Sei sulla pagina 1di 7

SOLUCIONES LABORALES PARA EL

SECTOR PRIVADO

APUNTES SOBRE LA PRETENSIÓN DE REPOSICIÓN


Y EL PETITORIO IMPLÍCITO EN EL PROCESO
ABREVIADO LABORAL
Martín FAJARDO MORI(*) (**)

La Ley N° 29497, Nueva Ley Procesal del Trabajo, contempla una forma de
tutela de carácter sumario (el proceso abreviado) para que el trabajador
puede solicitar la reposición a su puesto de trabajo en caso de que haya
EJECUTIVO
RESUMEN

sufrido un despido calificado como nulo (legalmente y constitucionalmente).


En torno a esta regulación surgieron una serie de cuestiones problemáticas,
siendo materia del presente informe el estudio de la noción de “petitorio
implícito”, es decir de la petición previa y necesaria, no planteada de modo
expreso, para decidir sobre la pretensión principal única de reposición.

I. La tutela jurisdiccional diferen- La mejor prueba de ello lo constituye la juris-


ciada del derecho al trabajo prudencia del Tribunal Constitucional, la cual
viene rearmando el modelo sobre el despido
individual y la garantía judicial del derecho al
El despido es, qué duda cabe, una de las ins-
trabajo.
tituciones más sensibles del Derecho del Tra-
bajo, pues no solo plantea tradicionales pro- Es en este contexto que, la Ley N° 29497,
blemas técnicos y prácticos, sino que además, Nueva Ley Procesal del Trabajo, como instru-
en tanto implica la pérdida del empleo de un mento al servicio de los particulares para evi-
trabajador, conlleva hondas repercusiones per- tar efectivamente la lesión o insatisfacción de
sonales, familiares, sociales y económicas. La sus intereses, de manera justa, armonizando
realidad hace palpable esta disyuntiva, puesto los institutos procesales y la tutela de las situa-
que aún en nuestros días resulta ser una de las ciones jurídicas materiales(1), ha reconocido la
PROCESAL LABORAL

instituciones más trascendentales del Derecho relevancia del remedio restitutorio contra el
del Trabajo y donde con más nitidez se apre- despido injustificado(2) y, en consecuencia, ha
cian los cambios normativos. establecido una forma típica de tutela sumaria

(*) Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Egresado de la Maestría en Derecho del Trabajo y de la Seguridad
Social por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Asociado de Rodrigo, Elías & Medrano Abogados.
(**) Especial agradecimiento al Dr. Giovanni Priori por su ayuda en la elaboración del presente artículo.
(1) “La situación antes descrita ha comenzado a sufrir un cambio radical, pues la doctrina procesal de fines del siglo XX comen-
zó a buscar una reconciliación entre el desarrollo de los institutos procesales y la tutela de las situaciones jurídicas materiales
a través de la noción de “tutela jurisdiccional efectiva”, sin abandonar, claro está, uno de los más grandes logros de la disci-
plina procesal: la concepción del derecho de acción como derecho autónomo y, si no perdemos la real dimensión de las cosas,
como abstracto”. PRIORI POSADA, Giovanni F. “La efectiva tutela jurisdiccional de las situaciones jurídicas materiales:
hacia una necesaria reinvindicación de los fines del proceso”. En: Ius et Veritas. N° 26, Revista editada por estudiantes de la
Facultad de Derecho de la Pontifica Universidad Católica del Perú, Lima, 2003, pp. 277-278.
(2) “Debe resaltar la preferencia que brinda la NLPT a la reposición del trabajador, debido a que se trata de una protección contra
la afectación de determinados derechos que son afectados a través del despido del trabajador. De esta manera, se privilegia su

