Sei sulla pagina 1di 5

LA ARGUMENTACION ESCRITA

Con frecuencia en nuestras conversaciones con amigas y amigos, durante clases


y en las conversaciones en la casa argumentamos con otros para defender
nuestras posiciones: queremos ir a ver la última película de Johnny Deep y no la
de Wynona Ryder, queremos hacer una fiesta el fin de semestre, pensamos
quedarnos estudiando en la casa en vez de ir a visitar a una tía. También
argumentamos cuando respondemos pruebas (por qué pienso que América no fue
descubierta en 1492) o realizamos trabajos de investigación. En todos estos
casos, los textos argumentativos tienen por función persuadir al receptor o
interlocutor sobre la conveniencia, utilidad o justeza de una idea, hecho o
interpretación de la realidad. Existen dos tipos de argumentación escrita, la
secuencial y la dialéctica.

Los dos tipos participan de una serie de recursos lingüísticos que permiten darle
coherencia a los textos. Nos referimos a los conectores textuales y argumentativos
y a los recursos de calificación. Todos ellos serán tratados en el apartedo final de
esta sección.

ARGUMENTACION SECUENCIAL

Es la técnica utilizada para elaborar un discurso o cuerpo argumentativo


consistente en la acumulación de argumentos a favor de una sola tesis. Así, el
texto suele comenzar con la tesis del autor o de la autora (su punto de ista
respecto de un tema) y luego dicha tesis se apoya a lo largo del discurso a través
de una suma de elementos probatorios o argumentos. El texto queda dividido en la
tesis y varias fases argumentativas, cada una de las cuales contiene un
argumento diferente bien desarrollado. Cada sección puede introducirse con un
conector textual diferente, según el momento en que se encuentre la
argumentación.

ARGUMENTACIÓN DIALÉCTICA

La argumentación es más compleja, puesto que presenta la tesis (o las tesis) que
defiende el emisor o escritor y las contratesis defendidas por los que no son
partidarios del punto de vista que se intenta justificar.

Un buen autor de este ripo de argumentaciones debe exponer los argumentos que
justifiquen tanto a la tesis como a las posibilidades contratesis, de modo que su
postura sea más bien crítica consigo mismo y su exposición no implique
minusvalidar al lector.
En este tipo de argumentación el autor suele comenzar con la presentación del
problema. Luego puede seguir con la tesis o bien con la contratesis (lo importante
es que se expliciten ambas), para continuar con la demostración.

EL LENGUAJE DE LA ARGUENTACIÓN

Los textos argumentativos se caracterizan por distintos rasgos lingüísticos, entre


los que cabe destacar:

a. El frecuente uso de sustantivos abstractos. Ejemplo, sistematización,


dignidad, justicia, etc.
b. Con frecuencia, el uso del léxico culto y de tecnisismos. Ejemplo,
“Tratándose de un estudio de marketing…”.
c. El uso de frases nominales para referirse a procesos complejos. Ejemplo,
“el alza del costo de la vida”.
d. El uso de frases intercaladas para precisar, explicar o aclarar. Ejemplo, “Los
casos, entre varios otros, de violaciones…”.
e. El empleo de cláusulas adjetivas y adverbiales; entre estas últimas,
destacan las comparativas, condicionales, causales, consecutivas y
concesivas.

Ciertamente estas características variarán según los tipos de texto


argumentativo. Especial importancia para la producción de textos
argumentativos tienen los conectores y los recursos de calificación.

CONECTORES TEXTUALES

Se emplean para introducir cada una de las secciones del cuerpo


argumentativo.

Ejemplos:

Sección 1 “En primer lugar/término…”. “Para comenzar/iniciar…”.”En


primera instancia…”
Sección 2 “En segundo término…”. “A lo dicho anteriormente se
suma…”.”La segunda observación que …”.”Por otra parte…”
Sección N “Por último…”. “Para terminar…”. “finalmente…”
Conclusivos “Por todo lo dicho es que…”.”De este modo…”.”Así”. “Por lo
tanto…”. “En conclusión…”.
Resumidores “Para ser sucintos…”.”Para resumir…”.”Resumiendo…”.”En
síntesis”.
CONECTORES ARGUMENTATIVOS

Introducen las diferentes partes de un argumento.

