Sei sulla pagina 1di 174
Todos nuestros catálogos de arte All our art catalogues desde/ since 1973 Marc chagall Tradiciones

Todos nuestros catálogos de arte All our art catalogues desde/since 1973

Marc chagall Tradiciones judías

1998

El uso de esta base de datos de catálogos de exposiciones de la Fundación Juan March comporta la aceptación de los derechos de los autores de los textos y de los titulares de copyrights. Los usuarios pueden descargar e imprimir gra- tuitamente los textos de los catálogos incluidos en esta base de datos exclusi- vamente para su uso en la investigación académica y la enseñanza y citando su procedencia y a sus autores.

Use of the Fundación Juan March database of digitized exhibition catalogues signifies the user’s recognition of the rights of individual authors and/or other copyright holders. Users may download and/or print a free copy of any essay solely for academic research and teaching purposes, accompanied by the proper citation of sources and authors.

www.march.es

Fundación lu,m xu rch .m!.!! Itl.!!

Fundación lu,m xu rch

.m!.!!Itl.!!

Fundación lu,m xu rch .m!.!! Itl.!!
Fundación lu,m xu rch .m!.!! Itl.!!

Fundación Juan March

Marc Chagall Tradiciones judías

Fundación Juan March

Ma rc Chagall en Nueva York, 1942. Fundación Juan March

Ma rc Chagall en Nueva York, 1942.

Fundación Juan March

Marc Chagall

Tradiciones judías

15 de

Enero -

11 de Abril 1999

Fundación Juan March

Fundación Juan March

ÍN DI CE

PRESENTACIÓN DE LA

EL COLOR VERDE DEL

FUNDACIÓN J UAN MARCH

ARCA

Pág.

5

Por Sy lvie Forestie r

8

GLOSARIO

Po r Sy l v ie Fo rest i er

24

OBRA

26

EL TEATRO JUDÍO

Por Benjamín Harshav

BIOGRAFÍA

Por Meret Meyer

CATÁLOGO DE OBRAS

CU BIERTA: De ta ll e d e La Lill éra tu.m ( La Lit eraturct) , 1920.

4

Co n l a

Con la

co l ab o raci ó n el e

colaboració n

B E=

ele IBERIAic

Fundación Juan March

56

130

15 9

p

R

S

N

T

A

e

I

ó

N

satisfacción

de

presentar una

exposición

el

1 pintor

- Rusia,

1887 -

Saint Paul

de

Vence

- Francia

1985)

judías

La

exposición ,

que

se

compone

de

E

E

La

Fundación Juan

el

título

de

March tiene la Chagall (Vítebsk

"Marc Chagall:

ruso-francés' Marc

bajo

tradiciones

un total

de

41

obras, trata

de

mostrar cómo

el arte

de

Chagall

tiene

su

fundam

nto

en

la cultura y

las tradiciones judías.

Nacido

adquiriría

en

el barrio

su

plenitud

judío

de

Vítebsk,

en

en

la

Rusia Blanca,

fue

reconocido

en

1887,

uno

Marc

de

Chagall

uyo

vu elta

un

París,

Cendrars, Apollinaire, Yesenin, Mayakovski,

Academia

plástica

donde

una

como

los

De

por los

poetas

Breton y Éluard.

de

arte y

pintó

a Rusia, trabajó

para la Revolución,

fundó

durante

tiempo

para

el

teatro judío

de Moscú .

Pronto

regresó

a París

donde

se

fraguó

su fama

como

pintor e ilustrador.

Tras refugiarse

en

Estados Unidos

durante la

egunda Guerra

Mundial,

volvió

a

Francia, esta vez

a

Niza y

a Saint Paul

de

Vence.

Para

Sylvie Forestier,

asesora

científica

de

esta

exposición

y

autora

del

ensayo

de

este

catálogo,

"Chagall

no

deja

de

ser

un

enigma,

un

misterio

que

se

resiste

irreductiblemente a

cualquier

clasificación,

a

cu alquier tipología

El

propio

Chagall

insistió a lo largo

de

su

vida

en esta singularidad,

que

se

fue

alimentando

a lo largo

de

su creación artística con elementos que tomó prestados del expresionismo, del cubismo,

de la revolución ,

del

extraño sincretismo

surrealismo,

pero

que

caracteriza la

siempre

pintura

sin perder su

ingenuidad infantil.

"Ese

de

Chagall

es también

el

que

crea

u

poesía

y

universalidad.