73
SOLUCIONES LABORALES PARA EL SECTOR PRIVADO

para que el trabajador pretenda su re- un sector de la doctrina nacional(4) Como ya se adelantó, el proceso no
posición en caso de que el mismo ca- como, finalmente, en los tribunales es un fin por sí y para sí, sino que
lifique como nulo(3) (remedio legal o de trabajo, llegando incluso a ser uno constituye un instrumento adecua-
remedio constitucional). de los temas del II Pleno Jurisdiccio- do para brindar una tutela real a las
nal Supremo en materia laboral(5). situaciones jurídicas materiales. Así
De este modo, el artículo 2.2 de la Hay, por cierto, objeciones que plan- las cosas, para que el medio sea el
NLPT dispone que los juzgados es- tear, pero ello ocurre con cualquier adecuado para alcanzar el resulta-
pecializados de trabajo conocen, en- texto académico y no le resta mérito do surge el instituto de la tutela ju-
tre otros (“en proceso abrevado labo- a este producto. risdiccional diferenciada, la cual, en
ral, de la reposición cuando esta sea contraposición con la tutela juris-
planteada como pretensión principal Vamos a analizar la viabilidad en diccional de cognición plena(7), res-
única”). el proceso abreviado laboral y, para ponde con mayor eficiencia a la exi-
ello, resulta lógico tener que estudiar gencia que reclaman los ciudadanos,
Como se puede apreciar, el ámbito de previamente la tutela sumaria en ge- en salvaguarda de cada situación en
operatividad de esta tutela sumaria se neral por ser esta una de sus manifes- particular.
encuentra limitado a la protección de taciones. Después de todo, un ade-
un derecho específico, el Derecho cuado estudio de las instituciones Es por esta razón que los profeso-
del Trabajo, a un acto en concreto, el del proceso laboral debe tener como res Monroy Gálvez y Monroy Pala-
despido, y a un remedio determina- punto de partida que aquellas son ins- cios explican el fenómeno de la tu-
do, el restitutorio. En sentido inver- tituciones procesales, siendo por ello tela jurisdiccional diferenciada en
so, esta tutela jurisdiccional diferen- que para su estudio –primero– debe los siguientes términos: “una nueva
ciada no abarca a los conflictos que conocerse lo que el Derecho Procesal concepción del proceso, sustentada
pueden presentarse al inicio y du- estudia respecto de cada una de ellas, en la incorporación de los principios
rante la vigencia del contrato de tra- con el propósito de comprender lue- de instrumentalidad y de efectividad,
bajo, ni a aquellas obligaciones que go sus particularidades(6). determinó la necesidad de aumentar
pudieran quedar en vigor o pendien-
tes de cumplimiento tras su resolu-
ción. Tampoco constituye un proce-
dimiento para la tutela resarcitoria
del derecho al trabajo. celeridad siendo ventilados vía proceso abreviado laboral, que cuenta solo con una audiencia única.
Es decir, un proceso hecho a la medida de la urgencia de la exigibilidad del derecho, que verdadera-
Esta interpretación rígida fue la ori- mente asegure su adecuada tutela”. TOYAMA MIYAGUSUKU, Jorge y VINATEA RECOBA, Luis.
Comentarios a la Nueva Ley Procesal del Trabajo. Análisis Normativo. 1ª edición, Gaceta Jurídica,
ginal acogida por la Corte Suprema Lima, 2010, p. 71.
de la República al concluir que no (3) Compartimos la opinión del profesor Carlos Blancas respecto a que al admitirse la posibilidad de de-
