Sei sulla pagina 1di 126

CONFERENCIAS ESOTERICAS SOBRE EL

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS


ISRAEL ROJAS ROMERO
TOMO Ш

LA ESPIRAL DE LA Y LA EVOLUCION DE LA CONCIENCIA


CONFERENCIAS ESOTERICAS SOBRE EL “CONCEPTO
ROSACRUZ DEL COSMOS”
DE MAX HEINDEL
POR EL MAESTRO ISRAEL ROJAS ROMERO

- RAGHOZINI –
TOMO III
CONFERENCIAS ESOTERICAS SOBRE EL
‘CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
ROSA-CRUZ

Raíz del Verbo Sacrosanto,


Oriente del andante peregrino,
Sabiduría que restaña todo llanto,
Amor que sublima de la Vida el ritmo
Con suaves y mágicos fulgores,
Radiosa Luz es, que vence la tiniebla,
Universal principio de todos los albores,
Zona de esplendorosa Verdad... ¡SubIime! ¡Bella!
INTRODUCCION

“La ignorancia no libera. El hombre no se puede liberar por la ignorancia. El esoterista si cae,
sabe levantarse porque tiene consciencia del camino; esa es la verdad. El saber es de un valor
incalculable, lo primero es saber. Un verdadero estudiante se esfuerza y trabaja para servir
mejor, para ser más natural, para ser más sensible, para ser más humano”.
ISRAEL ROJAS R.

Queridos hermanos y amigos esoteristas de Colombia y América: Con inmensa alegría espiritual,
colocamos en sus manos este tercer tomo de CONFERENCIAS ESOTERICAS, con el cual se
completa la publicación del imponderable curso dictado por el magnífico Instructor y Maestro Israel
Rojas (Raghozini), sobre el estudio y ampliación de las enseñanzas contenidas en la obra “Concepto
Rosacruz del Cosmos”, del insigne Max Heindel.
La tercera parte del “Concepto” trata sobre “el futuro desarrollo e iniciación del hombre”, siendo
ésta la parte más práctica de la obra. Contiene temas de gran interés para quienes realmente quieren
avanzar en el sendero del progreso evolutivo y se encuentran admirablemente analizados en 21
conferencias contenidas en este tercer y último tomo. El maravilloso estudio del “Concepto”
expuesto por el Maestro a sus discípulos consto de 62 conferencias dictadas en el lapso
comprendido del 30 de Abril de 1980 al 17 de Febrero de 1982.
Recopilar, ordenar, transliterar y publicar con lealtad y pureza el texto de estas Luminosas
Enseñanzas, fue uno de nuestros más caros e ideales anhelos aquí en la FRATERNIDAD
ROSACRUZ ANTIGUA.
Hoy cosechamos la inmensa satisfacción de haber culminado este trabajo, para el bien de las Almas
que con Sensibilidad exquisita, ahora y en el futuro sientan anhelos de Infinitud, y Sabiduría. Para
esas almas excepcionales, las enseñanzas contenidas en estas conferencias serán Luz, Inefable y
guía segura para alcanzar las más altas cumbres de espiritualidad conscientiva.
El “Concepto Rosacruz del Cosmos” es una obra admirable, que cual fuente cristalina conlleva en
toda su pureza la Divina Verdad acerca del hombre y del mundo. Las enseñanzas esotéricas allí
expuestas hay que estudiarlas con “amorosa paciencia”; generalmente las gentes se contentan con
leer solamente; muy pocos se adentran en la investigación y análisis que merece el libro y otros,
más pocos aún, los que saben discernir y comprender, “ponen manos a la obra” para pensar, sentir y
vivir según lo que aprenden. La falta de interés en las enseñanzas de los Maestros es la razón de que
haya tantos desilusionados en el sendero de la superación y realización espiritual; queremos
recibirlo todo sin ningún esfuerzo.
Los grandes seres que van a la vanguardia en la escala evolutiva, nos enseñan que el Sendero
Interno, el Sendero Espiritual, requiere para transitarlo con éxito una gran dosis de conocimiento y
un constante esfuerzo, aunado a una “activa paciencia” siendo un trabajo de varias
reincorporaciones; nos recuerdan que el único fracaso es dejar de esforzarnos.
Pero nos fortalece una gran verdad: nunca en el largo camino evolutivo el estudiante auto
disciplinado está solo; nunca, a pesar de ciertos períodos aparentes de oscuridad espiritual o penuria
material, es dejado sin Bondadosa Observación. Las fuerzas naturales y los Grandes Seres (quienes
son los operarios de esas fuerzas) auxilian siempre a los aspirantes que hayan tomado la decisión de

1
vivir la instrucción que reciben. Estas verdades nos liberan de todo cuanto nos limita, pero se
requiere nuestro esfuerzo individual; lo inteligente y acertado es empezar lo más pronto posible y el
mejor paso es trabajar para fortalecer nuestra voluntad hacia el entendimiento y práctica volitiva,
porque sin voluntad cualquier intento será nulo por carencia de disciplina. La Luz de la Verdad no
está al alcance del tonto ni del perezoso, porque mientras el primero duerme en las “creencias”, el
otro cómodamente espera que alguien lo “inicie”; ninguno de los dos investiga ni analiza después
de leer, ni practica luego de discernir.
Al respecto nos permitimos consignar aquí una sabia enseñanza del señor Heindel: “La Verdad es
eterna y su investigación debe ser eterna también”. Y completa el enunciado con lo siguiente: “Hay
ciertas verdades básicas qué permanecen siempre las mismas, pero que pueden ser miradas desde
diferentes puntos de vista, dando cada uno su aspecto particular que complementa los anteriores;
por lo tanto no hay posibilidad de arribar a la última Verdad. Nuestro mayor deseo es que estos
conocimientos amplíen y fortalezcan las ideas de los estudiantes, las complementen y las
ensanchen”.
Nos encontramos casi a un siglo desde cuando Max Heindel realizó en 1909 la primera edición del
“Concepto” y nuestro sincero homenaje consiste en la reafirmación que siempre ha mantenido la
FRATERNIDAD ROSACRUZ ANTIGUA en Colombia: EXPANDIR CON MAYOR
ÍMPETU SUS ENSEÑANZAS. Capacitémonos Hermanas y Hermanos, para ser canales de la
Sabiduría que dignifica nuestras vidas. Preparémonos con más decisión y persistencia para llegar a
ser hombres y mujeres excepcionales al servicio de la humanidad, que absorta en las apariencias
busca guía espiritual.
El practicante de la Sabiduría Rosacruz, debe ir por los caminos de la vida guiado siempre por la
SENSIBILIDAD y la CONCIENCIA que le facultarán para escuchar y obedecer la Voz Interna;
será cuidadoso de ser cada vez un mejor propagador de la Luz, para ser un buen transmisor de la
Verdad a todos sus hermanos en la humanidad. Todo nuestro trabajo es vida interior, porque a
través de nuestra expresión interna debemos impulsar a los demás a lograr la armonía entre el
pensar y el sentir. El CAMINO INTERNO DE LA ROSA Y DE LA CRUZ, se concreta en la
Gran Obra de Sublimación de la Divina Energía del Logos a través de la Verdad, la Belleza y el
Bien, o como nos dice el Kábalista: “El discípulo debe conocer y entender aquella Energía que nos
hizo humanos y que sublimada nos hará Divinos”. Allí está el gran misterio de la evolución del ser.
Como ya expresamos en el principio de este introductorio, la tercera parte del “Concepto” es
eminentemente práctica, especialmente en sus últimos capítulos; por lo tanto, permítasenos
transmitir algunos enunciados que toman validez inusitada en esta época:
De Max Heindel: “Es necesario que nos purifiquemos física, moral y espiritualmente, para que
sirvamos de ejemplo luminoso a los demás y de este modo conducirles a la Luz, la cual nosotros
hemos tenido la gran fortuna de encontrar”.
Del Maestro Raghozini: “No permitamos que nuestro estudio y nuestras reuniones sean pasivas,
sino activas y dinámicas. Piensen que el día de mañana, cualquiera de ustedes tiene que hacerse
responsable de esta Sabiduría del Universo y de las edades, para ayudar a la humanidad
peregrinante. Piensen y siéntanse cada uno de ustedes como elemento fundamental de la Doctrina y
de la Sabiduría y estará cada uno entendiendo más o menos cual es la misión que le corresponde en
está existencia y también en el futuro. Aprendamos a buscar y luego a expandir la Verdad, que lo
que salga de nuestros labios no sea sino la Verdad y que sea expresada con Belleza y que difunda
por todas partes el Bien; ese es el camino de los Rosacruces, les recomiendo leer y estudiar el
Concepto Rosacruz del Cosmos que les da el material de investigación para está y muchas
encarnaciones”.
Entregamos cariñosamente a nuestros hermanos en Ideales, este último tomo de las conferencias
esotéricas de nuestro querido Maestro Israel Rojas R. -Raghozini-, no sin antes hacer justa

2
expresión de gratitud y reconocimiento a los nobles hermanos y hermanas que con tanto amor
dedicaron su tiempo, sus esfuerzos y su inteligencia a la ardua labor de recopilar, transcribir y
ordenar todo el material de la obra, sin esa valiosísima colaboración no hubiera sido posible esta
magna publicación.

FRATERNIDAD ROSACRUZ ANTIGUA


Jesús González Biassus
Dirección Esotérica

3
TERCERA PARTE
FUTURO DESARROLLO E INICIACION DEL
HOMBRE

4
CRISTO Y SU MISION
(Capítulo XV)
Evolución de la Religión
Conferencia 42 - Julio 8, 1981

Esencialmente el capítulo se refiere al factor religión, en el proceso de la evolución de las razas.


Dice el señor Heindel que ya se ha estudiado la jerarquización concerniente a la construcción de los
vehículos en los diferentes períodos, después se ocupa del Cristianismo como el factor determinante
de la evolución espiritual y hace referencia a que en las diferentes razas, según su evolución, el
concepto religión es completamente diferente y por eso se supone que la religión no ha guiado al
hombre sino que el hombre ha hecho la religión; éste es uno de los puntos bastante categóricos del
capítulo en referencia.
Luego menciona la influencia que el sonido puede tener en la evolución del hombre y habla del
diapasón, diciendo que es un aparato que induce la vibración provocada en el otro. Eso no es
verdad, no hay inducción, hay percusión, así que está palabra es la que define exactamente la
situación, el otro instrumento percute el sonido, pero no lo induce. En grado diverso todos
recibimos la percusión de un sonido, pero a cada quien, según su sensibilidad, le afecta mas o
menos; ese es el hecho evidente, no hay por lo tanto inducción de sonidos, sino percusión,
vibración.
La señora Blavatsky, con una ¡inteligencia excepcional, dice que si hubiera aparatos
suficientemente sensibles, la caída de un alfiler se registraría en todo el universo; es decir, percutiría
en todo el universo, esa es la verdad científica del sonido. El señor Heindel hace referencia a la
importancia del sonido y los efectos que normalmente se producen en la naturaleza de aquellos que
reciben tal percusión, pero en el texto dice inducción. Inducción es absorber, tomar una energía, es
una situación polar completamente diferente.
Analicemos el fenómeno de la percusión y su importancia. Por ejemplo, asistimos a un concierto y
silos cantantes no tienen la calidad esperada, la percusión altera nuestra armonía y quedaremos
insatisfechos. Pero si la percusión produce armonía en nosotros, estaremos felices de escuchar los
cantantes y los instrumentos; esto en cuanto se relaciona al sonido.
El sonido es enteramente fundamental en la Naturaleza. Ustedes saben que uno de los grandes
Iniciados en los misterios es Juan - discípulo predilecto del señor Jesús- quien dijo una verdad
incuestionable que la reconocen las Escuelas Iniciáticas de todos los tiempos y lugares:
“El principio es el Verbo, porque el Verbo es con Dios y El hizo todas las cosas, porque de El son
generadas todas ellas”.
Esta es realmente la esencia del primer versículo de Juan, hablando del sonido; así que no hay
inducción sino percusión, pero no quiero que me crean, observen el fenómeno y descubrirán que
hay percusión y no inducción de sonido. Los metales, por ejemplo, percuten con mayor acción un
sonido cualquiera que el resto del mundo mineral o que el mundo vegetal, pero en todos hay
percusión, este es el hecho.
El señor Heindel dice que las religiones realmente no son fundamentales, no usa la palabra, pero
dice que el hombre según su estado evolutivo se crea una religión particular; eso hay que analizarlo
muy juiciosamente. La palabra religión para nosotros los occidentales, viene del Latín religare,
“volver a unir el hombre con su Dios”. Místicamente está bien, filosóficamente eso no es verdad

5
porque el Espíritu Universal no está excluido de ningún lugar, es omnipresente. No hay tal
“religare”, como “volver a unir”, no, el proceso es de sensibilidad y de conciencia; ser
autoconscientes de la Sensibilidad Universal que es el aspecto místico llamado religión.
Estas afirmaciones debemos revisarlas cuidadosamente para que la consciencia no se desarrolle en
forma imperfecta, sino de acuerdo con las leyes eternas y los hechos divinos de la Naturaleza. Así
que nosotros no tenemos que unirnos a Dios, tenemos que ser autoconscientes de esa unidad, es
algo completamente diferente.
Progresivamente nos vamos haciendo autoconscientes, por medio de qué? Por medio de la mística,
por medio de la devoción nos vamos volviendo cada vez más conscientes de esa Unidad.
No hay separación en ninguna parte, porque si hubiera separación el universo sería un total caos y
nadie podría ayudar a otro en ninguna forma, seríamos entes completamente independientes y por lo
tanto con relación a la colectividad, locos. Existe una Esencia y esa Esencia es Omnipresente, a esa
esencia las religiones le llaman lo divino o Dios, esa es una diferenciación convencional para las
necesidades de comprensión.
El señor Max Heindel también dice que la Ley no es del cuerpo, sino del Ego Interno y en esto tiene
realmente una razón rigurosa. Es el Ego Interno, no la personalidad, porque la personalidad sí se ha
diversificado, de tal manera que todos somos relativamente diferentes. A mi por ejemplo, me sienta
muy bien un plato de mazamorra porque con ella me alimentaron cuando yo era niño, pero a otro le
sienta muy mal la mazamorra y prefiere el peto antioqueño, porque el cuerpo reacciona
diferentemente según su estructura y naturaleza; el cuerpo tiene leyes y el Ego Interno tiene otras
Leyes.
Las Leyes del Ego Interno son dos nada más: Conciencia y Sensibilidad, no hay nada más para el
Ego Interno que Conciencia y Sensibilidad. El Ego se va haciendo por los impactos de la
sensibilidad a través del tiempo y del espacio, ese es el Ego Interno, él tiene sus propias leyes; pero
el cuerpo tiene las leyes de la bioquímica, allá en el fondo están unidos, pero están diversificados en
las necesidades peculiares de cada naturaleza, esto es fundamental, es muy importante.
Debemos centralizar nuestra consciencia en el capítulo y de ahí partir hacia otros aspectos
diferentes. El señor Heindel dice que la religión del Amor unificará un día los pueblos y las razas.
No puede ser, porque existen las diferentes etapas de la evolución, así que esto no sucederá nunca,
es un gran ideal, pero no es una verdad. En nuestra época, por ejemplo, no ha habido sino un
hombre cristiano digno de mención: el doctor Schweitzer; sentía el amor por todos los seres y servía
a los humildes.
Nosotros, egotistas, llenos de rabia, de odio, de envidia, ¿qué unidad puede haber del sentido
Crístico, del aspecto más divino de la Naturaleza? Que es el ideal del hombre... naturalmente, ese
debe ser.
Pero cuando determinada cantidad de seres humanos haya llegado al sentido de la Cristeidad, habrá
otros que vienen cargados de egotismo, el altruismo no habrá entrado en ellos; así que todo es
jerárquico en la Naturaleza, siempre tenemos que llegar a esta convicción profunda.
¿Dónde está la Cristeidad de los seres? Nos odiamos de todo corazón, no nos amamos de todo
corazón, esa es la situación lamentable de la sociedad humana. Los grandes países están esperando
armarse cada vez mejor para destruir al otro, porque si no lo hacen el otro los destruye; es algo
tremendo verdaderamente.
Para mí toda la sabiduría esotérica es de una magnitud y una grandeza incalculable, pero la coloco
siempre en el terreno de la evolución y de la jerarquía.

6
Por lo tanto ese momento solemne en que todas las razas se unan en santísimo amor, si acaso
sucede alguna vez, será muy lejano. Ahora bien, que el ideal del hombre debe ser la Cristeidad, que
el ideal del hombre debe ser el Amor Universal, que el ideal del hombre debe ser el sentido de la
Unidad de la Vida, que es el Cristianismo, eso sí es verdad. Pero cada uno está jerárquicamente en
una situación distinta.
Recuerdo un hecho de la guerra de 1914: Viajaban en un barco un racionalista y un, Teósofo; el
hermano Teósofo quería el Sentido de la Unidad, de la Armonía, de la belleza y que se acabaran las
guerras. El otro le decía: “Sí, el ideal es muy grande pero la humanidad no está preparada para
semejantes alturas”. En ese momento un cañonazo golpeó el barco en que viajaban y estuvo a punto
de zozobrar y el racionalista dijo: “Ahí tiene la fraternidad universal, venía a gran velocidad
mientras nosotros estábamos aquí charlando de estos ideales”.
Hay que ser completamente objetivos en las cosas para no dejarnos persuadir por cuestiones que no
son verdaderas. Que el ideal del hombre es la Cristeidad, naturalmente, que la Rosa de los
Rosacruces es esa Divina Esencia, sí; pero cada quien según su estado de evolución, puede sentir o
no tal idealidad; es algo verdaderamente grave y no grave porque si no hubiera contraste no habría
consciencia ni desarrollo en la entidad humana.
Esta es una situación que debemos calcular en forma demasiado concreta, demasiado objetiva y
demasiado inteligente.
En Alemania hubo un filósofo loco, Nietzche, y en medio de sus meditaciones traía grandes
verdades y grandes locuras. Un día comprendiendo la necesidad de la armonía dijo: “Pues si no
existe Dios habría que crearlo para que la humanidad viva un poco mejor”.
Evidentemente el hombre no era escéptico sino que cumplía una finalidad racional que lo volvió
loco porque también era sifilítico -- la sífilis altera mucho la armonía de los seres- así que él murió
loco en un manicomio en Esquirol.
Pero en momentos determinados tuvo lucidez y comprendió la necesidad de Dios, la necesidad de
un sentido ideal al cual nosotros tenemos indispensablemente que rendir culto y admiración.
La esencia de la Unidad de la Vida es una realidad, pero la vamos alcanzando a través de la
evolución, a través de un trabajo constante de devoción hacia la Vida y hacia la esencia de los seres.
El espíritu del capítulo es que, la religión es la ayuda que las jerarquías prestan a la humanidad para
que pueda evolucionar, ‘y si cada uno entiende la religión en principio como un estado personalista
y egotista entonces necesita un Dios vengador, un Dios fuerte, un Dios al cual haya que tenerle
miedo.
Después va concibiendo un Dios superior hasta que al fin encuentra que el principio Unitario es el
principio de Cristo, es el principio de la Armonía, es el principio de la Belleza, es el principio del
Bien.
Para tener una concepción clara de las cosas no debemos olvidar la situación jerárquica de la
Naturaleza, todo es jerárquico en la Naturaleza. Entonces cuando diez mil sean cristianos, habrá
ocho mil millones detrás que todavía no alcanzan a serlo, porque es cuestión de evolución ir
alcanzando el Sentido de la Unidad de la Vida y ese es el aspecto fundamental de la obra que
estamos estudiando.
Aquí debo referirme a algo que está al principio del libro: “El objeto de esta obra es tratar de
establecer armonía entre el sentir y el pensar, es decir, entre el corazón y el cerebro”, dice el
autor lisa y llanamente.

7
Este capítulo nos enseña que la religión colectivamente es el factor determinante del mejoramiento
y superación de la raza. La realización Crística es trabajo interno, trabajo individual y no puede ser
trabajo de razas, no es posible.
La religión judaica -si es que puede llamarse religión- es cosmoteísta, adoran la Naturaleza toda en
un sentido de Armonía; ellos tienen un símbolo, el Sello de Dávid o David, un triángulo representa
la materia y el otro el espíritu y hay que buscar esa armonía.
Para ellos lo que sería en nosotros Cristianismo es Armonía y tratan de vivirla a su manera. Allá no
hay “perdón de pecados”, pero celebran el día del perdón; ese día los enemigos –por cuestiones
económicas comúnmente, que es lo que sucede entre ellos- se abrazan, se besan y se transmiten el
pan, como un símbolo de la unidad de la familia, entonces es el día del perdón.
Están más adelantados que los Católicos, porque los Católicos Creen que los curas pueden perdonar
los pecados; los Hebreos realizan el esfuerzo de amarse y el esfuerzo es de cada uno –no es de
ningún cura-. Entonces están en una verdad incuestionable; el perdón no existe, porque solamente
opera la Ley de Causalidad. Si alguien me pisó un callo, el dolor sigue aun cuando el hombre pida
perdón y yo lo perdone; hay que ser conscientes de las leyes de la Naturaleza, no hay que dejarse
marear por ideales que son románticamente bellos, sino buscar la esencia y el contenido de las
cosas.
El trabajo de la evolución realmente es alcanzar la Cristeidad, es decir el sentido de la Armonía, de
la Belleza y de la Unidad de la Vida, ese es el verdadero sentido del trabajo conscientivo de la
evolución.
Todo esto es admirable y el “Concepto Rosacruz” tiene la inmensa ventaja de que nos da la
oportunidad de mirar la jerarquía de los conocimientos e ir entendiendo y profundizando. El señor
Heindel dice con mucha consciencia: “Este es un tratado elemental de Ciencia Oculta
Cristiana”; eso basta para entender que era un hombre de noble corazón, de nobles sentimientos,
que deseó servir con su libro a la humanidad y lo está haciendo muy bien.
Hace unos dos años, caminando por la carrera séptima, me encontré con un caballero, y me dijo:
“Rojas, ¿sabe qué llevo en mis manos? El Concepto Rosacruz del Cosmos que será la Biblia del
porvenir, porque todos los libros de la Biblia son caóticos, cada párrafo dice una cosa y está en un
sentido diferente, en cambio El Concepto tiene un sentido unitario de evolución y de consciencia;
por eso considero que El Concepto Rosacruz será la Biblia del Porvenir y lo felicito por estar
luchando para que este libro sea conocido por la humanidad” Efectivamente, ese es el hecho
incuestionable.
Este capítulo se refiere simplemente a que la religión es la ayuda que se le presta a las razas, pero
diría que la religión no es ayuda a las razas, sino al individuo que la practica, porque eso de
pertenecer a una raza no quiere decir que se practique la religión en referencia; aparentemente se
pertenece a una religión, pero no hay tal, los Hebreos, por ejemplo, muchos de ellos son contrarios a
los dogmas sistemáticos que les quieren imponer los Rabinos.
Iba una vez con un Hebreo por la calle y le pidieron el dinero que había que dar para el Rabino. “No
tengo nada que ver con ese viejo, que trabaje como trabajo yo”, eso dijo el Hebreo.
Después seguimos y comentó: “¿Por qué a un hombre que no quiere trabajar y que vive dizque
leyendo cosas sagradas, tenemos que mantenerlo nosotros? No señor, Moisés trabajó para vivir,
vivió y sirvió a su pueblo y luchaba por darles hasta pan, comida y agua; ahora ese viejo -quiere que
yo lo sostenga”. Vean ustedes que el pensamiento es diversificante, no es tan unitario como
creemos a pesar de pertenecer a determinada raza.
Lo mismo sucede entre los Católicos; liberales y conservadores en Colombia son Católicos y se
“echan bala” fácilmente.

8
¿Dónde está el Cristianismo? No ha nacido esa divina Sensibilidad, la Sensibilidad Crística; por
lo tanto debemos ser bastante conscientes de eso.
La meta de la humanidad es la Cristeidad, es verificar el Sentido de la Unidad de la Vida, pero
mientras los unos están llegando allá como Schweitzer, los otros estamos quedaditos, es algo
tremendo eso.
El ideal del Rosacruz es desarrollar él mismo el Sentido de la Armonía y de la Belleza simbolizado
en la Rosa. De repente llega una persona y me dice: “Soy Rosacruz”; le digo: Lo siento mucho, en
Colombia no hay Rosacruces, somos aspirantes a esos grandes aspectos del Espíritu.
Hay que dejar de ser hipócritas, para ser Cristianos se necesita, como Jesús de Nazareth, amar a
todos los seres por igual, y estamos muy lejos de eso. Aclarando esto en la consciencia entra el
sentido de la Verdad y todo es admirable verdaderamente.
Vuelvo a resumir: El capítulo en referencia nos dice que ya la obra analizó las etapas de la
formación de los vehículos humanos y que hay que pensar en un Ego Interior y que ya hemos
analizado toda la sabiduría judaica. No, nada, eso es demasiado profundo y no solamente tengo
algún Conocimiento de la sabiduría de los Hebreos sino que . . . “el pueblo de Israel es mío, porque
yo soy Israel, es de mi propiedad”, ¡cómo no voy a conocer sus doctrinas!
El entusiasmo del señor Heindel es bello, interesante, el entusiasmo anima la parte espiritual, pero
cuando algo no es verdad debemos ser conscientes de que no es verdad. No es verdad que pueda
resumirse así de fácil la sabiduría hebrea; los hebreos son gente cultivada en la parte objetiva de la
existencia y en lo metafísico entienden lo que nosotros no entendemos.
Ellos consideran la religión como un servicio pero no como medio para cultivar la pereza y la
inercia en la gente; ellos no se regalan dinero. Cuando un judío está en difícil situación económica,
le prestan algún dinero sin intereses por sesenta días, porque consideran que en ese tiempo un
hombre con dinero puede establecer un negocio o emprender una obra cualquiera, de ahí en
adelante debe pagar intereses. Observen ustedes la sabiduría de ellos, es una sabiduría mundana,
pero también ideal.
Notarán ustedes que en el pueblo hebreo no hay tantos sinvergüenzas como entre nosotros, todos
hacen algo, todos trabajan, ese es un entendimiento formidable de la sabiduría hebrea.
La palabra hebreo viene del “Valle de Hebrón”, donde dicen estuvo la semilla semita en esa etapa
de la evolución. Entre los hebreos existen dos ramas: los Sefarditas y los Askenazíes. Los Sefarditas
buscan la Vida Interior hasta donde les sea posible y los Askenazíes manejan lo de afuera, lo
pragmático: es la derecha y la izquierda, es liberalismo y conservatismo.
Es algo muy singular, parece que la humanidad no puede dejar de ser así; hay corrientes altruistas y
también mundanas.
En una ocasión visité a un hebreo - el Rabino Eliécer - y le pregunté si podía enseñarme algo de
Kábalah. Me respondió: “Señor Rojas, eso de Kábalah es muy sagrado, muy profundo, muy interno
y muy espiritual, yo no podría decirle sino muy poco”.
Hablamos sobre muchos temas de Kábalah que él había entendido muy bien.
Cualquier día le volví a hacer una pregunta y no me quiso contestar porque eso estaba dentro de sus
prohibiciones; él era un místico en su manera de pensar como hebreo.
Después fui donde un Askenazí y me dijo: “Ah! Kábulah, yo se mucho dijo Cabulah, yo se todo el
proceso de la Cabulah”. Ese era un vanidoso tonto, ingenuo e inconsciente; así está dividida la
humanidad, entre los que buscan la verdadera sabiduría y los que son payasos.

9
Eso es algo sumamente grave, pero el hombre lo primero que tiene que ser, es ser sincero, es la
primera cualidad indispensable en la vida.
El capítulo nos enseña que la religión es la ayuda que las Jerarquías le prestan a los pueblos para
que evolucionen y que el pueblo según su evolución elige una religión cualquiera que corresponde
con su pensamiento.
En principio hubo un concepto de Dios violento y bárbaro que castigaba a los malos y premiaba a
los buenos concediéndoles más ganados, más tierras, más riquezas. Pero la gente está
evolucionando y ahora la humanidad es más espiritual, no toda la humanidad, son poco los selectos.
El próximo tema será “Jesús y Cristo-Jesús”. Eso va a ser terrible porque no se ha podido borrar de
nuestra mente la idea de que “Jesús era Cristo”. Si Jesús era Cristo y Cristo creó el mundo - según
dice el evangelio- ¿entonces por qué Cristo-Jesús nació por allá al pie de un barranco y por qué
antes de él ya había planetas y universos?
Es un problema de cuidado, EL CRISTO ES EL LOGOS SOLAR, el Cristo no es ninguna
persona humana, el señor Jesús había evolucionado el sentido Crístico en su corazón y está por
encima de nosotros muchísimos millones de kilómetros en la vida espiritual, porque se había
Cristificado en una proporción muy alta, pero no totalmente, porque él le dijo a sus discípulos: “Lo
que yo hago lo podréis hacer vosotros y aún más”. Entonces lo único cierto es la evolución
progresiva, unos van más adelante y otros vamos “haciendo fila”, eso sí es verdad.
En esta encarnación he conocido tantos seres maravillosos.., conocí un Krumm Heller, un hombre
de una sensibilidad exquisita, un hombre Cristificado en grado sumo con relación a nosotros; un
hombre extraordinario al que cada día rindo más culto. Sabía demasiado para la humanidad actual,
porque no sabemos entender el espíritu de la Sublimación de la Energía Creadora y entonces el
hombre cae en la fuerza de los instintos.
Conocí un pobre Hermano que se leyó un texto del doctor Krumm Heller y se dedicó a la lascivia,
porque pensó que ese era el camino de la evolución.
Cualquier día le dije: Pero señor, lea bien lo que dice el texto: “cuando haya atracción, el hombre
debe buscar todo menos la satisfacción del instinto”, ¿y si no qué sería la vida espiritual? El
exclamó:
“¡Qué horror! Yo no entendí eso”. Ahí está el problema de la evolución, el señor Krumm Heller es
muy sabio pero para muy poca gente. El señor Max Heindel estableció una Escuela de progresión
sucesiva para que el hombre vaya entendiendo las Leyes Divinas que rigen su destino.
¡Admirable Admirable!, considero que es el hombre adecuado para este medio, para este pueblo,
para esta raza, para este estado mental, y que Krumm Heller es demasiado profundo, en una frase
enseña muchas veces más que toda una página de “El Concepto”, pero esa frase no la pueden captar
sino los que ya tienen cierta sensibilidad desenvuelta en el Interior de su Ser.
De todas maneras nos queda algo muy grande de este capítulo: La Ley que debemos seguir es la del
Ego Interno, no la de la personalidad. La personalidad tiene sus intereses como raza, el Ego Interno
como Espíritu.
Las Leyes del Ego interno son Conciencia y Amor, y las leyes de la personalidad son todos los
instintos, todos los placeres, todas las pasiones y todo aquello que nos quita espiritualidad y nos
coloca en una situación verdaderamente desastrosa; esa es la causa del dolor y la miseria del
mundo, eso precisamente: La falta de escuchar al Ego Interno, la falta de Sensibilidad y de
Conciencia, en eso debemos trabajar suficientemente.
Como siempre les he dicho, “Rojas no es un creyente de nada, trata de comprender las Leyes de la
Vida”; ese es mi camino, desde niño era así, preguntaba cuál era la verdad, no preguntaba por

10
creencias, nunca me interesaron porque siempre consideré torpeza creer. Comprender es la Ley, y
Amar es el principio sublimatorio, esa es la Cristeidad.
“Amar representa la fuerza del Cristo y comprender representa la fuerza del Ego” que esté
tratando de adquirir conocimiento del mundo tridimensional para luego deliberadamente, emplear la
conciencia y la sensibilidad y para unirse al Logos.
Hemos tenido esta noche una reunión admirable. Los Hermanos han logrado un resumen de todo lo
que habían conocido y de todo lo que van a conocer mañana. Sigamos adelante y en ocho días
estudiaremos el tema “Jesús y Cristo-Jesús”.
****
***
*

11
CRISTO Y SU MISION
(Capítulo XV)
Jesús y Cristo Jesús
Conferencia 43 - Julio 15, 1981

El relato del “Concepto” es completamente exotérico, no es en modo alguno el sentido esotérico de


la verdad.
El señor Heindel trajo seguramente muchas ideas relacionadas con la historia común y corriente de
las religiones formales, pero allí no está el sentido esotérico en modo alguno.
El trata al Padre, al Cristo y a Jehová como entidades, es decir como sujetos organizados; dice que
el más exaltado Iniciado del Período Solar es el Cristo. El Cristo es el Alma del Mundo, es la
Energía por excelencia de todos los seres y de todas las cosas, tal como lo dice Juan en el primer
versículo: “El creó el mundo, más el mundo no le conoció y nosotros vimos parte de su gloria én
Jesús”.
Es algo increíble que el “Concepto” en este capítulo no trata nada esotérico sino exotérico, de
afuera, cuestiones intrascendentes, como decir que: “el Padre, siendo la causa primera, se inició”.
¡Piensen ustedes!. El Cristo siendo el segundo aspecto del Logos, del Verbo Creador, también se
inició, “el más grande Iniciado del Período Solar fue el Cristo”.
¿Dónde se inició?, si Él es, de hecho, una faceta de la Divinidad. ¡ES algo tremendo!. No se trata de
nada de eso, pero estudiar es maravilloso, entrar en campos de meditación, extraordinario.
Los tres aspectos del Logos son tres facetas de la misma cosa. El llamado Padre es la Consciencia,
el llamado Hijo es el Amor y el llamado Espíritu Santo es el Demiurgo o sea tiene la capacidad de
generar seres y especies a través del tiempo y del espacio.
El más grande Iniciado sería Jesús, pero no el Cristo. No se pueden tratar los tres aspectos de la
Divinidad, absolutos, eternos, inmutables, en su relativa forma, colocándolos como entidades que
van y se inician en un templo de misterios y reciben la bendición del jefe del grupo.
Todo eso es ingenuo, ahí no hay esoterismo ninguno, lo que hay es exoterismo de religiones
convencionales, protestante o católica.
Los tres Aspectos del Logos son tres facetas de la misma cosa, única y. eterna, Padre, Hijo y
Espíritu Santo, eso está perfectamente definido.
Lo único interesante que tiene el señor Heindel es la frase con que se refiere al Alma del Mundo:
“LA SUSTANCIA RAIZ COSMICA”.
Me pareció formidable la forma de enfocar la idea para ayudar a la inteligencia: “LA SUSTANCIA
RAIZ COSMICA”.
Según el libro “Concepto Rosacruz del Cosmos” el Padre “tuvo que iniciarse”….. si es la máxima
sabiduría, ¿cómo se inicia? Todas las condiciones están latentes hasta en una simple partícula de
materia- energía, allí están los tres grandes aspectos del Logos, lo que están es latentes y se van
educiendo a través del tiempo y del espacio.
Analicemos la exacta verdad de esos hechos, lo que dice el señor Heindel explica el aspecto
exotérico es decir, de afuera, formal, fenomenal, etc. Lo esotérico es lo interno.

12
Ninguno de los Tres Aspectos del Logos puede “iniciarse” porque ellos son la perfección y la
sabiduría por excelencia, los que se inician son los Egos en evolución que van alcanzando ese
estado de consciencia; esas energías no entran ni salen, como dice el señor Heindel, ella es una
energía latente en la intimidad de todos los átomos de la Naturaleza y se educe a través de la
evolución.
Ahora veremos quienes son los que han educido -no los que se han metido- los aspectos mayores
del Padre, del Hijo y del Fuego Creativo del Espíritu Santo; son tan superiores los tres aspectos que
quienes los han educido afirman que tampoco han llegado a la cima, ellos mismos lo dicen; la frase
de Jesús es sabia: “lo que yo hago, lo podréis hacer vosotros y aún más”.
La más alta conciencia de la Voluntad del Padre es el Sanat Kumara1, el Rey del Mundo; pero no
es que la Voluntad del Padre se le metió, sino que el Sanat Kumara la edujo a través de las edades
y de los eones. Él no es de la Tierra, él vino de Venus, en la mitad más o menos del Período Lemur,
para ayudar a la evolución humana.
El Adepto Maitreya sí es emergido de la Tierra, porque los otros compañeros o hermanos de él, se
marcharon una vez en la Tierra hubo seres capaces de guiar a la humanidad.
El Fuego del Espíritu Santo está encarnado en el Maha-Chohan; al Maha-Chohan, no se le entró
el Espíritu Santo, sino que edujo toda la energía del Fuego del Espíritu Santo.
Al Señor Maitreya no se le metió el Cristo, sino que edujo la energía del Cristo de la vida interior.
Expresado científicamente, hasta en la más leve partícula de materia está latente un Adepto, todo es
cuestión de evolución a través del tiempo y de! espacio.
El relato del señor Heindel es un relato exotérico y está bien porque ayuda a la gente a pensar, pero
no es la verdad. Los Tres Aspectos son facetas de la misma cosa.
La única frase sabia realmente es Sustancia Raíz Cósmica, para referirse al Alma del Mundo. Max
Heindel dice que la Sustancia Raíz Cósmica se modeló y entró en “no se quien” para hacerlo el
Padre y en “no se quien” para hacerlo el Hijo y en “no se quien” para hacerlo el Espíritu Santo.
Los Tres Aspectos del Logos están presentes en la más insignificante partícula de sustancia-energía.
En física hay una verdad profunda, nadie imaginaba que en una partícula de Uranio, inerte
aparentemente, estaba contenida tanta energía como para destruir una ciudad.
Exactamente eso es lo que pasa con los divinos átomos: uno de ellos es el Padre, se manifiesta en la
cima del tálamo óptico; el del Cristo, en el punto matemático central del corazón y el Fuego del
Espíritu Santo en la esfera de Yesod; son tres energías que están, para nosotros usar y educir su
poder a través de los siglos.
Todo es omnipresente - y en ese sentido están de acuerdo todas las filosofías todas las ciencias -
pero ese es el más profundo esoterismo.
Esas son las tres entidades que han educido la mayor cantidad de energía, que se pueden llamar la
Voluntad y Sapiencia del Padre, la capacidad del Amor del Cristo y la capacidad de la alta magia de
crear semillas, del Fuego del Espíritu Santo que es sencillamente el Maha-Chohan. Jehová
científica y esotéricamente es el Ego de la Tierra, Cristo es el Ego espiritual del Sol y el Padre es
el Ego de lo Absoluto, pero para dar una imagen que ayude a la inteligencia, es el poder de Sirio,
porque son las fuerzas cósmicas más objetivadas de los Tres Divinos Aspectos del Logos. Así que

1
SANAT KUMARA: el Señor del Mundo, representa el Logos Solar en la tierra y preside la evolución en
todos sus aspectos, tiene la apariencia de un hermoso doncel de 16 años, pero con un aire de dignidad y
benevolencia, inescrutable majestad e irresistible poder.
Consultar “Los Maestros y el Sendero por C. W. Leadbeater y “Glosario Teosófico” de H. P. Blavatsky.

13
lo que han leído - y está bien que lo hayan meditado – son simplemente relatos exotéricos, relatos
de afuera, relatos de la personalidad.
Si Cristo creó el mundo y el mundo no le conoció, no podía haberse insertado en el cuerpo de Jesús.
Ahora, para que un hombre pueda lograr en una encarnación el Adeptado es indispensable que sus
vehículos estén purificados, eso es una cosa diferente.
Dicen los iniciados que cuando pasa el Maha-Chohan, es tan grande la magnitud espiritual de Él,
que ellos, todo lo que pueden hacer es recogerse en oración por tener la fortuna de verle pasar.
Él es el Instructor del Esoterismo para la humanidad y a través de los grandes seres que sirven de
canales, va llegando esa instrucción poco a poco al resto de la humanidad según su capacidad,
porque en la evolución a nadie se le regala nada, todo es un trabajo interno. Vamos a suponer que
El “hiciera un obsequio”, entonces habría injusticia en la Divinidad, cosa que no podemos concebir
ni siquiera ligeramente.
El átomo que está tan desarrollado en el Sanat-Kumara, se halla etéricamente en la cima de
nuestro tálamo óptico y el punto de contacto -cuando lo desarrollemos verdaderamente- es la
comisura gris.
El átomo concerniente a la energía del Cristo - latente, pero que podemos educir sucesivamente
amando a todo ser viviente - está en el núcleo central del corazón; en Medicina le llaman Foramen
de Bota. Bota fue el descubridor de ese punto matemático del corazón, que tiene el máximo de
energía y movimiento.
El Fuego Creativo del Espíritu Santo es el átomo de Yesod que permite generar las especies.
Son Energías Cósmicas que están omnipresentes en cualquier partícula de materia-energía a través
del tiempo y del espacio; son eternas, no se meten ni se salen, son. Están latentes, como la energía
que derivó el señor Einstein con una fórmula matemática, estaba allí latente en la partícula de
uranio, no vino de ninguna parte; esa cantidad de energía que destruyó a muchos seres humanos en
un segundo, estaba latente allí e igualmente dentro de nosotros hay poderes formidables.
Conocí al señor Neumayer, que cual átomo radiante de salud, curaba a cualquier enfermo que lo
solicitaba, usando esa energía que la había desenvuelto, y así hay muchos ejemplos.
Vuelvo a repetir que los Tres Aspectos del Logos son tres facetas de la misma cosa. El Padre
encarna en nosotros como Voluntad y Sabiduría; el Cristo encarna como Amor, Fraternidad, que se
necesita para la humanidad; el Fuego del Espíritu Santo encarna en nosotros como Poder Creativo,
la palabra adecuada es generadora, es Poder Emanador de la Energía Universal y piensen ustedes
que una semilla humana puede producir un hombre o miles de hombres, porque de ahí nacen todos
los seres sin excepción ninguna.
Así que el Cristo no va ni viene, el Cristo no ha nacido ni muere nunca, es una fase o aspecto de la
Divinidad, es decir del Logos Eterno, del Alma del Mundo.
Vamos a analizar el aspecto esotérico del Cristo: Cristo es hijo de la Virgen Madre, el Alma del
Mundo, y del Eterno Padre, el eterno movimiento de la Vida infinita que está subyacente en la
conciencia de la más leve partícula etérica.
Por eso fue hijo de la Virgen Madre, nosotros no tenemos consciencia de esa elevada y Divina
espiritualidad que está latente en el hombre.
En el Foramen de Bota existe el poder del Cristo y en todos los seres humanos está ese poder más o
menos desenvuelto según se haya utilizado esa energía de Bondad, Sublimidad y de Belleza.

14
En nosotros está latente el Fuego Creativo del Espíritu Santo en la esfera de Yesod. Y la conciencia
del Padre en la cima del tálamo óptico y su punto de contacto es la comisura gris. Es pura
ciencia y es útil porque le sirve al hombre para meditar progresivamente en la verdad.
Cuando leí en 1922 por primera vez este capítulo, me lamenté que estuviera inserto en una obra de
tanto interés y que se diera como esotérico lo que es un relato de la calle, de un Protestante fanático
o un Católico pedigüeño. Me acuerdo de Guttman, que es un hombre muy inteligente, dice: “Qué
es el sacerdocio?”. “Es el trabajo de un hombre que estudió 14 años para pedir limosna”, a eso se
reduce la religión, a “pedir” solamente.
Entonces los Tres Aspectos del Logos son tres facetas del Anima Mundi el movimiento eterno- que
el señor Heindel maravillosamente denomina Sustancia Raíz Cósmica. Ahora fíjense ustedes en el
evangelio de Juan: “El creó el mundo, pero el mundo no le conoció”, si creó el mundo, no pudo
haber nacido como cualquiera de nosotros.
El Cristo es el Movimiento Eterno, el Sonido Universal que crea los universos y los mundos. Jesús
se inició poniéndose en sensibilidad recóndita con esa Divina Energía, porque tiene suficiente
evolución para realizar el sentido interno.
El señor Jesús en su anterior encarnación fue Salomón, antes había sido Seth, esas fueron las
últimas encarnaciones de su Ego y adquirió la capacidad para llegar a sentir la omnipresencia del
Cristo y vivir más o menos esa intensidad, ese ideal, ese poder del Divino Logos que existe latente
en todos nosotros, el poder del Cristo.
Por eso Jesús que era un monumento viviente a la Verdad, dijo: “Lo que yo hago, lo podéis hacer
vosotros y aún más”, eso si es grandeza.
Ahora transitemos hacia los verdaderos Gnósticos, que indudablemente poseen una capacidad y una
penetración incalculable, ellos decían: El Sol tiene tres grandes aspectos, el Sol Súper espiritual,
cuya energía abarca los mundos; el Sol Espiritual, cuyo campo magnético cubre el sistema solar y
es el Cristo; y el Fuego Creativo, que es la energía que irradia tanto poder para que todos los seres
puedan multiplicarse.
Son Tres: el Sol Súper espiritual, el Sol Espiritual y el Sol físico. En el Sol físico o formal está
encarnado el poder de la semilla, por eso la semilla es de origen solar, es originada del Fuego
Creativo del Espíritu Santo emanante del Cristo, y el Cristo, emanante del Padre, porque los Tres
son facetas y aspectos de la misma Cosa Única y Eterna, la Única y Eterna Luz, la Única y Eterna
Energía en tres modos maravillosos.
Se nos dice que el señor Jesús tenía doce aspectos; todos los tenemos latentes: tres para el cuerpo,
tres para el Alma, tres parada Consciencia y tres que sobrepasan el límite de nuestras posibilidades,
alcanzada solamente por los grandes seres, los grandes Chohanes.
Esa es la naturaleza de los aspectos del Cristo, pero es el Cristo, no el señor Jesús; él fue un Ego que
alcanzó a educir la potencia del Cristo.
Así que nosotros a través del tiempo y del espacio, estamos en condiciones de educir esas Divinas
Energías que subyacen en la interioridad de nuestro ser y que la sabiduría Rosacruz Kabalística nos
ha permitido comprender, incluso la localización de esos divinos poderes.
Es esplendoroso el resultado de las meditaciones para darnos cuenta de la Verdad Eterna. El señor
Heindel no tenía ninguna presunción en ese sentido, él resolvió llamarse “Hermano Lego” que
significa ignorante; todo su trabajo es admirable porque nos hace meditar y vamos progresivamente
subiendo los escalones de la comprensión - y luego el trabajo divino de la realización - que es lo
más grande que el hombre puede hacer a través del tiempo y del espacio.

15
Así que hermanas y hermanos, mediten cuidadosamente en que las Tres Facetas del Logos, son tres
modos de la Cosa Única y Eterna, así estaremos en buen camino a través de las edades y en todas
las encarnaciones me sería muy grato estar trabajando con ustedes por la Verdad Única y Eterna.
* * *
*….*
*

16
NO PAZ, SINO GUERRA - LA ESTRELLA DE BELEN
(Capítulo XV)
Conferencia 44 - Julio 22, 1981

El capítulo empieza mencionando las religiones de raza.


Para mi es difícil pensar que haya religiones de raza, más bien las religiones son sugestiones de
raza; la religión surge en cada quien según su estado evolutivo.
Estamos analizando el tema de Cristo y no problema del karma humano, es algo completamente
diferente, todo ayuda y da luz necesariamente, pero al referirse por ejemplo, al karma de las
naciones, al odio, a la envidia y a los demás problemas de la humanidad en evolución, se está
refiriendo al karma del individuo y no al Cristo.
Así que, el señor Heindel profundiza sobre las religiones de raza pero no enfoca el problema sobre
el Cristo, que es realmente el problema de la salvación humana en todos los aspectos del diario
existir.
La conscientización del sentido de la Unidad de la Vida está completamente alejado -en el terreno
sociológico- del problema de las naciones, del problema del trabajo, de la deuda, o del mercado, eso
nada tiene que ver con el Cristo, sino con el problema del karma individual, del karma de un país o
del karma familiar.
Es un error nuestro confundir la esencia del Cristo con el karma de la humanidad.
El trabajo del hombre debe ser alcanzar la Sensibilidad Crística y esto es sumamente fundamental.
Pero antes de llegar a este punto quiero analizar algo.
Sí existe efectivamente el problema del Gólgota; Gólgota significa cráneo y es en el cráneo donde
se sacrifica el Logos en las funciones egotísticas de la mente.
Mientras que el corazón es el centro por excelencia de la llama del Amor Universal o del Cristo, el
cráneo es el centro de los problemas, de las complejidades, de las limitaciones y del egotismo.
Aquí (cabeza) tenemos un ego egotista, aquí (corazón) tenemos un ego altruista, aquí (umbilical)
tenemos un ego pasional y aquí (centro generativo) tenemos un ego instintivo.
Hay cuatro egos para la humanidad, fundamental y científicamente: el ego racional, egotismo; el
ego sensorial, altruismo; el ego emocional, locura; y el ego instintivo, la fuerza categórica que hace
posible la multiplicación de las especies.
Sí existe el problema del Gólgota, allí está sacrificado o crucificado el Logos Solar en la función de
la mente que todo lo transforma en el egotismo de la racionalidad, en los intereses de la
personalidad mundana fuertemente egotística.
El Logos sí es sacrificado en el Gólgota, es decir en el monte de la calavera, es allí donde está el
egotismo por excelencia del ente humano.
Hay sacrificio porque no hay liberación de esa Divina Energía y el error nuestro -en el proceso de la
evolución- está en pensar que a través de la mente racional vamos a alcanzar los más altos estados
de consciencia.
Es todo lo contrario, a través de la sensibilidad debemos iluminar la Inteligencia, ese es el punto
matemático en relación con lo que es el Cristo, con lo que es la personalidad y con los diversos
problemas de la raza.

