Sei sulla pagina 1di 5

historias contemporáneas – jpg en RGB

 29/01/19 20'53

historias contemporáneas
13 abril, 2015 by JPG (Juan Peraza Guerrero)

La estabilidad de los discursos contemporáneos depende, en parte, de que algunos contenidos


heredados de la modernidad sobrevivan repetidos decretos de defunción. En opinión de Ticio Escobar,
“…muchos de estos principios, mitos y sueños (…) reaparecen porfiadamente (…). Lo hacen, eso sí,
cansados, furtivamente, como vergonzosos polizones que han logrado burlar la aduana secular y
milenaria; como fantasmas: versiones desteñidas de formas que fueron potentes…” (2007:1). Podría

https://jpgenrgb.com/2015/04/13/las-historias-contemporaneas-de-maria-antonia-rodriguez/ Página 1 de 5
historias contemporáneas – jpg en RGB 29/01/19 20'53

decirse, en consecuencia, que la crítica actual entraña una paradoja fundamental, una maniobra de
conservación y destrucción simultáneas de ideas del pasado. Ésta ha encontrado expresión material
en determinadas producciones artísticas. María Antonia Rodríguez (1976) lo logra con humor. En sus
fotografías, las posturas disidentes y oficiales son una y la misma. De allí que cualquier
aproximación a éstas represente una sucesión de dilemas. | La imagen que introduce esta entrada es
El conflicto de la franja de Grasa (2011) de María Antonia Rodríguez.

El aura parpadea

Para Walter Benjamin, “quien es mirado o se cree mirado levanta la vista. Experimentar el aura de un
fenómeno quiere decir dotarlo de la capacidad de alzar la vista.” (2008:148). Sin embargo, que
Rodríguez devuelva la mirada al espectador en los autorretratos de la serie Historias contemporáneas
tiene poco que ver con la alegoría formulada por el filósofo. Más que la “irrepetible aparición de una
lejanía…” (208:40), el gesto de la artista argentina viene a develar un conjunto de desplazamientos
que contradice los principios sobre los que descansan los relatos modernos más extendidos.

Las cinco fotografías que conforman la serie hasta el momento se generan a partir de una operación
habitual en la actualidad: la apropiación. De acuerdo con Nicolas Bourriaud, “…un número cada vez
mayor de artistas interpretan, reproducen, reexponen o utilizan obras realizadas por otros o
productos culturales disponibles.” (2009:7). No obstante, si hay algo que distingue la propuesta de
Rodríguez de otras parecidas, es que no sólo emplea insumos formales elaborados anteriormente,
sino que también se apropia de los modos de representación y recepción de estos. Como resultado,
las imágenes parecen haber recuperado el resplandor del aura.

Sin embargo, aunque la mirada capturada emparente visualmente las fotografías con el contexto de
la tradición, esta conexión con el pasado no ocurre como en las imágenes auráticas, en principio,
debido a las cualidades del dispositivo fotográfico. Por el contrario, la técnica reproductiva determina
el desmoronamiento del aura, del halo de singularidad, autenticidad y lejanía inaproximable que
envuelve las imágenes artesanales. De modo que la estrategía de Rodríguez no es otra que la de
servirse de la forma-aura, al tiempo que la hiere de muerte con el clic de una cámara digital.

Los usos del mundo

Según Bourriaud, el campo artístico contemporáneo funciona “…como otros tantos negocios repletos
de herramientas que se pueden utilizar, stocks de datos para manipular, volver a representar y a

https://jpgenrgb.com/2015/04/13/las-historias-contemporaneas-de-maria-antonia-rodriguez/ Página 2 de 5
historias contemporáneas – jpg en RGB 29/01/19 20'53

poner en escena.” (2009:13-14). Esta concepción de la cultura como un gran archivo al alcance de
muchos concede una importancia decisiva a la mirada del artista. Por lo tanto, la mirada de
Rodríguez, antes de enfocarse en el espectador, se dirigió a las imágenes que integran el capital
cultural, percibiéndolas como eslabones de una cadena de préstamos y contribuciones infinitos entre
autores múltiples.

