Sei sulla pagina 1di 17

INTRODUCCIÓN

¿Puede realmente la destrucción de un símbolo cobrar tanto poder como para unir a toda una

población y derrocar un gobierno tirano y totalitario? V, el protagonista del film que nos

proponemos analizar, nos cuenta como un símbolo puede agrupar o desagrupar a personas en

torno a una idea ya sea para bien o para mal. La utilización de símbolos y eslóganes es quizás

uno de los elementos de mayor fuerza en los gobiernos totalitarios. A lo largo del ensayo

analizaremos los símbolos del film V de Venganza y a la sociedad contextualizada dentro de

este momento histórico.

El film toma como eje central la conspiración de la pólvora ocurrida en el año 1605 y

mencionada a escasos minutos del comienzo, donde un grupo de católicos intentaron destruir

el Parlamento inglés para matar colateralmente al rey Jacobo I acabando con las

persecuciones y ejecuciones religiosas que se llevaban acabo en ese entonces.

El film V de Venganza se encuentra estructurado en tres grandes partes que a su vez están

encadenadas. Con una simple lectura podemos ubicar al protagonista Hugo Weaving, quien se

oculta bajo una máscara e intenta liberar a Inglaterra del gobierno totalitario instaurado por el

canciller Adam Suttler. La población inglesa se halla totalmente sometida a las órdenes del

gobierno y frente al miedo y la represión esta asume la posición de sometimiento obedeciendo

las mentiras y fantasías que el gobierno fabrica. Dentro de este contexto V comienza una

encarnizada lucha para eliminar a las principales figuras del partido y en contraposición a esta

situación surge Evey, el personaje de Natalie Portman, quien intentará rescatar algo de amor y

apaciguar su sed de venganza.

Si bien existen muchos puntos a destacar y analizar del film, la propuesta de este ensayo es

analizar la estructura general, política e ideológica y sus personajes, sin incursionar sobre los

detalles personales de los protagonistas y sus vínculos afectivos.

El film nos sitúa en un futuro no muy lejano donde un gobierno totalitario y ultra conservador,
similar al régimen Nazi, somete a la población de Inglaterra. La dictadura establecida mantiene

el pensamiento de la población pasivo mediante la policía, los medios de comunicación y el

miedo infundido por el propio partido mediante ataques terroristas. Una epidemia vírica es la

forma que encuentra este partido de crear caos en la población y de esta manera poder asumir

el control total sometiendo a cualquiera que considere su enemigo. Dentro del partido se

destacan otros personajes principales tales como Suttler, Creedy, Prothero y Dascomb, que

ejercen determinados roles que analizaremos a lo largo de este ensayo.

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

La historia comienza el 4 de noviembre en un futuro ficticio en una Inglaterra que se encuentra

gobernada por un partido ultra conservador llamado Fuego Nórdico. Evey Hammond, una

mujer que trabaja para la cadena de televisión nacional se encuentra a altas horas de la noche

caminando por las calles londinenses durante un toque de queda cuando es atacada por

señaladores (policía secreta), repentinamente un personaje enmascarado la salva de una

posible violación y le propone ir a ver esa misma noche un concierto que tiene pensado dar.

Dicho espectáculo resulta ser ni más ni menos que la demolición del Parlamento inglés que es

llevada a cabo con música de Tchaikovsky. A partir de este punto el film comienza a ramificarse

y a desarrollarse de manera acelerada donde en pocas escenas se explica y se entienden los

motivos por los cuales es llevado tal devastador plan:

V de Venganza (min 00:18:47)

V: - “Buenas Noches, Londres. Permítanme, primero que nada, disculparme por

mi interrupción. Yo, al igual que ustedes valoro la comodidad de la rutina diaria,

la seguridad de la familia, la tranquilidad de lo repetitivo. Lo disfruto tanto como

cualquiera, pero en aras de recordad los eventos importantes del pasado,


normalmente relacionados con la muerte de alguien o el final de una lucha

horrible y sangrienta, se celebran con un día especial. Creí que podríamos

recordar el 5 de noviembre, un día que ya tristemente ya no se recuerda para

distraerlos de sus rutinas diarias, para sentarnos y tener una pequeña charla.

