Sei sulla pagina 1di 5

Hipótesis:

¿Es el arrendamiento puro una fuente de financiamiento viable para las


pymes a diferencia del crédito financiero?

El arrendamiento puro es el instrumento a través del cual se concede el uso y goce temporal de
un bien a cambio de cierto precio, durante un plazo determinado, cobrando parcialidades
mensuales o trimestrales, sin que exista la opción o compromiso de compra al final del plazo
pactado.

Legalmente no existe la opción de comprar el activo al final del plazo de contratación, aunque en
la práctica después de que termina el contrato, siempre existe la opción de adquirir el activo,
Aunque legalmente no viene establecido, lo cual significa que la Institución Financiera no tiene
una obligación de vendértelo, solamente de rentártelo.

Para las empresas en crecimiento, se ha convertido en una nueva forma de financiamiento


adicional al crédito, con la diferencia de que no transfiere la propiedad contable y fiscal de los
bienes. En este método se puede adquirir cualquier bien para equipamiento, los cuales pueden
ser, maquinaria de cualquier tipo, equipo de oficina y computo, automóviles, inmuebles,
camiones para carga y pasaje, etc.

El arrendamiento puro permite a la empresa contar con disponibilidad de capital


de trabajo para destinar a las áreas productivas, debido a que no requiere de
un desembolso inicial significativo al comparado con un credito
(Colocar porcentajes de costos)

Adicional a ello no impacta los estados financieros, debido a que dicho activo,
no se representa en el balance general como pasivo o activo, debido a que no
es parte de la empresa, por lo que se ve representado unicamente como una
erogacion de operación por la adquisicion de un servicio. Esto implica una
mejor posicion de impiuestos (no se paga el impuesto al activo), mejoramiento
de razones financieras, incremento en razon de retorno sobre activos y
apalancamiento.

Fiscalmente contamos con la ventaja de la deducibilidad fiscal, al realizarlo con


el tratamiento de gasto y acreditacion del Impuesto al Valor Agregado (IVA),
deducibilidad de acuerdo a los topes marcados en la Ley del Impuesto Sobre la
Renta (ISR)

Deducibilidad hasta el 100% de los gastos directos del equipo de transporte,


tales como: tenencia, gasolina, servicios, refacciones, seguro, etc.

El cliente no paga el Impuesto al Activo sobre los bienes arrendados, ya que no


son de su propiedad.

(incluir la informacion del CFF)

Alternativa de financiamiento a largo plazo, liberando líneas de crédito.


Mejor importe de VPN comprado con contado, crédito o arrendamiento
financiero.

Facilita al arrendatario una eficiente programación presupuestal.


.

OPERATIVAS

En el aspecto operativo la empresa tiene la opción de renovar el equipo


obsoleto, ya que, al estar rentando los bienes, podría contar siempre con
equipo nuevo y tecnología de punta, el reemplazo de los bienes por otros
nuevos y actualizados favorece la disminución en los gastos de mantenimiento.
Disponibilidad inmediata del bien. Evita los riesgos que pudieran suscitarse en
cuanto a la propiedad, obsolescencia y comercialización de los bienes
muebles.

OTRAS VENTAJAS
Recursos humanos: otorga alternativas de prestaciones para ejecutivos y
empleados que no computan dentro de su salario integrado.
Flexibilidad:
a) Rapidez y servicio personalizado.
b) Línea de arrendamiento para diferentes tipos de vehículos.
c) Soluciones a la medida.
d) Libera líneas de crédito para financiamientos alternativos de largo plazo.
INFORMACION SIN ADAPTAR

éste es deducible de impuestos en un 100%; tanto para el ISR como el IETU”.

Ten en cuenta que cada arrendadora tiene sus propios requisitos, pero en general
solicitan: acta constitutiva, poderes, información financiera (balance general,
estado de resultados, flujos de efectivo, etc.) y fiscal (declaraciones anuales,
mensuales, en su caso dictamen, etc.) detallada sobre las operaciones que
realizas. También piden una autorización para consultar tus antecedentes
crediticios ante, por ejemplo, el Buró de Crédito.

on respecto a la antigüedad del negocio, generalmente piden que éste tenga dos
años de operación. No hay ingresos mínimos, pero el monto de la operación debe
coincidir con los ingresos que generas.

