Sei sulla pagina 1di 11

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenas noches! Les damos la bienvenida a la Casa del Señor donde nos encontrarnos
reunidos hoy con motivos bien variados, pero -en todos los casos- hemos de dar gracias a Dios,
que nos socorre y sostiene en cada situación de vida.

¡Cuántas veces quisiéramos que alguien nos indicara cuál es el camino correcto! ¡Cuántas
veces deseamos que alguien nos socorra con amor, en nuestros momentos de dolor! Pues, bien, la
Palabra de Dios nos referirá cómo es Dios de amoroso, que hasta nos señala el camino correcto y,
si por alguna razón caemos, Él mismo nos socorrerá, porque Él siente que somos sus ovejitas y que
necesitamos Su pastoreo No se contenta con pedirnos que cambiemos sino que, además, ha
encomendado a muchos cuidar personalmente de sus hijos e hijas.

Hoy nos encontramos orando al Señor por razones diferentes; pero queremos invitarles a
unirse a la intención de los Quince Años de DEISY JOHANA PEÑA TORRADO quien, en unión de sus
padres, familiares y amigos, hoy quiere agradecer al Señor por tantas misericordias con que la ha
bendecido. Esta dinámica chica nos llena a todos con su alegría y nobles sentimientos. Amante de
la música y la sana diversión, esta excelente estudiante del cuarto año en el Liceo Bolivariano
“Rómulo Betancourt” espera seguir la carrera de idiomas. Responsable e inteligente, Deisy Johana
sabe que hay que conocer a Dios para poder amarlo, por lo que se prepara para su Confirmación,
lee su Palabra, ora y frecuenta los sacramentos. Y la encomendamos a santa Carmen Sallés, cuyo
día se celebra hoy, para que Deisy Johana tenga siempre presente que ‘se la ha educado en una
casa de María Inmaculada’.

Como comunidad parroquial has querido celebrar este importante día de tus Quince Años,
Deisy Johana. Que sean siempre razones fundamentales para tu felicidad el seguir al Señor para
conocerlo y amarlo, y el servir a quienes sean parte de tu historia personal.

Con profunda alegría pongámonos de pie para iniciar esta celebración.

