Sei sulla pagina 1di 58

CENTRO CRISTIANO “BUENAS NUEVAS”

PROYECTO “EL SEMBRADOR (de generación a generación)”


UNIDAD DE ENSEÑANZA BÍBLICA
ESCUELITA BÍBLICA DE VERANO
MANUAL

Ciudadanos del
reino
(Manual de enseñanzas y
actividades para la EBDV)

POR: Depto. de Escuela Bíblica Dominical (Grupo de adolescentes) (CCBN)


Unidad de Enseñanza Bíblica (P-ESGG)
Abigail Sánchez, Luciano Pino, Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador,
al Señor Jesucristo.

Filipenses 3:20

Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV). (2015)


Se permite la reproducción, uso y extensión del presente material bajo la única condición que se
reconozca la autoría y procedencia del mismo. Material de acceso libre en forma digital formato PDF
(es2g71.wix.com/es2g). QUEDA PROHIBIDA SU VENTA EN FORMA DIGITAL. Material con costo
de recuperación en forma impresa (el costo dependerá del formato final del material. Para mayor
información enviar un correo electrónico a elsembrador.2generacion@gmail.com o
es2g@hotmail.com)

Organización y planificación: Departamento de Escuela Bíblica Dominical (Grupo de


adolescentes) – (CCBN); Unidad de Enseñanza Bíblica (P-ESGG)
Enseñanzas bíblicas: Departamento de Escuela Bíblica Dominical (Grupo de adolescentes) –
(CCBN) y Unidad de Enseñanza bíblica – (P-ESGG)
Dirección: Zurisadai Padilla - (P-ESGG; CCBN)
Redacción, diseño y edición: Unidad de Enseñanza Bíblica – (P-ESGG)
Actividades y ejercicios de repaso: Abigail Sánchez y Luciano Pino – (P-ESGG; CCBN)
Adaptación de mapas y rutas: Curso de Geografía bíblica – (P-ESGG)
Tablas de rutas y caminos: Curso de Matemáticas integrales – (P-ESGG)
Adaptación de cantos y alabanzas: Taller de Música – (P-ESGG)
Adaptación de textos en inglés: Taller de Inglés elemental – (P-ESGG)
Adaptación y publicación en forma digital (PDF): Unidad de Recursos de información (P-ESGG)

Editado en: Centro Cristiano “Buenas Nuevas” A. R.


Calle Nuestra Señora de la Luz, manzana 21, lote 38, Colonia Tres Marías, Chalco, Estado de
México; C.P.: 56600, México.

IMPRESO EN MÉXICO
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Introducción.
Por gracia de Dios seguimos trabajando para su gloria, y si no fuera por su
misericordia, su amor y su ayuda no estaríamos escribiendo estas líneas. Y mientras Dios
nos siga dando la bendición de la vida, hemos de buscar la manera de servirle. Las razones
para hacerlo sobran, y la principal es que, gracias al hermoso ministerio de nuestro Señor
Jesucristo, ahora podemos ser llamados Ciudadanos del reino de Dios. Esto significa que
hay una Ciudad Celestial que Cristo está preparando1 para todos aquellos que han creído
en él y en el perdón que por medio de su sacrificio podemos obtener2. Esta ciudad es muy
diferente a las que conocemos hoy; en ella ya no habrá más muerte, ni más tristeza, ni más
llanto, ni más dolor3. No cualquiera podrá estar en aquella ciudad; sólo aquellos que hayan
aceptado a Cristo como el Rey de sus vidas, quien es también el Rey de aquella ciudad
gloriosa4. Todos los que lleguen a aquella Ciudad podrán disfrutarla por siempre, y jamás
tendrán que salir de ella.

Justamente este es el mensaje que se quiere compartir en esta ocasión por medio
de este material. Anunciar y predicar que Dios pone a disposición de toda persona la
bendición de ser un ciudadano de su reino y con ello poder disfrutar y recibir todas las
bendiciones que esto implica; esto es, una gran paz, no importando cuán difícil parezca la
situación por la que estemos atravesando; paciencia, para saber esperar; bondad, para con
todos; amor, el don más preciado de todos; sabiduría, para saberse conducir en este mundo
de engaños y trampas; verdad, para librar nuestra vida de las mentiras que el mundo
maneja, y sobre todo y lo más importante: el perdón de los pecados y la vida eterna, a la
cual podemos acceder por medio de la fe en Cristo Jesús5.

Esperamos que este material, aunque sencillo pero hecho con mucho amor, sea de
gran bendición a todos aquellos que lo puedan leer y compartir. Recuerda que Dios quiere
que tú y yo seamos Ciudadanos del reino celestial.

Presentando una nueva ciudadanía.


El mundo de hoy tiene un concepto de ciudadanía. Sin embargo, la ciudadanía
celestial difiere en gran manera de los modelos humanos. Por ello es que se ha tomado
este tema, sirviendo como un pretexto para presentar la vida bajo la voluntad de Dios como
una vida diferente, que verdaderamente se percibe en todos los aspectos de la persona.

Recientemente se escucha por aquí y por allá cómo la gente (creyente y no


creyente) lanza fuertes y crudas críticas contra la iglesia cristiana, porque cada vez más se
ve que varias personas se dicen ser cristianos, se dicen vivir bajo la voluntad de Dios, se
nombran a sí mismos siervos de Dios, pero su manera de vivir es totalmente opuesta a la
palabra de Dios. Es necesario decir que un verdadero hijo de Dios vive de manera diferente,

1
Juan 14:2-3
2
Juan 3:16
3
Apocalipsis 21:1-4
4
Salmo 24:10
5
Romanos 10:9-10 1
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

que un ciudadano del reino ya no vive bajo las normas y leyes carnales, sino que ahora se
sujeta y se deleita en cumplir la voluntad de Dios6.

Así, la meta es presentar a quienes no han aceptado a Jesús como su Salvador,


que la ciudadanía celestial (es decir, la salvación y perdón de los pecados) es un don tan
maravilloso que Dios nos está invitando a aceptar, y que no hay cosa mejor para nuestra
vida que tener a Cristo como Rey en nuestro corazón. Para aquellos que ya han creído, es
importante puntualizar que como ciudadanos del reino, como hijos del Rey, debemos
comportarnos como tales, vivir bajo la voluntad de Dios, obedeciendo su palabra, siendo
diferentes, dando testimonio que verdaderamente Cristo ha hecho un cambio total en
nuestras vidas7.

¿Cómo se desarrollará el tema durante la EBDV?


En el presente manual se desarrolla el tema en cinco sesiones. Las sesiones tienen
los siguientes subtemas:

1.- Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial.


2.- Una ciudadanía gratuita.
3.- Las leyes del reino.
4.- Las garantías de los ciudadanos del reino.
5.- Una ciudad diferente, ciudadanos diferentes.

Ya desde la primera lección se presenta la persona y obra redentora de Cristo


Jesús como nuestro tema central. Cristo es el Rey de reyes y él mismo es quien está
preparando un lugar para todos aquellos que le acepten en su vida, para morar junto a él
por siempre8.

En la segunda lección el énfasis estará en torno a la fe, por medio de la cual


podemos adquirir la salvación y el perdón de los pecados; es decir, la ciudadanía celestial9.

En la tercera sesión se busca centrar toda la atención sobre la suma importancia


que tiene la obediencia, la cual debe ser característica de todo ciudadano del reino.
Aunque la salvación es por gracia y se obtiene por fe, es necesario que nos sujetemos a
las leyes del reino y obedecer la palabra de Dios para que verdaderamente nuestra fe pueda
rendir frutos10.

En la cuarta lección se estará mencionando las bendiciones a las que acceden los
ciudadanos del reino, resaltando tres de ellas, las más importantes: el perdón de los
pecados, la vida eterna y la victoria sobre el mundo.

En la quinta lección, cerramos el tema focalizando la atención en otro aspecto que


no puede faltar en la vida de un ciudadano del reino: la santidad, que es vivir apartados

6
Gálatas 2:20; Efesios 4:22-24; Salmo 40:8
7
Efesios 4:1
8
Juan 14:2-3
9
Efesios 2:8
10
Santiago 2:18,26 2
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

del pecado y consagrados para Dios. En otras palabras, es vivir marcando la diferencia, sin
seguir las corrientes del mundo11.

Éstas son las temáticas centrales en las que se desarrollan cada uno de los temas
expuestos en el presente tratado.

¿Qué actividades se desarrollarán en la EBDV?


Como mencionamos ya en tratados anteriores, en una EBDV, al ser un trabajo que
se realiza con niños y adolescentes, se pueden hacer muchas actividades complementarias
y adicionales para que todos los pequeños puedan aprender y aplicar lo que recibieron de
la palabra de Dios.

Recalcamos nuevamente que la parte central de una EBDV es la enseñanza


bíblica, pues es el momento en que se vierte el mensaje y es lo que más se desea que
todos los asistentes se lleven a casa. Los cantos y alabanzas son una herramienta muy
útil para reforzar lo aprendido en las lecciones, y es una de las actividades más comunes
dentro de la EBDV.

Dependiendo de las edades, se pueden diseñar ejercicios y actividades de repaso


de cada una de las lecciones que se impartió. En el presente manual se han recopilado
algunos ejercicios que pueden ser de gran utilidad. Sin embargo, pueden hacerse
adaptaciones, e incluso otro tipo de actividades, dependiendo de las necesidades y
recursos que se tengan en cada congregación.

De ahí se pueden hacer un sinfín de actividades más: juegos, dinámicas, actividades


de motivación, concursos, talleres de aplicación, manualidades, obras de teatro,
presentaciones musicales y un largo etcétera. Lo más recomendable es hacer las
actividades de acuerdo a las características de nuestra congregación, de la cantidad de
niños y adolescentes que estamos recibiendo y de los recursos que tenemos. No se trata
de derrochar sumas cuantiosas de dinero para hacer una EBDV; es mejor hacer lo más que
se pueda con lo que se tiene. Recuerde que si lo ponemos en las manos de Dios él puede
usar lo más sencillo para hacer cosas grandes.

En nuestra opinión, creemos que es necesario también que pidamos a Dios


sabiduría para que podamos realizar este tipo de actividades y que podamos tener ideas
propias para poderlas llevarlas a cabo. No todo siempre se tiene que obtener de un manual.
Cada comunidad es diferente y tiene sus propias necesidades. Debemos enfocarnos a la
comunidad en la que estamos, y pedir la dirección de Dios para que podamos bendecir a
quienes nos rodean, predicando su palabra.

11
1° Pedro 1:15-16

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
3
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Enseñanza bíblica. Bosquejos de lecciones.


1.- Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial
Texto(s) para memorizar Text(s) to memorize
¿Quién es este Rey de gloria? Who is this King of glory? The LORD of
Jehová de los ejércitos, hosts, he is the King of glory.
Él es el Rey de la gloria. Psalm 24:10
Salmos 24:10
Historia bíblica Pasaje bíblico
Cielo nuevo y tierra nueva; La nueva Apocalipsis 21:1-27
Jerusalén
Aplicación
El pasaje central de esta lección es una descripción de la Ciudad Celestial, la cual
ha preparado Dios para todos aquellos que hayan vencido; es decir, aquellos que
obtuvieron la victoria sobre el pecado y la muerte a través de la fe en Cristo Jesús.
Es claro que la Ciudad Celestial es muy diferente a lo que humanamente se ha
constituido como una ciudad. Las ciudades terrenales, a pesar de tener recursos,
modernidad, tecnología, lujos y prosperidad, también están llenas de muchos males
como la pobreza, la delincuencia, la contaminación, varias enfermedades y la corrupción,
entre otros. Todos estos problemas que causan dolores, pérdidas y hasta la muerte ya
no se tendrán en la Ciudad Celestial. Todo, dice la escritura, será hecho nuevo y ya no
habrá muerte, ni tristeza, ni llanto, ni dolor, porque todo lo primero, lo terrenal y pasajero,
habrá pasado.
El aspecto de la Ciudad Celestial llama mucho la atención. En la descripción se
emplean ejemplos materiales, los más preciosos que el hombre pueda conocer, como el
oro y diversos tipos de piedras preciosas. Esto no quiere decir que la Ciudad Celestial
esté hecha literalmente de estos materiales; más bien, es un acercamiento descriptivo de
la hermosura y gloria que tiene aquel lugar tan especial y hermoso, lo cual ahora no
podemos imaginar con nuestra mente, pues las moradas celestiales son mucho más
hermosas y gloriosas de lo que nuestra mente pueda alcanzar a entender12.
En el versículo 5 se lee la frase “y el que estaba sentado en el trono…” ¿Quién es
la persona que se sienta en un trono? Un Rey, desde luego. Es decir que la Ciudad
Celestial tiene un Rey. Y “¿Quién es este Rey de la gloria? Jehová de los ejércitos, él es
el Rey de la gloria”

12
NOTA: Es importante recordar que se está tomando como pasaje base un capítulo del libro de Apocalipsis.
Éste libro, como profético que es, se encuentra lleno de figuras, por lo que es importante señalar que no todas
las cosas que en él se mencionan son literales. No se debe tener un pensamiento meramente materialista
para interpretar la palabra de Dios.
4
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

En esta primera lección se puede hacer una introducción haciendo participar a los
alumnos13. Se les puede decir que hagan un dibujo, que escriban o hagan alguna otra
actividad de tal manera que contesten las siguientes preguntas:

 Describe una ciudad.


 ¿Te gusta/gustaría vivir en una ciudad?, ¿Por qué?
 ¿Cuáles son los problemas que se tienen en el lugar donde vives?
 ¿Por qué crees que se tengan dichos problemas?
 ¿Qué opinas sobre el gobierno de tu país, de tu estado y/o localidad?

Con las preguntas anteriores se entra en contexto en el cual los alumnos pueden
expresar su opinión y su punto de vista sobre la situación que se tiene dentro de la
comunidad donde viven. Seguramente, al hablar de los problemas y del gobierno que se
tiene, surgirán comentarios y críticas que reflejen las necesidades que se tienen dentro del
país o localidad. Se podría extender la participación e invitar a opinar sobre alternativas o
formas en las que podemos remediar los problemas, evitarlos y hacer una ciudad o
comunidad mucho mejor a la que tenemos.

Teniendo esto en mente podemos preguntar: ¿A alguien le gustaría estar en una


ciudad donde no hubiera maldad, ni problemas, ni dolor, ni delitos? Sería un lugar donde
nadie estaría triste, nadie lloraría, nadie moriría; siempre sería de día, un lugar siempre
limpio. ¿A cuántos les gustaría estar en un lugar así? Pues en esta ocasión hablaremos de
un lugar que tiene todas estas características, al cual llamaremos la Ciudad Celestial.

