Sei sulla pagina 1di 10

Leer para comprender: la importancia del vocabulario y de

intuir lo que vendrá

Clase 1: Comprendiendo textos

Introducción
Bienvenidos al fascinante mundo del lenguaje. ¿Se preguntaron alguna vez qué es
exactamente el lenguaje? Sin dudas, es una capacidad que nos atraviesa a todos los
seres humanos y eso lo transforma en una temática de interés general.

Supongamos que alguien les preguntara si saben qué significa serendipia. ¿Escucharon
alguna vez esta palabra? Apostaríamos a que no. Es una palabra muy poco frecuente
del español y alude a lo que esperamos que les pase con este curso. Se define como un
descubrimiento inesperado y afortunado que se produce cuando en realidad buscamos
otra cosa. Posiblemente, lo mismo ocurra si les preguntamos si conocen la palabra
melifluo, petricor o nictofilia. Ahora, qué dirían si la pregunta se orientara al
significado de lenguaje. Muy difícilmente una persona no sea capaz de definir lenguaje.
Desde una perspectiva u otra, todos tenemos una opinión formada acerca de lo que es
el lenguaje. Trabajar con un objeto de estudio tan ubicuo nos da grandes ventajas (a
todos nos interesa algún aspecto del lenguaje) pero también puede representar un
problema ya que no siempre aludimos a lo mismo cuando tratamos un fenómeno
lingüístico. Es por esto que antes que nada nos parece importante definir qué aspecto
del lenguaje vamos a considerar.

¿Qué es el lenguaje para cada uno de ustedes? ¿Cómo lo definirían?

1
Los que siguen, son algunos argumentos que ponen en evidencia la diversidad de
perspectivas que puede haber en la concepción del lenguaje:

Luisina, 7 años

Julia, 9 años

Francis, 9 años

Sofía, 8 años

Tiara, 10 años

Jorge, psicólogo, 37 años

Yanina, councelor, 34 años

Nicolás, estudiante, 19 años

¿Coinciden con alguna de estas definiciones? ¿Cuál les parece que tiene
la visión más cercana a las ideas que cada uno tiene del lenguaje?

Así, el lenguaje se define de las formas más variadas y se lo piensa en relación con el
vocabulario, se lo describe como una forma de comunicarnos, como “algo donde

2
podés aprender a hablar, a escribir…”. Pero también se abren otras perspectivas: si
para algunos el lenguaje es una capacidad que remite exclusivamente a lo verbal
(Jorge), para otros (Julia) implica otras modalidades: “nos podemos comunicar en
señas, actuando…”.

En definitiva, el lenguaje es un medio de comunicación, un sistema de signos, un


idioma, un mecanismo que permite ordenar y clasificar el mundo, un sistema de
representación del pensamiento. Y así podríamos seguir sumando perspectivas y
definiciones.

Un aspecto esencial en el estudio de la comprensión lectora es advertir la diferencia


que se establece entre habilidades lingüísticas innatas y culturales. Tiara lo expresa con
claridad: “el lenguaje se representa en dos partes; el diálogo y la escritura”. Así como
la oralidad se caracteriza por el innatismo (Noam Chomsky plantea que nacemos con
una predisposición para adquirir lenguaje que consiste en un conjunto de reglas -por
eso la llama gramática universal- combinatorias que nos permite generar infinitos
mensajes), la escritura tiene una fuerte impronta cultural.

Leer y escribir son habilidades lingüísticas culturales. Ningún ser humano


nace sabiendo leer ni escribir. En otros términos, la capacidad lingüística es
una propiedad genética de la especie, no es una habilidad y no
es “entrenable”.

La comprensión de textos, así como otras conductas en las que la


capacidad lingüística interviene, es –por el contrario– una
habilidad “entrenable” (mejora con la práctica): hay buenos y malos
lectores o buenos y malos comprendedores.

El hecho de que la escritura, y con esto la comprensión de textos, sea cultural tiene
importantes implicancias. Si es cultural, no se desarrolla sola; DEBE SER ENSEÑADA Y

3
EJERCITADA. Y si bien existen varias perspectivas sobre cómo enseñar a leer y a
escribir, no hay acuerdo respecto de qué hacer para enseñar a comprender textos.

Comprender un texto supone un complejo proceso de construcción activa de


significado. Cada vez que un lector se enfrenta con un texto, construye una
representación mental del contenido, integrando la información explícita del texto y el
conocimiento del mundo del lector.

¿Por qué se dice que es un proceso complejo? Fundamentalmente porque requiere de


la computación de todos los niveles lingüísticos (léxico, sintáctico, semántico, etcétera)
y de la articulación de otras funciones mentales como la atención, la memoria o las
funciones ejecutivas.

