Sei sulla pagina 1di 3

OBJETO: INTERPONER APELACIÓN GENERAL

SEÑORES
EXCMO. TRIBUNAL DE APELACIÓN
EN LO PENAL

(Nombre y Apellido, Agente Fiscal en lo Penal, asignado a la Unidad – Número y


Clase), se dirige al señor Juez y por su digno intermedio al Excelentísimo Tribunal de Apelaciones en
lo Penal, en el marco de la causa N° 6494/04, caratulada (Número de Identificatorio de la Causa)
caratulada: (Nombre y Apellido del investigado s/ Tipo de Hecho Punible), como mejor proceda en
derecho y respetuosamente digo: ------------------------------------------------------------------------------------

QUE, a través del presente escrito, esta Representación Fiscal, plantea Recurso
Apelación General contra el A.I. Nº (Número de Resolución y Fecha), dictado por el Juzgado Penal
de Garantías a cargo de (Nombre y Apellido del Magistrado), en relación al (Señalar el Iten o Número
en el Resuelve de la Resolución en cuestión) de la parte resolutiva de la resolución cuestionada que se
dispone: “.. Declarar El Abandono de la Querella Adhesiva, instaurada por (Nombre y Apellido), de
conformidad a lo dispuesto en el art. 294 inciso 2° del C.P.P..--------------------------------------------------

Análisis del Tema

Que, el presente recurso se plantea con el objeto que la Cámara de Apelación realice un
estudio del artículo 294 numeral 2) del Código Procesal Penal, ya que la misma plantea interrogantes
interpretativas de las circunstancias en las cuales se considera abandonada una Querella Adhesiva.------

Que, en el caso de estudio, cual es la Sentencia Judicial (Número de Resolución y


Fecha), se ha declarado el Abandono de la Querella Adhesiva instaurada por una de las víctimas del
hecho, (Nombre y Apellido), por la razón de no haberse presentado acusación, en el presente proceso,
ésa decisión Judicial, según la interpretación normativa de esta Representación Fiscal, no se encuentra
en armonía con los artículos que rigen la Querella Adhesiva, mucho menos, con los derechos
establecidos para la víctima y de la interpretación procesal establecida en el Código Procesal Penal, en
base a lo siguiente:-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Que, primero al analizar la cuestión relativa a la Querella Adhesiva se tiene que la


misma es una facultad del particular ofendido o víctima dentro del proceso penal que le otorga a ella la
posibilidad de intervenir en el procedimiento iniciado por el Ministerio Público, de esta forma, las
características esenciales del sistema de la querella adhesiva se basan en dos directrices, por una lado
para salvaguardar sus derechos como víctima, y para controlar y colaborar con el Ministerio Público en
el proceso penal instaurado.-------------------------------------------------------------------------------------------

Que, haciendo una introducción teórica, la figura del acusador particular o querellante,
tienen sus antecedentes históricos en el papel dado a la víctima dentro del sistema, a ello es importante
extraer que los juristas coinciden en que, históricamente, el proceso penal había dado a la víctima el
papel de elemento pasivo, manteniéndola marginada y olvidada, y no solo el sistema legal el cedió este
lugar, sino también la Política Criminal y la Criminología, quienes han volcado el grueso de su trabajo
y sus esfuerzos en torno a explicar la causa de la criminalidad y las medidas para mitigarla,
estableciendo la figura del delincuente como eje central legitimante, haciendo prevalecer notablemente
sus derechos y garantías, en procura precisamente de buscar un discurso legitimante del aparato de
persecución penal, imperando éstos por sobre los de la víctima, el cual ha tenido que ocupar el asiento
de un mero espectador pasivo de los fuertes avances en defensa de la protección de los derechos y
garantías de los imputados. Se debe tener en cuenta que esta posición ha sido modificado en los últimos
tiempos, en donde los discursos dogmáticos, así como los cambios legislativos que se han venido
produciendo, principalmente en América Latina, dirigidos a otorgar a la víctima un rol protagónico
dentro del proceso penal. ---------------------------------------------------------------------------------------------
Que, de esta forma y continuando con estas ideas, la figura del Querellante en el
proceso penal, así como en el nuestro, pretende dar intervención en el procedimiento a personas que
fueron ofendidas por un hecho punible, para ejercer un control a la fiscalía, así como también para
salvaguardar sus derechos y garantizar la reparación del daño como producto de un hecho ilícito,
circunstancia ésta que ocurre en autos, ya que una de las víctimas dentro del presente proceso, ha
instaurado Querella Adhesiva con el objeto de salvaguardar sus derechos como víctima realizando
todos los trámites procésales a dicho efecto.------------------------------------------------------------------------

