Sei sulla pagina 1di 5

Al inicio del 2013 han acontecido muchos cambios que han dado un giro diferente a las

perspectivas del cierre de 2012. El gobierno dio a conocer un balance general de logros de los
cuales se presentan a continuación los del área económica y social.

En lo económico- fiscal destacó:


• Aprobación de la Ley Anti evasión II y Actualización Tributaria
• 2.6 por ciento de déficit fiscal
• 96 por ciento de ejecución presupuestaria
• 49,959 empresas inscritas
• 123,847 empleos formales inscritos en el IGSS
• 32 proyectos de infraestructura vial
En lo social sobre el tema de Hambre Cero presentó:
• 150 oficinas Hambre Cero se instalaron
• 232 comisiones de seguridad alimentaria y nutricional fueron creadas
• Aprobación del Decreto 235-2012 para priorizar la Ventana de los Mil Días
• 12,318 toneladas métricas de alimentos distribuidos
• 223,553 familias recibieron apoyo alimentario

Algunos resultados han enfrentado inconvenientes legales y del entorno económico en el mes de
enero, por lo que es importante conocer algunos hechos de la coyuntura que inciden sobre la
dinámica económica y social del 2013 y sobre los objetivos de crecimiento y desarrollo del país. Sin
duda 2013 se presenta como un año con muchos retos.
I. Entorno Internacional.
De acuerdo a la OIT, el desempleo mundial superará los 202 millones de personas en 2013 y
batirá el récord absoluto de 199 millones que data de 2009, y adicionará 3 millones en 2014. "Las
incoherencias políticas", en "particular en la eurozona, con un tratamiento de los problemas según
se venían", han tenido repercusiones en las decisiones relacionadas con la inversión, lo que
refrenó el crecimiento del empleo. Además, cuando se generan nuevos empleos, se han vuelto
inaccesibles para los desempleados de larga duración porque "exigen competencias que ellos no
tienen".
Los jóvenes también están afectados particularmente por el desempleo. Según la OIT, "73,8
millones de jóvenes carecen de empleo en el mundo, y la desaceleración de la actividad
económica va a conducir probablemente a otro medio millón de jóvenes a 2014". Con la crisis ha
hecho su aparición un nuevo fenómeno, resalta la OIT, los jóvenes que viven el desempleo de
larga duración "desde su llegada al mercado laboral", una situación inédita.
2
Las proyecciones de crecimiento mundial (Cuadro 1) se mantienen muy cercanas a las del cierre
2012.
No obstante llama la atención que el crecimiento del PIB estadounidense en el cuarto trimestre
2012 cayó -0.1% explicado por una menor inversión privada, menor gasto público federal y
reducción de las exportaciones (la próxima revisión de este pronóstico se realizará el 28 de
febrero).
Esta situación se manifiesta en los altos índices de desempleo nacional e hispano para Estados
Unidos, y los resultados sin precedentes para Europa.
Un reto que enfrentan las economías en desarrollo, es continuar atrayendo los flujos de inversión
extranjera directa, que para 2012, aunque se contrajo a nivel mundial en un 18.0%, los países en
desarrollo recibieron más que las economías avanzadas debido a la incertidumbre que prevalece
en estos últimos. Con un total de inversiones valoradas en US$680 mil millones, las economías en
desarrollo recibieron US$130 mil millones más que el grupo de países desarrollados. A pesar de la
mejora, estos países también experimentaron un ligero retroceso (del 3.2 %) en la llegada de
inversiones extranjeras.
En el caso particular de Guatemala la Inversión Extranjera Directa creció un 24.0% para 2012.
En suma, el entorno internacional se presenta con un grado alto de incertidumbre sobre el
desenvolvimiento del principal socio comercial, Estados Unidos, que a su vez impacta a los socios 3
comerciales centroamericanos como El Salvador y Honduras. Todo esto a través de los principales
canales de incidencia: exportaciones, remesas familiares y flujos financieros internacionales.
II. Entorno Nacional.
La tasa de crecimiento económico para 2012, de acuerdo al Banguat, se mantuvo en 3.0%
destacando la dinámica mostrada por el sector financiero, energía eléctrica, transporte,
agricultura, administración pública y comercio. Las estimaciones de crecimiento para el 2013 se
sustentan además de las actividades mencionadas, en la construcción.
En el caso de la agricultura que constituye uno de los sectores que más genera ocupación, se
presenta el avance de la roya, un hongo que defolia la hoja y seca el grano, afectando a unas 193
mil 200 hectáreas productoras, el 70 por ciento del total de área cultivada en el país,
principalmente en los departamentos de
Guatemala, Sacatepéquez, Chimaltenango y Santa Rosa.
