Sei sulla pagina 1di 2

NUEVO Revista Museos1 10/10/2007 16:10 Página 250

Gestión del Patrimonio


Arqueológico:
el yacimiento como
Joaquín Barrio Martín
Universidad Autónoma de Madrid
recurso turístico
Amalia Pérez-Juez Gil.
Editorial Ariel, Ariel Patrimonio, Barcelona, 2006, 311 páginas.

Joaquín Barrio Martín1 es Doctor en Estamos asistiendo en los últimos años a un «Patrimonio Arqueológico» en la normativa
Prehistoria y Arqueología por la Universi- número cada vez más creciente de publica- internacional derivada de organismos tan
dad Autónoma de Madrid (UAM). Desde
1990 es Profesor Titular de Arqueología en
ciones referidas al Patrimonio Cultural, aun- reconocidos como la UNESCO, el ICOMOS o
dicha Universidad, donde imparte docencia que no tanto al Patrimonio Arqueológico. La la Unión Europea, y también en la normativa
en materias de Conservación y Restaura- perspectiva desde donde se aborda es varia- estatal española, haciendo un recorrido por-
ción tanto en la licenciatura como en el da, ya sea desde la óptica museística, desde el menorizado desde las pioneras Recomenda-
Máster de Arqueología y Patrimonio .
Actualmente es Director del Departamento
estudio de las técnicas, bien desde la óptica ciones de Nueva Delhi de 1956 hasta el
de Prehistoria y Arquelogía de la Universi- de la gestión y su consiguiente aprovecha- momento presente. Bien es verdad que en lo
dad Autónoma de Madrid. Posee forma- miento como un recurso económico. Este concerniente al análisis de la normativa admi-
ción especializada como restaurador de axioma, turismo y patrimonio arqueológico, nistrativa propia de España dista mucho de
Patrimonio arqueológico, ámbito en el que
ha realizado numerosos proyectos de inter-
es el que de una manera novedosa y diferen- ser tan completo como en su momento lo fue
vención desde el Laboratorio de la UAM. ciada se plantea desde esta obra. la obra de M. A. Querol y B. Martínez (1996);
Asimismo desarrolla como investigador La edición de esta monografía de Amalia quizás tampoco ésta sea la pretensión princi-
principal varios proyectos de I+D en Espa- Pérez-Juez se adscribe, pues, a ésta última pal de la publicación comentada. El reperto-
ña y en la UE relacionados con la conser-
vación y restauración de Bienes Culturales
línea de trabajo y contribuye a ampliar de una rio documental sobre legislación, sin ser
Arqueológicos. Ha dirigido diversas exca- manera muy acertada el catálogo de títulos de exhaustivo, puede resultar muy útil para estu-
vaciones arqueológicas, con atención pre- la serie Ariel Patrimonio que dicha editorial diantes o personas que deseen iniciarse en
ferente a la conservación de los viene publicando desde hace unos años. Sin estudios de patrimonio arqueológico.
yacimientos.
duda, merece la pena alabar esta iniciativa por Es concluyente la autora al transmitirnos en
Amalia Pérez-Juez Gil es Doctora en todos los que nos movemos profesional o la obra una opinión personal sobre tal con-
Prehistoria y Arqueología por la Universi- académicamente en este campo. Restaría por cepto, esbozando las características que le
dad Autónoma de Madrid. Esta obra cons- abordar, pues, en el catálogo referido la publi- son propias al patrimonio arqueológico, y por
tituyó el contenido principal de su Tesis
Doctoral. Cuenta además con una forma-
cación de una obra en una línea dedicada con tanto, contribuyendo a clarificar y a diferen-
ción especializada en las universidades de preferencia al campo propio de la conserva- ciar la complejidad de este término, que a
Grenoble, Poitiers y Boston. Desde 1995 ción y restauración del Patrimonio. No obs- tenor de su discurso va más allá de la simple
es Directora Asociada de la Boston Univer- tante, la posibilidad brindada al libro que concepción de «ruina», que tanto fascinó a los
sity en España. Actualmente dirige el Área
de Gestión Cultural de la Fundación Ata-
ahora comentamos viene a refrendar el cre- pintores y artistas románticos. Aún hoy la
puerca, además de participar como docen- ciente interés social por el campo del Patri- comprensión de todo el contenido patrimo-
te en programas de postgrado de Gestión monio, avalado por el exponencial aumento nial de la arqueología bajo este término «rui-
de las inversiones en su conservación y pues- na», suele ser más habitual de lo que debiera
ta en valor. Por eso es acertado con esta obra entre amplias capas de la población, y obras
buscar una mayor formación del público como la presente, junto a una gestión eficaz y
potencial en el tema que acomete, y asimis- de calidad en los yacimientos y conjuntos
mo, resulta de ayuda en los ámbitos académi- arqueológicos, pueden contribuir a cambiar
cos o profesionales de la arqueología. esta visión de forma paulatina.
En el plano del análisis de los conceptos, el Asimismo, nos parece muy oportuno que el
capítulo tercero brinda al lector la oportuni- libro contribuya a iniciar al posible lector, sin
dad de conocer con cierto detalle la forma- duda, demasiado especializado en temas
1
Correo electróncio: joaquin.barrio@uam.es ción y el desarrollo del concepto de arqueológicos teóricos, en el conocimiento de

