Sei sulla pagina 1di 3

TEORÍA DEL OASIS: EL NEOLÍTICO DESDE LOS OJOS

DE UN MARXISTA

Por: Alejandra Nicolle Pérez Vargas

INTRODUCCIÓN
Vere Gordon Childe, el “Gran Sintetizador”, fue un arqueólogo y filólogo australiano ampliamente

reconocido por sus estudios del neolítico europeo. Gran partidario del pensamiento marxista y el

materialismo histórico, siendo su trabajo muy influenciado por estas ideas, viniendo a ser un claro

ejemplo su teoría sobre el surgimiento del neolítico, la Teoría del Oasis.

Analizaremos de manera breve esta hipótesis, resaltando sus rasgos marxistas para llegar a

comprender que es lo que quería Gordon Childe plantear en su teoría.

LA TEORÍA DEL OASIS


Hablar de la Teoría del Oasis es hablar también de la Revolución Neolítica, planteada por Childe

en “Orígenes de la civilización” (1936), donde nos habla de cambios bruscos en las sociedades

primitivas en una evolución lineal (muy diferente del pensamiento actual de evolución progresiva).

Su hipótesis no tiene bases empíricas, siendo su mayor soporte un gran cambio climático en

Oriente a comienzos del Holoceno, que produjo una gran desertización de la zona e hizo que

plantas y animales se fueran concentrando en los únicos puntos donde había agua: los oasis. A

estos oasis también acudirían los grupos humanos. Es esta convivencia entre plantas, animales y

humanos lo que conllevarían a la revolución neolítica, siendo “la primera revolución que

transformó la economía humana (…)” (Childe, 1975).

Se ve un marcado materialismo histórico cuando nos plantea que los cambios ocurridos son más

que nada económicos, muy ligados a la producción tecnológica, y afecta a todos los elementos de

una sociedad. Considera que el verdadero cambio llegó con la agricultura, pues “…el hombre dejó

de ser un parasito convirtiéndose en un creador emancipado de las limitaciones de su entorno”

(Childe, 1928), valiéndose por su fuerza de trabajo y colaboración social.


TEORÍA DEL OASIS: EL NEOLÍTICO DESDE LOS OJOS DE UN MARXISTA

Según el materialismo histórico, las fuerzas productivas sólo podrán seguir su desarrollo cuando

las viejas relaciones de producción sean cambiadas por unas nuevas y más evolucionadas. En ese

momento histórico se verifica el nacimiento de una nueva sociedad. Esto también podemos

encontrarlo plasmado en la hipótesis de Childe, cuando se explica el cambio de recolectores a

productores, encontrándose todos los elementos de producción alrededor del oasis, ocasionando

todo un restablecimiento de la sociedad.

CONCLUSIÓN

“Los seres humanos se adaptan no a los entornos reales, sino a la idea de que se fabrica de ellos”

(Childe, 1956).

Childe utilizó el materialismo histórico para plantear sus ideas sobre la evolución humana, pues

él, por su pensamiento marxista, veía al hombre como un ser productor, no solo de tecnología y

bienes, sino de su propia realidad.

En la Teoría del Oasis nos explica como el hombre utiliza la naturaleza para producir su propio

alimento, como modifica su entorno y mejora su tecnología, transformando por primera vez su

economía, que para Childe y el materialismo histórico significaría el comienzo de una nueva

sociedad, la Neolítica.

2
TEORÍA DEL OASIS: EL NEOLÍTICO DESDE LOS OJOS DE UN MARXISTA

REFERENCIAS

BIBLIOGRAFÍA
 Félix Jiménez Villalba (1995). La Teoría de las Revoluciones en Vere Gordon Childe.
Anales del Museo de América. N°3. pp. 161-164

LINKOGRAFÍA

 Rubén Hernández Yunta (2018). Las teorías acerca del origen del Neolítico. Archivo
Historia. Recuperado de: https://archivoshistoria.com/las-teorias-acerca-del-origen-del-
neolitico/