Sei sulla pagina 1di 8

Tema: ¿Cuáles son los diferentes tipos de vendas?

- Como elaborar y
organizar un botiquín.

1. JUSTIFICACIÓN
Los vendajes son procesos que tienen como objetivo cubrir con una venda, una
zona lesionada, también sirven para sostener una parte del cuerpo, una venda es
una porción de gasa, tela o cualquier otro material por lo general, las vendas son
de dos tipos fundamentales, las triangulares y enrolladas.
El botiquín es uno de los elementos fundamentales que siempre deberíamos
considerar entre los equipos que llevamos en una salida, incluso en aquellas que
duran solo un día. Saber cómo armarlo de acuerdo a cada una de las actividades
que hagamos nos permitirá contar con lo que necesitemos y estar preparados en
caso de una emergencia.
2. OBJETIVOS
2.1 Objetivos Principales
- Analizar los diferentes tipos de vendas y vendajes así como la importancia y
utilización de cada una de ellas.
- Determinar que es un botiquín de primeros auxilios, como elaborarlo y
organizarlo.
2.2 Objetivos Secundarios
- Caracterizar los diferentes tipos de vendas, la utilización y caracterización
de las mismas
- Comprender la importancia de organizar y elaborar un botiquín de primeros
auxilios.
3. MARCO TEÓRICO
3.1 Venda
Las vendas, son un rollo de tela, principalmente, puede ser otro tipo de material,
que sirven para presionar o para inmovilizar cualquier parte del cuerpo lesionado.
Se suele utilizar para heridas, esguinces o fracturas óseas.
Es un tratamiento que se emplea a diario en los centros de salud o en hospitales.
Son completamente transpirables para permitir la ventilación de la piel. Existen
diversos tipos de vendas, como diversos tamaños, para adecuarlos a cada zona del
cuerpo y todas se pueden aplicar directamente sobre la piel.
3.2 Tipos de vendas
Venda de gasa orillada: Es un tipo de venda de algodón, porosa y que se suele
utilizar para la realización de vendajes contentivos.

Venda algodonada: Venda de algodón prensado que se emplea para almohadillar


vendajes compresivos o de yeso.
Venda elástica: Son vendas de algodón y tejido elástico que se usan en aquellos
vendajes en los que se requiere aplicar cierto grado de presión.

Venda elástica adhesiva: Es una venda realizada con tejido elástico con una cara
adhesiva. Evitar aplicarla directamente sobre la piel cuando existan problemas
como piel delicada, varices o alergia a algún componente; en este caso, es
conveniente utilizar un prevendaje.
Vendajes tubulares: Son vendas en forma de tubo que permiten la adaptación a
diferentes partes del cuerpo según su tamaño, pueden ir desde los dedos hasta el
tronco. Las hay en diferentes tejidos y se emplean fundamentalmente para realizar
vendajes contentivos.

Venda impregnada en materiales: Es aquella venda impregnada de yeso, que al


humedecerla, se vuelve rígida. Antes de aplicarla, es necesario vendar con algodón
y papel.

Venda de papel: Es papel pinocho con cierto grado de elasticidad. Se usa en la


colocación de los yesos, entre éste y el algodón.

Venda de espuma: Es aquella que se utiliza como prevendaje a fin de evitar el


contacto de la piel con vendajes adhesivos.
Venda cohesiva: Es una venda de fibra de poliéster que se adhiere a sí misma pero
no a la piel.
Tape: Tipo especial de “esparadrapo” que se utiliza en el vendaje funcional.
3.3 Tipos de vendajes

 Vendajes de soporte: Estos tipos de vendajes se utilizan principalmente


para sujetar apósitos, aplicar bolsas de frío o calor sobre una zona, o proteger
alguna zona del cuerpo (cabestrillo por ejemplo). Para su realización
utilizaremos sobre todo las vendas de gasa de ancho apropiado. De todos
modos, para este fin también podremos hacer uso de vendas elásticas no
adhesivas, vendas de algodón (sobre todo cuando vamos a vendar una herida
muy exudativa), vendas cohesivas e incluso las mallas tubulares de algodón
para zonas de difícil vendaje como puede ser la cabeza/cara o el tronco.

 Vendajes compresivos: El vendaje compresivo lo utilizaremos para reducir


o prevenir inflamación después de un traumatismo, para proporcionar una
inmovilización relativa de un segmento corporal lesionado y para favorecer
el retorno venoso. Del mismo modo, podremos utilizarlo para ejercer presión
sobre un punto sangrante con el fin de cortar una hemorragia. Para ello,
utilizaremos vendas elásticas no adhesivas, adhesivas o cohesivas
dependiendo del grado de inmovilización que queramos proporcionar.

