Sei sulla pagina 1di 10

JURISPRUDENCIA

Roj: STSJ MU 440/2008 - ECLI: ES:TSJMU:2008:440


Id Cendoj: 30030340012008100237
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Murcia
Sección: 1
Fecha: 14/04/2008
Nº de Recurso: 61/2008
Nº de Resolución: 240/2008
Procedimiento: RECURSO SUPLICACION
Ponente: RUBEN ANTONIO JIMENEZ FERNANDEZ
Tipo de Resolución: Sentencia

T.S.J.MURCIA SALA SOCIAL


MURCIA
SENTENCIA: 00240/2008
ROLLO Nº: RSU 00061/2008
46050
SALA DE LO SOCIAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MURCIA
En la ciudad de Murcia, a catorce de Abril de dos mil ocho.
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia formada por
el Iltmo. Sr. Presidente D. JOSÉ LUIS ALONSO SAURA, y los Iltmos. Sres. Magistrados, D. RUBÉN ANTONIO
JIMÉNEZ FERNÁNDEZ y D. JOAQUÍN ÁNGEL DE DOMINGO MARTÍNEZ, ha pronunciado
EN NOMBRE DEL REY
la siguiente:
SENTENCIA
En el recurso de suplicación interpuesto, de una parte, por el demandante don Carlos Manuel y, de otra, por
la empresa demandada J. García Carrión SA, contra la sentencia número 0412/2007 del Juzgado de lo Social
número 3 de Murcia, de fecha 27 de septiembre, dictada en proceso número 0486/2007, sobre despido, y
entablado por don Carlos Manuel frente a la empresa J. García Carrión SA; el Sindical Comisiones Obreras;
y siendo parte el Ministerio Fiscal.
Actúa como Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. RUBÉN ANTONIO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ, quien expresa el
criterio de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y en el que consta sentencia,
en la que figuran declarados los siguientes hechos probados: "PRIMERO.- CIRCUNSTANCIAS LABORALES Y
PERSONALES DEL ACTOR.
El actor don Carlos Manuel , ha venido prestando servicios para la demandada J. García Carrión S.A., con
antigüedad de 4-12-1995, categoría profesional de oficial 2ª administrativo y retribución mensual con prorrata
de pagas extraordinarias de 1.446,48 € (atendiendo al salario anual de tablas salariales de convenio del año
2007 fijado en 17.357,76 €) y retribución diaria de 48,21 € a efectos de tramitación. El actor es afiliado al
Sindicato CCOO habiendo pertenecido al Comité de Empresa desde abril de 2001 a octubre de 2002. Ha sido
secretario de la Comisión de Control del Plan de Pensiones de la empresa en el periodo comprendido entre

1
JURISPRUDENCIA

2000 y 2006, cargo al que accedió a través de una candidatura presentada por CCOO habiendo participado
como Asesor de dicha Comisión en los años 2006 y 2007. El actor es Militante de Izquierda Unida y resultó
elegido Concejal del Ayuntamiento de Jumilla en las elecciones Municipales celebradas en mayo de 2003,
siendo el n° 3 de la Candidatura presentada por Izquierda Unida. El actor resultó nuevamente elegido Concejal
del Ayuntamiento de Jumilla en las elecciones Municipales celebradas en mayo de 2007, siendo el n° 1 de la
Candidatura de Izquierda Unida/Los Verdes.
SEGUNDO.- SITUACIÓN DE EXCEDENCIA FORZOSA DEL ACTOR.
En fecha 4-11-2004 el actor comunicó por escrito a la empresa demandada su voluntad de acceder a situación
de excedencia forzosa derivada de su elección como cargo político, como Concejal de Izquierda Unida en el
Ayuntamiento de Jumilla, al amparo del art. 46.1 del Estatuto de los Trabajadores, y mediante escrito de fecha
5-11-04 1 a empresa demandada le notificó que atendiendo a dicha solicitud pasaría a situación de excedencia
forzosa con efectos del 8-11-04.
TERCERO.- SOLICITUD DE REINCORPORACIÓN TRAS CESE EN EL CARGO. NOTIFICACIÓN DE IMPOSIBILIDAD
DE REINCOPORACIÓN Y DE DESPIDO CON RECONOCIMIENTO DE IMPROCEDENCIA.
El 21-6-07 solicitó por escrito a la empresa demandada la reincorporación inmediata a su puesto de trabajo
por haber cesado en fecha 15-6-07 las labores de representación política que había venido ejerciendo, y la
empresa demandada por escrito de 2 de julio de 2007 le denegó dicha reincorporación a su puesto de trabajo
y le notificó la extinción de su relación laboral, y ello mediante carta del siguiente tenor literal:
"En contestación a su petición de 21-6-07 en la que solicitaba el reingreso en la empresa tras la excedencia que
viene disfrutando desde el 8 de noviembre de 2004, se pone en su conocimiento la imposibilidad de acceder
a su petición al estar cubierto el puesto de trabajo que quedó vacante tras su solicitud de excedencia, por lo
que debe considerar resuelta la relación laboral que le unía con la empresa desde este momento, quedando
extinguida dicha relación a todos los efectos".
Como continuación a dicha carta se le entregó al mismo tiempo otro escrito, también fechado el 2-07-07
mediante el que se reconoció la improcedencia de la decisión extintiva adoptada por la empresa, del siguiente
tenor literal.
"Como continuación a la carta de esta fecha por la que se le da contestación negativa a su solicitud de
reincorporación tras excedencia, la empresa J. García Carrión SA, reconociendo la improcedencia de la
decisión extintiva de su contrato de trabajo, le pone a su disposición la cantidad de 8.517,15 euros, como
indemnización legal correspondiente a dicha extinción, de acuerdo a lo dispuesto en el art. 56.2 del Estatuto
de los Trabajadores". Mediante Burofax de 5-7-07 la empresa le comunicó al actor que había procedido a
consignar en el Juzgado Social n° 6 de Murcia el importe de indemnización, y que podía comparecer ante dicho
Juzgado para su puesta a disposición, teniendo la consignación de la cantidad por importe de 18.517,15 €
en fecha de 4-7- 07. El Comité de Empresa acordó en reunión celebrada el 6-7-07 solicitar de la empresa la
reconsideración de su decisión respecto del despido del actor, y la readmisión del mismo, por contravenir la
decisión el art. 46.1 del ET.
CUARTO.- INTERVENCIÓN DEL ACTOR PROPUESTO POR LA PARTE ACTORA EN DETERMINADOS PROCESOS
EN LOS QUE FUE PARTE DEMANDADA LA EMPRESA.
El actor compareció en varios juicios en calidad de testigo propuesto por otros compañeros de trabajo, frente
a la empresa demandada, así:
1.- En el proceso 431/01 en materia de Tutela de Libertad Sindical seguido ante el Juzgado de lo Social n° 32
de Madrid, a instancias de doña Marí Trini , oficial 2ª administrativa en el Centro de Trabajo de Madrid, que
en las elecciones sindicales del año 2001 era candidata suplente por CCOO, frente a J. García Carrión, S.A. y
en el que fue parte el Ministerio Fiscal compareció como testigo propuesto por la actora en dos ocasiones, al
señalamiento previsto el 24-09-01 que fue suspendido y al juicio el 23-1 1-01. La demanda fue desestimada.
2.- En fecha 18 de abril de 2005, compareció el actor como testigo propuesto por la Federación Agroalimentaria
de CCOO y por los miembros del Comité de Empresa de CCOO que accionaban frente a la empresa demandada,
el sindicado FETICO y los miembros del Comité de Empresa de dicho sindicato en materia de Tutela de Libertad
Sindical en el proceso n° 218/2005 que se siguió en este mismo Juzgado. Declarada la Nulidad del juicio por la
Sala de lo Social del TSJ de Murcia, se volvió a celebrar el 14-11-05, compareciendo nuevamente como testigo.
Tanto en la 1ª como en la 2ª sentencia se declaró:
La Nulidad radical del Acuerdo vulnerador de 9-11-04 aprobado por los miembros del Comité de Empresa con
mayoría representativa, por el que se designaron los miembros de la Comisión de Productividad con exclusión
de los miembros del Comité de Empresa pertenecientes a CC.OO, así como la Nulidad de las decisiones o

