Sei sulla pagina 1di 9

1

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA Y ZOOCTECNIA

ANATOMÍA

TÍTULO: Descornado en bovinos

INTEGRANTES: Yadira Acurio, Myriam Moreno, Alejandra Trujillo, Briget Panchi,

Stefany Gaón

PRIMER SEMESTRE

PARALELO: “A”

2018
2

DESCORNE EN BOVINOS

1. MARCO TEÓRICO

El descorne es la apuntación u extracción de cuernos del bovino, por medio de procedimientos


normales e instrumentales, con fines estéticos, económicos y preventivos para salvaguardar el
bienestar animal. (Tellez. E & Reyes. R, p. 23)

La presencia de cuernos en bovinos constituye un peligro permanente para el personal que los
maneja y para los animales con los que conviven, ya que tienden a golpearse entre sí como un
mecanismo de defensa para establecer jerarquía, o simplemente se torna involuntario. Otra
situación a considerar en el descorne, es que los animales desatados, ocupan menos espacios
en comederos, optimizando el área para la alimentación. Entre más joven se le realice el
descorne al animal, la técnica a utilizar es mucho más fácil, menos traumática y más económica,
además la cicatrización es más rápida. (Salles, 2012, p. 1)

El descorne también está indicado en cuernos de conformación anormal, fractura cubierta del
proceso óseo y también para tranquilizar toros agresivos. (Dirksen et al., 2005, p. 13)

En el descorne hay que distinguir entre la destrucción y extracción del brote cutáneo del cuerno
en el becerro y la amputación del cuerno incluido el proceso óseo en bovinos jóvenes y adultos.
Mediante el descorne del rebaño se busca evitar lesiones que se originan durante el manejo,
arreo y transporte de los animales. Estas lesiones son heridas de piel o cuernos, dañados,
hemorragias, abortos traumáticos, perdidas de peso y carne. (Dirksen, Gründer, & Stöber, 2005,
p. 13)

A los bovinos se les debe de manejar de forma tranquila, firme y confiada sin causarles estrés
ni dolor debido a que, su peso o en caso de lastimarlos su enojo y su agresividad pueden ser
factores muy peligrosos para el humano; un accidente puede causar lesiones graves o incluso
la muerte, por lo que se debe de tener mucho cuidado y mucha experiencia para manejar esta
especie. (Arturo, Cano, & Avila, 2002, p. 5)

Finalmente, los animales astados son un peligro para el personal y para el resto de los animales
convivientes. Por todo ello, para las razas bovinas se está haciendo un esfuerzo genético en
busca de líneas puras. (Dirksen et al., 2005, p. 13)
3

2. PROCEDIMIENTO Y PROTOCÓLOS

2.1 ANATOMÍA

Figura 1. Figura 2. Anatomía del cuerno bovino adulto Figura 3. Anatomía del cuerno bovino joven

Goicochea (2016) Goicochea (2016)


URL: https://www.engormix.com/ganaderia-carne/articulos/descorne-zootecnico-
quirurgico-bovinos-t39752.htm

Figura 1. Esquema del área del cuerno y las arterias de interés en un bovino maduro. A, cabeza; 1, rama ventral interósea de la arteria
cornual; 2, rama dorsal interósea de la arteria cornual; 3, rama ventral de la arteria cornual; 4, rama dorsal de la arteria cornual; 5,
arteria carótida externa; 6, cartílago de la oreja; 7, seno frontal; 8, matriz del cuerno. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 142)

La composición principal del cuerno es de queratina y otras proteínas. El hueso está cubierto
por un corión cargado de sangre, recubierto a su vez por epitelio cornificado. La irrigación del
cuerpo del cuerno proviene principalmente de una rama de la arteria temporal superficial y de
la arteria cornual, que descansa sobre el lado ventral del cuerno. Se origina por detrás de la
órbita, tiene una trayectoria caudal a lo largo de la línea temporal y se ramifica en las arterias
ventral y dorsal a medida que se aproxima al cuerno. Un corte apropiado expondrá estas ramas
sobre el borde del hueso. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 142)

Fig 4. Nervio cornual El nervio cornual, una rama del nervio cigomático temporal,
inerva el área del cuerno. Se dirige hacia caudal desde la órbita
por debajo de la cresta ósea de la línea temporal hasta el
cuerno, donde se divide en 2 o más ramas. El nervio comparte
su recorrido con la arteria y la vena cornuales por debajo de la
línea temporal. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 142)