proceden las “pretensiones implíci- mandar vía procesal ordinaria la reposición alegando la existencia de un despido incausado o frau-
dulento, se produce, por vía jurisprudencial, la ampliación de la figura del despido calificado legal-
tas” por el carácter célere del proceso mente como nulo. BLANCAS BUSTAMANTE, Carlos. “La Reposición del Trabajador en el Proceso
abreviado laboral, debiendo por tan- Ordinario Laboral”. En: Diálogo con la Jurisprudencia. N° 167. Revista editada por Gaceta Jurídica,
to el juez verificar para su proceden- Lima, p. 26.
(4) Por todos, véase: TOLEDO TORIBIO, Omar. “El petitorio implícito y otras hipótesis de flexibilidad
cia que no existe duda de la “laborali- en el marco de la Nueva Ley Procesal del Trabajo”. En: II Congreso Internacional de Derecho Pro-
dad de los servicios del demandante” cesal del Trabajo. Sociedad Peruana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social del Trabajo.
(Casación Lab. N° 3311-2011- Tac- Editorial El Búho, primera edición, Lima, 2014, pp. 301-325.
(5) Este mismo tema también fue abordado en el tema N° 1 del Pleno Jurisdiccional Nacional Laboral–
na, del 11 de julio de 2012). NLPT, llevado a cabo en Lima los días 13 y 14 de septiembre de 2013, adoptando por mayoría la de-
cisión que “en virtud del principio tuitivo” y de la “prevalencia de las actuaciones orales sobre escri-
Es cierto, sin embargo, que en la tas”, debe ser objeto de pronunciamiento el “petitorio implícito”, garantizando el derecho de defensa
práctica judicial surgió una corrien- de la demandada.
(6) “(…) son frecuentes en las normas que lo regulan remisiones directas a requisitos que deben reunir
te que procuraba incorporar en esta otras modalidades procesales, vertebrándose a su través el esquema nuclear al que se han de ajustar
forma típica de tutela sumaria una aquéllas.
discusión adicional, no prevista le- Desde otro punto de vista, el proceso laboral constituye un proceso civil especial en relación con el
galmente: la desnaturalización del ordinario y común de la LEC, que responde en esencia a las reglas propias del juicio verbal recogido
en dicha Ley, con la que sin embargo se coloca en una relación dialéctica en la medida en que, jus-
contrato de trabajo sujeto a moda- tamente, el proceso de trabajo ‘es directa consecuencia de la inadaptación del proceso civil común
lidad o el reconocimiento de la re- para resolver adecuadamente los litigios de trabajo’ (Rodríguez-Piñero, 1969, 22). Se caracteriza por
ser “un medio ágil, rápido, formalista en lo imprescindible y que facilita el acceso a la prestación ju-
lación de trabajo en aplicación del risdiccional” (Valdés, 1989, 18), concebido tendencialmente en función de ‘la búsqueda de la verdad
principio de primacía de la realidad. material como objetivo central’ del mismo (Rodríguez-Piñero, 1969, pp. 76-77)”. BAYLOS GRAU,
Antonio, CRUZ VILLALÓN, Jesús y FERNÁNDEZ LÓPEZ, María Fernanda. Instituciones de De-
A tenor de esto último, la atención recho Procesal Laboral. 2ª edición, Editorial Trotta, Madrid, 1995, p. 114.
(7) Recordemos que el proceso ordinario o de cognición plena se caracteriza por contar con una prede-
se concentró en el denominado peti- terminación legal de las formas y de los términos, así como de los correspondientes poderes, deberes,
torio implícito, el cual caló tanto en facultades procesales de las partes y del juez, en específico, y la realización plena del contradictorio.

