Sei sulla pagina 1di 4

Análisis de aceite de transformador

El análisis de aceites de aislamiento provee información acerca del aceite, pero también
facilita la detección de otros posibles problemas, incluyendo arqueo eléctrico, envejecimiento
del papel aislante y otras fallas latentes y es una parte indispensable de un programa de
mantenimiento eficiente en costos.
cuando las fallas ocurren en un transformador, inevitablemente conducirán a altos costos de
reparación, paros largos y posibles riesgos de seguridad. Más aún, los transformadores son
muy caros para reemplazar regularmente y deben ser mantenidos apropiadamente para
maximizar su vida útil.

La mina de oro de información

Midiendo las propiedades físicas y químicas del aceite, en adición a la concentración de ciertos
gases disueltos, un número de problemas de condiciones asociados con el aceite o con el
transformador pueden ser determinados. Los siguientes son algunas pruebas comunes
realizadas en aceites eléctricos aislantes.

Contenido de Humedad

Una de las más importantes funciones de un aceite de transformador es proveer aislamiento


eléctrico. Cualquier incremento en el contenido de humedad puede reducir las propiedades
aislantes del aceite, lo cual puede resultar en falla por corto circuito. Esto es de particular
importancia con temperaturas fluctuantes debido a que, cuando el transformador se enfría,
cualquier agua disuelta se liberará, resultando así en una pobre capacidad aislante y
degradación del fluido. Adicionalmente, muchos transformadores contienen papel de base
celulosa utilizado como aislamiento en el embobinado. Nuevamente, el excesivo contenido de
humedad puede resultar en la falla de este papel de aislamiento con una pérdida resultante en
rendimiento.

Número ácido

De la misma forma que los aceites industriales, los aceites de transformador se oxidan bajo la
influencia de temperaturas excesivas y oxígeno, particularmente en presencia de pequeñas
partículas de metal que actúan como catalizadores, resultando en un incremento en el número
de acidez, debido a la formación de ácidos carboxílicos. Una reacción posterior puede derivar
en lodos y depósitos de barniz. En el peor escenario, los conductos de aceite se bloquean y el
transformador no se enfría bien, lo cual genera la falla del aceite. Además, un incremento en la
acidez teniendo un efecto dañino en la degradación del aceite del papel de celulosa también
produce otros subproductos, como ácidos e hidroperóxidos, los cuales tienden a reducir las
propiedades aislantes del aceite.

Un incremento en el número de acidez frecuentemente va de la mano con un decremento en la


capacidad dieléctrica y un incremento en el contenido de humedad, como se muestra en la
figura 1.
Resistencia dieléctrica

La capacidad dieléctrica (ASTMD300-00) de un aceite de transformador se define como el


máximo voltaje que puede ser aplicado a través del fluido sin falla eléctrica. Debido a que los
aceites de transformador se diseñan para proveer aislamiento eléctrico bajo campos eléctricos
elevados, cualquier reducción significativa de la capacidad dieléctrica puede indicar que el
aceite no es capaz de desarrollar esta función vital. Algunas de las cosas que pueden provocar
la reducción de la capacidad dieléctrica incluyen a los contaminantes polares como el agua, la
degradación de aceite de los subproductos y la falla del papel de celulosa.

Factor de potencia

El Factor de Potencia (ASTM D924) de un aceite aislante es la relación de la potencia real a la


potencia aparente. En un transformador un alto factor de potencia es un indicador de pérdidas
de potencia significativas en el aceite aislante, generalmente como resultado de contaminantes
polares como agua, aceite oxidado y la degradación del papel de celulosa.

Análisis de gases disueltos (DGA)

El análisis de gases disueltos (generalmente conocido como DGA), es utilizado para determinar
las concentraciones de ciertos gases en el aceite como el nitrógeno, oxigeno, monóxido de
carbono, dióxido de carbono, hidrogeno, metano, etano, etileno y acetileno (ASTM D3612). Las
concentraciones y relaciones relativas de estos gases pueden ser utilizadas para diagnosticar
ciertos problemas operacionales con el transformador, los cuales pueden o no pueden ser
asociados con un cambio en las propiedades físicas o químicas del aceite aislante.

