Sei sulla pagina 1di 3

Material de filtro y Drenes verticales

(Problema planteado en clase)


Uno de los problemas más comunes del ingeniero civil es la circulación natural de
agua contenida en los suelos, por lo que se ve en la necesidad de implementar
métodos que le permitan desviarla ya sea con zanjas o pozos dispuestos al efecto
o bien encauzarla hacia conductos subterráneos situados debajo de fundaciones.
A estos procedimientos de desviación se les denomina drenaje. Los pozos de
drenaje son comúnmente revestidos con caños; entre el suelo natural y los caños
se coloca una capa de material grueso para que actué como filtro. Cabe resaltar
que para que un filtro trabaje de forma eficiente, su material debe satisfacer ciertas
condiciones granulométricas. Ya que pueden surgir 2 situaciones que es
importante evitar; la primera es que si los vacíos del material de filtro son mucho
mayores que las partículas más finas del suelo adyacente en contacto con el filtro,
dichas partículas serán poco a poco arrastrados a los intersticios del mismo,
obstruyendo así el escurrimiento del agua, la otra situación es que si los vacíos del
material de filtro son del mismo tamaño que los del suelo, el filtro puede ser poco a
poco lavado por arrastre hacia el conducto subterráneo. Por lo tanto para evitar
estos eventos el filtro debe estar formado de un material cuya granulometría ha de
ajustarse a ciertos requerimientos.

En la siguiente tabla del libro de “mecánica de suelos en la ingeniería practica”


página 55 se muestras los requerimientos a cumplir de los materiales de filtros

Es importante saber que si un filtro separa un suelo grueso de uno fino con
tamaños muy diferentes, se deben usar materiales diferentes y en este caso para
reducir las pérdidas de carga debidas al escurrimiento a través del filtro, es
necesario construir el mismo de varias capas, formando así un filtro compuesto
que se conoce como filtro graduado.
Uno de los problemas más comunes que surgen en las descargas de agua entre
el límite entre un suelo grueso y un suelo fino, es el arrastre o erosión del material
fino. Para controlar de forma efectiva este proceso, basta con construir filtros en
todas las zonas donde exista alguna posibilidad de que se produzcan manantiales.

Sobre el ejemplo comentado en clase de los drenes verticales, en el libro


“ingeniería de cimentaciones” página 216 el tema drenes de arena tratan
exactamente ese tema, en el cual explican que cuando un suelo débil, es decir se
trate de un suelo fino con pequeña resistencia al esfuerzo cortante pero que puede
drenarse con la suficiente rapidez como para permitir la consolidación casi al
mismo tiempo que se aplica la carga, en estos casos si conviene construir una
estructura o un terraplén ya que la resistencia del material puede aumentar lo
suficiente para permitir una construcción segura.

Se pueden construir drenes verticales con el objeto de acelerar el drenaje en los


suelos relativamente impermeables. En los Estados Unidos, estos drenes son
comúnmente columnas de arena de 0.6 m de diámetro, dispuestos en cuadros o
formando triángulos con separaciones de 3 a 5 m. La superficie del terreno sobre
los drenes se cubre con una capa del material permeable, y la estructura o
terraplén se construye en la parte superior de esta capa, tal y como se muestra en
la siguiente figura.

Al aumentar el peso, se expulsa el agua del subsuelo hacia los drenes, de los
cuales escapa por la capa permeable a las cunetas. Puede controlarse la rapidez
de la consolidación, variando la separación.
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA
DE MEXICO
FACULTAD DE INGENIERIA

MATERIA: COMPORTAMIENTO DE SUELOS

TAREA #4“MATERIAL DE FILTRO Y DRENES”

NOMBRE: HERNANDEZ NIETO ANGEL CARLOS

FECHA: 11-SEPTIEMBRE-2018