he­ poner su propio nombre al nuevo de las acciones de las compañías llama. A Forest le interesaba cómo día de 1873 un operador de la ter­
hermanos Grimm, tan explotados rencia cultural que se extendía en elemento que acababa de descu­ de lámparas de gas, que ya esta­ hacer perceptibles las sutiles va­ minal de telégrafos transatlántica
por Disney, que nunca fueron las el pasado tanto como la francesa brir. El tipo en cuestión era un ban por los suelos. De pronto otro riaciones de corriente. La clave de la isla irlandesa de May se per­
almibaradas historias con las que (téngase en cuenta que, por esa fornido, mujeriego e hipocondríaco aristócrata en potencia irrumpió en podía estar en un fenómeno ex­ cató de que la corriente variaba de
hemos crecido. De hecho, en su época, durante las guerras napo­ sibarita sueco, que obtuvo un títu­ escena, armado con una solución traño con el que Edison se había forma extraña en sus resistencias
versión original, a las hermanas de leónicas, los franceses estaban arra­ lo nobiliario a cambio de impartir rutilante para las compañías de gas, encontrado inesperadamente: el fi­ de selenio: alta con luz solar, baja
Cenicienta les arrancaron los ojos, sando Alemania). lecciones de química a la realeza. gracias a Berzelius y a su piedra lamento de su bombilla desprendía en oscuridad. El selenio emitía elec­
Blancanieves se quedó embarazada La euforia indo-europea desatada El barón Jóns Jakob Berzelius, via­ misteriosa. partículas que ensuciaban la base tricidad en respuesta a la luz.
y el Lobo Feroz se comió a la por el descubrimiento del sánscrito, jero incansable y autor de guías, El vienes Cari Auer von Welsbach , metálica de la bombilla. Desde 1900 el catedrático Joseph
abuelita y a Caperucita Roja. Cierto afectó incluso a personas respeta­ conocía a todo aquel que valía la descubrió que, al impregnar una Este fenómeno —denominado T. Tykociner, de la Universidad de
es que el propio editor de los her­ bles. Así, al matemático Cari Gauss, pena conocer. La próxima vez que gasa de algodón de Islandia con por Edison como el efecto Edison, Illinois, trabajaba en el desarrollo
manos Grimm suavizó las histo­ compañero de los Grimm en la el lector sacie su sed con un vaso los minerales adecuados, de los que patentó, archivó y olvidó— de un grabador de voz hecho de
rias para la segunda versión. Universidad de Góttingen. Las teo­ de H 2 0, no olvide brindar por cuales el uno por ciento era ni­ resultó deberse al flujo constante selenio. Dirigió un haz de luz (cuya
Los Grimm encontraron materia rías de Gauss tenían mucho peso Berzelius, inventor de la simbo- trato de cerio, y colocarla alrede­ de electrones que libera el fila­ intensidad variaba en función de
prima muy cruda en los cuentos por su reputación de genio. Se logía química moderna. dor de una llama de gas, el c£rio mento y se precipita hacia la base. la intensidad de las vibraciones
populares germánicos que habían había ganado la cátedra en Góttin­ El gran Berzelius también era brillaba hasta septuplicar la 4uz De Forest colocó una gasa metá­ emitidas por la membrana de un
recogido para sus. historias. Sobre gen en plena juventud: en 1794, el mayor experto en Europa con despedida por la llama. Este in­ lica entre el filamento y la base; micrófono) a través de una cinta
1806 empezaron a poner por es­ con sólo diecisiete años, desarrolló el soplete, un instrumento que pa­ vento de 1885, conocido como el utilizó entonces el poderoso flujo virgen para imprimir las huellas de
crito las fábulas que corrían entre un truco para calcular una órbita rece compuesto por un conjunto manguito de Welsbach, le propor­ de electrones (el ahora tan prác­ diversas exposiciones. Estas a su
pastores, muleros, buhoneros, gita­ planetaria, aun cuando sólo se hu­ de fuelles, que utilizaba para al­ cionó un título nobiliario austro- tico efecto Edison) para ampliar vez permitirían la entrada de can­
nos y labriegos. Durante años, pres­ bieran echado tres vistazos. canzar temperaturas de llama de húngaro y el derecho a escoger las pequeñas fluctuaciones de car­ tidades variables de luz en la cinta
taron oídos a lo que consideraban Que es más o menos como se 1500 grados Celsius. A estas tem­ una previsible divisa para su li­ ga en la gasa metálica. Denominó y activar una célula de selenio, que
ecos de la vieja patria: leyendas descubrió el primer asteroide, Ceres. peraturas las sustancias se vuel­ naje: "Más Luz". audion a este amplificador de se­ en respuesta emitía corriente va­
repletas de violencia, crueldad, ra­ En 1801 Giuseppe Piazzi, astró­ ven incandescentes y brillan de El nuevo dispositivo permitió ñales eléctricas para cualquier fin. riable que recreaba el sonido ori­
cismo, desprecio hacia los extran­ nomo italiano, situó el nuevo cuerpo una forma característica que re­ mantener el negocio del alumbrado Resultó fantástico para los detecto­ ginal en un altavoz. Todo ello re­
jeros y despotismo. Material que, celeste, pero sólo lo pudo seguir vela sus elementos componentes. de gas en un negocio próspero res de llama. E incluso mejor para sultaba fantástico, si no fuera porque
casi un siglo más tarde, enardece­ nueve grados de su órbita antes Berzelius analizaba todo tipo de hasta la Primera Guerra Mundial. los amplificadores de teléfono. En la señal era demasiado débil.
ría los corazones de los nazis. de caer enfermo. Cuando Piazzi especies minerales para Goethe y Alrededor de 1900, en una pen­ 1914 se abría la primera línea te­ Entonces, voilá, en 1923 el nuevo
Los Grimm fueron parte de esa mejoró, empeoró el tiempo. Así otros personajes de su tiempo. sión, un tipo con un nombre de lefónica entre Nueva York y San sistema Movietone de la Western
gran locura del renacimiento de la que cuando el cielo de Palermo (Amén de inspeccionar meteori­ actor de Hollywood, Lee De Forest, Francisco, toda ella con sonido Electric incorporó el poder ampli­
prehistoria que arrasó con la Euro­ estuvo lo bastante despejado como tos, un mortero del antiguo Egipto estaba buscando una lámpara de amplificado. ficador del audion. Y de pronto
pa romántica a principios del si­ para permitir a Piazzi volver a ob­ y el jugo gástrico de un trampero Welsbach cuando se le ocurrió la las películas se convirtieron en so­
Y ahora un gramo de ironía. Una
glo XIX. Esta exaltación de lo po­ servarlo, Ceres había desaparecido. canadiense.) En 1803 nadie le dis­ idea de un detector de llama. Imaginó de las muchas cosas inteligentes noras. Así pude escuchar cada pa­
pular se inspiró en la nueva ciencia El descubrimiento de un nuevo cutía su capacidad para examinar un artilugio que recogería las va­ que el barón Berzelius había he­ labra del cuento de los Grimm en
de la lingüística y en el trabajo de cuerpo en el firmamento había pro­ una piedra extraña, identificar el riaciones en la carga de una gasa cho cien años antes con su soplete esa película de Disney.

