Sei sulla pagina 1di 15

INSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES BELÉN

DIDÁCTICA GENERAL
EQUIVALENCIA PARCIAL

PROFESORADO PARA
EDUCACION SECUNDARIA EN
QUIMICA

PROFESORA: MARIA JOSE MIRANDA


ALUMNA: FLAVIA GABRIELA RASJIDO
CURSO: PRIMER AÑO
TURNO: MAÑANA

AÑO 2014
1) LIBRO: “CURRICULUM: UNA PRÁCTICA COMPLEJA”

PRÓLOGO

Es para mí motivo de orgullo, prologar el presente libro, escrito por las


docentes María José Miranda y Paola Castro, quienes en su recorrido por las
diferentes instituciones educativas, han adquirido una vasta experiencia que se puede
ver plasmada en esta obra tan majestuosa, que refleja análisis exhaustivos,
comparaciones sistemáticas, interpretaciones complejas expresadas de manera simple,
para que puedan ser leídas tanto por el lector experto, como por aquel que recién se
inicia en el estudio del Currículum.
Muchas vueltas se le han dado en los últimos años al concepto de currículum.
Han aparecido listados interminables de definiciones. Cada nuevo trabajo sobre el
tema se ha encargado de aportar algunas más para luego hacer una síntesis y ofrecer
otra nueva. Se han hecho taxonomías de definiciones y se han querido ver
posicionamientos ideológicos y posturas personales enfrentadas entre los diversos
autores que se citaban. El concepto de currículum se ha convertido preferentemente en
un espacio de controversia entre académicos, con una escasa proyección, debido
posiblemente al aura de complejidad e indefinición con que se presentaba, en el ámbito
de la práctica escolar.
Es por ello, que en este escrito, ambas autoras, tienen el propósito de
desentrañar y fragmentar la complejidad de su significado, dejando en claro que más
que un concepto, es una construcción cultural. No se trata de una noción abstracta que
tiene algún tipo de existencia fuera y previamente a la experiencia humana sino más
bien es un modo de organizar una serie de prácticas educativas.
Siendo una práctica tan compleja, no es extraño encontrarse con perspectivas
diversas que seleccionan puntos de vista, aspectos parciales, enfoques alternativos con
distinta amplitud que determinan la visión "más pedagógica" del currículum.
Apropiarse de esta obra tan virtuosa, permitirá al lector enriquecerse con una
posibilidad de incrementar el conocimiento propio, así como vivir una experiencia
intelectual renovadora.-

FLAVIA GABRIELA RASJIDO


2) a) Componentes del Proyecto Áulico:

Fundamentación: En este apartado el docente explicita cuales son los fundamentos


teóricos, (enfoques y lineamientos para la enseñanza del área) valorativos (propósitos
institucionales) y empíricos derivados del contexto institucional y social, que justifican
su propuesta de selección de contenidos, objetivos y metodología; en ella se definen
claramente los alcances de la planificación, y se explicita la posible articulación con
otros espacios curriculares, así como un análisis de todos aquellos factores que puedan
influir en el proceso.
Debe evidenciar la relevancia social y disciplinar del proyecto, explicitando también,
los aspectos innovadores y originales que aporta la propuesta, y aquellos que podrían
mejorar o enriquecer el desarrollo del espacio curricular.
Es importante que contenga:
Las intenciones educativas, manifestando la concepción de la enseñanza que sustenta la
propuesta, estableciendo en general las expectativas para la materia y las grandes metas
a alcanzar.
Las demandas sociales con relación al espacio curricular, expresadas en términos de
competencias y capacidades.
La lógica curricular y su incidencia en el proceso, a través de las peculiaridades de la
materia, las dificultades conceptuales o de otra índole, continuidad en la etapa,
actualidad, interés, significatividad, etc.
Los temas transversales, aludiendo a los propuestos por la institución o a otros acuerdos.
Las dificultades de cualquier índole, considerando aquellos problemas identificados en
los diagnósticos iniciales que incluyen los obstáculos epistemológicos con relación a
cada disciplina y las carencias en cuanto, por ejemplo, determinado tipo de recurso.