Toda

la

paradoja

chagalliana

se

concentra

en

esa

unión

de

opuestos:

un profundo

enraizamiento

en la vida,

la

práctica y las

tradiciones religiosas

y cultura les judías, y

universal

una

aspiración

,

apunta

Sylvie Forestier.

violenta

a

la

libertad

ele

pintar

y

ele

expresar

lo

Por

primera

escénico

que

vez

en

España

Chagall realizó

se

presenta

el

el

teatro

para

conjunto

del

de

arte judío

decorado

de

Moscú ,

arquitectónico y

procedente

del

Museo estatal Tretiakov

de

Moscú, a

quien

deseamos

expresar nuestro

agradecimiento

por su generosa aportación a esta muestra.

Este conjunto excepcional,

que

se mantuvo

en

la

clandestinidad

durante

más

de

cincuenta

años, fue

descubierto

por

el Museo

Tretiakov y

Martigny (Suiza)

restaurado

en

gracias

1991.

al

mecenazgo

de

la

Fundación

Pierre

Gianaclda

de

Para la organización

de

esta exposición, la

Fundación Juan

March ha

contado en todo

mom~nto

con la ayuda y el asesoramiento

de la nieta del artista y autora de la biografía

del

presente

catálogo, Meret

Meyer Graber, a

quien

reconocimiento por su

generosidad

e

indispensable

expresamos

nuestro

ayuda, así

como

a la

sincero

Sucesión Ida

más

Chagall y

Legado

Michel Brodsky:

Bella Meyer,

Meret Meyer

Graber

y

Piet

Meyer.

Asimismo

deseamos

agradecer

la

especial

colaboración

de

la directora

honoraria

del

Musée National Message Biblique Marc

Harshav, profesor

Chagall ele Niza, Sylvie Forestier

ele

la Universidad

ele

Yale

y

de

literatura

hebraica

sobre el teatro j,udío.

Fundación Juan March

y de Benjamin

texto

autor

del

Asimismo ,

la

Fundación

Juan

March

ha

contado

con

otras

colaboraciones,

asesoramientos

y

ayudas

de

personas

e instituciones

a

las

que

deseamos

expresar

nuestro agradecimiento:

Archivo Ida Chagall.

Comité Chagall:

David McNeil.

Fundació Caixa

Fondation Chagall.

Fondation Pierre

Jean-Louis

Prat, presidente.

Catalunya, Barcelona: José

Gianadda, Martigny.

Luis

Giménez-Frontín, director-gerente.

Fondazione Antonio Mazzotta, Milán:

Gabriele

Mazzotta, presidente.

Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, Madrid: Tomás Llorens,

Marián Aparicio.

Galerie Maeght, París: Isabelle Maeght. Stephan Koja.

conservador en jefe;

The Metropolitan

Museum

of

Alt,

Nueva

York:

William

Liebermann,

director

del

departamento de

arte

del

siglo XX.

MNAM/ CCI Centre

Georges

Pompidou,

París:

Werner Spies,

director;

Didier Schulmann,

conservador y

Nathalie Leleu .

 

Musée

d

'art moderne

de

la ville

de Paris:

Suzanne Pagé , directora; Daniel Marchesseau ,

conservador.

 

Musée

d

'art

moderne

et

d 'art

contemporain

de

la ville

de

Liege : Franr;;oise

Dumont

y

Francine Dawans, conservadoras.

Musée

Musée National Message

des Beaux-Alts, Nantes: Jean Aubert, director.

Biblique Marc Chagall, Niza: Jean Lacambre, director.

Museum Ludwig, Colonia: Evelyn Weiss , vicedirectora.

Offentliche Kunstsammlung Basel,

Offentliche Kunstsammlung

Royal Academy

Kunstmuseum Basel: Katharina

Schmidt, directora.

Basel, Kupferstichkabinett:

Dieter Kopplin, director.

of Alts, Londres:

Norman Rosenthal, director.

The

State

Tretyakov

Galle1y,

Moscú:

Valentin

Rodionov,

director

general;

Lidia

I.

Lovleva, vicedirectora;

Tatiana

P.

Goubanova,

conservadora

general

de

exposiciones

internacionales; Ekaterina

Stedelijk Museum Amsterdam: Rudi

L. Selezneva, directora

de

Fuchs, director.

exposiciones internacionales.