Ciudad Celestial, un lugar diferente.

En el pasaje central, leemos la descripción de la Ciudad Celestial, un lugar muy


diferente a cualquier otro que podamos conocer aquí en la Tierra. Todo será nuevo en
aquella Ciudad, porque todo lo que conocemos hoy habrá pasado ya. En aquel lugar Dios
consolará a todos aquellos que estén tristes; y no habrá más tristeza, ni lloro, ni muerte,
nada de lo que en este mundo causa dolor y sufrimiento.

También leemos que la Ciudad Celestial está construida con materiales preciosos.
La Ciudad está hecha de oro, y tiene cimientos hechos de piedras preciosas. Además tiene
puertas como perlas, y toda ella pura, como vidrio limpio. Esto es una descripción que nos
permite tener una idea muy somera de la gloria, hermosura y belleza que tiene aquella
Ciudad. No es que precisamente esté construida de estos materiales (pues todo lo material
se corrompe, y nada corruptible puede entrar en el reino de los cielos14). Más bien, se usan
estas figuras para ilustrar que la Ciudad Celestial tiene una gloria tan grande que nada, ni
lo más precioso y valioso en este mundo se puede comparar con la verdadera hermosura
de aquella Ciudad.

Cuando oímos hablar de un lugar tan especial y singular como este es muy llamativo
y quisiéramos estar disfrutando ya el estar ahí, viviendo sin todos los agobios que tenemos
hoy como seres humanos. ¿A quién no le gustaría vivir en un lugar como ese? A muchos,
por no decir que a todos. Sin embargo, no cualquiera puede entrar en la Ciudad Celestial.
El versículo 8 nos muestra claramente quienes no pueden entrar en la Ciudad. Nadie que
haga lo malo, o que vaya en contra de los estatutos de Dios puede entrar en el Reino de

13
Se emplea el término “alumno” en todo este tratado para referirse a niños y adolescentes.
14
1° Pedro 1:18

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino, 5
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

los cielos. Para poder entrar en la Ciudad Celestial es necesario que dejemos todo aquello
que nos pueda impedir que entremos. Si somos mentirosos, debemos dejar la mentira; si
insultamos a las personas, debemos apartar de nuestras vidas la ofensa; y de la misma
manera con todas aquellas cosas que ensucian nuestra mente y corazón. Dios nos ofrece
entrar en su reino, si le permitimos que él haga nuevas todas las cosas en nuestra vida.

Cristo, el Rey de Ciudad Celestial.

Como toda ciudad, Ciudad Celestial también tiene una Autoridad. Es gobernada por
quien está sentado en el trono de la Ciudad; es decir, un Rey. Dios mismo (Cristo Jesús)
es el Rey de la gloria, el Rey de Ciudad Celestial. Él ha hecho todas las cosas nuevas, él
mismo es quien está preparando las moradas celestiales para todos aquellos que decidan
estar con él por siempre15.

Así mismo, como el rey prepara la Ciudad, aquellos que quieran vivir en ellas se
deben preparar. No puede entrar nada malo, sucio o corrompido en la Ciudad Celestial; el
Rey no lo permitirá. Si queremos entrar en Ciudad Celestial es necesario que nos
despojemos de todo aquello que esté en nuestras vidas y que no sea bueno16. Todas las
personas tenemos que echar fuera el pecado, que no es otra cosa que el conjunto de todo
aquello que no es bueno y no le agrada a Dios. Mentiras, groserías, maldiciones, violencia,
robos y cosas semejantes deben salir de nuestras vidas si es que queremos llegar un día
a morar en Ciudad Celestial. Todos tenemos pecado, y si lo conservamos, nunca podremos
acceder a la gloria de Dios17.

Por nuestra propia cuenta no podemos quitar el pecado de nuestras vidas aunque
queramos obedecer todas las normas y leyes que se tienen18. Entonces, si por nuestros
medios no es posible quitar el pecado, ¿Cómo podremos entrar a la Ciudad Celestial? Bien,
pues Cristo Jesús no sólo está preparando la Ciudad Celestial. Él también ha preparado un
camino para que podamos llegar hasta él y seamos libres del pecado que pueda estar en
nuestras vidas. Cristo mismo es el Camino y sólo por medio de Él podemos entrar a las
moradas celestiales19 y ser salvos de toda maldad20.

Por medio de la obra redentora de Cristo Jesús podemos ser libres de pecado y ser
llamados ciudadanos del reino, hijos de Dios21. Si aceptamos a Cristo como nuestro Señor
y como el Rey en nuestras vidas, podemos entonces disfrutar de una nueva ciudadanía. Si
hacemos esto, todo aquello que estorba para poder entrar en Ciudad Celestial ha de ser
quitado y Dios mismo hará todas las cosas nuevas en nosotros, haciéndonos nuevas
personas, nuevas criaturas, nuevos ciudadanos del reino22.

15
Juan 14:2-3
16
Efesios 4:22-24
17
Romanos 3:23
18
Romanos 3:20
19
Juan 14:6
20
Hechos 4:12; Romanos 10:9-10
21
1° Juan 4:8 6
22
Juan 3:3; 2° Corintios 5:17; Apocalipsis 21:5

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

2.- Una ciudadanía gratuita.


Texto(s) para memorizar Text(s) to memorize
Porque por gracia sois salvos por medio For by grace are ye saved through
de la fe; y esto no de vosotros, pues es faith; and that not of yourselves: it is
don de Dios. the gift of God.
Efesios 2:8 Ephesians 2:8
Historia bíblica Pasaje bíblico
Josué 2:1-24; Mateo 1:5; Hebreos 11:31 La historia de Rahab
Aplicación
Cuando hablamos de fe, nos vienen a la mente muchos ejemplos bíblicos. Es
prácticamente inevitable recordar a Abraham quien es conocido como el Padre de la fe.
Sin duda alguna, él es un ejemplo claro de fe, pues fue una persona que le creyó a Dios,
y gracias a ello, Abraham fue justificado.
Sin embargo, en la Biblia encontramos muchos otros ejemplos. En el libro de
hebreos capítulo 11 se citan a muchas personas que ejercieron fe y le creyeran a Dios.
Entre todas ellas también se menciona a Rahab, la mujer ramera que recibió a los espías
enviados por Josué cuando fueron a reconocer la tierra de Jericó. Éste es un ejemplo
muy importante porque Rahab, al creer en el Dios del pueblo de Israel, salvó su vida de
la destrucción. Todo Jericó fue destruido excepto Rahab y su familia.
La historia de Rahab no termina ahí. Es bastante interesante observar que el
nombre de esta mujer aparece en la genealogía de Jesús. Muy probablemente la mujer
de Salmón se trate de la misma Rahab que narra el libro de Josué. Este hecho es muy
importante, pues a pesar de que ella era una mujer extranjera, y además era pecadora
con una fama muy denigrada, aparece en la línea mesiánica. No solo eso, además la
palabra de Dios da testimonio de que Rahab ejerció fe, y por esa razón fue salva.
Rahab es, pues, un ejemplo de una persona que ejerció fe, creyó en Dios y esa
fe fue la que le hizo salva y, no sólo eso, además le dio la bendición de pertenecer a la
línea mesiánica, a la misma familia de Jesús.

En la lección pasada se dio a conocer que Jesucristo ha preparado un lugar especial


para todos aquellos que creen en él. Se vieron algunas de sus características, se dio a
conocer una idea de cuán hermoso y glorioso es aquel lugar y también se puso en claro
que no cualquier persona puede llegar a la Ciudad Celestial. Hemos dicho que todo aquel
que practica lo malo y va en contra de la voluntad de Dios no puede entrar en el reino
celestial. Se mencionó también que todas las personas son pecadoras y para poder entrar
en la Ciudad Celestial es necesario quitar de nuestras vidas el pecado y que esto sólo es
posible a través de Cristo Jesús.

Sin embargo, surge una nueva pregunta: ¿Qué es lo que el hombre debe hacer para
poder permitir que Cristo Jesús quite el pecado de nuestras vidas? Pues es justamente esta
lección está dedicada para responder esta pregunta. Cristo Jesús ha hecho toda una obra
perfecta para que nosotros podamos acceder a la Ciudad Celestial sí es que así lo

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
7
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

queremos. Pero también hay una pequeña parte que debe de hacer el hombre para poder
tener el derecho de entrar al reino de Dios y ser libre del pecado.

El precio de la ciudadanía celestial fue pagado por Cristo.

La palabra de Dios es muy clara y nos muestra que la paga del pecado es muerte23.
Luego entonces, toda aquella persona que peca tiene que morir. Y si hemos dicho que
todas las personas son pecadoras24, concluimos que todos merecen morir. La muerte no
es otra cosa sino una separación. La consecuencia del pecado es la muerte espiritual, que
significa la separación del alma de Dios. Si un pecador debe morir significa que su alma
debe estar separada de Dios, lo cual implica que el alma del pecador jamás podrá estar
cerca de Dios. En otras palabras, el pecador no puede entrar a la Ciudad Celestial, porque
justamente la paga del pecado es estar afuera de las moradas celestiales.

Sin embargo, una de las características y atributos de Dios es el amor25, y su palabra


dice que gracias a ese amor que le caracteriza él puso un medio por el cual los pecadores
pudieran acceder a la Ciudad Celestial, y por tanto pudieran estar cerca de él. Este medio
es Cristo Jesús, el cual es el camino hacia el Padre, el camino hacia la salvación, el único
y absoluto camino hacia la Ciudad Celestial26.

La razón en que Cristo nos acerca a Dios es porque él mismo pagó el precio de los
pecados de todas las personas. El amor de Dios se ve aún más reflejado porque Cristo no
tiene pecado, pero pagó el precio por el pecado del mundo. A través de este sacrificio
perfecto, se ha abierto un camino para que el pecador pueda llegar a la Ciudad Celestial.
El pecador ya no debe pagar el precio de sus pecados; es decir, ya no deben morir, porque
Cristo ya murió en su lugar y pagó el precio de sus pecados. Por eso decimos que la
ciudadanía del reino de los cielos es gratuita, porque ya no hay que dar ningún precio ni
ningún pago para poder adquirir esta ciudadanía. El pago ya fue hecho, y su precio fue la
sangre de Cristo derramada en la cruz del Calvario.

Es importante señalar que la obra de Cristo no solamente queda en su muerte. Él


murió por que era necesario hacerlo para poder dar salvación a la humanidad. Sin embargo,
el no quedó ahí. Él se levantó de entre los muertos para vencer al pecado, a la muerte y al
diablo. Es esta obra completa la que constituye el pago para que el pecador pueda estar
cerca de Dios y nunca más sea separado de él, ni por el pecado, ni por la muerte, ni por
nada que intente separar el alma de Dios27.

La fe: el medio por el cual se adquiere salvación y perdón de pecados.

Creer que Cristo Jesús ha hecho la obra perfecta para que el pecador pueda entrar
a Ciudad Celestial, y que esa misma obra quita de nuestra vida el pecado, es lo único que
el pecador debe de hacer para poder acercarse a Dios de manera confiada y poder ser
llamado un ciudadano del reino de los cielos. Lo anterior se resume en una palabra: fe. Así,
podemos decir que la salvación y el perdón de los pecados vienen a una persona cuando
ésta ejerce fe.

23
Romanos 6:23
24
Romanos 3:23
25
1° Juan 4:8
26
Juan 3:16; 14:6
27
Romanos 8:35-39 8
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

La palabra de Dios muestra una y otra vez que la manera de ser salvos de toda
maldad y de pecado es a través de la fe en Cristo Jesús28. Por medio de esta fe, primero
que todo, recibimos el perdón de los pecados. Esto significa que ahora somos declarados
justos ante Dios, a pesar de todos nuestros pecados y una vida en desobediencia y en
maldad, a través de Cristo hallamos el perdón de todas esas transgresiones, y por tanto
somos justificados ante Dios29. Debemos entender que éste es el hecho más importante y
el más valioso de la obra de Cristo Jesús: el perdón de los pecados, lo cual trae consigo la
abolición de la muerte; en otras palabras, la vida eterna30.

Recordemos la historia de Rahab. Esta mujer, al creer en el poder de Dios, antes


que cualquier otra cosa, recibió la bendición de la vida. Jericó fue destruida por mandato de
Dios. El juicio contra esta ciudad estaba determinado. Sin embargo, Rahab pudo escapar y
ser librada de ese juicio porque ejerció fe en Dios. Este fue el resultado inmediato, y el más
grande.

La fe da al creyente la ciudadanía celestial.

Más adelante en la historia de Rahab podemos ver que ella fue integrada al pueblo
de Dios. Esto se ve reflejado en la genealogía de Jesús, en donde se menciona que esta
mujer fue madre de uno de los patriarcas de los cuales descendió Jesús. Obsérvese que la
fe de Rahab no solamente en le dio la bendición de ser librada de la muerte de la destrucción
que sufrió la ciudad de Jericó. Además le permitió ser parte de un nuevo pueblo, de una
nueva familia, a pesar de que ya pertenecía a otro pueblo, a una ciudad pecadora y que
hacía cosas abominables ante los ojos de Dios. Es más, misma Rahab tenía una conducta
y una forma de vivir totalmente aborrecida por Dios (era una ramera). Sin embargo, todo
esto no importó porque Rahab ejerció fe en Dios, y Dios perdonó su pecado y todos los
errores que ella cometió. Tal fue el perdón de Dios que le permitió ser integrada a su pueblo.

De manera muy similar, cuando un pecador llega a Dios con fe y recibe el perdón
de sus pecados, Dios le da la bendición de ser llamado su hijo31. Ahora la persona viene a
formar parte de una nueva familia, porque al recibir el perdón de los pecados la persona ha
nacido de nuevo, es una nueva criatura32. Ahora el hijo de Dios tiene el derecho de ser
llamado también un ciudadano del reino, en ese momento el creyente es incorporado a un
nuevo pueblo, a una nueva nación la cual es Santa: la iglesia33.

La invitación, de esta manera, es la siguiente: si en verdad nosotros queremos ser


ciudadanos del reino, y un día poder estar en la presencia de Dios disfrutando de aquellos
lugares tan hermosos y especiales que Cristo ha preparado, es necesario que nosotros
decidamos renunciar al pecado y a la muerte y esto sólo lo podemos hacer ejerciendo fe en
Cristo Jesús. Si lo hacemos, hemos de recibir la mayor de las bendiciones: la salvación de
nuestras almas. Y no solo eso, sino que adquiriremos la bendición de ser llamados
ciudadanos del reino de los cielos.