Objetivos: Desde una perspectiva didáctica hacen referencia a los aprendizajes que los
alumnos adquirirán y expresan el conjunto de valores educativos del docente, de la
escuela y de la sociedad.
Un objetivo es una descripción que se hace por anticipado para lograr buscar en el
estudiante un cambio ya sea a su nivel cognitivo, social y afectivo; influyendo en la
selección de contenidos, estrategias metodológicas y en la evaluación de los
aprendizajes.
Los objetivos deben ser claros y precisos. Deben ser pocos para estar en consonancia
con el tiempo previsto de enseñanza.
Es importante tener en cuenta las siguientes pautas para la formulación de los objetivos:
Los objetivos generales se refieren a desempeños en los que se integran y ponen en
juego capacidades, son de largo plazo, se van construyendo a lo largo de una etapa o
ciclo educativo.
Los objetivos específicos describen los aprendizajes que los alumnos deberán alcanzar,
desentrañados de un objetivo general, que sin excederlo, lo especifican; expresan las
capacidades que los alumnos deben adquirir a corto plazo.
Es importante:
Formularlos desde el punto de vista del alumno.
Plantearlos como un desarrollo de sus capacidades.
Especificar las buenas prácticas esperadas a partir de los aprendizajes.
Especificar el contenido.
Especificar el contexto en el cual los estudiantes deberían demostrar sus aprendizajes
ya que el contexto permite delimitar el objetivo e identificar su finalidad.
Estrategias Metodológicas: Es el conjunto de decisiones que toma el docente para
orientar la enseñanza, con el fin de promover los aprendizajes de los alumnos.
Se trata de orientaciones generales y criterios de acción acerca del cómo se propone
enseñar determinados contenidos en función de los objetivos planteados.
Ahora bien, uno de los objetivos más valorados y perseguidos es el de enseñar a los
estudiantes a que se vuelvan aprendices autónomos, independientes y autorregulados,
capaces de aprender a aprender.
Las estrategias metodológicas son también secuencias integradas de procedimientos y
recursos utilizados por el formador con el propósito de desarrollar en los estudiantes
capacidades para la adquisición, interpretación y procesamiento de la información; y la
utilización de estas en la generación de nuevos conocimientos, su aplicación en las
diversas áreas en las que se desempeñan la vida diaria para, de este modo, promover
aprendizajes significativos. Las estrategias deben ser diseñadas de modo que estimulen
a los estudiantes a observar, analizar, opinar, formular hipótesis, buscar soluciones y
descubrir el conocimiento por sí mismos.

Contenidos: Constituyen un conjunto de saberes o formas culturales cuya asimilación y


apropiación por los alumnos y alumnas se considera esencial para su desarrollo y
socialización. La idea de fondo es que el desarrollo de los seres humanos no se produce
nunca en vacío, sino que tiene lugar siempre y necesariamente en un contexto social y
cultural determinado. (Coll y otros. 1992, citado por Agudelo, A, y otros).
Los contenidos constituyen la base sobre la cual se programarán las actividades de
enseñanza-aprendizaje, con el fin de alcanzar lo expresado en los objetivos.
Para tal fin se deben establecer tomando los siguientes criterios.
Una secuencia y contextualización de acuerdo con los grupos de estudiantes.
Basarse en una concepción constructivista del aprendizaje.
Selección y distribución en torno a ejes organizadores y un guión temático.

Se pueden considerar como el conjunto de información puesta en juego en el proceso


educativo y se corresponden con la pregunta ¿qué enseñar?
Se clasifican en tres tipos: conceptuales, procedimentales y actitudinales.

Los Contenidos Conceptuales:


Corresponden al área del saber, es decir, los hechos, fenómenos y conceptos que los
estudiantes pueden “aprender”. Dichos contenidos pueden transformarse en aprendizaje
si se parte de los conocimientos previos que el estudiante posee, que a su vez se
interrelacionan con los otros tipos de contenidos.
Durante muchos años constituyeron el fundamento casi exclusivo en el ámbito concreto
de la intervención docente. Están conformados por conceptos, principios, leyes,
enunciados, teoremas y modelos.
Sin embargo, no basta con obtener información y tener conocimientos acerca de las
cosas, hechos y conceptos de una determinada áreas científica o cotidiana, es preciso
además comprenderlos y establecer relaciones significativas con otros conceptos, a
través de un proceso de interpretación y tomando en cuenta los conocimientos previos
que se poseen.

Los Contenidos Procedimentales


Constituyen un conjunto de acciones que facilitan el logro de un fin propuesto. El
estudiante será el actor principal en la realización de los procedimientos que demandan
los contenidos, es decir, desarrollará su capacidad para “saber hacer”. En otras palabras
contemplan el conocimiento de cómo ejecutar acciones interiorizadas. Estos contenidos
abarcan habilidades intelectuales, motrices, destrezas, estrategias y procesos que
impliquen una secuencia de acciones.
Los procedimientos aparecen en forma secuencial y sistemática. Requieren de
reiteración de acciones que llevan a los estudiantes a dominar la técnica o habilidad.