A

todos

ellos,

así

como

a

cuantas

personas

e

instituciones

han

hecho

posible

la

presentación

de

esta

exposición

en

Madrid y

a

continuación

en

la Fundació

Caixa

6

Catalunya

reconocimiento.

de

Barcelona,

la

Fundación

Juan

March

Fundación Juan March

desea

expresar

su

más

sincero

Enero,

1999

Fundación Juan March

8

8 Vítebsk, 1912. El color verde SYLVIE FORESTIER Conservadora General Directora honoraria del Musée National Message

Vítebsk,

1912.

El color verde

SYLVIE FORESTIER

Conservadora General

Directora honoraria del Musée National

Message Biblique Marc

del Patrimonio.

Chagall, Niza.

Fundación Juan March

Temblando puse el verde

El color verde del Arca

En

El último,

la sinagoga,

yo solo,

me incliné

MARc

CHAGALL

1

El

lugar

de

Marc

Chagall

en

el

arte

de

del

siglo

XX

sigue suscitando

la

del

día

Jean-Claude

obra

mantillo cultural judío y

hoy

múltiples

una

pronto

interrogantes.

Marcadé y Laurence Sigal

cuyo lenguaje

eslavo, y

reconocido como

Breton y Éluard, Chagall no deja de

suyos

plástica

Los recientes trabajos

se basa

una

2

han

Benjamín Harshav,

Ziva Arnishai-Maisels,

complejidad

puesto

de

sin embargo

en

evidencia

las imágenes

procedentes

en

una

de

en la riqueza

en

gramática

uno

de

los

fundada

por los

organización espacial

propia.

Muy

poetas Cendrars, Apollinaire, Yesenin,

un misterio que

Mayakovski,

se resiste irreductiblemente

ser un enigma,

a cualquier clasificación,

a cualquier tipología.

Él

mismo recalcó muchas

veces

esta

singularidad,

experimentada

desde

la infancia

en

e l

seno

de

su

propia

familia, y

que

se

fue

alimentando

a

lo

largo

de

su recorrido creador

con

aportaciones

deliberada y voluntaria.

variadas

y

contradictorias

o

con

elementos

que

tomó

prestados

de

forma

Ese

extraño sincretismo

que

caracteriza

la

pintura de

Chagall es también el que

crea su

poesía

y

enraizamiento en la vida,

universalidad.

Toda la paradoja chagalliana se concentra en esa unión de opuestos:

un profundo

la práctica y las tradiciones religiosas y culturales judías y una aspiración

violenta a la libettad de pintar y de expresar lo universal.

Ahí

reside la esencia misma de su arte:

al

lado de los grandes creadores de esa época, él sigue siendo un rebelde, un aventurero del alma,

un

desbrozador de

territorios

inexplorados , lejano

y fraternal a

un

tiempo.

Su

pintura

enciena

un

mundo de ficciones que exige el conocin1iento de un código complejo, pero su aparente simplicidad

le proporciona sin embargo una lectura inmediata. En efecto,

¿qué hay de más cercano a la n1irada

y al corazón de un hombre que ese mundo de inocencia original, presente en cada uno de nosotros ,

del padre y de la madre , de los hermanos y hermanas , de la novia y,

que lamenta el

más

en el que planean las figuras

adelante,

de la

esposa tiernamente querida? ¿Que

ese llanto

de

una

música

exilio,

el desanaigo de la tierra natal,

la soledad? ¿Y que calma y reconf01ta? No hay intelectualidad

alguna

en el hecho de

percibir vacas, ángeles y

asnos volando

en cielos estrellados

de esperanza,

sino

la aceptación

sin reticencias de

un

más

allá

de lo

visible,

de

un

más acá

de lo

real ,

de

la

maravilla olvidada y siempre renaciente por obra de la pintura, de un paraíso perdido.

 

La tierra natal

 

Marc

Chagall,

o más

bien

Moyshe Segal, nace

en

Vítebsk

el

7

de

julio

de

1887.

En

la

confluencia del Dviná y del Vitsba, Vítebsk es por aquel entonces una triste aldea de Bielorrusia

Fundación Juan March

que

es tá viviendo

el inicio

de

la industrialización.

La

llegada

del

ferrocarril va

a

transformar el

burgo

ferroviario, transformación que va acompañada de todo un cambio

rural,

con

sus

casitas

de

madera

y

callejuelas

enlodadas,

en

un

importante

centro

arquitectónico y social. Con

el desarrollo

de

una burguesía comerciante,

hacen su aparición la estación de trenes, el palacio

de jus ticia , el

teatro, los

primeros inmuebles

de

renta y los primeros hoteles

de

turismo ,

como

tantos

otros signos

de

un

nuevo

poder.