17
El señor Heindel hace referencia a la Estrella de Belén, un hecho místico; Belén quiere decir Luz y
efectivamente aquellos Magos o Iniciados tuvieron el sentido de la interna Luz, de que había un
hombre equilibrados en el mundo.
La Pentalfa, 5 puntas, 5 modos de la armonía del Logos Solar en la naturaleza del hombre -que es
realmente el significado de la Pentalfa- es la estrella de Belén, el Sentido Interno de la Belleza y del
Bien; como ellos eran Iniciados sintieron la presencia de un gran Ser, un Adepto, que estaba por
encima de todos ellos y fueron a saludarle en su cuna.
Aquí el señor Heindel lamentablemente parece estar demasiado vinculado a las cuestiones
dogmáticas del protestantismo.
Luego pasando al esoterismo dice que “Cristo es nuestro Hermano Mayor”; Cristo no es mayor ni
menor, no ha nacido, ni fenecerá nunca, es la Luz Interna, es la Vida, es el Verbo generador de seres
y de cosas. ¡Qué diferencia tan tremenda entre lo uno y lo otro!.
Ahora voy a leerles una frase de un Adepto. ¿Qué es un Adepto?. Es quien ha llegado a la verdad de
la Cosa en sí.
Será para ustedes verdaderamente luminoso el extracto de la sabiduría que el Adepto K. H. da para
la humanidad:
“El Logos, el Verbo, llámesele como se quiera -pero sepan esos desgraciados e ilusos cristianos-
(es decir todos nosotros), que el verdadero Cristo es la Vach, la Voz Mística” Interior, mientras
que el hombre Jesús fue un mortal como cualquiera de nosotros, un Adepto, más por su
inherente pureza e ignorancia del verdadero mal, que por lo que él había aprendido de sus
Iniciadores rabinos, y de los Hierofantes y sacerdotes egipcios que ya en aquel entonces estaban
rápidamente decayendo” y aquí lo tengo a la vista para que lo puedan constatar 2
De modo que el Cristo no es Jesús, Jesús era alguien que había evolucionado demasiado y pudo
actualizar algo de la Divina Energía del Cristo, es algo muy diferente.
El señor Einstein por ejemplo, había avanzado tanto que dominaba más matemáticas frente a la
humanidad, que cualquier otro. El señor Jesús había avanzado tanto en la Ley Divina del Amor
universal, alcanzando la energía subyacente del Cristo Interior, que pudo realmente sorprender a la
humanidad y enseñarle verdades increíbles a través de un lenguaje simple y llano.
He considerado que la sabiduría de Jesús es como las ondas de un mar en reposo, mientras que la
sabiduría profunda, es la hondura del océano.
Vivo todos los días verdaderamente sorprendido de la sabiduría de Jesús, un Iniciado, un Adepto
que hacía relativo contacto con esa infinita Energía del Universo llamada Amor.
Por lo tanto, el Cristo es el Sol Espiritual, es el Verbo Divino de Luz, es la quieta intuición en la
hondura del corazón humano; hablamos del corazón no como órgano sino para hablar de la
Sensibilidad Divina de la Vida, a la cual debemos unir nuestra sensibilidad para actualizar toda la
consciencia que en nosotros dormita.
Así que al Cristo no hay que “esperarlo”, El no viene ni va, debemos educirlo, es algo diferente.
Las religiones dicen que esperan su regreso y que nosotros -dice el señor Heindel- debemos esperar
su advenimiento, son palabritas pero que no llegan a la verdad en sí. Cristo es un Poder.
Divino y por consiguiente debemos esperar el surgimiento de ese divino sentido espiritual de la vida
que subyace en la hondura del corazón humano, porque ese es el Cristo. “Dejad venid a mí los niños

2
Consultar las obras: “PRiMITIVAS ENSEÑANZAS DE LOS MAESTROS” po; C. fina rajadasa, Editorial Glem,
Buenos Aires y “CARTAS DE LOS MAES TROS” para A. P. Sinnett, Editorial Orión, México.

18
y no se lo vedáis - dijo el Nazareno con la fuerza divina del Cristo- porque en ellos radica el reino
de los cielos”; la gente piensa que el reino de los cielos debe estar arriba o abajo o en alguna parte
por conquistar.
El reino de los cielos está en la Vida Interior; precisamente esa sabiduría (extractada de los textos
que fueron hallados hace relativamente poco) está en una frase del Nazareno: “Si el cielo estuviera
arriba las aves ya habrían llegado, si el cielo estuviera abajo los peces nadarían en él”. El Cristo, la
vida espiritual, están la hondura del corazón del hombre, no es cuestión de arriba, no es cuestión de
abajo, es del estado de la sensibilidad humana.
De modo que el Cristo se manifiesta en nosotros como una divina esencia de espiritualidad y de
armonía, porque es el sentido del Amor Universal, por eso toda esa fraseología es necesaria
relativamente, para conducir la inteligencia del hombre hacia el sentir.
A la Energía Crística no se le puede comprender nunca, pero se le puede sentir progresivamente con
tal profundidad y hondura que nos va iluminando gradualmente a través del tiempo y del espacio.
Eso lo sabía muy bien el Nazareno cuando dijo: “Lo que yo hago lo podéis hacer vosotros y aun
más.” Jesús el Nazareno nunca negó su personalidad mundana, sino que la enfatizó siempre
rigurosamente: “Las bestias tienen guaridas y las aves nidos, pero yo el hijo del hombre no tengo
dónde recostar la cabeza”.
¿Quieren ustedes un texto más claro, más nítido y más vigoroso? Ahora bien, cuando hablaba de su
Ego Interno decía: “Yo y mi Padre somos Uno”.
Naturalmente, la consciencia Divina del Padre en la eternidad y en el tiempo, es lo único que se
manifiesta en sensibilidad en el aspecto Crístico de la existencia y en el poder del Fuego Activo y
dominante del Espíritu Santo.
Son tres modos de la misma cosa, son tres facetas de la misma verdad; el lenguaje solo es necesario
para conducir la inteligencia al lugar preciso en que el sentido de la vida va animando la hondura
del ser, por eso es el Verbo de Vida. ¡La Vida!. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”, hablaba
de su esencia, hablaba realmente de la sensibilidad exquisita que este caballero nobilísimo había
desarrollado a través del tiempo y del espacio.
Así que la Estrella de Belén es el hecho místico por medio del cual sentimos la presencia del Cristo
en los 5 principios de la vida, en los 5 modos de la existencia, 4 relativamente objetivos y el
subjetivo que trae la Unidad, la Armonía, la Belleza y el Bien, ese es el Cristo, es el Sentido Interno.
No se trata de un hecho en la historia, no se trata de que “ha de venir”, ni “advenir”, ni “sentarse a
esperarlo”. Hay que trabajar para educir esa Divina Energía, esa divina esencia, esa espiritualidad,
esa grandeza del Alma que al sentir la plenitud del Amor se va hundiendo en el infinito, ese es el
Cristo, es un Sentido Interno, no es una personalidad.
Ahora pasemos al Evangelio de Juan, tan explícito y riguroso como pocas enseñanzas lo son: “Y El
creó el mundo, más el mundo no le conoció”; si El creó el mundo, no podía ser don Jesús porque
El nació allá junto a unas piedras y cerca a una vaca y un buey. ¿Por qué nos ligamos tanto a los
prejuicios que traen para nosotros las sugestiones de las religiones?
Las religiones no tienen ningún interés en las superación del hombre; sino en subyugarlo y
someterlo para que sus representantes, los clérigos, puedan vivir con regias comodidades mundanas,
con trajes pomposos, con anillos grandes en los dedos y todas aquellas superficialidades mundanas
que están muy bien para una “reina de belleza” pero no para el sentido espiritual de la vida, esto es
cierto.
¿Puede un traje darnos espiritualidad?. Jamás; si somos débiles y tontos podemos ligarnos al traje y
perder el sentido de la Vida Interior, el sentido de la armonía, el sentido de la belleza, el sentido del

19
bien; por eso el Verbo de Vida, la esencia misma del espíritu que subyace en el fondo de todos los
seres y de todas las cosas, es la potencia del Cristo.
Así que este capítulo nos ha permitido enjuiciar el tema desde un punto de vista ideal y nos ha
prestado un gran servicio.
Jesús, como personalidad humana, dijo: “No he venido a traer la paz sino la guerra”.
Naturalmente, las religiones estaban cristalizadas y El vino a darles un sentido espiritual, y declaró
guerra en las mentes egotistas de los hombres ligados a los dogmas pasivos, que obnubilan la
consciencia y no permiten evolucionar y crecer espiritualmente.
Él tenía razón, sabía que era así (hablo en este caso del señor Jesús) porque el Cristo es Amor, es
Belleza, es Armonía, es Esplendor.
¿Y por qué lo veía en los ojos de los niños? Porque ahí no hay mancha de egotismo y entonces el
ojo del niño, la vista del niño, tiene una naturalidad y un esplendor como no puede tener ninguno de
aquellos que hemos sido manchados por la ambición, el egotismo, la envidia, los celos y todas
aquellas cosas del Gólgota que sacrifican en el cráneo de la mente humana, la divina Armonía
espiritual de la vida, esto es lo grande y maravilloso realmente.
El señor Heindel dice que va a explicar el misterio de la pentalfa, el misterio de la cruz; es la
armonía de los contrarios en la belleza que actualiza la consciencia espiritual del hombre, poniendo
en orden su naturaleza para que en ella opere la divinidad subjetiva y latente en todos, los seres y en
todas las cosas.
“El creó el mundo más el mundo no lo conoció -dijeron sus discípulos- pero hemos visto parte de su
gloria en el señor de Nazareth”, esto es expresarse en una forma inteligente.
Se hizo ostensible esa divinidad en un hombre superado, en un Adepto, en un gran Ser, en un guía
de la humanidad; efectivamente es maravilloso todo aquello.
Más adelante encontrarán ustedes otra dificultad en el “Concepto” y necesitarán una explicación
para aquello que parece un dogma, una imagen cristalizada de un hecho.
El señor Heindel dice que “el espíritu de Cristo está en un ataúd de cristal y que allí permanecerá
sacrificado hasta que la humanidad pueda alcanzar su divinidad y su grandeza”.
¿Puede un gran Ser estar sometido a los cristales de la materia o de la forma, o de la idea puramente
positivista de un hecho intrascendente? ¡NO puede ser!
Lo cierto es que en un pomo de cristal etérico y sublime radica el Cristo, esperando que esa Divina
Energía sea elevada por la Sublimación, por la estética, por el culto a la belleza.
Es el bazo, el bazo es el recipiente de la Energía de Cristo, de la energía solar aprisionada por las
pasiones y deseos del hombre... La energía no está esperando, nosotros somos quienes debemos
superarnos para liberar esa Divina Energía espiritual, que subyace en ese vehículo admirable del
Cuerpo Vital; eso es ciencia, es sabiduría.
Un Adepto del Oriente llama a esa energía Vách, otros utilizan en lugar de una ch una k (Vák), hay
dificultades en la transferencia de palabras de un idioma al otro porque no hay un idioma directo, es
necesario utilizar la fonética; el Adepto dice Vách, otros dicen Vák, no tiene importancia, es
cuestión de idiomas, lo importante es la palabra, la palabra santa y divina, la palabra que
impurificamos con nuestros modos egotistas de ser o actuar y no sabemos oír esa palabra de la Vida
Interior, la luz de la verdad, de la belleza, del bien, el eco solemne del lado espiritual de la vida, el
Subconsciente.
Si el “Concepto” nos ha permitido actualizar este sentido de la vida espiritual, entonces habrá
servido maravillosamente en nuestro trabajo de la comprensión de la vida.

20
Siempre he considerado que las palabras “comprensión” y “proceso” son para nosotros muy útiles
por ejemplo, escuchamos ahora algunas frases que no tienen sentido para nosotros, pero eso va
quedando en la hondura de nuestro ser y en un momento determinado de mística, aflora esa verdad
en la consciencia y se convierte en una realidad imperativa para los sentidos; así que nada hay inútil
en el proceso gigantesco de la evolución.
Cristo es el Salvador y Regenerador del hombre; Jesús se había salvado y redimido relativamente,
porque había captado esa onda Divina del Espíritu y la vivía en un grado altísimo frente a nuestra
relativa nadidad.
Digo nadidad, en relación a esa Divina Energía, a esa Divina Esencia del Cristo.
Y la pobre palabra “amor” es la única que se ha utilizado para tratar de ayudar a la inteligencia,
pero está tan maltratada esa palabra, llevada hacia la izquierda y a la derecha, vinculada a los
instintos de la raza -siendo un estrato ordinario del Fuego Creativo del Espíritu Santo- que he
decidido en esta encarnación llamarlo Sentido de la Vida.
Al hablar del sentido de la vida, me refiero es a la vida del Sol, del gusano, de la mariposa, de la
esposa, de la amiga, del Ser, toda Vida, porque toda Vida es Cristo, en la hondura de todos los seres
y de todas las cosas.
Nos ha hecho un gran bien el trabajo que se ha venido realizando, al calor de la organización que el
señor Heindel le dio a la sabiduría de los Rosacruces, según el concepto que él estereotipó en su
libro.
Pero no olviden que el señor Heindel ha dicho que su libro es un tratado elemental de Ciencia
Oculta Cristiana; no ha dicho que es un libro de Adeptos, ni un libro de sabios, eso demuestra su
sinceridad y esto vale demasiado en los caminos de la vida.
Ustedes saben Jesús de Nazareth que este Ego magnífico había sido en su anterior encarnación
Salomón -que lo mencionamos tanto sin entender el espíritu que contiene- y antes de Salomón
había sido Seth; como Salomón fue mago, como Seth fue alquimista y como Jesús fue teúrgo.
Teúrgo es quien obra bajo la acción divina; Mago quien obra bajo la función del magnetismo
inteligentemente dirigido; Alquimista quien está mutando las vibraciones inferiores de la vida
orgánica animal y viviente, en vibraciones altas de la vida espiritual.
Esas fueron las tres últimas encarnaciones del Adepto Jesús de Nazareth, al cual tanto debemos, al
cual tanta sabiduría le debe la humanidad.
Pero las religiones fatalmente convirtieron eso en creencia pasiva y no en un proceso de consciencia
para comprender el misterio del Cristo, la Vida latente Espiritual en el corazón del hombre. “Yo y
mi Padre somos Uno”, el Yo interno (la subconsciencia del Ser) y la Causa Primera en movimiento
continuo, son la misma y esencial cosa, sólo que en el hombre que ha evolucionado
suficientemente, aquello se convierte en la bondad y en la belleza de su vida.
El señor Heindel hace referencia al misterio del Grial.
Este es el misterio de la Generación Universal.
El cáliz recibe la semilla y en esa semilla está latente la esencia misma de la divinidad espiritual del
Amor; ese es el misterio del Grial.
El aspecto femenino de la Seidad representa el Grial, el aspecto masculino de la Seidad es la fuerza
divina del Cristo operando en el corazón humano, para liberarlo de las trabas y dificultades que el
hombre está colocando en su vida, por la fuerza negra del egotismo.
Ese es el misterio del Gólgota, el misterio del Calvario, donde esa Divina Energía de la
espiritualidad y de la Armonía está crucificada, limitada, constreñida al egotismo del hombre.

21
Hay dos palabras sabias y extraordinarias, para ser cristiano hay que ser “altruista” en
sentimiento, palabra y obra; para ser humano hay que ser “egotista” en grado sumo.
Este último es el camino de la izquierda, egotismo, el otro es el de la Luz, altruismo.
Pero alguien pensará con ligereza que no puede ser altruista porque no tiene millones para regalar,
eso es fantasía e ilusión, es el sentimiento divino de la Vida, la Armonía y la Belleza lo que hemos
de difundir por los senderos del mundo.
El dinero mal distribuido podría hacer mucho mal a quien lo recibe, hay que saber dar y eso
requiere cuidado. Pero el sentido de la Armonía y de la Belleza es algo que debemos
constantemente transmitir por los caminos de la vida, es ir tomando de esa divina energía del Cristo
que fluye - y fluir debe - a través de nosotros para ayudar a levantar el corazón del mundo, ese es el
Cristo.
El Cristo es por lo tanto el Sol Espiritual, es el Verbo de Vida. Los Gnósticos Alejandrinos supieron
dividir esa trilogía maravillosa para ayudar a la inteligencia: El Sol Súper espiritual, o sea la
Energía Espiritual del Kosmos sin diferenciar sistemas ni mundos; el sol Espiritual, el orbe de un
sistema de mundos, para el caso del sistema solar, y el cuerpo vibrante del Fuego Creativo del
Espíritu Santo, que todos los días vemos aparentemente en el Oriente y se hunde en el poniente; ni
aparece, ni se hunde, es la Tierra que al rotar nos da la sensación de este hecho que no es así en
realidad.
Ahora recuerdo aquella frase maravillosa del Maestro Rakoczy: ¿Conoceremos alguna vez la
verdad? No, la verdad se siente, no se conoce”. Ustedes salen a la calle y ven dos hombres y
pueden jurar que son dos hombres, pero el uno es un sabio y el otro es un torero, estamos viendo
una ilusión, si ustedes auscultan esas personas y entran en el hondura de su ser podrán conocer algo
de la realidad, así es en todo.
¿Qué es el Cristo? Es la vida de este universo, que por fuerza divina del Amor ha generado todas las
cosas para hacer vehículos adecuados, donde la Consciencia Divina pueda ayudar a levantar el nivel
de la humanidad.
Es la fuerza Crística, es la raíz de toda inspiración y fundamento de toda la belleza y la armonía.
Cuando se carece de aquella armonía es porque estamos sacrificando el Cristo en el Gólgota, en el
Monte de la Calavera, en ese cerebro recargado de egotismo por las viejas pasiones de los hombres.
Cristo es la Luz de la Vida, es la Esencia Divina del Amor, es el sentido de la existencia, es el
Aliento Eterno que se mueve a través de todas las cosas y que nosotros debemos convertir en el
sentido armonioso que da plenitud y vida a todos los seres por la fuerza del Amor Universal, que
prefiero llamar el Sentido Divino de la Vida, penetrando todos los seres y todas las cosas para
nuestra gloria y bienestar.
****
***
*

22
EL CORAZON ES UNA ANOMALIA
(Capítulo XV)
Conferencia 45 - Agosto 5, 1981

Este capítulo nos impulsa a una comprensión exacta de la importancia de los vehículos, y cómo el
sentimiento -o sea aquello que nosotros llamamos Sentido de la Vida- sería el conductor exacto de
nuestra consciencia para adquirir el conocimiento directo; por lo tanto, vincula en el corazón este
divino sentimiento que lo lanza hacia el cerebro, pero allí, se apropian de ese mensaje la mente y el
cuerpo emocional –que son parte inversa del Ego, es decir, que han transformado la Consciencia
Cósmica en la consciencia personalista-; ese es uno de los puntos esenciales del libro.
Pero debemos observar lo siguiente: el corazón no es ninguna anomalía, el corazón es una
excepción dentro de los mecanismos psico y fisiológicos de la naturaleza humana.
Se llama anormal lo que está fuera del sistema de la vida, del orden y la armonía de las cosas; el
corazón no es ninguna anomalía, el corazón es una excepción entre todos los órganos del cuerpo, es
algo diferente.
El Logos no se equivoca, nosotros no podemos corregirle al Logos su trabajo maravilloso y El sabe
exactamente lo que está haciendo a través del tiempo y del espacio, para construir los vehículos
adecuados para su gran manifestación progresiva en la Consciencia humana.
Luego el señor Heindel se ocupa de mostrar que la perversión del Ego está en la función de la
mente y de la emoción, es decir lo que él denomina cuerpo mental y cuerpo de deseos, pero si
vamos a analizar más a fondo veremos algo completamente diferente también.
Si nosotros usamos una nomenclatura adecuada para nuestra inteligencia, nos va mucho mejor: los
vehículos emocional y mental pertenecen a la personalidad, aquella actitud humana que atiende sus
negocios en este mundo tridimensional; por lo tanto, la mente y el cuerpo emocional están
vinculados al egotismo, están limitados a los intereses de la personalidad que todo lo quiere para sí
y están en contra de la Armonía Universal que es el sentimiento espiritual y cósmico del Cristo.
Así que es una oposición y en eso está la humanidad muy desarrollada, es decir, el concepto de “lo
mío sobre todo lo demás” prepondera en la entidad pensante en el momento actual de la evolución;
son muy pocos los seres, quizá excepcionales, que han entendido el sentido espiritual y cósmico del
Cristo, es decir, el Sentido de la Vida.
Solamente les puedo mencionar un hombre que sentía la unidad de la Vida y la vivía
profundamente, el doctor Albert Schweitzer; lo menciono constantemente porque es un ejemplo
viviente del verdadero sentimiento de armonía universal, de servicio y desinterés en todos los actos;
los demás estamos siempre interesados en algo de la personalidad, el mío y el tuyo, mis zapatos, mi
vestido, mi libro, mi ciudad, mi raza, mi pueblo; ahí está la personalidad vibrante.
Una de las catástrofes más grandes del mundo (segunda guerra mundial) se debió a la personalidad
sintetizada terriblemente en la psicología del pueblo alemán; quisieron aparecer como la mejor raza
del mundo y para conseguir esa supuesta grandeza utilizaron la más cruel violencia contra la
humanidad.
¡Piensen ustedes qué situación tan anticristiana, antiespiritual y antiegótica desde el punto de vista
ideal!.
Otro punto esencial en la obra del señor Heindel es que para referirse a la consciencia dice
“espíritu”. La palabra espíritu ha sido maltratada en forma tal que ya no debería usarse para
explicar los fines espirituales de la existencia; hay espíritu del vino, del aguardiente, el espíritu de
los acontecimientos, etc.

23
Ahora bien, a excepción del Hermano Troncoso los demás se equivocaron al referirse a los puntos
matemáticos de los tres aspectos del Logos en la naturaleza del hombre.
De acuerdo con el “Concepto”, el Espíritu Humano tiene su sede en la glándula pineal y
secundariamente en el cerebro y en el sistema nervioso cerebro-espinal.
El Espíritu de Vida tiene su sede en la glándula pituitaria, secundariamente en el corazón, en el
plexo solar y en el centro generativo; los dos últimos no mencionados por el señor Heindel, aun
cuando afirmó que eso era lo que provocaba la atracción y la unión sexual.
El Espíritu Divino tiene su sede en la raíz misma de la nariz y el aparato de su operación es el
hueso etmoides y secundariamente todo el esqueleto que en apariencia es pasivo pero no lo es
esencialmente, en el fondo, el esqueleto es lo mejor del cuerpo humano.
Comúnmente en el comercio cuando una mercancía no se vende la llaman “hueso”, pero el hueso
es lo más importante; de la médula del hueso nacen los hematíes o glóbulos rojos; de la médula
del hueso salen las ramificaciones del sistema nervioso cerebro-espinal y hacen eclosión
creando plexos, o centros de energía diferenciada para la elaboración de la consciencia, que la
ciencia esotérica llama chakras o centros magnéticos del cuerpo humano. Así que, lo más
importante sale de la médula espinal, del hueso.
El hombre de ciencia sabe exactamente que los hematíes o glóbulos rojos-que son el vehículo del
cuerpo emocional por excelencia- son formados en la médula de los huesos y sobre todo en los
huesos planos; mencionamos lo anterior no para argumentar sino para colocarnos en el terreno de
la ciencia.
Sinteticemos los orígenes de los tres grandes modos del Ego: el Espíritu humano tiene su sede en la
glándula pineal; el Espíritu de Vida en la glándula pituitaria y el Espíritu Divino en la raíz de la
nariz.
El corazón es el único órgano del cuerpo donde hay corrientes nerviosas en línea perpendicular y
estriada y solamente allí está la posibilidad que tiene el Ego de ir manejando sus vehículos.
Solamente hay ciertos ejercicios que pueden hacerse para precipitar el proceso por medio del cual el
Ego, consciencia, pueda tener verdadero asidero en el corazón para ir manejando los vehículos.
Efectivamente, no hay sino tres oportunidades en la vida –no hablo de tiempo ni de espacio sino de
hechos en nuestra existencia psíquica- una de ellas es cuando en “mí” nace un pensamiento de odio
contra mi suegra, ese es el momento en que debo dirigir la energía para que las corrientes hacia ella
y hacia toda la humanidad sean de Amor, entonces está empezando a formarse la estría, pero es una
lucha instantánea, estoy hablado de ciencia.
En el momento que ciento antipatías por el gordo presidente que está manejando pésimamente el
país, debo cambiar la onda vibratoria de mis energías psíquicas para enviar sentimientos de nobleza
a ese pobre ente desequilibrado, dominado por el egotismo y la ambición.
Ese es el momento realmente noble en nuestra vida psíquica, pero puede haber 30 ó 40 momentos
de esos en la vida diaria para cambiar la actitud moral de odio, envidia, celos, posesión, etc., en
armonía, en amor, en fraternidad y en altruismo.
No hay palabras más exactas y precisas que altruismo y egotismo; egotismo, el ego-tú de la
personalidad, y Ego-ismo del Ego-Yo de la Consciencia, tenemos que establecer plena diferencia de
esas dos palabras.
El egotismo pertenece a la personalidad, el ego-tú, y el Egoísmo pertenece al Ego espiritual, que
comúnmente la gente lo usa en forma ordinaria creyendo que se refiere a la carencia de altruismo,
pero no es así.

24
El momento más solemne para la formación de esas estrías-y hay que tener mucho cuidado con
eso, pero siento el deber de Comunicarlo para que cada quien lo utilice según sus posibilidades- es
cuando la energía psicogenésica entra en plena acción, entonces tenemos que cambiar la fuerza del
instinto en la Fuerza del Amor Universal, llevando aquella Energía al centro del corazón.
La otra oportunidad es profundamente espiritual, pero también es mí deber darla a conocer: Es el
culto a la Armonía de la Naturaleza y de la Vida.
Así que no hay sino tres modos de formar estrías voluntariamente: cambiar los pensamientos de
odio, antipatía, afán de pertenencias y situaciones semejantes, en altruismo, en el sentido de
armonía, de belleza y de espiritualidad de todo orden; cambiar el impulso psicogenésico del instinto
en la fuerza del Amor Universal, y Amar la Naturaleza en todo su divino encantamiento, belleza y
armonía.
Estos son los tres modos para aumentar voluntariamente las estrías que le permitan al Ego manejar
sus vehículos actuando sobre la esfera crucial del corazón.
¿Por qué decimos crucial? Porque allí se entremezclan el sistema nervioso cerebro-espinal, el
sistema nervioso gran simpático, las corrientes de la sangre y algo que el señor Heindel no
mencionó en el capítulo: el sistema vago-simpático.
Así que es una verdadera amalgama de todas las corrientes de energía y por lo tanto el corazón no
es una anomalía sino una bella excepción.
Las imágenes que el autor trae como ejemplo son muy inteligentes; si Estados Unidos va a pelear
contra Francia, sería una tontería llevar los soldados a Inglaterra para que la reina Isabel les sirva té;
deben ser llevados al frente de batalla, es decir a Francia.
Hay que llevar las energías al corazón, para que así se realice la Gran Obra de la mutación de los
aspectos inferiores de la vida, en lo superior de la vida espiritual.
Entonces, si nosotros establecemos consciencia de la personalidad, que está compuesta de la
mentalidad egotista y de la emoción egotista, cambiándola por altruismo, estaremos realizando la
obra espiritual.
El momento es aquel en que siento antipatía u odio por “alguien que no se ha lavado los pies” y lo
cambio por comprensión, por fraternidad (seguramente esa persona no tiene jabón o no sabe que
hay que asearse), eso sucede constantemente en la vida.
Así que hay tres grandes oportunidades para acelerar el proceso por medio del cual el Ego,
consciencia, pueda tener asidero en corazón para manejar sus vehículos: cambiar el estado psíquico
negativo por altruismo, por armonía y por belleza espiritual; mutar la energía psicogenésica no
dejándola circular por la fuerza violenta del instinto, sino llevarla al Sentido Ideal de la Vida en la
armonía y la belleza del Amor Universal y finalmente educarse para rendir culto a la belleza de la
vida en todos los estados de la Divina Madre Naturaleza; son los tres únicos modos, no hay ningún
otro.
No es cuestión de “comer arracacha o papa frita”, eso no tiene importancia, eso podrá ser bueno
o malo para el vehículo físico, eso es nutrición corporal, pero no tiene ninguna trascendencia en el
mundo espiritual.
Debemos ser conscientes de todo esto, por eso lo más importante es la autoconsciencia del pro y el
Contra de las cosas en todos los problemas de la vida, en todos.
Pero los que atañen a la vida espiritual, a la vida de la consciencia, a la vida del Cristo dentro del
corazón del hombre, son los de verdadera trascendencia, porque los demás no tienen mayor
importancia, es relativo, circunstancial y momentáneo.

25
Si estoy usando unos zapatos rotos, eso no altera mi espiritualidad en nada; si tengo unos de charol
y no me ligo al charol, tampoco afecta en nada, pero sí puede alterarme si me ligo a la tontería de
que mis zapatos son ordinarios y los del vecino son de cuero fino, allí sí, porque reacciono con un
egotismo tonto, infantil y ridículo; esto nos sucede frecuentemente.
¡Oh!, mi lujoso vestido de paño y el de aquél ¡pobrecito!, son tonterías en la vida y así nos ligamos
a las cosas intrascendentes de la existencia, eso no tiene razón de ser y debemos comprenderlo para
salir de ese estado; nuestra evolución no da para más, estamos demasiado empeñados en
trivialidades.
Por ejemplo, la iglesia católica apostólica romana sabe mucho de psicología humana, el Papa
cuando hace un ceremonial, utiliza trajes de colorido maravilloso para impresionar la gente tonta e
ingenua y hacerles creer que eso es espiritualidad, por el contrario, ese lujo y ese boato no tiene
nada que ver con la espiritualidad, pero a la gente le encanta.
Justifico y me parece formidable que el único que tiene derecho a llevar traje de fantasía y de
colores, es el torero; es un macho en el lado físico, él va a sorprender con sus alamares, él está
mostrándose como un hombre viril y de carácter en el plano material, él sí tiene derecho a ese traje;
pero el verdadero desarrollo espiritual no es asunto de trajes, ni de lujos, ni de capas, ni de anillos,
ni nada de esas tonterías.
El Adepto K.H. lo describe muy bien: “Que las neuronas de nuestro cerebro reciban la Divina
Armonía de la Vida, para transmitir ideas que levanten la consciencia humana”, eso sí es
espiritualidad y eso no tiene que ver con ninguna apariencia, es una función Interior.
El capítulo que acabamos de leer tiene evidentemente un mensaje de sabiduría extraordinario. El
Ego es uno, pero tiene tres grandes facetas: la consciencia, la vida y la comprensión; Espíritu
Divino, Espíritu de Vida y Espíritu Humano.
Los tres asideros que menciona el señor Heindel son: para el Espíritu Divino, la raíz de la nariz;
para el Espíritu de Vida, la Glándula Pituitaria y para el Espíritu Humano, la Glándula Pineal.
Es difícil objetivar las ideas y convertirlas en consciencia, pero hay que trabajar en este sentido
porque estamos formando un Ego, una consciencia y ese Ego tiene que estar fundamentado en la
Verdad, no en la ficción, no en la ligereza, sino en la precisión de los hechos y de la naturaleza.
¿Dónde radica la fuerza de la personalidad? En el sistema nervioso cerebro-espinal. ¿Y dónde
radica la fuerza de la individualidad? En las glándulas, en la parte más psíquica de la vida, y su
centro o eje principal es la Glándula Pituitaria, secundariamente el corazón, el plexo solar y el
centro generativo.
Ahora bien, el aspecto del Espíritu Divino va por todo el esqueleto, pero el centro por excelencia es
el etmoides que está exactamente detrás de la raíz de la nariz y es un hueso cribado que recibe
todas las energías del universo para transmitirlas de los planos superiores a las potencias de la vida
orgánica; detrás de él está el esfenoides donde se encuentra la silla turca y se aposenta la
glándula pituitaria; esta glándula está exactamente debajo del hipotálamo, y el hipotálamo
debajo del tálamo; en el centro del tálamo está el punto más espiritual del hombre, donde un día se
ha de desarrollar la consciencia mística, que actualmente la han logrado solo los Adeptos.
Así es como se estudia esta gran ciencia de la vida, es una ciencia maravillosa. Las referencias que
he hecho no son para molestar a nadie, es para que tratemos de hacernos autoconscientes en
nuestros estudias, en nuestro progreso, en nuestra marcha por la vida, para que así las Energías del
Universo tengan Vehículos adecuados para su gran manifestación activa y permanente a través del
tiempo, y en esta forma poder servir a la humanidad en este trabajo infinito del progreso y de la
evolución consciente.

26
De modo que la glándula pituitaria no es la vida, es el gran vehículo de la vida dentro de nosotros.
En investigaciones muy cuidadosas llegué a darme cuenta de algo increíble: la glándula pituitaria y
la tiroides son coparalelas, es decir, nacen de elementos constitutivos de la misma naturaleza
orgánica; la glándula tiroides es el lOD (Yod) de ese fenómeno psíquico y la glándula pituitaria
es el HE (Je).
Ustedes pueden leer algo maravilloso en la obra “Temas Rosacruces” del señor Heindel, capítulo
III, “Dos Glándulas Endógenas”: si nuestro Verbo y nuestra palabra son puros, se induce la Energía
del Cristo a través de la glándula tiroides, se transmite a la glándula pituitaria y se convierte aquello
en un vórtice de energía espiritual y cósmica, en la belleza del Verbo, porque nos expresamos con
sentido espiritual de la vida, de los seres y de las cosas y la glándula pituitaria cumplirá la función
de trasmitir la fuerza de la Vida, a través de los mecanismos de las glándulas a toda la naturaleza
corporal.
Es algo magnífico, léanlo ustedes, ese es el centro por excelencia del Verbo Creador, del Espíritu de
Cristo que después se trasmite a través de la glándula pituitaria a todos los centros orgánicos de la
naturaleza del hombre.
En esta investigación llevaba mucho tiempo, pero no tenía ningún fundamento objetivo para
exteriorizar que a través de la palabra, el hombre conquista energías espirituales de una magnitud
incalculable, a través de la palabra pura, de la palabra recta, de la palabra armoniosa, a través de la
palabra llena de sentido espiritual y ante todo de y por el interés genuino de sembrar semillas de
Verdad, Belleza y Bien.
Y hoy encontré objetivamente eso que vivía ya en mi naturaleza: Que el camino de la educación del
Verbo es el camino más corto para la superación del hombre; lo encontré en el citado libro.
Al hablar de la glándula tiroides y de su correlación con la pituitaria, encontré esa maravilla que me
produjo un éxtasis glorioso de armonía y de plenitud.
Pensar que esto tiene sus orígenes en la profundidad misma de la sabiduría de las edades -porque
todas las Escuelas sin excepción nos hablan del Verbo Creador- que el Verbo es el Cristo
sacrificado para hacer posible la existencia de los seres y allí tiene su eclosión en esa glándula que
recibe esta preciosa energía.
Para mí esto es una verdad hace mucho tiempo, pero ahora encontré el texto donde ustedes pueden
constatarlo para su beneficio, allí hay una síntesis en la que se da esta sabiduría este conocimiento
de las edades.
Siempre me asombro del poder del verbo: Un día estaba estudiando había un niño de unos cinco
años preguntándome cosas y como interrumpía mi lectura, me dije, a esta pequeñín no le voy a
contestar más.
Seguí leyendo, él me preguntó algo y sin saber por qué le respondí.
¡He ahí el poder del Verbo! El Verbo es extraordinario, esa fue para mí una lección formidable que
acentuaba la esencia y contenido del primer versículo de Juan: “El principio es el Verbo, el Verbo
es con Dios porque el Verbo es Dios, todas las cosas han sido hechas por El y nada de lo que ha
sido hecho hubiera sido hecho si no fuera por el Verbo”.
Luego, más adelante en el Apocalipsis, se dice que ésta es la espada de dos filos, ¡claro!. Si decimos
una verdad, es una espada que da Luz, grandeza plenitud moral; si decimos una mentira, la mentira
es el otro filo de espada que sacrifica la Armonía Interior, esto es exacto.
Mi ensayo sobre “Logo-Sophia”, el Verbo, la palabra, fue hecho al calor de este sentimiento que
hoy encuentro estereotipado en una frase de la Escuela Esotérica. Los invito a leer el capítulo
indicado porque es de un valor incalculable.

27
Ustedes saben que el Aliento de Vida se transforma en nosotros según nuestro pensar, sentir, obrar,
nuestro odio, envidia, celos y nuestro amor; está haciendo vibrar hacia la derecha o hacia la
izquierda ese centro maravilloso que es el verdadero instrumento del Cristo, el pneumogástrico,
pneuma, aliento, el Aliento de Vida Universal en la naturaleza del hombre.
Tomé mucho tiempo buscando qué era lo que lograba inducir el Aliento de Vida Universal; escribí
a diversas Escuelas serias y no supieron contestarme y cualquier día pensando sobre ello ¡ahí está!,
el Aliento de la Vida Universal es atraído por ese sistema de oscilación constante entre el cerebro
espinal y el gran simpático, se llama pneumo gástrico lo llaman frénico los catedráticos porque
dicen que cuando el hombre no tiene freno en aquel órgano o sistema, es cuando uno se vuelve loco.
Pero si es la locura de la Belleza, de la Verdad, del Bien, del divino encantamiento espiritual de la
vida, ¡es una divina locura, una encantadora locura!.
****
***
*

28
EL MISTERIO DEL GOLGOTA- LA SANGRE
PURIFICADORA
(Capítulo XV)
Conferencia 46 - Agosto 12, ‘1981

El final del capítulo se refiere al Misterio del Gólgota y la Sangre Purificadora; luego el señor
Heindel hace un estudio analítico de la palabra salvación, que tanto predican los curas de las
religiones occidentales y concluye que eso no tiene razón de ser.
El problema es de otra naturaleza en verdad. Sí existe el misterio del Gólgota, porque Gólgota
quiere decir calavera y es allí donde se sacrifica la sensibilidad, es allí donde se sacrifica el Cristo -
en medio de 4 estados, de 4 elementos, de 4 modos de la Naturaleza- porque allí está la evolución
intelectual, el sistema nervioso cerebro-espinal que constriñe la energía Crística o energía del Amor
Universal, la sacrifica a través de los deseos, de las emociones, de las pasiones, de los intereses, en
una palabra, de todo nuestro egotismo.
Ese es el misterio de la Calavera, es el misterio del cráneo del hombre, donde sacrificamos la
energía espiritual del Cristo, que es una energía de Amor Universal, de Sensibilidad, de altruismo,
de armonía, de belleza y de bien.
Constantemente eso está sucediendo en nuestra naturaleza, seres de muy poca evolución que no nos
hemos liberado todavía de las cadenas que producen la esclavitud del egotismo racial.
El señor Jesús fue un Avatar que vino a indicar el camino de la superación del hombre, desde todos
los puntos de vista y esencialmente en el aspecto Crístico de la vida, para acumular mayor cantidad
del Espíritu de Vida o Amor Universal.
El señor Heindel muy atinente dice que la palabra “Amor” ya no tiene sentido entre nosotros
porque está vinculada a los instintos de la especie. Actualmente, en forma completamente vulgar -
cuando se refiere a cópula- dicen hacer el amor; piensen ustedes cómo las gentes pierden el
verdadero sentido del Amor!.
Así que la palabra altruismo es una palabra maravillosa, ir soltando los lazos, los complejos que
agarran el Espíritu Crístico, la fuerza del Amor Universal en los centros del cerebro, que están
controlados por el mundo emocional o mental, ese es el misterio del Gólgota.
Y razón tiene el “Concepto” al decir que la palabra salvación no es aplicable puesto que salvar a
alguien sería una tremenda injusticia, la persona “salvada” no sabría entonces el alcance obtenido
con esa liberación espiritual y ni siquiera sabría cómo utilizarla.
Por lo tanto la palabra salvación -desde el punto de vista científico, filosófico y esotérico- es
completamente absurda, nadie puede salvar a nadie.
Si utilizamos otra palabra entenderemos la importancia que tiene para la humanidad la presencia de
un Avatar; hay una palabra muy usada en electricidad: inducción.
La gente sensible puede ser inducida por la energía mística que dejó el señor de Nazareth o
cualquier otro gran Ser que haya desarrollado ese poder, no podemos decir que totalmente, porque
el mismo Jesús afirmó que él no había hecho todo lo que era factible hacer: “Lo que yo hago lo
podéis hacer vosotros y aun más”.
Siendo Iniciado y Adepto no podía mentir, no son palabras vanas, son hechos rigurosos. Así que la
energía de Cristo -desenvuelta en la entidad llamada Jesús de Nazareth- podía inducir a todos
aquellos que poseyeran sensibilidad adecuada y no se les podía salvar sino inducir a que siguieran el

29
camino de la superación, del ennoblecimiento, de la espiritualización del ser, de la Cristificación
que es una energía omnipresente; no hay que colocar Cristo allá y a Satanás allí, esas son tonterías.
Un gran Ser puede inducir a las almas sensibles para que sigan ese camino de desarrollo Interno.
Elseñor Jesús no vino por lo tanto a salvar, esos son inventos de la religiones ortodoxas, de las
religiones exotéricas que no tienen trascendencia; El vino a mostrar el camino de la superación
porque fue un hombre demasiado avanzado en la evolución y había logrado la Cristificación, es
decir, la unificación relativa del Logos Solar con su Ego Interno.
“La Sangre Purificadora”, tema capital de la segunda parte de esta instrucción, es bastante difícil
para nosotros, ¿por qué?
Porque estamos demasiado cohesionados por las ideas dogmáticas que nos han metido en la psique
desde que éramos niños y ahora como adultos es difícil liberarnos de esas sugestiones; no es fácil,
es una lucha verdaderamente tenaz, persistente y grande.
Conozco hombres con varios títulos universitarios y cuando se trata de dogmas son ridículos en su
manera de conceptuar acerca del sentido espiritual de la vida, ¡da vergüenza verdaderamente!.
Una mujer campesina es más inteligente al manejar los problemas metafísicos, que el hombre
intelectual graduado en universidades, porque él no ha soltado toda esa cantidad de ligámenes que
tiene en el mundo de la mente sino que lo ha dejado aparte porque “así es”, nunca piensa si será
verdad o no verdad.
El señor de Nazareth dijo: “Buscad la verdad que ella os hará libres”, efectivamente, la Verdad
nos llevará a la Cristificación, porque suelta aquellos ligámenes emocionales y nos va colocando en
el conocimiento real de las cosas, del sentido y de la belleza de la vida.
Esta semana viví una experiencia sumamente grata: Tuve la oportunidad de conocer un caballero
del Sur de la India; no tiene religión alguna como dogma, no tiene creencia ninguna por sugestión
ambiental, dice que en su raza y en su pueblo sólo su padre le hablaba de “como vivir la vida
agradeciendo a la naturaleza lo que ella nos proporciona”.
Es algo maravilloso, es el sentimiento filosófico de la vida de ese caballero, educado formado así;
no pide nada, siempre agradece a la naturaleza que le ha proporcionado el alimento, la luz, el calor,
la vida, siempre lo agradece.
Cuando salíamos de su casa -a donde bondadosamente me invitó para pasar unas gratas horas- había
un bello paisaje en la atmósfera, “mire usted, es bellísimo”, dijo él, pero sentía el valor esencial de
las palabras que pronunciaba.
Son gentes que se están Cristificando sin saberlo, sin tener filosofía de Cristificación, sin tener
especulaciones de la inteligencia, sino un sentido propio de la naturaleza y de la vida; agradecer el
agua del arroyo que nos da el líquido que necesitamos para vivir, el fruto del árbol, el ambiente, el
paisaje, agradecerle todo a la Naturaleza y a la Vida.
Qué forma de pensar y de sentir tan maravillosa!. Esa es la esencia espiritual del Cristo, sentir y
amar todas las cosas como parte integrante que somos de esa Divina Energía de Vida.
Sobre el misterio de la Sangre Purificadora, el “Concepto” afirma que Jesús no murió sino que fue
matado.
Palabras tontas dirán algunos, porque un muerto y un matado no se diferencian. Matar significa
sacrificar, hay salida o escape de la sangre donde radica el Cuerpo de Deseos.
Como dato singular, allí en esa parte del “Concepto”, sí está acentuado el hecho de que la energía
del Cuerpo de Deseos está especialmente en la sangre. Entonces la sangre del Nazareno fue

30
derivada de su cuerpo, fluyó hacia la tierra y el Cuerpo de Deseos quedó en cierta manera
confundido con el magnetismo de la Tierra y facilitó la inducción de la parte espiritual.
Sí estoy completamente de acuerdo en esto, como inducción, no como salvación, la salvación tiene
que realizarla cada quien en la intimidad de su naturaleza, tiene que elevar el Fuego Creador de la
Vida por la práctica de la contemplación y devoción, del amor y la belleza, porque éste es realmente
el único camino de sutilización del Fuego Creador de la existencia, que al no sublimarlo nos
mantiene esclavizados a través del mundo emocional y mental.
En este capítulo hay dos temas muy importantes: el misterio del Gólgota o de la calavera, es decir,
el aprisionamiento de la Energía Crística por la tremenda fuerza mental y emocional, que supedita
nuestro sistema nervioso Gran Simpático que nos invita al altruismo, a la generosidad, a la
espiritualidad; mientras que nuestro mundo mental a través del sistema nervioso espinal nos limita
debido a las sugestiones negativas que hemos experimentado en la vida; es algo terrible.
Hoy hablaba con alguien sobre cómo la gente inconsciente hace de su vida una tragedia por vivir
pendiente del “qué dirán”, si criticarán su vestido por no estar a la moda, o su bigote por estar
torcido, o por el maquillaje de sus ojos, etc.., limitan su vida por caprichos de una sociedad
inconsciente.
Mas bien deberíamos preocuparnos del aspecto moral; es moral para el hombre todo aquello que
una vez ejecutado le da satisfacción y plenitud, y es inmoral todo lo que quebranta la Armonía
Interior, eso sí debe preocuparnos porque realmente tiene trascendencia.
Vivir pendiente de ridiculeces es absurdo, debemos liberarnos de las complejidades que nos ha
sembrado a través del tiempo nuestra raza de poca evolución.
Estoy de acuerdo en que hay que estar bien presentado, eso pertenece al mundo de las relaciones
humanas, pero eso nada tiene que ver con la esencia espiritual de la vida, es una cuestión de
conveniencia social.
Antes de comprender que debía dedicar mi vida -con mis relativas posibilidades- a difundir la
Sabiduría de los Rosacruces, no me importaba para nada el vestuario, no usaba corbata, ni la
elegancia de las camisas, pero luego comprendí que la estructura psico-mental de las gentes era bien
diferente y empecé a usar corbatas y a cuidar un poco la presentación de mi vestuario -nunca en esta
encarnación me había preocupado por eso- pero tuve que hacerlo para tender mi labor de difundir
los ideales.
Liberándonos de las complejidades raciales, se va logrando a través del altruismo el Espíritu
Crístico. “Buscad la verdad que ella os hará libres’, he ahí el camino que marcó Jesús a la
humanidad para liberarse del “qué dirán” y demás complejos del mundo mental-emocional, porque
realmente la emoción es un aspecto o polaridad de la mente.
El señor Heindel afirma con razón que el mundo emocional es la contraparte inferior del Espíritu
Humano; sí, porque el Espíritu Humano es consciencia, pero la emoción destruye la consciencia en
un momento determinado de la vida en el cual tengamos que encarar serios problemas.
Así que la sangre de Cristo no existe, porque el Cristo siendo una poderosa energía no tiene sangre;
la sangre de Jesús fue derramada por centros, que según el señor Heindel no se deben mencionar
porque son temas sagrados.
No es que haya prohibición, pero realmente es un conocimiento que no debe ser profanado, pero
como estudiantes de esoterismo ustedes deben saberlo.
Los siete puntos esenciales del Cuerpo Vital -que es una condensación o fijación del Espíritu de
Cristo- son: las curvaturas de los pies (2), las curvaturas de las manos (2), en el entrecejo (1), el
corazón (1), y el centro generativo (1), es allí donde están los 7 principios del Logos Solar hecho

31
Cristo en este sistema; de esos puntos fue liberada la sangre del Nazareno para que el Cuerpo de
Deseos pudiera mezclarse con el Cuerpo de Deseos de la Tierra y se liberara un tanto la energía
coercitiva de la acción espiritual del Cristo porque aquello no permitía su total liberación.
¿Que Cristo-Jesús vino a traer la salvación?.. ¿De qué nos ha salvado?.. Si somos unos miserables
llenos de odio, de envidia, de celos y todas aquellas vulgaridades que indican que tenemos
completamente sometido el Espíritu de Cristo y no le dejamos expresarse.
Cristo es el Espíritu de caridad, de altruismo, pero esa fuerza coercitiva de nuestro cráneo –el monte
de la calavera- no permite que el sentimiento divino que emerge de las esferas internas, de los
mismos órganos sensitivos que nos ha proporcionado el Logos, pueda aflorar verdaderamente, ahí
está la gran dificultad.
Así que la “sangre que haya purificado el mundo”, no se ve por parte alguna esa purificación, pero
que liberó su Cuerpo Emocional - soltando las partículas que le unían materialmente al Alma del
cuerpo del planeta- es algo diferente.
El señor Jesús fue un inductor para las Almas sensitivas que quisieran transitar el sendero de la
espiritualización del ser y de la superación altruista.
¿Cuál era la doctrina del Nazareno? En que os amáis unos a otros, probaréis que sois mis
discípulos”, discípulos del Cristo, no de la personalidad humana conocida como Jesús.
¿Pero será necesario que nosotros -con una cuchilla de afeitarnos saquemos la sangre por esos
puntos para lograr la liberación?
Eso es simbólico, figurado, lo que nos libera es el trabajo espiritual, el trabajo psíquico, la
sublimación del Fuego Creador de la Vida, eso es lo que va dando poder vital a esos centros
maravillosos de la existencia.
Por eso la pentalfa ( ) ha sido considerada como el símbolo exacto del hombre armonizado, no del
hombre perfecto; se habla mucho del hombre perfecto, no, no hay perfección, existe una superación
constante.
El señor Jesús era inmensamente más evolucionado que nosotros, pero El no se consideraba
perfecto, ni lo era, porque advirtió que era posible hacer mucho más. Igualmente los Adeptos -guías
de la más alta sabiduría- jamás, hablan de perfección, sino de evolución constante.
Ninguno de ellos considera que ha llegado a la cima aun cuando se hallan en una altura espiritual
inconcebible para nosotros, pero si los Adeptos afirmaran que ya son perfectos sembrarían la
semilla del egotismo que es lo más tremendo que existe en la vida, sería como volver de nuevo a
trabajar las fuerzas que integran la personalidad humana con toda la secuela de vicios.
¿Que Cristo-Jesús vino a traer la salvación?.. ¿De qué nos ha salvado?..
si somos unos miserables llenos de odio, de envidia, de celos y todas aquellas vulgaridades que
indican que tenemos completamente sometido el Espíritu de Cristo y no le dejamos expresarse.
Cristo es el Espíritu de caridad, de altruismo, pero esa fuerza coercitiva de nuestro cráneo –el monte
de la calavera- no permite que el sentimiento divino que emerge de las esferas internas, de los
mismos órganos sensitivos que nos ha proporcionado el Logos, pueda aflorar verdaderamente, ahí
está la gran dificultad.
Así que la “sangre que haya purificado el mundo”, no se ve por parte alguna parte esa purificación,
pero que liberó su Cuerpo Emocional -soltando las partículas que le unían materialmente al Alma
del cuerpo del planeta- es algo diferente.