250
NUEVO Revista Museos1 10/10/2007 16:10 Página 251

los mecanismos del turismo cultural, indicán- cosa que un modelo u opción de presenta-
dole cómo se ha formado este término a lo ción sin que en ellos existan los contenidos
largo del tiempo, asociado indisolublemente materiales indispensables, esto es, los restos
al viaje y por antonomasia al conocido como de las estructuras, que siempre han definido
Grand Tour. un formato de viaje que, como el yacimiento arqueológico y el rango de su
muy bien reconoce la autora, estuvo siempre propia autenticidad.
ligado al patrimonio arqueológico. El repaso En definitiva, la obra, pues, resulta de inte-
por el periplo que estos escritores, pintores, rés al realizar un análisis detallado del lengua-
escultores y poetas efectuaron desde los paí- je teórico que subyace en la gestión del
ses del centro y norte de Europa hacia las tie- patrimonio arqueológico, al que adjudica una
rras mediterráneas de culturas clásicas, sin ser singularidad propia de donde derivan proble-
prolijo, resulta muy acertado para brindar una mas, propuestas y soluciones. Sin duda esta
aproximación inicial donde la relación entre obra contribuye a observar este tipo de bie-
turismo del momento y grandes sitios arqueo- nes culturales desde una perspectiva menos
lógicos siempre se manifiesta. Se acoge con focalizada y académica, abriendo de pleno las
verdadera satisfacción que la autora recoja en posibilidades que existen en un país como el
su libro algunos pormenores del viaje que en nuestro, de tanta riqueza en yacimientos y
1700 hizo el estudiante menorquín Bernardo monumentos arqueológicos, para hacer una
José Olives de Nadal por Francia, Italia, Países oferta turística de la máxima calidad, basada
Bajos, Inglaterra...reconociendo y anotando en este recurso que nos han legado las diver-
los vestigios arqueológicos que le parecieron autora hace un esfuerzo de análisis e incluso sas civilizaciones y culturas asentadas en
más destacables de los lugares visitados. de opinión referido a los distintos modelos de nuestro territorio peninsular.
Termina esta segunda parte de la obra con actuación que se realizan en los yacimientos Brindarnos la posibilidad de un análisis del
un análisis de los factores que contribuyen a la arqueológicos. No parece muy acertado, si patrimonio arqueológico como recurso turísti-
calificación del turismo arqueológico con un bien es opinable, plantear y aplicar la rehabili- co y la manera de cómo gestionarlo con más
rango propio y diferenciado a su vez del tradi- tación como un modelo de actuación en los eficacia, es, sin duda, el mejor logro de esta
cional turismo cultural, de manera que contri- yacimientos arqueológicos, pues puede llevar obra. Y esto lo hace sin perder de vista en nin-
buye a una valoración más correcta de un a la confusión con las tareas más propias de un gún momento su contenido cultural o arqueo-
fenómeno tan importante en la actualidad. proyecto de patrimonio histórico. histórico que tienen nuestros yacimientos.
Seguidamente, la obra pretende adentrarse Sin embargo, cuando la obra se adentra en