La

ciudad, unificada hasta

entonces

en

sus distintas

clases sociales

por la misma

pobreza, que

afecta tanto al campesinado

local

ortodoxo

como

a

la

comunidad

judía del

gueto ,

va

a escindirse

brutalmente

en

barrios

prósperos

y

barrios

paupérrimos.

 
 

El

esquema

espacial

de

la

ciudad

moderna

se

pone

en

marcha.

En

Vítebsk, la

población

judía representa

más

de

la mitad

de

la

población

total.

Organizada

alrededor

del

shtetf3,

el

pueblo judío tradicional, esta población se encuentra relegada a los arrabales menos favorecidos

de Peskovátik, lugar concreto del nacimiento del pintor, o de Vítebsk.

de Líozno, a unos cuantos kilómetros

El

shtetl

vive de una economía rural y doméstica cuyo centro es

corrales

el hogar. Muros y estacadas

o cabras,

de madera, pequeños

de tierra batida donde la madre de familia

cría gallinas

puestos

de

artesanos

modestos,

forman

un

decorado

que

se

hará

perenne

a través

de

los

cu adros

de

Chagall

4 .

Saca

también

su

fuerza

y vitalidad

de

la

cohesión

comunitaria

de

sus

habitantes,

Bielorrusia por el hasidismo.

y

de

una

tradición religiosa

vivida cotidianamente y

marcada

en

esa

región

de

Movimiento

popular fundado

por

Israel

Ben

Eliezer,

o Baal

Shem

Tov

Maestro

del

Buen

Nombre", s ude ste

Europa

del

en

la primera mitad

de

Polonia.

Este.

La

región

los

Pero

del siglo

cuenta

XVIII,

el hasidismo

con

de

nace

en

Podolia,

más

y

el

entonces

la implantación judía

finales

del

siglo

XVII

levantamientos

cosacos

en

el

extremo

importante

de

invasor

sueco

diezman el p aís y , más

concretamente , las

comunidades judías , abocadas una vez más

al

exilio.

La

división del

estado

polaco,

seguida

de

su

desaparición

a finales

del

siglo

XVIII, confirma

estos trágicos

episodios ;.

Diseminada

en

el

campo ,

huyendo

hacia Ucrania o

Besarabia,

la

población judía se ve considerablemente debilitada.

La miseria material va acompañada también

de

la miseria

moral:

el prestigio

intelectual del

rabinato

desaparece ; las instancias

directivas

de

la

comunidad quedan desacreditadas; la vida misma del

shtetl

está desorganizada.

Pero

de

este

profundo

desasosiego, vinculado a la pérdida de

las referencias sociales

de

la

comunidad,

mesiánica

una

va

a

surgir sin

embargo

una

nueva

aspiración.

de

los

en

Toda

una

corriente

viene

mística y

a alimentar

y del

presente ya

que

en el pensamiento

privilegia la

talmúdico

siglos XVI y XVII

detrimento

del

espiritualidad

adhesión

del alma,

razonamiento

comentario

normativo .

El

hasidismo

6

proviene

 

de

ese

crisol

que

vio

como

los

estudios

talmúdicos

recibían

la

influencia

de

la

Cábala

7

.

Esta

última,

de

origen

sefardí

8

,

penetra

progresivamente

en el universo

asquenazí

9

.

El

Hasid

ya no

considera la vida

como

obediencia

a

la

Halajá

10 , sino

como

un

compromiso

total

del

ser, una

autocreación

de

sí mismo

cuyo

fin

último

capaz

sería el

devequt

11 , punto

ese

de

encuentro y de

unión

hacia Dios

que

d e

alcanzar mediante

la fe

y la

tradición . La fuerza

simbólica

del

tex to

todo

de

individuo la Cábala va

es

a

impregnar

profundamente

la

espiritualidad hasídica

y

su

concepción

del

mundo .

Este

último,

obra del

Uno

inicial - el

En-Soj,

el

no

llamado Creador, es

decir Dios mismo cuyo

nombre

está

prohibido

pronunciar-,

vive

de

sus diez

emanaciones

-los

Sefirot- .