Existen por supuesto quienes desean que no hablemos, sospecho que las

ordenes ya se han girado por teléfono y hombres armados ya están en

camino. ¿Por qué? Porque aunque la brutalidad pueda usarse en lugar de

las palabras, estas siempre sustentaran su poder. Las palabras ofrecen una

forma de expresión, y para quienes las escuchan, el enunciado de la verdad. Y

lo cierto es que hay algo terriblemente erróneo con este país. ¿No lo creen?

Crueldad, injusticia, intolerancia y opresión, y aunque antes tengan la libertad de

objetar, de pensar y de decir lo que querían, ahora hay sensores y sistemas de

vigilancia que exigen su anuencia y solicitan nuestras sumisión. ¿Cómo paso

esto? ¿Quién es el culpable? Bien, sin duda hay quienes son mas responsables

que otros y tendrán que rendir cuentas. Sin embargo siendo sinceros, si buscan

a un culpable, solo necesitan verse al espejo. Se porque lo hicieron, se que

tenían miedo. ¿Quién no lo tendría? Guerra, terror, enfermedad. Existió una

multitud de problemas que conspiraron para corromper su razón y despojarlos

del sentido común. El temor se apoderó de ustedes y llenos de pánico

recurrieron al ahora gran canciller Adam Sutler. El les ofreció orden y paz y lo

único que les exigió a cambio fue su anuencia silenciosa y obediente. Anoche

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

intenté terminar con ese silencio. Anoche destruí el viejo Baily para recordar al
país lo que había olvidado. Hace más de 400 años un gran ciudadano quiso

grabar el 5 de noviembre por siempre en su memoria. Su anhelo era recordar al

mundo que la equidad, la justicia y la libertad son más que palabras, son

perspectivas. Así que si no han visto nada, si los crímenes de este gobierno les

son desconocidos entonces les sugiero que permitan que el 5 de noviembre

pase desapercibido. Pero si ven lo que yo veo, si sienten lo que yo siento y si

buscan lo que yo busco, les pido que se coloquen a mi lado este mismo día

dentro de un año fuera de las rejas del parlamento, y juntos les daremos un 5 de

noviembre que jamás habrá de ser olvidado”.

V de Venganza (min 00:21:50)

Sorpresivamente, V toma la cadena de televisión del gobierno y propone a la población inglesa

la destrucción de un símbolo y la liberación de la razón y el pensamiento. El protagonista

reflexiona sobre los símbolos y argumenta que si bien el simple hecho de destruir un

parlamento no libera a la población de la tirana opresión, el acto de la destrucción de este

símbolo cobra fuerza a través de la masa popular y ahí es cuando esta idea se inmortaliza. A lo

largo de este ensayo analizaremos los símbolos y la manera en que estos son construidos para

lograr agrupar y generar identidad social entre las masas a través de una idea central.

Al mismo tiempo, a lo largo del desarrollo de este ensayo se tomará el film V de Venganza de

manera análoga y se usará para comparar y distinguir aspectos del Nacional Socialismo

planteado en Alemania durante el período de 1933 y 1945. De esta manera propondremos una

mirada en detalle sobre los aspectos más sobresalientes del Nazismo y los vincularemos al film

distinguiendo de esta manera sus actores principales y sus mecanismos.

NAZISMO Y TOTALITARISMO

El partido Nacional Socialista Alemán (NSDAP, National Sozialistische Deutsche Arbeiterpartei)

o mejor como conocido como Partido Nazi fue el partido que llevo al poder de manera
democrática en 1933 a Adolfo Hitler. Como es ya conocido, el Nazismo planteaba en un

principio apoyo a la alta burguesía industrial, quienes estaban en la búsqueda de un líder con

sustento popular que defendiera a Alemania del peligro rojo, como así también este

contemplaba a la pequeña burguesía que se encontraba temerosa del desorden social. Sin

embargo profundizando un poco más en lo que sería la verdadera ideología Nazi, podemos ver

como sobresale el antisemitismo y la cuestión de la raza, tema que se volvería troncal en la

ideología Hitleriana.

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

Es deber del Estado Racista reparar los daños ocasionados en este orden. Tiene

que comenzar por hacer de la cuestión de la raza el punto central de la vida

general; tiene que velar por la conservación de su pureza y tiene también que

consagrar al niño como el bien más preciado de su pueblo. Está obligado a cuidar

de que sólo los individuos sanos tengan descendencia. Debe inculcar que existe un

oprobio único: engendrar estando enfermo o siendo defectuoso, y debe ser

considerado un gran honor el impedir que eso acontezca; pero en este caso hay

una acción que dignifica: renunciar a la descendencia. Por el contrario, deberá

considerarse execrable el privar a la Nación de niños sanos. (Hitler, 1939, p 238).