74 SOLUCIONES LABORALES Nº 83 / Noviembre 2014


PROCESAL LABORAL

las previsiones tradicionales de tute- La segunda, el evitar que el deman- demora propia de la estructura del
la ordinaria así como de sus manifes- dado realice un ejercicio abusivo del proceso mediante la técnica de medi-
taciones clásicas. Cuando se empieza derecho de defensa garantizado por das cautelares(11).
a apreciar el proceso desde la pers- las formas del proceso de cognición
pectiva de su compromiso con hacer plena y exhaustiva con un propósito La segunda es que la aceptación
efectivos los distintos derechos ma- meramente dilatorio. de la discusión sobre la existencia
teriales que, como ya se expresó, ha- de un contrato de trabajo a plazo
bían desarrollado otras manifestacio- La tercera, real y verdadera salva- indeterminado en el proceso abrevia-
nes que exigían fórmulas procesales guarda del derecho a la tutela juris- do laboral, donde legalmente solo se
más expeditivas, es cuando apare- diccional efectiva de todas aquellas puede plantear la reposición como
ce la llamada tutela jurisdiccional situaciones de ventaja, a todos aque- pretensión principal única, no puede,
diferenciada”(8). llos titulares de derechos, que te- definitivamente, radicar en la econó-
niendo contenido y/o función (ex- mica procesal, la eficacia del proceso
Ergo, se justifica una tutela sumaria clusivamente o prevalentemente) no y la tutela judicial efectiva.
que responda a exigencias específi- patrimonial sufrirían un perjuicio
cas de tutela de derechos, que llevan irreparable (no susceptible de tute- Si el proceso abreviado es una va-
a que el proceso tenga una utilidad la adecuada en la forma del equiva- riante de la tutela sumaria cognitiva
práctica equivalente (si no idéntica) a lente monetario) o deberían perma- y la razonabilidad de esta última se
aquellos que se podrían obtener a tra- necer en un estado de insatisfacción justifica precisamente en la económi-
vés de un proceso ordinario o de cog- por todo el tiempo necesario para la ca procesal y la tutela jurisdiccional
nición plena y exhaustiva. emisión de una sentencia al finali- efectiva de específicos derechos no
zar un proceso de cognición plena y patrimoniales, sería contradictorio
De ahí precisamente que la decisión exhaustiva. afirmar que estos fundamentos per-
que adopte el juez sea idónea, toda miten ampliar el listado, reducido y
vez que solo está en inferioridad res- Estas sucintas observaciones nos per- cerrado, de derechos para los cuales
pecto a las garantías procesales, no miten efectuar dos precisiones. La el legislador habilitó esta tutela juris-
primera es que el hecho que el legis- diccional diferenciada.
necesariamente a la calidad de cog-
lador haya puesto énfasis en el liga-
nición o de razonamiento lógico-ju-
zón que debe existir entre la dimen- No son, pues, cualidades funda-
rídico. Es por ello que, el legislador
sión causal del despido y su revisión mentales que, desde una perspec-
no solo debe tipificar este mecanis- tiva técnica, permiten distinguir al
asignándole una tutela sumaria cuan-
mo para tutelar un determinado dere- proceso abreviado laboral como un
do el mismo implica la vulneración
cho material amenazado o lesionado del sistema constitucional de garan- instrumento para que se pueda dis-
(acceso a un órgano jurisdiccional), tías del Derecho al Trabajo, además cutir sobre la desnaturalización de
sino que además debe prever reglas o de palear los efectos negativos de la un contrato sujeto a modalidad, o el
formalidades simplificadas que ace-
leren la intervención judicial pero sin
transgredir el derecho de las partes a
la tutela judicial efectiva (mínimas
garantías), pues finalmente se expe-
dirá una resolución fundada en De- (8) MONROY GÁLVEZ, Juan y MONROY PALACIOS, Juan José. “Del mito del proceso ordinario a
la tutela judicial diferenciada. Apuntes iniciales”. En: Revista Peruana de Derecho Procesal. N° IV,
recho con posibilidad de ejecución(9). p. 163.
(9) No parece haber duda, pues, de que el proceso ordinario y el proceso abreviado guardan diferencias
Es en función de ello que el profesor sustanciales. Son sus correspondientes naturalezas, finalidades y reglas, precisamente, las que nos
italiano Proto Pisani(10) concluye que llevan a concluir que no resulta aplicable al presente caso la ratio decidendi contenida en la sentencia
dictada en el Tercer Pleno Casatorio Civil realizado por las Salas Civiles Permanentes y Transitorias
para no ampliar injustificadamente el de la Corte Suprema de Justicia de la República (Cas. N° 4664-2010-Puno), toda vez que el argumen-
ámbito de este “privilegio”, transgre- to que está detrás del planteamiento para la “flexibilización del principio de congruencia” se desen-
vuelve en un proceso de alimentos seguido en la vía del proceso ordinario, no el proceso abreviado.
diendo con ello el derecho de defen- (10) PROTO PISANI, Andrea. “La tutela sumaria en general”. En: La tutela jurisdiccional. Palestra Edi-
sa o de igualdad, la tutela sumaria en tores, Lima, 2014, pp. 327-333.
general debe respetar tres caracterís- (11) Artículo 55 de la NLPT.- Medida especial de reposición provisional
ticas funcionales. La primera, la eco- El juez puede dictar, entre otras medidas cautelares, fuera o dentro del proceso, una medida de repo-
sición provisional, cumplidos los requisitos ordinarios. Sin embargo, también dictarla si el deman-
nomía procesal, esto es, el sortear el dante cumple los siguientes requisitos:
costo del proceso de cognición ple- a) Haber sido al momento del despido dirigente sindical, menor de edad, madre gestante o persona
na y exhaustiva para dar una efec- con discapacidad;
tiva tutela jurisdiccional al derecho b) Estar gestionando la conformación de una organización sindical; y
c) El fundamento de la demanda es verosímil.
material. Si la sentencia firme declara fundada la demanda, se conservan los efectos de la medida de reposi-
ción, considerándose ejecutada la sentencia.