Por

ello la

contemplación

lO

del mundo, el espectáculo deslumbrante de lo creado,

refleja el infinito esplendor del Dios crea-

Fundación Juan March

dor

de

todas

determinante

las

cosas.

De

en

la pintura de

esto

se

Chagall.

deriva

una

verdadera

mística

de

la

mirada

que

será

La

familia

de

Chagall

pertenece

precisamente

a esta

corriente

que

busca e l

encu e ntro

personal

con

Dios ,

la

experiencia

de

la oración, la

contemplación

de

lo infinitamente

creado ,

santo

reservado , taciturno , repleto

en

todos sus

aspectos. El

de

padre,

Zahar,

trabaja

una ternura

silenciosa

para

un

vendedor

por los seres y las

de

arenques . Frágil ,

cosa s,

así es

como

lo

describe Chagall

de

en

su

relato autobiográfico

Ma

vie

12 • La

madre , Feiga-Ita , hija

mayor

del

carnicero ritual

Líozno, es,

al contrario, una persona

activa,

viva, rebosante

de

energía . Esta

La f a milia

Cbaga /1.

En el centro,

sus

padres. A la

izquierda,

bermanas Aniuta

Marusia; a

las

la

clerecba,

Rosa.

Arriba,

ele

y

izquierda a

clerecba,

Ma rc

Cbaget /1,

Zi n a ,

Neucb, Lisa

Mania.

y

tío

antítesis

de

personalidades

se

aprecia

en los retratos o

en los aguafuertes - realizados

en Berlín

en

1922 para ilustrar Ma vie-- que Chagall hizo de sus padres. En la figura melancólica

del padre,

en

la

alegre

de

la

madre,

el artista

ha

sabido

revelar los

dos

aspectos

contradictorios y

permanentes

de

la idiosincrasia del

pueblo

judío:

la

resignación

al

destino

manifestada

en

la

aceptación

de la voluntad divina, la energía creadora portadora de esperanza manifestada

en el

sentimiento

de

haber sido elegido.

Marc

tiene

ocho

hermanos:

David,

que, enfermo

de

tuberculosis,

muere

muy

joven;

Aniuta ,

Zina,

las

gemelas

Lisa

y

Mania,

Rosa,

Marusia

y

Raquel,

que

también

fallece

de

pequeña.

La

vida

familiar,

aun

siendo

difícil,

no

es

sin

embargo

miserable.

Es

la

vida

de

una

familia

de

pequeños

comerciantes

profundamente unida , ampliada

a los

tíos

y

tías, y marcada por el ritmo

del ritual de

la

prá ctica religiosa.

Es la vida de un grupo

social

que

extrae

su

cohesión

de

un

sistema tradicional

en

el

que

la creencia

arraiga

en

la

costumbre,

en

el

que

el

tiempo

de

la

oración,

el

tiempo

del

Shabat,

el

tiempo

de

fiesta ,

organizan

el

tiempo

cotidiano.

El hecho

de

pertenecer

a la corriente

hasídica les

da

un

mayor

sentido de

grupo

13

.

La

revelación

del

mensaje

judío en el Sinaí,

original

recibido

por

el

pueblo

su Elección ,

se

expresa , tanto

b i d o por el pueblo su Elección , se expresa , tanto por la

por la

ob ligación

del

ritual

y

de

la

ense ñ a nza

como por el conjunto

de gestos

que incluye y que se graban en la memoria. Por eso es

natural

que

los

primeros

motivos

de

los

cuadros

de

Chagall

sean

esos

objetos

humildes

que

le

acompañaron

en

su

infancia

y

ado lescencia ,

y

que

no

o lvidará jamás.

El

reloj , la

lámpara ,

la

mesa

del Shabat,

la

habitación , junto

con

la barbería

del tío Zussy

o

la calle

de l pueblo , son

otros

tantos e lementos

formales

que

conforman e l vocabu la ri o plástico del pintor.

Lo

qu e dice

con

ternura,

humor y

a veces

en

tono

de

broma

en Ma

vie,

lo

dice también

en

sus

primeras

obras, dibujos

que

sobrevu e la

o pinturas , que nos reflejan cual iconos

los

Y los

tejados

de

Vítebsk.