Se clasifican en:
Generales: son comunes a todas las áreas.
Procedimientos para la búsqueda de información.
Procedimientos para procesar la información obtenida.
Ejemplo: análisis, realización de tablas, gráficos, clasificaciones.
Procedimientos para la comunicación de información.
Ejemplo: elaboración de informes, exposiciones, debates.
Algorítmicos: indican el orden y el número de pasos que han de realizarse para resolver
un problema. Ejemplo: copiar, sacar el área de una figura.
Heurísticos: son contextuales, no aplicables de manera automática y siempre de la
misma forma.
Ejemplo: interpretación de textos.

Los Contenidos Actitudinales:


Constituyen los valores, normas, creencias y actitudes conducentes al equilibrio
personal y a la convivencia social. La actitud es considerada como una propiedad
individual que define el comportamiento humano y se relaciona directamente con el ser,
están relacionadas con la adquisición de conocimientos y con las experiencias que
presenten modelos a partir de los cuales los estudiantes pueden reflexionar. El cambio
de actitudes irá apareciendo gradualmente en función de los contenidos, las experiencias
significativas y la presencia de recursos didácticos y humanos que favorezcan la
elaboración de nuevos conceptos.

Es importante destacar que los tres tipos de contenidos tienen el mismo grado de
importancia y deben abordarse en la acción docente de forma integrada.
Los conceptos guardan una estrecha relación con las actitudes y a la inversa.
Un concepto puede ser aprendido de formas muy diversas en función de las actitudes
con que se relacionen.
Los conceptos para ser adquiridos necesitan de un procedimiento.
Los procedimientos facilitan el aprendizaje de los conceptos y favorecen el desarrollo
de actitudes.
Las actitudes a su vez facilitan la selección de los procedimientos adecuados. (Maestres,
1994).

Evaluación: Es una actividad integrada dentro del proceso educativo, que tiene por
objeto proporcionar la máxima información para mejorar este proceso, reajustando sus
objetivos, revisando críticamente planes y programas, métodos y recursos, y facilitando
la máxima ayuda y orientación a los alumnos y a sus familias.
La evaluación tiene como objetivo proporcionar elementos para la comprensión de lo
que sucede en el aula y por lo tanto debe ser considerada como inherente a todo proceso
de enseñanza y aprendizaje.
Existen en tres tipos: diagnóstica, de proceso y sumativa.

Evaluación Diagnóstica: Se realiza al comenzar el proceso y consiste en recoger


conocimientos previos y habilidades cognitivas de los alumnos. El análisis y la
interpretación de estos datos proporcionan el diagnóstico que servirá para efectuar, si es
necesario, replanteamientos.

Evaluación de Proceso: Consiste en la valoración, a través de producciones parciales


con instancias individuales y grupales, del funcionamiento del proceso, ofreciendo
información de modo permanente.
Permite controlar lo planificado si aparecen desviaciones que puedan desvirtuar los
resultados y que obligarían a reajustar de inmediato lo programado.
Posibilita tomar decisiones en el momento indicado para no esperar al final cuando las
soluciones no pueden suponer una mejora del proceso.

Evaluación Sumativa: Permitirá analizar los resultados de los procesos educativos y


acreditar los aprendizajes adquiridos por parte de los alumnos.
Sus objetivos son calificar en función de un rendimiento, otorgar una certificación,
determinar e informar sobre el nivel alcanzado a todos los niveles (alumnos, padres,
institución, docentes, etc.).

La evaluación educativa es una herramienta generadora de información útil respecto de


la calidad de la propuesta de enseñanza y del proceso formativo que se busca desarrollar
en los alumnos. Es decir que da cuenta de los logros y dificultades de la práctica
educativa para analizarla, comprenderla, y mejorarla.
PROFESORA: RASJIDO FLAVIA GABRIELA

ESPACIO CURRICULAR: QUÍMICA

CURSO: 1° AÑO

AÑO: 2014
b) Proyecto Áulico:

FUNDAMENTACIÓN

El estudio de la química permite obtener un entendimiento importante de nuestro mundo


y su funcionamiento. Se trata de una ciencia eminentemente práctica que tiene una
influencia enorme sobre nuestra vida diaria.

Promover su estudio puede favorecer un aprendizaje en contexto que permitirá


comprender la naturaleza de esta ciencia, las relaciones que establece con la sociedad y
el carácter temporal y relativo de los conocimientos científicos que se acumulan,
cambian y se desarrollan permanentemente.