32
El señor Jesús fue un inductor para las Almas sensitivas que quisieran transitar el sendero de la
espiritualización del ser y de la superación altruista.
¿Cuál era la doctrina del Nazareno? En que os amáis unos a otros, probaréis que sois mis
discípulos”, discípulos del Cristo, no de la personalidad humana conocida como Jesús.
Este capítulo nos está hablando únicamente del poder limitador que la mente y la emoción producen
en la naturaleza del hombre, para no dejarlo exteriorizar el sentido espiritual del Cristo, y por eso
debemos trabajar en el sentido de cambiar el estado interno para que podamos ser más altruistas en
pensamiento, sentimiento y obra, porque eso es espiritualizarse, eso es lograr esa divina Vida
Interior que en altísima escala alcanzó el señor Jesús.
Así que el “misterio” del cráneo y la calavera no es un misterio; es un misterio cuando no se
entiende, cuando lo entendemos ya no lo es y nos libera, y el “misterio” de la mística universal, es
simplemente el camino del Cristo, que el señor Jesús resumió en una sola palabra: Caridad. Caridad
es amar a prójimo y esta práctica puede liberar un tanto el “monte de la calavera”; allí hay una cruz
exacta que representa la fuerza de los 4 elementos, porque en verdad lo que se relata en la vida del
Nazareno es la alegoría del esoterismo más profundo que se ha dado a la cultura occidental.
¿Sería posible que el sacrificio de un hombre liberara a toda la humanidad?. Sería el colmo de la
injusticia porque nadie habría conquistado nada por sí mismo.
Jesús vino a mostrar el camino de la liberación de la consciencia, del engrandecimiento espiritual y
él dijo:
‘Buscad la Verdad que ella os hará libres “. Para libertar el sentimiento místico de la vida enseñó
el sentido de caridad y de altruismo; para liberar el Fuego del Espíritu Santo dejó la ciencia de la
sublimación del ser.
Él era en verdad un gran Instructor y modelo para la humanidad, así es, así será siempre. No deseo
en modo alguno que acepten mis conclusiones, espero que las analicen hondamente para que se
vuelvan autoconscientes de esas verdades eternas y nos demos cuenta que el Cristo es una Energía
Omnipresente que la educimos a través del servicio desinteresado, del Amor a la Naturaleza, del
Amor a la Vida infinita, así es como esa Energía se expande.
Para los fines de la conciencia, buscad la Verdad; para el desarrollo del sentido Crístico -a través de
la acción constante de la Caridad, y para la liberación del Fuego Creador de la Vida, la sublimación.
Está demostrada en una alegoría maravillosa: nació en medio de 4 animales; la fuerza Crística esté
en medio de 4 animales, de cuatro modos bastante animales.
El Adepto Jesús nació admirado por los reyes, por los sabios e iluminados internos que habían
descubierto que allí nacería un Ego poderoso.
Le ofrecieron incienso, que es la sublimación del Fuego Creador de la Vida, que asciende del centro
generativo hacia el cosmos para unirse al Alma del Mundo. Le ofrecieron mirra, que es aquella
energía que se va a fundir y transformar. Y le ofrecieron oro, símbolo viviente de la perfección del
Cristo Solar dentro del corazón del hombre.
Observen ustedes que el misterio cristiano está por todas partes a través de aquella sabiduría ingente
y maravillosa expresada en los cuatro Evangelios. Los evangelios son los 4 modos del Logos,
primero explican al Cristificado como hombre de raza, y entonces hablan del “nacimiento” de él en
familia; después se libera el cuerpo vital; luego se libera el cuerpo emocional y por último aparece
brillante y luminoso en la transfiguración del Espíritu del Cristo, porque el Ego Jesús, logró la
inmersión en el sentido universal de la Vida y entonces se iluminaron todos sus vehículos; es un
trabajo que tenemos que hacer nosotros, no hay salvación, hay es superación constante.

33
¿Que el señor Jesús nos redimió? Basta ver la miserableza de nuestras vidas para entender que no es
así, ¡para qué engañarnos tan ingenua y tontamente!. La palabra salvación es absurda, pero si
usamos la palabra Inducción y decimos que Jesús vino a inducir las Almas para que iniciaran o
siguieran el trabajo espiritual, es diferente.
En determinados momentos de la vida, cuando pensamos en la grandeza del Nazareno, se iluminan
nuestras Almas verdaderamente, al ver un Ego tan extraordinario que trabajó a través del tiempo y
el espacio esa cristificación.
Cristificación es educir de la parte interna de nuestro ser, el lado espiritual de la vida y esta es la
transfiguración.
Cuando el Ego no tiene ya nada de personalidad, sino solo de individualidad y se unifica con el
sentimiento divino de la Vida Universal, es porque se ha verificado la cristificación que la
alegorizan maravillosamente en este hecho de la Transfiguración. Es transfiguración
verdaderamente porque la figura cambia; basta ver a alguien que recite lo que siente en el corazón,
y vemos que se embellece, que se convierte en algo distinto. ¡Cómo será cuando el hombre pueda
sentir y vivir la divina armonía de belleza interior del Alma, comulgando con el infinito y amando a
todos los seres!
Verdaderamente hay una transfiguración y hay una superación increíble en la naturaleza del
hombre, así debe ser.
En resumen, el capítulo se está refiriendo únicamente a que la salvación no existe y que la sangre
derramada por Jesús fue una manera de infundir su cuerpo vital y de deseos sobre la Tierra, para
que liberado el hombre pueda inducir la energía divina del Cristo, no la salvación, la inducción.
La inducción es algo maravilloso desde el punto de vista moral, es tratar de sentir y vivir la vida de
otros seres. Lo que significa inducción en la ciencia electrónica nos facilita la comprensión de ella;
por ejemplo, si estamos en compañía de un hombre espiritual después nos sentimos mejor y si
estamos con un hombre ordinario nos sentiremos incómodos, como si estuviéramos en una cárcel,
llenos de dificultades; a esto se llama inducción y es lo que realmente el señor Jesús hizo con la
gente.
Les daré un ejemplo muy trivial para entender cómo la inducción no se puede verificar sino en
Almas que ya tienen algún desarrollo internamente: Judas lo traicionó por unas cuantas monedas -
que hoy no valen nada- para ir comprar un almuerzo; en Judas no había ocurrido ninguna inducción
porque su Alma no estaba preparada para sentir las divinas armonías de su Instructor; en cuanto a
Pedro le negó varias veces y los otros salieron corriendo en el momento critico ¡y eso los que
estaban con él!
Entendiendo todo eso con rigor llegamos a la conclusión de que salvación no existió, sino la
inducción de energías para hombres como Juan, que supieron sentir con mayor profundidad la
sabiduría y la armonía de su Maestro y supo inducir a la humanidad a pensar y sentir de igual modo,
a través de su maravilloso evangelio del Amor y del Verbo de Vida.
Al ‘Concepto” tenemos que agradecerle que nos permita pensar hondamente en estos problemas de
la existencia.
Vienen otros capítulos en los cuales se va a referir al desenvolvimiento de la consciencia y a los
diferentes estados de la evolución, para lograr algún día por medio de la liberación a través de la
verdad, el sentido espiritual Crístico de la existencia, que a todos deseo con fraternal cariño.
****
***
*

34
DESARROLLO FUTURO E INICIACION
(Capítulo XVI)
Los Siete Días de la Creación
Conferencia 47 - Agosto 19. 1981

La nomenclatura usada por el señor Heindel no tiene relación con los planetas, así que cuando
menciona el período de Saturno se refiere es a un estado de la Tierra; las períodos Solar, Lunar y
todos los demás períodos son estados de la Tierra y no tienen relación ninguna con planetas, es sólo
una nomenclatura para facilitar la comprensión.
El período llamado de Saturno es el período de trance, es decir, de absoluta inconsciencia, pero no
tiene nada que ver con el planeta Saturno. El Período Solar es de consciencia sin imágenes; el
Período Lunar es de consciencia pictórica, es decir consciencia con imágenes, es una especie de
ensoñación como la vida animal.
Al Período Terrestre lo llama a la primera mitad Marte, y la segunda mitad Mercurio. La parte de
Marte corresponde a la relativa consciencia diferenciada u objetiva y la parte de Mercurio
corresponde a una mayor inteligencia.
En el Período de Júpiter la consciencia es pictórica voluntariamente; en el Período de Venus la
Consciencia es creadora -utilizando la palabra “creadora” en la forma convencional-; el hombre en
aquel estado de evolución puede ya transformar las cosas por la acción de la energía interior.
El Período de Vulcano habría que definirlo como la Consciencia Cósmica desde el punto de vista
del sistema, es decir, para relacionarse con la Consciencia del Sistema, exactamente.
Pero es importante que tengan ustedes en cuenta que no se trata en modo alguno de la influencia de
los planetas Saturno, Sol, Luna, etc. etc.; se recurre a esos términos sólo como nomenclatura; todo
lo que está explicando el “Concepto” es el desarrollo evolutivo de la Consciencia a través del
tiempo y el espacio.
El “Concepto” está tomando la evolución como si fuera en conjunto, pero realmente es un trabajo
individual que le permite al hombre actualizar consciencia si se constantemente.
Es muy importante comprender que nadie le puede ayudar a otro en la realización de su Trabajo
Interior.
La jerarquía por ejemplo, está interesada en ir proyectando la sabiduría y el conocimiento para que
las personas que se han sensibilizado tomen las ideas y trabajen, pero nadie puede trabajar por otro.
La esperanza trivial, dulcísima, de que nos convirtiéramos en dioses, de un momento a otro -como
creen algunas religiones orientales “halados de un mechón”-no existe, porque ese pobre hombre-
dios con miles de poderes extraterrestres o extrahumanos, no sabría qué hacer con sus facultades,
porque no habría evolucionado en el proceso de la consciencia y por consiguiente no sería favorable
ni para él.
Si a un niño, que nada sabe de asuntos económicos le entregan una bolsa llena de dólares apenas le
serviría para jugar y al poco tiempo ya no tendría ningún interés para él, porque no sabría el
significado que el dinero tiene en el aspecto práctico de la vida humana.
Hay que tener consciencia de que todo es un proceso evolutivo y que nada se nos da que no
hayamos merecido.
En la forma que el señor Heindel lo dice, parece que todo estuviera al alcance persona, de la mano,
pero no es así, todo es un Trabajo Interno de la entidad humana.

35
La Iniciación no es conocer intelectualmente las cosas; es penetrar en los mundos. Es mi deber
explicar esto: la Iniciación es penetrar en los niveles de la materia, de la energía y de la consciencia;
penetrar desprendido del cuerpo denso.
Cuando el Ego sale del cuerpo denso voluntaria y conscientemente, eso es la Iniciación; ni los
sueños ni las fantasías de la mente son Iniciaciones, La primera Iniciación consiste en que el Ego
sale y ve el trabajo del cuerpo vital en los reinos animal y vegetal; el Ego sale y puede penetrar y ve
conscientemente el trabajo del cuerpo vital en vegetales, animales y hombres.
La segunda Iniciación consiste en entender la potencia de la energía vital-para nosotros, procedente
de la energía solar- que se involucra en los seres para darles vida y movimiento.
La tercera Iniciación consiste en que el Ego, libre de la materia, libre del cuerpo denso, puede
entender la correlación entre el cuerpo vital y los primeros estratos de la mente.
Esas tres primeras iniciaciones constituyen una gran Iniciación, pero es cuando el Ego
voluntariamente sale de sus vehículos, no es cuando está lleno de inteligencia acerca de las
actividades de lo cósmico, no, eso es filosofía; la Iniciación es penetrar conscientemente en los
diferentes niveles de los mundos, así que las tres primeras Iniciaciones que constituyen una gran
iniciación, es lo que hemos mencionado.
Ahora entremos en el campo de la mente: cuando el Ego penetra en el mundo mental ve en su
estrato inferior la correlación entre el mundo mental y el cuerpo vital; cuando el Ego pasa a la
segunda Iniciación ve todo el trabajo del mundo mental y puede leer el pensamiento de cualquier
persona, y en el tercer estrato ve el mundo mental en relación con la consciencia; pero él está
viendo cómo operan esas energías, eso es Iniciación.
Para esto no se necesita ninguna ceremonia, pero está bien, porque sirve como instrumento para
ayudar a la inteligencia a captar aquellas ideas, eso no se hace bajo ningún ceremonial.
Cuando el Ego está listo y empieza a surgir para penetrar en esos niveles, un Adepto vigila el
acontecimiento para evitar la locura, pero él no da la Iniciación, sino que está alerta para graduar o
limitar la acción de la energía y si el Aspirante no puede más, lo regresa a su cuerpo, ese es el
trabajo del Adepto.
Pero la Iniciación consiste en el trabajo del Ego por sí mismo, para ir penetrando en los mundos, esa
es la verdad.
Así que esas etapas del mundo mental constituyen otras tres y son por lo tanto nueve Iniciaciones
menores que dan tres Iniciaciones mayores en el mundo menor.
Luego vienen cuatro iniciaciones mayores de lo cual tiene un concepto bastante claro y definido la
Escuela de Los Rosacruces.
¿Cuáles son esas cuatro iniciaciones? Sencillamente, para tomar la nomenclatura del señor Heindel,
la penetración voluntaria en el mundo del Espíritu Humano, es la primera de las grandes
iniciaciones.
La segunda gran Iniciación -de las cuatro, después de las nueve menores- es la penetración
consciente en el Espíritu de Vida, no en el cuerpo vital.
La tercera es la penetración en el Espíritu Divino y la cuarta gran Iniciación es la penetración total
del Ego en la consciencia del Logos Solar, lo que se llamaría el Espíritu de Vulcano.
Estas son las Iniciaciones, pero no crean que con asistir a la Escuela de los Rosacruces es estar ya
Iniciado; aquí no estamos iniciador en nada, solamente estamos tratando de esforzarnos por realizar
una comprensión adecuada de los misterios de la vida y la evolución, el trabajo es Interno.
Les voy a decir algo y ustedes deben meditar si es o no verdad.

36
Sólo ha una llave para ir abriendo los mundos internos: la Estética en el mundo de los
fenómenos, y el Amor Universal en el mundo Interno; eso le permite al Ego ir penetrando
conscientemente y lograr conocimiento directo de la estratificación de la materia y de la energía
hasta el noveno grado iniciático.
Después tiene que venir una ayuda -es palabra convencional porque es el resultado del trabajo de la
energía cósmica, del sistema solar del Espíritu Solar que está tras nuestro Sol físico y más allá.
Por es existe una trilogía: El Cristo es el campo magnético del Espíritu-Sol; Fuego del Espíritu
Santo es la energía creadora, para sembrar la semilla poder producir nuevos seres; finalmente
tenemos aquel sentido abstracto del cual apenas podemos tener una idea muy incipiente en el
mundo de la consciencia- que sería el resplandor de Sol Súper espiritual.
El tema de las Iniciaciones es un poco confuso en este capítulo.
No quedemos con la idea de que somos “iniciados” porque nos aceptaron en la Escuela Rosacruz o
porque somos muy bonitos, eso son ingenuidades humanas.
He escuchado algunos Hermanos decir que “ya terminaron la evolución terrestre y que no tienen
nada que hacer en este mundo’ Entonces pienso: ¡Y yo tanto que tengo por hacer!. Lo más grave es
estar uno despreocupado, me parece uno de los problemas tremendos del hombre.
En cuanto al bien y el mal a que se refiere el señor Heindel, podemos decir que la raíz del bien y el
mal es algo simple: la raíz del mal está en La Iniciación -vuelvo a repetir porque es completamente
fundamental- es la penetración voluntaria en cada uno de los niveles de la consciencia, eso es
exactamente.
Hay personas que en una encarnación logran una Iniciación y no alcanzan más, o puede ser que
pasen por una gran Iniciación, que es el englobamiento de los tres principios en cada nivel.
Pero son tres grandes Iniciaciones o nueve Iniciaciones menores como ya lo describí
suficientemente. Las Iniciaciones mayores están en relación directa con el nivel del Logos Solar, es
cuando el Ego desprendido puede llegar a la consciente iniciación de la energía Crística, a la
consciente vibración del Sol Súper espiritual y del Fuego Creativo del Espíritu Santo.
No olviden Hermanos que los nombres utilizados no tienen nada que ver con los nombres de los
planetas; noto que tienen una confusión tremenda, “que estamos en el Periodo de Saturno, que
estamos en el Período de Solar” etc., eso son nomenclaturas para la inteligencia.
Estar en el Período de Saturno, es ser totalmente inconsciente del mundo fenomenal como en un
trance profundo en el campo de la hipnosis; El Período Solar se define como una
semiinconsciencia; El Período Lunar como una consciencia pictórica; el Período de Marte como
una consciencia diferenciada y egotista; El Período de Mercurio como una consciencia
intelectualizada, que es el estado que está tomando la humanidad actualmente, Egotismo del
hombre, el creerse como entidad separada y aislada del cosmos, entonces el hombre quiere atrapar
cosas para su interés material: fama, dinero, etc., y además quiere ser un gran ser en el mundo
espiritual, esa es la magia negra que gira alrededor del núcleo del egotismo.
El mago negro quiere satisfacerse en dominar a los demás, sin importar la distancia, y puede lograr
mucho -naturalmente- pero va centralizando la fuerza del egotismo de tal manera que no puede
entrar en el Espíritu Solar, en el Cristo, le es imposible penetrar en el Espíritu del Cristo.
Hay dos palabras que definen la situación: egotismo y altruismo.
El camino del altruismo es el camino de la superación espiritual, ir progresivamente actualizando el
altruismo en pensamiento, sentimiento, palabra y obra.

37
Un Hermano me preguntaba sobre lo relacionado con Marte y Mercurio; en síntesis Marte encarna
el sentido emocional de nuestra propia naturaleza, Mercurio el sentido intelectual de nuestra propia
naturaleza.
Si alguien ve una imagen que quiere comprender y medita místicamente, ya empieza a abrirse
campo hacia el Período de Júpiter donde hay una consciencia pictórica, pero no es que esté o que lo
haya penetrado, sino que empieza a abrirse campo hacia el Período de Júpiter; cuando entra en el
Período de Venus ya lo que la persona elabora en el mundo interno, se verifica en el mundo
objetivo.
El Período de Vulcano es el mundo de los Adeptos, es el mundo en el que ellos pueden crear
semillas o lo que quieran, o destruir también; pero tienen tanta evolución, que jamás destruirían,
pero lo harían -suponiendo el caso- si el egotismo de le humanidad fuera tan grave que ellos
prefirieran destruir el trabajo del Logos concerniente a un planeta, en este caso la Tierra.
Si estudiamos el capítulo profundamente, es bastante complejo; visto superficialmente es muy
sencillo: Período de Saturno, Período Solar Período Lunar, Período Terrestre (mitad Marte, mitad
Mercurio), Período de Júpiter, de Venus, de Vulcano, ¡y se acabó el cuento!.
Eso visto en la inteligencia Pero analizado en función real de la vida y en el proceso de la
evolución, es algo demasiado profundo.
Por eso no imaginemos que el señor Heindel esté utilizando esta nomenclatura para referirse a
planeta alguno, sino simplemente a estados de consciencia.
En cuanto a la raíz del bien y el mal, altruismo o egotismo, el egotismo está centrado en el amor
egotístico de la personalidad humana y a través de eso, el hombre se convierte en un tremendo
mago negro, es decir, cuando la evolución hace que aquellas energías terminen el estado Crístico,
ese ego personalista se desintegra y tiene que empezar el trabajo de la evolución en una nueve
oleada de vida; esas son las consecuencias y efectos.
El sentido extraordinario de este capítulo está en comprender la estratificación de la evolución
voluntaria del Ego, para ir penetrando Sucesivamente en cada mundo y alcanzar las Iniciaciones
respectivas.
Y les advierto que no hay que ilusionarse, porque ya en días pasados me preguntaba un Hermanó:
“No habrá algún Iniciado que venga por mí y me saque a los mundos internos? Porque yo estoy
grandemente evolucionado y ya casi soy divino”. No, no, la Jerarquía Interna nunca deja de
observar a quien se esté superando y cuando llega el momento se hace presente el Adepto, llega
para ayudarlo en el momento critico y vigilar el trabajo; nosotros no estamos desamparados,
aparentemente sí, realmente no, esas son Leyes Internas.
Lo que debemos hacer es trabajar, esforzarnos, no hay que preocuparse de esto o de lo otro.
En la Masonería, por ejemplo, se abusa de la palabra iniciación; cuando uno ingresa le hacen una
cantidad de ceremonias, se pone así y asá y después de eso hay baile, bambuco, guarapo, es decir
licor; con eso no se logra nada, eso no son iniciaciones de nada.
También hay instituciones que tienen tarifas para dar la iniciación.
¡claro!, la institución se inicia en tomar el dinero para utilizarlo, pero el incauto se queda sin iniciar.
Conocí e un sujeto antioqueño vivísimo y lo traté bastante; él “iniciaba” por cien pesos, en ese
tiempo el dinero valía, friccionaba con un poquito de alcohol ordinario el plexo solar del presunto
“iniciado” (no me estoy refiriendo a ningún cuento, es histórico) en eso consistía la ceremonia de
“iniciación”.

38
Todo eso nos sucede porque en el pasado hemos engañado a otros y nos engañan hoy, porque en la
naturaleza universal no hay más que secuencias, Causas y Efectos.
Entonces el origen del mal es el egotismo, la adoración de la personalidad mundana, y el origen del
bien es el Amor Universal, el sentido de la Unidad de la Vida, el aspecto Crístico.
El mago negro se pega, por así decirlo, de la personalidad; pero quien transita el Sendero, se apega
a la individualidad; individualidad es lo no divisible y personalidad lo divisible, lo separado.
El más grande crimen, espiritualmente hablando, es sentirse como una entidad aparte ajena a todo lo
demás; es gravísimo eso porque se liga a la personalidad; mucha gente sin darse cuenta, practica la
magia negra en el mundo.
Cualquiera que está dispuesto a sacrificar a otro, física, espiritual o moralmente para lograr
beneficio propio, está trabajando por el sendero de la izquierda, está trabajando por el sendero negro
y es lamentable... hasta que algún dolor humano le ayude o si no, se va a convertir en Ego que
puede desarrollar muchos poderes a través del tiempo, pero que serán al final totalmente
desintegrados, cuando el Espíritu del Cristo llegue a la mayor parte de los hombres.
Pero no habrá tal “llegada” Cristo; se educe aquella energía interior, porque es Omnipresente.
Ahora les comento algo para que piensen; todos los tratados de filosofía esotérica (excepto los
Adeptos) suelen decir una tremenda barbaridad: Dios está en nosotros.
No señor, eso no es así, nosotros estamos en Dios, porque el hombre y todos los seres creados son
una afloración objetiva de la Energía Divina del Universo, o sea lo que llaman la Voluntad del
Padre o como ustedes quieran nombrarlo.
Dios no está en nosotros, nosotros estamos en Dios como el pez en el océano, esa es la figura más
objetiva que se le pueda dar a la gente.
Alguien dirá “Yo busco a Dios en mi corazón”, bueno, puede ser que sienta allá la divina energía
del Cristo y “quiera tener al Padre y todo aquello”, pero es un trabajo activo, allá en cierto estado, la
divinidad es omnipresente, pero la verdad es que en la evolución hay vehículos más o menos
purificados para exteriorizar aquellos poderes de la divinidad.
Lo grave del hecho es que todos los filósofos de orden occidental y los yoghis y swamis dicen la
misma tontería, los Adeptos no.
El Espíritu no está fijo en ninguna parte -dice el Adepto K.H.- el Espíritu está en todos los lugares
por igual, es lógico, Dios no está en el hombre, el hombre está en Dios.
Eso es un punto extraordinario, pero no le crean a Rojas, todo lo que les digo es para que
PIENSEN. Busco solamente la verdad y lo demás no me detiene en modo alguno; desde niño tenía
esta naturaleza porque la había traído del pasado.
A los diez años les decía a los muchachos: no sean tontos, cómo es posible que ustedes crean que se
pueden comer y digerir a Dios en un pedazo de pan (hostia), entonces los pobres asustados se
tapaban los oídos.
¿Cómo se hace para comulgar con eI’ Cristo? ¡Amando! Las religiones le enseñan a la gente a rezar
pidiéndole a Dios lo que no se han tomado el trabajo de ganar: ¡Ah, yo quiero ser sabio!
sabio!... Están pidiendo que se infiltre la energía divina abriéndose campo hacia los diferentes
estratos de la consciencia, ¿qué es eso? Quien dese ser sabio debe educir las condiciones
internas de la vida espiritual dentro el de sí.
El cuerpo es una densificación de aquellas divinas energías o del Alma del Mundo. El Alma del
Mundo convertida en serpiente negra es del egotismo de la personalidad, y el Alma del Mundo en

39
evolución convertida en Serpiente Blanca, es el Altruismo y el Amor, que nos va llevando por los
diversos estratos de la energía y de la consciencia hasta llegar al sentido profundo de la divinidad
que subyace en todas las cosas, eso es realmente.
También se menciona un “camino del medio” y toman como emblema al caduceo. ¿Cuál es el
camino que no esté a la derecha ni a la izquierda.
Es el sentido de la armonía y de la belleza llevado en el corazón del hombre.
El camino del medio es el sentido de la armonía y de la belleza, pero desde el punto de vista de la
ciencia existen los vehículos adecuados: La corriente de la derecha son los ramales del sistema
simpático que circulan y hacen posible la acción de la voluntad y la inteligencia en el hombre.
El sendero del lado izquierdo es la sensibilidad estética que nos da la naturaleza femenina
subyacente en nosotros.
Y el sendero del medio es el camino medular de la espina dorsal, donde el Fuego Secreto Viviente y
Filosofal halla su expresión maravillosa y se está abriendo campo a través del tiempo y del espacio,
son energías vivientes y operativas en la naturaleza del hombre.
Por ejemplo, un verdadero artista siente la música y cuando algún miembro de la orquesta quebranta
el ritmo y la melodía dando una nota errada, inmediatamente el director de música se estremece
porque le han alterado su ritmo que estaba leyendo en la esencia misma del sonido y de la Armonía
Universal.
A la mayoría de quienes escuchan la música desde los palcos no les afecta nada, porque no la viven,
es asunto de evolución.
Nosotros somos realmente un instrumento -este cuerpo físico es un instrumento- de las energías
divinas y tiene todo lo que haya de grande y de pequeño.
Lo que tenemos que aprender es a refinar el sentido de la sensibilidad y la consciencia, para ir
alcanzando diferentes estratos e ir pasando por los diversos procesos iniciáticos, metiendo,
digámoslo así, la consciencia y el Ego a través de los mundos.
Por ejemplo, ver y sentir la vibración molecular del mundo vegetal, cómo se mantiene la armonía
por el Alma del Mundo hecha forma y sustancia.
Qué bello es el sentido y plenitud que hay en las flores, en sus aromas, todo aquello son energías del
cosmos que se están desplazando cada vez más y más.
El perfume de una flor como la rosa, es mucho más delicado que todos los demás, en Este capítulo
es hermoso porque nos ha dado la oportunidad de meditar en los principios de la vida y de la
evolución.
La Iniciación no son palabras, es penetración voluntaria en cada uno de los mundos.
El primer movimiento es la penetración de la esencia vital en el mundo vegetal y animal; el segundo
movimiento, la vida infinita como floración de la energía del Logos en todos los elementos; el
tercer movimiento, para completar la primera gran Iniciación, es la penetración de la esencia vital
en el mundo mental.
Luego viene el mundo mental, partiendo de abajo, dando sentido y belleza a la penetración de la
mente en el mundo vital; luego viene la mente en sí misma tratando de penetrar en el mundo de
arriba, el mundo de la consciencia.
Pero son penetraciones reales, los Egos pululan y viajan en todas las direcciones según su grado,
motivo y evolución.

40
Hace mucho tiempo - pero aún está muy presente en mi consciencia iba por los mundos internos
bajo el amparo del Aura del Maestro Zanoni y viajábamos por el sistema solar.
A gran distancia había una esfera roja y le pregunté al Maestro: ¿Aquello es la Tierra? El me
respondió: “SÍ la Tierra”.
Y le dije, ¿Maestro y ese color rojo? Respondió “Las pasiones de los hombres”. ¡Cómo serán,
nuestras energías! La distancia física era imposible calcularla, pero veía nuestro planeta como el
tamaño de la Luna (así comprenderán ustedes la distancia más o menos).
Luego, habíamos descendido por un lado de la Tierra pasando por debajo del Polo Sur y habíamos
dado la vuelta por el lado oriental y me dijo: “Rojas, regrésese a su vehículo físico, usted 91
todavía no puede ir a los mundos de arriba, después nos veremos”.
Las Jerarquías que estaban en los diferentes estratos de la esfera o mundo entérico se inclinaban
cuando pasaba el Adepto Zanoni,
se recogían en mística devoción (así tendremos una idea de quien era ese Adepto, su grandeza, su
magnitud); Egos de mucha evolución que estaban conscientes en los mundos internos se recogían
ese organismo hay mayor sublimación del Fuego que hace posible la creación del perfume delicado
y sutil...como la nota armoniosa en una orquesta, y el director es el Ego que está allí latente
esperando esas divinas posibilidades, así es realmente, místicamente al verlo pasar, no se atrevían
siquiera a mirarlo, sino a sentir más bien su presencia; son experiencias maravillosas.
Este capítulo ha dado lugar a meditaciones asombrosas. Espero que cada uno de ustedes trate de
actualizar consciencia, meditar, sentir y vivir para seguir esta Divina Escuela de los Rosacruces.
****
***
*

41
ESPIRALES DENTRO DE ESPIRALES
ALQUIMIA Y CRECIMIENTO DEL ALMA
(Capítulo XVI)
LA PALABRA CREADORA
Conferencia 48 - Septiembre 9, 1981

El señor Heindel explica que el cuerpo denso inició su evolución en el período de Saturno y debe
terminarla en el período Terrestre; el cuerpo vital empezó su evolución en el período Solar y debe
culminar su desarrollo en el período de Júpiter; que el cuerpo de deseos se originó en el período
Lunar y debe culminar en el ciclo de Venus y que luego el más sutil y elevado de los cuerpos, el
mental, está iniciando ahora en el período de la Tierra y culminará en la era de Vulcano.
Son ciclos sobre ciclos de cuatro movimientos para cada vehículo hasta que lleguen a la perfección
hablo del contenido de la obra, no precisamente de mi opinión, porque no creo en la perfectibilidad
de los vehículos.
La evolución es permanente y eterna y no hay perfectibilidad sino superioridad; el señor Einstein,
por ejemplo, era un hombre que estaba por encima de la humanidad en el desarrollo matemático y
físico del conocimiento de la materia, era por lo tanto un hombre superior a los demás, pero no
superior a los dioses, no, porque hay un proceso jerárquico de evolución.
Entonces el cuerpo denso empezó su evolución en el período de Saturno y está culminando su
desarrollo en el período Terrestre, el cual se halla en la mitad del ciclo; luego viene el vehículo 93
referente al aspecto vital que nació en el ciclo del Sol y debe culminar en el período de Júpiter;
después el cuerpo de deseos que nació en el ciclo de la Luna y debe culminar en Venus, y
finalmente el cuerpo mental que se está iniciando en el actual período Terrestre culminando su
evolución en el período de Vulcano, el más alto sentido espiritual.
Son cuatro ciclos del movimiento de la mente que apenas lleva uno y el señor Heindel dice que de
cada uno de aquellos movimientos se verifican recapitulaciones, es decir, en cada vuelta se va
ganando mayor experiencia fortificando más el vehículo hasta llegar a la perfección.
Pero creo que debemos objetivar ciertos aspectos para imprimir en nuestra naturaleza el proceso de
aquellos ciclos, y cómo han evolucionado cada uno de los cuerpos.
El primer período, o sea el de Saturno, desarrolló el esqueleto, por lo tanto está en relación directa
con el cuerpo denso, es lo único realmente sólido en nuestra naturaleza, el esqueleto es hijo del
período de Saturno.
En el período solar, emergiendo del esqueleto, fue apareciendo el gran simpático que obedece
completamente a la Energía Cósmica; en el tercer ciclo el cuerpo emocional cuyo vehículo es la
sangre; en el “Concepto” hay una pequeña diferencia en eso, pero la verdad es que el cuerpo de
deseos radica en la sangre y pertenece al movimiento eterno de las energías del universo, por eso es
un proteo viviente que nunca está quieto; cuando está quieto se coagula y los gases se escapan y
estamos, desde el punto de vista físico muertos; esa es la verdad.
Ahora tenemos el período Terrestre cuyo aparato es el sistema nervioso cerebro-espinal.
De modo que es por evolución progresiva que se han venido obteniendo los vehículos a través de
estos ciclos.
Cada vehículo de aquellos requiere cuatro etapas, ¿para qué?

42
¿Cuál es la finalidad? Para impregnarse de los otros movimientos; para que sea nuestro vehículo lo
que es en relación con los otros aspectos del ser en la evolución progresiva de la naturaleza del
hombre.
Así que el esqueleto es lo mejor que poseemos, los huesos son realmente la razón de ser de nuestra
naturaleza, de nuestra personalidad, de nuestra elegancia, de nuestro vigor, de nuestra virilidad y de
todo lo que ustedes quieran, pertenece al período de Saturno.
Ahora noten ustedes algo singularísimo “ustedes que han estudiado bastante esoterismo,” o si no
deben hacerlo para aprovechar la encarnación se sabe que el planeta Saturno (como símbolo, porque
el señor Heindel lo está usando únicamente como figura alegórica) se halla en estado de Pralaya,
está durmiendo, pero que la vida dicen los Adeptos- radica en el centro del mismo planeta, y cuyo
magnetismo simbólicamente utiliza el señor Heindel para hablar de las etapas de la evolución del
hombre.
¿Qué significa? Que así como en el planeta Saturno la vida está dentro y no figura en la periferia,
igualmente en nuestro esqueleto, está el Fuego Viviente y Filosofal, está lo que los orientales
llaman Kundalini y que los Rosacruces llaman Fuego Secreto Viviente y Filosofal; es algo
maravilloso realmente.
Ahora bien, el proceso de la vitalidad, que viene naturalmente de lo cósmico a través del Sol,
empieza a despertar en aquella cosa relativamente latente o ramificada, es el gran simpático que está
en relación con la consciencia cósmica universal y los mismos médicos le llaman sistema
autónomo, porque no depende de ninguna otra cosa, sino de si mismo.
Eso naturalmente son definiciones para el hombre de la ciencia clásica, pero para el esoterista es
completamente distinto, él toma su Energía del Fuego Secreto que hace su eclosión en Saturno
partiendo del Sol.
La maestra Blavatsky -tan versada en estos temas de orden esotérico- dice que la vida parte como
energía operante del centro, nuclear del sistema, el Sol, pero que no se convierte en operación -en
vida activa- sino una vez que choca con Saturno, y regresa por lo tanto como energía viviente para
todos los seres; esa es la bipolaridad y hay gran relación con el hecho que estamos analizando.
Luego viene el sistema simpático que es, como lo expliqué, un crecimiento del esqueleto; los plexos
son correlaciones que emanan en relación con las vértebras y con el sistema nervioso cerebro-
espinal, porque al conjugarse el movimiento cósmico y el movimiento de la personalidad (lo que el
señor Heindel llama aquí el Espíritu Humano) es cuando se convierte en consciencia relativamente
diferenciada.
Ahora tenemos que la sangre, correspondiente al período Lunar, representa exactamente el
movimiento por medio del cual aquella energía en operación y evolución, se convierte en cuerpo
emocional -él lo llama cuerpo de deseos- de modo que este es el verdadero camino de los cuatro
movimientos para cada vehículo.
Veamos esta realidad científica en el caso de una planta: Su primer alimento es la tierra,
corresponde al período de Saturno; el segundo es el agua, corresponde realmente a la acción del
cuerpo vital; el tercer alimento es el aire, y el cuarto es el fuego que realmente le da estructura y
poder de generar la semilla; todo está en correlación magnifica, es admirable.
De modo que en estos cuatro períodos se efectuó la evolución del esqueleto, la evolución del gran
simpático, la evolución de la sangre, la evolución de la mente tal como entendemos ahora.
El esqueleto es el aparato de la consciencia diferenciada y se desarrolla a través de la acción y de las
impresiones que quedan de la acción.

43
El ente intelectual -dice el señor Heindel- depende del cuerpo vital, que está en relación directa con
la energía del Sol.
El cuerpo de deseos está en relación con el cuerpo vital y con el mundo fenomenal que lo rodea y
entonces produce la expresión del movimiento, y la mente que será culminada; según el señor
Heindel, en el período de Vulcano.
Cuando les explico, siempre dejo en claro cuáles son los conceptos del señor Heindel, porque las
experiencias de mi vida me llevan a quo difiera un poco con él en algunos aspectos.
El Adepto Zanoni estaba en el período de Venus, pero ésta es mi opinión, no me vayan a creer nada;
el señor Zanoni manejaba su poder imaginativo y generaba vitalidad, producía vitalidad; sanaba y
curaba sólo con pensarlo, luego el Adepto ya estaba en el período de Venus, pero nosotros estamos
retrasaditos, nosotros no estamos ni en el período de Saturno a pesar de tener huesos, es una
pequeña ironía para pensar; pero evidentemente estamos en forma embriónica en el proceso
progresivo de la evolución.
Dice el autor que la mente será absorbida en el período de Vulcano y será una sola con la
Consciencia Cósmica que es la más alta consciencia espiritual; debajo de la mente viene el cuerpo
emocional, que dará su fruto en el período de Venus, cuando realmente habrá Imaginación Creadora
y capacidad de generar, de emanar la vida que es la palabra más exacta.
En el período de Júpiter habrá una consciencia exacta del Yo y entonces el hombre creará
voluntariamente.
En el período terrestre todas aquellas energías se reducen a un poder mental muy incipiente todavía
en la humanidad. Pero no podemos generalizar, el proceso de la evolución se cumple rigurosamente
a través del tiempo y del espacio y hay seres que nos han superado extraordinariamente, sin ser
Adeptos.
Citamos un caso en Colombia simplemente: López de Mesa. Qué capacidad de generar imágenes
para estructurar las ideas en el libro de “Los Apólogos” y verán que ese hombre estaba mucho más
allá de las condiciones de la mente que -según el “Concepto”- preponderan en la época actual.
Pero también hay que decir que así es exactamente en lo general, y la mente es demasiado débil.
Así que la mente tiene apenas un movimiento en esos cuatro movimientos; el cuerpo emocional
tiene dos movimientos; el cuerpo vital tiene tres movimientos, y el cuerpo denso sus cuatro
movimientos, es el cuerpo más perfecto que tenemos por ahora, aún cuando le veo mucha
imperfección; de modo que todo está en proceso de crecimiento.
El mensaje del señor Heindel a través del “Concepto” –para darnos idea que los cuatro movimientos
corresponden a los cuatro arcanos de la ciencia, expuestos en la Kábalah en el IOD.
HE. VAU. HE- es algo perfecto.
En el mundo de las formas tenemos la materia sólida, la materia líquida, la materia gaseosa y la
materia radiante; es una polaridad cuaternaria perfecta.
Esto quiere decir que un vehículo para alcanzar una relativa perfección necesita haber transitado los
cuatro movimientos para apropiarse de los cuatro modos de la Energía Universal manifestados aquí
en la Tierra.
Resumamos nuevamente: El cuerpo denso empezó en Saturno y termina en la Tierra.
El cuerpo vital empezó en el Sol y termina en Júpiter.
El cuerpo emocional empezó naturalmente en el período Lunar y termina en Venus.
El cuerpo mental será absorbido por el Espíritu Divino en el período de Vulcano.

44
Este capítulo tiene una maravillosa correlación de 4x4x4x4, eso es simplemente, es una sucesión .de
acontecimientos. Pero el “Concepto” se refiere en esta parte exclusivamente a los cuatro
movimientos de cada vehículo, para apropiarse de las energías respectivas, y cada vehículo llega a
ser perfecto al cuarto movimiento.
Nosotros realmente estamos pasando por esos trasuntos en el proceso de la evolución orgánica.
El esqueleto, por ejemplo, que corresponde al período de Saturno lleva la vida por dentro y se va a
transformar sucesivamente a través de la evolución en vehículos físicos como el gran simpático,
como el sistema cerebro-espinal, como la sangre, etc..; todo esto está en latencia en nuestra médula.
Por eso quería objetivar este proceso en forma sencilla, para que en esta encarnación podamos
trabajar) y actuar en bien del despertamiento de la Sensibilidad y la Conciencia.
Les voy a pedir que en la próxima reunión estudiemos de nuevo este capítulo para que nos quede
claro en la consciencia, qué son revoluciones, recapitulaciones y movimientos de a cuatro, y que
cuatro son los estados de la materia y cuatro son los estados de la psique en el momento actual de la
naturaleza del hombre, eso es lo fundamental del capítulo verdaderamente.
Ahora, remitámonos un poco a la Palabra Creadora.
La palabra, a mi juicio, está ajustada a las necesidades de nuestra incipiente capacidad apreciativa;
ustedes saben que no hay creador, excepto el Logos, nosotros somos relativamente emanadores.
La palabra un día podrá emanar cosas, y según mi experiencia les sé decir que el Adepto Zanoni
podía hacerlo.
Vi que con una sola palabra curaba enfermedades que ningún médico del mundo lograba curar;
luego él ya poseía aquella cualidad maravillosa de la palabra emanadora, de un nuevo circuito, de
un nuevo movimiento, de una nueva energía y de un modo supremamente Cósmico para hacer y
para ejecutar.
Voy a dar un ejemplo para que ustedes se enteren de la capacidad de la palabra emanadora del
Adepto Zanoni. Había un hermano de la Fraternidad que tenía bocio, y le preguntó:
“Maestro, ¿qué debería hacer para curarme este bocio?”.
“Pues a las siete de la mañana lo espero aquí, se toma únicamente un jugo de naranja”. El hermano
estuvo a esa hora; el Adepto Zanoni pronunció unas palabras en caldeo (también me consta que él
usaba ese lenguaje) y el Hermano empezó a reír, reír y a reír, la risa era cada vez más intensa y él se
sentía cada vez más débil.
El señor Zanoni lo miraba con una bondad y una tranquilidad como si nada estuviese sucediendo, y
el hombre seguía riendo y riendo, sudaba, y cuando estaba por desmayarse, el Maestro pronunció
una palabra y el Hermano quedó tranquilo como si nada hubiese ocurrido.
Le dijo: “Hermano, váyase que mañana estará bien”. Imposible creerlo, porque él seguía con su
protuberancia ahí al día siguiente amaneció completamente sanado.
Piensen ustedes si él no tenía la Palabra Emanadora, que puso en vibración un movimiento
mecánico -aparentemente- pero psíquico que le hacía reír y reír hasta que la circulación de la sangre
fue penetrando por aquellos vasos que estaban adormecidos y le producían el bocio; esa curación
fue fantástica.
Luego el Adepto Zanoni estaba ya en el período de Venus y posiblemente se aproximaba al período
de Vulcano, porque me consta que él poseía por lo menos la Consciencia de la Tierra, no ignoraba
nada, un caso extraordinario, verdaderamente. Así que todo aquello es jerárquico.