Y

e l

de Lisa , Mania , David,

de la e legida , Bella con sus bonitas m anos , Be lla con sus grandes

santos los retratos

imagen

del padre , de la madre.

ojos graves , Bella con guantes negros , como una novia vestida d e bla nco , s ilu e ta fuerte y frágil

tierra

natal.

mismo Vítebsk ,

arqu e típica

de

la

Fundación Juan March

l

l

Pero aunque el tema biográfico impregna profundamente el tejido de la pintura chagalliana,

no

por ello

deja de

ser revelador de

su distanciamiento voluntario.

Pintar

de

Ma vie

comienza con el relato

que

Chagall

del nacimiento. Motivo

en

éste

que evoca naturalmente el inicio

que

la vida , pero

se complace

subrayar con una frase singular:

"Lo

primero

me saltó a la vista fue un

abrevadero. " Chagall recuerda así su

mirada inicial,

y sitúa de entrada

su

Cuando se hojea el texto de

historia y a

"triste y alegre",

y

frescos

destino

en el

campo de

que

la vista.

Ma vie,

De ahí que

esa biografía no

pueda

ser sino

la

de un pintor.

resulta significativo observar las

constantes referencias a su

ciudad natal,

a sus

de

tíos

los

la pintura

Chagall utiliza para describir su

a su

padre y a

su madre,

universo cotidiano, su

a sus abuelos,

a sus

hermanos y hermanas,

como

tías

Hay

de

iglesias ,

14

•••

cercas, tiendas ,

sinagogas sencillas

y eternas,

los edificios

Giotto,

El padre aparece como un personaje que vemos en ocasiones "en los cuadros de los pintores

florentinos"

Una

de

sus

tías

tiene

"una

nariz

como

las

de

los cuadros

de

Morales"

Y

el

espectáculo inconveniente

que

da uno

de

sus parientes

de

Líozno,

paseándose

en

camisa

por

la calle ,

corazón

resucitado la pintura de Masaccio,

le inspira

de

una

esta frase:

"El

recuerdo

Como si

de

Piero

radiante alegría .

de

en

ese pariente

sin pantalones

la

calle

de

Líozno,

a

plena

della Francesca"

15

llenará siempre mi

hubiese

luz

del día,

Esta

presencia

en

de

la

pintura ,

de

la

que

da

cuenta

la narrac10n, va

a

revelarse

mediante

el relato

de

su

vocación.

"Estando

en

Primaria",

cuenta

Chagall,

"me

pasó

lo

siguiente

en

la

clase

de

dibujo . Un

veterano

de

la

primera

fila

 

]

me

enseñó

de

repente

una

copia

de

la revista

Niva

(F umador)

sobre

papel

de

seda

.]

No

me

acuerdo

muy

bien ,

pero

mi

reacción

inmediata

al

ver

ese

dibujo,

que

no

estaba

hecho por

sino por

ese

memo,

fue

de

rabia

copiar

el

retrato

del

Chagall está fuera

de

signo

de

un

destino.

Corrí

a

la

biblioteca,

cogí

esa

gruesa

edición

de

Niva

y

me

puse

a

compositor

Rubinstein

"

16

La

sí,

preso

de

ese

furor animi

anécdota

que

es

la

se

muestra

marca

de

la

aquí

reve ladora:

inspiración

y

el

La conciencia de ese destino que se encarna en la elección deliberada de ser pintor se refleja

encarna en la elección deliberada de ser pintor se refleja Mm·c Chag et/1 en San Petersbu.1p,o,

Mm·c Chag et/1 en

San Petersbu.1p,o,

el

12

de septiembre de

1907.

en seguida en la cronología. En

1906, Chagall consigue convencer a su madre de que lo inscriba

en la "Escuela de dibujo y pintura del pintor Pen", cuyo rótulo con

una inscripción blanca sobre

En

Chagall deja Vítebsk - que

fondo

azul" lo

fascina.

1907,

insatisfecho

por tener

que

copiar

sin

cesar

modelos

de

yeso,

se convertirá pronto

en una de

las

figuras simbólicas

de

su pintura-

por

San Petersburgo,

capital

intelectual

y artística

de

la

Rusia imperial.

Va

allí

en

busca del

alimento formal

que

le falta .

Entra

en

el taller

de

Nicolái Roerich

17 , fundado

por

la

Sociedad

imperial para

el

presiente

del color,

decorador de Diáguilev,

ella

sí mismo a prueba en el marco de una ausencia total de limitaciones, principio de la enseñanza

a

la protección

tiempo.

La

una

manera

de

las

Bellas

de

como

Artes.