Pudiendo hacer una analogía con este fragmento, podemos advertir que el mismo eje

ideológico es planteado en el film V de Venganza. El partido político, Fuego Nórdico, considera

a los ingleses como la raza superior por sobre los demás países del mundo. Esto puede ser

apreciado en la mayoría de los discursos que da Prothero, donde discrimina a los leprosos,

homosexuales, gitanos, musulmanes etc. y reivindica a los ingleses como la raza superior. El

gobierno Inglés en el film, provoca una epidemia vírica para auto consagrarse en el poder y de
esta manera descartar a los enfermos y a todo aquel que no esté contemplado dentro de la

ideología que plantea el gobierno.

Utilizando a Prothero como la voz del pueblo el gobierno desinforma de la misma manera que

la propaganda Nazi lo hizo durante el período que estuvo vigente en el poder. Podemos afirmar

que sin lugar a dudas todos los gobiernos totalitarios en su eje ideológico plantean un ataque

frontal a la educación y a los medios de comunicación que son quienes se encargan de

informar y hacer reflexionar a la población.

La liberación de la razón y la libertad de expresión se encuentran fuertemente limitados en este

tipo de gobiernos y cómo podemos ver en el Film, todo aquel que piense distinto es

considerado un enemigo del estado. “El iluminismo, en el sentido más amplio de pensamiento

en continuo progreso, ha perseguido siempre el objetivo de quitar el miedo a los hombres y de

convertirlos en amos. Pero la tierra enteramente iluminada resplandece bajo el signo de una

triunfal desventura”. (Horkheimer, 1971, p. 15). El protagonista del film, durante una

conversación que comparte con Evey reflexiona que no son las personas quienes deberían

tener miedo de los estados o gobiernos, sino que los gobiernos deberían temer del accionar de

las personas. Esto nos lleva a pensar a la población inglesa en cuanto audiencia desde la

perspectiva de la teoría crítica. La audiencia en este tipo de teoría, es una audiencia nula que

se encuentra totalmente coaccionada por lo que el gobierno dice que se tiene que hacer. En el

caso de V de Venganza esto es muy recurrente y siempre que vemos a Prothero hablando en

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

su programa vemos planos y movimientos de cámara que muestran a la audiencia

completamente anulada (en cuanto a pensamiento), sin la posibilidad de un pensamiento

crítico, sin la posibilidad de liberar la razón y poder pensar o expresarse libremente. Durante el
muestro de estos planos podemos notar a medida que se va incursionando más en la temática

del film, como esta audiencia comienza a liberar la razón hasta que finalmente se expresa

como masa y queda completamente liberada de la opresión del totalitarismo.

La prensa es el factor responsable de mayor volumen en el proceso de la

"educación" política, a la cual en este caso se le asigna con propiedad el nombre de

propaganda; la prensa se encarga ante todo de esta labor de "información pública"

y representa así una especie de escuela para adultos, sólo que esa "instrucción" no

está en manos del Estado, sino bajo las garras de elementos que en parte son de

muy baja ralea. (Hitler, 1939, p. 70).

La prensa y los medios de comunicación junto con la educación constituyen una agencia

socializadora de las personas. Estos tienen que ser objetivos y comunicar de manera imparcial,

sin tomar partido para que de esta forma sean los individuos quienes generen una opinión

crítica y puedan pensar. Hitler, durante su estancia en Viena criticó esto, ya que consideraba

que es el Estado quien debe manipular los medios para formar al individuo que describe como

el hombre Ario. “Como socialistas nacionales, vemos en nuestra bandera nuestro programa. En

el rojo, la idea social del movimiento; en el blanco la idea nacionalista y en la svástica la misión

de luchar por la victoria del hombre ario y al mismo tiempo, por el triunfo de la idea del trabajo

productivo, idea que es y será siempre antisemita. (Hitler, 1939, p. 340).

Podemos estar de acuerdo entonces, que junto con los soviéticos, los nazis fueron quienes

implementaron lo que hoy es conocido como práctica moderna de la propaganda. La

propaganda Nazi se encontraba en manos de Joseph Goebbles, político alemán y amigo íntimo

de Adolfo Hitler. Goebblels fue uno de los principales oradores del Tercer Reich y fue él quien

pronunció el famoso discurso de la Guerra total en el Palacio de los Deportes, discurso en

contestación a las exigencias de los aliados en la Conferencia de Casablanca, donde

acordaron que solo aceptarían la rendición incondicional de Alemania. En los capítulos


subsiguientes analizaremos algunos de los 11 principios de la propaganda Nazi para entender

como esta estaba pensada.

