Sei sulla pagina 1di 5

12 JUZGADO DE FAMILIA DE LIMA

EXPEDIENTE : 08855-2018-0-1801-JR-FT-12
MATERIA : VIOLENCIA PSICOLÓGICA
DEMANDADO : CARDENAS DAVILA, GERARDO MARTÍN
DENUNCIANTE : N.B.

ACTA DE AUDIENCIA ORAL

En Lima, a los trece días del mes de junio del año dos mil dieciocho, siendo las doce del
mediodía, en el Local del Décimo Segundo Juzgado de Familia de Lima, bajo la presencia y
dirección de la Señora Jueza, doctora Milagros Álvarez Echarri, asistida por el asistente
que da cuenta, a efectos de llevarse a cabo la audiencia ordenada para la fecha.
Comparece la denunciante, persona de iniciales N.B., de nacionalidad argentina,
identificada con carné de extranjería número 000468404, asistida por el señor abogado
Pedro Martín Sagástegui Bardales, identificado con carné del Colegio de Abogados de
Lima número 26077.
En este estado, de conformidad con el Articulo 16° de la Ley 30364, se dispone iniciarse la
Audiencia Oral teniéndose a la vista los actuados conteniendo la denuncia presentada por
la persona de iniciales N.B.
Estando a lo presentemente señalado, el Juzgado procede a resolver sobre la emisión de
las medidas de protección que sean necesarias.

AUTO DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN

RESOLUCIÓN NRO. DOS


Lima, 13 de junio
Del dos mil dieciocho.-

AUTOS Y VISTOS: Habiéndose recibido el oficio N° 382-18-DIRNOP-


DIRESC-PNP/DIRLCVF-C.F.MIMP.SEC.INVS proveniente de la Comisaría de la Familia con
sede en el MIMP, poniendo en conocimiento de la judicatura los presuntos actos de
violencia psicológica contra don GERARDO MARTÍN CÁRDENAS DÁVILA en agravio de la
persona de iniciales N.B.; emitiendo resolución con arreglo a Ley y atendiendo:

PRIMER: El Artículo 1° de la ley Nº 30364 establece que La ley tiene por objeto prevenir,
erradicar y sancionar toda forma de violencia producida en el ámbito público o privado
contra las mujeres por su condición de tales, y contra los integrantes del grupo
familiar(…); Para tal efecto, establece mecanismos, medidas y políticas integrales de
prevención, atención y protección de las víctimas así como reparación del daño causado;
y dispone la persecución, sanción y reeducación de los agresores sentenciados con el fin
de garantizar a las mujeres y al grupo familiar una vida libre de violencia asegurando el
ejercicio pleno de sus derechos.

SEGUNDO: El artículo 7° de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y


Erradicar la Violencia contra la Mujer, “Convención de Belem do Pará”, aprobada por
Resolución Legislativa N° 26583, señala: “Los Estados Partes condenan todas las formas

1
de violencia contra la mujer y convienen en adoptar, por todos los medios apropiados y
sin dilaciones, políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradicar dicha violencia y en
llevar a cabo lo siguiente: a. abstenerse de cualquier acción o práctica de violencia
contra la mujer y velar por que las autoridades, sus funcionarios, personal y agentes e
instituciones se comporten de conformidad con esta obligación; b. actuar con la debida
diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer; c. incluir en
su legislación interna normas penales, civiles y administrativas, así como las de otra
naturaleza que sean necesarias para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra
la mujer y adoptar las medidas administrativas apropiadas que sean del caso; d.
adoptar medidas jurídicas para conminar al agresor a abstenerse de hostigar, intimidar,
amenazar, dañar o poner en peligro la vida de la mujer de cualquier forma que atente
contra su integridad o perjudique su propiedad; e. tomar todas las medidas apropiadas
incluyendo medidas de tipo legislativo, para modificar o abolir leyes y reglamentos
vigentes, o para modificar prácticas jurídicas o consuetudinarias que respalden la
persistencia o la tolerancia de la violencia contra la mujer; f. establecer procedimientos
legales justos y eficaces para la mujer que haya sido sometida a violencia, que incluyan,
entre otros, medidas de protección, un juicio oportuno y el acceso efectivo a tales
procedimientos; g. establecer los mecanismos judiciales y administrativos necesarios
para asegurar que la mujer objeto de violencia tenga acceso efectivo a resarcimiento,
reparación del daño u otros medios de compensación justos y eficaces; y h. adoptar las
disposiciones legislativas o de otra índole que sean necesarias para hacer efectiva esta
Convención”.