Pero

enseguida tendrá

de

académica

la

que

sensación

la

el

de

Pen.

papel

europeo,

Chagall

todo

se

de

Lo

estar

que

perdiendo

enseñanza

confusa,

Roerich

una

es igual

llamada

de

irresistible, a

saber,

primordial

amigo y

lo encontrará junto a

se

codea

que

con

dirige

Léon Bakst

(Lev Rosenberg) ,

ese judío

por aquel entonces la escuela Zvántseva

Lariónov, Goncharova, y

por encima

18

de

entra

en

pone

en

1908,

Nizhinski,

de

Bakst.

Fundación Juan March

 

Así, la vocació n

se ve realizad a.

Pero si e l d o n , ma nifes tad o

d esd e

la infa n cia y p rove nie nte

d

e Dios, d e te rmina u n

des tino,

este último

n o

se

d

efine com o

tal más

q u e

p o r

la

ruptura,

la

pu esta a pru e ba y la transgresió n.

 
 

Al

d ec id ir co n ve rtirse e n

pinto r,

Ch aga ll

afi

rm a

e

n

e fecto su

m a rg in alidad

contra

su

m ed io.

Un a

o b servac i ó n

d e su s prime ras obras co n oc idas , ca ta logad a

~ te nta

o

po r

Fra n z Meyer, es

m o d os

un

au torre tra to .

La

inqui e t a d e l p ro pi o ros t ro es un o

d e l os

de ex pl o r ació n int er i or. E l

auto rretrato

es,

d esd e Re m b randt ,

introspec tivo.

Es

la im age n

d e

la

inte rrogació n

socrática , la

figura

me tafórica

d e l misterio

d e

la p e rso n a.

Ch agall

se

inscri be

de

e

nt rada

e n

esa

cas ta

privilegia d a

elección que renovará a lo largo

último d e e llos,

e l te m a d e l pinto r ante

y

re p e tida

e n

la

histo ria

d

e

la pintura.

Inscribe

de

e n e lla

la gravedad

de

an siosa d e

autorretratos.

un a

El

de toda

su vida a través

una larga serie

un a litog rafía titula d a H acia la otra clarid a d , re nu eva d e un modo p e rturbador

e l cab a lle te .

la

desap rob ació n q u e iba ligada a la condició n d e p intor e n los círculos judíos de estricta o bservancia .

El fundamento re ligioso , unido

p rescrip ció n

a la prohibición de rep resen tar la figura hu man a , h ace de esto u na

Esta

angu stia exis te ncial qu e

categórica

se refle ja en

q u e

la

mayoría

de

los autorre tratos se

explica

por

(Éxodo 20, 4-5)

se ve reforzada p or un fu ndame nto

social.

las

La tradició n

iconoclasta

se

ma nte nía e n efecto

en las

clases

d e

la

p e qu eña

b urg u esía.

Los

círculos

judíos

urban os,

p o pula res d e l m e dio rural o e n

p o r

ya

su

p arte ,

se

h all ab an

con side ra ble m e nte integrados . Tanto

e

n

San Pe te rsbu rgo

com o e n Moscú

se h a bía fo rma d o una

burg u esía judía

esta clase,

los judíos ortodoxos.

compu esta

po r

ab ogados, médicos,

come rcia ntes,

inte lectua les ,

artistas

Pe ro

qu e rompía d e alguna manera con el modo de vida tradicional, no era bien vista por

La imitación del modelo

de

vida ruso, incluso

acompañado del éxito

social, se

consideraba

en

efecto

como

la

p

érdida de

una

identidad

cultural

única

qu e hace

del

pu eb lo judío

en su

ju da ísm o y e n

su fide lidad

a

es ta

ide ntidad,

e

l p u eb lo

El

eg ido. La te nt ac ió n d e integra rse

o

e

l

mante nimiento

severo

de

la tradición han

sido siempre los

p olos

antagonistas

de la

sociedad

judía

a

lo

largo

d e

su histo ria . Chagall

exp e rim e nta

este

d

esgarro e n

e

l

se n o

d e

su

propia

fa mili a.

Mi e ntr as qu e un o d e

s u s tíos , Is rae l , "se nt a d o s ie mpr e e n e l m ismo s itio e n la sin agoga

19

,

duda e n estrech a rle

ver al pinto r Pen .

a

a m o r q u e

permitirle escapar de

p rofesa b a a

la

El valo r y la

mano

su

cu ando

se

e ntera

de

de

q u e

p inta ,

su madre, Feiga -Ita , lo

admiración ,

aco mpaña

presciencia

Al

ayu d a rl e

Feiga-Ita

infunden

al igu al que

e

l

hij o .

a

rea li zarse , al

d esafi a r la

pro h ibició n re ligiosa , a l

su círculo,

lo trae al mundo

por segunda vez.