28
Efesios 2:8; Romanos 10:9-10; Hebreos 11:6
29
Romanos 5:1
30
Juan 10:10
31
1° Juan 3:1
32
Juan 3:3: 2° Corintios 5:17
33
Filipenses 3:20; 1° Pedro 2:9 9
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

3.- Las leyes del reino.


Texto(s) para memorizar Text(s) to memorize
Respondiendo Pedro y los apóstoles, Then Peter and the other apostles
dijeron: Es necesario obedecer a Dios answered and said, We ought to obey
antes que a los hombres. God rather than men.
Hechos 5:29 Acts 5:29
Historia bíblica Pasaje bíblico
El profeta que amonestó a Jeroboam. I Reyes 13:1-30
Aplicación
La historia central del pasaje bíblico de esta lección nos muestra cuán importante
es la obediencia en la vida de todo creyente. Conocemos la historia de un profeta (no se
menciona su nombre) el cual fue usado por Dios para dar un mensaje importante al rey
de Israel, el cual estaba procediendo de manera incorrecta, apartando a todo el pueblo
de Dios. Por eso era necesario una palabra de parte de Dios que invitara al rey ya todo
el pueblo a corregir su camino. Esta palabra Dios la enviaba a través de siervos que
conocemos como profetas. Ellos predicaban la palabra, anunciaban el mensaje que Dios
tenía para el pueblo y también daban amonestaciones cuando el pueblo se estaba
dirigiendo por un mal camino. Esta fue la tarea de este profeta: ir delante de Jeroboam y
declarar la palabra que Dios había enviado, la cual advertía la penosa consecuencia que
tendría el altar y los profetas falsos que este rey había instaurado en el reino de Israel.
El profeta fue y cumplió cabalmente el mandato de Dios. Una muestra clara de
esto es que el profeta mencionó una señal que respaldaría la palabra que él había dado;
y la señal se manifestó. Jeroboam le invita a quedarse, a comer y beber, sin embargo, el
profeta rechaza la invitación porque había recibido una orden de Dios de no quedarse en
ese lugar. En ese momento vemos a un profeta totalmente convencido y que tenían claro
lo que Dios le había mandado; no solo eso, sino que además tomó la decisión de
obedecer la palabra de Dios.
Sin embargo, más adelante en el pasaje se logra leer de un personaje el cual le
mintió diciéndole que había recibido una palabra de Dios a través de la cual le ordenaba
ir a la casa de un viejo profeta de Bet-el y comer y beber con él. El profeta, creyendo la
mentira que le habían dicho, regresa y come y bebe en la casa del viejo profeta. En ese
lugar Dios envía una palabra declarando que el profeta había desobedecido lo que Dios
le había mandado.
Tristemente cuando el profeta regresa, por el camino le sale al encuentro un león,
el cual le quita la vida, y deja su cuerpo tendido en el camino. A pesar de que este profeta
cumplió con la comisión que Dios le había dado, vemos que desobedecer en un pequeño
detalle, hizo que la historia del profeta terminar en un final muy amargo. Por ello es
importante siempre obedecer la voz de Dios, y tener mucho cuidado con todas aquellas
personas, modas, ideas o cualquier otro tipo de situaciones que nos quieren engañar y
nos quieren llevar a desobedecer a Dios.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
10
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Sabemos ya que la salvación y el perdón de los pecados se obtienen a través de la


fe en Cristo Jesús. Refiriéndonos a la ilustración o pensamiento central de este tratado, la
fe es la actitud que se deben encontrar en el hombre para poder acceder a la ciudadanía
celestial. Hemos dicho que el pago del precio de nuestros pecados lo hizo Cristo, y ese
pacto al ser perfecto, hace que no sea necesario realizar algo adicional. Desde esa
perspectiva se oye bastante sencillo poder adquirir la salvación y el perdón de los pecados.
Para ser ciudadano del reino sólo se necesita creer, y ya.

Lo dicho anteriormente parece denotar muy poco esfuerzo para llegar a ser un
ciudadano del reino. Sin embargo, creer en la obra redentora de Cristo Jesús no es tan
sencillo como suena. En la palabra de Dios se menciona una frase muy conocida:
“auméntanos la fe”34 frase que nos muestra la dificultad de que hay en el creer. Sin
embargo, Dios mismo nos ayuda a ejercer esa fe a través de su palabra35, siendo la fe un
don de Dios36.

Volvemos al mismo punto inicial, en el cual se visualiza, en primera instancia,


bastante sencillo constituirse un ciudadano del reino, pues solamente se necesita creer en
Cristo Jesús, y si esto pudiese ser difícil tenemos la ayuda de Dios y de su palabra para
que nuestra fe se ve incrementada. Si dejamos la idea hasta aquí, ser ciudadano del reino
prácticamente es una meta que toda persona puede alcanzar. Sin embargo, la ciudadanía
del reino de los cielos no se queda hasta ahí.

Como en toda nación o país, el reino de los cielos también tiene leyes las cuales
todos los ciudadanos deben de cumplir. Estas leyes del reino están expresadas en la
palabra de Dios, la cual da testimonio de que es perfecta y no necesita ninguna modificación
porque es esta ley, la ley de Dios, es la que hace cambiar el alma37. Al recibir el perdón de
los pecados sin duda alguna el alma de la persona tiene un cambio impresionante. Sin
embargo, se necesita que la persona siga cambiando, siga afinando y corrigiendo los
detalles que hagan falta en su vida para llegar a ser digno ciudadano del reino. Éste proceso
se ha de lograr a través de la observancia de la ley de Dios. Es muy importante aclarar que
obedecer la ley de Dios no es para adquirir la ciudadanía celestial, porque ésta se adquiere
a través de la fe, como lo hemos mencionado repetidas veces en párrafos anteriores38.

La importancia de la obediencia.

Obedecer la ley de Dios es muy importante para la vida de todo ciudadano del reino.
El primer gran argumento que se muestra en la palabra de Dios sobre la importancia de
cumplir los mandamientos y guiar nuestra vida través de la palabra de Dios es el hecho de
que, a través de esa observancia de la ley, el ciudadano del reino da testimonio de la fe que
adquirido en Cristo Jesús. El obedecer la ley de Dios nos hace apartarnos de la vida de
pecado, lo que es testimonio del cambio que Cristo hizo nuestras vidas al perdonar nuestros
pecados. Sería una inconsistencia decir con nuestra boca que hemos creído en Cristo
Jesús y lo reconocemos como Salvador de nuestras vidas, y por otra parte seguir viviendo
en pecado, cometiendo todo aquello que no es bueno y seguir lejos de la vida que Dios pide
para todo creyente. Así, si nosotros tenemos fe en Cristo Jesús pero falta la obediencia a

34
Lucas 17:5
35
Romanos 10:17
36
Efesios 2:8
37
Salmos 19:7
38
Romanos 3:20 11
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

la palabra de Dios, la fe no tendrá validez alguna. Es como si estuviera muerta en sí


misma39.

Otra razón importante de la obediencia es que ésta nos ayudará a guardar nuestra
vida para Dios. Nos librará de consecuencias amargas y dolorosas, y nos permitirá estar
alejados del pecado y cada vez más cercanos a Dios. En la palabra de Dios encontramos
que el vivir bajo la ley de Dios trae como bendición vida 40. En ocasiones cuando se habla
de normas, leyes, reglas o algún otro tipo de estatuto se piensa en ellos como una limitante,
como preceptos y ordenanzas hechas para limitar la vida del hombre, para privarlo de su
libertad, y para prohibirle cosas de las que puede gozar. Sin embargo, debemos entender
que todas las leyes (y principalmente la de Dios) son instrumentos que al ponerlos por obra
nos ayudarán a librar nuestra vida del peligro y de la misma muerte. El obedecer la palabra
de Dios nos da vida.

Recordemos el ejemplo del profeta que amonestó a Jeroboam, el cual, al


desobedecer a Dios la consecuencia fue su muerte, y una muerte muy triste. Si nosotros
no obedecemos la ley de Dios, estaremos muy propensos a morir espiritualmente; es decir,
estar separados de Dios. Esto sería igual a estar como antes de recibir a Cristo como
nuestro Salvador, lo cual significaría una condición en la que no somos ciudadanos del
reino. En otras palabras, podemos alcanzar la ciudadanía celestial a través de la fe en Cristo
Jesús; pero la podemos perder si no obedecemos las leyes del reino. He ahí la importancia
de la obediencia a las leyes de Dios.

Algunas leyes del reino.

En la palabra de Dios encontramos un sinfín de mandamientos y de leyes que Dios


nos invita a cada día obedecer, y podríamos hablar de ellos de una manera tan extensa
como queramos, invirtiendo mucho tiempo para explicarlo y analizar cada uno de ellos. Sin
embargo, Cristo Jesús mencionó que toda esa ley y todos esos mandamientos pueden ser
resumidos en dos principalmente:

 Amar a Dios sobre todas las cosas41, lo cual implica que Dios debe de ser el principal
en nuestras vidas, el rey de nuestros corazones. Si amamos a Dios sobre todas las
cosas hemos de obedecerle en todo, al primero que hemos de considerar es a él, y
nuestra vida se verá dirigida por su palabra, de tal manera que no haremos nada
que pueda ofenderle o lastimarle.
 Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos42, que significa hacer el bien a
todos aquellos que nos rodean, no importando si ellos proceden de la misma manera
con nosotros, siempre hemos de procurar el bien de los demás y nunca les haremos
daño o les expresaremos alguna ofensa.

La palabra de Dios nos muestra que el cumplir estos dos mandamientos hemos de
cumplir toda la ley43. Y es lógico pensar lo de esta manera, pues si amamos a Dios sobre
todo a las cosas no hemos de pecar ni de hacer nada que el ofrenda, porque le amamos.
De manera similar, no podemos robar a nuestro prójimo, ni decirle alguna mentira o

39
Santiago 2:14-26
40
Proverbios 3:1-8
41
Mateo 22:37
42
Mateo 22:39
43
Mateo 22:40 12
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

grosería, ni causarle cualquier otro tipo de mal puesto que le amamos como nosotros
mismos.

El amor, la esencia de la obediencia.

Nótese que los dos mandamientos antes mencionados tienen como fundamento el
amor. De igual manera, el fundamento de la obediencia debe de ser el amor; es decir, lo
que nos motive a cumplir la ley de Dios debe de ser nuestro amor hacia él, nuestra gratitud
por toda la obra que él hizo a favor nuestro, sabiendo que nosotros por ser pecadores no la
merecíamos.

Dios no quiere que obedezcamos de manera forzada. Él no nos obligó obedecerle,


él solamente nos invita, y si lo hemos de hacer debemos tener un corazón humilde de
dispuesto obedecerle; que nosotros podamos tener en nuestro corazón sus mandamientos
y que hallemos gozo y placer en cumplir su palabra44.

Por ello invitamos a todos los ciudadanos del reino a que, antes de obedecer la ley
de Dios, busquen amar a Dios. Porque si amamos a Dios la obediencia es una bendición y
una actitud que el alma ha de adquirir de manera natural como consecuencia de ese amor
y esa gratitud que tenemos para con Dios. Si nos llenamos del amor de Dios entonces
podemos amar a Dios, y no solo eso, también podemos amar a nuestro prójimo como
nosotros mismos45 y así poder obedecer los dos grandes mandamientos. La promesa de
Dios para aquellos ciudadanos del reino que obedecen su ley es clara: serán personas
bienaventuradas, es decir, bendecidas, y permanecerán firmes reteniendo la ciudadanía
celestial que obtuvieron a través de la fe en Cristo Jesús46.

44
Salmos 40:8
45
1° Juan 4:8
46
Salmos 1:1-3; Apocalipsis 3:11

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
13
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

4.- Las garantías de los ciudadanos del reino.


Texto(s) para memorizar Text(s) to memorize
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Blessed be the God and Father of our
Señor Jesucristo, que nos bendijo con Lord Jesus Christ, who hath blessed us
toda bendición espiritual en los lugares with all spiritual blessings in heavenly
celestiales en Cristo, places in Christ
Efesios 1:3 Ephesians 1:3
Historia bíblica Pasaje bíblico
La enfermedad del rey Ezequías. II Reyes 20:1-11; Isaías 38:1-22
Aplicación
En medio de una situación crítica del pueblo de Judá, Ezequías fue un rey que se
acercó a Dios y tuvo un corazón dispuesto a agradarle. Podemos decir que fue un rey
obediente a la palabra de Dios.
Sin embargo, vino una enfermedad que afectó su vida de tal manera que el profeta
Isaías hablando de parte de Dios dijo al rey que preparar a su casa porque la muerte era
inminente. Ante esta situación el rey Ezequías se entristeció mucho, y humillo su corazón
para rogar delante de Dios misericordia. Dios escuchó la oración del rey y mandó
nuevamente al profeta a que le diera buenas noticias: el rey sanaría de esa enfermedad,
y no solo eso, además Dios le daba la bendición de alargar los años de su vida en quince.
Dios cumplió su palabra para con el rey Ezequías dándole una señal que consistió
en hacer retroceder la sombra del sol. De esta manera podemos ver cómo Dios bendice
a una persona que le busca de manera sincera. Dios tiene muchas bendiciones para
todos aquellos que se acercan a él, siendo la principal de estas bendiciones la vida
eterna.

El ser ciudadano del reino no solamente significa que tenemos un título. Como
ciudadanos del reino de Dios también hemos adquirido bendiciones y dones que solamente
podemos encontrar en Dios. Son dádivas buenas y perfectas que Dios tiene para
nosotros47, las cuales han de tener todos aquellos que hayan entregado sus vidas al Rey
de reyes, porque él es fiel a su palabra y la ha de cumplir48.

Las bendiciones que Dios tiene para todos los ciudadanos del reino son muchas, y
algunas de ellas muy llamativas. Por ejemplo, la palabra de Dios dice que los ciudadanos
del reino han de ser prosperados49, que nunca les vendrán enfermedades50, y que en todo
momento tendríamos la protección y el cuidado de Dios51. Todo esto suena muy bien; pero
si ponemos mayor atención al contexto de cada uno de los pasajes que se citaron, veremos
que el cumplimiento y la obediencia a la palabra de Dios es una constante para que todas

47
Santiago 1:17
48
Tito 3:8; Hebreos 10:23
49
Josué 1:8; Salmo 1:3
50
Éxodo 15:26
51
Salmo 91:1-16 14
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

estas bendiciones se hagan una realidad en nuestras vidas. Éste es otro argumento que
apoya la importancia de la obediencia en la vida de un ciudadano del reino.