Que, en este orden de ideas, la Fiscalía discrepa respetuosamente con la interpretación


dada por el Juzgado Penal en relación a la decisión de declarar abandonada la Querella Adhesiva
instaurada por el señor (Nombre y Apellido), considerando que ésta interpretación del Juzgado no
deviene correcta con el espíritu de la Institución, como se ha referido, ya que el eje central legitimante
de la persecución penal ya no sólo se centra en el imputado, sino que se ha trasladado a favor de la
víctima.-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Que, impulsado por este criterio jurídico, ésta Representación Fiscal, solicita por la vía
del Recurso de Apelación General la revocación parcial de la Resolución Judicial N° (Número de
Resolución y Fecha), en donde declara el Abandono de Querella, pues coarta a la víctima un derecho
necesario y legitimante para fundar una futura sentencia definitiva en el presente proceso, siendo la
Querella, como bien lo dice el Prof. Guariglia, que: “...es un controlador ..su idea es que provoque
cierto control de legalidad...” 1, ello esta plasmado en el artículo 68 del Código Procesal Penal, que
expresa que la víctima tendrá el derecho de intervenir en el procedimiento penal, conforme a lo
establecido en ése código, circunstancia ésta que si llegaré ha ser violentada, como ocurre en éste caso,
se estaría incumplimiento el artículo 9 del mismo Código, el cual garantiza a las partes (entre ellos la
víctima) el pleno y irrestricto ejercicio de sus facultades y derechos, pudiendo tener, por consecuencias,
el incumplimiento de ese precepto, una sentencia violatoria del artículo 1° del Código Procesal Penal,
ya que al no conceder a la víctima controlar el proceso se estaría coartando derechos esenciales dentro
del proceso penal, que derivarían necesariamente en la nulidad de una futura sentencia.------------------ -

Que, estudiando la presencia de la víctima durante el proceso se tiene que la misma, ha


intervenido en el presente proceso penal a través de una Querella Adhesiva presentada ante el Juzgado
Penal de Garantías (Número de Juzgado), de acuerdo a los prescripto en los artículos 291, 292, y 293
del Código de forma, ejerciendo sus derechos, que la ley le concede desde ese momento.-----------------

Que, seguidamente, por resolución (Número de Resolución y fecha), emanada del


Juzgado Penal de Garantías, se ha resuelto declarar abandonada la Querella Adhesiva interpuesta por
una de las víctimas, (Nombre y Apellido), en base a lo señalado en el artículo 294, inc. 2), en donde se
establece que se considerará abandonada la querella en el caso que el querellante no acuse o no asista a
la audiencia preliminar, sin justa causa.-----------------------------------------------------------------------------

Que, en el considerando de la resolución recurrida se expresa que, el Juzgado considero


declarar el abandono de la querella por la razón de no haber formulado acusación la víctima, a este
respecto es importante expresar lo que sigue que, el artículo 294 inc. 2), del Código Procesal Penal,
señala como causal de abandono de la querella: Por un lado que no se acuse, como efectivamente ha
ocurrido en él presente proceso, y, por otro lado, que el querellante no asiste a la audiencia preliminar
sin justa causa.----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Que, éste inciso del articulo 294, como se indico, señala dos supuestos en los cuales se
puede considerar abandonada una querella, esta afirmación, ésta Representación Fiscal, lo infiere de
que estos dos supuestos, ya que están separados por la conjunción disyuntiva “O” la cual implica, en
puridad lógica, que sólo uno de los dos supuestos referidos puede ser aplicado, “no presentar
acusación o no asistir a la audiencia preliminar”, y a contrario sensu, al no estar presente una de esas
causales se elimina el supuesto el inciso segundo.-----------------------------------------------------------------