Adaptación de Anderson and


Miesner, 2008
4

2.2 PREPARACIÓN

Se practica la tricotomía que implica el rasurar el pelo abarcando una superficie 5 veces mayor
al sitio donde se realizara la incisión en el ámbito quirúrgico, y luego se lava con agua y jabón
antiséptico, es importante realizar el embrocado de la zona operatoria antes de realizar la
incisión, realizando pases sucesivos de alcohol y yodo, con el objetivo de disminuir los
microorganismos que se encuentran presentes en la piel. (Dirksen et al., 2005, p. 113)

Es importante la preparación del cirujano y los ayudantes, de igual forma con un buen lavado
desde las manos hasta el codo con jabón antiséptico y un cepillo estéril, luego se realiza el
embrocado de las manos con alcohol; el uso de guantes, mascarilla y bata por parte del cirujano
y ayudante.(Ordoñez, 2011)

En todos los métodos utilizados la persona que va a realizar el procedimiento debe de contar
con una asepsia adecuada.En el descorne continuo de varios animales a la vez, preferentemente
un grupo de 5, el instrumental utilizado deberá ser desinfectado para evitar transmitir cualquier
tipo de patógeno como son: virus de leucosis o papilomatosis.(Dirksen et al., 2005, p. 113)

2.3. SUJECIÓN

La sujeción correcta de un paciente no cooperativo es decisiva para el descorne rápido y


eficiente. Una buena iluminación facilita la cirugía. Los terneros jóvenes se pueden voltear y
manipular. Las condiciones ideales para trabajar con animales grandes requieren disponer de
una estaca de manera, un montante o el cepo de una manga y un cabestro para asegurar
firmemente la cabeza del animal contra el lado de la sujeción dejado espacio para hacerlo en
cualquiera de las dos direcciones. Pueden usarse correas en el hocico para suplantar o
complementar un cabestro. En realidad, los animales suelen ser descornados en áreas poco
iluminadas y hacinadas y se los amarra con poca firmeza a una barra o se enlaza a varios con
una soga, con lo cual la sujeción y el descorne ulterior requieren más esfuerzo de lo deseable.
Sin embargo, con la práctica se aprende a improvisar y a manejarse para hacer un trabajo
satisfactorio. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 142)

MÉTODOS DE DESCORNE

2.3.1. Descorne químico

Se aplica una pasta caustica de hidróxido de potasio, sodio o calcio sobre la yema del cuerno,
es indispensable que la pasta se aplique en cuanto se palpa la yema de cuerno (de 3 a 7 dias
5

de vida) de otra manera no se destruirá las células germinativas cornuales y volverá a crecer.
Se recomienda rasurar el pelo del botón y de esta manera permitir un mejor contacto con la
pasta y el uso de las cantidades más pequeñas para reducir liquido residual. (Ducharme.
Fubini, 2005, p. 143)

2.3.2. Descorne térmico

Existen diversas técnicas de descorne térmico de todas maneras es importante realizar una
quemadura minuciosa para destruir el tejido germinal que rodea la yema del cuerno esta
técnica se restringe a terneros pequeños de modo que el descornador debe ajustarse por
completo a la base de la yema. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 143)

Instrumentos:

Portátiles: descornadores pequeños asociados por butano, funcionan de 500 a 600°c no


necesitan cable, se calienta rápido y trabajan con celeridad al cortar la piel hasta l hueso en
un lapso de 5 a 10 segundos, no tienen riesgo de transmitir enfermedades a través de la
sangre y pueden usarse todo el año

Con cable: existen descornadores eléctricos con cables, algunos son grandes y pueden
usarse en terneros hasta 8 meses de edad causan más daño a los tejidos y expiran olores a
piel y pelo quemado. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 144)

2.3.3. Descorne cortante

Si el descorne no se ha realizado a temprana edad el procedimiento con instrumentos cortantes


es una opción.

Instrumentos:

2.3.3.1.Descornador en tubo: Se realiza un acorte circular cuando se lo hace girar sobre la base
de yema del cuerno.
2.3.3.2.Descornador en gubia: Cuando los cuernos se han despuntado pueden usarse
descornadores mecánicos como Baners que se ajusta a la base del cuerno y puede
extraer un anillo de piel,se presiona con fuerza hacia abajo,los bordes metálicos afilados
hacen un corte elíptico que seccione el cuerno y expone las arterias cornuales
2.3.3.3. Guillotina: tiene dos hojas opuestas que seccionan el cuerno cuando se la cierran por
medio de dos empuñaduras largas
6

2.3.3.4.Eléctricos: cierras o cuclillas eléctricas que disponen del suministro eléctrico.