En este marco, la propuesta para esta unidad curricular se sustenta en una visión
articulada de los contenidos provenientes de la química. Esto se pone de manifiesto en
los ejes en que se organizan los contenidos seleccionados.

El primer eje, Iniciándonos en el Estudio de la Química, propone introducir al alumno


de manera generalizada en esta ciencia desconocida pero a la vez presente en todos los
ámbitos de la vida, pretendiendo que aprenda a reconocer sus usos y beneficios
aplicados a su vida cotidiana. Se incluyen, además, contenidos relacionados con el
conocimiento de la composición de la materia, la interpretación de sus propiedades y la
distinción de los diferentes estados en los que esta se puede encontrar en la naturaleza,
comprendiendo, además que los cambios que le ocurren, son también por la
intervención del hombre.

El segundo eje, Sistemas Materiales, busca adentrar a los estudiantes en la especificidad


de una porción de la materia, confinada en una porción de espacio, y que se selecciona
para su estudio. El camino adecuado para identificar las propiedades de las sustancias y
establecer su clasificación sistemática es el método particular de la química que puede
expresarse en término de separar y unir sustancias. El adentrarse en los principios
químicos que fundamentan los métodos de separación, permitirá acercarnos a los
conceptos y leyes que explican en forma cuantitativa el cambio químico.

La Química cumple un rol importante proponiendo un análisis racional de la


disponibilidad de materiales que representan recursos naturales destacando la
importancia de explicar algunos de los pequeños y grandes fenómenos que nos rodean.-
OBJETIVOS GENERALES

Facilitar el aprendizaje de conceptos y modelos inherentes a la Química.


Propiciar situaciones que posibiliten la adquisición de destrezas asociadas al
laboratorio.
Generar circunstancias que permitan a los alumnos proponer soluciones a
problemas de la vida cotidiana vinculados con la química.
Inculcar en los estudiantes un interés por el aprendizaje de la Química, que les
permita valorar sus aplicaciones en diferentes contextos

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

Que el alumno:
Pueda pensar la Química como una Ciencia Natural.
Sea capaz de resolver eficazmente una experiencia de laboratorio.
Maneje los conceptos de materia y cuerpo.
Distinga claramente las Propiedades de la Materia.
ESTRATEGIAS METODOLOGICAS:

Partiendo de la enseñanza centrada en el alumno y dando por sentado que todas las
etapas están constituidas por tareas activas que debe realizar el alumno, que suponen
esfuerzo personal; la tarea docente queda (como transmisor del conocimiento), centrada
en guiarlo. Explicarle y asesorarlo para facilitarle la adquisición de conceptos, aptitudes
y destrezas en el área del conocimiento que se imparte.
Sin embargo, esta tarea, aunque substancial, no es la única. También es preciso un
acercamiento con el alumno que permita la confianza necesaria para reconocer
dificultades de índole personal y académica.
Para lograr este cometido, como primer paso, se otorgará a cada estudiante una
credencial con su nombre, para que la enseñanza sea más personalizada, permitiéndome
visualizar individualmente las dificultades que pudieran llegar a presentarse.
Por otra parte, el trabajo grupal permite que los alumnos compartan e intercambien
ideas y pensamientos, y asimilen conocimientos con mayor facilidad. A su vez, en
grupos más reducidos, es más fácil distinguir las personalidades de cada estudiante,
como la del líder, es decir, aquel alumno de carácter fuerte que es seguido por sus
compañeros. Una vez diferenciado este, se lo propone cómo “capitán” de su equipo,
teniendo como tarea, ser responsable del cumplimiento de las consignas y tareas
encomendadas.

Otras metodologías:
Lectura reflexiva para desarrollar la comprensión.
La explicación oral, lo cual exige que los alumnos justifiquen su razonamiento y
lo expongan oralmente.
La escritura dirigida, para ejercitar aspectos de redacción y organización de
ideas.
Realización de trabajos experimentales.-
CONTENIDOS CONCEPTUALES:

EJE I: INICIÁNDONOS EN EL ESTUDIO DE LA QUIMICA

La Química: Generalidades. Materia Y Cuerpo. Propiedades De La Materia. Estados de


agregación de la materia. Modelo cinético corpuscular. Clasificación de los materiales
según su estado físico. Propiedades.

EJE II: SISTEMAS MATERIALES

Sistemas Materiales. Propiedades: Intensivas Y Extensivas. Sistemas Materiales


Homogéneos Y Heterogéneos. Métodos de Separación de fases.