88 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 89


tan novedoso referente. La íncar- sito de la eternidad del mundo de­ biera un imaginario reloj cósmico
LIBROS dinación social del tiempo y su
medición se hizo cada vez más
fendida por Aristóteles, Maimónides,
seguidor suyo fidelísimo, le excu­
que marcara los segundos, horas y
años. Kant lo convirtió en intui­
firme hasta alcanzar un punto ál­ sará aduciendo que se trata de una ción innata.
gido en la revolución industrial, mera hipótesis de probabilidad, no En la concepción einsteiniana del
Aunque la percepción de los rit­ El astrolabio oriental constituye
Tiempo mos circadianos y estacionales sea el más avanzado de los instrumen­
cuando la producción se pautó en de una demostración apodíctica. universo, basada en la geometría de
un horario. Aunque el tiempo es medida del H. Minkowski, el espacio y el tiem­
muy anterior a la aparición del tos medidores del tiempo anterio­ Tiempo y cosmología han ido de movimiento, prosigue, primero fue po aparecen entreverados, constitu­
Historia, ciencia y filosofía hombre, éste tuvo pronta concien­ res a los relojes mecánicos. Consta la mano en el pensamiento occi­ creado aquél y luego las cosas mó­ yendo una cuarta dimensión. El de­
cia del sucederse del día y la no­ de un disco móvil, la rete, que re­ dental. También en la Edad Media viles. Gersónides insistirá en la fi­ sarrollo de la teoría de la relatividad
T H E UNIVERSE UNVEILED. INSTRU- che, del paso de las estaciones y, presenta los cielos en su evolu­ {Time Matters), cuyo desarrollo nitud del tiempo y del movimiento. y de la mecánica cuántica ha con­
MENTS AND IMAGES THROUGH HLS- en última instancia, del pasado y ción; los punteros de la rete seña­ traza T. M. Rudavsky a través de El tiempo cae en la categoría de ducido al modelo actual de univer­
TORY, por Bruce Stephenson, Marvin futuro de su vida como una suerte lan las estrellas brillantes. En un los escritos de Ibn Gabirol, cantidad continua. Medido por con­ so y la función del tiempo en el
Bolt y Anna Felicity Friedman. de trayectoria lineal. En la cuan- anillo se dispone el zodiaco. Una Maimónides, Gersónides y Crescas. vención, no por naturaleza, el tiempo mismo: la gran explosión inicial
Cambridge University Press-The tificación de esos ritmos encon­ placa, o tímpano, porta inscritas Lo mismo que la islámica y la es parcialmente potencial y par­ {Génesis of the Big Bang). En un
Adler Planetarium and Astronomy tramos una de las primeras mani­ las coordenadas de altitud y azi- cristiana, la filosofía judía medie­ cialmente actual. El carácter po­ ensayo de rara claridad, Ralph A.
Museum; 2000. D I E G E S C H I C H T E festaciones culturales de la historia muth para una determinada latitud. val bebe ep furentes griegas y he­ tencial mira al futuro. Crescas y Alpher y Robert Hermán, padres o
DER STUNDE. UHREN UNO MO- {The Universe Unveiled). Puesto que la posición de la rete lenísticas, con el añadido obvio de Albo se desvían de la descripción al menos parteros de la criatura,
DERNE ZE1TORDNUNGEN, por Ger- Cada día el Sol salía por el este indica el estado del firmamento en la tradición rabínica. Para respon­ aristotélica; si aquél resalta la dis­ desbrozan la elaboración, confir­
hard Dohrn-van Rossum. Cari Hanser y cruzaba el cielo para ponerse en su rotación diaria, el astrolabio der a las cuestiones cruciales en continuidad entre tiempo y movi­ mación observacional, tesis alter­
Verlag; Munich, 1992. TIME M A T - el oeste. A mediodía se hallaba en actúa como un reloj natural de 24 torno a la finitud o infinitud del miento, éste apela a la subjetivi­ nativas y futuro del universo según
TERS. T I M E , CREATION, AND Cos- el punto más alto del firmamento. horas. El astrolabio occidental suele tiempo, su dependencia de la crea­ dad del tiempo. las leyes de la teoría de la gran
MOLOGY IN MEDIEVAL J E W I S H En su avance hacia el oeste, las presentar dos escalas, una para el ción o anterioridad a la misma y Cuando Galileo descubrió que un explosión. Si Alpher, con George
PHILOSOPHY, por T. M. Rudavsky. sombras se arrastran sobre el suelo calendario y la otra para la eclíp­ otros temas de tenor similar, los Gamow, adelantó la hipótesis de la
péndulo de una longitud determi­
State University of New York Press; en dirección este. Nuestros ante­ tica. Matemáticos y hábiles arte­ autores se dividirán en dos fren­ expansión del universo a partir de
nada tardaba siempre el mismo
Albany, 2000. pasados aprenderían a acompasar sanos comprimieron buena parte de tes, fundados ambos en la Biblia: la materia primigenia, Hermán plan­
tiempo en completar una oscila­
el momento del día con el pro­ la función del astrolabio en ins­ los partidarios de una visión lineal ción, el nuevo reloj mecánico re­ teó la posible existencia de la radia­
GÉNESIS O F THE B I G B A N G , por greso de esas sombras. Los ciclos trumentos menores y menos caros: del tiempo, de acuerdo con la cual dobló la precisión de la medida. ción residual de fondo, corroborada
Ralph A. Alpher y Robert Hermán. lunares, y su trayectoria a través los cuadrantes de astrolabio. la historia constituye una secuen­ (Las horas se dividieron en minu­ 17 años después, en 1965, por Arno