Teniendo en cuenta la complejidad que entraña la comprensión lectora y la necesidad


de trabajar sobre esta capacidad cultural, este curso se propone poner el foco en dos
procesos específicos y determinantes: el vocabulario y la intuición del texto. En un
caso, trabajaremos con una habilidad cognitiva de base y en otro, con aspectos ligados
a lo metacognitivo. Más allá de los posibles abordajes, es indispensable poder
explicitar los procesos implicados porque la mejor manera de enseñar a comprender
textos es trabajar para que el lector pueda tomar conciencia de los pasos que va
dando.

Algunos procesos fundamentales


La importancia del vocabulario
Supongamos que un día abrimos el diario y entre las noticias encontramos la
siguiente:

Crean la primera caliura de laboratorio a partir de células madre de vaca.

Una de las tendencias culinarias más en auge podría reinventarse. Hablamos de la


caliura, o más bien, su carne. Y es que científicos de la Universidad de Maastricht

4
(Holanda), han conseguido crear carne a partir de células madre de vaca, un proyecto
que se ha presentado hoy en la ciudad de Londres y que ha contado con los primeros
catadores. Lamentablemente, las primeras impresiones no llegan a satisfacer los
paladares allí presentes, ya que aseguran que el producto (presentado en forma de
caliura) le falta sabor. Esto probablemente se debe a que la muestra por ahora está
compuesta por carne sin ningún tipo de grasa, algo que los científicos esperan
solucionar incluyéndola, pero también desde la pipeta, ya que comenzarán a trabajar
con sus células.

Si sientes curiosidad por probar una de estas caliuras, deberías saber que el precio de
cada una asciende a nada menos que 325.000 dólares, una cantidad con la que
tampoco te aseguran el correspondiente sobre de kétchup, y mucho menos las papas y
la gaseosa. Una pena, pero seguiremos esperando ansiosamente su comercialización.

Adaptación de una noticia de es.engadget.com el 18/03/2014

¿Qué significa células madre? ¿Y caliura?


Más allá de que caliura es una palabra que no existe (o al menos creeríamos que no
existe: ¡el diccionario nos da sorpresas!) seguramente comprendieron igual el texto, y
hasta hipotetizaron el significado de esta palabra. Son muchas las pistas que permiten
inferir que “caliura” reemplaza a hamburguesa: “proviene de células madre de carne
vacuna”, “debería ir acompañada de papas y gaseosa”, etcétera. De tal modo, nuestro
conocimiento general del mundo nos permite asignar a una palabra inexistente un
significado. El costo cognitivo que comporta esta actividad es realmente alto. Al
intentar deducir el significado de “caliura”, dejamos de lado muchos otros procesos
necesarios para construir el significado global.

Esta situación, intencionalmente artificial, es en algún punto análoga a la que viven


niños y jóvenes cuando se enfrentan a textos con un amplio porcentaje del vocabulario
que resulta desconocido. El dominio del vocabulario juega un papel muy importante
en el proceso de comprensión e un texto.

5
Distintas investigaciones han demostrado que un conocimiento sólido de los
significados de las palabras favorece la comprensión de un texto. Es por esto que no
siempre es necesario proponerse objetivos demasiado sofisticados a la hora de
entrenar la comprensión. Intervenciones basadas en el vocabulario, en las que se
ponga énfasis tanto en los significados referenciales como en los figurativos, pueden
redundar en una mejora a nivel de una habilidad mucho más heterogénea como lo es
la comprensión de textos.

¿SABÍAN QUÉ? La palabra “pipí cucú” se hizo famosa por Alberto


Olmedo, uno de los cómicos más importantes de Argentina, que la
incorpora a partir de una situación que implicó a Carlos Monzón. En ese
momento, Monzón era campeón del mundo en boxeo y debía viajar a
Francia a recibir un premio. Tito Lecture, su representante, estuvo todo
el viaje insistiendo en que cuando lo recibiera, debía agradecer diciendo
“Merci beacoup”. El resultado queda a la vista y el pipi cucú se
transformó en la manera más novedosa de agradecer en francés.

La lengua es una entidad viva; el léxico mental va incorporando nuevas palabras y la


Real Academia también debe hacerlo, aunque a veces se resista. Nadie discute hoy en
día que googlear o grafitti son palabras que se usan en español. Es por esto que el
trabajo con el vocabulario puede ser realmente enriquecedor. Intentar dilucidar
significados que desconocemos implica poner en marcha un agudo mecanismo de
generación de inferencias que también se debe activar para comprender un texto. Si
no, dígannos si para entender estas frases (ciertamente actuales) no es necesario
mostrar nuestro carácter de verdaderas “máquinas de hipotetizar”.

“El gede de Fede se la pasa stalkeando y el otro día me likeó un tweet ”.

6
“Zarpada placa; la voy a postear para ver cuántos likes consigo”.

Para algunos (nos incluimos) es un verdadero desafío…

Intuyendo lo que vendrá


Supongamos que un amigo les dice que quiere hacerles escuchar una nueva canción y
les pasa este fragmento:

Puede encontrarse en: https://www.youtube.com/watch?v=5T1QYdhq-j4

¿Qué imaginarían? ¿Creerían que esto es parte de un recital de rock, de un show de


tango?