75
SOLUCIONES LABORALES PARA EL SECTOR PRIVADO

reconocimiento de la relación laboral Evidentemente, la naturaleza pro- vulnerar el derecho fundamental al


en virtud del principio de primacía pia que tiene el proceso laboral ha- debido proceso, concretamente al de-
de la realidad, en un proceso abrevia- bilita al juez en determinados casos recho de la defensa, en la medida no
do en el cual el juez solo debería ve- a emitir una decisión que contiene se puede contradecir una pretensión
rificar si se cumplen con los requisi- una pretensión no demandada (in- que nunca fue planteada(17).
tos de validez del despido y, de no ser congruencia extra petita) o que con-
así, dejar sin efecto este acto de po- ceda o adjudique más de lo que fue En segundo lugar, luego de ser admi-
der privado(12). pedido (incongruencia ultra petita). tida por el juez la pretensión plasma-
No obstante, para garantizar el de- da en el escrito de demanda surgirán
Efectuadas estas observaciones, aho- bido proceso de los justiciables, es- los efectos típicos de la litispenden-
ra corresponde examinar si el funda- tas excepciones deben sustentarse en cia y, además, determinará los límites
mento del petitorio implícito en el una ley y deben tener como límite el subjetivos y objetivos de la sentencia
proceso abreviado laboral yace en ejercicio del derecho de defensa de con autoridad con cosa juzgada.
los elementos identificadores del ob- aquél que pudiera verse afectado con
jeto principal del proceso. la sentencia(16). No debemos olvidar, En tercer lugar, la naturaleza de la
además, que la modificación del ob- pretensión permitirá establecer la
jeto del proceso puede realizarse, por adecuación del procedimiento que ha
II. La pretensión como objeto regla general, únicamente a iniciati- de instaurarse para que esta pueda re-
del proceso va de parte y en los supuestos previs- cibir satisfacción judicial. En el caso
tos en la ley. analizado, el proceso abreviado la-
1. Concepto y fundamento boral como la vía procesal adecuada
Desde esta óptica, como bien seña- para la tutela restitutoria del Derecho
El análisis sobre el petitorio implíci- lan los profesores Antonio Baylos, del Trabajo en caso de su vulneración
to nos lleva necesariamente a hablar Jesús Cruz y María Fernández, las debido a un despido injustificado.
del objeto del proceso. Y, hablar del sentencias cuyo contenido no res-
proceso supone a su vez hablar prin- peten el principio-deber de motiva- En cuarto lugar, esta misma na-
cipalmente de la pretensión proce- ción y de congruencia son nulas por turaleza permitirá determinar su
sal(13). Nos explicamos.
El objeto u objeto litigioso debe en-
tenderse en estricto como la pre- (12) “En nuestro sistema jurídico laboral, en el que rige un principio general de limitación legal del despi-
tensión, la cual consiste en una de- do, esta resolución unilateral por el empresario del contrato de trabajo, debe necesariamente cumplir
claración de voluntad del actor, tres requisitos de validez. El acto de despido ha de tener una causa, cumplir una formalidad determi-
nada, como acto recepticio, y, en fin, ha de ser sometido a un control jurisdiccional posterior que ve-
debidamente fundamentada, que rifique la corrección de la conducta empresarial al respecto. El tratamiento del control judicial de los
formaliza en su escrito de deman- despidos, tercer elemento sobre el que reposa la construcción legal de la institución, cumple una fun-
ción central en la dinámica de la extinción del contrato de trabajo decidida por el empresario”.
da y deduce ante el juez, pero que BAYLOS, Antonio y PÉREZ REY, Joaquín. El despido o la violencia del poder privado. 2ª edición,
se dirige contra el demandado. Es Editorial Trotta, Madrid, 2009, p. 26.
en virtud de esta última que, en pa- (13) Eventualmente, también podría integrar el objeto del proceso la pretensión del demandado, siempre
y cuando no se trate de una reconvención por ser improcedente en el proceso laboral. De ahí que la
labras del profesor Vicente Gimeno, profesora Eugenia Ariano señale que “en principio, dada la estructura rígida del proceso (salvo lo que
“se solicita al órgano jurisdiccional se dirá en el apartado siguiente) tal ‘fijación’ no puede sino hacerse en base a lo expresado en la de-
una Sentencia que, en relación con manda y, en su caso, en la contestación.
Ergo, queda claro pues que el Código impone a las partes una severa, llamémosla así, “carga de com-
un derecho, bien o situación jurídi- pletitud” de sus alegaciones: o las ‘exponen’ en sus ‘actos postulatorios’ o nunca más lo podrán ha-
ca, declare o niegue su existencia, cer”. ARIANO DEHO, Eugenia. Hacia un proceso civil flexible. Crítica a las preclusiones rígidas
del Código Procesal Civil Peruano de 1993. Ara Editores, Lima, 2013, p. 107.
cree, modifique o extinga una de-
(14) GIMENO SENDRA, Vicente. Derecho Procesal Civil. I. El Proceso de Declaración. Parte General.
terminada situación o relación ju- Editorial Colex, Madrid, 1ª reimpresión, 2005, p. 205.
rídica, o condene al demandado al (15) Un interesante trabajo procesal laboral sobre la delimitación del objeto del proceso y las consecuen-
cumplimiento de una determinada cias funcionales de la pretensión como objeto del proceso se puede ver en: MONEREO PÉREZ, José
Luis (director) y otros. Manual de Derecho Procesal Laboral. Teoría y práctica. 4ª edición, Tecnos,
prestación”(14). Madrid, 2014, pp. 142-144.
(16) Es cierto que algunos autores, como el profesor Mario Pasco, sostienen que son los principios o los
La utilidad de la determinación del “valores sociales, jurídicos, éticos y procesales”, etc., los que le otorgan esta “facultad” al Juez labo-
objeto procesal es múltiple(15). En ral. No obstante, nos parece que al encontrarse el otorgamiento y el monto de los beneficios econó-
micos tasados por una norma jurídica, estos no son una facultad del juzgador –que implicaría que el
primer lugar, sirve para fijar ámbito Juez puede discrecionalmente usarla o no- ni puede recurrirse a principios para la concesión de aque-
cognoscitivo de la decisión judicial, llas percepciones directamente vinculadas con los beneficios económicos pretendidos en la demanda.
PASCO COSMOPOLIS, Mario. Fundamentos de Derecho Procesal del Trabajo. 2da edición, Aele,
obligando al juez a ser congruente Lima, 1997, pp. 55-59.
única y exclusivamente con lo solici- (17) BAYLOS GRAU, Antonio, CRUZ VILLALÓN, Jesús y, FERNÁNDEZ, María Fernanda. Ob. cit.,
tado en la pretensión del actor. pp. 183-188.

