Sei sulla pagina 1di 4
“SÍNTESIS CONCEPTUAL REFERENTES AL OBJETO, CLASIFICACIÓN Y ELEMENTOS DEL DELITO” ALUMNA: SAGRARIO MARTÍNEZ
“SÍNTESIS CONCEPTUAL REFERENTES AL OBJETO, CLASIFICACIÓN Y ELEMENTOS DEL DELITO” ALUMNA: SAGRARIO MARTÍNEZ
“SÍNTESIS CONCEPTUAL REFERENTES AL OBJETO, CLASIFICACIÓN Y ELEMENTOS DEL DELITO” ALUMNA: SAGRARIO MARTÍNEZ
“SÍNTESIS CONCEPTUAL REFERENTES AL
OBJETO, CLASIFICACIÓN Y ELEMENTOS
DEL DELITO”
ALUMNA: SAGRARIO MARTÍNEZ YERBES
MAESTRO: ARGENIS RAMAYO

MATERIA: CÓDIGO PENAL EN DERECHO

CUATRIMESTRE: 8°

SESIÓN: 2

SAGRARIO MARTÍNEZ YERBES MAESTRO: ARGENIS RAMAYO MATERIA: CÓDIGO PENAL EN DERECHO CUATRIMESTRE: 8° SESIÓN: 2

INTRODUCCIÓN DE LOS DELITOS EN PARTICULAR (SEGUNDA PARTE).

En el Derecho Penal se consideran dos tipos de objetos, uno denominado material y el otro jurídico, los cuales además guardan un vínculo entre sí. Hay elementos que requieren existir para acreditar el supuesto de la tipicidad, particularmente nos referimos a los “objetos”.

Ambos elementos son determinantes en la existencia y acreditamiento de un delito, considerando como base la conducta desplegada por el sujeto activo, pues el primero es el referente inmediato para identificar si se ha vulnerado ese bien jurídico que busca proteger el Estado a través de la norma jurídica penal.

Objeto del delito

El objeto material es la persona o cosa sobre la que recae el delito, lo son cualquiera de los sujetos, o bien, las cosas animadas o inanimadas, lo que se conoce en el sistema procesal como “cuerpo u objeto del delito”.

Las personas físicas como objeto del delito

La persona individual es el sujeto pasivo del mayor número de delitos, la jurisdicción penal protege la esfera jurídica de la persona individual.

El objeto material del delito es la persona o cosa sobre la que recae el delito, lo son cualquiera de los sujetos, o bien, las cosas animadas o inanimadas, lo que se conoce en el sistema procesal como “cuerpo del delito”.

El objeto jurídico es el bien tutelado o interés legal que ha sido violado por la acción punible, por ejemplo en el caso del homicidio, el objeto material es la persona física y el bien lícito tutelado u objeto jurídico será la vida; en el caso de abuso sexual, el objeto material será la persona física y el objeto jurídico violado será la libertad y el normal desarrollo psicosexual, etc.

El Estado privilegia a la persona, tanto en su aspecto personal como en la protección de su patrimonio. Dentro del apartado contra el Individuo en lo referente a lo personal, se encuentran los delitos de daño contra la vida y la integridad corporal,

los de peligro efectivo y suntuoso, los de peligro contra la salud, los que son contra

la libertad y el normal desarrollo psicosexual y los que atentan contra la familia y en

lo que respecta al patrimonio, encontramos los propiamente patrimoniales, tales como el robo, el abuso de confianza, el fraude, el daño en propiedad ajena, etc. Por lo consiguiente, se agrupan los delitos que atentan contra la seguridad colectiva, tales como aquellos que afectan la fe pública, los medios de transporte y las vías de comunicación, los propios contra la colectividad, los de peligro contra la seguridad colectiva, etc. Y por último, se encuentran aquellos que afectan la actividad estatal, como aquellos contra la seguridad interior del Estado, contra las funciones del Estado y los servicios públicos, aquellos en contra de los servidores públicos, los que atentan contra la administración de justicia y los que son contra los derechos electorales.

Para cada uno de los apartados, los Códigos Penales establecen disposiciones comunes que buscan dar uniformidad en la persecución del delito y la aplicación de las sanciones.

En ese orden de ideas y atendiendo a la importancia del bien jurídico protegido, los delitos en particular se clasifican dentro del Código Penal considerando primordialmente en tres grandes rubros, siendo aquellos que atentan contra el individuo, aquellos que atentan contra la seguridad colectiva y aquellos que contravienen la actividad estatal y la vida en la sociedad.

Asimismo, todos y cada uno de los delitos previstos por el Código Penal deben reunir determinados elementos o requisitos sine quanon, sin los cuales no sería posible determinar la responsabilidad de una persona, estos elementos se refieren

a la acción u omisión, al sujeto activo y sujeto pasivo, al nexo de causalidad, a la

tipicidad positiva o negativa, la antijuridicidad positiva o negativa, así como la pena mínima y máxima aplicable y, sólo en algunos casos, las formas o medios de ejecución.