¿Y si ahora les hacen escuchar este fragmento? ¿Conocen a Kevin Johansen?

Puede encontrarse en: https://www.youtube.com/watch?v=5T1QYdhq-j4

Ahora los invitamos a que vean el video completo y puedan descubrir de qué se tratan
estos adelantos.

Lo que hicimos con este ejercicio es apelar a la capacidad de intuición, que es la que
nos permite adelantarnos respecto de lo que vendrá. Esta es una habilidad

7
metacognitiva. La metacognición refiere al conocimiento y al control que tiene el
sujeto sobre su propia actividad cognitiva.

Se suelen reconocer cuatro aspectos metacognitivos: los relacionados con el texto, el


lector, las estrategias y la tarea. Por ejemplo, cuando abordamos un determinado tipo
textual, es posible que se generen ciertas expectativas: la lectura de una novela
histórica, por ejemplo, me hará prever cierto contexto temporal, hechos y personajes
específicos, etcétera. El tipo de tarea también determinará la puesta en marcha de
ciertos procesos cognitivos y orientará nuestros esfuerzos: no es lo mismo memorizar
una canción que hacer un resumen.

Entonces, la intuición del texto puede definirse como un conjunto de habilidades que
permiten evaluar la complejidad de un texto, individualizar géneros literarios e
hipotetizar sobre lo que se leerá.

La intuición del texto se desarrolla con la edad y con la experiencia de estudio. Un


aspecto que se reconoce como parte de la intuición y que suele verse dificultado en los
malos comprendedores es el de detectar informaciones inadecuadas, e incluso
inesperadas, para una determinada tipología textual. Por ejemplo, si le preguntáramos
a una persona qué informaciones no son esperables en un texto científico como el que
sigue:

Re distinto del microscopio simple, que utiliza una lente capaz de aumentar el tamaño
entre 70 y 250 veces, el microscopio compuesto se vale de una combinación de varias
lentes, que pueden llegar a aumentar hasta 2000 veces el tamaño del objeto
visualizado. Este microscopio emplea dos lentes esenciales, una objetiva y una lente
óptica de aumento, lo que le da una polenta y una capacidad sorprendentes.

“Re” y “polenta” serían señalados como términos inadecuados para el texto


propuesto. De esto se trata la intuición del texto: de predecir qué es esperable en
ciertos contextos textuales y qué no.

De estas observaciones surge la decisión de incluir en este curso el área de intuición


del texto. Las clases focalizarán sobre la capacidad de distinguir entre tipos textuales a

8
partir de distintas pistas formales o de contenido, de utilizar índices del texto para
proponer hipótesis, de identificar distintos registros lingüísticos en relación con los
tipos de texto.

¡Hasta la próxima!

Actividades
Para terminar, les proponemos que realicen la siguiente actividad de escritura
breve. Tendrán que hacer una presentación de ustedes mismos en un formato textual
que no sea el habitual. Será una forma de empezar a trabajar explícitamente en
aspectos metacognitivos.

Esta actividad deberá ser compartida en el foro hasta el día que el tutor les indique.

Material de lectura
Abusamra, V.; Cartoceti, R.; Ferreres, A.; Raiter, A.; De Beni, R. y Cornoldi, C. (2014).
“El Test Leer para Comprender II (TLC-II)”. En: TLC-II. Evaluación de la comprensión de
textos. Para 1er, 2° y 3° curso de la escuela secundaria, pp. 57-75.Buenos Aires:
Paidós. Disponible en este enlace.

Bibliografía de referencia
Abusamra, V.; Cartoceti, R.; Ferreres, A.; Raiter, A.; De Beni, R. y Cornoldi, C.
(2014). TLC-II. Evaluación de la comprensión de textos. Para 1er, 2° y 3° curso de la
escuela secundaria. Buenos Aires: Paidós.

Abusamra, V., Casajús, A., Ferreres, A., Raiter, A., De Beni, R. y Cornoldi, C.
(2014). Programa Leer para comprender II. Libro teórico. Buenos Aires: Paidós.

9
Abusamra, V. (2016). “De elefantes y heladeras: una explicación posible a la
comprensión lectora”. En F. Ballarini: Educando al Cerebro. Buenos Aires: Fundación
Williams.

Créditos

Autor/es: Valeria Abusamra, Romina Cartoceti, Micaela Difalcis, Gisela Martínez, Agustina
Miranda, Bárbara Sampedro y Analía Zilber

Cómo citar este texto:


Abusamra, V.; Cartoceti, R.; Difalcis, M.; Martínez,G.; Miranda, A.; Sampedro, B.; y Zilber, A.
(2017). Clase 1: Introducción. Leer para comprender: la importancia del vocabulario y de intuir
lo que vendrá. Buenos Aires. Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons


Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0

10