Oxford University Press; Oxford, de las constelaciones del zodiaco, La organización del tiempo con cia irreversible de hechos irrepeti­ tos, y éstos en segundos.) Con sus A. Penzias y Robert W. Wilson.
2 0 0 1 . A DLFFERENT APPROACH marcan los meses. Los cambios de la introducción del reloj mecánico bles, y los que propugnan un tiempo leyes del movimiento, Isaac Newton Con anterioridad se había demos­
TO COSMOEOGY. F R O M A STATIC estación, asociados a cíelos celes­ {Die Geschichte der Stunde. Uhren circular de ciclos que se iteran. puso el tiempo en sus límites fí­ trado la necesidad de un estadio
UNIVERSE THROUGHT T H E B I G tes, dividían el año. Los puntos de und moderne Zeitordnungen) trajo Coinciden en que a Dios le per­ sicos. Entidad separada del espa­ primitivo extremadamente caliente
BANG TOWARDS REALITY, por Fred orto y ocaso solares se desplaza­ consigo una profunda revolución tenece en exclusiva el atributo de cio, el tiempo era absoluto, ma­ y denso en un universo en expan­
Hoyle, Geofrey Burbidge y Jayant ban hacia el norte en primavera y en la sociedad europea, hasta el la eternidad. temático y carente de reposo; fluía sión que justificara las concentra­
V. Narlikar. Cambridge University verano, y hacia el sur en otoño e punto de ejemplificar el puente de a, una razón constante como si hu- ciones cósmicas de deuterio, helio
Fuera de la Biblia el concepto
Press; Cambridge, 2000. KAON PHY- invierno. Acompasando a las esta­ tránsito hacia la modernidad. Frente y litio y su relación al hi­
de eternidad, puesto en
SICS. Dirigido por Jonathan L. Ros- ciones, aparecen distintas estrellas. a los estereotipos en torno al pa­ drógeno.
juego por Parménides y de­
ner y Bruce D. Winstein. The Uni­ pel de los mercaderes, Gerhard
El reloj solar indica la hora del sarrollado por Platón en el La cosmología física se
versity of Chicago Press; Chicago, Dohrn-van Rossum subraya el im­
día marcando la posición de la Timeo, recibe en Aristóteles ocupa del cómo del univer­
2001. pulso del príncipe en la instala­
sombra arrojada por un puntero, o una sistematización rigu­ so y no del por qué. Por
gnomon. Los modelos de uso per­ ción de relojes para marcar el curso rosa. Platón intentó supe­ universo se entiende el
T H E PHYSICAL BASIS O F THE D I - manente, que funcionaban sólo en de la vida urbana, sin pasar por rar el debate de los elea- conjunto de partículas ele­
RECTION OF TIME, por H. Dieter una latitud determinada, se insta­ alto otros aspectos de carácter téc­ tas sobre lo uno y lo mentales, átomos, iones,
Zeh. Springer; Heidelberg, 1999. UNI- laban en los jardines y en las to­ nico, como la historia oscura del múltiple, el ser y el deve­ cuerpos planetarios, radia­
FYING SCIENTIFIC THEORIES. PHY- rres de las iglesias. Los horizon­ escape, o mecanismo regulador. nir, con la distinción en­ ción electromagnética en
SICAL CONCEPTS AND MATHEMA- tales portátiles podían calibrarse Para un autor del primer tercio tre eternidad {ainios) y per­ todas las longitudes de onda,
TICAL STRUCTURES, por Margaret para utilizarlos en diferentes ciu­ del siglo xv, punto de arranque de durabilidad {aidios). Sólo los neutrinos, gas, polvo,
Morrison. Cambridge University dades e incluían una brújula para la obra, su época era testigo de el dominio de las formas estrellas, conjuntos de es­
Press; Cambridge, 2000. alinearse con el norte. Además de grandes innovaciones. Al par que es eterno; nuestro mundo, trellas, galaxias, cúmulos y
la hora, algunos relojes solares in­ condenaba la astrología, recordaba obra del demiurgo, es, en supercúmulos. Existe tam­
cluían un reajuste para la fecha. que Dios había creado el firma­ el mejor de los casos, per­ bién un componente mis­
L eyes físicas y sistemas filosó­
ficos rivalizan por elevar a
un puesto excelso el concepto de
El nocturnario sigue el movi­
miento de ciertas estrellas prese-
mento a la manera de un reloj ca­
bal. La luz y el tiempo, con los
durable, por cuanto está
vinculado al movimiento.
terioso en una cantidad to­
davía sin determinar, la
tiempo. Raro es el mes en que no leccionadas. En ese instrumento, el cielos estrellados, estaban destina­ Y como el número del mo­ materia obscura. Buena paite
aparecen nuevos libros sobre su firmamento opera como la cara de dos al servicio del hombre, no a vimiento define Aristóteles del gas se encuentra en el
decurso o dirección, desde que un reloj, con la estrella Polar en su determinista esclavización. Y así el tiempo. estado de plasma neutro.
Stephen Hawking abrió brecha con el centro y otra estrella en su ma­ como los cuerpos celestes no re­ Con esos mimbres, y bas­ Consta de iones dotados de
su Brief History of Time. Pese a necilla horaria. Mediante estas co­ gulaban el quehacer del hombre, tante influencia neoplató- carga positiva —es decir, '
ese torrente de letra impresa, se­ ordenadas, el nocturnario señala la tampoco el reloj mecánico lo so­ nica posterior, tejen los filó­ núcleos atómicos despro­
guimos sin aprehender su natu­ hora de la noche con una preci­ metía. Eran los hombres los que sofos hebreos su teoría de vistos de algunos, si no de
raleza. sión de 15 minutos. organizaban su actividad mediante la temporalidad. A propó­ Nocturnario de 1589. Autor desconocido todos sus electrones— y

