Sei sulla pagina 1di 2

ASIGNACIÓN DE TUTORIAS EN LOS CENTROS DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA

Son numerosas las consultas que nos hacen nuestros afiliados sobre la asignación de
tutorías, quién tiene preferencia para la elección de las mismas, o cómo se debe elegir
curso, con este informe se pretende clarificar todos estos aspectos.
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación dedica el Título V a la participación,
autonomía y el gobierno de los Centros Educativos, y establece que los Centros
dispondrán de autonomía pedagógica, de organización y de gestión en el marco de la
legislación vigente.
La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, tiene asumida las competencias en
Educación en su Estatuto de Autonomía, y concretamente en el artículo 37 se establece su
capacidad para el desarrollo legislativo y ejecución de la enseñanza en toda su extensión,
niveles y grados, modalidades y especialidades.
En la fecha de 11 de enero de 2008, se publicó el Decreto 3/2008, de 08-01-2008, de la
Convivencia Escolar en Castilla-La Mancha, y en artículo 6.3.g se establece que se
incluirán en las Normas de Convivencia, Organización y Funcionamiento de los Centros
“los criterios establecidos por el claustro para la asignación de tutorías y elección de
cursos y grupos, así como del resto de responsabilidades y tareas no definidas por
la normativa vigente, con especial relevancia a los criterios de sustitución del
profesorado ausente, asegurando, en todo caso, un reparto equitativo entre todos
los componentes del claustro de profesores”.

En base a esta competencia, en la fecha de 3 de julio de 2012, se publicó una Orden de


02-07-2012, de la Consejería de Educación y Ciencia, por la que se dictan
instrucciones que regulan la organización y funcionamiento de los colegios de
Educación Infantil y Primaria. El artículo 45 dice que “El tutor o tutora será designado
por el director, a propuesta de la jefatura de estudios, entre los maestros que
imparten docencia al grupo, de acuerdo con los criterios establecidos por el Claustro de
profesores en las Normas de Convivencia, Organización y Funcionamiento. Los maestros
que comparten centro podrán ser designados tutores en su centro de origen. A los
maestros itinerantes y a los miembros del Equipo directivo se les adjudicará tutoría
en último lugar, por este orden, y sólo si es estrictamente necesario.”

Al amparo de lo dispuesto en esta normativa, se deben de establecer en las Normas de


Convivencia, Organización y Funcionamiento de los Centros, los criterios para la
asignación de tutorías y elección de cursos.

Asimismo, la Orden de 02-07-2012, en su art. 71 establece que el Director, a propuesta del


Jefe de Estudios, asignará los cursos y grupos teniendo en cuenta los criterios
pedagógicos acordados por el Claustro de profesores, y los establecidos en las Normas de
Convivencia, Organización y Funcionamiento. Se garantizará la continuidad del tutor
con el mismo alumnado a lo largo de todo el ciclo; si no fuera posible, se realizará
informe previo motivado a la Inspección de Educación y se dará cuenta de esta
circunstancia en la Programación General Anual. Asimismo, se impulsará la
incorporación de profesorado definitivo en el centro a las tutorías del primer ciclo de
la Educación Primaria.

En este mismo artículo se recoge que la elección de cursos y grupos por el profesorado se
organizará respetando, en todo caso:
1. La prioridad de la antigüedad en el centro.
2. En caso de empate, se acudirá a la antigüedad en el cuerpo;
3. De resultar necesario, se utilizarán como criterios de desempate el año en el
que se convocó el procedimiento selectivo a través del cual se ingresó en el
cuerpo y la puntuación por la que resultó seleccionado.
Asimismo, cabe señalar que el Real Decreto 1364/2010, de 29 de octubre, por el que se
regula el concurso de traslados de ámbito estatal, establece en su Disposición Adicional
Tercera: Antigüedad por desglose, desdoblamiento, fusión, transformación, supresión, o
cualquier otra situación que suponga modificación del destino definitivo, que el personal
funcionario de carrera que obtenga destino definitivo en un centro como
consecuencia de desglose, desdoblamiento, fusión o transformación total o parcial
de centro, supresión o cualquier otra situación que suponga modificación del
destino que venía desempeñando, mantendrá, a efectos de antigüedad en el nuevo
centro, la generada en su centro de origen.