MONICIÓN DE ENTRADA
¡Muy buenas noches tengan todas y todos! Nos
encontrarnos reunidos hoy en la Casa del Señor con motivos bien variados,
pero -en todos los casos- hemos de dar gracias a Dios, que nos socorre y
sostiene en cada situación de vida.
Sin dejar de llamarnos a recapacitar sobre lo que cada persona
representa, sobre el misterio de vida que somos, hoy concluye este año
litúrgico para abrirse a uno nuevo. En la historia no caben decisiones,
simplemente es; pero nuestras historias personales son las que forjarán
lagran historia. Así que cada decisión es importante. Por eso este día el Señor
nos invita, nuevamente, a cambiar lo que no está bien, lo que no da vida, lo
que la daña. Y, qué mejor forma de hacerlo que agradeciendo a Dios por la
vida misma.
El coro de la misa dominical de once cuenta entre sus integrantes con
una jovencita que hoy llega a sus Quince Años. Ella es FABIANA MICHEL
MOLINA GUERRERO quien en unión de sus padres, hermana, familiares,
amigos y compañeros, hoy quiere agradecer al Señor por tantas misericordias
con que la ha bendecido. Chica de nuestros tiempos, responsable e
inteligente, comprensiva, tolerante, reflexiva y dulce, Fabiana Michel es
estudiante del 4º año de bachillerato en el Colegio Micaeliano.
Con tu comunidad parroquial has querido celebrar este importante día
de tus Quince Años, Fabiana Michel. Que éste sea un momento trascendente
que te lleve a decirle al Señor que quieres vivir para servirlo y ser dichosa.
Con profunda alegría pongámonos de pie para iniciar esta
celebración.
1. Por la Iglesia de Cristo, para que testimonie de la construcción de su
Cuerpo, hasta llegar a la perfección de Su propia plenitud. ROGUEMOS AL
SEÑOR.
2. Por la “piedra” en que se cimienta esa Iglesia, nuestro Papa
Francisco, para que, el Espíritu Santo se manifieste en sus decisiones, le
proteja y lo impulse a transformar todo aquello que lo requiera. ROGUEMOS
AL SEÑOR.
3. Por todos los que consagran sus vidas al Señor; especialmente por
nuestros Claretianos, para que su ejemplo y orientación en la fe den cuenta
de su servicios pastorales. Que encuentren consuelo y fortaleza en el Señor
en sus tribulaciones y debilidades personales. ROGUEMOS AL SEÑOR.
4. Por las intenciones personales de todos los aquí reunidos. ROGUEMOS
AL SEÑOR.
5. Por Fabiana Michel, para que sepa vivir el llamado que en este día tan
especial de sus Quince Años le hace el Señor a servirle y ser propagadora
de su Palabra. ROGUEMOS AL SEÑOR.
6. Por … y Marisela, sus padres; por Fabiola Isabel, su hermana; por sus
abuelos, tíos y primos. Para que sientan suyo este llamado que hoy hace el
Señor y se constituyan todos en elementos transformadores de nuestra
comunidad, pequeña Iglesia Doméstica. ROGUEMOS AL SEÑOR.
7. Por quienes agradecen al Señor curaciones o éxitos personales, para que
sus corazones agradecidos les lleven a servirlo con autenticidad. Por quienes
ruegan sanación o solución a situaciones difíciles, para que recuerden que el
tiempo y los caminos del Señor son diferentes a los nuestros. ROGUEMOS
AL SEÑOR.
8. Por todos los familiares, amigos y conocidos de Fabiana Michel que ya
han partido al Reino de los Cielos, para que intercedan por ella y por todos
nosotros ante el Señor. ROGUEMOS AL SEÑOR.
MONICIONES DEL OFERTORIO
Hoy no es un día cualquiera, ya que Fabiana Michel cumple sus Quince Años.
Por eso, Señor, te presentamos estas ofrendas con la intención de alabarte y
agradecerte:
1. LUCES
Señor, Tú eres la Luz del mundo: ilumina nuestras vidas.
2. MUÑECA
La vida nos enseña cuán valioso es cada elemento que Tú, Señor, nos
regalas. Te agradecemos por las dulzuras que nos has permitido desde la
concepción misma y te las ofrecemos como fruto de vida para la vida.
3. FLORES
¡Gracias, Señor, por la vida, representada en estas flores! Que el rocío de tu
Espíritu nos renueve plenamente.
4. ORACIÓN
Este Rosario representa, Señor, nuestras oraciones y nuestro deseo de imitar
a María, dentro de quien Tú viviste.
5. ALIMENTOS
La hermosura de la naturaleza que nos has regalado nos anima a darte
gracias, Señor, compartiendo estos frutos con nuestros hermanos más
necesitados.
6. SERVICIO
La Familia ha de ser SERVIDORA. Te ofrecemos nuestro canto dominical,
nuestra oración personal y nuestro esfuerzo por hacer que Te encuentren,
Señor, en nuestro cada día.
7. CÁLIZ Y VINAJERAS
Necesitamos alimentarnos, Señor. A veces creemos que sólo el cuerpo
requiere ese alimento, olvidando que, aunque no la vemos, nuestra alma
también debe ser nutrida y fortalecida con el mejor de los manjares.
Presentamos y recibimos el pan y el vino donde creemos que Tú, Señor, te
nos entregarás como alimento para el alma y fortaleza en nuestro caminar.
Por todo esto, ¡GRACIAS, Señor!

MONICIONES A LAS LECTURAS

PRIMERA: El profeta Isaías nos refiere cuán bondadoso es nuestro Dios. Si hemos sentido alguna
vez que nuestro Dios no nos atiende, no perdamos el momento para abandonarnos en Él: dejemos
que nos llene de Su ternura, pues Él tiene compasión de nosotros. ¡Reflexionemos!