90 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN y CIENCIA, noviembre, 2001 91


electrones dotados de car­ V o y el V + . N o tardó en la unificación de teorías, un ex­
ga negativa libres, cuya verse que todos los in­ tenso apartado al tiempo einstei-
suma total de cargas posi­ vestigadores en rayos cós­ niano. Recuerda así que, eliminado
tivas y negativas en un vo­ micos estaban observando, el éter como marco de reposo ab­
lumen significativo del es­ midiendo e identificando soluto, la interpretación del tiempo
pacio es cero, de acuerdo las mismas entidades. Se local se convirtió en la clave para
con un principio aceptado adoptó para las nuevas partí­ solucionar problemas electrodiná­
de conservación de la carga. culas con masas en torno micos. En efecto, Lorentz admitía
El cosmos es, en conjunto, a los 500 MeV el nombre dos tiempos "reales", definido uno
eléctricamente neutro. genérico de mesón K {Kaon en relación con el éter y el otro
La teoría de la relativi­ Physics). en relación con un marco móvil.
dad especial de Einstein La desintegración de los Lorentz pretendía reducir la diná­
postula que la velocidad de kaones constituía un ele­ mica a la electrodinámica, trans­
Reloj analemmático
la luz es finita y constante, mento clave en el reco­ formar problemas relativos a los de Thomas Tuttell
cifrada en 3 x 10 1 0 centí­ nocimiento de que las in­ cuerpos en movimiento a proble­ (Londres el700)
metros por segundo. Si hu­ teracciones débiles no mas de cuerpos en reposo.
biéramos de observar un conservaban Ja paridad (P), Pero el postulado de relatividad mienza por dar una definición de
cuerpo celeste a una dis­ o simetría especular. E s o de Einstein hizo a la velocidad de simultaneidad. N o era fácil acotar
tancia de 10.000 millones ocurría en 1957. A la caída c independiente del marco de r e ­ ción. En vez d e deducir las ecua­ esa noción. La definición einstei-
Mapa astronómico con el sistema copernicano, del
de años luz, los v e n a m o s Atlas colestis (Nuremberg, 1742) de la invariancia de P se ferencia. Puesto que la teoría de la ciones de transformación para pro­ niana de simultaneidad se centra
por la luz emitida hace sumó el reconocimiento d e relatividad especial no precisaba la blemas específicos, como había he­ en la sincronización de dos relo­
10.000 millones de años, que la conjugación de carga mecánica del éter, quedaba supe­ cho Lorentz, la estrategia de Einstein jes en diferentes lugares. Viene
cuando era mucho más joven, m e ­ délo del estado estacionario. (C) tampoco se mantenía en tales rado el dualismo de Lorentz. La consistió en plantearse la transfor­ dada en términos de propagación
nos evolucionado, quizá d e una Aceptaban la uniformidad de la na­ procesos. A mediados de los años conjunción del principio de relati­ mación de sistemas físicos de suerte de rayos luminosos: Si un rayo lu­
apariencia completamente distinta turaleza y las pruebas de un uni­ sesenta se demostró la violación vidad con la constancia de la ve­ que pudieran eliminarse las asime­ minoso es emitido desde el punto
y más próximo a sus cuerpos ve­ verso en expansión. La homoge­ de la simetría C P . locidad d e la luz conducía a una trías en electrodinámica, un proble­ P en el tiempo t, se refleja en Q
cinos. La determinación real de la neidad e isotropía no sólo de la El teorema C P T (donde T d e ­ nueva concepción del tiempo, que ma éste de los cuerpos móviles. en el tiempo f y vuelve a P en
edad, a partir de la distancia m e ­ distribución espacial, sino también signa la inversión del tiempo), que a su vez aportaba el fundamento el tiempo t", se dice entonces que
Al abordar la relatividad de lon­
dida a un objeto, dependerá del temporal, de materia y energía cons­ se basa en principios generales d e para las ecuaciones d e transforma­ el reloj en Q está sincronizado con
gitudes y tiempos, Einstein c o -
tipo de universo escogido; salvo tituían para ellos el principio cos­ las teorías cuánticas de campos,
para los objetos cercanos, la edad mológico perfecto. En virtud del establece que cualquier orden del
atribuida variará según considere­ mismo, el universo era y seguiría producto triple d e las simetrías dis­
mos el universo abierto, cerrado o
plano. Las observaciones acopla­
siendo, en promedio, tal como lo cretas C, P y T representa una si­ Solitones
conocemos, aunque no se descar­ metría exacta. El teorema predice
das a la teoría de la relatividad taba una evolución cosmológica a que las partículas y antipartículas THE VERSÁTIL SOLITON, por Alexandre T. Filippov. Birkháuser; Basilea, 2000.
especial indican que el universo es escala local. tienen iguales la masa, la vida me­
l texto de Filippov es notable. Contiene una equi­ en el conocimiento de los solitones desde su primera
homogéneo (el mismo en cualquier
parte) e isotrópico (sus propieda­
Para justificar la expansión del
universo, que parece exigir la di­
dia, la razón de carga a masa y
la razón giromagnética. La simetría
E librada dosis de descripción de los ambientes cientí­
ficos de los últimos siglos en los que se han desa­