Según las estimaciones de Anacafé, la roya podría provocar una pérdida del 40 por ciento de la
cosecha prevista para el ciclo 2013/2014, la cual se estima en 2.9 millones de quintales versus los
4.1 millones recogidos el año cafetero previo, que representaría una pérdida de US$581 millones
en divisas.
Además, se perderían más de 200 mil empleos, lo cual afectaría a más de 1.4 millones de personas
en el interior del país, lo que desencadenaría un fuerte impacto en la economía rural.
En relación al estímulo del crecimiento económico nacional es importante señalar algunos
comentarios recientes de expertos en el tema. CEPAL ha manifestado que si Guatemala quiere
crecer más del 3 por 4 ciento anual, hay que revisar la estabilidad macroeconómica que no hace
más que garantizar (que es algo, pero insuficiente) el tipo de cambio y la inflación, y el Estado
tiene que participar en la dirección del modelo de desarrollo, no únicamente los empresarios.
ASIES presentó un estudio con auspicio de la Unión Europea, sobre un nicho importante para la
generación de empleo juvenil ya que en ausencia de nuevas inversiones, oportunidades de
negocios, creación empleo e innovaciones empresariales y tecnológicas, no hay forma de salir de
la pobreza, del subempleo y de la desigualdad. Se planteó que el sector de los call centers y de
Servicio al Cliente, en menos de 15 años de vida ha generado entre 15 y 22 mil empleos formales
con inversiones de países como Estados Unidos, India, España y México. Aunque la participación
en el empleo es baja, cerca de un 0.5 por ciento de la Población Económicamente Activa, las
estimaciones indican que el sector podría crecer a un ritmo de unos 9 mil trabajadores adicionales
por año hasta llegar alrededor de los 70 mil empleos. En el año 2011, por ejemplo, mientras el
salario mínimo en Guatemala era equivalente a $273.54 al mes, los agentes bilingües en este
sector ganaron, en promedio, $450 por mes.
El sector de call centers tiene el potencial de crear fuentes de empleo formal para decenas de
miles de jóvenes guatemaltecos que hoy no encuentran empleo; Guatemala posee ventajas
competitivas que podrían ser explotadas, si se logran acuerdos sobre las prioridades y los
mecanismos para lograrlo1.
El FMI estimó que el impacto en el PIB será de 1.5 puntos porcentuales si el nivel educativo del
país mejorara. Guatemala sigue siendo muy vulnerable a los efectos de las crisis internacionales,
pero podría lograr tasas de crecimiento económico más altas si mejorara el nivel de inversiones y
de educación a un nivel promedio de países como México, Chile o Perú.
La competitividad es uno de los factores que inciden precisamente sobre las oportunidades de
inserción económica, lo que a su vez define el desempeño del PIB y la posibilidad de reducir la
pobreza.
Algunos indicadores internacionales muestran por ejemplo, como la capital guatemalteca cayó
dos posiciones, de la 39 a la 41, en el ranking de Ciudades más Atractivas de Latinoamérica para
Hacer
Negocios, que publica anualmente la revista “América Economía”.
El desempleo, el retroceso en la calidad de la educación, el tráfico vehicular, las manifestaciones y
la inseguridad son factores que hacen más difícil hacer negocios en la ciudad de Guatemala. El
Índice de Competitividad Urbana (Icur), coloca a Guatemala en la posición 41 de 46 ciudades,
ubicándose entre las metrópolis menos competitivas de Latinoamérica. En la medición anterior la
capital guatemalteca cayó 10 posiciones de la 29 a la 39.
Esto significa que en este entorno de falta de de oportunidades laborales, se hace necesario
invertir más en educación y salud para mejorar la competitividad laboral que abra espacios
novedosos a través de emprendimientos o de actividades asociadas a las tecnologías de
información, entre otros.
El Gobierno plantea un programa para estimular el empleo juvenil 2, en donde al menos 50 mil
jóvenes entre 16 y 21 años de edad, que viven en condición de pobreza y situación de
vulnerabilidad,
1 El Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS) y la Comisión del Salario Mínimo trabajan un
proyecto denominado «Ley de Inclusión Laboral» que asegure la contratación de personas a
tiempo parciales pero con la garantía del pago del seguro social y las prestaciones de ley. La ley
vendrá a sustituir el Convenio 175 de la OIT, cuya aprobación ha solicitado el sector privado. 2
En Guatemala, a mediados de los años 70 del siglo XX, surgió el Programa «Mi Primer Empleo».
Este consistió en una serie de acciones estratégicas orientadas al rescate de jóvenes provenientes
de áreas urbano marginales, inicialmente del área metropolitana y con posterioridad de áreas
rurales con población indígena, en particular mujeres. Contó con la participación del Instituto