EVANGELIO: ¿Cuál es la imagen que tenemos de Dios en nuestro corazón? El Evangelio de san
Mateo nos enfrenta al Dios real –compasivo y misericordioso-, a ese Dios-Amor que jamás
desatiende nuestros clamores y que responderá siempre para nuestro bien real. Por tanto, si
nuestro Dios se compadece de nosotros, ¿no convendría que Le imitáramos, compadeciéndonos
de quienes la estén pasando mal?

ORACIÓN DE LOS FIELES

Lector:
Por nuestro Santo Padre Francisco, por nuestro obispo Kevin, por

nuestros sacerdotes parroquiales, y por todos los que han dedicado su

vida al servicio del pueblo de Dios, para que sigan fielmente su

vocación. Roguemos al Señor.

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:

Por las autoridades civiles para que cumplan con sus deberes con

justicia y compasión para el bien de todos. Roguemos al Señor.

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:

Por N.________, que hoy celebra sus quince años, para que siga el

camino de Jesús con alegría y generosidad. Roguemos al Señor.

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:

Por los jóvenes, particularmente por los “compañeros de fe” de

N.________, para que tengan la fuerza necesaria de vivir según sus

principios cristianos. Roguemos al Señor.

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:

Por los enfermos y los pobres de nuestra comunidad, para que sientan

el amor de Dios a través de los que alivian sus necesidades.

Roguemos al Señor:

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:

Por todos nuestros parientes difuntos, para que gocen de la presencia

de Dios en el cielo. Roguemos al Señor.

Todos: Te rogamos, Señor.

Lector:
Por todas nuestras intenciones personales que están en lo íntimo de

nuestro corazón, y por todos aquellos por quienes debemos orar, para

que reciban las gracias que necesitan. Roguemos al Señor.

Cristo se hará presente en su Cuerpo y en su Sangre para todos nosotros, por eso elevamos
al Señor las intenciones que hay en nuestros corazones:

1. Por la Iglesia de Cristo. Por cada uno de sus ministros: el papa Francisco, los obispos,
sacerdotes, religiosos y religiosas. Por cada laico. Que todos actuemos desde la misericordia de
Dios para ayudar a que todo mejore y sea glorificado el Nombre de Dios con nuestras vidas.
ROGUEMOS AL SEÑOR.

2. Por todos los que consagran sus vidas al Señor; especialmente por nuestros Claretianos,
para que su ejemplo y orientación en la fe den cuenta de sus servicios pastorales. Que encuentren
consuelo y fortaleza en el Señor en sus tribulaciones y debilidades personales. ROGUEMOS AL
SEÑOR.

3. Hoy es el día de santa Carmen Sallés, fundadora de la Congregación de Hermanas


Concepcionistas y cuyo nombre lleva el Centro Taller Nuclearizado donde tantas generaciones de
jóvenes se han formado para el trabajo y se les ha transmitido su mensaje: ‘Haz lo que haces,
hazlo bien, hazlo por Dios’. Que el Señor bendiga a todos los que se saben Concepcionistas.
ROGUEMOS AL SEÑOR.

4. Por las intenciones personales de todos los aquí reunidos. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5. Por Deisy Johana, para que sepa vivir el llamado que en este día tan especial de sus Quince
Años le hace el Señor a servirle y ser propagadora de su Palabra, a vivir la bondad y la misericordia
de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

6. Por Ramón y Rosa, sus padres; por Soraya, su madrina; por sus abuelos, tíos y primos. Para
que sientan suyo este llamado que hoy hace el Señor y se constituyan todos en elementos
transformadores de nuestra comunidad, pequeña Iglesia Doméstica. ROGUEMOS AL SEÑOR.

7. Por quienes agradecen al Señor curaciones o éxitos personales, para que sus corazones
agradecidos les lleven a servirlo con autenticidad. Por quienes ruegan sanación o solución a
situaciones difíciles, para que recuerden que el tiempo y los caminos del Señor son diferentes a los
nuestros. Por quienes lloran la partida de un ser querido para que se dejen consolar por el Señor.
ROGUEMOS AL SEÑOR.