76 SOLUCIONES LABORALES Nº 83 / Noviembre 2014


PROCESAL LABORAL

compatibilidad con otras pretensio- De ahí precisamente que el profe- dado que esta no se pide ni
nes, a fin de conocer si es viable la sor español Andrés De La Oliva puede prestarse sola, en el
acumulación de pretensiones origi- señale que “el objeto del proceso vacío. Por ello, en el caso de
narias o acumulación sucesiva de se precisa o concreta también, por pretensiones de condena está
pretensiones. tanto, determinando los sujetos constituido por el bien o con-
jurídicos que solicitan una tutela ducta respecto del cual se pide
Siendo ello así, esta forma típica jurisdiccional y aquellos frente a actuación jurisdiccional. En
de tutela sumaria debe ser rechaza- los que la tutela se pide”(21). cambio, en el caso de las pre-
da por el juez cuando la reposición tensiones declarativas o cons-
no sea la única pretensión principal 2.2. El petitum u objeto de la titutivas el pedido mediato es
planteada por el trabajador o cuan- pretensión la situación o relación jurídica
do se proponga, además de esta, otra respecto de la cual debe recaer
pretensión en el mismo nivel de so- Es el pedido concreto de tute- la tutela jurisdiccional.
lución por parte del juez de forma tal la jurisdiccional que se plantea
que, aunque se trate de pretensiones en ejercicio del derecho de ac- 2.3. La causa petendi
conexas, la suerte de una de ellas es ción(22). Así la cosa, la reposición
independiente y autónoma respecto es la providencia jurisdiccional Se encuentra conformada por los
de la suerte de las demás (acumula- solicitada por el demandante con fundamentos de hecho y de de-
el ejercicio de su derecho de tu- recho que sirven de sustento a la
ción autónoma de pretensiones).
tela del Derecho del Trabajo. El pretensión. Sin embargo, algu-
En quinto lugar, y esto es importan- petitum puede ser(23): nos autores(24) son de la opinión
te debido al modelo prevalentemente que solo los fundamentos de he-
oral previsto en la NLPT, la fijación i) Inmediato: atiende a la actua- cho, basados en los hechos jurí-
de la pretensión permite controlar ción jurisdiccional específi- dicamente relevantes, constitu-
que a lo largo del proceso no se pro- ca que se plantea con el ejer- yen la causa petendi, mas no así
duzca una modificación sustantiva cicio del derecho de acción, los fundamentos de derecho, toda
del objeto procesal(18). es decir, a la forma concre- vez que el juez por el principio
ta de tutela jurisdiccional so- del iura novit curia se encuentra
2. Elementos de la pretensión y licitada al juez, la misma que obligado a aplicar la norma jurí-
clases se puede clasificar en las si- dica al caso concreto.
guientes subclases: de conde-
na, de mera declaración o de Así entendida, la pretensión se en-
Dado que la pretensión procesal es contraría constituida fundamental-
constitución.
“la petición de una determinada con- mente por la tutela jurisdiccional
secuencia jurídica dirigida al órgano ii) Mediato: atiende a un bien ju- que solicita el trabajador respecto del
jurisdiccional frente a otra persona, rídico al que se refiere la tu- bien jurídico Derecho del Trabajo, la
fundamentada en unos hechos de la tela judicial al caso concreto, cual es dirigida contra su empleador,
vida que se afirman coincidentes con
el supuesto de hecho de una norma
jurídica de la cual se hace derivar la
consecuencia pretendida”(19), pode-
(18) Esta barrera preclusiva es la principal razón por la cual discrepamos con el acuerdo adoptado en ma-
mos señalar que, en términos genera- yoría en el tema N° 3 del Pleno Jurisdiccional Nacional Laboral 2013, el cual dispuso que “sí es po-
les, sus elementos son tres(20): sible reformular la pretensión en la audiencia de juzgamiento, porque en el proceso laboral, las ac-
tuaciones orales prevalecen sobre las escritas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 de la
Nueva Ley Procesal del Trabajo, no afectándose el derecho a la defensa (contradictorio) porque en la
2.1. Los sujetos misma audiencia el juez como director del proceso, puede correr traslado de la reformulación indica-
da, para que la absuelva en la misma audiencia, o suspender la audiencia para tal finalidad y volver a
Lo que se pide ha de relacionar- citar a las partes para la continuación correspondiente”.
se con la persona o personas que (19) ASENCIO MELLADO, José María. Derecho Procesal Civil. Parte Primera. Tirant Lo Blanch,
Valencia, 1997, p. 109.
piden (demandantes o actores), y (20) Es necesario mencionar que parte de la doctrina sostiene que los elementos fundamentales de la pre-
la persona o personas respecto de tensión son solo dos: el petitum y la causa petendi.
las cuales se pide (demandados), (21) DE LA OLIVA SANTOS, Andrés. Objeto del Proceso y Cosa Juzgada en el Proceso Civil. Aranzadi
es decir, los sujetos jurídicos a (Thomson Civitas), Navarra, 2005, p. 50.
(22) Para otros autores, el petitum es el efecto jurídico buscado por el demandante con la formulación de
los que gravaría la sentencia pre- su pretensión.
tendida. Ergo, debe identificarse (23) MONTERO AROCA, Juan, GÓMEZ COLOMER, Juan Luis, BARONA VILAR, Silvia y CAL-
no solo a los sujetos por su nom- DERÓN CUADRADO, María Pía. Derecho Jurisdiccional II. Proceso Civil. 20ª edición, Tirant Lo
Blanch, Valencia, 2012, pp. 151-153.
bre, sino, además, por su posición (24) Ibídem, pp. 154-155. Asimismo, ORTELLS RAMOS, Manuel. Derecho Procesal Civil. 2ª edición,
procesal. Aranzadi, Navarra, 2001, pp. 279-280.

