Sei sulla pagina 1di 3

PÁGS. 2-3 |||| RUTA INCA UNE ÁNCASH CON HUÁNUCO PÁG.

6 |||| ESCAPES
FULL DAY A HUARAL

Desafío en las alturas


El norte chico se agranda

Disfrute de sus
Caminar por uno de los tramos del Camino Inca, descubrir en ese transitar el atractivos en
cautivador paisaje serrano es la mejor manera de conocer el Perú. un recorrido
sin pausa.
Año 5. Edición Nº 279. Jueves 22 de noviembre de 2018

Lo Nuestro
TURISMO, DESTINOS Y RUTAS DEL PAÍS
SUPLEMENTO SEMANAL

El Peruano
E

La tediosa rutina que nos agobia cada día puede ser el detonante para decidir, una
vez más, coger nuestras maletas e ir en busca de ese destino apacible que ofrece Ayacucho,
lleno de historia, tradición, fe y naturaleza siempre por descubrir. Aquí la propuesta.

AYACUCHO
ROMPA LA RUTINA

ES LIBERTAD
Texto y fotos: las calles de una ciudad que a ser prisionero de tu propia Quizá ellos, al igual que tú,
Rolly Valdivia ya conoces, en un destino al cotidianidad. deberían de escapar y buscar
que partirás tan solo para Días, semanas, meses de refugio lejos de casa, para

D
ecidido. Sin alega- escapar de tus implacables horas iguales, sin sorpresas volver a sentirse plenos en
tos ni acalorados perseguidores: la rutina, la ni aventuras, sin inspiración espacios cargados de histo-
a r g u me nt o s , s i n tensión, el caos urbano que ni aires de libertad. Eso es ria y tradición, de creativi-
intervenciones de terceros te estresa, te consume, te lo que estás viviendo ahora, dad y buen sabor, de plega-
ni entregas de salvocon- acorrala en un proceso ne- pero no eres el único, muchos rias y dulces tentaciones.
ductos, buscarás asilo en fasto que podría condenarte esperan la misma sentencia. CONTINÚA EN LAS PÁGS. 4-5
4 El Peruano Lo Nuestro Jueves 22 de nov

ESPECIAL

E
AYACUCHO, SIEMPR

33
razones
Solo la ruta de la
definen el sentido r
o visitar el san
Pampa, donde se lo
de América, revelan
la ciudad ofrece al v
para visitarla tradición, cultura v

VIENE DE LA PÁGINA1»
tu refugio. Allí, en sus calles Recorrido de fe erigido en el campo de batalla sellaría la independencia de
y plazas, en sus templos colo- Tu ruta de liberación incluye al conmemorarse los 150 la América española.

T
ienes que ponerle in niales y barrios de artesanos, un recorrido por alguna de las años de la gloriosa jornada Ahora, ya no sientes
a esos días sin mati- en sus zonas arqueológicas 33 iglesias erigidas en tiempos del 9 de diciembre de 1824; las ataduras de la rutina.
ces. No importan los y en su pampa libertaria, te virreinales en Huamanga, el también en la llamada Casa Vas ganando en tu par-
dichos de aquellos que no se sacudirás al in de esa rutina nombre oicial de la ciudad de la Capitulación, donde se
atreven y aconsejan desde la que te limita y que llega a ser hasta el 15 de febrero de 1825,
conformidad de su condena tan perversa que se roba tus cuando por un decreto
citadina: que lo mejor es que- palabras. de Simón Bolívar sería
darse, que en diciembre hay Así empezarás tus días, llamada Ayacucho, en
muchos gastos, que lo prio- comiendo ese pan doradito y honor a la pampa en
ritario es ahorrar y guardar con poca miga que lleva anís, la que los patriotas de-
pan para mayo; pero, lo la- sal y su poquito de azúcar. rrotaron a los realistas.
mento, eso es prácticamente Se vende en el mercado y en Fue entonces que José de
imposible cuando el pan está panaderías modestas y sin Canterac, jefe del estado
calientito y recién salido de artilugios tecnológicos, en mayor de los vencidos,
un horno artesanal, antiguo, las que se prepara con leña irmaría la capitulación.
centenario. y desde siempre, ese autén- Vientos de libertad en
Y es que las chaplas hue- tico clásico ayacuchano. No el Santuario Histórico de la
len bien rico, esas chaplas lo dices tú, lo airma Pippo Pampa de Ayacucho (3,275
humeantes que comerás Maryober Yupari, guía, ami- m.s.n.m.) y en el Museo de
hoy o mañana en Ayacucho go, conocedor de ese y otros Sitio de Quinua. Lo sientes
(2,761 m.s.n.m.), la región y lugares que debes recorrer y lo respiras en el Obelisco
la ciudad que será tu asilo y durante tu escape. de 44 metros de altura,
viembre de 2018 Lo Nuestro El Peruano 5

as 33 iglesias que
religioso de Ayacucho
ntuario histórico de la
ogró la independencia
las posibilidades que
viajero. Pero hay más:
viva, gastronomía. No
se lo puede perder.