2
JURISPRUDENCIA

acuerdos que la misma haya podido adoptar desde esa fecha, por implicar vulneración denunciada del derecho
de Libertad sindical, y del derecho a la igualdad.
El derecho de los miembros del Comité de Empresa perteneciente al Sindicato CC.oo a formar parte de la
Comisión de Productividad, condenado a los demandados a estar y pasar por dicha declaración, y a proceder
a una nueva designación de los miembros integrantes de la citada Comisión.
QUINTO.- ACTUACIONES DEL ACTOR COMO SECRETARIO Y ASESOR DE LA COMISIÓN DE CONTROL DEL
PLAN DE PENSIONES.
El actor y un miembro del Comité de Empresa de J. García Carrión, S.A. solicitaron por escrito de 18-7-05
dirigido al Sr. Marcelino convocatoria de reunión de la Comisión de Control del Plan de pensiones para tratar
entre otros puntos, el relativo a la aportación del fondo de congelación de la antigüedad previsto en el convenio
colectivo y de las aportaciones de todo el año 2005. Asistió en su calidad de secretario de la Comisión de
Control del Plan de pensiones a reunión del Comité de empresa de fecha 7-9-05, en la que se trató entre otros
puntos, la Situación del Plan de Pensiones y en la que se adoptó el acuerdo de proponer a la Comisión la
modificación del Reglamento del Plan de pensiones en lo referente a la renovación de la Comisión, solicitar al
Promotor de la Comisión que aportase a la Comisión de Control la capitalización de la bolsa de congelación de
la antigüedad a 31-12-04, que aportase las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2004, así como los
tramos de antigüedad congelados desde 1-1-05 hasta 31-8-05, la modificación del reglamento a los efectos
de renovación para designación directa por el Comité de Empresa de los representantes de los partícipes y
beneficiarios en la Comisión de Control y toma de posesión de los nuevos miembros en representación de
partícipes y beneficiarios en la Comisión de Control del Plan de Pensiones de JGC. Una vez adoptados estos
acuerdos el actor se ausentó de la reunión del Comité de empresa. También asistió en su calidad de Asesor a
reuniones de la Comisión de Control del Plan de pensiones, y en concreto a la de 9-5-06 y 20- 6-07 en las que
se trataron asuntos relacionados con las Aportaciones tramos antigüedad congelada en los años 2004, 2005
y 2006, y otras cuestiones relacionadas con el citado Plan de pensiones.
SEXTO.- INTERVENCIÓN Y PARTICIÓN DEL ACTOR COMO CONCEJAL DEL AYUNTAMIENTO DE JUMILLA EN
REUNIONES Y SESIONES ORDINARIAS Y EXTRAORDINARIAS EN EL SENO DE LA COMISIÓN INFORMATIVA
PERMANENTE DE FOMENTO INFRAESTRUCTURAS, URBANISMO Y MEDIO AMBIENTE. DEBATE TELEVISADO
El actor en su calidad de concejal por Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Jumilla, fue convocado y asistió
a la Sesión extraordinaria y urgente 6/2003 de 2 1-10-03, en las que entre otros puntos a tratar, se incluyó
el relativo al convenio entre J. García Carrión, S.A., y el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla para permuta de
terrenos, y el actor intervino preguntando una serie de cuestiones como la relativa a cuántos metros serian los
que se permutarían por los terrenos del Ayuntamiento y el momento a partir del cual sería un bien de propio
para el Ayuntamiento. Fue convocado pero no asistió a la sesión extraordinaria y urgente y a la 7/2003 de
22-10-03 en las que entre otros puntos a tratar, se incluyó el relativo a la autorización Provisional de vertido al
alcantarillado a la mercantil J. García Carrión, S.A., a la Legalización de actividades de J. García Carrión, S.A.,
asta el 21-10-03 (12 expedientes), y a Legalización de Obra Civil de J. García Carrión, S.A., hasta el 21-10-03 (3
expedientes). Fue convocado a la reunión Ordinaria 15/04 del día 6-10-04 en la que entre otros puntos a tratar,
se incluyó la Solicitud de Jumilla Golf Resort, S.L. obre autorización de uso de aguas residuales procedentes
de J. García Carrion. En la citada reunión el actor intervino manifestando que hasta tanto no ese aprobada
por CHS él no dictaminaba favorablemente a la citada solicitud y reguntó si existía algún contrato entre la
mercantil y J. García Carrión.
La empresa García Carrión, S.A., tiene un centro de trabajo en Castilla La Mancha (Daimiel). Durante la
Campaña Electoral del año 2007, uno de los candidatos por Izquierda Unida al Ayuntamiento de Daimiel,
don Galo Sánchez-Bermejo, actual concejal de Izquierda Unida, realizó públicamente en un debate televisado
alusiones a la situación de los trabajadores en la empresa demandada, percibiendo una llamada telefónica
del Gerente de la empresa en la que en contestación a esas alusiones se ofrecía a dar explicaciones sobre
como funcionaba a empresa.
SÉPTIMO.- CONVERSIÓN DE CONTRATO TEMPORALES EN INDEFINIDOS. SITUACIÓN DEL DEPARTAMENTO
DE ADMINISTRACIÓN. SITUACIÓN DE LA SECCIÓN DE CRÉDITO Y COBROS Y DE LAS DEMÁS SECCIONES Ó
ÁREAS DEL DEPARTAMENTO.
El actor en el momento de acogerse a la situación de excedencia forzosa desempeñaba sus funciones de
oficial 2ª administrativo en la sección de créditos y cobros, dentro del departamento de administración, y
al pasar a situación de excedente, las funciones que él realizaba fueron repartidas o asumidas entre los
distintos componentes de su departamento, aún cuando tuviesen inferior categoría. Además del actor en el
año 2004 en el citado Departamento había otras personas con contrato indefinido (don Carlos Manuel , doña
María Antonieta , doña Amparo , don Ramón y doña Celestina ) y 3 personas con contrato temporal doña