77
SOLUCIONES LABORALES PARA EL SECTOR PRIVADO

y los fundamentos de hecho y de de- temporal pactada cuando los fun- consecuencia, sobre el interés por la
recho que sustenta su pedido concre- damentos de hecho de la causa pe- providencia judicial.
to de reposición(25). tendi del pedido de reposición y los
medios probatorios del proceso le Es, pues, esta discusión previa y
Esta concepción clásica de los ele- causen convicción que la relación ju- necesaria, no planteada expresa-
mentos de la pretensión procesal solo rídica se soportó en un contrato de mente(28), la que determinaría fun-
reafirmaría que el desgarro entre la trabajo de duración indeterminada. damentalmente que se mantenga
readmisión y la declaración de una habilitada esta tutela jurisdiccional
relación de trabajo a plazo indetermi- Si se es consecuente con una orien- diferenciada.
nado se basaría en el hecho que la ley tación que enfatiza al proceso como
únicamente habilita el tránsito por el una garantía necesaria del trabajador Nótese, además, que al existir una
proceso abreviado laboral cuando la que responde ante el despido injus- presunción de laboralidad(29), recae
reposición se formula como preten- tificado que vulnera derechos funda- sobre el empleador el probar que el
sión principal única. mentales(27), no bastaría que el mis- demandante es un trabajador autóno-
mo impugne la decisión unilateral mo o que el contrato de trabajo su-
Parecería pertenecer al terreno de lo del empleador de resolver el contra- jeto a modalidad cumple con los re-
evidente que ni los principios proce- to de trabajo, sino que es necesario quisitos sustanciales y formales de
sales (o procedimentales) ni los fun- que previamente el juez se pronun- validez, entre otros. Es por ello que
damentos reconocidos en la NLPT cie sobre la existencia y/o el plazo de no habría ninguna “sobrecarga”
sirven para justificar un debate dis- duración del mismo para poder deci- probatoria.
tinto a la validez o no del despido dir sobre la pretensión de reposición.
como decisión unilateral del poder
privado del empleador en el proce- Si existe esta dependencia lógica de III. El límite del petitorio im-
so abreviado laboral. Tampoco pue- necesidad resulta evidente que exis- plícito
de alegarse que estamos ante un su- te una relación de requisito previo de
puesto de flexibilidad del principio tal naturaleza que el pronunciamien- A fin de no afectar el derecho a la tu-
de congruencia porque no existe nor- to sobre la existencia en los hechos tela judicial efectiva y al debido pro-
ma legal que lo avale. de una relación de trabajo a plazo ceso resulta indispensable que las
indeterminado es susceptible de in- afirmaciones de las partes y, prin-
Pero, un análisis más profundo de fluir sobre la decisión sobre la pre- cipalmente, el material probatorio
la causa petendi nos puede dar más tensión de reposición planteada y, en le causen certeza al juez que en los
luces al respecto. En efecto, la doc-
trina moderna(26) afirma que los ele-
mentos que identifican el funda-
mento de la pretensión conllevan
necesariamente:
(25) Bajo esta premisa, resulta erróneo el empleo por parte de la Corte Suprema de la República del tér-
i) La afirmación de la existencia de mino “pretensión implícita”, puesto que por definición una “pretensión” conlleva un pedido expreso
una relación jurídica. y concreto de determinado efecto jurídico.
(26) “Da tempo si è precisato che la causa petendi non può coincidere con la norma di legge invocata
ii) La afirmación de la existencia del dalla parte in giudizio, posto che la domanda s’individua e s’identifica mediante gli elementi di fatto
che hanno concretizzato la volontà della legge e non attraverso un’astratta norma positiva, con il
hecho que, en el contexto de la corollario che il semplice mutamento del punto di vista giuridico (cioè l’invocazione di una diver-
relación jurídica, da lugar al de- sa norma, nel caso in cui la fattispecie possa ricadere sotto differenti prevision di legge) non impor-
recho en cuestión. ta diversità di azioni. Le incertezze, al contrario, discendono dalla di rapportare la causa petendi ad
una serie di elementi, tutti quanti allo stesso modo identificanti: a) l’affermazione dell’esistenza di
un rapporto giuridico; b) l’affermazione dell’esistenza del singolo fatto che, nell’ambito di quel rap-
iii) La afirmación de que de la exis- porto giuridico, fa nascere il particolare diritto fatto valere; c) l’affermazione dell’esistenza del fatto
tencia del hecho surge un interés da cui sorge l’interesse ad agire. Questi elementi debbono essere tutti affermati e provati dall’attore”.
por la providencia judicial. GIORGETTI, Mariacarla. Il Principio Di Variabilità Nell’oggetto Del Guidizio. Biblioteca di Diritto
Processuale Civile N° 39, G. Giappichelli Editore, Torino, 2008, p. 8.
(27) Similar posición es sostenida por los profesores Antonio Baylos & Joaquín Pérez al señalar que el
Ciertamente, todos estos elementos despido tiene que contemplarse como un acto de fuerza que ocurre en la organización productiva y al
deben ser establecidos y probados que prestan su potencia la dogmática contractual y económica, siendo por ello que se ha visto some-
por el demandante. tida a la civilización democrática en los Estados sociales, a través de una racionalización del mis-
mo, procedimentalizándolo y formalizando, evitando con ello que se convierta en pura arbitrariedad.
Esta compensación democrática del ejercicio de la autoridad del poder es mayor si existe una fuer-
De este modo, antes de decidir sobre te organización colectiva de trabajadores y una relativa autonomía política respecto del mercado y de
la validez de la pretensión de reposi- la empresa. BAYLOS, Antonio y PÉREZ REY, Joaquín. Ob. cit., pp. 44-50.
ción, el juez podría pronunciarse so- (28) A modo de ejemplo, pueden citarse la Cas. Lab. N° 13114-2013-Cusco, la Cas. Lab. N° 5291-2013-
Lima Norte y la Cas. Lab. N° 10156-2013-La Libertad.
bre la verdadera naturaleza del con- (29) Véase: SANGUINETI RAYMOND, Wilfredo. “La presunción de laboralidad y la Nueva Ley Proce-
trato o de la validez de su cláusula sal del Trabajo” En: Soluciones Laborales. N° 36, Lima, 2011, pp. 45-52.