Historia, sabores y artesanía


◗ Ayacucho es accesi- ◗ La antigua cárcel de
ble por vía terrestre Huamanga, hoy galería
en un recorrido apro- de artesanos, se ubica
ximado de 10 horas y en la plazoleta María
por vía aérea, tras un Parado de Bellido.
vuelo de una hora.
◗ Chapla: la panadería
◗ La Pampa de Bolívar, al costado del
Ayacucho recibió la templo de la Buena
denominación de Muerte, es una de las
santuario el 14 de más tradicionales.
agosto de 1980, por
ser el escenario de ◗ Visite el monasterio de
una de las batallas Santa Teresa, donde las
por la independencia monjas preparan pos-
de Sudamérica. tres de sabor celestial.

ticular batalla contra


co el estrés. el proceso creativo de sus “Quedas regalo que los invite a romper queológicas de Pumacocha
Pero la victoriaa aún no es de-
initiva. Faltaa despertar tu
obras, enterarse que mu-
chos de ellos continuaron
preso de la con sus rutinas, que los ani-
me a alejarse de la opresión
o Intiwatana –un palacio, un
torreón, un reloj solar, unos
creatividaad dormida. No
creatividad moldeando y pintando en impresión urbana para que el 2019 sea baños para el hijo del sol, una
será diíc
tierra de
cci Ayacucho es
diícil.
d artistas que
los años sombríos del terror.
Volver a la centenaria Hua-
ante tanta un año viajero.
Así podrían conocer la
piedra ritual– y la famosa Vil-
cashuamán, con su usnu –es-
molde
moldean e iglesias de manga, a su plaza enorme en variedad de cueva de Pikimachay, don- pacio ceremonial– que revela
cammp
m
campanarios tor- la que Antonio José de Sucre objetos hechos de el arqueólogo Richard la importancia de esta llacta
cido
cidos,
nan
os que encajo-
o
n sus iestas y
cabalga eternamente, a los
atrios de sus iglesias y a las
por manos MacNeish encontraría res-
tos de instrumentos líticos
(ciudad) prehispánica. Quizá
por eso, los ibéricos levan-
co
costumbres
os en calles que conducen al barrio ayacuchanas”. de 20000 años de antigüe- taron una iglesia sobre las
coolo
coloridos reta- de artesanos de Santa Ana. dad –los cuales habrían sido piedras incas.
blo
blos, o que escul- Encuentro con pinto- elaborados por humanos–; Una estampa clásica de
pe
peneen pesebres res, tejedores y escultores. artesanos Shosaku Nagase o la pétrea capital de los Ayacucho. Lo andino y lo
en piedra de Regocijo para los sentidos. exhiben y comercializan sus wari, la ciudad que albergó español en fusión o en con-
Hua aam
Huamanga. Aquí Visiones que te relajan y te mejores creaciones. los sueños de expansión de traposición. Depende de la
tamb
también b se canta, revitalizan tanto que te dan Quedas preso de la impre- un pueblo que entre los años percepción del viajero. ¿Tú
se pinnta se teje.
pinta, ganas de prolongar tu estadía sión ante tanta variedad. Al 600 y 1100 a. C. consolidó el qué piensas?... es sencillo,
y de seguir explorando. Toda- contemplar tantas piezas y primer imperio de esta parte seguirás peleando contra la
Una vuelta
vuelllt vía te falta mucho. Aún no has objetos creados por manos del mundo. tensión cotidiana en el bos-
por Quinua a ido a la cárcel convertida en ayacuchanas, te acuerdas Un viaje a las raíces de la que de puyas de Titancayoc,
Visitar los talle
talleres
eer de Quinua galería. Y es que hoy, donde de los que te aconsejaban la civilización y el desarrollo en las cataratas de Cangallo,
para aprender u un poquito del antes se purgaban penas, los conformidad citadina. Les andino. Una travesía que en la Ruta de la Papa sembra-
arte de sus alfareros.
allf Ver miembros de la asociación de sacarás pica, les llevarás un continúa en las zonas ar- da en Condorcocha. ●

Interessi correlati