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

SÍMBOLOS E IDEOLOGÍA

El film tiene como eje central la destrucción del parlamento inglés y la congregación de toda la

población en las afueras de la institución para demostrar el descontento social y poner fin de

una vez por todas a las prácticas tiranas del gobierno de Adam Suttler. En el transcurso de las

primeras escenas, el protagonista mantiene una conversación con Evey acerca de los símbolos

y las ideas. V es cuestionado por Evey ya que ella considera que la destrucción del parlamento

no generaría un cambio social como el protagonista pensaba. De todas formas, V objeta:

V de Venganza (min 00:35:00)

V: - “...ese edificio es un símbolo, como el acto de destruir. A los símbolos el

pueblo les da poder. Sólo, un símbolo no significa nada. Pero con suficientes

personas, volar un edificio puede cambiar el mundo”.

V de Venganza (min 00:35:10)

A lo largo de la historia distintos gobiernos con diferentes ideologías han utilizado símbolos

para convencer y/o adoctrinar al pueblo que gobiernan o someten. En la experiencia Nazi esto,

junto con la propaganda y los discursos de guerra han sido una práctica común para conseguir

la adhesión de la población y justificar sus conductas totalitarias y antisemitas.

…Yo mismo después de innumerables ensayos logré preciar una forma

definitiva: sobre un fondo rojo, un disco blanco, y en el centro de éste, la cruz

gamada en negro. Igualmente, después de largas experiencias, pude encontrar

una relación apropiada entre la dimensión de la bandera y la del disco, y entre la


forma y tamaño de la swástica. Y así quedó. (…). Y es realmente un símbolo!

No solo porque mediante esos colores, ardientemente amados por nosotros y

que tantas glorias conquistaron para el pueblo alemán, testimoniamos nuestro

respeto al pasado, sino porque eran también la mejor encarnación de los

propósitos del movimiento. Como socialistas nacionales, vemos en nuestra

bandera nuestro programa. En el rojo, la idea social del movimiento; en el blanco

la idea nacionalista y en la swástica la misión de luchar por la victoria del hombre

ario y al mismo tiempo, por el triunfo de la idea del trabajo productivo, idea que

es y será siempre antisemita. (Hitler, 1939, p. 340).

La Swástica o cruz gamada fue adoptada

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

creara orgullo de Raza. A partir de la Segunda Guerra Mundial, el símbolo estaba fuertemente

ligado con los Nazis y con las misiones e ideologías del partido de Adolfo Hitler.

Hitler en su libro explica cómo fue la confección de la bandera nazi y la reconoce como un

símbolo social representativo del Hombre Ario. La bandera por sí sola no es representativa

como símbolo, pero si a este monograma se le agrega la oratoria y la adhesión de un líder

carismático se consolida como símbolo y misión Nazi.

Max Weber (1922) desarrolla las características que consolidan a un líder como carismático.

Según el autor se considera por carisma a la cualidad que pasa por extraordinaria de una

personalidad, por cuya virtud se la considera en posesión de fuerzas sobrenaturales o

sobrehumanas. Para la población alemana Hitler era un líder carismático y, debido a esta

característica reconocida por ellos, los discursos y ordenes por él dados se convertían en

misión santa.
(...) del mismo modo que nuestros antepasados no recibieron como don del Cielo

el suelo sobre el que vivimos, sino que lo ganaron con riesgo de sus vidas, así

también no será por concesión graciosa que nuestro pueblo obtenga en el futuro

el espacio vital, y con él la seguridad de su subsistencia. Será únicamente por

obre de una espada victoriosa". (Hitler, 1939, p. 388).