8. Por todos los familiares, amigos y conocidos de todos nosotros que ya han partido al Reino
de los Cielos, para que intercedan por cada uno de nosotros ante el Señor. ROGUEMOS AL SEÑOR.

MONICIONES DEL OFERTORIO

En este día tan especial de los Quince Años de Deisy Johana, Señor, queremos presentar estas
ofrendas para alabarte y agradecerte:
1. LUCES

Por cuanto Tú, Señor, eres la Luz del mundo queremos que ilumines nuestras vidas.

2. FLORES

¡Gracias, Señor, por llamarme a la vida, representada en estas flores! Que el rocío de tu Espíritu
nos sostenga y nos renueve cada día.

3. ORACIÓN

Este Rosario representa, Señor, nuestras oraciones y nuestro deseo de imitar a María, la Mujer del
Adviento, dentro de quien Tú viviste. Ella nos forme en la vida.

4. ALIMENTOS

La vida y la naturaleza que nos has regalado nos animan a dar gracias, Señor, compartiendo estos
alimentos con nuestros hermanos más necesitados, seguros de tus bendiciones para cada uno de
ellos.

5. SERVICIO

La Familia ha de ser SERVIDORA. Te ofrecemos los afanes de todas nuestras familias para ser
útiles, nuestra oración personal y nuestro esfuerzo por hacer que Te encuentren, Señor, en
nuestro cada día.

6. CÁLIZ Y VINAJERAS

Presentamos y recibimos el pan y el vino donde creemos que Tú, Señor, te nos entregarás como
alimento para el alma y fortaleza en nuestro caminar.
(Nombre) la Iglesia te da la bienvenida y se junta con tus padres y amigos para celebrar contigo
este día en que celebras tus quince años. Esta celebración debe ser una acción de gracias por
haber recibido la vida, así como una aceptación de los deberes que la vida lleva consigo, cuando la
vives según el amor y los mandamientos de Dios. Vivir quiere decir crecer, y crecer quiere decir
madurar. Una persona madura es la que es capaz de tomar decisiones y hacer compromisos y ser
fiel a ellos, aunque llegue a ser difícil cumplirlos. En este espíritu de fe, entonces, vamos a
ponernos en la presencia de Dios, para reflexionar en la necesidad que tenemos de la misericordia
divina y pedir perdón a Dios por nuestros pecados.

Introducción

La Santa Misa es la más perfecta Acción de gracias que pueda existir debido a que es el
mismo Cristo Quien, la realiza cuando se inmola en el Altar, nos asocia a Sí y se ofrece
al Padre en el Espíritu Santo.

Por eso, hoy junto a nosotros está aquí nuestra hermana N. Unida a Jesús, el manso
Cordero, quiere agradecer al Padre de todo bien por los 15 años de vida que le ha dado,
y encomendarle, por intercesión de María, (puede mencionarse la advocación propia del
templo o lugar, o en su defecto, la de la devoción personal de la quinceañera), todo lo
que queda de su peregrinación terrenal.
Adhiramos también nosotros a la sana alegría de N y participemos todos con fervor en
esta Eucaristía de alabanza y gratitud.

Monición de Primera Lectura


En la primera lectura del libro de Eclesiastés, el
escritor sagrado recuerda al joven la importancia de
mantenerse en los caminos del Señor, pues sólo
viviendo en la presencia del Señor se puede tener una
vida alegre. Escuchemos.

Primera Lectura (Ecl. 11,7-9 y 12, 1-2)


Monición de primera Evangelio

En el evangelio que escucharemos nos invita Jesús a no


desaprovechar el tiempo para entrar en contacto con el Señor,
para ello debemos estar preparados. En la juventud tenemos
la oportunidad de ser prudentes o necios como las vírgenes de
la parábola. Escuchemos.