Otro aspecto importante es aprender a interpretar las bendiciones que en la palabra


de Dios se presentan. Por ejemplo, al decir que Dios nos ha de prosperar en todo y que nos
irá muy bien en todo cuanto emprendamos, podemos caer en el error de enfocarlo todo de
una manera material (trabajo, negocios, dinero, ganancias) y, aunque puede darse el caso,
la palabra de Dios va mucho más allá que una simple interpretación materialista. La
prosperidad a la que se refiere es espiritual. Por ejemplo, si un ciudadano del reino ha
entregado su vida a Dios, pero en su vida pasada acostumbraba y le gustaba mucho decir
mentiras, ahora como hijo de Dios puede proponerse a dejar la mentira. Éste es un
propósito espiritual, el cual le ayudará a ser mejor persona y a marcar la diferencia, en
obediencia a la palabra de Dios que nos ordena a no mentir52. Humanamente, dejar la
mentira puede ser algo muy difícil, e incluso imposible. Pero al ser un ciudadano del reino,
se puede traer este propósito delante de Dios, y dado que está encaminado a agradar a
Dios y ser mejor, Dios prosperará y hará que el fin de éste ideal sea una vida llena de
verdad. Por esto dice la palabra de Dios que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece53,
no importa cuán difícil parezca el objetivo a alcanzar.

Teniendo el antecedente, en ésta lección hemos de ver que las mayores


bendiciones que Dios ha dado a todos los ciudadanos del reino son de índole espiritual.
Podemos hablar de muchas bendiciones de Dios, pero las mayores se presentan a
continuación.

El perdón de los pecados.

Ya hemos hablado mucho que un ciudadano del reino recibe el perdón de los
pecados en el momento que cree en Jesucristo como su Salvador y Señor. Justamente este
hecho es una de las mayores bendiciones que el alma puede recibir. Una vida llena de
pecado se asemeja a una pesada carga que la persona lleva a espaldas, cargando a todos
lados. Cada vez que se ofende a Dios o al prójimo es como incrementar el peso de aquella
carga, la cual, aunque no parezca, va afligiendo el alma, le imputa dolor y culpa, lo cual va
fatigando el alma.

Cuando nosotros venimos ante la presencia de Dios a suplicar su perdón y


misericordia, él es bueno, de tal manera que al perdonar nuestros pecados Dios está
quitando esa pesada carga que traíamos a cuestas por toda la vida alejados de él. Él es
quien verdaderamente nos hace descansar de todo el desorden que tenía nuestra vida54.

El perdón de los pecados, que solamente podemos encontrar en Dios55, significa un


alivio para el alma, verdaderamente se adquiere una libertad de las cadenas que estaban
atando nuestros corazones a una vida en desorden y maldad. Este alivio es difícil expresar
con palabras, es un descanso que la persona siente, un descanso en el interior, en el alma.
Solamente aquellas personas que han experimentado el perdón de Dios pueden entender
y sentir ese alivio, ese descanso que se tiene cuando a través de Cristo Jesús obtenemos
el perdón de los pecados.

52
Éxodo 20:16
53
Filipenses 4:13
54
Mateo 11:28; Salmos 23:2
55
Mateo 9:1-8
15
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Una vez siendo ciudadanos del reino nada ni nadie nos puede acusar de los pecados
que nosotros hemos hecho anteriormente, puesto que hemos venido Cristo Jesús, y gracias
a su sacrificio en la cruz los pecados en nuestra vida fueron borrados para siempre. La
misma palabra de Dios da testimonio de que Dios ha anulado el acta de decretos que nos
era contraria, lo cual se refiere a toda la culpa, pecados y sentencia que nosotros
merecíamos por esa vida en pecado56. De manera que en nada ni nadie nos puede acusar
de pecado ni declaramos condenados, pues en Cristo hemos hallado la libertad de la
condenación.

La vida eterna.

Otra de las grandes bendiciones que adquieren los ciudadanos del reino es la vida
eterna, lo cual significa que el alma del ciudadano del reino ha de estar siempre junto a Dios
y nunca jamás se volverá a separar de él. Un hijo de Dios aunque éste sólo y nadie le esté
acompañando (refiriéndonos a la familia, amigos, vecinos u otras personas) siempre ha de
contar con la presencia de Dios y nunca estará solo57. En esto consiste la vida eterna, en
estar a cada momento junto tuvo a Cristo Jesús, sentirnos acompañados por él, protegidos
y ayudados por él.

La vida eterna no termina ahí. Creemos que todo ciudadano del reino aquí en la
tierra ha de contar siempre con la compañía y ayuda de Dios. Sin embargo, no siempre
estaremos aquí. Puede ser que algunos padezcan la muerte física, así como muchos otros
ciudadanos del reino que vivieron antes de nosotros pasaron por ese momento. No es muy
agradable hablar de muerte, porque tiene un contexto de dolor y de tristeza. A nadie nos
gusta perder a un ser querido o a un amigo; sin embargo, sucede. A los ciudadanos del
reino que puedan padecer este acontecimiento, la historia no termina ahí. A pesar de que
el alma se separa del cuerpo, el alma sigue viva, sigue junto al Salvador con el cual estará
para siempre. Esta es la esperanza que nosotros predicamos y creemos: que a pesar de
que venga la muerte física, el alma de un ciudadano del reino sigue aún viva, y a su tiempo
ha de resucitar, así como Cristo resucitó entre los muertos58.

Ciertamente no todos los ciudadanos del reino sufrirán la muerte física. La promesa
de parte de Dios es que Cristo mismo está a punto de venir por su iglesia, es decir, por
todos los ciudadanos del reino que se encuentran en la tierra. En ese momento Dios ha de
reunir a todos aquellos que creyeron en él y le aceptaron como su Salvador y los ha de
llevar a la Ciudad Celestial. Primeramente han de resucitar todos aquellos que durmieron
en el Señor; posteriormente todos aquellos que aún estén vivos serán levantados y
transformados en el aire para encontrarse con Jesucristo e ir a las moradas celestiales en
donde vivirán junto al rey de reyes por la eternidad59. Cristo Jesús viene pronto60.

Una vez que todos los ciudadanos del reino estén juntos su Señor en la Ciudad
Celestial jamás se volverá a ver ni a conocer muerte, ni dolor, ni tristeza, ni sufrimiento,
porque todas las cosas que causaban estos males habrán terminado, ya habrán pasado
para siempre61. En ese momento los ciudadanos sólo disfrutarán de la vida eterna que el
Rey de la ciudad ha regalado a todos ellos. El poder estar siempre junto al Señor significa

56
Colosenses 2:13-14
57
Salmos 27:10; Mateo 18:20
58
1° Tesalonicenses 4:13-14
59
1° Tesalonicenses 4:15-18
60
Apocalipsis 22:20
61
Apocalipsis 21:4 16
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

vivir, y vivir sin duda alguna causa a lo sumo alegría. Por ello cuando se esté en la Ciudad
Celestial todos los ciudadanos del reino gozarán y se alegrarán y alabarán el nombre de su
Señor y Rey62.

La victoria sobre el mundo.

Tanto el perdón de los pecados como la vida eterna son dos bendiciones inefables
a las cuales podemos acceder a través de la fe en Cristo Jesús. Hemos dicho que la fe es
lo más importante en la vida de un ciudadano del reino, ya que por medio de la fe obtenemos
salvación. También hemos mencionado que la obediencia a la ley de Dios es importante
para poder dar testimonio de que verdaderamente hemos creído en Jesucristo y él ha hecho
un cambio profundo en nuestras vidas. Además, la obediencia a la palabra de Dios nos
permite alejarnos del pecado y acercarnos más a Dios.

Muchas veces el obedecer la palabra de Dios puede tornarse una tarea difícil, puesto
que la carne estaba acostumbrada a una manera de vivir de manera que fueran satisfechos
todos sus deseos. Y obedecer la ley de Dios implica ir en contra de los deseos de la carne63.
Así que, en el proceso o intento de obedecer la palabra de Dios hay una lucha constante
entre el espíritu y la carne, y esta lucha puede hacer difícil que el ciudadano del reino
obedezca la palabra de Dios64.

Sin embargo, gracias a la fe en Cristo Jesús podemos tener la bendición de vencer


al mundo65. Dios mismo declara que nosotros hemos vencido al mundo y nos declara como
fuertes66, no precisamente porque nosotros somos fuertes o capaces de vencer por
nuestros medios al pecado o al mundo, sino porque somos fuertes y capaces de vencer al
mundo a través de la fe en Cristo Jesús. En él somos más que vencedores67.

De esta manera, con un corazón humilde y sencillo podemos pedir a Dios de su


ayuda para vencer el pecado, no importa cuán fuerte o poderoso se vea el pecado o la
tentación. Si nosotros confiamos en Cristo Jesús y pedimos de su ayuda los ciudadanos
del reino podremos vencer al mundo ya todo lo que hay en él. Esta es otra de las grandes
bendiciones que como ciudadanos del reino podemos tener. Muchas personas intentan
dejar el pecado, vicios, malas costumbres y muchas otras prácticas, pero lo intentan
confiando en sus propias fuerzas. Muchos fracasan porque no pidieron ayuda a Dios; y
aquellos cuantos que logran dejar alguna práctica, no pueden ser ciudadanos del reino
simplemente por haber hecho una buena obra. Para vencer al mundo se necesita la fe, y
no solamente hacer una buena acción.

62
Apocalipsis 19:1-8
63
1° Juan 2:16-17
64
Romanos 8:5; Mateo 26:41
65
1° Juan 5:4
66
1° Juan 2:12-14
67
Romanos 8:37 17
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

5.- Una ciudad diferente, ciudadanos


diferentes
Texto(s) para memorizar Text(s) to memorize
Sino, como aquel que os llamó es santo, But as he which hath called you is holy,
ser también vosotros santos en toda so be ye holy in all manner of
vuestra manera de vivir; conversation
1° Pedro 1:15 1st Peter 1:3
Historia bíblica Pasaje bíblico
José, “el soñador” Génesis 37:1-36; 39:1-45:28
Aplicación
La historia de José es un ejemplo un muy hermoso de la manera en que una
persona que verdaderamente ha conocido a Dios se conduce rectamente en todos los
caminos y en todas las situaciones donde se encuentre, no importando las circunstancias
o los problemas que puede enfrentar.
José era muy amado de su padre, dado que fue el primer hijo que Jacob tuvo de
Raquel. Podemos ver lo especial que era José para su padre cuando recibió de él una
túnica de diferentes colores. El amor de Jacob hacia su hijo no solamente estribaba en
el hecho de que fuera hijo de la mujer que más amo; otro aspecto muy importante era la
manera tan ejemplar en la cual se comportaba José. Los hermanos de José a veces
cometían hechos que les daban mala fama; y José se conducía de una manera diferente.
Este hecho molesto a sus hermanos, dado que él no se comportaba como ellos. De esta
manera decidieron venderlo a unos extranjeros pensando que con esto se desharían de
él para siempre. A pesar de este lamentable a acto, José nunca guardo rencor contra sus
hermanos ni pidió a Dios que les castiga.
Llegando a una tierra extranjera, José logró demostrar que era una persona
diferente. Fue comprado como siervo en la casa de un principal de la tierra de Egipto. Tal
era la rectitud y honestidad de José que su amo le encargó todo lo que estaban su casa
y confió en él. Pero nuevamente hubo una ocasión en la que la mujer de Potifar intentó
hacerlo pecar y fallar contra Dios. José no quiso participar en un acto tan deplorable como
el que le ofrecía esta mujer. Ella, al ver que José nunca accedió, levantó una mentira en
contra de él, lo cual hizo que llegara hasta la cárcel aunque él no había hecho ningún
delito contra nadie. A pesar de este hecho injusto José siguió dirigiéndose de una manera
agradable delante de Dios.
En la cárcel José demostró nuevamente que él era una persona diferente, de
modo tal que el jefe de la cárcel entregó el cuidado de los demás presos a José, y el
trabajo que José desempeñaba ahí era bueno, porque Dios estaba con José.
Después de todas estas situaciones tan difíciles que vivió José, finalmente pudo
salir de la cárcel, y no solo eso, sino que halló gracia delante de los ojos de Faraón y fue
nombrado gobernador de aquella tierra, siendo la única persona superior a José mismo
Faraón.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
18
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Así, pues, José es un ejemplo claro de una persona que conoció a Dios y vivía
bajo la voluntad de él, obedeciendo su palabra y haciendo todo conforme a su voluntad.
No importaba si estaba con su padre, con sus hermanos, en la casa de Potifar, un en la
misma cárcel, José siempre se condujo de una manera recta y honesta, siempre estará
dando a los ojos de Dios.

Desde el inicio de este material se hizo bastante énfasis en cuán diferente gloriosa
y hermosa es la Ciudad Celestial. Es imposible describir con exactitud la grandeza que tiene
este lugar tan especial que Dios estar preparando para todos los ciudadanos del reino.
Ningún lugar aquí en la tierra, por más hermoso, rico, y avanzado que esté se puede
comparar en lo más mínimo a la gloria y hermosura de la Ciudad Celestial. La Ciudad
Celestial es incomparable.

Dicho lo anterior, es importante reconocer que, si la Ciudad Celestial es un lugar


diferente a lo que comúnmente conocemos como ciudades, hemos de aprender que un
ciudadano del reino también es diferente a cualquier ciudadano en esta tierra. De manera
que todo ciudadano del reino de Dios debe demostrar en su manera de vivir que es una
persona diferente cuya ciudadanía no está aquí en la tierra sino en los cielos68.

Una vida en santidad.

Una de las principales características de un ciudadano del reino es que vive en


santidad para Dios69. La santidad significa vivir apartándonos del pecado y consagrándonos
para Dios. Esto significa que como ciudadanos del reino ya no podemos practicar o tener
una forma de vida similar a la que llevábamos antes de creer en Jesús, antes de ser
llamados ciudadanos de su reino. La vida pasada, la vida de pecado y la vida tal cual la
muestra el mundo es una manera incorrecta y desviada de la voluntad de Dios.