45
Y en cuanto al señor Neumayer, curaba cualquier enfermedad simplemente con sólo consultarle,
luego él estaba en condiciones de manejar el período de Júpiter, en que la fuerza de la vitalidad se
convierte en la Consciencia del Yo y en la posibilidad de producir fenómenos extraordinarios, por
ejemplo para sanar.
Todos los días, cada día que pasa, llego a la certeza de que sin Sensibilidad no se actualiza
consciencia.
El señor Heindel habla de una consciencia vigílica en el período Terrestre; de una consciencia
imaginal en el período de Júpiter; de una consciencia con posibilidades del sentido del Yo, del Ser y
de la Creación en el período de Venus, y luego una Superconsciencia Cósmica en el período de
Vulcano; es admirable.
Pero deben notar lo siguiente: el señor Heindel no está hablando sino de la consciencia, que la
finalidad de este proceso catalítico, es decir, de las operaciones dinámicas del Logos es producir
consciencia.
La consciencia del estado vigilico; la consciencia de imaginación y de vigilia; la Consciencia del
Yo, la posibilidad de manejar a través de la imaginación y de la inteligencia la Consciencia y la
Superconsciencia de Vulcano, esas son las etapas.
En la “Palabra Creadora” hace un elogio maravilloso acerca del aspecto de la imaginación; sí pero
es mucho más de lo que el señor Heindel dice allí.
La imaginación es el arquetipo inteligente que dirige el proceso de la palabra para que ella sea justa
y exacta en tiempo y espacio.
De modo que sin imaginación el hombre no puede poseer un lenguaje adecuado, ni expresar sus
ideas, ni lo que siente, ni lo que aprende, ni nada.
Según el autor, el arquetipo del desarrollo del Verbo Creador depende ante todo de Cuando se habla
de la Imaginación Creadora, pero yo diría emanadora.
El habla de la imaginación como la modeladora de la expresión a través de la Palabra Creadora,
diría mejor del Verbo Emanador, no creador, porque nada se crea, nada se destruye.
Einstein alguna vez dijo: “La ciencia es admirable, pero más grande que la ciencia es la
Imaginación que descubre las Leyes Naturales”. Luego, el señor Einstein sabía la importancia de la
imaginación como arquetipo de las ideas, de los pensamientos, de los sentimientos,
descubrimientos, hechos, amores, etc.
Cuando se habla de la Imaginación y del Verbo Emanador a mí realmente me lleva a un estado de
armonía y de divino encantamiento como nunca.
Hubo en Colombia un poeta -y me habían dicho que oírlo era verdaderamente prodigioso-; no sabía
qué hacer para escucharlo, era un hombre sencillo que se pasaba en la calle comiendo chicharrones,
chorizos, panela, pero tenía una capacidad extraordinaria en el mundo de la inteligencia, del sentido
y de la idea porque era un poeta de verdad.
Alguna vez lo vi en un café, me puse a dar vueltas pensando qué hacer para escuchar a ese hombre;
se le acercaron tres jóvenes estudiantes y le dijeron: “Maestro, qué opina usted sobre la compañía
que está actuando en el teatro Colón”. “Qué sé decirles yo del arte, qué sé decirles yo del
sentimiento, qué sé yo decirles de aquella Alma que despierta a través de las ideas y se inspira en
las cuestiones del drama, que le hace sentir a cada quien lo que voluntariamente quiere, estas son
expresiones del arte, son nacimientos del Alma, son afirmaciones del Espíritu y de la Naturaleza
toda, el arte es lo más bello que hay, el arte es la divinidad en la naturaleza del hombre...” y al
escuchar aquella melodía concatenada y coordinada de lo que es el Verbo naciendo de la

46
interioridad del ser, permanecí verdaderamente absorto. ¿Qué tenía ese poeta? Una gran capacidad
de imaginar, sentir y ver, eso era todo.
La imaginación, como arquetipo modelador del Verbo Emanador de la entidad humana es algo que
debemos cultivar perennemente, extraordinariamente.
Lo mismo pasa con la música, el artista creador de obras musicales, ya no transforma las imágenes
en ideas, sino en divino sentimiento a través de las notas.
Es algo extraordinariamente grande ese sentido magnífico de la Imaginación Creadora. ¿Qué es la
música? Es un Contraste entre notas graves y notas agudas y una melodía intermedia, que nos
produce una elación mística al escuchar la creación del artista; todo eso se debe al sentir e imaginar,
simplemente.
¿Qué hacía Einstein contemplando la materia y pensando en su estructura, fortaleza y animismo?
Dedujo necesariamente que había una energía de cohesión en el interior de la molécula de la
materia y descubrió la energía nuclear.
Este capítulo es maravilloso, me llena de encanto, me llena de entusiasmo, espero que lo volvamos
a repetir para que actualicemos un poco más de conciencia de esas concatenaciones exactas entre
los diferentes vehículos del hombre y entre el trabajo de cada vehículo para extraer su quinta
esencia:
Del cuerpo denso, la conciencia; del cuerpo vital, la inteligencia; del cuerpo emocional, la
sensibilidad y del cuerpo mental, la capacidad de estructurar ideas para darle forma y vida a los
seres y las cosas; esa es la síntesis maravillosa del capítulo y así vale la pena vivir para estudiar,
comprender y amar.
****
***
*

47
INSTRUCCION DEDICADA A PREGUNTAS Y
RESPUESTAS
Conferencia 49 - Septiembre 16, 1981

P. Maestro, ¿para que la palabra creadora o emanadora despertara en la evolución las tres esencias...
(sigue inaudible en la grabación).?
R. El “Concepto” solamente se está refiriendo al Espíritu en su triple aspecto, Divino, de Vida y
Humano, que emanaron de sí el triple cuerpo, Denso, Vital y de Deseos, extrayendo como fruto una
triple Alma, Consciente, Intelectual y Emocional. El otro aspecto es la mente o foco a través del
cual se refleja el triple aspecto del Espíritu en el triple cuerpo. La mente se empezó a desarrollar en
el período Terrestre y pertenece al Logos Terrestre.
P. Maestro, ¿cómo funcionará nuestro cuerpo denso cuando evolucione hacia el globo E del período
Terrestre Actual?
R. En el globo E el Ego del hombre estará funcionando en Cuerpo Vital y por consiguiente no
poseerá la gravedad y densidad del cuerpo físico actual.
Sobre esto tengo una observación -pero no crean, es para que piensen-, en la mayoría de los textos
indican el siguiente orden para el sistema planetario: Sol, Mercurio, Venus y en cuarto lugar la
Tierra.
En verdad en Esoterismo el Sol no se tiene en cuenta porque es la expresión del Espíritu en este
Logos; el orden esotéricamente es: Vulcano, Mercurio, Venus y la Tierra; la Energía Solar Crística
es constante.
El Sol es núcleo del sistema y luego tiene los cuerpos que por él y tras él evolucionan: Vulcano,
Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Eros, Júpiter, Saturno y Urano; esa es la organización del
sistema solar.
El “Concepto”, como otras obras, coloca primero el Sol, pero el Sol es una constante como sucede
en la física en relación a la velocidad de la luz. Dicen que la energía solar para llegar a la Tierra,
toma ocho medidas de tiempo equivalentes a segundos, pero siendo la energía solar una constante
sobre la Tierra, esa medida no tiene fundamento, porque cuando nosotros estamos en el lado oscuro,
la contraparte de la Tierra está ante el Sol, de modo que la energía del Sol es una constante, eso no
está claro en la física.
Para ampliar la respuesta al Hermano diremos que cuando el hombre esté evolucionando ya en el
Cuerpo Vital y no necesite del Denso, estará en un globo etéreo y no exactamente físico como hora.
Aun cuando realmente el cuerpo denso está compuesto de energías sutilísimas, no hay en realidad
un cuerpo denso desde el punto de vista físico, es un cuerpo menos denso que los minerales a pesar
de ser esqueleto; dentro de los minerales también existen otros más densos como cristales que son el
verdadero Malkuth de la Tierra.
Entonces cuando el Ego esté operando en el mundo vital, ya no necesita del mundo denso para sus
operaciones porque estará operando en un globo más sutil, sólo hay diferencias de densidad y
sutilidad.
Así que estamos refiriéndonos a las etapas de la evolución del hombre, no a la Tierra, porque ella
sigue cumpliendo su evolución; cuando el Ego pase a la región etérica, entonces lo que hoy es
mineral estará en el mundo vegetal, y lo que hoy es vegetal estará en un mundo similar al animal, y
así sucesivamente.

48
P. ¿Max Heindel, insiste en que el vehículo fundamental del Cuerpo Vital es la Sangre
…….(pregunta inconclusa)?
R. Hay algunas reflexiones que les permitirán a ustedes apreciar que la persona más vital no es la
más sanguínea, el sanguíneo es una persona enfermiza, débil, sin mucha energía; el temperamento
nervioso es el de mayor energía; esto les permitirá comprobar que no es la sangre vehículo del
Cuerpo Vital, medítenlo.
Para mí, el Cuerpo Vital tiene como vehículo el sistema Simpático, y el Cuerpo Emocional tiene
como vehículo la sangre; cuando uno se emociona se pone pálido o rojo; si tenemos temor la sangre
se interioriza, si coraje o ira la sangre se exalta y ruboriza el rostro; ahí ustedes pueden observar la
acción del cuerpo emocional en la sangre.
En un fogoso toro de lidia la cantidad de sangre que circula en su cuerpo es algo aterrador
verdaderamente, lo que significa que el vehículo del cuerpo emocional es la sangre, ella bulle por
las emociones, se va al interior del cuerpo cuando hay temor y nos ponemos lívidos, o bien sale a la
periferia cuando sentimos ira, pero de todas maneras es la sangre la que refleja las emociones.
Veamos el caso de una persona de temperamento nervioso como el Profesor Luis López de Mesa,
era de una sutilidad increíble en su pensamiento esto nos ayuda a comprobar que el sistema
nervioso simpático es el vehículo de la Sensibilidad Cósmica en nosotros, que nos permite enjuiciar
desde un punto de vista intuitivo muchas cosas, Lo que no sucede en los temperamentos
sanguíneos.
En lo externo, pero desde el punto de vista interior, nos podríamos referir a la obra de madame
Blavatsky, “La voz del Silencio”, donde cita exactamente la diferencia entre la Jerarquía y los
hombres de la cultura occidental; los libros me invitan a meditar hasta encontrar la verdad.
Para mí el vehículo preponderante -porque no hay más que preponderancias- del aspecto emocional
de la vida, es la sangre, mientras que la vitalidad la posee en grado sumo el sistema nervioso
simpático.
Ahora bien, en todas estas investigaciones hay algo que no se tiene en cuenta y es lo relativo a la
membrana mucosa se dejó a un lado, no entiendo por qué ninguna Escuela menciona la membrana
mucosa.
Para mí la membrana mucosa es el detector de la Energía Universal en la naturaleza del hombre y
de allí nace el sistema nervioso gran simpático, mientras que el cerebro-espinal está vinculado al
sistema óseo en nosotros y aflora a través de las vértebras de la espina dorsal.
Para mí el cuerpo emocional tiene su principal vehículo en la sangre; la vitalidad, su principal
vehículo en el sistema simpático; la mente, su principal vehículo en el sistema
nervioso cerebro-espinal y la mayor sensibilidad está en la membrana mucosa; los niños todavía
poseen mucha membrana mucosa original y son de una sensibilidad increíble.
Hace unos quince años conversaba en Nueva York con el doctor Póo, médico jefe de una sociedad
de ocho mil miembros en Estados Unidos, manifestándole que la sensibilidad del hombre no está
fundamentalmente radicada en los sistemas nerviosos, sino en la membrana mucosa que es el
vehículo máximo de la sensibilidad.
Veamos el proceso de la fecundación, son dos grumos de la membrana mucosa, el óvulo es un
grumo donde hay mayor abundancia de membrana mucosa y en el zoospermo hay menos porque
está la energía Cósmica, Solar o Crística, que es el Fuego Creador de la Vida y tendríamos entonces
que el vehículo de la máxima sensibilidad es la membrana mucosa.
Nosotros los viejos tenemos menos de ella que los niños, somos menos sensibles a las cosas de la
vida; el quemarse con un fósforo, por ejemplo, afecta más a un niño o a una mujer que a un hombre,

49
porque nosotros ya hemos secado, hemos quemado la membrana mucosa, así que en estos aspectos
hay mucho por decir y mucho por hacer.
El doctor se mostró disgustado conmigo y me insultó en la forma como lo hace un hombre culto,
“no olvide Rojas que en el mundo solo ha habido un Einstein”; le dije: “no pretendo ser Einstein,
sino afirmar que la membrana mucosa es el aparato más sensorial en la naturaleza del hombre”.
Al día siguiente a las siete de la mañana, el doctor Póo llamó a mi acompañante, el señor Ángel, y
le dijo: “Quiero invitarlos a almorzar a uno de los mejores restaurantes de Nueva York, porque su
amigo ha dicho una gran verdad que yo desconocía; anoche lo pude comprobar, yo conozco ocho
idiomas y me dediqué durante la noche a consultar los biólogos más famosos encontrando que un
alemán - de principio del siglo pasado afirma en alemán clásico, exactamente lo mismo y no creo
que su amigo lea alemán clásico, luego debió descubrirlo por observación”.
Asistimos al restaurante donde la invitación le costó unos 500 dólares, no por la mazamorra que era
la misma de Fómeque, sino por el lujo del lugar.
Me preguntó: ¿Cómo descubrió usted lo de la membrana mucosa?”. Le dije: “muy sencillo, sentí
cierta molestia en el ojo, me presioné con el dedo y sentí un placer inmenso en el ojo; la membrana
mucosa que está detrás de los tejidos del párpado producía este placer”. “Oh, usted es un observador
tremendo, es verdad, usted tiene razón”.
De modo que hay muchas cosas todavía en la naturaleza del hombre, aún dentro del esoterismo, que
no están estudiadas debidamente.
La membrana mucosa es la razón fundamental de la sustancia base de la cual emanan los sistemas
nerviosos; de ellos se genera en medio de la pituitaria la sangre, allí empieza la sangre a moverse a
través de esos mecanismos maravillosos.
No quiero extenderme más, solamente quería acentuar el por qué, no solamente para mí, sino que en
el Oriente también lo han demostrado, la parte correlacionada con el cuerpo emocional es la sangre
y no el sistema nervioso.
No hay nada absoluto, los sistemas están correlacionados de tal manera, que el más leve
pensamiento hace mover los aparatos internos de nuestro ser psíquico y sobre todo la imaginación.
La imaginación es completamente asombrosa, nosotros no sabemos lo que es la imaginación. El
señor Heindel acentúa que la imaginación ha hecho posible toda la evolución humana y todos los
alcances que el hombre ha podido obtener.
Ya les había citado la frase de Einstein cuando le preguntaron sobre el prodigio de la ciencia: “Sí,
si, ciertamente la ciencia es maravillosa, pero es mucho más importante la imaginación que
descubre sus leyes”; luego el señor Einstein sabía exactamente sobre los poderes de la imaginación.
Los hombres del montón, entre los cuales me cuento, solemos llamar a la imaginación “la loca de la
casa”, pero resulta que los locos somos nosotros por ser inconscientes de cómo operan los
mecanismos del universo la naturaleza del hombre; ahí está nuestra verdadera locura, en la
ignorancia, esto no es algo para creer.
Considero entonces que ‘el aparato preponderante del cuerpo emocional es la sangre; el aparato
preponderante del cuerpo vital, es el gran simpático, el aparato preponderante de la mente racional
es el sistema nervioso cerebroespinal y de la Sensibilidad Cósmica es la membrana mucosa.
P. Maestro, ¿en varias partes de este capítulo se refieren a la mente creadora, a la mente
perfeccionada, la relacionan con la imaginación... (sigue inaudible en la grabación).?
R. No, no está relacionada. El autor sí la relaciona, pero la mente es una cosa diferente y opera
solamente en el mundo tridimensional.

50
La mente está vinculada al fenómeno puramente físico de los hechos y de las circunstancias, en
cambio la imaginación está relacionada con el Alma del Mundo, es la puerta de entrada al Anima
Mundi.
El hombre mental es el hombre racional, es el hombre objetivo, es el hombre de universidad, es el
hombre que ha endurecido su sensibilidad, la cual le daría la posibilidad de obtener multitud de
cosas que no es posible lograr a través de la mente.
La Maestra Blavatsky que había investigado tan profundamente, escribe al comienzo de “La Voz
del Silencio”:
La mente es el gran destructor de lo real, destruye el discípulo al destructor; es decir, que la mente
se ocupa de lo físico y nunca de lo metafísico.
En la tarde llegó a la librería una dama interesada en estos estudios, pero traía caprichitos católicos
y me preguntó que si no me parecía que la oración al Padre Nuestro era perfecta.
Le respondí que era lo más imperfecto que conocía en materia de oraciones pues desde el punto de
vista teológico Dios es omnipresente, está presente en pensamiento, sentimiento, acto y obra en
todas las cosas, pero luego nos dicen en la oración: “Padre nuestro que estás en los cielos”, o sea
que él está arriba montado en los cielos y aquí nosotros estamos sin dios.
¿No le parece a usted un profundo absurdo el de, una religión dogmática que ha embrutecido a la
humanidad?
Ella se estremeció y dijo: “Tal vez sí, tal vez no”. ¡Le voy a lanzar otro flechazo, silo soporta bien y
si no, hasta luego!.
El que inventó el “Padre nuestro” fue un hombre grosero, dice: “Perdónanos nuestras deudas así
como, nosotros perdonamos a nuestros deudores” como diciendo: “Dios,’ haz mi voluntad y
sígueme a mí, yo soy perfecto, tú eres imperfecto, perdónanos como nosotros perdonamos, yo soy
grande y divino!” ¿No le parece el colmo del abuso que el hombre se ponga de ejemplo ante la
divinidad?
Luego, su “Padre nuestro” no tiene grandeza, no tiene magnitud, no tiene importancia.
Le señora se conmovió -eso era lo que yo buscaba, que se irritara para que pensara- y entonces, tal
vez para armonizar los principios de las relaciones filosóficas entre los dos, me abrazó al
despedirse.
Nosotros tomamos como perfecto un concepto, porque jamás lo hemos analizado, jamás hemos
pensado si será o no verdad, como la religión impuso a la gente creer en cualquier dogma.
Ahora les cito el caso del “Ave María”, que es otra estupidez: “Dios te salve María...” o sea que el
hombre le ruega a Dios para que salve a María ¿si no ha salvado a María que es madre de su hijo
dilecto, a quien va a salvar? ¡Y no la ha salvado todavía porque trescientos cincuenta millones de
católicos le ruegan a Dios que salve a María!.
La verdad es lo único que debe buscar el hombre, es lo único que vale la pena encontrar. La dama
también me habló del Cristo, pero la verdad es que el Cristo no es una persona; el señor Jesús había
desarrollado el Principio Crístico a tan alto grado que de ahí emanaba su magnitud, su grandeza, su
espiritualidad, su armonía, su belleza, su capacidad de sanar.
¡Nosotros qué cristianos vamos a ser!, si lo que tratamos es de robar o engañar al vecino, ¿es eso
cristiandad? Eso es egotismo, eso es peligrosamente don Satanás sobre la cabeza del hombre
empujándolo a cometer barbaridades.
Ser cristiano es ser amante de los seres, es amar la vida en todos los modos, proteger al débil,
ayudar al anciano. Si voy por la calle y veo a una viejita que quiere cruzarla, el sentido Crístico me

51
dice “Ayúdala Rojas” y don satanás me dice “No sea estúpido, siga su camino” y comúnmente uno
obedece a don sata, es decir a su cuerpo emocional, que la bondad crística.
En días pasados había una anciana en dificulta para pasar la calle porque los carros iban a toda
velocidad; le tome el brazo en alto, el resultado fue obvio, los conductores a pesar de su prisa
pararon a fin de que pasara la ancianita, porque pensé que levantando la mano comprenderían; esta
vez el Espíritu de Cristo me guié.
Hacer que nuestra sensibilidad y consciencia capten la verdad, es el camino. El señor Jesús, a quien
admiro tanto, dijo: Buscad la Verdad que ella os haré libres”; lo único que nos da libertad es la
comprensión. Cuando tenemos un problema cualquiera y lo llegamos a comprender,
inmediatamente quedamos libres.
Desde niño leí sobre muchos temas, pero no estaba de acuerdo con algunos filósofos, sin embargo
me servían extraordinariamente para impulsarme a pensar.
Por ejemplo, Vivekananda es magnífico pero tiene fallas, como tenemos todos los humanos, y si yo
hubiera tomado al pie de la letra su filosofía estaría al lado todavía; sin embargo lo admiro mucho
porque me ayudo a despertar el sentido de búsqueda a través del juicio, la razón y el espíritu de las
cosas. Luego encontré a Krumm-Heller, a quien adoro idealmente, él decía: “El aspecto Crístico
está en todo: en la Vida, el amor, la belleza, las flores, las damas, la música, admirarlo todo es el
camino de la evolución”. Así es como se busca la verdad, así es exactamente.
Esta manera disquisitiva de ser, es para ayudarnos a pensar, a sentir, a comprender la verdad y para
que dejemos a un lado toda clase de creencias porque eso es un muro para la consciencia y la
sensibilidad del hombre.
Afortunadamente el señor Heindel nos dejó un magnífico libro que nos está permitiendo enjuiciar
los problemas de la vida.
P. ¿Debemos entender que cuando el señor Heindel se refiere a la mente creadora, en realidad se
está refiriendo a la imaginación?
R. El confunde eso, porque se está refiriendo a la imaginación que no es creadora, pero sí es
emanadora; creador solo es el Logos, tenemos que llegar exactamente a esa verdad, pero el señor
Heindel sí confunde un poco la mente con la imaginación.
La imaginación es la cualidad de los grandes hombres de la humanidad, mientras que la mente es lo
habitual de todos los seres, es tridimensional, es demasiado objetiva, ustedes saben que esa energía
le pertenece es al Logos de la Tierra y de ahí extraemos esa energía para enjuiciar los problemas
racionales, tridimensionales de la vida, mientras que la imaginación pertenece a otras esferas, al
aspecto puramente espiritual y psíquico del Cuerpo Vital y es por lo tanto una maravilla, es una
emanación Crística.
P. ¿Dice el señor Heindel que durante la involución, las jerarquías creadoras ayudaron, al Ego
evolucionante a adquirir sus cuerpos y actualizar los tres aspectos del Logos, Espíritu Divino, de
Vida y Humano, y la mente como eslabón para trabajar con el triple cuerpo. Aludiendo a la Biblia
dice que en el séptimo día, Dios o las Jerarquías Creadoras descansaron y ahora le corresponde al
hombre con esos vehículos o instrumentos, salvarse, redimirse y llevar a cabo la evolución
consciente; me parece esto muy digno de tenerse en cuenta por nosotros los estudiantes de
esoterismo para trabajar por nuestra cuenta en forma consciente?
R. Perfectamente, pero el hombre no es el cuerpo, no es la cáscara, el hombre es el Ego, y los tres
modos que él menciona son las tres facetas del Ego (Espíritu Divino, de Vida y Humano). El
hombre es el Ego Interno, no es el hombre carnal, ese es el hombre que tiene tres facetas: la
consciencia que desarrolla a través del cuerpo denso por medio de la acción; la inteligencia que
desarrolla a través del cuerpo vital con su sensibilidad, y el cuerpo emocional a través de los

52
impactos de las circunstancias y los hechos de la vida; pero son facetas del Ego, es la elaboración
que los tres Principios Divinos están haciendo de los tres cuerpos fundamentales para que la
evolución sea posible.
Hace algún tiempo hicimos aquí la correlación científica sobre dónde opera en el cuerpo físico el
Triple Espíritu, pues el señor Heindel solo menciona que en el entrecejo funciona el Espíritu
Divino.
La correlación es: el Espíritu Divino tiene como vehículo el esqueleto, el Espíritu de Vida tiene
como vehículo el sistema glandular y el Espíritu Humano tiene como vehículo el sistema nervioso
cerebroespinal.
La contraparte de estos aspectos, que desarrolló el Ego, no el hombre, son: la raíz de la nariz y el
sacro-plexos (me refiero al esqueleto) son los dos puntos de correlación del Espíritu Divino; la
glándula pituitaria y el centro generativo se correlacionan con el Espíritu de Vida; la glándula pineal
y el centro umbilical se correlacionan con el Espíritu Humano; por consiguiente el cuerpo
emocional es el reflejo del Espíritu Humano, el cuerpo vital es el reflejo del Espíritu de Vida, el
esqueleto es el reflejo de el Espíritu Divino, y el plexo solar es el punto matemático de la mente
racional.
La anterior es una descripción exacta de los mecanismos correlacionados entre el llamado
Microprosopus y el Macroprosopus; digo “llamado” porque no creo en eso pues todo es
Macroprosopus; el cuerpo no es mío, es el resultado de una Energía Cósmica, el Alma no es mía es
el resultado de una Energía Cósmica.
No se vayan a asustar, no hay microprosopus, sino función del Macroprosopus en el tiempo y el
espacio sin que esto nos falle nunca; a esta conclusión he llegado esta semana trabajando
intensamente en la meditación.
¿Macroprosopus, microprosopus, qué es eso?. Todos los animales comen, todos respiran,
caminan, se reproducen, y todas son funciones del Logos a través de instrumentos que llamamos
animales, vegetales y hombres.
Afirmación atrevida, ¿verdad? Es para que aprendamos a pensar y no ligarnos a creencias sino a la
verdad intrínseca.
En esto soy devoto discípulo del señor de Nazareth: “Buscad la Verdad que ella os hará libres”.
Cuando uno llega a la conclusión de una verdad, queda tranquilo, queda armonioso, satisfecho, hay
una plenitud interior al llegar a una Verdad.
Cuando he pensado mucho en determinadas ideas y ellas se realizan en mi consciencia logro una
felicidad sin medida.
Desde mi infancia, lo recuerdo muy bien, pensaba que tenía que haber una planta que sirviera para
curar el cáncer; después de setenta años de pensar en eso la encontré3 en el camino de mi vida, ¡qué
satisfacción!, eso no tiene con qué medirse, ni palabras para expresarlo.
En el Japón se le rinde culto a Shinto como el Espíritu
Omnipresente, es una religión avanzadísima que en el fondo es
cristiana, pero la gente no lo entiende así.

3
El Maestro se refirió a los ESPARRAGOS, que deben ser ingeridos en abundancia hasta lograr la curación. Es
recomendable consumirlos en su estado natural.
El Maestro también recomendó como preventivos anticancer(genos: chirimoya, anón, papaya, caimos, ajo,
cebolla cabezona roja, apio, berenjena, repollo morado.

53
Cuando estuve allá un amigo japonés -con quien habíamos sido compañeros en encarnaciones
pasadas- me decía: “Usted va a entender nuestro pensamiento; para nosotros es más maravilloso
pensar en un microbio o en una diminuta flor donde la Vida del Universo se manifiesta
hermosamente, que en el esplendor de la Luna o el Sol, porque eso se ha objetivado demasiado y
nosotros buscamos el espíritu y la esencia en las cosas más pequeñas, en aromas delicados, en la
sutileza del color, en la pequeña avecilla, ese es el culto Shinto”.
Le dije, sí mi querido Thomás, ese es el mismo espíritu cristiano, aquí ustedes lo llaman Shinto y en
la India lo llaman Budhi, es lo mismo.
El entonces me dio un abrazo. Estamos en el mismo sentido de las cosas pero utilizamos diferentes
palabras, diferentes modos de enfocar el sentido y la idea; con el japonés llegamos a ser muy
amigos, el calor de la amistad de ese hombre fue maravilloso.
En una ocasión íbamos hacia el templo de Budha en Tokio, que tiene encima una svástica roja,
vimos venir un hombre de muy mal aspecto (nuestro aspecto humano es siempre el reflejo de todo
lo que pensamos y cultivamos dentro del ser psíquico) y el señor Thomás de inmediato me abrazó
con un gran afecto, con una sinceridad, con una espiritualidad increíble.
“Amigo Rojas no se preocupe por mi abrazo, es que ese tipo es un bribón espantoso, en cuestión de
segundos es capaz de darle un golpe y hacerlo caer, el pícaro se va y nadie se preocupa, es solo un
bandido que anda por aquí”. De modo que el abrazo fue para defenderme del bribón, pero vean
ustedes lo que es la espiritualidad, sentí el calor espiritual del amigo cuando me abrazó
intensamente.
Observen que el Alma es lo mismo aquí que allá, los rostros cambian por el estado evolutivo de las
razas, pero el Espíritu es exactamente el mismo.
Shinto es el Espíritu Crístico, es el Amor Universal que los japoneses se ejercitan en localizarlo en
las cosas más insignificantes; una pequeña flor es para ellos un motivo de adoración mística, es un
templo, ¡es maravilloso! Regresé enamorado de la filosofía japonesa de su manera de ser, de su
cultura, de todo lo bueno que hay en aquella sociedad humana.
Hoy comprendo que quizá hay dos sociedades humanas que vale la pena conocerlas, la japonesa
con su sentido espiritual y la francesa por su sentido humano.
*****
***
*

54
METODOS PARA ADQUIRIR EL CONOCIMIENTO DIRECTO
(Capítulo XVII)
Los Primeros Grados
Conferencia 50 - Septiembre 23. 1981

Este capítulo se refiere exactamente al trabajo que el Ego debe hacer para adquirir el Conocimiento
directo, que no tiene relación alguna con los fenómenos de orden circundante sino con la parte
interna o espiritual del ser.
Luego, el señor Heindel hace referencia a que poseemos una serie de vehículos para la adquisición
de ese conocimiento directo: el cuerpo denso, el cuerpo vital, el cuerpo emocional y la mente -
debiendo ser purificados, según él-.No vayan a aceptarme nada, piénsenlo, diría que el método no
es “purificar” sino “sublimar”, sublimar todas y cada una de las Energías de la Naturaleza
para que funcionen debidamente aquellos vehículos.
No olvidemos que la palabra “vehículo” en lugar de “cuerpo” es para nosotros mucho más
eficiente para la comprensión del método de evolución.
El Espíritu Humano está en relación directa con el Espíritu Santo, eso es lo importante.
¿Cuál es el Vehículo del Espíritu Santo? el señor Heindel dice que es el cuerpo emocional; que el
vehículo del Espíritu de Vida es el cuerpo vital y el vehículo del Espíritu Divino (es decir, del
Padre) es el cuerpo denso.
Esa es una ubicación o radicación exacta para nuestra debida comprensión de esos “misterios”,
porque así deben llamarse, son los mixtos o sea los diversos instrumentos por medio de los cuales el
Triple Aspecto del Ego Interno va adquiriendo experiencia a través del tiempo y del espacio.
¿Cómo podemos obtener la experiencia que concierne a la Voluntad del Padre?
El señor Heindel dice que por medio de la acción correcta, que es para ennoblecer, es decir,
sublimar la acción y que esa será la religión más avanzada cuando se llegue al Sentido de Unidad de
la Vida, que no haya diferencias entre tú y yo.
A mi me encantan las diferencias porque forman el contraste que nos permite establecer la
consciencia, por medio de la repetición que impacta al cuerpo vital, para hacer que vaya
despertando a la percepción de cada uno de los hechos de la naturaleza y de la vida.
El señor Heindel explica que no es ningún éxito para el Ego peregrinante aumentar sus riquezas
materiales con abundantes beneficios monetarios, no siempre en forma correcta, como sucede
actualmente; vemos que la recta acción es algo verdaderamente fundamental y que alcanzar
riquezas -si no se hace con rectitud y justicia- es más perjudicial que favorable en la evolución,
mientras que el trabajo que hagamos para lograr la Sublimación de cada uno de los vehículos,
resulta altamente favorable y fundamental a la triplicidad Egóica, es decir, al Espíritu Divino, de
Vida y Humano.
El señor Heíndel habla de la ayuda que la humanidad ha recibido de la Gran Jerarquía, pero el culto
al Espíritu Santo es muy fuerte en la humanidad y no es verdad que hayamos llegado a la religión
del Cristo que es el Amor indiferenciado sin consideraciones de especie, casta o de familia; estamos
todavía sumergidos en el culto al Espíritu Santo, no estamos a la altura que él pretende, sino muy
atrasados, estamos en relación directa con el culto a la forma, a la personalidad, a la raza, etc., etc.
Así que el hombre en su actual estado evolutivo rinde culto al Fuego Creativo del Espíritu Santo.
Nos dice el señor Heindel que el culto al Espíritu Santo es el que desarrolla en el hombre la
capacidad del lenguaje; nada más exacto.

55
Para comunicarme bien con la dama que estimo, necesito el más perfecto de los lenguajes, por
consiguiente debo cultivar aquel átomo de la energía de la expresión, para obtener su amistad.
Los hombres que figuran en altas posiciones políticas han desarrollado, bien o mal, un lenguaje que
les permite estar en relación con la humanidad, eso es culto a la raza, culto al Fuego del Espíritu
Santo, culto a la personalidad y a la apariencia.
¿Quién de nosotros se educa, por ejemplo, para llegar a la religión’ de Cristo, del Amor Universal?
No conozco ninguno, quizá haya alguien que lo haga calladamente, pero en general somos cultores
del Fuego Creativo del Espíritu Santo, ahí estamos ubicados, y el cuerpo correspondiente es el
emocional que se alimenta del cultivo de la personalidad y la emoción.
El espíritu de Cristo está abandonado, subyace en las reconditeces de la sensibilidad, pero lo
velamos con la vanidad intelectual y la emoción que son aspectos relacionados con la raza.
El señor Heindel habla del Verbo Creador, que es acción del Espíritu Santo y hace referencia a la
oración.
Hay algunos con ironía afirmando que el Espíritu del Padre no necesita que le recuerden todo
porque El lo sabe; así es exactamente.
Pero es importante saber que si nosotros pedimos a Dios-o entidad espiritual metafísica o Alma del
Mundo, o como se quiera denominar- cosas para la personalidad, estamos endureciendo el cuerpo
vital, estamos cristalizándolo cada vez más; de modo que la oración si no sirve para elevar el
sentido de la Armonía y de la Belleza en el corazón del hombre, es antiespiritual; pero si la oración
está desligada de intereses en el mundo de la forma, y si es solamente para elevar nuestro
sentimiento a niveles superiores, entonces la oración es Crística.
Por eso al señor Jesús se le llamó el Verbo de Vida, porque a través de sus labios espiritualizados
sólo expresaba la Verdad, la Belleza y el Bien; en tal sentido la oración es magnífica, es
extraordinaria.
Pero orar no es pedir, es mover el lenguaje con belleza, viene de la palabra “oratoria”, mover la
cavidad oral.
Por ejemplo, un poeta que recita lo que siente y vive, está espiritualizando su cuerpo vital y hace
una labor constructiva, pero si nosotros pronunciamos palabras ordinarias estamos cargando de
escorias al cuerpo vital.
Así que el uso de la palabra en el sentido puramente espiritual es algo que nunca practicamos.
Por ejemplo, si en un momento dado rindo culto a la belleza de un atardecer, utilizando el lenguaje
para describir el esplendor y el sentido espiritual de la Armonía Cósmica operando en la brillantez
de los colores, estoy haciendo una oración espiritual; pero si digo que el Sol según sus rayos rojos
indica que habrá verano, estoy en el campo concerniente al Fuego Creativo del Espíritu Santo y al
culto de raza.
Por consiguiente distinguir estos aspectos no es fácil, pero debemos aprender a hacerlo, ahí está el
trabajo deI Ego.
Quiero aclarar algo: el vehículo de la vitalidad, no es la vitalidad en sí misma, la vitalidad es el
Espíritu de Vida.
Entonces el cuerpo vital es un vehículo del Espíritu de Vida, el cuerpo denso es un vehículo del
Espíritu Divino y el cuerpo emocional es un vehículo del espíritu de raza, o sea del Espíritu
Humano, así es como debemos entenderlo.

56
Pero les advierto Hermanos que me encanta que tomen parte activa en la dilucidación de temas
sutiles porque es de gran importancia.
Vuelvo a enfatizar que quien toma la palabra debe hablar con voz clara y fuerte para que todos
escuchemos, porque en nuestro trabajo debemos ser lo más claros y nítidos posible, esto es de
mucha importancia.
Lo que dice el señor Heindel en este capítulo es verdaderamente iluminador.
Tenemos que saber Sublimar -él dice purificar- cada uno de los tipos de energía, el cuerpo físico, el
vital y el emocional.
Si él cuerpo emocional lo sublimamos, se convierte en sensibilidad, después la sensibilidad capta el
Espíritu de Cristo.
Si el cuerpo vital lo sublimamos se convierte en vehículo de la energía Crístico-Solar.
Si el cuerpo denso lo vamos utilizando cada vez en mejores circunstancias y condiciones, lo
estamos haciendo un vehículo adecuado para la manifestación de la Voluntad del Padre, que es la
religión unificante, dice él; yo diría más allá de unificación, porque cuando el hombre tiene la
consciencia de la Unidad de la Vida, la palabra unificación no tiene función ninguna, es una
realización interna.
Trataremos de exteriorizar cuál es el método para adquirir el conocimiento directo, en la mejor
forma posible para que lo capte la inteligencia y la sensibilidad y podamos ir operando con este
conocimiento directo.
El Maestro Zanoni, por ejemplo, poseía el conocimiento directo, sabía lo que estaban pensando las
personas, lo que estaba sucediendo en el corazón del emperador japonés, lo que estaba haciendo el
Papa, cualquier persona o entidad; él había actualizado totalmente el camino para llegar al de
conocimiento directo.
En su obra el señor Heindel dio los principios elementales para empezar a comprender las grandes
Leyes de la Vida y nos impulsa sucesivamente a estudiar, a practicar (y esto es muy importante)
porque hay que “filtrar” -si me permiten la expresión- filtrar es sacar cada vez una esencia más sutil,
hasta que quede la pura y divina esencia del Alma, o por ejemplo, de cualquier elemento químico o
bioquímico; pero aquí nos referimos es a sacar todas las escorias, filtrar y filtrar hasta que nuestra
sensibilidad, hasta que nuestra consciencia, hasta que nuestro Espíritu Divino, hasta que el Fuego
Creativo del Espíritu Santo se unifiquen conscientemente con el Espíritu Universal o Alma del
Mundo. Ese es el trabajo, hay que filtrar nuestra naturaleza.
Para finalizar recordemos que “cuerpo” es una cosa formal, un cuerpo denso como esta mesa, en
cambio “vehículos” de las energías superiores expresa mejor la idea:
El vehículo del Espíritu Divino es el denso o vehículo físico que por la acción desarrolla la
consciencia:
El vehículo del Espíritu de Vida es el vital o calor vital y por su acción se desarrolla la Sensibilidad
Cósmica y la inteligencia:
El vehículo del Espíritu Humano es el emocional o energía de acción y sublimando la emoción
encontramos el Espíritu de Cristo y si sublimamos la Energía Crística encontramos la Voluntad del
Padre, y así la divina trilogía operará en la naturaleza humana.
****
***
*

57
METODOS OCCIDENTALES PARA LOS OCCIDENTALES
(Capítulo XVII)
Conferencia 51 - Octubre 7, 1981

La Naturaleza es el Logos en acción. No es capricho de alguien. Por ejemplo, para un abogado es


lógica su demanda si está de acuerdo con sus caprichos, el otro abogado dice lo mismo, y cada
quien afirma lo mismo; entonces cualquiera afirma que robar es lógico porque hay hambre y
necesidad de comer.
No está de acuerdo con el Logos esa actitud de quitar a unos lo que les corresponde para dárselo a
otros.
Lo lógico es todo lo que esté de acuerdo con la Naturaleza; la Naturaleza es el Logos en acción.
El capítulo inicia su tema sobre cómo adquirir el conocimiento directo, pero solamente menciona
los sistemas que se emplean aquí o allá; no especifica ningún método en este capítulo, solamente es
un título, pero no un hecho.
Inicia con “Métodos occidentales para los occidentales”, eso es verdad, sin embargo yo diría que
no es cuestión de raza, ni de lugar sino de estado evolutivo, hay diferencia.
En primer lugar se refiere a la Escuela Yoga y hay un error que es bueno aclarar; dice que “la Yoga
es yugo o unión”... pero si todo es omnipresente, ¿con quién nos unimos?
Lo que nos hace falta es volvernos autoconscientes de esa Unidad; ese es un terreno falso en las
Escuelas de Yoga, no hay yugos, lo que somos es inconscientes de que estamos en la Esencia
misma de la Vida y que todos flotamos en esa Energía Única.
Naturalmente el señor Heindel se está refiriendo a las Escuelas hatha yogistas que han venido a
Occidente, que rinden culto al cuerpo denso y empiezan por maltratarlo para lograr un sentido
divino.
No, no puede ser el Logos, la lógica no está de parte de ese sistema.
Nuestro cuerpo denso es un gran vehículo del Logos y lo ha elaborado con demasiada sabiduría,
para que el hombre se vuelva autoconsciente de la Energía Primaria.
Tenemos otro punto de vista digno de ser mencionado.
Algún Hermano dijo que habían creado siete Rayos para ayudar a la inteligencia; eso no es verdad
en modo alguno, esos son los siete modos de la Energía Logóica operante y nosotros tenemos que
aprender a conocerlos en su función, pero ninguna Escuela los “creó”; descubrió sí, es diferente; el
hombre no crea nada, el hombre descubre las Leyes Naturales, esto es lo más importante.
Un ser como Einstein -a quien admiro desde todos los puntos de vista- no creó la energía nuclear
sino que la descubrió.
Los grandes Adeptos han descubierto las Energías del Logos y por lo tanto enseñan a conocer esas
Leyes para que cada quien trabaje y se ponga en armonía con ellas.
De modo que el proceso del conocimiento directo nada tiene que ver con el capítulo, aun cuando es
muy interesante porque nos muestra que los caminos que estamos siguiendo son los adecuados en el
proceso consciente de la evolución.
Ahora bien, respecto a la nutrición -en el caso de nosotros, seres poco evolucionados- puede
facilitar un poco nuestro trabajo interno el no consumir alimentos excitantes; sin embargo, para el

58
hombre superior si hubiera necesidad de tomar un alimento excitante no le afectaría en modo
alguno.
Alguna vez le preguntaron al señor Vivekananda por qué los yogis prohibían comer carne.
“Porque la carne incita las pasiones, pero el hombre superior puede utilizar ese movimiento
de la energía para superarse”.
El señor Jesús es indudablemente el modelo arquetípico de los grandes Instructores de la humanidad
para esta etapa de la evolución y él seguramente no consumía carne, pero tomaba vino, eso lo
registra la Biblia, él decía: “No es lo que entra por la boca sino lo que sale de ella lo que hace mal
al hombre”.
La mentira, la falsedad, y todas las hipocresías que utilizamos en nuestra vida cotidiana, es lo que
hace mal al hombre, no es tanto la nutrición.
Pero a través de la nutrición cada quien debe buscar salud, si un alimento no le conviene, deje de
comerlo; por ejemplo, si a alguien le sienta mal el chocolate, pues no lo tome y descubra por qué no
lo puede asimilar ese alimento, seguramente porque su hígado está en toxicado, limpie ese órgano y
asimilará el chocolate.
Así que en esto hay que tener una buena, fuerte y vigorosa consciencia para buscar la verdad
intrínseca e ir comprendiendo los misterios de la vida y del ser.
El señor Heindel no aconseja -y tiene razón- verificar prácticas yoguísticas del Oriente para
nosotros los occidentales.
En principio en esta encarnación fui un Hatha Yogi, practicaba todos los días durante un buen
tiempo, hasta convencerme que ese camino no era el adecuado; permanecía desde las cinco de la
mañana en el parque San Diego, haciendo profundas respiraciones y a las siete me iba al trabajo.
A las pocas semanas comencé a sentirme muy débil a pesar de que mi alimentación era la misma,
busqué la causa y era simple, oxidaba mayor cantidad de glóbulos rojos de los que podía producir
mi constitución y naturalmente venía el desequilibrio.
Los que practican eso sé vuelven anémicos, llaman yogi a un tipo pálido, será una persona enferma
o débil, pero no yogi.
Yogi es quien ha conquistado su yo, ¿pero cuál yo? Si cada yo es una jerarquía de yoes sin fin, el yo
personal, el yo intelectual, el yo social, el yo religioso, son cincuenta mil vaguedades, eso no
conduce a nada, no es el yoísmo sino el Sentido de la Vida.
Los Adeptos no aceptan esa palabra del yo porque es egotista, el ser humano debe luchar por ser
Consciente de la Vida Infinita -que es también su propia vida- de modo que la yoencia es una
cuestión psicológica, pero no esotérica.
Recuerdo mucho una frase formidable del señor Freud: He descubierto que lo más grave para la
humanidad es el auto culto del yo”.
Efectivamente, el auto culto del yo trae todo el egotismo de la humanidad y eso no es espiritual.
Freud tenía razón porque estaba hablando de las complejidades psicopatológicas y desarmonías que
se producen en nosotros por ligarse a las cosas, al gusto de los alimentos, a las costumbres sociales,
etc.
Pero desde el punto de vista esotérico no hay razón alguna para creer que es el yo; el yo es la
naturaleza más egotista, es que yo quiero así, es que yo amo así, es que yo soy de tal familia, es que
yo soy de tal raza... todo eso es únicamente vanidad que debemos superar esencialmente.

59
Respecto a los Rayos, son siete energías que existen en la naturaleza y tenemos que descubrirlas y
comprenderlas, son siete poderes naturales no son inventados ni organizados por nadie, son siete
poderes clásicos de la naturaleza: el rayo energético de la vida mineral, el rayo energético de la vida
vegetal, el rayo energético de la vida animal, el rayo energético de la vida humana común y
corriente, el rayo energético del hombre superado y así sucesivamente; son energías concretas.
En otra ocasión les explicaba que son siete Escuelas, pero no fueron inventadas, fueron energías
descubiertas, es algo diferente: la Escuela de los Magos, de los Gnósticos, los Caballeros de la Mesa
Redonda, los Esenios, los Hermetistas, los Caballeros del Santo Grial y la Escuela de los Kabalistas.
¿Qué estudian los Magos?
El cambio electromagnético molecular.
¿Qué estudian los Gnósticos?
La bipolaridad de la generación universal en todas sus correlaciones.
¿Qué estudian los Caballeros de la Mesa Redonda?
Las diferentes actuaciones de la Energía Cósmica en relación con la raza.
¿Qué estudian los Esenios?
La parte mística de la naturaleza; el señor Heindel respondía a esa línea de acción vinculada a la
astrología.
¿Qué estudian los Hermetistas?
Ellos buscan a través del lenguaje la verdad esencial de los seres y de las cosas, por consiguiente el
verbo -la palabra- es su instrumento característico.
¿Qué estudian los Caballeros del Santo Grial?
Ellos buscan la esencia misma de la semilla. Grial es el espíritu de la semilla; Kelch alemán es
germen o semilla; igualmente el cáliz de la flor contiene el germen o semilla, los estambres y los
pistilos y de ahí viene la bipolaridad eterna que está en todas las cosas.
Qué estudian los Kabalistas?
La jerarquía de todos los modos de la naturaleza en grados diversos de Densidad o sutileza. Todo lo
anterior es ciencia pura, no se trata de ningún capricho.
El capítulo nos invita a comprender cuales son los mejores sistemas, y más adelante el señor
Heindel se va a ocupar del conocimiento directo.
Pero los Rosacruces saben cual es el camino del conocimiento directo, el enunciado es bastante
sencillo, pero la realización es asunto de varias encarnaciones trabajando sucesivamente.
¿Cuál es el agente que mantiene la esencia de la sabiduría?
El Alma del Mundo. Tenemos que ponernos en Contacto consciente con el Anima Mundi para
lograr el Conocimiento Directo, conocimiento directo de las Verdades Eternas, no ningún capricho
humano.
Por ejemplo, si en este momento quiero saber qué piensa el emperador dél Japón, si logro colocar
mi sensibilidad allá, en el Ego de aquél hombre, puedo captar lo que está realizando. pensando o
sintiendo.
Porque la Sensibilidad capta, la Imaginación define y el Verbo Interioriza o exterioriza según las
circunstancias, los deseos, las necesidades en un momento dado; ese es el camino del conocimiento
directo.

