Sei sulla pagina 1di 1

Sintesis a “Discurso y emancipación” de Kenneth Gergen.

por Martín Gabriel Barcenas Aboites.

El lenguaje tiene una importancia central en la manera en que valoramos nuestra


vida entendida como acontecimiento en el tiempo. Sin embargo es una categoría elusiva y
difícil de capturar. Y es que se nos presenta, más bien, como un reflejo antes que como un
mapa. Gergen, por ejemplo, defiende el uso de las metáforas, pues las considera más
literales que las palabras usadas 'literalmente'. De hecho, recrear metáforas ofrece
posibilidades alternativas de acción.

Según Gergen, son tres las formas de análisis del discurso. a) el centrada en
descripciones, b) el estructural y c) el constitutivo. Los cuales no son excluyentes o
claramente separables. Describe, también, una posible estructura de la narrativa, consistente
en los siguientes elementos: a) Una meta valiosa, b) selección de eventos relevantes para la
meta, c) organización de los eventos y d) vínculos causales. Señala, además formas básicas
de las narrativas: progresivas, regresiva y de estabilidad, así como de los géneros literarios
para interpretar las narraciones como tragedia, comedia, romance o sátira.

Llama la atención el carácter retorico del discurso, es decir el aspecto persuasivo


del mismo, pero no deja de lado su aspecto creativo. Desde luego la dimensión practica del
discurso es subrayada, en tanto que el discurso ofrece la posibilidad de restaurar flujo de
acciones, incorporarse a ellas o simplemente fungir como trasfondo para nuestra actuación
cotidiana. Para este tipo de análisis se reconoce, también, la valía del legado de autores
clásicos tales como Goffman y Garfinkel. Tiene gran importancia el aspecto creativo de la
conversación, en tanto institución por medio de la cual se configura, reproduce o disrupte la
realidad, los valores éticos y la identidad misma.

La aproximación social es importante porque releva la responsabilidad de la


propia identidad. Es decir, por un lado, la identidad esta socialmente construida así que, sin
pretexto, las determinaciones vitales son un recurso discursivo/retorico que impactan sobre
nosotros en la medida en que las aprehendemos como tales. Por otra parte, siempre existe la
posibilidad de explorar formas diversas para cursos de acción, lo cual no implica arbitrariedad
sino el compromiso implícito con las condiciones de verdad relativa de nuestras
determinaciones. En términos generales, de lo que se trata es de ilustrar al discurso no
necesariamente como un medio opresivo sino, cómo un medio de emancipación. Para ello,
se cuenta con diversas perspectivas para analizarlo, cómo son: narrativa, retorica,
pragmática y poiética. Las cuales, a su vez, describen distintos niveles analíticos, tales como
el ontológico, el ético y el político.