Sei sulla pagina 1di 3

Resistencia a la Abrasión Superficial, PEI

La Resistencia a la Abrasión Superficial es el desgaste causado por la abrasión en


función al tránsito de las personas sobre el pavimento cerámico o Baldosa instalada
en el piso; regularmente se debe a la suciedad abrasiva (como arena y tierra, etc.) en
las suelas de los zapatos, las cuales actúan sobre las superficie esmaltada de la pieza
cerámica. Este desgaste, con el tiempo, puede volverse tan evidente al punto de
alterar completamente las características del esmalte, ocasionando perdida de brillo.

La sigla PEI, viene dada por Porcelain & Enamel Institute, U.S.A., es la que clasifica
según la resistencia al desgaste abrasivo a todos los revestimientos cerámicos
esmaltados, con esta tabla, uno puede determinar un producto para ciertos ambientes
específicos, ya que de esto va a depender la duración y el aspecto superficial de la
cerámica. Esta tabla aplica solo para los productos de piso, ya que en el caso de
paredes no tienen un desgaste abrasivo importante.

Resistencia a la Abrasión - PEI


I Pisos para tránsito moderado o débil, por ejemplo, baños y aposentos de casas y
apartamentos sin comunicación directa con el exterior.

II Pisos para tránsito medio, donde llegue poco material abrasivo. Se deben instalar
en salas, comedores y aposentos de viviendas privadas. No deben instalarse en
cocinas, pasillos y entradas desde el exterior de casas y edificios de apartamentos
con alta circulación de persona.

III Pisos para tránsito medianamente fuerte, para caminar con zapatos normales y
donde puedan llegar pequeñas cantidades de material abrasivo. Se recomienda para
todos los ambientes de casas y apartamentos, incluidas áreas con acceso directo
desde el exterior en viviendas privadas o en despachos de uso profesional como
consultorios médicos, oficinas y otros lugares de uso público similar.

IV Pisos que pueden ser sometidos a tránsito intenso. Pueden ser instalados en todos
los ambientes de casa, apartamentos y establecimientos públicos, incluidos
comercios, restaurantes, oficinas, etc...

V Pisos para tránsito especialmente fuerte y donde pueden llegar grandes cantidades
de sucio abrasivo. Se recomienda para todos los ambientes habitacionales,
comerciales, etc., incluidos aquellos espacios públicos de tránsito muy fuerte como
aeropuertos y estaciones de tren.

En la actualidad se fabrican pisos cerámicos para todos los tipos de


tráfico. La norma ISO 13006:2012 es la que rige a los pisos cerámicos y,
junto con las normas ISO 10545.6 e ISO 10545.7, son los métodos de ensayo
que determinan cuál es la resistencia al tráfico de cada producto sin esmaltar
y esmaltado, respectivamente.
En la selección de un piso cerámico hay varios aspectos que se deben
tomar en cuenta a la hora de su especificación. El diseño, el ambiente en
el que se colocará, la duración y limpieza, son algunos de estos elementos.
El primer contacto es visual, es decir, se elegirá un piso por el diseño, color
y acabado que posea. Las características de limpieza y durabilidad también
son bastante importantes. Estas dependerán de si en el momento de compra
se define el ambiente en el que se instalará el piso y la cantidad de tránsito a
la que estará expuesto.
Lea también: ¿Qué ventajas tiene aplicar la arquitectura modular?
Un piso para un lugar con poco tránsito (personas, circulación de cargas,
suciedad abrasiva o ralladuras) puede tener una menor resistencia a la
abrasión que uno con mucho tránsito, donde su resistencia deberá ser mayor.
La resistencia a la abrasión es representada por la resistencia al
desgaste superficial. La cerámica está clasificada con un código que indica
el uso apropiado. A este código se le conoce como PEI (Porcelain Enamel
Institute), que es el laboratorio que desarrolló la prueba y tiene un rango de 0
a 5, que indica la resistencia al desgaste que soportará la cerámica. Esto
según la Norma ISO 10545.7
Clasificaciones PEI
PEI I: Tránsito muy ligero. Especial para ambientes sin acceso directo
desde el exterior, tales como salas familiares, dormitorios y baños.
PEI II: Tránsito ligero. Especial para ambientes interiores, viviendas
unifamiliares, apartamentos residenciales, dormitorios y baños.
PEI III: Tránsito medio. Para aquellos ambientes con accesos cercanos al
exterior, como corredores, cocinas, salas y comedores.
Le puede interesar: Conozca la norma que se adapta a la arquitectura
de trópico
PEI IV: Tránsito alto. Para interiores y exteriores en ambientes como
vestíbulos, pasillos, escaleras, cocinas, terrazas, escuelas, oficinas, viviendas
colectivas y multifamiliares, hospitales, centros comerciales y aeropuertos,
entre otros.
PEI V: Tránsito alto, al igual que el PEI IV, adicionalmente resiste ataques
químicos después de cierto desgaste.
Método PEI
El método PEI (Porcelain Enamel Institute) consiste en determinar la
resistencia a la abrasión del esmalte al rotar una carga abrasiva a la
superficie y someterla a una comparación visual contra una muestra sin
abrasión.
La muestra cerámica es desgastada con una carga abrasiva. La siguiente
tabla indica cuántas revoluciones se aplican para cada medida de PEI. (ver
recuadro)
Además: ¿Cómo se integra el arte a la arquitectura?
Finalmente, se determina el PEI haciendo una inspección visual
comparando la pieza desgastada contra una pieza nueva, poniéndola en
una caja de luz con iluminación LUX 300. Las piezas deben verse a una
distancia de dos metros y a un ángulo de 40 grados.
Los pisos que no llevan esmalte y que son pulidos por lo general tienen
una resistencia al tráfico muy baja y no se les hace la prueba del PEI
(Norma ISO 10545.6).
Por lo general, las características de un PEI más alto no identifican a un
piso como de mejor calidad y tampoco da una indicación para que el
precio sea mayor. Este calificativo únicamente debe de ser tomado en
cuenta para determinar donde será instalada la cerámica.

Interessi correlati