TERCER: El Artículo 5° de la mencionada ley establece la definición de violencia contra las


mujeres: “Es cualquier acción o conducta que les causa muerte, daño o sufrimiento
físico, sexual o psicológico por su condición de tales, tanto en el ámbito público como en
el privado”. En tanto, el artículo 8° de la Ley establece como tipos de violencia contra las
mujeres y los integrantes del grupo familiar, entre otras: b) Violencia Psicológica. Es la
acción o conducta, tendiente a controlar o aislar a la persona contra su voluntad, a
humillarla, avergonzarla, insultarla, estigmatizarla o estereotiparla, sin importar el tiempo
que se requiera para su recuperación. Asimismo debe tenerse en cuenta lo señalado por
el artículo 4.3 del reglamento: La violencia contra la mujer por su condición de tal “Es la
acción u omisión identificada como violencia según los artículos 5 y 8 de la Ley que se
realiza en el contexto de violencia de género1, entendida ésta como una manifestación
de discriminación que inhibe gravemente la capacidad de las mujeres de gozar de
derechos y libertades en pie de igualdad, a través de relaciones de dominio, de
sometimiento y subordinación hacia las mujeres. (…).

CUARTO: Que, del parte policial que se da cuenta, se aprecia que la persona de iniciales
N.B. interpone denuncia contra don GERARDO MARTÍN CÁRDENAS DÁVILA por violencia
psicológica en su agravio, refiriendo la accionante a nivel policial el acto de maltrato

1 Artículo 3 de la Ley. Enfoques. Los operadores, al aplicar la presente Ley, consideran los siguientes
enfoques: 1. Enfoque de género: Reconoce la existencia de circunstancias asimétricas en la relación
entre hombres y mujeres, construidas sobre la base de las diferencias de género que se constituyen en
una de las causas principales de la violencia hacia las mujeres. Este enfoque debe orientar el diseño de
las estrategias de intervención orientadas al logro de la igualdad de oportunidades entre hombres y
mujeres.

2
sufrido de parte del demandado con fecha 14 de abril del presente año: “Yo ese día
estaba por la Av. Salaverry cuando recibí un mensaje de whatsapp de parte de mi ex
conviviente; días atrás ya habíamos quedado que él me iría a dejar ver a mi hija a las
16:00 horas en el parque Los Álamos – Cercado de Lima, pero en este mensaje de
whatsapp me escribe que no se iba a poder realizar este encuentro porque irían a estar
fuera hasta la noche, le dije que como era posible que faltando una hora me avisara,
cuando leí esto me sentí mal psicológicamente por la impotencia de no poder ver a mi
hija y no poder hacer nada ante el autoritarismo de esta persona”. Respecto a los actos
de maltrato hacia su persona, agregó: “Durante ese tiempo él me decía que yo era puta,
fiestera, me decía que yo abandonaba a mi hija para irme a las fiestas, me decía inútil y
me acusaba de ser mala madre”. En cuanto a si denunció estos actos de maltrato,
precisó: “Si lo denuncié tres veces por violencia familiar (maltrato físico y psicológico)
pero no lo continué porque no quería tener problemas con él”. Finalmente agregó: “Este
sujeto me amenaza con que me va a meter presa y quitar a mi hija, me llama
delincuente”. A lo precedentemente declarado, si bien se ha cursado oficio al Instituto de
Medicina Legal a efectos que remita el resultado de la evaluación psicológica de la
accionante, es de advertirse que se cuenta de autos la ficha de valoración de riesgo en
mujeres víctimas de violencia de pareja, cuya valoración de riesgo describe que se
encuentra dentro del rango de RIESGO MODERADO. En consecuencia, se infiere que la
presunta agraviada se encontraría inmersa en una dinámica de violencia ante los hechos
suscitados, lo cual le podría causar una posible afectación psicológica y emocional la que
en forma reiterada podría estar ocasionándole un daño psíquico, razones por los que la
Judicatura considera que existen indicios que la presunta agraviada seria víctima de
violencia psicológica por parte del demandado, motivo por el cual y a fin de que dichos
actos de violencia denunciados no se susciten en el futuro, es necesario emitir las
medidas de protección preventivas más adecuadas, conforme a ley.

QUINTO: De las medidas de protección frente a la violencia; no son sino aquellos


mecanismos que buscan la protección de la víctima de la agresión propiamente dicha y de
su agresor, para impedir la continuación de estas, y la superación del daño producido
mediante rehabilitación, tratamiento o terapia y reparaciones, siendo en esta parte del
proceso de lucha contra la violencia, que es política de Estado-, donde se requiere la
activa participación del Estado mediante sus Políticas Públicas basadas en resultados
tanto en salud, educación, asistencia jurídica y otros, teniendo en cuenta el Principio de
Razonabilidad y Proporcionalidad recogido en el artículo 6°, inciso 2° de la Ley : En tal
sentido, debe dictarse las medidas de protección adecuadas.-

SEXTO: El Artículo 33° de la Ley crea: “…El Sistema Nacional para la prevención, sanción y
erradicación de la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, a fin de
coordinar, planificar, organizar y ejecutar acciones articuladas, integradas y
complementarias para la acción del estado en la prevención, atención, protección y
reparación de la víctima, la sanción y reeducación del agresor, a efectos de lograr la
erradicación de la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar”. En
tanto que el Artículo 45° establece las Responsabilidades Sectoriales: “Los sectores e
instituciones involucradas, y los gobiernos regionales y locales, además de adoptar
mecanismos de formación, capacitación y especialización permanente, de conformidad
con sus leyes orgánicas y demás normas aplicables, son responsables de: (…) 3. El

3
Ministerio de Salud (…) b) Garantizar atención de calidad a los casos de violencia contra
las mujeres y los integrantes del grupo familiar, incluyendo su afiliación en el seguro
integral de salud para la atención y recuperación integral de la salud física y mental
gratuita, lo que incluye la atención, los exámenes, hospitalización, medicamentos,
tratamiento psicológico o psiquiátrico y cualquier otra actividad necesaria para el
restablecimiento de la salud”.