La vida en santidad se puede tener cuando nosotros obedecemos la palabra de


Dios. Al ponerla por obra, nosotros estaremos alejándonos de lo que el mundo invita
constantemente que nosotros hagamos, y nos estaremos acercando cada vez más a Dios
agradándole en todo cuanto hacemos. A través de la palabra de Dios la vida del ciudadano
del reino es santificada70.

La santidad no sólo implica no cometer los delitos más espantosos que podamos
imaginar. Significa que nuestro diario vivir, y aún en los más mínimos detalles, nosotros
debemos de cuidar no ofender a Dios ni a nuestro prójimo, para que de esta manera
podamos cumplir y obedecer la ley de Dios. En esas conversaciones, cuando charlamos
con nuestros amigos, cuando estamos en la casa y también en la escuela debemos de
cuidar la manera en que nos conducimos. Si nosotros solamente nos guardamos de decir
mentiras o groserías dentro de nuestra casa o del templo de Dios, pero en la escuela o
cuándo vamos a jugar con nuestros amigos no ponemos cuidado y decimos muchas de
estas ofensas, no estamos viviendo en santidad. La palabra de Dios dice que debemos de
ser santos en toda nuestra manera de vivir.

Tal como en el ejemplo de José, cuando el mundo observa que una persona está
viviendo conforme la voluntad de Dios, obedeciendo su palabra y tratando de agradarle,

68
Filipenses 3:20
69
1° Pedro 1:15-16
70
Juan 17:17

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
19
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

esto causa una molestia y no le agradará a las personas que están acostumbradas a vivir
bajo los lineamientos que el mundo plantea. Así como los hermanos de José buscaron
hacerle un daño y deshacerse de él, el mundo tratará de hacer daño a todos los ciudadanos
del reino; tratará de afligirlos, ofendernos, se burlará de ellos, los insultará y hasta cometerá
injusticias en contra de cada uno de ellos, todo con el fin de apartarnos de aquella decisión
que tomaron: el obedecer firmemente al rey de la Ciudad Celestial, a Cristo Jesús.

La palabra de Dios advierte a todos los ciudadanos del reino que las aflicciones en
este mundo sin duda alguna han de venir71. Sin embargo también Dios nos invita a creer
más en él, porque después de esto nosotros hemos de recibir una recompensa por
habernos guardado de haber soportado los embates del mundo a causa de nuestra fe72.

Viviendo con sabiduría.

A lo largo de nuestra vida que la tierra debemos de tomar muchas decisiones;


decisiones fáciles y otras más complicadas. Cuando nos enfrentamos a una toma de
decisión difícil muchas veces no sabremos qué hacer para tomar la mejor decisión. Algunas
personas escuchan consejos ya sea a de sus padres, de sus maestros o de personas con
experiencia o cierto tipo de conocimiento que les pueda ayudar a tomar una buena decisión.
Sin embargo, muchas veces se toman malas decisiones porque no se tuvo un buen consejo
o simplemente nunca se pidió.

Un ciudadano del reino también tiene que tomar decisiones; pero como una persona
diferente, el ciudadano del reino toma decisiones y consejos sobre un fundamento principal:
la palabra de Dios. Ésta es la fuente de nuestra sabiduría, la cual guía nuestro camino para
tomar buenas decisiones y no tener rotundos fracasos73. Aunque es bueno tener un
conocimiento seglar sobre la ciencia, la cultura, la filosofía y la ideología de este mundo no
debemos tomar esto como nuestro fundamento o nuestra fuente de consejos para tomar
decisiones y dirigir nuestra vida. No hay otro fundamento en la vida de un ciudadano del
reino que no sea Cristo y este fundamento o nadie lo puede quitar74.

La Ciudad Celestial es diferente a todas las ciudades terrenales; un ciudadano del


reino es diferente a un ciudadano común. De la misma forma la sabiduría de Dios es
totalmente diferente a la sabiduría de los hombres75. Por tanto no queramos comparar la
manera de pensar del mundo y la sabiduría de Dios.

El conocimiento y la sabiduría que podemos adquirir de Dios son mucho más


elevados de lo que podemos adquirir basándonos en los conocimientos humanos.
Nuevamente el amor de Dios se ve manifestado en el hecho de que el dio la bendición a
los ciudadanos del reino de poder poseer la sabiduría que tiene de él, escondiendo la de
los sabios y entendidos humanamente76. La grandeza de esta sabiduría es tal que el
hombre no puede comprenderla por sus propios medios, de tal manera que muchas veces
piensan de los ciudadanos del reino como personas ignorantes, personas que no han
entendido o no pueden pensar; en otras palabras, personas locas77.

71
Juan 16:33
72
Mateo 5:11-12; Romanos 8:18
73
Salmos 119:105; Santiago 1:5
74
1° Corintios 3:11
75
Isaías 55:8-9
76
Mateo 11:25; 1° Corintios 2:16 20
77
1° Corintios 1:18

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Viviendo en espera de la venida de Cristo.

Ya mencionamos en la lección anterior que el rey de la Ciudad Celestial está por


venir a recoger a todos los ciudadanos del reino. Luego entonces nosotros debemos de
vivir teniendo siempre en mente esto. El mundo vive sin pensar qué pasará mañana, sin
tener la menor idea de lo que pasará con su alma cuando muera. Muchas veces las
personas viven considerando que mañana seguramente vivirán. Hacen planes, proyectos
y un sinfín de objetivos dando por hecho que han de tener la vida para cumplirlos. Acumulan
ganancias y riquezas sin saber que quizá el mismo día de hoy Dios puede estar llamándoles
a cuentas78.

Esto no quiere decir que los ciudadanos del reino no puedan hacer planes o trazarse
objetivos que quiere alcanzar en esta vida. Es decir, el ciudadano del reino puede tener
planes y sueños en esta vida como terminar de estudiar una carrera, conseguir algún
trabajo, dedicarse algún deporte, formar una familia, viajar entre muchas otras actividades.
Sin embargo, nunca debe de perderse de vista que en cualquier momento Dios puede
llamarlo a cuentas, como en el ejemplo del rey Ezequías79. Además, es necesario que
siempre tengamos en mente que Jesús en cualquier momento puede venir por todos los
ciudadanos del reino80.

Todo lo anterior nos invita simplemente estar preparados para recibir al Señor o para
llegar ante su presencia81. Todas las señales que tenemos de parte de Dios sobre la venida
de que Jesucristo se están cumpliendo ya82, lo cual es una constante llamada de alerta y
una invitación a siempre estar preparados para la venida de Jesucristo.

Dios nos invita a que seamos parte del reino celestial. Hemos visto que la ciudadanía
del reino se quiere por fe, creyendo que Jesucristo es nuestro Salvador el cual murió en
nuestro lugar para pagar nuestros pecados y resucitó para darnos vida en abundancia. Al
creer en Cristo Jesús podemos ser llamado sus ciudadanos del reino de los cielos y poder
acceder a la Ciudad Celestial. Y esto también implica que Dios ha hecho un cambio
profundo en nuestras vidas, por lo cual los ciudadanos del reino ya no viven como vivían
antes. Son personas diferentes las cuales guían su caminar en este mundo a través de la
observancia de la palabra de Dios. La santidad es una característica fundamental de un
ciudadano del reino, la cual es vivir siempre apartados del pecado y consagrados para Dios.
Un ciudadano del reino es diferente: vive para Dios, obedece la ley de Dios, se guía por la
palabra de Dios y le espera en su venida.

78
Lucas 9:25; 12:16-21
79
II Reyes 20:1
80
1° Corintios 16:22
81
Mateo 25:1-13
82
Mateo 24:3-28 21
Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Cantos y alabanzas.
La Ciudad Santa. Me dicen que hay una bella ciudad.

1 1
Anoche tuve un sueño sublime arrobador, Me dicen que hay una bella ciudad,
Soñaba yo a Jerusalén y al cielo en su Allí quiero ir, ¿Y tú?
esplendor; En donde es eterna la felicidad,
Oí cantar a niños un coro sin igual, Allí quiero ir, ¿Y tú?
// En tanto se escuchaba un gran tema Jesús las mansiones nos fue a preparar,
angelical // Allí quiero ir, ¿Y tú?
A donde la muerte no puede llegar,
CORO Allí quiero ir, ¿Y tú?
Jerusalén, Jerusalén,
Canta con voz triunfal, CORO
Hosanna en las alturas, Allí quiero ir, allí quiero ir,
Hosanna al Señor tu Rey. Allí quiero ir, ¿Y tú?

2 2
Después mi sueño se cambió y una De perlas sus puertas, su mar de cristal,
quietud reinó, Allí quiero ir, ¿Y tú?
Cesaron los hosannas y el infantil clamor. Es Cristo la luz del país celestial
Tras misterioso manto el sol cubrió su Allí quiero ir, ¿Y tú?
resplandor; Allí los que moran jamás morirán,
// Y la sombra de una cruz en el Calvario Allí quiero ir, ¿Y tú?
apareció // En donde terminan congojas y afán,
Allí quiero ir, ¿Y tú?
3
Después un cuadro contemplé, 3
Prodigio fue sin par, Y cuando navegue la Nave de Sion,
Y vi la Ciudad Santa junto al sereno mar, Allí quiero ir, ¿Y tú?
Dios la alumbraba con su luz, Al darse a la vela para esa mansión,
Sus calles de oro vi, Allí quiero ir, ¿Y tú?
Y quien deseaba en ella entrar la vida Y cuando coronen a Cristo también,
hallaba ahí; Allí quiero ir, ¿Y tú?
Estrellas, luna y astro rey perdieron su Y cuando los coros pronuncien: ¡Amén!
fulgor, Allí quiero ir, ¿Y tú?
// Al descender Jerusalén la nueva de su
esplendor // No me importa a la iglesia que vayas.

Si alguien te pregunta ¿Cómo estás? No me importa a la iglesia que vayas,


Si detrás del Calvario tú estás,
Si alguien te pregunta /// ¿Cómo estás? /// Si tu corazón es como el mío,
Si alguien te pregunta /// ¿Cómo estás? /// Dame la mano y mi hermano serás.

// Bendecido, muy bendecido, /// Dame la mano /// y mi hermano serás,


Bendecido porque Cristo vive en mí // /// Dame la mano /// y mi hermano serás.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
22
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Hay un lugar do quiero estar. Cuando la trompeta suene.

1 1
Hay un lugar do quiero estar, Cuando la trompeta suene
Muy cerca de mi Redentor, En aquel día final y que el alba eterna
Allí podré yo descansar, Rompa en claridad, cuando las naciones
Al fiel amparo de su amor. Salvas a su patria lleguen ya,
Y que sea pasada lista, allí he de estar.
CORO
Muy cerca de mi Redentor, seguro asilo CORO
Encontraré, me guardará del tentador, /// Cuando allá se pase lista ///
Y ya de nada temeré. A mi nombre yo feliz responderé

2 2
Quitarme el mundo no podrá, En aquel día sin nieblas en que muerte
La paz que halló mi corazón; Ya no habrá, y su gloria el Salvador
Jesús amante me dará Impartirá, cuando los llamados
La más segura protección. Entren a su celestial hogar,
Y que sea pasada lista allí he de estar.
3
Ni todas ni temor tendré, 3
Estando cerca de Jesús; Trabajemos por el Maestro desde el alba
Rodeado siempre me veré Al vislumbrar; siempre hablemos de su
Con los fulgores de su luz. Amor y fiel bondad, cuando todo aquí
Fenezca y nuestra obra cese ya,
Voy feliz al dulce hogar. Y que sea pasada lista allí he de estar.

1 Más allá del sol.


Voy feliz al dulce hogar, por fe en Jesús,
Mientras lucho por traer almas a la luz; 1
Dardos encendidos mil vienen contra mí, Aunque en esta vida no tenga riquezas
Más yo sé por la fe venceré aquí. Sé que allá en la gloria tengo mi mansión,
Cual alma perdida entra la pobreza,
CORO De mí Jesucristo tuvo compasión.
¡Oh, sí, quiero verle, ver al Salvador,
Quiero ver su rostro lleno de amor! CORO
En aquel gran día yo he de cantar, // Más allá del sol // yo tengo un hogar,
Ya pasó todo afán todo mi pesar. hogar, bello hogar, más allá del sol.

2 2
En las olas de un turbión Cristo guardará Así por el mundo yo voy caminando
Mi barquilla y guiará hasta el puerto allá; De pruebas rodeado y de tentación.
Yo tranquilo puedo estar, mi piloto es Él, Pero Jesucristo, que me está probando,
Es mi Rey, tengo fe, sé que Él es fiel. Me llevará salvo hasta su mansión.

3 3
En servir al Salvador por los valles voy, A todas las razas del linaje humano,
Donde muchas sombras hay, más seguro Cristo quiere darles plena salvación.
estoy, muchos triunfos obtendré, También una casa no hecha de manos,
Nunca faltará, mi Jesús es la luz, Fue a prepararnos a la santa Sion.
Él me sostendrá.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
23
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Hosanna.

VERSO
Nos reunimos aquí para adorar a nuestro Yo me siento hoy gozoso.
Rey, para celebrar su fidelidad
Él prometió que entre nosotros siempre 1
estará, vamos a declarar hosanna Yo me siento muy gozoso porque Cristo
me salvó, su palabra me hace ver que es
CORO la verdad; pero quiero conocerle y
// Hosanna, hosanna, escuchar su tierna voz, yo quiero ver a
Hosanna, hosanna // Cristo más allá.

PUENTE CORO
Bienvenido aquí Señor, glorioso Salvador Oh, yo quiero ver a Cristo más allá,
En aquella hermosísima ciudad,
Tiempo de fiesta En su trono allá en la gloria,
Donde siempre cante así,
VERSO Yo quiero ver a Cristo más allá.
Este es tiempo de fiesta, es tiempo de
exaltación para celebrar a Aquel que 2
primero nos amó. Transformó nuestro Sí, yo sé, Jesús me guía y no me deja
llanto en risa, nos dio ropas de adoración caer, mientras hago su bendita voluntad,
Para celebrar a Aquel que primero nos Y me dice que no tema, él conmigo
amó siempre está, yo quiero ver a Cristo más
allá.
PRECORO
Nos libró del imperio de las tinieblas y nos 3
dio perdón y paz; arrancó todas las Cantaré la grande historia, de su amor yo
heridas, nos hizo regocijar. hablaré, anunciando que Jesús vino a
salvar, en la cruenta cruz ha muerto, ya
CORO 1 pagado todo está, yo quiero ver a Cristo
Fiesta, alegría, es una danza de más allá.
celebración, al Único digno Jesús, su
Nombre es Jesús, 4
Fiesta, alegría de un pueblo que se reúne Cuando estemos en el cielo, en la gran
aquí, delante del trono del Rey, del Rey de Jerusalén, do las calles de oro puro todas
reyes. son; cuando cante con los santos la
canción de redención, Oh, sí, a Cristo
PUENTE siempre veré allí.
Su Nombre es Jesús
Cerca, cerca.
CORO 2
Cantamos de alegría, (/// oh, oh, oh ///) /// Cerca, cerca de Dios yo quiero andar ///
Danzamos de alegría, (/// oh, oh, oh ///) Quiero ser parecido a Jesús.
Brincamos de alegría, (/// oh, oh, oh ///)
Gritamos de alegría, (/// oh, oh, oh ///) Mentiritas, no, no, no, mi lengüita tiene
Dueño, groserías también no, es de Dios
Mi corazón.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
24
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Actividades y ejercicios de repaso83.