CONTENIDOS PROCEDIMENTALES

Expresar correctamente los conceptos solicitados.


Utilizar vocabulario apropiado al nivel.
Identificar cada concepto en la realidad que los rodea.
Identificar sistemas materiales y aplicar las técnicas adecuadas para separarlos o
fraccionarlos según corresponda.

CONTENIDOS ACTITUDINALES

Puntualidad y orden en la realización de las distintas actividades.


Cooperación y responsabilidad individual y grupal en el desarrollo de las actividades.
Respeto y valoración por el pensamiento ajeno y el conocimiento producido por
otros.
Confianza en posibilidades del plantear y resolver problemas de la vida cotidiana.
EVALUACIÓN:

Para la evaluación de los alumnos, se tendrán en cuentas los siguientes criterios:


Evaluaciones escritas.
Interrogatorios orales.
Trabajos grupales.
Participación en clase.
Control de carpetas.
Concurrir en tiempo y forma para realizar los trabajos experimentales hasta su
aprobación.
Evaluación integradora.

Los instrumentos de evaluación que se emplearán son:


Trabajo en equipo o colaborativo.
Se evaluará la realización de una tarea para la consecución de un objetivo común a
varios alumnos con su interacción y comunicación, además de la organización que les
permite coordinar la participación individual en función de la tarea por realizar.

Los exámenes de composición


Este tipo de prueba hace que el alumno responda con sus propias palabras, su propio
estilo y su propia organización mental. Estimular al alumno con las preguntas para que
diga "por qué", "para que critique", "establezca diferencias", sintetice", "compare",
"trace el desarrollo de algo", "evalúe", "comente", etc.
BIBLIOGRAFIA

FÍSICA Y FÍSICO-QUÍMICA. Orientaciones para la planificación de la enseñanza /


coordinado por Alejandra Amantea. - 1a ed. - Buenos Aires: Ministerio de Educación –
Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2009.

QUÍMICA BÁSICA. Di Risio Roverano Vázquez. Quinta Edición. Editorial Educando.


Año 2013.

QUÍMICA. Raymond Chang / Kenneth A. Goldsby. Undécima edición


Editorial: McGraw-Hill. Año Edición: 2013
3) Imagen: La Didáctica como Campo Complejo

“La Didáctica es el estudio del conjunto de recursos técnicos que tienen por finalidad
dirigir el aprendizaje del alumno, con el objeto de llevarle a alcanzar un estado de
madurez que le permita encarar la realidad, de manera consciente, eficiente y
responsable, para actuar en ella como ciudadano participante y responsable, para
actuar en ella como ciudadano participante y responsable.”
Imideo Giuseppe Nerici.

Teniendo en cuenta que muchos autores conceptualizan a la Didáctica como arte, me


pareció conveniente darle un sentido metafórico y artístico a su representación. Es por
esto que en la imagen elegida, se reflejan las partes fundamentales que la conforman.
El docente, actor fundamental dentro del proceso educativo, por ser quien toma el
curriculum prescripto, lo analiza, lo incorpora, lo contextualiza de acuerdo a la realidad
en la que se encuentra inmerso, para luego transmitirlo de manera que pueda ser
aprendido, se lo representa como el pupitre que sostiene, sustenta y respalda a los
diversos elementos que forman parte de la vida escolar.
El libro, simboliza todos aquellos componentes que condicionan y a la vez posibilitan el
quehacer docente, siendo estos: los contenidos, las estrategias, los recursos, el contexto,
entre otros.
Las hojas, transformadas en aves, caracterizan a los alumnos, en su pasar por la escuela,
en donde se inundan de aquellas prácticas predeterminadas por el contexto educativo,
que van a marcar su andar, su camino, su trayecto permitiéndoles levantar vuelo,
alcanzar sus metas y superar todos aquellos desafíos que se le presentarán a lo largo de
su vida.
La Didáctica, como la ciencia que estudia e interviene en el proceso de enseñanza-
aprendizaje, toma sentido cuando cada uno de sus elementos se relacionan y adquieren
protagonismo.-
BIBLIOGRAFIA

ORIENTACIONES PARA LA PLANIFICACIÓN DIDACTICA. Universidad Nacional


Del Sur. Consejo de Enseñanza Media y Superior. Escuela de Ciclo Básico Común.
Cuidad de Bahía Blanca, Buenos Aires, 2014.

FELDMAN, DANIEL. Didáctica general. Aportes para el desarrollo curricular - 1a ed.


- Buenos Aires: Ministerio de Educación de la Nación, 2010.