(Ducharme. Fubini, 2005, pp. 145–146)
2.3.4. Método genético:

En el futuro, la manipulación genética podrá ofrecer otra alternativa para reproducir animales
sin cuernos. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 146)

2.3.5. Descorne por medio de anillos de goma

Producir una compresión de la base del cuerno y cortar el suministro sanguíneo, poco a poco
el proceso frontal del cuerno se secuestra y tiene lugar la automutilación, y el cuerno se cae no
antes de los 60 a 86 días. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 146)

2.3.6. Descorne Quirúrgico


2.3.6.1.Anestesia de conducción de la cabeza de los bóvidos según Emmerson

La Ley Alemana de Protección Animal prescribe para estas operaciones en animales mayor o
igual a 6 semanas de edad una anestesia correcta en el caso de un descorne quirúrgico. (Dirksen
et al., 2005)

La zona de infiltración se halla a dos trasveses de dedo, craneal de la base del cuerno. Un
ayudante sujeta la cabeza del bóvido del modo usual. Por la nariz y el cuerpo opuesto. Delimitar
por palpación el borde lateral del hueso frontal y luego se introduce una aguja robusta
inmediatamente por debajo de este reborde óseo (oblicuamente en sentido craneal o caudal), a
través de la piel hasta el tejido subcutáneo. Aquí está situado el nervio del cuerpo, procedente
de la órbita, se halla a una profundidad de 7-10 mm bajo la piel, cubierto por el músculo cutáneo
frontal; junto a él discurre la arteria del cuerno. Se inyectan 10-15 c.c. de Novocaína al 4-6%.
Después de la inyección debe masajearse para lograr una mejor distribución del depósito.

2.3.6.2. Técnica

Para mayor facilidad del descorne se realiza un corte distal al ras de la base del cuerno con
ayuda de una cierra, luego se realizan una primera incisión alrededor del cuerno hasta llegar al
hueso frontal, esta incisión se realiza a 1cm de la base del cuerno, una segunda incisión parte
desde la base del cuerno y en dirección frontoparietal (Nuca) unos 3 a 5 cm, y la tercera
hacia abajo y hacia delante partiendo de la base del cuerno y dirigiéndola en dirección del
ángulo externo del ojo y del mismo tamaño que la anterior. Ambas, hay que repasarlas
asegurándose que se hallan incidido todos los planos. (Goicochea, 2016, p.1)
7

Separar los bordes de la herida y despegar el tejido que rodea la base del cuerno. Para minimizar
la hemorragia se coloca una pinza hemostática a la altura de la cresta frontal presionando el
área tanto del lado derecho como izquierdo, o simplemente mantenerlas comprimidas mediante
presión con una torunda de gaza y algodón por 5 minutos. (Goicochea, 2016, p.1)

Se inicia las suturas con material como Polidiamina, (Nylon) de 0,60 y empleando agujas
grandes rectas o de 3/8 de circulo, realizar puntos en X. Es recomendable no utilizar puntos en
U horizontal, debido a que comprimen la irrigación haciendo lenta la cicatrización. (Goicochea,
2016, p.1)

2.3.7. Complicaciones
2.3.7.1.Hemorragia

Es la complicación más común. Si el sangrado es continuo y persiste, el operador debe verificar


si es necesario traccionar, ligar una arteria e incluso aplicar un torniquete. Para crear una matriz
sobre la cual se forme el coágulo, puede aplicarse un colchado de algodón presionando sobre
la herida y dejarlo colocado hasta que se desprenda solo. Puede colocarse polvo para detener
el sangrado, en especial astringentes; también se ha usado harina y fécula de maíz. Es preferible
dejar el seno sin vendajes, ya que estos pueden ser irritantes y retardar la curación. Con
cualquier método de descorne, el sello que se forma puede desprenderse antes de lo esperado,
exponiendo un vaso sangrante que debe ser atendido. La hemostasis puede lograrse usando el
cauterio de un descornador térmico.(Ducharme. Fubini, 2005, p. 147)

2.3.7.2.Infección:

Es una complicación grave. En este caso los bovinos se encuentran afiebrados, somnoliento,
anémico y con una secreción mal oliente en la parte infectada. Al presentarse una sinusitis
aguda se abre el lugar de descorne y se lava con un desinfectante para luego drenar. La
drenación se repite hasta que el área afectada se seque y el drenaje haya cesado. Algunos
pacientes requieren antibióticos. Si la sinusitis se vuelve crónica, lo mejor es perforar el cráneo,
el lavado y administración de antibióticos y analgésicos. Cuando la secreción es persistente se
puede deber a una afección crónica como osteomielitis y secuestro óseo; para este caso se
realiza un curetaje quirúrgico en la afección, porque es difícil curarlas. (Ducharme. Fubini,
2005, p. 147)

2.3.7.3.Fractura de cráneo
8

Se da cuando se usan instrumentos cortantes grandes, pero es evitable si las hojas de la


guillotina están bien afiladas. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 147)

2.3.8. Cuidados Posoperatorios.

Al terminarse el proceso descorne se aplica cicatrizante y repelente de insectos sobre la herida.


Como antibióticos se le administra: Penicilina G Procaínica, Oxitetraciclina Los
antinflamatorios no esteroides se usan para disminuir el estrés de estos se le administra:
Fenilbutazona, Flunixin meglumina. La herida debe mantenerse limpia y será tratada con
cicatrizantes u otros antisépticos diariamente. El cuidado de esta región permite prevenir
infecciones fuertes. (Ducharme. Fubini, 2005, p. 147)

En un experimento se administró antiinflamatorios orales, antes y después del descorne (2 y 7


horas) y se halló que hubo menor nivel de respuesta conductual al dolor comparado al grupo
de control. (Faulkner y Weary, 2000).

3. DISCUSIONES

Las técnicas de descorne van a tener una mayor facilidad de aplicación y de cicatrización,
cuando el proceso se realiza en becerros de corta edad, la aplicación de este proceso demuestra
una mejor cicatrización, reduce la hemorragia, el grado de estrés y mejora el bienestar animal.

Se acepta el descorne en bovinos para salvaguardar la seguridad animal y del personal que se
encuentra en contacto con la mencionada especie, por ello, el proceso quirúrgico de descorne
es el más adecuado para precautelar el bienestar animal debido a que la escala de dolor del
bovino reduce considerablemente por el correcto subministro de anestesia local (novocaína) y
la asepsia que presenta el método, garantiza la higiene del personal evitando el contagio de
enfermedades bacterianas al animal y al personal. Además, el proceso garantiza un descorne
estético correcto.

Sin embargo, los ganaderos no aplican este método, ya que incrementa gastos y optan por los
otros tipos de descorne como el químico, térmico, cortante, entre otros, los cuales poseen o no
un subministro de control de dolor y muchas veces se ocasiona estrés al animal durante la
intervención que se realiza por el propio ganadero, el uso de protección personal es casi nulo,
mucha veces no se realiza un embrocado y lavado correcto. Así se tenga una experiencia por
el ganadero en el proceso, no viene a compararse con el proceso realizado por un Médico
Veterinario competente. ¡Si queremos una producción segura y precautelar la salud de nuestros
animales, invirtamos correctamente en ellos!
9

4. BIBLIOGRAFÍA
 Arturo, O., Cano, J., & Avila, J. (2002). Manual De Prácticas De Clínica De Los
Bovinos 1. Universidad Nacional Autonoma De Mexico, 1–78. Retrieved from
http://www.fmvz.unam.mx/fmvz/principal/archivos/Manuales/22_CLINICA_BOVIN
OS.pdf
 Dirksen, G., Gründer, H. D., & Stöber, M. (2005). Medicina interna y cirugía del
bovino, 1 y 2, 1172 pp.
 Ducharme. Fubini, N. G. S. L. (2005). Cirugia en Animales de Granja, 622.

 Goicochea (2016). Descorne zootecnico y quirúrgico en bovinos. Obtenido de


https://www.engormix.com/ganaderia-carne/articulos/descorne-zootecnico-quirurgico-
bovinos-t39752.htm

 ITACAB. (2 de Febrero de 2009). Obtenido de


http://www.fundesyram.info/biblioteca.php?id=1827

 Reyes, R. (1984). Atlas de cirugía del bovino. En E. Tellez, Atlas de cirugía del
bovino (pág. 23). México, D.F.: Continental, S.A.

 Ordoñez, A. (2011). Técnicas quirúrgicas en bovinos. Obtenido de


http://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/3068/1/mv183.pdf

 Salles (2012). Utilización del tejido cornual como alternativa para el tratamiento post
operatorio del descorne en bovinos. Obtenido de
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/10/10_1326.pdf