60
De modo que imaginación define, una idea, una imagen y el Ego, el Verbo, interioriza si es para el
propio beneficio, o exterioriza si es para comunicarla a la humanidad; ese es el camino del
conocimiento directo.
Pero, ¿durante cuánto tiempo debemos practicar?
No lo se, eso es asunto de cada quien.
El señor Heindel más adelante, al hablar de la meditación y de la mística, se va a ocupar de ese
tema, pero este es el camino de los Rosacruces para lograr el conocimiento directo: la Sensibilidad
capta, la Imaginación define y el Verbo interioriza o exterioriza.
Es decir. Si el emperador del Japón está pensando en un manzano podré ver sus hojas, podré definir
en la imaginación que él está pensando en un manzano, pero si está amando su esposa, podré
percibir la sensibilidad estética de un hombre elevado, seguramente.
El señor Heindel nos habla también de la piedra cúbica; un cubo tiene seis lados y un punto central,
los siete modos del Logos manifestado exactamente.
La Kábalah define cual es la Piedra de los Filósofos: “es la energía que nos ha hecho humanos y
que sublimada nos hará divinos”.
El centro de la generación universal es una piedra cúbica exactamente, tenemos que derivar de esa
piedra cúbica todos los elementos constitutivos de la Jerarquía del Logos a través del tiempo y del
espacio, esa es la Piedra de los Filósofos. Se habla frecuentemente de que es indispensable la
mutación de los elementos ordinarios en superiores.
Pero, ¿cuál es ese trabajo maravilloso?
Cambiar toda imagen perversa e inútil en Imagen Divina, ese es el misterio de la Piedra Filosofal y
el trabajo a realizar es cuestión de encarnaciones sucesivas hasta lograrlo.
Por eso me parece maravilloso el soneto publicado ahora en la Revista Rosa-Cruz de Oro: “Lo que
no logres hoy, quizá mañana lo lograrás; no es tiempo todavía, nunca en el breve término de un día
madura el fruto, ni la espiga grana”. (“Perseverancia”, Manuel de Sandoval).
También nos dice algo maravilloso el señor Heindel, que “una vez que rebose el conocimiento
intelectual se verá precisado a buscar en el corazón”. Creo que está bien como idea, pero no como
hecho, si el cerebro se envanece difícilmente podemos encontrar el corazón, luego hay que tratar de
trabajar en armonía, exactamente.
La vanidad del hombre nace del exceso de mentalismo sin sensibilidad alguna.
No voy a criticar, sino solamente a mostrar verdades incuestionables: Hitler estaba loco de vanidad
racial, ahí no cabía el corazón, era del todo imposible; Einstein estaba pleno de sabiduría física y
metafísica, pero tenía un corazón de oro, he ahí un hombre que estaba trabajando maravillosamente.
Y así igualmente los hombres extraordinarios que en esta encarnación he tenido la oportunidad de
conocer física, intelectual y espiritualmente -hasta donde me era dable- como el gran Krumm-HeIler
que en todos los momentos de la vida era sabio, era sensorial, era ideal, era enérgico y de una
voluntad extraordinaria, él sí estaba trabajando equilibradamente su evolución.
El Adepto Zanoni que había alcanzado una grandeza magna en la evolución, no era un hombre,
excepto físicamente, porque en su Vida Interior él era un dios.
Tenía el conocimiento directo; en todos los instantes de la vida sabía lo que estaba sucediendo en
cualquier lugar del planeta, en el corazón o en la vida de los hombres, porque todo lo sabía, él
tenía el conocimiento directo.

61
El Maestro Krumm-HelIer cuando quería ejercer la clarividencia se recogía internamente, el
Maestro Neumayer se abstraía ligeramente y también lograba el conocimiento deseado, en cambio
el Adepto Zanoni no hacia nada especial, estaba tratando un tema cualquiera y de pronto pasaba
hacia algo grande, divino, cósmico o lejano; he ahí un Superhombre que había realizado el Trabajo
Interno del conocimiento directo.
Estoy seguro de que no ignoraba nada, siempre que se le preguntó algo contestó instantáneamente y
lo que él dijo siempre fue exacto.
Por ejemplo, cuando le preguntaron qué veía para el futuro de Colombia, respondió: “Una gran
tragedia; aquel hombre (se refería a un político) cuando era joven e inteligente, fue a París y allí
contrajo una infección (gonococo) que subió a su cerebro y está loco; el país sufrirá las
consecuencias de su locura”.
Esa tragedia política anunciada por el Adepto Zanoni sucedió más tarde exactamente. Habló
también de la gran guerra del treinta y nueve - estábamos en el año 1933- cuando alguien le
preguntó:
‘“Maestro qué nos dice sobre el porvenir del mundo”. El respondió: “En Europa habrá una gran
guerra, será una verdadera tragedia para la humanidad”. “Maestro, ¿morirán unos treinta mil
hombres?”. Y el contestó: “No treinta mil, millones, millones; será la lucha de la cruz contra la
medialuna”, era la cruz (swastica) de Hitler contra la medialuna de los rusos, eran figuras alegóricas
pero exactas.
Cuando el Maestro Zanoni veía una persona cualquiera podía decirle todo su pasado y si ella
permitía le pronosticaba su futuro.
En una ocasión el doctor Rangel le pidió que lo recibiera como discípulo y él dijo: “Hermano,
¿Sabe física? ¿Sabe metafísica?
¿Sabe cosmografía? ¿Conoce el movimiento del Alma del Mundo? Estudie eso y en el camino de la
vida ya nos encontraremos”.
Luego le dijo: “Hermano usted va a sufrir una semiparálisis”, él no le puso ninguna atención y hoy
infortunadamente está en esa situación.
Así que el señor Zanoni tenía el conocimiento directo de la verdad de la vida, eso es lo que tenemos
que buscar, la Verdad de la Vida, el conocimiento directo de la grandeza de la ciencia, de la
filosofía, de la metafísica, de la sabiduría de las edades, eso es conocimiento directo.
Pero el señor Heindel en este capítulo no da ninguna norma sobre el conocimiento directo, él
simplemente se refiere al camino inadecuado de los Hatha Yogis.
Y vuelvo a decirles que los seres humanos no somos iguales, todos estamos en diferentes grados de
evolución, eso es incuestionable. ¿Cómo voy a compararme en evolución con un Einstein o un
Freud?, si cada uno ha recibido una educación e instrucción diferente según su karma.
En ese sentido el señor Heindel tiene razón, la escuela de los Hatha Yogis no conviene al hombre
occidental; no conozco a ningún practicante de esas doctrinas que haya sobresalido en algo.
Conozco un hombre que se volvió fanático de la Yoga, había sido gerente del Banco de la
República y creyó que Yoga era ponerse un traje blanco y salir por las calles de Bogotá; ahora odia
la Yoga, se desespera y enloquece.
¿Por qué? Porque no consiguió en pocos meses lo que él esperaba; ahora es un positivista
materialista que pone en ridículo esas doctrinas por experiencia personal.
El camino no es por ahí, primero debemos ser conscientes, luego sí trabajar.

62
El arquitecto que va a construir un edificio sin trazarse primero un plan, se está exponiendo a que el
edificio se le desplome y a arruinarse económicamente.
Primero tenemos que establecer un plan -así es la sabiduría de los Rosacruces, un plan maravilloso-
y luego una comprensión de ese plan y después trabajar diariamente.
Pero no nos imaginemos Hermanos que podemos “dar saltos mortales” en la evolución, es un
trabajo sucesivo y constante.
El ejercicio que dan los Rosacruces sobre la retrospección, tiene una Importancia incalculable que
no podemos medir, porque va estableciendo consciencia acerca de la vida y su evolución.
El ejercicio retrospectivo es mirar el pasado para actualizar conciencia de lo equivocado o de lo
correcto que hemos hecho cada día y en toda una vida, eso es formidable; por la mañana,
hacer el ejercicio hasta ver qué hizo nuestro Ego durante la noche.
Luego viene la mística de la sublimación que es el tercer aspecto que recomiendan los Rosacruces
para elevar la Energía Creadora de la Vida, para sacar de la esencia misma de la Piedra Filosofal, -
que es un hecho sustancial- energías superiores, divinas y espirituales, he ahí realmente lo grande.
No vayan a pensar nunca que las Siete Escuelas son siete fantasías o realizaciones de la inteligencia
humana; son siete modos de la Energía Universal característicos y exactos, nada de fantasías, los
Rosacruces son supremamente sabios, son naturalistas profundos, van a la esencia misma de la Vida
y de la Naturaleza, del espíritu y la forma, de la sustancia y la energía en todo.
En verdad debemos tratar de llegar al conocimiento directo; si quiero llegar por ejemplo, a una
conclusión, debo apelar a dicho conocimiento pero no aceptar que lo que llegue de inmediato –que
puede ser de la mente o de la emoción- sea real, sino que todo debe ser analizado hasta comprobar
si es verdad.
Es muy bello este sendero de la vida, de la evolución, de la consciencia.
La sensibilidad capta, la imaginación define y el Verbo interioriza o exterioriza y poco a poco este
entrenamiento va llevando al hombre a una realidad incuestionable, son verdades profundas.
Mediten en todas estas enseñanzas, queridos Hermanos, para beneficio de nuestra vida, de nuestra
consciencia y nuestra espiritualidad. Los espero la próxima semana para continuar la marcha.
*****
***
*

63
LA CIENCIA DE LA NUTRICION
(Capítulo XVII)
Primera parte
Conferencia 52 - Octubre 14, 1981

Este tema hay que encararlo desde el punto de vista de la bioquímica y de la psicología, son las dos
bases fundamentales.
El señor Heindel nos va llevando progresivamente desde la sustancia germinal que es
completamente dúctil, parecida a la clara de huevo, es albúmina; la albúmina es la base de todos los
organismos vivientes sin excepción alguna, también es la razón de la vida vegetal; de modo que en
la albúmina tenemos la base de la posibilidad relativa, como todo, porque la realidad no está ahí
sino en la parte psíquica.
Es indispensable hablar de todo este proceso fundamental en que nos guía el autor, desde la
sustancia del grumo albuminoideo hasta llegar a la formación del esqueleto y endurecimiento del
cuerpo.
Los primeros huesos que se forman en el cuerpo y que van tomando solidez son las clavículas, es lo
primero que se solidifica en el feto, de ahí se va endureciendo el cráneo y luego el resto del
organismo.
¿Alguno de ustedes se había ocupado de investigar esto?
No es tan fácil ocuparse de la ciencia.
El señor Heindel atribuye el proceso de la solidificación a la materia calcárea -pero no es así- a las
materias terrosas sí, porque tienen la condición de endurecer los tejidos; pero la materia calcárea o
calcio, no, porque el calcio tiene la cualidad maravillosa -y lo sabe cualquier bioquímico- junto con
la grasa natural, de ser los únicos que acumulan y fijan el fósforo para el uso del organismo, el
fósforo es la base de la vida.
Esto me preocupaba mucho y entonces pregunté al señor Zanoni (a veces prefiero no decir Adepto
porque algunos no saben qué es un Adepto y se complica la charla dando explicaciones) si en
verdad la cal era la razón del endurecimiento de los cuerpos.
El sabía exactamente y respondió: “No, el calcio se renueva constantemente por la acción del
fósforo, se oxida, pero la materia terrosa sí; fíjese Rojas que el color de la piel de los ancianos va
tomando el color amarillo y ese no es el color del calcio, es el color exactamente de la materia
terrosa”.
Eso me ha hecho pensar mucho y he llegado a la conclusión de que hay en la tierra una sustancia
muy abundante, que debe ser la que liga los tejidos, se llama “greda” en el lenguaje popular; la
greda se endurece mucho y si no se le hecha agua se endurece aun más, pero la greda tiene una
cualidad excepcional, tiene gran cantidad de una grasa natural, y con agua produce efectos
verdaderamente increíbles de ductilidad, entonces hace falta evidentemente humedad, la humedad
es básica; pero el agua como bien lo dice el señor Heindel -es algo muy exacto-, contiene mucha
materia terrosa.
Hay otro punto que es necesario analizar.
Si nos habituamos a mantener nuestro cuerpo joven, tomando un alimento especial determinado,
¿qué sucedería?
Que el día que por alguna circunstancia no podamos consumir ese alimento al cual nos hemos
habituado, se altera el organismo.

64
Eso le pasó a alguien que de joven había decidido no comer carne, pero un día tuvo que viajar muy
largo y no encontró sino carne de cerdo, se comió una porción y murió; entonces el organismo hay
que tenerlo en cierta manera habituado a diversos alimentos.
En mi caso no como carne habitualmente, pero de vez en cuando consumo una buena porción para
que mi organismo esté habituado bajo determinadas circunstancias a asimilar la carne, no es que me
interese en realidad, pero no me hace mal.
Recuerdo que cuando el señor Ferro consumía una porción de carne, al día siguiente amanecía con
reumatismo que no le dejaba mover las piernas ni los brazos, en cambio me sucedía lo contrario,
amanecía mas ágil, a mí no me hace mal la carne como le sucede a otras personas.
El tema de la nutrición es muy importante y de cuidado, creo que el problema no es tanto biológico
como psíquico.
Ustedes deben saber que un Adepto no envejece porque mantiene en su psique la bondad
permanente, entonces todas sus moléculas vibran a esa frecuencia altísima de gran sensibilidad
afectiva hacia todos los seres; ellos no se “enamoran” del aspecto femenino en el sentido personal,
humano, sino de la Naturaleza, es decir tienen una profunda devoción por la vida en todas las
formas; un Adepto, desde el punto de vista moral no envejece, porque las vibraciones de su Ego
están en relación directa con la armonía que da el sentido de la belleza y de la Vida Universal.
Los grandes místicos han sido longevos, siempre han pasado de los 80 años, porque tienen una
vibración espiritual que les hace poner en movimiento las células y las mantiene por lo tanto en
mayor ductilidad; pero que la intoxicación progresiva es la causa de vejez en la vida común de los
animales y hombres es también otra evidencia.
Hay necesidad por lo tanto de usar alimentos adecuados para oxidar la mayor cantidad posible de
residuos.
El señor Heindel no se ha ocupado en su obra del aparato digestivo, casi que lo ha mencionado en
forma secundaria.
El aparato digestivo es algo fundamental, la persona que no verifique dos evacuaciones diaria se
está enfermando, se está intoxicando, se está creando una situación pésima de salud y malestar
psíquico y moral.
¿Por qué moral?
Porque si el cuerpo no responde a las vibraciones del Espíritu también se cansa -el señor Heindel
utiliza la palabra espíritu para consciencia-, no espíritu en el sentido cósmico sino para la
consciencia.
En verdad, un cuerpo intoxicado responde menos a las funciones de la consciencia que un cuerpo
libre de residuos, ¿por qué?, ¿por qué el Ego se cansa?, no, porque la materia no responde.
Por ejemplo, si a un gran violinista, un Heifetz o un Menuhin, le entregaran un violín oxidado sería
muy poco lo que podría hacer a pesar de ser un gran violinista.
Así que el Ego es un gran Maestro de la ciencia interna, pero si el vehículo no responde a sus
intereses no puede ejecutar la melodía de su sentir, de su pensar, de su amar, de su comprender.
Por eso les decía que el problema hay que tratarlo desde el punto de vista biológico y desde el punto
de vista psíquico siendo este último más importante.
He tenido oportunidad de ver cómo una persona pasa por un estado de decrepitud tremendo en
menos de 24 horas, si tiene una fuerte pena moral o una fuerte preocupación; han sido registrados
muchos casos en la historia en que una persona ha perdido el color del cabello en menos de un día,

65
como en el caso de la reina María Antonieta en Francia; de modo que la parte moral es aun más
importante que la puramente bioquímica, sin olvidar que ésta es de una trascendencia incalculable.
Hago un breve paréntesis para referirme a lo que dice el señor Heindel respecto al baño como una
maravilla para conservar los poros abiertos; eso no es exacto, los poros se abren cuando hay calor
y se cierran por el frío y la humedad.
Cuando nosotros nos bañamos con agua caliente perdemos gran vitalidad, al día siguiente estamos
débiles, no tenemos posibilidades de acción, nuestro pensamiento no funciona con la energía
adecuada para actuar; así que debemos mirar esto con mayor profundidad.
Ahora voy a mencionarles unos alimentos que sirven para retardar la vejez, no para acabar con ella,
sino para retardarla.
He indicado que son grandes oxidanté3 de residuos, ante todo el SUERO de leche es formidable,
pero advierto que aquí en Bogotá la leche tiene químicos tóxicos que aplican para lograrsu
conservación más tiempo, además no es de buena calidad, habría que conseguir leche pura y fresca
para obtener el suero.
He experimentado -porque me gusta tener consciencia de lo que receto a las personas por
observación propia- con la BERENJENA; simplemente se cortan pedacitos y se hace una
infusión como una yerba medicinal cualquiera, se toman tres tazas diarias y el resultado es
formidable.
He encontrado también un gran renovador: el AGUACATE, lo que ha buscado la humanidad en
materia de renovación de la vida celular por la eliminación de residuos y no ha encontrado, está en
el aguacate, lo llaman palta en los países del Sur al principio pueden evacuar demasiados residuos y
entonces se impresionan, pero el aguacate es admirable, dosificado en forma adecuada, es
evidentemente uno de los mejores métodos para sacar residuos del cuerpo humano.
A veces hago mi cura con aguacates y consumo 4 ó 5 aguacates, solos, sin comer otro tipo de
alimentos, después me acuesto a dormir; ustedes dirán “Yo me muero”, puede que sí, si el cuerpo
está muy intoxicado puede venir un cólico, eso no lo descuento, a ustedes les aconsejo comerlo
progresivamente; con ese tratamiento me va divinamente, es excelente.
Conozco otra combinación maravillosa para sacar los residuos del colon y de otras partes del
organismo: la NUEZ y la UVA PASANEGRA.
Pensar en sacar residuos sin referirse al aparato digestivo, al colon, es casi una ingenuidad, es por el
colon por donde sale la mayor cantidad de residuos secundariamente por la sangre.
Puede que a veces se me olvide aplicar estas fórmulas, pero sostengo que cuando no hay dos
evacuaciones en 24 horas, el sujeto hombre o animal se está enfermando y se está muriendo, de
modo que es importante ingerir oxidantes.
Hay una obra que todo el mundo debería leerla, el “Tao Te King” de Lao Tse 4, quien vivió unos
cinco siglos antes del señor Jesús, el dejó una fórmula excelente y formidable como oxidante:
consumir a la cena, frutas pasas y agua en regular cantidad.
Con el Hermano De Latorre hacíamos estos experimentos de común acuerdo, él tenía una cualidad
muy interesante, nunca estaba de acuerdo conmigo y esto me hacía pensar, cosa muy útil;
acostumbraba a responderme: “No, no es así”, a veces se disgustaba... a los pocos días regresaba y
me decía: “Si señor, usted tiene la razón”; eso era importante, generalmente estaba en desacuerdo y
solía disentir y luego aceptar cuando él mismo lo comprobaba.

4
El Maestro aclaraba que en realidad TAO signflca “sentido”. Otros traductores llaman al Tao Te King “El
libro del sendero y de la línea recta”, Editorial Kier.

66
En una ocasión cuando viajé y él no me acompañó, le recomendé que durante mi ausencia comiera
como única cena clara de huevo, unas cinco, sin comer nada más en la tarde; cuando regresé a
Bogotá lo observé y estaba rosado; luego efectivamente, la clara sin la yema es excelente para
renovar tos tejidos, para oxidar residuos, etc.
Así descubrí que eso era un verdadero elíxir de juventud, es decir, descubrí por deducción analítica
que la clara de huevo tomada sola, sin la yema, renueva el cuerpo.
Luego hicimos un experimento un poco peligroso, yo lo hice, y no se lo aconsejo a nadie, pero es de
efectos asombrosos: un vaso de leche, la clara de tres huevos y un poco de miel de abejas.
Esta medicina me produjo cólicos -fue una situación bastante difícil- con decirles que cualquier
cañón de los que se dispararon en la guerra no hizo una explosión como la que viene a consecuencia
de esta extraordinaria mezcla; después de pasada esa primera reacción vino el efecto sorprendente,
maravilloso.
Tengan cuidado de no hacerlo con mucha cantidad porque la primera vez me tomé un litro de leche,
la clara de cuatro huevos y unas seis cucharadas de miel y la reacción fue muy fuerte.
En verdad, la clara de huevo es lo mejor que conozco para renovar el organismo.
También he formulado para personas muy intoxicadas, caldo con la mayor cantidad posible de
mantequilla fresca, no fermentada, esto empezaría a destapar el colon, porque es como un canal que
se va tapando.
Les voy a contar algo que refiere el señor William W. Atkinson5 en su obra “El Poder de la Salud”.
Había en Costa Rica dos jóvenes que eran muy amigos, el uno tomó el camino del comercio y el
otro se hizo médico; a poco tiempo el comerciante se enfermó cada vez más con mayor gravedad y
siempre consultaba a su amigo y éste hacía todo lo posible por sacarlo de esa dificultad; no había
interés económico, era interés fraternal, de cariño.
Alguna vez le recomendó que viajaran a París donde conocía a un médico que solucionaba muchas
enfermedades.
El médico les dijo que “era esto, aquello y lo otro”; se tomó todas las medicinas formuladas y se
vino a morir en Costa Rica porque ninguna le sirvió.
El amigo pidió permiso a la familia para hacer la disección del cadáver porque deseaba saber qué le
había producido la muerte; encontró que el intestino estaba recubierto en la parte interna con un
tubo pétreo que solamente con la ayuda de un serrucho podría cortarse; tomó la muestra y la llevó
con mucho cuidado al médico en París que lo había atendido y le dijo: “Quiero mostrarle lo que
pasaba con el paciente que usted no pudo salvar, aquí tiene este pedazo de tubo digestivo, parece
una roca”. “si mi querido colega, eso lo sabemos nosotros y no tiene ningún remedio, esa es la
razón de la vejez y de la decrepitud de todo el mundo, para eso no hay medicina, hay un purgante,
pero perfora el intestino y el sujeto muere, los lavados sirven sólo en la esfera del colon o sea que
tampoco resultan; tos regímenes alimenticios no, pues son inútiles; por eso nosotros llamamos al
colon la tripa homicida”.
El hombre se preocupó mucho y consultó a un eminente médico hindú quien le dijo: “!Oh!,
nosotros sabemos eso hace más de tres mil años, solo hay que tomarse una tacita de agua caliente en
ayunas”. Pero resulta que tampoco sirve, elimina partículas, pero no la totalidad.
Observen ustedes qué tan difícil ha sido ese problema para la humanidad, en Europa los médicos lo
conocen pero no han podido darle solución.

5
El señor Arkinson cuando escribió libros sobre las enseñanzas de Oriente firmaba como Yogi Ramacharaka.

67
Encontrábamos con De Latorre que los alimentos de color café tienen esa cualidad, excepto el café,
es algo singular.
En aquella época se usaba la salsa Perry, la traían de Inglaterra y descubrimos que era bastante
buena, pero no la volvieron a importar.
El problema nutricional que menciona el señor Heindel no es tan sencillo, es un problema difícil, se
requiere voluntad, acción, constancia para ir consiguiendo el resultado.
Suelo recomendar la CHIRIMOYA porque comida en abundancia es excelente, pero mínimo 6
diarias y no esperen resultados la primera vez, hay que persistir.
La gente dice: “¡Ah!”, yo lo hice y no me sirvió”. Siempre recomiendo el mango con leche y les
comento qué sucede con las personas: “Maestro qué hago que mi aparato digestivo no funciona”.
Señora cómase varios mangos con leche como única cena.
Al mes me la encuentro y me dice: “Su medicina no sirve para nada”.
Dígame señora, ¿cuantos mangos se comió?
Y ella responde: “Uno o dos”. Señora, dos mangos no sirven para nada, hay que comerse más de 10
mangos y un litro de leche en una sola comida.
Somos tibios en las cosas, es algo enfermizo; el mango bien maduro y combinado con leche es
verdaderamente maravilloso, lo lamentable es la dificultad para conseguir buena leche.
Pero el mejor mango es el llamado “chancleto”, tiene una forma en la punta análoga al corazón, es
una fruta verdaderamente maravillosa y no piensen que con una sola vez basta y que van a quedar
jóvenes al tercer día, eso son ingenuidades.
Lo que sí pueden ustedes estar seguros es que cuando el aparato digestivo no funciona
correctamente dos veces en 24 horas, se están empezando a intoxicar y enfermar, eso sí es seguro.
Expliquemos ahora sobre la sangre; la sangre debe ser purificada y eso se verifica a través del riñón,
es sencillo si sacamos primero la materia terrosa que la sangre absorbe del aparato digestivo.
Por ejemplo, la MANDARINA es excelente, pero no me digan que se comieron media mandarina y
que no sirvió para nada, hay que comer bastante mandarina, antes de acostarnos, ¡Es formidable la
mandarina!.
Cura cualquier enfermedad del riñón y este es el aparato de purificación de la sangre, es el filtro de
la sangre.
La sangre tiene dos filtros: el riñón en la parte más densa y el pulmón en la parte gaseosa.
Por esto es de suma importancia la pureza de ambas zonas, pero -y ese “pero” es para acentuarlo
debidamente- lo más importante es el aparato digestivo, porque si no está recargado de sustancias
extrañas, el riñón trabaja debidamente, así que la primera intoxicación viene del aparato digestivo.
Los Hatha Yogis hacen un ejercicio específico para evitar el estreñimiento, lo practiqué y no sirvió
para nada, me puse más estreñido, eso es charlatanería; llegué a la conclusión de que lo efectivo son
los oxidantes, no los ejercicios.
Esa práctica consiste en acostarse en posición horizontal y darle al vientre un movimiento de
rotación, primero del plexo solar hacia la esfera sacral y después a la inversa, pero no sirve para
nada.
Lo que cura el estreñimiento son los oxidantes y el mayor oxidante que la divina Naturaleza nos
indica es la fruta pasa.

68
La fruta pasa ha tenido un proceso de oxidación y posee suficientes óxidos para eliminar los
residuos y expulsarlos del aparato digestivo, es verdaderamente admirable.
Hay personas, por ejemplo, que sufren de dolor de cabeza, es que el colon está lleno de escorias, no
es ninguna otra cosa, pero los médicos le recetan unos sedantes y unas píldoras, le chuzan con
inyecciones y adormecen el aparato sensorial, y así les parece que se curaron.
No se han curado de nada, mientras no limpien su aparato digestivo no hay posibilidad de curación,
hay que limpiar el aparato digestivo; claro que los calmantes momentáneos para un dolor feroz son
indispensables pues hay que admitir que el dolor siempre es algo muy incómodo, pero la verdadera
salud del hombre está en limpiar su aparato digestivo y por más que haga dos evacuaciones diarias
si no hace una limpieza por lo menos cada 3 meses, va a estar enfermo porque siempre quedan
residuos.
Estamos hablando de salud y se deben decir las cosas como son exactamente; cuando me tomé ese
litro de leche con claras de huevo y miel de abejas - disculpen ustedes y no se asusten- boté residuos
que traía desde joven, eran partículas negras endurecidas, verdaderamente pétreas, eso se adhiere al
colon, es algo aterrador y difícil de expulsar; estoy seguro que la muerte física depende de la
intoxicación.
Se dice que hay enfermedades gravísimas que nadie ha podido curar, como el reumatismo; toda
persona mayor de 40 años sufre más o menos reumatismo hasta la muerte, en unos se acentúa más
que en Otros.
Para curar el reumatismo hay medios maravillosos:
La corteza de SAUCE es admirable, el LIMON en buenas cantidades, el jugo de la NARANJA
GRAPE es magnífico, pero hay que persistir.
Un amigo me comentó que eliminó el ácido úrico tomando con cada vaso de agua el jugo de 10
limones.
Hice el experimento tomando esa misma cantidad cuatro veces al día, o sea 40 limones diarios con
buenos resultados, porque es muy difícil eliminar el ácido úrico, se vuelve piedra y termina por
cristalizarse en las articulaciones y tenemos entonces al reumático, al anquilosado, al enfermo y al
muerto; lo grave es que es una enfermedad que causa mucho dolor.
Conocí un joven muy elegante de la alta sociedad que dejé de verlo y luego de unos ocho meses vi
que lo llevaban en una silla de ruedas, se le habían anquilosado las articulaciones por exceso de
ácido úrico.
El ácido úrico, no olvidemos, es una sustancia que endurecida causas muchas molestias a la entidad
humana; todos los seres, sin excepción producimos ácido úrico en el proceso de la digestión, pero
unos lo eliminan en mayor proporción que otros.
Cuando joven uno elimina más y a medida que viene la edad se endurecen las articulaciones y se
elimina menos; el ácido úrico sí puede eliminarse pero la ciencia médica no lo ha logrado.
Entonces, los principales eliminadores del ácido úrico son: la corteza del sauce, el limón, el jugo de
la naranja grape, la uva negra y el tamarindo, pero no me vayan a decir luego “me comí una naranja
grape una noche y sin embargo amanecí con ácido úrico”.
Hay que dejar la ingenuidad de lado y hacerse un tratamiento eficaz hasta que sienta que está
curado.
Las uvas pasas son regias, pero considero por experiencia propia que la UVA NEGRA es la mejor
que hay; la ciruela pasa es buena, a veces produce irritación en el colon, pero la ciruela comida con
una fruta oleaginosa como las nueces del Brasil, es maravillosa consumiendo en iguales cantidades.

69
Conocí un joven que no entendía por qué, siendo él vegetariano, tenía el rostro lleno de barros.
Pues bien, lo más vegetariano que he visto son las vacas y se mueren de reumatismo; no es por ahí,
hay que estudiar y buscar la causa, recomendé que tratara de comer alimentos oleaginosos y luego
me dijo que se comía tres almendritas diarias.
Entonces recordé el chiste del hombre que era un gran tacaño en su hogar (esto se lo conté un día a
la señorita Julia, la empleada que me acompaña en la librería y se rió tanto que debió mejorarle su
digestión).
Estábamos en la Casa Salesiana donde había un joven clarinetista que le gustaba echar cuenticos
tibios, pero que no dejan de ser agradables y al padre Luna -que era un sacerdote elegante y
orgulloso, pero en el fondo buena persona- le agradaba mucho escuchar los chistes del joven,
especialmente el del “hueso gustador”.
Era el de un hombre mezquino que para economizar, él mismo preparaba la sopa, había puesto en la
cocina una ruedita para que corriera un cordón y en la punta de éste tenía amarrado un hueso, era el
hueso gustador, que dejaba caer en la olla diciendo “uno para Julita, uno para Carlitos y uno para mi
mujercita”, luego tiraba del cordón y el caldo quedaba listo para todos.
Así estaba aquel joven que para tener buena salud se comía tres almendritas diarias; pero los seres
humanos somos así, como débiles, inconscientes, demasiado económicos cuando se trata de nuestro
propio bienestar... pero sí se gasta el dinero en aguardiente, en whisky, en un baile, etc., para eso no
hay ningún inconveniente.
Conocí el caso de un señor que no le daba casi comida a su familia, pero se gastaba miles de pesos
en un almuerzo para invitar a gente que no había tratado nunca, pero como eran de alta sociedad o
renombrados políticos había que atenderlos en su casa para honrarse; es algo verdaderamente
lamentable la situación humana.
El tema que estamos tratando es de mucho interés para nosotros.
Efectivamente, conservar el organismo que en cierta manera esté sirviendo de instrumento al trabajo
de la consciencia en la evolución es de mucha importancia, porque después se renace y es necesario
empezar desde ahora a dirigir las impresiones, las emociones, la naturaleza de ese nuevo vehículo
que los progenitores del futuro nos proporcionarán y eso es un trabajo largo, dispendioso.
Así que el señor Heindel tiene razón de atribuir el proceso de la solidificación a la materia calcárea
según él, pero más exactamente es la materia terrosa.
El queso y la leche son alimentos maravillosos, la leche tiene la cualidad inmensa de nutrir y
purificar los riñones como ningúna otra cosa, pero hay que tomarla en abundancia, una leche pura
sin químicos es excelente.
El doctor Neumayer fue un hombre muy sabio, él acostumbraba a comer queso como alimento
fundamental y tenía unos ojos como de niño siendo ya un hombre maduro; luego el queso y la leche
son indispensables.
La teche con mangos es admirable, la leche con frutas pasas es un alimento ‘realmente purificador.
Pero no olviden Hermanas y Hermanos que los principales lubricantes son las frutas pasas, porque
estén a la mano y podemos utilizarlas siempre y no olviden que la salud vale demasiado y significa
mucho en el proceso de la evolución.
Creo que el primer tesoro del ente humano es la salud, después viene el dinero, debemos ser
conscientes de esto.
Es muy importante el mantener un cuerpo relativamente sano.

70
Y vuelvo al aspecto psíquico de la cuestión, la parte espiritual es vital para mantener la salud del
cuerpo, pero se requiere un sentido muy alto.
Los Adeptos por ejemplo, no envejecen, conservan su cuerpo todo el tiempo que deseen y hay casos
en que conservan un vehículo físico que tenga apariencia de unos cuarenta años para realizar sus
objetivos de servicio en la vida, para las actividades ingentes a su cargo, pero ellos pueden
transformarlo, hacerlo más joven si así lo quieren, sencillamente pueden hacerlo.
Voy a mencionar algo muy importante: la pérdida exagerada de energía genésica no solamente
embrutece al hombre, sino que lo envejece.
En este aspecto de la vida debe haber mucha parquedad, debe haber una comprensión exacta y aún
podemos decir que la conjugación de la pareja sin ideales, es una verdadera fatalidad para el ente
humano; la conjugación con estética ideal es regeneradora, hablo de los esposos necesariamente.
Hay que enfatizar que siendo ésta la Energía que nos proporciona el Logos para evolucionar, es
sumamente grave dilapidarla.
Pero con solo tener un buen cuerpo físico no se evoluciona, no, la evolución es un esfuerzo por
medio del cual el hombre adquiere consciencia de vida y aprende a amar a la Naturaleza, esos son
los caminos de la evolución.
Así que un cuerpo perfecto sin un Trabajo Interno no es suficiente para avanzar en la evolución, por
ejemplo, puede haber un hombre supremamente enfermo o feo y sin embargo estar trabajando
hondamente el proceso de la consciencia y del Amor Universal.
Lo importante es poseer vehículos adecuados; la salud física o la belleza no dan sabiduría, no dan
espiritualidad, pero un cuerpo sano sirve para hacer un trabajo más eficiente y puede conquistar más
sabiduría y más Amor Universal, éstas son las dos polaridades eternas de la evolución.
Si un individuo es un místico pero no tiene consciencia de las cosas, cometerá muchos errores en la
vida, así que la mística misma sin consciencia es una fatalidad.
Una persona sabia e inteligente, pero sin sensibilidad, puede endurecer su corazón y volverse un
mago negro.
Estos aspectos son de mucho cuidado verdaderamente, no se puede transitar locamente, debemos
recorrer el Sendero con suficiente consciencia.
En esta encarnación recuerdo siempre al señor Krumm-Heller, el hombre más maravilloso que haya
conocido; tenía una sensibilidad estética para todas las cosas y su vida era increíblemente hermosa.
Poseía una inteligencia como nadie para dar solución en la consciencia a los problemas de la vida
humana, todo dentro de una sensibilidad exquisita; tenía una voluntad indomable para ejecutar sus
objetivos, era un Ego que sí estaba trabajando verdaderamente.
Además de limpiar las vías digestivas para que respondan a las vibraciones del Ego, tenemos que
desarrollar tres cualidades en la evolución: una voluntad indomable para el bien, la consciencia para
comprender todas las leyes de la Vida y de la Naturaleza y amar sin diferencias a todos los seres.

71
LA CIENCIA DE LA NUTRICION
(Capítulo XVII)
Segunda Parte
Conferencia 53 Octubre 21, 1981

Para la parte puramente objetiva del presente capítulo ustedes pueden consultar las Tablas
Alimentarias y cada uno puede descubrir en ellas el contenido o valor nutritivo de los alimentos que
ingerimos diariamente.
Considero que todo problema debe ser tratado en sus aspectos físico y sutil, o sea la parte material y
la parte cósmica o conscientiva.
En medicina, por ejemplo, lo más importante es la fisiología, es decir las funciones; solamente el
cirujano está obligado a estudiar la anatomía tal como la entiende la ciencia, es decir, la estructura
de los órganos, la distribución de las ramificaciones nerviosas, sanguíneas etc., pero el médico
propiamente dicho se ocupa únicamente de la fisiología, es decir de- las funciones del cuerpo.
Si nosotros fuéramos a establecer una selección de alimentos para vivir 800 años, no podríamos
lograrlo, porque todavía la humanidad no sabe muchas cosas al respecto, pues cada raza es-
diferente, no es lo mismo la raza negra que la amarilla o un alemán que un francés, es bastante
complejo y no tan superficial como parece.
E! principal alimento para el hombre está en la proteína; la proteína es la base de la nutrición de
toda entidad viviente y toda proteína deja residuos, entonces para no acumular residuos tendríamos
que no comer proteínas y dejarnos morir de hambre, sería un procedimiento admirable y nos
marcharíamos con mucha espiritualidad, pero careceríamos de experiencia.
Por eso hay que mirar todos los problemas con un criterio sano, equilibrado, juicioso e inteligente.
Así que el problema no está en ingerir sustancias que no dejen residuos, porque todas dejan, el
problema de la salud del hombre está ante todo -en algo que el señor Heindel tuvo en cuenta muy
ligeramente- en la oxidación de los residuos que deja todo alimento.
Si ustedes se dedican a tomar el agua más pura -aquella que el señor Heindel dice que se ha se
someter a un proceso de vaporización y luego recogerla de nuevo- nos gastaríamos toda la vida
cuidando nuestro cuerpo y no atenderíamos ni la sensibilidad, ni la consciencia, ni la inteligencia, ni
la voluntad.
Necesariamente al cuerpo lo destruye la acción de la intoxicación progresiva que se va
experimentando en el proceso de la vida; el agua deja residuos, es inevitable, las proteínas que son
la base de la nutrición dejan residuos, entonces el camino está en saber eliminar los residuos que
quedan de todo el proceso de la digestión.
La digestión tiene dos polaridades: asimilar y desasimilar.
Si esto último no sucede verdaderamente en el cuerpo, se va intoxicando progresivamente y a eso se
le llama niñez juventud, virilidad y vejez, o sea el proceso por medio del cual los alimentos al dejar
residuos van endureciendo el cuerpo.
De modo que nosotros cuidando el cuerpo solamente haríamos poca cosa en la vida espiritual.
La vida espiritual no consiste precisamente en la nutrición, consiste en la sensibilidad que el
hombre pueda cultivar para amar todas las cosas, ahí está la espiritualidad verdaderamente, esas son
las enseñanzas de los más grandes sabios de la historia.

72
El más eminente de los que ha enseñado para la cultura occidental ha sido el señor Jesús y sólo dio
una norma: “En que os amáis unos a otros probaréis que sois mis discípulos”.
Es decir, en que os amáis unos a otros seréis discípulos del Alma del Mundo, no de Jesús, porque
esa es una equivocación tremenda el señor Heindel dice que las personas altruistas, sensibles, dejan
que el cuerpo vital obre con mayor poder y pueda constantemente renovar el cuerpo denso.
Es una cuestión singular, eso sí tiene transcendencia tanto desde el punto de vista espiritual como
físico; se sabe que los hombres idealistas son los más longevos, luego , eso es una ley espiritual y
metafísica.
Pero insisto que para mantener el cuerpo realmente vital es indispensable ante todo capacitamos
para eliminar los residuos, las cenizas del cuerpo, esto es muy fundamental.
Hoy por ejemplo, tuve una experiencia lo más cómica, me visitó un señor de Santander a enseñarme
cómo curar el cáncer con los espárragos, que había que agregarles zanahoria y arvejas, luego rezar
un Padre Nuestro y después inscribirse a una institución que él organizó; el hombre ya estaba
pensando en el dinero, en el negocio.
Hasta ahora el mejor elemento que conozco para oxidar los residuos del cuerpo son efectivamente
los espárragos pero puedo agregar algo más: Si nosotros tenemos alguna enfermedad -pues siempre
hay probabilidad porque no dejan de haber residuos en el cuerpo- la mejor etapa para purificar el
cuerpo es cuando la Luna está en menguante y no en creciente, porque durante la menguante la
influencia electromagnética de la Luna contribuye eficazmente a eliminar residuos, de ahí de pende
el bienestar corporal; el tratamiento con espárragos durante la menguante es muy eficaz.
Por ejemplo, las manchas en la cara son residuos no eliminados oportunamente; de modo que
debemos aprender a oxidar, a sacar o expulsar los residuos y cenizas que quedan de los alimentos
que ingerimos.
Lao-Tsé en su obra “Tao Te King” enseñó a la humanidad el mejor método para limpiar el cuerpo
de residuo, consumir frutas pasas que tienen la cualidad de oxidar en una proporción incalculable;
eso me consta a mí personalmente, pero obtendremos mejores resultados en el período de
menguante.
Meditando en la importancia de la eliminación de residuos me encontré en el Plano Astral con
el Hermano Gabriel Robayo -quien había abandonado su vehículo denso hacía un tiempo y
me dijo: “Mira, lo que tu buscas es esto...” Partió 4 aguacates, los roció con aceite de olivas y
comió delante de mí.
Al día siguiente salí a comprar aguacates que consumí con aceite de oliva y el resultado fue
verdaderamente maravilloso, es decir, que aquello es un magnífico oxidante.
Suelo también utilizarlo con miel de abejas, pero es más efectivo con aceite de olivas.
Así que para lograr una longevidad corporal hay que aprender a eliminar los residuos y no creer que
existe alguna alimentación libre de residuos, porque eso no se consigue, todos los alimentos dejan
cenizas, sin excepción.
Los canales de purificación son el colon y los riñones, son los dos canales naturales para limpiar el
cuerpo.
A un Hermano le aconsejé que consumiera en menguante buena cantidad de uvas pasas y almendras
del Brasil que son excelentes oxidantes.
No se molesten porque no estamos hablando de urbanidad, puede oler mal lo que voy a decir, pero
es muy importante; él al descargar su organismo tuvo que permanecer casi media hora tratando de

73
enderezarse, pero tenía que volver a responder a las necesidades corporales; eso es oxidar residuos,
él quedó aterrado de cómo podía guardar en su cuerpo tantas cenizas, es espantoso.
Una vez fui donde un amigo, buen odontólogo y me dijo: “Es curioso, para usted todo es problema
de residuos, ¿qué es eso?” Le respondí: “Y qué va a hacer usted dentro de unos días si después de
tomarse un oxidante para expeler residuos del colon, elimina una cantidad de escorias horribles que
lo obligan a taparse la nariz, dónde cree que estaban, en la Plaza de Bolívar o en el interior de su
cuerpo?”. “!Oh!, no tengo nada que decir, usted tiene razón, claro, si algo sale es porque estaba
adentro, no afuera”.
Hay cosas singularísimas como el caso de la guanábana que es una fruta excepcional para purificare
el colon.., es tan poderoso su efecto que le da perfume a las heces o residuos, es decir, que tiene la
capacidad penetrante para eliminar toda la escoria.
Si ustedes comen en la cena únicamente guanábana y luego se toman un buen vaso con agua
entonces van a obtener resultados maravillosos.
Ese sí es el camino para ayudar y mejorar al cuerpo, pero no nos obsesionemos por encontrar
alimentos que no produzcan cenizas, porque no encontrarían entonces qué comer, todo deja cenizas.
Otro aspecto del cual se ocupa el señor Heindel son las calorías, tema muy importante.
Hay un sistema japonés que me pareció sumamente curioso –la macrobiótica- que concluye que lo
de las “calorías son fantasías del hombre occidental”; inmediatamente cerré el libro, el autor sólo
quiere imponer ideas para vender sus libros.
Sin calorías no hay energías para operar nunca y la mayor fuente de calorías -lo dice el señor
Heindel- está en el chocolate, pero las calorías se producen por la acción de los carbohidratos y las
grasas.
Los carbohidratos dan las calorías y las grasas las guardan en el cuerpo para que el organismo
pueda actuar verdaderamente.
Así que todos los alimentos oleaginosos son maravillosos, porque no solamente nos proporcionan
calorías, proteínas y vitalidad sino que también contribuyen eficazmente a purificar el cuerpo, así es
exactamente.
Ahora veamos el cuestionamiento de si es o no conveniente comer carne; creo que el ser humano
debe ser inteligente y consciente, según la necesidad de su naturaleza obrar en consecuencia. En mi
caso suelo comer poca carne, porque noto que eso demora el proceso de la digestión.
No considero que en la cultura occidental haya sido visible para nuestra inteligencia alguien más
grande que Jesús de Nazareth.
Siempre me asombro de la grandeza y sabiduría de ese hombre y produce terror observar que las
religiones hicieron de Jesús una figura para rendir culto idolátrico en lugar de aprovechar la
sabiduría que El vino a sembrar para la humanidad: “No es lo que entra por la boca sino lo que sale
de ella lo que hace mal al hombre.
Eso es sabiduría verdaderamente, porque no es lo que entra por la boca sino la cantidad de mentiras
y expresiones ajenas a la verdad que nosotros solemos expresar; las palabras cargadas de odio,
envidia y celos, sí alteran la totalidad de nuestro, organismo, eso sí quema en realidad el cuerpo
vital.
Considero que el más corto camino que puede utilizar el hombre para evolucionar es utilizar el
Verbo con Belleza, Verdad y Bien, pero no solamente eso, sino decirlo con el sentido de armonía
que debe encarnar el Verbo Espiritual de la Vida.

74
Cuando un poeta recita y siente lo que expresa se embellece en esos momentos, esto nos prueba que
se carga exactamente de la Vitalidad Universal, es un momento mágico durante el cual se carga de
magnetismo.
Prefiero usar la palabra cuerpo solamente para referirme al cuerpo físico, los otros son vehículos de
consciencia.
Cuando uno posee fuerte vitalidad tiene mayor capacidad conscientiva en un momento dado, según
la evolución naturalmente. He decidido llamar al cuerpo vital calor vital, porque eso es
exactamente, calor vital. ¿Qué pasa cuando el Ego abandona el cuerpo? El cuerpo se enfría y esto es
la muerte, esto es la tumba, pero así es exactamente.
No entiendo cómo pueda llamarse cuerpo de deseos a un vehículo que no opera sino por una semilla
mental; aunque lo llamen deseo, si está sin la semilla mental es simplemente una emoción; para mi
es un vehículo, emocional de la consciencia, advirtiendo que cuando la emoción se exalta la pobre
consciencia no posee un vehículo adecuado para operar.
Y qué es la mente? La mente la energía de los Dhyn-Chohins, palabra oriental, es decir, de los
Espíritus Planetarios, por eso el Espíritu Planetario del Logos terrestre opera en nosotros a través
del plexo solar y la antena subconsciente es el sacro plexos.
Entonces tenemos que aquí (sacro) funciona el subconsciente, aquí (cabeza) funciona el consciente
y aquí (corazón) la mayor consciencia posible desarrollada según la evolución de cada quien.
Retomando el tema anterior debemos precisar que el cuerpo humano necesita calorías y proteínas,
eso es fundamental, pero el hombre para ir adquiriendo salud necesita observar cuidadosamente,
porque no existen reglas generales para eliminar las cenizas y escorias del cuerpo.
La vitalidad depende de los carbohidratos, y la mejor fuente de carbohidratos que tenemos es la
miel de abejas, está por encima de todo, pero se requiere que sea verdaderamente miel pura.
El señor Neumayer -un hombre demasiado sabio frente a nuestra ignorancia, de grandes cualidades
psíquicas y de una severidad increíble en su vida- el único carbohidrato que ingería era miel de
abejas y lo que pudiera derivar de los otros únicos alimentos que consumía: queso blanco, lechuga,
aguacate, y pan añejo, esa era la alimentación del señor Neumayer. . . y qué magnetismo y qué
vitalidad y qué pureza de ese organismo, era un hombre maduro pero sus ojos parecían los de un
niño de 15 años, tenía su cuerpo limpio, y la única fuente de carbohidratos que consumía era miel
de abejas.
Estamos hablando de ciencia, así que los mejores carbohidratos se obtienen de la miel de abejas y
de las frutas que son también excelente fuente.
Las frutas no son alimento, ese es otro error, todo el mundo cree que la mejor nutrición consiste en
la comida vegetariana.
Un hermano me invitó a comer en un restaurante vegetariano y le dije: mírele el rostro a esos
comensales, ¿todos tienen anemia, sí o no? ¿Por qué?
Porque allí no consumen alimentos proteínicos sino solamente aquellas cosas que consideran que no
son venenos para el cuerpo, (el venenito está en que eso es un buen negocio) no estoy criticando,
estoy analizando de frente; recuerden que Rojas es un fila leteo, un devoto de la verdad y si la
verdad la tiene el arzobispo o el Papa la acepto; pero si dicen una mentira, es una mentira como la
de cualquier ciudadano, esa es mi actitud moral, la verdad, solamente la verdad.
Entonces lo que el señor Heindel no nos dijo es que hay que eliminar los residuos, sacar las
impurezas del cuerpo, eso sí es fundamental; dos evacuaciones diarias mínimas son absolutamente
indispensables para conservar la relativa salud, pero siempre hay residuos, siempre hay que realizar
procesos de limpieza frecuentemente.