Más allá de los símbolos y la oratoria de un líder carismático subyace el símbolo en términos

políticos ideológicos. El partido Nazi utiliza como bandera el término Lebensraum. Este

significa en alemán espacio vital, y establece la relación entre espacio y población. Esta

asegura que la existencia de un Estado queda garantizado cuando disponga de suficiente

espacio para atender las necesidades de la población. En su obra, Mi Lucha (1939) Hitler

declara: "... los alemanes tienen el derecho moral de adquirir territorios ajenos gracias a los

cuales se espera atender al crecimiento de la población". (p. 389). De esta manera se

establecía la necesidad de acabar con la desproporción entre la población alemana y la

superficie territorial que ocupaba, restaurando no sólo las fronteras perdidas en la finalización

de la Primera Guerra Mundial, sino conquistando nuevas tierras al Este, asegurando el

sustento de la población y garantizando la supervivencia a expensas de razas inferiores. Fue

así como a través del Anschluss, Hitler comenzó su misión de conquista en marzo de 1938

cuando invadió Austria seguido de la República Checa y Polonia en 1939. Pero el verdadero

proyecto de Hitler se iniciaría en 1941, cuando bajo el nombre clave de Operación Barbarroja

se abriría el frente Oriental para invadir la Unión Soviética y conquistar el territorio Rojo

mediante una invasión relámpago que debía aniquilar las fuerzas Soviéticas en un par de

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

meses. Esta misión se vio truncada cuan


Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

10

Al igual que en el film, Goebbels (1939) creía que una vez que un gobierno tenía a un pueblo a

sus pies y se ha valido de su conciencia, entonces éste es capaz de hacer con él lo que se le

antoje. La propaganda solo puede coaccionar cuando el pueblo se encuentra fuertemente

arraigado con el gobierno y su ideología, es por ello que al iniciar el film y a lo largo de todos

los discursos de Prothero en ningún momento vemos el consentimiento del pueblo con las

ideas que éste transmite, debido a que la población ya no creía en las falacias fabricadas por el

gobierno de Adam Suttler. A diferencia de la película, en el ejemplo Nazi, sucede todo lo

contrario. La población alemana adhiere en cada una de las frases que Goebbels pronuncia

(tomando como referencia los años anteriores a la finalización de la Segunda Guerra Mundial).

El ejemplo más claro puede ser visto en los documentos sobre el discurso que da Goebbels

conocido como Discurso de la Guerra Total, donde ante más de 14.000 personas, reivindica la

cruzada Nazi en contestación al pedido de rendición incondicional demandado por los Aliados.

A lo largo del discurso, se toma un eje central que es el problema rojo, y se declara la guerra

total a la Unión Soviética:

La amenaza intelectual del bolchevismo es bien conocida. En el extranjero no lo

niegan. Pero nosotros y Europa nos enfrentamos ahora a una amenaza militar

directa que va más allá de la amenaza intelectual. Responder a ella con sólo

argumentos intelectuales haría probablemente reír a los gobernantes en el

Kremlin. No somos tan estúpidos o cortos de miras como para incluso intentar

luchar contra el bolchevismo con métodos tan inadecuados. Tampoco estamos

dispuestos, como dice el proverbio, a elegir a nuestro propio carnicero. Estamos

decididos a defender nuestras vidas con toda nuestras fuerzas, sin importarnos
si el resto del mundo ve la necesidad de esta batalla o no. !La guerra total es,

por lo tanto, la orden de la hora presente! (Goebbels, 1943, párrafo 46).

De la misma manera en que podemos identificar a la Voz de Londres con Joseph Goebbels,

también se puede hacer un paralelismo en cuanto a personajes y prácticas entre Adam Suttler

y Hitler como así también entre Creedy y Heinrich Luitpold Himmler, comandante y jefe de las

SS (Reichsfuhrer). Creedy es sin lugar a dudas un personaje cruel y sin escrúpulos, es el

encargado de la policía secreta de Londres apodados señaladores. Sus funciones son

interrogar, detener y torturar a cualquiera que se encuentre en desacuerdo con el Estado y sus

prácticas. De esta manera Creedy a lo largo del film se encarga de perseguir al protagonista

rastrando cualquier evidencia para dar con él y terminar con el terrorista del Estado.