3
JURISPRUDENCIA

María Purificación , doña Lourdes y doña Montserrat ). En el año 2005 únicamente quedaron en el citado
Departamento 4 constatados fijos, sin contar al actor que se encontraba en excedencia y 2 de los contratados
con carácter temporal. En el año 2007 solo han quedado en el Departamento los 4 trabajadores fijos y además
doña María Purificación , Auxiliar administrativa que era una de las temporales desde 21-11-03, y que ha
adquirido la condición de fija, mediante conversión de su contrato en indefinido en fecha 16-7-07. En el Área de
contabilidad actualmente en el año 2007 hay 6 personas desconociéndose la composición de años anteriores,
si bien el 16-7-07 se convirtió en indefinido el contrato temporal que tenía don Cosme desde 21-6-04, uno de los
trabajadores de dicha Sección, con categoría de Auxiliar administrativo. También se convirtió en indefinida con
fecha 16-7-07 la contratación temporal de doña Estíbaliz , que venía prestando servicios desde 1-11-04 en el
grupo de Administración y la de doña Luz que era temporal desde 28-6-04, sin que conste ni categoría ni puesto
de trabajo que ocupa. En el Departamento de Administración también quedan contratados temporales con
categoría de Auxiliares administrativos, y en concreto en el área de administración comercial doña Penélope
y doña Verónica , y doña María del Pilar , respecto de la cual se desconoce el Área o departamento en el
que presta servicios. En los tres casos la relación temporal se inició el 17-6-04 en la modalidad de contrato
para obra o servicio determinado, y persiste en la fecha actual. En el Área de Contabilidad se contrató como
indefinido con la categoría de Titulado Superior el 12-6-07 a don Pablo . También consta dado de alta en
la empresa como indefinido en grupo de administrativos don Ramón el 1-1-07, con categoría de Auxiliar
administrativo si bien por la empresa se indica como antigüedad en el Área de Créditos y Cobros el 20-3-02.
En el mes de junio causaron baja en la empresa dos trabajadores del Departamento de Administración, el
5-6-07 don Carlos María , auxiliar administrativo que prestaba servicios en el Área de Contabilidad, y el 15-6-07
don Juan Carlos , que era titulado Superior. El Número de trabajadores en la empresa ha disminuido desde
12-12-06 a 6-6-07 de 306 a 300.
OCTAVO.-CONCILIACIÓN PREVIA.
En fecha 1-8-07 se celebró el preceptivo acto de conciliación ante el SMAC, instado el día 20-7-07 con el
resultado de celebrado sin avenencia"; y el fallo fue del tenor siguiente: "Que estimando parcialmente la
demanda por despido con alegación de vulneración de derechos fundamentales formulada por don Carlos
Manuel , frente a la empresa J. García Carrión, S.A. y en el que fue parte coadyuvante el Sindicato Comisiones
Obreras de la Región de Murcia (CCOO), y en la que fue también parte el Ministerio Fiscal, debo declarar y
declaro haber lugar parcialmente a la misma y en consecuencia: 1.- Declaro que en el despido de parte actora
concurrió vulneración del art. 14 de la CE por discriminación del trabajador por razones de militancia y opción
política así como actuaciones realizadas en el ejercicio de cargo político, no apreciando en la actuación de
la empresa ninguna otra de las vulneraciones denunciadas. 2.- Declaro por tanto que es nulo el despido del
trabajador demandante producido con efectos desde el 2-7-07, y por tanto se ordena el cese inmediato del
comportamiento vulnerador del derecho fundamental citado y reposición de la situación del actor al momento
de producirse el mismo, condenando para ello a la empresa demandada a la readmisión y a que posibilite la
reincorporación inmediata del actor en su puesto de trabajo y en las mismas condiciones laborales anteriores
al despido, con abono de los salarios de tramite dejados de percibir desde el día siguiente al despido hasta la
fecha en que tenga lugar la reincorporación efectiva o readmisión, a razón del salario declarado probado de
48,21 €. 3.- Como reparación de las consecuencias derivadas de las actuaciones vulneradoras se establece
una indemnización a favor del actor de 9.000 € en concepto de daños morales y perjuicios económicos".
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por el Letrado don José Torregrosa
Carreño, en representación de la parte demandante; y por el Letrado don Miguel Ángel Cruz Fernández, en
representación de la empresa "J. García Carrión SA"; ambas partes se impugnaron los recursos de contrario.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
FUNDAMENTO PRIMERO.- La sentencia de fecha 27 de septiembre del 2007, dictada por el juzgado de lo social
nº 3 de Murcia en los autos 486/07, estimó en parte la demanda deducida por D. Carlos Manuel contra la
empresa J. García Carrión SA,- en virtud de la cual el trabajador demandante impugnaba el despido de que
había sido objeto por la empresa demandada, alegando la vulneración de derechos fundamentales- y declaró
la nulidad del despido, apreciando la vulneración del artículo 14 de la CE por la militancia y opción política ,
así como por las actuaciones llevadas a cabo en el ejercicio de cargo político, condenando a la empresa
demandada a la readmisión del trabajador, al pago de salarios de tramitación desde la fecha del despido y al
pago de la suma de 9.000 euros en concepto de daños morales y perjuicio económico; al propio tiempo no
apreciaba la vulneración alegada por el demandante del derecho a la libertad sindical (artículo 28 de la CE),
del derecho a comparecer como testigo comunicando o recibiendo información veraz (artículo 20.1.d) de la
CE) o del derecho a la tutela judicial efectiva (artículo 24 de la CE).

