Sei sulla pagina 1di 2

´

¿C OMO SE PUEDE SER FELIZ A PESAR DE TENER HAMBRE?

Nota al orador:

Ayude al auditorio a darse cuenta de que la deplorable situaci on de hambre que hay en este sistema muestra que

se necesita con urgencia el Reino de forma pr actica. Pero m as importante es el hecho de que la humanidad est a

muri endose de hambre en sentido espiritual, aunque los cristianos tienen a su disposici on abundante alimento

espiritual

´

´

´

´

´

´

SEA QUE PADEZCAMOS HAMBRE O NO, EL PROBLEMA DEL HAMBRE DEBE PREOCUPARNOS (5 min.)

¿Es el hambre para usted solo una sensaci on pasajera, o constante e intensa porque no tiene suficiente alimen-

´

to material?

A muchas personas no les falta la comida; les preocupa m as el exceso de peso que el hambre

Pero hoy millones de personas pasan hambre constantemente, est an enfermas por desnutrici on

´

´

´

(tp-S 14, 15; gm -S 140)

Aunque los cristianos no pueden resolver los problemas del mundo relacionados con el hambre, deben intere- sarse en este asunto

´

La soluci on al problema general del hambre est a fuera del alcance humano en el sistema actual

´

(g 85-S 22/5 9, 10)

Las esperanzas de la revoluci on verde (variedades mejoradas de las cosechas de cereales) se desvanecen

´

debido a las enfermedades de las plantas y otros problemas ( g 86-S 22/11 30, 31; g 81-S 8/1 7, 8)

Los problemas pol ıticos ´

y econ omicos impiden la importaci on y distribuci on de alimento (g 87-S 22/10 29)

´

´

´

Los cristianos debemos imitar a Jes us, mostrando inter es en los dem as y haciendo lo que est e en nuestra

´

´

´

´

mano (Mt 15:32)

Los cristianos primitivos compart ıan ´ su alimento, especialmente con compa neros de creencia que se halla-

˜

ban en necesidad, pero no porque fueran holgaza nes o malgastaran su dinero en vicios (Hch 2:46)

Jes us habl o de un tipo de hambre que nos concierne a todos (Lu 6:21, 25)

´

´

´

¿C OMO PUEDEN SENTIRSE FELICES LOS HAMBRIENTOS? (15 min.)

Para entender a cabalidad las palabras de Jes us, se ha de reconocer que hay otra clase de hambre: hambre es-

´

piritual y deseo de justicia (w86-S 1/10 8, 9; w78-S 15/7 8)

Sea que una persona tenga suficiente para comer o no, puede padecer desnutrici on espiritual (Am 8:11, 12)

´

Como mostr o Jes us, con frecuencia, el hambre f ısica

´

´

´

y el hambre espiritual est an relacionadas

´

El hambre severa es una sensaci on muy dolorosa que consume; afecta m as que solo al est omago

´

´

´

Tanto el nivel de glucosa en la sangre como el fluido que rodea al cerebro est an relacionados con la sensa-

´

ci on de hambre

´

Cuando una persona carece de alimento, puede hacerse m as consciente de las injusticias y desigualdades del

´

sistema de cosas actual

En Mateo 5:6, Jes us habla del hambre y sed de justicia

´

Aqu ı ´ Jes us se refer ıa ´ a la justicia que resulta de una posici on aprobada ante Dios

´

´

La persona que anhela una posici on justa ante Dios, se siente satisfecha o “saciada” cuando finalmente la

´

alcanza

¿Tiene usted hambre de justicia, de una posici on aprobada ante Dios?

´

El estar “saciados ahora”, que es lo contrario a tener hambre espiritual, perjudica la actitud mental y la re-

laci on con Dios (Lu 6:25)

´

Los que est an satisfechos con lo que el mundo les brinda quiz as no anhelen la justicia procedente de Dios

´

´

acaudalados que est an satisfechas en sentido material

¿Percibe usted que esto entra na un verdadero peligro espiritual? ¿Tienen usted y su familia ‘hambre de

En la actualidad, hay muchas personas de pa ıses ´

´

˜

justicia’ o m as bien se sienten como los que est an “saciados ahora”?

´

´

Los que est an saciados tal vez despierten al tiempo de la calamidad final, pero entonces ser a demasiado

´

´

tarde (Pr 1:28-32; Lu 12:16-21)

Pero ¿c omo puede derivarse felicidad de tener hambre de la justicia de Dios ahora?

´

Tener hambre de la justicia de Dios y vivir en armon ıa ´ con dicha justicia puede ayudarle econ omicamente

´

(w86-S 1/5 5, 6; g 79-S 8/4 4-23)

Los que tienen hambre de justicia tambi en pueden ser felices ahora debido a la vida remuneradora que lle-

´

van (gm -S 162-180) Mejoran su salud f ısica ´

y mental (il ustrelo con una experiencia)

´

Sus matrimonios y vida familiar son m as placenteros (il ustrelo con una experiencia)

Disfrutan de relaciones m as pac ıficas ´

´

´

´

y de m as seguridad (il ustrelo con una experiencia)

´

´

La mayor felicidad que proviene de tener hambre de justicia es que nos acerca a Dios Uno llega a comprender que se le extiende el amor de Dios mediante Cristo (Ro 8:35, 38, 39)

N um. 31-S 7/92

´

Su felicidad tambi en es grande porque tiene la perspectiva de vida eterna en el nuevo mundo

´

Pero, ¿qu e podemos hacer ahora para aumentar nuestra felicidad?