Este tipo de prácticas y de organismos conocidos como policía secreta son identificados en la

mayoría de gobiernos totalitarios, Las experiencias totalitarias europeas son un claro ejemplo

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

11

de esto. La OVRA en Italia, La BRIGADA Político Social en el régimen franquista, La CHEKA

en la Unión Soviética bajo el dominio de Vladimir Lenin, estas son un claro ejemplo que la gran

mayoría de las experiencias totalitarias dependían de este tipo de organismos para garantizar

su permanencia en el gobierno estableciendo prácticas que coaccionaran la libertad y la

posibilidad de rebelión en la población. A lo largo del film, vemos vehículos que monitorean los

diálogos de las personas estableciendo índices de credibilidad del gobierno. De esta manera

Suttler evalúa su credibilidad y el grado de autoridad. Cuando estos se encuentran

cuestionados, el canciller envía un mensaje por cadena nacional recordando a la población los

motivos por los cuales los necesitan. El control de los medios de comunicación y el monitoreo

de la opinión pública, son variables que todas las experiencias totalitarias tienen en cuenta a la
hora de gobernar. De esta forma el Estado se asegura de mantener al pueblo en una posición

sumisa evitando cualquier brote de rebeldía, y de existir o generarse uno, el gobierno debe

rápidamente intervenir generando chivos expiatorios que reduzcan la posibilidad de adhesión

por parte del resto de la población.

En la película esto puede ser identificado muy fácilmente. A toda acción le corresponde una

reacción y puede ser visto en innumerables oportunidades a lo largo de todo el film. El

personaje principal, se encarga de asesinar a los principales responsables del gobierno

totalitario y a medida que va triunfando en sus objetivos, el gobierno fabrica noticias para no

despertar sospechas en la población. El jefe de la cadena Británica, Dascomb, mientras

observa a un reportero dar una noticia dice: "... nosotros difundimos noticias, no es nuestra

misión inventarlas, esa es misión del estado". Así, mediante este proceso de fabricación y

difusión de información, el gobierno se asegura de tener a las masas alienadas, sin posibilidad

de revelarse contra la tiranía. "Proporcionaré un casus belli propagandístico. Su credibilidad no

importa. El vendedor no será cuestionado por si dijo la verdad". (Wirtz, 2002). El autor hace

referencia en este caso a la campaña de propaganda sobre el proyecto de bandera falsa:

Operación Himmler, diseñada para crear la apariencia de agresiones polacas contra Alemania,

para de esta manera justificar la invasión a Polonia. La fabricación de mentiras y su repetición

forman parte de la cultura totalitaria para someter a las masas y justificar los actos de tiranía y

abuso de poder por parte de los distintos gobiernos.

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

12

CONCLUCIONES

V de Venganza (min 00:00:21)

Evey: - Se nos pide que recordemos las ideas y no los hombres, porque el
hombre puede fallar, puede ser detenido, ejecutado y olvidado. Pero

cuatrocientos años más tarde su idea puede cambiar al mundo. He sido testigo

ocular del poder de las ideas, y he visto a personas matar proclamándolas y

morir defendiéndolas; pero no se besa una idea, no se toca, ni se acaricia. Las

ideas no sangran, no pueden sufrir... y no podrán amar. Y no es una idea la que

añoro, es al hombre, al hombre que me hizo recordar el 5 de Noviembre, al

hombre que jamás olvidaré.

V de Venganza (min 00:01:25)

Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que además de recordar la idea, los hombres

detrás también deben ser recordados. Se hace imposible pensar la experiencia Nazi sin tener

en cuenta a los personajes que permitieron que esta se lleve a cabo de la manera que se hizo.

Si bien la idea puede tener vigencia después que los hombres no estén, esta se va

deteriorando con la ausencia de sus creadores. En la experiencia Nazi, Hitler es un personaje

fundamental para la proliferación de la ideología, ya sea como líder carismático o por sus

condiciones de oratoria. Ian Kershaw reflexiona sobre Hitler y las condiciones en las cuales

llego al poder.

Hitler fue el producto de un momento histórico muy excepcional. No es que la

democracia haya producido un monstruo. Fueron las condiciones que da la

democracia las que permitieron a Hitler florecer, y tuvo éxito, en parte, al saber

explotar las condiciones de la democracia. Pero ni él era un producto de la

democracia ni su visión tiene nada que ver con la democracia, obviamente.

(Kershaw, 2008).

El film V de Venganza es un claro ejemplo de una experiencia totalitaria derrocada por las

masas a través de la destrucción de un símbolo, pero detrás de ese final subyace un

interrogante. ¿Qué sucederá, una vez derrocado el gobierno de Suttler? Alexis de Tocqueville
escribe sobre un concepto que denomina La Tiranía de la Mayoría. ¿Qué sucederá con la

minoría que el gobierno de Suttler representaba?