4
JURISPRUDENCIA

Disconformes con la sentencia, interponen recurso de suplicación:


A. El demandante D. Carlos Manuel , solicitando, al amparo de lo dispuesto en el artículo 191.c de la LPL,
la revocación de la sentencia, tan solo, en cuanto no declara la vulneración del artículo 28 de la CE, y que el
despido atenta contra la libertad sindical, ni la vulneración de los artículos 23, 24 y 20 de la CE.
La empresa demandada se muestra contraria al citado recurso y lo ha impugnado
B. La empresa J. García Carrión SA, solicitando, tanto la revisión de los hechos declarados probados (artículo
191.b de la LPL) como, al amparo de lo dispuesto en el artículo 191.c de la LPL, con carácter principal,
la revocación de la sentencia para que se dicte otra que declare la improcedencia del despido con las
consecuencias legales inherentes a tal pronunciamiento , por haber infringido la sentencia los artículos 14
y 23 de la CE en relación con el artículo 56, 55.1 y 46.1 del estatuto de los Trabajadores, o, con carácter
subsidiario, la confirmación de la nulidad del despido, absolviendo a la empresa de la reclamación relativa al
pago de indemnización por daños y perjuicios resultantes de la vulneración de derechos fundamentales, por
la vulneración de los artículos 180.1, en relación con el 97.2 de la LPL.
Tanto el actor, como la Unión Sindical de CCOO de la Región de Murcia, se muestran contrarios al recurso y
lo han impugnado.
Procede examinar los recursos planteados por el orden anteriormente expuesto.
FUNDAMENTO SEGUNDO.- El trabajador demandante, en el recurso de suplicación que interpone, muestra su
disconformidad con la sentencia recurrida en tanto esta no aprecia: A) La vulneración del derecho a participar
en los asuntos públicos, proclamado por el artículo 23 de la CE. B) La vulneración de derecho de libertad
sindical que se contiene en el artículo 28 de la CE. C) La violación de la garantía de indemnidad, inherente al
derecho a obtener la tutela efectiva de los tribunales, que proclama el artículo 24 de la CE. D) El derecho al
ejercicio de la libertad de información, establecido por el artículo 20.1.a) de la CE, por ser el despido un acto de
represalia de la empresa por haber comparecido como testigo en procedimientos seguidos contra la empresa.
El autor del recurso entiende que se trata de vulneraciones de diversos derechos fundamentales que ha de
tener influencia en la fijación de la indemnización que reclama de 60.000 euros, por aplicación de lo dispuesto
en el artículo 180 de la LPL.
Se trata, pues, de diferentes vulneraciones que deben de ser consideradas separadamente.
FUNDAMENTO TERCERO.- El artículo 46. 1 del Estatuto de los Trabajadores contempla como situación de
excedencia forzosa la determinada por la designación o elección del trabajador para un cargo público que
imposibilite la asistencia al trabajo; se trata de situación que, de conformidad con los términos del artículo
45 f) y k) constituye causa de suspensión del contrato de trabajo y que, por expresa disposición del artículo
46.1, confiere al trabajador, no solo el derecho a que el tiempo de excedencia se compute como de antigüedad,
sino, también, el derecho a la conservación de su puesto de trabajo, derecho que comporta la consiguiente
obligación de la empresa de no cubrirlo con carácter definitivo o de no amortizarlo.
El derecho a la reserva del puesto de trabajo que establece el artículo 46.1 del ET, en favor de los trabajadores
a los que se concede excedencia forzosa por su designación o elección para un cargo público que imposibilite
la asistencia al trabajo, está conectada con el derecho que a participar en los asuntos públicos reconoce
el artículo 23 de la CE, pues tal garantía implica la concesión de facilidades para el ejercicio del derecho
fundamental, de modo que el mismo no comprometa ni determine limitación alguna de los derechos que
derivan del contrato de trabajo.
En el presente caso, la empresa le reconoció expresamente la situación de excedencia forzosa, con efectos
a partir del 8-11- 2004, por razón de su elección como concejal en el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, por lo
que la negativa a su incorporación, pretextando que su puesto de trabajo estaba cubierto, vulnera claramente
la garantía contenida en el artículo 46.1, y la comunicación de extinción de la relación laboral, con efectos del
2-7-07, llevada a cabo por la empresa, presenta claros indicios de la vulneración de derechos fundamental
vinculados a la causa que determino la situación de excedencia forzosa, por lo que se produce el efecto
procesal de la inversión de la carga de la prueba, de conformidad con la reiterada jurisprudencia de la sala IV
del TS, interpretando el tenor literal del artículo 179.2 de la LPL.
En el presente juicio, la empresa no ha conseguido acreditar las causas que alega para negarse a la readmisión,
puesto que, no solo no contrató a ninguna otra persona para cubrir la vacante temporal producida por la
suspensión del contrato de trabajo del actor, sino que ha quedado acreditado, conforme se refleja en el
apartado séptimo de los hechos declarados probados, que sus funciones pasaron a ser desempeñadas
por otros trabajadores, incluso de inferior categoría, y que, con posterioridad a la fecha de solicitud de
reingreso del demandante ( 21-6-07) la empresa ha procedido a contratar como fijos a un total de ocho