Por ejemplo, altos niveles de monóxido de carbón en relación a otros gases pueden indicar
descomposición térmica del papel de celulosa, mientras que un alto nivel de hidrogeno, en
conjunto con el metano puede indicar un efecto corona de descarga en el transformador.
Algunas de las condiciones de falla claves más comunes pueden ser vistas en la figura 2.
Figura 2. Fallas más comunes en transformadores

Los furanos son una medida de la degradación del papel de celulosa. Cuando el papel envejece,
su grado de polimerización se reduce, y su capacidad mecánica se incrementa. El grado de
polimerización puede solamente ser determinado directamente tomando una muestra de papel.
Una operación muy complicada y casi nunca realizada en la práctica. Sin embargo, el grado de
polimerización del papel puede ser directamente relacionado a la concentración de furanos en
el aceite. Los furanos se forman como un resultado directo de la rotura de la estructura
polimérica del papel de celulosa. El contenido de furanos es relativamente fácil de medir en el
aceite, utilizando HPLC y es por tanto una forma de medir el envejecimiento del papel.

Al igual que el análisis de aceite de maquinaria, el análisis de aceite eléctrico aislante puede
jugar un papel importante en prevenir apagones no programados en transmisión eléctrica y
equipo de distribución determinando la condición del equipamiento mismo, y otros componentes
vitales incluyendo la condición del aceite y el aislamiento del papel de celulosa. Para todos los
equipos eléctricos de relleno de aceite críticos, incluyendo los transformadores, corta circuitos,
y reguladores de voltaje, los análisis regulares y rutinarios deberán ser los cimientos de
cualquier programa de Mantenimiento Preventivo.

Muestreo Adecuado del Transformador (ASTM D923)

Al igual que los análisis de aceite de maquinaria, la habilidad de los análisis de aceite de
aislamiento en proveer una señal de advertencia temprana de un problema de condición, es
dependiente de la calidad de la muestra de aceite que es enviada al laboratorio. Un punto de
muestreo en cualquier equipo deberá ser identificado y claramente etiquetado por el técnico.
Así como puntos de muestreo en otros tipos de equipos, la misma localización deberá ser
utilizada en cada ocasión que una muestra es tomada para asegurar que sean probadas las
condiciones representativas. Este punto deberá ser localizado en un lugar donde una muestra
de aceite vivo pueda ser recolectada mejor que en un lugar en dónde el aceite se encuentra
estático.
Los fluidos con gravedad especifica mayor a 1.0 tales como los askareles, deberán ser
muestreados desde la parte superior, debido a que el agua flotará. Para fluidos con una
gravedad específica menor a 1.0, tales como los aceites de transformador mineral, fluidos
sintéticos y aceites a base de silicón, la muestra deberá ser tomada desde la parte inferior
puesto que el agua tenderá a irse a la parte baja en estos fluidos.

Hay un número de condiciones ambientales variables, tales como la temperatura, precipitación,


etc. A considerar antes de recolectar una muestra. La situación ideal para recolectar una
muestra de un artefacto eléctrico es 35º C o mayor, Cero por Ciento de humedad y sin viento.
Condiciones frías, o condiciones en las cuales la humedad relativa excede al 70% deberán ser
evitadas, puesto que esto incrementará la humedad en la muestra. Recolectar una muestra
durante condiciones de viento tampoco es recomendado debido a que el polvo y las partículas
entran a la muestra limpia fácilmente y alteran el conteo exacto de partículas. Si el muestreo de
los aceites es inevitable cuando las temperaturas exteriores están por debajo de los 0oC,
entonces no deberán ser analizadas de contenido de agua o cualquier propiedad que se vea
afectada por el agua como el voltaje de corto circuito eléctrico.

Para el análisis de gas disuelto, un procedimiento elaborado deberá ser seguido, incluyendo el
uso de una jeringa de vidrio, con estricta observancia al procedimiento de muestreo para
asegurar que la concentración de gases disueltos no se influencia en ninguna forma por el
procedimiento de muestreo. Este procedimiento es descrito en detalle en la norma ASTM
D3613.