Lección 1: Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial.

Relación de columnas.

Con una línea, una cada recuadro con la respuesta correcta.

Entrevista a un compañero haciéndole las siguientes preguntas:


1) ¿Qué opinas sobre el gobierno de tu país? ________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
2) ¿Te gustaría vivir en una ciudad? _____ ¿Por qué? _________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________

83
Actividades para niños de 7 años de edad en adelante.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
25
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Sopa de letras.

Completa la siguiente tabla con las palabras que se encuentran ocultas en la sopa de letras
en el dibujo del castillo.

¿Quién es nuestro Rey y Son algunas virtudes de los Figuras de Jesús en la


Salvador? ciudadanos del reino biblia
2 palabras (Puerta del 10 palabras (Castillo) 2 palabras (Ventana del
castillo) castillo)

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
26
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 2: Una ciudadanía gratuita.

Crucigrama.

Coloca las respuestas de las siguientes preguntas en el crucigrama que se presenta a


continuación.

Horizontales (→)
1.- ¿Quién hubo mandado a los dos espías a Jericó?
2.- ¿Cómo se llamó la mujer que atendió a los espías?
3.- Como consecuencia, el pecado trae la ___________________ (dos palabras)
4.- Una característica y atributo de Dios es el _______
5.- Es necesario ______________ al pecado.

Verticales (↓)
1.- ¿Quién es conocido como el “padre de la fe”?
2.- Rahab es un ejemplo de una persona de fe, y por eso fue ____________
3.- La paga del pecado es _________...
4.-… mas la dádiva de Dios es vida ___________
5.- ¿Cuál es el medio por el cual se adquiere salvación y perdón de pecados?
6.- La fe da al creyente la __________________
7.- La fe nos permite ser ciudadanos del __________

6
7
4

1 5

1 3
5

2 2
4
3

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
27
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

…y esto no de vosotros,
Laberinto. pues es don de Dios.
Cruza el laberinto y encuentra la palabra oculta en él. Coloréala.

medio de la fe…
Porque por gracia sois salvos por

Palabra oculta: ________________

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
28
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 3: Las leyes del reino.

El viaje a Bet-el.

Responde las siguientes preguntas de cierto (V) o falso (F). Después recorta tu tira de
respuestas y ve a la tabla de “Rutas y caminos” y obtén la ruta que corresponde,
comparando tus respuestas en la tabla.

( ) El profeta recibió una palabra de parte de Dios para amonestar al rey Jeroboam.
( ) El profeta se quedó a comer y beber con el rey Jeroboam.
( ) Cuando regresaba el profeta, un león lo mató junto con su burrito.
( ) Como hijos de Dios debemos ser siempre obedientes a su palabra.
( ) La obediencia no es muy importante en la vida de los ciudadanos del reino.
( ) El profeta murió porque creyó una mentira dicha por otro supuesto profeta.
( ) El profeta murió y nunca recibió sepultura.
( ) Primero debemos obedecer a las personas, y luego a Dios.

Una vez hecho esto, sigue la ruta que obtuviste partiendo desde Judá, en el mapa que se
muestra más adelante.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
29
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Siguiendo tu ruta deberás llegar a uno de los puntos A, B, C, D o E en el mapa.


Cuando todos en el grupo hayan terminado, el profesor revelará los nombres verdaderos
de las ciudades A, B, C, D y E.

Si llegaste a la ciudad de Bet-el, ¡Felicidades! Has mostrado que aprendiste muy bien la
lección de este día.

Si llegaste a la ciudad de Cades-barnea o Damasco, repasa la lección porque tuviste


algunos errores.

Si llegaste a Biblos o Chipre, debes poner mucho mayor esfuerzo, pues quiere decir que
cometiste muchos errores.

Sopa de letras.

E S N Y C J T S V W V J X O H Ñ D P E P B E Y N
S Q K T G Y Q Z N G U E V K B T Y G X A Y L O H
T U P S F M J D R E O N I J A Ñ S B Y C Z Z H C
M E Z Z S D E S O B E D I E N C I A G A O P M R
E S F S S M R V P D W D Q A T T Q D X D Z R Y Ñ
J K C C U Y O R R K M T T Z P L H V Q A Ñ J P K
O W X U I M B J H G X C A S Q A U E C Z Y H N U
R Y O X Y D O A H K L R Ñ Y X H R R G M K V C S
R U F U A D A S M I E R Y X E G D T D Ñ M S A M
O N J A T Ñ M Z P R O F E T A T J I A D C E H Y
B E J D U H R Z A F N Ñ U U W A X A M R K Y B V
E J G V J T P Z E R L V X M R I Ñ L L T N Y F M
D O B E D I E N C I A X E G L O I B L N P O V Z
E C S R G T U R P A H P G M K N M L H K P W S W
C R V T X S W V D Q G C P G U U Ñ A W O J T Ñ V
E F J I V Y B Q F T O U E V E D T J T T Q F T K
R K Y A E O Y J A J U R C G Q F X S P O Y G W Q
Ñ W J E G Y P A L A B R A S C P Ñ J N D I I S J
A O Ñ K P U P I S I T T D X W A F H Q W V B J T
S A B E E K J D O J E F O B E D E C E R I R X W
D K W Y K Z U G S D H Y B Ñ F I T I A P Ñ I O O
I Q Y C Y H V J U L D V S F Ñ O E Z O Z W D B M
O Q U I I P K N N S E U L W C S D A H Z Y J P R
S O M M L Z G U Ñ U V B O G H J G J I V N W S B
S G G X R P Y E O M M Ñ G Q K D N S Y Z W B J Y
A N T E S W Q U E S A Z L O S U H O M B R E S P

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
30
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Busca en la sopa de letras las 14 palabras que completan el texto siguiente. Al final escribe
el mensaje que se encuentra en la orilla de la sopa de letras.

En la historia bíblica que se estudió en esta lección se vio la historia de un ___________ el


cual fue usado por _____. Su tarea sería ir delante de _______________ y decir la _______
que Dios había enviado, la cual ____________ la consecuencia que tendría el __________
y los profetas ___________. Pero la ______________ de este profeta a lo que Dios le había
mandado causó que al regresar se encontrara con un ______ el cual lo _____.

Es importante ____________ siempre la ley de Dios, ya que nos hace ____________ de la


vida de _________. Si tenemos fe, pero falta la ____________, la fe no tiene validez
alguna.

Mensaje oculto en la orilla de la sopa de letras:


________________________________________________________________________

Los grandes mandamientos.

En la lección de hoy aprendimos que hay dos mandamientos fundamentales. Escríbelos en


el cuadro correspondiente.

_________________________ _________________________
_________________________ _________________________
_________________________ _________________________

Significa hacer el
bien a todos
Esto implica que Dios
aquellos que nos
debe ser el principal
rodean, no
en nuestras vidas y el
importando si ellos
Rey en nuestros
proceden de la
corazones, así como
misma manera con
obedecerle en todo.
nosotros.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
31
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 4: Las garantías de los ciudadanos del reino.

Falso o verdadero.

Coloca una F, si la frase es falsa, mas si es verdadera, coloca una V.

- Ezequías fue un rey que se acercó a Dios. ( )


- Ezequías no fue obediente a Dios. ( )
- Como ciudadanos del reino tenemos bendiciones y dones. ( )
- Ezequías se humilló, y humilló su corazón para rogar por misericordia. ( )
- Algunas bendiciones de Dios son prosperidad, mentira y lujos. ( )
- Al decir que Dios nos va a prosperar se refiere al trabajo, negocios y dinero. ( )
- Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. ( )
- Todos los ciudadanos del reino se gozarán, se alegrarán y alabarán a su Señor. ( )
- El perdón de pecados y la vida eterna se obtienen por la fe. ( )
- La obediencia nos permite acercarnos al pecado y alejarnos más de Dios. ( )
- En Cristo somos más que vencedores. ( )
- Por la fe en Cristo no podemos tener bendiciones. ( )

Crucigrama.

Completa el texto siguiente y coloca las palabras que faltan en el siguiente crucigrama.

1
3
6

2
5

(1) se acercó a Dios y fue (2) . Sin embargo, le vino una (3) .
que afectó su (4) . Ante esa situación se entristeció y (5) su (6) para
rogar a Dios por (7) . Dios oyó su oración y le sanó.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
32
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 5: Una ciudad diferente, ciudadanos diferentes.

Palabras ocultas.

En el siguiente cuadro encuentra y colorea las palabras que se encuentren en minúsculas;


con otro color, colorea aquellas palabras que estén escritas en MAYÚSCULAS.

Ahora, con las palabras que encontraste en minúsculas, forma el texto (Génesis 30:24):
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________

Y con las palabras en MAYÚSCULAS, forma otro texto (1° Pedro 1:15):
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________

¿Qué palabra se formó dentro del recuadro? ___________________

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
33
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Vendido a Egipto.

Responde las siguientes preguntas de cierto (V) o falso (F). Después recorta tu tira de
respuestas y ve a la tabla de “Rutas y caminos” y obtén la ruta que corresponde,
comparando tus respuestas en la tabla.

( ) José era aborrecido por su padre.


( ) Los hermanos de José lo aborrecían porque actuaba correctamente.
( ) Los hermanos de José intentaron matarlo.
( ) A pesar de los malos tratos, José nunca guardó rencor a sus hermanos.
( ) José calló en la cárcel porque abusó de la esposa de su amo.
( ) El carcelero castigaba a José cuando se portaba mal.
( ) José siempre se comportó honestamente en todos los lugares donde estuvo.
( ) El Faraón fue el único que nunca reconoció la honradez de José.

Ahora sigue la ruta que obtuviste partiendo desde Canaán, en el siguiente mapa.

Siguiendo tu ruta deberás llegar a uno de los puntos A, B, C, D o E en el mapa.


Cuando todos en el grupo hayan terminado, el profesor revelará los nombres verdaderos
de las ciudades A, B, C, D y E.

Si llegaste a la ciudad de Egipto, ¡Felicidades! Has mostrado que aprendiste muy bien la
lección de este día.

Si llegaste a la ciudad de Luxor o Sinaí, repasa la lección porque tuviste algunos errores.

Si llegaste a Ezión-geber o Zoar, debes poner mucho mayor esfuerzo, pues quiere decir
que cometiste muchos errores.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
34
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Respuestas a las actividades y ejercicios de repaso.


Lección 1: Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial.

Relación de columnas.

Sopa de letras.

Completa la siguiente tabla con las palabras que se encuentran ocultas en la sopa de letras
en el dibujo del castillo.

¿Quién es nuestro Rey y Son algunas virtudes de los Figuras de Jesús en la


Salvador? ciudadanos del reino biblia
2 palabras (Puerta del 10 palabras (Castillo) 2 palabras (Ventana del
castillo) castillo)
- Cristo - Fe - Luz
- Jesús - Longanimidad - Pan
- Lealtad
- Amor
- Honestidad
- Piedad
- Pureza
- Paciencia
- Mansedumbre

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
35
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 2: Una ciudadanía gratuita.

Crucigrama.

6
S 7
4 A M O R
L E
1 V I 5
A A N F
B C 1 J O S U E 3
5 R E N U N C I A R M
A O U
2 R A H A B N E 2
A 4 R S
3 M U E R T E E S P I R I T U A L
T E L
E V
R A
N
A

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
36
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Laberinto.

salvos por medio de la fe…

pues es don de Dios.


…y esto no de vosotros,
Porque por gracia sois

Palabra oculta: JESÚS.

El viaje a Bet-el.

Ruta correcta: Ruta 10.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
37
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

(V) El profeta recibió una palabra de parte de Dios para amonestar al rey Jeroboam.
(F) El profeta se quedó a comer y beber con el rey Jeroboam.
(F) Cuando regresaba el profeta, un león lo mató junto con su burrito.
(V) Como hijos de Dios debemos ser siempre obedientes a su palabra.
(F) La obediencia no es muy importante en la vida de los ciudadanos del reino.
(V) El profeta murió porque creyó una mentira dicha por otro supuesto profeta.
(F) El profeta murió y nunca recibió sepultura.
(F) Primero debemos obedecer a las personas, y luego a Dios.

Ciudad A: Chipre (0-1 aciertos); Ciudad B: Damasco (4-5 aciertos); Ciudad C: Biblos (2-3
aciertos); Ciudad D: Bet-el (8 aciertos); Ciudad E: Cades-barnea (6-7 aciertos).

Lección 3: Las leyes del reino.

Sopa de letras.