78 SOLUCIONES LABORALES Nº 83 / Noviembre 2014


PROCESAL LABORAL

hechos existió un contrato de traba- de las etapas procesales que se otorga el legislador y, por ende,
jo a plazo indeterminado. Por el con- prevén en el proceso abreviado no puede ser ampliado.
trario, si durante la Audiencia Única laboral, entre las que conviene re-
el juez observa que el tema resul- saltar la etapa probatoria”. - El petitorio implícito constituiría
ta complejo, deberá declarar, en re- un supuesto excepcional que se
solución motivada, improcedente la Por ello, corresponde al juez reali- sustentaría fundamentalmente en
demanda(30). zar un análisis de los elementos de el hecho de ser, de un lado, par-
la pretensión de reposición formula- te de la causa petendi de la pre-
Sobre el particular, ilustrativa resulta da por el demandante y, por ende, de tensión de reposición y, de otro
la Cas. Lab. N° 7101-2012-Junín(31), la necesidad de decidir previamen- lado, una petición previa y nece-
por la cual la Corte Suprema de la te sobre la existencia de un contra- saria, no planteada expresamente,
República declara la nulidad de todo to de trabajo a plazo indeterminado, para decidir sobre esta pretensión
lo actuado, ordenando al juez que re- siempre y cuando la complejidad de principal única. Todas las demás
examine la pertinencia de la deman- este último no desnaturalice la finali- razones serían complementarias
da atendiendo a la naturaleza del dad del proceso abreviado laboral ni por ser parte inherente del proce-
proceso abreviado laboral, bajo los afecte los derechos constitucionales so en general o del proceso abre-
siguientes parámetros: de las partes a la tutela judicial efec- viado en especial.
tiva y al debido proceso.
“i) si no existe duda respecto a la - Si del contradictorio el juez ob-
laboralidad de los servicios del serva que la controversia es com-
demandante, pues debe resaltarse Conclusiones pleja deberá excluir la pretensión
que el pedido de reposición solo de procesal de la tutela brindada
resulta procedente en los casos - El proceso abreviado labo- a través del proceso abreviado la-
donde la relación laboral se en- ral es una forma típica de tute- boral por considerar que corres-
cuentre establecida y reconocida la sumaria y tiene por finalidad ponde transitar por el proceso or-
por las partes, y sea esta con vo- ser un instrumento para tute- dinario laboral para determinar,
cación de continuidad (a tiempo lar efectivamente determinados en primer lugar, la existencia de
indeterminado); ii) una vez ello, derechos. una relación de trabajo a plazo
verificar si la demanda plantea- indeterminado y, luego, de ser el
da contiene únicamente el pedido - Esta tutela jurisdiccional dife- caso, dejar sin efecto el despido
de ‘reposición’ como pretensión renciada es un “privilegio” que injustificado.
principal única; y, iii) en virtud
de lo anterior, centrar el análisis
del conflicto judicializado a de-
terminar la fundabilidad o no de
la demanda de reposición plan- (30) PROTO PISANI, Andrea. “De los ritos especiales a la diferenciación del rito ordinario”. En: La tute-
teada, sobre la base de una ex- la jurisdiccional. Palestra Editores, Lima, 2014, p. 289.
haustiva y diligente realización (31) Publicada en el diario oficial El Peruano el 2 de setiembre de 2013.

79