Sei sulla pagina 1di 3

El arrepentimiento: puerta para el reino

Mateo 21: 28-32

Introducción:
1. La parábola de los dos hijos nos enseña la verdad de lo que es el
arrepentimiento
2. El arrepentimiento está asociando con la fe
3. El arrepentimiento es la puerta del perdón y la vida eterna
4. El arrepentimiento es la base y la vida terrenal del cristiano

I. ¿Qué es arrepentimiento?
1. En primer lugar, es claro y manifiesto que significa un cambio
de idea y una confesión de que estábamos equivocados.
2. El padre dijo al primer hijo: «Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña.
Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido,
fue».

II. El arrepentimiento es un mandamiento de Dios


1. Empecemos por notar que el Señor no sólo predicaba el
arrepentimiento, sino que lo hacía como si estuviera dando un
mandamiento: "arrepentíos". Y así lo entendieron y lo
predicaron también sus apóstoles: (Hch 17:30) "Pero Dios,
habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora
manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan."
2. Y puesto que el arrepentimiento es un mandato de Dios,
desobedecerlo tendrá graves consecuencias. Las palabras del
Señor son claras al respecto: (Lc 13:3) "... Antes si no os
arrepentís, todos pereceréis igualmente."
3. Dios anuncia en su Palabra un juicio universal en el que
cada pecador tendrá que dar cuentas. Llegar a ese momento
sin habernos arrepentido, nos cerrará todas las puertas del
reino de Dios, y lo único que nos quedará será una terrible
condenación que durará toda la eternidad.
III. ¿Por qué debemos arrepentirnos de nuestros
pecados?
1. Aborrecimiento de pecado Salmo 97:10 Los que amáis a Jehová,
aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de
los impíos los libra.
2. Para que Dios nos perdone y nuestras oraciones sean
escuchadas Pro 28:13 El que encubre sus pecados no
prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará
misericordia.
3. Para no perecer Luc 13:2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis
que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más
pecadores que todos los galileos? Luc 13:3 Os digo: No; antes si
no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. Luc 13:4 O
aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los
mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres
que habitan en Jerusalén? Luc 13:5 Os digo: No; antes si no os
arrepentís, todos pereceréis igualmente.
4. Dios es paciente 2Pe 3:9 El Señor no retarda su promesa,
según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente
para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino
que todos procedan al arrepentimiento.

IV. El Arrepentimiento es Fundamental para el


cristianismo
1. El escritor de Hebreos enseñó (entre otras enseñanzas
elementales) que el arrepentimiento es un principio fundamental
cristiano: Heb 6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la
doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando
otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de
la fe en Dios,

V. La naturaleza del arrepentimiento


1. INTELECTO: cambio de mente. Cambiar de mentalidad respecto
de Cristo (Mt. 21:29; Respondiendo él, dijo: No quiero; pero
después, arrepentido, fue Hch. 2:14-40).
2. SENTIMIENTO: dolor por lo que se ha hecho (2Cor. 7:8,9; Porque,
aunque os contristé con la carta, no me pesa, aunque entonces lo
lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo,
os contristó. Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados,
sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque
habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida
padecieseis por nuestra parte. Sal. 38:15; 51).
3. VOLUNTAD: significa dar media vuelta al pecado (Lc. 15:19,20),
la cual se presenta en 3 aspectos:
a) En la confesión del pecado (Sal. 38:18; Por tanto, confesaré
mi maldad, Y me contristaré por mi pecado. Lc. 15:21; Y el hijo
le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy
digno de ser llamado tu hijo 18:13 Mas el publicano, estando
lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se
golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.).
b) En el abandono del pecado (Is. 55:7; Deje el impío su camino,
y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el
cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será
amplio en perdonar. Prov. 28:13; El que encubre sus pecados
no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará
misericordia. 2Cor. 7:14).
c) En volverse a Dios (1Tes. 1:9; porque ellos mismos cuentan de
nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os
convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y
verdadero, Lm. 3:40-42).

VI. RESULTADOS DEL ARREPENTIMIENTO.


1. Los cielos se alegran Lc. 15:7,10
2. El perdón del pecado Is. 55:7; Hch. 3:19
3. Derramamiento del Espíritu Santo Hch. 2:38; He. 11:1