 Vendajes inmovilizadores: Este tipo de vendaje va a estar indicado siempre


que se persiga una inmovilización completa de un segmento corporal. Para
realizarlo utilizaremos las vendas de escayola y las férulas metálicas. De
forma accesoria podremos utilizar el resto de vendajes. Así, podremos hacer
uso de la malla tubular, la venda de algodón y la venda de papel para proteger
la piel; y de vendas elásticas y de gasa para sujeción de férulas. Cuando la
inmovilización que vamos a producir esté dirigida a una sola parte de una
articulación, dejando libre el resto de dicha articulación (vendaje funcional),
utilizaremos el tape.
3.4 Botiquín

El botiquín es uno de los elementos fundamentales que siempre deberíamos


considerar entre los equipos que llevamos en una salida, incluso en aquellas que
duran solo un día. Saber cómo armarlo de acuerdo a cada una de las actividades
que hagamos nos permitirá contar con lo que necesitemos y estar preparados en
caso de una emergencia.
3.5 Elaborar y organizar un botiquín

Ya sabemos que lo que vamos a incluir en el botiquín va a depender de la actividad


que vayamos a realizar, sin embargo, siempre tenemos que considerar que no
debería haber cosas que no sabemos para qué sirven ni cómo se usan; ya que solo
serán peso extra y eventualmente podrían provocar más daño que soluciones. Es
conveniente organizar el botiquín agrupando los artículos que tienen un uso
común. Lo que se necesita para elaborar un botiquín:
- Depósito de algodón, pero de varios tamaños y presentaciones, pues es
diferente una gasa de algodón que un algodón, la gasa no deja restos en la
herida, y el algodón sí.
- Vendas de varios tamaños, una vez que has detenido una hemorragia,
puedes vendar la herida.
- Guantes de látex, es importante por si te preocupa no contagiar a tus niños
si tienes algún padecimiento o simplemente por mera precaución sanitaria.
- Antisépticos, para la limpieza de la herida o la desinfección necesitas.
- Es útil la limpieza con agua oxigenada o suero, pero nunca la limpieza se
hará con gel de alcohol, pues podrías quemar esa zona. El gel desinfectante
es para la limpieza cutánea, pero no para limpiar heridas.
- Pinzas y tijeras, las pinzas ayudan a sacar una astilla, pero evita usarlas
cerca de los ojos; las tijeras te servirán para cortar vendas o gasas.
- Son necesarios los curitas para tratar pequeñas cortadas.
- Para el cuidado de la piel es bueno tener siempre un bloqueador solar y un
repelente para mosquitos.
- Suero y una bolsa de gel frío para cuando tengas que tratar la inflamación
causada por los golpes.
- El termómetro es indispensable en todo botiquín de Primeros Auxilios.
- Mascarilla Unidireccional de RCP: Al hacer maniobras de reanimación
cardio pulmonar contar con una mascarilla te permitirá dar ventilaciones de
manera protegida.
- Gaza: Una gaza estéril puede ser útil para la contención de hemorragias.
También se puede utilizar para la limpieza de heridas en vez de utilizar
algodón, ya que este último puede dejar pelusillas en la herida, haciendo más
difícil su limpieza.
- Medicamentos, Quisiéramos hacer énfasis en que deben buscar asesoría de
un médico respecto de cuáles serán los medicamentos más idóneos para su
botiquín, más aún si hay algún requerimiento específico por alguna de las
personas que dará uso a su éste. Es importante incluir en su botiquín la
información médica que trae cada uno de los medicamentos, de manera tal
de tener acceso a información específica como dosis máxima, efectos
secundarios, contraindicaciones e interacciones con otros medicamentos.
 Analgésicos:
Uno de los analgésicos más comunes de venta libre y de uso
generalizado es el paracetamol. Otras alternativas son el ibuprofeno
y la aspirina.
 Antipiréticos:
Estos son medicamentos que ayudarán a bajar la fiebre. Tanto el
paracetamol como el ibuprofeno y la aspirina sirven.
 Antihistamínicos:
Medicamentos que permiten contrarrestar las reacciones alérgicas.
Entre los más comunes está la clorfenamina y la desloratadina.
 Antidiarreicos:
En caso de que una persona esté con diarrea y esto sea un problema
para su traslado, es bueno considerar un medicamento que ayude a
detener la diarrea. Entre las alternativas de venta libre está la
loperamida.

4. CONCLUSIONES
 Es muy importante saber utilizar una venda ya que nos sirven para
presionar o para inmovilizar cualquier parte del cuerpo lesionado y se
puedes utilizar en heridas y fracturas.
 Tener a la mano una mascarilla es muy importante ya que al momento de
dar respiración de boca a boca es de suma importancia para prevenir
cualquier tipo de daño.
 Un botiquín de primeros auxilios debe estar elaborado y organizado en
cada hogar ya que en caso de una emergencia sería algo catastrófico no
encontrar un botiquín para dar los primeros auxilios.
5. RECOMENDACIONES
 El botiquín debe estar en un lugar de fácil acceso y visible, pero fuera del
alcance de los niños.
 Es recomendable no colocarle llave o candado, ya que en esos momentos
los nervios pueden actuar en nuestra contra y dificultarnos el acceso a los
elementos que necesitamos.
6. BIBLIOGRAFÍA
- Recuperado de (25 Julio 2018) url: https://comohacerpara.com/salud/armar-
botiquin-primeros-auxilios-671a.html
- Recuperado de (25 Julio 2018) url: https://www.picuida.es/wp-
content/uploads/2015/09/Manual-Venajes-Jerez.pdf
- Recuperado de (25 Julio 2018) url: http://www.totclinic.com/blog/vendas-
vendajes/tipos-de-vendas/