SEPTIMO: Conforme a la Ley 30364 y respectivo reglamento, existe una etapa preventiva
de protección a cargo del Juez de Familia a lo cual el artículo 48° del reglamento señala
que “Emitida la resolución que se pronuncia sobre las medidas de protección o
cautelares, el Juzgado de Familia remite el expediente, según corresponda a la Fiscalía
Penal o al Juzgado de Paz Letrado para que procedan conforme a sus atribuciones”; es en
dicho espacio donde debe investigarse para posteriormente determinarse la sanción del
delito o falta contra la mujer y los integrantes del grupo familiar. En tal sentido, la
intervención del Juez de Familia está reservada para que de manera preventiva establezca
o no las medidas de protección verificando la concurrencia por lo menos la puesta en
riesgo del derecho a la integridad de la víctima.

OCTAVO: Consecuentemente, dada la presunta afectación psicológica causada en la


integridad de la accionante, es menester que previo a la remisión de los actuados a la
Fiscalía Penal para que actué conforme a sus atribuciones, se dicten las medidas de
protección y de rehabilitación preventivas, necesarias, razonables y proporcionales para
garantizar su bienestar, las que deberán ser cumplidas por el denunciado, debiendo La
Policía Nacional del Perú garantizar el cumplimiento de las mismas, todo lo expuesto
conforme al Artículo 16°, 22°, 23° y demás pertinentes de la Ley 30364 así como al
artículo 45° numeral 45.1 del reglamento.

Por consiguiente, las pruebas actuadas y no glosadas, en nada enervan los considerandos
precedentes. En tal sentido, SE RESUELVE:

PRIMERO: DÍCTESE como Medidas de Protección Preventivas y de Rehabilitación a favor


de la persona de iniciales N.B., las siguientes:

A.- La Prohibición de todo tipo de violencia, no debiendo ser maltratada


psicológicamente ni amenazada, ni coaccionada directa o indirectamente por parte de
GERARDO MARTÍN CÁRDENAS DÁVILA.

B.- El impedimento de acercamiento del demandado GERARDO MARTÍN CÁRDENAS


DÁVILA hacia la persona de iniciales N.B. en un radio de 300 metros, aplicados a su
domicilio y centro laboral por el periodo de doce (12) meses, condicionado el
levantamiento al resultado favorable de las terapias psicológicas ordenadas al
demandado.

C.- La evaluación seguida de terapias psicológicas a la persona de iniciales N.B. a cargo


del Ministerio de Salud, en un Centro de Salud Estatal más cercano a su domicilio, con la
finalidad de superar los daños ocasionados por los hechos suscitados; para cuyo efecto se
remitirá el oficio respectivo adjunto a la notificación del presente auto. Oficiándose.

4
D.- La evaluación seguida de las terapias psicológicas que el especialista determine, a las
que deberá someterse de modo OBLIGATORIO la persona de GERARDO MARTÍN
CÁRDENAS DÁVILA en un Centro de Salud con Valor Estatal cercano a su domicilio, para
cuyo efecto se remitirá el oficio respectivo adjunto a la notificación del presente auto.
Oficiándose.

SEGUNDO: OFÍCIESE a la Policía Nacional del Perú a efectos de que ejecute las Medidas
de Protección conforme a sus atribuciones, para lo cual debe tener un mapa gráfico y
georeferencial de registro de todas las victimas con las medidas de protección que les
hayan sido noticiadas; asimismo, habilitar un canal de comunicación para atender
efectivamente el pedido de resguardo de la presunta víctima, bajo responsabilidad
funcional y penal, contemplado en el artículo 21 de la Ley 30364.

TERCERO: Remitir los actuados a la FISCALIA PENAL, para que proceda conforme a sus
atribuciones; de conformidad con lo establecido en el artículo 7 inciso 3° así como en el
artículo 48 inciso 1° del Reglamento a la Ley 30364.

En caso de incumplimiento, desobediencia o resistencia a las medidas de protección


dictadas a favor de la persona de iniciales N.B., se procederá a remitir copias a la Fiscalía
Penal, a efectos de que formalice denuncia por el delito de resistencia y desobediencia a
la autoridad, de conformidad con lo previsto en el Código Penal. Con lo que se da por
concluida la presente diligencia siendo las doce horas con cincuenta y ocho minutos,
firmando los presentes en señal de conformidad luego que lo hiciera la señora Jueza, de
lo que doy fe.