5
JURISPRUDENCIA

auxiliares administrativos, que con anterioridad venían prestando servicios como contratados temporalmente.
No habiendo probado la empresa que el despido y negativa a la reincorporación este justificado de forma
objetiva y razonable, ni la proporcionalidad de la extinción del contrato, unilateralmente, adoptada por aquella,
esta Sala debe de concluir que tal actitud vulnera el derecho a participar en los asuntos públicos que proclama
el artículo 23 de la Constitución Española, pues fue este derecho el determinante de su situación de excedencia
forzosa.
FUNDAMENTO CUARTO.- La sentencia recurrida deja constancia en los hechos declarados probados:
A) En el apartado primero, de que el actor está afiliado al sindicato CCOO y que ha sido miembro del Comité
de Empresa desde Abril 2001 hasta Octubre del 2002, que ha sido secretario de la Comisión de Control del
Plan de pensiones de la empresa J. García Carrión SA entre el año 2000 y el 2006, cargo al que accedió a
través de la candidatura presentada por CCOO y que ha participado como asesor de dicha comisión en los
años 2006 y 2007.
B) En el apartado cuarto, de su intervención como testigo: a) En el proceso 431/01, sobre tutela de Libertad
Sindical, tramitado ante el Juzgado de lo Social nº 32 de Madrid, en virtud de demanda interpuesta contra la
empresa demandada, por una trabajadora propuesta por el sindicato CCOO como candidata a las elecciones
sindicales; procedimiento que concluyó con la desestimación de la demanda; b) En el proceso 218/2005,
tramitado en el Juzgado de lo social nº 3 de Murcia, por tutela de la libertad sindical, en virtud de demanda
deducida por el sindicato CCOO contra la empresa J. García Carrión SA y el sindicato FETICO, que concluyó
con la estimación parcial de la demanda.
C) En el apartado quinto, las actuaciones llevadas a cabo por el actor en el seno de la Comisión de Control
del Plan de Pensiones.
Como acertadamente razona la juzgadora de instancia, del hecho de que el actor actuara como testigo en los
dos mencionados procedimientos, en los que el debate se centraba en la tutela de derechos fundamentales,
no cabe concluir un vinculo directo con el despido acordado por la empresa, dado, no solo que no constan los
términos de su testimonio ni su eficacia respecto de la estimación de las pretensiones de los actores, sino
que, en el primer procedimiento, la demanda fue desestimada y, en el segundo, la pretensión se ejercitaba,
principalmente, contra el sindicato FETICO en relación con acuerdos adoptados por el Comité de Empresa
y J. García Carrión SA lo hacia, tan solo, en calidad de indirectamente interesada por el citado acuerdo. No
cabe por ello apreciar que el despido del actor este directamente motivado por tal actuación y pueda ser
considerado como represalia o reacción empresarial ante ella; no cabe en conclusión estimar que haya existido
vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva en su vertiente de garantía de indemnidad, que se contiene
en el artículo 24 de la Constitución española y en la interpretación del mismo dada por la sentencia del Tribunal
Constitucional 14/93 de 18 de Enero que se citan, ni del derecho a comunicar información veraz que se recoge
en el artículo 201.d) de la CE, que según sentencia del TC 197/1998 puede verse conculcado cuando se toman
represalias por las manifestaciones vertidas por un testigo.
Sin embargo, el conjunto de tales datos reflejan la afiliación del actor al sindicato CCOO y su participación
y militancia activa, no solo en la época en la que fue miembro del comité de empresa, sino también con
posterioridad a la excedencia, militancia que se pone de manifiesto, tanto con ocasión de su actuación como
testigo en procedimientos promovidos por el sindicato, como por su participación en la Comisión de Control
del Plan de pensiones de J. García Carrión SA, a iniciativa del mismo sindicato.
A tal militancia activa en el sindicato hay que añadir la conflictividad latente entre dicho sindicato y la empresa
J. García Carrión SA que se manifiesta, no solo por los procesos que se mencionan en el apartado cuarto de
los hechos declarados probados, sino también con la importante conflictividad que tuvo lugar en el año 2000,
con ocasión de los procesos que la Juzgadora de instancia refleja en el apartado tercero de los fundamentos
de derecho. De tales datos resultan claros indicios de que la negativa de la empresa a la reincorporación del
trabajador está fundamentada, también, en su activa militancia en el sindicato CCOO, indicios que en modo
alguno han quedado desvirtuados por la prueba practicada.
El artículo 28 de la Constitución española proclama el derecho a sindicarse libremente, derecho que se
desarrolla por la LO 11/1985. La afiliación al sindicato CCOO existió en la época en la que el actor era miembro
del Comité de Empresa, se ha mantenido durante la situación de excedencia y existe en el momento de
solicitar la reincorporación y su actividad sindical se ha mantenido, incluso durante la situación de excedencia,
como lo revela su pertenencia a la Comisión de Control del Plan de pensiones. Incluso, tratándose de su
anterior condición de miembro del Comité de Empresa, el lapso de tiempo trascurrido entre su cese como
representante de los trabajadores y el despido debe de ser matizado, a efectos de valorar la proximidad entre
ambos acontecimientos, por el hecho de que la relación laboral se ha mantenido en suspenso desde el 2004
hasta que solicito la reincorporación, al cesar el trabajador en la prestación de servicios por su elección como