Nacional de Tecnificación y Productividad (Intecap), que asumió la responsabilidad de brindar
capacitación técnica 5 podrán beneficiarse con el programa-beca Mi Primer Empleo, que
promueve el Gobierno, como estrategia para propiciar la inserción juvenil al mercado laboral
formal.
Este programa tendrá tres fases, en la primera, que dura seis meses, los jóvenes recibirán una
beca de Q300 mensuales a través del Ministerio de Desarrollo Social, y bajo un contrato de
aprendizaje, la empresa les pagará lo equivalente al 50 por ciento del salario mínimo. En el
segundo semestre, los beneficiarios recibirán, además de los Q300, el sueldo mínimo completo y
beneficios como el Seguro Social, bonificación incentivo y vacaciones. En la tercera fase se espera
la inserción de los jóvenes al mercado laboral formal, por medio de su contratación por parte de
las empresas receptoras, lo que les permitirá gozar de un salario mínimo y de todas las
prestaciones y beneficios de Ley.
La selección de beneficiarios se hará en conjunto con los ministerios de Trabajo, Desarrollo,
Economía y el Consejo Nacional de la Juventud. El Gobierno también propone incentivos a
empresas para la creación de empleos. Se entregó un paquete de leyes al Congreso que otorgaría
incentivos fiscales a la creación de empleos en el área rural. Si una nueva empresa se instala fuera
del departamento de Guatemala, el Gobierno le acreditará durante 20 años al pago del Impuesto
Sobre la Renta (ISR), los pagos para cubrir recreación (Irtra), seguridad social (Igss) y capacitación
de los trabajadores (Intecap), así como la depreciación del equipo nuevo que instale.
Uno de los temas económicos más polémicos ha sido el fiscal. Al respecto se destaca que
gremiales del sector privado han presentado recursos de inconstitucionalidad contra más de 20
artículos de la Ley de Actualización Tributaria, advirtiendo que podrían ser para 40 artículos en los
que afirman haber encontrado errores. El Ministro de Finanzas advirtió que si los artículos se
declaran inconstitucionales por parte de la Corte de Constitucionalidad se dejarán de percibir Q2
mil millones.
Adicionalmente, se ha generado una desavenencia entre el Minfin y la SAT en cuanto a las
estimaciones de recaudación para 2013, con una diferencia de Q3.1 mil millones que reducen el
financiamiento del presupuesto nacional.
En lo referente a la deuda, no es nada nuevo decir que la capacidad de endeudamiento que
Guatemala tiene se encuentra dentro de los niveles sostenibles, ya que representa el 24.9% en
relación con el Producto Interno Bruto (PIB) a 2012 con una proyección para el presente año de
25.4%. Sin embargo, debido a que la carga tributaria es de 10.8%, la capacidad de pago que el país
tiene preocupa, pues el Estado deberá pagar por costos de intereses 10.5% de su gasto total
durante 2013. Profesional; el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab), que fue el
encargado de dar orientación de carácter socio laboral; el sector empresarial, que acogió a los
jóvenes dando un espacio dentro de sus empresas para que realizaran pasantías; la Presidencia de
la República, que otorgó fondos para la movilización de las y los jóvenes, así como para incentivar
su participación en el Programa. Esta iniciativa no continuó, aunque hubo algunos esfuerzos por
retomarla, sin resultados a destacar.
Es decir, por cada quetzal que el Gobierno gaste, 10 centavos y medio irán destinados al pago del
costo de la deuda entre intereses y comisiones que cobran los prestamistas. Bajo estas cuentas, el
presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para este período destina Q6, 540 millones
al pago de intereses.
A todo esto se agrega el hecho que si el Congreso no aprueba el pago del costo de la política
monetaria del 2011 del Banguat, que asciende a Q1 mil 17 millones, las agencias calificadoras de
riesgo prevén implicaciones económicas, políticas e incluso sugieren que se daría una connotación
de debilidad monetaria al país. Esta deuda es una bola de nieve a resolver ya que para el 2012, el
Banguat estima que las pérdidas operativas son de Q1 mil 400 millones, y para el 2013 proyecta
unos Q1 mil 500 millones.
En suma, en este primer mes de 2013 se presentan tres grandes retos: dinamizar la economía
para que genere empleo decente y formal para población mayoritariamente joven, fortalecer las
finanzas fiscales que impactan a todas las actividades y proyectos de inversión pública y controlar
la plaga de la roya que afecta una de las principales actividades de agro exportación, generadora
de fuentes de empleo. Ya tendremos oportunidad de valorar que pasará durante febrero.