Debido a que es un proceso muy corto, una respuesta positiva no debe exceder de
tres semanas en todo el proceso de autorización y desembolso; esto en medida de
la calidad, oportunidad y suficiencia de la información que entregue el
arrendatario.

http://dev.amsofac.mx/arrendamiento-puro/

la clave fundamental en el proceso de arrendamiento es saber negociar, tanto la


compra del activo como los aspectos del contrato. ¿La razón? es importante ob-
tener el precio más bajo posible, además pueden manejarte descuentos
significativos por la compra de varios productos.

n tiempos de crisis el arrendamiento es una opción de financiamiento para las


empresas, en especial para las pequeñas, debido a que el pago de los bienes es
gradual, por lo que es más recomendable adquirir este tipo de deuda para una
Pyme que un financiamiento bancario.

demás sugiere que los tres puntos principales en los que debes fijarte son: la
oportunidad en la respuesta, el costo del arrendamiento y el plazo del contrato;
con esto podrás saber cuál es la mejor opción para ti.

“Es un proceso muy transparente: pagas, tienes el bien durante el tiempo que
dure el contrato de arrendamiento y sin problemas; es una ventaja para los que no
somos abogados, las arrendadoras tienen un esquema bastante sencillo”

Contempla que a junio de 2009, el total de activos colocados por las arrendadoras
asociadas a la Amsofac ascendía a $88,783 millones, de los cuales $33,639
millones provienen de seis arrendadoras financieras y $15,413 millones son de
17 arrendadoras puras.

https://www.entrepreneur.com/article/263230

Tomar esa decisión puede significar un ahorros no sólo en materia fiscal si eres
una pequeña o mediana empresa (Pyme), un profesionista independiente o
administrador de una gran empresa.

El arrendamiento de vehículos, tracto camiones y tráilers tuvo una pausa en su


crecimiento tras la operación del Impuesto Empresarial de Tasa Único (IETU), pues
disminuía la base de contribución cuando se compraban activos, pero actualmente está
derogado y eso ha hecho que regrese el interés por parte de las Pymes para arrendar,
explicó Juan Pablo Loperena, director General de TIP México.

No obstante, la falta de conocimiento sobre este esquema hace que su avance como
opción para adquirir un vehículo sea lento.
A este respecto, dijo que otro problema es de índole cultural, pues al mexicano le gusta ser
propietario.

“Esto se acentúo por las crisis, porque la única manera de tener valor en tu dinero, era
tener posesiones, no efectivo, y el valor del dinero se defendía con bienes ya sea con
vehículos o inmobiliarios y esta cultura ha permanecido por muchos años; se tenían los
vehículos por mucho tiempo”, indicó.

Actualmente, en las empresas los autos se tienen que renovar cada tres o cuatro años y
en el caso de los vehículos de carga resulta vital cambiarlos constantemente, dado que
tener mayor eficiencia en el consumo de combustible es importante para competir.

Loperena explicó que en lugar de un crédito bancario o comprar de contado, el


arrendamiento permite a las Pymes no descapitalizarse para hacerse un activo, porque de
uno a tres pagos pueden obtenerlo, en lugar de dar un enganche del 20 o 30 por ciento y
al final se deja el valor residual del activo.

Con ello, esta figura permite reactivar la economía de las empresas al quedar dinero
disponible para invertir en otros bienes y no en la adquisición de un vehículo que se
depreciará al momento de salir de la agencia.

Además, la renta se puede hacer deducible hasta cierto monto si es un vehículo para un
ejecutivo.

“Hay una serie de mitos sobre el arrendamiento, México apenas se está sofisticando en
temas financieros y en países desarrollados es muy recurrido; aquí es un tema cultural y
los empresarios piensan que arrendar es no tener el bien y de lo que deben estar
conscientes, es que lo importante de generar valor no es tener el bien, sino saber
administrar los recursos”, dijo.

Agregó que hay dos tipos de arrendamiento, uno en el que al final del contrato se devuelve
el vehículo y se inicia un nuevo contrato por otro nuevo, y otro arrendamiento con opción a
comprar el bien al final del contrato.

TIPS
Un arrendamiento permite a una Pyme no descapitalizarse. En lugar de dar un enganche de 20 o 30 por ciento,
con dos o tres mensualidades se tiene la opción de adquirir el vehículo.

Al comprar un auto nuevo éste se deprecia entre 10 y 15 por ciento al salir de la agencia y la deuda se mantiene
igual.
Con el arrendamiento, al final puede decidir si se queda con el vehículo o lo cambia por uno nuevo.

http://www.elfinanciero.com.mx/mis-finanzas/arrendar-vehiculos-conviene-si-
soy-una-pyme.html