Ejemplos:

Introducen tesis “Por consiguiente…”.”Por tanto…”.”Por eso…”.” Así


pues…”.”He aquí que…”. “Por lo cual puede sostenerse
que…”. “Se sigue que…”
Introducen bases “Puesto que…”. “Ya que…”. “Porque…”. “Considerando
que…”. “Dado que…”. “Partiendo del hecho que…”. “La
prueba es que…”.
Introducen garantías “A partir de…”.”Y eso porque…”.”Dado
que…”.”Porque…”.”Dice que…”
Introducen “Según…”.”Como dice…”.”Porque…”
respaldos
Introducen “A no ser que…”.”Salvo que…”.”A menos
restricciones que…”.”Excepto...”

RECURSOS DE CALIFICACIÓN

Sirven para aumentar o reducir la fuerza de aserción de la tesis. En los textos


de argumentación dialéctica también se emplean recursos de calificación para
valorar las posiciones ajenas.

Ejemplo:

Reducen o aumentan el “Posiblemente…”.”


grado de aserción de la Lamentablemente…”.”Francamente…”.”Es
tesis preciso que…”.”Quizás…”.”Es necesario
que…”.”Sin duda…”.”
Indudablemente…”.”Probablemente…”.”Es
probable que…”.”Necesariamente…”.”Debe ser +
infinitivo…”.”Puede + infinitivo…”
Valoran posiciones ajenas “Se equivocan al decir…”.”Dicen
erróneamente…”.”Aciertan cuando afirman…”
PERSUACIÓN PUBLICITARIA

En todas partes y a toda hora junto a ti; aparece en televisión, te habla por la
radio, comes y te vistes de acuerdo a sus consejos. Está allí donde tú estés y con
sus mensajes insinuantes te observa, te habla e intenta seducirte. Es la publicidad,
que no solo alude a los objetos, sino que atrapa tu mirada, conversa contigo y te
invita a vivir de una determinada manera.

Es necesario distinguir entre publicidad y propaganda, pues ambas tienen


propósitos distintos. Las dos pueden apelar a la emotividad del receptor (provocan
el mismo efecto), pero podemos reconocer una diferencia importante:
Publicidad: su objetivo es la promoción de productos para su venta, arriendo o
transacción comercial.
Propaganda: se encarga de difundir una idea, valor o forma de ver el mundo.
No es lo mismo un comercial de zapatos que una campaña en contra del consumo
de drogas, pues el propósito del primero es que compres los zapatos, mientras la
segunda espera que asumas una determinada opinión acerca de las drogas.

Intuitivamente todos podemos distinguir el objetivo de los distintos mensajes


publicitarios, sin embargo, tanto mejor sería si pudiésemos dialogar con tales
imágenes publicitarias y no solamente quedarnos en el plano de una recepción
acrítica. De ahí que sea importante aprender a tener una mirada evaluadora y
crítica de los medios, que posibilitará que seamos capaces de decidir cuáles son
nuestras verdaderas necesidades, qué es lo que deseamos y no deseamos hacer
o tener y cuál es el mundo en el que queremos vivir.

ARGUMENTACIÓN EN LOS TEXTOS PUBLICITARIOS


El propósito fundamental de todo aviso publicitario es convencer a los
destinatarios de los beneficios de un producto, servicio o conducta (darlo a
conocer, despertar el interés y crear el deseo) y persuadirlos para que realicen
determinada acción (comprar el producto, contratar el servicio o adoptar el
comportamiento). Desde este punto de vista, se podría definir a la publicidad como
una acción argumentativa que culmina con una conclusión:”Usted debe
consumirlo”.

JOHNSON’S
BABY
Regálale un contacto de amor y suavidad

Pañitos húmedos Johnson’s baby


Únicos con crema humectante
No irritan y previenen coceduras
Sometidos a estrictas pruebas clínicas y microbiológicas.

Depende de ti,
el más suave contacto de am r

Observa el siguiente ejemplo, en el que analizamos la estructura argumentativa de


un aviso de Pañitos Johnson’s baby.
TESIS: Con los pañitos Johnson’s baby se quiere más a los hijos.
BASE: Porque protegen a los hijos.
GARANTÍA: 1. Al tener crema humectante son más suaves.
2. No irritan y previenen coceduras.
RESPALDO: Han sido sometidos a estrictas pruebas clínicas y microbiológicas.
CONCLUSIÓN: Hay que comprar toallitas Johnson’s baby.

La argumentación empleada para convencer y persuadir, puede ser de dos


tipos: