Sei sulla pagina 1di 29

Robert Ambelain

DEDICATORIA

Al Soberano Gran Maestro ROBERT AMBELAIN (“AURIFER”), quien con la


Re-surgencia de 1943 hizo posible el avivamiento de los ELECTOS
COHEN y de cuyas dignas manos recibimos la Vinculación y las
Consagraciones correspondientes a dicha Tradición.
Con fraternal afecto, respeto y gratitud.
In Necis Renascor Integer..!

El Autor

Robert Ambelain (1907 – 1997)

NOTA IMPORTANTE: El QHRobert Ambelain, en un artículo titulado: “MARTÍNEZ


DE PASQUALLY Y EL MARTINISMO”, publicado en la revista “L´INITIATION” de
Julio/Diciembre 1959, página 81, informa lo siguiente: “René Guenon, en una carta
dirigida a uno de nuestros amigos en 1933, califica a Martínez de Pasqually de “último
Rosa-Cruz conocido en el siglo dieciocho.”(Sic)”. Por su parte, Hervé Masson en su libro
“MANUAL DICCIONARIO DE ESOTERISMO”, página 511, dice: “¿Acaso fue Martínez
un “enviado” de los jefes de un “Centro” oculto de África del Norte, como insinúa René
Guenon, sin afirmar nada, por otra parte?”
A la venerada memoria del Maestro
MARTÍNEZ DE PASQUALLY
(“BAKNIAKIM”)
Soberano Gran Maestro Fundador de los
CABALLEROS MASONES ELECTOS COHEN,
y restaurador de la Masonería de Tradición,
rememoramos su Obra con admiración, respeto
y gratitud.

El Autor
AL G DGA D
U

“MARTÍNEZ DE PASQUALLY Y SU
OBRA DE RESTITUCIÓN MASÓNICA”
QQHH:

Por solicitud expresa de un grupo de QQHH que me pidieron que les hablara
acerca del Rito de los ELECTOS-COHEN, porque desean conocer de buena fuente cuanto
me sea posible informarles, en mi condición de miembro de dicha Orden, hemos decidido
escribir sobre dicho tema tomando en cuenta otras razones que son las siguientes: en primer
lugar, porque con muy raras excepciones, la casi totalidad de los miembros de ayer y de
hoy, no llegaron a comprender fehacientemente el verdadero objetivo que se propuso el
Maestro MARTÍNEZ DE PASQUALLY al fundar la ORDEN DE LOS CABALLEROS
MASONES ELECTOS-COHEN. Más adelante expondremos algunas de las posibles
razones de tal desconocimiento.

En segundo lugar, porque quienes en nuestros días pretenden juzgar la Doctrina, el


Método y las Prácticas que enseñó el Maestro Martínez, sólo se limitan a la cómoda
posición de “críticos”, pero sin ofrecer a cambio ninguna mejora o “rectificación” posible
de orden Tradicional, como corresponde a quienes deberían observar el obligatorio aspecto
CONSTRUCTIVO de toda Obra Masónica.

En tercer lugar, tratar de que algunos supuestos “admiradores” y “aspirantes” sin


cualificación alguna por su mentalidad “ocultistoide” y de fantasías “mágicas”, se den
perfecta cuenta de que están totalmente equivocados, que han sido muy mal informados por
charlatanes y aventureros cultivadores de cuanto puede haber de “exótico”, “maravilloso” y
raro en el tremedal del ocultismo folklorista y explotador. Que sepan de una vez por todas
que NINGUNA Orden genuinamente INICIÁTICA se ocupa de enseñar “magia”, que
quienes denominan “magia” a la parte práctica de la QABBALAH demuestran que
desconocen lo que realmente son ambas cosas. Y por último, que NO EXISTE ninguna
Qabbalah auténtica que pueda llamarse “mística”, puesto que QABBALAH, desde el punto
de vista Tradicional significa específicamente TRADICIÓN INICIÁTICA de los Hebreos,
y lo Iniciático no tiene absolutamente nada que ver con lo “místico” ni con el misticismo.

Una enseñanza Sufí nos dice lo siguiente:

“Hasta tanto no tengas el Verdadero Conocimiento, la creencia no es más que un conjunto


de opiniones, pese a lo que pueda parecerte. La verdadera creencia facilita los estudios
superiores, pero no podrás creer realmente en nada hasta que te apercibas del proceso por
el cual has alcanzado tu punto de vista.” A cada uno lo que es debido…

QUIÉN ERA EL MAESTRO MARTÍNEZ DE PASQUALLY

Su “nombre de pila”, según los archivos departamentales de la Gironda (Francia),


era JOACHIN LIVRON DE LA TOUR, DE LA CASE MARTINES DE PASQUALLY,
nacido en Grenoble, alpes franceses, el año de 1717; lo cual, de ser cierto, correspondería
curiosamente al mismo año de la fundación de la Gran Logia de Londres que dio
nacimiento a la Masonería Especulativa o “Moderna”.

Los padres de Martínez fueron Don Martines de Pasqualis, también llamado


Messire de la Tour de La Case, y la señora Suzanne Dumas de Rainau. Existe una
discrepancia respecto a la fecha del nacimiento de Martínez de Pasqually, porque el
“Certificado de Catolicidad” fechado el 28 de Abril de 1772 le atribuye la edad de 45 años,
según lo cual habría nacido en el año 1727, al comienzo del reinado de Luis XV. Sin
embargo, el QH Robert Ambelain considera que el Maestro Martínez habría nacido en
1730. Según esta misma fuente histórica, el padre fisiológico del Maestro Martínez habría
nacido en Alicante (España) en 1691; era descendiente de judíos conversos de la isla de
Mallorca, protegidos por el Reino de Mallorca en la Edad Media, cuando la capital de dicho
reino era Persignan, y refugiados luego en el continente debido a las persecuciones
populares.

Martínez de Pasqually había asegurado a algunos de sus seguidores o discípulos,


que sus conocimientos le habían sido transmitidos, con la Ordenación correspondiente, en
el seno de su familia, “por un abuelo inquisidor”. Ese abuelo habría sido Fray
BARTOLOMÉ DE LAS CASAS, dominico inquisidor de México, Obispo de Chiapas y
conocido como apóstol de los indios de América, quien nació en Sevilla (España), e ingresó
a la Orden Dominicana o de Santo Domingo en 1522. El escritor R.M. Bucke dice que
Bartolomé de Las Casas, tuvo mientras vivió, la reputación de un “Iluminado”. (Cf. Robert
Ambelain: “MARTÍNEZ DE PASQUALLY Y EL MARTINISMO, EL HOMBRE, SU
DOCTRINA, SU TÉCNICA”, artículo publicado en la revista “L´INITIATION”
Julio/Diciembre 1959, pag. 85).
LA TRADICIÓN RECIBIDA POR MARTÍNEZ

Antes de concentrarnos en este asunto, debemos aclarar que hay dos clases de
“Cadena Iniciática”: la que se transmite a través de una Orden o Fraternidad Iniciática,
cuyo nombre en hebreo es SHELSHELETH, en árabe SILSILAH, en griego SEIRA y en
sánscrito PARAMPARÁ; nombres que significan “Cadena” y expresan esencialmente la
idea de una sucesión regular e ininterrumpida de una Tradición Iniciática. La otra clase de
“Cadena” que se denomina NISBA, en árabe, corresponde a la filiación iniciática a través
del nexo familiar: de padre a hijo, como es, por ejemplo la denominada NISBAT AL-
KIRQA en la Tradición Sufí.

Martínez de Pasqually recibió de su padre fisiológico la Vinculación a dos cadenas


diferentes: la que provenía del abuelo inquisidor De las Casas, y cuyas características
específicas se ignoran pero se suponen, y la que provenía de la Cadena Masónica a través
del Rey Charles Stuard (Stuart/Estuardo) rey de Escocia, Irlanda e Inglaterra. El texto de la
“CARTA PATENTE” extendida al padre de Martínez por el Rey Estuardo, según aparece en
los archivos de las Logias de Bordeaux, reseñado por el HHenry de Loucelles en su
“RECHERCHES HISTORIQUES POUR SERVIR A L´HISTOIRE DE LA F  M
FRANÇAISE”, dice lo siguiente:

“Estando abiertas “Las Cuatro Puertas del Templo”, por el poder del Gran Arquitecto del
Universo y de Charles Stuard, Rey de Escocia, de Irlanda y de Inglaterra, Gran Maestro
de todas las Logias esparcidas por la superficie de la Tierra. La Logia de Stuard
constituida en la provincia de Aix en Francia el 20 de Mayo de 1738, en virtud de nuestro
poder y autoridad, nosotros, Gran Maestro de la Masonería de Escocia, de Irlanda y de
Inglaterra, hemos confiado nuestro derecho y poder de Gran Maestro de Logia a nuestro
Respetable Maestro Don Martines Pasqualis, Escudero, de sesenta y siete años de edad,
nativo de la ciudad de Alicante, en España, a fin de que él pueda dirigir y construir en paz
sobre toda la superficie de la tierra, un Templo al Gran Arquitecto, habiéndolo constituido
a tal efecto y en virtud de nuestro poder bueno y válido. Amén. Amén. Amén. Nosotros,
Gran Maestro de la Logia de Stuard, damos orden a nuestro Diputado-Gran Maestro, de
dirigir nuestras obras y las del Poderoso Maestro Joaquim Don Martínez de Pasqualis, su
hijo menor, nativo de la ciudad de Grenoble, en Francia, y que esta misma Constitución y
Patente él le entregará en la forma ordinaria antes de su muerte o a su discreción, a fin de
que él pueda disfrutar y servir de su derecho y poder, habiendo publicado esta
Constitución y Patente de Gran Maestro de la Logia Stuard, el 20 de Mayo en la Gran
Logia del Oriente y en 1738.” (Cf. VAN RIJNBERK: “Martines de Pasqually”, Tomo II,
páginas 56 y 57).

El Maestro Martínez nunca hizo la menor alusión o comentario respecto a qué


Tradición recibió a través de su abuelo. ¿Sería acaso Tradición Templaria o Rosacruciana?
Hay un hecho que inspira al menos viva curiosidad: se trata de un Gran Maestro de la
Orden con la cual se re-establecieron los Templarios en Portugal, gracias a la valiosa y
decidida ayuda y protección del Rey de Portugal DENIS I, llamado “El Rey Liberal”. La
Orden re-establecida el 15 de Marzo de 1319 bajo el nombre de “CABALLEROS DE
CRISTO” de Portugal, tuvo como primer Gran Maestro a un Señor de nombre DON GILES
MARTÍNEZ, portugués de nacimiento. ¿Sería acaso este Martínez uno de los “familiares” a
los que Martínez de Pasqually denominaba “sus abuelos”?

Otro detalle digno de tomarse en cuenta es la importancia del simbolismo del


Templo y las diferentes significaciones que se dejan sobre-entender acerca de dicho
simbolismo, en ciertas y determinadas expresiones doctrinales que de relacionan con el
aspecto Teúrgico del Trabajo Interior que enseñaba Martínez, como lo señala el Ilustre
HRobert Ambelain, en su artículo antes mencionado, cuando dice:
“Para él (Martínez), el Universo es el Templo Cósmico. Para él, la Logia Masónica es la
imagen del Templo Cósmico. Para él, el Hombre-Arquetípico está expresado por el templo
de Salomón. El “Reparador Eterno”, es decir El Cristo, en su lenguaje particular, está
igualmente simbolizado por el Templo. El Templo de Salomón, maravilla de la Jerusalem
antigua, ejecutada bajo la orden de este Rey por el arquitecto HIRAM y los Compañeros
Constructores de las corporaciones de Tyro, según las instrucciones y de acuerdo con los
esquemas secretos recibidos del Rey David, padre de Salomón, fue construida a imagen del
Hombre Arquetípico y del Universo.”Estudiar el simbolismo secreto del Templo de
Salomón, es estudiar el uno y el otro.” Tales son las enseñanzas secretas de los Electos-
Cohen, resumidas en la pieza Nº 3 del Manuscrito 5475 de la Biblioteca de Lyon. El
Templo es por lo tanto un elemento esotérico y profético permanente. Él porta en sí los
esquemas de su propio destino relativo, reflejo del destino eterno del Hombre y del
Cosmos. Se identifica a ellos por la analogía que los une. Microcosmos emblemático del
Macrocosmos, verdadero espejo de piedra donde se ha contemplado el ARQUITECTO
PRIMITIVO: Adam Kadmon.”

Esta larga, pero necesaria y útil cita textual nos ayuda en el esfuerzo de tratar de
identificar al menos un aspecto del “cuerpo de Doctrina” relacionado con el contenido
esotérico del Templo en todas las Órdenes Iniciáticas de Tradición, y nos permite reconocer
las huellas doctrinales esenciales de la Tradición recibida de los “abuelos” del Maestro
Martínez de Pasqually.

¿Cuál fue la verdadera razón por la que se les llamó “TEMPLARIOS” a los
Caballeros-Sacerdotes de esa Orden Cristiana que la Iglesia Católica Romana destruyó con
sevicia a fuego y a sangre? No se les llamó “Templarios” por las razones aparentes, banales
e ingenuas de origen externo y profano, según las cuales se habría debido a que tuvieron
como domicilio, mientras permanecieron en Jerusalem, los restos del supuesto Templo de
Jerusalem, y específicamente, según algunos, las “caballerizas” del mismo, pues la verdad
es que el calificativo de “Templarios”, que bien podría haber sido “Templistas”, se debió al
IDEAL que perpetúa el Culto al Templo Interior, que es el objetivo del verdadero Masón
Operativo, como lo es de todo Iniciado Real.

Para corroborar cuanto hemos dicho, echemos una rápida ojeada a la excelsa
Doctrina del TEMPLO ARQUETIPO que tan magistralmente fue expuesta por el insigne
Maestro Sufí SHIHABBODIN YAHYA SOHRAVARDI, específicamente en su libro
“HIKMAT AL-ISRAQ”. En primer lugar, el Templo material debe ser construido según las
normas de la Arquitectura Sagrada, que además de servir de “modelo” por su expresión
simbólica, no sólo sea “una joya de arte sobre la tierra, sino una parcela de Luz Celeste,
petrificada por el saber de los hombres, por lo cual no se trata de un simple edificio”, como
lo describe con gran acierto Maurice Guinguand, verdadera autoridad en materia de
Arquitectura Sagrada. (Cf. “MYSTERIEUSES CHATEDRALES” Edit. Robert Laffont,
París, 1978).

Por su parte, otra autoridad indiscutible, en su extraordinario libro “TEMPLE ET


CONTEMPLATION”, pag. 145/146, dice: “Este Templo-Arquetípico es él mismo un
Umbral, el Umbral por el cual se comunican el Templo Celeste y el Templo del Alma. En
tanto que edificio material construido a la imagen del Astro o Templo Celeste, él es el
pasaje que conduce al edificio espiritual interior. Puesto que él reduce al origen, es por lo
tanto por excelencia la figura y el soporte de esta operación mental que se designa en
árabe mediante el término técnico TA´WIL, es decir, una EXÉGESIS que constituye
también un ÉXODO, una salida del alma hacia el ALMA; así como se encuentra su
aplicación por excelencia en Alquimia, el TA´WIL opera la transmutación de los ritos
exteriores en ritos del Templo Espiritual.” (Henri Corbin, Op.cit. Edit. Flammarion, París,
1980)

Vemos cómo el Esoterismo Cristiano o Hermetismo, cuya excelsa manifestación


Inicática se expresa en la TRADICIÓN TEMPLARIA, “se da la mano” con la Tradición
Sufí, específicamente la ISMAELITA, en la misma proporción que se aleja a gran distancia
de la eclesiología oficial Católico-Romana, de su exoterismo y de su visceral rechazo a la
GNOSIS.

¿Por cuál razón existió un nexo fraternal tan estrecho entre la Orden de Los
Templarios y la Masonería Operativa? Sencillamente porque los Templarios consideraban
al Templo de Salomón como “Templo de la Sabiduría”, al mismo tiempo que símbolo
externo del Templo Interior, y cuyo objetivo espiritual era compartido por ambas Órdenes:
construir primero el Templo en el Corazón. Se trata por lo tanto de una TRADITIO
TEMPLI que postula por ella misma el culto al simbolismo del Templo Interior, bien sea
por una Caballería Espiritual e Iniciática como lo fueron también la Caballería Sufí (la
FUTUWAH) o Los Caballeros de la Aurora y de Palestina. Sin embargo, la única Caballería
de tipo “monacal” fue la Templaria.

Los CANÓNIGOS DEL SANTO SEPULCRO, depositarios del conocimiento


secreto de los Esenios, de quienes eran descendientes directos, eran también fieles
observadores de la “TRADITIO TEMPLI”.
CRUZ DEL SANTO SEPULCRO

El SEPULCRO o la Tumba denominada “EL SANTO SEPULCRO DE


JERUSALEM” representa para los Iniciados un extraordinario símbolo
cuyo contenido trascendente seguramente fue conocido, conservado y
transmitido a los templarios y a los Canónigos del santo Sepulcro. El
Sepulcro representa las formas vacías de la fe, de los credos formales
desprovistos de Vida Espiritual; es por lo tanto el lugar donde La Verdad
es enterrada. La RESURRECIÓN es, por el contrario, el triunfo sobre la
Muerte y la elevación de la Consciencia desde la cautividad de la
naturaleza inferior hacia un más excelso estado del Ser, a fin de que el
Hombre pueda surgir en Poder y Gloria…En otras palabras: VENCER LA
MUERTE POR LA REALIZACIÓN DEL CUERPO DE GLORIA. Es la CIENCIA y
ARTE de LA ALQUIMIA ESPIRITUAL con su GRAN OBRA de
Perfeccionamiento (Telesteia) y/o THEURGIA en su más pura expresión…

La expresión más pura y cristalinamente genuina de este Culto y Hermenéutica del


Templo de Resurrección, es el que encontramos en la Tradición ABRAHÁMICA y por lo
tanto en los respectivos Esoterismos del Judaísmo, del Cristianismo y del Islam, y que
muestra la fraternidad trans-histórica de los Gnósticos de estas tres Doctrinas Tradicionales
y la consiguiente QUESTE o búsqueda de la “fenomenología” del Espíritu expresada
simbólicamente como “la construcción del Templo no hecho con las manos…”, y por lo
tanto, sin ninguna clase de “útiles” o herramientas materiales… Tal es EL ARTE de
construir en sí mismo y por sí mismo, un “Nuevo Hombre” o VARÓN de VIRtudes, como
nos lo recuerdan las frases Rituales de la Logia de Aprendiz:

- ¿De dónde venís, Hermano?


- De la Log de S J, Venerable Maestro
- ¿y, qué se hace en la Log de S J?
- Se elevan Templos a la VIRtud y se cavan calabozos a los vicios
- ¿Qué venís a hacer aquí?
- A vencer mis pasiones, someter mi voluntad y hacer nuevos progresos en la
Mas
- ¿Qué entendéis por Mas?
- Entiendo el estudio de las Ciencias y la práctica de las Virtudes.

Se trata por lo tanto de una CIENCIA DEL ALMA que produce facultades
Espirituales como resultado de la aplicación práctica del VITRIOL
hermético. Tales “facultades” o “talentos” están ligados a “Nueve Ciencias”, simbolizadas
por los Nueve ÚTILES que permiten al Masón OPERATIVO, construir en sí mismo, en su
propio Templo Interior, convertirse en REY, como fruto del ARTE REAL o REGIO y
alcanzar el estado de Consciencia de verdadero y REAL ADEPTO…

Como vemos, el genuino Masón, como todo Iniciado, es un practicante del “Culto
Particular” del Templo Interior como medio de RE-conciliación con su Creador mediante la
reversión de un proceso que hace que el cuerpo de materia terrestre se convierta en un
“Cuerpo de Gloria”, “Cuerpo de Resurrección” o “AUGOEIDES”, como lo llamaban
nuestros Hermanos los Iniciados griegos de las Escuelas de Misterios.

Decimos REVERSIÓN porque en el ADAM PRIMERO, por el contrario, el Cuerpo


de Gloria se convirtió en cuerpo de materia terrestre. Tal fue la Doctrina que correspondió a
las Enseñanzas de la Tradición transmitida por el Maestro Martínez de Pasqually, cuando se
refiere a este aspecto escatológico en su libro “TRATADO DE LA REINTEGRACIÓN DE
LOS SERES”, cuyo fondo y origen es de la más pura ortodoxia Judeo-Cristiana
interpretada y comentada con la ayuda de Tradiciones derivadas en línea directa del
SEPHER HA-ZOHAR y de todas las Claves del Esoterismo Hebreo, vale decir, de la
QABBALÂH, y específicamente del postulado del TIKKUN o Restitución al Estado
Original.

Volviendo al concepto del “Culto Particular”, expresión muy usada por el Maestro
Martínez de Pasqually, corresponde a los “Actos Rituales” que el Iniciado en los Misterios
dirige al Ser Supremo en reconocimiento de su Grandeza, como homenaje de un ser
espiritual divino emanado del Creador, y que el Maestro Martínez denomina “Menores
Regenerados” y “Menores Reconciliados” o “Menores Espirituales”. Igualmente denomina
dicho Culto, “la práctica de las Santas Operaciones”, las cuales, según la Tradición, fueron
instituidas por HENOCH y enseñadas a los hombres para ayudarlos a la RE-cuperación de
sus Primeras VIRtudes y Potencias Espirituales Divinas, es decir, la RE-conciliación del
género humano.

Este CULTO PARTICULAR corresponde a una OBRA que se “elabora”, se


“construye”, se perfecciona y llega a su feliz término; es la puesta en acción de pulsaciones
creadoras hasta alcanzar los niveles de la intimidad humano-Divina; en dos palabras, se
trata de la más pura y genuina puesta en práctica de la THEURGIA: realizar el hombre en
Dios y Dios en el hombre, un Conocimiento divinizante que permite conciliar la
trascendencia y la inmanencia divinas. Sólo quien ha logrado alcanzar tal Conocimiento
realizador, está en condiciones de realizar a su vez la divinización del Cosmos. Como
sabiamente lo advierte el QH Robert Ambelain: “Sería tan pueril como peligroso
pretender reconstruir el Templo Universal en el mundo, antes de haberlo RE-creado en
nosotros.”(Cf. “TEMPLIERS ET ROSE-CROIEX”, pag.117).

Alcanzar tan exaltadas “estaciones” de realización espiritual es tomar posesión


CONSCIENTE y VOLUNTARIA de la totalidad de los estados del Ser; es lo que la
Tradición Sufí designa como HAQQUL-YAQIN: La Realidad de la Certeza. Saint-Yves d
´Alveydre decía que: “La certeza es a La Verdad, lo que la evidencia es a la Luz.” (Cf. “EL
ARQUEÓMETRO”, pag. 17).

Se dice que tanto HENOCH como ELÍAS “fueron arrebatados” o transportados al


Cielo en vida. Por eso también se dice que “Henoch fue el hombre que anduvo con Dios” y
que fue “transpuesto” para no ver muerte…(HECHOS, 11:5). El Ministerio de Henoch fue
el de establecer el Culto Divino mediante las Operaciones que conducen a la RE-
conciliación del género humano. Henoch, según Martínez de Pasqually, es uno de los “Diez
Menores Electos”. Recordemos que la Orden que fundó Martínez de Pasqually se
denominó “ORDEN DE LOS CABALLEROS MASONES ELECTOS-COHEN”.

Robert Ambelain en su libro “LE MARTINISME”, que más justicieramente debería


haberse titulado “EL MARTINECISMO”, dice: “Notaremos ante todo que el nombre
mismo de la Orden Teúrgica fundada por Martínez de Pasqually, está sujeto a una
interpretación esotérica. En efecto, anagramáticamente, y según el uso de la Qabbalâh, los
Electos COHEN son también los Electos de HENOC, poco importa que se escriba este
nombre bajo una cualquiera de tres formas: ENOC, HENOC O HENOCH.” (Cf. Op. Cit.
Pag. 63, Editions NICLAUS, París, 1946).
HENOCH-METATRON y Diagrama del Templo, tal como fue
profetizado por EZEQUIEL. La Reconstrucción del Templo, que es el
sueño universal de todo Iniciado, se va haciendo realidad en cada uno
que lo reconstruye en su corazón.

El “Culto Particular” de los Electos-Cohen corresponde exactamente a lo que en


Alquimia Espiritual se denomina el MAGNUS OPUS o “La Gran Obra”, que no es otra
cosa que la construcción del Templo Interior, la más grande Obra que el hombre puede
realizar en sí mismo, y cuya descripción simbólica está expresada entre nosotros los
Masones con la frase anagramática “VITRIOL”.

En relación con lo valioso de tal Obra y su verdadera importancia, Vladimir


Maximov dijo: “Todo no es sino ceniza y polvo, todo, salvo el Templo al Interior de
nosotros. Él es para nosotros, con nosotros, por los siglos de los siglos.”. En cuanto al
Maestro Pitágoras, también dijo a este respecto: “El Espíritu es el único que ve y entiende,
todo lo demás es sordo y ciego.”. En JOB,32:8 dice: “Ciertamente espíritu hay en el
hombre, e inspiración del Omnipotente los hace que entiendan.”. Es obvio que “sólo el
Espíritu entiende al Espíritu…”.

En todas las Órdenes Iniciáticas de Tradición nos encontramos, pues, frente a un


objetivo o propósito común, totalmente coincidente y paralelo: el Culto a la Idea
Arquetípica de EL TEMPLO en todas sus formas, pero específicamente en el sentido
propiamente ESOTÉRICO, interior y trascendente, pues en ello se empeñan y dedican
Ismaelitas, Templarios, Rosa-Cruces y Masones Operativos. Ahora bien, el Núcleo o Polo
Espiritual (Q´TUB) de esa prístina Tradición Iniciática ha subsistido siempre en el medio
oriente, por lo cual todo cuanto se refiere a una ortodoxia Iniciática real y verdadera,
proviene de esos Centros Espirituales, colaboradores conscientes de la realización de lo que
la Iniciación Masónica designa como “El Plan el Gran Arquitecto del Universo”, es decir,
una Alianza o Pacto entre la Providencia Divina y la Voluntad humana, una colaboración
consciente con miras a esa realización, aunque sólo sea al menos parcialmente o
virtualmente instaurada.

Es Natural por lo tanto, que la vinculación directa, efectiva y consciente con dichos
Centros Espirituales sea indispensable para asegurar la continuidad de la transmisión
incólume, sin variantes ni deformaciones (NE VARIETUR) de la genuina Tradición
Iniciática. Con miras a una tal Vinculación fue que los Caballeros Templarios, enviados por
San Bernardo de Clairvaux, marcharon a Jerusalem, donde tomaron contacto con la Orden
ISMAELITA, representante por excelencia de la Gnosis en el Islam; Orden en la cual cada
grado corresponde a un rango de las Jerarquías Celestes. Ellos, como toda Orden Iniciática
de Tradición, son cultores de la interiorización del Templo Espiritual, convencidos por
propia realización espiritual que por la meditación sobre el Templo terrestre, se accede al
Templo Celeste, por éste se accede al Ángel y por el Ángel se accede al “Señor de los
Señores”; una verdadera ascesis teúrgica en el más puro sentido de la palabra: por la
angelo-morfósis del hombre, la Divinidad única habita en él en la más auténtica relación de
mutualidad; un verdadero pacto con Dios. El Ritual que celebra el Iniciado en su propio
Templo Interior, es su propia metamorfosis; es hacer nacer en él mismo esta forma nueva de
sí mismo que sea conforme al arquetipo angélico. Tal es la significación última de ese
Ritual rigurosamente ESOTÉRICO y de la más alta espiritualidad. Por tal razón, a los
Profetas y a los Immams, se les considera entre los Ismaelitas como “Templos de Luz”.

Nos hemos extendido intencionalmente es consideraciones sobre el Culto al Templo


para dejar bien entendido, en primer lugar, que el calificativo de “TEMPLARIOS” no es
exclusivo de los Caballeros-Sacerdotes de la Orden del Templo, sino que corresponde de
hecho a todo Iniciado que realiza en sí mismo la Ascesis Interior. De tal manera, que los
discípulos del Maestro Sufí SOHRAVARDI, tanto como los Ismaelitas, los Templarios y los
Masones Operativos, todos somos de hecho “Templaristas”, para emplear otro calificativo
sin perder su real significado, pero reservando el de “Templarios” exclusivamente a quienes
fueron conocidos históricamente con dicho nombre.

Lo que sí es indiscutible es el hecho de que la Orden del Templo fue el resultado de


una síntesis de la Sabiduría Iniciática Egipcia y su derivado, el Hermetismo Cristiano, de la
Tradición Druídica y de la Ismaelita; valiosísimos aportes doctrinales, que de no haber sido
destruidos con tanta furia como odio visceral por la Iglesia Católica Romana, sólo Dios
sabe cuán diferente habría sido el rumbo que habrían tomado, para su bien, la civilización y
la cultura occidentales. A pesar de la sangrienta persecución, no hay duda alguna de que la
Orden del Templo o “Los Templarios”, fue la orden Iniciática más completa que conoció el
mundo occidental, después de la desaparición de la Orden Iniciática de los Druidas.

Aunque las enseñanzas secretas (Esotéricas) de los Templarios no han sido


encontradas documentalmente, (cosa por lo demás casi imposible, por cuanto se trataba de
una TRADICIÓN ORAL (“de labios a oídos”)), tampoco han sido encontradas “pruebas
históricas” evidentes de lo que constituía la MISIÓN real y verdadera de esos monjes-
soldados. Sobran en cambio ciertas “huellas” que evidencian a plenitud, a quienes como
ellos han sido Iniciados, lo que constituía propiamente los MISTERIOS INICIÁTICOS de
los Templarios. Sólo los que han hollado LOS MISTERIOS saben cuan grande, amplio y
profundo fue el Conocimiento real de esos Templarios. ¿Quiénes sino aquellos Jerarcas que
constituían la Organización CENTRAL y oculta poseían a ciencia cierta el Conocimiento
pleno de l origen, la razón de ser y el destino de dicha Orden? En este sentido, y como una
opinión muy personal, estamos convencidos de que DOM BERNARDO DE CLAIRVAUX
(San Bernardo), no sólo fue un heredero de la auténtica Revelación Cristiana por una parte,
sino que también conocía el Saber Oculto y Sacerdotal oriundo de Egipto y de Grecia, tanto
como recibió directamente la Tradición Druídica por mediación de sus Hermanos y amigos
los monjes CULDEOS de Irlanda, herederos de SAN COLUMBANO, y entre quienes se
contaba MEAL O´MORGAIR, arzobispo de Armagh (Irlanda), mejor conocido con el
nombre de SAN MALAQUÍAS, el autor de las famosas “Profecías de los Papas”, y quien
murió santamente en los brazos de San Bernardo en 1148. GALLUS, discípulo de San
Columbano fundó el monasterio de Saint-Gall, que tuvo preponderante influencia para la
expansión del arte en los monasterios benedictinos. Ya en el siglo VI, San Columbano había
fundado en Francia la Abadía de LUXEUIL. Los monasterios de Saint-Wandrille de
Jumiege y de Coutances (La Manche), fueron obra de discípulos de San Columbano. Todos
ellos eran monjes Culdeos; palabra derivada del Latín “Culdei”, Cultores o Servidores de
Dios; aunque otros afirman que dicha palabra deriva de KELT-DE, que significa Celta o
Céltico; sin embargo, ambas definiciones se conjugan sin conflicto. La principal máxima de
los Culdeos era: “No resistas al perverso por el mal sino por el bien.”.

Por otra parte, la MILICIA CRISTIANA o “Miles Christi”, tiene sorprendentes


paralelismos con la milicia celta denominada “EL RAMO ROJO” y los “FENIANS” de
Irlanda, especialmente en cuanto se refiere a las relaciones de sus acciones y conducta. De
igual manera las similitudes ya señaladas con la Caballería de los Ismaelitas y
especialmente la FUTUWAH o Caballería Sufí. Todas esas organizaciones comparten la
ideología antiquísima y Tradicional del Templo Arquetípico y su interiorización mediante la
ascesis individual, que permite al Iniciado la “Comunicación” del Templo del Alma con el
Templo Celeste, “Eterno en los Cielos”, y por ende la CONSTRUCCIÓN o RE-
construcción del mismo, así como conservar, mantener, reponer y transmitir la más pura
ortodoxia de La Tradición.

Contrariamente a la opinión de ciertos autores que pretenden que la Masonería es


una “derivación” del Templarismo o de los Rosa-Cruces, lo cual significa confundir la
realidad de los hechos con las fábulas y las ilusiones personales, afirmamos que tal cosa no
es posible, porque lo que hoy se denomina “MASONERÍA” es tan antigua como el mundo,
es decir, que ella existía muchísimo antes de existir los Templarios o los Rosa-Cruces.
Ahora bien, si de lo que se trata es de la RE-construcción y RE-novación de la Tradición
Iniciática declinante, como fue el caso de la Masonería, especialmente a comienzos del
siglo XII en adelante, y muy específicamente la notable deformación de 1717, la
participación de Los Templarios y posteriormente de los verdaderos Rosa-Cruces, tuvo una
gran relevancia. Curiosamente, en el siglo XII hizo crisis la tiranía del dogma por parte de
la Iglesia Católica Romana. Abelardo se oponía a San Anselmo, quien afirmaba que “había
que creer para comprender”, mientras Abelardo decía que “había que comprender para
poder creer”, es decir, oponer a la revelación exterior impuesta por el dogma, la Revelación
Interior y permanente, simbólicamente referida a “la luz de todo hombre que viene a este
mundo”.

La “declinación Tradicional” de lo medular o esencial en la Masonería moderna,


consistió en la falta de deslinde entre el aspecto exterior y “corporativo” con el aspecto
INICIÁTICO, Esotérico y Secreto; es decir, entre lo “especulativo” y lo OPERATIVO;
confusión que se originó por el excesivo número de Masones “aceptados” que fueron
incorporados con relativa facilidad sin poseer conocimientos del Arte de Construir ni
mucho menos aún los Conocimientos propiamente Iniciáticos OPERATIVOS; vale decir, el
Conocimiento de la “Ciencia del Alma” o la Técnica o Ascesis Interior relacionada con el
objetivo de la Verdadera Masonería: La Construcción del Templo Interior.

Para la mayoría de los masones especulativos, la ingenua opinión que tienen acerca
de los Masones Operativos consiste en creer y afirmar que estos no eran más que simples
obreros o artesanos, confundiendo de ese modo lo Operativo con lo simplemente
“corporativo”. Tal error es explicable porque quienes no han logrado comprender y
REALIZAR Iniciáticamente la Enseñanza Esotérica de la Masonería, no pueden tener sino
ideas, pareceres y suposiciones acerca de temas y asuntos que desconocen por entero. Pero,
¡qué puede esperarse de quienes en su simplismo conceptual sólo ofrecen una sonrisa
cretinoide ante la palabra ESOTERISMO, cuando no la confunden con “brujería” o
“santería”! La realidad es otra: simplemente ellos no están CUALIFICADOS para la
Iniciación Masónica; de haberlo estado, habrían percibido cuando fueron conducidos a la
Cámara de reflexión lo que real y efectivamente significa la FÓRMULA OPERATIVA del
VITRIOL, es decir, las siglas que expresan esotéricamente el MÉTODO del
proceso de Transformación del Masón en ciernes… Y es que nuestros AUGUSTOS
MISTERIOS únicamente pueden ser “penetrados” por quienes están realmente cualificados
para ello, porque poseen una conciencia estabilizada que les permite percibir la profundidad
del simbolismo, ya que de lo que realmente se trata es de la VÍA EXPERIMENTAL
(OPERATIVA) DE LA GNOSIS MASÓNICA, no de fe, ni de opiniones, ni de creencias o
suposiciones, vale decir, de ESPECULACIONES…

Otro error que cometieron en el pasado algunos masones, tal como ocurrió a finales
del siglo XVIII y comienzos del XIX, es el de creer o pretender definir a la Masonería
Operativa como la de ciertos y determinados grupos dedicados a la Magia. Ignoraban
dichos Masones, como muchos lo ignoran hoy, que si en efecto las llamadas CIENCIAS
TRADICIONALES tienen cierta y relativa utilidad como Ciencias Cosmológicas cuando
son cabalmente utilizadas, ellas no pueden ser otra cosa que simples coadyuvantes en el
TRABAJO de la GRAN OBRA, pero no constituyen de por sí ni la “meta” ni el TODO.
Fue precisamente éste tipo de Masones a los que nos referimos al comienzo de esta charla,
cuando mencionamos a “los que no llegaron a comprender fehacientemente el verdadero
objetivo que proponía el Maestro Martínez de Pasqually”.

El error garrafal que comete un gran número de “opinadores” y “definidores” de


oficio, es el de confundir la Magia con la Teurgia; confusión muy generalizada en el ámbito
“ocultista”. Prueba de ello es que Eliphas Levi (quien, de hecho, acuñó el término
“ocultismo”) lo demuestra con su lamentable e infundiosa opinión sobre la Theurgia, en su
libro “LA CIENCIA DE LOS ESPÍRITUS” cuando pone a circular unos conceptos e ideas
que sólo revelan una supina ignorancia o una tendenciosa predisposición contra dicha
Ciencia Sagrada, que precisamente, por su pureza de Principios, está completamente
alejada de todo “magismo”, violencia y derramamiento de sangre…Dice el referido autor:
“THEURGIA, palabra terrible por el doble sentido, que quiere decir “creación de Dios”.
Sería terrible si realmente significara CREACIÓN DE DIOS.”. E inmediatamente agrega:
“La Theurgia enseña al sacerdote como debe crear los dioses a su imagen y semejanza,
sacándolos de su propia carne y animándolos con su sangre…”; Y continúa diciendo: “…
era la Ciencia de las evocaciones por medio de la espada y la teoría de los fantasmas
sanguinolentos (…)Los furores y los espectros de Orestes fueron obra de la Theurgia (...)
tales son los sacrificios de la carne y de la sangre que la gran obra de la Theurgia lleva a
cabo…” (Cf. Op.cit. pags.158/163. Edit. KIER, Buenos Aires, 1945).

¡Jamás había leído tantos disparates, errores y confusión como estos! Eliphas Levi
no sólo confunde inexplicablemente la Theurgia con la Magia degenerada o NEGRA de los
brujos salvajes, sino que, llega a afirmar según sus propias palabras que: “la degeneración
del sacerdocio antiguo había convertido en culto sangriento a los antiguos dioses”. Es por
lo tanto absolutamente inadmisible que la gloriosa THEURGIA que practicaron Iniciados
como PORFIRIO y JÁMBLICO, sea simplemente una pervertida función de “alimentar y
entretener a los dioses con los sacrificios de la carne y de la sangre que la gran Obra
Teúrgica lleva a cabo…”, como Eliphas Levi afirma en la página 163 de la obra antes
citada.

Una cosa es la degeneración o degradación de una Doctrina Tradicional por


la acción de usurpadores del Sacerdocio INICIÁTICO y practicantes de los Ritos proscritos
del mundo antiguo y otra cosa totalmente diferente es LA THEURGIA de los antiguos
MISTERIOS, que se ha mantenido impoluta hasta nuestros días. Así pues, debemos insistir
en el hecho de que Eliphas Levi incurrió, al menos, en una confusión inescrupulosa…
Quizás las palabras que el traductor de su libro, León Tournier P., ofrece como su opinión
personal en el prólogo del mismo, puedan ayudar un tanto a comprender la razón de ser del
“estilo” y la confusión de conceptos tan opuestos. Dice el traductor: “Al parecer Eliphas
Levi escribió “LA CIENCIA DE LOS ESPÍRITUS” al correr de la pluma, pues en esta
obra su estilo desmerece, comparado con el de sus obras anteriores.” (op.cit. pag.15).

¿QUÉ ES “LA THEURGIA”?

Dice el IlH ROBERT AMBELAIN:


“La THEURGIA en esta Tradición de la Masonería Operativa medieval, no es otra cosa
que la CIENCIA DEL ALMA, el conocimiento de técnicas por las cuales el Alma opera al
mismo tiempo su propia SUBLIMACIÓN y la de su envoltura corporal.” (Cf. “SCALA
PHILOSOPHORUM”, pag. 190, Editions NICLAUS, París, 1965).

En la TRADICIÓN QABBALÍSTICA, vale decir, en la VÍA INICIÁTICA de los


Hebreos, la THEURGIA constituye parte de la QABBALAH-MAASSIT o QABBALAH
PRÁCTICA. Esa PRÁCTICA tiene dos vertientes: el aspecto EXTERIOR, que es la
indispensable PREPARACIÓN PREVIA que incluye la parte dialéctica que explica una
Cosmogonía, una Teodicea y una Metafísica, mediante la cual, el Discípulo o estudiante de
esta Ciencia Sagrada adquiere el basamento de un Esoterismo o Sabiduría Perenne que es lo
que le va a permitir restituir y explicar La Verdad perdida, al mismo tiempo que constituye
un medio de Realización de esa Verdad, pero manteniendo incólume la convicción más
plena de que sólo el espíritu es lo que nos conduce a La Verdad. El otro aspecto de dichas
vertientes es el aspecto RITUALÍSTICO, que sólo puede ser puesto en práctica
eficientemente por quien haya realizado previamente la ASCESIS INTERIOR que habrá de
permitirle el acceso al reino de los Arquetipos y de ese modo alcanzar los altos niveles de
consciencia a los cuales el hombre ordinario o el mismo Iniciado de grados inferiores no
puede tener acceso, porque la Theurgia, como la Gnosis, es una VÍA DIRECTA que permite
establecer contacto estrecho con los Planos Superiores de Consciencia y con naturalezas
superiores a la nuestra “con las cuales el Alma se mezcla y se identifica” como lo afirma
Jámblico.

Solamente después de que el Iniciado ha realizado en si mismo el TRABAJO de


RE-construcción de su Templo Interior, es que puede alcanzar el Arte de influenciar las
corrientes mentales del universo en sus partes arquetípicas, puesto que es mediante el
espíritu del Teúrgo que éste puede entrar en contacto con el Arquetipo para obtener
resultados con la ayuda de éste. En la OBRA Teúrgica, la PLEGARIA como medio y
técnica de acción, juega un papel muy importante. No se trata de “rezar”, a la manera de los
beatos y los místicos, sino de una aplicación práctica de los conocimientos Iniciáticos
correspondientes. Ahora bien, la Regla Básica de la Theurgia establece que “toda oración
se dirige invariablemente a AIN SOPH y no a cualquier Sephiroth”. Recordemos que AIN-
SOPH es el Océano Infinito del Absoluto…

Un Teúrgo de nuestros días, el IlHRobert Ambelain, dice: “Toda Obra


Teúrgica es imposible de realizar sin el conocimiento de los dos Polos puestos en juego: el
DIVINO sobre el cual se apoya, y el DEMONÍACO, contra el cual se obra.” (Cf. “LE
MARTINISME”, pag.16), al tratar sobre “Las Operaciones del Culto”, según la expresión
favorita de los Electos-Cohen, dice: “EL OBJETO de las OPERACIONES del Culto
permite al hombre dos cosas: a) al hombre-individuo RE-integrarse en el Hombre-
Arquetipo; b) al Hombre-Arquetipo, reconquistar (una vez reconstituido), un dominio del
cual las entidades caídas le habían despojado (haciéndole caer por su propia falta), y
recuperar la posesión de su primera “Naturaleza Gloriosa””.

La palabra THEURGIA, deriva del griego THEOS, Dios y ERGON, Obra,


es el conjunto de TÉCNICAS INICIÁTICAS por medio de las cuales el “Hombre
Verdadero” deviene capacitado para realizar la “trans-elementación” mediante la cual el
Adepto se “diviniza” progresivamente, obrando de ese modo para producir en si mismo la
“Obra de los Dioses”; es decir, se trata de un Conocimiento “divinizante”, porque la
naturaleza esencial del hombre es de tipo similar a la de su Creador.

Ahora bien, la Theurgia es algo muy importante y valioso como para dejarla
en manos de los hombres inadecuados, de los soñadores de fantasías o de los
“experimentadores” ocultistas. Ella exige una vida de PERFECCIONAMIENTO
ESPIRITUAL, una TELEIOSIS, como la llamaban nuestros hermanos griegos: una vida
dedicada por entero a la Disciplina Iniciática y a la Ascesis Operativa de los dos aspectos
del RITUAL: el trabajo COLECTIVO (de Logia) y el Trabajo INTERIOR, pues es
únicamente mediante ambos esfuerzos que el teúrgo puede llegar a despertar y a poner en
acción los Atributos Divinos que porta en sí en estado virtual. Es precisamente mediante la
ascesis OPERATIVA que la Iniciación VIRTUAL puede ser convertida en Iniciación REAL
y alcanzar de hecho y de derecho la EXALTACIÓN a la MAESTRÍA.

Y es precisamente a este resaltante aspecto del TRABAJO OPERATIVO que


queríamos llegar antes de intentar exponer en qué consistió la importante Obra de
RESTITUCIÓN Masónica que le fue encomendada al Maestro Martínez de Pasqually y que
él supo cumplir de acuerdo con sus capacidades y conocimientos. El Maestro Martínez al
intervenir con su reconstrucción de la Masonería ordinaria, lo hace, entre otras razones, por
una muy importante: para que no se perdiera el doble aspecto complementario de la
Tradición Iniciática, vale decir, LA CABALLERÍA (Iniciación Real o Regia) y EL
SACERDOCIO INICIÁTICO, ARTE SACERDOTAL o “Arte Sagrado”: como lo señala el
QHRobert Ambelain cuando afirma: “Con los Electos-Cohen multiplicados y
organizados, la Tradición Occidental poseía en ella su Milicia Sagrada, tal como la había
poseído antes el Templo de Jerusalem con sus Caballeros Levitas, o el Cristianismo
Medieval con sus Templarios, a la vez Sacerdotes y Soldados.”

En el prefacio del libro “TRATADO DE LA REINTEGRACIÓN DE LOS


SERES” del Maestro Martínez de Pasqually, nos dice el “Caballero de la Rosa Creciente”,
entre otras cosas, lo siguiente: “Entregando patentes constitutivas a nombre de su Tribunal
Soberano, establecido en París desde 1767, a Logias clandestinas de provincia, no duda en
reclutar afuera hombres que le parecen dignos del Ministerio que deberían ejercer. Se
trataba, en la mente del fundador, de un verdadero Ministerio Sacerdotal, porque la
palabra COHEN, en hebreo, significa SACERDOTE; esto sería pues, de alguna manera,
un ensayo de restauración del Sacerdocio Hebreo en la Masonería Interior. Es así como se
forma bajo el Rito de los Electos-Cohen, que no es otra cosa que una rama muy ortodoxa
de la Verdadera Masonería, injertada sobre el antiguo tronco y basada en un conjunto de
Enseñanzas Tradicionales muy precisas, transmitidas siguiendo exactamente el poder
receptivo adquirido por sus miembros por medio de un Trabajo enteramente personal. La
Teoría y la Práctica van estrechamente unidas.”

A fin de aclarar los erróneos conceptos que la mayor parte de los Masones de hoy
tienen acerca del SACERDOCIO, queremos señalar que la FUNCIÓN del sacerdocio
INICIÁTICO es muy diferente a la de los “curas”, clérigos o “padres” de la Iglesia Católica
o de cualquier otra rama del Cristianismo que incluya el sacerdocio. La FUNCIÓN
ESENCIAL del Sacerdocio INICIÁTICO es la conservación y la transmisión de la Doctrina
Tradicional Iniciática; su FUNCIÓN es, por lo tanto, y por encima de todo, una función de
CONOCIMIENTO y ENSEÑANZA, y es por ello por lo que su atributo propio es la
Sabiduría, no la erudición como en el caso del clérigo o el “letrado”. Ahora bien, si el
Sacerdocio Iniciático es por esencia el DEPOSITARIO del Conocimiento Tradicional, no
significa que posee el monopolio, puesto que su MISIÓN es, no solamente conservarlo
integralmente, sino también “comunicarlo” a todos aquellos que están cualificados o son
aptos para recibirlo y de distribuirlo en forma jerárquica según la capacidad intelectual de
cada uno. Todo Conocimiento de este orden tiene pues su fuente en la Enseñanza
Sacerdotal, que es el órgano natural de su Transmisión Regular, y lo que aparece como más
particularmente reservado al Sacerdocio Iniciático, en su razón de su carácter de “pura
Intelectualidad” (es decir, la Inteligencia Pura y el Conocimiento Supra-Racional), es la
parte Superior de la Doctrina Iniciática, es decir, el conocimiento de los Principios mismos,
mientras que el desarrollo de ciertas aplicaciones secundarias conviene mejor a las
“aptitudes” de otros hombres a los que sus funciones propias ponen en contacto directo y
constante con el mundo manifestado; es decir, con el dominio al cual se relacionan estas
aplicaciones. Es indudable que los Sacerdotes-Iniciados pueden ejercer también otras
“funciones” más exteriores como la celebración de ciertos Ritos que les pertenecen
igualmente por su condición de “ordenados”, ya que tales actividades requieren del
conocimiento de la Doctrina y participan del carácter “sagrado” que es inherente a todo
Rito; mas tales “funciones” no son sino secundarias, contingentes y en cierto modo
accidentales. Si alguna cosa posee el carácter SAGRADO es la Doctrina Tradicional y lo
que se le relaciona directamente, aunque esa doctrina no tome necesariamente la forma
religiosa, pues “sagrado” y “religioso” no son de ninguna manera equivalentes, y el primero
de estos dos términos es mucho más extenso que el segundo. Si la religión forma parte del
dominio “sagrado”, éste en cambio comprende elementos y modalidades que no tienen
absolutamente nada de religioso; y el Sacerdocio, como su nombre lo indica, se relaciona
sin ninguna restricción a todo cuanto pueda ser considerado verdaderamente SAGRADO.
(Vide: René Guenon. “AUTORITÉ SPIRITUELLE ET POUVOIR TEMPOREL”, Cap.
II, Edit. Vega, París, 1947).

Vemos pues que el Sacerdote de las Escuelas Iniciáticas Tradicionales, por


razón de su doble investidura recibida a través de su obligado paso por la Vía Real de los
Misterios Menores y su acceso inmediato a los Misterios Mayores (Vía Sacerdotal), está
capacitado para ejercer las tres grandes “funciones” originales: La Función Iniciática, la
Función Sacrificial (del Latín “Sacrum facere”) y la Función REAL, consistente en
mantener a la comunidad humana en armonía con el universo dinámico y a utilizar éste
para gobernar los mecanismos espacio-temporales. (Cf. Pierre Gordon: “LE SACREDOCE
Á TRAVERS LES AGES”, PAGS. 11/12 Edit. La Colombe, París, 1950.)

Finalmente, es de la más pura Tradición que toda orden o Escuela Iniciática


para ser COMPLETA, debe componerse de Tres elementos que son: La Masonería Azul
que corresponde al “Gremio”, la Caballería que es el perfeccionamiento de la anterior, y el
Sacerdocio que es su “coronamiento” jerárquico y Doctrinal. Desde el punto de vista de los
grados de la nobleza de la Caballería, el primer grado corresponde al ESCUDERO o
“Hidalgo”, el segundo corresponde al CABALLERO y el tercero corresponde al
SACERDOTE. En la Tradición Hindú, los artesanos pertenecen a la casta de los VAISHYA
(comerciantes e industriales), los caballeros a la casta guerrera o KSHATRIYA y los
sacerdotes a la casta de los BRAHMANES. La Masonería “moderna” es por lo tanto
INCOMPLETA desde dos puntos de vista de extraordinaria importancia: únicamente es
“teórica” o especulativa, porque le falta el aspecto “práctico” u OPERATIVO; por la otra
parte, la falta del Sacerdocio-Iniciático es una pérdida notable porque representa “la
cúspide de su pirámide Jerárquica” y por lo tanto carece de “Maestros Hábiles” con
Conocimiento INTEGRAL debidamente calificados para la Transmisión de la Teoría y
Praxis de la Verdadera y Real Masonería de Tradición, como es el caso de la
MASONERÍA OPERATIVA. “Ninguno que bebiere del vino añejo, quiere luego el nuevo;
porque dice: el añejo es mejor…!” (Lucas, 5:39).

La Masonería Especulativa, salvo honrosísimas y muy escasas excepciones,


por su deformación constante que la va conduciendo cada vez más hacia el exoterismo y la
interpretación literal de sus Enseñanzas, ha venido a convertirse en un ambiente muy
propicio para la proliferación de todo tipo de sincretismos deformantes, que recogen el más
variado y pintoresco conjunto de opiniones divergentes, creencias, preferencias y hasta
supersticiones, de las que gran parte de sus afiliados es partidaria o simpatizante. Tal
heterogeneidad conceptual llega a convertirse en pura y simple habladuría intrascendente,
en cháchara excesiva e insubstancial, tanto que lo realmente Masónico y Tradicional o
Iniciático queda totalmente excluido por ignorancia o por simple y puro desconocimiento.
Es por tal razón que el Masón que realmente se INICIÓ porque anda en busca de la
VERDADERA LUZ MASÓNICA, exclama con Job: “¿Qué ha sido de la Sabiduría,
dónde, pues está..?”.

Utilizando como ejemplo analógico el efecto producido al aplicar la luz a un prisma


y a una lupa, podemos decir que la Masonería ordinaria o especulativa, al aplicar su “óptica
conceptual”, descompone la Luz Masónica en “colores diferentes”. Todo lo contrario del
efecto “focalizador” de la LUPA, que CONcentra la Luz Masónica y la convierte en el vivo
fuego de la Síntesis Doctrinal. Tal es la “óptica” de la Masonería de Tradición o Masonería
OPERATIVA.

Ante las influencias deformadoras y anti-Tradicionales que han producido y


continúan produciendo las desviaciones y la inevitable decadencia de la Masonería
moderna, junto con las deformantes “reformas” de las que ha venido siendo objeto y
víctima por parte de “renovadores” totalmente carentes de Autoridad Doctrinal, lo único
que hoy pueden hacer los pocos miembros conscientes para tratar de recuperar la
legitimidad primigenia, debe ser tomar la más firme decisión de RENOVARSE EN LA
FIDELIDAD A LA TRADICIÓN; sólo esa decisión y actitud podrá conducirlos a un
esclarecimiento determinante. Deberá igualmente elevarse al máximo el nivel cultural de la
instrucción Masónica, purgándola de toda influencia profana y profanadora, y por último,
extremar las exigencias en la SELECCIÓN CUALITATIVA de quienes aspiran a la
Iniciación. Si todo este programa no se lleva a cabo a la mayor brevedad posible, no sería
de extrañar que la descomposición y degeneración generalizada llegaran a convertir a la
Orden en una simple institución de profanos con mandil, es decir, la antítesis de lo que la
Orden fue en su luminoso pasado…No hay peor mentira que la verdad a medias…por tal
razón, cuando los hombres aceptan las verdades a medias, verdades substitutivas o falsas
verdades “porque eso es lo que le han enseñado” como supuesta verdad, esta última palabra
puede muy fácilmente convertirse en auténtico FRAUDE…

Sin embargo y a pesar de todo, somos optimistas. Hay “algo” en la Orden


Masónica que la impulsa a sobrevivir como el Ave Fénix. Un “algo” que le permite ser
reivindicada y restaurada cada vez que intencional o inconscientemente sus propios hijos la
someten a la preterición o a fines incorrectos. Es evidente que el progreso o la decadencia
de toda organización humana depende totalmente de la CALIDAD de sus componentes, y
estamos observando de cierto tiempo a esta parte, que hay un nuevo grupo de HH que
pueden llegar a constituir una verdadera ÉLITE Espiritual que realice el prodigio de RE-
generación y RE-novación que haga resurgir la genuina Tradición Iniciática de sus propias
cenizas. En ese esfuerzo estamos empeñados a corazón abierto desde hace muchos años, y
todo parece indicarnos que, como bien lo señala Guenon: “las horas más oscuras son las
más próximas al amanecer...”.

QQHH tomemos el ejemplo de lo que significó la Obra del Maestro


Martínez de Pasqually, quien hizo cuanto estuvo a su alcance, y en una época
extraordinariamente difícil y peligrosa por diversas razones, para tratar de restituir la
verdadera Tradición Masónica en un medio antagónico, descreído y ebrio de intereses
totalmente alejados de toda Espiritualidad Verdadera. Como lo afirma Gerard Van Rijnberk
en su libro: “UN TAUMATURGO DEL SIGLO XVII: MARTÍNEZ DE PASQUALLY”:
“No se puede negar que la Orden de los Electos-Cohen constituyó un grupo de hombres
animados de la más alta Espiritualidad.”

Pero lo que resulta más gratamente sorprendente, es la “definición” que los


“ETATS” del GrOrde Francia para 1804, Tomo I, fascículo IV, pág. 369, hace de los
Electos-Cohen: “Entre los diferente Ritos de que se ocuparon, desde tiempos inmemoriales,
los Masones más instruidos y los más penetrados de la persuasión íntima de que la
perseverancia en nuestros Trabajos debe acrecentar la suma de sus conocimientos, y llegar
a las Altas Ciencias, el Rito de los “Electos-Cohen” es el que ha conquistado mayor
número de alumnos y conservado con el mayor cuidado el secreto de estos misteriosos
trabajos…”

Hay que tomar en cuenta que tal apreciación proviene de una Obediencia
Masónica que no puede considerarse muy amiga o simpatizante de lo Tradicional Iniciático
y su Esoterismo, tanto, que llegó a excluir de sus Rituales la invocación al GADU

Por más “extraña” que pueda parecer a ciertos “críticos” lo que significó la
Síntesis realizada por el Maestro Martínez de Pasqually y que perpetuó en el seno de los
Electos-Cohen, jamás podrá restarle ni un ápice a la valiosa Obra que emprendió, y que
logró cambiar la mentalidad de aquellos Masones que fueron capaces de comprender su
propia Iniciación. ¿Quién es hoy capaz de emular la Obra de Restitución Masónica del
Maestro Martínez de Pasqually? La respuesta nos la da el proverbio chino que dice: “La
brújula indica la dirección, pero son nuestras piernas laboriosas las que deben hacer el
camino…”

No podemos terminar sin hacer una obligatoria aclaración que frena las
falsas aseveraciones de ciertos individuos cuyo charlatanismo es tan grande como su
ignorancia, que han venido engañando a muchas personas haciéndoles creer que recibieron
la vinculación a la Orden de los Electos-Cohen, y que tienen la osadía de asignarse un
supuesto grado de “COHEN HA-GADOL”, algo que no existe en la Orden de los Electos-
Cohen, como tampoco es posible que un determinado H residente en Panamá pero
fallecido hace mucho tiempo, les haya jamás iniciado en dicha Orden, porque ese H de
marras NO era Cohen sino Martinista. Quien dude de cuanto afirmamos puede recurrir al
IlH Robert Ambelain para corroborar cuanto decimos. Por lo demás, “soldado avisado,
no muere en la guerra…”
Representación del GRAN SACERDOTE de Israel.
En conclusión: la Doctrina ESENCIAL de la Orden de los Electos-Cohen
corresponde a la noción más elevada del ARTE REAL, que consiste en la sublimación del
Alma (la Piedra) como medio de alcanzar la RE-integración a su estado primigenio o su
ESENCIA divina original.

Sin entrar en una criteriología crítica, totalmente ajena a nuestro propósito


expositivo, sólo hemos tratado de establecer los valores y los límites del conocimiento del
Maestro Martínez a través de las PRÁCTICAS ASCÉTICAS más que por escritos, ya que
únicamente escribió el “Tratado de la Reintegración de los Seres” y algunas cartas a sus
discípulos. Por lo demás, tratar de “incursionar” en su mundo íntimo, o de cualquier ser
humano, es algo que no está al alcance de quien no es un Alto Iniciado o un Adepto.

La muerte, un tanto prematura, del Maestro Martínez, no le permitió


perfeccionar algunos rituales. Hay que tomar en cuenta que la Cadena de tipo familiar no es
tan amplia en los detalles del conocimiento que se reciben como es el caso de la Cadena
recibida a través de una Orden en pleno vigor y convenientemente dotada de los
instructores, los Maestros y los medios de transmitir el Conocimiento en plenitud, pues los
conocimientos fragmentarios, aunque sean legítimos no pasan más allá de una asimilación
de segundo grado, porque no se posee intacto el depósito de la Enseñanza Integral, es decir,
el Conocimiento pleno de la Tradición que se intenta revivir, pues la FILIACIÓN, aunque
imprescindible, no basta por sí misma para garantizar la TRANSMISIÓN del Conocimiento
Tradicional. Un ejemplo de ello, lo tenemos en la Masonería Especulativa con sus
“variantes ad-libitum”, a falta de una AUTORIDAD TRADICIONAL que “imponga el
Orden en el caos…” Se va de “remiendo en remiendo” en lugar de las certezas plenas y la
autenticidad que evitan perder el rumbo y los “bandazos” degenerativos y deformantes. Por
otra parte, la falta total de vinculación con los Centros Espirituales que conservan,
mantienen y transmiten la Genuina Tradición Iniciática, fatalmente conduce al recurso de
las “Vías sustitutivas”.

Parafraseando a Ferguson diremos que la Masonería moderna, especulativa,


es el resultado de la ACCIÓN de los individuos que la componen y no de la INTENCIÓN
que corresponde a la razón de ser de su existencia. Lo que demuestra una vez más que una
situación o estado de HECHO no puede nada contra un PRINCIPIO.

Se requiere una dedicación fervorosa al estudio detenido y profundo a fin de


poder percibir las enseñanzas no escritas del Simbolismo Tradicional, pero cuidándose
celosamente de no variar ni un ápice los Principios Esenciales de la Tradición Iniciática.
Como nos aconseja el QH Serge Marcotoune: “Nuestro tiempo es el de la
REVALUACIÓN de todos los valores, debido a la crisis en todos los dominios.” (Cf. “LA
SCIENCE SECRETE DES INITIES”).
EL PROFETA ELÍAS FUE “ELEVADO AL CIELO SIN MORIR…”
TAL COMO OCURRIÓ CON HENOCH, Y SEGÚN ESCRIBE SEDIR.
“AMBOS DEBEN REGRESAR A LA CONSUMACIÓN DE LOS TIEMPOS.”
COMPENDIO CRONOLÓGICO DE ACONTECIMIENTOS

1090 - Fundación de la ORDEN ECUESTRE DE LOS CABALLEROS DEL SANTO


SEPULCRO, por GODOFREDO DE BOUILLON, Rey de Jerusalem.

1118 - Fundación en Jerusalem por HUGO DE PAYENS, de la ORDEN DE LOS POBRES


CABALLEROS DE CRISTO Y DEL TEMPLO DE SALOMÓN.

1307 - Captura y arresto de JACQUES DE MOLAY y de los Templarios.

1312 - Disolución de la ORDEN DEL TEMPLO (Concilio de Viena). Según René Guenon,
no hubo jamás una decisión Papal de suprimir la Orden sino solamente fue
“suspendida provisionalmente”.

1314 - El 24 de Junio, durante los Fuegos de San Juan de Estío, ROBERT BRUCE, Rey de
Escocia, constituye la ORDEN DEL CARDON (ORDEN DE SAN ANDRÉS DEL
CARDO) con los Templarios de la Encomienda de Escocia. Recompensa por su
ayuda en la batalla de Banneckburn contra las tropas Inglesas de Eduard-le Poltron.

1319 - El Rey de Portugal, DENYS I, CONSTITUYE LA orden de los caballeros de cristo,


CON LOS Caballeros DE Las Encomiendas de Mallorca, de Castilla, de León, de
Aragón y de Portugal. El día 26 de Marzo.

1444 - El Rito de la Masonería Operativa denominado “De HEREDOM” es mencionado


por primera vez.

1485 - HENRY VIII de Lancaster sube al trono de Inglaterra y se convierte en Gran


Maestro Histórico de la Masonería Operativa.

1498 - El emperador MAXIMILIANO DE AUSTRIA toma bajo su protección las Logias


de las Masonería Operativa.

1517 - Los CANÓNIGOS DE LA ORDEN DEL SANTO SEPULCRO se retiran de


Palestina y se instalan en Europa Central (Bohemia y Moravia) y la Casa de la
Orden es transferida a Michow, cerca de Cracovia (Polonia). Toma de Jerusalem por
parte de los Turcos.

1540 - Jacobo V de Escocia, padre de Maria Stuart, reabre por primera vez la antigua
ORDEN DE SAN ANDRÉS DEL CARDO.

1591 - De regreso a Escocia, Jacobo VI de Escocia publica un tratado de Theurgia. (Robert


Ambelain dixit).

1593 - Jacobo VI de Escocia constituye la “ROSA CRUZ REAL” (Royal Rose Cross),
con treinta y dos caballeros de SAN ANDRES DEL CARDO.
1603 - Jacobo VI de Escocia (hijo de María Stuart y de Henry Stuart de Darnley), se
convierte en Rey de Gran Bretaña con el nombre de JACOBO I. Desde entonces los
Masones Operativos Escoceses tendrán el derecho de escoger ellos mismos su Gran
Maestro. Jacobo I se convierte en Gran Maestro de los Masones Operativos
ingleses. Le sucederá en dicho cargo William Sinclair de Roselin, a la cabeza de las
Logias escocesas.

1620 - Nacimiento de la ESTRICTA OBSERVANCIA TEMPLARIA, Orden Caballeresca


esotérica derivada de los Caballeros Teutónicos.

1646 - ELÍAS ASHMOLE es recibido Masón el 16 de Octubre.

1659 - El General MONCK, jefe de la Armada escocesa y miembro de la Gran Logia


Operativa de Edimburgo en condición de “Masón ACEPTADO”, es hecho
CABALLERO DE SAN ANDRÉS. Se constituye en el seno de la Masonería
Operativa Anglo-Escocesa, la ORDEN DE LOS MAESTROS ESCOCESES DE
SAN ANDRÉS, agrupando a los partidarios de los Stuardo recibidos como Masones
Aceptados; grupo que permanecerá poco más o menos secreto.

1660 - Charles Stuart II sube al Trono de Inglaterra

1662 - Charles Stuart II asegura la publicación de las obras de Jacobo Boheme, decidido
por su padre, y en el mismo año constituye la “ROYAL SOCIETY”, salida del
“INVISIBLE COLLEGE”.

1671 - Nace en Alicante (España) el padre de Martínez de Paqually.

1687 - Antes de partir hacia Francia en exilio, Jacobo II, hijo de Charles Stuart, re-abre la
ORDEN DE SAN ANDRÉS DEL CARDO.

1688 - Jacobo II Stuart y su corte en el exilio se establece en el castillo de Saint-Germain-


en Laye. Primeras Logias Masónicas Militares fundadas en Francia por hidalgos
escoceses es irlandeses de su séquito y de sus regimientos. (Masonería Católica,
llamada “jacobita”). Igualmente, hidalgos de su entorno, afiliados a los Maestros
Escoceses de San Andrés, activan en Francia dicha Orden Caballeresca. Ese mismo
año, después de ser afiliado a los Maestros Escoceses de San Andrés, H.G.
Marschall, mariscal hereditario de Thuringe, funda en Alemania, en el seno de la
Masonería, el “RÉGIMEN ESCOCÉS RECTIFICADO”.

1710 - Nace en Grenoble (Francia) Martínez de Pasqually. Ese mismo año, Sicerus Renatus
publica las Reglas de la ROSA-CRUZ DE ORO (Rubea et Aurea Crucis).

1717 - Fundación en Londres de la Gran Logia de Londres, más tarde llamada Gran Logia
de Inglaterra, por cuatro Logias de Masones “aceptados”. Masonería “protestante” y
“orangista”.
1738 - Don Martínez de Pasqually, padre de Matínez de Pasqually, recibe una Carta Patente
de Constritución de Logia de la “Gran Logia Escocesa” bajo la constitución de
Charles Stuart.

1745 - Charles-Edward Stuart, pretendiente al trono de Gran Bretaña, es solemnemente


proclamado Gran Maestro de la Masonería Escocesa, el 24 de Septiembre.

1747 - Constitución en Arrás (Artois-Francia) del CAPÍTULO JACOBITA PRIMORDIAL


DE LA ROSA-CRUZ, por Patente de Charles-Edward, entroncado a la Logia “La
Constance”.

1754 - Martínez de Pasqually funda en Montpellier (Francia) el CAPÍTULO DE LOS


JUECES ESCOCESES, con la Carta Constitutiva recibida por su padre del Rey
Stuart. Otro Capítulo es fundado en París, en el Hotel de los Stuart, por el Caballero
de Boneville, del Capítulo de Clermont.

1758 - Comienza el apostolado de Martínez en relación con las actividades de la “ORDEN


DE LOS CABALLEROS ELECTOS-COHEN DEL UNIVERSO”.

1760 - Martínez funda en Tolouse (Francia) el TEMPLO DE LOS ELECTOS-COHEN. La


Orden fundada por Martínez es en realidad un sistema de Altos Grados, que exige la
posesión de los Tres Grados de la Masonería Azul como ante-sala preparatoria
imprescindible para poder a acceder a los Altos Grados. Tal como actualmente
ocurre con los Grados del Escotismo.

1763 - Martínez anuncia a la Gran Logia de Francia la creación en Bordeaux de su Logia


“LA PERFECCIÓN ESCOCESA”.

1772 - Marzo, Martínez de Pasqually se embarca para Santo Domingo en el vapor LE DUC
DE DURAS. La razón que le obliga a efectuar este viaje fue, según él mismo le
explicó a algunos de sus discípulos, que iba a reclamar una herencia de familia que
le había sido retenida injustamente, y consideraba que tal vez podría regresar a
Francia un año después: cosa que no ocurrió.

1774 - 20 de Septiembre. Fallece en Puerto Príncipe (Haití) el Maestro Martínez de


Pasqually. Había nombrado como sucesor en la Dirección de la Orden al P::M::
CAIGNET DE LESTER, Gran Maestrro Reax-Croix. La Orden comienza a
declinar: a partir de 1776, los Templos Cohen de La Rochele, Marsella y Liburne, se
integran a la Gran Logia de Francia.

1778 - Fallece el P::M:: CAIGNET DE LESTER.

1781 - SEBASTIÁN DE LAS CASAS, tercero y último Gran Maestro de los Electos
Cohen de entonces y sucesor de Caignet de Lester, clausura los ocho Templos que
todavía reconocían su autoridad. A partir de este “cierre” o “puesta en sueño”, los
Electos-Cohen de altos grados continuaron actuando en forma auto-céfala, razón por
la cual, la Orden continuó existiendo “sub-rosa”.
1804 - Fundación en París del “RITO ESCOCÉS ANTIGUO Y ACEPTADO”, el cual
recupera com “Grado 18º” el título de “CABALLERO ROSA-CRUZ,
CABALLERO DEL ÁGUILA Y DEL PELÍCANO, CABALLERO DE SAN
ANDRÉS, MASÓN DE HEREDOM”.

(Datos histórico provenientes de Tradición Oral, a través del Ilustre HRobert Ambelain).

Fermín Vale Amesti


Eques a Cruce Ferans
C.B.C.S. - G:: P::

Sello de los electos-cohen (robert ambelain)