6
JURISPRUDENCIA

concejal, de ahí que la empresa, durante dicho periodo de tiempo, no pudiera adoptar ninguna actitud contraria
a los intereses del trabajador que permanecía alejado de la misma, siendo incierta su reincorporación al antiguo
puesto de trabajo.
En función de tales circunstancias, esta Sala estima que la negativa a la reincorporación del trabajador
demandante y el subsiguiente despido del mismo acordado por la empresa esta vinculado a su afiliación y
militancia activa al sindicato CCOO, por lo que tal conducta de la empresa vulnera, también, el derecho de
libertad sindical que proclama el artículo 28 de la Constitución española.
La sentencia recurrida, en cuanto no estima la vulneración de tal derecho fundamental, infringe el citado
precepto constitucional, por su falta de aplicación, por lo que procede su revocación a fin de contener
declaración en tal sentido y, en consecuencia la estimación parcial del recurso interpuesto por D. Carlos
Manuel .
FUNDAMENTO QUINTO.- La empresa J. García Carrión SA, con ocasión del primer motivo el recurso que
interpone, al amparo del apartado b del artículo 191 de la LPL, pretende ampliar la redacción del apartado
sexto de los hechos declarados probados que, -bajo el titulo de "sobre la intervención y partición del actor
como concejal del Ayuntamiento de Jumilla en reuniones y sesiones ordinarias y extraordinarias en el seno
de la comisión informativa permanente de fomento de infraestructuras, urbanismo y medio ambiente, debate
televisado"- deja constancia de tres tipos de actuaciones en las que el demandante intervino en su condición de
concejal del Ayuntamiento de Jumilla, en relación con expedientes urbanísticos en los que estaba interesada
la empresa J. García Carrión SA, describiéndose , también, en el mismo apartado un incidente surgido en 2007
por las declaraciones de uno de los candidatos de Izquierda Unida al Ayuntamiento de Daimiel.
La sentencia recurrida, en su fundamento de derecho tercero, estima la existencia de la vulneración de
derechos fundamentales, con base en los hechos declarados probados en dicho apartado, al entender que
el despido del actor acordado por la empresa es una reacción ante las actuaciones llevadas a cabo por el
actor como concejal del Ayuntamiento de Jumilla, así como por las críticas efectuadas por el partido al que
pertenece el demandante contra la empresa demandada, con ocasión de la campaña electoral del 2007, para
cubrir cargos de concejal en el Ayuntamiento de Daimiel.
Las actuaciones llevadas a cabo por el demandante en su condición de concejal del Excmo. Ayuntamiento
de Jumilla no se habían hecho constar en el escrito de demanda con el fin de argumentar la vulneración de
derechos fundamentales, por lo que su inclusión en los hechos declarados probados y su valoración a fin
de estimar parte de las pretensiones deducidas por el actor revestía caracteres de incongruencia por exceso
que generaba indefensión del demandado, pues ante la falta de alegación o concreción de tales hechos, la
empresa no estaba en condiciones de proponer, en el acto del juicio, prueba que los desvirtuara. En lugar de
denunciar tal falta de congruencia, la empresa demandada, con el fin de restablecer el equilibrio procesal,
aportó documento con ocasión de la formulación del recurso que esta Sala acordó unir a las actuaciones por
auto de fecha 14 de Abril del 2007, en virtud de la argumentación que en el mismo se contiene, documento que
no contradice los términos den los que se encuentra redactado el apartado sexto de los hechos declarados
probados, sino que los complementa, dotándolos de mayor claridad.
Pretende la empresa, con ocasión del primer motivo del recurso, -con apoyo, no solo en el documento que
se acompaña al recurso de suplicación, sino, también en documentos que fueron aportados por el propio
demandante, (folios 261 a 269), - ampliar el contenido del apartado sexto de los hechos declarados probados,
con el fin de dejar constancia de los acuerdos adoptados el 27 de Octubre del 2003 por el Excmo. Ayuntamiento
de Jumilla, sobre la permuta de terrenos ente el citado Ayuntamiento y la empresa García Carrión SA.
Se trata de documento con fuerza revisora de los hechos declarados probados, según lo dispuesto en el
artículo 191.b de la LPL y que viene a reproducir y completar información que ya existe en los autos (folios
261 a 269) l esto es, las actas de la sesión extraordinaria 6/2003, de 21 de Octubre, celebrada por la comisión
informativa permanente de fomento de infraestructuras, urbanismo, agricultura, agua y medio ambiente del
Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, de las que se desprende que el actor se limito a preguntar sobre las
características de las fincas objeto de permuta y que, una vez informado, voto en sentido favorable a la permuta
y en el mismo sentido que lo hicieron todos los integrantes de la comisión. Procede, por lo expuesto, adicionar
al primer párrafo del apartado sexto de los hechos declarados probados otro del siguiente tenor literal "Con
fecha 27 de octubre del año 2003 el Ayuntamiento Pleno en sesión, se llevó a cabo el acuerdo de Permuta
de Terrenos en la Zona de la Ñorica entre la Mercantil García Carrión SA y el Ayuntamiento, a la vista de los
informes emitidos el 20/03/02 y el 20/11/02 por el Jefe de Servicios Técnicos de Obras y Urbanismo, D. Juan
Pedro , y por la Técnica de Administración General adscrita al Servicio de Urbanismos y obras, Dña. Dolores ,
respectivamente, la Comisión informativa de fomento, Infraestructuras, Urbanismo, agricultura, Agua y Medio
Ambiente, en la sesión extraordinaria celebrada el 21/10/03 dictaminó favorablemente por unanimidad la

7
JURISPRUDENCIA

permuta, por parte de los terrenos que se describirán a continuación entre la mercantil J. García Carrión SA
y este Ayuntamiento".
FUNDAMENTO SEXTO.- Al amparo de lo dispuesto en el apartado c del artículo 191.c de la LPL, la empresa
solicita, con carácter principal, que se revoque la sentencia en cuanto esta declara la nulidad del despido por
apreciar la vulneración de derechos fundamentales, concretamente, por entender que el despido del actor es
un acto de discriminación prohibida por razones de militancia y opción política, así como por las actuaciones
realizadas en el ejercicio de cargo político.
Como ya se ha expresado en el anterior fundamento de derecho tercero, el artículo 46. 1 del Estatuto de los
Trabajadores contempla como situación de excedencia forzosa la determinada por la designación o elección
del trabajador para un cargo público que imposibilite la asistencia al trabajo; se trata de situación que, de
conformidad con los términos del artículo 45 f) y k) constituye causa de suspensión del contrato de trabajo
y que, por expresa disposición del artículo 46.1, confiere al trabajador, no solo el derecho a que el tiempo de
excedencia se compute como de antigüedad, sino, también, el derecho a la conservación de su puesto de
trabajo, con la consiguiente obligación de la empresa de cubrirlo con carácter definitivo o de amortizarlo.
El fundamento de tales garantías se encuentra en el deseo del legislador de facilitar a los trabajadores el
ejercicio de cargos públicos representativos, de modo que tal dedicación no perjudique los derechos que
derivan del contrato de trabajo y, por ello, tal garantía se conecta con el derecho a participar en los asuntos
públicos que proclama el artículo 23 de la CE.
En el presente caso, la empresa le reconoció expresamente la situación de excedencia forzosa, con efectos
a partir del 8-11- 2004, por razón de su elección como concejal en el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, por
lo que la negativa a su incorporación, pretextando que su puesto de trabajo estaba cubierto, seguida de una
comunicación de extinción de la relación laboral, con efectos del 2-7-07, merece ser calificada de despido
nulo: De un lado, por cuanto que, simplemente, la negativa a la readmisión de un trabajador procedente de
una situación de excedencia para el ejercicio de cargo público presenta indicios de la vulneración del derecho
a participar en los asuntos públicos que consagra el artículo 23 de la CE, con la consecuencia procesal de
invertir la carga de la prueba, de conformidad con la reiterada jurisprudencia del la sala IV del TS, de otro,
porque como ya se ha razonado en anterior fundamento de derecho, en el presente juicio la empresa no ha
conseguido acreditar las causas que alega para negarse a la readmisión. Principalmente, no solo porque por
ley está obligada a reservar el puesto de trabajo, sino también, porque no solo no contrató a ninguna otra
persona para cubrir la vacante temporal producida por la suspensión del contrato de trabajo del actor, sino
que ha quedado acreditado, conforme se refleja en el apartado séptimo de los hechos declarados probados,
que sus funciones pasaron a ser desempeñadas por otros trabajadores, incluso de inferior categoría, y que,
con posterioridad a la fecha de solicitud de reingreso del demandante ( 21-6-07) la empresa ha procedido
a contratar como fijos a un total de ocho auxiliares administrativos, que con anterioridad venían prestando
servicios como contratados temporalmente. El hecho de que la plantilla actual de la empresa se hay reducido
de 306 a 300 trabajadores carece de toda relevancia
Es por ello que esta Sala estima que la negativa de la empresa a la reincorporación del trabajador, acordando,
simultáneamente, la rescisión de su contrato, vulnera, no solo el artículo 46.1, sino también el artículo 23 de la
CE y que, en consecuencia, la sentencia recurrida, en cuanto declaro la nulidad del despido, con la consiguiente
condena a la readmisión del trabajador, aplicó correctamente el artículo 55.5 del estatuto de los Trabajadores.
FUNDAMENTO SÉPTIMO.- La empresa demandada muestra su disconformidad en cuanto a la vulneración
declarada por la sentencia del artículo 14 y 23 de la CE, al apreciar que el despido constituye un
acto discriminatorio por la afiliación política del actor. Vincula el juzgador de instancia la negativa a la
reincorporación y el despido, concretamente, a las actuaciones que se describen en el apartado sexto de los
hechos declarados probados.
En dicho apartado se describe, de un lado, tres concretos acaecimientos relacionados con la actuación
del demandante como concejal del Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, integrante de la comisión informativa
permanente de fomento de Infraestructuras, urbanismo y medio ambiente. Ninguno de los hechos que se
relatan en relación con la pertenencia del actor a tal comisión puede ser considerado como un acto hostil o
perjudicial para los intereses de la empresa demanda que pueda servir de fundamento a la apreciación de una
reacción discriminatoria prohibida a la empresa. En lo que se refiere a la sesión 6/2003, de 21-10-03, porque
la actitud del actor, que en el mismo se refleja, se limitó a preguntar acerca de determinadas cuestiones, es
decir a solicitar información, sin adoptar postura contraria a los interés de la empresa, como lo evidencia el
hecho de que el actor votó favorablemente a la permuta que la empresa solicitaba, según se desprende del
acta de la sesión (folios 261 a 269) así como de la adición a dicho apartado que ha sido introducida, con
ocasión del primer motivo del recurso. En cuanto a la sesión de fecha 22-10-2003, ningún reproche cabe hacer