75
Recuerdo que hace unos cuarenta años, estando formulando plantas -de las cuales soy un místico
porque hice mucho bien y ningún mal- llegó una señorita muy elegante, bella, pero delgada, pálida
y me dijo: “Soy la chica más enferma del mundo”. ¿Señorita su aparato digestivo funciona
normalmente? “Si, perfectamente bien”. Le pregunté, ¿su aparato digestivo funciona dos veces cada
24 horas? “Ño doctor, cada 7 días”. ¡Cómo no iba a ser la chica más enferma del mundo si estaba
llena de escorias!, es algo terrible eso.
La pureza corporal ante todo, es eliminarlos residuos que quedan de toda digestión, sacar aquellas
cenizas, pero además consumir los mejores alimentos, eso es natural.
Considero -por mi propia experiencia- que los mejores alimentos son las frutas oleaginosas, como el
maní, el coco, la avellana, nueces del Brasil, almendra del marañón, nueces, etc., son costosas pero
son los mejores alimentos.
Entre las frutas oleaginosas en primer lugar tenemos el maní y está al alcance de todos, el coco es
maravilloso y la almendra del Brasil es formidable, no solamente tiene proteínas y nutre sino que
conserva las calorías, porque las grasas naturales no dan calorías sino que conservan las calorías.
Las calorías dependen siempre de los azúcares, de los carbohidratos y la mejor fuente de
carbohidratos es la miel de abejas y la panela negra que es verdaderamente excelente.
Por ejemplo si consumen (durante la luna menguante) panela negra con aguacate -varias noches y
como única cena observarán que el organismo se descarga y purifica positivamente. . . no olviden
que los espárragos son el mejor oxidante natural que conozco, es extraordinario y no causa ninguna
molestia.
Nuevamente advierto y enfatizo que el mejor momento es cuando la luna está en menguante, porque
la naturaleza está predispuesta para contribuir eficazmente con, sus movimientos fisiológicos a
eliminar del cuerpo aquellas escorias que son peligrosas.
Ahora hablemos del fósforo, que es verdaderamente maravilloso.
Un Hermano decía muy acertadamente que si cada quien se come un kilo de fósforo diariamente, no
por eso sería mas inteligente, eso es exacto.
El fenómeno de la inteligencia es un trabajo del Ego a través del tiempo y del espacio, no se
consigue comiendo fósforo, pero que el fósforo sea el vehículo mediante el cual el Ego pueda
manifestar su inteligencia, es algo diferente y muy importante.
Entonces el autor nos dice que la chirivia es una de las mejores fuentes de fósforo; traté durante
mucho tiempo de ubicar la chirivía y es sencillamente un rábano blanco, pero lo importante está en
que la mayor cantidad de fósforo se encuentra en la hoja, por ejemplo en la hoja de la remolacha y
de la zanahoria.
Ustedes podrán preparar alimentos ricos en fósforo cada día con un procedimiento natural: dejar
esas hojas muy bien lavadas en maceración, en vino blanco, el vino de color no extrae los elementos
y las sales que pueda haber en las plantas, el vino blanco si.
Pero si en su hogar les pueden preparar en ensalada también obtendrán beneficio. . . simplemente
pídanlo, porque dicen que el jefe del hogar siempre obtiene lo que ordena, esto es lo que dicen en la
calle, pero en la casa no es muy exacto, la que manda es la señora.
Y esto me recuerda el caso de un amigo que era perspicaz e inteligente; comentaba un día que en
todos los hogares la que mandaba era la señora, entonces mi amigo dijo: “jYo sí ordeno en mi casa!
¡Yo si mando! . . . siempre y cuando no esté mi señora”.

76
La batata también es un gran alimento, se usa mucho en Bolivia y esa juventud es fuerte y sana, es
uno de los mejores alimentos que tenemos, pero la gente no la consume; hay batata blanca, amarilla
y morada, la mejor es indudablemente la amarilla y ustedes deben habituarse a comer batata.
Le recomendé al señor Angel -que es el jefe del hogar, afortunado y rico- que comiera batata,
cuando lo vi de nuevo le pregunté: “Don Bernardo, ¿sí ha comido batatas?” Me dijó: “Nada, mi
esposa las preparó un día, pero cuando yo las quise comer de nuevo me regañó y me dijo que yo era
un viejo tonto y no las volvió a preparar”.
En Bolivia, Chile y Perú las llaman camote es algo verdaderamente maravilloso la cantidad de
proteínas naturales, fósforo y otras sustancias que contiene la batata, pero aquí no estamos
habituados a consumirla siendo un alimento de primera.
La batata blanca la usan con azúcar y la amarilla con sal, pero de todas maneras es un alimento que
debe tenerse en cuenta.
Hay algo muy curioso, una antigua tradición Caldea, dice que la línea de evolución vertebrada -a la
cual pertenecemos los humanos- es el pez y los caldeos tenían un pez sagrado al que llamaban
loanes, del cual procedía la humanidad.
Ahora bien, resulta que el pez es un animalito muy interesante, no tiene emociones; según el señor
Zanoni en el pez no hay emociones, sino que sus movimientos son dirigidos por el subconsciente y
por la electricidad-ambiente de los mares y que por escasez un animal que debe consumirse.
Ustedes saben que el señor Jesús comía pescado y no olviden que el pescado as rico en fósforo, que
es el elemento básico de la evolución orgánica, incluso más. . . quienes se han dedicado a estudiar
piscicultura, no como afición sino científicamente, han encontrado que el pez nunca envejece;
crece, aumenta de tamaño, pero sus células son frescas como de pequeño, así que el pez es un gran
alimento y es una fuente extraordinaria de fósforo.
El símbolo del cristianismo primitivo, proveniente de Caldea, son dos peces, una hembra y un
macho. Ahora bien, la Energía Cristica es el fósforo coagulado en nuestra naturaleza, el Alma del
Mundo es fósforo coagulado; tuve la oportunidad de ver el elemento fósforo a través de un
microscopio y es como la imagen de una lanza, eran una cantidad de espaditas brillantes, luminosas.
Entonces encontramos que a través de la evolución, el simbolismo utilizado por las Escuelas
Iniciáticas para el Alma del Mundo, es la espada, es el fósforo que debe ser utilizado por el hombre.
¿Pero cómo debe utilizarlo? ¿Comiéndolo? Claro que es necesario consumirlo, pero especialmente
es por medio de la estética que el fósforo se asimila, si no hay estética -que es Sublimación- no hay
aumento del volumen de esta sustancia tan útil para el cerebro, o para la espina dorsal que lo posee
en abundancia, o para las suprarrenales que no trabajan sin fósforo.
Así que el fósforo no está radicado solamente en el cerebro, quizá se le de mayor utilidad en las
neuronas del cerebro, pero la bioquímica de Ia espina dorsal da una gran cantidad de mielina -
escuchen bien- y es fósforo. . . y la miel de abejas posee fósforo.
El fósforo es sumamente importante, pero la actividad del fósforo está en la estética, por eso los
poetas “tienen” más fósforo, los filósofos “tienen” más fósforo, pero no es que tengan más sino que
lo utilizan mejor.
En el folleto “Cómo conoceremos el Cristo a su vuelta”, del señor Heindel, ustedes pueden leer algo
que el dice abiertamente: “el Cristo es fósforo”. A pesar de que a el señor Heindel no le gusta
correlacionar la ciencia con los asuntos ideológicos, dice allí tranquilamente que el fósforo es Cristo
coagulado, en otras palabras más expresivas para nosotros, dice que el fósforo es la Luz Astral
coagulada.

77
El señor Heller, un gran investigador esoterista, vidente y filósofo -a quien admiro durante toda mi
existencia por la grandeza de la realización íntima de su entidad espiritual- mencionaba que había
dedicado mucho tiempo para entender el por qué hay un cambio etérico o tátwico.
El “Concepto” los llama éteres: éter químico, de vida, luminoso y reflector.
Los éteres son la parte espiritual de la sustancia y eso es fósforo en cierto grado de vibración, el
fósforo es la vida. Los Iniciados Rosacruces decían exactamente que el fósforo era la vida; sin
fósforo no hay vida, es admirable eso.
Las enfermedades consuntivas se deben a carencia de asimilación del fósforo o la pérdida de él; por
ejemplo, la tuberculosis se produce mucho en los seres humanos que gastan exageradamente el
fósforo captado en los alimentos, a través de su instinto genésico; es algo tremendo, podía decirse
que esa es la causa de su enfermedad, la pérdida del fósforo a través de los canales de la
reproducción, por allí se pierde el fósforo más que por algún otro camino, porque la sustancia
germinal es fósforo, es Luz Astral coagulada; eso sí es sabiduría, es ciencia, es conocimiento real y
positivo.
Esta es la verdadera ciencia de la Vida, la ‘materia y el espíritu son dos polos de la eterna Cosa
Única, que es el Alma del Mundo, y así se llega a grandes conclusiones.
En días pasados les decía que la clara de huevo, que es albúmina, posee gran cantidad de fósforo y
renueva el cuerpo; uno de los Hermanos ya se ha dedicado a practicar y ha observado buenos
efectos, es admirable.
Tenemos que aprender a sacar la basura de nuestro cuerpo físico, la basura intelectual, la basura
moral, porque basura hay en todas partes; el odio y la envidia son basuras del Alma y las escorias
son basuras del cuerpo.
Así que el mejor símbolo de la medicina, considero que debe ser la “escoba”, porque debemos
“barrernos” sacando la suciedad de todos los vehículos que sirven de instrumento a la Consciencia
Egóica o sea la parte divina de nuestro Ser, esto es ciencia realmente.
El fósforo es sumamente importante, pero comiéndolo en gran cantidad no vamos ser ni más
espirituales ni más inteligentes, sin embargo ejercitándonos internamente -a través de la estética- sí,
porque el fósforo es el vehículo de la inteligencia y de la sensibilidad.
Eliphas Levi dijo alguna vez: “Soy un viejo muy experimentado.., los tontos buscan amuletos,
buscan pócimas para conquistar las muchachas. .. .
Si los pobres imbéciles supieran que ese poder lo posee quien asimila el fósforo, no estarían
buscando tonterías del mundo y de la vida”.
Exacto, el fósforo es la vida, sin fósforo no hay vida. En la tierra donde hay fósforo las plantas
crecen mejor y se desarrollan con gran exuberancia, pero cuando hay carencia de fósforo la vida es
muy pobre.
El fósforo -dice la tradición esotérica de las edades- es una emanación de Venus. El fósforo era
llamado por los antiguos Atlantes el Cristo y consideraban que el Cristo se hacía ostensible, para la
humanidad sobre todo, a través de Venus.
Se llamaba también Lucifer; Lucifer significa ‘portador de luz el fósforo porta la Luz Astral
Universal y la introduce en los organismos para hacerlos vivientes, inteligentes, conscientes,
amantes y divinos.

78
LA LEY DE LA ASIMILACION - VIVID Y DEJAD VIVIR
EL PADRE NUESTRO
(Capftulo XVII)
Conferencia 54 - Noviembre 4. 1981

El señor HendeI dice que toda partícula que ingerimos “tiene vida”, pero le faltó decir la otra parte
también importante: toda partícula que ingerimos “lleva la vida y la muerte”, porque toda partícula
de alimento que comemos lleva algo de sustancia no asimilable y es más grave lo que no se digiere,
que lo que se digiere; las enfermedades, la decrepitud y la muerte se deben a esos residuos no
asimilables y que luego no sufren un proceso de verdadera desasimilación.
Por eso la frase correcta es la de los Gnósticos: “Dios es digestión”; la digestión implica asimilación
y desasimilación, allí están marcadas las dos polaridades.
Ahora viene la parte, digamos sensorial, “vivir y dejar vivir”. De acuerdo con Vivekananda, que fue
un filósofo rebelde y consciente, “para no destruir vidas tendríamos que no hablar, porque cada vez
que hablamos matamos millones de microbios”; he ahí un planteamiento tremendo, completamente
natural, científico.
Lo más importante del proceso de asimilación y desasimilación es la salud, es esencial, el tener un
cuerpo sano y fuerte no implica desarrollo espiritual, ni desarrollo de la consciencia, ni de la
inteligencia, ni de la voluntad.., simplemente poseer un cuerpo sano.
El señor Buda tenía razón cuando dijo: “Para trabajar espiritualmente es indispensable tener un
cuerpo sano”, de modo que debemos aspirar a tener un cuerpo sano, eso es fundamental.
En verdad, la parte esencial de la nutrición humana y animal son las proteínas, son enteramente
fundamentales en el sostenimiento del cuerpo humano y sus células. ¿Cuáles son los componentes
de las proteínas?
Básicamente nitrógeno, por consiguiente los alimentos nitrogenados son los que nos dan una
nutrición adecuada, son todos cereales, habas, arvejas, garbanzos, soya, son alimentos que casi no
consumimos.
De otro lado están los alimentos oleaginosos, ricos en proteínas, aceites naturales y vitaminas, es lo
mejor para la nutrición del hombre: maní, nueces, almendras, coco, etc. No estamos habituados a
esta clase de alimentación pero debemos intentarlo; por ejemplo, el maní una excelente fuente de
proteínas, minerales y vitaminas, contiene fósforo y todos aquellos elementos útiles para la
constitución humana, sus aceites naturales contribuyen eficazmente a la desasimilación, es decir, a
la eliminación de las sustancias pesadas que solamente son vehículo de la vida, pero no la vida”,
son sustancias inertes, esto es algo muy importante.
En esta encarnación, durante mis 80 años, me he dedicado hasta donde ha sido posible a entender
los mecanismos de la vida psicofisiológica, espiritual, metafísica y cósmica.
Les voy a contar una experiencia que fue un poco dura.
Cuando en mi lejana juventud leí que para crecer espiritualmente había que dejar de consumir
carnes, entonces instantáneamente decidí no comerlas y durante veinte años lo practiqué. ¿Cuál fue
el resultado?
Que mi digestión se degeneró, ya no asimilaba ni el agua, era del todo imposible; vean ustedes a
dónde puede conducir la mala inteligenciación de un problema cualquiera.

79
En aquella época no sabía nada sobre las proteínas, no conocía sobre la importancia de los cereales
en la nutrición, no sabía nada sobre el maní o las nueces y todos aquellos alimentos que poseen
aceites naturales.
Me dediqué a comer solamente yerbas y harinas, siendo el resultado que el pobre hígado ya no
podía funcionar. Les advierto que si no hubiera sido por el Maestro Zanoni, ustedes no me tendrían
aquí de ninguna manera, pues mi vegetarianismo fanático hubiera terminado prontamente con esta
existencia humana; fueron veinte años durante los cuales no probé rigurosamente ningún alimento
de orden animal, ni carne, ni leche, ni quesos, ni nada.
También fumé durante seis años, desde la edad de 15, pero no cualquier cosa, tres paquetes de
cigarrillos y unos seis tabacos diarios, a los 21 descubrí que era un error tremendo, que eso
perjudicaba mi salud, mi bienestar y mis escasos recursos económicos; entonces boté el cigarrillo
que tenía en la boca, lo pisé como protesta y jamás volví a fumar.
Ese ha sido siempre mi carácter, fuerte, rebelde, indudablemente venía acumulado de pasadas
encarnaciones porque eso no se aprende fácilmente.
Así sucedió igualmente con la nutrición, protesté de todo alimento de naturaleza animal, consumía
solamente sopitas, legumbres y nada más; y les repito nuevamente, si no hubiera sido por el
Maestro Zanoni, Rojitas no podría estar aquí de ninguna manera, mi vida no hubiera pasado de 35
años y eso muy sufridos.
En un día -memorable por las circunstancias- debía dictar una conferencia en el teatro municipal a
las siete de la noche y teníamos como invitados a la alta sociedad, a miembros de la Masonería, a
profesores universitarios, etc.
Tenía un dolor de vientre horroroso porque mi hígado estaba intoxicado y mi aparato digestivo
tapado, entonce Carlos Baquero me dijo: “No puedes ir esta tarde a dictar la conferencia”.
Le respondí que tenía que ir porque mi compromiso era dictarla y si tenía que caerme en el
escenario, me caería, pero tenía que ir. Uno no puede, o mejor no debe, incumplir un compromiso
porque es irrespeto a los demás y a uno mismo.
Fui y dicté la conferencia durante hora y media y me regresé a sobrellevar mi dolor de hígado; ésta
es mi naturaleza y manera de ser.
De modo que tengo una larga experiencia de lo que es enloquecerse por una sugestión, sin estudiar
a fondo los problemas que ello encarna. Conozco cantidad de personas que creen lograr la
perfección comiendo vegetales, gentes que no cultivan el carácter, ni la inteligencia, ni la
sensibilidad, ni la estética, ni el arte, y creen que solamente dejando de comer carne les basta para
llegar a ser dioses; esas son ingenuidades, eso no es así.
Nosotros como raza hemos sido alimentados desde niños con carne y si dejamos radicalmente de
consumirla -como en mi caso- tiene consecuencias tremendas, el que quiera hacer el cambio debe
hacerlo gradualmente, pues es mejor la alimentación vegetariana sin descuidar el consumo de
proteínas.
Actualmente no soy carnívoro, pero a veces como carne y no me afecta, porque sé que la Vida
Interior lo es todo; el recto pensamiento,’la recta acción, el desarrollo de la sensibilidad, de la
consciencia, de la inteligencia, del Amor a la Vida, son factores que educen evolución espiritual.
No se trata de comer o dejar de comer carne, eso son ingenuidades, pero advierto que una
alimentación vegetariana y proteínica, sí es lo más adecuado.
No espero conquistar elevados grados de consciencia por dejar de comer carne, casi no la consumo
porque sé que la carne deja mayor cantidad de escorias que los demás alimentos.

80
En una ocasión un Hermano teósofo me planteó el problema de que era crueldad sacrificar
animales. Le dije, no voy a quitarle nada a su idea, pero quiero saber su opinión acerca de algo que
me consta personalmente; en mi época de estudiante ví –a muchos kilómetros del pueblo, en un
terreno completamente estéril- una vaca hambrienta que se debatía entre la vejez y la muerte porque
no tenía quien le llevara agua ni alimento; aquel
animal murió finalmente después de 15 días debatiéndose entre la miseria y el dolor.
Dígame usted que es mejor, haber sacrificado la vaca para alimentar a alguien o haberla dejado
morir en esas
circunstancias, si de todas maneras la vaquita tenía que morir, ¿qué era lo más noble?
De modo que no es tan criminal como usted cree el hecho de sacrificar animales, hay que ser
analítico, la verdad es esencial en todas las cosas. El señor Jesús decía: “Buscad la Verdad que ella
os hará libres”. He estado libre de muchas complejidades emotivas buscando la verdad exacta y
rigurosamente; por eso les aconsejo que busquen la verdad ante todo, porque ello da plenitud a la
vida humana.
Actualmente no soy carnívoro, pero algunas veces como una porción de carne y no me pasa nada, ni
pienso que voy a perder voluntad, ni estética..; pero si puedo reemplazarla por el maní me siento
más satisfecho, porque el maní deja menos escorias, es más adecuado para la salud y nosotros
necesitamos salud para trabajar, pues para levantar un bulto, por ejemplo, implica tener energía y
vitalidad; no solamente requerimos salud en los aspectos estéticos y morales, sino también en el
campo físico.
Entonces la idea de no matar animales -que es el sentimiento del señor Heindel, muy noble por
cierto- considero que es del todo imposible; por ejemplo.., quién no mata aquella pulga que no le
deja conciliar el sueño, pues no podrá dormir, además es agradable agarrar la pulga y hacerle “trak”.
Debemos es tener comprensión de la vida, evitando los fanatismos; tener comprensión de la
existencia es lo más interesante y valioso de la vida en nosotros.
La comprensión ha de darnos la liberación y la posibilidad de desarrollarnos internamente a través
del tiempo y del espacio.
Si progresivamente dejamos la alimentación carnívora reemplazándola por alimentos adecuados -
que no dejan tantos residuos en el cuerpo- sobre todo proteínas como las almendras, las nueces, el
maní, está perfectamente bien, porque la persona sin proteínas está siempre debilitada.
Los restaurantes vegetarianos son puro negocio, allí consumen harinas en diferentes formas y no
sirven proteínas, entonces la gente que es fanática del vegetarianismo se vuelve más anémica como
le consta a muchos.
El señor Heindel no se detiene en enseñarle a sus estudiantes -y yo soy uno de ellos, relativamente-
que lo importante en la nutrición es la proteína, que lo importante en la nutrición es comer con
simpatía, con alegría, para que las vibraciones del individuo compenetren todas y cada una de las
células de los elementos necesarios y produzca una verdadera transformación.
En los hogares había una sabia costumbre que ya no se practica, antes de tornar los alimentos
oraban para armonizar el lado psíquico de la naturaleza humana, así cada alimento que ingerían era
doblemente aprovechado.
El señor Krumm-Heller enseñaba algo que a ustedes seguramente les interesará: si alguien, por
ejemplo, carece de voluntad, entonces mientras mastica el alimento debe imaginar la fuerza de
voluntad entrando a través de la sustancia alimenticia y poco a poco irá apareciendo la voluntad
para obrar; si tienen pereza, al masticar los alimentos, piensen que son activos, enérgicos, que

81
siempre están atentos a ejecutar las acciones indispensables para el bien vivir y el cumplimiento de
sus deberes.
Así, pronto aquellas cualidades serán una realidad, porque las imágenes que se involucran en la
parte vital de los alimentos, van a la interioridad del ser y van cambiando la molécula física y la
molécula metafísica y espiritual de la naturaleza del hombre, eso sí es sabiduría.
De modo que no crean que por comerse un pedazo de carne van a perder la evolución o la salvación
eterna, eso es ingenuidad. Bien citaba un Hermano la frase del Maestro Jesús: “No es lo que entra
por la boca del hombre, sino lo que sale de ella lo que hace mal al hombre”, porque los residuos van
a la letrina, mas los pensamientos torturan la sensibilidad y el corazón del hombre.
Eso es sabiduría. Si estamos en condiciones de dejar la alimentación a base de carnes, maravilloso,
si dejamos de consumir sustancias que no son del todo alimentos, eso es selección, claridad,
comprensión; comprensión es lo que necesita el hombre en el proceso infinito de la evolución.
En esta encarnación tuve la oportunidad de conocer a un Chela, a un Maestro y a un Adepto.
Al Chela le gustaba la carnecita, los chicharroncitos de cerdo porque creía que eso le lubricaba su
hígado, era el señor.
Krumm-Heller, si era necesario se comía una pierna de pollo tostadita con sal.
El señor Heindel dice que la sal es una materia inerte que no se asimila; sin embargo el doctor
Krumm-Heller y el Adepto Zanoni opinaron diferente, la consideran maravillosa.
Consumo cada vez más sal y a pesar de mi edad tengo mayor cantidad de energía, que se la debo en
gran parte a la sal y a las proteínas.
Hice un experimento sumamente curioso: desde muy chico, vine pensando que la almendra del
cacao sería algo maravilloso para el hombre... siempre lo pensaba, mas nunca lo ejecutaba.
En estos días lo comenté con el Hermano Izquierdo y él me trajo unas almendras de cacao, consumí
este alimento maravilloso y empecé a sentir demasiada energía, tanto que al día siguiente no sabía
que hacer con tanta energía.
He llegado a la conclusión que consumir unas seis almendras como única cena, acompañada con
alguna fruta pasa, sería algo maravilloso.
Si recurrimos a la ciencia de las analogías, que nos va dando la llave del conocimiento, la almendra
del cacao es exactamente la estructura de un cerebro. Esta ha sido la conquista de la semana y
considero que es un alimento tan concentrado que bastarían unas seis almendras con uva o ciruelas
pasas, para que contribuya eficazmente a la lubricación del cuerpo, resultando verdaderamente
maravilloso.
Para limpiar el aparato digestivo, acostumbro a consumir como única cena, nueces con uvas pasas,
preferiblemente la propia nuez de nogal, que es la que tiene la forma de lóbulos cerebrales, no la
nuez del Brasil.
Se logran mejores resultados cuando la Luna está en menguante pues los resultados son
maravillosos; la menguante es una época muy adecuada porque el magnetismo está bajando del
cerebro hacia los pies, en cambio en la Luna creciente esté subiendo de los pies hacia el cerebro y la
purificación no se puede verificar con igual precisión, pero si la necesidad nos obliga, hagamos el
tratamiento en cualquier época.
En síntesis, el ser humano debe consumir alimentos proteicos como las almendras, arvejas,
garbanzos, frijoles, etc., todos son excelentes.

82
La arveja seca es admirable verdaderamente, es uno de los concentrados alimenticios más
completos en sales minerales, solo la supera el cacao en pepa.
Conocí a un viejo canijo, es decir un viejo flaco que poseía una “energía del demonio” (si es que el
demonio existe... dicen que asusta a la gente, pero él es tan bobo que se espanta al ver el signo de la
cruz), aquel viejo tenía una energía admirable como si fuera un joven de veinte.
Me consta que el hombre consumía como desayuno una buena porción de arveja seca y tomaba
aguadepanela; al almuerzo y cena comía lo mismo.
En una ocasión a un muchacho que estaba tratando de alzar una vasija con agua y no podía, se le
acercó el viejo y le dijo: “esto se hace así” y la alzó sin ningún trabajo. Tenía 85 años y su alimento
era la arveja seca con buena sal! Es decir, que en los alimentos proteínicos está verdaderamente la
salud y el bienestar del hombre.
Recordemos que no solamente tomamos del alimento la energía vital, sino también las escorias y
éstas hay que eliminarlas, es la parte más difícil, es la sustancia inerte de la cual se vale el Logos
para llevar la energía vital.
Hace algún tiempo leí algo singularísimo, que los alimentos no tenían valor digestivo de ninguna
naturaleza, que eran células que conducían energía vital.
Parece que esto tiene fundamento, que las proteínas son las que acumulan la energía vital del
universo y se la entregan a los seres vivientes; la proteína es nitrógeno por excelencia, es decir,
sencillamente albúmina de la cual les hacía referencia en días pasados.
Para sintetizar, podemos decir que Dios es digestión, porque Dios es el proceso por medio del cual
las cosas se transforman para que produzcan los efectos de vitalidad para el cuerpo, de inteligencia
para el ser psíquico, de imágenes para el artista, de sonidos para el músico y así sucesivamente
porque todo aquello es digestión; la digestión de la luz solar, la digestión del alimento, la digestión
de la vitalidad, la digestión de la inteligencia, la digestión de la voluntad, la digestión del amor, la
digestión de la consciencia, la digestión de la parte espiritual de nuestro ser, que es la parte
verdaderamente noble, poder digerir el sentido de la armonía y de la belleza, para que los cuerpos
sean vehículos de transmisión de esa poderosa energía que acumulamos en el interior de nuestro
propio ser, todo eso es digestión.
Así por ejemplo, cuando vemos una rosa viene la plenitud de la imagen, tenemos que digerir el
sentido de esa imagen; cuando leemos un texto de Schopenhauer tenemos que digerir el sentido y el
pensamiento que exteriorizó y dejó en sus libros para ayudar a la humanidad; cuando leemos un
pensamiento de Jesús, tenemos que asimilar esa bondad exquisita, pues en su lenguaje transmitía la
sabiduría que había asimilado a través de las edades (porque él había sido Salomón llamado el sabio
y anteriormente Seth, el gran alquimista, y mucho antes había sido cualquier hombre común, pero
había trabajado intensamente y por eso llegó a ser el gran Jesús que la humanidad conoció y que la
Jerarquía encargó para enseñar al mundo lo que debía digerir durante dos mil o más años.
Dios es digestión y quizá los alimentos los tomamos para que haya energía que asimile el
movimiento de los mundos y eso sea emoción o deseo; quizá haya la posibilidad de que asimilemos
la mentalidad de los Dhyn-Chohans o Egos de la Tierra y podamos tener una mentalidad fuerte; que
podamos asimilar la energía de Mercurio, en la fuerza imaginal, para ser artífices de nuestras
propias ideas y nuestro camino; que podamos asimilar la energía del Sol Espiritual para tener el
Amor Crístico en nuestra naturaleza. Todo eso es digestión.
Este capítulo de excepción podría cubrir volúmenes y transmitir algo de mucha trascendencia para
la humanidad.
Ahora vamos a analizar el Padre Nuestro, no quiero que me acepten nada, pero sí que piensen.
Todos los seres humanos tenemos la pretensión de que Dios debe hacer por nosotros todo y

83
nosotros nada; nosotros somos dioses en embrión en el camino evolutivo, Dios es la Energía
Omnipresente que se convierte en cuerpo, en vitalidad, en emoción, en mentalidad, en imaginación,
en sensibilidad, en conciencia, en superconciencia, etc.
De modo que Dios es la Bendita Energía del Universo, y la Kábalah dice que Dios se acumula a
través de un proceso de “torcimiento”, es decir, nosotros vamos enrollando aquella Energía para
exteriorizarla; y esos son los superhombres.
Si decimos: “Padre Nuestro que estás en los cielos”, siendo El Omnipresente, ¿entonces cuáles son
los cielos y cuál es la Omnipresencia de la Divinidad?
Eso son palabras sin sentido, frases de la gente, siempre queremos pedir que nos hagan lo que
nosotros no queremos hacer, es una fantasía.
En lugar de pedirle que “nos perdone nuestras deudas”, ¿por qué no nos cuidamos de ser
inteligentes para no adquirir tales deudas?
“El pan nuestro de cada día dánoslo hoy”, pues dejen los de trabajar y veremos que no nos viene ese
pan de cada día, o tendríamos que orar como aquel niño inteligente que se arrodilló frente al altar y
pidió así: “Padre mío danos el pan de cada día, pero con mantequillita”.
¿Así que el cuerpo vital, emocional y mental deben doblar la rodilla, que no tienen, ante la Deidad
para pedir cosas?
Lo que debe hacer el hombre es trabajar y abrirse campo en la vida, haciéndose receptivo a esas
divinas energías de la vida, no pedir nada, HACER.
Lo que nos falta es carácter para dejar de un lado la pereza y actuar; dejar de lado el odio que
sentimos por la suegra, porque la Ley de Causalidad es absoluta e infinita, no tiene componendas, ni
perdona.
A cambio de pedir al Tercer Aspecto del Logos debemos acumular todo el poder de la Energía
Creadora y no dilapidarla en forma loca, ese es el verdadero arte del esoterismo tradicional y santo.
En vez de pedir al señor Jesús que nos de el Amor debemos educir el Amor Universal.
Eso de “pedir” son tonterías de gentes sugestionadas por frailes interesados en mantener la
ignorancia de los pueblos para explotarlos y vivir a costa de ellos.
Lo que debemos hacer es desarrollar la inteligencia, la voluntad, tener carácter para cuando nos
llegue un
pensamiento de odio transmutarlo por amor, verificando así la alquimia anímica de nuestro ser; eso
es lo que tenemos que hacer, y no arrodillamos para pedir lo que no somos capaces de esforzarnos
en conseguir.

84
EL VOTO DE CASTIDAD
(Capítulo XVII)
Conferencia 55 - Noviembre 11, 1981

Algún Hermano dijo que era muy difícil hacer el voto de castidad; lo más simple del mundo es
hacer promesas que uno no cumple, eso es lo más común en os negocios, en la vida social, etc.
Hacer “voto de castidad” no es conveniente, quien desee dirigir esa energía debe ser casto sin hacer
votos, porque el voto tiene una reacción tremenda.
El señor Newton hablando de leyes físicas, dice que una ley de la naturaleza es que cuando se hace
promesa de algo, hay una reacción en dirección opuesta, con la misma presión del interés que uno
tiene en realizarla; esto es exacto.
La experiencia me indica que si ustedes quieren dedicar esa energía solamente al aspecto espiritual,
no hagan votos, vuélvanse espirituales.
¿Para qué hacen votos? ¿Qué objeto tiene? Quien hace votos comúnmente es hipócrita.
Recuerdo lo que sucede en la Masonería, allí se exigen muchos secretos y cada vez que se enuncia
algo para guardar en secreto se pide un juramento, pero al día siguiente, sin asistir a la Logia, sabe
uno más que quienes estuvieron allá, porque inmediatamente cuentan lo que se juró que no se debía
decir; eso lo he comprobado, Hermanos, el problema es completamente diferente de lo que han
intelectualizado; el señor Heindel cita noblemente el tema, pero no da ninguna solución.
Según el grado de evolución, el hombre se halla en una de estas tres jerarquías: el hombre
intelectual, que no tiene estética porque no ha desarrollado el aspecto místico, él es comúnmente
cerebro-emocional.
El hombre que se ha dedicado al desarrollo más o menos profundo de la filosofía.
Y el hombre que ha verificado el proceso subliminal; en ésta su actividad Interna es senso-imaginal;
en la actividad sensoimaginal radica de un lado, la sensibilidad en el simpáticoneumogástrico y
de otro en el centro generativo.
Esta persona se encuentra en condiciones de trabajar espiritual y alquímicamente con la Divina
Energía de la Vida o Energía Espermática, que es el Tercer Aspecto del Logos operando en la
generación de la especie, en el despertamiento de la conciencia, de la sensibilidad y de la voluntad,
porque no hay sino una sola Energía en grados diversos de manifestación.
De modo que en el Esoterismo se consideran tres escalas jerárquicas: el desarrollo de la
Conciencia, el de la Sensibilidad y la Acción o Voluntad.
Está el hombre subliminal que es de tendencia espiritual, porque así lo trae del pasado y le queda
relativamente fácil realizar su obra; el hombre que se dedica a los aspectos filosóficos y su
tendencia es el desarrollo de la consciencia, y el hombre cerebro-emocional que es el común en el
estado actual de la evolución humana; éste no tiene ningún ideal en la vida, tiene dificultades para
elevar la energía y comúnmente fracasa en la relación matrimonial.
El pueblo hebreo es el único que tiene cierta educación en el aspecto genésico de la vida. Antes de
verificar el matrimonio, el aspirante a ser esposo es llamado por el Rabino que tiene cultura en ese
campo, y le enseña los secretos del matrimonio; allí sí hay verdadera Sublimación Estética del
proceso matrimonial.
Así es como algunos esposos traen grandes Egos al mundo para ayudar a la humanidad, como Jesús,
Einstein, Schweitzer, Freud y otros, porque allí sí existe ese sentido cultural, no con la profundidad
del esoterista, pero sí con una gran comprensión y mística de la vida.

85
Ningún hombre judío toma su esposa si ella no se encuentra anímicamente preparada; el hombre
occidental toma la esposa en cualquier momento de su locura mental y erótica y entonces renacen
Egos de elemental evolución.
¿Cómo conoce el cónyuge el momento adecuado?
Por la expresión de la esposa, si es una expresión mística puede depositar la sagrada semilla para
traer un Ego valioso para esta pobre humanidad. Observen ustedes qué diferencia entre especular
intelectualmente y llegar a la sapiencia del esoterismo trascendental.
De modo que tenemos al hombre senso-imaginal quien ha educado en pasadas encarnaciones el
lado sensorial de la vida y es de tendencia mística, él puede manejar mejor aquella divina energía,
pero si no tiene instrucciones esotéricas tampoco es mucho lo que avanza y puede caer también en
lo cerebro-emocional que es lo común en la humanidad.
No me estoy refiriendo a nadie, pero en la vida conyugal el 99.5% de las damas están defraudadas,
porque el hombre no conoce el misterio de la vida - porque no sabe llegar a ese momento sublime-
de atraer un nuevo Ego de los espacios infinitos, para que continúe evolucionando; no saben llegar
al Templo de la Naturaleza con toda la mística de un sacerdote -oficiando el sacramento de la
conjunción bipolar- hablando en el sentido ideal de la vida.
Ese es el hombre senso-imaginal, no trabaja sino su imaginación y, su sensibilidad en grado sumo,
solo entonces está calificado para atraer Egos de alta evolución.
Así la esposa estará completamente satisfecha verificando el trabajo de su maternidad con mística,
extraordinaria y adorará a su hijo, porque es el hijo del sentimiento y no del instinto.
El otro, hombre ordinario, que se deja llevar de los instintos, no sabe ni de lo uno ni de lo otro, él
actúa como uno de nuestros hermanos menores en la evolución -comparación injusta es calificar
nuestras debilidades con la expresión “animal”- los animales son extraordinarios en muchos
aspectos; el animal sigue la Ley del Logos y comúnmente opera como debe ser, por ejemplo el toro,
después de verificar la conjunción y depositar la semilla para que la especie no se extinga, se retira
por lo menos dos semanas en soledad para recuperar sus energías; siempre va preparando su
sensibilidad, diremos animal, hasta llegar al momento cumbre en el cual debe verificar la
copulación, nunca lo hace con locura.
El conocimiento de las energías creadoras es una ciencia maravillosa de la vida, es un profundo
estudio del esoterismo.
La ciencia esotérica sabe que todo tiene tres aspectos y el proceso del sentido procreador en la
naturaleza humana se encuentra, en el campo senso-imaginal, en el campo cerebro emocional y en
el campo de los instintos, donde actúa el mayor número de a especie humana.
¿Cuál es entonces el trabajo que debe realizar el esoterista?
El de ir desarrollando el sentido Subliminal de la Vida, ir aprendiendo a imaginar y sentir la belleza
del amor y el atractivo de las Leyes Cósmicas de la Naturaleza, no solamente para cumplir la
función de la progenitura -que es sagrada porque da oportunidad a que continúe el proceso
evolutivo- sino que empieza a inducir mayor desarrollo del Alma.
Y su Ego en cada nueva encarnación será más esplendoroso y tendrá naturalmente mayor sentido de
la vida, mayor grandeza, no solamente en la capacidad de comprender los misterios sino también de
servir a la humanidad.
Pero si alguna vez debe cumplir la misión de depositar la semilla para que un Ego pueda renacer, lo
hará en función mística y espiritual de la vida, con el sentido que se penetra a un lugar sagrado.

86
Todo cuanto existe y vemos en los reinos vegetal, animal y humano, es hijo de aquella conjugación
de las energías del Logos en su Tercer Aspecto que nosotros llamamos el Fuego Creativo del
Espíritu Santo, pero que en cada religión tiene su propia denominación.
Hermanas y Hermanos si quieren dedicar toda aquella energía al desarrollo espiritual, psíquico y
mental, no hagan votos de castidad, séanlo.
El voto pone un dique de resistencia en la naturaleza anímica del hombre e impulsa a hacer
exactamente lo contrario.
Recuerdo mucho que una vez necesitábamos a un Hermano que manejara los fondos económicos de
la Escuela y advertí que ese dinero debía emplearse solamente para publicaciones que dieran
consciencia a nuestros hermanos en la humanidad; alguien dijo “yo soy el indicado”... y no
volvimos a ver ni al hombre ni al dinero porque hizo una promesa, si no la hubiera hecho quizá no
habría actuado así.
Es mejor no hacer votos sino ejecutar las cosas.
¡Si usted quiere darle dinero a un limosnero no haga “votos de caridad” sino entrégueselo!, sí usted
quiere escribirle una carta a la suegra no le cuente al vecino ni a los amigos, simplemente escríbale
la carta, porque el hombre es un hacedor y debe operar en esa dirección y debemos entender las
Leyes de la Vida.
La energía procreadora es la energía sublime por excelencia, es el Tercer Aspecto del Logos o
Fuego Creativo del Espíritu Santo, Yesod en la Kábalah, el Fuego Sagrado Viviente y Filosofal de
los Rosacruces, el Kundalini de los Yogis.
Somos lo que somos debido a ese Poder Divino del Logos, a la dirección que hemos dado a esa
Energía y según el trabajo que hagamos en cada encarnación seremos así o asá.
Si alguien ha derivado esa energía para la función intelectual llegará a ser un gran filósofo, pero
estará menos calificado para sublimar la energía porque será intelectual-emocional o cerebro-
emocional.
La persona que no se ha ocupado en nada tiene que obedecer a la fuerza del instinto, ala fuerza
intrínseca de la naturaleza generatriz, un ser de instintos y ahí se encuentran la mayoría de los
hermanos en la humanidad.
Desgraciadamente hay también quienes cultivan el instinto y se entregan a la pasión con locura,
estos seres degradan todas sus facultades porque no hay otra energía.
En el corazón se llama Amor, en el cerebro se llama consciencia y en lo más elevado se llama
Supra consciencia, pero es la misma energía o grados del mismo poder del Logos que ha hecho
posible toda evolución de la entidad humana, esa Energía es sagrada y sublime.
El admirable instructor Krumm-Heller en una de sus obras enseñaba: “Si os atrae una mujer podéis
admirarla como una bella expresión de la vida, pero no debéis seguirla a menos que estáis aninados
por un sentimiento divino de espiritualidad”.
Alguien leyó eso y la pareció que admirarla era ir tras ella y se degeneró tremendamente; un día se
quejaba y le dije, Hermano estudie bien el texto porque Krumm-Heller no lo dijo como usted lo
interpretó.
Si no entendemos es por falta de esfuerzo, falta de evolución, falta de comprensión; todo es fruto de
lo que sembremos, los aciertos son nuestros logros, los errores son nuestras desgracias, pero nos dan
la experiencia para no seguir el camino de la degradación, así es como debemos entender la vida y
la evolución.

87
Este capítulo es maravilloso porque se está refiriendo a uno de los tres aspectos del Logos, al Fuego
Creativo del Espíritu Santo, al Kundalini de los indos, al Fuego Secreto Viviente y Filosofal de los
Rosacruces.
El señor Heindel hace una referencia digna de consideración, dice que hay gentes que miran con
desprecio esa energía y aún con insensatez.
¿Quiénes inculcaron esa falsa apreciación?
Las religiones, que consideran que esas energías son perversas y pertenecen a Satanás, pero los que
así predican no actúan de acuerdo con sus enseñanzas; debemos conocer nuestra naturaleza,
tenemos que ser conscientes de lo que realmente somos y no de lo que suponemos ser.
Puntualicemos algo que debe ser comprendido debidamente: Si estoy dedicado a entender un texto
de alta ciencia, la Energía Creadora va a los centros de la consciencia, es decir, al cerebro.
Si aprendo a amar la naturaleza, a sentir la belleza de las flores, del Sol que surge en el oriente y
declina en cambiantes colores entonces estoy desarrollando el sentido Crístico de la existencia.
Pero si la energía se manifiesta en mí y no soy esposo, debo transmutaría para convertirla en divino
sentimiento, en poder imaginal, en intuición, en consciencia.
Por eso hay que polarizarse en el aspecto Sensorio-Imaginal que es el estado ideal para la
Sublimación de ese Divino Poder,
y en cada oportunidad podemos llevar la energía a un lugar determinado según el esfuerzo de
nuestra psique.
Si voy a tratar de entender las obras de Eliphas Levi, vibrarán mis centros de consciencia; si voy a
leer “En Armonía con el Infinito”, de Ralph Waldo Trine, vibrará el sentido espiritual o Crístico de
la vida, y si voy a trabajar, actuar, operará la fuerza creativa de la existencia o tercer aspecto del
Logos en sus diversos modos.
En otra reunión veremos que cada aspecto de los mencionados anteriormente tiene tres fases: Existe
el hombre conscienteintelectual y algo sensorial, está el hombre sensorial-intelectual y algo
consciente, y los que actúan, los que obran, son algo conscientes, un poco intelectuales, y algo
sensoriales porque la energía espiritual del Logos opera siempre en esos modos.
A veces cuando el hombre se obstina en no desarrollar sino un modo de la existencia, entonces la
energía se afirma allí y se pierde para los demás aspectos de la existencia, provocando un serio
desequilibrio.
Tenemos que aprender a usar la energía en cada momento para la actividad a la cual estamos
dedicados en forma inteligente y consciente, ese es el trabajo de la evolución. No nos afanemos...
porque llegar a ser Adepto es un trabajo del tiempo, es un trabajo de la evolución, es un trabajo
constante de la vida.
Una vez un gran ser me dijo: “Todo depende de Yesod, porque allí es donde se anida la energía de
la existencia y de allí es de donde debemos derivar aquella fuerza y poder, a través de la
sensibilidad para adquirir consciencia, a través de la sensibilidad para educir amor, y a través de la
sensibilidad para ir penetrando el misterio de las cosas, porque la sensibilidad es la única que tiene
la capacidad de perforar los mundos”.
Ese hombre sabía, porque amando, todos los poderes del hombre se van despertando con mayor
rapidez que por cualquier otro camino. “En que os améis unos a otros probaréis que sois mis
discípulos”, eso es sabiduría, no es haciendo poses como los Hatha Yogis, ni comiendo carne o
yerbas, es trabajando internamente.

88
Ahora bien, si logramos seguir un régimen alimenticio adecuado, mucho mejor, pero el desarrollo
espiritual del hombre no depende exclusivamente de eso; como dijo Jesús: “No es lo que entra por
la boca, sino lo que sale de ella Lo que hace mal al hombre”, he ahí lo importante.
Nos vamos fanatizando, no tenemos una comprensión amplia de los misterios de la existencia y
entonces caemos en cualquier susceptibilidad ligereza o tontería... y los fanáticos abundan.
No hagan votos de castidad, sean castos si así lo quieren, pero si son cónyuges no cometan ese
error, porque han contraído un deber indispensable para que otros Egos vengan a la existencia.
Por ejemplo, una damita me pidió que le “formulara” algo para poder abortar.
Le respondí: ¿Y quién la mandó a adquirir esa responsabilidad?
Para mí el nacimiento de un niño es algo sagrado y quienes impiden su nacimiento son perversos.
La Escuela Rosacruz tiene aclarados estos problemas. Existen tres grandes corrientes en el uso de la
Energía, con preponderancia según la dirección que le haya dado a través del tiempo y del espacio:
El hombre intelectual- emocional (Hitler era un ejemplo evidente de ese aspecto); el hombre
sensitivo-sensorial-imaginal, casi no hay ejemplos de este tipo quizá Ralph Waldo Trine, los
hombres de este tipo son maravillosos.
Tenemos al hombre que obedece al impulso de la naturaleza sin ninguna dirección, es el hombre
gobernado por los instintos pero muy inconsciente, si cede al instinto degeneran sus energías, se
enferma física, intelectual y moralmente.
Si actualmente tenemos alguna enfermedad es probable que hayamos usado mal el divino poder del
Logos Espermático.
Si somos inteligentes es porque usamos para los fines de la inteligencia esa Divina Fuerza, y si
somos místicos-estéticos es porque hemos llevado esa Divina Energía al centro vital del corazón, al
sistema vago-simpático que permite lograr la armonía de los contrarios y la superación espiritual
del hombre y lleva el mensaje de lo racional a lo ideal y de lo ideal a lo intelectual del hombre; ese
es el centro Crístico por excelencia, esa rama del gran simpático cuyo nombre apropiado es el
derivado del griego, neumogástrico, del griego Pneuma, aliento, el Aliento de la Vida que nos
permite amar todos los seres y todas las cosas.
Amad a vuestra esposa devocionalmente para que ella sea un centro del Espíritu Santo y pueda
llevar la semilla sagrada para los fines de la evolución de la raza, o podéis convertir la Divina
Energía en una voluntad tremenda para operar en otra dirección, pero es una sola fuerza en grados
diversos de expresión de vida.
Por ejemplo, el agua en estado gaseoso está en la atmósfera, cuando cae en gotas (porque el
magnetismo de la Tierra la induce) la vemos y la sentimos como estado líquido y por último
podemos encontrarla como un iceberg, roca de hielo, pero siempre es agua, como vapor, como agua
en la lluvia, en el lago, en el río o el mar, o sólida en la cima de las montañas.
Así es esa energía espiritual del Logos Espermático a la cual debemos rendir devoción, admiración,
contemplación, para llegar a la magnitud del sentido de la vida que es espiritualidad en el hombre.
****
***
*

89
EL CUERPO PITUITARIO Y LA GLANDULA PINEAL
(Capítulo XVII)
Conferencia 56 - Noviembre 18, 1981

En relación al contenido del capítulo, debo aclarar algo que es de carácter científico.
La pineal no es una glándula, es un centro psíquico, porque la palabra glándula significa secreción y
ella tiene solo secreciones psíquicas, no funcionales o fisiológicas.
La pituitaria sí es una glándula, es el centro glandular por excelencia. El señor Heindel se refiere a
esos dos centros en una de sus obras, como los centros funcionales que sirvieron de coparalelismo a
las actividades de la Energía Creadora para generar un huevo alrededor del cual se formó el
hombre; en el Oriente es llamado el Huevo de Brahma, pero fundamentalmente el Huevo de
Brahma es el tálamo óptico.
La glándula pineal es un centro psíquico de proyección, es una prolongación anatómica del
cerebelo.
El cerebelo es un órgano que sirve de instrumento al subconsciente en el ser humano, mientras la
glándula pituitaria acumula la energía vital del universo, siendo la pituitaria la raíz del Árbol de la
Vida, cuyo fruto es el centro de la generación, es decir Yesod.
La función de la glándula pituitaria está en relación con el mecanismo glandular por medio del cual
operan las actividades psico y fisiológicas de la naturaleza del hombre, mientras que la glándula
pineal es el centro psíquico, el que acumula toda la experiencia venida de las edades, es un centro
masculino y efectivamente observándolo en su estructura anatómica, es un pequeño fallus.
Aquí (3) tenemos el tercer ventrículo y aquí (1) tenemos la glándula pineal algo cónica como la
extremidad del fruto del, pino; aquí (3) tenemos el tercer ventrículo y aquí (2) en la pared del frente
o anterior, está la glándula pituitaria.
1La pituitaria es dual, tiene una zona frontal que está en relación con la zona glandular y una zona
posterior que está en relación con el sistema nervioso Gran Simpático.
Aquí en medio la pituitaria lanza, digamos así, a la espina dorsal la energía para la formación de
nuestra sangre. Sobre la pituitaria está el hipotálamo y aquí arriba está el tálamo óptico; esta es la
estructura de la glándula pituitaria.
La pineal es una protuberancia del cerebelo; el cerebelo es el órgano del subconsciente de la raza y
la pineal trabaja siempre viniendo del subconsciente al consciente.
Por ejemplo, estoy haciéndoles mención de esto que he estudiado relativamente, luego es una
proyección de mi subconsciente para irradiar la consciencia que tengo acerca de estas glándulas, es
una proyección, si no pongo en movimiento el lenguaje, lo que he estudiado se queda reservado en
el subconsciente, pero usando el lenguaje, activo las energías que me permiten derivar de lo
subconsciente lo que está depositado en la esfera interior de mi psique y proyectarlo en ideas.
Este trabajo de proyección es de la Pineal pero repito que no es una glándula sino un centro
psíquico, mientras que la pituitaria sí es una glándula, es una glándula de secreción.
Ahora meditemos en lo siguiente: La glándula pituitaria es la raíz del Árbol de la Vida, por eso su
fruto, la semilla de la generación, lo producen las glándulas gónadas para la generación universal;
toda la energía no utilizada en esta dirección es recogida por un centro magnético del hueso sacro y
lanzada a través del epéndimo hacia arriba para actualizar consciencia y proyectarse a través de la
glándula pineal.