E S N Y C J T S V W V J X O H Ñ D P E P B E Y N
S Q K T G Y Q Z N G U E V K B T Y G X A Y L O H
T U P S F M J D R E O N I J A Ñ S B Y C Z Z H C
M E Z Z S D E S O B E D I E N C I A G A O P M R
E S F S S M R V P D W D Q A T T Q D X D Z R Y Ñ
J K C C U Y O R R K M T T Z P L H V Q A Ñ J P K
O W X U I M B J H G X C A S Q A U E C Z Y H N U
R Y O X Y D O A H K L R Ñ Y X H R R G M K V C S
R U F U A D A S M I E R Y X E G D T D Ñ M S A M
O N J A T Ñ M Z P R O F E T A T J I A D C E H Y
B E J D U H R Z A F N Ñ U U W A X A M R K Y B V
E J G V J T P Z E R L V X M R I Ñ L L T N Y F M
D O B E D I E N C I A X E G L O I B L N P O V Z
E C S R G T U R P A H P G M K N M L H K P W S W
C R V T X S W V D Q G C P G U U Ñ A W O J T Ñ V
E F J I V Y B Q F T O U E V E D T J T T Q F T K
R K Y A E O Y J A J U R C G Q F X S P O Y G W Q
Ñ W J E G Y P A L A B R A S C P Ñ J N D I I S J
A O Ñ K P U P I S I T T D X W A F H Q W V B J T
S A B E E K J D O J E F O B E D E C E R I R X W
D K W Y K Z U G S D H Y B Ñ F I T I A P Ñ I O O
I Q Y C Y H V J U L D V S F Ñ O E Z O Z W D B M
O Q U I I P K N N S E U L W C S D A H Z Y J P R
S O M M L Z G U Ñ U V B O G H J G J I V N W S B
S G G X R P Y E O M M Ñ G Q K D N S Y Z W B J Y
A N T E S W Q U E S A Z L O S U H O M B R E S P

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
38
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

En la historia bíblica que se estudió en esta lección se vio la historia de un profeta el cual
fue usado por Dios. Su tarea sería ir delante de Jeroboam y decir la palabra que Dios
había enviado, la cual advertía la consecuencia que tendría el altar y los profetas falsos.
Pero la desobediencia de este profeta a lo que Dios le había mandado causó que al
regresar se encontrara con un león el cual lo mató.

Es importante obedecer siempre la ley de Dios, ya que nos hace apartarnos de la vida de
pecado. Si tenemos fe, pero falta la obediencia, la fe no tiene validez alguna.

Mensaje oculta en la orilla de la sopa de letras:


Es mejor obedecer a Dios antes que a los hombres.

Los grandes mandamientos.

En la lección de hoy aprendimos que hay dos mandamientos fundamentales. Escríbelos en


el cuadro correspondiente.

Amarás al Señor tu Dios Amarás a tu prójimo


con todo tu corazón, y como a ti mismo.
con toda tu alma, y con
Significa hacer el
toda tu mente.
bien a todos
Esto implica que Dios aquellos que nos
debe ser el principal rodean, no
en nuestras vidas y el importando si ellos
Rey en nuestros proceden de la
corazones, así como misma manera con
obedecerle en todo. nosotros.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
39
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 4: Las garantías de los ciudadanos del reino.

Falso o verdadero

- Ezequías fue un rey que se acercó a Dios. (V)


- Ezequías no fue obediente a Dios. (F)
- Como ciudadanos del reino tenemos bendiciones y dones. (V)
- Ezequías se humilló, y humilló su corazón para rogar por misericordia. (V)
- Algunas bendiciones de Dios son prosperidad, mentira y lujos. (F)
- Al decir que Dios nos va a prosperar se refiere al trabajo, negocios y dinero. (F)
- Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. (V)
- Todos los ciudadanos del reino se gozarán, se alegrarán y alabarán a su Señor. (V)
- El perdón de pecados y la vida eterna se obtienen por la fe. (V)
- La obediencia nos permite acercarnos al pecado y alejarnos más de Dios. (F)
- En Cristo somos más que vencedores. (V)
- Por la fe en Cristo no podemos tener bendiciones. (F)

Crucigrama.

4
V
1 I
3 E N F E R M E D A D
6 C O R A Z O N A
E
Q 2
5 H U M I L L O
I B
A E
S D
I
E
N
T
7 M I S E R I C O R D I A

Ezequías se acercó a Dios y fue obediente. Sin embargo, le vino una enfermedad que
afectó su vida. Ante esa situación se entristeció y humilló su corazón para rogar a Dios
por misericordia. Dios oyó su oración y le sanó.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
40
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 5: Una ciudad diferente, ciudadanos diferentes.

Vendido a Egipto.

(F) José era aborrecido por su padre.


(V) Los hermanos de José lo aborrecían porque actuaba correctamente.
(V) Los hermanos de José intentaron matarlo.
(V) A pesar de los malos tratos, José nunca guardó rencor a sus hermanos.
(F) José calló en la cárcel porque abusó de la esposa de su amo.
(F) El carcelero castigaba a José cuando se portaba mal.
(V) José siempre se comportó honestamente en todos los lugares donde estuvo.
(F) El Faraón fue el único que nunca reconoció la honradez de José.

Ciudad A: Egipto (8 aciertos); Ciudad B: Luxor (6-7 aciertos); Ciudad C: Sinaí (4-5
aciertos); Ciudad D: Ezión geber (2-3 aciertos); Ciudad E: Zoar (0-1 aciertos).

Ruta correcta: Ruta 5.

Palabras ocultas.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
41
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Ahora, con las palabras que encontraste en minúsculas, forma el texto (Génesis 30:24):

Y llamó su nombre José, diciendo: Añádame Jehová otro hijo

Y con las palabras en MAYÚSCULAS, forma otro texto (1° Pedro 1:15):

SINO, COMO AQUEL QUE OS LLAMÓ ES SANTO, SED TAMBIÉN VOSOTROS


SANTOS EN TODA VUESTRA MANERA DE VIVIR.

¿Qué palabra se formó dentro del recuadro? DIOS.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
42
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Actividades manuales de repaso84.


Lección 1: Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial.

Cristo
El rey de la ciudad celestial
Jehová de los ejércitos, es El Rey de la gloria.
Sal. 24 : 10

84
Actividades para niños de 5 a 7 años de edad. En la página 47 se presentan propuestas para realizar estas
actividades.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino, 43
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 2: Una ciudadanía gratuita.

UNA CIUDADANIA GRATUITA

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe,


Ef. 2 : 8

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
44
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 3: Las leyes del reino.

Las leyes del reino


Es necesario obedecer a Dios antes que a los
hombres. Hch. 5:29

Obedece las leyes del


reino.

1. Amar a Dios
sobre todas las
cosas.

2. Amar a
nuestro prójimo,
como a nosotros
mismos.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
45
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Lección 4: Las garantías de los ciudadanos del reino.

Las garantías de los


ciudadanos del reino.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
46
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Descripción de las actividades manuales de repaso.

Lección 1.

En esta actividad el alumno ilumina el dibujo del castillo y el niño. Posteriormente


los recorta por el contorno, dejando una pestaña en la parte inferior de ambos dibujos. Esta
pestaña se dobla y se pega sobre media hoja de papel. Se puede colocar por la parte de
atrás un soporte de papel (que se pega por un extremo a la parte posterior del dibujo y el
otro extremo en la media hoja de papel), de tal modo que el dibujo pueda presentarse como
un retrato.

Lección 2.

En esta actividad el alumno rellena con papel crepé o china (ya sea con bolitas o
“cola de ratón”) las manos. Después las recorta por el contorno. El versículo también se
recorta y se dobla en zig-zag, como un acordeón. Los extremos del versículo se pegan en
sendas manos.

Lección 3.

E dibujo se puede adornar de muchas formas, ya sea iluminándolo, rellenándolo con


papel crepé, diamantina, etc. Una vez adornado se recorta por el contorno. Con
abatelenguas se hace un marco para el dibujo.

Lección 4.

Los dibujos se imprimen o copian en hojas de colores y se recortan. Se tiene que


armar una flor, pegando cada uno de los pétalos al centro de la flor, en la parte posterior.
Se puede pintar un abatelenguas con pintura base agua color verde y pegarlo por detrás
de la flor, para que simule el tallo.

Lección 5 (Manualidad final).

Esta actividad la realizan los niños más pequeños como la actividad correspondiente
al quinto día. Los niños mayores la realizan como manualidad de la EBDV. El patrón (página
48) imprime en una hoja; se recomienda que sea de color. Esta manualidad consiste en un
pasaporte. Se debe recortar el óvalo de la parte anterior del mismo. El alumno adorna a su
gusto su pasaporte. Se puede hacer con colores, papel crepé, diamantina, estambre, hilo,
lentejuela, etc.

En el interior del pasaporte se pega una foto del alumno, de forma tal que al cerrar
el pasaporte su rostro se aprecie a través del óvalo recortado en el frente del mismo.
También se puede incluir una fotografía de todos los alumnos y maestros que participaron
en las actividades de la EBDV, como un bonito recuerdo.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
47
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
48
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Apéndice A: Rutas y caminos


El viaje a Bet-el.

V V V V V V V V 9 V V F V V F V F 11 V F V V F V F V 2
V V V V V V V F 1 V V F V V F F V 1 V F V V F V F F 12
V V V V V V F V 11 V V F V V F F F 3 V F V V F F V V 4
V V V V V V F F 3 V V F V F V V V 14 V F V V F F V F 17
V V V V V F V V 6 V V F V F V V F 2 V F V V F F F V 2
V V V V V F V F 1 V V F V F V F V 5 V F V F F F F F 8
V V V V V F F V 7 V V F V F V F F 16 V F V F V V V V 9
V V V V V F F F 1 V V F V F F V V 4 V F V F V V V F 11
V V V V F V V V 7 V V F V F F V F 2 V F V F V V F V 9
V V V V F V V F 8 V V F V F F F V 15 V F V F V V F F 14
V V V V F V F V 15 V V F F F F F F 17 V F V F V F V V 6
V V V V F V F F 5 V V F F V V V V 1 V F V F V F V F 11
V V V V F F V V 9 V V F F V V V F 1 V F V F V F F V 9
V V V V F F V F 4 V V F F V V F V 4 V F V F V F F F 4
V V V V F F F V 9 V V F F V V F F 15 V F V F F V V V 7
V V V F F F F F 1 V V F F V F V V 6 V F V F F V V F 13
V V V F V V V V 6 V V F F V F V F 9 V F V F F V F V 2
V V V F V V V F 7 V V F F V F F V 11 V F V F F V F F 17
V V V F V V F V 9 V V F F V F F F 11 V F V F F F V V 7
V V V F V V F F 7 V V F F F V V V 7 V F V F F F V F 7
V V V F V F V V 6 V V F F F V V F 5 V F V F F F F V 7
V V V F V F V F 6 V V F F F V F V 17 V F V F F F F F 17
V V V F V F F V 6 V V F F F V F F 8 V F F V V V V V 8
V V V F V F F F 4 V V F F F F V V 11 V F F V V V V F 5
V V V F F V V V 4 V V F F F F V F 4 V F F V V V F V 5
V V V F F V V F 11 V V F F F F F V 11 V F F V V V F F 16
V V V F F V F V 4 V V F F F F F F 8 V F F V V F V V 7
V V V F F V F F 5 V F V V V V V V 1 V F F V V F V F 8
V V V F F F V V 6 V F V V V V V F 17 V F F V V F F V 14
V V V F F F V F 7 V F V V V V F V 17 V F F V V F F F 3
V V V F F F F V 4 V F V V V V F F 5 V F F V F V V V 5
V V V F F F F F 4 V F V V V F V V 9 V F F V F V V F 16
V V F V V V V V 1 V F V V V F V F 4 V F F V F V F V 12
V V F V V V V F 8 V F V V V F F V 4 V F F V F V F F 10
V V F V V V F V 15 V F V V V F F F 15 V F F V F F V V 15
V V F V V V F F 5 V F V V F V V V 8 V F F V F F V F 2
V V F V V F V V 11 V F V V F V V F 17 V F F V F F F V 3

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
49
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

V F F F F F F F 15 F V V F F V V V 6 F F V V V V V F 4
V F F F V V V V 1 F V V F F V V F 7 F F V V V V F V 11
V F F F V V V F 8 F V V F F V F V 7 F F V V V V F F 8
V F F F V V F V 5 F V V F F V F F 7 F F V V V F V V 6
V F F F V V F F 15 F V V F F F V V 6 F F V V V F V F 1
V F F F V F V V 7 F V V F F F V F 6 F F V V V F F V 4
V F F F V F V F 11 F V V F F F F V 6 F F V V V F F F 11
V F F F V F F V 9 F V V F F F F F 11 F F V V F V V V 7
V F F F V F F F 14 F V F V V V V V 9 F F V V F V V F 14
V F F F F V V V 5 F V F V V V V F 11 F F V V F V F V 14
V F F F F V V F 17 F V F V V V F V 4 F F V V F V F F 8
V F F F F V F V 8 F V F V V V F F 17 F F V V F F V V 4
V F F F F V F F 12 F V F V V F V V 6 F F V V F F V F 7
V F F F F F V V 1 F V F V V F V F 11 F F V V F F F V 4
V F F F F F V F 8 F V F V V F F V 9 F F V F F F F F 7
V F F F F F F V 3 F V F V V F F F 9 F F V F V V V V 6
V F F F F F F F 14 F V F V F V V V 4 F F V F V V V F 1
F V V V V V V V 6 F V F V F V V F 8 F F V F V V F V 7
F V V V V V V F 1 F V F V F V F V 3 F F V F V V F F 4
F V V V V V F V 4 F V F V F V F F 17 F F V F V F V V 6
F V V V V V F F 4 F V F V F F V V 1 F F V F V F V F 6
F V V V V F V V 6 F V F V F F V F 7 F F V F V F F V 6
F V V V V F V F 6 F V F V F F F V 11 F F V F V F F F 9
F V V V V F F V 6 F V F F F F F F 11 F F V F F V V V 7
F V V V V F F F 4 F V F F V V V V 6 F F V F F V V F 11
F V V V F V V V 9 F V F F V V V F 11 F F V F F V F V 1
F V V V F V V F 1 F V F F V V F V 1 F F V F F V F F 2
F V V V F V F V 7 F V F F V V F F 9 F F V F F F V V 6
F V V V F V F F 8 F V F F V F V V 6 F F V F F F V F 7
F V V V F F V V 6 F V F F V F V F 6 F F V F F F F V 7
F V V V F F V F 11 F V F F V F F V 6 F F V F F F F F 11
F V V V F F F V 11 F V F F V F F F 1 F F F V V V V V 9
F V V F F F F F 11 F V F F F V V V 11 F F F V V V V F 3
F V V F V V V V 6 F V F F F V V F 4 F F F V V V F V 5
F V V F V V V F 6 F V F F F V F V 11 F F F V V V F F 2
F V V F V V F V 6 F V F F F V F F 5 F F F V V F V V 4
F V V F V V F F 4 F V F F F F V V 6 F F F V V F V F 9
F V V F V F V V 6 F V F F F F V F 9 F F F V V F F V 4
F V V F V F V F 6 F V F F F F F V 7 F F F V V F F F 13
F V V F V F F V 6 F V F F F F F F 11 F F F V F V V V 3
F V V F V F F F 6 F F V V V V V V 7 F F F V F V V F 8

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
50
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

F F F V F V F V 3 F F F F V V F V 7 F F F F F V F V 17
F F F V F V F F 12 F F F F V V F F 5 F F F F F V F F 8
F F F V F F V V 4 F F F F V F V V 6 F F F F F F V V 1
F F F V F F V F 14 F F F F V F V F 9 F F F F F F V F 1
F F F V F F F V 2 F F F F V F F V 7 F F F F F F F V 7
F F F F F F F F 15 F F F F V F F F 9 F F F F F F F F 2
F F F F V V V V 11 F F F F F V V V 7
F F F F V V V F 11 F F F F F V V F 17

Rutas y caminos (El viaje a Bet-el)

N° Ruta N° Ruta
1 11N, 7W, 2N, 2E, 12N, 6W, 1N, 17E 10 3S, 6W, 7N, 12E, 4N, 6W, 2N, 2E
2 5S, 7W, 3N, 6W, 5S, 6W, 30N, 28E 11 4N, 7W, 15N, 5W, 6N, 3W, 1N, 21E
3 2S, 4W, 7N, 1W, 2S, 8W, 20N, 22E 12 7N, 3W, 4S, 1E, 2N, 5E, 4S, 6W
4 8N, 3E, 9N, 5W, 10N, 1E, 1S, 7E 13 4N, 7W, 3S, 4W, 2S, 8W, 2N, 16E
5 1S, 3W, 4S, 7E, 1S, 8W, 29N, 13E 14 5S, 4E, 3S, 5N, 3S, 6E, 34N, 4E
6 4S, 2W, 12N, 7W, 6N, 3W, 14N, 4E 15 3S, 3W, 2S, 8E, 4S, 4W, 32N, 8E
7 1N, 5E, 10N, 7W, 3N, 3E, 12N, 5E 16 4N, 2W, 3S, 6W, 4S, 4W, 4N, 9E
8 8N, 4E, 5S, 2W, 6N, 6W, 14N, 13E 17 7N, 5W, 3N, 7E, 3S, 5E, 6S, 10W
9 7N, 8E, 9N, 6W, 5N, 3W, 5N, 7E

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
51
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Vendido a Egipto.