´

AUMENTE SU FELICIDAD: RECONOZCA Y SACIE SU NECESIDAD ESPIRITUAL (20 min.)

Reconozca su necesidad espiritual (Mt 5:3)

Jes us nos asegura que los que tienen hambre de justicia “ser an saciados”. ¿C omo podemos hacerlo? (Mt 5:6)

´

´

´

Debemos ejercer fe en el sacrificio de Cristo y as ı ´ obtener perd on y cierta medida de justicia a la vista de Dios

(Rev 7:14) Podemos recibir esp ıritu ´

Podemos y debemos aplicarnos a aprender m as acerca de las Escrituras, que son esenciales para “discipli-

´

santo y ponernos la nueva personalidad que incluye la “verdadera justicia” (Ef 4:24)

´

nar en justicia” (2Ti 3:16)

¿Reconoce y satisface con regularidad su necesidad espiritual?

Es muy f acil que uno ´ se concentre solamente en atender sus necesidades materiales, como hacen muchos que

´

tienen hambre f ısica

(w89-S 15/12 19)

¿Es diferente en su caso? ¿Cu anto tiempo pasa diaria o semanalmente pensando y preocup andose por los

´

´

ingresos, las facturas, la ropa, la diversi on?

´

Aunque es necesario que nos cuidemos, ¿es sabio concentrarnos en esos asuntos a tal grado que no seamos ri- cos para con Dios ni conscientes de nuestras necesidades espirituales? (Lu 12:19-31)

Ser ıa ´ conveniente analizar su rutina diaria y semanal para ver qu e est a haciendo a fin de alimentarse es-

´

´

piritualmente (lea 1 Timoteo 4:6)

La espiritualidad de Timoteo se fortaleci o al reconocer su necesidad espiritual y saciarla con regularidad

´

Asimil o la Palabra de Dios, es decir, se nutri o de ella; ten ıa ´ la costumbre de estudiarla con regularidad

se puede hacer a la hora de comer, cuando satisfacemos el hambre

´

´

Examine ´ el texto diario todos los d ıas; ´ f ısica

¿Es el an alisis del texto del d ıa ´ parte de su rutina diaria (o la de su familia)?

´

Lea la Biblia con regularidad; siga el programa de lectura de la Escuela del Ministerio Teocr atico

´

Mejore la alimentaci ´ on que recibe de la Palabra de Dios profundizando en ella; no se limite a un estudio

´

superficial o m ınimo

Al leer la asignaci on semanal de la Biblia para la escuela, pudiera buscar informaci on adicional rela-

´

´

cionada (w91-S 1/5 15, 16)

Conocemos la distinci on que hace la Biblia entre la ‘leche de la Palabra’ y el “alimento s olido”, pero

´

´

¿qu e estamos tomando nosotros? (Heb 5:12, 14)

´

´

Los Indices, si est an disponibles, son un instrumento valioso, pero ¿nos valemos de ellos? (Il ustrelo)

´

´

Ser ıa ´ conveniente que repasara sus h abitos de alimentaci on espiritual y determinara c omo puede mejorarlos

No es simplemente un ejercicio intelectual, porque seg un Mateo 5:6 est a relacionado con nuestra felicidad

´

´

´

´

´

HAY QUE ACUDIR A DIOS PARA ALCANZAR LA FELICIDAD Y VER EL FIN DEL HAMBRE (5 min.)

As ı ´ como Jehov a suministra lo que necesitamos para satisfacer nuestra hambre espiritual, y establece la nor-

´

ma de la justicia, tambi en puede bendecirnos con suficiente alimento material

´

En el caso de algunos, el hambre f ısica ´

hace que se vuelvan contra Dios; no obstante, el es el Proveedor de

todo el alimento que el hombre tiene (Hch 14:17) Lo que ya ha provisto para la Tierra bastar ıa ´ para acabar con el hambre si no fuera por el modo de obrar de los humanos (tp-S 106; g 89-S 8/11 28)

y lo har a en el nuevo

mundo

Cuando Israel reconoc ıa ´ su necesidad espiritual y se manten ıa ´ cerca de Jehov a, el los bendec ıa ´ con abun-

´

Los tratos de Dios en el pasado nos aseguran que el puede acabar con el hambre f ısica

´

´

´

´

´

dancia material (Dt 28:11, 12, 14)

Su felicidad no se deb ´ unicamente a estar alimentado s espiritualmente, sino tambi en a tener alimentos

ıa

´

´

f ısicos ´

satisfacientes

El conocimiento que tenemos de lo que Jehov a est a haciendo ahora y de lo que har a en el futuro debe aumen-

´

´

´

tar nuestra felicidad actual

Todos tenemos que tomar medidas definidas para satisfacer nuestra necesidad espiritual, tan definidas como las que tomamos para comer diariamente

El hacerlo nos ayudar a de las maneras pr acticas que ya hemos analizado, aumentar a nuestra felicidad ahora

´

´

´

y nos dar a la confianza de que nuestra felicidad espiritual y f ısica ´

´

nunca tendr a que terminar

´

(Siga cuidadosamente la informaci on del bosquejo y at engase al tiempo asignado a cada secci on. No es necesa-

´

´

´

rio leer todos los textos citados ni mencionar los datos que aparecen entre par entesis)

´

N um. 31-S—p agina 2

´

´

DEBE PRESENTARSE EN 45 MINUTOS

1992 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania

All Rights Reserved