CONSAGRACION DE LA JOVEN

Te ofrezco, Señor, mi juventud; guía mis pasos, mis


acciones, mis pensamientos. Concédeme la gracia de
comprender tu mandamiento nuevo, el mandamiento
de amarnos unos a otros. Que tu gracia en mi no
resulte vana, te lo pido por Jesucristo, tu Hijo, nuestro
Salvador y Redentor. Amén.
Madre mía, presenta mi ofrenda y mi vida al Señor. Sé
siempre mi modelo de mujer valiente, mi fortaleza y mi
guía. Tú tienes el poder de cambiar los corazones;
toma pues, mi corazón y hazme digna hija tuya. Amén.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Sacerdote: Encomendando nuestros cuidados y


preocupaciones a Dios, por medio de la persona de
Cristo, al decir: Te rogamos, Señor.
 Por nuestro Santo Padre, por nuestro arzobispo, y
todos los que han dedicado su vida al servicio del
pueblo de Dios, para que sigan fielmente su vocación,
roguemos al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
 Por las autoridades civiles para que cumplan con
sus deberes con justicia y compasión para el bien de
todos, roguemos al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
 Por (N) que celebra su cumpleaños hoy, para que
siga el camino de Jesús con alegría y generosidad,
roguemos al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
 Por los padres, los abuelitos y los padrinos de la
quinceañera, para que continúen gozando el fruto de
su amor en sus hijos, roguemos al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
 Por los jóvenes, particularmente por los
“compañeros de fe” de N. (las quinceañeras), para que
tengan la fuerza necesaria de vivir según sus
principios cristianos, roguemos al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
 Por los enfermos y los pobres de nuestra
comunidad, para que sientan el amor de Dios por ellos
a través de los que alivian sus necesidades, roguemos
al Señor:
R.Te rogamos, Señor.
Oración de los fieles

R. Rejuvenece nuestra alma, Señor.


-Para que la Santa Madre Iglesia, que hace renacer a sus hijos por el bautismo, se alegre
al verlos crecer en sabiduría y en gracia. R.

-Para que la voz del Santo Padre N, que guía el rebaño de la Iglesia, sea escuchada y
acogida también por las ovejas de otros rediles. R.

-Para que los gobernantes y legisladores, que tienen bajo su responsabilidad la concordia
de los ciudadanos, procuren promover una esmerada educación para los niños,
adolescentes y jóvenes. R.

-Para que todos nosotros, que hoy nos alegramos por los 15 años de N, tratemos de
vivir el Evangelio de tal manera que ella quiera imitarnos. R.

ORACION DE LOS FIELES

- Sacerdote: Encomendando nuestros cuidados y preocupaciones a Dios, por medio de

la persona de Cristo, al decir: Te rogamos, Señor.

- Por nuestro Santo Padre, N., por nuestro (arz)obispo N., y todos los que han

- dedicado su vida al servicio del pueblo de Dios, para que sigan fielmente su

vocación, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por las autoridades civiles para que cumplan con sus deberes con justicia y

compasión para el bien de todos, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por N. (quienes), que celebra (celebran) su cumpleaños hoy, para que siga (sigan) el

camino de Jesús con alegría y generosidad, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por los padres, los abuelitos y los padrinos de N. (las quinceañeras) para que

continúen gozando el fruto de su amor en sus hijos, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por los jóvenes, particularmente por los “compañeros de fe” de N. (las

quinceañeras), para que tengan la fuerza necesaria de vivir según sus principios

cristianos, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por los enfermos y los pobres de nuestra comunidad, para que sientan el amor de
Dios por ellos a través de los que alivian sus necesidades, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por todos nuestros parientes difuntos, para que gocen de la visión de Dios en el cielo,

roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- Por todas nuestras intenciones personales que están en lo íntimo de nuestro corazón

y por todos aquellos por quienes debemos orar, para que reciban las gracias que

necesitan, roguemos al Señor:

- R. Te rogamos, Señor.

- A continuación el que preside dice esta plegaria u otra adecuada:

- Dios de amor, a Ti nos acercamos con estas peticiones que te ofrecemos porque te necesitamos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

- Todos: Amén.