Sei sulla pagina 1di 4

LA OBEDIENCIA AL PACTO

Fecha: 10-02-2019 Cita: Jeremías 11:1-8

LAS PALABRAS DEL PACTO DE DIOS (Jeremías 11:1-5)

DIOS había sido fiel a su pacto, pero, el pueblo, de Israel no. El pacto consistía en que Israel debía oír la
voz de Dios y obedecer Sus mandamientos, y sería “pueblo de DIOS”, y Él sería su DIOS para
bendecirles. Él les hace ver el contraste entre el “horno de hierro en Egipto” (v. 4) y la “tierra que fluye
leche y miel” (v.5). El lugar de sufrimiento de donde los sacó con poder, y el lugar que les prometió si
cumplían su parte del pacto con obediencia. La bendición de la tierra prometida era “condicional”. Por
tanto, la expulsión del pueblo de Judá de esa tierra era consecuencia de la desobediencia, al abandonar a
DIOS y adorar a los ídolos. Somos el pueblo de DIOS del “nuevo pacto” (Mt. 26:28), y siempre debemos
recordar que, dependiendo de nuestra obediencia a la palabra de DIOS, tendremos vida ó muerte,
bendición o maldición.
Como hijo de DIOS, ¿estoy siendo obediente y fiel al “nuevo pacto” con DIOS, hecho por la sangre
de JESÚS? ¿Hay algún área en el cual no estoy obedeciendo a DIOS?

EL PACTO VIOLADO (Jeremías 11-6-8)

El cumplimiento del pacto marcaba la diferencia entre el pueblo de DIOS y el pueblo pagano. Debido al
pacto gozaban derechos y privilegios, pero a su vez, debían cumplir fielmente las obligaciones que el
pacto demandaba. Cuando DIOS hace pacto con el hombre siempre es positivo. Vemos Su anhelo y
fidelidad al decir: “solemnemente protesté a vuestros padres… amonestándoles desde temprano y sin
cesar” (v.7). Con el corazón de Padre que espera al hijo pródigo, DIOS espera que Su pueblo vuelva. Sin
embargo, con corazón malvado y endurecido, Israel se alejó cada vez más. Tenían ojos, pero no veían;
tenían oídos, pero no oían. Las palabras que traerían su bendición si obedecían, se convirtieron en
palabras de juicio por su rebeldía. La obediencia a las palabras del pacto siempre bendice al creyente de
hoy también.
Cuando la palabra de DIOS, ¿recibo en mi corazón su amonestación, exhortación, guía y dirección?
¿Cuál palabra he recibido y obedeceré especialmente esta semana?

REFLEXIÓN
Una Empresaria Excelente
Había una mujer francesa que, luego que, luego de mucho esfuerzo, logró ser una gran empresaria. Al
ver los resultados, podríamos suponer que se debió a su notable capacidad, pero esto dista de la realidad.
Siendo joven, ella pedía limosna tocando el violín a la entrada de la estación del metro. Además no pudo
cursar bien sus estudios primarios. Era tan pobre, que nadie quiso invertir en su educación. Todo lo que
tenía, era temor de DIOS y una firme fe en El. Pero fue suficiente para hacer de ella una gran empresaria.
En una ocasión, una persona le preguntó cuál había sido la clave de su éxito. Y ella respondió: “Tengo
una sala de oración en mi casa”. Cada vez que tenía que hacer una inversión significativa, yo entraba a
aquella sala para ayunar, orar, leer la palabra de DIOS y oír la voz de DIOS. Si DIOS no ponía paz,
convicción o deseos de invertir en mi corazón, yo retiraba la inversión. Con el tiempo entendí cuan sabias
habían sido estas decisiones. Pude alcanzar el éxito porque actuaba conforme a la guía del ESPIRITU
SANTO”. Los que anhelan a DIOS son los que se esfuerzan grandemente por escuchar Su voz. Oír la
voz de DIOS es a clave para alcanzar la felicidad y el éxito. Cuando obedecemos la voz de DIOS,
podemos andar por un camino de bendición.
LA IDOLATRIA TRAE JUICIO
Fecha: 17-02-2019 Cita: Jeremías 11:9-17
INTRODUCCIÓN:

Judá invalidó el pacto con DIOS y sufrirá las consecuencias. Ellos adoraban a muchos dioses falsos y
osaban ofrecer también sacrificios a DIOS en el templo. DIOS le dice a Jeremías que no ore por el pueblo
de Judá, pues había decidido no oír sus oraciones aunque clamen.

UN PUEBLO IDÓLATRA (JEREMÍAS 11:9- 12)

DIOS se dirige al pueblo de Judá como juez. Lo acusa de idolatría y de haber “invalidado” el pacto
volviendo a “las maldades de sus padres” que no quisieron oír Sus palabras (v.10). DIOS menciona a
“los padres”, porque hay una continuidad con los pecados de los antepasados de Israel, que seguían la
idolatría. También podríamos recordar a Adán y Eva y su descendencia. Por quebrantar el pacto, el
pueblo recibirá castigo y padecerá sufrimiento. Aunque clamen a DIOS en tiempo de angustia, Él no los
oirá. Después de siglos de desobediencia y rebeldía extremas, ya no podrán esperar en la misericordia de
DIOS. Somos seres débiles y no podemos vivir sin Su misericordia. Alabado sea DIOS, pues hoy vivimos
bajo Su gracia por la obra de Jesús en la cruz. DIOS siempre nos oye en el nombre de JESÚS.
¿Cuál es la diferencia entre los que confían en sus propias fuerzas y los que buscan siempre la
misericordia de DIOS? ¿A cuál de los dos grupos pertenezco?

Las Advertencias del Juicio (Jeremías 11:13-17)

El pueblo de Judá buscaba satisfacciones de este mundo, edificando altares a dioses falsos en todas sus
ciudades. A pesar de que DIOS ordenó adorarle a Él en un solo lugar, edificaron altares a Baal en cada
calle de Jerusalén, provocando la ira de DIOS. Él ordeno a Jeremías que no interceda por el pueblo, pues
había decidido no oír más ninguna de sus oraciones. La ira de DIOS fue grande, porque además de las
“muchas abominaciones” de idolatría, se atrevían a ofrecer, a la vez, sacrificios a DIOS en Su santo
templo. Hubo un tiempo cuando el pueblo de Judá fue como “olivo verde, hermoso en su fruto y en su
parecer”, pero pronto se encenderá fuego sobre él y sus ramas se quebrarán. La maldad de la casa de
Israel y de Judá, incensando a Baal y otros ídolos aun en la santa ciudad, había provocado la ira de DIOS.
¿Hay algún ídolo en mí corazón, por el cual busco satisfacciones de este mundo? ¿Está mi fe en
DIOS creciendo cada día más, dando frutos para Su gloria y gloria y honra?

CONCLUSIÓN

- Que DIOS me guarde para que nada ni nadie se convierta en ídolo en mi corazón.
- Que la iglesia viva en santidad y nunca cause tristeza ni ira al corazón de DIOS.
- Que su infinita gracia, DIOS perdone la idolatría en nuestro país, abra ojos y oídos espirituales de
nuestro pueblo, y muchos recibirán vida y salvación en JESÚS.
EL JUICIO SOBRE JUDÁ

Fecha: 24-02-2019 Cita: Jeremías 11:18 – 12:6

PROFECÍA DE JUICIO SOBRE LA CIUDAD DE ANATOT (Jeremías 11:18-23)