y famosa observación por John Scott Russell en 1834
y su descripción en muchos otros campos, como la
des son las mismas en todas las CPT se ha comprobado en nume­
lución continua de materia y energía, rrollado los conceptos relacionados con los solitones. teoría de los vórtices o los pulsos nerviosos que ya
direcciones) a gran escala. rosos experimentos y permanece Expone los grandes rasgos vitales de algunos de los
Hoyle y J. V. Narlikar propusie­ estudió Helmholtz a mediados del siglo xix, y, sobre
La palabra "explosión" (bang) ron la idea de un campo c (un todavía como la única combina­ protagonistas directos o indirectos más prominentes, todo, una cierta sistematización de su estudio en los
para el origen del universo apare­ campo de creación) que empaparía ción de C, P y T que observa una tanto del mundo occidental CQmo del entorno de la últimos decenios, apuntan a que ya sería hora de que
el universo y actuaría como fuente simetría exacta en la naturaleza. ex-Unión Soviética, que el aityor conoce bien; y, lo los estudiantes de cursos de física se adentraran en
ció en un libro de 1928 escrito por
La fenomenología del sistema del más importante de todo, se trata de un buen texto in­ los fenómenos no lineales, para lo que la obra que
Arthur S. Eddington, The Nature de materia y energía. Sin embargo, troductorio de la teoría de los solitones.
kaón neutro nos enseña que la vio­ comentamos podría ser un texto bueno y accesible.
of Physical Universe; así pues, mu­ el ritmo propuesto de aparición de Entre otras muchas cosas, en este libro se aprende
lación C P debe ir acompañada o Los actuales planes de estudio de la física siguen,
cho antes de la articulación del mo­ nueva materia no alcanza el um­ que el nombre solitón, como es normal, no fue acuñado
bien de la violación de la inver­ como es bastante natural, basados en la física lineal.
delo actual. Por entonces, le preo­ bral de observabilidad. Pese a su Su conocimiento es fundamental para la formación de por su descubridor. No fue hasta 1965 cuando Zabusky
cupaban sólo dos posibilidades: la navegación solitaria, la tesis del sión del tiempo o bien por la vio­ los científicos y es la más fácilmente sistematizable. y Kruskal propusieron el término "solitrón", cometiendo
de un universo eterno y la de un modelo estacionario cuenta con un lación C P T o por ambas simultá­ La causa es, en parte, que sólo tenemos métodos el mismo error que cuando se denominaron "meso-
universo con un principio de exis­ sólido apoyo de pruebas extra- neamente. Hace poco se obtuvieron matemáticos generales para resolver las principales trones" a los recién descubiertos mesones, los inter­
tencia. "No creo que el presente galácticas. las primeras pruebas de la no inva­ ecuaciones de la física lineal. Tanto las leyes de mediarios de las fuerzas nucleares, los piones, pre-
Newton en que se basa la mecánica, como las ecua­ dichos por Yukawa y encontrados por Powell en 1947
estado de cosas comenzara con un Por las mismas fechas en que se riancia de la inversión del tiempo. en la radiación cósmica. Entonces fue Heisenberg
trueno", decía. La expresión "gran Alcanzados esos niveles de lu­ ciones de Maxwell que rigen los fenómenos elec­
p e r g e ñ a b a n ambas teorías c o s ­ tromagnéticos, como las ecuaciones de ondas y la quien, gracias a sus conocimientos de griego advirtió
explosión" se atribuye, paradójica­ mológicas, el grupo de C. F. Powell cubración, la física del tiempo plan­
ecuación de Schródinger que rige la mecánica cuán­ que "ente", en griego, es "on", sufijo que ya se usaba
mente a Fred Hoyle, el más acérri­ descubría en los rayos cósmicos el tea nuevos interrogantes a la filo­ para designar a las partículas elementales, y que el
sofía. En realidad, física y filosofía tica, son ecuaciones diferenciales lineales, cuya teo­
mo opositor a la teoría (A Different mesón de fuerza nuclear conocido ría general es bien conocida. Por el contrario, las propuesto nombre de mesotrón debía cambiarse por
Approach to Cosmology. From a hoy por pión, con una masa de no han dejado d e interrelacionarse ecuaciones no lineales, como las que describen los el de mesón. En este caso, el papel de Heisenberg
Static Universe throught the Big unos 140 MeV. Tal éxito espoleó en el pensamiento contemporáneo solitones, carecen de tanta sistematización, lo que, lo hizo una compañía que tenía registrado el nombre
Bang towards Reality). a los físicos a pensar en la posi­ (Unifying Scientific Theories y The junto a su relativa novedad, ha dificultado su pre­ para uno de sus productos, con lo cual se optó por
Physical Basis of the Direction of sencia en los cursos fundamentales de licenciatura. el más correcto nombre de "solitón".
Hoyle, Hermán Bondi y Thomas bilidad de que hubiera otros me­
sones, de masa superior. Se pro­ Time). Margaret Morrison dedica,
Gold iniciaron un rumbo contra­ Sin embargo, los progresos que se han realizado —RAMÓN PASCUAL
pusieron dos candidatos, el mesón en su búsqueda epistemológica de
corriente cuando propusieron el mo-