Y sin embargo,

esa importante transgresió n fundame nta su obra. Hay una doble singularidad

e n la vocació n d e

jove n

e n

Ch agall : la d e l jove n judío

q u e ro mp e con su

se

m e dio

fam iliar y social, y la de l

de

la

p intura

q u e

ll eva

pinto r q u e n o reco n oce

e n la p intura q u e

le e n se ñ a la im age n

é l.

Toda su obra se construirá desde e ntonces sobre esta tensión entre la presencia constantemente

familiar, e l del

renaciente

de

un

universo

original

y

p rofundame nte

sentido , q ue

es el

del medio

medio conyugal, e l d el sb tetl, y un le ngu aje forma l q ue va a o to rgarle

su

universalidad.

Ch agall

es e n e fecto

incap az d e

co nfo rm arse

a

un

m

o d e lo

académico.

La

p intura

de

Pen ,

próxima a la de los Ambulantes

20 , p esad a , te rrosa , didác tica;

la de Roe rich

e

inclu so la d e

Bak st

Fundación Juan March

13

no le satisfacían. La pintura se situaba en otra parte , en un territorio salvaje , en e l corazón de la libertad del instinto y no en el corazón de un saber.

Será en París donde Chagall encuentre su propio lenguaje. Su protector en San

Petersburgo y primer mecenas junto con el doctor Goldberg, Mijaíl Vináver, le concede una beca que le permite marcharse. París alimentará su mirada no sólo por la magnificencia de sus museos -Chagall es un asiduo del Louvre-, sino también por su espectáculo callejero. Le toma gusto a la vida parisiense, de la que aprende esa medida y esa claridad propias del

] una pintura más

pintada

realizará como pintor.

, a través de la cual se

carácter francés, que le revelan "un sentido más preciso de la forma

Experimenta sobre todo esa extraordinaria "luz -lib ertad

Apenas si frecuenta las academias, con excepc10n de la Grande Chaumiere y la Palette,

donde oficia Le Fauconnier. En "La ruche

amistad con Cendrars y se codea con Léger, Lipshits, Modigliani, Archipenko y Soutine- , trabajará con empeño. A esta primera gran época parisina, que va de 1910 a 1914, corresponden las mayores obras maestras, como Yo y la aldea (1911), A Rusia, a los asnos y a los demás (1911-

-d onde se instala a principios de 1912, entabla

12), El Santo Cochem (1911-12) y Homenaje a Apollinaire (1911 -1 2), que deslumbrarán al poeta. La exaltación que embarga a Chagall a la hora de pintar justifica la expresión empleada

más adelante por André Breton de "explosión lú·ica total

21 Porque explosiva es, en efecto, esa

fulguración pictórica que encuentra la inmediatez de su propia expresión.

Predominan por aquel entonces el fauvismo y el cubismo. Dejan sentir su influencia en Chagall , más próximo de hecho al orfismo de Dehmnay que al cubismo , enriqueciendo su vocabulario plástico pero sin que ninguna visión teórica predeterminada venga a sustituir la del pintor. La pintura continúa siendo ese esfuerzo de reconstrucción de un mundo amado y perdido, que extrae de ésta la única realidad por la cual Chagall sobrevivirá a su muerte.

De 1910 a 1914, primero en París y luego en Vítebsk, el tema de las épocas de la vida - gran tema nacido del inconsciente colectivo actualizado por la imaginería popular, el lubok ruso 22 - se conjuga con el de la familia o el de la tierra natal y el gueto . Chagall pinta el mundo del shtetl, haciendo revivir a sus habitantes, alegres y humildes: el tío Neuch, tratante en ganado, el tío Zussy, barbero, el barrendero, el vendedor ambulante y el séquito peregrino de los klezmer -esos músicos itinerantes que se integran en la comitiva de las bodas- acompañados del badjan, el bufón encargado de amenizarlas . Pinta a Lisa en la ventana o , al igual que David, inclinada sobre su mandolina. Pinta a la madre tumbada en el sofá o de pie ante el horno familiar, imagen nutrida que encuentra su dimensión arquetípica en la figura magistral