Jeremías había pregonado la desobediencia de Judá y el juicio de DIOS, y por su mensaje, ahora se
encuentra en peligro de muerte. Los religiosos de Jerusalén y de Anatot, amenazaban con matarle si
volvía a profetizar en nombre de DIOS. Jeremías provenía de Anatot, una de las ciudades de Judá (1:1).
Siendo su ciudad natal, era el lugar donde Jeremías podría buscar refugio. Por lo tanto, debió causarle
mucha tristeza que ahí lo quisieran matar. Él compara su situación con un “cordero inocente que llevan
a degollar”. Con dolor, Jeremías oró pidiendo justicia y “expuso su causa” ante DIOS. Él le respondió
que castigará a los habitantes de Anatot por no arrepentirse. Como pueblo de fe, debemos tener corazones
atentos a los mensajes de bendición, como a los mensajes de castigo de DIOS para arrepentirnos. ¿Cómo
reacciono cuando DIOS me da palabras de amonestación, y no de bendición y prosperidad? ¿Me quejo
y le reprocho, o acepto y me arrepiento sinceramente ante Él?

EL PROFETA PREGUNTA Y DIOS RESPONDE (JEREMÍAS 12:1-6)

Al ver que los malos prosperan y tienen éxito, el corazón de los fieles suele desalentarse. Jeremías pide
castigo sobre “los impíos” desleales que sirven a DIOS sólo de labios y tienen corazones lejos de Él. Pide
a DIOS: “arrebátalos como a ovejas por el degolladero”, tal como él mismo se había sentido (11:19).
DIOS responde: “Si corriste con los de a pie (de Anatot), y te cansaron, ¿cómo contenderás con los
caballos (el rey de Judá, soldados y sacerdotes en Jerusalén)?”. DIOS le advierte para que calme su
enojo y no “contienda” con los “impíos” de Jerusalén y su “maldad”, sino sólo confié en Él y Su justicia.
Cuando lleguen los babilonios, Jerusalén y todo Judá serán devastados. La voluntad de DIOS se cumple
en el presente y en el futuro. Al pasar el tiempo confirmamos que, en todas las cosas, DIOS es justo
siempre. En algún momento, ¿he mirado la prosperidad de los malos y he dudado de DIOS? ¿Cuál
es mi actitud ante DIOS al ver la prosperidad de los malos? ¿Confío en DIOS?

REFLEXIÓN

El dramaturgo inglés Bernard Shaw es famoso por su humor e insultos muy atípicos. Esta es una historia
verídica, en la cual se manifestó humor sin parar. La famosa bailarina norteamericana Isadora Duncan le
dijo lo siguiente, cuando le propuso matrimonio: “Si nos casamos y tenemos un hijo, será un niño
notablemente excelente, porque nacerá con el cuerpo perfecto de la madre y la superdotada inteligencia
de su padre”. Shaw rechazó su opinión con mucho tacto diciéndole: “Todo lo contrario. ¡Cuán infelices
seríamos como padres si nuestro hijo naciera con un rostro tan común como el mío y con un cerebro tan
torpe como el tuyo!”. Él siempre decía que el hombre era víctima de dos tragedias: La primera era cuando
las cosas no surgían como uno las deseaba. Y la segunda, cuando las cosas surgían de acuerdo a su
voluntad. Podemos estar de acuerdo con la primera tragedia, pero difícilmente con la segunda. Nosotros
pensamos que la bendición es hacer lo que uno quiere. Pero pensemos: ¿Realmente nos hace felices
lograr lo que queremos? JESÚS es el HIJO de DIOS. Sin embargo, Él nunca hizo nada según su voluntad.
Obró siguiendo la voluntad de Dios PADRE. Y entonces, DIOS reconoció que el juicio de JESÚS es
justo (Jn. 5:30).
LA TIERRA FUE ASOLADA

Fecha: 03-03-2019 Cita: Jeremías 12:7-13

EL ABANDONO DE DIOS (JEREMÍAS 12:7-10)