92 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


el reloj en P si t' = (t + t")/2. teoría de la relatividad especial lo que sucede en la naturaleza, de­
Podemos, pues, definir un tiempo habrá tantos tiempos cuantos mar­ biera poder explicar esta asimetría Aritmética comercial con el mundo italiano y la existencia de una tradi­
ción andalusí conducían a pensar en la existencia y
común para P y Q mediante la cos de referencia. El tiempo lo­ fundamental de la dirección del
ecuación t' - t = t" - t', lo que sig­ cal, que tiene sólo significación tiempo. No acontece así. Las leyes E L ARTE DEL ALGUARISMO. Dirección y estudio circulación de este tipo de tratados. La primera aritmé­
de Betsabé Caunedo del Pozo y Ricardo Córdoba tica comercial detectada en los reinos hispánicos era
nifica que la velocidad de la luz matemática en las ecuaciones de de la naturaleza son esencialmente
de la Llave. Junta de Castilla y León; Salamanca, la Summa de l'art d'Aritmética de Francesc Santcliment,
que viaja hacia atrás de Q a P es transformación de Lorentz, se con­ simétricas bajo inversión del tiempo. que sigue siendo la primera impresa (Barcelona, 1482),
2000.
igual a la velocidad de la luz que vierte en real o tiempo físico para Desde Eddington se denominan que proporciona información relativa al entorno mer­
viaja de P a Q. Einstein. flechas del tiempo a las clases ge­ a edición de este Libro de arismética que es dicho cantil mediterráneo y de los demás reinos de la Corona
Con la definición de los relo­ La obra de Zeh sobre la flecha nerales de fenómenos que caracte­ alguarismo junto con el Libro que enseña ensayar de Aragón.
jes síncronos, Einstein da por su­ del tiempo, que va por la tercera rizan una dirección. Podemos re­ cualquier moneda saca a la luz el primer tratado co­ El riguroso y exhaustivo estudio realizado por Betsabé
puesto que ha descrito la simul­ edición, es ya un texto clásico so­ ducir a seis las principales. En nocido hasta ahora de aritmética comercial y de en­ Caunedo y Ricardo Córdoba sitúa perfectamente este
taneidad y la idea de tiempo. "El bre la reversibilidad y la asimetría primer lugar, la radiación. Los cam­ sayo de moneda redactado en la Corona de Castilla Arte del alguarismo en su contexto histórico; el aná­
tiempo de un acontecimiento es y promete serlo sobre la decohe­ pos que interaccionan con fuentes probablemente en la primera mitad del siglo xiv, aun­ lisis de su contenido y la comparación con los más
que la copia manuscrita conservada, del siglo xvir está importantes tratados europeos bajomedievales; les lleva
lo que se da simultáneamente con rencia y la atemporalidad. La asi­ locales reciben una descripción
fechada en 1393, pero es copia de un ejemplar o ejem­ a incluir este libro de aritmética dentro de una tradi­
el acontecimiento por un reloj es­ metría de la naturaleza bajo una apropiada a través de soluciones plares anteriores. La primera noticia de la existencia ción de la que participaban los textos italianos coe­
tacionario situado en el lugar del "inversión del tiempo" (es decir, de retardo; por ejemplo, se observa en el fondo manuscrito de la Colegiata de San Isidoro táneos, en la línea del pionero Líber Abacci de Leonar­
acontecimiento, siendo síncrono una vuelta atrás del movimiento y una onda esférica tras un episodio de este, manual de aritmética comercial se debe a do de Pisa, más conocido como Fibonacci, escrito en
este reloj... con un reloj estacio­ el cambio) se nos ofrece como una de fuente puntual, que se propaga Beaujouan, en 1973. La preparación de una ambiciosa latín en 1202. Caunedo y Córdoba resaltan que la
nario especificado". Si en la teo­ característica ínsita en nuestro hacia el exterior. historia de la ciencia y de la técnica en la Corona de fecha temprana de su aparición no le resta calidad
ría de Lorentz había un tiempo mundo. Si compete a la física jus­ Mayor partido se le ha sacado Castilla, próxima a publicarse, ha propiciado la revi­ aritmética, ya que ni en la presentación de las ope­
físico y otro matemático, en la tificar que sus leyes controlan todo sión y búsqueda de materiales en los ricos archivos y raciones ni en el enorme caudal de ejercicios prác­
a la flecha termodinámica del tiempo. bibliotecas españolas, especialmente de los siglos ba- ticos desmerece al lado de todas las aritméticas co­
jomedievales, por ser éstos casi desconocidos en cuanto merciales bajo medievales, ocupando entre ellas un
a la actividad científica y técnica. merecido lugar. El tratado —de autor desconocido,
Física y química de la atmósfera La existencia de un comercio activo tanto atlántico aunque de probable ascendencia judía, que no deja
como mediterráneo entre comerciantes castellanos y huella de su identidad ni de la localidad en la que
AN INTRODUCTION TO ATMOSPHERIC PHYSICS, por David G. Andrews. centroeuropeos, y hasta los nombres de importantes lo elaboró— permite además que nos acerquemos a
Cambridge University Press; Cambridge, 2000. mercaderes, era conocida, pero no las fuentes donde la terminología técnica medieval castellana. El arte
INTRODUCTION TO ATMOSPHERIC CHEMISTRY, por Peter C. Hobbs. aprendían y se difundían las técnicas comerciales que del alguarismo es por tanto una obra muy importante
Cambridge University Press; Cambridge, 2000. les servían de soporte. Entre los tratados de aritmé­ en sí misma, por incluir también un manual técnico
tica comercial bajomedievales, manuscritos o ya edi­ sobre la afinación de la plata y la fabricación de la
a gestión de los recursos naturales, cuestión de complejos, como el efecto invernadero o el agujero tados, en la Europa latina, no se cita ninguno per­ moneda y por la influencia aque pudo tener en obras
L gran trascendencia social, reclama con frecuencia
una respuesta científica y desapasionada. Muchas uni­
de la capa de ozono, que ayudan a comprender lo
esencial. "An Introduction to Atmospheric Physics" es
teneciente a la Corona de Castilla. Pero el contacto de este tipo. —M. ISABEL VICENTE MAROTO