8
JURISPRUDENCIA

a la empresa, dado que el actor no participó ni votó en la sesión de referencia. Finalmente, en cuanto a los
hechos que se describen como ocurridos en la reunión de fecha 6-10-2004, tampoco cabe apreciar actuación
contraria a los interés de la empresa demandada, porque el mismo se limito a manifestar que correspondía a la
Confederación Hidrográfica del Segura la competencia para resolver la petición de aprovechamiento de aguas
residuales realizada por Jumilla Golf Resort SL; en aquella ocasión, si se examina la documentación obrante
a los folios _____________________, el actor se limitó a ratificar la postura que mantenían otros miembros de la
comisión y los informes de los servicios técnicos y, en todo caso, la empresa J. García Carrión no tenía interés
en la cuestión, pues esta empresa se limitaba, hasta entonces, a verter aguas residuales al alcantarillado,
siendo la única interesada y afectada por la cuestión la empresa Jumilla Golf Resort SL.
En cuanto a las actuaciones referidas a la campaña del 2007 para las elecciones municipales del Ayuntamiento
de Daimiel, no cabe vincular la manifestaciones y críticas contra la empresa demandada vertidas por un
candidato a concejal al Ayuntamiento de Daimiel con la reacción discriminatoria pretendida por el demandante,
por el único hecho de que el autor de las criticas en tal ocasión perteneciera al mismo partido en el que el
actor milita.
La sentencia recurrida, en cuanto aprecia vulneración de los artículos 14 y 23 de la CE, vinculada a tales hechos
y, en cuanto asigna una indemnización por tal vulneración, aplicó incorrectamente los preceptos mencionados,
por lo que procede la estimación parcial del recurso que interpone la empresa J. García Carrión SA.
FUNDAMENTO OCTAVO.- Con carácter subsidiario, la empresa solicita se deje sin efecto la condena al pago
de cantidades por el concepto de indemnización por daños o perjuicios, denunciando la infracción del artículo
180.1 de la LPL, en relación con el 97.2 del mismo cuerpo legal.
El artículo 180.1 de la LPL, establece, en el caso de procedimiento por tutela de la libertad sindical u otro
derecho fundamental, que la sentencia, además de declarar la nulidad radical de la conducta del empleador
ordenara la reparación de las consecuencias derivadas del acto, incluida la indemnización que procediera.
La conducta de la empresa al extinguir el contrato de trabajo de un empleado por haber ejercido el cargo de
concejal del Ayuntamiento de Jumilla y por desarrollar una militancia activa como afiliado al Sindicato CCOO
produce un efecto perturbador no solo en el trabajador afectado, que ve limitadas sus libertades en el caso
de un futuro ejercicio de las mismas ante la reacción negativa de la empresa, sino también respecto de los
restantes trabajadores de la empresa que se encuentren en situación de hacer uso de los mismos derechos, si
bien semejante advertencia a terceros se manifiesta a través del desconocimiento de los concretos derechos
del trabajador demandante. Se trata de un daño de tipo moral, de difícil cuantificación, pero que no puede dejar
de ser objeto de reparación.
La sentencia fija la cantidad de 9.000 euros por el concepto de daños morales, cantidad que debe de ser
mantenida por esta sala con el fin de reparar adecuadamente las consecuencias de la conducta empresarial
prohibida.
La sentencia recurrida, en cuanto condena a la empresa al pago de una indemnización de 9.000 euros no
vulnera el artículo 180.1 de la LPL.
Procede rechazar la petición formulada, con carácter subsidiario por la empresa J. García Carrión.

FALLO
En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la autoridad que le confiere la
Constitución, ha decidido:
Estimar en parte los recursos interpuestos por el trabajador D. Carlos Manuel y por la empresa J. García
Carrión SA contra la sentencia de fecha 27 de septiembre del 2007, dictada por el Juzgado de lo Social número
nº 3 de Murcia en los autos 486/07, dictada en virtud de demanda deducida por el citado trabajador contra
la mencionada empresa, impugnado la extinción del contrato de trabajo del actor decidida por la empresa
demandada de fecha 2 de Julio del 2007, revocar la misma, en cuanto declara la vulneración del artículo 14 de
la CE, por discriminación del trabajador por razones de militancia y opción política, así como por actuaciones
realizadas en el ejercicio de cargo político, y, en su lugar, declarar que en el despido del actor concurre la
vulneración del derecho a participar en los asuntos públicos , proclamado por el artículo 23 de la CE , así
como del derecho a la libertad sindical, reconocido por el artículo 28.1 de la CE, manteniendo los restantes
pronunciamientos contenidos en la sentencia recurrida.
Dese a los depósitos, si los hubiera, el destino legal.
Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.

9
JURISPRUDENCIA

ADVERTENCIAS LEGALES
Contra esta sentencia cabe Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina ante la Sala de lo Social del
Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala
de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.
Además, si el recurrente hubiera sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso,
el justificante de haber ingreso en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el Banesto, cuenta
número: 3104000066006108, a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que
expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiese en constituir
el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General
de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.
El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la Secretaría de la Sala de lo Social del
Tribunal Supremo, al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de trescientos euros con
cincuenta y un céntimos de euro (300'51 euros), en la entidad de crédito Banesto, cuenta corriente número
2410404300006108 Madrid, Sala Social del Tribunal Supremo.
Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente
reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigase en razón a su condición de trabajador o beneficiario del
régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad
Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al
anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que
lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.
Una vez firme lo acordado, devuélvanse las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno
cumplimiento.
Así, por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

10