Sei sulla pagina 1di 1

Qué es Fascismo:

Como fascismo se denominó elmovimiento y sistema político y social de


carácter totalitario, nacionalista, militarista y antimarxista que surgió en el siglo
XX en Italia. La palabra proviene del italiano fascio, que significa ‘haz’ o ‘fasces’,
símbolo asumido para caracterizar este movimiento.
Fue fundado en 1921, después de la primera guerra mundial, y llegó al poder en
Italia en 1922, de la mano de su creador, Benito Mussolini.
Como tal, era un sistema político que se proponía a sí mismo como una tercera vía
ante el comunismo y el liberalismo imperante en la época.

Los regímenes fascistas se caracterizaron por su talante fuertemente dictatorial,


contrario a las libertades individuales y colectivas; por su tendencia a ilegalizar
cualquier tipo de oposición política, bien fuera partidista o espontánea; por controlar
los medios de comunicación, manipular el sistema educativo y poseer un eficaz
aparato propagandista.
El fascismo instauró regímenes de partido único, donde el poder se concentraba
mayoritariamente en manos de su líder, por lo general, un caudillo carismático de
gran arraigo entre las masas. Además, proponía el centralismo en detrimento de los
localismos.

Por otro lado, eran sistemas radicalmente nacionalistas, cuyo proyecto fundamental
era la unidad y el progreso de la nación. Tenían políticas expansionistas y
militaristas de carácter imperialista. Explotaban en su favor los sentimientos de
miedo y frustración de la población para exacerbarlos a través de la violencia, la
represión o la propaganda.

Esta ideología tuvo enorme repercusión a nivel político durante buena parte del siglo
XX.

En Italia, donde surgió, el fascismo estuvo en el poder desde 1922 hasta el fin de
la segunda guerra mundial, en 1945. Era fuertemente nacionalista y pretendía
instaurar un corporativismo estatal, con una economía dirigista.
En Alemania, el fascismo se expresó con el nazismo. Como tal, contó con el
liderazgo de Adolf Hitler. Se mantuvo en el poder entre 1933 y 1945, periodo
durante el cual se expandió por Europa desatando la segunda guerra mundial. Tenía
un fuerte componente racista. Su fin estuvo marcado por la derrota de Alemania
ante el bloque aliado.
No obstante, en otros países europeos como España, con el falangismo liderado
por Francisco Franco, y en Portugal, con António Salazar, el fascismo se mantuvo
en el poder hasta mediados de los años 70. En Latinoamérica, llegó incluso a
sobrevivir hasta finales de los años 80.
Por otro lado, la palabra fascismo también ha pasado a designar determinadas
actitudes o posturas en las que se reconoce cierto talante autoritario y
antidemocrático, y que, en consecuencia, se asocia con ese movimiento. En este
sentido, se usa con fines peyorativos independientemente de la exactitud de la
correspondencia con el significado real de la palabra.