versidades ofrecen hoy titulaciones relativas al medio un ejemplo de elegancia en este aspecto.
ambiente, con un enfoque acertadamente pluridiscipli- Por su carácter de guía en la toma de contacto
nar. ¿Cómo conjugar una formación que, sin descui­ Aunque la segunda ley dSIdt > 0 cialmente con el tiempo de creci­ su posibilidad es conocida; se trata
con el estudio cuantitativo de la atmósfera, se cen­
dar lo esencial, sea accesible a estudiantes de muy tran en los fenómenos globales, o al menos a gran se la supone una ley de la natu­ miento. (El desarrollo exponencial de una predicción de la teoría eins-
distinta procedencia y con trasfondo dispar? Lo mismo escala. Así, se describen los procesos que desenca­ raleza, en su descripción mi­ se observa sólo en situaciones de teiniana. Harina de otro costal es
vale para quien por su cuenta desee adquirir algunas denan la lluvia, pero las complejidades de la meteo­ croscópica debe considerarse un auto-organización.) volver hacia atrás. Un terreno sem­
nociones fundamentales. ¿Qué propuesta se le ofrece rología y la predicción del tiempo quedan fuera del factum. Cuando de la evolución Por último, la gravedad, que con­ brado de paradojas, como el del
al que se acerca a este tema desde otros ámbitos? alcance de estas obras. De este enfoque general, sin decimos que es una ciencia histó­ duce a la aceleración de la con­ viajero en el tiempo que mata a
En lo que atañe a la física y la química de la embargo, resulta una carencia: no se tratan algunos rica, estamos aludiendo a otra fle­ tracción. En el caso de sistemas su abuelo cuando era éste niño,
atmósfera, estos dos volúmenes brindan una magní­ problemas locales de gran interés, como puede ser cha del tiempo. No exenta, empero gravitatorios complejos (las gala­ negando en consecuencia su pro­
fica respuesta. Para empezar, la complejidad ma­ el penacho de una chimenea y la difusión de conta­ de paradojas, pues aparenta cbn- pia existencia. Absurdos aparte, se
xias), la contracción contra su pre­
temática está reducida al mínimo. Hay escollos que minantes a pequeña escala. Carencia que en Introduction
tradecir la segunda ley de la ter­ sión interna está controlada por ha propuesto el modelo de agujero
no se pueden soslayar: por ejemplo, las ecuaciones to Atmospheric Chemistry está paliada con una gran
cantidad de problemas resueltos que sí que abordan modinámica. Discrepancia que se fenómenos termodinámicos y de ra­ de gusano, es decir, una suerte de
diferenciales vectoriales de la mecánica de fluidos.
aspectos particulares. (En el otro texto también se resuelve, si tomamos en conside­ diación. Tales objetos gravitatorios agujero negro con entrada y sa­
Pero en esos casos el ritmo es más pausado y se
explica el álgebra con todo lujo de detalles. De ma­ dan enunciados y soluciones de problemas). ración la entropía del entorno. se caracterizan por su capacidad lida. Si existiera, podría propor­
nera que con los conocimientos de física, química y La flecha de la medición cuanto- térmica negativa, e incluso clási­ cionar un atajo entre puntos dis­
Los dos libros se complementan muy bien. Física
cálculo adquiridos en el primer curso de cualquier ca­ y química aparecen mezcladas y algunos temas se mecánica nos señala la interpreta­ camente por la capacidad de con­ tantes en el espacio. Mientras que
rrera científica se puede abordar la lectura. repiten, tratados con desigual profundidad. Aparte del ción de la probabilidad de la mecá­ traerse sin límite de acuerdo con caer en un agujero negro sería se­
La concisión y brevedad de ambas obras permiten hincapié en diferentes fenómenos, resulta instructivo nica cuántica, entendida como un la segunda ley de la termodiná­ guir un camino de sentido único
proponerlas como bibliografía de una asignatura se­ dejarse llevar por el estilo particular de cada autor. indeterminismo fundamental del fu­ mica. Para algunos físicos, la asi­ hacia ninguna parte, el ingreso en
mestral, considerando que la exposición cubre amplia­ Andrews parece más preocupado en obtener modelos turo. Se trata el colapso de la fun­ metría representada por esas seis un agujero de gusano podría per­
mente las expectativas de un curso introductorio. En cuantitativos simples, a costa de las simplificaciones ción de onda que se produce du­ flechas del tiempo, la termodiná­ mitirnos salir momentos más tarde
el tomo de Andrews, la termodinámica y la mecánica que sean necesarias; y en consecuencia, rara vez mica en particular, ocupa un lugar en otra parte del universo. Se ha
rante el proceso de medición. En
de fluidos adquieren, lógicamente, mayor relieve. En considera la atmósfera como un sistema abierto: están especulado también con las cuer­
mecánica cuántica existe otra fle­ más fundamental que las propias
el de Hobbs, se resaltan sobre todo los ciclos de las casi ausentes las interacciones con los continentes y
cha del tiempo, la desintegración leyes dinámicas. das cósmicas, unos tubos angostí­
especies químicas en la atmósfera: fuentes, transporte, los océanos. En cambio, Hobbs pone de relieve esas
interacciones, aunque se vea obligado a ceder a ve­ exponencial. Indica que los esta­ Vinculadas con la flecha del simos de energía atrapada y aban­
transformaciones, sumideros. En ambos se analiza el
transporte de calor por radiación, así como su inte­ ces en lo tocante al rigor para quedarse en descrip­ dos inestables (en particular las tiempo, han adquirido cierta noto­ donada desde la gran explosión,
racción con los gases de la atmósfera. Y en uno y ciones cualitativas. "resonancias" de las partículas ele­ riedad las llamadas máquinas del dotados de masa suficiente para
otro se proponen modelos simples para fenómenos —ÁNGEL GARCIMARTÍN mentales de la teoría cuántica) acos­ tiempo. El viaje hacia el futuro no doblar el espacio y el tiempo.
tumbran desvanecerse exponen- encierra en principio problema y —Luis ALONSO