Que, si bien es cierto, se ha registrado una deficiencia por parte de la querella, somos del
criterio que la sanción procesal impuesta por el Juzgado, en el sentido de excluir al querellante del
proceso, a pesar de haber participado en la audiencia preliminar, y presentado la correspondiente
querella de acuerdo a los establecido en el artículo 291 del CPP, así como las correspondientes pruebas

1
CAFFERATA NORES, DE OLAZABAL Debate sobre el Proyecto de Código Procesal Penal de Santa Fe. Texto definitivo.
N° 24. Colección Jurídica y Social. Secretaría de Postgrado y Servicios a Terceros. Facultad de Ciencias Jurídicas y
Sociales. Universidad Nacional del Litoral. pp. 70. año 1993.
que acompañan a la misma, sostenemos el criterio que en este caso debemos de estar a favor de la
continuidad del querellante, en el proceso penal, y no reducirlo al simple rol del víctima ya que ello
implicaría un cercenamiento a su derecho a la tutela judicial efectiva. Por lo que consideramos,
jurídicamente viable la posición jurídica de la querella diluyendo de esta forma la causal de abandono
de la querella establecida en el artículo 294 inc. 2) del Código Procesal Penal, en virtud de la
conjunción disyuntiva “O”.-------------------------------------------------------------------------------------------

Que, dentro de este orden de ideas, en rigor, la interpretación restrictiva, se puede


manifestar, que se reduce al alcance de las palabras de la ley por entender que su pensamiento y
voluntad no consienten atribuir a su letra todo el significado que en ella podía contenerse, ahora bien,
trasladando este criterio a fin de aplicar a la interpretación de la norma en estudio (artículo 294 inc.2),
y para toda norma procesal, el código procesal penal establece una prohibición de interpretar de manera
restrictiva en aquellos casos que la norma procesal no restringe su ejercicio, como lo es el presente
caso.---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Que, en efecto, sobre las facultades derivadas de la normativa procesal, específicamente


de la letra del artículo 69, que en su primer párrafo establece que: “En los hechos punibles de acción
pública, la víctima o su representante legal, en calidad de querellante, podrán intervenir en el
procedimiento iniciado por el Ministerio Público, con todos los derechos y facultades previstos en el
Constitución, en este código y en las leyes”, de esta forma, se otorgan a este sujeto eventual del
proceso, facultades de acción y también de jurisdicción en el sentido de garantizar en primer término su
derecho a la jurisdicción, así como la tutela judicial efectiva, todos ellos de raigambre constitucional,
pudiendo acontecer que el legislador no haya podido prever todas las situaciones en que éste puede
ejercitar sus facultades. Visto de este modo, la reglamentación de un Código Procesal Penal puede
traducirse en el establecimiento de cotos aparentes, el cual consideramos, ésta sólo puede ser concebida
mediante una disposición legal expresa.-----------------------------------------------------------------------------

Que, de esta manera, cualquier criterio tendiente a poner fronteras artificiales al


desempeño procesal del querellante en el proceso, a excepción de los supuestos previstos que puedan
ser atribuidos a tal reglamentación limitativa, no estará en consonancia con este criterio rector de
interpretación procesal. A modo de ejemplo una interpretación restrictiva frente a las garantías
procésales para un querellante, sería negarle la posibilidad de solicitar medidas cautelares distintas al
del Ministerio Público por no estarle expresamente establecida esta potestad conforme las disposiciones
del art. 291.--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

PETITORIO

Por Tanto, solicitamos al Excelentísimo Tribunal de Apelación en lo Penal, revoque


parcialmente el Auto Interlocutorio (Número de Resolución y Fecha), en donde declara el Abandono
de la Querella Adhesiva instaurado por el señor (Nombre y Apellido), y en consecuencia permita su
intervención en carácter de querellante como sujeto procesal con todos los derechos y facultades
previstos en la Constitución Nacional y en la Ley, a los fines de presentar su correspondiente reclamo
en el Juicio Oral y Público.--------------------------------------------------------------------------------------------

SERA JUSTICIA