en un ámbito bien distinto, en el territorio de el análisis de los cambios que deben llevar a Bibliografía
la conservación y restauración de los yaci- un yacimiento arqueológico a transformarse
mientos arqueológicos, que la autora entien- en recurso turístico, las aportaciones que AA. VV. (2005): III Congreso Internacional sobre
de bajo el término «intervención». En esta ofrece al lector son mucho más valiosas y, a Musealización de Yacimientos Arqueológicos.
parte la obra nos ofrece unos resultados de mi modo de ver, la aportación más relevante Nuevos conceptos y estrategias de gestión y comu-
menor entidad, aunque sí logra un plantea- del libro. Descubre al lector la mecánica que nicación, Barcelona, octubre de 2002, Museu
miento correcto de los problemas. En este rige estas transformaciones y da pautas para d´Història de la Ciutat, Barcelona.
sentido, A. Pérez-Juez hace un repaso de las entender y justificar estos cambios. Facilita la
teorías más importantes de la restauración y compresión de las distintas estrategias elegi- AA. VV. (2005): III Congreso Internacional sobre
de los documentos deontológicos -las deno- das en los yacimientos arqueológicos para Musealización de Yacimientos Arqueológicos. De
minadas Cartas de Restauración-, que sirven hacer de ellos lugares visitables y correcta- la excavación al público. Procesos de decisión y
de soporte normativo a los restauradores que mente adecuados, con garantías de ser pre- creación de nuevos recursos, Zaragoza, noviem-
trabajan en este ámbito. Sin duda, la compleji- sentados e incluidos en las rutas turísticas de bre de 2004, Ayuntamiento de Zaragoza-Institu-
dad que supone el conocimiento práctico y el sus países o sus regiones. ción Fernando el Católico, Zaragoza.
manejo en los métodos y técnicas propios de Como colofón del libro se dedica su autora
la intervención restauradora en el campo, a detallar numerosas acciones concretas, tan- BALLART, J. y TRESSERAS, J. (2001): Gestión del
imposibilita a la autora, que no posee la forma- to en nuestro país como a nivel internacional. Patrimonio Cultural, Ariel, Barcelona.
ción especializada como restauradora de patri- El análisis va ascendiendo desde unas pro-
monio arqueológico, a adentrarse con puestas más teóricas hasta otras de contenido GUITART, J. y PERA, J. (2004): Primer Simposi Patri-
criterios propios en esta línea de estudio, que más práctico, descendiendo al estudio con- moni i Turismo Cultural, Lleida, octubre de 2001,
por su entidad obligaría a un texto distinto. De creto de la musealización de yacimientos tan Institut d´Estudis Catalans-Patronat d´Arqueologia
todos modos, hemos de decir que ofrece un consolidados como Numancia, Clunia o Itáli- de Guissona, Guissona.
interés apreciable para lectores no iniciados y ca. En el intento loable de establecer una cla-
suponemos que tendrá bastantes carencias sificación por categorías, creo que resulta QUEROL, Mª A. Y MARTÍNEZ, B. (1996): La Ges-
para aquellos profesionales especializados en poco justificada la asunción a este listado de tión del Patrimonio Arqueológico en España,
la intervención de los yacimientos, aunque la los lugares reconstruidos, que no son otra Alianza, Madrid.

251