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001 95


AVENTURAS PROBLEMÁTICAS Seguiremos explorando
Dennis E. Shasha
los campos del conocimiento
ANTICUERPOS M0N0CL0NALES • EVOLUCIÓN DE LAS PLANTAS
Baile de cuadros

Pisando airosa, una capa blanca flamean­


do a sus espaldas, la directora de una fa­
Durante cada etapa, cada bailarín puede, o
bien permanecer en su lugar, o bien dar un
CION
mosa compañía de danza entró en mi des­
pacho. "Sabrá usted que ciertos escritores
recurren a 'negros'. Yo necesito ahora un
ayudante de coreografía." Le indiqué que
paso en una de cuatro direcciones: hacia la
izquierda, hacia la derecha, al frente o ha­
cia atrás. Hay, sin embargo, dos condicio­
nes importantes: dos bailarines no pueden
IENCIA SCIENTIFIC
AMERICAN

tomara asiento y me expusiera los detalles permutar sus posiciones en un paso; tampo­
de su problema. co pueden ocupar el mismo espacio después
El cuerpo de baile consta de 12 hombres de dar el paso. Los bailarines, por encima Solución del
y 20 mujeres (que en las ilustraciones apa­ de todo, han de evitar las colisiones. problema del
recen en azul y en rojo, respectivamente).
En un momento clave de la actuación, han
de pasar desde una figura en la que los
Vemos al pie las posiciones inicial y final
de los bailarines. ¿Le será posible detallar
los movimientos de cada paso, para llegar
mes pasado:

La solución del
( Cira A
primer problema
hombres rodean a las mujeres hasta otra en a la posición final sin infringir las condi­ del oráculo no
E LA VIDA

w
la que las mujeres rodean a los hombres. ciones? Puede ser práctico y representarlos fiable es que la
La transición se desarrolla en tres fases. en papel cuadriculado. puesta inicial
de 100 € se
puede convertir
en al menos
9309 € si se
aplica la estra­
cíón macular
tegia óptima de
• Internet amenazada
apuestas, que
requiere efec­ ' Veinticinco años
de física
tuar una pri­
mera apuesta
un poquito me­
nor de 81,82 €.
En el segundo
problema,
donde se han
de efectuar to­
ANTICUERPOS MONOCLONAL^S, por Carol Ezzell REFUGIOS DE VIDA EN UN UNIVERSO HOSTIL, por
Diseñados para eliminar el cáncer y otras enfermedades, no logra­ Guillermo González, Donald Brownlee y Peter D. Ward
das las puestas ron alcanzar el fin previsto. Las dificultades encontradas podrían Sólo una parte de nuestra galaxia es apta para una forma de vida
por adelantado, subsanarse ahora con nuevos prototipos. evolucionada.
la estrategia
óptima sólo ga­ CÓDIGO ROJO PARA LA RED, por Carolyn Meinel DEGENERACIÓN MACULAR, por Hui Sun y Jeremy
rantiza 1600 €. ¿Podría ser hundida Internet? Los ataques recientes podrían ser pre­ Nathans
sagio de guerras cibernéticas destructivas entre grupos vandálicos o Se han iniciado investigaciones para identificar la causas de este
incluso entre gobiernos. devastador daño ocular que se presenta en la edad avanzada.

AUTOPISTAS DE INFORMACIÓN, por Steven Ashley NUEVA ORLEANS SE HUNDE, por Mark Fischetti
A través de Internet los conductores tienen acceso a partes de tráfi­ La actividad humana a lo largo del Mississippi ha aumentado muchí­
co personalizados, mensajes verbales de correo electrónico y juegos simo el peligro de la urbe, que sólo puede salvarse con gigantescas
de vídeo. Pero, ¿es seguro hacerlo? obras de ingeniería que transformen el sudeste de Luisiana.

LA FÍSICA EN EL ULTIMO CUARTO DEL SIGLO XX, LUZ Y EVOLUCIÓN VEGETAL, por Fernando Valladares
por Xavier Roque En el curso de la evolución unas plantas se han adaptado a una vida
¿Qué es lo más significativo que le ha sucedido a la física en los sometida a radiaciones extremas y otras han desarrollado una nota­
últimos 25 años? ¿Cuáles son las tendencias en la disciplina y los ble capacidad para acomodarse a la luz del momento.
retos de futuro? ¿Cómo se ve este panorama desde nuestro país? El
autor propone algunas respuestas sucintas a estas cuestiones.

EL HIELO DE LA VIDA, por David F. Blake y Peter


Jenniskens
El hielo tal y como se presenta en la Tierra es hostil para la vida. INVESTIGACIÓN
Pero una forma exótica de hielo en el espacio puede, de hecho, faci­

96 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre, 2001


litar la creación de moléculas orgánicas —y podría haber deposita­
do las semillas de la vida en la Tierra. CIENCIA