Sei sulla pagina 1di 2

Resumen sobre el origen y propiedades de los sedimentos del

manual de ingeniería de los ríos.


Anibal Rodriguez Diaz.

Los ríos transportan caudales procedentes de la cuenca hidrográfica. Sin embargo,


estos caudales líquidos transportan también sedimentos, de manera que los ríos
funcionan entonces como una cinta transportadora de sedimentos, ya que hacen el
trabajo de transportar sedimentos desde aguas arriba de la cuenca hasta el mar, a
través de la erosión, transporte y deposición de sedimentos.
La superficie de la tierra es afectada principalmente por dos agentes atmosféricos
como lo son el aire y el agua, estos agentes activan los diversos procesos físicos y
químicos que destruyen y transforman las rocas. Cuando la composición o
estructura de las rocas resulta alterada en la proximidad de la superficie terráquea,
o en la superficie misma, consecuencia de la acción de los agentes físicos y
químicos que intervienen, como resultado de los procesos atmosféricos, se dice que
la roca ha quedado intemperizada.
Los procesos de intemperización por desintegración mecánica comprenden las
intemperizaciones de las rocas por agentes físicos, como lo son los cambios
periódicos de temperatura ya que causan la destrucción de la roca por efectos
térmicos, este se da básicamente por la repetición de las alternante de
calentamiento y enfriamiento, de esta manera los esfuerzos de tensión y compresión
se alteran, por lo que la roca cede por fatiga, todo esto ocurre principalmente debido
a los cambios de temperatura diurnos o estacionales. La congelación juega un papel
importante ya que el agua atrapada en los poros y fisuras de la roca, al congelarse
esta se dilata ocasionando así la fractura de la roca.
El agua es el principal agente que contribuye al proceso de descomposición de las
rocas, entre los diversos procesos que modifican la constitución mineralógica o
química de las rocas encontramos la oxidación, y esta se da por la adición de iones
de oxígeno a los minerales que componen las rocas. La reducción que es lo
contrario a la oxidación, y es la extracción de iones de oxigeno de los minerales que
constituyen las rocas. La hidratación es otro proceso que no es más que la adición
de agua a los minerales que conforman la roca y esta solo puede eliminarse
mediante su descomposición. Otro proceso es la carbonatación, esta se da por la
disolución del material de la roca por agua que contienen una proporción
considerable de dióxido de carbono.
El resultado de la desintegración mecánica y la descomposición química de las
rocas forman la gran variedad de suelos. Estos, en general, pueden ser residuales
o transportados. La gravedad es tan familiar que raramente se piensa en la labor
que realiza para modelar el paisaje, y tal vez solo percata uno de ella cuando se
presencia el desprendimiento o deslizamiento de fragmentos rocosos sobre un
talud, además esta es la que hace fluir el agua hacia abajo, por ello es responsable
de la mayor parte del desgaste de la superficie terrestre. Los suelos al igual que las
rocas, deben afrontar los repetidos ataques del clima, las frecuentes e intensas
lluvias los lavan literalmente, y los violentos vientos los barren para depositarlos en
otras zonas.
Los sedimentos no son más que partículas procedentes de las rocas o suelos y que
son acarreadas por las aguas que escurren y los vientos. Todos estos materiales,
después de cierto acarreo, finalmente son depositados a lo largo de los propios
cauces, en los lagos o lagunas, en el mar y en las partes más bajas de la cuenca,
principalmente en la planicie, lo que da origen a la formación de esta y a su
levantamiento y esta obtiene su estructura y carácter final cuando se deposita en un
gran cuerpo de agua. La fuente principal de los sedimentos la constituyen suelos y
rocas que se encuentran en su cuenca, los principales agentes de erosión y
transporte. Por otro lado, la actividad del hombre en el medio que lo rodea, las
fuentes del sedimento pueden clasificarse en naturales y artificiales.
El sedimento cohesivo es el formado por partículas de grano muy fino. Constituidas
por minerales de arcilla, que se mantienen unidas entre sí por la fuerza de cohesión,
la cual se opone a que las partículas individuales sean separadas o arrancadas del
conjunto del que forman parte.

Conclusiones
Existe una fuerte relación entre la carga de sedimentos y las variables climáticas. El
caudal es una de las variables hidrológicas que más alta relación muestra con la
carga; esta es una variable que integra los efectos de otras tales como la
precipitación, la morfología y la velocidad de flujo.
El transporte de sedimentos en las corrientes de agua y en los sistemas de los ríos
naturales, depende de las numerosas variables interrelacionadas, lo que nos lleva
a concluir que cualquier cambio que se produzca en el lecho de un río, desencadena
a su vez, una serie de modificaciones, como por ejemplo, obras de dragado para la
navegación, diques, cierre de brazos corte de meandros, etc.; para fines prácticos
es necesario predecir los cambios que se producirán, hasta alcanzar un estado de
equilibrio.