V V V V V V V V 3 V V F V F V V V 4 V F V F V V V V 1
V V V V V V V F 16 V V F V F V V F 13 V F V F V V V F 3
V V V V V V F V 11 V V F V F V F V 12 V F V F V V F V 1
V V V V V V F F 4 V V F V F V F F 12 V F V F V V F F 1
V V V V V F V V 13 V V F V F F V V 8 V F V F V F V V 12
V V V V V F V F 10 V V F V F F V F 14 V F V F V F V F 3
V V V V V F F V 9 V V F V F F F V 12 V F V F V F F V 1
V V V V V F F F 17 V V F F F F F F 4 V F V F V F F F 9
V V V V F V V V 8 V V F F V V V V 1 V F V F F V V V 3
V V V V F V V F 16 V V F F V V V F 3 V F V F F V V F 11
V V V V F V F V 3 V V F F V V F V 1 V F V F F V F V 1
V V V V F V F F 6 V V F F V V F F 1 V F V F F V F F 12
V V V V F F V V 13 V V F F V F V V 11 V F V F F F V V 4
V V V V F F V F 15 V V F F V F V F 9 V F V F F F V F 13
V V V V F F F V 8 V V F F V F F V 1 V F V F F F F V 9
V V V F F F F F 16 V V F F V F F F 3 V F V F F F F F 11
V V V F V V V V 9 V V F F F V V V 9 V F F V V V V V 1
V V V F V V V F 12 V V F F F V V F 12 V F F V V V V F 9
V V V F V V F V 1 V V F F F V F V 1 V F F V V V F V 1
V V V F V V F F 11 V V F F F V F F 12 V F F V V V F F 1
V V V F V F V V 12 V V F F F F V V 11 V F F V V F V V 12
V V V F V F V F 16 V V F F F F V F 6 V F F V V F V F 9
V V V F V F F V 12 V V F F F F F V 11 V F F V V F F V 1
V V V F V F F F 3 V V F F F F F F 4 V F F V V F F F 11
V V V F F V V V 12 V F V V V V V V 4 V F F V F V V V 3
V V V F F V V F 7 V F V V V V V F 3 V F F V F V V F 3
V V V F F V F V 9 V F V V V V F V 1 V F F V F V F V 1
V V V F F V F F 3 V F V V V V F F 9 V F F V F V F F 12
V V V F F F V V 8 V F V V V F V V 12 V F F V F F V V 4
V V V F F F V F 10 V F V V V F V F 17 V F F V F F V F 7
V V V F F F F V 11 V F V V V F F V 3 V F F V F F F V 12
V V V F F F F F 10 V F V V V F F F 9 V F F F F F F F 11
V V F V V V V V 11 V F V V F V V V 3 V F F F V V V V 1
V V F V V V V F 11 V F V V F V V F 16 V F F F V V V F 1
V V F V V V F V 1 V F V V F V F V 12 V F F F V V F V 1
V V F V V V F F 11 V F V V F V F F 9 V F F F V V F F 1
V V F V V F V V 9 V F V V F F V V 14 V F F F V F V V 1
V V F V V F V F 7 V F V V F F V F 13 V F F F V F V F 4
V V F V V F F V 4 V F V V F F F V 4 V F F F V F F V 1
V V F V V F F F 12 V F V F F F F F 3 V F F F V F F F 1

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
52
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

V F F F F V V V 1 F V F V V V V F 10 F F V V F V F V 4
V F F F F V V F 12 F V F V V V F V 12 F F V V F V F F 6
V F F F F V F V 1 F V F V V V F F 4 F F V V F F V V 17
V F F F F V F F 1 F V F V V F V V 17 F F V V F F V F 15
V F F F F F V V 11 F V F V V F V F 14 F F V V F F F V 17
V F F F F F V F 12 F V F V V F F V 11 F F V F F F F F 7
V F F F F F F V 1 F V F V V F F F 7 F F V F V V V V 4
V F F F F F F F 9 F V F V F V V V 17 F F V F V V V F 12
F V V V V V V V 7 F V F V F V V F 14 F F V F V V F V 1
F V V V V V V F 6 F V F V F V F V 12 F F V F V V F F 12
F V V V V V F V 3 F V F V F V F F 6 F F V F V F V V 9
F V V V V V F F 17 F V F V F F V V 16 F F V F V F V F 8
F V V V V F V V 6 F V F V F F V F 15 F F V F V F F V 12
F V V V V F V F 2 F V F V F F F V 17 F F V F V F F F 11
F V V V V F F V 7 F V F F F F F F 6 F F V F F V V V 4
F V V V V F F F 17 F V F F V V V V 3 F F V F F V V F 6
F V V V F V V V 8 F V F F V V V F 4 F F V F F V F V 11
F V V V F V V F 15 F V F F V V F V 1 F F V F F V F F 3
F V V V F V F V 17 F V F F V V F F 12 F F V F F F V V 7
F V V V F V F F 6 F V F F V F V V 12 F F V F F F V F 14
F V V V F F V V 2 F V F F V F V F 16 F F V F F F F V 3
F V V V F F V F 5 F V F F V F F V 11 F F V F F F F F 10
F V V V F F F V 8 F V F F V F F F 4 F F F V V V V V 9
F V V F F F F F 14 F V F F F V V V 9 F F F V V V V F 11
F V V F V V V V 3 F V F F F V V F 7 F F F V V V F V 1
F V V F V V V F 6 F V F F F V F V 12 F F F V V V F F 11
F V V F V V F V 4 F V F F F V F F 11 F F F V V F V V 4
F V V F V V F F 9 F V F F F F V V 13 F F F V V F V F 13
F V V F V F V V 14 F V F F F F V F 17 F F F V V F F V 12
F V V F V F V F 17 F V F F F F F V 9 F F F V V F F F 3
F V V F V F F V 3 F V F F F F F F 7 F F F V F V V V 12
F V V F V F F F 14 F F V V V V V V 4 F F F V F V V F 8
F V V F F V V V 10 F F V V V V V F 13 F F F V F V F V 9
F V V F F V V F 8 F F V V V V F V 4 F F F V F V F F 4
F V V F F V F V 11 F F V V V V F F 3 F F F V F F V V 13
F V V F F V F F 14 F F V V V F V V 10 F F F V F F V F 16
F V V F F F V V 16 F F V V V F V F 10 F F F V F F F V 3
F V V F F F V F 15 F F V V V F F V 11 F F F F F F F F 3
F V V F F F F V 16 F F V V V F F F 10 F F F F V V V V 1
F V V F F F F F 17 F F V V F V V V 6 F F F F V V V F 12
F V F V V V V V 11 F F V V F V V F 16 F F F F V V F V 1

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
53
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

F F F F V V F F 1 F F F F F V V V 3 F F F F F F V F 16
F F F F V F V V 3 F F F F F V V F 12 F F F F F F F V 4
F F F F V F V F 12 F F F F F V F V 1 F F F F F F F F 12
F F F F V F F V 1 F F F F F V F F 11
F F F F V F F F 4 F F F F F F V V 9

Rutas y caminos (Vendido a Egipto)

N° Ruta N° Ruta
1 11S, 5N, 11S, 6W, 2N, 3E, 15N, 10E 10 11S, 4E, 4S, 13W, 12S, 2W, 5N, 7E
2 12S, 15W, 2N, 11W, 5S, 4N, 6S, 14E 11 9S, 5E, 15S, 13W, 5N, 1E, 6N, 7E
3 14S, 9W, 3N, 3W, 1N, 1W, 3S, 13E 12 10S, 13W, 3N, 1E, 12S, 8E, 6N, 4E
4 15S, 6E, 4S, 8E, 8S, 5E, 14N, 19W 13 7S, 7W, 11S, 12W, 14S, 4W, 10N, 19E
5 9S, 6E, 10S, 12W, 5N, 2W, 5N, 14W 14 3S, 3E, 12S, 14W, 5S, 7W, 2S, 14E
6 7S, 10W, 2N, 4E, 1S, 5W, 16S, 7E 15 2N, 11W, 13S, 11W, 12S, 5W, 2N, 11E
7 13S, 1W, 2N, 4W, 13S, 2E, 2N, 1W 16 12S, 4E, 8S, 9W, 1N, 6E, 3S, 5W
8 2N, 1E, 13S, 4W, 1S, 8W, 10S, 7E 17 6S, 3E, 2S, 14N, 10S, 6E, 4S, 1E
9 13S, 3W, 8S, 7E, 10S, 13W, 18N, 9E

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
54
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Agradecimientos
Cuando se ve la obra de Dios, cómo crece, cómo se desarrolla y se comprende la gran
bendición que significa formar parte de ella, el agradecimiento no puede expresarse en su
totalidad. Quisiera encontrar las palabras más exactas y precisas para dar a entender la dicha
que tengo por compartir tan hermosa experiencia con mis hermanos durante esta actividad. El
proyecto fue desarrollado durante el verano del 2015 en el C. C. “Buenas Nuevas”, siendo la
tercera ocasión en que se realiza, desde la primera edición en 2013. Dios puso en el corazón
de nuestros hermanos el apoyar y contribuir en esta labor, todo para la gloria de Dios y para
bendición de la congregación y comunidad.

 Agradecimiento siempre presente al Ministerio de Escuela Bíblica Dominical, por el respaldo y


el apoyo que siempre muestran en esta actividad.
 Al Ministerio de Alabanza por su apoyo en el culto de clausura.
 Al Ministerio Femenil (en especial a nuestras hermanas Ángela León, Elvira Avendaño,
Francisca Soriano, Jaina Hernández, Magdalena Gómez y Patricia Carmona) por compartir con
nosotros y los pequeños el alimento cada día.
 A nuestros hermanos: Abigail Sánchez, Ana Gómez, Carlos Martínez, Daniela Martínez, David
Silva, Elizabeth Lucero, Emanuel Silva, Estrella Silva, Laura Ayala, Luciano Pino, Moisés
Martínez y Moisés Vallejo por su inconmensurable apoyo y participación como maestros de la
EBDV, en el apoyo durante los juegos, dinámicas, cantos y actividades, por su participación
dentro de la obra teatral del mismo nombre que la EBDV y por el entusiasmo y entrega que
muestran siempre para el servicio al Rey de reyes. Que Dios les siga bendiciendo en gran
manera.
 De manera especial a Abigail Sánchez y Luciano Pino por su ayuda en la edición y planeación
de actividades de repaso y diversos materiales muy útiles y presentes en este manual.
 Al Centro Cristiano “Buenas Nuevas” por todo el apoyo y la oportunidad de realizar esta EBDV
para la gloria del Señor y por hacer posible el compartir la palabra de Dios con nuestra estimada
comunidad.
 A las diversas dependencias del P-ESGG (Taller de Teatro y drama, Taller de Música, Taller de
Inglés elemental, Curso de Geografía bíblica, Curso de Matemáticas integrales, Curso de
Química aplicada, Unidad de Recursos de Información, Unidad de Actividades Externas y
Unidad de Enseñanza Bíblica) por todo el apoyo en la realización de la EBDV – 2015.
 Sobre todo a Dios, que por Jesucristo nos salvó y ha prometido fielmente darnos entrada a la
Ciudad Celestial.

El nuestra petición es que el Señor Jesucristo siga bendiciendo y poniendo el deseo de


servir en el corazón de todos los hermanos, para que juntos podamos colaborar en la obra, y
pronto podamos gozarnos y alabar a Cristo en la Ciudad Celestial.

De corazón.
Zurisadai Padilla Gómez.
Responsable del P-ESGG

Chalco, Estado de México a 24 de noviembre de 2015.

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
55
Ciudadanos del reino (manual de enseñanzas y actividades para la EBDV)

Índice
Introducción 1

Enseñanza bíblica. Bosquejos de lecciones. 4

1.- Cristo, el Rey de la Ciudad Celestial 4


2.- Una ciudadanía gratuita 7
3.- Las leyes del reino 10
4.- Las garantías de los ciudadanos del reino 14
5.- Una ciudad diferente, ciudadanos diferentes 18

Cantos y alabanzas 22

Actividades y ejercicios de repaso 25

Respuestas a las actividades y ejercicios de repaso 35

Actividades manuales de repaso 43

Apéndice A: Rutas y caminos 49

Agradecimientos 55

Dpto. de Escuela Bíblica Dominical (CCBN); UEB (P-ESGG); Abigail Sánchez, Luciano Pino,
Zurisadai Padilla (P-ESGG; CCBN)
56