Las sociedades democráticas podrán convertirse en tiránicas, no por la súbita

ascensión de un déspota, sino por una tiranía que TOCQUEVILLE teme y odia

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

13

mucho más: la tiranía de la mayoría. Esto le lleva a ver a la democracia no

primariamente como un sistema de libertad, sino de poder. Todo lo que en la

sociedad moderna aliena al hombre le arrastra hacia el paraíso del poder; y el

poder no es pensado como algo lejano o abstracto, sino cercano, concreto,

cerrado: el poder de la democracia moderna, con sus raíces en la opinión

pública. (Tocqueville, 2008, p. 247).

Evidentemente, el sistema de libertad en esta situación se transforma en un sistema de poder,

donde la mayoría que no se veía representada por el gobierno, es derrocada y en su

reemplazo, la mayoría se consagra en el poder dejando sin representación a la minoría

desplazada.

Es preciso entender que si bien las experiencias totalitarias no son ejemplos de democracia, la

rebelión y el desplazamiento de las instituciones por parte de las masas tampoco. Esto nos da

un tercer punto de vista donde evidentemente, las medidas tomadas para librar a una población

del sometimiento totalitario no son las adecuadas ya que de ambas maneras victimas se

vuelven victimarios y viceversa.

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

14
Listado de referencias Bibliográficas

Goebbels J. (1938) Los 11 principios de la propaganda. Documento recuperado el 30 de

noviembre de 2011 de: http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=353

Goebbels J. (1943) Discurso de Goebbels: Guerra total. Recuperado el 30 de noviembre de

2011 de:
http://davidgarcia.web.officelive.com/ELDISCURSODELAGUERRATOTALDEDRGOEBBELS.aspx

Hitler A. (1939). Mi lucha. Traducción de Alberto Saldivar P. Ed. Ediciones Modernas: Buenos

Aires. Av de Mayo 1370

Horkheimer M. y Adorno T. (1971). Dialéctica del iluminismo. Ed. Sur. Buenos Aires, Argentina.

Kershaw I. (2008). El Holocausto es inexplicable sin Hitler. Entrevista recuperada el 26 de

noviembre de 2011 de: http://www.lanacion.com.ar/995785-ian-kershaw-el-holocausto-es-


inexplicable-sin-hitler

Usategui, E. (2008). Determinismo y libertad en Alexis de Tocqueville y Karl Marx. Ed. (n/n)

Documento recuperado el 6 de diciembre de: http://www.sophipolis.net/pdf-


curso/temas/Tocqueville-

Ciencias Económicas y Políticas

Núñez Alejandro | UP – Universidad de Palermo

15

Bibliografía

Goebbels J. (1938) Los 11 principios de la propaganda. Documento recuperado el 30 de

noviembre de 2011 de: http://www.lasegundaguerra.com/viewtopic.php?t=353

Goebbels J. (1943) Discurso de Goebbels: Guerra total. Recuperado el 30 de noviembre de

2011 de:
http://davidgarcia.web.officelive.com/ELDISCURSODELAGUERRATOTALDEDRGOEBBELS.aspx

Hitler A. (1939). Mi lucha. Traducción de Alberto Saldivar P. Ed. Ediciones Modernas: Buenos

Aires. Av de Mayo 1370.

Horkheimer M. y Adorno T. (1971). Dialéctica del iluminismo. Ed. Sur. Buenos Aires, Argentina.
Kershaw I. (2008). El Holocausto es inexplicable sin Hitler. Entrevista recuperada el 26 de

noviembre de 2011 de: http://www.lanacion.com.ar/995785-ian-kershaw-el-holocausto-es-


inexplicable-sin-hitler

Laría A. (2008). El liderazgo carismático. Edición impresa. Otras voces. Documento recuperado

el 2 de diciembre de 2011 de:


http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/2/08/2008/882108/nota_papel.pdf

Usategui, E. (2008). Determinismo y libertad en Alexis de Tocqueville y Karl Marx. Ed. (n/n)

Documento recuperado el 6 de diciembre de: http://www.sophipolis.net/pdf-


curso/temas/Tocqueville-MarxDeterminismo%20y%20libertad.pdf

Weber M. (1922). Economía y Sociedad. Primera parte: Teoría de las categorías sociológicas.

III. Los tipos de dominación. Documento recuperado el 8 de diciembre de 2011 de:

http://www.fhuc.unl.edu.ar/sociologia/paginas/biblioteca/archivos/Weberdominacion.pdf

Wirtz J. (2002). Negación y Decepción estratégica: El desafío del siglo XXI. Publicaciones

Transaction.