90
Así que el epéndimo y la pineal son el fruto del Árbol del Conocimiento, mientras que el centro
genésico es el fruto del Árbol de la Vida.
Por eso a la glándula pituitaria la han llamado los fisiólogos el “sol glandular” porque es la raíz de
todo el movimiento, y ellos todavía no saben si la pineal tiene o no secreción o si cumple ésta
función o aquella función.
Por ejemplo, toman un extracto de la glándula pituitaria y lo inyectan en un enfermo, entonces
sucede que se enervan las energías de la reproducción porque son fuerzas en oposición.
Si un hombre se dedica a la ciencia estará poco interesado en el mundo de la generación, si un
hombre se ocupa de la generación -y son la mayoría- no estará interesado en los aspectos de la
ciencia, es decir, se debilita su energía operativa en lo relativo a la consciencia.
Así que la glándula pineal es el órgano de la consciencia educida, la que hemos actualizado a través
del tiempo, allí están todas las posibilidades del ser humano.
Por ejemplo, gracias a la esfera electromagnética de la glándula pineal puedo ver el panorama
exacto de todos los acontecimientos de mi vida en el pasado.
Igualmente lo que he leído del “Concepto” puedo exteriorizarlo en un momento dado, así que todo
esto está depositado en mi subconsciente y la pineal es el medio psíquico de proyección de toda la
experiencia actualizada por cualquier hombre.
Piensen en el caso de Einstein quien tenía un desarrollo espiritual y científico en coparalelismo
verdaderamente asombroso, él dejó a la física conocimientos incalculables.
¿De dónde derivó Einstein todo su conocimiento? De su anterior encarnación, quien como Newton
se había esforzado por entender los mecanismos de la sustancia, la materia y la energía; y esto podía
él educirlo y explicarlo con una precisión increíble.
En el caso de Jesús quien había obtenido toda la sabiduría gnóstica y esotérica del tiempo, la
exteriorizó en frases de una perfección admirable.
En los momentos solemnes de la vida vibra la pineal especialmente en los grandes seres como
Jesús, Einstein o Hermes; es en esos instantes cuando se puede sacar o educir lo que se tiene
acumulado allí.
Pero a medida que el hombre gasta la energía generadora –no precisamente para engendrar hijos,
sino para buscar satisfacción de sus instintos- se debilita la glándula pineal y se gasta el trabajo de la
glándula pituitaria, así se va debilitando su mente y su cuerpo para los fines de la consciencia y de
la vida.
La glándula pituitaria es la raíz del Árbol de la Vida y el fruto es la sustancia germinal y la glándula
pineal es el fruto del Árbol del Conocimiento.
El Árbol del conocimiento se alimenta del plexo sagrado que deriva la energía no gastada en la
esfera de la generación, mientras que la pituitaria se alimenta de la energía solar que le entra a
través de la comisura gris del tálamo óptico y tiene el hipotálamo que es la sensibilidad que le
permite operar a través de la función psico y psicológica de todo su aparato glandular; todo esto es
maravilloso y científico.
Cualquier esoterista puede usar las fuerzas como quiera, pero nunca para perjudicar a nadie, si no
perjudica a ninguno puede usarlas correctamente en lo que quiera, es una cosa justa y natural.
El señor Neumayer que había educido tanta energía para curar, era un verdadero taumaturgo.... ¿no
debía curarse un dolor de muela?

91
Por qué, si él no le estaba haciendo mal a nadie; pero nunca debe ser usada esa energía para
perjudicar a alguien, el hombre que va por el recto sendero no lo haría jamás.
Así como siempre que se le depara la oportunidad de servir, centraliza la energía que quiere utilizar
para servir; eso es natural.
El señor Jesús curaba a todos los enfermos que le solicitaban, y es curioso que aquellos grandes
seres no prestan ningún servicio si no se les solicita aun cuando conocí algo que no obedecía
precisamente a ese principio. Cuando el doctor Neumayer curó a un niño mudo sin que se lo
hubieran solicitado, estaría dentro del karma de él, seguramente.
La glándula pituitaria es el centro que está en relación con la sensibilidad universal en la naturaleza
del hombre y su antena está precisamente en la comisura gris del centro principal del cerebro.
Ustedes saben que la glándula pituitaria tiene una antena derivada del cerebro y otra derivada de la
zona oral, de la parte alta de la boca; se unen allí las dos corrientes, la una relacionada con el
sistema nervioso y la otra relacionada con el sistema glandular, entonces se produce esa maravilla
de la función cósmica de esa glándula prodigiosa, ella está en relación con el crecimiento del
cuerpo, envía hormonas a la médula espinal para los fines de la formación de la sangre, etc, etc.
El señor Heindel emplea la palabra clarividencia. Clarividencia es ver claro y esto no quiere decir
nada, yo más o menos veo claro.
Se debe llamar científicamente ultra videncia, ver más allá de donde ve el común de la gente, eso
si es algo científico, es conseguir la facultad de la ultra videncia.
La mediumnidad no está en relación directa con la glándula pineal y los médiums operan a través
del plexo solar involuntariamente, pero no a través de la glándula pineal.
Ahora, ¿cómo se desarrolla la glándula pineal?
El “Concepto Rosacruz” nos lo enseña, y tengo una ¡relativa experiencia.
Toda vibración armoniosa, estética y espiritual, derivada del centro de Yesod, tiende a poner en alta
vibración la glándula pituitaria y cuando vibra a alta frecuencia abre la esfera de la glándula pineal;
pero es solamente a través de la mística, no existe ningún otro camino, por eso los Iniciados de
todas las épocas hablan del Amor, pero la gente cree que el amor es la satisfacción de los instintos,
ellos hablan es del Sentido Ideal de la Vida.
Recuerdo a un amigo que le pasaba algo maravilloso; estaba enamorado de una damita y
simplemente al verla pasar se abrió la glándula pituitaria como un Sol verdadero y alcanzó la
vibración de la pineal, logrando saber mucho de la vida de esa damita, del pasado y otros asuntos.
Realmente lo que salva al hombre es la Sublimación Estética, y de ello debiéramos estar
pendientes (no lo estamos) en todos los momentos de la humana existencia, así se desarrollarían
verdaderamente aquellas facultades superiores.
Dion Fortune en “KABALAH MISTICA” dice que en una carrera de botes no se puede ganar si
no se pasa tras la boya; que si se pasa antes de la boya no se gana la carrera en la media vuelta que
ejecute.
Igualmente si las fuerzas de la consciencia no derivan la energía de la esfera de Yesod y regresan
hasta la glándula pituitaria en sentido estético, todo el desarrollo de las glándulas mencionadas será
una utopía.
No olvidemos que la pituitaria sí es una glándula, mientras que la pineal es un centro psíquico, es
una prolongación del cerebelo que es el reservorio del inconsciente, según los psicólogos, que
también es llamado subconsciente, y yo diría del transconsciente.

92
Toda la sabiduría de la experiencia -obtenida está depositada en el centro Sacral de la espina dorsal
y de allí se deriva para que pasando a través del cerebelo llegue a la pineal y puede irradiar el
conocimiento; mientras que la otra energía es todo lo contrario, desciende (“asciende” y
“desciende” son palabras convencionales para referirnos al microcosmos, al hombre) de la
glándula pituitaria que a su vez ‘deriva la energía del cosmos, es decir del Aliento Universal que se
convierte en sustancia germinal.
De modo que el fruto de la glándula pituitaria son las sustancias germinales, ese es el fruto del
Árbol de la vida, ayudada por el vehículo inmediato de la cadena glandular que es el gran
simpático, mientras que el cerebro-espinal deriva toda su energía del centro Sacral y se convierte en
la consciencia educida, no en la consciencia inducida; la consciencia inducida pertenece a los
Adeptos y el órgano para la función de esa consciencia inducida del Logos es el tálamo óptico y en
especial la comisura gris.
En medio del tálamo óptico y de la glándula pituitaria se encuentra el hipotálamo, un centro de
sensibilidad exquisita en la naturaleza del hombre, allí vibran los poetas, los escultores, todos lo que
hacen obras de arte vibran allí y desde allí envían los mensajes de la sensibilidad para ejecutar la
obra que desean, ya sea de orden musical o poético.
Así que la grandeza del Árbol de la Vida o del sistema Gran Simpático es algo maravilloso y la
experiencia la recoge la pineal recibiendo la energía a través del plexo sagrado, exactamente en la
base de la espina.
La energía no gastada en la esfera de Yesod es reabsorbida por la consciencia para desarrollar
las facultades internas del ser.
Entonces están las dos columnas del templo, son exactamente el epéndimo que es Árbol de la
Sabiduría y el mecanismo glandular que es el Arbol de la Vida.
El Arbol de la Vida tiene naturaleza femenina, pero no es femenino, tiene naturaleza femenina; el
Arbol de la Sabiduría tiene naturaleza masculina, pero no es masculino, son palabras que nos crean
dificultades en la psique; “naturaleza”, esto quiere decir que es un aparato sensorial y el otro es un
aparato conscientival, esa es la diferencia.
Por eso vemos que el hombre es siempre más conscientivo que la mujer, pero hablamos en general,
no estamos mencionando grados de evolución porque sería muy complicado, la gente suele decir
que el hombre es más cerebral y que la mujer es más sensible de corazón.
Eso del cardias es apenas un punto de la oscilación entre las fuerzas que vienen y que van. Allí la
sangre recibe la energía que viene del cosmos en el oxígeno y la lleva a todas partes del cuerpo;
luego recoge la basura y la excreta a través del pulmón para lanzarla afuera en el ácido fermentado
y terrible de anhídrido carbónico, si no fuera por el movimiento respiratorio nuestra vida sería
demasiado corta.
El señor Budha dijo una frase bellísima cuando le preguntaron, ¿qué es la vida? “Un respiro y un
soplo” contestó, y efectivamente esa es la vida fisiológica.
Así que la glándula pituitaria no es el centro de la consciencia cósmica del ultra vidente, sino la
glándula pineal, pero sin la vibración de la glándula pituitaria, no se abre al cosmos la pineal.
Sin la sensibilidad de la mujer el hombre no despierta al amor porque ella (glándula pituitaria) es la
mujer del cerebro, y la otra (la pineal) es el varón del cerebro, son cosas maravillosas que invitan al
hombre a meditar en los misterios de la vida y del ser.
En una ocasión un Hermano se dedicó a pronunciar el monosílabo AUM, en principio lo hizo de
manera mecánica, pero sintió que esta práctica valía la pena hacerla místicamente e inmediatamente

93
me fue posible ver la maravillosa aura de su glándula pituitaria, vibrante, extraordinariamente
vibrante, parecía un Sol multicolor en su expresión.
Para mí aquel momento fue maravilloso, a él jamás le comenté porque no debía perjudicar su
psique, puesto que éramos principiantes en estos estudios; pero vi la glándula pituitaria del
Hermano como un verdadero Sol manifestándose en múltiples colores, haciendo contacto con la
pineal; él tuvo una abstracción mística y posiblemente obtuvo algún nuevo conocimiento.
Para entender mejor pasemos a otra explicación. Los griegos conocían muy bien estas Leyes de la
Vida.
En la mitología a las Diosas del Destino ni siquiera Júpiter podía imponerse a la voluntad de ellas, o
más bien, a la determinación cósmica de sus principios porque era la Eterna Ley de Causalidad.
A las diosas del destino las llamaban Parcas o Moiras, Cloto (la que hila) es la glándula
pituitaria, Láquesis (la que devana) es la pineal, y Atropos (la inflexible) era una diosa funesta
para la humanidad.
La que hila, la glándula pituitaria, que concierne a las funciones del Arbol de la Vida, hila la energía
y la experiencia; la que devana, la pineal recoge en un huso, recoge en la esfera, de la consciencia y
Atropos cuando no quería que el hilo de la vida fluyera de un centro a otro cortaba y se terminaba
la vida.
Es algo verdaderamente prodigioso el conocimiento que los griegos poseían acerca del esoterismo;
la sabiduría griega no es “mitología” en el sentido alegórico como pretende la humanidad, es un
tratado de esoterismo perfecto. Estas ideas son prodigiosas para dar claridad a la inteligencia del
estudiante acerca de los poderes eternos de la vida.
Parcas significa “definitivas”, contra ellas no hay nada que oponer. Júpiter o Zeus era nada frente a
las Parcas, es decir, a la fuerza tremenda del destino en la Ley Eterna de Causalidad y solía volver
la espalda cuando las diosas operaban.
La una hila y la otra devana, el hilo es la sustancia-forma y el devanar es recoger el hilo, la
experiencia, así podemos entender nosotros en la mitología griega todo el sentido maravilloso de las
dos glándulas y Atropos corta el hilo conductor.
Qué sabiduría tan maravillosa, qué destino del hombre tan bien concebido a través del esoterismo
hierático que es simbólico en apariencia, pero real y profundo en el contenido de la forma y de la
idea.
Esa era Grecia, soy místico de Grecia, adoro su sabiduría porque dejó la semilla de todo el
conocimiento. Allá en aquella lejana época se habló del átomo que ahora convirtieron en realidad
científica el señor Einstein y sus compañeros de trabajo, pero la semilla de este conocimiento estaba
allá.
Ahora se ponen a pensar si existe el Alma... si el Alma es la vida, si es la existencia llena de
realidad, ¿qué discutimos si existe o no?. ¡Somos nosotros mismos! El Alma es la Vida, la Vida es
el Alma, si hay vida hay Alma porque es lo mismo.
El Alma era una diosa con alas de mariposa, en bellos colores como es la Sensibilidad Interna del
hombre. Mariposa significa “pose de mujer”, Man, María posa; la mariposa se mueve ondeante en
los espacios mostrando diferentes colores, movimientos y ritmos que llenan de encanto al poeta, al
artista, a quien tiene sensibilidad para comprender cómo el Alma se mueve en las formas para dar
movimiento a la energía interior y convertir la sensibilidad cósmica en la consciencia
individualizada que es el Ego.
Esas eran las figuras que utilizaban los griegos; las parcas eran definitivas porque con el destino ya
marcado por la acción del pasado ya sea sensorial o conscientivo.

94
Evidentemente estos dos centros magnéticos son algo definitivo, la pineal es el fruto del Arbol del
Conocimiento y la glándula pituitaria es la raíz del Arbol de la Vida, son dos árboles maravillosos
de los cuales se hace referencia en los Templos de todas las, Escuelas lniciáticas y en las filosofías
de todos los tiempos siempre se colocan esas dos columnas como base de cuanto hay.
El “Concepto” también se refiere a las dos polaridades de la semilla en el mundo vegetal, es
admirable aquello porque es igual; igual en esencia, diferente en grado. Todos somos iguales en
esencia pero diferentes en grado y como el grado es tan diverso no hay nada igual.
En una ocasión un Hermano me dijo que había llegado a la conclusión de que no existía la Monada.
Me pareció muy curioso su concepto y le contesté que lo verdaderamente real son los principios
internos del hombre; si se siembra la semilla de una planta venenosa y junto a ella se siembra una
planta llena de fuerza, de poder medicinal para la humanidad, las dos crecen en coparalelo, la una
polariza las sustancias que corresponden a la formación de un veneno y la otra las sustancias que
corresponden exactamente a una planta que cura, fortifica-y embellece; sin embargo, la tierra donde
fueron sembradas es exactamente la misma, pero cada una está polarizada debido exactamente al
trabajo Monádico, el trabajo espiritual interior de la Naturaleza.
Siembre dos planticas juntas, una de toronjil que es benéfica desde todo punto de vista y una planta
venenosa cualquiera, siémbrelas en el mismo recipiente, la misma tierra, los mismos elementos y
sin embargo cada una de las Mónadas –principio fundamental de la consciencia naturalizada- deriva
exclusivamente los elementos que le convienen y les traza el movimiento concerniente a su
naturaleza.
Lo único que existe es el Espíritu y nosotros somos, como forma, trasuntos del Espíritu para que el
Ego tenga un vehículo donde desarrollar el potencial divino de la consciencia procedente del Alma
del Mundo.
Así como las gotas del mar son todas del mar, así los Egos son todos del Alma del Mundo, pero
están desarrollados en grados diversos según el esfuerzo que hayan o no hecho a través del tiempo y
del espacio.
¿Cómo desarrollamos el Ego? A través del trabajo conscientivo de los seres y de las cosas.
¿Cómo actualizamos Alma? Amando la Vida, sintiendo la divinidad de la existencia, admirando la
expresión de la vida en la poesía, la música, la pintura y en todas las bellas artes.
Y para actualizar el Ego, toda la ciencia y toda la filosofía de las edades; estos son trabajos de la
glándula pituitaria y del centro psíquico llamado pineal. Muchas gracias por su presencia.
****
***
*

95
EDUCACION ESOTERICA
COMO SE ORGANIZAN LOS VEHICULOS INTERNOS
(Capítulo XVII)
Conferencia 57 - Diciembre 9, 1981

El señor Heindel dice que cuando el hombre se está desarrollando intelectualmente, la energía
sexual fluye hacia el cerebro; que en la persona que se está desarrollando psíquica, anímica o
afectivamente, la energía fluye hacia el corazón, pero en ambos casos la energía hace contacto con
la laringe; la laringe es por lo tanto el andrógino.
Cuando escucho a alguien trato de medir su condición anímica, estética, moral, intelectual,
solamente por la eufonía, por su voz estoy dándome cuenta qué hay en su interioridad, ese es un
camino maravilloso para volver sobre sí mismo y descubrir nuestra propia interioridad.
De modo que el lenguaje del hombre será verdaderamente maravilloso cuando la consciencia
educida radicada en la esfera pineal y la sensibilidad educida en el corazón, fluyan armoniosamente
en la laringe.
Cuando esas dos energías estén armonizadas, seremos verdaderos instructores de la humanidad; no
llegaremos a este maravilloso estado de la armonía del lenguaje, sino cuando la Consciencia y la
Sensibilidad hagan eclosión en el Verbo, en la palabra, para expresar la Verdad; esto es lo
importante de la vida espiritual.
El señor Jesús era un Instructor prodigioso y en sus frases había un contenido esencialmente
espiritual, cósmico y científico; eso significa que su laringe había logrado la perfección de la
armonía de Contrarios que están justamente en el corazón y el cerebro.
En nuestro actual estado de desarrollo el grado de consciencia se acumula en la esfera de la
glándula Pituitaria y no en la Pineal; una antena de radio no es la onda, sino sencillamente un
acumulador de la onda para darle otro movimiento, así igualmente es la glándula pineal.
Tenemos que quitar de nuestra consciencia la idea de que la glándula Pineal es la consciencia, sería
como afirmar que los pies son los que caminan, es el cuerpo vital que energétiza, el cuerpo
emocional que impulsa y la inteligencia que guía; tratemos de dejar a un lado ese objetivismo,
materialista que limita la mente humana.
Cuando alguien exclama: “Ah! ese hombre es un gran cerebro, te escribió una carta bellísima a la
suegra”, eso indica que la sensibilidad de aquél impresionó la glándula Pituitaria y ésta transmitió la
idea, pero es una transmisora, no es la idea.
En lo pertinente a “Educación Esotérica” el autor expresa rigurosamente cómo conducir la energía
reproductora.
La energía reproductora no es energía creativa, estamos habituados a decirlo así, pero no es, no hay
creación, todo es emanación de lo ya existente.
El hombre no puede crear nada, sólo puede descubrir, dirigir las energías de la vida para esto o
aquello.
Un artista toma un pincel y dirige según su sensibilidad la línea para producir algún efecto, pero en
verdad él no está creando la figura, él sencillamente está dirigiendo la interna sensibilidad para
plasmar una imagen.
Me gusta la tauromaquia por la sensibilidad que exhibe el torero en el manejo del capote, la forma
como lo hace lo consagra o no como torero.

96
Lo mismo sucede en la grafología, la belleza de los rasgos de la escritura de una persona reflejan el
grado de su sensibilidad.
Pensamos que caminar es cualquier cosa, pero hay que ver la elegancia de quien sabe sentir el ritmo
del caminar, es asombroso.
Le comentaba a un Hermano la diferencia que había entre una mujer de cualquier país y una
francesa cuando ésta lleva un paraguas en sus manos, entonces él dijo internamente: “Rojas, al
visitar Francia se desquició, ¿qué es eso de que una colombiana no pueda sostener elegantemente
una sombrilla como una francesa?”.
Al poco tiempo observó en la calle cómo manejaba la sombrilla una francesa y pensó: “Rojas tenía
razón, aquí ninguna mujer tiene la delicadeza y la sensibilidad para mover la sombrilla como lo
hacen ellas”. Es una delicadeza, una sensibilidad interna que se va exteriorizando en la acción, en el
pensamiento, en el lenguaje, en la idea, en el arte, eso exactamente.
El señor Heindel nos dice que si la energía reproductora circulara con una potencia como las
cataratas del Niágara, hasta el juicio final, se habría logrado muy poco, eso es verdad.
Aquella energía es necesaria porque es el vehículo del Alma del Mundo, sin embargo, para que
pueda cumplir sus finalidades se necesita observación, meditación, contemplación y éxtasis.
Hay que saber amar las cosas en ese Crescencio místico de la devoción.
No se puede lograr ningún desarrollo interno de verdadero alcance si el hombre no es místico, si el
hombre no cultiva la estética en forma persistente.
Conozco mucho ese aspecto relativamente, porque todo es relativo; sé de alguien que sentía
devoción mística por una muchacha, sin ningún deseo emocional, sino en el aspecto sensible que
hacia ella dirigía y en alguna ocasión cuando la vio pasar, inmediatamente vibró intensamente la
glándula pituitaria y en cierta manera la pineal, produciéndole diferentes colores en esa alquimia
prodigiosa de la vida.
A eso se refiere el señor Heindel cuando dice que un instructor calificado podría dar aquellas
enseñanzas (ver el subtitulo “Cómo se organizan los vehículos internos’). Allí encontrarán la clave
con frases sencillas pero fecundas en sentido y profundidad.
De modo que para el desarrollo interno es indispensable no dilapidar la divina energía emanadora
de las potencias del cosmos; en el caso de los cónyuges emplearla para proporcionar un vehículo
adecuado al Ego que quiere renacer y el resto de la energía debe ser utilizada en la Sublimación, en
la elevación estética, en la mística, para lograr poner en vibración progresivamente estos dos centros
de la vitalidad universal.
Pero no nos hagamos ilusiones de creer que mañana vamos a ser clarividentes porque ya hemos
leído la instrucción; toma tiempo y dedicación, se requieren muchas encarnaciones desde que se
empieza a trabajar en esa línea, y mucho más si hemos utilizado mal la divina energía del Logos
Espermático que hace posible la generación de los seres y la regeneración física, intelectual y
espiritual del hombre; esto es exacto.
En cuanto a la organización de los vehículos internos, el señor Heindel explica que una cosa es
penetrar y otra funcionar; así es, penetrar es simplemente alcanzar a ver, y funcionar es separarse de
su cuerpo denso y viajar en el vehículo respectivo a través del globo si es necesario e ir a otras
esferas del sistema solar si es posible, así es exactamente.
Pero la única llave que perfora, es decir penetra los mundos internos es la estética, es la
sublimación, es el Amor Universal; con la mente no se va lejos.

97
Pero hay un archivo modelo para trabajar en esos mundos: la Imaginación Creadora. La
imaginación modela el divino sentimiento y lo lleva a estratos tras estratos hasta cubrir la
consciencia del sistema solar en cuyo caso ya se es un Adepto.
Hermanas y Hermanos: la educación esotérica depende de educir de la vida interior la
estratificación de cada uno de aquellos modos de la existencia; la capa más externa de aquella
energía alimenta nuestro cuerpo denso, la capa más sutil hacía arriba es el mundo vital que alimenta
el cuerpo vital, la que sigue es el mundo emocional, y más arriba es el mundo mental, esos son los
cuatro estratos que están en relación con los éteres, éter químico, vital, reflector y lumínico.
Y para ascender más es necesario utilizar la imaginación con la mayor brillantez que sea posible y
apoyada por el Amor podemos penetrar en otros mundos como la ultra videncia, la consciencia, la
superconsciencia y la conciencia cósmica, pero es por la divina energía de la vida, la sensibilidad.
¿Y dónde se alimenta esta flama del Fuego Espiritual y Cósmico?
En la energía de la reproducción universal; en el mundo más denso crea formas, es la progenitura;
enseguida es poder del mundo vital, después es poder del mundo de la acción que aquí maltratamos
llamándolo mundo del deseo, cuando en realidad es el mundo de la acción o Fohat de los orientales.
Luego la mente que es el poder de los Chohanes o sea de los Egos que ocupan cada uno de los
planetas del sistema. Y más allá los mundos espirituales que se van penetrando por la estética,
aunque la palabra más exacta es “sublimación” de la Energía Divina de la Vida.
Algunos creen que la estética es vestirse bien, con los pantalones bien planchados o zapatos bien
brillados, eso son ingenuidades, eso no tiene nada que ver con la vida espiritual; un lord inglés
puede ser la más bella figura humana y sin embargo en el campo ideal puede ser, disculpen, un
imbécil, pero un hombre sencillo de corazón puede vestir la ropa más humilde y sin embargo ser
casi un Dios.
El Adepto Zanoni vestía un traje muy sencillo que le habían obsequiado y usaba un sombrero
perforado adelante y atrás... y sin embargo era un gran ser consciente del pasado, el presente y el
futuro de la humanidad, curaba a cualquier enfermo, levitaba la materia; todo eso me fue dable ver
y contemplar, una exquisita bondad como jamás he visto en otro ser humano, pero tras de esa
bondad había una voluntad poderosa para dirigir las energías como nadie puede imaginar.
Esa es la evolución, ese es el trabajo de la sublimación del Fuego Divino de la Vida, es el gran
misterio, el trabajo es nuestro, pero sí nos pueden instruir.
El señor Heindel nos está instruyendo para que busquemos el sentido cada vez más profundo, más
objetivo a la consciencia, nos está induciendo a comprender mejor los misterios de la vida, a ser
más sutiles para poder servir mejor en el camino infinito del progreso y de la evolución. Muchas
gracias, los espero dentro de ocho días.

98
METODO PARA ADQUIRIR EL CONOCIMIENTO DIRECTO
(Capítulo XVII)
Concentración - Meditación - Observación
Conferencia 58 - Diciembre 16,, 1981

Hermanas Hermanos, en esta clase de estudios debemos fijarnos esencialmente en el valor de las
palabras, de lo contrario uno pierde el sentido de la verdadera expresión.
La primera palabra a analizar es concentración: “con” significa sociedad, por eso se dice consorcio
o compañía, la partícula “con” es armonía de contrarios para fijarse en una sola cosa, por eso “con”,
el centro, es quedarse con un punto matemático de referencia.
La concentración endurece los vehículos internos, esta práctica no es adecuada en la evolución.
Por ejemplo, si se fija en una sola cosa, digamos en una bola de cristal, a los diez minutos ya está
dormido, si realmente se concentra, porque si comienza a divagar no pasa nada, pero tampoco está
verificando ningún trabajo; concentrar es con el centro, estar pendiente única y exclusivamente con
el punto al cual ha dedicado la atención.
Difícilmente se puede concentrar el hombre y si lo logra ser auto hipnotiza, se duerme y no hace
nada.
Lo que en verdad tenemos que aprender es la ciencia de la Vida y la Vida es movimiento, esto es de
suma importancia.
El señor Heindel al analizar la concentración habla más bien de meditación, lo fundamental es esto.
Fuí hipnotizador, pero nunca utilicé el auto-hipnotismo que se logra a través de la concentración
porque consideré que acababa con la sensibilidad y la consciencia.
Cuando estuve en Nueva York tratando de organizar un grupo de estudiantes, la jefe del grupo me
dijo: “La concentración es lo más fácil, permaneces hasta tres horas concentrada”. Le dije: “si es
concentración estará tres horas dormida, usted lo que hace as divagar, que es lo que hacemos todos
en la vida, divagar, pensar en el arzobispo, en el médico, en el torero, ahí no hay fijación, ni
atención, ni dirección de ninguna energía”.
Concentrarse es muy difícil, pero a mi juicio la concentración está en contra de la evolución de la
sensibilidad y la conciencia, eso no desarrolla la parte espiritual del hombre, eso endurece los
vehículos, sin embargo ustedes tienen absoluta libertad de aceptar o no este concepto.
Los magos negros practican la concentración con gran habilidad, para dominar a los demás, y esto
es totalmente absurdo desde el punto de vista de la evolución, pero el señor el señor Heindel al
referirse a la concentración realmente está explicando la meditación.
La palabra meditación debemos entenderla debidamente para saber cual es verdaderamente el
trabajo interior.
Si cambiamos la palabra meditación por visualización estamos en mejor condición psicológica; hay
que visualizar aquello que pretendemos comprender, pero no hay que separarse del objeto de
investigación.
Por ejemplo, si visualizo el Amor, la imagen debe ser de tal manera que despierte mi sensibilidad,
una flor, la belleza de una mujer o un hermoso atardecer, pero si continúo con el trabajo de la
visualización, ese sentimiento puede cubrir el Cosmos, ese es el trabajo de meditación; es un trabajo
interno en el cual la que opera no es la mente como dice el señor Heindel con relación a la

99
meditación - sino la Imaginación Creadora y eso sí es realización, porque la imaginación es la que
permite al hombre desarrollar su Ego Interno, comprender las cosas, mirar el pasado, el presente y
el futuro.
Como dice sabiamente Eliphas Levi: “la imaginación es la puerta de los mundos invisibles”, que él
representa en una pentalfa para indicar que ese es el hombre con sus cinco sentidos, es decir, que a
través de la meditación se desarrolla extraordinariamente cualquier sentido.
No me gusta hacer referencias a mis asuntos personales, pero quiero explicarles que cuando
medito, percibo exactamente el olor de una rosa y me impregno de ese delicado aroma, eso es
realmente meditación; hay que penetrar el sentido de las cosas hasta sentirlas y vivirlas
realmente.
En el esoterismo jamás se recomienda usar como imagen de meditación a personas, ya que como
humanos tienen defectos; para meditar en alguien hay que elegir un gran ser que haya superado las
debilidades humanas, como el Maestro Jesús, el iluminado Buda o el gran Hermes, porque cada vez
que meditamos en alguien o en algo, atraemos átomos de esa entidad y de esa naturaleza.
Si meditamos sucesivamente en la imagen de una piedra seríamos cada vez más pasivos, más
inertes y quizá regresaríamos a un estado de quietud anímica, un estado pétreo; estas prácticas son
supremamente peligrosas.
Se debe meditar en algo viviente no en cosas inertes porque aspiramos átomos de esa naturaleza y
se produce una relativa inercia.
En la admirable obra de esoterismo “DIOSES ATOMICOS” (Editorial Kier, Buenos Aires) se dice
exactamente eso, que por ley de simpatía uno atrae algo de la naturaleza de los seres en quienes
piensa.
Si alguien medita en un ratero, termina robando al vecino, por que crea tal fuerza de acción en el ser
psíquico y moral, que termina por ejecutar el acto, es asombroso.
Por ejemplo, sí un muchacho para conseguir dinero y fama piensa que lo mejor es ser torero y
empieza a meditar en la tauromaquia en cualquier momento lo veremos lidiando toros.
Es la fuerza de la sensibilidad y de la Imaginación que impulsa al hombre a ser lo que quiere ser. En
las artes, en la ciencia, quienes no aman la ciencia o el arte a que se dedican, jamás triunfarán
porque van hacia la inercia, en cambio quien ama su labor va logrando la realización de su ideal;
por eso hay mucha responsabilidad al elegir el motivo de nuestra meditación.
Los invito a que lean, estudien y mediten una gigantesca obra de esoterismo, pero que no la
entendemos como tal: “ZANONI”. De Bulwer Lytton.
En este prodigioso libro escrito en forma de novela están develados todos los misterios que al
hombre le corresponde conocer, pero nos dejamos encadenar por el tema de la novela, por la vida
del personaje central y de su enamorada Viola y no analizamos su profundidad.
Otro aspecto lo tenemos en Mejnour, la consciencia interna que solamente medita en lo
trascendental, en lo sublime y divino, aislándose totalmente del mundo, tenemos entonces una
abstracción profunda.
Al principio el libro da el verdadero camino para los cuatro modos de la inspiración divina
entusiasmo musical, teléstico ó místico, profético y cristico ó del Amor Divino.
Platón quien .era discípulo de Pitágoras, recomendó el gran sendero del entusiasmo; sin entusiasmo
el ser humano no hace nada, ni siquiera come porque sin el entusiasmo del hambre no llega al
restaurante.

100
La palabra entusiasmo es extraordinaria, entusiasmo es encontrar la sensibilidad dentro de nosotros
que nos conduce por un camino determinado; sin entusiasmo realmente el hombre no trasciende
nada.
Cuando escucho a alguien que habla sin entusiasmo siento como una verdadera pena que esa
persona no sea capaz de entusiasmarse; sin entusiasmo no hay fuerza, sin entusiasmo no hay
ideales, sin entusiasmo no hay rectitud, sin entusiasmo no hay pureza, me refiero al entusiasmo de
la idealidad de la Vida.
De modo que si meditamos debemos hacerlo eligiendo un gran ser, seres que hayan sido superiores
al karma humano, un Jesús, un Budha o un Hermes, pero al meditar en un tonto nos llenamos de sus
debilidades.
Esto es ciencia pura, porque la ley de simpatía y la ley de antipatía son las dos leyes que rigen el
movimiento de la psique humana en tiempo y espacio. Si tenemos simpatía o antipatía por algo
creamos dos movimientos de energía en la interioridad del ser y entonces por una fuerza exquisita
del Alma estaremos obligados a meditar en algo que realmente nos entusiasma.
Si nos entusiasmamos en el mal terminamos comprando un cuchillo para hacerle daño a alguien y
robarle su dinero y así creamos nuestras propias miserias.
Si meditamos en aspectos espirituales tenemos la tendencia a espiritualizarnos, si meditamos en la
Kébalah tenemos la tendencia ideal de ser kabalistas; si meditamos en matemática pensaremos en el
dominio de los números y de las ecuaciones; si meditamos en el sistema solar empezaremos a
entender su maravilloso orden y ritmo cósmico y si lo hacemos con entusiasmo nos vamos
impregnando de aquella divina ola del conocimiento del sistema solar.
Si meditamos en una célula y vemos que en la interioridad de ella está el Espíritu, tenemos la mejor
de todas las meditaciones para ir trascendiendo la vida de la forma y llegar a la vida del sentido, de
la idea y de la espiritualidad, eso es meditar.
Haciendo una jugada gramatical diría que meditar es medir las cosas en su intensidad y en su
grandeza, eso es meditar; es algo maravilloso meditar verdaderamente.
Cuando tenía diez años me enteré que el cáncer era una enfermedad muy grave que causaba muchos
sufrimientos a la humanidad, que era lo peor que tenía el género humano en cuanto a enfermedades
físicas ........ seguí meditando y pasaban los tiempos pensaba que la naturaleza tenía que tener la
medicina y al fin, luego de sesenta años de estar meditando en ello, en el camino de la vida apareció
para mi el conocimiento de una planta que cura el cáncer.
Observen ustedes el poder de la meditación, pero no era un esfuerzo, no era torturarse, no,
simplemente pensar y esperar, meditar cómo se lograría la curación. Lo mismo sucedió con la
diabetes hasta que me llegó el conocimiento de la planta que cura esa enfermedad.
Cuando era niño -si alguna vez fui niño en esta encarnación, porque viejo, es decir deseoso de
conocer la verdad- no había para mi en las religiones ninguna satisfacción porque las encontraba
llenas de torpezas y de indelicadezas con la Divinidad; por ejemplo, que se podía comer a Dios en
un pedazo de hostia y digerirlo sometiéndolo al proceso de una digestión común.
¡Que barbaridad!. Pensaba como los hombres son tontos, porque Dios, siendo Espíritu, ¿cómo
podemos comérnoslo en una hostia?
¡Que horror!.
Comentaba esto con mis amiguitos quienes con estupor se tapaban los oídos.

101
Era un buscador de la Verdad y con tendencia a la meditación constante, hasta que al fin en 1926
encontré el camino maravilloso de los Rosacruces y empezaron para mi nuevas etapas, nuevos
modos de pensamientos nuevo sentido hacia la Vida.
Las iglesias comúnmente dicen que para perfeccionarse espiritualmente hay que latigar la carne, no
darle alimento al cuerpo para que muera de inanición y prácticas por el estilo, entonces de niño
pensaba: “los hombres son unos locos, ¿quién hizo el cuerpo físico?, ¿lo hizo el hombre?
¡Lo hizo la Divinidad a través de la generación universal!. Luego esas creencias son totalmente
falsas; el cuerpo es un vehículo que debemos cuidar y atender porque corresponde a una gran
necesidad evolutiva”. Y no hice esas prácticas absurdas porque consideré ignorancia castigar la obra
de la Divinidad.
Todo lo iba consiguiendo a través de la meditación subjetiva porque no hay tal objetividad, la
meditación es siempre subjetiva, la meditación es una imaginación que hemos solido llamar
creadora, pero diría mejor penetradora de los misterios de la Vida y el Ser.
Efectivamente podemos meditar en un Adepto como Jesús, imaginando todas sus cualidades, sus
sentimientos, su belleza de sentido y su magnitud benevolente para guiar a ¡a raza, pero él mismo
condenó la religión como creencia al expresar: “Quá hacéis con decir Señor, Señor, si no hacéis lo
que yo os digo?”. Su instrucción era que amáramos las cosas, que desarrolláramos en nosotros la
simpatía por las leyes infinitas del universo y de la Vida, esto si es meditación, esto si es grandeza.
¿Cuándo el Seño Jesús enseñó a fijar la mente en una cosa para lograr egotísticamente ser dueño de
la personalidad?.
Nunca, porque de la personalidad nos adueñamos es con los divinos ideales, así embellecemos la
existencia y en lugar’ de caminar en esta vida cabizbajos y tristes, viviremos llenos de armonía
según la intensidad de la imaginación ideal que llevamos dentro de nosotros.
La meditación es el camino de la superación, del engrandecimiento y de la dignificación del Ser,
conduciéndonos al conocimiento que nos permite ayudar a nuestros hermanos, en las múltiples
luchas que implica la evolución en todas sus etapas.
Ayudar y servir es el más grande ideal y esto lo podemos lograr a través de la imaginación.
Cuando en la calle veo una persona triste la imagino plena de armonía .y valor, en un momento
dado veo que fulgura en su ser algo que lo anima, es el resultado de la meditación aplicada en
aquella situación penosa.
La meditación es el camino de la superación del hombre, es el camino que nos permite “saltar” al
Amor Universal, porque cuando meditamos, de un momento a otro ocurre una especie de rebote en
las energías psíquicas interiores, experimentamos un salto repentino de la consciencia a un sentido
de elación mística, porque hay un movimiento.
Todas las filosofías enseñan que hay un movimiento espiral que opera desde el átomo hasta los
universos y mundos, así es, un movimiento espiral.
Por ejemplo, si observamos el proceso de una semilla sentimos en ella la presencia de la Vida,
vemos que el crecimiento de la planta se ha producido por el movimiento molecular, es decir la
Vida, ella sale de Ja tierra y empieza a producir hojitas con una dulcedumbre biológica admirable,
luego se desenvuelve un tallo y de él brotan hojas, ramas, flores y luego de nuevo el germen para
seguir perennemente a través de las edades, la evolución de esa planta maravillosa, de esa familia
encantadora que está trabajando por convertirse en el sentido mismo de la Vida y del Amor
Universal, porque el Logos está operando en todas las formas, en todas las ideas y en todos los
sentimientos.

102
Lo que tenemos que evitar ante todo es que esos momentos meditativos no sean egotistas, porque el
egotismo endurece, el egotismo enfría el Alma en sus divinos movimientos y entonces viene el
aspecto negativo que nos lleva por el camino de involución, es algo muy grave.
Le oí decir a un joven una frase que se me quedo grabada: “yo vine a este mundo no para dejarlo
como está sino en mejores condiciones”, pero en seguida se fue con los amigos a tomar cerveza,
luego era un decir, no un firme propósito, ¡que lastima!.
El trabajo de la evolución está fundamentado en prácticas sencillas.
Por ejemplo, la práctica de la meditación que trasciende la imaginación y llega al sentimiento de la
armonía, la unidad y la belleza, así es como debemos obrar.
Algunos creen que para meditar es indispensable tener una cueva o un rincón de la casa, ¡qué
cuevas, que rincones!, no es el estatismo sino el dinamismo el que nos permite avanzar
espiritualmente mirando el Sol, las estrellas, contemplando el mundo, admirando la belleza de la
mujer, el encanto del proceso maternal para traer con divino sentimiento Egos que han de renacer y
evolucionar; escuchando una melodía musical en que el artista siente la armonía y belleza de la
Vida, eso es meditar y quedarse abstraído pensando cómo un artista puede sentir la armonía de la
Vida y transformarla en notas musicales para hacerla ostensible a los demás; o admirar en un poeta
cómo contempló la belleza de la Vida y logró convertirla en rítmicas y delicadas frases asequibles a
la inteligencia y sensibles al corazón; pensar en un escultor que traza imaginalmente la idea de lo
que va a sacar del mármol o la piedra haciendo saltar sus lascas hasta que aparece la línea formal de
la imagen-arquetipo que tenía en su sensibilidad de hombre que sabe sentir, meditar y Comprender,
lo mismo el pintor todos estos hombres van más adelante que nosotros, porque estamos juzgándolo
todo con la mente, endurecidos, cristalizados, en cambio los artistas meditan, sienten, viven, aman y
comprenden.
La meditación es el gran camino, porque de ella saltamos a la imaginación, de la imaginación
saltamos al sentido, del sentido a la belleza y de la belleza a la comprensión, he ahí el gran camino.
El señor Heindel nos ilustra sobre la observación, que es la cualidad extraordinariamente útil para
comprender los fenómenos de la Vida Universal en la sustancia y en las formas.
Hay que admirar los movimientos de los seres, por ejemplo, si observo el rítmico movimiento de
una dama al andar la calle, me doy cuenta si ella tiene elevados sentimientos o está abstraída en
aspectos triviales de la Vida, porque el ritmo y el movimiento es la expresión del Alma que se
exterioriza en los movimientos de la forma, es algo sorprendente; un hombre ceñudo va pensando
en algo que lo destruye porque está en contra de algo que no le agradó y sigue cultivando aquel
estado morboso en su Alma, que nosotros podemos observarlo en la expresión de su rostro. Pero
debemos observar no con ánimo de critica sino para comprender las luchas de la vida y aplicar esa
experiencia para no caer en esos estados anímicos.
La observación es fiscalización, fiscalizar es analizar el pro y el contra de todas las expresiones de
la Vida.
Recuerdo un caso psicológicamente trágico de un abogado en Tunja, se graduó de abogado y los
amigos le hicieron nombrar fiscal; en su primer caso como fiscal refiriéndose al hombre que iban a
juzgar empezó a denigrar diciendo: “Es un perverso, merece el escarnio y desprecio de la sociedad,
la religión debe condenarlo y las leyes deben llevarlo a la cárcel porque es un demonio”, pero
cuando estaba diciendo estas crueldades súbitamente exclamó: “soy un bárbaro, innoble, ruin,
perverso, estoy diciendo atrocidades de un hombre a quien no Conozco, yo no puedo ser fiscal, soy
un infortunado en una profesión que no es la mía.