El video de los primeros pasos de Neil Armstrong sobre la Luna, las fotografías de Robert Capa del Día
D en las costas de Normandía, la tradición romántica de la pintura francesa objetivada en La Libertad
guiando al pueblo, el imaginario simbólico alrededor del conflicto árabe-israelí y las representaciones
visuales sobre el encuentro entre los conquistadores y los pueblos indígenas americanos fueron
seleccionados por la artista como fuentes de sus apropiaciones. Pero la actualización no puede dejar
intacto lo actualizado: todo rescate es también una acción destructiva. La sucesión de paradojas
continua.

El coleccionismo como apropiacionismo

Benjamin señaló que “las imágenes (…), arrancadas de todos sus contextos anteriores, aparecen
como objetos de valor en los aposentos sobrios de nuestra comprensión tardía, como torsos en la
galería del coleccionista.” (1992:7). En este sentido, la práctica coleccionista constituye el ejercicio de
una mirada desplazante. El objeto seleccionado es separado del continuum de la historia del arte, por
lo que adquiere nuevas significaciones en virtud de sus conexiones con las demás piezas de la
colección. De allí que para Craig Owen, la apropiación comprenda un desvío similar que “…añade otro
significado a la imagen. Si añade, no obstante, lo hace sólo para sustituir: el significado alegórico
suplanta otro anterior; es un suplemento.” (1991:2). Como resultado, la mirada de Rodríguez conserva
y destruye; en un solo gesto, recupera imágenes, al tiempo que atenta contra el orden de los
discursos que las nombraban con anterioridad.

Historias contemporáneas

Un último desplazamiento se verbaliza disimuladamente al fondo de una de las fotografías: “I want


you”, advierte. Si la artista devuelve la mirada al espectador, parece ser con el propósito de
involucrarlo en el cuestionamiento de los presupuestos tradicionales de la institución-arte. De
manera que no es casual que use el humor como estrategia privilegiada. Para el psicoanálisis, luego
del desconcierto breve que produce todo chiste por el aparente sinsentido que entraña, lo que causa
hilaridad es la comprensión de su sentido latente, hasta el momento inconsciente. Sólo el oyente es

https://jpgenrgb.com/2015/04/13/las-historias-contemporaneas-de-maria-antonia-rodriguez/ Página 3 de 5
historias contemporáneas – jpg en RGB 29/01/19 20'53

capaz realizar esta tarea. Lo único que el humorista puede ofrecerle es una mirada sugestiva. Lo
demás es esperar la carcajada.

Fuentes consultadas

Benjamin, W. (2008). Sobre la fotografía. (Cuarta edición). Valencia, España: Pre-Textos (S.G.E.)

Benjamin, W. (1992). Cuadros de un pensamiento. Buenos Aires: Imago Mundi.

Bourriaud, N. (2009). Postproducción. La cultura como escenario: modos en que la tecnología reprograma el
mundo contemporáneo. Buenos Aires: Adriana Hidalgo editora.

Escobar, T. (2007). Los parpadeos del aura. Recuperado en abril 23, 2015 en:
http://www.scribd.com/doc/53110285/Los-Parpadeos-Del-Aura-Ticio-Escobar#scribd

Compártelo:
 

Me gusta

Sé el primero en decir que te gusta.

Relacionado

lecturas fotográficas el ojo salvaje. entrevista a fredi "en lo popular hay un hecho
En "Investigaciones visuales" casco contemporáneo", garrido dixit
En "Entrevistas" En "Textos publicados"

The Author

JPG (Juan Peraza Guerrero)


autor, investigador y docente de temas vinculados con la fotografía y el pensamiento
contemporáneo. buenos aires, argentina. buzon.jpg@gmail.com

https://jpgenrgb.com/2015/04/13/las-historias-contemporaneas-de-maria-antonia-rodriguez/ Página 4 de 5
historias contemporáneas – jpg en RGB 29/01/19 20'53

Previous Post Next Post


blanco: ensayos sobre raza y cultura. apuntes las aventuras de la forma cuadro en la historia de la
fotografía. apuntes

https://jpgenrgb.com/2015/04/13/las-historias-contemporaneas-de-maria-antonia-rodriguez/ Página 5 de 5

Interessi correlati