Como un padre que ama y azota a su hijo para corregir sus pasos, así fue el corazón de DIOS hacia Israel. DIOS
escogió al pueblo de Judá y habitó en medio de él. Pero por sus muchos pecados, tuvo que alejarse de “su casa”,
el santo templo de Jerusalén, y desamparar al pueblo “que amaba Su alma”, entregando a sus enemigos. Fue un
gran privilegio para Judá que DIOS habitará en ellos. Sin embargo pecaron continuamente contra DIOS, y fueron
rebeldes como “león de la selva” (v.8), y como “ave de rapiña” (v.9). A pesar de provocar la ira de DIOS con su
rebeldía, pensaban que, como heredad de DIOS, estaban seguros. Pero DIOS dijo que “muchos pastores” (líderes
paganos), vendrán y los destruirán. Como un padre fiel que disciplina a sus hijos por sus faltas, así disciplina
DIOS al pueblo de Judá. ¿Me cuido siempre de no pecar para que DIOS no se aparte de mi? ¿Reconozco que la
disciplina de DIOS también es una expresión de Su perfecto amor por mí?

SE AVERGONZARÁN DE SUS FRUTOS (JEREMÍAS 12:11-13)

La mejor bendición del creyente es la presencia de DIOS, porque el fin de los abandonados por DIOS es soledad
y destrucción. DIOS, el verdadero Pastor, se apartó del pueblo de Judá, y éste sólo le esperaba asolamiento y
tristeza. Los “destruidores” son instrumentos de juicio en manos de DIOS, convirtiéndose en “la espada de
DIOS” (v.12). Todos los frutos de su tierra caerán en manos del enemigo, no habrá lugar seguro. Sembraron trigo
y segaron espinos, porque cuando el pueblo peca contra DIOS, aunque espere buena cosecha, el resultado no será
como deseaba. Pasaran esta vergüenza como consecuencia de traicionar a DIOS y menospreciar a Sus profetas.
Viendo estos castigos de DIOS, podemos sentir el corazón de DIOS que se lamenta, porque no le queda otra
alternativa que azotar al pueblo amado. ¿En algún momento de mi vida he pasado vergüenza por haber pecado?
¿De qué manera había pecado contra DIOS? ¿Qué aprendí de esa experiencia?

CONCLUSIÓN

- Que no dé tristeza al corazón de DIOS pecando contra él y haciéndole castigarme.


- Que la iglesia viva en santidad, amor y obediencia, dando gozo a DIOS.
- Que los gobernantes sepan, que el mejor programa de protección y seguridad del país, su pueblo y sus recursos,
es darle a DIOS el primer lugar y honrarle.

REFLEXIÓN

Un profesor estaba enseñando en su clase, y le dijo a sus alumnos: “Bueno, hagamos un experimento”, y puso una
gran tinaja sobre el escritorio. A su lado, ubicó una caja de la cual sacaba grandes piedras del tamaño de un puño
y las iba colocando en la tinaja hasta que se llenó. Luego les pregunto a sus alumnos: “¿Se llenó la tinaja?”. Los
alumnos contestaron a una sola voz: “Sí”. Entonces, el profesor echó en ella un puñado de piedritas pequeñas que
llenaron los vacíos entre las piedras grandes, y volvió a preguntarles: “¿Se llenó la tinaja?”. Los alumnos
contestaron: “No”. Y el sacó una jarra de agua y la echo en la tinaja y continuó diciendo: “¿Qué significado tiene
este experimento para nosotros? Nos enseña que si no hubiera metido las piedras más grandes, no las habría podido
colocar después, porque no habría espacio suficiente. ¿Cuál es la piedra más grande de sus vidas? Recuerden que
eso es lo primero que tienen que ingresar en esa tinaja”. ¿Cuál es la piedra más grande con que tenemos que llenar
nuestras vidas? Es DIOS. Si nos llenamos primero con el SEÑOR, luego entrará a la familia, los bienes materiales,
el trabajo, la amistad, todos van a caber. Cada día de nuestra vida debemos llenarnos primeramente con el SEÑOR
y luego todo lo demás estará bien.