103
¿Cómo voy a denigrar de un hombre a quien no conozco, excepto por referencias que pueden ser
falsas?”. Y bajándose del estrado donde estaba hablando renunció a la profesión para no tener que
decir lo que no era de su real conocimiento, es decir, no mentir.
He ahí cómo reaccionó el alma en forma maravillosa, él si estaba meditando y en ese momento la
meditación lo llevó a la imaginación del hecho y comprendió que eso no era verdad para su
consciencia, luego se dedicó al comercio.
He ahí la vida espiritual, la meditación hermanos, la contemplación, este es el camino del éxtasis
que lleva al hombre hacia los mundos internos, hacia los mundos espirituales del ser.
Concentrar la mente para fijarla en un solo punto sin movimiento, es obstaculizar el desarrollo del
Alma, de la divina Sensibilidad del hombre y de la divina espiritualidad en la que debemos
concentrar toda nuestra atención para superar los estados difíciles de la vida y llegar a la
contemplación mística de la unidad del ser, de las armonía de los contrarios, de la belleza cósmica
cuya esencia misma se resume en una sola palabra: Amor, Amor Universal que es caridad, servicio.
Debemos llegar a la comprensión de lo que deseamos, de un libro que estudiamos, de una planta
que contemplamos, de un hombre que observamos.
A la comprensión ideal a través de la meditación, de la sensibilidad y de la armonía es que el
hombre debe llegar para que su vida sobre la Tierra sea realmente algo creador, maravilloso y
divino.
De todas maneras sembrar la semilla del bien es lo más grande que podemos hacer; una semilla en
la tierra para cultivar una planta en la cual se oculta maravillosamente la Vida; una idea espiritual
para un joven que va por los senderos de la existencia y enseñarle que a través de la contemplación
y la meditación es como el verdadero discípulo trabaja en el camino infinito del progreso.
* * *
* *
*

104
METODO PARA ADQUIRIR EL CONOCIMIENTO DIRECTO
(Capftulo XVII)
Concentración - Meditación - Observación
Conferencia 59 - Enero 13, 1982

El señor Heindel interpreta la palabra discernimiento en el campo de la lógica, pero les pregunto a
ustedes, ¿Qué es lógica?.
Es el estudio del Logos; lo que es verdad; lo que está en la Naturaleza; la razón de ser de cada cosa.
Todo lo que han respondido está relativamente bien, pero no es la definición exacta. El creador de
la lógica fue Aristóteles; los curas se apoyan mucho en él, pero no saben qué significa “lógico’.
Lógico es lo que está en la Naturaleza, es decir, el Logos como único modelo de todas las cosas; lo
que no está en la Naturaleza no es lógico.
Logos es Naturaleza en todos los modos de lo cósmico, de lo humano y de la Vida.
De modo que ese es el discernimiento, buscar lo que está en la Naturaleza, pero no buscar el
capricho de la inteligencia porque ella divaga en asuntos que cree verdaderos, pero en el fondo no lo
son en absoluto.
El señor Heindel ha hecho un esfuerzo por ayudarnos a comprender y su ayuda es muy valiosa, pero
la jerarquía de la evolución no está en la estructura que él le ha dado; el trabajo de la evolución es
jerárquico y está fundamentado en hechos lógicos.
Lo primero que tiene que hacer el practicante es objetivar sobre qué va a meditar; sí voy a meditar
sobre la semilla de una planta, mi objetividad lógica es haber obtenido algún conocimiento relativo
acerca de la semilla; si voy a meditar en algo espiritual debo tener un arquetipo de lo espiritual; si
medito en el Amor tengo que apelar a lo que haya sentido como afecto en mi vida personal y así
sucesivamente.
De modo que el camino hacia la meditación es en primer lugar objetivación, ver el objeto en que se
va a trabajar, sea físico o metafísico.
Después observación, examinar una gran cantidad de detalles.
Luego meditación que es la medición de todos los movimientos que la cosa en sí pueda tener.
Después contemplación, que es lo que Max Heindel llama adoración, es la devoción sobre el punto
de meditación escogido, finalmente se llega al éxtasis.
Cuando se llega al éxtasis está conociendo realmente la Naturaleza en sí misma, es un estado
interno, en esa contemplación extática el Ego ve exactamente la esencia de las cosas.
Por ejemplo, si se trata de una planta, puede escuchar la vibración molecular de su constitución, ver
el germen inicial y el movimiento de las moléculas para la estructuración de cada una de las
partículas que constituyen la planta y así un vidente interno puede saber exactamente si la planta es
venenosa, nutritiva o curativa; eso es éxtasis.
Entonces el orden jerárquico del trabajo que el hombre debe seguir a través de la lógica de la
Naturaleza, del Logos, de la Verdad, de la Ciencia, es: Objetivación, Meditación, Contemplación
y Extasis.
Este es el camino jerárquico del trabajo interno que el hombre debe seguir para elevarse desde las
etapas más elementales del desarrollo, hasta las más altas de la consciencia, pero ustedes no

105
necesitan creer en eso, sino sencillamente mediten, es decir, apliquen la lógica para saber si es ó no
verdad.
Esa es la jerarquía, pero ustedes la comprenderán el día que se dediquen a meditar seriamente sobre
los problemas de la Vida y la evolución.
Lo primero en la meditación es el objeto, después la observación, luego la meditación en sí, después
la contemplación que es la mística que nace del corazón humano cuando está verificando el trabajo
extraordinario de la vida interior y finalmente llegar al éxtasis que es cuando el Ego penetra en el
sentido del Alma del Mundo, del Anima Mundi.
Por ejemplo, se oyen los pensamientos de la persona en la cual uno está meditando, se sienten
palpitar los sentimientos de esa persona, se capta todo su animismo.
Llegar al éxtasis es llegar a fundirse con el Alma del Mundo en la esfera de su trabajo, es una
conexión extraordinaria.
Por eso los verdaderos esoteristas jamás están de acuerdo en que los trabajos de meditación se
verifiquen en colectividad, porque inevitablemente unos vampirizan a otros, es una ley.
Además suele ocurrir que quien dirige, si no entiende esas leyes, interrumpe a los que están apenas
empezando a penetrar en los mundos interiores, que al ser detenidos bruscamente se les vuelve un
caos, esto es perjudicial verdaderamente.
La meditación es un trabajo completamente individual, se debe estar aislado y prevenir cualquier
tipo de interrupciones porque eso altera el ritmo del Alma que está en ese trabajo maravilloso de la
vida.
A un Adepto no le afecta que entre un gato o un perro, eso nada le perturba, pero cuando nosotros
nos estamos entrenando, la práctica se complica.
Esto me recuerda el caso de un sabio Hindú, que para no ser interrumpido por su gato en la práctica
de meditación acostumbraba amarrar el animalito a la pata de su cama; cuando el sabio se
desincorporó, los discípulos creyendo que eso era esencial pare la meditación, cada uno compró su
gato y lo amarró a la pata de la cama; a eso conduce el fanatismo.
Debemos estar completamente aislados de todo, hasta lograr un adiestramiento perfecto en la
meditación.
Ahora bien, si voy a meditar en la semilla de un naranjo, lo primero es el objeto, es ver en mi
Imaginación Creadora la forma exacta de la semilla del naranjo, estoy objetivando, cuando ya tengo
el objeto en sí, empiezo a observar todos los detalles que caracterizan el trabajo de mi meditación.
Cuando llegue a eso debo pensar en la meditación, es decir, en el movimiento molecular y
energético de la semilla que hace posible la evolución de ella.
Después viene la contemplación que es la mística, es un sentimiento interno; finalmente se llega al
éxtasis que es cuando el Ego del hombre penetra en el movimiento de la cosa que con templa ya sea
física o metafísica.
Se por ejemplo que los hermanos Teósofos tienen algo que se llama “la escuela interna”, pero es lo
más infantil del mundo, proponen meditar una semana en el Amor, otra en la bondad y así
sucesivamente, pero no le están enseñando el camino al aspirante, nadie puede entonces realizar un
trabajo verdadero.
Todo requiere un camino exacto y el señor Heindel se esforzó en dejarnos semillas del
conocimiento, pero nosotros debemos profundizar.
Así que el primer paso básico de quien medita es objetivar sobre lo que va a ser su trabajo interno.

106
Cuando ya tiene el objeto - por ejemplo, Amor, sabiduría, armonía, simpatía, la semilla de una
planta, el nacimiento de un ser, etc- viene la observación de los detalles que caracterizan el trabajo a
realizar y así se empieza a abrir la consciencia.
Después sigue la meditación en sí que es el trabajo del movimiento, podría utilizarse la palabra
“medir” para indicar el sentido del movimiento.
Luego viene la contemplación que ya es la mística, lo que el señor Heindel llama adoración, que es
reverenciar con sumo respeto, honrar a Dios, en cierta manera, orar.
Pero con la oración puede ocurrir lo que a una viejita en mi pueblo cuando rezaba: “Dios te salve
María ....(espanten esas gallinas), llena eres de gracia... .(que ensucian la ropa).... entre todas las
mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús....(quítenlas de ahí)”.
Eso no es oración, es inconsciencia, es locura, así ocurre en multitud de ocasiones porque no se
tiene la técnica para la adoración u oración con sabiduría y conocimiento jerárquico de la forma
como nuestro Ego debe ir penetrando en la Naturaleza, hasta alcanzar la Consciencia Cósmica.
Hay una palabra que deberían empezar a meditarla, a objetivarla, a observarla, a contemplar la hasta
lograr el éxtasis, es una palabra común, pero es el secreto de toda la obra metafísica, espiritual, la
palabra es tacto.
Si tengo en mi mano una hojuela de cualquier planta y dejo mis ojos entornados, lograré a través del
tacto comprender su estructura, su naturaleza, si es corrugada o lisa, si es grande o pequeña; ese es
el tacto aplicado físicamente, pero es para darnos una idea del tacto espiritual.
Voy a tratar de explicar el tacto espiritual: palpo anímicamente al emperador del Japón, lo tacto,
pero conscientivamente, no involuntariamente porque eso es debilidad.
El viejito está sentado comiéndose una fruta, su camisa es blanca y el pantalón es negro, no tiene
sombrero, está acompañado de su familia, se ve preocupado.
Ese es el tacto psíquico, quisiera que esa palabra no la vayamos a materializar; es tocar con nuestra
sensibilidad espiritual lo que queremos entender.
El tacto es el gran camino de la evolución interna, pero no es el tacto físico, estamos haciendo uso
de esta palabra para ayudar a nuestra inteligencia.
Es un tacto espiritual, es un contacto anímico de nuestra alma con el aspecto que queremos estudiar
verdaderamente, eso ya corresponde a un estado elevado a partir de la contemplación para llegar al
éxtasis, es algo maravilloso.
Las madres lo practican inconscientemente; si el hijo está lejos ellas aplican su tacto espiritual y
saben si está o no contento, si está o no sano, y comúnmente lo salvan porque en ellas está operando
el tacto espiritual, que emplean los grandes seres para entender el misterio de la Vida y el Ser.
Cuando se está acostumbrado a un estado elevado de consciencia esa práctica espiritual del tacto no
falla, pero al principio es un trabajo arduo.
El señor Heindel no deja de ser optimista y eso me gusta, dice: “en quince días que usted practique
va a lograr tales resultados”, es solo un optimismo simpático, porque es un trabajo de tiempo, es el
trabajo de las edades.
Quien se ha esforzado en anteriores encarnaciones fácilmente logrará avances extraordinarios, el
que no, tiene que empezar a trabajar y eso es difícil y toma tiempo; utilizo la palabra difícil para
significar que no hay que hacerse ilusiones fantásticas sino emplear la lógica de los hechos según
los acontecimientos de la vida interior.

107
Así es el proceso por medio del cual nuestro Ego se eleva de los aspectos objetivos a los subjetivos;
vamos del objeto a la inteligencia, al cosmos, es un movimiento espiral de izquierda a derecha.
Así que el trabajo evolutivo de la consciencia en etapas interiores del ser humano se inicia ante todo
con la objetivación, luego la observación, después la meditación y sigue la contemplación que es un
estado espiritual, finalmente el éxtasis que es el alcance relativamente supremo del alma con la cual
quiere penetrar, quiere sentir, vivir, amar, saber, quiere comprender.
Los verdaderos botánicos que han estudiado las plantas siguiendo este método de investigación,
pudieron entregar a la humanidad el fruto de su conocimiento ya definido.
El doctor Krumm Heller era un hombre muy especializado en eso que Llamamos el tacto espiritual,
él decía que cuando iba a una ciudad no entraba directamente en ella sino que permanecía en la
periferia y utilizaba su tacto psíquico para comprender la naturaleza de sus habitantes, percibir su
animismo, sus intereses, etc., eso lo enseña en la obra “ROSA-CRUZ”, novela de ocultismo
iniciático.
Para meditar debemos tomar algo vital, por ejemplo una semilla porque ella tiene la vibración
cósmica, la vibración espiritual y puede fácilmente comulgar con nuestro tacto interno.
Algunos se concentran en una persona para verificar el tacto espiritual, pero esta práctica no es
aconsejable porque atraemos vibraciones espirituales de esas personas que pueden estar enfermas o
tener deficiencias psíquicas de todo orden y atraemos átomos de esa naturaleza, esa práctica es muy
peligrosa.
Si practicamos, por así decir, debemos elegir el corazón del Nazareno, de Buda, de Hermes, quienes
como Egos luminosos ya están limpios de las escorias inferiores de la evolución.
Por eso lo mejor es elegir una semilla o una rosa con su esencia, su aroma y su delicada belleza.
En la obra “EL CASTILLO DE ASELZION” de Marie Corelli, el Maestro Aselzion colocaba su
consciencia en el surgimiento de una rosa y lograba su esplendoroso florecimiento, eso es exacto.
Si alguien medita con divino encantamiento en el fulgor de un Sol, va adquiriendo por lo menos en
ese momento las características del Sol; si lo hace pensando en un monstruo igualmente se
transforma y se ‘endurece, por esto hay que tener sumo cuidado en escoger el objeto de meditación.
Soy un místico de los artistas, es decir del sentido artístico, porque ellos encarnan a voluntad un
sentimiento, una idea, un modo de ser; eso mismo tenemos que hacer nosotros para alcanzar la
consciencia de las cosas, para alcanzarla a través del tacto místico y espiritual que debemos cultivar
día a día, momento a momento, segundo por segundo.
Cuando hayamos desarrollado ese tacto espiritual, al tomar un libro podremos saber exactamente si
se justifica leerlo o no, porque el tacto nos lo indica, esa es la llave espiritual del cosmos, el tacto
místico del hombre manejado conscientemente.
Y recuerden que el orden o jerarquía para esa práctica es ante todo objetivar, después observar,
luego meditar, después contemplar o amar, hasta llegar al éxtasis que es la fusión del alma del
hombre con el Alma del Mundo frente a lo que estamos tratando de analizar, de sentir y de vivir.
Todo en la Naturaleza tiene un orden, todo es jerárquico y ésta es la jerarquía de la evolución de la
sensibilidad y de la conciencia del hombre a través de la meditación hasta llegar al éxtasis, que es la
unificación con el alma del objeto en sí y luego con el Alma del Universo, del infinito espacio-
tiempo y eternidad.
En estas prácticas siempre hay algo misteriosamente espiritual, es decir delicado. La palabra
misterio quiere decir los mixtos, las mezclas de los elementos Constitutivos de la alquimia; pero las
religiones emplean la palabra misterio para explotar a los crédulos. Un misterio es un mixto, es un

108
compuesto porque en la Naturaleza no hay nada en movimiento que no esté fundamentado en las
dos polaridades. Asi que todo es místico y mixto, de ahí viene la palabra místico, para el
espiritualista es sencillamente la armonía de los contrarios colocada en un lenguaje objetivo, pero
que es la subjetividad misma.
La sabiduría de los Rosacruces nos da a conocer esas verdades incuestionables que nos producen un
éxtasis anímico al comprender que TODO EL TRABAJO ES INTERNO E IDEAL.
Los ejercicios físicos y el comer solo verduras no conducen al estudiante a la realidad trascendente
de la evolución espiritual.
Claro que si tenemos una nutrición adecuada ayuda mucho a nuestro vehículo físico, pero eso no
tiene nada que ver con el avance evolutivo, todo el trabajo es interno, es un asunto de tacto
espiritual, de la sensibilidad de nuestra Alma, hasta llegar a fundirla con el infinito y así realmente
habremos aprovechado nuestras encarnaciones para seguir el ritmo del movimiento eterno del
Logos y poder ayudar a nuestros hermanos en el divino peregrinar que hace del hombre un
superhombre y del superhombre un dios.
****
***
*

109
CONSTITUCION DE LA TIERRA Y ERUPCIONES
VOLCANICAS
(Capítulo XVIII)
Primera Parte
Conferencia 60 - Enero 20, 1982

Las palabras poco usuales, o sea aquellas que no entendemos debidamente, deben ser
inteligenciadas si deseamos penetrar en cualquier ciencia.
El señor Heindel utiliza mucho la palabra “neófito”; el significado de neófito es “nuevo árbol”, neo
= nuevo y phytos = planta, nueva planta, el que entra a los Misterios ignorando mucho y deseando
comprender; esta palabra es muy utilizada por los Masones y por otras escuelas de pensamiento.
También debemos entender rigurosamente la palabra “iniciación” que se menciona mucho en los
estudios esotéricos sin saber exactamente su significado.
La palabra iniciación no significa empezar, como sería lo corriente en la literatura, iniciación es
penetrar en el, en sentido esotérico penetrar en el cuerpo vital, en el cuerpo emocional o en el
cuerpo mental, eso es ser iniciado en el cuerpo porque entra y lo estudia, ve su naturaleza, su
estructura y sus vibraciones.
Hay nueve Iniciaciones menores que corresponden a la estratificación de los vehículos y vemos que
las nueve Iniciaciones se reducen a tres grandes Iniciaciones, porque la penetración voluntaria del
Ego en el mundo vital, abarca las moléculas del cuerpo denso y también las vibraciones del cuerpo
de deseos, por lo tanto esta iniciación abarca tres aspectos.
Cuando el Ego penetra voluntariamente al mundo emocional o del deseo abarca tres ramas, el
mundo vital, el mundo mental y el vehículo respectivo.
Cuando penetra en el mundo mental abarca el mundo emocional, el mental propiamente dicho y el
principio espiritual de la imaginación creadora.
Entonces son nueve estratos o capas de iniciación, pero la iniciación no es empezar a estudiar como
estamos haciendo nosotros, es penetrar conscientemente en, eso es ser Iniciados.
Colombia está llena de “iniciados” pero seguramente nadie sabe lo que significa, le escuché decir a
alguien que ya había terminado la evolución terrestre y que se iba para “otros mundos” ¡así somos
de ingenuos!.
La sabiduría consiste en usar términos exactos, en llegar a comprender verdaderamente nuestra
situación real.
El señor Heindel dice en la introducción del capítulo, que es mucho más fácil para nosotros estudiar
el mundo emocional -mundo del deseo, según él - y el mundo de la mente superior, que penetrar en
estratificación de nuestro planeta; pero usemos la palabra más objetiva: “capas” de la Tierra.
Nos menciona la importancia que el número nueve pone en la estratificación o capas de la
naturaleza de nuestra madre Tierra en las diferentes nomenclaturas.
Por ejemplo, ustedes saben que en Kábalah para la palabra Adam se escriben solo las letras A - D -
M (1 + 4 + 4 = 9), porque en Kábalah solo se valoran los dígitos. La palabra Adam quiere decir
simplemente 9, es decir, los estratos Constitutivos de la naturaleza del hombre y de la Tierra,
porque son coparalelos, no es solamente la Tierra, el hombre es exactamente igual porque es hijo de
la Tierra y es un reflejo de las energías del universo, esto es fundamental.

110
El señor Max Heindel llama a la primera capa Mineral, la segunda capa la llama Estrato Fluídico
que es parecida a una pasta viscosa y espesa, la tercera capa que es el Estrato Vaporoso o gaseoso,
la cuarta capa es el Estrato Acuoso o líquido y la quinta capa el Estrato Germinal, etc.
Ahora pensemos en lo anterior, porque nosotros creemos que nos basta con nombrar o numerar y
pensamos que ya somos sabios, no, no, estamos muy lejos de ser sabios, debemos empezar por
trabajar y profundizar el contenido de cada cosa para ir estableciendo consciencia, porque cuando
nos quedamos en el mundo puramente mental apenas nos produce vanidad, pero no trascendencia,
hay que llegar al sentido, hay que vivir, hay que ser la esencia misma de lo que deseamos descubrir
para contemplar su propia realidad, es un trabajo interior, pero estamos muy lejos de comprender el
misterio de la Vida y la evolución.
El cuatro corresponde al número del tetragrama o número pitagórico por excelencia, base de toda la
matemática sagrada, de ahí depende todo el conocimiento del universo, de ahí sale la década.
El cuatro está constituido por 1 + 2 + 3 + 4 = 10; de modo que son cuatro modos para cada nivel de
las capas terrestres: la capa granítica, la basáltica, la rocosa y la arenisca; estos son los cuatro modos
de la primera capa que menciona el señor Heindel.
La capa granítica está condensando la energía del cosmos de tal manera que se ha convertido en el
esqueleto de la Tierra y cuando nuestro planeta llegue a ser como un Sol, esta capa será justamente
la radiación del núcleo a la periferia.
A ese estado debe llegar la Tierra, irradiando la energía de luz que ha acumulado a través de las
edades, que por el momento es una capa granítica o el fundamento de las gemas en ‘grado más o
menos intenso, siendo el más importante el diamante, que ya ha acumulado tanta energía que puede
irradiar.
El Sol ha acumulado a través de las edades tanta energía del Logos primario que irradia calor y vida
para todo el sistema que por él y tras él evoluciona.
Ahí tenemos exactamente lo que va dignificando cada uno de aquellos modos o capas de energía
que se envuelve gratificamente desde el principio hasta el fin, moléculas que contraen y acumulan
la energía del cosmos.
Esa es la Piedra Filosofal en la hondura nuestra, cuando acumulemos tanta energía y tanto poder
que podamos irradiar; por ahora somos absorbentes, estamos solamente derivando energía del
cosmos para reestructurar nuestra naturaleza para después poder irradiar.
Lo mismo pasa exactamente en la esfera del saber, del sentir, del amar, del comprender, del
imaginar.
Primero tenemos que acumular hondamente, llegar a una precisión exacta y matemática del
contenido de la sabiduría para luego poder irradiar y dar a la humanidad.
Entonces para ser Maestro de la humanidad hay que trabajar intensamente, no es cuestión de figurar
o que nos llamen “maestros”, eso no es verdad, son los hechos.
Así que la capa más profunda de esta primera corteza de la Tierra es la granítica, de ella dependen
todas las gemas en grados diversos y será sencillamente el núcleo de la Tierra cuando ella se
convierta en un Sol, habrá acumulado tanta energía que podrá irradiarla.
¿Pero el planeta o nosotros de dónde derivamos esa energía?
Los Kabalistas lo saben muy bien, exactamente del Alma del Mundo.
Nosotros no tenemos cuerpo, ni vitalidad, ni mente, ni emoción, ni inteligencia, ni nada, estamos
derivando todo del universo para transformarnos en un nuevo estado y luego irradiarlo.

111
La capa basáltica es la capa ígnea, es aquella materia terrestre que emerge de los volcanes.
¿De dónde proviene la palabra volcán?
Viene de Vulcano, el gran fundidor, es el fuego que se revierte, que ha acumulado de lo interno y se
revierte hacia el mundo exterior.
Nosotros cuando sentimos ira parecemos volcanes, revertimos la energía acumulada, destruimos
nuestra armonía para molestar a otros, es un estado de inconsciencia; esa Divina Energía debemos
sublimarla, ennoblecerla, dirigirla, esa es la capa basáltica.
La capa rocosa es la razón de ser del mundo vegetal, de ahí se desprende por oxidación, el oxígenos
el gran trabajador y entonces la capa rocosa da los elementos constituvos a las plantas agregando
lentamente los cuerpos transformados de ellas mismas y de los animales, esos son los elementos que
sirven para nutrir el mundo vegetal.
La capa arenisca es aquella que se va desintegrando para ir convirtiendo la sustancia que se haya
acumulado a través del tiempo, en la base de otros cuerpos.
Así tenemos una jerarquía perfecta cuaternaria o tetra gramática, como diría Pitágoras, de la primera
capa que estamos tratando de estudiar.
Si profundizamos en el estudio de la capa granítica, llegamos a encontrar algo básico: Todas las
partículas de la capa granítica son triángulos y el triángulo es la base científica de la geometría y de
todos los cálculos matemáticos, porque todo es número, forma y movimiento, esto es básico en la
filosofía superior de la Vida.
Así que la primera capa - estratos, dice el señor Heindel – está constituida por cuatro grandes modos
y por los otros cuerpos jerárquicamente, desde los más densos hasta los que están en gran
movimiento.
Si sumamos da exactamente diez, porque cada una de las capas refleja la década que en la
nomenclatura tetragramática da cuarenta, que está bien definida en la Kábalah.
Luego sigue la capa fluídica, la energía que fluye, la energía que se transmite de un lugar a otro en
eterno movimiento.
El autor dice que es una especie de gelatina y tiene cuatro modos: Fluídico, masa, profundidad y
volumen; es una capa fluyente, viviente, activa y dinámica.
Ustedes pueden observarlo de una manera muy sencilla, cuando nos acercamos a alguien tanto
nosotros como la otra persona cambiamos de animismo, se opera este cambio por la radiación
fluídica de esa energía en nuestra naturaleza.
Cuando estamos estudiando y se acerca un gato, la energía animal despierta en nosotros una
reacción: le decimos “zape” para espantarlo o le hacemos caricias, pero hay una reacción de aquella
capa, porque es un fluido que circula.
Sigue después la capa gaseosa que también tiene cuatro divisiones; una materia es gaseosa cuando
hay expansión por la acción molecular del fuego interno; los gases tienden a subir los elementos
más finos al espacio sobre la tierra y a descender los elementos más pesados a la misma.
La siguiente capa es acuosa, es la fijación de sustancias formales para dar vida a los vegetales,
animales y hombres.
Luego viene la quinta capa que es la energía generadora de los seres y de las cosas; el señor Heindel
dice que es el origen de la Vida, pero la llamaría la Vida en función, no el origen, porque la Vida no
tiene origen ni principio ni fin, la Vida es la Deidad misma, la Vida es el Alma del Mundo, la Vida
es la Esencia de todas las cosas.

112
El autor también menciona las cosas o formas muertas, pero el esoterista debe comprender que no
hay nada “muerto”, sino que las sustancias son más o menos sutiles, más o menos densas, que el
cuerpo denso de cualquier entidad es densificación del Alma del Mundo en una determinada
situación y lo mismo ocurre con la Tierra.
El término vida no se emplea en forma adecuada, porque todo es Vida.
El señor Einstein, por ejemplo, probó el dinamismo de la Vida en los aspectos densos de la materia,
en el uranio, en el helio, en el hidrógeno, etc. y se encontró que el hidrógeno era la primera
manifestación de la energía hecha sustancia, interno, lo más fino, lo más espiritual, la palabra es
esotérico o endotérico, lo que está dentro.
Así todas las cosas tienen un orden adecuado para establecer una consciencia rigurosa acerca de la
matemática del universo, de la física y de las Energías del Universo, del movimiento eterno del
Alma del Mundo, porque estos son movimientos de espirales dentro de espirales.
El número de la bestia tiene un sentido profundo que voy a explicar:
El número 9 es la serpiente que apenas toca la Tierra con su cola y eleva su consciencia hacia el
Espíritu y el número 6 es la materia que toma su energía de lo cósmico y la enrolla en la Tierra, así
que el número 666 tan enigmático en apariencia tiene ahora una realidad obsoleta para ustedes,
representa la vida del mundo vegetal, fa vida del mundo animal y la vida del mundo humano.
Son seis principios -y uno abstracto- que en los tres reinos mencionados da 18.
Los Masones dicen que el 18 corresponde al grado de Caballero Rosacruz.
¿Saben el significado de caballero?
Es un hombre que va cabalgando un magnífico caballo, pero nosotros debemos llegar a la verdad en
sí para destruir toda clase de creencias.
Caballero de la Rosa y de la Cruz.
Para llegar a ser Caballero de la Rosa y de la Cruz hay que llegar
a la realización de la belleza, del sentido espiritual de la Rosa sobre la Cruz, los cuatro estados de la
materia que ya hemos estudiado.
La Rosa es el sentido de la Vida, la espiritualidad, la armonía, la belleza; la Cruz son los elementos
constitutivos de la sustancia de todos los cuerpos.
Es algo maravilloso, pero ser Caballero Rosacruz ¡que difícil es! tal vez en veinte encarnaciones
trabajando con mucho cuidado y empeño pudiéramos llegar quizá a esa magnitud y a esa grandeza.
También la palabra caballo tiene su sentido profundo, por eso se mencionan a los Caballeros del
Santo Grial o Caballeros de la Mesa Redonda o a los Caballeros Templarios, etc.
Caballo procede del Caldeo: Kaph, phallus, el que guía la energía del fallus a donde sea
indispensable para los fines de la evolución y el crecimiento espiritual, eso significa caballo.
Aquel que sabe cabalgar esa Divina Energía, es decir, la sabe guiar con inteligencia, con el corazón,
con la armonía, es el verdadero Caballero de este mundo; porque nosotros, dominados por los
instintos, somos el número 666, somos pequeñas bestias pero no Caballeros.
Esta es la Sabiduría de las Edades, es algo que no falta absolutamente, ni en los números, ni en la
geometría, ni en la filosofía, ni en la mística, porque es la Sabiduría Esotérica, la Sabiduría de lo
interno, de lo Espiritual.
Pero esto no significa que lo de abajo o lo material carezca de valor, pues tiene una trascendencia
incalculable. Gracias a nuestro vehículo denso podemos actualizar consciencia de las verdades

113
eternas, porque este es el taller de la Vida, el taller de la evolución, es un precioso vehículo, un
precioso potro que tenemos que aprender a enjaezar y dirigir para que lleguemos a ser verdaderos
Caballeros en el sentido espiritual de la Rosa y de la Cruz.
Les agradezco mucho su presencia en estas clases de disciplinas
científico-espirituales y los espero dentro de ocho días.
****
***
*

114
CONSTITUCION DE LA TIERRA Y ERUPCIONES
VOLCANICAS
Capítulo (XVIII)
Segunda Parte
Conferencia 61 - Febrero 10, 1982

El señor HAindel, para ayudarnos a inteligenciar, nos habla de estratos como capas de un bulbo de
cebolla; el movimiento de los estratos de la Tierra no es así, es bastante sinuoso, por eso los
esoeristas siempre le llamaron la serpiente de las siete escamas; se decía que eran siete serpientes
superpuestas y que cada una tenía, una categoría, más tres puntos abstractos que representan lo
cósmico de la Naturaleza viviente del planeta Tierra, porque la Tierra es un ser viviente.
De modo que esa esquematización tan objetiva con perfección geométrica, no existe; la Tierra es
sinuosa y ustedes pueden ver en cualquier movimiento objetivo de la Tierra la forma sinuosa.
El señor Heindel menciona que la Tierra tiene tres movimientos - dos conocidos y uno que agregó
madam Blavastky - eso está bien como información, pero estamos muy lejos de llegar a una
realidad evidente.
La Tierra tiene cinco y más movimientos: tiene uno de rotación sobre su eje, uno de traslación
alrededor del Sol, una inclinación Norte durante seis meses, otra Sur durante seis meses; luego
viene el aumento sucesivo de materia por el polvo meteórico, así que la Tierra está aumentando
constantemente de materia debido a que recibe el polvo meteórico que ha venido flotando de los
espacios y se va uniendo al globo por su mismo movimiento que la aumenta igualmente.
La Tierra tiene diez estratos actualmente, pero nuestro planeta para llegar a ser una estrella como el
Sol debe llegar a poseer doce, así que es solo un embrión en el campo infinito del progreso y de la
evolución; por eso los esoteristas dicen que la Tierra es un ser viviente y esto es bastante categórico.
La Tierra es un gran imán que se está cargando constantemente de energía solar que acumula en los
diferentes estratos-según la frecuencia ondulatoria de cada uno de sus propios elementos
constitutivos- y lo que más nos puede guiar son los metales que tienen también estas vibraciones
que aumentan sucesivamente.
Es un embrión en el espacio, no ha llegado todavía a la plenitud que debe lograr, porque será un Sol
para su sistema, así como cada cuerpo planetario va creando una familia, así como cada quien se
separa de la familia humana, engendra y organiza una familia, igualmente sucederá con los planetas
a través del tiempo y del espacio.
Así que tenemos una serie de movimientos bastante complicados, pero hay otro más fino, menos
catalogado, pero ustedes pueden comprobarlo: La aguja magnética indica siempre hacia el Norte, lo
que significa que la aguja es en sí de radiación positiva y que el Norte tiene la parte receptiva del
planeta, es decir, que la parte Norte del planeta es de naturaleza femenina o sencillamente
magnética y la parte sur es completamente eléctrica, no en forma absoluta porque esto no existe en
ninguna parte, es simplemente una preponderancia.
La Tierra se parece por lo tanto al varón mientras que cierto aspecto interior de la Tierra se parece a
la mujer.
Así que el Sol interior de la Tierra es la Estrella Polar, ella irradia su energía y pasa por el eje de la
Tierra y hace su eclosión en la Estrella del Sur.

115
Ahí tienen ustedes una serie de aspectos que seguramente no habían pensado y si los habían
pensado no los habían analizado y por consiguiente son difíciles de comprender.
Tenemos que repetir constantemente que la Tierra es apenas un embrión.
El señor Heindel menciona el sexto estrato como la capa ígnea que tiene capacidad psicosensorial,
porque es el estrato Crístico de la existencia de la Tierra.
La glándula correspondiente en el microprosopus es la glándula pituitaria, desde donde se irradia el
calor vital hacia todo el organismo. El verdadero instrumento de la vitalidad es la cadena glandular
que evidentemente es psicosensorial.
Max Heindel tiene razón cuando dice que la Tierra goza cuando se entrega a sus hijos, como la vaca
goza cuando amamanta a su pequeño becerro, y así como el animal se incomoda si le arrancamos un
pelo, igualmente sucede a la Tierra si se arranca una planta.
Si se libera la corteza cristalizada de la Tierra ella experimenta goce, igualmente sentimos alivio
cuando nos quitamos un callo, porque esa materia demasiado dura no está en concordancia con el
estado natural de la piel; por analogía vamos encontrando todas aquellas maravillas de la
Naturaleza.
El Polo Norte de la Tierra induce la corriente electromagnética del Sur y vemos que la aguja
magnética siempre oscila hacia el Norte, mientras que hay una corriente imánica que fluye del Polo
Norte de la Tierra y va hacia el Sur y esa corriente viene de la energía emanada de la Estrella Polar
y va hacia la Cruz del Sur y nuestro planeta gira alrededor de ese eje electromagnético en su eterno
movimiento.
Además es inducida hacia el Oriente por el Sol; entonces la Tierra se mueve siempre hacia el
Oriente.
Es fácil observarlo en las tardes cuando la Luna apenas semiasoma por el extremo Oriente, a la
media hora ya está más arriba y después aún más, etc.
De modo que la Tierra está rotando de Poniente a Oriente por la atracción del magnetismo; de Sur a
Norte por la atracción de la Estrella Polar y de Norte a Sur por la inclinación de la Cruz magnética
de la Tierra.
En esa cruz magnética los Rosacruces tienen el fundamento más sólido de su símbolo hierático; en
el centro de la Cruz brilla el Sol de la espiritualidad o Sol Crístico, como igualmente a la Cruz del
Sur le sale el fluido de la corriente electromagnética de la Estrella Polar.
Todo es maravilloso verdaderamente en esta búsqueda de conocimientos.
El agua en sí misma no existe, es un compuesto químico, por consiguiente no tiene existencia persé;
el calor tampoco tiene existencia por sí mismo, porque el calor se produce por la fricción, si no hay
fricción no hay calor.
El calor electromagnético realmente es frío, mientras que toda materia en fricción produce calor,
por lo tanto la electricidad que produce calor es sencillamente la fricción del movimiento del
magnetismo universal y así comprenderemos mejor la naturaleza esencial, bioquímica, eléctrica de
la Tierra.
El señor Heindel menciona el sexto estrato como el ígneo, como el estrato electromagnético del
Cristo Solar involucrado en la Tierra; allí realmente hay sensación, como hay sensación en todos los
seres y en todas las cosas.
Día por día a medida que la ciencia adelanta, a medida que la observación de los hombres avanza en
el conocimiento de los hechos, se prueba que el esoterismo ha tenido siempre la razón a través de
las edades, esto es maravilloso confirmarlo.

116
Después del estrato ígneo viene el estrato reflector donde la imagen es el factor determinante de
todos los cambios, donde la imagen es realmente el factor espiritual, usando esta palabra para
referirnos a los asuntos de lo sutil.
Corresponde al Espíritu Divino, mientras que el estrato ígneo corresponde al Espíritu de Vida. El
Espíritu de Vida tiene su fuente y manantial para nuestra corporeidad en el Tálamo Óptico y
desciende a través de la glándula pituitaria para activar todas las glándulas e nuestra corporeidad,
mientras que el Espíritu Divino lo tiene en el Etmoides, es un hueso que está exactamente en la raíz
de la nariz y que es completamente poroso.
Anteriormente ya había hecho referencia a la capacidad que tiene el Etmoides como centro
magnético para protegernos por medio de la imaginación creadora; si tenemos un problema
psicológico cualquiera y somos capaces de abstraemos psíquicamente y colocarnos imaginalmente
detrás del Etmoides, inmediatamente quedamos aislados de toda molestia y podemos contemplar
tranquilamente el panorama, eso me consta experimentalmente, estas son prácticas verdaderamente
maravillosas.
El señor Heindel dice que el octavo estrato corresponde a los Espíritus Virginales que tienen la
cualidad de ampliar las imágenes progresivas de seres y de cosas, que los Espíritus Virginales es lo
que los orientales llaman Mónada, descubierta por Leibniz y que empieza el trabajo de la evolución
cubriéndose sucesivamente de vehículos para llegar a constituirse en el futuro como ser organizado
y poder acumular la experiencia del Cosmos como está sucediendo en nosotros.
Luego menciona que hay un estrato, digamos “de la naturaleza”, que es donde está la parte moral,
sería mejor llamarla inmoral, porque una fuerza cualquiera, por ejemplo la energía psicogenésica,
toma a un individuo de poca evolución y lo destruye, pero le está dando la experiencia de la Vida,
que debe trabajar en el conocimiento y utilización correcta de aquella energía.
Pero si esa fuerza llega a un ser de bastante evolución aprovecha el manantial de esa Divina Fuerza
Espiritual y Cósmica para desarrollar progresivamente todas sus facultades, para fortalecer su
cuerpo vital, para dirigir correctamente el mundo emocional, para encauzar el mundo mental, para
alcanzar el mundo imaginal, la sensibilidad, la inteligencia, la consciencia y la superconsciencia,
eso hace que el Ego esté bien “agarrado” al conocimiento de los vehículos y pueda utilizarlos
debidamente.
Si el hombre no tiene suficiente evolución espiritual, las fuerzas lo vapulean como a un barco de
vela en un mar tempestuoso.
¿Pero eso es malo? No, es el Principio de la Evolución, es la natural y responsable actividad del
Logos para hacer que despierte cada quien a la consciencia de sus propias energías.
Si en una o veinte encarnaciones nos maltratan aquellas fuerzas, alguna vez hemos de tomar las
herramientas para la construcción del Templo donde se alimenta y se expresa el Espíritu del Logos
Solar y así nuestra vida será verdaderamente maravillosa.
Luego, en el siguiente estrato, el Espíritu Material, de la Tierra, la corriente de la energía
reproductora - que parte de la glándula pituitaria, como raíz del Verbo de Vida - se manifiesta en el
centro de Yesod donde está el fruto que ha de darse para la simiente, pero si no se utiliza en la
simiente debe utilizarse en el Arbol de la Sabiduría que está en la espina dorsal.
Si las primeras corrientes pasan por el mecanismo glandular, las otras energías penetran o penetrar
deben por el centro del Arbol del Conocimiento. El Arbol de la Sabiduría o del Conocimiento
reasciende con relación al microprosopus y el Arbol de la Vida desciende con relación al
microprosopus, pero en el Cosmos no hay ni arriba ni abajo, son simples convencionalismos
necesarios para nuestra inteligencia.

117
La raíz del Arbol de la Vida está en la glándula pituitaria, desciende a la tiroides, después a la timo
y llega al centro activo del corazón donde se embellece según los sentimientos que el Ego haya
conquistado a través de su evolución, entonces pudiéramos decir que esa Divina Energía se
Cristifica y luego es depositada para dar posibilidad de renacimiento en este mundo tridimensional a
Egos que deben continuar su evolución consciente.
Naturalmente este proceso opera en un Ego de trascendencia, pero si es un Ego primitivo quien
atrae esa energía del Cosmos, atrae una energía digamos ordinaria, haciendo posible que un Ego de
no mucha evolución se involucre allí para ganar su experiencia.
Este es un templo maravilloso de la Vida que debemos admirar verdaderamente.
¿Qué es lo más poderoso que hay en nuestra naturaleza?
El electromagnetismo, que es el movimiento eterno de los seres y de las cosas. Ustedes saben que
las imágenes mentales van y vienen, nunca son estáticas sino dinámicas, mientras que el
sentimiento sí es permanentemente dinámico cuando lo hemos cultivado real y positivamente.
Así que el Ego tiene que dirigir aquellas imágenes, aquellos divinos sentimientos y aquella creación
artística ya sea en el mundo de la pintura, de la escultura, de la poesía o en melodías aún más
profundas en la interioridad del ser humano y todas son energías cósmicas maravillosas de la
existencia.
Observen ustedes como el presente capítulo nos permite penetrar en el sentido de la sabiduría de la
Vida y como saber que la Madre Tierra es realmente un ser viviente que respira, pues en el pleamar
y en el bajamar hay dos movimientos de aliento, así como en nosotros se cumple en 72 segundos, en
los océanos se cumple con mayor espacio de tiempo por la magnitud del cuerpo en que se integra la
actividad de este movimiento, el bajamar y el pleamar es el aliento que aspira y expira.
Todo es análogo en la Naturaleza, no igual, la Ley de Analogía es la llave por excelencia del
conocimiento científico que debemos captar, comprender y saber para ayudarnos a nosotros mismos
a través del tiempo y del espacio.
Hace unos diez años descubrí que la almendra o pepa del cacao tiene la estructura molecular del
cerebro, que cada una de aquellas semillas es realmente un bulbo del cerebro, entonces me puse en
acción y comí bastante, la almendras, pero para darle calorías y la oxidación necesarias consumí
también uva negra; el resultado fue que al día siguiente – sin exagerar - era tanta la energía que
poseía física y especialmente cerebral que resultó difícil encauzarla; esa fue la secuencia de haber
asimilado este poder oculto en la Naturaleza.
Coman esa almendra, pero empiecen en pequeñas cantidades; recomiendo consumir 7 pepas de
cacao bien masticadas y acompañadas con uvas pasas negras, cenen únicamente con eso sin agregar
nada más.
He mencionado lo anterior para hacer resaltar la analogía entre la forma del cerebro y la estructura
de la almendra de cacao.
Podemos decir igualmente que la Tierra es análoga a nosotros, la Tierra tiene corrientes de vida
ígnea y por eso las corrientes que se escapan y fluyen por los volcanes es debido a la presión interna
de los desequilibrios psicopatológicos de la raza humana.
Nosotros tenemos una corriente de energía en la sangre y en ella están todos los elementos
constitutivos del mar, mientras que en a linfa están todos los elementos constitutivos del agua dulce
y todas nuestras redes nerviosas son la manifestación viviente de las raíces de árboles “in
crescendo” y en proceso de multiplicarse; nuestro esqueleto es sencillamente la base material y fija
de la Tierra o sea las cordilleras.

118
Todo es análogo en la Naturaleza esta es la llave primordial de la sabiduría que da plenitud al
hombre.
El conocimiento de la analogía sí da seguridad al hombre para caminar erguido contemplando las
maravillas de la Naturaleza a través de la cual se objetivan los minerales, vegetales, animales y
humanos - por ahora hombres no muy buenos, pero están en la lucha y el trabajo para lograrlo por la
experiencia y el dolor- eso es maravilloso verdaderamente.
Es un verdadero encantamiento que el señor Heindel nos permita en cada ocasión actualizar la
consciencia necesaria y exteriorizar todas las posibilidades que tenemos de la Vida Interior en el
conocimiento de las Leyes Eternas que rigen la naturaleza del hombre.
Lo que nos enseña su obra es sencillamente un impulso para ir transitando el sentido y el contenido
de la Divina Madre, que es la condensación de las Energías del Universo, para hacer posible la
evolución conscientiva diferenciada de todos los seres a través del tiempo y del espacio.
Es maravilloso saber que el Fuego Espiritual del Cosmos arde en esa lámpara que llevamos en el
centro del cerebro llamado tálamo óptico y que recibe el poder universal saber que en el
hipotálamo tenemos el primer movimiento de la sensibilidad dentro de la esfera del cerebro....
saber que en la glándula pituitaria tenemos el primer movimiento secrecional de las sustancias
universales para hacer que el Árbol de la Vida pueda dar sus frutos ya sea para sembrarlo en la
madre que ha de llevar el nuevo ser en evolución, o bien para transmutarlo convirtiéndolo en
Sensibilidad y en Consciencia voluntarias.
Es un trabajo constante, de ahí que a los Rosacruces los llamaran los grandes alquimistas y sabios,
efectivamente así es; cuando ustedes leen libros de trascendencia encontrarán siempre referencia a
los Rosacruces.
Decir que los Rosacruces nacieron hace cien años es una fantasía y una ingenuidad, ellos son
demasiado legendarios; los Adeptos de Lemuria estaban entregando ya a la sabiduría de las edades
aquel divino conocimiento, después vinieron los Atlantes que exteriorizaron como rosa el Sol, que
estaba en el cenit al mediodía y al atardecer hundiéndose en las aguas, como el Fuego de la Vida se
hunde en la sustancia-madre para nacer el día siguiente.
Que prodigiosa es la idea del germen de la Vida, del crecimiento, de la multiplicación…….. todo
hecho vida y sustancia visible para nosotros y sin embargo inconscientes ambulamos en la Tierra
pensando solamente en tonterías, en debilidades y no sabemos que el Infinito alienta desde el sexo
hasta lo inmensurable del tiempo y del espacio.
Para los Rosacruces el Sol era su Rosa poderosa, porque se había purificado a través de las edades
de las escorias inútiles que había lanzado al espacio, quedando la parte luminosa, brillante,
esplendente.
Ese es nuestro Ego Divino que debe embellecerse por la maravillosa fuerza del Amor del Cristo
para llegar a ser tan brillante como el Sol.
Pero aclaremos que el Sol que nosotros vemos es una proyección de la energía todavía más sutil,
más espiritual, más metafísica.
Porque los, Gnósticos Rosacruces sabían que hay tres soles: El Sol Súper-espiritual cuyo campo
electromagnético del Alma del Mundo cubre los espacios infinitos; el Sol Espiritual que cubre el
orbe del sistema solar, que es el Cristo o Logos y que nosotros debemos aprender a coordinar en
nuestro sentir y en nuestro pensar; y el Fuego Creativo del Espíritu Santo en ese Sol visible,
ardiente, ígneo, para producir la forma, la idea, la espiritualidad y el crecimiento del Alma a través
de las edades.
****

119
EL SIMBOLISMO DE LA ROSA CRUZ
(Capítulo XIX)
Conferencia 62 - Febrero 17, 1982

Los temas que contiene el capítulo diecinueve, anteriores a “El Simbolismo de la Rosa Cruz”, son
referencias que hace el señor Heindel sobre la fundación de la Orden y cómo el Conde Rakoczy era
el eje de toda aquella actividad, pero solamente es una información que cada uno de ustedes puede
leer.
Les recomiendo especialmente de ese capítulo que estudien “El Simbolismo de la Rosacruz”,
porque allí encontrarán más sabiduría, más profundidad, más Gnosticismo que en ninguna otra
parte.
Hoy, luego de casi dos años de reuniones para estudiar el “Concepto Rosacruz del Cosmos”, nos
vamos a ocupar del precioso símbolo que luce la portada del libro.
Es mucho más que un símbolo, la cruz es el estudio de la ( I ) de la T; si leen y meditan, si
meditando sienten y sintiendo viven la Luz del Alma Universal los estará iluminando en tiempo y
espacio.
El símbolo es exactamente una pentalfa y una cruz, adoptado por la Fraternidad a través de los
siglos.
Es la división décuple de la naturaleza del hombre; la cruz tiene cuatro brazos y un núcleo, o sea
cinco principios; la pentalfa tiene cinco modos de expresión de su movimiento así que son cinco
aspectos femeninos y cinco aspectos masculinos de la Seidad.
El señor Heindel al analizar ésta figura hierática, dice que en el principio del tiempo se simbolizó la
naturaleza humana por una T, Teth, la novena letra del alephato de la Kábalah, representando el
Fuego Creador de la Vida.
La palabra “creación” no es correcta, pero estamos muy habituados a usarla, no hay creación en
ninguna parte del universo, hay “emanación” de lo Eterno que ES, a lo relativo y circunstancial que
va a ser y a mutarse de nuevo para regresar a su origen.
Así que la letra Teth ha sido considerada por los Kabalistas como el símbolo adecuado del Fuego
Creador de la Vida, porque la T tiene una línea horizontal que representa el aspecto femenino de la
Seidad y una perpendicular que representa el aspecto masculino.
En el Norte de Europa en los Misterios Galoceltas utilizaban como símbolo un martillo (el martillo
de Thor), cuya masa, volumen o cabeza junto con su mango representa el aspecto masculino inserto
en el femenino para producir la generación universal, pero en aquella etapa de la evolución no había
consciencia suficiente para la comprensión perfecta del símbolo, así que el fenómeno se realizaba
subjetivamente en cuanto al ser psíquico y objetivamente en cuanto al ser físico, por eso la Teth es
una figura que representa adecuadamente aquel estado.
En otra etapa anterior de la evolución se utilizaba solamente una columna para hacer referencia al
aspecto fálico de la existencia como el portador de la semilla, el cual es realmente sagrado para los
Gnósticos, porque es el canal por medio del cual la semilla se concreta de lo universal y se
convierte en sustancía-vida para hacer posible la generación y evolución de los seres y de las cosas.
Son símbolos de algo muy importante que la inteligencia del hombre no alcanza a captar en su
contenido y menos aún cuando las religiones han profanado la esencia de esta espiritual energía del
cosmos tanto, que el acto de la generación lo consideran algo perverso; sin embargo los mismos

120
frailes que lo tildan de perverso, han venido a la existencia gracias a la Divina Energía Espermática
del Logos Universal.
E! acto de la generación no debe considerarse como algo vergonzoso, es la humanidad que dando
libertad al instinto lo ha convertido en algo pasional, esa es la situación negativa que vive la
humanidad, pero es una etapa necesaria porque gracias a ello empieza el hombre a derivar
consciencia y a comprender por propia experiencia que cuando abusa de ese poder o energía,
degrada los vehículos que el Logos le ha proporcionado para su evolución.
Así que este conocimiento es demasiado grande, demasiado sublime en su esencia, demasiado
trascendental en su contenido.
Lo Gnóstico siempre ha sido muy reservado y se han usado palabras adecuadas para entregar este
conocimiento a la humanidad a fin de que medite, que comprenda, sienta y viva las Leyes Eternas
de la Evolución que operan a través de la forma, para hacer posible que la Consciencia Universal se
convierta en consciencia separada y un día a través del tiempo y del espacio esa consciencia
relativamente diferenciada, regrese a su origen completando así el círculo de la evolución.
Entonces el hombre será un Dios operando en armonía con el Logos para contribuir eficazmente a
“levantar con su mano”, como dicen los Masones, o sacar de la- podredumbre a aquellos que como
Lázaro se encuentran en esa situación destructora de la existencia para que logren percibir el sentido
Crístico.

FIN

121